Photo

~ LA SIMIENTE NO HEREDERA CON EL FORRO ~
1Muchas gracias Hermano Demos. Estamos contentos de estar aquí esta mañana, y de escuchar todos estos buenos testimonios de estas personas tan finas, y ahora confiamos que Dios continúe estando con nosotros y nos bendiga.
2Ahora, esta noche, tengo entendido de que debo hablar esta noche, si el Señor lo permite. Y le pregunté al Hermano Shakarian, hace unos instantes, dije: “Bueno, no tenga pena. Sé que tenemos que salir de aquí a las once, pero es que yo—yo simplemente pierdo toda la noción del tiempo cuando subo aquí”.
3Parece como que a todos los demás les sucede eso. Sentimos… Ellos dicen: “Dos minutos, tres minutos, o…” Hermano Smith, Ud. sabe, es difícil hacer eso en dos o tres minutos. Sé como es, y me compadezco de cada uno. Pero estamos en una edad de tiempo, donde estamos. Vamos hacia la Eternidad, pero ahorita estamos en el tiempo.
4Y dije: “Hermano Demos, no tenga pena, un poco antes de la hora sólo jáleme del abrigo y sabré que es hora de terminar”. Ahora, si no logro terminar, lo haré esta noche. Y si termino, bueno, tengo otro tema para esta noche.
5Ahora, antes de que abramos el Libro, hablemos con el Autor, con nuestros rostros inclinados.
6Amado Padre Celestial, Te damos gracias en esta mañana por esta reunión, por lo que ya hemos escuchado. Si tan sólo pidiéramos la bendición ahora, Señor, sentiríamos que ha sido bueno estar aquí. Así que te pedimos que continúes, si fuere grato delante de Tus ojos, y continúes estando con nosotros y ayúdanos. Nos reunimos ahora alrededor de la Palabra. Así como nos hemos reunido alrededor del compañerismo del uno con el otro, escuchando los testimonios de lo que Tú has hechos por nosotros, permítenos ahora ir a la Palabra para hallar de donde viene todo esto. Eso entonces será una confirmación de lo que estamos sintiendo y viendo, aconteciendo hoy. Concede estas cosas en el Nombre de Jesucristo. Amén..
7Ahora, como—como Su siervo, yo—yo estoy obligado a un mensaje. Y a veces he sido muy malentendido, en tiempos pasados, y tal vez siempre lo sea. Pero no digo cosas a veces para ser—para ser diferente, las digo para ser honesto. Y a mí me gusta decir lo que pienso que es correcto. Todo el mundo tiene un—un derecho a esas cosas, de expresar su propia opinión. Es por eso que estoy entre Uds.
8Y el Hermano Shakarian, hablando con respecto a las tarjetas de oración en las líneas de oración, de ver lo que el Espíritu Santo… Ahora, él no dijo eso acerca de mí. Eso fue acerca del Espíritu Santo, porque yo no podría hacer esas cosas. Cualquiera sabe que yo no podría hacerlo. Pero—pero ese es el lado menor, lo que Uds. ven aquí. Uds. deberían estar allá en otros lugares, ¡y ver cómo Él predice cosas! Y yo… cosas que acontecen, es, estas son simplemente… Uds., son Uds. los que hacen eso. Uds. son los que creen en Dios.
9Y—y entonces, si Ud. no cree en Dios, recuerde, Él se lo dice a Ud., aquí mismo en la plataforma. Y si Ud. está en pecado, Él se lo dice. Y las cosas que Ud. ha hecho, y que no debería haber hecho, Él se lo dice a Ud. No se trata solamente de lo que ellos colocan en la tarjeta de oración. Ellos pudieran colocar en la tarjeta de oración… Ellos no dirían, allí, que son un “pecador”, y que esta mujer estaba “viviendo con el esposo incorrecto”, o así por el estilo. Ellos no colocan eso en la tarjeta de oración, pero el Espíritu Santo capta eso de todos modos. ¿Ven? ¿Ven? Así que esa es la—la parte sobrenatural, amigos.
10Y digo esto honrosamente. Porque, no somos muchos aquí en esta mañana, apenas un grupito. Eso me asombra, me pone tan nervioso que a veces siento ganas de gritar. Y cuando me siento en algún lugar, al lado de la montaña, donde paso mucho tiempo allí, recibiendo de Dios, luego bajo y le entrego al pueblo lo que Él me dio. Y yo—yo no quiero ser diferente a las personas. Pero sin embargo, para ser sincero, yo tengo que ser sincero con Dios, ¿ven?, para con—para con un Mensaje.
11Y ahora, si el Señor lo permite, estamos a punto de salir enseguida en una gira para el exterior, dentro de pocos días, si esa fuere la voluntad del Señor. Ciertamente solicito sus oraciones.
12¡Uds. son tan agradables! Empiezo a hablar y me olvido totalmente de la hora, como el resto de nosotros. Pero para el Hermano Shakarian, estos finos ministros aquí en la plataforma, y allí, todos Uds. amigos de Jesucristo, yo les saludo en Su Nombre, como un—un pariente de Uds., por la cruz, para Dios, siendo hermanos y hermanas.
13Quiero abrir, esta mañana, en la Escritura, en el Libro de Gálatas, si el Señor lo permite. Deseo leer una Escritura.
14Ahora, anoche, escuchamos el mensaje que salió de nuestro hermano ministro aquí en la plataforma, él habló en lenguas. Bredesen, el Hermano Bredesen, un hombre muy fino. Yo…
15Ver esto con mi ignorancia y mi educación, mi falta de entendimiento de palabras, y luego saber que el Mensaje es verdad, y ver a hombres así como el que estaba en aquel panel la otra anoche, de pie allí, y que puede enfrentarse a esa clase intelectual. Tal vez ellos no puedan hacer lo que el Señor me llamó a mí a hacer. Yo no puedo hacer lo que el Señor los llamó a ellos a hacer. Pero trabajando juntos, estoy seguro de que entregar el Mensaje, si tan sólo permanecemos delante de Dios.
16Y cuando él dio un—un testimonio aquí anoche. Y el Espíritu Santo habló en lenguas, y, alguien en la audiencia… Yo siempre he sabido reverenciar eso. Porque entiendo, por la Biblia, que eso es el Espíritu de Dios trayéndonos algo. Y él dijo, habló de la lluvia tardía, lluvia temprana y lluvia tardía. Y eso me pone a pensar.
17Que el Hermano Bonham acababa de darme un pequeño paquete con unos cheques en él, dijo: “Esta es una ofrenda de amor para la… de parte del pueblo”. Ahora, él—él, ellos no deberían haber hecho eso. Vean, yo no vine aquí con ese propósito. Pero yo… él, ellos me lo dieron, y, desde luego, no habría… no hay manera de devolverlo. Voy a tomarlo, si el Señor lo permite, y trataré de usarlo en mis gastos, al ir al extranjero. Porque para donde voy a ir no me están patrocinando.
18Es como un secreto, debido a que las iglesias no quieren dejarme entrar. Voy a ir como cazador, porque es por causa de mi Señor. El Señor me ha puesto en el corazón hacerlo, y tengo que entrar como disfrazado. ¿Ven? Porque ellos tienen unas ideas raras allí, que cada uno quiere que yo firme una tarjeta, de que estoy de acuerdo con ellos en lo que ellos creen, y que diga que este otro grupo está errado, y este grupo dice que ellos me llevarán para allá si digo que este grupo está errado. ¿Ven? Pero a mí no me gusta eso. Vean, nosotros somos…
19Yo siempre he procurado pararme entre la gente, fuera de las organizaciones y sus diferencias, y llamar a lo que pareciera… Como estaba diciendo el Espíritu de Dios a través de los hermanos aquí esta mañana, de que nosotros no somos una denominación. Nosotros somos hijos de una familia. Ahora, no existe ninguna denominación Branham. Existe una familia Branham, y no todos nos unimos a esa familia, sino que nacemos en esa familia. Y así que yo, eso es lo que estoy tratando de representar, lo—lo mejor que sé.
20Ahora, en Gálatas 4:27-31, creo que lo tengo anotado aquí. Me gustaría leer esto como texto. Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido. Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre. Que el Señor añada Sus bendiciones ahora a Su preciosa Palabra.
21Tengo una cuantas… anoche anotaba unas cuantas cosas; y solía ser que cuando sólo tenía una reunión por semana, en algún lado, yo—yo podía recordar esas Escrituras claramente en mi mente. Pero ahora después de que… Ahora, como digo a manera de broma, no es mi intención estar bromeando aquí en esta plataforma. Pero después de pasar los veinticinco, por segunda vez, no recuerdo como antes. Hay muchas… este Ford viejo ha recorrido muchas millas, por eso no recuerdo. Pero mientras que pueda moverme, quiero dar cada paso para la gloria de Aquel que me salvó.
22Ahora, viendo entonces esta mañana, observando… Puede ser que esto parezca extraño, y puede ser que para una mente intelectual sea completamente confuso, pero es complementario para aquello que he sido llamado. Incluso cada cosita es una señal para mí. Yo la observo, veo como se mueve. Así es como consigo mi mensaje, a veces, es observar y ver la manera en que el Espíritu se mueve, y ver lo que este dice, lo que aquel dice.
23Y Uds. me han visto, muchas veces, antes de un servicio de sanidad, parado allí en la plataforma, o sentado atrás, observando. Yo estoy sintiendo el Espíritu, la manera en que se está moviendo, y ya sé cuál es el problema con esa persona que está sentada allí. ¿Ven? Lo veo, por acá, ¿ven?, uno puede captarlo incluso antes de que uno vaya a la plataforma.
24Algunas veces antes de ir a la reunión, a veces incluso antes de venir como aquí a California, me he sentado con los que están conmigo y les digo: “Habrá una cierta cosa que sucederá, esto ocurrirá aquí, y esto estará aquí abajo, y pasará por acá”, ¿ven?, por causa de que es estar en el Espíritu de Dios. Él es el… Él conoce todas las cosas desde el principio, ¿ven?, y Él es el Eterno.
25Y luego, al ver esta mañana, al Hermano Jewel Rose, un amigo muy precioso y hermano de todos nosotros, cómo es que él se levantó y leyó ese Salmo. Fíjense cómo encajó eso, cuando él dijo: “Yo quiero ver qué clase de simiente está colgando en Ud.”. Anoche, el Espíritu habló y dijo sobre: “La lluvia tardía, la lluvia temprana y tardía, ambas siendo derramadas en los últimos días”. Y esta mañana: “La simiente que está colgando en Ud.”. Vean, el Espíritu hablando, vean cómo lo hizo a través de estos ministros, y demás, esta mañana. Así que por lo tanto voy a tomar este tema: La Simiente No Heredará Con El Forro.
26Ese es un tema muy extraño, pero: La Simiente No Heredará Con El Forro. Y tomando, sacando mis conclusiones de esto, o mi tema, mejor dicho, de Gálatas 4:27, (tres), Pablo aquí desde luego está hablando de la simiente literal de los dos hijos de Abraham. Ahora, esto, quiero usar esto de manera que Uds. se aseguren de no fallar en entenderlo. Y si me paso de la hora, lo continuaré esta noche. Y quiero enseñar, como si fuese una lección de escuela dominical, para que Uds., creo yo, tengan un mejor entendimiento.
27Ahora, y algunos de Uds. son—son hombres más competentes para hacer esto que yo, bueno… yo no soy teólogo, de ninguna manera. Así que si Ud. está en desacuerdo conmigo en cuanto a Esto, simplemente siéntase como yo me sentí anoche cuando una querida hermana aquí me hizo un pastel de cereza. Estando en mi—mi… cuarto de hotel esta mañana, yo—yo encontré una semilla, pero seguí comiendo pastel. Simplemente saqué la semilla, ¿ve Ud.? Así que, eso es, lo que Ud. no crea al respecto, simplemente déjelo a un lado, ¿ve?, y siga comiendo lo que Ud. considere que es correcto.
28Ahora, Pablo está hablando de los dos hijos de Abraham, lo cual, uno de ellos fue con Sara y el otro fue con Agar. Ahora encontramos aquí, y entendemos a través de las Escrituras, que Dios nunca es representado en dos. Es en tres. Siempre en tres, Dios es perfeccionado.
29La matemática de la Biblia funciona perfectamente. Dios es perfeccionado en tres, adorado en siete, y así sucesivamente. Vean, entonces nosotros—nosotros encontramos que la matemática de la Biblia nunca falla.
30Y tenemos aquí dos hijos de Abraham, y sin embargo solamente podemos ser herederos una vez que seamos uno de esos hijos, o un hijo de Abraham. “Pues estando nosotros muertos en Cristo, entonces llegamos a ser simiente de Abraham, y somos herederos juntamente con él según la promesa”, por lo tanto, Abraham debe tener otro Hijo.
31Ahora, sabemos que su primer hijo con Agar, y encontramos que su segundo hijo fue con—fue con Sara. Pero él tuvo un tercer hijo, que fue Jesús. Ahora, eso puede parecer extraño, pero eso es lo que vamos a tratar de explicar. Como dije, Dios se representa a Sí mismo, siempre en perfección, en tres. Y he aclarado delante de todos ahora, y especialmente a sus teólo-… teólogos, que estas cosas son simplemente de la manera que yo lo veo, de la manera en que Eso viene a mí.
32Como en el principio, Dios, Dios habitaba solo, porque Él era el Eterno, vean, ni siquiera era Dios. Dios es un “objeto de adoración”. Y el Logos, como lo llamamos, la Palabra que salió de Dios, Eso, cualquiera sabe que Ese era el Ángel del Señor, o la Palabra del Señor, que siguió a los Israelitas por el desierto; el Ángel del Pacto, el Logos que salió de Dios. Y entonces ese Logos se hizo carne y habitó entre nosotros. Ahora estamos en San Juan 1: “En el principio era el verbo, el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. Y ahora, como Él dio Su vida por nosotros, entonces Su Espíritu vuelve sobre nosotros. Jesús dijo: “En aquel día conoceréis que Yo estoy en el Padre, el Padre en Mí; Yo en vosotros, Y vosotros en Mí”.
33Vean, es Dios, todo el tiempo, Dios manifestándose a Sí mismo, obrando Él mismo a través de las distintas edades. Por eso esos tres, de Padre, Hijo, y Espíritu Santo, es el mismo Dios obrando en tres atributos. Y nosotros hoy somos uno, la Iglesia en sí, un atributo del pensamiento de Dios antes de la fundación del mundo, de tener una— una Iglesia. Por eso aquellos que están en Cristo estaban en Cristo en el principio, que eran Sus pensamientos, y Sus pensamientos son Sus atributos.
34Aquí la simiente comienza, en la promesa. Y aquí Abraham dudó un poquito, por Ismael. Y quiero mostrarles las tres etapas de estos, de esta Simiente de la que vamos a hablar, la cual no heredará con el forro. Ahora encontramos que, en el principio aquí, que Dios le dio la promesa a Abraham.
35Él le dio la promesa a Adán, primero. Y eso fue, o, el pacto era con condiciones. “Si no haces esto. Si haces Esto”.
36Pero cuando Él se la dio a Abraham, fue incondicional: “Yo ya lo he hecho”. Él nunca… Lo que Él hizo, fue incondicional, Él le dio a Abraham. Ahora, y a través de eso, de Abraham tener la promesa, por lo tanto nosotros tenemos que ser Simiente de Abraham. “No fue solamente para Abraham, sino para su Simiente después de él”. Ahora, si Uds. se fijan, no fue “simientes” después de él, sino “Simiente” después de él.
37Ahora encontramos que la promesa, siendo dudada un poquito por Sara, y Sara le dijo a Abraham que tomara a esta Agar, la egipcia, la mujer joven, como esposa, y que esa sería la manera en que Dios levantaría esta simiente prometida.
38Ahora, vean Uds., de lo que dije anoche, cualquier movimiento de ese plan original de Dios saca la cosa entera fuera de línea. No podemos movernos de esa Palabra original. Tiene que… Hablamos sobre eso anoche, o anteanoche, mejor dicho, sobre Balaam. Él recibió la respuesta de Dios, directa y clara: “¡No vayas!”. Pero Él tiene una voluntad permisiva. Y Ud. puede obrar en eso si lo desea, y Dios lo honrará, pero aun así no es la voluntad perfecta de Dios. Y es por eso que deberíamos esforzarnos, por Su voluntad perfecta, no por Su voluntad permisiva. El Reino de Dios, lo cual Él… está en la tierra hoy, será… nunca podrá ser establecido, justamente, sobre una voluntad permisiva. Tiene que regresar a Su voluntad perfecta.
39Ahora vemos aquí que Sara, después de que Dios le había dicho a Abraham que el hijo nacería a través de Sara, que bendeciría al mundo, Sara lo dudó. Y quiero que noten que no llegó a venir a través de Abraham; sino a través de Sara, la hembra. Y ella lo dudó, y dijo: “Toma a Agar”. Y Abraham no quería hacer eso, pero Dios le dijo que fuera y lo hiciera de todos modos. Así que él lo hizo, dudó un poquito. Ahora, Isaac, siendo el libre y de la mujer con la promesa, no podía heredar con Ismael, la esclava, en duda.
40Eso es lo que Pablo estaba tratando de decir aquí. Vean, donde una cosa es dudada, y trae cierta cosa de Dios, cierta orden de Dios, pero no heredará con la orden original de Dios. ¿Entienden? Vean, no puede heredar.
41Ahora, es por eso que hoy estoy tan fuertemente... Y pensé que esta sería una buena ocasión, ya que no sé cuánto tiempo más estaremos juntos, y, tal vez yo pudiese, de alguna manera Dios me ayudaría a mostrarles la razón por la que yo tan firmemente denuncio a la religión organizada. ¿Ven? Vean, ella no puede heredar con el plan original de Dios, porque la organización no es de Dios. Es del hombre. La primera iglesia que llegó a ser organizada, en todo el mundo, fue la iglesia católica romana en Nicea, Roma. Apocalipsis 17 dice que: “Ella era una ramera, y todas sus hijas eran prostitutas”. Y una ramera es una mujer que no vive fiel a su marido, y una prostituta es la misma cosa. Pero, vean Uds., de todos modos ella llegó a ser una iglesia. Es un sistema organizado y separa la hermandad. Nosotros tratamos de organizar a todas las iglesias juntas. No funcionará; nunca funcionó. No funcionará (nunca). El Concilio Mundial de iglesias, ellos están…. están fuera del programa de Dios.
42Ahora Ud. dice: “¿Quién es Ud., un individuo que se encuentra allí sin tan siquiera una educación de escuela primaria?”. Eso no importa nada, la educación que fuere. No es en base a mi educación que estoy intentando de hablar. 43 Es en base a la Palabra de Dios que estoy hablando, ¿ven? Y estas vindicaciones que Uds. ven en el ministerio, no soy yo, es Dios intentando traer eso a Ud., que es la Verdad. ¿Tendría Dios algo que ver con una mentira? Entonces lejos esté de mí servir a un Dios que bendeciría una mentira. Es la Verdad lo que Él bendice, es la Verdad lo que Él honra.
44Ahora, Ismael no podía heredar con Isaac, por cuanto uno fue un poquito con duda, apenas dudado un poquito. Era un hijo, aun así era la simiente de Abraham, pero no la manera perfecta de Dios para eso; Ismael. Yo pudiera quedarme mucho tiempo en este asunto, pero espero que el Espíritu Santo les transmita esto a Uds. de la manera correcta que debería ser. Ahora si ellos…
45Si Ismael e Isaac no podían heredar juntos debido a que el plan original de Dios fue sustituido por un—un plan permisivo de Dios, una manera permisiva que Dios sí bendijo, tampoco puede la Iglesia espiritual de hoy heredar con la denominación. Los denominacionales, Dios los bendijo, como hizo con Ismael, pero el Espiritual no heredará con los otros. Correcto. Habrá, saliendo de la iglesia denominada (así llamada iglesia, iglesia natural), saldrá una Novia de Cristo, la Elegida.
46Ahora, en eso, lo que me preocupa en esta hora, es saber que vemos a todas estas denominaciones entrando en esto que sabemos que es… lo que llaman lluvia tardía, o, el derramamiento del Espíritu. ¿Se da Ud. cuenta que Jesús dijo que: “Cuando eso acontezca, sería el fin?”. Cuando, la virgen fatua y la virgen prudente no heredarán juntas. Porque cuando… la virgen fatua, ella era virgen, sólo que le falta Aceite. Pero cuando ella vino a comprar Aceite, fue en esa hora que vino el Esposo. Y ella fue dejada afuera, mientras que estaba tratando de comprar Aceite. ¿Entienden Uds.? Quiero que eso penetre bien. Ahora, seguramente no tendré que seguir más adelante con ese asunto. Ahora, tampoco puede el Espiritual y el natural heredar juntos.
47¡Es por eso que el Rapto, la Novia, la virgen prudente, los llamados a salir, los preordenados, los elegidos! Pues, Uds. hombres de negocios no administrarían su despacho como algunas personas tratan de pensar que Dios dirige su programa, a la ventura. Dios sabía, antes de la fundación del mundo quién sería salvo y quién no sería salvo. Por predestinación, por conocimiento previo, Él vio a cada miembro, puso cada nombre en el Libro de la Vida del Cordero, antes de que la Iglesia comenzara. Jesús vino a buscar y a salvar aquél que estaba en ese Libro. Él compró el Libro de la Redención. Estaba perdido, y Él nos redimió, y todos los nombres que estaban en ese Libro fueron redimidos cuando Él nos redimió.
48Entonces, como he dicho muchas veces, Uds. reconocen eso. Es por eso que Uds. están aquí en esta mañana, que Uds. están saliendo de todas estas organizaciones y cosas así. Uds. están… Hay Algo que los está halando a Uds. Como era mi pequeño pensamiento, sobre el águila que nació debajo de la gallina, vean, Uds.—Uds. se dan cuenta de que hay algo diferente. La—la iglesia no tenía una—una cosa que satisficiera. Pero Ud., Ud. oyó algo más que era un clamor, Ud. se dio cuenta que, que nació para Eso. Ud. es parte de Eso. Ud., Ud. encaja en Eso, como un guante en una mano. Y es por eso que estamos reunidos aquí en esta mañana, es porque, como mi mamá sureña solía decir: “aves de un mismo plumaje se juntan”, porque Uds. tienen cosas en común.
49Los cuervos y las palomas no tienen nada en común. Sus dietas son diferentes, aunque una paloma pudiera salir del cascarón debajo de un cuervo. Correcto. Depende de qué era, al principio. Ahora, y en eso, aunque la—la paloma tuviese que ser cuidada por un tiempo por aquel—por aquel cuervo, pero finalmente ella encontrará su compañero.
50Eso es lo que la Iglesia está haciendo hoy, pues Jesús es la Palabra y Él es el Novio, y la Novia es parte del Novio. Por lo tanto, la Palabra que debe ser cumplida hoy es la misma parte de la Palabra que fue cumplida en Su día, y es la misma Palabra, la misma experiencia, la misma Vida.
51Pues, cuando Dios separó a Adán, él era ambos. Encontramos que Adán era espíritu, al principio. “Él hizo al hombre a Su Propia imagen, lo creó varón y hembra”. Y entonces, en Génesis 2 en adelante, Él creó al hombre en… del polvo de la tierra. El hombre fue creado a la imagen de Dios (Dios es un Espíritu), así que él es un hombre espíritu. Luego cuando él llegó a ser un hombre de carne, carne animal en la tierra, Él está—Él está mostrando, retratando aquí a la Novia. Él no agarró e hizo otro ser, sino que Él tomó parte de Adán (la creación original), tomó de él una costilla de su costado; y sacó el espíritu femenino de Adán, dejó el espíritu masculino allí, y lo colocó en la parte femenina. Por lo tanto, parte de su espíritu, parte de su cuerpo; carne de su carne, hueso de su hueso; Palabra de Su Palabra, Vida de Su Vida, ¡y así es la Novia con respecto a Cristo!
52Es por eso que el Rapto de la Simiente real tiene que venir primero. Y el resto de los muertos no vivieron por mil años, entonces fueron traídos al Juicio del Trono Blanco. Vean, no hay juicio para la Simiente real, o la Simiente predestinada de Abraham. Ahora, si Uds. toman San Juan 5:24, escuchen esto: “El que oye Mi Palabra y cree en Él que me ha enviado, tiene Vida eterna”.
53Ahora, ¿cómo sería eso tan diferente de muchas de nuestras teologías? Miren, yo podría salir por aquí y decirle a un borracho: “¿Ud. cree?”. “¡Claro!”. A un hombre con una mujer ajena: “¿Ud. cree?”. “¡Claro!”. “¿Estaba Ud. en la reunión anoche, para oír la Palabra?”. “¡Claro!”. “¿Ud. lo cree?” “¡Claro!”. Él está diciendo eso por decirlo.
54Pero la interpretación original de esta Palabra es: “el que entiende Mi Palabra, y cree en Aquel que me envió”. “El que entiende”, es decir, aquel a quien Ella es dada a conocer.
55Jesús dijo: “Nadie puede venir a Mí si Mi Padre no le trajere. Y todo lo que el Padre me ha dado, vendrá. Mis ovejas, Mis palomas, oyen Mi Voz. Al extraño no seguirán”. Y ¿cuál es la Voz de Dios? Es la Palabra de Dios. ¿Qué es la voz de alguien sino su palabra? Es la Palabra de Dios; ellos oirán la Palabra de Dios.
56Por lo tanto, la simiente natural fue apenas un portador, primero través de Ismael, segundo Isaac, luego hasta llegar a la Simiente. Así como el tallo, la borla, y el forro del maíz. Ahora, aquí, las tres etapas de la semilla (o simiente) nos muestra el verdadero cuadro que quiero que Uds. noten conmigo en esta mañana. Estamos viendo aquí.
57Y siendo falto de instrucción, yo tengo que tomar las cosas naturales que veo, para tipificar las cosas espirituales que me son dadas a conocer, ya que yo no podría hacer que tenga sentido para Uds. con gramática alguna.
58Y, de todos modos, Dios siempre tipifica lo espiritual a través de lo natural. Si no existiera una Biblia, yo aún sabría que el cristianismo es correcto, ya que toda la tierra gira en torno a muerte, sepultura, y resurrección. La naturaleza efectúa muerte, sepultura, y resurrección.
59Vean la sabia que sale del árbol, cómo es que trae la hoja, y el fruto, cae; regresa a la tierra para el invierno frío, debajo del suelo; sube nuevamente en la primavera, con nueva vida. Cada año, testificando que hay una vida, hay una muerte, y hay una resurrección.
60El sol sale en la mañana, un bebecito recién nacido, muy débil. A las siete u ocho, empieza a ir a la escuela. A las diez u once, termina la universidad. Está brillando en su fuerza, desde más o menos las once como hasta las tres, empieza entonces a debilitarse. En la tarde se oculta, se pone débil, un hombre viejo. ¿Es ese el final de él, muere? No. Vuelve a levantarse a la mañana siguiente. ¿Ven?
61Toda la naturaleza, ¡su verdadera y genuina Biblia que da testimonio con esta Biblia! Y eso es lo que estoy procurando mostrarles en esta mañana, a través de la naturaleza Ud. verá la Palabra de Dios, moldeada conforme a la—la Palabra de Dios, porque la naturaleza es la formación de Dios.
62Como la ciencia, ellos encuentran la mecánica y las leyes de la naturaleza, pero ellos no saben lo que es esa naturaleza. No conocen la Vida de la naturaleza. Es Dios. Así que la mecánica sin la dinámica no sirve.
63Ahora, el tallo, la borla, y el forro, noten. Agar aquí representó el tallo, que fue la primera vida que tuvo inicio en la promesa. Sara representa la borla, o el polen, que viene en la borla. María, la virgen, representó y produjo la verdadera Simiente espiritual, para traer el verdadero tallo genuino. Agar y Sara, ambas fueron por el sexo. Pero María (la virgen), fue por el poder de la Palabra prometida de Dios, por nacimiento virginal. Ella produjo la Simiente genuina. El tallo (Agar), la segunda esposa, por duda en la promesa, obrando a través de una duda, un poquito.
64Sólo espero que Dios nos ayude. Yo no… Quiero tanto que vean esto. Uds. no pueden dudar un poquito cualquier parte de Ella. Uds. tienen que tomarla exactamente como Ella es. No necesita interpretación. La Biblia dice que: “La Palabra de Dios no es de interpretación privada”. Dios no necesita ninguna de nuestras escuelas para interpretar Su Palabra. Cuando Él la vindica y la hace viva, esa es la interpretación de Ella. Cuando Dios dijo: “Sea la luz”, hubo luz. Eso no necesita ser interpretado. Cuando Él dijo: “Una virgen concebirá”, ella concibió. No necesita ser interpretado.
65No necesitamos todo esto, sus seminarios y cosas que agarran al hombre: “Bueno, nosotros tenemos la interpretación. Nosotros tenemos la interpretación”.
66Dios Mismo interpreta Su Propia Palabra. Él no necesita que nadie interprete por Él. Él dijo: “Acontecerá”, y acontece. Él dijo que: “En los últimos días Él derramaría Su Espíritu”, y Él lo derramó. No me importa lo que digan las denominaciones. Él lo hizo de todos modos porque dijo que lo haría. Así que, Ella no necesita interpretación, pues Dios hace Su Propia interpretación.
67Y estas cosas que Uds. ven, que parecen ser misteriosas para Uds. ahora. Si Uds., Uds. recuerdan; su ministerio, Uds. pentecostales, treinta o cuarenta años allá en el pasado, fue igual de misterioso para la—para la iglesia metodista y bautista, así como es Esto para Uds. hoy. Pero ahora encuéntrenlo en la Palabra. Yo estoy tratando de mostrarles a Uds. así como Uds. trataron de mostrarles a ellos. Y entonces si Dios viene y dice que es así, en la Palabra, entonces lo confirma ser la verdad, esa es la interpretación del Propio Dios. Uds. no necesitan que nadie interprete por Uds.
68Ahora, Agar, por “¡un poquito!”. Recuerden, Uds. no pueden quitar una Palabra de Allí. Y Jesús dijo, en Apocalipsis, al final del Libro. Y al principio del Libro, Cristo dijo: “¡Cualquiera que quitare una Parte de esa Palabra!”. Sólo una Palabra malinterpretada, causó toda enfermedad y muerte que hayamos tenido. Bueno, si Dios, que es santo, miró para abajo, y todo este caos fue causado por apenas malinterpretar un poquito una Palabra, y cualquier cosita contra esa Palabra suprema causó todo este caos, y el sufrimiento, el sangramiento y muerte de Su Propio Hijo, para reconciliar Consigo esta cosa horrible, ¿cómo vamos nosotros a entrar con algo menos que guardando toda la Palabra?
69“Bueno”, Ud. dice: “Hermano Branham, eso fue en Génesis”. Yo sentí eso, ¿ven?
70Pero déjenme decirles, Apocalipsis, esa es la última parte del Libro. “Si alguno quitare una Palabra del Libro de esta profecía, o le añadiere una palabra, su parte será quitada del Libro de la Vida”.
71Jesús dijo, ¡en la mitad del Libro! Allí están sus tres testigos nuevamente: Génesis, el Nuevo Testamento, y el día de hoy. Jesús dijo: “No solamente de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”. “Bueno, Él no quiso decir eso”.
72Él estaba hablando con gente que eran teólogos, a los más refinados. Aquellos sacerdotes, sus tatara-tatara-tatara-tatara-tatara abuelos tenían que ser sacerdotes. Tergiversar una sola Palabra de Ella, pues, era absolutamente una pena de muerte. Ellos tenían que ser apedreados, por errar en una Palabra. Pero ellos tenían la interpretación incorrecta de Ella. Por lo tanto, cuando la Propia Palabra, cuando Dios prometió enviar el Mesías, y lo envió en los mismos pañales en que prometió que Él vendría, ellos tenían un pañal diferente en donde envolverlo a Él.
73Permítanme decir esto. ¡Así es hoy, que ellos no La entienden! No está en el pañal de denominacionalismo o intelectualidad. Está en el pañal del poder y la resurrección, y la manifestación del Cristo resucitado, de la manera en que Dios lo prometió, y no en los pañales de las ideas de la gente al respeto.
74Ahora, Agar, por una pequeña diferencia mínima, a través de la mujer, y no a través de Abraham. Abraham no quería hacerlo, pero Dios le permitió que lo hiciera porque él… Fue lo mismo cuando Él permitió que Balaam siguiera adelante. Ahora noten, por discrepar un poquito con Ella, ella dio a luz a Ismael, que fue un hombre salvaje, nunca conquistado. Él vivía por medio de su arco. Él era un hombre salvaje. Aún lo es hoy.
75Ahora Sara, la borla, o polen, Sara, la verdadera esposa de la promesa, dio a luz un hombre manso, produjo a cambio una nación prometida.
76Ahora, pero María, sin sexo, pero a través de una promesa, así como Abraham recibió una promesa de parte de Dios, la Palabra de Dios, pero creyó en la promesa: “He aquí la sierva del Señor”, ¿ven?, produjo no un tallo, sino la Simiente original, pues Él era la Palabra que Abraham creyó y que María creyó.
77Ahora, María no era la Simiente, ella simplemente era el forro a través de la Simiente. Las otras dos fueron portadoras de vida, apenas la simiente natural. María misma no era la Simiente, pero como fe en la Palabra de Dios, trajo una imagen más real de la Palabra, porque Él era la Palabra. Pero como el forro, el… de un trigo, un grano de trigo, el forro contiene el trigo dentro de él y lo protege hasta que él pueda o esté maduro para seguir por su propia cuenta. ¿Ven? Entonces, fue la propia Simiente que la dejó a ella. Así como, la Simiente estaba en su vientre, ella no era la Simiente. Ella no produjo la Simiente. Dios es la Simiente.
78Ahora, la sangre entonces, mucha gente piensa que fue por sangre judía que fuimos salvos. Y algunos dijeron: “Bueno, nosotros tenemos derecho a través de los gentiles, por causa de Rahab la ramera y—y Rut la moabita, y así por el estilo, ellas eran gentiles”. Ud. no tiene ningún derecho de eso en lo absoluto, ninguno de los dos. Él no era ni judío ni gentil.
79Él era Dios, el Logos, la Palabra que salió de Dios. Cuando… Él empezó a procrear sobre la tierra, y produjo la vida marítima. Cuando el Espíritu de Dios, el Logos, la Palabra, que Dios dijo: “Sea”, y allí salió el Logos, que es la Palabra. Y la Palabra empezó a… porque todo esto estaba en el Logos, toda la Palabra de Dios, toda la Biblia, para cada edad. Y a medida que el Logos empezó a soplar sobre la tierra, apareció la vida marítima, y así fue subiendo, la vida de las aves, hasta llegar a la vida animal. Y finalmente apareció algo en la representación, o que se parecía a aquello que lo estaba desarrollando, procreando, Dios, un hombre a la misma imagen de Dios.
80Aquel hombre cayó, así como la semilla tiene que caer. Y entonces Dios empezó a procrear sobre eso, después de la caída. Él levantó a un—un Enoc, Él levantó a un Elías, Él levantó a aun Moisés, Él levantó a un profeta tras otro, tratando de restaurar esa imagen nuevamente. Y, finalmente, vino nuevamente sobre la tierra la genuina imagen de Dios Mismo, que fue Dios, el Logos hecho carne y habitó entre nosotros.
81Ahora aquel mismo Logos tiene una parte, Él tiene una Novia, y el mismo Logos, esta Palabra que no puede ser adulterada, está procreando sobre las iglesias hoy, tratando de traer nuevamente la Palabra a su plena manifestación. Lo cual, los—los profetas fueron portadores de aquella Simiente, y las denominaciones de iglesias han sido portadoras de la Simiente. Ahora noten, rápidamente, pero así como el forro abraza, contiene la Simiente (o semilla), después la deja.
82Jesús era Dios. Su Padre fue el gran Logos Mismo. Y Él no podía vaciarlo todo en Moisés, pues él era un profeta.
83Y la Palabra del Señor siempre, nunca falla, viene al profeta. No hay ningún lugar, ninguna ocasión, en la Biblia, o desde la Biblia, en que la interpretación correcta de la Palabra haya venido a un teólogo. No está en las Escrituras. Nunca los fariseos, nunca los saduceos, y nunca Dios levantó un profeta de entre ninguno de ellos, y tampoco lo hizo en estos últimos días.
84Tan pronto se levantaban, todos se reunían y formaban una organización de eso, y allí moría. Pero fue con un propósito que Él hizo esto. Trataremos de explicarlo, si Dios nos ayuda. Noten, vean aquí cuán parecida ella, la iglesia, la simiente, llega a parecerse a la Propia Simiente.
85Ahora fíjense que cuando la semilla cae en la tierra, es la semilla original. Cuando ella brota, produce una vida. Pero ¿qué hace la vida de una semilla de trigo? Ella no produce el mismo tallo de trigo en ese mismo momento, o el mismo grano de trigo. Es la vida del trigo, pero está en una etapa de portador. Y esa fue la primera reforma, cuando Lutero salió de la oscuridad del caos. Ella tenía que morir.
86Tantas veces, la gente simpatiza. Oh, yo leí un libro no hace mucho, sobre: El Dios Silencioso, presentado por algunos de estos filósofos modernos que tratan de apartarlo a uno de Dios. Si Ud. no conoce la Palabra de Dios y el plan de Dios, Ud. puede ser zarandeado fácilmente. Pero cuando Ud. entiende el plan de Dios, Su programa, entonces por fe Ud. sabe que es Dios, y Dios identificándose a Sí mismo, haciendo exactamente lo que Él hizo en—en otros tiempos, andando, probando.
87Es por esa razón que Moisés no podía ser zarandeado. Él habló cara a cara con Dios, y Dios le dijo: “Yo soy Aquel que estuvo con Abraham allá en el pasado. Yo soy Aquel que hizo esta promesa. Yo estaré contigo”. Entonces ¿cómo va Ud. a detener a ese hombre?
88Como dijo aquel profeta de la antigüedad: “Cuando el león ruje, ¿quién no temerá? Y Dios ha hablado, ¿quién no profetizará?”. Cuando vemos las cosas que Dios prometió en esta hora, lo vemos develarse, ¿cómo puede Ud. quedarse quieto cuando ve que esa es Su manera? Lo que Él dijo que acontecería. Ver todas las cosas misteriosas, pero esa es exactamente la manera en que Dios dijo que sucedería.
89Ahora noten: “ella”, la portadora. Ahora, Agar vino como un tallo, y entonces vino el polen, y luego vino el forro, y después vino la Simiente. Observen ahora a estos portadores, quiero que observen primero.
90Ahora, el tallo no se parece en nada a la semilla, pero la vida que estaba en la semilla está en el tallo. Eso fue Lutero. Ahora, el pequeño tallo tiene muchas hojas, salió de Lutero, para Zwingli, y siguió así hasta Calvino y muchos otros.
91Ahora noten, luego cambió de posición. Observen a la naturaleza ahora formando de acuerdo con la Palabra de Dios, así como el sol; muerte, sepultura, y resurrección. Entonces vino el polen, eso fue Wesley. Y a través de ahí hubieron muchos pólenes pequeñitos colgados de él, que en realidad se parecían mucho más a la semilla que aquella hoja, en el trigo o el maíz. Se parecía mucho más a ella; porque, Wesley con la segunda Palabra, segunda Palabra de Dios, levantando a Su iglesia, pasó por la santificación. Ese fue su mensaje. Muy bien.
92Entonces, después de un tiempo, eso se desprendió y se fue al tallo nuevamente, y produjo una mazorca. Pero antes de que esta mazorca saliera, hubo un forro, forro, cubierta, cáscara. Y cualquier cultivador de trigo, cultivador de maíz, si Ud. busca allí y arranca esa mazorca o esa espiga de trigo, Ud. pensará que esa pequeña—esa primera cosita pequeña es ese grano de trigo. Pero, ahora, ahí está la edad pentecostal. Ahora Uds. no pueden, Uds., cualquier teólogo o…
93Cualquier historiador, mejor dicho, sabe que esas son las edades, la manera en que ellas vienen. Tomen el—el Libro de Apocalipsis, tomen las edades de la iglesia, y vean si esa no es exactamente la manera en que se desarrollan.
94Ahora, de Wesley salieron los peregrinos de la santidad, nazarenos, y todas esas iglesitas de la santidad, mucho más cercanas a la Palabra de lo que estaba la reforma luterana. Pero, fíjense, cuando Lutero se organizó, eso simplemente dio inicio a esas hojas. Y cuando esto surgió, todo el Espíritu dejó a aquella iglesia luterana, todos con la excepción del denominacional, y los verdaderos y genuinos cristianos entraron a la santificación.
95Y entonces cuando la santificación se movió, los peregrinos de la santidad, y demás, y todas las organizaciones de la santidad, nazarenos, y así por el estilo, Ella se mudó de ahí, directo a esta edad pentecostal. Y miren ahora a ese granito, de trigo, se parece un millón de veces más al trigo original que cayó en tierra, que el tallo o el polen. Pero si Ud. se sienta y lo coloca debajo de un microscopio, y abre esos forritos, ellos simplemente son portadores también. El grano aún no ha salido. Es un botoncito muy pequeñito en la parte de atrás, con un microscopio de alta potencia Ud. puede ver esa puntita, como la punta de un alfiler, ahí viene la simiente. Y este forro aquí que se parece exactamente a lo verdadero, no es la cosa real. Es únicamente un vientre.
96Como el vientre de María. María no era la Simiente, en la representación aquí del tallo. Ella únicamente fue una portadora de Ella, como el resto. Pero siendo llamada y escogida primero, por Dios mismo, para este propósito, pareció más (como pensaron nuestros amigos católicos), que ella fue la madre de Dios. No, ella no fue la madre de Dios, y tampoco fue la Simiente de Dios.
97La mujer produce el óvulo. Dios produce la—la vida. La hemoglobina, la sangre, está en el sexo masculino.
98Una gallina puede poner un huevo, o un ave puede poner un huevo, construir su nido en la primavera, pero si esa ave hembra no ha estado con el ave macho, no saldrá del cascarón. Está muerto. Se pudrirá allí mismo en el nido.
99Como he dicho frecuentemente, eso es lo que sucede con las iglesias hoy en día, se están pudriendo allí mismo en el nido, llámese metodista, bautista, pentecostales, y demás. Si no están en contacto con la Palabra misma, se pudrirán allí en el nido, en su organización.
100Ahora, ahora algunos de ellos dicen entonces que, los protestantes más o menos creen que fue María la que produjo el óvulo. Y así fuera, vean lo que Uds. hacen a Jehová Dios hacer. El óvulo no puede ser producido sin sensación.
101Así que, vean, Dios hizo tanto el óvulo como el germen, Él creó ambos en el vientre de María. Y ese Hombre no fue otra cosa sino Dios Mismo que se hizo carne y habitó entre nosotros, Emanuel, no simplemente un buen Hombre, un profeta; Él fue un buen Hombre y Profeta; no un maestro, un teólogo. Oh, Él puede—Él puede haber sido todo eso; Él fue Dios en todos. Pero por encima de todo eso, Él fue Dios Mismo. La Biblia dice: “Nosotros somos salvos por la Sangre de Dios”. Dios Mismo, no una tercera persona o una segunda persona. La persona, Dios Mismo, el gran Jehová, hizo sombra sombre María; el Creador, y creó tanto la célula de sangre (la vida), como también el óvulo.
102Si Ud. puede lograr que un judío vea eso, Ud., él sabrá quién es el Mesías. Cuando aquel Juan Ryan fue sanado allá en Benton Harbor, había estado ciego por cuarenta años. Aquel rabí me preguntó, él dijo, yo tuve una entrevista con él, y él dijo: “No se puede cortar a Dios en tres pedazos y dárselo a un judío”.
103Yo dije: “Algunos lo hacen. Pero nosotros no cortamos a Dios en tres pedazos”. Yo dije: “¿Ud. cree en los profetas?”. “Claro que creo en los profetas”, dijo él.
104Yo dije: “¿De quién habló Isaías, Isaías 9:6: ‘Un Niño nos es nacido’?”. Él dijo: “Pues, fue del Mesías”.
105Yo dije: “¿Qué relación tendrá el Mesías con Dios?”. Eso lo concluyó. Yo dije… Él dijo: “Él será Dios”.
106Yo dije: “Exactamente correcto. ‘Su Nombre será llamado Concejero, Príncipe de Paz, Dios Fuerte, Padre Eterno’”.
107Allí es donde erró la unidad, allí es donde erró la trinidad, ambos lados del camino. Pero el término medio está justo entre los dos. Si Dios pudiese ser Su Propio Padre, si Jesús fue Su Propio Padre, Él no podría serlo. Y si Él tuviese otro Padre aparte de Dios, y la Biblia dice que el “Espíritu Santo” fue Su Padre, y si ellos son dos espíritus diferentes, Él fue un hijo ilegítimo. Correcto. ¿Cuál fue el Padre de Él, Dios o el Espíritu Santo? Diga uno y vea lo avergonzado que va a quedar. Dios fue Su Padre. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.]
108En Mateo 1:8, Él dijo. El Nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.
109Ahora, ¿quién es el Padre de Él? Vean, ¿ven lo que quiero decir? Noten. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del… [La congregación dice: “… Espíritu Santo es”.—Ed.]
110Pensé que ellos dijeron: “¿Dios el Padre fue el Padre de Él?”. Oh, teólogos, ¿dónde está el entendimiento de Uds.? Noten: “¡Habrá luz en el atardecer!”. 111 La verdadera Simiente salió de María, pero no era la Simiente de ella. Fue la promesa de Dios, que ella dijo: “He aquí la sierva del Señor”. Las portadoras de vida eran las mujeres. Y ahora, María, la Simiente mucho más parecida.
112Agar tuvo que recibirla de una manera pervertida. Sara, dudando del asunto, trajo apenas una simiente natural, deseo sexual. Pero María, sin ningún sexo en lo absoluto, creyó la Palabra, y la Palabra se hizo carne.
113Pero noten, María estando tan cercana, ella tuvo la Simiente en su vientre, y parecía como que sería la Simiente de ella. Y así fue con los pentecostales. Voy a llegar al punto clave. Pero recuerden, Jesús dijo, en Mateo capítulo 24, versículo 24: “En los últimos días, los dos espíritus…” No en los primeros días, fíjense. “En los postreros tiempos, los dos espíritus serían tan parecidos que engañarían a los mismos escogidos si fuere posible”. Espíritu pentecostal, exactamente como la cosa verdadera, tan perfecto que engañaría a los mismos escogidos si fuera posible.
114Ahora, esas no son palabras mías. Eso es lo que Él dijo. Ahora, más adelante, Ud. quizás pueda entender lo que estoy tratando de decir. Ahora aquella Simiente ciertamente parecía más…
115Aquel forro se parecía más a la Simiente, hasta más que el polen, y más que el tallo, pero ellos simplemente fueron portadores de la Simiente. Vean, Lutero se organizó, el tallo murió; Wesley se organizó, el polen murió; pentecostés se organizó, la vida murió. Y ahora viene la Simiente. No se puede ir más allá de la Simiente.
116Noten, a través de todos los años, cuando surge un gran movimiento, inmediatamente viene una organización detrás de ello. Cerca de tres años es más o menos el tiempo que dura el avivamiento, entonces ellos lo organizan, forman una denominación. Tienen que surgir muchos de eso; como muchos de Lutero, las hojas; y muchos del polen, Wesley; y las hojas pentecostales saliendo, unitarios, dualitarios, trinitarios, tetrarios, quintuarios. ¡Oh, por Dios! ¿Ven?
117Pero, noten, ¡veinte años de Jesucristo manifestado! No ha surgido ni una sola organización, y ni surgirá; morirá igual que todo movimiento de la lluvia tardía, y todo lo demás. Este es el tiempo del fin, la Simiente, y no heredará con el forro, así como Ismael no heredó con Isaac.
118Vean aquí cuán parecida es ella, parecida lo suficiente para engañar. Lutero, el tallo; Wesley, la borla; y María, el forro, (o el vientre, o pentecostés). Cómo es que yo podría entrar aquí mismo en ese forro, y mostrarles. A través de la edad, nunca fue tan parecido como se parece ahora. Todo es la iglesia, la iglesia, vean, “ella”.
119Y noten, fue “ella”, en el principio, que dudó de la promesa original. No fue Dios que desmintió Su Palabra. Dios no está desmintiendo Su palabra hoy; ¡Él está confirmando Su Palabra original! Pero Sara dijo: “Quizás, posiblemente; estamos esperando”.
120Eso es lo que pasa con la gente hoy, Uds. están intentando subir en algo que no saben en qué están subiendo. ¿Cómo pueden hacerlo a menos que sepan lo que están haciendo? ¿Están andando a ciegas? Tratando de subir en algo que no saben lo que están haciendo, Uds. caerán. “Si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo”, Jesús hizo esa declaración.
121Pero ahora nos encontramos en el tiempo de la Simiente. Ahora la Simiente contendrá, (¿qué?) apoyo, cooperará con la Simiente conteniéndola. Ella fue colocada allí con ese propósito, para contenerla.
122Porque, como el sol sale a principios de la primavera, sobre el trigo, observen a toda la naturaleza girar a través de la estación, girar a través del día, todo gira exactamente a la perfección, con Dios. Ahora, cuando ese sol caliente empieza a brillar sobre la semilla, ella brota. Pero el mundo tiene que estar en cierta posición para hacer que esa semilla brote de la tierra. Tiene que dar la vuelta en esta dirección, y llegar a cierta posición para hacer que esa semilla brote. Tuvo que venir de esa manera, para levantarla y sacarla de… la edad oscura.
123Algunas personas… este crítico que dije que escribió el libro: Un Dios Silencioso, dijo: “A través de todas las edades oscuras, aquellos pobres mártires murieron, ellos cayeron, aquellos cristianos, y Dios sentado en el Cielo como si a Él no le interesara”. Pues, ¡pobre de ese hombre analfabeto, ciego, ciego espiritual, si tan sólo sus ojos fueran abiertos! ¿No sabe Ud. que la semilla tiene que caer en la tierra, para morir y podrirse, antes de que pueda producir nuevamente?
124Y la iglesia de pentecostés murió, a través de la iglesia católica primitiva. Y simplemente vino en forma de tallo, pero ¿ven cómo ella está tomando forma parecida, cada una a través de la edad luterana, Wesleyana, pentecostal? ¿Entienden? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.]
125Ahora Ella tiene que volver directo a ese ministerio original que Él tuvo aquí en la tierra, porque es la Novia. Ellos son uno. Ahora Él prometió, en los últimos días, cómo es que estas cosas sucederían. Y las vemos sucediendo, así como todas las promesas: Malaquías 4, San Lucas 17:30. ¡Oh, cuántas Escrituras más, sería interminable!
126Y, oh, voy a tener que terminar, porque es tarde. Sí. Muy bien, Uds.—Uds. pregúntenles a ellos, vean si pueden conseguir… Pregúntenles a ellos, ¿ven?, y entonces vengan a decirme. Ahora, esperen un momento. Deseo tanto transmitirles esto, ¿ven? Yo—yo deseo tanto que vean esto. Miren, Jesús… Noten, vean, la Novia.
127Sin embargo, vemos que en esta edad en que estamos viviendo, ¿ven?, que el vientre (la organización pentecostal), lucía exactamente como la cosa real. ¿Pero se dieron cuenta que Apocalipsis 17 llamó a la iglesia católica romana, la primera organización, una “ramera”? ¿Cuántos saben que eso es verdad? ¿Cuántos saben que ella es la madre de prostitutas? ¿Qué es una mujer inmoral? Ahora, Él dijo que esta mujer era una “iglesia”. ¿Qué es una ramera? Es una mujer que es infiel a su voto matrimonial. ¿Qué es una prostituta? La misma cosa, la misma palabra.
128Ahora, ella dio a luz. ¿Qué clase de nacimiento? No de la Palabra, sino un nacimiento de organización. Aquí hay metodistas, bautistas, y pentecostales, y todos ellos han adquirido las costumbres de su madre. Cualquiera mujer vil de California puede dar a luz una niña virgen; y es por eso que el primer mensaje salió, pero cuando la verdad le fue presentada a la edad de Lutero, con respecto a santificación, ella no pudo aceptarla. Cuando el bautismo del Espíritu Santo fue permitido, presentado a los metodistas, ellos no pudieron aceptarlo. Y ahora cuando el tiempo de la Simiente ha producido un pentecostés, ella no puede aceptarlo. Ella está organizada. Pero ella ha sido una portadora de la Simiente, ¿ven?
129[Un hermano habla en otra lengua. Espacio en blanco en la cinta.—Ed.] Amén. Ahora, gracias al Señor por eso, la Palabra, la simplicidad de la Palabra que fue dicha.
130Vean, es sencillo, así como en esto, así como observar el maíz crecer. No se tiene que tener una gran interpretación teológica al respecto. Sólo obsérvenlo. Ud. está… Él está muy cerca de Ud., todo el tiempo. Vean, el… es un…
131Tengo que terminar. Sentí el jaloncito, y le pedí a él que hiciera eso. Tenemos que terminar. Ahora, hermano, sólo este comentario y entonces me iré.
132Miren ahora. El forro, el tallo, y demás, únicamente son portadores de la Palabra. Ellos tuvieron parte de la Palabra, ¿ven?, hasta que decayeron; justificación, santificación, restauración de los dones en los—en los pentecostales. Pero fíjense ahora. Así como fue con Ismael, Isaac, ¿ven?, y luego hasta Jesús; ¿ven?, uno fue pervertido, otro fue el original, y aquí viene la Propia Simiente. ¿Ven? Ahora, la iglesia ha venido de esa misma cosa, de regreso. Como una flor, o cualquier otra cosa, ella bebe, jala, y va…
133Eso no quiere decir que el luterano está perdido. El luterano que rechazó santificación, estaría, que quiere agarrarse de algo… Vean, Israel comía maná nuevo todas las noches, ¿ven? Noten.
134Pero ahora en el tiempo del fin, miren este forro aquí, ahora fíjense, en el trigo. El misterio completo de—de la Vida está sellado dentro de ese forro. Lo vemos en Lutero, brotando. Lo vemos en la borla, saliendo. Lo vemos en el tallo. Llegamos aquí, y ahora está en forma de forro, casi como en la edad pentecostal, pero el verdadero misterio está escondido dentro.
135Ahora recuerden, de acuerdo con Apocalipsis, el misterio completo del Libro está sellado con Siete Sellos, que los reformadores no tuvieron oportunidad de presentar, las cuatro etapas de la reforma, las cuatro etapas de cuatro Bestias que salieron al encuentro de los cuatro poderes del mundo. El primero que salió fue un…
136¿Cuál fue el primero que salió? Un león, para enfrentarse a la edad romana. Eso fue la Palabra, la original. Él es el León de la tribu de Judá. Cristo Mismo fue a enfrentarse con esa edad. ¿Cuál fue el siguiente animal que salió a enfrentar, el siguiente animal que salió, para enfrentarse al otro jinete, cuál fue? Vean, aquel primer jinete estaba vestido de blanco, coronado en la cabeza, más adelante, así por el estilo, pero tenía un arco sin flechas.
137Fíjense en el segundo caballo que salió, la Bestia que salió para enfrentarse con él fue el buey. Un buey es un animal de sacrificio. Ellos murieron en martirio durante la edad de oscurantismo.
138La tercera Bestia que salió para enfrentarse con el siguiente jinete, antes de que el caballo de muerte saliera, muerte e infierno, el siguiente caballo que salió… La Bestia siguiente que salió para enfrentarse al jinete de aquel día, fue la Bestia con el rostro de un hombre. ¿Cuántos saben eso? La edad intelectual, los reformadores, Lutero, Wesley, Calvino, Knox, Finney, Moody. ¿Ven?
139Pero entonces noten, ¿qué salió en el tiempo del fin? [Un hermano dice: “¡Águila!”.—Ed.] Un águila, lo profético nuevamente. Habrá luz en el tiempo del águila, el camino a la gloria seguramente hallarás, ¡oh Iglesia del Dios vivo!
140Quisiera poder venir aquí y—y sólo sentarme una mañana, y quedarme todo el día, teniendo compañerismo con Uds. acerca de estas cosas. Escuchen, ¿Uds. creen que yo no los quiero? Yo les amo, mis hermanos. Yo—yo—yo quisiera ir a cada organización y cola-… y—y creer con cada uno. Pero, vean, sencillamente no puede ser. Casi no hay una puerta abierta para mí.
141Ahora mismo voy a entrar a una nación a escondidas, por causa de la organización, porque ellas no quieren dejar que el ministerio que Dios… Les escribí una carta a ellos en respuesta, dije: “Durante diez años he intentado ir. ¡Y Uds. con su bautismo loco!”.
142Una de ellas cree que: “Ud. tiene que ser bautizado tres veces; una vez para el Padre, y una vez para el Hijo, y Espíritu Santo; con el rostro hacia adelante”. La otra dijo: “No, Ud. tiene que ser bautizado tres veces hacia atrás; una vez para el Hijo, una vez para el Padre, y Espíritu Santo”. Y ambas están erradas.
143Una dijo: “Él, uno es bautizado en Su muerte, y Él se inclinó hacia adelante cuando murió. Nosotros somos bautizados en Su muerte”. La otra dijo: “¿Quién entierra a una persona con el rostro hacia abajo? Se entierra de espaldas”. Semejante tontería, separando a la gente, eso muestra que es celos. Eso es de satanás. No es de Dios.
144En medio de ambos lados, Dios no está en ninguno de los dos lados, pero Él está llamando de ambos lados: “Salid de en medio de ellos, y apartaos”, dice Dios, “y os recibiré a Mí Mismo”. Dios les