Photo

~ EL JUICIO ~
1Deseo leer en Marcos, el capítulo 16, principiando con el noveno verso. Es un texto muy glorioso, está relacionado con la resurección. Más como Jesús resucitó por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de la cuál había echado siete demonios. Y llendo ella, lo hizo saber a los que habían estado con El quienes estaban tristes y llorando. y ellos, como. . .oyeron que vivía, y que había sido visto de ella, no lo creyeron. Más después apareció en otra forma, a dos de ellos que iban caminando, rumbo al campo. Y ellos fueron y lo hicieron saber a los otros, y ni aún ellos les creyeron. Finalmante, se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa y censuróles su incredulidad y dureza de corazón, que no hubiesen creído a los que le hablan visto resucitado. Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda creatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creyeren; en Mi Nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas Quitarán serpientes, y si bebieren cosa mortifera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán. Y el Señor, después de que les habló, fué recibido arriba en el cielo, y sentóse a la diestra de Dios. Y ellos saliendo predicando en todas partes, obrando con ellos el Señor, y confirmando la Palabra con las señales que le seguían. Amén.
2Oremos. Señor Jesús, lo confesamos, mientras nos acercamos al Trono del Padre. Y en Tu Nombre, nosotros creemos que ésto es Tu Palabra. Creemos que éstas son las últimas Palabras que salieron de Tus Labios antes de Tu ascención. Y Te pedimos que sean una bendición para nuestras corazones en esta tarde, por el bién de aquellos que están enfermos. Te damos gracias por haber llamado tantos a Tu trono, anoche, pues vimos esas grandes lineas de gentes compuestas de hombres, mujeres, padres, madres, niños, que venían de sus asientos caminando rumbo a ese cuarto de oración. Te damos gracias por éso, Padre. Y ahora oramos para que Tú les des a ellos las riquezas de Tu Reino, y permite que haya fe entre nosotros en esta tarde para hacer que la Palabra de Dios sea una realidad para nosotros. Y Tu eres el único quien puede hacer ésto, Padre, por lo tanto lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amen. (Pueden sentarse.)
3Ahora el texto que yo quiero tomar en esta tarde, suena un poquito extraño. Y la razón por. la cuál quiero tomarlo, es que ayer en el desayuno, conocí a uno de los hombres más amables, y en estos momentos, él está sentado detrás de mí, él es un abogado. Estuvimos hablando acerca del juicio, que le fué dado a nuestro Señor, y analizándolo, fué un juicio escarnecedor que se le dió. Y ciertamente creo yo, de que este hombre sería el mejor indicado para pararse aquí y dramatizarlo en los tribunales de hoy, porque le hablé de El desde que le conocí, ... y me han dicho que es un maravilloso abogado, así que yo sé que él daría a El un juicio justo, siendo que Jesús nunca recibió el juicio correcto... Y El es la Palabra. Así que yo he leído Su Palabra y vamos a poner la Palabra en Juicio en esta tarde. La Palabra está en juicio.
4El caso es: Las Promesas de la Palabra de Dios, contra el mundo. Y el auto de acusación es: una violación de promesa. Yo pienso que el abogado acusador siempre representa a la buena suerte. Yo pienso que ésto es correcto y Satanás es el abogado acusador, quién representa en este juicio, al mundo. El Acusado es Dios. Y el Testigo Defensor, es el Espíritu Santo. Así que yo quiero hacer a la iglesia, la congregación, jurado y Juez a la vez. Ahora, escuchemos el juicio, mientras levantamos las cortinas del escenario y vemos en que lado estamos sentados.
5Ahora, no se le olvide que lo que estamos viendo aquí como causa de este juicio, es la Palabra de Dios en contra del mundo. Y el auto de acusación, es: una violación de promesa, ésto es, que la Palabra reclama que Dios hace una promesa que no es verdad. Esto es una violación de promesa, "El no cumple Su promesa." Y el abogado acusador en este caso, es Satanás, el cuál representa al mundo. Y el Acusado, es Dios mismo. Y el Testigo Defensor, es el Espíritu Santo. Ahora, llamamos al jurado en orden.
6El abogado acusador, va a llamar a su primer testigo al estrado de testigos, para hacerlo jurar. Y el tiene tres testigos en esta tarde que él quiere usar en este juicio. Y estos testigos son: El Señor Incrédulo, el siguiente es el Señor Escéptico, y el siguiente que será llamado para testificar, será el Señor Impaciente. Ahora, éstos son los testigos en contra del caso, que, "Dios no cumple Su Palabra. Que Su Palabra no es la Verdad."
7Y nosotros podemos ver antes de iniciar el juicio, que así también muchos en el mundo 'tratan de decir que la Palabra de Dios no es la verdad. Por ejemplo, ésto que acabo de leer; al estar leyendo las notas al pie de las páginas en la Biblia Scofield. Mientras las leía, me recordaba de una historia que me contaron en una ocasión. Yo no creo alguna vez, haberla contado, especialmente en estas reuniones. Y era que en una ocasión, una mujer tenía un buen hijo, joven él, el cual quería ser un ministro. Y ella era una mujer pobre, pero ella deseaba que su hijo obtuviera la mejor educación y el mejor entrenamiento que pudiera (lo cuál, cualquier madre desearía para su hijo, si él fuera llamado para tal oficio), sería pués, el mejor entrenamiento que pudiera obtenerse, ¿porqué? porque ella lo deseaba para él. Así que lo envió al seminario religioso que ella conocía.
8Bién, él había estado allí cerca de un año, cuando un día su madre se enfermó repentinamente, se puso muy grave. Y lo mandaban llamar por teléfono y por telegramas. Su madre vivía sola. Y debido a ésto, tenía que llamársele para que regresara a casa pues ella se enfermó de un fuerte resfriado que culminó en pulmonía doble; tenía congestión en los pulmones, y estaba a punto de morir. Su corazón estaba debilitándose. Así que el médico, estaba haciendo todo lo que él sabía hacer, para salvar la vida de la mujer, pero ella constantemente empeoraba. El médico pués, le envió un telegrama al joven diciendole: "Estate preparado. Ten listas tus reservaciones en el avión, en caso de que tengas que venir a ver a tu madre en cualquier momento, pués se mira que está muy cerca de morir." Y entonces el joven, todo molesto, empacó su ropa y estaba listo para tomar el avión ,en cualquier momento. Y en ésto estaba, cuando recibió un telegrama enviado por su madre, que decía: "Hijo, no vengas, ya estoy bién."
9Así que, fué casi un año, o seis meses después, me parece que así fué, cuando él regresó a su casa. Y después de saludar a su madre, y haber tenido un compañerismo juntos, él le preguntó: "Mamá, hay una pregunta que todavía perdura en mi mente. Y es que cuando Ud. estaba enferma," dijo él, "Ud. nunca me escribió para decirme los detalles. Ud. únicamente me informó que sanó, pero nunca me dijo los detalles de como sucedió esto."
10Ella le contestó: "Hijo, ¿recuerdas aquí calle abajo, el lugar en donde estaba aquellab tienda vieja?" "Sí," contestó él.
11"Hay un montón de gente allí que adora en ese lugarcito." "Sí," dijo él, "Ya los recuerdo, son pentecostales."
12Ella afirmó, "Si, así es." Y continuó diciendo: "Cuando yo estaba muy enferma, vino a visitarme aquí una amable señora. Y me dijo: 'Hermana, estabamos, en una reunión de oración allá en la iglesia, y nos dimos cuenta de que estaba muy enferma, y que tenía un hijo en la escuela de Seminario, estudiando para ser un ministro. Y mientras estabamos orando, el Señor nos reveló de que deberíamos venir a orar por Ud.' Y yo le contesté: 'Bién, éso sería muy bueno. ' Ella me preguntó: '¿Le molestaría a Ud., si nuestro pastor viniera y orara?' Yo le dije: '¿Porqué?, ciertamente que nó, Señora, me encantaría.' El doctor ya había dicho que éso sería muy bueno. Así que el Pastor fué allá y leyó esta Escritura de Marcos el capitulo 16. Y dijo así: 'Esto es 10 que la Biblia dice,'!', Así que él puso sus manos sobre mi, y oró y se, fué. Y yo "sané," le dijo a él. "¡Oh mamá!" exclamó él. Y ella dijo: "¿No es ésto maravilloso, hijo? ¡Piénsalo!"
13'Oh," exclamó él, "Mamá, por supuesto que éso nada tuvo que ver con tu sanidad.". Y continuó diciéndo: "Tal vez las medicinas que el médicole dió antes, no le hicieron efecto en ese momento."
14Ella le dijo: "Oh, no' hijo." El médico me había descontinuado la medicina dos días antes, porque no había más que él pudiera hacer. El únicamente me puso en oxígeno y dijo que no había nada que él pudiera hacer. Y yo constantemente me iba poniendo peor."
15"¡Oh mamá!" dijo él, "no fué éso." Tu ves que esos son gente ignorante, ellos realmente no entienden. Unicamente leen la Biblia." Y concluyó: "¿Qué no vés?" Ella le contestó: "Bien, hijo ¿que no se supone que debemos de creer la Biblia?"
16"Oh seguro." Contesto él, seguro mamá que debemos de creerla, pero ¿sabes una cosa?, en la escuela," le dijo, "nosotros aprendimos que Eso que él leyó en Marcos 16, del versículo noveno en adelante, no está ni siquiera inspirado." "¡Gloria a Dios!," exclamo ella."
17Y él reprendiole dijo: "Mamá, Ud. está actuando como esa gente." "¡La misma cosa!" "¿Sabes hijo? Estaba pensando." "¿Qué estabas pensando?", dijo él.
18"Que si Dios puede sanarme con esa porción de la Palabra que no está inspirada, ¿Qué no hará con la porción que realmente está inspirada?" Pero nosotros creemos que ella está inspirada.
19Ahora, volvamos a ésto: vamos a permitir que el acusador llame a sus testigos, al primero, a que pase al estrado de testigos para certificar en contra.
20La razón por la cuál relaté esta historia hace unos momentos, fué que al estar leyendo las notas al pié de la página en donde está este texto, recordé, y el Señor Scofield dice --que algunos de los manuscritos, no tienen este texto. Probablemente de aquí es de donde esta historia se originó. Pero ésto es así.
21Asi que el Señor Incrédulo viene al estrado de testigos y se sienta para testificar en contra de la Palabra de Dios, como testigo en contra de ella. El es el primer testigo que coma el lugar. Nos damos cuenta que después que él jura, su acusación es esta: "de que las promesas de la Palabra de Dios, no son del todo verdaderas."
22Ahora, todos estos testigos que el acusador ha traído, reclaman ser creyentes. Ellos reclaman ser creyentes y dan una evidencia de éllo diciéndo: "Nosotros nunca hubiéramos atendido a tales reuniones si no fuéramos creyentes." Así que ellos dicen que son creyentes.
23Y la acusación que el Señor incrédulo dá en contra de la Palabra de Dios, es de que "Marcos 16, no es verdad, no puede ser verdad." El está dando su testimonio en estos momentos y dice que él había estado enfermo por algún tiempo y que fué a una "disque" reunión del Espíritu Santo en donde ponían las manos sobre los enfermos y reclamaban que habían sido sanados." Así que él pasó en esta linea de oración, pues había estado muy enfermo por algún tiempo y estando en ella, oraron por él este montón de senté con el Espíritu Santo ("disque" gente con el Espíritu Santo), que estaban gritando y haciendo alboroto, y reclamando que habían sido sanados." Y el Señor Incrédulo pasó por. esta línea y pusieron las manos sobre él, "Y de ésto hace más de dos meses, y todavía no hay una señal de sanidad." Así que por ésto él dice, "que esta parte de la Palabra de Dios, no es verdadera."
24Así el acusador termina con su primer testigo y trae el siguiente testigo al estrado. Y el nombre de él es, el Señor Escéptico. El jura y toma el lugar. El reclama que él es un creyente, y dice que "él escuchó que en la ciudad, había una iglesia en la cuál tenían un pastor fiel, "disque" hombre pío, según decía la congregación. Y este hombre, según su dicho, creía la Escritura. El oró por los enfermos y los ungió con acéite. Y leyó en la Biblia, el capítulo 5, versículo 14 de Santiago que dice: '¿Hay entre Uds. algún enfermo? Llamen a los ancianos de la iglesia, y que los unjan con acéite, y oren por ellos; y la oración de fe salvará al enfermo, y Dios los levantará.'" EL dijo pues que pasó para que se orara por él, siendo un hombre enfermo como era, habiendo sido deshauciado por una fiebre ondulante que él tenía. Y el doctor le había dicho que nunca iba a sanar de esa fiebre, que no había manera de hacerlo. Así que "él tomó a Dios por Su Palabra," y encontró a este "disque" devoto pastor," de quien toda la congregación tenía toda clase de testimonios, de que ellos habían sido sanados y demás. Y este pastor devoto, oró por él ungiéndole con acéite de acuerdo a la Palabra de Dios. El no dudó la sinceridad de este hombre; él no dudó la sinceridad de la congregación, pero el pastor hizo conforme lo que la Biblia dice, lo ungió y oró por él. Y de ésto hace más de seis meses," y "todavía él no ha mostrado una señal de sanidad." El pués, dió este testimonio. Y así, el segundo testigo abandona su lugar.
25El acusador llama a su siguiente testigo, el cuál es el Señor Impaciente. El sube al estrado de testigos y jura, para dar testimonio en contra de la Palabra de Dios, de que ella no es Verdad. Este hombre ocupa su lugar y reclama que él es un creyente, y que un día, él estaba leyendo en Marcos, el capítulo 16, perdón, él capítulo once de Marcos quise decir, principiando con el versículo veintidos. Y testifica que el "tenía una Biblia con palabras en rojo, y estas palabras en rojo, fueron las Palabras exactas que Jesús mismo dijo. Y estas Palabras en rojo del capítulo once de Marcos es en donde Jesús está hablando, y El hace referencia a 'Tener fe en Dios. "De cierto, de cierto te digo, si tú dices a esta montaña "vé y tírate en la mar," y no dudas en tu corazón pero crees que lo que tú has dicho vendrá suceder, tu puedes tener lo que tú has pedido." Y el ha sido un inválido, dice aquí, "por muchos años," desde que él era un jovencito. El ha estado lisiado de sus pies. Y ha usado muletas para caminar. Así que él aceptó eso como la Palabra infalible de Dios, y él reclama que lo dijo de todo corazón, mientras testifica, que creyó al decir: "Yo caminaré." Y aceptó la Palabra de Jesucristo, y dijo que él caminaría porque Jesús así lo dijo. "Si tú dices a esta montaña "muévete" y cuando tú ores, acéptalo y cree que recibiste lo que pediste, y tú lo recibirás." El lo pidió, se oró por éllo, dijo que él "lo recibiría, y de ésto, hace cinco años." Y él todavía está lisiado de sus pies, no ha tenido ninguna mejoría.
26Ahora, el acusador se levanta después de que sus testigos han dado tres diferentes citas de la Escritura (las cuales sirven como testigos en las cortes Judías), dá pues, tres testigos de Escrituras que están escritas en la Biblia de Dios, "supuestamente dichas por Jesucristo," él cuál, es el Hijo de Dios, Dios hecho carne, morando en un Hombre, infalible. Y el acusador viene ahora a "remachar" el caso a Udes. Ahora, recuerde que Udes. son el jurado y el Juez.
27Así que el acusador quiere que Ud. sepa, mientras "remacha" el caso otra vez, de que estas personas reclaman de que ellos son tan creyentes, como el resto de los que reclaman serlo. También el acusador reclama y quiere que Ud. sepa que "Dios no está justificado por poner tales promesas imprudentes en Su Palabra, y dárselas a Sus hijos creyentes para que las reclamen, cuando El no las cumple. Y ellos al reclamarlas, son puestos en una situación de verguenza y desgracia, pues estas Palabras no son verdaderas." El acusador quiere que Ud. sepa, que "Dios ha fallado por haberle hecho promesas a estos tres testigos, las cuáles han sido seguidas, exáctamente de acuerdo a la Palabra de Dios." El acusador quiere que sepa que "Dios ha fallado en traer una manifestación del cumplimiento de su Palabra, en los tres casos." (El se lo está remachando a Ud.), "Y estos que reclaman ser creyentes."
28Otra vez, el acusador quiere perturbarlo, llamándole la atención a algo más. Y dice: "El, quien es Dios, prometió que todas las cosas eran posibles para aquellos que creen. El prometió éso." El acusador quiere que Ud. sepa éso. "Ahora, estos "disque" creyentes, han tratado de guardar esta Palabra, y El falló en cumplirla, por lo tanto, El es acusado por violación de promesas, dicen ellos...
29De nuevo, el acusador quiere llamar su atención a otra promesa de Dios. "El reclama estar vivo después de Su muerte. Jesús reclama estar vivo después de Su muerte." Y el acusador quiere que Ud. sepa que él no "ha visto Hombre con marcas de clavos en Sus manos y cicatrices por todo Su cuerpo a los azotes, ni marcas de los clavos en Sus Pies." "Ni tampoco él ha visto ninguna corona de espinas sobre la cabeza de ningún hombre. Y con ésto, todavía El reclama estar vivo después de su muerte. "También reclama El, en Hebreos 13:8, que El vive. Y ésto no es así. El reclama también, en Lucas, el capítulo 17, versículo 30, que en estos días en que estamos viviendo, El mismo se revelaría y como El se manifestó en áquel entonces, El se manifestará. El reclama también, el acusador le esta dando el caso a Ud., ahora, bien "remachado," "reclama que en Apocalipsis 10, cuando el Séptimo ángel, principiara a tocar la trompeta" (éste es el ángel enviado a la iglesia de Laodicea, quién está supuesto a tornar a la iglesia a la Fe de los padres), que cuando éste ángel empiece a tocar la trompeta, todos los misterios de Dios serían revelados en ese día. El 'también reclama, que en Malaquías 4, que los santos profetas habían profetizado de que un profeta se levantaría en ese día, para hacer estas promesas verdaderas. ¡Y no hay nada de ésto! También El reclama que cielos y tierra pasarán pero Su Palabra nunca pasará."
30Ahora el acusador tiene un caso aquí. Ahora él lo está presentando de nuevo a Ud. como audiencia, a Ud. a Ud. quién es y jurado. Hemos escuchado su posición, Hemos escuchado los testigos. Hemos escuchado lo que ellos dicen acerca de ello. Hemos escuchado lo que el acusador dice de la Palabra, y lo recalca por los dos lados, de que todas las promesas que Dios hizo, no hay ni siquiera una de ellas," que él puede ver y decir "que son verdaderas." Así que, él está tratando de hacer una acusación en contra de Dios, por hacer promesas tan imprudentes, porque las promesas que Dios ha hecho, son absolutamente imprudentes. Las promesas que El ha hecho para este día, son absolutamente imprudentes. "¡Y El no las cumple!" Ya hemos escuchado su lado, así que ahora, pidámosles a los testigos del acusador que tomen asiento, y también al acusador.
31Y ahora llamaremos al testigo Defensor del Acusado. Y el Testigo Defensor, es el Espíritu Santo, y ahora El viene y toma la defensa por el Acusado. Ahora, la primera cosa que El quiere llamar la atención a este jurado, aleluya, es de que el Acusador está malinterpretando la Palabra a la gente, al igual que lo hizo con Eva en el principio. Recuerde él se la interpretó a ella. Dios les dijo lo que deberían de hacer, y nunca habría muerte, pesar, nada, y el vino por otro lado y malinterpretó la Palabra. Por lo tanto, cuando el hombre se queda fuera de la Palabra de Dios, ¿qué es lo que le sucede? Que Dios no lo defiende. Pero ve Ud., Satanás fué el intérprete de la Palabra para Eva. Ella no escuchó ni a su esposo ni a Dios, sino que tomó la interpretación de la Palabra hecha por el acusador. Y él no tiene el derecho de dar una interpretación, ni tampoco tiene el derecho ningún hombre. Dios es Su Propio intérprete. El no nos necesita; El cumple Su Palabra, nosotros la creemos. Ahora, El quiere llamarle la atención a Ud. en esto, de que el mismo intérprete de las primeras Palabras de Dios que fueron habladas, es el acusador, quién hoy está tratando de traer esta acusación ante esta corte, en esta tarde, y por lo mismo, el esta malinterpretando la Palabra. Esta es la primer cosa que el Testigo Defensor quiere decir. Ahora, El quiere traer ésto a su atención, de que él fué el intérprete de Eva y que él malinterpretó la Palabra.
32En primer lugar, El quiere darle a Ud. esta idea, de que las promesas son únicamente paraIos creyentes, no para los creyentes manufacturados, esepticos o para incrédulos. ¡Son únicamente para aquellos que creen! Ahora El quiere que este jurado... el Testigo Defensor (el Espíritu Santo) quiere que éste jurado comprenda de que estas promesas son únicamente para creyentes. Por lo tanto la afirmación que él hizo al decir que: "Estos son creyentes, ¡es un fraude!"
33Ahora el Testigo Defensor por Sí mismo sabra si ellos son creyentes o no, porque El es el único que vivifica la promesa. Ahora, ¿cómo va Ud. a salirse de ésta? Tiene un juicio desarrollandose en su clímax. ¿Cómo va Ud. a salirse de ésta? El Espíritu Santo debería saberlo, pues El es la ,vida que esta en la Palabra, El el único que vivifica la Palabra. Al igual que Su Espíritu vivifica su cuerpo, y el cuerpo es vivificado por el espíritu, sin el espíritu el' cuerpo no tiene función, el cuerpo está muerto. Y la Palabra está muerta sin el Espíritu. Se necesita el Espíritu para traer vida a la Palabra, para hacerla vivir. Y El es el Vivificador de esa Palabra, y El es el Testigo Defensor del Acusado. Amén. "¿Cómo va Ud. a salirse de ésto? Quiero que este jurado entienda ésto muy bién, de que El es el Vivificador, El debería saberlo. El vivifica la Palabra.
34De nuevo, El quiere llamar la atención a este jurado de la Palabra de promesa que está en duda. El nunca asentó ninguna fecha en que ellos sanarían. El dijo: "La oración de fe sanará al enfermo y Dios lo levantará." El no dijo: "de inmediato." "Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán." El nunca dijo: "Un día, un mes, un año." El solo dijo: "¡Ellos sanarán!" El Testigo Defensor, quiere que Ud. sepa ésto, de que El nunca dijo de que se haría un milagro. El solamente dijo: "¡Ellos sanarán!" Interprete La Palabra correctamente. "Ellos sanaran." El nunca asentó ninguna fecha. Esto es, ¡si ellos son creyentes! Si ellos son creyentes, ellos sanarán, "sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán." No importa si ésto sucede hoy mismo, en una semana, en un mes, un año, diez años, veinte años, cincuenta años. "Ellos sanarán." ¡El así lo dijo! Esto es, si ellos pueden mantenerse creyendo. Ahora, esto es lo que el Testigo Defensor expone.
35Otra cosa: El Testigo Defensor quiere también llamar la atención a este jurado en esta tarde, de que la Palabra es una Semilla, y la Semilla tiene que caer en tierra fértil para que sea vivificada. La semilla no crecera en una roca. La semilla tiene que tener algo fértil en que caer. Y la Palabra tiene que caer en fe, la cuál es lo fértil que trae a la Palabra a suceder. Para estas horas, el Testigo Defensor...
36Podríamos llamar a más, y muchas cosas pudieran haber sido dichas. Pero no queremos retenerlos por mucho tiempo, pues tengo una línea grande de oración. Quiero que Udes., jurado, escuchen.
37Ahora el Testigo Defensor, llamará a Sus testigos. ¿Vé? el Testigo Defensor, tiene el derecho de llamar a testigos, porque durante el turno del acusador, él llamó a testigos. Ahora el Testigo Defensor va a llamar a un testigo. Y el Testigo Defensor desea presentar a este jurado, en esta tarde, al profeta Noé. "Pase adelante Noé, y tome el lugar. Ahora, yo entiendo que Ud. tiene un testimonio que le fué dado, concerniente a la Palabra de Dios." "Sí."
38El Testigo quiere decir a este jurado, de que él sólamente era un hombre común que creía en Dios. Y que vivía en una edad científica en donde creían que los días de los milagros nunca existieron. Nunca habían tenido lluvia, pero un día él encontró a Dios. Y Dios le dijo que preparará un arca para la salvación de la gente, y todos los que entraran en esa arca, serían salvos. Y el Testigo desea decir que solemnemente, con todo su corazón, que él lo creyó. Y él salió a predicarlo. Y no sólamente salió a predicarlo, sino que sus obras testificaban de su fe, pues él empezó a construir el arca.
39Y el testigo quiere señalar al Señor Incrédulo, y al Señor Escéptico y al Señor Impaciente, diciendo: "Ellos me perseguían día y noche, diciéndome: "¿Cuando va a llover? ¡Ah!, tú dijiste éso hace un año, y no hay formación de nubes allá arriba. Nosotros fuimos a consultar a los científicos y ellos nos probaron de que no hay formación de nubes allá arriba." Y ellos dijeron que yo estaba loco; Ellos se burlaron de mí y me dijeron que yo era un tonto e ignorante por creer una promesa tan imprudente como ésa, en contra de la investigación científica." Pero el dijo: "Yo trabajé en el programa, permanecí firme, porque yo sabía que eso era la Palabra de Dios y ella no puede fallar. Y así construí el arca.
40"Y después de que terminé el arca, los burladores diariamente daban vueltas alrrededor y alrrededor de la arca, mientras yo estaba parado en la puerta predicándoles. Y todavía decían: 'Ya han trascurrido ciento veinte años, ¿donde está tu lluvia? Así que, ya ves que tu obra ha sido toda en vano,' le decían. 'Nuestros científicos estan correctos, y no hay tal cosa como que va a llover. Y tú eres un viejo necio, por creer una promesa tan imprudente como ésa.'
41"Y entonces el día llegó cuando una mañana, al encaminarme hacia la puerta de mi arca, de pronto, sin haber una mano, que lo hiciera, la puerta se cerró enfrente de mí, y yo quedé sellado dentro de ella. Y díjeme: '¿Qué está sucediendo?' entónces subí las escaleras que había construído, y llegué al último piso y abrí la ventana. Y podía escucharlos hablar afuera; allí estaba el Señor Incrédulo, el Señor Escéptico y el Señor Impaciente, sentados diciendo: 'Ahora, ¿qué esta sucediendo? ¡Se entrampó adentro él mismo!' Yo pensé, de seguro lloverá. Y el día que quedé encerrado fué el veintisiete... es decir, el diecisiete de Mayo. La puerta se cerró enfrente de mi cara. Yo reuní a mi familia y les dije: 'Preparense, pues lloverá dentro de unos momentos. Y todo el día, el Señor Incrédulo, el Señor Escéptico el Señor Impaciente, le dieron vueltas y vueltas mi arca, criticándome, diciéndo toda clase de maldades de mí. Pero yo le dije a mi congregación: '¡Manténganse quietos, Dios hizo la prumesa!'
42"Al segundo día, él sol salió brillante, nada de lluvia, no truenos, y no relámpagos. El tercer día, lo mismo, el cuarto, el quinto, el sexto. Pero en la mañana del día veinticuatro de Mayo (ciento veinte años después), borbollones de agua cayeron del Cielo. Y toda la unción del Señor Escéptico, del Señor Incrédulo, y del Señor Impaciente, pereció afuera."
43El Testigo Defensor dijo: "Puede abandonar su lugar, Noé. Quiero llamar otro testigo. Suba aquí, Señor Abraham, quiero que Ud. testifique."
44El Señor Abraham sube, y dice: "Yo estaba trabajando en mi granja en las afueras de Ur, en la tierra de los Caldeos. Yo me había casado con mi media hermana, su nombre era Sarai y mi nombre era Abram. Y conocí a Dios, y Dios me dijo que yo iba a tener un hijo con Sara. Y Sara en ese tiempo, tenía sesenta y cinco años de edad, y yo tenía setenta y cinco años de edad. Y ¡Jiu!. me dijo que tendría un hijo con Sara, y a través de ése niño, todo el mundo sería bendecido, y yo sería el padre de las naciones. Rápidamente retorné, por causa del gozo que estaba en mi corazón. Yo siempre había amado a los niños y pensaba que [ missing - and thought I never would have any. But when God said I was going to have it, I believed Him. I went to a doctor to make arrangements. He run me out of the office, Mr. Unbeliever was sitting there. And I went out into the street, and the authorities wanted to arrest me up for a mental case. And then as the years went by, Mr. Impatient tormented me day and night.]
45"El primer mes, le dije a mi esposa Sara, a quien le había pasado su menopausia muchos años atras, es decir, su costumbre se le había suspendido como le sucede a toda mujer a determinada edad. Y le dije a Sara" 'Amorcito, ¿tenemos ya los zapatos y la tela y los alfileres? ¿Tenemos todo listo?' 'Sí, todo está listo.' 'Va a suceder, Ud. espere.' Y al final de los veintiocho días, le pregunté: '¿Como te sientes, amorcito?' Ella contestó: 'No ha habido ningún cambio, Abraham.'" Bién, le dije yo: "¡Bendito sea Dios! Sara, no lo dudes. ¡Dios lo dijo, y lo vamos a tener de todas maneras!' Esto continuó así a través de los años.
46"Y año tras año que transcurría, el Señor Escéptico, el Señor Incrédulo, y todos ellos se burlaban de mí. Pero veinticinco años después, el niño nació cuando yo era un anciano de cien años. Dios no me dijo que tendría el niño al siguiente día. ¡El dijo que yo lo tendría! ¡Y a mí no me importó cuánto tiempo iba a transcurrir, pues Dios lo prometio! Yo esperé veinticinco años. Ellos pensaron que yo iba a envejecerme y que iba a morir, pero yo les dije: 'Yo no puedo morir, porque la promesa es para mí. ¡Dios así lo dijo!'
47"¡Y cuántas veces vino el Señor Mofador, el. Señor Incrédulo, el Señor Escéptico y el Señor impaciente, constantemente, ungidos, diciéndome: 'Abraham, ¿cuántos niños tienes hoy, padre de naciones?' Pero yo me mantuve firme, porque nunca tambalié por la incredulidad a la Palabra de Dios. Yo sabía que Dios era capaz de cumplir cada Palabra que El había prometido. Yo no consideré mi propio cuerpo, aún ya mortecino y ni la muerte de la matriz de Sara. Pero yo creí en Dios. Ellos me decían: 'Bién, ¿yo pensé que hace veinticinco años, tú decias que ibas a tener un hijo?' 'Sí, yo le dije hace veinticinco años.' Pero el Señor Impaciente me dijo: "Bien, veinticinco años han transcurrido. ¡Y mírate como estás hoy! Tus barbas que te llegan casi hasta tus rodillas. Mírate, eres un anciano.' Pero yo le hice saber de que Dios nunca me dijo cuando iba a tener este hijo. El sólo me dijo: 'Tú lo vas a tener de Sara,' ¡y éso quedó establecido! Yo permanecí firme. Ahora, la Palabra nunca dijo cuándo, sino que dijo, ¡que lo haría!"
48Llamemos a otro testigo rápidamente, pues no tenemos mucho tiempo. Podemos llamar a centenares de ellos. Llamemos a otro testigo, a moisés, para que testifique.
49El dijo: "Yo fuí entrenado un toda la sabiduría de los Egipcios. Yo era un profesor de lo más prominente. Pero un día, en la parte de atrás del desierto, despues de que yo tenía ochenta años de edad, conocí a Dios. El estaba en forma de una señal, estaba El en una llama de fuego en una zarza. Y me dijo que El había escuchado el clamor de Su pueblo, y que se había acordado de Su promesa de liberación para ellos. Y me dijo así: "Yo te envío a tí." Y yo le contesté, "Señor ¿quien soy yo? Yo no puedo hablar bién. Yo no soy un teólogo. Yo no puedo ir." El me dijo: 'Te serán dadas dos señales. Una de ellas estará en tu mano, y la otra, estará en un" vara. Y si ellos no escuchan las voces de estas dos señales, entonces vierte agua en la tierra y se convertirá en sangre, y ésto termina todo.'
50"Cuando recibí la señal que Dios me dió y fuí ante Faraón, el Pastor Faraón, él trató de, hacer que mi don se mirara insignificante. y dijo así: 'Hasta el adivino o Egipcio más insignificante puede hacer ésto. ¡Hasta el mago más insignificante, puede hacer estos trucos!' Y el trajo gentes como Jannes y Jambres, que en verdad imitaron todo lo que yo hice. Pero éso no me detuvo, porque la Voz que me había enviado, era una Voz Escritural, y me quedé con ella. Fue la Palabra de Dios.
51"Eso era una señal Escritural y una Voz Escritural, porque Yo he recordado Mi promesa, y la hora está a la mano.' Ellos no habían tenido profetas en Israel por cientos de años, por cuatro cientos cuarenta años, ellos no habían tenido profetas en Israel. Pero EL dijo: 'Yo te envio a ti para que seas un profeta.'" Y él fué. Y El me dijo esto, como una señal, de que regresaría y traería a los hijos de Israel a esta montaña. Me tomó mucho tiempo, pero lo hice. Permanecí verdadero a la Palabra. Y aún cuando Jambres y esos impersonificadores carnales que trataron de imitarlo, yo sabía que no importaba cuanto ellos lo imitarán, no podrían dar..."
52¿Sabía Ud. que esto se va a repetir en los últimos días? Jesús así lo dice. La biblia lo dice, "que así como. Jambres resistió a Moisés, así lo harán estos hombres en las últimos días," impersonificadores tratando de imitar, de copiar.
53Pero Moisés dijo: "Yo permanecí sereno porque sabía que la Voz era una Voz Escritural." A pesar de que había dos de ellos, contra él. Pero él fué allá e hizo lo que El le había encomendado, probó que era verdad y regresó a la montaña que Dios le había dicho.
54"Puede sentarse, Moisés. Llamemos a otro testigo rápidamente. Llamemos a Josué."
55Josué dijo: "Cuando nosotros estábamos cerca de la tierra prometida, llegamos a Cades-Barnea. Y Moisés, el siervo de Dios, fué y tomo uno de cada tribu, uno de cada denominación, y les dijo: "Vayan y espíen la tierra. Y nosotros dos fuimos con ellos, y trajimos la evidencia de que la tierra era buena." Ellos tenían la evidencia de ello. Ellos eran verdaderos Pentecostales." Así que ellos regresarón con la evidencia de que la tierra era buena. Pero cuando vino el momento de poseer toda la tierra, ellos dijeron: "No podemos hacerlo. No podemos hacerlo. ¡No somos capaces!" Y el pueblo estaba deshecho, no sabía que hacer, no sabía a cual organización ir. Y yo permanecía diciendoles: "¡Recuerden, es una promesa de Dios!" Dios dijo: 'Yo les he dado esta tierra.' Y lo que Dios promete, ¡El lo cumplirá!" Logré aquietar al pueblo. Pero al siguiente día decían: "¿la vamos a poseer?" y al siguiente día, "¿la vamos a poseer?" Pasaron cuarenta años, ¡pero tomamos la tierra!
56Un testigo mas, rápidamente, ¿Puedo llamar a Isaías al estrado de testigos? "Isaías, ¿Podrías testifiar para el Testigo Defensor y darnos una defensa para los defensores, del demandado?"
57"Lo haré; yo era un profeta. Un profeta vindicado. Cuando yo profeticé, yo no sabía lo que estaba diciendo, pero Dios hizo que sucediera lo que yo dije. Todos empezarón a creerlo, toda la iglesia, ellos empezarón a creerlo. Y un día una cosa extraña sucedió. El Señor Dios me dijo: "Israel está buscando señales, y yo quiero que ellos hagan esto, pero yo le voy a dar una super señal. Y ésta va a ser para una super edad, cuando ellos tengan supermercados y superaviones y todo super. Yo voy a darles a ellos una super Señal: "¡Una virgen concebirá!" Y yo siendo un profeta vindicado, al decir esto, cada virgencita tuvo listos los zapatitos y todo lo demás, pues ella iba a tener un hijo, si señor, ella era la que Jehová había llamado." Toda clase de cosas pasaron. Si señor. 'Bién, decían, nosotros estamos esperando que ella, nuestra hija, conciba.' Unos pensaron así; cada doncella estaba esperando en ésto. Los años pasarón. Algunos de ellos se rascaron sus cabezas y dijerón: "Ese viejo profeta falso." Pero esto se cumplió ochocientos años después. El no dijo cuando ella concibiría. ¡El dijo que ella concebiría! Ochocientos años después, una virgen concibió."
58Ahora, como último testigo, si Udes. me perdonan, ¿podría ser yo el último testigo? Esto no está en la Biblia, esto es de estos momentos. Déjeme ser el siguiente testigo, solo por unos cuantos minutos antes de que iniciemos la linea de oración. Y escuchen cuidadosamente. Yo desearía dar testimonio para El. Yo desearía ser llamado al estrado de testigos, y levantar mi mano para decir la Verdad, nada más que la Verdad.
59Me gustaría decir, de como yo llegué a ser un Cristiano. Mi padre y mí madre, abuelo y abuela, por ambos lados, fueron pecadores. Y mi naturaleza era de una cizaña pero iba a ser un grano de trigo. Pero una mañana en una cabaña alla en Kentucky, como mi madre y la partera lo cuentan, en el mes de Abril, el día seis, a las cinco de las mañana, en el año de 1909, cuando el Señor Dios me trajo a la tierra, había una luz que permanecía inmóvil por fuera de una pequeña ventana y cuando ellos abrierón la ventanita para saber si la criatura que acababa de nacer era hombrecito o mujercita, la luz entró al cuarto en remolino. Mi madre estaba acostada en una cama improvisada. La gente las montañas no sabían que pensar acerca de esto. Yo estaba muy pequeño para saber lo que estaba sucediendo.
60Y siendo un niño, como de ocho años de edad, siete u ocho años de edad, yo estaba acarreando agua a una destilería clandestina que mi padre tenía. Y en una tarde calurosa de Septiembre, estando sentado llorando porque no podía ir a pescar al lago con mis amigos, pues tenía que acarrear agua. Escuché como un remolino que estaba como a la mitad del árbol. Todo estaba quieto por dondequiera, pues para Septiembre en Indiana, todo está muy quieto, muriendo, silencioso. Y de este remolino en el árbol salió una voz que me dijo: "Nunca fumes, tomes, ''ni contamines tu cuerpo (ésto es refiriéndose a salir con mujeres), ni nada como ése, porque hay una obra que tú harás cuando seas mayor de edad." Y mi madre llamó al doctor, pues pensó que yo estaba muy nervioso.
61Y una semana después de ésto, ví el Puente Municipal, estando yo en trance, como yo llamaba a las visiones, ví el Puente Municipal que cruza el Rio Ohio, ví que dieciseis hombres perdierón sus vidas al caerse de el. Veintidos años después de ese día, el Puente Municipal cruzaba en el mismo lugar el Rio Ohio, y dieciseis hombres perdieron sus vidas en el.
62En el pueblo de Creen Mill, una noche, no sabiendo lo que todo esto era,... Después vine a ser un ministro al servicio del Señor... mis pastores me habían dicho que eso era del diablo, porque les había dicho que podía ver cosas. Y yo siendo un Cristiano, no quería nada que ver con el Diablo, nada en lo absoluto. Así que fui a orar y le dije: "Señor, yo no puedo continuar la vida de esta manera." Y sentado allá en un lugarcito allá muy adentro en el campo de pezca estaba orando. Y una noche allí, como cuando el Señor me habló del árbol y como lo hizo con Moisés. Entró allí en ese lugarcito de Green's' Mill, un hombre me dijo que no tratará de pedir que Esto se quitará de mi, porque era un don enviado de Dios que tenía que ser llevado a las gentes de todo el mundo, y me hizo saber por las Escrituras de que el tiempo estaba a la mano, cuando todas estas cosas que han sido prometidas de acuerdo a la Biblia, deberían de cumplidas.
63Yo me regresé y le dije a mi pastor. Fuí y le conté ésto y él me respondió: "Billy, ¿qué comiste? ¿soñaste, fué eso una pesadilla?" Pero para mí, fué Malaquias 4. El me preguntó: "¿Como lo vas a hacer?" Fué Lucas 17:30,. También Apocalipsis 10. Fuerón también todas estas Escrituras que han sido prometidas para los últimos días. Yo no las ví manifestadas en ese momento. La gente se preguntaba: "¿Cuando va a suceder ésto?" Pero yo me mantuve creyendo en éso.
64Y un día allá en el río, estaba baotizando a quinientas personas en esas aguas, cuando de pronto, esa misma Luz que entró al cuarto siéndo yo un recién nacido, me apareció. Yo les había dicho a la gente que yo seguía viendo esa Luz. Ellos decían que estaba soñando y que éso era como una obsesión mental que yo tenía. Pero un día, ante un poco más de cinco mil personas, a las dos en punto de la tarde, en el año 1933, de los cielos descendió una Nube, de la cuál procedían estas Palabras: "Así como Juan el Bautista, fué comisionado para preceder la primera venida de Cristo, tu ministerio precederá la segunda venida de Cristo," miles y miles de gentes lo escucharón, los reporteros dieron testimonio de ésto.
65Yo quiero decir, y deseo llamar la atención en ésto a este acusador ciego, que está buscando por un hombre que tenga las huellas de las espinas y de los clavos, y todo lo demás. ¡El no dice Eso! El no da tal promesa como ésa.
66Nosotros leemos en Lucas, el capítulo 17 y el versículo 30, como Jesús hablando dice que: "Así como fue en los días de Sodoma, así será cuando el Hijo del hombre sea revelado." ¡Cuando El sea revelado! Yo quiero llamar su atención a ésto solo por unos cuantos minutos, si Udes. me soportan unos cuantos minutos mas. , Sea muy reverente solo por unos cuantos minutos.
67Fijese, Jesús aquí lleva tres nombres; El Hijo del hombre, el Hijo de David, y el Hijo de Dios. El llevó tres nombres. Todos ellos son la misma persona, pero con tres nombres. Al igual que Padre, Hijo, y Espíritu Santo; todos ellos son el mismo Dios, son tres atributos.
68Al igual que yo. Mi esposa me llama esposo. Mis hijos no tienen ninguna relación conmigo por el nombre de esposo, pero yo soy el papá de ellos. Mi nietecito sentado allá, no ti ninguna relación conmigo por el nombre de papá, ni tampoco por el nombre de esposo, él es mí nieto. Y todos estos nombres, son la misma persona.
69Y si nos fijamos que cuando Jesús vino y trató de revelarse él mismo como Hijo del Hombre (no se pierda esto), cuando El mismo se reveló y se hizo llamar constantemente, "el Hijo del hombre," Israel estaba ciego. Ellos no sabían nada acerca de lo que el Hijo del hombre significaba. Por eso ellos le llamaban, "Hijo de David," como cuando Bartimeo el ciego le llamó al salir a encontrarlo y fué reconocido por El. David significa "Rey." Recuerde: 'Hijo del hombre, (Hijo de David, Hijo de Dios (El cuál fué el Señor). Este Judío obtuvo lo que él le pidió porque él lo abordó en el Nombre del Hijo de David, el Rey; El no era Salvador para él, sino que El era Rey paro él.
70Pero si la mujer Griega, la Sirofenicia lo hubiera abordado a El en el nombre del Hijo de David, El nunca, ni siquiera hubiera levantado Su cabeza. Ella no tenía ningún derecho a El, en el nombre del Hijo de David. El no era el Hijo de David para esa mujer Sirofenicia. Pero cuando ella dijo: "Señor," entonces El volteó. El era el Señor. ¿Vé? Señor, ¡El era Señor! No el Hijo de David para ella.
71Ahora, ¿Por qué no fué El reconocido como !Hijo del Hombre? Porque el Hijo del hombre era la revelación espiritual, de profeta. Hijo del hombre significa "profeta."
72Ahora, si Udes., abren sus Biblias en Ezequiel, el Segundo Capítulo principiando en el primer versículo, Ud. notará que Ezequiel era el profeta, la Palabra de Dios para ese día. Y Jehová mismo lo llamó a él, Hijo de hombre. Jehová le llamó hombre, el hijo del hombre, así como Jesús se reveló a si mismo como Hijo de hombre. ¿Quién era El? La Palabra prometida de esa hora siendo manifestada, ¡el mismo Dios! El Dios del tiempo de Ezequiel, el Dios del tiempo de Jesús. ¡ElHijo, del hombre! El no era en ese momento...
73El era el !Hijo del hombre porque El tenía que venir a revelarse a Israel como un profeta, pero ellos lo rechazarón. Y la profecía era que ellos deberían de recibirlo en el nombre del Hijo del hombre, es decir, un Profeta, porque esto era de acuerdo a la Palabra. En Deuteronomio 18:15, dice así: "El Señor tu Dios, levantará un, Profeta al igual que yo." Y cuando El vino, El mismo se identificó en Su ministerio como un hombre, no como el Hijo de Dios, pero como ¡el Hijo del hombre! Dios es un Espíritu. Y El mismo se reveló como Hijo de hombre, lo cuál El reclamaba que era. Pero ellos estaban ciegos, y no pudieron verlo.
74Pero a los Gentiles, El mismo se revela hoy como el Hijo de Dios, él cuál es el Espíritu Santo. Ahora, Jesús dijo: "¡Así como fué en los días dé Sodoma!"
75Yo quiero que este acusador ciego vea ésto. El es un intérprete ciego de la Palabra, siempre lo ha sido. El toma sus ideas organizacionales de ésto, y sabe tanto de ello, como un "burro queriendo tocar la flauta." El lo hace para engañar, porque él es un engañador desde el principio.
76Jesús dijo: "¡Así como fué en los días de Sodoma, así será cuando el Hijo del hombre sea revelado!" En los días de Sodoma fue el Hijo (el cuál era Dios) revelado en cuerpo humano, él cuál fué aquel que en una ocación fué llamado Melquisedec, el Padre. Este Melquisedec, no tenía Padre ni madre, ni principio de días, ni término de días, por siempre El era, El permanece el mismo. Jesús tuvo padre y madre, pero este Hombre ro tuvo ni padre ni madre. Y El le apareció a Abraham en la forma de Hijo de hombre, El, Elohim, Jehová. La Iglesia ahora lo ha tenido a través de las edades de las iglesias en el bautismo del Espíritu Santo. Pero Jesús dijo aquí, para hacer Malaquias 4, y el resto de estas Escrituras reales para Ud. ¿vé?, que "En los últimos días, antes de Su Venida, la condición del mundo sería como la de Sodoma, y el Hijo del hombre, El mismo se revelaría como el Hijo del hombre, al igual que lo hizo en los días de Sodoma."
77Acusador ciego, ¿qué no puedes ver ésto? Sus Palabras son verdaderas. No cicatrices de clavos y marcas de las espinas, y esas otras cosas.
78Es el hijo de Dios personificado en Su Iglesia, como Hijo del hombre. El tiene que cumplir Malaquías 4 y el resto de las Escrituras. ¡Yo llamo la atención del jurado que se fije muy bién en ésto del "Hijo del hombre!" ya que son también tres atributos, así como Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, son el mismo Dios, con tres atributos diferentes del mismo Dios. Ahora este Hijo de David... El Hijo del hombre se reveló pués, como un profeta. El Hijo de David, como Rey, y ahora el Hijo de Dios, en las edades de la iglesia, Dios no es hombre, Dios es espíritu, y el Hijo del Espíritu es el Espíritu Santo, que está revelando la edad de la iglesia. Pero aquí promete, "¡Que en los últimos días el Hijo del hombre se revelaría!"
79Acusador ciego, ¿entendiste ésto? Y quiero que sepas, acusador ciego, que nosotros lo vemos, lo, creemos; y estas Palabras han sido cumplidas ante nosotros y sabemos que ellas son la Verdad.
80Para los Judíos, El fué el Hijo de David. Para los Griegos, El fué Señor, para nosotros, Gentiles, El es Señor. Y hoy en los últimos días, El. retornaría otra vez como Hijo del hombre, porque Malaquías nos lo prometió de que habría un profeta que se levantaría en los últimos días que retornaría los corazones de los hijos otra vez, (apartarlos de las organizaciones) otra vez a la Palabra original, a la Fe de los padres, al Pentecostés original. Y cuando El lo hiciera, la promesade San Juan 14:12, las obras que El hizo, serían hechas otra vez. Apocalipsis 10 prometió revelar todo el misterio. ¿Como va Ud. ha revelar los misterios? Viendo lo que a Lutero le faltó, viendo lo que a Wesley le faltó, viendo lo que a Pentecostés le faltó, y revelaría los secretos del corazón, para confirmarlo como el mismo Dios a través de cada edad, lo cual no es nada más que la Palabra de Dios siendo hecha manifiesta otra vez en el Hijo del hombre. Nosotros no buscamos cicatrices; nosotros buscamos la Palabra hecha manifiesta. Fíjese, Dios prometió estas cosas, y las está cumpliendo como El las dijo. Podría decir mas, pero dejaremos el tema, pues se está haciendo tarde.
81Señor Acusador, quiero que sepas que Yo podría llamar miles de testigos aquí en esta tarde. Quiero que sepas que las cosas que dijo que El iba hacer, nosotros somos testigos de que El cumple Su Palabra! ¡Hay una reunión genuina del Espíritu Santo! ¡Hay un poder genuino de Dios! Y hay una promesa genuina que los enfermos sanarán, cuando se les pongan las manos sobre ellos. Quiero que sepas ésto. Quiero que sepas que El dijo, "Como fué en los días de Sodoma, así será en la venida del Hijo del hombre."
82Yo soy un extraño, y únicamente estoy dando testimonio de lo que la Biblia dice, es la Verdad. Si Ud. se fija, el Angel del Señor que vino en la forma de un hombre, tenía Su espalda vuelta hacia la tienda, y El le dijo a Abraham lo que Sara estaba pensando. Jesús dijo que ésto se repetiría. Ahora, si yo he dicho la Verdad, deje que Dios confirme lo que es la Verdad. Deje que El lo revele. Entonces, ya no será un secreto, porque lo sabremos. Dejaré este jurado en esta tarde con este veredicto, para que Ud. lo reconstruya en su mente. Deje que el Dios que hizo lapromesa... No allá en aquellos días; aquellos días fueron vindicados. Deje que el Dios que hizo la promesa lo vindique -hoy día, porque no cambia. Algunos de Udes. que están pensando en sus corazones, oren a Dios por sus enfermedades o sus aflicciones, y ver sí Dios no revela los secretos del corazón. Yo los reto a Udes. que lo hagan, de un lado al otro lado de la audiencia. Ahora, ¿Cree Ud. que me atrevería hacer una cosa como ésta, si nó estuviera parado exactamente en lo que la Escritura dice? Yo quiero que este jurado vea que El es el mismo ayer, hoy y por los siglos; de que El cumple Su promesa. Y El prometió de que Jesucristo se revelaría en los últimos días como el Hijo del hombre.
83Un caballero sentado aquí está sufriendo de hemorroides. Yo nunca le he visto en mi vida. Si esto es verdad, levante su mano. ¿Cree Ud. que yo estoy dando testimonio de la Palabra de Dios? La dama sentada enseguida de Ud., es su esposa. Ella está enferma también, tiene un quiste, en su cabeza. Si ésto es la verdad, levante su mano. ¿Cree Ud. que Dios puede decirme quien e,. Ud.? Si El es todavía la Palabra, la Palabra conoce los secretos del corazón. Udes. son el Señor y la Señora Hunt. Si ésto es la verdad, levanten sus manos. ¿Por qué no lo creen?
84Aquí, aquí esta sentado un caballero con su rostro inclinado, llorando, orando por él y también por su esposa. Ella no se encuentra aquí. Ella no está con Ud. en esta tarde. Ella está enferma. ¿Cree Ud. que Dios me podría decir cuál es el problema de ella, aún sin ella estar aquí? ¿Lo cree Ud.? ¿Lo cree? Yo soy un extraño para Ud., ¿es ésto verdad? Su esposa tiene una enfermedad de sus órganos femeninos. Si ésto es verdad, levante su mano alto, para que podamos verla. Y su nombre es el Señor Smith. ¿Cree Ud. que Dios la sanará? Si así lo cree, mueva su mano para arriba y para abajo de esta manera. Yo lo reto a Ud. a que crea que Jesucristo se revela en la forma del Hijo del hombre. Y para Udes. quienes creen, es el poder de Dios quien conoce cada pensamiento.
85Aquí está una mujer mirándome, ella sufre de alta presión sanguínea. ¿Cree Ud. que Dios me podría decir quien es Ud.? A Ud. le llaman Daisy. Si Ud.... ¿es ésto verdad? Levante su mano. Crea ahora con todo su corazón, Jesucristo lo hará... le dará su deseo. ¿Vé Ud.?, El es el mismo ayer, hoy y por los siglos. ¿Lo cree Ud.? 86, Hay un hombre sentado aquí atrás, mirándome, él tiene una carga en su corazón, y es por su hijo, quien tiene Diabetes. ¿Cree Ud.? La dalia que está sentada enseguida de Ud. y que empezó a llorar, es su esposa, ella tiene una carga en su corazón Y es por su hermana. Su hermana tiene problema con su corazón, una complicación. Udes. son el Señor y la Señora Sickles. Si ésto es Ha verdad, mueva su mano de arriba para abajo de esta manera. Si yo soy totalmente extraño para Ud., póngase de pie. Levántese, si yo soy un extraño y si nó le conozco a Ud.
87¿Qué es ésto? ¡El cumplimiento de la Palabra de Dios en los últimos días! Acusador, quiero que sepas que la Palabra de Dios ea verdadera. Dios me dijo esto hace treinta y tres años. Yo he esperado todo este tiempo, pero hoy se está cumpliendo aquí, en está tarde. ¡Dios cumple Su Palabra! El es el mismo ayer, hoy y por- los siglos. Dios les bendiga; vaya y tome el cumplimiento de su deseo que pidió hoy.
88Su mente es el Jurado. El jurado tiene que decidir. Y de la manera que Ud. actúe desde hoy en adelante, pronunciará o mostrará a la gente, cuál es su veredicto. ¿El es culpable? o ¿El no es culpable? ¿Cree Ud. que El no es culpable, que El, cumple Su Palabra? Somos nosotros quien tiene el... Estuvimos escuchando al Señor Impaciente, al Señor Incrédulo, y al Señor Escéptico. Pero ahora, ¿creerá Ud. que Dios cumple Su Palabra? Su mente es el jurado. Y de la manera que Ud. actúe de aquí en adelante, probará a la gente cuál es su veredicto. ¿Lo vé Ud.? Entonces inclinemos nuestros rostros.
89Yo les he dicho la Verdad. Si tuviéramos tiempo para quedarnos más, no habría una sola Escritura en la Biblia que no testificaría la misma cosa. Yo he sido honesto. Ud. sabe, algunas veces, ser honesto no es una tarea fácil. ¡Pero mientras Dios permanezca en el asunto...! No fué fácil para Lutero, para Wesley, ni para el resto de ellos. No es fácil para Ud. o cualquiera que tome una decisión. Pero en esta tarde, Ud. tiene que hacer una decisión. El nunca dijo... El dijo: "Ellos pondrán las manos sobre los enfermos y sanarán." Si Ud. lo cree, entonces no me interesa si ésto sucede aquí en estos momentos, o si sucede la próxima semana, o si sucede dentro de veinte años; si Ud. lo cree absolutamente, tiene que suceder.
90Tengo entendido que hay un doctor sentado aquí en la audiencia. Yo deseo darle las gracias a él. El estuvo en el hospital, temprano en esta mañana para ver su paciente, quien está destinada a morir, es lo que ellos piensan. Ella está completamente llena de cáncer. Y esta mujercita me dijo: "Mi doctor cirujano, está aquí en su reunión, y el me dijo que está de acuerdo con lo que Ud. dice. Y no solamente éso, Hermano Branham, sinó quiero que sepa que él está orando juntamente con Ud. por mí." Si yo necesitara cualquier clase de atención médica, yo desearía que él me la diera, ¡un hombre que puede confiar en Dios de, ésa manera! Si, los hay en todos los caminos de la vida, en todas las profesiones. Recordemos, que el veredicto és de Ud., hoy.
91Señor Jesús, he tratado de explicar Tú Palabra. Tú has testificado de que Ella es la Verdad. De Tus testigos, hubiéramos podido llamar centenares de ellos, pero no hemos tenido tiempo. Puestos aquí, hay pañuelos también, que son para el enfermo y para el afligido, en este lugar en donde el Espíritu Santo da testimonio de que Jesús está vivo. Lo conocemos a El por Su Vida, la vida que El vivió, las cosas que ,El hizo. Y oramos, Dios, mientras ponemos las manos sobre estos pañuelos, para que a quien quiera que ellos toquen, sean sanados. Yo ofrezco mi oración, con fe, uniéndome con esta cantidad de creyentes, por aquellos quienes no les fué posible estar aquí. Permite que ellos disfruten de las grandezas de Dios. Tal vez están enfermos y por eso no pudieron venir. Pudiera ser un padre ya anciano sentado en esta tarde en su cuarto, golpeando nerviosamente el piso con su bastoncito blanco, esperando que le traigan de regreso, su pañuelo. Ese niño encamado allá en el hospital, quemándose por causa de su fiebre, y alguién que está esperando para llevarle el pañuelo. Permite que el poder del Dios Todopoderoso vaya a ellos, los unja con la misma unción que ha estado en esta reunión en esta tarde. Y permite que sanen, Señor. Ofrecemos esta oración en favor de ellos, porque no estaban presentes. Pero Tú eres Omnipresente. Tú estés allá para confirmar Tú Palabra, en el Nombre de Jesucristo.
92Ahora, permite que el verdadero Espíritu Santo, no emoción, no algo como media esperanza, pero un veredicto genuino sea pasado para este caso, aquí en lo que yo le he llamado en esta tarde, "el jurado." Permite que cada uno de ellos, mientras pasan por la plataforma para tomar su tarjeta de oración, den el mismo testimonio. Permite que sean ministrados de acuerdo al Capítulo 16 de San Marcos, "Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán." Como Tu siervo elegido me paro aquí y ponemos nuestras manos .sobre ellos, Señor, y permite que ésto lo establezca para siempre. Permite que ellos salgan de aquí felices, como si nunca ellos hubieran tenido ningún problema, porque están seguros, al igual que Abraham lo estaba, de que Dios es capaz de manifestar las promesas que El hizo. Te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Yo le amo, Yo le amo Porque El a mí me amó Y me compró mi salvación Allá en la Cruz.
93¿Cuántos de Udes. tienen su veredicto? Levanten sus manos, y digan, "Yo tengo mi veredicto." Muy bién, jurado, Ud. será ministrado de acuerdo a la Santa Palabra de Dios, que dice, "Estas señales seguirán a aquellos que creen." Yo no voy a dejarlos a Udes. sentados aquí, pensando de que por el sólo hecho de tener este don, hace ésto, a alguién más grande que cualquier otro. Ud. tiene aquí, pastores santos. Ellos están aquí, y vamos a pedirles que se paren conmigo en la plataforma. Ellos pondrán sus manos al igual que yo lo hago. Ellos nos permitieron venir aquí, y ellos están aquí como testigos de Dios. Ellos están testificando de la Verdad. Ahora, ya no podemos decir "el Hermano Branham puso sus manos sobre nosotros," porque mis manos no son mejores que las de alguien más. Es su fe, el veredicto que Ud. pasó de la Palabra de Dios. ¡Dios cumple! Si Dios puede cumplir esa parte de la Palabra y probársela a Ud., entonces Ud. ya está sano, porque por Sus heridas fuimos nosotros curados.
94Ahora, quiero que todos los que están en la sección de este lado, y que tengan tarjetas de oración, se paren en ese lado junto a la pared. Ahoya, todos los que están aquí en esta sección, y que tengan tarjetas de oración, se paren en el medio de los pasillos con su espalda hacia aquel lado. Y todos los que están aquí en esta sección, y que tengan tarjetas de oración... Ahora, aquí en esta sección, voltéense al lado opuesto, y váyase por aquí. Voltéense al lado opuesto porque quiero una linea directa. Todos los que están en esta sección, salgan por aquí, dando su ' espalda para ,aquel lado. Y todos los que están aquí arriba en esta sección, y que tengan tarjetas de oración, salgan por este lado dando su espalda para aquel lado, y así la linea de oración estará moviendose. Todos los que están en el balcón, con tarjetas de oración, que quieran que se ore por ellos, bajen y formen linea detrás de esta sección a medida que ella viene. Mientras ellos vienen.
95(El Hermano Branham habla con los ministros en la plataforma-- Editor) ¿Desea Ud. que llame a otros ministros? ¿Está correcto presentar testigos? ¿Están de acuerdo todos Udes.? ¿Cuál es su veredicto en este juicio? (El hermano contesta, "Yo sé que todas estas cosas son Verdad."--Editor) Muy bién.
96Los pastores desean saber, quieren compañerismo con otros ministros. Ellos quieren aquí cualquier ministro que crea en Dios, y que crea en poner las manos sobre el enfermo, si su veredicto en esta tarde, es de que ésto es la "Verdad," lo invitan a Ud. como sus colegas' para que venga aquí a esta plataforma con nosotros para orar. Todos los pastores que están llenos con el Espíritu de Dios, y que su veredicto es de que Ud. cree que El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, de que Ud. cree que Marcos 16 es la Verdad, estos pastores aquí quieren invitarlo a Ud. a que suba aquí como colegas que son en el Evangelio. Suba aquí y párese en la plataforma con nosotros mientras formamos estas lineas de oración y nos preparamos para orar. Aquí, súbalos aquí por aquí. Todos los pastores en el auditorio, no importa que denominación. Ellos me acaban de decir que les invite. Suba aquí si Ud. desea venir en estos momentos y formar esta linea de oración para poner las manos sobre los enfermos y orar.
97Cuántos hay aquí que están sanos y no necesitan que se ore por Ud., y que son creyentes, levanten su mano. ¿Me prometen que sus oraciones se unirán con la de nosotros, mientras oramos por estas personas? ¿Que si esta persona parada allá, fuera su madre? Qué si esa fuera su esposa? ¿Qué si esa fuera su hermano o hermana? Recuerde, es la madre de alguien, es el hermano de alguien, es la hermana de alguien, es la madre de algún muchacho o muchacha, es de "alguien" y nosotros hacemos con otros, como nos gustaría que lo hicieran con nosotros. Ahora, quiero, que cada uno sea reverente y esté en oración.
98Y ya que ellos han terminado de formar sos lineas, hasta donde ellos pueden llegar, quiero que los ministros vengan aquí y formen una línea doble alrrededor de la plataforma por arriba y por abajo, de esta manera, formando así, una línea doble, por donde la gente vaya pasando. Moveré el micrófono para atrás, y el Señor Borders estará dirigiendo cantos. Muy bién, hagan una línea doble parándose arriba y abajo de esta manera, para que la gente...
99Ahora, a cada uno de Ud. que está parado en línea, le está asegurando doblemente a Satanás, el acusador, de que su decisión está hecha. Y es el hecho de que Ud. cree que lo que Ud. necesita es la Palabra de Dios, y que ella, es la Verdad, y que está pasando por esta línea para que le pongan las manos sobre Ud. Y esto mostrará que el está errado. Su acción le va a probar a el, cuál fué su veredicto. Levante su mano y diga: "Yo, le prometí al Señor que creería ésto. Todo lo que se está haciendo en esa línea.
100Oremos ahora. Nuestro Padre Celestial, este pueblo, en esta tarde, se le ha dado el lugar de un jurado. Yo siento, Padre, que Tú has tenido un juicio justo. Pilato nunca Te dió un juicio correcto, pués el tenía testigos falsos. Pero Tú dominaste los falsos testigos. El Testigo de Defensa, el Espíritu Santo viene a confirmar la Palabra ante el pueblo. Tú has tenido un juicio favorable. Y el pueblo ha recapacitado, ellos dieron su veredicto hoy, y vienen pasando por la línea, para probar al mundo de que ellos creen Tú Palabra tal como es. Ellos han estado aquí en las iglesias algunos de ellos diciendo, "¡Déjame verte hacer ésto, déjame verte hacer lo otro!" Pero eso no es lo que Tú Palabra dice. La Palabra dice: "Ellos sanarán." Y hemos traído testigos a la Plataforma, para probar que ésto es lo que Tú dijiste.' Tú haces cosas a Tu manera.
101Ahora, yo oro, Padre, que Tú concedas estas bendiciones en esta tarde al pueblo. Como Tu siervo, y con todos Tus otros siervos, cientos de ellos aquí, ofrecemos nuestra oración por estas personas. Unje estos preciosos pastores, Señor. El Escéptico siempre viene, o el Señor Incrédulo, o el Señor Impaciente, o cualquiera de estos críticos, burladores que han habido en cada edad, si ellos vienen usando estas gentes, permite que este jurado en esta tarde, clame en contra del testimonio de ellos. No importa lo que ellos digan, como fue en los días de Sodoma, así está generación va a la destrucción. ¡Oh cuánto ellos se burlaron y se rieron! Pero no hizo ninguna diferencia, pués el creyente se quedó con la Palabra. Y nosotros estamos listos para cogernos de la Palabra en esta tarde, Señor. Ahora, como Tu Palabra dice, Tus pastores y yo, ponemos las manos sobre estas personas, permite que el poder de Dios Todopoderoso, el cuál sabemos que aquí está presente hoy vindicando la Palabra, sane a cada uno de ellos. Lo pedimos a través de Jesucristo, nuestro Señor.. Amen.
102Hermano Roy, ¿podría Ud. venir a la plataforma? Con sus rostros inclinados, todos orando y cantando. Si Ud. no ora, cante: Sólo Creed. Mientras Ud. pasa por la línea, crea Ud. que El está aquí. No importa lo que Ud. diga o haga, éso es cosa de Ud. Si Ud. quiere gritar, grite. Y si Ud. quiere irse... No importa la que sea, únicamenne crea en Dios. Váyase y diga: "Está establecido en mi corazón." Al igual como Ud. fue al bautisterio para ser bautizado. Eso queda establecido, si Ud. lo cree. Ud. es un Cristiano mientras Ud. lo crea. ¿Es correcto esto? Y Ud. sanará mientras Ud. crea. Oremos ahora. Muy bien, Hermano Borders. (El Hermano branham ora por los enfermos.) (Porción de cinta no grabada--Editor) ¡Sólo creer! ¡Hasta que nos encontremos! ¡Hasta que nos encontremos! ¡Hasta que nos encontremos a los pies de Jesús; ¡Hasta que nos encontremos! ¡Hasta que nos encontremos! ¡Dios sea con Udes. hasta que nos encontremos a los pies de Jesús!
103Yo le estoy administrando la Palabra de Dios a Ud. En el Nombre de Jesucristo, reciba cada uno de Udes. lo que ha pedido. "Si tú dices a esta montaña, muévete, y no dudas en tu corazón, pero crees que lo que tú has pedido vendrá a suceder, tú puedes tener lo que has pedido." Cuando Ud. ore, crea que reciba lo que Ud. ha pedido, y le será dado a Ud. Yo le estoy administrando en el Nombre de Jesucristo. Yo creo que nuestro veredicto ha sido hecho y ha sido pasado y nuestras acciones prueban ahora que nosotros lo creemos y sabemos que El sana. Si yo nunca lo vuelvo a ver otra vez en este lado del río, los veré en el otro lado. Entonces el gran Espíritu Santo, Quien ha sido nuestro Invitado en esta semana, ya ha estado aquí y nos ha ministrado, El les testificará a Ud. en aquel entonces, de que yo les he dicho la Verdad. Hasta esta hora: ¡Hasta que nos encontremos! ¡Hasta que nos encontremos! ¡Dios sea con Ud., hasta que nos encontremos otra vez!
104Inclinemos nuestros rostros. Muy quietamente, suavemente, (El Hermano Branham empieza a tararear el himno, o Hasta Que Nos Encontremos--Editor) Permite que en ese día, nosotros estemos parados delante de Ti, en Tú Presencia, permite que estemos presentes delante de Ti por haber recibido a El Dios sea con Udes. Los aprecio.