Photo

~ SHALOM ~
1Muchas gracias, Hermano Isaacson. [El hermano Isaacson comienza a hablar acerca de un hombre que tiene cáncer. Espacio en blanco en la cinta.– Ed.]...Isaacson. Buenos días amigos; pueden sentarse. Es bueno regresar a la parte de atrás del desierto. Uds. saben que nosotros...Creo que la última vez que yo estuve aquí nombré este lugar: "La parte de atrás del desierto". Allí es en donde generalmente encontramos al Señor, en donde fue encontrado en una ocasión cuando Moisés estaba apacentando sus ovejas en la parte de atrás del desierto. Este hombre aquí, lo vi en mi espejo retrovisor hace tiempo, viniendo para acá. El otro día escuché que él estaba en el hospital. Yo estaba orando por él y él está sentado aquí en esta mañana. Bueno, eso es bueno; yo estoy tan contento. El estaba sangrando. Y así que nosotros... Muy contento de verlo en esta mañana. Lamento oír acerca de ese hermano que estuvo aquí con nosotros la última vez, que ahora está en el hospital con cáncer. Sabemos que sólo tenemos una avenida para eso, y esa es la avenida de la muerte. Eso es, que todos tendremos que caminar por ese sendero, ya sea que seamos los más justos, el más santo de nosotros, nos llevaremos el uno al otro al sepulcro. Y sin embargo Jesús dijo: "El que en Mí cree no morirá". Pero lo que la "muerte" es allá, no es lo que llamamos muerte.
2Como cuando Jesús habló acerca de Lázaro, El dijo: "El duerme". Y ellos dijeron: "Bueno, nosotros...El está bien, si él duerme".
3Entonces Jesús dijo, tuvo que decirles en el lenguaje que ellos sabían, ¿ven? "El está muerto". El dijo: "Y por vosotros, me alegro de no haber estado allí, mas Yo voy a despertarle". ¿Ven?
4Y allí es donde El dio esa maravillosa cita que tenemos en la Escritura: "El que oye, el que cree en Mí, tiene Vida Eterna; no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a Vida. Yo soy la resurrección y la Vida. El que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá". ¿Ven? ¡No morirá! No hay...Realmente no hay muerte para un Cristiano. Muerte significa: "Separación Eterna".
5Y ahora como cuando estamos...morimos, como en el cuerpo físico como estamos ahora, estamos separados el uno del otro. Pero, en realidad este cuerpo es la única cosa que nos identifica el uno con el otro, porque estamos ligados a cinco sentidos: vista, gusto, tacto, olfato, y oído. Y mientras podamos vernos o palparnos el uno al otro, bueno, tenemos evidencia que estamos aquí. Si Uds. están ciegos y no pueden, y–y no pueden ver, entonces Uds. pueden palparse el uno al otro, y nosotros...u oírse el uno al otro. Y los sentidos terrenales declaran el uno al otro.
6Pero, realmente, francamente, nunca nos hemos visto el uno al otro. ¿Sabían Uds. eso? Nunca nos hemos visto el uno al otro. Uds. oyen hablar algo a un cuerpo aquí, que personifica lo que está en el interior. Así que cuando hablamos el uno con el otro, realmente no le estamos–estamos hablando al cuerpo. Es al espíritu adentro; pero el cuerpo es la cosa que identifica al espíritu que está en el interior. Y por lo tanto, cuando hablamos el uno con el otro, estamos...rápidamente podemos entender inmediatamente si somos Cristianos o no, porque hay un compañerismo en el espíritu de donde hablamos. ¿Ven Uds.?, eso vibra del uno al otro si es que somos Cristianos o no. Por lo tanto, nunca nos hemos visto el uno al otro.
7Jesús: "A Dios nadie le vio jamás, mas el unigénito del Padre le ha dado a conocer". ¿Ven? En otras palabras, Dios fue identificado. La–la Persona de Dios fue identificada en el Cuerpo, el Señor Jesucristo, así que El fue la imagen expresada de Dios. O, Dios expresándose El mismo a través de una imagen, ¿ven?, a través de una imagen, el Hombre. Dios mismo se expresó a nosotros, y El era Dios. No una tercera persona o segunda persona; El era la Persona, Dios. El era Dios mismo, identificándose El mismo, para que pudiéramos palparlo a El.
81 Timoteo 3:16: "E indiscutiblemente, (eso es sin argumento), grande es el misterio de la piedad, porque Dios fue manifestado, (o dado a conocer), en carne". ¿No es eso maravilloso? ¡Dios! Y nosotros no podíamos entender a Dios mientras El se movía a través de una Columna de Fuego, y demás, como El lo hizo. Pero nosotros lo entendimos cuando El llegó a ser uno de nosotros, ¿ven?, cuando El llegó a ser Hombre. Entonces El podía hablar con nosotros, y nosotros podíamos sentirlo, palparlo, tocarlo, y todo. Y como la Escritura claramente dice que "hemos palpado a Dios", ¿ven?, con nuestras manos, lo tocamos con nuestras manos.
9Dios está en el hombre. Y El mismo se está identificando hoy en Su Iglesia. En el Cristiano nacido de nuevo, Dios mismo se identifica, que El permanece Dios. Y el mundo exterior sólo conocerá a Dios, mientras ellos ven a Dios en Uds. y en mí. Esa es de la única manera que ellos conocerán a Dios, cuando nosotros seamos cartas escritas, cartas de la Escritura, seamos leídas por todos los hombres. Y la vida que vivimos refleja lo que está en el interior de nosotros. Un hombre es identificado por las obras que él hace. Así que nuestras obras deberían de ser buenas, ¿ven?, siempre buenas, porque estamos representando a nuestro Señor Jesucristo.
10¡Qué cosa maravillosa es esa!, especialmente cuando un–un hombre de edad como yo se para aquí y–y piensa de la vida que se está desvaneciendo, que se ha ido en el pasado, y–y estamos enfrentando un futuro de una Eternidad. Y sabiendo que si sólo en esta vida era en lo que yo tenía esperanza, hubiera sido la persona más miserable en esta mañana. Pero sabiendo que esta vida sólo ha sido una–una sombra de la que tenemos por–por venir. Es una reflexión, porque no puede ser la cosa perfecta que Dios hizo. Dios no hace nada que perezca. ¿Ven? Dios es Eterno. Y por lo tanto, esta vida que ahora vivimos, sólo está reflejando lo que está delante de nosotros. La verdadera que no puede morir. El cuerpo que no puede perecer. La Vida que no puede ser tomada. ¿Ven? Y por lo tanto, las Escrituras están correctas, cuando Ella dice que tenemos Vida Eterna, tenemos Vida Eterna. Nunca moriremos. ¿Ven?, porque uno llega a ser...Cuando Ud. es nacido de nuevo, Ud. llega a ser parte de Dios. ¿Ven?, Ud. es Eterno, nunca fallará. Ud. es parte de Dios, porque Ud. es Su hijo.
11Ahora, yo pudiera tomar otro nombre, y decir que mi nombre es algún otro nombre. Yo pudiera tomar el apellido de mi madre, Harvey, lo cual sería lo más inmediato a mí. En el mundo, mi madre era Harvey, y entonces yo pudiera tomar el nombre de Harvey. Pero todavía la sangre probaría que yo soy un Branham. ¿Ven? Porque yo soy parte de mi padre. Y mientras yo tenga sangre en mí, yo todavía seré parte de mi padre. ¿Ven?, eso es correcto. Y cuando yo soy nacido del Espíritu de Dios, yo soy parte de Dios, eso es todo; yo estoy identificado con El, ¿ven?, que El es mi Padre. Entonces mi vida debería de reflejarlo a El, así como mi vida refleja a mi padre terrenal en la imagen en que él estaba. Dicen que yo me parezco mucho a mi padre, así que por lo tanto, su imagen es reflejada en mí. Y su–su padre se refleja en Ud. y sus padres. Y así que, Dios nuestro Padre es reflejado en nosotros, cuando somos nacidos aquí conforme y–y a Su imagen.
12Ahora, yo empiezo a hablar y nunca llegaré a mi texto de lo que iba a hablarles a Uds.
13Yo siempre he apreciado una reunión en el hogar, una reunión de oración en el hogar tal como ésta, más de lo que–que creo que la gente piensa que lo apreciaría, porque las reuniones más hermosas y los tiempos más hermosos de compañerismo son por lo regular en una reunión de oración en el hogar como ésta. Donde yo me he sentido más cerca a Dios, es cuando sólo se junta un pequeño puñado de creyentes y allí adoramos.
14Ahora en esta mañana, me supongo que estamos sentados aquí, treinta, cuarenta, treinta, creo, o algo así, contando a los niños. Yo no sabría. Yo no soy muy bueno para–para–para calcular los grupos, sólo veo un pequeño grupo de gente aquí, porque hay otros cuartos aquí, ¿ven Uds.?, en los cuales yo no veo gente en ellos. Ahora, pero cuando nos juntamos así, yo creo que sentimos una cercanía que nosotros no sentimos cuando estamos allá en una congregación grande y enorme. Nos podemos expresar. Por eso, es que yo pensé en esta mañana, venir aquí, y hablarle a la congregación aquí en esta mañana, y a su amado pastorcito. Muy contento de ver a muchos de mis amigos aquí, los Strickers y todos aquellos que–que no he visto por algún tiempo.
15Y yo les hablaré a Uds. en esta mañana de mi Mensaje de año nuevo que yo había planeado hablar el próximo domingo en la tarde, en la reunión de Phoenix, en el auditorio. Porque, aquí, pensé que quizás ellos harían cintas de eso. Que yo...Quizás el Espíritu Santo me daría un–un pensamiento mejor aquí sólo entre un grupo de creyentes, que lo que quizás me daría entre los de Phoenix, Uds. saben, en donde la fe y la incredulidad, y supersticiones y–y todo está mezclado. Y entonces si los hermanos tuvieran que hacer las cintas, y las dejaran salir, que sería–sería mejor hacerlo de esta manera, porque Uds. tendrían una mejor cinta aquí. Yo les pedí a los hermanos que revisaran la acústica primero. Y cuando yo llegué esta mañana, el Hermano Terry me dijo que la acústica estaba bien. Así que, eso–eso está bien. Así que ahora primero, antes que abordemos este solemne asunto, y yo sé...
16Creo que dicen que algunos de Uds. se van a quedar para almorzar, van a tener un almuerzo juntos aquí en el terreno o en la casa o algo así. Eso está muy bien. Yo verdaderamente aprecio verlos a todos Uds. juntarse.
17Y siento que–que mi Mensaje en esta mañana está dirigido a la Iglesia del Dios viviente, ¿ven?, lo cual creo que ésta es una porción de Ella sentada aquí esta mañana. Y ahora antes que lleguemos a esa parte solemne, inclinemos nuestros rostros sólo por un momento para orar:
18Nuestro Padre Celestial, estamos tan agradecidos Contigo, que aun tengamos el privilegio de dirigirnos a Ti como nuestro Padre, porque Padre significa que nosotros hemos sido engendrados del gran Dios que creó los cielos y la tierra. Y estamos tan contentos entonces por este privilegio, que podemos pensar en nuestros corazones, que somos hijos e hijas Tuyos. Y luego verte estrictamente identificarte Tú mismo en medio de nosotros, que Tú eres nuestro Padre, cambiando nuestros pensamientos de las cosas del mundo, y cambiando nuestros motivos y objetivos y actitudes, y toda fase de nosotros, para amarte y creerte, y–y saber que Tus promesas son verdad.
19Nos hemos reunido aquí esta mañana, en este lugar que llamamos "la parte de atrás del desierto", o yo lo llamo así, pensando eso. La razón que yo digo eso, Señor, no es para reflejar nada sobre este pequeño grupo de gente, pero, o de alguna cosa que le daría una característica de ser pequeño.
20Pero yo estoy tratando de recordar que fue Moisés, Tu siervo, que estaba en la parte de atrás del desierto, quizás él solo y sus ovejas, quizá su esposa, Séfora, y–y–y Gersón, su hijo, pudieran haber estado por ahí. Yo...Eso yo no sé. Pero fue allí que ellos tuvieron una experiencia que cambió a ese profeta, de un cobarde huyendo del servicio de Dios, quien lo había ordenado a él para el trabajo, en la parte de atrás del desierto. Fue allí que–que la Columna de Fuego fue manifestada por primera vez en la vida humana, de lo que sabemos; ese Fuego estaba descansando allá en una pequeña zarza del desierto, y no se consumía. Pero–pero era la Gloria de Dios reflejándose Ella misma a través de esa zarza, que Moisés el profeta quitándose sus zapatos, se acercó a Ella, y fue comisionado por Dios para liberar a una nación del pueblo de Dios.
21Que sea así otra vez hoy, Señor, en la parte de atrás del desierto que ahora nos quitemos, por así decirlo, nuestros zapatos, nuestros sombreros, nuestro todo, y los pongamos debajo de la cruz de Cristo, y digamos: "Heme aquí, Señor, envíame".
22Bendice a este pastor aquí, nuestro Hermano Isaacson, hermano. Pedimos que Tú lo bendigas a él y a su esposa, y a sus pequeñitos; al Hermano Stricker, a su esposa y a pequeñitos; y a todos los demás que están representados aquí en esta mañana.
23Y nosotros nos hemos reunido aquí; no, Señor, no para alguna gran gloria, o para ser conocidos como líderes o–o algún...un oficial de algo grande. Sólo estamos–estamos aquí como creyentes humildes. Estamos aquí porque te amamos, y nos amamos los unos a los otros. Y a medida que nos vemos el uno al otro y que nos congregamos, nos damos cuenta que parece ser que más de Dios se reúne a medida que cada creyente se reúne en un cierto lugar. Y Jesús dijo: "Si vosotros hacéis esto en Mi Nombre, entonces Yo estaré entre Uds." Y sabemos que Tú estás aquí.
24Háblanos, Señor. Y si esta pequeña nota que escribí aquí, y Escrituras para referirme, están fuera del curso, en esta mañana, del pensamiento que Tú tuvieras para que meditáramos, entonces, Señor, nosotros omitiremos eso, y haremos como Tú nos digas que lo hagamos. Bendícenos ahora, porque pedimos esto en el Nombre de Jesucristo. Amén.
25Ahora, en la lectura de la Escritura, solía ser que yo...antes que yo tuviera tanta edad, que yo podía recordar bien. Y en esos días, yo...días de juventud, yo no tomaba un mensaje largo, quizás treinta minutos o algo, yo entraba directamente en un pensamiento y lo mantenía en mi mente. Pero ahora yo...razón que tengo estas reuniones largas ahora, es porque estoy grabando. ¿Ven? Y esta cinta, los hermanos la están grabando allí, la empezarán a cierto tiempo, quizás ahorita, o al principio de la oración, y ella va a muchos, muchos lugares; alrededor del mundo prácticamente. Así que ahora vamos a hablar en esta mañana en mi año nuevo...lo que llamo mi Mensaje de año nuevo. Yo traté, tenía tres mensajes de Navidad, y yo sé que Uds. aquí en la parte de atrás del desierto reciben esas cintas. Y en mi–en mi último Mensaje allá en la iglesia, o después de mi último Mensaje, fue sobre La Luz. Y si Uds. no han recibido esa cinta, estoy seguro que Uds. lo disfrutarán. Yo lo disfruté mucho, la inspiración de él, que me dio el Señor.
26Ahora hoy, mientras enfrentamos el año nuevo, yo–yo no quiero pensar como el pasado, pero quiero mirar hacia el futuro. ¿Ven? Como Pablo dijo: "Olvidando ciertamente lo que queda atrás, prosigo a la meta, ¿ven?, del supremo llamamiento". Y como es expresado, es como mirar hacia atrás por el espejo retrovisor de un automóvil. Estamos mirando a lo que hemos pasado, cuando estamos mirando por el espejo retrovisor. Ahora, no estamos tratando de poner el Mensaje hoy como mirando a través de un espejo retrovisor. Tomaría demasiado tiempo, ¿ven?, las cosas que el Señor ha hecho. Y todos Uds. están enterados con las grandes cosas que nuestro Señor ha estado haciendo, algunas de las cosas más poderosas que yo alguna vez he visto en mi vida, El acaba–acaba de hacerlas en los últimos meses. Y, estamos agradecidos por lo que se ha hecho, pero ahora estamos mirando hacia adelante. Estamos mirando hacia donde nos estamos dirigiendo, en este 1964.
27Y ahora, si Uds. aquí gustan leer, o–o, a mí me gustaría leer algunas Escrituras, porque todo esto está basado en la Santa Palabra de Dios.
28Y me queda ahora como una hora y quince minutos, para esta cinta. Y si es la voluntad del Señor, yo trataré de terminarlo para que Uds. puedan tener su comida. Estoy agradecido por decirme que yo tenía hasta las seis de la tarde. Eso fue muy amable.
29Ahora abramos la Biblia en dos lugares, los libros están cerca uno del otro. Están en el Antiguo Testamento. Yo tomo el texto para la lectura de dos lugares, de Isaías 62 y de Salmos 60. Ahora abriremos en Isaías 62, para leer primero. Y en éste, se nos hace recordar de los grandes poderes de nuestro Señor Dios, y cuán–cuán grande es El, y cuán poderoso es nuestro Dios. Lo siento, es Isaías 60, en vez de 62. Isaías 60. Muy bien, ahora leemos en éste, Isaías 60:1 y 2. Levántate, y resplandece; porque ha venido la luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí...tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; [Gente– Biblia en Inglés.–Trad.] mas sobre ti se levantará Jehová, y sobre ti será vista su gloria.
30"Oscuridad sobre la gente". De esto, por supuesto, esto está profetizando del día en el que ahora estamos viviendo.
31Ahora abramos luego a Salmos. Creo yo que quizás esté un poquito confuso aquí en donde he escrito mis Escrituras, porque anoche estaba de prisa escribiéndolas, escribiendo esto. Salmos 62: del 1 al 8. En Dios solamente está acallada mi alma; de él viene mi salvación. El solamente es mi roca y mi salvación; es mi refugio, no resbalaré mucho. ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre, tratando todos vosotros de aplastarle como pared desplomada–desplomada, y como cerca derribada? Solamente consultan para arrojarle de su grandeza. Aman la mentira; su...bendicen. Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah. Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; en Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en el...todo el tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah.
32Ahora, si Uds. se fijaron en la lectura de la Escritura allí en los Salmos, continúa diciendo: "Dios es mi roca". ¿Saben Uds. qué representa la roca en la Biblia? Una roca en la Biblia, aquí, representa "la revelación de Dios". ¿Ven?, "Dios es mi revelación". El es, ¿ven? La revelación de la Palabra, es la roca.
33Porque, Pedro un día cuando...Jesús había hecho la pregunta: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?"
34Y uno de ellos dijo: "Tú eres...Algunos de ellos dijeron Tú eres Moisés, o Elías, Jeremías, o uno de los profetas". Pero esa no era la pregunta. "¿Quién dicen vosotros que Yo soy?"
35El, Pedro habló, estas famosas palabras, y dijo: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente".
36El dijo: "Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre que está en el Cielo. ¡Y sobre esta roca!" ¿Ven?
37Y David hablando aquí: "Dios es nuestra roca". Dios es nuestra roca cuando Dios ha sido revelado a nosotros. Eso llega a ser una roca, ¿ven? Dios es nuestra roca.
38Ahora mi texto para esta mañana es una palabra rara: Shalom. Shalom, en el Hebreo, significa "paz". Y eso es lo que le digo a la Iglesia en esta mañana: "¡Shalom!" Eso es paz.
39En Finlandés es llamado Jumalan rauha, lo cual significa "la paz de Dios" sobre ti. Rauha. Dios, ¿ven?, la paz de Dios, shalom.
40Mi Mensaje de año nuevo, para 1964, es para la Iglesia elegida en Jesucristo. No–no solamente a los grupos de iglesia, sino a la Elegida, a la Señora, a la Señora a–a la Iglesia, a la Novia de Cristo, ¿ven?, a ésa es a quien me estoy dirigiendo.
41Estamos afrontando aquí, en nuestros dos temas que leímos, las dos Escrituras, mejor dicho, un verdadero contraste, uno con el otro. En Isaías, dice: "Levántate, y resplandece porque la gloria de Dios ha venido sobre ti. La Luz está aquí". Y entonces en el mismo versículo que sigue, él dice: "Oscuridad es sobre esta gente". Y entonces cuando estamos en una mezcla de Luz y de oscuridad, es entonces que mi mensaje a la Iglesia es "Shalom, Paz"; démonos cuenta de qué se trata todo esto, ¿ven? Estamos enfrentándonos este año con ambas: oscuridad y Luz. Estamos...el mundo está en uno de los tiempos más caóticos de oscuridad que alguna vez estuvo; y sin embargo está de nuevo, en la Luz más bendita que alguna vez haya resplandecido. Y hay...
42La diferencia es así como fue en el principio, cuando había densas tinieblas sobre la tierra. Y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz del agua y dijo: "Sea la luz". Y separó Dios la luz de las tinieblas. Y yo creo que ahora estamos viviendo en esa hora de nuevo, cuando Dios está separando la Luz de las tinieblas, y El las está presionando al otro lado del mundo, para que la Luz pudiera ser manifestada. Y estamos...
43Entonces, la–la Iglesia: la razón que yo dije "Shalom" a ellos, es porque eso es la Paz de Dios. Eso es lo que quiero traerles a Uds. en esta mañana, para el año nuevo; no mirando hacia atrás, pero estamos mirando hacia adelante, hacia el amanecer de un nuevo día, en donde hay algo grande que está adelante de nosotros, en donde los años han sido el gozo de lo que hemos esperado, la apremiante venida de la gran Luz. Y ahora podemos verla abriéndose paso sobre el horizonte, la esfera horizontal; está abriéndose paso entre lo mortal y lo inmortal. La vemos abriéndose paso entre los cielos y la tierra, entre una tierra enfermisa y un mundo angustiado, a un día resplandeciente de una Vida inmortal y un cuerpo inmortal y una tierra inmortal que nunca pasará. Es–es "Shalom", a la–a la Iglesia. Ahora, es el tiempo de Luz viniendo a los creyentes, pero una densa oscuridad para la gente. Yo...
44El otro día estábamos hablando, mi esposa y yo, y estábamos hablando sobre la–la hora en la que estamos viviendo. Ahora, la razón que yo escogí este lugar, es porque sentí que podía relajarme y hablarles a Uds., ¿ven? ¿Ven? Es un...Parece ser un tiempo que está sobre la gente, el cual es el tiempo más patético del que yo pudiera pensar.
45Yo constantemente he hecho lo mejor para tratar de, sin estar de acuerdo con los hombres en términos religiosos; pero si yo no pudiera estrecharle la mano después, no importa cuán violenta la cosa pudiera haber sido, estrecharle la mano y decir: "Esto es en la luz de un mejor entendimiento entre nosotros", y todavía amar a la persona (no sólo decirlo de mis labios, pero de mi corazón), en ese caso, yo no–yo no soy la persona en lo absoluto para salir allá y tratar de hablarle a la gente. Porque, ¿ven?, debemos hacer eso; debemos de amar a la persona. ¿Ven? Yendo entre la gente de todo tipo, y de diferentes cultos y clanes, y religiones y demás, y tratar de exponer la Biblia, y decir: "No lo discutamos–discutamos de su credo o de su libro de éticas, sino de la Biblia". Y entonces no...Quizás alguna vez el hombre se levante muy violento; pero si yo tengo una idea que esa persona me desagrada, entonces–entonces yo sé una cosa, que el Espíritu de Cristo se ha apartado de mí. Si yo–si yo puedo sentir que esa persona me desagrada, hay algo mal en mí.
46Porque el Espíritu de Cristo, cuando ellos...el...al–al crucificarlo a El, y Su propio pueblo clavando los clavos y–y Su misma creación que El creó le estaba poniendo los clavos; que El creó, estando El en Su carne humana. Y sin embargo, con un corazón lleno de amor, El clamó: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que están haciendo", ¿ven Uds.?
47Y yo–yo he llegado a ese punto. Yo creo que la gente no sabe lo que está haciendo. Ha llegado el tiempo en donde el ser humano, parece, que ha llegado a estar tan sujeto al mal, al grado que es–es una cosa patética. Parece como que hay–hay una sombra de oscuridad, sobre la gente, que los oprime.
48Como por ejemplo esta cosa: cruzando toda la nación y hablando, y el Señor Dios identificando, vindicando y mostrando que es exactamente Su Palabra, y nunca permitiendo que nada sea dicho a menos que venga a cumplimiento exactamente lo que El dijo, hablando a existencia, y todo lo demás, como El lo ha estado haciendo. Y la gente se sienta y mira eso, y continúa adelante en su misma condición. ¿Ven?
49¿Ven?, sin menospreciar a nadie, pero así como nuestras hermanas, muchas veces cuando hablo con ellas acerca de usar esas ropas, y de cortarse su cabello, y cositas. Y los hombres, cómo continúan en sus credos, y–y sirven bajo esos credos y cosas. Y–y ellos son buenas personas. Son personas agradables. Pero, sin embargo, parece como que ellos–ellos–ellos no pueden entender; parece como que no lo pueden captar. ¿Por qué? Yo regreso al siguiente año y en vez de estar mejor, está peor. Eso–eso continúa. Por ejemplo una hermana que una vez tenía cabello largo, hermoso; ella se lo ha cortado. Por ejemplo un hombre que una vez parecía que él tomaba su postura y se paraba por la cosa que era correcta; él ha regresado en el...como un perro a su vómito, y una–y una puerca a su revolcadero. ¿Ven?, regresa directamente a eso. Parece como que hay algo que ha atacado a nuestra gente, que atacó al mundo, pues no parecen tener el–el entendimiento; hay algo mal.
50Es como Uds. si se fijan en los hombres hoy en día, Uds. no encuentran esa autenticidad en los hombres. Uds. no la encuentran en las mujeres. Ahora yo no estoy hablando de...La razón que estoy basando esto es para llegar a "Shalom". ¿Ven?
51Pero Uds. fíjense en las mujeres en nuestro día, ellas no parecen tener esa delicadeza que una vez tenían. Parece como que ellas–ellas quieren, pero hay algo que no les permite hacerlo. Parece como que hay una pesadez. Como cuando uno le dice a una–una dama que ella no debería de hacer tal y tal cosa, y la dama considera eso y cree eso, ella quiere creer eso, pero hay algo que la presiona hacia la otra dirección. ¿Ven? Pobrecita, yo–yo–yo la compadezco. Ella está atrapada en tal telaraña de Hollywood, y en los anuncios de televisión, radio, periódico, en la calle, en–en los escaparates de las tiendas, con vestidos modernos y demás, y de la manera que las otras mujeres la abordan. Y parece ser que hay algo de lo que ellas simplemente no se pueden apartar; nuestros jóvenes, nuestra gente anciana, nuestra gente de edad mediana.
52Parece ser que hay algo entre los hombres. Los hombres no parecen serlo, tener ese toque masculino que él solía tener. Las mujeres no tienen ese toque femenino que solían tener. Uds. tomen a un hombre hoy en día: los hombres no parecen ser fornidos como solían ser. Todo es una clase de...Ellos quieren usar zapatos morados de piel de ante y–y quieren actuar como mujeres. Ahora eso es la verdad. Parece ser, más o menos, como una perversión. Una mujer quiere cortarse su cabello y actuar como un–un hombre. Y el hombre quiere actuar como una mujer. ¿Ven? Y todavía así uno puede hablar con ellos, y son unas personas buenas con quien hablar, personas agradables, amigables, personas sociales. ¿Qué causó esto? Es esa densa oscuridad sobre la gente, es algo que–que las presionó dentro de eso.
53Como eran los Judíos en los días que Jesús vino a la tierra; Isaías había profetizado de eso y dicho: "Estarían, ellos tendrían ojos pero no podrían ver, y oídos y no podrían oír". Y esa es la razón que Jesús oró por el perdón de ellos, porque tenía que ser de esa manera para cumplir la Escritura.
54Y ha regresado otra vez a nosotros. La Biblia habló de este día en el que vivimos, y dijo que estas cosas vendrían: "densa oscuridad sobre la gente". Y nosotros lo vemos, hay algo que simplemente la gente quiere, pero no puede.
55Nicodemo lo expresó una vez delante del Señor: "Rabí, sabemos que has venido de Dios como Maestro; porque nadie podría hacer las cosas que Tú haces, si no está Dios con El". Pero era esa oscuridad, o ceguedad, sobre la raza Judía, para que el Mesías pudiera venir a tomar de los Gentiles una Novia. Ellos tenían que rechazarlo a El.
56Y esa es la densa oscuridad que está sobre las iglesias y cosas hoy, que fallan en ver la Luz que está resplandeciendo. ¿Ven? ¿Ven?, parece haber una presión tan fuerte. Tomemos a algunos de los notables evangelistas hoy, que constantemente están clamando por un avivamiento, y obrando contra Ella; ¿ven?, no entendiendo, sin entendimiento.
57Y yo no digo eso con el–el motivo de tratar de decir: "Miren, nosotros hemos visto esto, y ‘gloria a Dios’, ellos–ellos no están en eso". Yo no estoy tratando de–de decir eso en el...para hacer que la gente piense: "Bueno, Hermano Branham, Ud.–Ud. tiene la única Verdad que hay en el mundo". ¡No, eso está errado! ¿Ven?
58Yo únicamente estoy diciéndolo en la Luz de la hora en la que estamos caminando, y para el beneficio de personas que están tratando de buscar esta Luz. Verdaderamente, Jesús dijo: "Ninguno puede venir a Mí, si Mi Padre no le trajere". Ningún hombre lo ha visto. Es esa Simiente predestinada, y ésa únicamente lo va a recibir. Pero hemos llegado a ese lugar otra vez. La Biblia dice: "Vosotros sois la luz del mundo".
59El profeta dijo: "Oscuridad sobre la gente", sobre la gente del mundo en esta hora. Y eso es exactamente lo que tenemos: densa oscuridad sobre la gente.
60Dios, en Su gran misericordia, como siempre he predicado y tratado de pararme por eso, El siempre muestra Sus–Sus eventos desde el cielo, Sus grandes eventos mayores, acontecen en el cielo antes que acontezcan en la tierra. El mismo se refleja. En otras palabras, antes que el Mesías entrara en un lugar donde Su ministerio empezaría, salió allí una–una Estrella en el cielo que guió a los hombres al–al–al lugar donde El estaba, a los magos. Como Uds. oyeron en mi último Mensaje cómo es que Dios lidió con los–los magos, y–y el día en que El–El los desvió por un sueño, y El le dijo a José por un sueño cómo cuidar del bienestar de Su propio Hijo. Porque él tuvo el sueño, estaba...
61Un sueño es secundario, algo puesto a un lado, porque la gente puede tener sueños que no están correctos. Pero no había profeta en la tierra en aquel día, ¿ven?, no había profeta, por lo tanto Dios tenía que usar lo que El tenía para usar. Y nos enseña que–que Dios puede usar toda facultad y todo lo que hacemos, si es consagrado a El. Pero primero tiene que ser consagrado a El. Permitan que sus–sus meditaciones, lo cual realmente refleja su sueño, ¿ven?, porque es su subconsciencia. Si Uds. observan un sueño, Uds. verán que es algo de lo que Uds. han estado pensando, o algo así, por lo general ¿ven Uds.? Y permitan entonces que su mente esté en Dios, ¿ven?, para que así refleje algo para El. Y cualquier cosa que Uds. sean, permitan que lo refleje a El.
62Ahora, en los cielos arriba...Se fijaron Uds., estoy mirando eso, allí la–la Luz en la fotografía de la Revista Life, que el hermano que vive aquí en este hogar, ha puesto en su pared, a ese triángulo de Luz.
63Dio la casualidad que cruzó por mi mente. Si alguno de Uds. tiene la traducción de la Biblia Lamsa, si Uds. se fijan sobre la cubierta de ella, es una trina, luz trinitaria, una luz de tres ángulos como un halo. Y cuando el Dr. Lamsa, un amigo, mi amigo íntimo, estaba traduciendo la Biblia, ese es el antiguo símbolo Hebreo de Dios en la verdadera manera trinitaria que El es; no tres Dioses, pero tres manifestaciones del mismo Dios: Padre, Hijo, y Espíritu Santo. La Luz es un círculo completo de Luz en una forma de triángulo, lo cual significa que Dios morará en tres oficios: el oficio de Padre, el oficio de Hijo, y en la dispensación del Espíritu Santo, todo el mismo Dios.
64Pero, ¿se fijaron Uds. antes que los Siete Sellos fueran revelados, que la gran Luz misteriosa se mostró en los cielos aquí sobre Tucson, en donde estábamos, y Flagstaff? El Hermano Fred, dos de los hombres que estaban...dos de los hombres que estaban conmigo esa mañana. Cuando eso había sido dicho que acontecería meses y meses antes de tiempo. Ambos, el Hermano Fred Sothmann y el Hermano Gene Norman sentados aquí en esta mañana, cuando eso...estaban allí cuando ocurrió la explosión, y no sabiendo que estas cosas acontecerían. Y El me envió de regreso, dijo que el tiempo estaba a la mano para estos Siete Sellos lo cual contienen los siete misterios de la Biblia entera, que estaban sellados por dentro con estos Siete Sellos. Y cómo estos ángeles a lo largo del camino, mensajeros de las Siete Edades, abrieron una cierta parte de eso. Pero en la hora séptima, por el séptimo mensajero, todos estos misterios deberían ser consumados. ¿Ven? El séptimo mensajero terrenal, ¿ven?, este ángel del que El habla, entonces estaba en la tierra. Un ángel significa "mensajero". Y luego, después de eso, él vio a otro Angel descendiendo, no el ángel terrenal al que se le había dado el Mensaje aquí, pero el (otro) Angel poderoso vino del Cielo con un arco iris sobre El, y puso Su pie sobre la tierra y el mar, y juró por El que vive por los siglos de los siglos: "El tiempo no será más". ¿Ven? Pero antes que El abriera esos Siete Sellos para revelarlos, que El mostró milagrosamente, El primero lo mostró en los cielos.
65En ese día tomaron fotografías a través de todo el sur de los Estados Unidos y México. Allí ahora está puesto en la Revista Life; todavía un misterio para ellos. Pero El lo declara en los cielos antes que El lo haga en la tierra. El siempre hace eso. El muestra Sus señales en los cielos primero.
66Y aun en el Zodíaco. Yo no voy a regresar a enseñar el Zodíaco, pero yo sólo estoy mostrándoles que los cielos lo declaran. En el Zodíaco nos damos cuenta, en las constelaciones de las estrellas, que El declaró toda la Biblia en la constelación del–del Zodíaco. Encontramos allí que con la que El empieza, es la mismísima–la mismísima primera figura en el Zodíaco que es la Virgen, y la última figura en el Zodíaco, es Leo el León, mostrando que Jesús vendría a la tierra por medio de una Virgen, El vendrá la segunda vez como el León de la tribu de Judá. ¿Ven? El pasa a través de los peces cruzados, un poco antes de esa Edad del Cáncer, en la que estamos viviendo ahora. "Y todos los cielos lo declaran", dice la Biblia.
67Ahora, hace unos cuantos meses yo prediqué una serie de reuniones en el tabernáculo, sobre Las Siete Edades de la Iglesia. Todos Uds. quizás, las han oído. Y cuando yo terminé de dibujar las Siete Edades de la Iglesia, en el pizarrón, ¡cómo la Luz entró y cómo la Luz salió! Y yo creo que Uds. tienen eso, quizás, aquí en alguna parte; pero está entre nosotros, de todas maneras, lo sabemos. Y la cosa extraña, en el último día cuando la última Edad de la Iglesia fue dibujada, esta gran Columna de Fuego (la cual está entre nosotros) bajó entre cientos de personas, y Ella misma se fue a la pared de la parte de atrás del tabernáculo. Y allí, ante esos cientos, dibujó esas Siete Edades, oscureciendo e iluminando, exactamente de la manera que yo lo tenía dibujado en el pizarrón, ¡misteriosamente!
68Ahora, el otro día, tuvimos el evento de la historia de la iglesia ahora...En la–la Biblia, la luna representa a la "iglesia", y el sol representa a "Cristo". Porque encontramos eso en Apocalipsis, el capítulo 12, la mujer la cual era la "iglesia", la encontramos a ella con la luna debajo de sus pies y el sol en su cabeza y doce estrellas en su corona. Lo cual, la–la antigua ley Ortodoxa Judía, estaba debajo de sus pies, ella había cruzado por arriba de eso dentro de la luz del sol. Las doce estrellas son los "doce apóstoles" que nos trajeron los mensajes a nosotros, ahora, bajo el Espíritu Santo. Ahora, encontramos que la luna en los cielos es para reflejar la luz del sol, en la ausencia del sol. Nos da– nos da luz para transitar. Pero todavía es...No importa cuánto ella refleje, todavía no es la luz perfecta, porque está reflejando. Y el sol brilla en la luna, y la luna refleja su luz en la ausencia del sol. Pero cuando el sol sale, entonces ya no se necesita la luna.
69Y hoy la Iglesia está reflejando la Luz en la ausencia del Hijo de Dios. La Iglesia es una reflexión de la Luz. Porque El dijo: "Un poco y el mundo no me verá más. Pero vosotros me veréis, porque Yo estaré con vosotros, aun en vosotros, hasta el fin del mundo. Las obras que Yo hago", las Luces que El manifestó. Y no hay Luz excepto que sea a través de la Palabra de Dios. Había...
70Ese sol es la Palabra de Dios. En el principio, Dios dijo: "Sea la luz". Y cuando la Palabra manifestada de Dios, cuando la Palabra de Dios fue manifestada, hubo luz. Primero, Dios la habló. ¿Qué si no se hubiera manifestado? Entonces todavía no sería luz. Pero cuando El la habló, y luego fue manifestada, vindicada, Su Palabra fue vindicada, la luz vino a existencia.
71Y esa es de la única manera que puede ser hecho ahora, cuando la Palabra es vindicada, la Palabra escrita de Dios es vindicada; entonces muestra Luz. Es...Una porción es iluminada, o sacada para cada edad. Lo encontramos en las Edades de la Iglesia, lo encontramos en las edades de la iglesia del Antiguo– del Antiguo Testamento. Cada vez que hubo un tiempo para una–una cierta manifestación de la jornada, hubo un profeta que vino a la tierra. Y la Palabra vino al profeta, y él hizo esa Palabra vivir. Y cuando esa Palabra fue identificada, reflejó a Dios. Y allí estaba la–la edad, allí estaba la Luz. Y de esa manera la Luz viene hoy.
72Ahora, yo no tengo nada en contra de ninguna gente de la denominación. Pero todo lo que yo tengo, está en contra de los sistemas porque ellos están errados. Y el primer sistema que se levantó, fue el–el sistema Romano de la iglesia Católica Romana. Esa fue la primera organización que se organizó: la iglesia Católica Romana, en Nicea Roma. Como trescientos veinticinco años después de la muerte de Cristo, 325, se produjo la organización de la iglesia Romana que unió a la gente y expulsó cualquier cosa que era contraria a ella. De allí es de donde ellos obtuvieron sus doctrinas extrañas y comenzaron en un sistema apartado de la Palabra. Y ahora esa iglesia, desde ese tiempo, ha reflejado exactamente oscuridad, porque en ese tiempo pasamos por lo que llamamos, "Las Edades Oscuras", como mil años. Es conocido por todos los historiadores y por los eruditos de la Biblia, y demás, como Las Edades Oscuras, cuando la iglesia Romana controlaba todo.
73Y esta iglesia Romana es "la–la madre de rameras", la Biblia lo dice, en Apocalipsis 17: "Ella era una prostituta, y la madre de rameras". Ahora, eso es una vida impura, inmoral, que una mujer vive. Las dos son la misma cosa; las dos son lo mismo. Así que si–si es ramera, tendría que ser una mujer. Así que, por lo tanto, Uds. se fijan que no es una ramera, sino "rameras". ¿Ven? Ella es "ella", singular, "prostituta". Entonces las iglesias son llamadas "rameras", hijas de la prostituta Romana. Ella es la madre de todo eso, la madre de la organización.
74Y no es una cosa extraña, en este día, que cuando hemos pasado por todas estas cosas, y el Mensaje ha salido por toda la tierra en contra de la organización, la ha condenado a diestra y a siniestra, eso, en esta hora, eso que ha sido dicho desde 1933, cuando el Espíritu Santo me dio esas visiones y me mostró el tiempo del fin, siete cosas que hablé, y cinco de ellas ya han acontecido, perfectamente, exactamente, como Alemania e–e Italia y todas las guerras, y las cosas nacionales (raramente me habla sobre esas cosas). Pero ellas han acontecido exactamente de la manera que El dijo que acontecerían. Cómo Mussolini iría a Etiopía, y Etiopía caería a su paso, y entonces cómo es que él llegaría a una desgracia, y sería escupido por su propio pueblo, y deshonrado, colgado boca abajo, en la calle, con esa prostituta con la que él vivía. Cómo es que los Americanos entrarían en guerra contra Alemania, y ellos recibirían una terrible paliza en un lugar llamado, una gran línea en donde habría allí concreto fortificado, creo que es llamada la Línea Siegfried. Y había una llamada Maginot, me parece que esa era la Francesa. ¿Dije eso correcto? Y la Linea Siegfried era la línea Alemana. Y el Señor me permitió ver eso, once años antes que fuera construida. Y ellos nunca admitirían que recibieron una paliza allí, los Americanos no lo admitirían, al grado que casi acabaron completamente con el ejército. Cuando ellos entraron allí, los Alemanes tenían sus cañones directamente apuntados a esa flota, y la dejaron llegar hasta allí, y casi la hundió. Y yo vi eso, once años antes que ni siquiera–ni siquiera los cimientos se hubieran vaciado en la linea, o alguna cosa: la Línea Siegfried. Y todas estas otras cosas, como máquinas y automóviles, y–y cómo todo ha salido exactamente como El dijo, hasta una mujer gobernando esta nación, lo cual, quizás, es la iglesia. Y luego viene el fin.
75Ahora encontramos que en esto, toda esta cosa y cómo he atacado en contra de la organización, ¿no es una cosa extraña que el papa de Roma saliera de Roma por primera vez para ir allá a Jerusalén? Y haciendo esto...Jerusalén es conocida como la iglesia más antigua en todo el mundo.
76Cuando Melquisedec se encontró a Abraham que venía de la matanza de los reyes, él era el Rey de Jerusalén, un Sacerdote, el cual era Cristo, era Dios; nadie más podía ser Melquisedec sino Cristo mismo, Dios mismo, mejor dicho, ¿ven?, Dios mismo, porque El era sin padre y sin madre. ¿Ven? Jesús tuvo ambos padre y madre, ¿ven? Así que este Hombre era sin padre, sin madre, sin principio de días o fin de vida. Y quienquiera que El es, El todavía vive. Y El era Rey en ese tiempo, de Salem, lo cual es interpretado: "Rey de Paz, Shalom". Rey de Jerusalén, quien se encontró con Abraham y le dio vino y pan, comunión, después de la batalla. Un tipo muy hermoso allí en el capítulo 7 de Hebreos, lo encontramos. Ahora, le dio pan y vino después de que la batalla terminó. Mientras El...
77Esa es la primera cosa que tomaremos después que entremos en el Reino Nuevo, la comeremos nuevamente con El en el Reino del Padre, el pan y el vino. "Yo no beberé el fruto de la vid, ni Yo comeré del pan, hasta que lo coma con vosotros, nuevamente, en el Reino del Padre, y en aquel día".
78Ahora, ahora, nos damos cuenta que después que el Rey Shalom estaba en la...vino de la ciudad, entonces fue cuando el credo tomó control, después. Y constantemente ha sido el credo, pero representa a la iglesia antigua. Y somos enseñados en el Nuevo Testamento, no fallen en captar esto, en el Nuevo Testamento, que no somos de esta ciudad Jerusalén, de la terrenal, sino que somos de la Nueva Jerusalén, la de arriba. Así que ésta debe ser Jerusalén, la luna, y no la Nueva Jerusalén, la de arriba. Así que la luna representa a la iglesia terrenal.
79Y no es extraño, que un poco antes que el papa tomara su viaje a Jerusalén, que la luna se oscureciera en los cielos totalmente, sólo unos cuantos días antes que él hiciera su viaje. El viene aquí también, Uds. saben, ¿ven? Ahora eso nunca se había sabido, ¿ven? Pero ¿qué muestra eso? Que, él está haciendo esto para ganar compañerismo, al reunirse al día siguiente, después que él entró a Jerusalén, él se reunió con la jerarquía Griega Ortodoxa. ¿Y qué refleja eso? Compañerismo: ellos quieren que los Protestantes y el Catolicismo se unan, lo cual están haciendo y lo harán completamente. Y Dios nos reflejó esto a nosotros, en la luna, con un total oscurecimiento. Por Su misericordia y gracia...
80¿Alguno de Uds. vio el periódico donde ellos tomaron las fotografías de la luna? Yo lo tengo aquí. Si eso no es una perfecta imagen, excluyendo la séptima edad la cual no es exactamente de la manera que yo lo dibujé por el Espíritu Santo en las Edades de la Iglesia. Hay seis de ellas, la séptima todavía no ha terminado. Las seis condiciones de la luna; cómo está en su intensidad luminosa en la primera edad de la iglesia; oscuro en la segunda, tercera, cuarta, quinta, y sexta; exactamente de la manera que el Espíritu Santo me permitió dibujarlas en el pizarrón, y luego El mismo las identificó en la pared del tabernáculo, hace dos años. La luna misma se refleja y la ciencia de nuevo toma la fotografía de las Edades de la Iglesia, cómo ellos tomaron esa Luz allá y la pusieron en la Revista Life, de la apertura de los Sellos, de la revelación en la edad del séptimo ángel. En los días de su ministerio, del séptimo mensajero, los misterios de Dios, todos los misterios que habían estado a lo largo de las edades, deberían de ser revelados, manifestados, debería de ser en ese tiempo. ¡Y El lo hizo! Sus Palabras no fallan. ¿No es eso una cosa misteriosa? Dios dibujando en los cielos la misma cosa que ellos tienen, el mismo Dios me permitió dibujarlo en el pizarrón, y luego, El mismo. Esas son las tres veces que El perfectamente lo ha identificado, y un poco antes que el papa entrara en Jerusalén.
81Lo cual, ésa era la iglesia, la luna es la iglesia, representa a la iglesia. Y delante de la iglesia, la sombra del mundo cruza la luna. Y la sombra de la mundanalidad, la sombra de mundanalidad, la iglesia del mundo, se ha interpuesto completamente para apagar totalmente la Luz de la Biblia. El mundo entró en la Luz de la reflexión. ¿Entienden? El mundo se cruzó en la luz de la luna, y cegó al sol. Y la reflexión de la luna que debe de estar dando luz a la tierra, fue apagada. Y Ella entró y dibujó las imágenes exactamente como lo hizo, por inspiración, antes de que sucediera.
82Ahora, eso, creo yo, Hermana Simpson, estaba en el periódico de Tucson. Yo no sé si la Hermana Simpson sabía...Ella no lo entendió en ese momento. Ella dijo: "Yo recorté algunas fotografías para Ud. y algunas notas del periódico" y me las dio.
83Y me pareció extraño. Yo entré allí y lo recogí, y lo miré, yo dije: "Allí está, exactamente, ¿ven?, exactamente lo que he estado buscando". Y allí estaba en el periódico.
84La Hermana Simpson pudiera decirles en qué periódico está, si Uds. quieren obtener una copia de ello. [La Hermana Simpson dice: "Es el del 28 de Diciembre".–Ed.] Y–y ¿qué dice? ["Es la edición de la tarde del 28 de Diciembre".] La edición de la tarde del 28 de Diciembre.
85¿Ven?, antes que él fuera a Jerusalén a apagar su Luz, o el acceso que ella tiene. En qué tiempo, en qué posición, y los derechos que Ella tiene para brillar, ahora se le están quitando completamente, en la última edad, la séptima edad de la iglesia donde ella entra en oscuridad. Qué gran cosa el Señor nos está diciendo. En todo, nunca ha fallado sin que Dios en el cielo lo haya declarado y lo dijo, lo presentó, y aquí lo ha identificado y lo ha vindicado, que es la verdad absoluta.
86Oscuridad, esta Edad de la Iglesia de Laodicea. Ahora, cuando Jesús, quien es la Palabra, en la Edad de la Iglesia de Laodicea estaba afuera de la iglesia, tocando en la puerta, tratando de entrar. Oscuridad, densa oscuridad sobre esta gente. ¿Estaba la Biblia correcta? [La congregación dice: "Amén".–Ed.]
87¡La perfección de la Escritura, gloria a Su gran Nombre! La visita del papa era una señal de las iglesias oscureciendo Su manifestada...La Luz manifestada del mundo era la Biblia. Jesús dijo que El era la Luz del mundo. La Biblia dice que El es la Palabra. Y la manifestación, o la vindicación de la Escritura, es la Luz. Ahora a Uds. no se les permitirá hacerlo cuando esto tome control. Y cuando lo vemos representado, dicho por inspiración antes que aconteciera, representado por la luna, y lo muestra aconteciendo, y aquí está aconteciendo.
88La hora está sobre nosotros, oscuridad, densa oscuridad. Densa oscuridad sobre la gente ahora, eso es lo que es. ¿Qué significa todo esto? ¿En dónde estamos parados? ¿En qué hora estamos? ¿Qué tan cerca estamos de la Venida? Bueno, Uds. dicen: "Cuando todos tengan un avivamiento".
89"No temáis, manada pequeña, a vuestro Padre le ha placido daros el Reino". Muy bien.
90¿Qué significa? Dios ha comenzado a separar la Luz de las tinieblas, ¿ven?, presionándolas, como El lo hizo en el principio, para mostrar el amanecer de un nuevo día. Las Edades de la Iglesia se están apagando. Discúlpenme. Las Edades de la Iglesia se están apagando. Dios está presionando la oscuridad en un lugar, tiene que hacerlo, para apagar las organizaciones eclesiásticas, apagar el mundo. El mundo está cubriendo la cosa completamente, y la mundanalidad ha tomado toda la cosa. Entonces, ¿no está Dios correcto? Por medio de las cosas del mundo, y el vestirse como el mundo, y actuar como el mundo, y vivir como el mundo, ¡es el mundo!
91Uds. no son del mundo, pequeñitos. Uds. son del Cielo. Este no es su hogar.
92¿Por qué debería yo de mirar, nosotros personas mayores, tratar de mirar hacia atrás y ser jóvenes otra vez? No podemos hacer eso. Pero estamos mirando hacia adelante, no mirando hacia atrás. Mirando aquí, lo que ha sido, y queremos saber lo que va a ser. Y estamos esperando esa hora, esforzándonos en eso.
93Tantas personas buenas y sinceras hoy, están atrapadas en estos credos, en estas iglesias y organizaciones, "teniendo apariencia de piedad, pero negando la Eficacia de ella", como dice II Timoteo, capítulo 3.
94Densa oscuridad, la ceguedad de Israel, era para la iluminación de los Gentiles. Ahora la ceguedad de los Gentiles es para la iluminación de Israel Es exactamente como el día y la noche; un lado ha recibido oscuridad, el otro lado ha recibido luz; y entonces la luz se va al otro lado. Así que la–la luna pasando de la manera que lo hizo, y la reflexión de la oscuridad del mundo apagando su luz, es una reflexión para nosotros que la edad de la iglesia Gentil ha terminado. La Iglesia se ha preparado, se ha estado preparando por un tiempo, es tiempo para el Rapto. Porque la oscuridad está desvaneciéndose sobre los Gentiles, y el amanecer pronto rayará sobre los Judíos. El sol ha viajado del este al oeste, y estamos en la Costa del Oeste. La Luz sólo puede hacer una cosa: regresar al este, al otro lado. Uds. entienden, ¿no es así? [La congregación dice: "Amén".–Ed.] La Luz sólo puede regresar al este otra vez, en donde empezó, a Israel. Dios los cegó por un tiempo, pero la–la oscuridad ahora está presionado sobre el mundo Gentil del que ha cubierto toda la cosa. Los Gentiles hollarán a Jerusalén hasta que la dispensación Gentil haya terminado. Jesús así lo dijo. Y ahora ha terminado, ¡densa oscuridad sobre la gente! Dios reflejándolo en los cielos, así como El lo mostró en la tierra antes que todo aconteciera. Estamos en eso.
95Personas buenas atrapadas en esta cosa, personas buenas, personas sinceras. Como María y José, ellos eran muy sinceros, ¿ven?, pensando que El estaba con ellos, cuando El no estaba. María y José, Uds. saben, cuando ellos estaban allá en la fiesta, Jesús, a la edad de doce años, ellos pensaban, suponían, que El estaba con ellos, pero El no estaba. Personas buenas hoy piensan la misma cosa, ellas, estas personas que están organizadas en este Concilio de Iglesias, estas personas en estas organizaciones, ellas–ellas piensan que están haciendo una cosa buena. Ellas están suponiendo que El está con ellas, cuando no está. ¿Ven?, muchas personas pensaron que El estaba con ellas cuando ellas estrecharon la mano con el predicador y pusieron su nombre en el libro, pero El no estaba. Muchas personas pensaron, que cuando ellas fueron rociadas, confirmadas, bautizadas en el nombre de "Padre, Hijo, Espíritu Santo", pensaron que El estaba con ellas. Ellas son unas buenas personas. María y José eran buenas personas. Pero el hecho era que ¡El no estaba ahí! No suponga nada.
96¿Qué es Luz? ¡La Palabra hablada vindicada de Dios! Aparte de eso, no hay Luz. ¿Ven? Uds. no pueden iluminar la tierra con linternas. Se necesita la Palabra de Dios que ha manifestado al Hijo.
97Ellos eran buenas personas. Fíjense en la precisión de Su Palabra, cuán perfecta es Ella. ¿Se fijaron Uds. qué dijo María? Ahora a Uds. queridas personas Católicas, yo no tengo nada en contra de Uds. Yo no tengo nada en contra de Uds. Es el sistema en el que Uds. están. Y Uds. Protestantes, la misma cosa. ¡Son los sistemas!
98"María, ¿madre de Dios?" Nos damos cuenta que un Muchacho de doce años, su propio hijo, la tuvo que reprender. No hay ni una sola ocasión en la Biblia donde Jesús alguna vez llamó a María Su "madre". Ella no era Su madre. ¿Cómo podría ella ser madre de Dios? Ella sólo era un vientre que El usó para venir a la tierra, para ser manifestado en la tierra, a través del vientre. No hay nada que ella tenga que ver en lo absoluto, ni una Escritura en la que alguna vez dijo: "Madre".
99Fíjense qué tan equivocada estaba María, pero Su Palabra es tan perfecta. Ella le dijo a El cuando...Ella lo encontró a El en el templo, El de doce años, discutiendo con los teólogos. El los asombró siendo un Muchacho de doce años; ni siquiera estaba en la escuela, o, si estaba, no tenemos registro de eso. Pero un Muchacho de doce años confundiendo a los–los sabios en el templo, con Su sabiduría. Ella dijo: "Tu padre y yo te hemos buscado con lágrimas". "¡Tu padre!" La misma madre, supuestamente, dijo: "Tu padre José y yo te hemos buscado con lágrimas".
100¿Qué le dijo El a ella? "¿No sabíais que en los negocios de Mi Padre me es necesario estar?" Si El hubiera estado en los negocios de José, El habría estado haciendo casas, o en un taller de carpintería. Pero El no era el hijo de José. "Yo estoy en los negocios de Mi Padre", corrigiendo a estas denominaciones y credos y cosas que oigo. ¿Ven? "Yo estoy en los negocios de Mi Padre". El nunca admitió que José era Su padre. Pero María lo hizo, y El volteó y la corrigió. Ella dijo: "Tu padre y yo te hemos buscado".
101El dijo: "Yo estoy en los negocios de Mi Padre", mostrando que José no era Su padre. Sus Palabras son perfectas, ¿ven?
102Pero María y ellos, sólo estaban suponiendo eso. Bueno, ¿ven lo que fue?, ella se dejó llevar. Ella–ella tenía...Ella quería mostrar delante de estos sacerdotes y cosas que–que–que ella no era ese tipo de mujer. Y ella, al hacer eso, hizo pedazos totalmente el fundamento de su testimonio, después que ella había testificado que un Angel había venido a ella: "Y dijo, ‘Tú concebirás y darás a luz un Hijo, sin conocer hombre, un Hijo nacido de virgen’". Y ahí delante del supremo Sanedrín, ella dijo: "José, tu padre aquí, y yo, te hemos buscado".
103Y ese Muchacho de doce años dijo: "Yo estoy en los negocios de Mi Padre". El la reprendió a ella: "¡Ese no es Mi Padre!"
104¿Ven a la iglesia hoy?, dejándose llevar por concilios y–y cosas del mundo; ella hoy está oscurecida. ¡Dios la está reprendiendo!
105Jesús nunca la llamó a ella "madre". Un día ella llegó a visitarlo a El en Sus reuniones, en una casa algo así como ésta. Alguien vino, dijo: "Afuera, ahí, en la puerta Tu madre y Tus hermanos te esperan".
106El dijo: "¿Quién es Mi madre, Mis hermanos? ¿Quiénes son?" Miró alrededor a Sus discípulos, y dijo: "Los que hacen la voluntad de Mi Padre, es Mi madre, Mi hermano, Mi hermana, y demás. Ese es quien lo es".
107Y en la cruz, cuando El estaba muriendo, El le dijo a Juan, el discípulo joven, El dijo: "He aquí tu madre". "Mujer, he aquí tu hijo". "Hijo, he aquí tu madre". ¿Ven?, El mismo, nunca afirmó. No era su Hijo. Era el Hijo de Dios. Ella era sólo un vientre.
108Esta es una casa en esta mañana, pero no es la Iglesia. La Iglesia está en Uds.: Cristo. El espíritu de los mortales que están sentados aquí, se reunieron en lugares Celestiales. Es Cristo, no la casa. La casa está bien, está sirviendo su propósito, pero sólo es usada para un lugar de reunión. María fue sólo un vientre que El usó para venir a la tierra, para El mismo ser identificado entre el pueblo. No la "madre de Dios", lo mismo que esta casa no es la Iglesia de Dios. Sólo es usada para eso.
109Sí, muchos amigos piensan ahora, personas, buenas personas como María y José, piensan que–que El está con ellos haciendo esto. Pero como estaban entonces, así están ahora, equivocados. Pensaron que estaban con El, pero no estaban. Pero cuando fueron bautizados, personas pudieran haber pensado, oh, yo–yo lo recibí a El cuando yo lo acepté y fui bautizado. Eso no es. ¡Hasta que una Palabra hablada se refleje a Sí misma!
110Pero, el Elegido, ¿qué de la Luz ahora? Yo he estado hablando tanto sobre la oscuridad, y ya me tomé la mitad de mi tiempo: once y media. Ahora démosle la vuelta; densa oscuridad está sobre la gente, ahora, ¿qué de la Luz? El dijo que densa oscuridad estaría sobre la gente, pero que habría Luz: "Levántate, y resplandece, porque la Luz ha venido". Cómo puede haber allí oscuridad y Luz; tiene que ser separada. Y sólo una cosa la separa, la Palabra manifestada la separa, la presiona hacia el otro lado de la...Aquí está la oscuridad sobre la tierra, pero cuando la Palabra manifestada de Dios, el sol, el cual fue hablado a existencia por la Palabra, él mismo se muestra, la oscuridad huye para el otro lado. Y eso es lo que está aconteciendo ahora: la oscuridad, ella misma está separándose de la Luz. Ahora para la Iglesia Elegida en esta hora oscura...Lo cual, nosotros pudiéramos quedarnos en eso por horas, pero yo pienso que he dicho lo suficiente para que Uds. entiendan lo que–lo que la Escritura quiere decir, cuando yo dije: "Densa oscuridad sobre esta gente".
111Ahora yo le digo a la Iglesia: "Shalom. Paz de Dios". ¡Paz! Todo verdadero Hebreo, cuando él se encuentra con otro dice: "Shalom". En otras palabras: "¡Buenos días! ¡Dios sea con Ud.! ¡La paz de Dios vaya con Ud.!" Es un "¡Buenos días! ¿Cómo está Ud.?" Está amaneciendo, Iglesia. Hay oscuridad sobre la gente, pero es un "Buenos días" para la Iglesia; Cristo está apareciendo entre nosotros. "Shalom. Paz". Aleluya. "Shalom".
112Cuando vemos la oscuridad asentándose, la oscuridad un poco antes del día, nosotros sabemos que la estrella de la mañana está suspendida allá para introducir la venida del sol. Es, eso es cuando la estrella de la mañana resplandece. Es–es–es entre la fase del cambio. Siempre está más oscuro unos cuantos minutos antes del día, el oscurecimiento viene, la luna deja de brillar. La hora más oscura antes del día, es debido a que la luz está presionando a la oscuridad. Pero la estrella de la mañana sale y dice: "Buenos días. Shalom".
113Ese es El entre nosotros, Su Palabra siendo identificada. Shalom. El gran día está listo para rayar, cuando la mañana rompa en Eternidad, en claridad y hermosura, cuando Sus escogidos se reúnan en su Hogar allá en el Cielo. Cuando allá se pase lista, yo estaré allí. Nuestros nombres están en Su Libro, estaremos allí. "Shalom. Buenos días. Paz sea a vosotros".
114La oscuridad misma se está separando de la Luz. Dios lo está causando; la Luz lo está haciendo. ¿Ven?, la Luz misma presionando en tal manera que la oscuridad tiene que aglomerarse. Tuvieron una oportunidad de aceptarlo y ellos no lo hicieron, así que ella misma se ha condensado. Y ellos hacen eso al juntar a la iglesia y al Concilio de Iglesias, y unirse con la oscuridad pagana. Cuando ellos firmemente están en desacuerdo el uno con el otro, pero sin embargo ellos tenían que unirse para hacer que la noche viniera sobre la gente.
115Isaías 60:1 dice: "Levántate y resplandece, porque la Luz ha venido sobre ti".
116Levántate, y resplandece, la Luz ha venido. La Palabra, la Luz, es vindicada otra vez. La Luz vindicada otra vez, la Palabra de Dios, para que Uds. puedan ver a Dios manifestado en Su promesa de la Luz del día, o la Palabra dada a esta edad, ¿ven?, estas promesas que se hicieron para este día, estas promesas que fueron dichas por los profetas, y por Jesús mismo. ¡En este día! "Dios, muchas veces..." Hebreos 1: "Dios, muchas veces, de muchas maneras habiendo hablado a sus padres por los profetas, pero en este último día por Su Hijo, Jesucristo". ¿Ven?
117La gran Luz suspendida en el desierto por la cual fue que Moisés dejó Egipto, teniendo por mayor tesoro el vituperio de Cristo que aquél de Egipto.
118La misma que encontró a Saulo en el camino a Damasco. Una gran Luz suspendida delante de El, esa misma Luz, la misma Columna de Fuego. Saulo, siendo un Hebreo, nunca adoraría a ningún espíritu o nada, o lo llamaría "Señor", en la posición en la que él estaba. El dijo: "Señor, ¿quién eres Tú?"
119El dijo: "Yo soy Jesús". (Jesús dijo: "Yo vengo de Dios, y voy a Dios").
120Esa misma Luz ha venido. ¿A qué? A manifestar, a–a dar a conocer a la gente las promesas que El hizo para este día, la Luz manifestada del día. La oscuridad es densa.
121Cuando El vino, El era la Luz del día. Debería de venir un Mesías. Y El vino exactamente como Dios dijo que lo haría, que vendría. Y cuando El vino, ¿qué era El? La Luz del día. ¡Y presionó a la oscuridad tan en contra de El! ¿Es correcto eso? El tuvo que dar Su Vida para que la Luz continuara, y pudiera resplandecer. El era la Luz del día. Pero, ¿por qué, por qué era El la Luz del día? El era la Palabra vindicada que había sido hablada, manifestada. No más que...
122Dios dijo en este mundo oscuro, tenebroso, sombrío y musgoso que estaba aquí sin luz, El dijo: "Sea la luz". Y no hubo luz hasta que esa Palabra fue manifestada, entonces hubo luz.
123El dijo: "Vendrá un Salvador, un Mesías". Todavía no había sido manifestado hasta que El vino a manifestar esa promesa. Y cuando El vindicó esa promesa, El dijo: "Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en Ellas tenéis la Vida Eterna, Ellas son las que testifican de Mí".
124Ellos dijeron: "Nosotros no sabemos de dónde vienes, nosotros somos discípulos de Moisés".
125El dijo: "Si vosotros fuerais discípulos de Moisés vosotros me conoceríais, porque Moisés escribió de Mí". ¿Ven? El era la manifestación. El era la vindicación de la Palabra hablada de Dios por Moisés.
126Y en el día en el que ahora estamos viviendo, Dios ha venido hoy a la escena para vindicar y probar Sus promesas. Así que, es la Luz de la hora, para que podamos levantarnos y resplandecer. La Luz resplandece sobre nosotros hoy, otra vez, la Palabra ha sido manifestada. Es la Luz.
127Así como esa luz está resplandeciendo allá afuera, la luz del sol, en esta mañana. Esa es la Palabra hablada de Dios, nada más puede dar Luz de esa manera. No hay nada que lo pueda hacer. Cualquier luz artificial se apaga dentro de poco, y los bombillos y todo lo demás. Pero eso nunca falla, porque es la Palabra hablada de Dios manifestada.
128Los pequeños credos denominacionales reventarán un bombillo, y fundirán un bombillo, y harán pedazos un fusible, y todo lo demás. ¡Pero la Palabra de Dios nunca fallará! Ella en Sí misma siempre será la Palabra.
129Temo que voy a pasarme un poquito fuera del tiempo convenido. O, o está bien continuar y terminar este mensaje, ¿está bien? [La congregación dice: "Amén".–Ed.] Muy bien.
130Levántate y resplandece, porque la Luz ha venido a ti. La Palabra, la Luz, es vindicada.
131La única manera como Dios era, Jesucristo era la manifestación de la Palabra hablada de Dios, la Luz de la hora.
132Juan el Bautista era la Luz de la hora. El era la Luz antes que Jesús fuera la Luz. El profeta Isaías dijo: "Voz de uno que clama en el desierto, preparad el camino a Jehová, enderezad Su camino". Esa fue la Palabra hablada de Dios, yaciendo allí, no había venido a vida todavía. Malaquías, el último profeta, cuatrocientos años antes que aconteciera, él dijo: "He aquí, Yo envío Mi mensajero delante de Mí, a preparar el camino del Señor". Allí salió uno del desierto, sin denominación, sin credo, sin identificación. Pero su Luz lo identificó a él. La Palabra lo identificó a él. Ellos dijeron: "¿Eres tú el Mesías?"
133El dijo: "¡No soy! Pero soy la voz de uno que clama en el desierto, ‘¡Preparad el camino de Jehová!’"
134Jesús dijo: "Vosotros anduvisteis en su Luz". El era una antorcha que brillaba y alumbraba por un tiempo. ¿Hasta cuándo? Hasta que el camino fue preparado, entonces su Luz se apagó.
135Uds. no pueden andar en esa luz, Uds. Bautistas, ¡Esta es la Luz de la hora! La Luz ha venido. Levántate, y resplandece. La Palabra, la Luz. La Palabra, la Palabra manifestada de Dios (identificada) es una Luz.
136Ahora ¿qué acerca del año nuevo que estamos enfrentando? Nosotros pudiéramos tener más que decir sobre esta fase que está entre el cambio, de la oscuridad a la Luz, la introducción de la Luz que viene entre esta fase del cambio, pero ahora queremos entrar directamente al año nuevo. Muy bien.
137El año nuevo, el año nuevo, ¿qué de eso? Me trae nueva esperanza. Estamos un año más cerca. Estamos un día más cerca que lo que estábamos ayer. Estamos una hora más cerca que lo que estábamos cuando yo empecé, quince–quince minutos para las once, son quince para las doce ahora. ¡Estamos una hora más cerca! No miramos hacia atrás, miramos hacia adelante. ¿Ven? ¡Oh! Sí, señor. El año nuevo no significa voltear una nueva página. Ajá. No.
138Como un hombre en una mañana, que me contaron. Un hombre se levantó temprano y salió y recogió el periódico, regresó y se sentó, puso sus pies arriba sobre el diván, se puso sus lentes, y comenzó a leer el periódico. Su esposa, preparando el desayuno, ella dijo: "Juan, ¿hay algo nuevo?"
139Dijo: "No. La misma cosa, sólo gente nueva". Sí. Eso es correcto. Asesinatos, violación y todo; alguien más lo hizo, ¿ven? Es la verdad.
140No es voltear una nueva página. Es voltear a la Palabra, ver lo que la Palabra promete para hoy, ver lo que la Luz del día debe de ser. Lo que debiéramos de hacer este año es no regresar a credos y cosas, regresar a nuestras antiguas denominaciones, no regresar a las antiguas denominaciones, sino voltear a la Palabra, ver qué clase de luz debe de resplandecer hoy. Oh, iglesia, voltea a la Palabra, regresa a la Palabra, enciende el interruptor correcto, deja de andar encendiendo las luces eléctricas, ¿ven?, artificiales, hechas por el hombre. Voltea a Su Palabra y ve la promesa de hoy. Y luego ve lo que es la promesa, y observa Su identificación. Cuando es vindicada, entonces sabes si estás en la Luz o no. Ve cuál es la promesa.
141Cambiar las páginas o cambiar calendarios no cambia el tiempo. Mucha gente dice: "Bueno, el año viejo se terminó, tiren ahora el calendario viejo de Diciembre y pongan el otro: un año nuevo". Eso–eso es lo que el año nuevo significa para ellos.
142Para mí, yo quiero ver cuál es la promesa para el día. Yo quiero saber cuál es la Luz de la hora, para que yo sepa cómo andar en ella. Yo quiero saber en dónde estoy viviendo, en qué edad estoy, cuán lejos estoy del fin del camino.
143Como Pablo dijo, vale la pena citarlo otra vez: "Olvidando ciertamente lo que queda en el pasado, ahora prosigo a la meta, al supremo llamamiento", a la completa identificación, cuando todo el tiempo se desvanecerá en Eternidad con la Venida de Jesús.
144Hagan como David lo hizo, pongan el futuro en Sus manos. No miren a nada más, pero pongan su...David dijo aquí, él dijo–dijo: "Mis días están en Su mano". Uds. se fijaron aquí en los Salmos en donde lo leímos, en el 62: "Mis días están en Su mano. El es mi roca". ¿Qué es El? "El se ha revelado a mí. El es la Verdad revelada. En Sus manos está mi tiempo". Amén. ¡Oh, hermanos! Ahí lo tienen.
145Mis días le pertenecen a El. Yo soy de El. Yo estoy en Su mano porque El controla el tiempo. Yo no sé lo que tenga el futuro, pero yo sé que El tiene el futuro. Así que, El, quien tiene el futuro me tiene a mí. Así que, ¿por qué debería de pensar de planear esto, aquello, lo otro para el año nuevo? Yo sólo me pongo en Sus manos, camino como David caminó, y dijo: "Mis días están en Su mano", sabía que Dios poseía el futuro. David no sabía lo que era el futuro, pero él sabía que Dios poseía el futuro. Yo no sé lo que es el futuro, ninguno de nosotros sabe. Pero sabemos que El posee el futuro.
146Paciencia. Paciencia. Algunos de nosotros nos ponemos tan...Algunos de nosotros entramos en tanta prisa. Yo creo que muchos hombres buenos han hecho eso. Uds. entran en demasiada–demasiada prisa. Uds. quieren, ¿ven?, Uds. quieren hacerlo Uds. mismos.
147Y hermanos ministros, Uds. saben de lo que estoy hablando, Uds. que están escuchando esta cinta. Yo les estoy hablando a Uds., no sólo a la pequeña congregación aquí, pero a hombres alrededor del mundo.
148Muchos hombres salen, impacientes, pero creyendo que el tiempo está cerca, Uds. tratan de hacer algo por sí mismos. Esperen en el Señor. La paciencia es una virtud. Si Uds. pueden tener paciencia, es una virtud. Es una virtud si Uds...."Los que esperan en Jehová renovarán sus fuerzas". No los que tratan de adelantarse al Señor, los que tratan de decirle al Señor: "Señor, yo sé que Tú quieres que yo haga esto, y gloria a Dios yo..." No hagan eso. Esperen en el Señor. La Biblia dice: "Los que esperan en Jehová renovarán sus fuerzas".
149A Dios le tomó miles de años para cumplir Su promesa de un Salvador que venía. Pero, recuerden, El sabía todo el tiempo cuándo iba a venir. Hubo muchas personas que se levantaron y trataron de ser el mesías. Muchas iglesias trataron de producir el mesías. Pero Dios tenía el tiempo señalado para Su Mesías. El no estaba apresurado. ¿Ven?
150Y durante el tiempo de esto, El mostró muchos tipos del Mesías. El lo mostró por todo el trayecto desde Adán hasta el Mesías, el primero y el último Adán; uno de ellos del mundo y el Otro del Cielo, uno terrenal y el Otro Celestial, Uno descendió del Cielo y el otro salió de la tierra. Pero El prometió un Mesías; a El le tomó miles de años para cumplirlo.
151Mostró en José exactamente lo que El era. José lo representó a El.
152David lo representó a El. Cuando David fue un rey rechazado, subió arriba del monte y miró hacia atrás y lloró sobre Jerusalén, como un Rey rechazado, ése fue Jesús en David. Ochocientos años después se paró sobre Jerusalén como un Rey rechazado, dijo: "Jerusalén, Jerusalén, cuántas veces quise juntarte como una gallina a sus polluelos. Pero no quisiste".
153Miren a José: nació entre sus hermanos, los patriarcas; no el último (el penúltimo; Benjamín fue el último), sino poco antes del último, ¿ven?, antes. Aborrecido por sus hermanos, amado de su padre. El fue aborrecido porque él era un hombre espiritual. El podía interpretar sueños, estaban exactamente correctos. El podía ver visiones, predecir cosas que acontecerían. Y ellos lo aborrecieron. El fue vendido por treinta piezas de plata.
154¿Por qué aborrecieron a Jesús? Lo llamaron a El Belcebú porque El era la Palabra, y la Palabra puede discernir los pensamientos que están en los corazones. Lo aborrecieron a El. Y lo vendieron por treinta piezas de plata.
155El fue arrojado en una cisterna, José lo fue, supuestamente estaba muerto. Su túnica manchada de sangre se quedó allí, como el manto manchado de sangre que fue tomado de la cruz, el manto que El usó, para identificar Su muerte. Pero ¿qué hizo Dios con José? El lo sacó de la cisterna, lo sentó a la diestra de Faraón. Y ningún hombre podía ver a Faraón a menos que viera a José. Y cuando José salía del palacio, las trompetas sonaban y una proclamación salía: "Dóblese toda rodilla, José se está acercando".
156La misma cosa con Jesús. El fue sacado de la cisterna, supuestamente donde El estaba muerto, y resucitó y se sentó a la diestra de la Majestad. "A Dios nadie le vio jamás, sino el Unigénito del Padre. Y cuando El salga de allí, las trompetas sonarán, y se doblará toda rodilla y toda lengua confesará". ¿Ven?, El es el Príncipe de prosperidad. Miren lo que Egipto hizo en aquel entonces: salvó a todo el mundo; vino una sequía. Así que, así será en la venida del Hijo del Hombre. La rodilla, toda rodilla se doblará, toda rodilla y toda lengua confesará que El es.
157El fue mostrado todo en tipos, pero Dios sabía exactamente cuándo El vendría. El supo exactamente cuándo El vino. No importa cuántos tuvieron ellos antes de eso, El tuvo Su Mesías. El les mostró a ellos en tipos, qué era lo que venía.
158Exactamente como El nos mostró que vendrían las Siete Edades de la Iglesia. Exactamente lo que El nos mostró que vendría cuando El puso esa Luz allá arriba, revelando eso, para mostrarle al mundo. Cuando El envió los siete Angeles para revelar quiénes habían sido los siete mensajeros a través de eso, y mostrar los cabos sueltos, cada Angel vino cada día y reveló los cabos sueltos que Lutero dejó, y los que Wesley dejó, y los que los Pentecostales dejaron, todo está representado allí. Y en el mismo tipo y sombra del gran Shalom, Jehová, Jvhu. ¿Ven? Exactamente. Lo puso en los cielos, y allí estaba el ojo mecánico tomando una fotografía de Eso. ¿Ven? ¡Gracias al Señor!
159¡Shalom! ¡Paz! No se cansen, Jesús está aquí. Su gran Luz ha venido a nosotros, y estamos agradecidos por Ella, sí, Su Palabra, el gran misterio. Aquí está El hoy manifestándose El mismo, haciendo lo mismo como El lo hizo entonces, exactamente lo mismo. Haciendo la misma cosa.
160Nosotros somos criaturas del tiempo. El es Dios de la Eternidad. Nosotros mismos tratamos de presionarnos, tratamos de hacer algo diferente: "Oh, esto tiene que hacerse". Recuerden, El sabe todo al respecto. Va a acontecer de todas maneras. Dejen que El lo haga. Uds. sólo encomiéndense a El.
161Erguíos, y resplandezcan con el gozo del Señor, por saber que Uds. han sido privilegiados, sus ojos se han abierto y ven este día. Confíen en El para el futuro. Uds. lo han visto a El vindicar Su Palabra en los días pasados. El, que vindicó Su Palabra en los días pasados, e hizo acontecer todas estas otras cosas exactamente para la hora en la que estamos viviendo, todo exactamente, al Mensaje del séptimo ángel, mostrándolo en el cielo, y en la tierra, y lo dio a conocer de tres maneras para que no pueda haber ningún error; recuerden: El prometió que El volvería otra vez. ¡Aleluya! Esa Palabra será vindicada. La Palabra prometida de Dios, con dos mil años de espera, ¡El llegará a tiempo! No se cansen, El estará aquí. Así como El ha vindicado Su Palabra en cada edad, las Edades de la Iglesia muestran la misma cosa, y la revelación de nuestro Señor por el séptimo Mensaje y demás. Dios lo reveló, lo manifestó y lo probó. Y está entre nosotros hoy, El mismo se mostró aquí con nosotros y probó y vindicó Su Palabra. ¡Así lo hará El!
162Habrá un Milenio. El viejo será joven allí para siempre. Las enfermedades desaparecerán y la muerte ya no será. Construirán casas; las habitarán. Plantarán viñas y comerán el fruto de ellas. No plantarán y otro habitará (su hijo la toma), su hijo estará viviendo junto a él. El no plantará y otro lo comerá, morirá y alguien más lo tomará; pero él vivirá allí. ¡Amén!...?...[Espacio en blanco en la cinta.–Ed.] No habrá nada que pudiera dañar. Seremos cambiados de lo que somos ahora, a esa gloriosa imagen del Hijo de Dios, el cual es inmortal. Los años no pueden tocarlo a El, la edad no le puede hacer nada a El, El es el Hijo inmortal de Dios. Así que sabemos que– que estamos en el tiempo del fin. Estamos en la encrucijada. Todas estas cosas completamente identificadas, así serán identificadas otra vez.
163Ahora, el futuro, El lo controla. ¿Cómo sé cuándo El viene? ¿Cuándo viene El? Yo no sé, pero El estará aquí. Eso es correcto. ¿Cuándo hará El así y así? ¿Cuándo desaparecerá la maldición de la tierra? ¿Cuándo estos reflejos benditos del amor de Dios, de los árboles que están aquí en pie y resplandeciendo, y de las flores y cosas, cuándo crecerán ellos inmortales? Yo no sé, pero lo harán. ¿Cuándo toda la reflexión de los corazones de los hombres deseando vivir, y los hospitales y los doctores y operaciones, y clamor y pesar, cuándo cesará todo a un glorioso reino con Jesús de mil años de Shalom? ¿Cuándo será? Yo no sé. El dijo que estaría allí. Yo no sé cómo El va a hacerlo, pero Su Palabra hablada será vindicada cuando el Sol de Justicia nacerá y traerá sanidad en Sus alas. Y la parte de sanidad allí no será una sanidad física como Uds. piensan, como decir que alguien tiene una enfermedad y será quitada de ellos. Eso es lo que El está haciendo ahora, en tipo. ¡Pero toda la creación será cambiada! Esto mortal tomará inmortalidad. Esta vejez pasará a juventud. Amén. Bueno, ¿cómo será? Yo no sé, pero estará allí.
164Yo me estoy envejeciendo. Este año, si el Señor me permite vivir para ver el 6 de Abril, yo tendré cincuenta y cinco años: un hombre viejo. Pero yo no estoy esperando...Yo no quiero regresar a ser un joven otra vez. Yo quiero proseguir a esa meta allá, el propósito por el cual vine. Como por treinta y algo de años hasta hoy, yo me he parado detrás de este púlpito, desde un jovencito de veintitantos años de edad, como de veintiuno, veintidós años de edad, yo he tratado de proclamar este Mensaje. Y cada onza de mi fuerza la he puesto en Eso. Si mis hombros se encorvan y mi cabello se vuelve canoso y se cae, yo no miro atrás para ver eso, ¡regresaré a ellos otra vez! Estoy mirando más allá, al amanecer de un día donde la Palabra vindicada de Dios dijo: "Ni un cabello de vuestra cabeza perecerá, y Yo lo resucitaré en los días postreros". ¿Cómo lo va a hacer El? Yo no sé. Pero yo confío que el...
165El año nuevo, yo no sé lo que tenga, pero yo sé que El lo controla. Esas son las esperanzas que tengo del año nuevo. Si El viene, amén. Si El no viene, yo todavía estaré trabajando si El me concede. Yo sólo le confiaré el futuro a El. Yo no sé lo que es, yo sólo se lo confío a El. Uds. lo han visto a El vindicar Su Palabra, así que Uds. saben que va a cumplirse. ¡Su Palabra! Uds. dicen: "Hermano Branham, ¿cómo recibe Ud. eso?"
166Bueno, permítanme darles algún pensamiento aquí sólo por un momento. ¿Saben Uds. lo que es una simpatía? Yo sé que Uds. saben. Es música, es un drama. ¿Ven?, ellos lo actúan.
167Ahora, Uds. pequeñitos, para que Uds. entiendan. Uds. se acuerdan en–en la escuela, creo yo que Uds. tienen un...Cuál es esa simpatía Rusa, algunas veces ellos–ellos la actúan con los tambores, Uds. saben, se llama, no es la...acerca del–del pájaro carpintero, Uds. saben, que se metió en el bosque; y ellos hacen el revoloteo, con el golpeteo de los tambores y cosas. Y uno lo escucha todo mientras pasa por toda la sinfonía, mientras ellos la tocan. Se me olvida el nombre de esa: "¡Pedro y el Lobo!" Correcto: "Pedro y el Lobo". Ahora, esa es una–esa es una simpatía Rusa. ¿Ven?, ellos no–ellos no tienen pequeñas–pequeñas figuras volando por todos lados, tocándola, pero ellos la tocan en los tambores [El Hermano Branham toca en alguna madera.–Ed.], y luego [El Hermano Branham toca en algo más], y tocan los tambores y los sonidos y cosas. La tocan, la actúan. Así Uds. entenderán lo que el Hermano Branham está tratando de decir. ¿Ven?
168Ahora para Uds. adultos, la Escritura es la Sinfonía de Dios. Sí. ¡Aleluya! Sólo el Compositor sabe realmente lo que significa y El lo revela a aquellos que la están escuchando, que están interesados en saber lo que es el drama. Pero Uds. tienen que saber acerca de la simpatía primero, ¿ven? No es sólo algo que Uds. ven, es el–es el cambio, las encrucijadas de la Palabra, de la música. Lo da; algunas veces va de esta manera por un tiempo, un cierto ritmo, después de un rato todo cambia. ¿Qué es? Para Uds. que no lo entienden o no saben nada de Eso, no están interesados en Eso, sólo es un bullicio, es un alboroto. Pero para aquellos que saben de Eso, ellos están velando por Eso, saben que viene. ¡Aleluya!
169Así que tenemos estos tiempos de sinfonías de la Sinfonía de la Palabra de Dios, en el que todo el drama de Dios cambia. Uds. que están interesados, escuchan ese cambio. Uds. saben que se está acercando. Uds. oyen de la manera que los tambores están redoblando, ¡amén!, quieren que algo suceda. Uds. saben que este es un cambio, ¿ven?, va a estallar en una explosión en unos cuantos minutos. ¿Ven? Y Uds. están velando por eso; Uds. pueden distinguir de la manera que los tambores están llevando el compás. ¡Oh Dios! Si Uds. pueden oír ahora los tambores del fin, Uds. pueden oír el eco de la música de la Palabra Celestial cantando por Sí misma: "¡Y acontecerá en los últimos días!" La Simpatía del gran drama de Dios que El está tocando, lo cambia a El, Su simpatía en las encrucijadas. El compositor y todos los que están interesados, escuchan ese cambio. Eso es lo que toda esta cosa es para nosotros; estamos escuchando, estamos velando. Cada vez que El aparece, algo acontece: vemos el tiempo acercándose. Vemos hacia allá en el pasado, no hace mucho, cuando esas Edades de la Iglesia estaban siendo dibujadas; estábamos escuchando. Lo vimos que estaba exacto con la Palabra, llevando el ritmo con la Palabra. Después de un tiempo, ¿qué sucedió? Vino allí, El mismo, y lo vindicó.
170Escuchamos a la Palabra decir que: "En los días del séptimo ángel". En la Edad de la Iglesia, El dijo que "El Mensaje del séptimo ángel sería el último Mensaje". Y luego, oh, encontramos por aquí en Apocalipsis 10: "En los días del Mensaje del séptimo ángel, los misterios de Dios deberían ser consumados", el Séptimo Sello sería abierto. Debería estar allí. Entonces, de repente, cuando estaba aconteciendo, una visión se abrió, dijo: "Ve a Tucson, un gran estruendo acontecerá en ese momento para que tú entiendas absolutamente y sepas que se envió. Eso casi sacudió la tierra". Todos Uds. saben al respecto. Está en cinta, meses antes que aconteciera. ¡Y luego aconteció! Luego apareció en el cielo. "¡Shalom!" ¿Qué es? Está cambiando ritmos: la Simpatía.
171Entonces una vez El dijo acerca del Tercer Jalón; que vendría de esta misma manera, conociendo el corazón, y luego la Palabra hablada.
172Jesús dijo: "Mayores cosas que estas haréis, porque Yo voy a Mi Padre". Juan 14: "Las obras que Yo hago, vosotros también las haréis; mayores que estas, porque Yo voy al Padre". Así como dije hace un rato, cuando María trató de identificarlo a El como el hijo de José, El la corrigió. ¡Sus Palabras no pueden fallar! El lo dijo así: "Cielos y tierra fallarán, pero Mis Palabras no fallarán".
173Cuando escuchamos la Simpatía llevando el ritmo, cambiando, lista para cambiar, es un tiempo de encrucijada. Nos fijamos a medida que El comienza a–a tocar, y vimos: "Las obras que Yo hago, vosotros también haréis, y mayores que estas haréis". "Mayores", El lo prometió. Nos preguntamos cómo pudiera ser.
174Pero se fijaron cuando El hizo Su primer milagro, El cogió agua y la convirtió en vino. ¿Es correcto eso? El cogió agua, lo cual potencialmente algún día pudiera ser vino, pero primero era agua.
175Y cuando El alimentó a cinco mil, ¿qué hizo El? El cogió algo que había sido como el agua, El cogió un pez que una vez nadaba y nació de un huevo, y El lo partió, y otro pez se desarrolló en la creación que era la creación original. El cogió pan que una vez era trigo, y era una semilla y llegó a ser pan, y El partió este pan y de allí la creación sólo se multiplicó.
176Pero en el bosque, no había nada allí para crear una ardilla. "¡Sea!", y allí estaba, sin nada de dónde partirla. ¿Qué es? ¡El mismo Jesucristo! ¿Ven? "Cosas mayores que estas haréis, porque Yo voy al Padre". Sin tomar algo que ha sido creado, partiendo algo de eso y multiplicar una creación, sino absolutamente crear. Mostrando que El es el mismo Jehová que estuvo allá atrás y dijo: "Sea la luz", y fue. ¡Su Palabra fue manifestada! Cuando El fue hecho carne en la tierra, El tomó de Su creación original, la partió y la multiplicó. Pero ahora en los últimos días cuando El desciende entre nosotros otra vez, la misma Luz que se movió, y dijo: "Sea la luz", ¿ven?, El sólo habla la creación a existencia. "Mayores que estas haréis, porque Yo voy al Padre". Recuerden, estamos en estos tiempos.
177Y el mundo no lo entiende, porque es un "montón de tonterías". Porque ellos no son Metodistas, el Metodista no lo entiende. Por causa de esto, no entienden a los Bautistas, el Bautista no lo entiende. Porque no es Católico, el Católico no lo entiende. Porque no es Pentecostal, el Pentecostal no lo entiende.
178¡Pero son aquellos que esperan en el Señor, aquellos que están esperando! Ningún hombre de cualquier observatorio que tengamos historia, sabía de esa Estrella que pasó por arriba. Pero los magos la siguieron por cientos de millas, por dos años, ellos la observaron y la siguieron. ¿Ven lo que quiero decir? Es para aquellos que están escuchando la Simpatía.
179Recuerden que el Compositor sabe el fin desde el principio. El sabe todo al respecto, esa es la razón que El podía escribirlo ahí, correctamente. Ahora Uds. deben comenzar con El; Uds. deben comenzar. Si Uds. quieren escuchar una Simpatía, Uds. comiencen con El como en la música de la Simpatía. Uds. escuchan, Uds. saben lo que dice; va a ser lo que es la Sinfonía, entonces Uds. comienzan a escuchar la música. Y Uds. saben lo que es; así que Uds. saben al respecto: "Aquí es donde ciertas–ciertas cosas acontecen, ahora tiene que cambiar". Ahora, para alguien más que no sabe acerca de lo que están...sólo entra y se sienta, es sólo un montón de tonterías, un traqueteo. Pero uno que sabe lo que esto es, es llevar el ritmo con la música, tocar las notas con el tambor es–es tocarla con las trompetas, es tocarla con las cuerdas del arpa, es tocarla con el violín, es–es tocarla con el contrabajo, es tocarla con las trompetas, es tocarla con los tambores. Toda la cosa juntamente en ritmo, y hace el–el drama a tal grado que Uds. pueden cerrar sus ojos y vivirlo. ¡Aleluya!
180El hombre puede cerrar sus ojos mortales a la vista terrenal y vivir en la Presencia de Jesucristo, cuando Uds. ven Su Palabra siendo tocada en la gran Simpatía en la que estamos viviendo ahora; está cambiando. Uds. deben comenzar en la Sinfonía. La única cosa que Uds. pueden hacer si Uds. están en la Sinfonía, es comenzar, Uds. comiencen a entrar en el ritmo. Esa es la manera que Uds. lo hacen con Dios. Uds. no se hacen a un lado y lo miran. ¡Uds. entran en el ritmo de Eso! ¿Cómo entran Uds. allí? Uds. nacen en Eso, en el ritmo de la Palabra, cuando Uds. llegan a ser parte de esa Palabra.
181Uds. tenían que llegar a ser parte del baile para sacar algo del baile. Uds. tenían que llegar a ser parte del juego de pelota, algo en lo que Uds. estaban interesados, para entrar en el juego de pelota.
182Uds. tienen que llegar a ser parte de la Palabra, para conocer la Simpatía de Dios. Su Simpatía cuando está tocando, Uds. la entienden, Uds. están marchando con el compás del tiempo. Uds. están observándola: "Las obras que Yo hago, vosotros también haréis; mayores que estas haréis", en estos últimos días. ¡Oh, hermanos! El gran cambio del tiempo. Entramos en el ritmo, el ritmo de la Palabra. Encuentre Su propósito, la hora en la que estamos viviendo. Entre en el ritmo de ello, cómo hace...cómo lo hace El. Si Uds. entran en la Palabra, Uds. encuentran cómo lo hizo El en el principio, entonces Uds. saben 183 ¿Cómo envió El primero Su Mensaje? ¿Qué es lo que El hace? 183El no lidia con organizaciones. El nunca lo hizo, así que El no lo hace ahora. Así que, si Uds. están escuchando un ritmo de ese Concilio de Iglesias, Uds. están en oscuridad. ¡Pero si Uds. están escuchando el ritmo de la Palabra!
184¿Por qué mataron a Jesús? "Tú, siendo Hombre, te haces Dios".
185Uds. tienen mi Mensaje sobre Las Tres Clases De Creyentes. Cómo ese se paró allí y...Estaban los manufacturados, ellos siguieron por un tiempo, haciendo como que ellos creían. Y un día Jesús les dijo a ellos, dijo: "¿Qué pensarían cuando el Hijo del Hombre, el cual es del Cielo, ascienda de nuevo al Cielo? Yo vengo del Cielo, y regreso al Cielo."
186Bueno, la multitud se apartó, y dijo: "Dura es esta Palabra".
187Entonces allí vienen los manufacturados que andaban con El, los setenta, cuando ellos recibieron algo duro, ellos no vieron que eso...ellos no conocían la Simpatía. Ellos no conocían la Promesa, que este Niño era Jehová: "Su Nombre será llamado Consejero, Príncipe de Paz, El poderoso Dios". Y cuando El dijo: "¡Cuando Yo ascienda al Cielo de donde vine!"
188"Bueno", ellos dijeron, "dura es esta Palabra. ¿Quién puede entenderla? Sabemos que Tú sólo eres un Hombre. Comemos Contigo, dormimos Contigo, estamos en el bosque Contigo, estamos junto a las aguas Contigo. Bueno, Tú eres solamente un Hombre, ¿y dices que el Hijo del Hombre regresa adonde vino? ¿Qué dices? ¡Dura es esta Palabra!" ¿Ven?, ellos no conocían el ritmo. Ellos no conocían el ritmo de la Simpatía de la Palabra de Dios, que El era Dios manifestado en carne, porque El era la–la Palabra Luz vindicada de la hora. Ellos no lo captaron. Ellos dijeron: "Dura es esta Cosa. ¿Quién puede entender Esto?" Y ellos se apartaron. Ellos no conocían el ritmo. ¿Ven?
189Entonces nos fijamos de nuevo, allí estaba Judas, el manufacturado, o el incrédulo, que esperó hasta que él encontró una falta. Entonces él se volteó hacia los discípulos, solamente les dijo a los doce, y Judas era uno de ellos, El dijo: "¿Queréis iros también vosotros?"
190Entonces Pedro dijo: "¿A quién iremos, Señor? Tú eres el Compositor". Amén. "Tú sabes lo que está pasando. Tú eres el Unico que tienes la Palabra de Vida. ¿Adónde nos pudiéramos ir? No pudiéramos regresar a ser un Fariseo, o un Saduceo, o un Herodiano", o cualquier cosa que pudieran ser. "Tú eres el Unico que tienes la Palabra de Vida. No tenemos otro lugar adonde ir. Nos hemos, nosotros nos hemos unido a este gran Concierto. Estamos aquí, estamos escuchando, y estamos en el ritmo. Creemos que Tú eres el Hijo de Dios, Jehová manifestado. ¡Estamos seguros de esto! No sabemos acerca de estas pruebas y problemas, y aflicciones y cosas, y Tú diciendo que Tú ‘vas a subir a ser ofrecido’, y todo esto, aquello, y lo otro, y ‘en el tercer día’, toda esta cosa. No entendemos Eso. Pero estamos adentro, escuchando la Simpatía de Dios, somos parte de Ella. Y estamos esperando ver lo que acontece enseguida, y estamos siguiendo de cerca Contigo". ¡Oh, hermanos! Eso es lo que yo quiero hacer. Prometo.
191¿Cómo empezó El? Así como El lo hizo en el principio. ¿Ven? El nunca envió Su Mensaje a una organización. El nunca envió Su Mensaje a un grupo, El lo envió a un hombre. En los días de Noé, era Noé. En los días de Moisés, era Moisés.
192Hubo otros que pensaron una vez, que dijeron: "Bueno, tú te quieres hacer el único hombre santo en el grupo". A Dios no le agradó eso.
193Moisés fue al Señor: "Yo he hecho esto, ¿qué–qué debo de hacer?"
194El dijo: "Sepárate de ellos. Yo me encargaré de lo demás. Yo te envié. Es mi responsabilidad". Y El abrió la tierra y se tragó a Coré y toda la rebelión. Siempre.
195Juan y Jesús no podían estar al mismo tiempo. Jesús...Cuando Juan miró, él dijo: "Ahora yo debo menguar, El debe crecer. El es la Luz vindicada". Así esta Luz se moverá hasta que se encuentre con la completa vindicación que viene. Eso es correcto. Eso es correcto.
196El es como El era en el principio. Así es como Uds. comienzan, como Uds. comienzan a aprender lo que era Dios. ¿Qué hizo El cuando El estuvo aquí en la tierra? ¿Qué clase de vida vivió El? ¿Estuvo El de acuerdo, era El un comprometedor? ¿Fue El a las organizaciones? ¿Cómo se identificó El mismo? "¡Escudriñad las Escrituras! Os parece...A vosotros os parece que en Ellas tenéis Vida Eterna, y Ellas son las que dan testimonio de Mí". ¿Ven?, esa es la misma cosa hoy o en cualquier otro tiempo. Cuando Uds. quieren Luz, vean lo que las Escrituras dicen para esta hora. Muy bien.
197¿En dónde comienzan Uds. entonces? Si hay un pecador aquí, Ud. comienza en la cruz cuando Ud. mismo se considera muerto con El. Ud. entonces ha entrado al–al gran drama. Ud. está escuchando, entonces, Ud. está observando Su hoja mientras Ud. la tiene en su mano, la–la Simpatía. Ud.–Ud. tiene una hoja en su mano que le dirá a Ud. estas cosas, en donde comienzan los cambios de la música para hacerla actuar, entonces Ud. ve lo que es el acto. Cuando Uds. ven el Espíritu de Dios caer sobre la gente y hacer una cierta cosa, Uds. miran hacia atrás y ven en donde está. Ven si es eso, si esa es la cosa para hoy. Bueno, ellos tenían una hoja de la Simpatía en su mano cuando Jesús vino. Seguro, que la tenían.
198¿Estoy diciendo esa palabra correctamente, sinfonía, simpatía? Espero que sí. Así que, dio la casualidad que pensé de ella. ¿Sinfonía? [Alguien en la congregación dice: "Sinfonía".–Ed.] Sinfonía. ¿Es correcto eso? Muy bien.
199Ahora, ellos tenían una hoja en su mano, ¿pero qué hicieron ellos? Ellos estaban tratando de mirar a un ritmo que tenía todo...una porción que ya había sido tocada. Eso es lo que las iglesias hacen hoy. Ellas miran hacia atrás, ven la parte que Lutero tocó; los Luteranos lo hacen. Ellos no conocen el cambio de la música. Ellos no conocen lo que Dios está haciendo hoy cuando El hace estas cosas: los Luteranos. El Pentecostal dice: "Oh, nosotros la tenemos". Uds. tienen una hoja que fue tocada hace cincuenta años. ¿Ven? Ciertamente. Mantengamos esta Palabra en nuestras manos, y observemos cuándo vienen los cambios, entonces sabremos lo que estamos haciendo.
200Ahora, y comiencen con El en la cruz. "Arrepentíos, y bautícese en el Nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis la Música, la Dirección", ¿ven?, "Su Palabra, el Espíritu Santo que manifiesta la Palabra". Entonces síganlo completamente con el ritmo de la Palabra. Lo que la Música toque para esa hora, toque con Ella. ¿Ven?
201Mucha gente preguntó: "¿Por qué?" Ellos preguntaron. Ellos preguntaron, algunas veces ellos me preguntan: "¿Por qué? ¿Por qué acontecen estas cosas? ¿Qué, por qué–por qué me pasa esto a mí? ¿Por qué comencé y esto aconteció, y yo–yo tuve este problema aquí, y esto me perturbó aquí, y yo perdí esto aquí?"
202Algunas veces yo he preguntado: "¿Por qué?" ¿Por qué, cuando yo sólo era un joven ministro, cuando comenzaba, Dios me arrebató a mi esposa, me arrebató a mi bebé de mi corazón? ¿Por qué hizo El eso? No sé. Ahora yo sí sé. Yo sólo mantuve mi mano en la Suya y seguí confiando.
203El conoce cada encrucijada. El conoce qué ritmo debe...cuándo debe acontecer. El sabe lo que se requiere para moldearlo a uno, El sabe qué clase de material va a usar. ¿Ven? En la parte de atrás del desierto, algunas veces, es donde Dios moldea a hombres justos, en sabios y profetas. ¿Ven? ¿Ven? Allí es en donde los hombres son martillados. Los hombres son martillados en la Palabra. Cuando tienen toda clase de credos y cosas en ellos, les permite que vengan a la Palabra y Dios se los saca a golpes, los moldea en Esto, en la gran Simpatía, de Su Palabra. ¿Ven? Y luego ven la Palabra moviéndose.
204Dios sabe cuándo el ritmo de eso tiene que cambiar. El sabe cómo va el ritmo. Yo no sé cómo va, pero El sabe. El sabe cómo va, yo no. Pero yo lo miro aquí, y digo: "Bueno, ahí viene".
205"Muchas son las aflicciones de los justos, pero de todas ellas los librará Dios". ¿Ven? Dios se ha movido a través de la historia con el ritmo de la promesa de Su Palabra, en cada edad, en el mismo ritmo, formando Su Palabra. Así es cómo Dios se movió a través de la historia, desde Génesis hasta Apocalipsis, El se ha movido a través de la historia con Su Palabra. Correcto, con el ritmo del–del poder del Espíritu Santo vindicando Su Palabra al Elegido. Recuerden: El nunca ha podido tocar a la iglesia de afuera. Es sólo al Elegido.
206Miren esos sacerdotes, dijeron: "Este hombre es Belcebú. El es un adivino. Miren, El–El–El está leyendo sus mentes".
207No tenían la menor idea: "La Palabra es más cortante que una espada de dos filos, discierne los pensamientos que están en el corazón". Y El era la Palabra.
208Pero esa mujercita prostituta, parada en el pozo aquel día para coger un balde de agua, ella dijo: "Me parece que Tú eres Profeta. Sabemos que el Mesías ha de venir. No hemos tenido profetas por cientos de años, pero sabemos que el Mesías viene. Y cuando El venga, eso es lo que El va a hacer".
209El dijo: "Yo soy El". Eso fue suficiente. ¿Por qué? ¡El ritmo se tocó! Ella estaba esperando ese cambio; de una denominación eclesiástica, a un Mesías vindicado. Y aquí El se paró, el Mesías del que Moisés habló: "Profeta os levantará el Señor vuestros Dios como yo". Allí está El. El ritmo cambió; la Simiente vindicada lo reconoció.
210Y cuando la verdadera Palabra de Dios cae sobre lo vindicado, sobre la Simiente, y ellos ven esa vindicación de la Palabra, la reconocen. Ellos están mirando la Palabra, saben la encrucijada, saben el tiempo, saben el cambio, saben el ritmo que debe ser en esa hora. ¡Aleluya! Saben el ritmo, saben el tiempo, saben cómo debe de sonar. ¿Ven?, sólo el Elegido lo sabe.
211Cuando Felipe lo vio, él ya no pudo soportar, él sabía que El era el Mesías. Así que él fue con un amigo, ellos habían tenido estudio de Biblia juntos. "Natanael", él dijo: "ven, ve a un Hombre. Ven, ve lo que encontramos, hemos encontrado a Jesús de Nazaret. Encontramos a Jesús de Nazaret, ese es el Profeta que Moisés habló que vendría. Lo encontramos. Lo encontramos".
212El dijo: "¿Cómo puede ser? Yo...¿Dónde estaba El?" ¿Ven?, él no estaba...¿Ven?, él no sabía exactamente el ritmo. Habían estado estudiando. Pero cuando él llegó allí, él le dijo, lo introdujo a la Palabra.
213Y cuando él llegó allí, Jesús dijo: "He aquí un Israelita", el ritmo comenzó a tomar control, el gran drama estaba siendo representado allí en la plataforma, o en el suelo, ese día. Quizás Jesús estaba parado sobre una roca, hablándole a la gente. Y cuando Felipe vino con Natanael, El miró hacia él, y dijo: "He aquí un Israelita, en quien no hay engaño". El dijo: "Rabí, ¿cuándo me conociste?"
214El dijo: "Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo del árbol, te vi". ¡Oh, hermanos!
215¡El era parte de eso! El dijo: "¡Tú eres el Hijo de Dios! Tú eres el Rey de Israel". No importaba cuál era el–el ritmo del mundo, y todos sus jaleos que ellos tenían de las–de las denominaciones, no era la gran Simpatía de Dios. Amén. El dijo: "¡Tú eres el Rey de Israel! ¡Allí lo tienen! Yo lo veo. Yo lo sé". ¿Por qué? El era Elegido. La Simiente Elegida sabe. Siempre es a través de cada edad que ellos lo saben.
216Uds. dicen: "Pero, Hermano Branham, ¿qué de mi madre y mi padre, qué de mi gente, qué de mi denominación, qué–qué harán ellos? Ellos me echarán. Es..." Si Uds. no pueden mirar hacia adelante, miren hacia arriba. No traten de mirar hacia adelante, de todas maneras, pongan su mano en la de El. Permitan que El los guíe. Miren hacia arriba, no miren hacia adelante. Uds. dicen: "Bueno, otros me hacen burla de mi cabello largo, y de que yo me deshice de los pantalones cortos, y de que yo dejé la iglesia". ¡Ajá! Sufriendo por causa de Su Nombre, son dolores de crecimiento de Su gracia. Sí. Sufriendo por Su Palabra, ¿ven?, son dolores de crecimiento de Su gracia. ¡Sí, señor! Sólo recuerden que es la gracia de Dios que se les ha sido dada a Uds. ¡Oh, hermanos!
217Como Pablo dijo, (¡aleluya!), él tenía una enfermedad, algo que lo estaba molestando. El...El diablo lo–lo abofeteaba, golpe tras golpe. Y él consultó al Señor tres veces para que se lo quitara, dijo: "Yo no quiero esto, Señor. ¡Quítalo de mí!"
218Y entonces una noche el Señor habló con él, dijo: "Saulo", o "Pablo", mejor dicho, "Mi gracia es suficiente".
219El dijo: "Entonces me gloriaré en mi debilidad. Me gloriaré en eso. Yo sé que Tú eres el Sanador. Yo te he visto sanar al enfermo, resucitar a los muertos, y echar fuera demonios, abrir los ojos de los ciegos. Pero si yo te he consultado, y Tú me dices que Tu gracia es suficiente, entonces este diablo que me molesta son–son los dolores de crecimiento de Tu gracia. Entonces yo me gloriaré en mis debilidades. ¿Por qué? No sea que yo me enaltezca por encima de la abundancia de la revelación". ¿Ven?
220¿Ven?, él–él tenía algo que los otros discípulos no tenían, él lo vio a El después de Su muerte, sepultura, resurrección, y ascención. El lo vio a El. Algunos de ellos dijeron: "Bueno, yo anduve con El". También todo el mundo en la calle. Pero después que El había muerto, había sido sepultado y resucitado, ascendió y regresó en la forma de una Columna de Fuego, El habló con Pablo. Eso era más que lo que cualquiera del resto de ellos tenían. Amén.
221El dijo: "A menos que me enaltezca y quiera fundar unos grandes seminarios y todo lo demás, y algo enorme, no sea que me–me enaltezca por encima de la abundancia de esta revelación, Dios permitió a un mensajero del diablo que continuamente me golpee". El dijo: "Entonces cuando yo soy débil, soy fuerte". ¡Amén! ¡Amén! ¡Dolores de crecimiento de gracia! ¡Amén! Nos pudiéramos quedar en eso mucho tiempo; una hora y cuarenta y cinco minutos han pasado, y–y estamos sufriendo dolores de Su gracia.
222Oh, quizás El permita encrucijadas. Quizás El permita encrucijadas para probarnos, para perfeccionarnos para Su servicio. Quizás El permita eso ahora, Iglesia, tanto aquí como en la cinta. Quizás El permita las encrucijadas para nuestro servicio.
223Como El lo hizo con Daniel. El le dio a Daniel una pequeña encrucijada un día. Uds. saben, él era un gran hombre allá en Babilonia. El lo hizo. El permitió que El rey se volteara contra él y lo arrojara en el foso de los leones. Eso sólo lo perfeccionó. ¡Seguro que lo hizo!
224Dejó a los jóvenes Hebreos entrar en el horno ardiente. ¡Estaban determinados a pararse por Su Palabra!
225Quizás El permita el cruce de palabras, permitir que ellos se rían de Ud. por tener el cabello largo, permitir que ellos se rían de Ud. por decir el porqué Ud. llegó a ser un aleluya o cualquier otra cosa. Quizás; ellos quizás le permitan a Ud. reírse...quizás ellos puedan reírse de Ud. por eso, esto, o aquello, eso está bien. Eso es un cruce de caminos, eso es una pequeña encrucijada. Eso es para probar algo.
226¿Ven?, la única cosa que la encrucijada hizo con los jóvenes Hebreos que se pararon por la Palabra, fue únicamente soltarlos de las ataduras que tenían en sus pies y piernas.
227Y algunas veces se requieren pruebas difíciles para romper de nosotros las ataduras del mundo. Algunas veces Dios nos permite tener una pequeña prueba, Uds. saben, para ver lo que haremos, para sacarnos del mundo. O, en otras palabras, le permite tener una pequeña prueba y lo saca de esa organización, y de esa idea que "la Metodista es la única, la Bautista, o la Pentecostal, o que–que ellos son el único grupo que hay. Si Ud. no lo cree como mi iglesia lo cree, Ud. no cree en lo absoluto". Algunas veces El permite que acontezca una pequeña prueba. Quizás que se le enferme un bebé. Quizás algo acontezca allí en el momento de la muerte. Quizás alguien es quitado de Ud., o algo. ¿Qué es lo que hace? Lo saca quebrantándolo para mostrarle algo, para abrir sus ojos. Quizás Ud. vino a criticar en alguna ocasión. Quizás Ud. está escuchando esta cinta sólo para criticar. Quizás Dios está haciendo eso para romper algunas de las ataduras del mundo que lo tienen atado.
228Como un hombre ahogándose en el río, uno tiene que sacar al hombre del río antes que uno pueda sacar el río del hombre. Correcto. Uno tiene que sacarlo del río primero, entonces uno puede sacar el río de él. Algunas veces Dios tiene que hacerlo de esa manera. El permite los cruces, las encrucijadas para hacer eso. Párense en Sus promesas, la Palabra, porque Ellas nunca fallarán. El futuro: ese está en Su mano. Párense como ellos se pararon, no–no se aparten.
229Abraham, en sus encrucijadas, sabía que Dios podía resucitar a su hijo de los muertos, de donde él lo recibió en las encrucijadas. Abraham llegó a su encrucijada. Y después que él había confiado en Dios y había visto todos los milagros de Dios. El esperó veinticinco años por un muchacho, un hijo prometido, y luego Dios le dijo que fuera a sacrificar la misma cosa por la que él había esperado. ¡Hermano, oh, hermano, qué tiempo! ¿Pero dudó Abraham? Lean Romanos, el capítulo 4, dijo que él estaba "plenamente convencido". ¡Amén! El estaba plenamente convencido de lo que Dios había prometido, Dios era poderoso para hacerlo. Amén. El permitió la encrucijada. El nos estaba mostrando por medio de Abraham, ¿ven?, que El es poderoso para resucitar a los muertos.
230Abraham dijo: "Yo lo recibí como uno de entre los muertos". El vientre de Sara estaba muerto; el vientre de Sara estaba muerto; y él, su cuerpo estaba muerto, él era un anciano. Ella no tenía venas de leche para alimentar al bebé. Y ellos no tenían...Bueno, no había nada. Y él en sí era estéril, y ella era estéril. ¿Ven? No había manera en lo absoluto. Y él lo recibió como uno de entre los muertos, él dijo: "Si Dios puede hacer eso, Dios puede resucitarlo a él de entre los muertos. Porque el mismo Dios que me dijo que el bebé vendría, y yo me paré firme y vino, El puede resucitarlo de los muertos". Porque El hace obrar todo para bien para aquellos que le aman. Amén.
231¡Dios fue quien hizo la promesa que en los últimos días estas cosas que vemos acontecer, acontecerían! Si El prometió un hijo, y el hijo vino; si El prometió todas estas cosas que nosotros vemos a través de la Escritura, y lo hizo, entremos en el ritmo de eso. El prometió en los últimos días que estas cosas acontecerían, y nosotros las vemos. El prometió que El enviaría a Jesús. ¡Aleluya! ¡Habrá un Milenio! ¡Habrá un nuevo día! Habrá un día en que el sol ya no se pondrá, porque el...ya no lo necesitaremos, porque el Cordero es la Luz de la Ciudad adonde vamos. ¡Amén!
232¡Es el amanecer de un nuevo día! Lo siento en todo mi ser ahorita. ¡La Luz de un nuevo día! La Luz de un día donde no hay noche, allí no hay oscuridad, ni sombras, ni cielos, ni–ni cielos sombríos y oscuros, ni medias noches, ni sepulcros, ni flores en las laderas, ni cortejos fúnebres, ni doctores, ni depósitos de cadáveres. ¡Amén! Yo–yo puedo sentir los–los rayos de Su Luz abriéndose paso en mi alma. ¡El nuevo día! El viejo está alejándose.
233Mientras siento la sangre mortal fluir a través de mi cuerpo, yo siento la onda del Espíritu Santo entrar detrás de ella: "Levántate y resplandece".
234Algo dijo: "Billy Branham, tú te estás envejeciendo, te estás debilitando, tus hombros se están cayendo, tu cabello se está tornando canoso y cayéndose". Eso es correcto. ¡Y oscuridad y densa oscuridad sobre la tierra!
235"¡Pero levántate y resplandece!" Yo siento allí cayendo la onda de Luz del glorioso Evangelio de Jesucristo, el cual me ha hecho una nueva criatura en El. Yo espero ese día, amén, el nuevo día. Yo no sé cuál sea el futuro. Yo no sé lo que tenga 1964, lo que tenga para mí o algo más, pero yo me aferro de la mano de El, quien posee la Eternidad, quien es Eternidad. Amén.
236Abraham sabía que Dios podía levantarlo a él de nuevo, así que él confió en El.
237Así que, para el año nuevo, estén determinados a quedarse con Su Palabra y lo que es prometido, como otros (Elegidos) lo hicieron en otros días. Si Uds. sienten que han visto la Luz que ha abierto paso sobre Uds., de Jesucristo, la manifestación de Su gran Espíritu Santo en estos últimos días. Y recuerden, recuerden, quédense con eso, lo que El hizo; Uds. son unos de los Elegidos; y lo que él, el Elegido en otros días hizo, como Abraham, cuando él lo vio, cuando todo estaba en contra de la prueba científica. Noé lo vio, y todo estaba en contra de la prueba científica. Moisés lo vio, y todo estaba en contra de la prueba científica. Estas edades sagaces que han pasado; pero el Elegido que lo vio, ¡se paró firme! Amén.
238Y para el futuro, parémonos firmes en la promesa. Dios la hizo, depende de Dios verla que acontezca. Yo sólo estoy siguiendo el ritmo. Cuando cese el ritmo del tiempo y diga: "Este es el fin de William Branham sobre la tierra", entonces yo me iré con el ritmo. Entonces yo resucitaré con el ritmo. ¡Aleluya! El que lo mete adentro, lo saca afuera, lo vuelve a meter otra vez. Es el ritmo de Dios: "Yo lo resucitaré en los días postreros. El que cree en Mí tiene Vida Eterna. El que oye Mi Palabra y cree en el que me ha enviado, tiene Vida Eterna; y no vendrá a condenación, pero ha pasado de muerte a Vida". Yo seguiré el ritmo de la Palabra. Amén. ¡No el ritmo de mi corazón; el ritmo de la Palabra! No importa lo que sea, si mi corazón no está en ritmo con la Palabra, entonces mi corazón está errado. Amén. ¡Porque El es la Palabra! Amén. La Biblia nos dice eso, la Palabra de Dios.
239Yo estaba escuchando un programa, viniendo, Billy y yo, hace un tiempo. Y era esta Biblia...la–la hora llamada la de profecía, la hora de...¿Cómo se llamaba? Algo acerca de profecía. La Voz de la Profecía. Realmente, son los Adventistas del Séptimo Día. Ellos tenían cuatro o cinco nombres diferentes. Mileritas [Miller, fue su fundador.–Trad.] es lo que ellos eran al principio.
240Ellos eran los que dijeron, allá en una reunión, que: ‘"Yo afirmaba ser Jesucristo; que el–el Santo Padre estaba sobre mí, esa Columna de Fuego, y que yo era Jesucristo’". Dio la casualidad que un amigo mío estaba allí en su pequeña reunión; él se levantó y dijo: "Ud. tendrá que probar eso, porque yo lo llamaré a él aquí. Yo quiero que Ud. sepa de alguna ocasión en la que él haya confesado eso", ¿ven?, y así. El estaba hablando acerca de los diferentes cultos y cosas en la tierra.
241Ellos saben. Una vez yo debatí con ellos sobre esta pregunta del reposo. Ellos tienen el día antiguo que ha pasado. El Espíritu Santo es nuestro Reposo, la Biblia dice así: "Venid a Mí todos los que están trabajados y cargados, Yo os daré reposo a vuestra alma". No un "día". Pablo dijo: "Vosotros que guardáis un día, temo de vosotros". ¿Ven?, correcto. Sí, señor. "Queda un reposo", Hebreos 4, "para el pueblo de Dios, guardar un reposo. Porque los que hemos entrado en Su reposo, hemos cesado de nuestras obras, como Dios de las Suyas".
242Pero su orador, hace un tiempo...Es un buen programa, yo no tengo nada contra ellos. Yo haría cualquier cosa que pudiera para ayudarlos. Perdonarlos abiertamente por decirlo, porque ellos dijeron algo que no estaba bien. Pero eso está bien. Su doctrina es sólo como la de los Testigos de Jehová y de la Ciencia Cristiana, y todos estos otros cultos, ¿ven Uds.?, es la misma cosa. Pero fíjense: ellos sólo son como cualquier otra organización, no están más errados, creo yo, que el resto de ellos. La Palabra siempre está correcta, ¿ven?, Ella misma se probará correcta. Fíjense.
243Pero como él estaba hablando, el hombre dijo: "Tenemos el libro del año". Este escritor, oh, ¿cuál es su nombre, el que habla de él? Se me olvida ahora cuál es exactamente su nombre. El habló para los Hombres Cristianos de Negocio allá en Seattle no hace mucho en La Feria del Mundo. Y él–él dijo, este anunciador dijo: "Este hombre ha escrito el libro, el libro más sobresaliente para este año". Yo no estoy de acuerdo.
244¡El Libro para este año es la Biblia! Es la Luz del mundo. Es Dios mismo. Nuestro Libro del año es la Biblia. Para este 1964, nuestro Libro es la Biblia. Y en todos los años venideros, nuestro Libro es la Biblia. En todos los años que han pasado, ha sido el Libro de los años pasados, el Libro de los años venideros, y es el Libro de la Eternidad. El revela que es Dios. Sí, Ella revela a Dios. Cada año que va a venir, es el Libro del año. Todas–todas las veces que oigan a la Biblia decir algo, Su promesa es vindicada: vendrá un Eterno algún día. La Biblia es la Unica que nos da esta promesa, cuando Uds. oyen a la Biblia decir que viene un día cuando Jesús vendrá. Y como yo digo ahora...
245Tengo que terminar, porque yo–yo he estado aquí dos horas, ¿ven?, en eso.
246Miren, si–si la Biblia nos dice de estas cosas que han de venir, habla de todas estas horas por las que–que hemos pasado. Los días de Noé son predichos. Los días de todos estos otros, la Escritura predijo. Los días de Martín Lutero fueron predichos, los días de Wesley, los días de los Pentecostales. Esta hora en la que estamos viviendo fue predicha. Todo aconteció exactamente de la manera que fue. Entonces cuando...¿Qué es? Es la Palabra hablada de Dios, la cual es vindicada por Dios: la hace la Luz de la hora. ¿Ven?, así como lo es el sol. La Palabra, la Palabra misma, es la Luz cuando es vindicada para el tiempo que pertenece. ¿Ven?, es vindicada, entonces es la Luz de la hora.
247Juan era la Luz, él–él era más Luz que Elías y que la que ellos eran. Elías. El no era la Luz de Elías, pero él era Elías en otra forma, vindicando la Luz. ¿Ven?, lo era. Y cuando Jesús vino, El dijo: "El era una antorcha que brillaba y alumbraba por un tiempo. Uds. amaron andar en Su Luz". ¿Ven?
248Y Juan dijo: "Ahora yo debo menguar. Yo debo salir ahora; mi Luz ha terminado de resplandecer. Yo debo salir. El debe crecer. El es la Luz".
249El dijo: "Yo soy la Luz del mundo". Amén. Correcto. "El mismo ayer, hoy, y por los siglos". Y El es todavía la luz del mundo. ¿Y qué es El? "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios". ¿Por qué era El la Luz del mundo? Si El hubiera venido y hubiera dicho que El era el Mesías, y El no hubiera hecho lo que la Biblia dijo que el Mesías haría, entonces El no era la Luz del mundo. ¿Ven?, es la Palabra vindicada que lo hizo la Luz del mundo.
250Y en esta hora en la que estamos viviendo ahora: ¡la Palabra vindicada de esta hora! Pentecostales, Uds. dicen: "hablar en lenguas", y demás. Ese era el Día de Pentecostés, esa era la Luz de la hora para ese entonces. ¿Ven?, este es otro día. El es la Luz de la hora hoy.
251La Séptima Edad de la Iglesia, toda apagada, con Cristo afuera. La luna identificándola, toda la oscuridad viniendo sobre la tierra. La Luz presionando ahora, comienza a mostrar lo que va a acontecer. La cosa será destruida, y la Luz entrará y la destruirá. Y los santos heredarán la tierra, los mansos heredarán la tierra. La tierra, la oscuridad de la luna será quitada. La oscuridad de la noche pasará, la oscuridad con su muerte y credos, y separados de la Palabra de Dios, cosas pervertidas que están diciendo. Y la Luz se mostrará en el día.
252Y recuerden, cuando la Biblia completa...Escuchen, para terminar. Cuando esta Biblia completa haya sido completamente vindicada, entonces habrá un Eterno Shalom, Paz Eterna. ¿Ven?
253El vino, y dijo que El era "Paz en la tierra, buena voluntad para con los hombres", pero el mundo no lo recibió. ¿Ven? ¿Ven? El era Paz a todos los que venían a El por Paz. ¿Ven? Paz en la tierra, buena voluntad para con los hombres, El era la Paz en ese año nuevo principiando, el nuevo día de Dios. ¿Por qué? El era la Luz vindicada de ese día. ¿Ven?
254Pero hay más Palabra para ser vindicada. El tiene que vindicar más Palabra. Y cuando la última Palabra es la vindicada, es vindicada, mejor dicho, entonces sorbida es la muerte en victoria, y los muertos en Cristo resucitarán, el Milenio comenzará, y habrá una gran Paz, Shalom. Vivamos para ese día, hermano, hermana, para ese gran Shalom.
255Recuerden, la Biblia es la fuente de toda sabiduría y que tiene todas las esperanzas para el futuro. A la Iglesia, ¡Shalom! Oremos:
256El pequeño grupo está aquí presente ahora. Yo–yo he estado dos horas en– en este pequeño Mensaje de año nuevo. Uds. han sido muy pacientes. ¿Hay alguien aquí en esta mañana, o–o en esta tarde, mejor dicho, que no tiene Shalom, esa Paz que habló, esa Palabra identificada de Dios cuando Ud. y la Palabra llegan a ser uno? Cuando la Biblia dice una cosa, Ud. dice: "No, me es muy difícil creer que eso es correcto", entonces Ud. no tiene Shalom. Ud. no está en paz con Dios, porque Su Palabra dice una cosa y Ud. no está de acuerdo con Ella.
257Y si la Palabra dice: "Shalom, Paz", y Ud. tiene esa Paz, que toda Palabra que Dios dice, Ud. puede acentuarla con un "amén", y Ud. la cree. Y cuando Ud. la ve vindicada, Ud. dice: "¡Amén, esa es la Palabra!" ¿Pero un credo, una luz, una luz falsa, el mundo se mete en la sombra de la luz que ha sido reflejada para oscurecerla, algún credo, que dice: "No, yo–yo creo que–que Eso era algo diferente. Eso simplemente no significa eso", y sin embargo la Palabra lo dice? ¿Está Ud. siguiendo esa sombra, o está Ud. apareciendo con esa Luz?
258Aquí y en la cinta, quienquiera que la escuchará, piénselo bien, soló por un momento. Y si hay uno presente aquí que le gustaría, que no tiene esa Luz, levantaría su mano para identificar que Ud. está listo para andar en esa Luz hoy. Y si hay uno allá en el lugar adonde esta cinta irá, que no la tenga, levantará su mano a Dios allí adonde...Apague su grabadora sólo por un momento cuando oremos, arrodíllese, y diga: "Señor Dios, yo he dudado, yo– yo he hecho esto. Yo he pensado: ‘Bueno, porque la iglesia dice que esas cosas no pudieran ser, y esto no sería’. Y, pero yo veo que ha sido prometido en la Biblia, y yo veo demasiadas cosas. Aun los cielos mismos lo declaran, y estas cosas que son dichas, están aconteciendo exactamente. Y Dios en el Cielo está declarando la misma cosa. Así que, yo quiero recibirlo ahora. Permite que la Palabra de Dios entre en mí. Y permíteme entrar en el ritmo, a no escuchar lo que la iglesia o el predicador dice, sino permíteme entrar en el ritmo de la Palabra, y ver lo que Ella dice. Y permite que Ella me traiga a esta gran Simpatía de Dios, un ritmo de Su voluntad en mi vida".
259Nuestro Padre Celestial, ahora traemos a Ti toda mano que está levantada dondequiera. Y permite que el Espíritu Santo de Dios les traiga el ritmo de la Palabra y Su Verdad, para que ahora sean moldeados en hijos e hijas de Dios, y que sean la reflexión de la Luz de Dios sobre la tierra. Que sean la Palabra manifestada, hombres y mujeres que van a vivir de la manera que Jesús vivió, y creer–creer toda Palabra de Dios y vivir por Ella como El lo hizo, porque El dijo: "No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios". No sólo de unas cuantas Palabras, de una parte de las Palabras, sino "de toda Palabra que sale de la boca de Dios".
260La Palabra del tiempo de Moisés no funcionó en los días del tiempo de Jesús. La Palabra, la Palabra en los días de los apóstoles, no funciona en este día. Hay una Palabra prometida para este día. Ellos mismos hablaron, y lo hablaron por el Espíritu Santo, lo que acontecería en los últimos días, cómo las iglesias serían impetuosas, infatuadas, cómo la prostituta se levantaría y las rameras estarían con ella y cómo ellas oscurecerían la tierra. Y en la última edad de la iglesia, Laodicea, Jesús sería completamente echado de la iglesia.
261Oh, Señor, permíteme quedarme con El, la Palabra. Y manifestar Su Luz, por medio de todos nosotros, mientras avanzamos en este año nuevo con una determinación. No sabiendo lo que este año tenga, pero estamos asidos de El, la Palabra, que conoce toda la Simpatía desde el principio hasta el fin. El conoce todo movimiento y toda encrucijada. Y, Señor, sólo estamos observándolo a El, manteniendo nuestros ojos en El, la Palabra. Entonces cuando vemos estas cosas aparecer, sabemos que estamos exactamente en el ritmo de la Palabra. Concédelo. Salva a cada alma perdida, Señor, que está aquí y a cada uno que oye la cinta. Los encomendamos a Ti, por causa de Tu Reino, en el Nombre de Jesucristo. Amén.
262Ahora...?...Contento de estar con todos Uds. en esta mañana. Lo siento. Han sido exactamente desde que empezamos, exactamente dos horas, desde un cuarto para las once hasta un cuarto para la una. Yo le dije a Meda, yo dije: "Regresaré a la una y media". Ahora, nosotros no creemos en quebrantar las leyes de velocidad. Yo no creo que deberíamos de hacer eso, ¿ven Uds.?, para hacerlo. Ahora, les damos las gracias. Yo quiero decir ahora...
263Terry apagó su grabadora, porque ésa es, son las cintas que salen. Creo que Uds. tienen la de Uds. encendida, lo cual está muy bien. ¿Ven? Por que yo le voy a hablar a la iglesia.
264Yo verdaderamente los aprecio a todos aquí. Y muchas veces pienso que este es un pequeño retiro para mí, el venir yo aquí a la parte de atrás del desierto, hasta aquí muy atrás, y buscar, ver a este grupito aquí bajo los árboles, al lado del–del río. Y ahora estamos en el lado este del río. Y yo–yo– yo confío que Dios los bendecirá a cada uno de Uds. Dios, Shalom, sea con Uds. esa es Su Paz.
265Y lamento verdaderamente el haberlos detenido así, pero es para hacer una cinta de esto ahora de...Si el Señor lo permite, esto es de lo que yo voy a hablar en–en Phoenix, el domingo por la tarde. Entonces el lunes, voy a empezar con pequeñas reuniones cortas, y demás. Me propuse en mi corazón este año, si el Señor lo permite...yo–yo sólo corto y derribo desde que comienzo hasta que termino.
266Y todos nosotros sabemos que la identificación, sabemos qué es el tercer jalón todos–todos nosotros entendemos eso. Ahora, Uds. recibieron...recibirán la cinta. ¿Ven Uds.? y es...Ahora, yo creo que estará latente por un ratito, hasta que la gran hora de persecución venga. Eso es cuando...?...hablará. Será manifestado. Así como las cinco señales consecutivas sin fallar, perfectamente. Y ahora, yo pienso, sólo esperar ¿ven?; ver lo que hace. Ahora. Yo voy a salir de la misma manera otra vez, por todas partes, para darme cuenta.
267Reuniones cortas, y trataremos de tener...salir temprano cada noche. Tener como unos treinta minutos, y hablar algo acerca de sanidad Divina, o algo como eso. Y cuando esté listo otra vez para hacer una cinta, vendré aquí a la parte de atrás del desierto, o al tabernáculo, o a alguna parte, en donde puedan hacer una cinta, en donde estaremos entre nosotros, y yo pueda decir lo que deseo, de esa manera. Pero ¿ven?, Jesús...
268Recuerden. ¿Ven?, yo tengo que vigilar. Cuando veo a esa gente completamente, arrogantemente apartarse, yo creo que he tratado de expresarlo en esta mañana: es densa oscuridad sobre ellos. Ellos no pueden hacer nada. Yo los perdono ¿ven?, por no escuchar y ver las cosas que Dios ha hecho, y todavía no lo hacen. Yo todavía oro: "Dios, perdónalos". Y yo lo digo con todo mi corazón, yo no lo digo porque mi Maestro lo dijo, sino que yo–yo quiero sentir primero en mi corazón, que verdaderamente lo digo.
269Yo no me aparto de la gente. Yo no quiero hacer eso. ¿Ven? Porque soy un–soy un...Yo tengo un Mensaje para ellos: "Salvación". Y tengo que estar entre ellos ¿ven? Ahora, yo voy con los Trinitarios, con los Metodistas, Bautistas, Luteranos, Pentecostales, Adventistas del Séptimo Día, y todo lo demás, porque estoy buscando salvar lo que está perdido, si puedo, meterlos para así mostrarles la Luz a ellos. Y que el Señor sea con Uds.
270Yo tuve nuestro–nuestro primer grupito de reuniones aquí. No sé si les dieron el horario aquí. Si alguno de Uds....lo voy a dejar aquí, El pastor se lo leerá a Uds., adonde nos vamos a reunir, si el Señor lo permite, eso es, si el Señor lo permite...Yo no tengo la guianza para ellas; simplemente estoy saliendo para tratar de hacer lo que puedo hacer. Y si Uds. tienen a algunos de sus amados por allí que les gustaría venir a una de las reuniones, bueno, escríbanles una carta, y díganles que asistan a una de estas reuniones.
271Dios les bendiga. Me es agradable verlos, Hermano Stricker, y Hermana Stricker, y a todo el resto de Uds. aquí. Ahora, de algunos de Uds. ni siquiera sé sus nombres, pero yo–yo sé por el testimonio del Espíritu Santo, que Uds. son mis hermanos y hermanas. Y–y mi amor y respeto es para Uds., y es un gran placer estar aquí con Uds.
272Y yo sé que Uds.–Uds. tenían su comida preparada aquí, van a tener una comidita de compañerismo. Me gustaría que fuera posible poder quedarme, y– y yo–yo sé que está buena. Yo–yo sé que Uds. tienen las mejores cocineras del país. Yo sé que es la verdad. Pero probablemente tendré que tener la mía, comiéndome una hamburguesa, yendo rumbo a casa. Pero de todas maneras yo tengo una cita que tengo que cumplir. Mi tiempo está asignado a un poquito aquí y un poquito allá. Y todos Uds. entienden, yo estoy seguro. [La congregación dice: "Amén".–Ed.] No es porque yo no quiero quedarme. Dios sabe eso, yo no hubiera venido aquí. ¿Ven?
273Alguien dijo: "¿Iría Ud. allá a predicarle a treinta personas, cuando Ud. pudiera estar predicándole la misma cosa a diez mil?" ¡Por supuesto! No importa el tamaño. Yo quiero ver en donde es recibida.
274No echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen. ¿Ven? Pero uno no echa sus perlas allí.
275Ahora, yo siento que lo que dije aquí, no es echar perlas delante de los cerdos. Yo creo que se les está mostrando a los hijos las joyas que les pertenecen a ellos. ¿Ven? Uds....¿En dónde se encuentran las joyas algunas veces? En la suciedad y el lodo.
276Se han fijado Uds. alguna vez en el lirio, ¿de dónde viene? Sale del fondo del pozo lamoso del estanque de agua. Y se afana día y noche para llegar a la luz. Pero una vez que él llega a la luz, florece y da la flor más hermosa que hay. Y eso es lo que un lirio es. Sale del lodo de la tierra y de la suciedad.
277Allí es en donde las joyas se encuentran envueltas, aquí en este estado del oro de la nación. ¿En dónde encuentra Ud. oro? ¡En el lodo! ¿En dónde encuentra Ud. rubíes y joyas? En la suciedad y el lodo. Eso es exactamente lo correcto. De allí es de donde todos nosotros venimos: de la suciedad y el lodo del mundo. Pero estos aquí...
278Yo soy un cateador. ¿Qué hace un cateador? El busca oro. Lo que él hace después, lo pule, y lo golpea y lo derrite y lo tiene listo.
279Esta es la mina de oro. ¿Ven? Yo estoy buscando por todo aquí, todo el tiempo, joyas hermosas. ¿Ven? Las encuentro aquí en alguna parte en el lodo, y las pulo, y digo: "Señor, aquí están. Aquí está un hermano. Aquí está un Cristiano nacido otra vez. Aquí está una jovencita fina. Aquí está una mujer fina de mediana edad, una anciana, una jovencita. Lo que sea, aquí están, Señor. Ellos son Tus joyas. Póntelas en Tu corona, Señor. Brillarán por la Eternidad". Así de esa manera. Hasta verlos otra vez, Shalom. La paz de Dios sea con Uds.
280Muy bien, pastor, venga aquí. Muy bien. Dios les bendiga. Y yo...Todos Uds. háganlo.