Photo

~ HEMOS VISTO SU ESTRELLA Y HEMOS VENIDO A ADORARLE ~
1Considero yo un gran privilegio el hecho de estar aquí en esta tarde, en esta reunión hermosa de pueblo Cristiano, y de tener esta oportunidad de hablarle a Ud. de nuestro bendito Jesús, en honor de quien estamos aquí.
2Es un placer estar con el Hermano Tony y el Hermano Williams, dos presidentes de los Cabildos de Tucson y de Phoenix (Finix) respectivamente. Tuvimos allá el servicio el Sábado pasado por la mañana, y verdaderamente tuvimos un gran tiempo allá en el motel Ramada Inn. Y esperamos tener otro gran tiempo, principiando desde el diecinueve de este mes, en donde tendré el privilegio de regresar por unos servicios más. Tenemos, creo yo, cuatro noches, principiando el diecinueve. Y creo yo que la Convención Internacional de Hombres de Negocios, empezará el veintidós o veintitrés. Yo estaré allá hasta el veintidós, y después, creo que estaré una o dos noches en su convención. Así que, es un gran privilegio para mi tener la oportunidad de reunirme con Cristianos procedentes de diferentes partes del país, para expresar a ellos mi sentir y mi amor hacia Cristo y tener juntos, este gran compañerismo. Ahora, deseo disculparme por no haber estado aquí para disfrutar de esta comida tan exquisita que se que Uds. sirven.
3He estado en los alrededores de aquí haciendo entrevistas, orando por los enfermos y tratando de ayudar a alguien a lo largo del camino. Y Ud. sabe, en este mundo enfermo en el que vivimos, hay tanta enfermedad y problemas. Pero en medio de todo esto, ¿no es una cosa maravillosa que tenemos a Alguien hacia quién podemos elevar nuestra mirada, por encima de estas cosas e ir más allá de todo esto?
4¿Qué tal si no hubiese habido una real Noche-Buena? Si no hubiese habido una real Nochebuena, bueno las cosas no serían de la manera que lo son en esta noche. Si no hubiera habido una Nochebuena, entonces no hubiera habido salvación. Y hoy que estamos encarándonos otra vez con Nochebuena es en verdad una gravedad de que hayamos cambiado el verdadero significado de ella, lo cual es el nacimiento de Jesús, hasta el hecho de parecer que "Santo Clos." Así que, yo pienso que lo mejor es decir la verdad. Tal vez esto no sea su manera de pensar. Yo no estoy diciéndole a Ud. como criar a sus hijos. Pero si ellos lo toman a Ud. mintiendo en eso, entonces le van a decir algún día, que esto otro es también una mentira. Así que, dígales la verdad y entonces sabrán como es todo esto, y lo que Ud. quiere decir. No importa pues, cuán mal se mire lo de afuera y lo que ellos están haciendo allá, eso no debería de estorbarnos a nosotros de hacer de la Nochebuena lo que debería de ser. ¿Ve?
5Yo creo que la luz brilla mejor en la obscuridad. Mientras más obscuro está, la luz brilla mejor, no importa que sea solamente una pequeña luz brillará mucho más fuerte. Y recuerde que la obscuridad no puede existir en la presencia de la luz. La luz se va haciendo mucho más poderosa que la obscuridad, hasta que no puede estar en su presencia. La obscuridad no puede permanecer cuando el sol empieza a brillar, porque el sol es mucho más potente, y su luz lo que hace es sacar las tinieblas afuera, y entonces desaparecen.
6Y este mundo de tinieblas, algún día, va a tornarse totalmente en luz. Cuando Jesucristo el Sol de Justicia vuelva otra vez, entonces no tendremos más tinieblas. Pero mientras esto acontezca, seguiremos así como miramos la noche y la luna brillando…
7La luna y el sol son esposo y esposa, pudiéramos decir. Y en la ausencia del sol, la luna refleja la luz del sol a la tierra, dando una luz menos potente, lo suficiente para que podamos ver por donde caminamos en la noche hasta que el sol sale por la mañana. Y entonces el sol y la luna llegan a ser uno, la misma cosa, la luz del sol y la luz de la luna, llegan a ser una misma luz.
8Esto es lo que la Iglesia del Señor Jesucristo debería de ser, debería de reflejar la luz de El mientras El está ausente de la tierra en cuerpo físico, la Iglesia debería de ser la reflexión de Jesucristo en estas horas obscuras. Cuando vemos a "Santo Clos" y los adornos relumbrantes por todas las calles, nosotros deberíamos gritar: "Es el nacimiento de Jesucristo y no la visita de San Nicolas." Estamos viviendo en un tiempo de obscuridad espantosa, y aquí es cuando nuestra luz realmente debería de brillar.
9Ahora, antes que leamos la Palabra de Dios, me pregunto de que si nosotros honraríamos Su Palabra. ¿Cómo la honraríamos? Nosotros honraríamos Su Palabra, leyéndola, y creyéndola. Ahora, deberíamos de leerla, porque "Fe viene por el oír." Y entonces si nosotros la honramos leyéndola, lo honramos a El creyendo lo que hemos leído.
10Así que, para hacerle el primer honor, mientras leemos Su Palabra, pongámonos de pie; voy a leer una porción de la Escritura. Nos ponemos de pie en honra a la lectura de Su Palabra. Voy a leer de donde quiero hablar en esta noche, solamente per algunos momentos. Va a ser del Libro de San Mateo, la historia de Nochebuena. En el Segundo capítulo de San Mateo, leemos esto: Y como fue nacido Jesús en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí unos magos vinieron del este a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido?, porque su estrella hemos visto en este, y venimos a adorarle. Y convocados todos los príncipes de los sacerdotes, y los escribas… del pueblo, les preguntó donde había de nacer el Cristo. Y ellos le dijeron: en Belén de Judea; porque así está escrito por las profetas. Y tú Belén, de la tierra de Judá, no eres muy pequeña entre los príncipes de Judá: porque de ti saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel. Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, entendió de ellos diligentemente el tiempo del aparecimiento de la estrella.
11Inclinemos nuestros rostros por un momento, mientras hablamos al Autor de esta Palabra.
12Dios Todopoderoso, Te damos las gracias en esta noche desde lo más profundo de nuestros corazones por el amor de Cristo que ha sido ampliamente derramado en nuestros corazones, en estos últimos días, por el Espíritu Santo. Te damos gracias por el privilegio que tenemos de reunirnos para adorarte, teniendo esta bendita seguridad, de que algún día Tú vienes por Tu Iglesia. Te damos las gracias, por ser los portadores de luz de esta edad, por estar aquí listos para manifestar la Palabra prometida para la edad en que estamos viviendo, sabiendo que en el principio Tú ya habías asignado Tu Palabra. Conociendo ya el fin desde el principio de cada edad, Tú destinastes Tu Palabra para cada una de ellas. De que manera sucedió, no lo vemos allá atrás por Tu Palabra, vemos que había una unción viniendo a esa edad, para cumplir esa Palabra. Y en los días en los que nosotros estamos viviendo, hay una Palabra destinada, hay una promesa para esta edad. Creemos que el Espíritu Santo está hoy, aquí en la tierra, tratando de encontrar corazones, para manifestar y traer a suceder, la vindicación de la Palabra que está profetizada para esta hora y día.
13Si miramos atrás, unos mil novecientos años, vemos que ha habido una Palabra profetizada desde el Jardín del Edén, de la venida de un Salvador, y hubo uno que vino y cumplió cada Palabra que fue profetizada. Su vida vindicó la Palabra de Dios, porque El era la Palabra. La plenitud de Dios moraba en El. El era la Suma y la Plenitud de todo lo que los profetas habían dicho. Y hoy en esta noche, estamos aquí abordando de nuevo, la celebración de Su nacimiento.
14Y Señor, estamos tan afligidos de saber que aún nuestra nación se ha envuelto ella misma en una clase de historia ficticia de alguien que estaba supuesta ha ser un mito. Pero Señor, sabemos que el creyente verdadero sabe que eso es incorrecto, y que únicamente es hecho por el enemigo, para apartar la mente de la gente del verdadero Dios viviente.
15Dios, oramos que Su Presencia sea con nosotros en esta noche mientras entramos en la historia de Navidad. Concédelo, Señor Jesús, y si pudiera haber algún hombre de negocio o mujer aquí en el edificio en esta noche, que todavía no ha aceptado a El como su Salvador, haz que esta sea la noche en que su propio corazón venga a ser un pesebre en el que repose, en esta noche como lo fue entonces, el rechazado y despreciado Jesús, el Mesías de Dios. Haz que ellos salgan de aquí, con la Estrella de la Mañana sobre ellos, iluminándoles su camino hasta que algún día puedan cruzar el Jordán por la Luz de Este. Concédelo Padre, porque lo pedimos en Su Nombre y para Su gloria. Amen (Pueden sentarse.)
16Por lo general, yo soy un poquito extenso hablando, no lo haré en esta noche porque estoy ronco. Pero me gustaría dar un pequeño drama de esta historia de Navidad. Y no hay duda, que Ud. la escuchará muchas veces, y aún la lectura de la misma Escritura, la escuchará en sus radios, en sus televisiones, y en sus iglesias por los leales pastores de Uds. hombres de negocios, y demás, escucharán la historia de negocios, y demás, escucharán la historia de Navidad, quiero decir, le dirán la historia de Navidad.
17Y hoy me gustaría abordarla un poquito diferente de como lo hice cuando hablé el Sábado pasado en el Cabildo de Hombres, de Negocios en Phoenix (Finix), de porque Jesús había nacido en Belén. Y no podría haber sido ningún otro lugar donde El podría haber nacido, ¿Ve?, porque habla de Su Nombre y de lo que El era. Y nos damos cuenta a través de la Escritura, de que ella, Belén, quiere decir la Casa del Pan de Dios, y El era el Pan de Vida de Dios. Y no había manera… y se nos ha dado a saber que nosotros todos los Cristianos nacidos otra vez, hemos nacido en Belén. Cristo, es la Belén de Dios, es Su Casa de Pan de Vida Eterna.
18Ahora, en esta noche, vamos a abordarla de una manera diferente. Voy a tomar el texto, si el Señor lo permite, Hemos Visto Su Estrella Y Hemos Venido a Adorarle.
19Tenemos una idea acerca de estos hombres magos, y por tradición se nos ha dicho de que eran tres hombres magos, pero no sabemos que esto sea la verdad. La Biblia no dice que eran "tres." Sin embargo, he tenido el privilegio de ministrar en la India, de donde ellos vinieron y allá ellos acostumbraban a viajar en tres. Esto, todavía lo vemos entre ellos. No hace mucho tiempo yo estaba en la India, y allí Ud. los ve durante el día en grupitos sentados como en cuquillas, y sus cabezas con turbantes, juntos uno al otro, sentados allí como si estuvieran dormitando. Ellos nunca se sientan como nosotros, sino que se sientan en cuquillas. Y ésta es la razón, creo yo, por lo que creemos de que fueron tres hombres magos, porque ellos viajan en tres.
20Estos hombres dijeron, "Nosotros hemos visto Su Estrella en el Este y hemos venido a adorarle." En otras palabras, "Nosotros hemos visto Su señal para esta edad," la que ellos estaban viviendo. Así había sido profetizado.
21¿Ve?, creo yo que la Palabra de Dios es Eterna, porque, "En el Principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios. Y la Palabra fue hecha carne, y habitó entre nosotros." Así que la Palabra nunca puede ser cambiada, Ella es Eterna. Es Dios mismo en forma de letra, es la Biblia, la Palabra de Dios.
22El tiene que juzgar a la iglesia por alguna pauta. Y El no la puede juzgar por las normas de ningún sistema que hemos hecho, porque cada uno de nuestros sistemas son productos del hombre. Y entonces Ud. tendría que ser juzgado. Ahora, Ud. podría no estar de acuerdo y entonces decir: "No, yo creo que tú estás errado allí, Hermano Branham. Yo creo en nuestro sistema." O la otra persona podría decir: "Nuestro sistema es el mejor." ¿Entonces cuál de ellos es correcto, cuándo existen novecientas y tantas diferentes sistemas? Así que Dios no podría juzgar a la iglesia por novecientas y tantas "diferentes diferencias" existen en los sistemas.
23Pero habrá Una. "El dijo que juzgaría al mundo por Cristo, por Jesucristo." Y Cristo es la Palabra, por lo tanto soportaremos el juicio por la Palabra de Dios.
24Ahora, Dios nunca hace nada sin antes primero mostrar una señal. El nunca ha sido culpable de haber hecho algo sin antes haberlo declarado por Su señal.
25Y estos hombres magos dijeron: "Nosotros hemos visto Su Estrella en el Este," ellos estaban en el Este, lo cual constituía Babilonia, cuando la vieron, pues ella estaba al Este de Jerusalén; y dos años después, estaban en el Oeste diciendo: "Y hemos venido a adorarle."
26La tradición Cristiana nos enseña que los hombres magos llegaron a un establo en donde estaba un niño recién nacido acostado en un pesebre. Pero esto no es así. La Escritura enseña lo contrario a esto. La Escritura dice: "Que ellos encontraron a un niño," no a un recién nacido. Herodes degolló a todos los niños de dos años de edad para abajo. ¿Ve?, ahora todo lo que tuvieron que viajar por camello para llegar allá, les tomó exactamente dos años para completar el viaje, descendiendo a lo largo del Rio Tigris y cruzándolo. "Nosotros hemos visto Su Estrella," cuando ellos estaban en el Este, "y hemos venido al Oeste para adorarle."
27Ahora fíjese, el verdadero día de Navidad, ha sido cambiado y sobre este asunto podríamos discutir, porque nada sabemos al respecto. La manera como tomamos la Navidad, si Ud. alguna vez lo ha estudiado, la tomamos de la concepción que la iglesia Católica Romana tiene de lo que la Navidad fue. De hecho Cristo no podría haber nacido en el día veinticinco de Diciembre, y estar esto de acuerdo con la Escritura, porque hay cerca de un metro de alto de nieve en Judea en esa época del año, ¿Ve?, así que… no podía haber pastores en las montañas y en los alrededores, porque entonces sería contrario a toda naturaleza. El vino en armonía con la naturaleza.
28Porque Dios tiene leyes, y estas leyes no pueden ser cambiadas. Cuando el sol se mete, Ud. no puede decir, "Bien, no saldrá por la mañana." Pero sale. Verano, invierno, y demás, son leyes de Dios que El ha ordenado. Y cada una de ellas, obra perfectamente.
29Ahora, volvamos al día del nacimiento; El tal vez nació en Abril o Mayo. El era un cordero, y cada cosa probó que El sería un cordero. Esa fue la razón por lo cual El nació en un pesebre, en un establo, y no en un hogar, porque los corderos nacen en los establos, en la paja y esas cosas, y no dentro de la casa. Cuando El fue tomado para ser crucificado, El fue guiado hasta allá. Recuerde, como Ud. guía a la oveja. Si fuéramos a la matanza que está por aquí a la oveja. Si fuéramos a la matanza que está por aquí, pudiéramos ver que ellos tienen un chivo o algo que guía a la oveja para ser sacrificada, la oveja no va por sí misma, tiene que ser guiada. En toda situación, de los sistemas. Así que, después de que salieron de eso, la Luz Sobrenatural Celestial les apareció otra vez. Él lo fue, así que de acuerdo a su naturaleza, El tuvo que haber nacido en el tiempo que los corderos nacen. Y esto es en Abril, ¿Ve?, es más o menos el tiempo cuando El nació.
30Pero entonces cuando el Cristianismo fue incorporado al Romanismo y fue mezclado en Nicea, ellos tenían en ese entonces el dios-sol, Jupiter, el dios-sol de Roma, y su nacimiento había sido… más o menos alrededor del veinticincuavo día de Diciembre, porque el Circo Romano empezaba en el vigésimo primer día, y continuaba hasta el vigéstimo quinto, celebrando en ese día, el nacimiento del dios-sol. Así que como resultado de esta mezcla de romanismo pagano con Cristianismo, ellos concluyeron: "Hagamos de este día, el nacimiento del Hijo de Dios y así de esta manera, todos podemos estar de acuerdo." ¿Ve?, siempre ha sido así en los sistemas, de comprometer la Verdad, todo el tiempo ha sido así.
31Así que hoy nos damos cuenta que allá ellos ya habían inyectado todo, todos nuestros días festivos están contaminados. Nuestra Pascua, ya no es más la resurrección de Cristo, es una especie de conejo de Pascua, o es un sombrero nuevo, o alguna otra cosa, o es un patito rosa, son cosas que nada tienen que ver con la resurrección de Cristo, no más de lo que "Santo Cols" tiene que ver con el nacimiento de Jesucristo. ¡Pero es el mundo! El mundo comercial tiene todo en tal confusión y enredo, que no en vano, Dios está justificado para quemar toda la cosa. Y Él lo va a hacer, El lo prometió que lo haría. Y el mundo tuvo que meterse en esta confusión pero no hay esperanza para él, está completamente acabado.
32Pero en esta hora de obscuridad, como lo he dicho, en que estamos viviendo, todavía los Cristianos deberían sostener esa Luz, de que hay una Verdad acerca de la Navidad, y ésta es, el nacimiento de Jesucristo, el Hijo de Dios. El zigzagueante relámpago en un cielo nublado, obscuro y tempestuoso, no enseña que puede haber luz en la obscuridad. El prueba que puede haber luz en el tiempo de obscuridad.
33Lo que voy a hablar en esta noche, pudiera parecer un poquito, fuera de lo común, y especialmente estas notas, y Escrituras que tengo anotadas aquí, a las cuales me voy a referir, todas ellas tomadas de la Biblia. Ahora, es un poquito fuera de lo común. Pero, yo quiero que Ud. siempre tenga esto en mente: Dios es raro, Dios hace cosas raras. Este es el problema con nosotros hoy en día, estamos tan obstinados en las cosas comunes, que cuando algo fuera de lo común pasa, nos quedamos fuera de ello, no sabemos que es lo que está sucediendo. Dios hace rarezas. Y cualquier hombre que haya leído la Biblia, sabe que Dios siempre hace rarezas.
34Y recuerde, todo esto del nacimiento de Su Hijo, todo fue arreglado previamente por Dios mismo. Todo lo que iba a suceder, y como iba a ser, y cuando iba a ser, todo esto, fue arreglado previamente por Dios mismo.
35Se fijó Ud. que tuvo que ser exactamente en el tiempo cuando este rey sanguinario, Herodes, no más o menos que un asesino, mató todos aquellos pequeñitos, para que así pudiera ser cumplido aquello que fue hablado por el Señor a través del profeta, diciendo: "Voz fue oída en Ramá, grande lamentación, lloro, y gemido: Rachel que llora por sus hijos, y no quiso ser consolada." ¿Ve?, tenía que estar un rey sanguinario para cumplir esa profecía que fue hablada muchos cientos de años de antemano. Pero cuando Dios habla una Palabra por Su profeta, tiene que venir a suceder si lo que se habló es la Palabra de Dios. No importa cuánto tiempo se demora, vendrá a suceder porque es una Simiente. Jesús dijo que la Palabra de Dios es un campo sembrado. Así que debe producir su fruto en su tiempo. Y este rey sanguinario tenía que estar en ese tiempo, para matar a esos niños.
36Otra cosa que queremos hacer notoria, es la de que en esa misma época, fue cuando se levantó el censo al pueblo. Y haciendo esto, forzaron a José y a su esposa (su esposa María) a regresar a Belén.
37Dios sabe cómo hacer las cosas. El inclusive hace que las obras del enemigo le sirvan para darle gloria a Él. Nosotros pensamos algunas veces que todo lo que tenemos que hacer: es esto y lo otro, para hacer que el reloj trabaje correctamente. Pero el compás de Dios está trabajando perfectamente, y Jesús estará aquí a tiempo. El no estará ni un segundo atrasado. Todo sucederá exactamente de la manera que Dios dijo que sucedería de todas maneras, porque Dios lo ha hablado y así será.
38Ahora sabemos, que con el Censo, Herodes había dicho que toda la gente que estuviera alejada del lugar de su nacimiento, debería de regresar a su lugar y con esto, él pensó que estaba haciendo algo grande, no sabiendo que estaba trabajando exactamente, en armonía con Jehová. ¡Cuántos sacerdotes probablemente han de haber maldecido a Herodes en ese tiempo, en el Nombre del Señor! Cuántos probablemente se han de haber parado secretamente, y dijeron: "Oh, este Romano… Si tan solo pudiéramos echarle mano, le haríamos esto y eso y lo otro," no sabiendo que esto estaba trabajando exactamente de acuerdo al plan de Dios.
39Hoy, algunas veces, nosotros maldecimos el Comunismo y todas estas cosas, las cuales, creo yo que merecen. ¡Pero si tan solo Ud. supiera la verdad, de que eso está trabajando exactamente en las manos de Dios, para hacer exactamente lo que El dijo que haría! El tiene que levantar algo para quitar a Babilonia de la tierra, y El tienen el instrumento en Sus manos. Ud. solamente lea la Escritura, allí está escrito lo que El dijo que haría.
40Y si aquellos ministros de ese día hubieran únicamente leído y estudiado esa Palabra, ellos hubieran sabido que eso tenía que suceder.
41Ahora, observamos entonces que en este gran empadronamiento, el rey dio su ley, o la orden, de que todas las personas deberían de regresar a sus lugares de origen, sin excepción. Ahora, esto se mira como una cosa horrible; esa pobre mujercita, en ese lugar en el que ella se encontraba, embarazada, y tener que tomar ese largo viaje. Hoy, no lo hubiéramos pensado dos veces de llevarla en una ambulancia. Y ella tampoco. Si Ud. alguna vez ha estado en Palestina puede ver por donde ella tuvo que viajar, a través de esos escabrosos pedregones de granito, en los lomos de una mulita. No importa cuán terrible eran, y cuán crueles parecían, ésas eran las órdenes del rey, todos debían obedecerlas, joven o anciano, educado o no educado, ellos lo tenían que hacer de todas maneras.
42Y algunas veces nosotros pensamos que nuestras cargas; déjeme inyectar esto aquí, que nuestras cargas son algunas veces tan pesadas, que no hay nada semejante en el mundo. ¿Sabe Ud. que todas estas cosas son buenas para Ud.? Todas ellas son para moldearlo a Ud., para formarlo. Profetas y sabinos fueron moldeados en la parte de atrás del desierto, en el candente y resplandeciente sol, a través de tribulaciones y pruebas y persecuciones. Y estas cosas que tenemos hoy, no hay ninguna de ellas que nos haya pasado a nosotros, que no les hayan pasado antes a otros Cristianos. Otros Cristianos han tenido que sostenerse en una hora de obscuridad como ésta, y aún ser alimento para los leones, por sus testimonios.
43Y nosotros echamos mano un poquito de nuestro prestigio, o algo que creemos que nosotros somos, y exclamamos: "¡Bien, yo pertenezco a esto y a lo otro, a cierta iglesia Ud. sabe! Y oh temo que traeré reproche si yo…"
44¡No tenga temor de arruinar su testimonio por Jesucristo! ¡Disemine su Luz! Párese firme por sus convicciones, de que "El es el Hijo de Dios. Y esta no es la noche de la visita de Kriss Kringle, sino que es el nacimiento de Jesucristo lo que nosotros estamos celebrando." ¿Ve? Ahora vemos lo que estas cosas han hecho.
45¿Le ha tocado a Ud. ver cuándo moldean una campana, una campana especial para tocar en la iglesia, cómo tiene que dar un cierto sonido? Mire Ud. si Ud. repica una campana, notará que cada una de ellas tienen una cierta escala de sonido. Y que está compuesta de ciertos materiales, como bronce, un tanto, hierro, otro tanto, y otro tanto de otros minerales. Y si está compuesta únicamente de puro bronce, no dará el sonido correcto. Tendrá que tener todas las clases de materiales dentro de ella, para hacerla que de el tono correcto. Y el hombre quien ha hecho y puesto el molde, él sabe exactamente lo que debe de ir en esa cúpula, lo que debe de ir dentro de ese metal, para hacer que esa campana dé ese tono.
46Dios es nuestra gran Cúpula. Dios es el… El es el gran Horno de Refinería, y El tiene que poner estas cosas sobre nosotros, como pruebas y persecuciones y cosas, y mezclarlas juntas, para hacer que nuestro testimonio toque en un cierto tiempo, y en una cierta nota que El quiere tocar en un cierto día.
47Nosotros estamos hechos diferentes. Todos estamos hechos diferentes. Vemos diferente. Pero todos nosotros vemos una cosa, y ésa es Jesucristo. Miremos hacía El. Y la única manera que Ud. puede ver a El… Si El se mira contrario a esta Palabra, entonces Ud. no está mirando a Él, porque eso es El. Así que, si Ud. mira a un credo o mira Ud. alguna cierta denominación por lo cual Ud. solo piensa, "Yo pertenezco a esto, y esto es suficiente." Pero si eso no se compara a esa Palabra, entonces apártese de ello. ¡Mire hacia esa Palabra! Y esto es a lo que estamos mirando, a Cristo, la manifestación de la Palabra de Dios, El es la vindicación de la Palabra de Dios.
48Ahora, todas estas grandes cosas, que sucedieron a esta parejita, parecían extrañas. Pudieron verse extrañas. Pudieron verse extrañas para ellos, pero todo estaba obrando para bien.
49Ahora, del sueño de José, me gustaría hablar de eso por solo un momento. Tengo la Escritura por aquí escrita. Dios en todos los tiempos, en todas las edades, ha hablado a su pueblo, y se ha revelado El mismo por sueños.
50Ahora, los sueños no son una cosa segura. No todo sueño proviene de Dios. Hay mucha gente que sueña, y ellos tienen toda clase de sueños. Si Ud. se acuesta por la noche después de haber comido una copiosa cena, bien puede Ud. soñar cualquier cosa. Ud. bien pudiera haber tenido fiebre y esto darle toda clase de pesadillas, y otras cosas más, que no son de parte de Dios. Pero, a pesar de esto, Dios lidera con personas a través de sueños.
51Nos hemos dado cuenta anteriormente, de que José, el hijo de Jacob, era un profeta. Y como profeta entendió sueños. Ahora, si un sueño es interpretado, viene a constituir una visión, viene a ser una profecía.
52Sabemos que, antes del rey Nabucadonozor, y antes del tiempo de Daniel, y aún antes de todo esto, que Dios lideró con personas a través de sueños, de sueños espirituales. Yo creo en ellos. Y los tenemos hoy en día. ¡Cuántas veces podría yo testificar, de cientos de personas que han tenido sueños, y que sido correctamente interpretados, y que han acontecido exactamente igual!
53Pero un sueño es una cosa algo ficticia. Una vez en una exanimación médica, fui interrogado acerca de los sueños. Ahora, un sueño según se nos ha dicho, es cuando Ud. está en el estado de subconsciencia. Ahora, una persona tiene primero un estado de consciencia, y en este estado, sus cinco sentidos están activos, la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído. Pero cuando Ud. está dormido, estos cinco sentidos no están activos, pues Ud. está en estado de subconsciencia, el cual está fuera de su control, y es entonces, cuando Ud. está soñando. Pero cuando Ud. regresa y despierta… Ud. lo sigue recordando. Indudablemente, de que no existe una persona inclusive aquí, que haya tenido un sueño en alguna época de su vida, que no lo siga recordando. Había una parte de Ud. en alguna parte, que cuando Ud. regresó otra vez a sus sentidos, Ud. todavía lo recordaba. Pudo haber acontecido años atrás. Yo recuerdo sueños, así que, como Ud. lo puede ver, Ud. está desligado de sus sentidos. Y entonces cuando viene a su memoria y Ud. cuenta su sueño, si es de parte de Dios…
54Puede haber un intérprete de sueños, pues la Biblia dice: "Si hay uno entre Uds. que es espiritual, un profeta, yo el Seños me haré a él manifiesto por sueños, y le hablaré a través de visiones."
55Ahora, sabemos que José, el hijo de Jacob, era este tipo de hombre. Ellos podían tener sueños y el podía interpretarlos. El podía interpretar sueños, y podía ver visiones. Todo esto es una acción del Espíritu.
56Sabemos también en relación con esto, que cuando un hombre es nacido para ser un vidente, o para ver visiones, tiene que ser llamado por Dios, para esto.
57Fíjese, aquí está su subconsciencia, natural, y aquí está su primera consciencia. Ud. tiene que salir fuera del control de sus cinco sentidos al dormirse, para entrar en la subconsciencia, y luego regresar a la consciencia. Esto es lo que es un sueño.
58Pero en un vidente, la consciencia y la subconsciencia, están juntas. Ud. no se desliga de estos cinco sentidos, Ud. todavía está ligado a los cinco sentidos, está parado despierto observando lo que está sucediendo. ¿Ve? Ud. nunca deja sus cinco sentidos Ud. está allí parado, sabiendo donde está y lo que está haciendo, y predestinado. "Dones y llamamientos, son dados sin arrepentimiento." ¿Ve? Dios hace eso. Y como decíamos, Ud. no se duerme, Ud. está parado con sus ojos abiertos, fijando la vista directamente en lo que Ud. está mirando. ¿Ve? Y naturalmente cuando es una visión, es de Dios.
59Hoy estamos dormidos. Este es el problema con el mundo hoy en día, que está durmiendo. Y hay tanta gente que le encanta dormir. Pero yo, voy a decir esto, que no hay camas en el Cielo. Nosotros no vamos a dormir cuando estemos en el Cielo, porque allá no hay noche. No existe la noche, así que Ud. no tiene que dormir cuando llegue al cielo, porque no hay camas allá.
60Pero fíjese, cuando estamos conscientes, Dios puede usar cada parte de nosotros si está convertida a Él. Cuando todo lo que somos, lo ponemos completamente en las manos de Dios, y lo rendimos para Su servicio, El entonces nos puede usar en sueños, El nos puede usar en el hablar, El puede usar todos nuestros sentidos. Y así, cuando todo lo que nosotros somos, lo rendimos a Dios, entonces Dios puede usarlo. ¿Cree Ud. esto? ¿Ve? Cuando estamos convertidos, todo está convertido a Él, entonces El puede usarlo. El día cuando la totalidad de nuestro ser sea convertido, en ese día entonces, los Cristianos podrán tener sueños espirituales que signifiquen algo, podrán predecirles las cosas por suceder. Nosotros sabemos que esto es la verdad.
61Cuando un sueño espiritual es interpretado, correctamente interpretado, viene a ser lo mismo que una visión. Y ¿qué es una visión? Una visión es el anuncio de eventos futuros; ella predice las cosas antes de que acontezcan. Y ésta era la manera por la cual Dios siempre vindicaba si era verdad o no, o si el hombre (esto era en el Viejo Testamento) que estaba supuesto a ser un profeta era verdadero o no, si lo que él decía venía a suceder. Entonces así lo sabían, si lo que decía este hombre, siempre venía a suceder. Ahora, este hombre no era cosa de solamente poner las manos sobre él, o sacudirlo, de darle un don; él había nacido con ese don, ya estaba en él cuando él nació, estaba en él, antes que él naciera.
62Mire al profeta Isaías, profetizó de Juan, setecientos doce años antes que él naciera, él dijo que; "Juan era la voz de uno que clama en el desierto."
63Mire a Jeremías, antes que él fuera concebido en la matriz de su madre, aún estando allí todavía, Dios dijo: "Te conocí, te santifiqué, y te ordené profeta para las naciones." ¿Ve? "Dones y llamamientos son sin arrepentimiento."
64Y Ud. puede ser, ése que únicamente puede trabajar cuando hay algo con que trabajar. Como si hay una mano derecha para trabajar, y Ud. tiene una mano derecha, entonces déjela trabajar para el Reino de Dios. Si Ud. tiene ojos para ver, entonces vea las cosas correctas; labios, voz para hablar, hable las cosas correctas. Sea lo que sea, haga las cosas correctas. Y convierta a Dios todo lo que Ud. tiene, conviértalo para la gloria de Él.
65Ahora, sabemos que el anuncio predice eventos futuros antes que acontezcan. Parece extraño, lo que Dios Todopoderoso anunció, pues tomó el bienestar del niño, Jesús, y lo reveló por un sueño, reveló lo que se tenía que hacer. Ahora Dios de una manera indirecta, para su propio Hijo, lo reveló a José por un sueño. La Biblia dice que El lo hizo. Sí señor. Ahora, José era un hombre bueno, él era el hijo de David, y él estaba desposado con María.
66Me gustaría hablar en esto, antes de proseguir más adelante. En el Este, "Desposado", es decir, el estar comprometido en matrimonio, equivalía a matrimonio. Al momento que ellos se comprometían, ya estaban casados. Cuando ese voto sagrado entre ellos era tomado, léalo Ud. en Deuteronomio 22:23, y Ud. sabrá que cuando la mujer y el hombre acordaban casarse (ellos todavía no tomaban los votos hasta meses después) y si ellos anulaban ese voto, eran culpables de adulterio. Esto es correcto. Cuando ellos estaban comprometidos, ellos eran considerados como casados. La ley todavía no les había dado el derecho de vivir juntos como esposo y esposa, pero ante Dios, cuando ellos se comprometían uno al otro, sus palabras eran selladas en el Reino de Dios. Y anular eso, era sencillamente cometer adulterio. Y José estaba "desposado" a María. Si Uds. ministros hermanos, si Uds. pudieran estudiar esto muy bien les podría aclarar el caso de divorcio y casamiento que es tan duro y diferente entre la gente hoy en día. Ahora fíjese en José, su esposo, siendo un hombre justo, nos dimos cuenta que esto no podía ser anulado.
67Ella le dijo, le tenía que decir. Esta virgen joven, hermosa, doncella Judía, ella llegó a… Todos somos adultos aquí, por lo que yo puedo ver. Ella llegó a ser madre. Y José comprometido con ella, notó esto, sin duda, después de que estaba comprometido con ella, notó pues, que María iba a ser madre. Ahora, él era un hombre justo, la Biblia dice que él era. Ella debió de haberle dicho a él de su inocencia. Puedo escuchar a esa amable mujer, lo que tuvo que decir: "José, mi amigo amado, mi amado esposo, yo soy inocente de esto." Y ella le debió haber contado de la visitación del gran Arcángel, de que el Arcángel Gabriel vino y le visitó con esta gran señal que le anunció a ella, de lo que iba a acontecer.
68Y luego notamos también, que ella después que tuvo esta visitación, estaba tan gozosa por el mensaje del Ángel, que se dirigió camino a las regiones montañosas de Judea; desde Nazaret, donde ella había nacido, la ciudad de Nazaret, una ciudad pequeña, insignificante.
69Y cuando llegó allá, su prima Elizabet, también ella iba a ser madre (tenía alrededor de seis meses de embarazo), ella quien había sido llamada estéril.
70Su esposo, Zacarías, era un sacerdote en el templo. Y un día, mientras estaba meciendo las ofrendas, mejor dicho meciendo el incienso encendido sobre las oraciones que había hecho al pueblo afuera, Gabriel, el Ángel del Señor le apareció. Ahora, él no había visto, no había visto nada sobrenatural, por años y años, y cientos de años. Pero he aquí se paró ese Ángel, Gabriel el Ángel de Señor, al lado derecho del altar, y le dijo que su esposa concebiría y daría a luz un hijo, y que él llamaría su nombre "Juan". Y todos nosotros conocemos la historia.
71Y cuando Gabriel también, seis meses después, visitó a María en Nazaret, y le dijo lo que le había acontecido a su prima, Elizabet. Y entonces, María teniendo este gran secreto en su corazón, de lo que iba a suceder, se encaminó rápidamente hacia las montañas para ver a su prima.
72Elizabet se había ocultado, porque no quería aparecer delante de los hombres en la condición que estaba, y se había ocultado por seis meses. Ahora, de acuerdo a mi entendimiento de la Escritura, ella estaba preocupada, pues el niño no tenía vida para ese tiempo. Ya que era muy fuera de por los menos tres o cuatro meses de embarazo. Pero para ese entonces ella tenía seis meses, y el niño no se había movido. Así que cuando Elizabet y María se encontraron, no hay duda que ellas se abrazaron como primas que eran, pues estaban muy contentas de verse. Pensemos en lo que ellas platicaron. Puedo oír a Elizabet decirle a María: "Oh, querida, te ves tan bien." Y María contestarle: "¿Sabes?, sé que tú vas a ser madre."
73"Si, y estoy un poco preocupada, pues tengo seis meses y mi niño no se ha movido todavía."
74"¡Oh, pero yo tengo algo que decirte, y no puedo detenerlo por más tiempo!"
75Ud. sabe, hay algo cuando Ud. se pone en contacto con Dios, no puede permanecer quieto. Ud. tiene que decir algo en relación a ello, esto es, si Ud. tiene una real, y verdadera conversión. No me interesa donde esté Ud., Ud. tiene que expresarlo en alguna parte.
76Y puedo escuchar a ella decirle: "Sabes que, yo tengo algo que decirte. ¡Yo voy a tener un hijo también!"
77"Oh", exclamó Elizabet, "Me supongo entonces… ¿Porqué no nos invitaron a la boda, tú y José, cuando estuvieron finalmente casados? Yo se que estuvieron comprometidos, pero ¿porqué no me invitaste a la boda?" "Oh, Elizabet, todavía no estamos casados." "¿Y vas a tener un hijo?" "¡Sí!" contestó María. "Bien, María, yo, yo, yo no lo entiendo muy bien."
78"Gabriel, el Ángel del Señor me apareció, y fue él quien me dijo que tú estarías embarazada también. El fue él que me dijo. Y él me dijo que el Espíritu Santo me iba hacer sombra y que esa Cosa Santa que nacería de mí, sería el Hijo de Dios. Y yo 'llamaré Su Nombre "Jesús", porque El salvará a Su pueblo de sus pecados.'"
79Y la primera vez que ese maravilloso Nombre fue pronunciado por labios humanos; el pequeñito Juan, que había estado muerto en la matriz de su madre, saltó de gozo, y recibió el Espíritu Santo, él estaba muerto en la matriz de su madre. Si el poder de solo hablar el Nombre de Jesucristo trajo a un niño muerto a vida en la matriz de su madre, ¿qué debería de hacerle a una iglesia que reclama ser Su sierva, que reclama haber nacido de Su Espíritu? Elizabet estaba tan asombrada, y mirando a María, ella dijo: "¿Desde cuando vino la madre de mi Señor, la madre de mi Señor? Pues tan pronto tú salutación vino a mis oídos, mi hijo saltó de gozo en mi matriz." ¡Juan nació, desde la matriz de su madre, lleno del Espíritu Santo, por el Nombre de Jesucristo! ¿Qué clase de hijo debería de ser éste? No hay duda de que ella contó esto a José.
80Ahora, ¿Ve?, José, siendo un hombre justo, como que dudó un poco, y pensó: "Yo sé que si ella es tomada en adulterio, la primera cosa que le va a suceder, es que va a ser apedreada. Ella no puede…"
81Ellos no podían vivir de esa manera. Pues la Biblia dice que, "Si una doncella que está desposada, y está en la ciudad, y que ha sido violada por hombre, si ella voces, entonces juntos serán apedreados de muerte, ambos morirán. Pero si está en el campo, y ella da voces y nadie puede oírla, el hombre morirá y ella vivirá." Entonces, la pena para esto está en Deuteronomio 22, donde les pedí a Uds. que leyeran unos momentos atrás.
82Ahora fíjese en esto, nos dimos cuenta que ella iba a ser madre, sin estar casada. Así que, para José, parecía como su escudo de los mofadores y desdeñadores, ¿Ve?, José, estaba para ser su escudo; anda y Ve cásate con ella, de todas maneras, y sé su escudo, pero no para ser un esposo a ella en el sentido de la relación familiar, pero para ser… él estaba para ser un escudo para ella.
83El quiso creerle, yo realmente lo creo así. El quiso creerle a ella, pero su historia era tan fuera de lo común. Era muy duro para ese creyente, creer.
84Y con el perdón de Uds. ¡Y así es hoy en día! La historia del Poder del Espíritu Santo sobre la tierra hoy en día, oprando en la lglesia, es tan fuera de lo común, es tan fantástico. ¡Pero es la Verdad! La Biblica dice que sería de esta manera, y así es. Un hombre que ha estado en algún credo, en verdad quiere creer esto, pero es tan fuera de lo común que no puede hacerlo. El no sabe qué hacer. El está en la misma situación que José estaba.
85La Biblia dice: "Mientras él estaba pensando en estas cosas," ¿Ve?, él era un buen hombre, y no quería que su propio nombre fuera manchado y también él sabía que si esa mujer era de esa manera, él no podría casarse con ella, ella, iba a dar a luz un hijo de otro hombre. "Y también," él decía: "esa inocente, mujercita, cuya vida ha sido tan pura como un Lirio, yo quiero creerle, pero no sé qué hacer."
86"Mientras él meditaba en estas cosas, pensó entonces dejarle secretamente. Y dijo: 'No causaré ninguna conmoción acerca de esto.'" Ahora recuerde, él no había tomado el voto todavía, sino que estaba desposado. Pero él la iba a dejar secretamente. "Y mientras él estaba pensando en estas cosas, ¿Ve?, él llegó a la conclusión de dejarla secretamente. ¿Ve?, él era un hombre justo, él era un hombre bueno.
87Hermano, hermana, déjeme decir esto, si Uds. son justos, si Uds. son justos, si Uds. son honestos en sus corazones, entonces Dios está obligado a revelarle la costa a Ud.
88José, su esposo, siendo un hombre justo, él examinó las cosas. Era tan fuera de lo común, como le dije, que él difícilmente podía entender esto. "¿Cómo podían ser estas cosas?" Pero él no dudó, se sentó, volvió a orar sobre ellos, y lo estudió en las Escrituras. "¿Cómo podían ser estas cosas?" Mientras él estaba estudiando, el Ángel del Señor le apareció en un sueño. El no era un profeta. Y no había un profeta en la tierra en esos días, nadie quien pudiera venir a él con ASI DICE EL SEÑOR, así que el Señor usó una manera indirecta. Esta es la razón por la cual Dios tomó al bienestar de Su Propio Hijo, y lo llevó a un hombre por un sueño, y lo llevó a Egipto, y lo trajo otra vez para atrás, y lo escondió de los hombres sabios, y ellos tomaron otro camino. No había profeta en la tierra, así que El usó el sueño de una manera indirecta. Pero había hombre quienes no habían nacido para ser videntes, pero eran hombres buenos, y cuando ellos se unieron a Dios, Dios los visitó en sus subconsciencias, y se reveló El mismo a ellos.
89Si Ud. solamente se uniera a Dios, Dios tiene muchas maneras por las cuales El puede revelarse a Ud. ¿Ve? Pudiera ser, pudiera ser que Ud. no sea un profeta, pudiera ser que Ud. no sea un maestro, pudiera ser que no sea un maestro de escuela dominical, pudiera ser que Ud. no sea un predicador, pero hay maneras por las cuales Dios puede revelarse a Ud., ¿Ve Ud.? Como quiera que sea, pudiera ser por sueños, pudiera ser en alguna otra manera, si Ud. tan solo se somete como lo hizo José.
90No hay duda dijo él; Oh Gran Jehová, Dios, que yo vengo del linaje de David. Y yo soy un hombre justo; yo creo que soy, yo estoy confiando en aquello que Tú dices ser la Verdad. Y mi amada, mi amorcito, con quien yo estoy desposado, tengo que dejarle, pues de otra manera, yo soy culpable de cometer adulterio; ya que va a ser madre, y yo no la conozco a ella como esposa. "¿Cómo son estas cosas, Señor?"
91¿Ve?, él no era un profeta, así que Dios no podía hablarle a él como tal. Por lo tanto, El lo dejó que se durmiera y le envió el Ángel del Señor, en un sueño. Amén. El Ángel del Señor vino a él en un sueño, lo tocó y le dijo: "José, hijo de David, no temas de recibir a María tu esposa, porque lo que ha concebido en ella, es del Espíritu Santo." Allí lo tiene Ud. "Eso que en ella está, no es de algún hombre, el Espíritu Santo ha hecho esto. La mujer te ha dicho la (Faltando páginas 26-29 inclusivo) Largo tiempo, en la matriz. Pero en estos últimos días, es cuando la plenitud de la Deidad, es cuando esta plenitud debe de ser manifestada entre Su pueblo. Él lo dijo así, El lo prometió en Su Palabra. Y cuando esa plenitud sea manifestada, ve Ud., entonces cosas sobrenaturales empiezan a suceder, tal como El lo prometió. Esta es la razón por la cual nuestra gran vida social y demás cosas no pueden entender esto, es tontería para ellos. Ahora fíjese, están formando un Concilio de Iglesias, ¿Ve? En el preciso momento cuando la Iglesia empieza a pararse en sus pies, cuando lo Sobrenatural empieza a obrar, es ahora cuando todos ellos formaron un grupo, y ahora van a tratar de detener esto Sobrenatural. Exactamente igual como lo fue en aquel entonces.
114Como lo dije el sábado pasado, en Phoenix ("Finix"), los Filisteos se guarnecieron en Belén para que la gente no pudiera venir, a menos que vinieran a través de ese Concilio de Iglesias. Oh, ellos lo llevarán a una cisterna de aguas estancadas; pero por supuesto no a las aguas frescas de Belén. Ahora lo vemos.
115Entonces, cuando el rey dio su mandato, fue cuando Cristo ya estaba formado. Ahora, tomémoslos por un momento, observémoslos, sigámoslos por unos momentos antes que terminemos. Puedo ver a José diciendo: "María, querida, ¡ese rey cruel!"
116Pero ella pudiera haber dicho: "Escucha, amado. Recuerda, que el Espíritu Santo me dijo que 'Su Nombre sería llamado "JESÚS", y El salvaría a Su pueblo de sus pecados; a Su pueblo de sus pecados. Ahora, José, amado, no importa que suceda, y que diga el rey, yo puedo hacerlo. Yo puede viajar en el lomo de la mulita. Son muchos kilómetros alrededor de estas montañas rocosas, y demás. Y si viene el caso que necesitemos una pequeña ayuda, no importa pues habrá muchos en el viaje, porque no somos nosotros la única familia. Hay otros que sufrieron la misma cosa que nosotros, así que, hay otros a lo largo del camino. Y podemos unirnos con el resto del grupo mientras suben la montaña, camino a Belén." Pues viniendo de Nazaret, ellos cruzan a través de la montaña.
117Así que nos damos cuenta, que necesitaba tener una mulita, y que tenía que alimentarla con un manojo extra de paja y de avena para ese día, porque la mujercita estaba bastante pesadita. Así que él la puso en el lomo de la mulita, y puso una bolsa de agua y uno pocos de panecitos; y tomó la milita de la rienda, y su vara en la mano.
118Y principiando a subir el camino, la mulita empezó a tambalearse y a resbalarse. ¡Oh, mire lo que esa mulita lleva cargando! Mire su carga, ¡mire lo que es! Esta transportando el Cristo a Su lugar de Nacimiento. Y esta mujercita sentada allí, en dolor, próxima a dar a Luz, agarrada a las crines de la mulita y hablándole a lo largo del camino.
119Yo imagino verlos viajar todo el día, habiéndose parado para que ella descansara y tal vez decirle: "¿Quisieras tú cabalgar por un rato?" Añade María.
120"Y José contesta: "No querida, tú quédate allí.
121Y puedo verlo bajándola de la mulita, y dejar que descanse un rato; después darle un vaso de agua y un pequeño emparedado. Y de nuevo sentarla en el lomo de la mula.
122Finalmente, empieza a obscurecerse. Se ven viajeros a lo largo del camino, mucho más capaces de viajar más rápido que ellos, pasándolos. Y por encima de todo esto, ella tuvo que respirar el polvo de los que viajaban en caballos y carruajes y demás, que podían ir más aprisa que ellos, ya que ella tenía que viajar muy despacio, debido a su condición. ¡Qué cosa tan cruel de enviar allá a esa madre en esa condición! Ya me los puedo imaginar, continuando mi pequeño drama, a medida que ellos suben a lo más alto de la montaña, La Ciudad de Belén, se asienta en un valle, y del lado oeste de Belén, está la montaña por donde sale un pequeño sendero.
123Los puedo ver, en el drama que estoy haciendo. Se está obscureciendo. Y José está reconociendo todo con su vara, a medida que toma cada camino corto que puede tomar. Corta en donde el camino curvea de esta manera, corta en donde el carruaje pasó, bien, probablemente cortó todo lo que él pudo cortar con su esposa, para ahorrar tiempo, y para evitar el polvo. Las estrellas empiezan a salir.
124Y después de un largo tiempo, él sale por la cima de la montaña. Y una vez más, ellos vuelven a contemplar las luces de la ciudad donde ellos fueron nacidos, la ciudad de Belén. Había muchos allí, los lugares estaban atestados, gente en las afueras, durmiendo en el suelo, durmiendo a lo largo de los sembradíos. Y esta pregunta vino a la mente de José, quizás por primera vez: "¿Qué voy hacer sino puedo encontrar un lugar? Porque el niño puede nacer en esta noche. Ella ha estado en dolor todo el día. Así que ¿qué si el niño nace en esta noche?"
125Y mientras estuvo allí contemplando a lo largo del valle, preguntándose, sucedió que sus ojos miraron hacia un lado, y miró algo extraño. Ud. sabe, es siempre en el preciso momento de prueba, cuando las cosas sobrenaturales suceden. El miró hacia allá y miró una estrella. El nunca había recordado haber visto una tan grande así. Se veía tan abajo, y estaba exactamente sobre Belén… Después de haber ayudado a María a sentarla en una roca para que descansara un ratito. El miró hacia arriba y se volteó hacia ella para decirle: "Querida, alguna vez notaste…" Y aún él podía ver la reflexión de la luz de la estrella en sus hermosos ojos negros, mientras ella estaba sentada mirando, con una sonrisa en su rostro. Y le dijo: "Querida, ¿no es esto extraño?"
126Ella contestó: "José, amor, yo he observado eso, desde que el sol se ocultó. Yo he estado observando esa Estrella. Me siento muy extraña en esta noche, y de una manera o de la otra, algo está para suceder." Y tú sabes, es por lo general cuando tienes ese extraño sentir, es cuando algo está para suceder.
127Y ella y José, empezaron a observar la Estrella, mientras la mulita estaba recuperando su aliento. Y ellos continuaron observando la Estrella. Ella se comportaba de una manera rara. No actuaba al igual que el resto de las estrellas. Parecía que estaba inquieta, que estaba moviéndose. Estaba esperando por algo, vigilando por algo que iba a suceder. Dejamos nuestra parejita sentada aquí en esta roca, por un minuto.
128Entremos en nuestras mentes y vayamos cientos de millas, allá en el Este, con los Magos, muy allá en el Este, en la India. Esa noche, como era la costumbre de todos ellos, cuando el sol se ocultaba y las estrellas salían, ellos subían a una montaña, o a una torre, algo como una torre de observación. Y subían allá con el fin de adorar y de estudiar. Ellos regían el tiempo por las estrellas, estudiaban eventos, y podían ellos estudiar la caída de poderes, y de las naciones, y el colapso de los reinos y demás. Yo me imagino como ellos han de haber pensado y comentado acerca de este acontecimiento. Porque ellos conocían las estrellas, cada una de ellas. Las conocían, al igual que nosotros conocemos la Biblia. Cada movimiento que ellas hacían, significaba algo.
129Y Ud. sabe que Dios siempre declara Sus acciones en los cielos antes de que las declare en la tierra. Los ministros saben esto.
130Y allí estaban, observando las estrellas, y cualquier cambio que ellos notaban, inmediatamente lo escudriñaban en la Escritura para saber qué es lo que era. "Ud. dice, ¿'Escrituras'?" Si, Escrituras. Ellos cran Magos, pero eran Mahometanos, ¿porqué eran Mahometanos? Porque ellos provenían realmente de los Medos-Persas. De aquí es donde los mahometanos provienen. Todos sabemos esto.
131Y escuche esto, ellos tenían un maestro entre ellos. Y si Ud. desea leerlo, está en Daniel 2:43. Daniel, el profeta, fue el maestro de ellos cuando estaban allá en Babilonia. Esto es correcto. Daniel fue el profeta maestro de ellos. Y el les enseñó todas las cosas de Dios, porque él era un maestro que estaba por encima de todos ellos. Y él les dijo que "Habría una Piedra cortada sin manos de la montaña algún día", ¿recuerda Ud. diciéndoles? Y que desmenuzaría los reinos gentiles del mundo, ¿Ve?, todos los reinos, y que crecería y cubriría la tierra."
132Ahora, estos magos no eran incrédulos. No, señor. Ellos eran creyentes. Ellos creían en un Dios verdadero. Nosotros sabemos que esto es la verdad, la Biblia dice así. Y si Ud. desea leerlo, léalo en Hechos 10:35, donde dice que "Dios no tiene respeto de ninguna nación, pero honra a aquellos que temen a Él y obran justicia." Ahora, ellos no estaban exactamente en línea con la Verdad, pero creían al mismo Dios que nosotros creemos. Los Mahometanos creían al mismo Dios que nosotros creemos.
133Yo he presenciado en muchas ocasiones a ese sacerdote Mahometano tomar en sus manos un gran mazo, y golpear con él, ese gran tambor, y decir: "Hay un solo Dios viviente y verdadero, y Mahoma es Su profeta." Nosotros creemos que hay un Dios viviente y verdadero, y Jesús es Su Hijo. ¿Ve? El dice: "Lejos sea de Dios tener un hijo." El piensa que tiene que ser un espíritu, ve Ud., así que ésta es la razón porla cual él dice; "de que hay un verdadero Dios viviente, y que Mahoma es Su profeta." Ellos todavía creen en eso de un verdadero Dios. Son hijos de Ismael.
134Nos damos cuenta pues, que eran Mahometanos y les llamaban Magos solamente porque observaban y estudiaban las estrellas. Ellos encendían el fuego por la noche, era un fuego sagrado. Y así daban servicio a su Dios, mientras lo mantenían encendido durante toda la noche. Y de ésta manera, vigilaban y adoraban. Cada noche ellos subían aquí, tan pronto como el sol se ocultaba, y estudiaban estas cosas. Al igual que nosotros nos reunimos en conferencias y estudiamos la Biblia, Palabra por Palabra. Ellos conocían cada movimiento de las estrellas.
135Y una noche mientras ellos estaban allá arriba estudiando, un visitante, un extranjero, una Estrella les apareció y fue de lo más alarmante y no en vano, ya que ellos nunca antes habían visto esa Estrella. No sabían nada acerca de Esto, no en vano ellos estaban alarmados. Me los puedo imaginar toda la noche observándola. No sabían que hacer con respecto a esto. Oh Señor, El era un extranjero. Allá, de esa gran constelación, ellos habían encontrado una Estrella que ahora estaba suspendida cerca de ellos, esto era una rareza, algo increíble. Ellos nunca antes habían visto algo semejante a eso. Así que, rápidamente empezaron a escudriñar en las Escrituras para ver de lo que se trataba. Por supuesto, ellos no pudieron encontrar nada en sus propios escritos. Pero fueron a los de Daniel, y encontraron que él decía así: "Viene una Piedra, la Estrella de Jacob se levantará", y por esto conocieron que había algo por suceder. Todos ellos han de haber orado, y se fueron a dormir, discutiéndolo juntos. Problemente han de haber soñado esa noche que el Rey de Reyes había nacido en la tierra.
136Se nos hizo saber en un reciente recorte de periódico acerca de los Magos, que cuando esas tres estrellas se alinearan y formaran una estrella, ese Mesías estaba entonces enla tierra. Y ellos de hecho eran Judíos que estaba allá, estudiando, adquiriendo su educación en Astronomía. Así que cuando vieron eso, ellos supieron que Jesús había sido, pero han de haber hecho lo imposible para saber qué hacer, y como, y quien iba a ir. Todos querían ir, todos. Pero siempre toma, como lo dije antes, tres personas como testigo, para testificar, para regresar y decirles si es la verdad, o no. Así que, ¿qué hicieron ellos? Cargaron sus riquezas, cargaron sus regalos, y todo para llevárselos a Él.
137Me pregunto en esta noche, hermano, hermana, si nosotros algunas veces, o siempre, estamos tratando de ver cuánto podemos obtener para nosotros mismos, cuando nosotros debiéramos de estar dando lo que tenemos para Cristo. ¿Ve?, no aprendiendo para ver cuán listos podemos ser, y como podemos engañar al otro compañero, pero aprender cómo, todo lo que tenemos, lo podemos rendir a Él.
138"Si Dios me diera un sueño, ni siquiera lo creería," yo he escuchado decir esto a algunas gentes.
139"Yo no creo en sanidad Divina," dicen otros; le estaba enseñando a una persona el otro día acerca de esto, y me dijo: "A mí no me importa cuántos doctores pudieran firmar sus nombres, a mi no me importa cuántos tú nombres, y lo que aconteció y cuántos más," ¡"Yo no lo creo! ¡Yo no lo creo!" Y le contesté; "Ciertamente que no, porque no se le es dado a Ud."
140Sanidad Divina, no fue enviada para incrédulos fue enviada a creyentes. Cristo es para creyentes. El Espíritu Santo es únicamente para aquellos que creen, no para incrédulos, no fue dado para ellos es una Piedra de tropiezo para ellos, siempre será, siempre fue. No es para incrédulos. ¡Es para aquellos que creen! Así es.
141Nos hemos dado cuenta pues, que estas personas eran creyentes. Ellos querían saber. Cargaron todo lo que tenían para llevarlo, ellos querían saber si esto era verdad. Tenían por delante un largo viaje así que todos ellos echaron mano de sus riquezas, y de todo, se previnieron con oro, incienso, y mirra y todo lo demás que tenían para llevar y saber algo sobre este Rey. Empezaron pues su viaje cargando con sus regalos.
142Y fíjese Ud., que para indagar sobre este Rey, ellos se basaron en una Señal Celestial dada por Dios, no por teología de algún hombre. Ellos lo habían visto en la Palabra, estaba supuesto de estar allí, y es así como siguieron la Señal Celestial.
143¡Si el hombre tan solo pudiera tener la audacia que ellos tuvieron! ¡Si tan solo ellos pudieran tener el entendimiento que ellos tuvieron! Cuando Dios le da algo si está en la Escritura, ¡aférrese a ello!
144El hombre dice: "No hay tal cosa como el bautismo del Espíritu Santo." Pero, ¡hay un bautismo del Espíritu Santo! Ud. está viendo exactamente de la manera que fue en el Día de Pentecostés, así es como viene hoy día Sanidad Divina, ¡el Poder de Dios! Nadie puede explicarlo en la Biblia, "por eso es que ha sido excluida." ¡Yo puedo mostrarle a Ud. donde Dios se lo dio a la Iglesia! ¿Ud. muéstreme la Escritura dónde El se la quitó? ¡No la encontrará!
145Porque, "El es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Porque la promesa es…" Y Pedio dijo en el Día de Pentecostés: "Arrepentíos cada uno de vosotros, y bautícense en el Nombre de Jesucristo, para el perdón de pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para vosotros y para vuestros hijos y para todos los que están lejos, y aún para cuántos el Señor nuestro Dios llamare." ¡A cuántos fueren llamados! El mismo Espíritu Santo en esta noche, es exactamente el mismo como lo fue entonces, para el corazón honesto. Si a caso no lo es… ¿Es muy fuera de lo común para Ud. de creer en Dios?
146Como Pablo dijo a Agripa: "Oh, rey Agripa, ¿Podrías tú negar lo que los profetas han dicho?"
147¿Podrías tú negar lo que Jesús dijo, El mismo, lo que la Biblia por si misma habla (lo cual es Cristo, la Palabra ungida)? Y si la Palabra habita en vosotros, entonces Uds. son personas ungidas con la Palabra. "Si tú habitas en Mí, y mi Palabra habita en ti, entonces pide lo que quieras, y te será dado." Esto es Cristo en Ud. ungiendo la Palabra para esta edad, y para cada edad en la que ellos vivieron. Dios dividió Su Palabra en edades. Y cada vez que viene ese tiempo, las iglesias están todas llenas de duda, y Dios unge a alguien, su poder desciende y hace que la Palabra actúe exactamente de la manera que El dijo que lo haría. ¡Exactamente! Y hay una Palabra profetizada para este día. Dios está esperando encontrar individuos, esto no es imposible para El, para que puedan ser ungidos con el Espíritu Santo, para que puedan ser ungidos con el Espíritu Santo, para probar que Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos, y que sean una luz brillante para coger los ojos de los incrédulos. Y ellos lo blasfemarán y traerán justicia sobre ellos, porque la Ley de Dios es justa, y el juicio solamente puede venir por Su justicia. Y entonces así el puede condenar el mundo y enviarles fuego, como lo hizo a los Sodomitas. Ahora fíjese.
148Nos dimos cuenta, que durante el viaje, ellos siguieron la Señal dada por Dios. Ellos velaron. Ellos nunca tomaron la palabra de nadie. Ellos no fueron y consultaron a ningún obispo, o a alguien más. Dios les dio a ellos una Señal. La Vieron aquí. Era la Verdad, y salieron tras ella. Los guió por el camino. Era Aquel quien la Escritura había predicho. Ellos supieron que esto estaba por venir, y ellos la siguieron. ¿Y qué era? Puedo verlos partiendo, moviendo sus manos en señal de despedida, diciendo: "Nos veremos un día, hermanos, les traeremos el mensaje, pues sabemos que es la verdad." Y ellos lo siguieron, a través de montañas, a través del Río Tigris, a través de llanuras, días dentro y días fuera, meses dentro y meses fuera, tan arduamente como podían viajar, observando esa Estrella.
149En el día, probablemente, ellos podían acostarse y descansar, y dormir, voltearse y hablar el uno al otro diciendo: "Oh, va a ser maravilloso cuando nosotros lleguemos allá; este Rayo de Luz Celestial, esta Luz Celestial, esta Luz que vemos, ¡esto Sobrenatural!" Amén.
150¡Amén! ¿Piensa Ud. qué estoy loco? No lo estoy. Fíjese en este Rayo de Luz Celestial, ¡en esta Luz que nosotros estamos observando!
151Ahora recuerde, nadie más la vio; ella cruzó por encima de observatorios, pasó Mago sobre Mago. Pero fue enviada para ellos. Yo creo que ellos la vieron, porque la Biblia dijo que ellos la vieron. Nadie más la vio.
152Nadie más vio la Luz que Pablo vio, la misma Cosa. Lo echó al suelo, en el camino de Damasco. Pero le fue dado a Pablo.
153Nadie más vio el Espíritu Santo viniendo como una Luz del Cielo, una Paloma, más que Juan. Pero él la vio, y dio testimonio. El la vió, el resto de ellos no lo vieron. El la vió, porque la estaba esperando. ¡Los Magos la estaban buscando!
154Y cuando Ud. lo está buscando, cuando Ud. está listo para recibir el verdadero Regalo de Navidad, el verdadero Regalo de Navidad, Cristo el Regalo de Dios, el Espíritu Santo. Si Ud. lo está buscando, Ud. lo verá. Es una Luz Celestial del Cielo por Dios, Para dar testimonio de Jesucristo.
155Ahora, ellos no tomaron la palabra de nadie más. En el día, era una inquietud. Ellos decían: Oh, yo no puedo esperar. No sé cuánto más viajaremos. Probablemente iremos a Jerusalén, o hacia las Tierras Santas, Palestina, porque allí es donde la profecía dice que este Rey nacerá. Así que lo sabremos, tarde o temprano. La noche viene y la obscuridad empieza a enseñorearse.
156Recuerde, la Luz únicamente brilla en la obscuridad. Esta es la única manera que es reconocida. Si alguna vez hemos vivido en un tiempo obscuro, cuando el hombre y el credo han apartado a la gente de la Palabra de Dios, es hoy día, cuando estas denominaciones, los han atado a toda ciase de cosas, excepto a la Palabra de Dios. Tanto así, para que pudieran estar suficientemente ciegos para caminar al Concilio de Iglesias, y cosas como éstas, uniéndose ellos mismos con toda clase de incrédulos. Cuando la Biblia dice: "¿Cómo pueden dos caminar juntos sino es a menos que estén de acuerdo?" ¡Y nuestras iglesias van entrando en una conglomeración tal como esa! Seguro, ellos están ciegos. Pero es en esta hora obscura cuando la Luz aparece. Es cuando la Luz brilla.
157Y ellos la observaban. Y cuando la noche venía, ellos se regocijaban y decían: "Continúa guiando, guiando en dirección al Oeste, continúa marchando, guíanos a esa perfecta Luz," Ellos viajaron cruzando ríos, atravesando ríos, atravesando arenas y por doquiera que ellos viajaron, solamente iban deseando encontrar la única Verdad.
158Y, mire Ud., Belén estaba exactamente en línea con Judea de donde ellos… Y Jerusalén estaba en línea con Belén de donde ellos estaban parados. Fíjese. ¡Oh, qué símbolo!, si Ud. puede captarlo. Aquí está Belén, y Jerusalén está aquí arriba. Y de donde los Magos venían, ellos tenían que llegar a Jerusalén primero, antes de llegar a Belén. ¿Lo captó? Ese gran estilizado, cuartel denominacional, (sí, señor). Jerusalén, donde todas las denominaciones se juntan. El gran Concilio se encuentra allí, Ud. sabe. Así que cuando estos hombres venían y llegaron a esta ciudad, pensaron, "¡Allí está! Si alguien supiera algo acerca de esto, alguien que pueda explicarnos a nosotros, de esta gran misteriosa Luz, allí están todos los sumos sacerdotes. Están los doctores de Divinidad; está el Ph.D., LL.D., ellos sabrán todo acerca de esto. ¡Oh, hermano, Jerusalén está a la vista! Aquí venimos y lo sabremos." ¡Ya en las calles ellos no se contuvieron! Y decían: "¿A dónde vas?" "Tenemos un gran mensaje." "¿Qué es?"
159"¿Dónde está El que ha nacido Rey de los Judíos? ¿Qué quiere decir esta Luz misteriosa que está sobre nosotros? ¿Dónde está El? Caminando de arriba abajo las calles, estos hombres ricos, con camellos ricamente ataviados, y trayendo oro e incienso, caminando cada calle, yendo a través de cada callejón, gritando: "¿Dónde está El? ¿Dónde está El? Pero se dieron cuenta de que ellos no tenían la respuesta.
160El gran lloro de hoy día es: "¡Comunismo está en nuestros medios!" Oh, cada radio difusora está siempre golpeando el Comunismo. Ud. puede discernir Comunismo; pero la señal del tiempo, Ud. no la puede discernir.
161Jesús dijo: "Uds. pueden discernir la faz de los cielos; pero la señal del tiempo, no la pueden discernir."
162¡Siempre hablando acerca de "Comunismo! ¡Comunismo!" Es mejor que Ud. sepa que hay algo más que va a la par con él.
163¿En qué tiempo estamos viviendo? ¿Cuál es la última señal de Dios que El dijo que mostraría antes de que esto venga a suceder? ¿Cuáles fueron las cosas que El dijo? Israel en su lugar allá lejos, la higuera estaurándose de nuevo ella misma. Mire todo poniéndose exáctamente en línea. Y la iglesia en la condición de Laodicea, con Jesús afuera, un fugitivo de Su propia iglesia, al igual que David estaba arriba contemplando a Jerusalem, un fugitivo de su propio pueblo. ¡Un fugitivo! Y Cristo, la Biblia dice, que en los últimos días fue un fugitivo de Su propio pueblo. Aquí en Apocalipsis, el Capítulo 3 la edad de Laodicea en la que vivimos, "Cristo está afuera, tocando, de entrar," un fugitivo de Su propio pueblo.
164Fue entonces cuando esos guerreros tomaron sus espadas, al clamar David por un vaso de agua fresca, y ellos se abrieron camino a través de veinticuatro kilómetros infestados de enemigos, para traerle un vaso de agua. Pero David la vertió sobre el suelo a manera de sacrificio, una ofrenda de agua.
165¡Sí, guerreros de hoy día! Jesús quiere un vaso de antigua, buena y fresca agua pentecostal, Estas aguas denominacionales, estancadas, lo están enfermando. Tome la Palabra de Dios, desenváinela y ábrase camino a través de todos estos credos y cosas, hasta que nosotros podamos llegar a ese lugar en donde hay agua fresca para El, una real y verdadera adoración, un corazón genuino, donde El pueda venir, donde pueda hacer Su Palabra vivir en este día. Él lo tendrá. El dijo que El "restauraría la Fe de los hijos hacia los padres, la Fe de los hijos." Malaquías 4 nos dice que vendrá y allí estará. No se preocupe, El estará allí. Dios lo ha dicho así, así que eso es todo. El reloj continúa marcando las horas. Sí señor. Pero hoy miramos que esos grandes, hoy vemos…
166¿Porqué viene Comunismo? ¿Por qué está siendo el mundo devorado? ¿Cómo podría hacerlo solo uno por ciento de Rusia? Eso es todo el Comunismo. Noventa y nueve por ciento es todavía Cristiano. Un porciento de Rusia, casi controlando el resto del mundo, el mundo Oriental. Comunismo. ¿Por qué? ¿Cómo podría hacerlo? La Biblia dice que lo haría; El tiene la respuesta.
167Pero Ud. Ve nosotros ahora tratamos de pelear esto y lo otro. y la verdadera Cosa que Dios envió a nosotros para observarla, no la vemos.
168Ellos estaban allí… tratando de saber qué clase de botones deberían de usar en sus vestuarios, y saber quién iba a ser el orador principal en la siguiente conferencia, y demás, algo parecido a esto.
169Y aquí estaban los hombres sabios observando su Luz Celestial, acerándose, y diciendo: "Cuando yo llegue a Jerusalén, ellos me dirán que significa esta mística Luz Celestial que está sobre nosotros, que nos está guiando." Y de arriba abajo por las calles ellos iban diciendo: "¿Dónde está El? ¿Dónde nació El Rey de los Judíos? Hemos visto Su Estrella en el Este. Hemos venido a adorarle. Tenemos oro, incienso, nosotros tenemos todo para El. ¿Dónde está El? ¿Dónde está El?"
170Ellos les respondían: "¿Dónde está quién? ¿Qué?" Esto es lo mismo hoy en día. "Oh, no hay tal cosa come eso que suceda hoy en día." Pero ellos insistían diciendo: "Cuando el sol se ocultó, nosotros vimos una Luz mística." "Yo nunca la vi," contestaba otro. "Oye tú, llama al hombre que está en la torre." "¿Viste tú una clase de Luz mística?" "¿Qué pudieras tú decir a esto?" "¿Viste tú una Luz mística…?
171"¡No!" ¿Qué es lo que les pasa a Uds." ¿Ve?, ellos no tenían la respuesta.
172¡Ellos no la tienen hoy! Ellos no saben que son estas cosas, cuando es allí donde lo deben de saber, donde los grandes gobiernos de iglesias deben de estar apercibidos de estas cosas. Pero Dios siempre trabaja en la minoría, tan humilde que se les pasa por encima de ellos, ellos no lo saben. Pero aún así, El cumple Su Palabra como cumplió eso. ¡Así es! Nos enredamos nosotros mismos en estas grandes cosas, y no nos podemos mover. (Dios, haznos libres de esas cosas, para que podamos ver la hora en que estamos viviendo.) Si Dios tiene que trabajar a través de un sueño otra vez, El tiene que revelárselo a Ud. Seguro, El puede hacerlo. Estamos viviendo en los últimos días. Escuchen. ¡Oh!
173Ellos no tenían la respuesta para esa misteriosa Luz, no la tenían siendo ellos la sede. Ni tampoco la tienen hoy en día. Así que, ¿qué hicieron los Magos? Ellos recurrieron a la Palabra de Dios. Esa es la idea. Ellos dijeron: "Miremos en la Palabra de Dios, y busquemos dónde están estas cosas." Y recurriendo a la Palabra de Dios, los Magos fueron más listos que muchas gentes de hoy en día. Los Magos miraron de acuerdo a la Palabra de Dios, que estos grupos no la tenían, y no la iban a tener. Amén. Ellos encontraron que ésa no era ni siquiera la ciudad, que ése no era ni aún el lugar. El iba a nacer en Belén de Judea. Amén. El último, el más humilde de todos ellos, el pequeño, el lugarcito más pequeño, no en la grande y estilizada Jerusalén. Los hombres Magos lo vieron de inmediato. La Palabra de Dios se los reveló, que aquellos no lo tenían y que no lo iban a tener, así que se salieron fuera de esa confusión. ¡Si tan solo pudiéramos nosotros hacer lo mismo! Fueron prevenidos en un sueño, para que salieran de esa confusión en la que estaban. Así que ellos la dejaron. Aleluya, por ellos. Ellos la dejaron.
174Después de que salieron de esa confusión, entonces fue cuando lo Sobrenatural apareció otra vez. ¡Allí está! Después de que ellos quedaron libres de esas cosas. Después de que ellos salieron de toda esa conglomeración, de disputas, de argumentos, y de todo eso, llegaron allí donde toda la gran sede estaba, y todos los sumos sacerdotes, y doctores de Divinidad, todos ellos caminando de un lado a otro luciendo sus títulos (Ph.D.), y sus costosos turbantes altos puestos, que le impedían ver la Estrella. El caminar, sus sombreros… Cosas como estas, ciegan a mucha gente; grandes nombres, y gente importante que lo rodea.
175Muchos de ellos dijeron: "Bien, no hay tal cosa como eso. En cuatrocientos años, nunca antes hemos escuchado tal cosa. ¿Qué le pasa a esa gente loca? Enviémoslos de regreso a India donde ellos pertenecen."
176"Bien, ¿Qué? La Palabra de Dios, ¿y qué de Eso? El dijo: 'Tú Belén de Judea, ¿no eres tú la más pequeña entre todos príncipes de Judá? Pero de ti saldrá…'; Oh, estamos en el lugar equivocado," dijeron ellos. "Nosotros no nos unimos con nada de esta cosa."
177Así que, ellos le dieron vuelta a sus camellos y se alejaron de allí, Dios les bendiga. Ellos se fueron de allí. Y tan pronto como se salieron de eso, entonces la Luz les apareció otra vez. Lo Sobrenatural empezó a moverse en ellos otra vez, ¡Oh, mi Señor! Entonces ellos empezaron a seguir lo Sobrenatural los Magos se salieron de los sistemas. Así que, después de que salieron de eso, la Luz Sobrenatural Celestial les apareció otra vez.
178Mientras Ud. esté atado con un montón de incrédulos que no crean estas cosas, Ud. nunca será capaz, Ud. será tan ciego como un murciélago. Despréndase Ud. mismo de todo; si es madre, padre, hermano, hermana, denominación, o lo que sea. "Aquel que no renuncia a lo suyo, y viene en pos de Mi, no es ni siquiera digno de ser llamado uno de los Míos. Aquel que pone sus manos en el arado, y empieza, y voltea para mirar hacia atrás, no es digno de tomar el arado." Hermano, hermana, déjeme decirle a Ud., hay una genuina, Luz Cristiana Verdadera, brillando en esta noche, y esa Luz es Jesucristo, el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¡Despréndase de todo! Y El es la Palabra. El es siempre la Palabra. La Palabra de Dios es correcta y perfecta. No es de interpretación privada. Ud. dice: "Quiere decir esto."
179Quiere decir exactamente lo que dice. La Biblia dice que "No es de interpretación privada." Si dice, "Negro es negro, y blanco," eso es exactamente lo que es. Es lo Último. Es lo Absoluto. Y cada hombre que es nacido del Espíritu de Dios está atado a Eso, no importa lo que se diga, nada lo separará a El de eso. El está atado a esa Palabra, porque es Cristo. Cristo es la Palabra, porque El es la Palabra. Ud. dice: "¡Bien, yo se que El dice eso, pero!"
180No hay "peros" y nada relacionado con ello. El solamente dijo que era de esa manera, y eso es lo que es. Y El no puede cambiarlo. El no puede. El es inmutable. El dijo: "Cielos y tierra pasará, pero Mis Palabras no pasaran, nunca falla." El estará allí en el tiempo preciso. El estará, habrá, alguien allí que lo hará brillar." ¡Esto es correcto!
181Y Dios habló esa Palabra, este Hijo estaría allí, y allí estaba El, para hacerlo brillar. Allí estaba ese Visitante Celestial; ellos lo estaban observando y vino directamente a ellos. Así que decíamos que ellos dejaron los credos antiguos, y empezaron en lo Sobrenatural otra vez, y se apartaron, ¡Cómo se regocijaron! "Ellos," la Biblia dice, "que ellos se regocijaron con un gozo sobreabundante cuando ellos miraron que la Luz Salió otra vez."
182Oh, hermano, hermana, que hermoso sería si cada uno de Uds., si cada uno de nosotros, nosotros, yo, si cada uno de nosotros pudiera poner a un lado todos estos relumbrantes adornos Navideños, ¿Ve? renuncie a todo este intercambio de regalos, del uno con el otro, todas estas tonterías del mundo; y tomemos nuestro orgullo y tirémoslo al suelo y pisoteémoslo y digamos: "Señor Jesús, guíame a esa perfecta Luz." Y verá algo Sobrenatural acontecer. El Espíritu Santo vendrá en una manera sobrenatural. ¿Ve?
183Ellos fueron siguiendo lo Sobrenatural. Y ¿y qué fue lo que ellos dejaron? Ahora recuerde, ellos siguieron la Señal Celestial para ese día, la Señal Celestial dada por Dios. ¿Todos Uds. creen que esto es la verdad? Esa era una Señal Celestial dada por Dios. Ellos siguieron esa Señal hasta que encontraron la Palabra hecha carne. ¿Cree Ud. qué El era la Palabra hecha carne? La Señal Celestial prometida para ese día, los guió hacia la Palabra hecha carne.
184Hermano, hermana, El hará lo m ismo en esta noche. Esta gran Señal Celestial que tenemos, el Espíritu Santo viviendo entre nosotros, le sigue. Algo está moviéndose en su corazón, y Ud. dice: "Yo sé que debo recibir Eso. Yo sé que debo de hacer algo más que unirme a una iglesia."
185"Yo tengo un buen negocio, sé que está floreciendo." Hermano, ¿sabe Ud. qué en cualquier día de estos un ataque al corazón podría tomarlo por sorpresa a las cuatro de la mañana, y tendría Ud. que dejar ese negocio? Entonces dónde va Ud. después de esto? (Porción no grabada en la cinta- Editor)
186…una vindicación en su propia carne, Ud. es la persona que ha nacido del Espíritu Santo. ¿No amaría Ud. tener eso? ¿No sería el más grande regalo de Navidad que cualquiera pudiera recibir? El regalo de Vida Eterna. "Porque Dios amó tanto al mundo, que El dio a su hijo unigénito, para que cualquiera que creyera en El no se perdiera, más tuviera Vida Eterna."
187"Nosotros hemos visto Su Estrella en el Este y hemos venido a adorarle."
188La Civilización ha viajado con el sol; ha salido del Este, y viene rumbo al Oeste. Estamos en la Costa Oeste hoy en día, Este y Oeste se han encontrado, ya no podemos ir más adelante. La civilización más antigua, es China, la cual está en el otro lado del hemisferio del mundo, recuerde, se terminó…
189Y el pecado ha viajado con la civilización. Y estamos… Yo sé que esto es duro de decir. Pero hermano, hermana, aún los pensamientos e intentos del corazón del hombre, solo un hombre ungido con el Espíritu de Dios se puede parar, y Ud. lo ha observado y lo ha visto en otros. Ud. deténgase a observar a una persona, únicamente déjela decir una palabra o dos, y Ud. puede ver de inmediato a esos "insectos" volando alrededor de ella, ¿Ve?, ellos captan esa unción que está en ellos. Cada pensamiento del hombre es perverso. Es exactamente igual como fue en los días de Noé, que hicieron que Dios se arrepintiera de haber hecho al hombre, y dijo: "Raeré al hombre de la faz de la tierra." Y hoy hemos regresado a ese tiempo, otra vez. Pero fíjese.
190El tiene una Iglesita que quiere llevarse. El tiene muchos miles que ya están dormidos en la tierra, de la primera, Segunda, tercera, cuarta, Quinta, Sexta vigilia. Y ésta es la séptima vigilia. ¡Recuerde!, ésta es cuando El viene, El viene en la Séptima vigilia. Y en esta vigilia, El encontró vírgenes sabias y vírgenes que tenían el aceite fuera de sus lámparas. El aceite, es el símbolo del Espíritu Santo. Y si Ud. no lo ha encontrado en su lámpara en esta noche, mi hermano, mi hermana, ¿por qué no lo toma Ud. pues es el Regalo de Navidad más grande de Dios?
191Como Ud. sabe, hoy en día nosotros obtenemos un gran, un estupendo regalo, lo envolvemos y gastamos tres dólares en el papel de envoltura, poniéndole toda clase de adornos. Y en muchas ocasiones Ud. piensa que es un gran regalo. El otro día dos mujeres en una tienda, estaban platicando, y una estaba diciendo lo que ella le iba a dar a su papá… Y le decía a su hermana: "¿Qué le vas a comprar a papá?"
192Y contestó: "Voy a comprarle un juego de baraja, y una caja de cigarrillos."
193La otra dijo: "Yo le compré una botella de Whiskey ("Wiski")." Y continuó diciendo; "los voy a envolver como regalo." ¿Ve? Lo relumbroso de afuera, no declara lo que está adentro. ¿Ve?
194Pero Dios tiene un Regalo de Navidad para Ud. en esta noche. Él lo envolvió en un pesebre. Lo de afuera no atraía mucho, pero, oh, lo de adentro era Vida Eterna. ¿Porqué no deja que esto sobrenatural del Espíritu Santo, atraiga su vida en esta noche, y lo guie a la Luz Eterna? Inclinemos nuestros rostros por un momento.
195En la quietud de este momento, después de esto entrecortado, si pudiera yo llamarlo un mensaje de Navidad, uno de ellos. Si Ud. realmente cree que es la Verdad, y todavía Ud. no ha encontrado esa Luz Eterna; si Ud. nunca ha dejado que el gran Espíritu Santo lo guíe a esa Luz, Podría Ud. hablar en estos momentos en su corazón, y decir: "Señor Jesús, yo quiero encontrar esa Luz. No me interesa lo que otro diga, soy yo el necesitado, yo soy ése, yo quiero encontrar esa Luz." ¿Alzaría Ud. sus manos en estos momentos, mientras permanecen sus rostros inclinados? Levante su mano, y diga: "Ore por mí, Hermano Branham, verdaderamente deseo encontrar esa Luz." Dios le bendiga, señora, Dios le bendiga, señor. Otro que levante su mano y diga: "Yo quiero, yo quiero también, yo quiero el Regalo de Navidad de Dios." Dios le bendiga, señor. Dios le bendiga, señora. Otro que diga: "Yo quiero el Regalo de Navidad de Dios. Envíalo a mí, Señor, no me interesa como venga. Si viene en un pesebre, si viene en un establo, no me interesa cuán desagradable se mire para el mundo, cuán desagradable se mire para el mundo." Ud. sabe, los grandes dones de Dios siempre hacen al hombre actuar extraño.
196Mire a Moisés, un gran teólogo, gran escolar, pero un día, él se encontró con una Luz en la parte de atrás del desierto. El se quitó sus zapatos. Un hombre de ochenta años de edad, con su barba colgándole hasta la cintura, puso su esposa y a su hijo en una mula, y se dirigió hacia Egipto. Donde él y lalló, ahora él iba de regreso solamente con una vara chueca, rumbo a Egipto, para tomar la nación. ¿Por qué? Porque él había encontrado esa Luz, eso Sobrenatural.
197Y esa Cosa pequeña que está revolviéndose en su corazón en esta noche, eso es lo Sobrenatural, eso es la Luz de este día. ¿No lo dejará que lo guíe a Jesucristo, El cuál es el único que puede darle Vida? ¿Hay uno que no ha levantado sus manos, y dijera: "Recuérdeme, Hermano Branham, en oración en estos momentos?" Dios le bendiga. ¿Otro? Dios le bendiga. ¿Otro, alguien más? Dios le bendiga. Dios le bendiga, jovencito. ¿Otro? Dios le bendiga, jovencito. ¿Habrá otro?
198Diga: "Yo quiero seguir, yo quiero seguir la Estrella de la Mañana, Cristo. Yo quiero seguir y encontrar a mi Jesús este día. Yo quiero apartarme de toda esta Navidad de oropel y cosas, porque algún día va a ser quemada con fuego inextinguible." Y todos aquellos que no fueron capaces de sufrir por El, serán quemados. El mundo, el pecador, serán castigados, ellos morirán con el mundo. La gente amante de la mundanalidad, perecerá con el mundo. Sin embargo, si Ud. todavía tiene el amor del mundo en Ud., y desea en esta noche darse completamente a Jesucristo y Su Palabra, levante su mano. Otra vez pregunto ¿hay alguien más que no haya levantado su mano? Dios le bendiga. Dios le bendiga. Solamente quiero decir esto. Dios le bendiga señora.
199Uno no puede saber, en un minuto alguien pudiera levantar sus manos, y Ud. pudiera decir: "¿Qué diferencia puede hacer esto, Hermano Branham?" Le diré que hace la diferencia entre muerte y Vida.
200Si cuando esa mano se levantó, Ud. estaba sinceramente respaldando ese acto, entonces hay Algo a su lado. ¿Y qué es eso? Eso es esa Luz de la que he estado hablando. Eso es esa Luz que le hace decir a Ud.: "Yo he estado errado; hay mundanalidad en mí; yo no lo quiero más en mí. Yo levanto mis manos." Y esto es como testimonio.
201Pues recuerde, ¿sabe Ud. qué significa levantar las manos? En cada lenguaje debajo del Cielo, las manos levantadas significan rendirse, es una señal de redición. Cuando Ud. levanta sus manos, en cualquier ejército, dondequiera que Ud. levante sus manos, es conocido como una señal internacional de rendición.
202¿Cuántos en esta noche, en base a esta aclaración que hemos hecho, levantarán sus manos y dirán: "Yo me rindo completamente, Señor. Yo me rindo, enteramente, Yo me rindo." Dios le bendiga. Dios le bendiga. Esto es correcto. Esto está muy bien. ¡Oh, mi Señor!
203Si el pianista pudiera venir a tocar el piano mientras nosotros estamos orando.
204Padre Celestial, yo sé que Tu Escritura dice: "Y todos los que creyeron, fueron bautizados." Y esto es todo lo que se necesita, Señor. Si ellos creen en Ti, algo tiene que suceder. Son Tuyos, son trofeos de este pequeño servicio de la Palabra de Dios; la Presencia de Jesucristo en este grupo amable de personas aquí en esta noche, unidos en este pequeño banquete. En esta noche sabemos que Tú estás aquí. Puede ser, que no lo podamos ver con nuestros ojos, pero lo sentimos con nuestro otro sentido, nuestro sentido de percibir, el sentido de percibir en nuestro corazón, nuestra conciencia. Nuestra alma nos habló y nos dijo: "Estamos en la Presencia de Jesucristo: el supremo regalo de Navidad, el primer y real Regalo de Navidad procedente de Dios para el hombre."
205Y con todos los regalos que hemos recibido, muchos de nosotros nunca hemos recibido ése gran Regalo todavía. Oramos, oh Dios, por ellos en esta noche mientras levantan sus manos, pues ellos quieren este regalo Todosuficiente. Ellos lo han aprendido de esta manera, Padre.
206También muchos de los rabís lo hicieron, muchos de los grandes maestros de ese día lo aprendieron de esta manera, pero tuvieron miedo de pararse y hacer ésa única y total rendición, y créela, y aceptar el Mensaje y la Luz de la hora, la Palabra vindicada. Hubo muchos quienes lo hicieron.
207Señor, hay muchos aquí en esta noche, veinte o treinta en este pequeño grupo de personas. Si acaso he calculado mal, perdóname. Pero, Señor, puede ser que esos pocos, que hayan levantado sus manos. Ellos están listos para rendirse. Dios, deles a Jesús, deles a ellos el Espíritu Santo en sus vidas. Haz que esto sea la hora más grandiosa de sus vidas. Haz que vayan a sus hogares en esta noche, y como José, mediten estas cosas en sus corazones. Y digan. "¿Porqué levanté mis manos? ¿Qué fue lo que me hizo hacerlo? ¿Cómo fue que hice “eso”? Aunque yo he reclamado ser un Cristiano por años, Algo me dijo que levantara mis manos." Miembros de iglesia, aún ministros, levantaron sus manos, Señor. Yo oro para que Tú les concedas estas bendiciones. Concédelas.
208Y haz que el Angel del Señor venga y diga: "No temaís, ésta es la Luz del día. Esta es la Luz de la hora. Las Luces del atardecer están brillando. El profeta dijo que habría Luz en el atardecer, antes que el sol se oculte." Y Señor, nosotros vemos el ocaso del tiempo, que muy pronto entrará a Eternidad. Concédelo Señor, que cada uno de ellos encuentre a Jesús en esta noche porque Te lo pido en Su Nombre. Amén.
209Levantemos nuestras manos como una señal de rendición, así, mientras nos ponemos de pie.
210Le voy a preguntar algo. Ud. que levantó sus manos hace unos momentos, yo oré por Ud. Todo lo que yo sé hacer, es orar. Voy a creer por Ud. Yo creo que lo que yo le pedí, El me lo dará, porque El lo prometió que lo haría. El no puede mentir. El no puede mentir. La única cosa que impide de que esto suceda, es mi… podría ser mí incredulidad. Yo estoy creyendo que Ud. realmente estaba sincero en lo que pidió. El se lo va a dar a Ud. porque Ud. quiere rendirse.
211Y si Ud. hizo eso, le diré a Ud. lo que Ud. debe de hacer. Quiero que se encuentre una buena iglesia que crea en el bautismo del Espíritu Santo, y asista allá. Asista allá. Y si Ud. está en esa clase de iglesia, vaya con su pastor y dígale: "Yo levanté mis manos la otra noche, en una pequeña reunión." Ud. no tiene ni siquiera que decirle en donde fue. Solo dígale: "Levanté mis manos, y pastor, yo quiero que Ud. ore por mí. Yo estoy buscando el bautismo del Espíritu Santo. Yo lo quiero. Yo debe de tenerlo. Yo debo de tenerlo, para poder vivir. ¡Yo debo de tenerlo! Yo he visto la Luz." Oh, Dios concédelo para Ti. ¿Lo harás?
212Y ahora, así como estamos, vamos a cantar: "Yo me rindo a Él, yo me rindo a Él. Todo a Cristo, yo me entrego, quiero serle fiel." Levantemos nuestras manos en estos momentos y cerremos nuestros ojos, mientras lo cantamos… Yo me rindo a Él, Yo me rindo a Él, Todo a Cristo, yo me entrego, Quiero serle fiel. Yo me rindo a Él, Yo me rindo a Él, Todo a Cristo, yo me entrego Quiero serle fiel.
213¿Lo dice con todo su corazón? Diga, "Amen," si es así, (La congregación dice, "Amen"-Editor) Ahora quiero que Ud. haga algo muy dulce en estos momentos. A alguien que esté parado a su lado, estréchele su mano, y dígale: "Hermano, lo dije de todo corazón. Ore por mí." Hagamos eso, todos juntos, hagámoslo en estos momentos. (El Hermano Branham habla a aquellos que están en la plataforma, "Hermano, lo dije de todo corazón. Ore por mí. Dios le bendiga. Dios bendíceme a mi.") Eso es bueno. Eso está bien. ¿Oh, no lo hace sentirse bien? Lo dije de todo corazón.
214Ahora si en verdad lo decimos de corazón, si nosotros rendimos todo, rendimos nuestra voluntad, nuestras maneras de actuar, todo lo que nosotros tenemos, lo rendimos a Cristo, entonces, levantemos nuestras manos otra vez y cantemos. Yo me rindo a Él, Yo me rindo a Él, Todo a Cristo, yo me entrego, Quiero serle fiel.
215Inclinemos nuestros rostros en estos momentos y cantemos (el Hermano Branham empieza a tararear, Yo me rindo a Él-Editor) Pongamos nuestra mente en El. :"Y…" Yo les deseo a Uds. La más feliz de las Navidades, en la que Dios envíe Su Estrella del Este, la Estrella que se levantó en el Este, mil novecientos años atrás, y y lo guíe a Ud. a la Palabra hecha carne. (El Hermano Branham continúa tarareando, Yo me rindo a El.) Yo me rindo a Él, Yo me rindo a Él, (eleve sus manos a Dios), Todo a Cristo, yo me entrego, Quiero… Dios le bendiga, hermano Tony.