Photo

~ LA SENAL ~
1Sólo creed. sólo creed; Todo es posible, sólo creed. Sólo creed, sólo creed; Todo es posible, sólo creed. Ahora, reverentemente y con toda seriedad, entremos al estudio de la Palabra. Deseo leer hoy del libro del Éxodo, capítulo 12. Y les pido que lean todo el capítulo 12 esta tarde antes de la Santa Cena esta noche; porque aquí en el versículo 11 leemos de la preparación para el viaje y la comunión antes del viaje. Ahora escuchen bien. Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré á todo primogénito en la tierra de Egipto, así en los hombres como en las bestias: y haré juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis,, y veré la sangre, y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad, cuando heriré la tierra de Egipto. Éxodo 12:12-13 Que el Señor bendiga Su Santa Palabra. De esta porción quiero tomar el texto para hoy, una sola palabrita de cinco letras: Señal. Deseo poner el énfasis de esta lección sobre la palabra señal La Biblia nos dice aquí: "Y la sangre os será por señal."
2Ahora yo tengo apuntado aquí muchas Escrituras, y trato de cuidar el tiempo con el reloj. Y sabiendo que no los veré ahora por un tiempecito, y ¿cómo sabemos si esta no es la última vez que algunos de nosotros estaremos aquí juntos? Por eso nos conviene estudiar lo más serio posible. Yo sé que es difícil, pero el Señor ahora nos ha concedido un día muy hermoso para este culto; pues tratemos de concentrar nuestras mentes en todo lo que decimos para que entonces si hay algo que el Señor quiere que Ud. sepa, pues le sea dado. No estamos parados aquí solamente para ser vistos por los demás. No venimos aquí para que los demás vean qué clase de ropa traemos, etc., sino venimos con un solo propósito: Para oír la Palabra; la Palabra viniendo a nosotros. Deseamos la Palabra que procede de Dios porque solamente la Palabra permanecerá; es la única cosa útil, lo único que nos puede ayudar. Además, somos una gente moribunda; todo ser humano está rumbo a la eternidad. Y tenemos este tiempo de la vida para decidir por cuál de las dos carreteras vamos a viajar. Así trató Dios con Adán y Eva y así trata con nosotros también. Debemos acordarnos de esto: Sea lo que fuere que hagamos, y no importa cuan próspero lleguemos a ser en esta vida, sin Cristo perdemos completamente todo. Si El es el TODO, entonces seríamos una gente tan necia en no aceptarlo. Y no solamente aceptarlo, sino también preservarlo y estimarlo porque es algo de suma importancia. Después que Ud. lo obtiene, no vaya a colocarlo sobre la mesa; es algo que debe ser puesto en operación. Sería como ir donde el médico para obtener medicina, luego almacenar esa medicina. Si Ud. va para obtener la medicina, tómela. Si Ud. tiene algún mal y esta medicina es para aliviarle, entonces tome lo que el médico le da, y solamente en la manera que él indicó que fuese tomada; porque a veces solamente unos cuantos minutos puede causar un gran cambio en el resultado. Y ¿cómo sabemos si en esta situación hoy, un solo minuto en su decisión puede determinar su destino eterno? Tome la medicina exactamente como El se la da.
3Ahora. Una Señal: "Y la sangre os será por señal." Ahora, primeramente, ¿qué es una señal? Es una palabra que usamos diariamente y especialmente aquí en América. El diccionario dice que una señal es "una muestra que un precio honrado ha sido pagado." 0 sea que el precio requerido ha sido pagado. Por ejemplo el precio del boleto en el ferrocarril o en un autobús. Ud. paga el precio y le dan una muestra o boleto, y entonces aquella muestra no puede ser usada en ninguna otra parte más que con esa compañía ferrocarrilera, y es una señal para con ellos que Ud. ha pagado el pasaje. Y este boleto no sirve para ninguna otra línea de transportación.
4Aquí en donde hemos leído, Dios está diciendo a Israel: "La sangre del cordero es una señal para Uds." El cordero herido fue para Israel la señal requerida por Jehová. Tuvo que ser la sangre. Dios hizo una señal y se la dio a Israel y ninguna otra señal servía; ninguna otra señal podía ser reconocida. Para el mundo esto es necedad, pero con Dios es la única manera; la única cosa que El requiere es aquella señal. Tiene que estar. Y Ud. no puede obtener la señal hasta que el precio haya sido pagado. Entonces Ud. posee la señal, la cual le concede el privilegio de un pase libre. "Y veré la sangre, y pasaré de vosotros." ¡Qué tiempo! ¡ Qué gran privilegio es conocer que uno trae por dentro el pase! "Cuando veré la sangre, pasaré de vosotros." Esa es la única cosa que El reconocerá. No hay ninguna otra cosa que puede tomar su lugar. No hay sustituto. Ninguna denominación, ni ninguna otra cosa puede tomar su lugar. Dios dijo: "Veré únicamente eso." No importaba cuan justos eran, ni cuan buena gente eran, ni cuanta educación tenían, o cómo se vestían; la señal es la única cosa. "Cuando yo vea la señal, entonces pasaré de vosotros."
5La sangre era la señal que lo requerido por Jehová, había sido cumplido. La sangre fue la señal. La vida ... Dios había dicho: "Porque el día que de él comieres, morirás" (Génesis 2:17); y ahora había una vida puesta en sustitución por la vida del creyente. Dios en Su misericordia aceptó un sustituto en el lugar de la persona que había pecado. Cuando Su hijo se había corrompido con el pecado de no creer la Palabra, entonces Dios, que es rico en misericordia, hizo un sustituto y eso consistió en que algo tenía que morir en su lugar. Ninguna otra cosa serviría. Por eso fue que las legumbres y frutas de Caín no sirvieron; tenía que ser una vida con sangre. Entonces la vida habiendo salido del sacrificio, ahora la sangre era la señal de que el mandato de Dios había sido cumplido. Ahora, ¿qué requería Dios? La vida. Y la sangre mostraba, era la señal , que la vida había sido ofrecida. La sangre mostraba que algo había muerto (el requisito de Dios), la sangre era la señal que la vida ya no estaba, es decir, la vida del animal del cual Dios había hablado.
6Ahora el creyente adorando se identificaba con su sacrificio por medio de la señal. Ahora no deseo poner mucho énfasis en estas cositas en las cuales nos podríamos quedar el tiempo completo, pero nos es necesario explicar esto: El creyente tenía que ser identificado con su sacrificio. Si únicamente fue un sacrificio ofrecido allá afuera . . . Pero el tenía que identificarse con su sacrificio y, en particular, tenía que poner sus manos sobre el sacrificio para así identificarse con él. Luego la sangre era puesta donde él podía pararse debajo de la sangre. La sangre tenía que cubrirlo a él, entonces era la señal que él se había identificado como culpable y había probado que un sustituto inocente había tomado su lugar. i Qué cuadro tan hermoso de uno siendo redimido! El requisito de la santa justicia de Dios había sido cumplido. Dios había dicho: "Ahora demandaré tu vida." Luego cuando el individuo había pecado y el sustituto inocente había tomado su lugar . . . Y fue un animal de sangre, no alguna legumbre o fruta (manzana, durazno, etc.) Eso debiera aclarar absolutamente la doctrina de la Simiente de la Serpiente para que todos lo pudieran ver. Fue sangre; y esta sangre no podía derivarse de la fruta, sino de un sustituto inocente; y la vida había sido ofrecida en su lugar: Y la sangre era el símbolo que la bestia había muerto. Y ahora el que adoraba, en cuanto se aplicaba la sangre, mostraba que él estaba identificado en la redención porque se estaba identificando con el sacrificio. Es un tipo perfecto de Cristo, exactamente. El creyente hoy día está bajo la sangre derramada, identificado con el sacrificio. Es un cuadro tan perfecto. Como Cristo, no siendo un animal . . . Ahora, el animal murió, el más dócil entre los animales: La oveja. Cuando Dios quiso representar a Cristo, lo representó con la oveja. Y cuando quiso identificarse a Sí mismo, lo hizo con el ave: Una palomita. Y la paloma es el ave más inocente y más limpia de todas las aves. Y el cordero es el animal más inocente y puro de todos los animales. Luego cuando Jesús fue bautizado por Juan, la Biblia dice que él vio el Espíritu de Dios descendiendo como una paloma sobre El; por consiguiente, si hubiera sido un lobo o cualquier otro animal, la naturaleza de la paloma no hubiera podido mezclarse con la naturaleza del lobo, etc., únicamente podía mezclarse con la naturaleza del cordero; y esas dos naturalezas se unieron y pudieron estar en acuerdo. ¿Puede entender Ud. ahora la predestinación? El ya era un cordero cuando llegó aquella situación. Allá en el Antiguo Testamento cuando el cordero fue traído para el sacrificio, ya había nacido como cordero y había sido criado como cordero. Y ese es el único Espíritu puro y verdadero que puede recibir la Palabra, Cristo. Los demás hacen el esfuerzo por obtener el Espíritu y hasta lo tratan de poner sobre un lobo (alguien malvado, corajudo, buscador de pleito), pero no permanecerá; el Espíritu Santo toma Su vuelo. Igual como hubiera hecho la paloma en aquel día si la naturaleza de Cristo hubiera sido cualquier otra cosa fuera de la naturaleza del cordero. Pero cuando halló aquella naturaleza con la cual podía mezclarse, entonces entró y se unieron como uno.
7Ahora, la paloma guió al cordero; y note Ud., que lo guió al matadero. El cordero fue obediente a la voluntad de la paloma. Sea donde sea que fuere, el cordero estaba dispuesto a ir. Pero, ¿qué tal hoy cuando Dios nos guía hacia una vida de rendición completa y servicio a El? Me pongo a pensar si a veces nuestro espíritu no se pone rebelde, y en eso dudamos si en verdad somos corderos. Un cordero es obediente, sacrifica sus propios deseos y no reclama lo suyo. Al cordero le quitan toda su lana, la única cosa que tiene propia, y no dice nada. Sacrifica todo lo que tiene. Así es el cordero. Da todo lo que tiene y todo lo que es; y así es un verdadero cristiano: Sacrifica todo lo que tiene, no teniendo ningún amor de las cosas de este mundo, antes da todo lo que tiene a Dios. Ahora, Cristo era el Cordero Perfecto. Allá en Egipto cuando mataron al cordero natural y la sangre fue aplicada en el poste de la puerta, fue una señal; ahora, ¿qué significaría la sangre de este Cordero? Es la señal que nosotros somos muertos a sí mismos e identificados con nuestro Sacrificio. ¿Ve Ud.? Entonces el Cordero (la sangre) y la persona son identificados juntos-el Sacrificio y el creyente. Ud. es identificado en su vida por medio de su sacrificio y eso lo hace lo que es. Entonces la sangre fue la señal de identificación porque la sangre identificaba que el individuo había herido y aceptado el cordero, y había aplicado la señal a sí mismo, y no tenía vergüenza. A él no le importaba quien lo veía, sino más bien quería que todos lo vieran. Y la sangre fue puesta en tal lugar que todo aquel que pasaba podía ver la señal. Muchos quieren ser Cristianos pero lo quieren hacer en secreto para que nadie sepa que son Cristianos. Ahora eso no es Cristianismo. El Cristianismo despliega su señal públicamente en la oficina, en la calle, cuando se presentan los problemas, en la iglesia y en todas partes. La sangre es la señal, y la señal tiene que ser aplicada, porque de otra manera el pacto no es efectivo. La sangre era en aquellos días una señal o una identificación, identificando que el individuo había sido redimido.
8Ahora, ellos ya eran redimidos antes de que algo sucediera. Ellos aplicaban la sangre en FE. Antes de que sucediera el hecho, la sangre fue aplicada en fe, creyendo que sucedería. Antes de que la ira de Dios pasara por la tierra, la sangre tenía que ser aplicada. Era demasiado tarde para aplicar la sangre cuando la ira ya había caído. En eso hay una lección muy profunda. Antes que sucedió . . . Porque viene el tiempo cuando no se podrá obtener la sangre de Vida. El cordero fue herido en el atardecer, después de haber sido guardado por catorce días (Éxodo 12:6); entonces fue herido y la sangre fue aplicada en el tiempo del atardecer. ¿Lo entiende? La señal no existía hasta el tiempo del atardecer. Y este es el atardecer de la edad en que vivimos. Este es el atardecer para la iglesia. Este es el atardecer para mí. Este es el atardecer para mi Mensaje. Ya estoy muriendo, me voy, me estoy mudando. Y este es el atardecer del Evangelio. Hemos venido a través de justificación, etc., pero este es el tiempo cuando la SEÑAL tiene que ser aplicada. El domingo pasado les anuncié que tenía algo para hablarles, esto es. Es el tiempo cuando ya no podemos jugar con esto. Tiene que ser puesto por obra. Si se va a hacer, tiene que hacerse ahora, porque podemos ver que la ira está a punto de pasar por la tierra. Y todo lo que no está bajo la señal, perecerá.
9La sangre lo identifica a uno. Ahora note, la vida del animal no podía volver sobre el ser humano. Cuando la sangre fue derramada, entonces la vida salía, desde luego, porque era una unidad; y cuando la sangre salía, la vida siendo algo aparte de la sangre . . . Ahora la sangre es la química de la vida, pero la vida es algo aparte de la sangre, pero también, a la misma vez, la vida está en la sangre. Y la vida del animal no podía volver sobre el individuo. Cuando él derramaba la sangre del cordero, tenía que aplicar la química porque la vida había salido y no podía volver sobre el ser humano porque la vida del animal no tiene alma. El animal no sabe que está desnudo y no tiene conocimiento de pecado, y por eso es un ser viviente, pero no es un alma viviente. Entonces la vida del animal no podía volver sobre la vida humana porque no había alma en aquella vida. Ahora hay una vida, una sangre, una vida, un alma en la vida. El alma es la naturaleza de la vida, y por eso no tenía ninguna naturaleza en particular porque era un animal. Entonces la sangre era una señal que la vida había sido ofrecida; pero en este lugar tan glorioso, bajo este pacto, hay una diferencia entre la sangre y la vida. La señal para el creyente en este día es el Espíritu Santo. No es una sangre o una química, sino el Espíritu Santo de Dios. Esa es la señal que Dios requiere de la iglesia en este día.
10Dios tiene que ver esta señal, la tiene que ver en cada uno de nosotros. Luego mientras vienen apareciendo las sombras del atardecer y la ira está a punto de ser derramada de lo alto sobre todas las naciones impías, y sobre los incrédulos impíos, sobre los que profesan pero no tienen ninguna posesión sobre estas cosas. Yo he procurado abrir mi entendimiento y vivir entre todo esto para conocerlo bien antes de decir estas cosas. Ahora, estamos viviendo en las sombras y la ira está lista para caer; y Dios está requiriendo una señal, y eso siendo que Ud. mismo haya recibido Su señal -el Espíritu Santo. Esa es la única manera y la única señal que Dios tomará en cuenta porque es la Vida literal de Jesucristo volviendo al creyente. La vida del animal no podía volver y por eso la sangre tenía que ser aplicada al poste arriba de la puerta para que todo aquel que pasara por en frente de aquella casa supiera que había una señal de sangre en aquella entrada, la señal de que un animal había muerto en aquella casa. i Amén¡ Así tiene que ser con cada creyente sellado con el Espíritu Santo hoy día; la señal que la sangre derramada del Cordero, aquella Vida que estaba en el Cordero ha vuelto y le ha sellado públicamente para que todo aquel que lo ve o que le habla en la calle, pueda saber que la sangre ha sido aplicada y la señal de la Vida que estaba en la sangre, está sobre él, y entonces está seguro de que NO recibirá la ira. Y solamente eso servirá. Ser miembro de alguna iglesia no servirá. No señor. La vida del animal no podía volver sobre el creyente porque era un animal, y solamente hablaba de un positivo, mostrando que vendría un Sacrificio Perfecto. Y ahora, ¿cómo podría haber un sacrificio más perfecto que el mismo Dios haciéndose expiación? Cuando Dios se hizo carne y Su misma sangre creadora fue la única manera en que la Vida de Dios podía volver, porque todos nosotros nacimos por el sexo. Entonces la vida que tenemos es del mundo, y esa vida no permanecerá porque ya es una cosa juzgada y condenada. No se le puede poner un parche. No hay manera de emparcharla, ni de aparejarla; no hay manera de mejorarla, tiene que morir. Ese es el único requisito: Tiene que morir. Y el sustituto, la Vida (Jesucristo), tiene que entrar en Ud., y eso es el Espíritu Santo, la señal de Dios de que Ud. ha aceptado la sangre de Su Hijo Jesucristo.
11En los días de Lutero y Wesley fueron enseñados a creer en la química de la sangre; pero éste ya es el último día cuando se requiere la señal, y así se forma la unidad completa para el rapto. ¿Lo puede ver? Agua, sangre y espíritu son los pasos sucesivos cuando un niño nace. En un nacimiento normal, la primera cosa que aparece es el agua; la segunda cosa es la sangre, y después la vida. Del cuerpo de nuestro Señor Jesucristo vino agua, sangre, y vida. Y la iglesia entera, la Novia completa, ha sido formada por justificación, santificación, y el bautismo del Espíritu Santo, lo cual es la señal, como dice en Hebreos 11: "Todos estos que anduvieron para acá y para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados, etc." Y todas estas cosas que hicieron . . . "Sin embargo, no fueron perfeccionados sin nosotros." Y la iglesia en este día que ha recibido la señal del bautismo del Espíritu Santo, que la sangre ha sido derramada, y que el Espíritu Santo está sobre la iglesia, "sin nosotros, ellos ni pueden resucitar pero están dependiendo de nosotros." Porque Dios prometió que tendría esta Novia, y i alguien estará allí en aquel día! Yo no sé quienes serán, pero alguien la recibirá. Yo soy responsable por una sola cosa y eso es predicar la Verdad, es negocio de Dios cuidar de la simiente predestinada. Todos estarán allí juntos el uno con el otro, la edad del agua, la edad de la sangre y ahora la edad de la señal del Espíritu Santo.
12Y recuerde, Israel vino a través de muchas cosas pero fue en la tarde cuando la señal fue requerida. No fue en la mañana, ni en la preparación de los catorce días; pero por cuanto guardaban el cordero, Israel sabía que algo venía. Así también supo Lutero que algo venía, Wesley lo supo, también Finney, Knox, Calvino. ¡ Pero ahora aquí está! Ellos supieron que llegaría el día cuando la Columna de Fuego regresaría a la iglesia. Supieron que vendría el tiempo cuando estas cosas sucederían. Pero no vivieron para experimentarlo, sin embargo lo anticiparon. Israel supo que algo venía, pero fue en el tiempo de la tarde cuando la sangre del cordero la señal- fue colocada sobre la puerta. Ahora, sin embargo, el cordero ya había sido exhibido. Ha sido el cordero desde el principio. Fue el cordero en el tiempo de Lutero, en el tiempo de Wesley, pero ahora es el tiempo de la señal, cuando cada casa tiene que ser protegida por la señal. Cada casa de Dios tiene que ser cubierta por la señal. Todos los que están por dentro tienen que ser cubiertos por la señal. La casa de Dios es el Cuerpo de Jesucristo. Y por medio de un Espíritu somos todos bautizados en esta señal y llegamos a ser una parte de ella, porque Dios dijo. "Cuando veré esta señal pasaré de vosotros." !Qué hora tan maravillosa en la que estamos viviendo ahora! La sangre identificaba al creyente porque la vida había salido y no podía volver sobre el individuo y por eso había la necesidad de la química. Tenía que tener una especie de pintura de sangre -una química- para mostrar que la vida había salido; pero ahora el Espíritu mismo es la señal, el Espíritu Santo mismo es la señal; ya no es la sangre. La sangre fue derramada en el Calvario, eso es cierto, pero la sangre regresó a los elementos de los cuales había sido formada, del alimento que El había tomado. Pero fíjese bien; dentro de la célula de sangre había una vida que daba ánimo a la célula. Siendo una química, no tenía vida propia y por eso no podía moverse, pero cuando la vida entró en la química de la sangre, entonces se formó la célula, se formó su propia célula y luego célula tras célula, y luego fue un Hombre y aquel Hombre era Dios -Emmanuel- en la carne.
13Pero cuando aquella vida volvió a la química, se volvió a los elementos, pero la señal es el Espíritu Santo sobre la iglesia, y así ellos ven a Cristo. Y así tiene que ser, porque una mujer y si¡ marido llegan a ser uno. Son uno sólo. Y así también sucede con la Novia y Cristo porque llegan a ser UNO SOLO. El ministerio de la Novia y el ministerio de Cristo son el mismo. Recuerde: En el primer tratado, oh Teófilo, he hablado de todas las cosas que Jesús comenzó á hacer y á enseñar (y continúa haciendo). Hechos 1: 1 Su muerte no puso fin a Su obra. No señor. El volvió otra vez. No una tercera persona, sino la MISMA persona volvió en la forma del Espíritu Santo para continuar la obra y todavía continúa desde el libro de los Hechos. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8 Esa es la señal. Esa es la muestra. Cuando Pedro y Juan pasaron por la puerta del templo "la Hermosa" y allí estaba un hombre quien había sido cojo desde el vientre de su madre. Y Pedro dijo.- Ni tengo plata ni oro: mas lo que tengo te doy.- en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Hechos 3:6 Entonces viendo la constancia de Pedro y de Juan, sabido que eran hombres sin letras é ignorantes, se maravillaban,- y les conocían que habían estado con Jesús. Hechos 4:13 ¿Ve Ud.? La señal estaba desplegada: . mas lo que tengo te doy." Viendo un pobre hermano cojo allí en la calle, y ellos con la misma vida que estaba en Cristo: ". . . mas lo que tengo . . . " "En mi nombre lanzaréis demonios." No es: "Yo lanzaré," sino "vosotros lanzaréis." "Si dijereis a este monte . . . " No dice: "Si yo dijere." i Hermano, la hora está a la mano cuando la señal necesita ser desplegada! La vemos y sabemos que estamos cerca del fin. Ha habido toda clase de mensajes para mostrar señales y maravillas pero ahora volvemos para ver lo que tiene que hacer la iglesia. La señal tiene que ser desplegada. "Cuando viere la sangre, pasaré de vosotros." Ninguna otra cosa servía, tenía que ser la sangre. Ahora, el Espíritu Santo es nuestra señal de Dios. Una vez me vino a visitar un Hermano Bautista, un gran teólogo y un hombre de mucho estudio y de carácter muy fino. El me dijo: "Hermano Branham, Ud. habla del Espíritu Santo. Pues eso no es nada nuevo, nosotros lo hemos enseñado a través de las edades. Nosotros hemos recibido el Espíritu Santo." Le pregunté: ",-,Cuándo lo recibió Ud.? Respondió: "Cuando creí." Ya yo sabía que esa era la teología Bautista: Que la persona recibe el Espíritu Santo cuando cree.
14Entonces le dije-. "Pablo dijo en Hechos 19, a un grupo de Bautistas, un ministro Bautista (un convertido de Juan) estaba probando por la Biblia que Jesús era el Cristo, cuando andaba en las regiones superiores llegó a Efeso y encontró ciertos discípulos y les dijo: '¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis? ' Le respondieron: 'NI aun sabemos si hay un tal Espíritu Santo.' Entonces le preguntó que cómo habían sido bautizados. Y ellos no habían sido bautizados en el Nombre del Señor Jesucristo; no estaban identificados con el Cordero del Sacrificio, solamente creían. Era como la medicina almacenada que no había sido administrada. Pablo les mandó que fueran bautizados de nuevo en el Nombre del Señor Jesucristo. Y cuando cumplieron esto, entonces llegó la señal sobre ellos y fueron identificados por las obras y las señales del Espíritu Santo, hablaban en lenguas, profetizaban, y exaltaban a Dios." Fueron identificados con su Sacrificio. El Espíritu Santo es nuestra identificación, es lo que nos identifica como Cristianos. No es el ser miembro de tal o cual iglesia; no es nuestro entendimiento de la Biblia. Lo que en verdad cuenta no es cuanto sabe Ud. de la Biblia, sino cuanto sabe acerca del Autor de la Biblia, y hasta qué grado vive el Autor en Ud. Lo que Ud. muestra al mundo no es su propia vida, porque Ud. se considera muerto (Romanos 6:1 l), y la señal es lo que vive en Ud. y no es su propia vida, sino EL. Pablo dijo: "La vida que ahora vivo . . . " (Gálatas 2:20). El vivía una vida distinta de lo que vivía antes ". . . mas vive Cristo en mí." Allí está la señal de identificación que Dios requiere. Identificado con nuestro Sacrificio: La Vida de nuestro Salvador en nosotros, el Espíritu Santo. Y eso es una señal positiva. No puede haber otra señal. ¡Ay, ay, ay, si Ud. simplemente pudiera captar esto -el pensamiento! Si yo tuviera el poder de vocabulario en este día para expresar y colocar en su alma que está por dentro, no sus oídos, sino su alma, entonces Ud. podría ver la garantía de esto. Y además, lo deja a uno tan tranquilo. ¿Qué tal si Ud. hubiera cometido algún crimen y le hubieran de juzgar en un tribunal federal, y Ud. sabe que si le hallan culpable, entonces morirá, ya sea por vía de la silla eléctrica, la cámara de gas o la horca, depende del castigo? Ud. bien sabe que es culpable y tiene que morir si no obtiene algún buen abogado para representarle que le pueda librar. Ud. desearía obtener la ayuda del mejor abogado; y teniendo este abogado Ud. se sentiría mucho más tranquilo, pero todavía quedarían algunas pequeñas dudas en cuanto a si este abogado podría cambiar la mente del juez y la del jurado. Ud. se pondría a pensar si este abogado tan sabio e instruido en la ley podría cambiar las cosas; si el podría defender su caso y probar que Ud. merece vivir. Pero en vista de toda su autoridad y el discurso tan elocuente que él haría, y la impresión que él haría, y la impresión que tendría para con el jurado y el juez; Ud. aunque estaría un poco más tranquilo, todavía habría la pregunta en su mente: " ¿ Lo podrá hacer? " Pero en este caso, el juez mismo es también nuestro abogado. Dios se hizo hombre. No hay ningún otro abogado que pueda hacer esto, no podremos hallar uno: Moisés y la ley, ni tampoco los profetas, ninguno podía librarnos. Entonces el Juez se hizo el jurado, el abogado y también el juez, y tomó en sus propias manos la justicia de su ley y él mismo pagó el precio. ¿Cuánto más seguros podríamos estar? Y luego mandó de nuevo sobre nosotros su vida como testigo que lo ha aceptado. ¡Qué seguridad!
15Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Salmo 23:4 El fue nuestro juez, jurado, y también abogado. El defendió nuestro caso. Fuimos hallados culpables por Su misma ley, pero luego El mismo vino y tomó el lugar de la persona culpable quien estaba en el santuario. El llevó el pecado sobre Sí mismo y murió y pagó el precio derramando Su sangre; luego mandó Su propia señal-su propia vida. Entonces todo queda perfectamente concluido. El caso está despedido. Ya no hay pecado para con el creyente. ¡ Oh Dios, ten misericordia! Si la gente no puede ver eso . . . que ya el caso está disuelto. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me ha enviado, tiene vida eterna,, y no vendrá á condenación, mas pasó de muerte á vida. Juan 5:24 Con eso queda conocido el caso. Y entonces aseguradamente con la señal aplicada, cuando la muerte comience a tocar en la puerta, no tendrá ningún dominio.
16Sí, la señal es aplicada. Y únicamente se reconoce la señal. ¿Ve Ud.? El hizo aquello para que así la señal pudiese venir. La señal fije la vida de Dios. Y cuando Dios hizo al primer hombre, se hizo un hijo; y el hijo fue tan corrupto que escuchó a su esposa en vez de escuchar a Dios, y la mujer escuchó al diablo en vez de escuchar a su esposo. Y cuando hicieron esto se hallaron en una corrupción tan tremenda hasta que se desarrolló una contaminación. El sabía que cuando ellos hicieran eso, pues, entonces tendrían que traer hijos al mundo. El fruto del árbol en medio del huerto, no debía ser tocado, pero cuando ya ellos saborearon este fruto, entonces trajeron aquel pecado sobre sí mismos y, por consiguiente, todos los hombres que nacieron de allí en adelante nacieron en el pecado. No había salida. Pero luego Dios bajó, y había una sola manera de traer al hombre de nuevo a Dios, y esa era de restituirlo como hijo; pero -cómo lo podía hacer cuando Su propia ley lo había condenado ya? Entonces el Padre mismo llegó a ser como uno de nosotros. Ese es el Cordero genuino. Ese es el propósito que tenía desde el principio. Por eso fue identificado el cordero en el Huerto del Edén-sabiendo que vendría el tiempo cuando el cordero y la palomita se unirían, cuando estarían juntos, y El sabía que sería entonces cuando todos estaremos unidos. Y El estaba dispuesto a sacrificarse de tal manera. Y ahora la señal ya podía ser aplicada, y ya no somos ajenos ni extraños pero somos hijos e hijas de Dios. Ambos, Adán y Eva, la mujer y el hombre unidos, son hijos e hijas de Dios en Cristo Jesús por medio de Su gran sacrificio. Y además, para que no pueda haber error, la simiente de esta vida que tiene que ser sembrada en la tierra (este cuerpo) el cual es una simiente perecedera, y luego la vida, si es una vida pervertida en la simiente, entonces perece juntamente con la simiente. Pero El puso en la simiente Vida Eterna y la identificó como Suya, para traerla de nuevo en la resurrección, y nada se perderá. ¿Me he hecho claro? La simiente ya no puede perecer porque está cubierta con la Vida como señal. Esa Vida cubre el cuerpo, el alma, la persona, y es una señal del Espíritu Santo que todo lo que está bajo esa señal pertenece a Dios. "Cuando yo viere la señal, pasaré de vosotros." Es una señal positiva.
17El Espíritu Santo es nuestra señal, por eso cuando Ud. recibe el Espíritu Santo, Ud. ha pasado de muerte a vida. Ahora la vida ya está en Ud. y Ud. no puede perecer. La Biblia dice: Cualquiera que es nacido de Dios, no hace pecado, porque su simiente está en él; (Amén) y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 1 Juan 3:9 Ahora ¿cómo puede pecar teniendo por dentro al Dios impecable? Cuando el hombre está en un Dios impecable, ¿cómo puede pecar? No importa lo que ha hecho, la sangre lo cubre. El ahora ya es una nueva criatura. Sus deseos y aspiraciones ahora son celestiales porque ha sido manifestado como un grano de trigo. Sus deseos no son los de antes. Y él despliega la señal. Ud. dice: "Pues, yo creo todo eso." ¿Y Ud. allá todavía pecando? No señor. Ud. ha sido engañado. Israel no podía desplegar nada, sino la señal. Fueron mandados que permaneciesen bajo la sangre hasta que llegaba la orden de marchar. " ¡No se salgan debajo de la sangre!" Ya una vez debajo de aquella sangre, estaban sellados. "No dejen este lugar." Se quedaron allí hasta que sonaron las doce de la noche y sonaron las trompetas. Cuando las trompetas sonaron y también las bocinas de cuernos de carnero, entonces salió cada uno Con sus provisiones en camino a la tierra prometida. As! también es cada hombre y mujer que está lleno del Espíritu Santo, tal persona está sellada y libre de toda maldad y daño; su vida despliega lo que él es. Dondequiera que él camina, cual sea su negocio, con quien sea que hable, ya sean mujeres u hombres, lo que sean, allí está la señal. i Amén! Cuando llega al asunto de la muerte, "no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo" (Salmo 23:4). Allí está aquella señal. En cuanto a la resurrección, EL ESTARÁ ALLÍ, porque Dios le resucitará en el día postrero-así dijo Jesús. "Cuando viere la sangre (la señal) pasaré de vosotros." Recuerde, si aquella señal no se desplegaba, aun el pacto quedaba anulado. Correcto. El pacto quedaba inválido. Si no había señal, no había pacto. La señal representaba el pacto. Dios hizo un pacto con ellos. Sí señor. Pero la señal tenía que ser . . . Pero el pacto no era efectivo si la señal no estaba desplegada. Puede ser que hubo muchos judíos que dijeron: "Mire, yo no tengo sangre sobre mi puerta, pero quiero mostrarle algo: Yo soy judío circuncidado." Eso no significaba nada. "Cuando yo viere la sangre." "CUANDO VIERE LA SEÑAL." Uds. Bautistas, Presbiterianos, Metodistas, o lo que Ud. quiera ser, pero, "cuando yo viere la señal."
18Ud. dice: "Pero yo soy un creyente. Mis padres fueron miembros de esta iglesia y yo he sido miembro aquí desde niño." Mire, eso no significa NADA, "Yo no miento, ni robo, ni hago esto, ni aquello Eso no significa NADA. "Yo pertenezco al Tabernáculo Branham, yo hago esto y aquello; yo creo todita la Palabra." Aquellos judíos podían decir: "Yo creo a Jehová." Si fuera cierto hubieran escuchado el Mensaje de la hora. Tenían muchos mensajes, pero este era el Mensaje de la hora. i Yo creo el Mensaje de la hora! La sangre fue aplicada en el atardecer. Pudieron haber dicho: "pero yo soy un judío." La gente hoy día dice: "Yo soy Cristiano. Yo le puedo mostrar mi registro de ser miembro desde hace mucho. Yo quiero que Ud. me diga cuando fue que robé algo, o cuando fue que cometí un adulterio, o estas otras cosas. Muéstreme un solo ejemplo." Eso no significa NADA. No importaba cuan perfeccionista era, el pacto era nulo. No era efectivo el pacto Ud. dice: "Pero yo soy un estudiante bíblico."
19A mí no me importa lo que Ud. sea, sin ese pacto la ira de Dios está sobre Ud. ¡Correcto! El ya le ha alcanzado. Ya verá Ud., sus pecados le alcanzarán. Y ¿qué es pecado? La incredulidad. Ud. no ha creído el Mensaje; no ha creído la Palabra. ¡ Ud. no ha creído al testigo de la misma señal, y eso que hasta se ha identificado en nuestro medio! Y si Ud. no cree eso ... No importa cuanto Ud. lo duda, tiene que ser aplicada. Ud. puede decir: "Yo lo creo. Yo lo creo. Yo creo que es la verdad. Yo lo acepto como la verdad." Todo eso está muy bien, pero tiene que ser aplicada. Allí estaba un judío mezclando la sangre, mientras la oveja sangraba, diciendo: "Esto es Jehová." Y allí estaba el sacerdote diciendo: "Sí señor, yo creo que eso es la verdad.' Pero sobre su misma casa no había sido aplicada. El no quería identificarse con aquel grupo. No señor, con aquellos fanáticos con la sangre sobre la puerta. El no quería esa identificación. No importaba su puesto de sacerdote, ni cuanto sabía de la Palabra, ni su vida tan impecable, ni sus obras, ni cuanto había dado a los pobres, ni cuanto había sacrificado. Pablo dijo en Primera de Corintios 13: "Si yo diera mi cuerpo para ser quemado como sacrificio, y diera todos mis bienes para alimentar a los pobres, si tuviera fe como para mover los montes, etc.; y si hablase en lenguas como hombres y ángeles, y todas estas otras cosas-todavía soy nada hasta que la señal haya sido aplicada." A mí no me importa, puede ser que Ud. echó demonios, o que sanó a los enfermos con su oración de fe, etc.; puede ser que Ud. hizo todas estas cosas, pero si esta señal no está presente, Ud. está sujeto a la ira de Dios. Puede ser que Ud. sea un creyente. Puede ser que Ud. se pare en el púlpito y predique el Evangelio . . . Muchos me dirán en aquel día.- Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre (predicando), j- en tu nombre lanzamos demonios (eso abarca Metodistas, Bautistas y Pentecostales), y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les protestaré.- Nunca os conocí,- apartaos de mí, obradores de maldad. (Pero cuando yo viere la señal, pasaré de vosotros.) Mateo 7:22-23 Esto es el requisito de Dios para esta hora. El Mensaje de] tiempo de la tarde es de aplicar la señal. Satanás nos ha tirado toda clase de falsificaciones como eso de estrechar la mano, las evidencias, etc., pero OLVÍDESE DE TODO ESO. LA HORA HA LLEGADO CUANDO LA SEÑAL MISMA, no algún tipo de falsificación ni algo manufacturado o sustituido. La hora ha llegado cuando la señal misma se está identificando en nuestros medios y hasta está probando que El es el mismo Jesús ayer, y hoy y por los siglos. Y está correctamente con la Palabra. La señal tiene que ser aplicada. El hombre que dice que tiene la señal y niega esta Palabra, ¿pues qué de él? Eso no se puede hacer. La señal tiene que estar presente. "Cuando yo . . . La sangre os será una señal." Ahora el Espíritu Santo, la Vida que estaba en la sangre, es la señal. Este es el tiempo. El Espíritu Santo es la señal. El caso está concluido. Sí señor.
20Ahora recuerde; no importa lo que Ud. es, o cuan bueno es, o cuantas veces ha saltado, o a cuantas iglesias ha pertenecido, o cuantas obras buenas ha hecho; todo eso no significa nada si la señal no ha sido aplicada. Este es el tiempo de¡ atardecer. Eso fue suficiente en los días de Lutero, en los días de Wesley, pero ahora ya no sirve. Sacrificando el cordero fue suficiente en aquel entonces para todos aquellos que murieron antes de que fue aplicada la sangre. Eso fue diferente, sí señor. Ellos partieron con buena conciencia. Ya habían sido juzgados, si eran predestinados les tocó, si no eran, pues entonces no. Así es. Dios justifica a quien quiere y tiene misericordia de quien quiere, y condena a quien quiere. El es Dios. Un judío podía probar infaliblemente por medio de la circuncisión que él era un creyente. Muchos hombres fundamentalistas pueden tomar esta Biblia y decir: "Yo soy un creyente. Y Jesucristo dijo que por fe somos salvos. Entonces yo soy un creyente. Ahora eso del bautismo del Espíritu Santo es necedad." Ahora evidentemente la señal no está aplicada, no importa cuanto más él cree, el pacto es nulo. Igualmente con la circuncisión del judío. El podría decir: "Yo soy judío, ¿por qué tengo que hacer como aquellos fanáticos? " Y allá en la calle estaba Moisés gritando: "Ha llegado el Mensaje del atardecer. Dios ha dicho: 'Sucederá que al fin de los catorce días, juntarás la congregación y matarán al cordero, la congregación entera de Israel, lo matará. Pondrán sus manos sobre él, identificándose así con el cordero, y la sangre será puesta sobre los postes y sobre el dintel de la puerta y cuando yo viere la sangre pasaré de vosotros porque es la señal que habéis aceptado la muerte del cordero que yo he provisto'."
21Allá, entonces, la sangre fue la señal. Hoy día el Espíritu es la señal. "Y seréis bautizados con el Espíritu Santo no muchos días después de esto." Y cuando la sangre fue derramada, la señal fue enviada en el día de Pentecostés como un viento recio que corría. Eso fue el tema de todos los Apóstoles: ¿Recibisteis el Espíritu Santo después que creísteis? " Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo (lo cual es la señal). Hechos 2:38 De cierto, de cierto os digo El que oye mi palabra, y cree al que me ha enviado, tiene vida eterna; y no vendrá á condenación, mas pasó de muerte á vida. Juan 5:24
22Allí lo tiene todo. Cuando aquella iglesia judía se desvaneció, entonces entraron los gentiles con aquella perversión y ahora El viene para tomar una reliquia de los gentiles -un pueblo para Su Nombre-la Novia. ¿Ve Ud. lo que digo? ¿No lo enseñan así las mismas Escrituras? Si la señal no estaba desplegada, entonces el pacto no era efectivo. Tiene que ser desplegada, porque si Ud. dice que cree y no vive conforme las instrucciones en la Palabra, eso muestra que Ud. no cree. Aunque Ud. fuera circuncidado, aunque pertenezca a la iglesia, aunque sea bautizado y haga todas estas cosas, no obstante eso no es la señal -es el Espíritu Santo.
23Este hombre tan intelectual (como yo estaba relatándoles hace poco) continuó hablándome y dijo: "Hermano, Abraham creyó a Dios y le fue atribuido a justicia. Ahora ¿qué más podía hacer que creer a Dios? " Le dije: "Eso es correcto, doctor.'La Biblia dice que él creyó a Dios. Ud. está correcto. Hasta donde Ud. ha llegado está correcto. Los doce espías que fueron a ver la tierra de Canaán, por todo el tiempo que fueron adelante, estaban ganando terreno; pero cuando llegaron a la frontera, entonces fue cuando rechazaron todo. Uds. los Bautistas están correctos hasta donde llegan; pero ¿han recibido el Espíritu Santo desde que han creído? Recuerde, Dios reconoció la fe de Abraham. El creyó a Dios y le fue atribuido a justicia. Eso es correcto. Pero luego Dios le dio el sello de la circuncisión como una señal. Le fue una señal. No fue que la circuncisión de la carne tuviera algo que ver con su alma, pero le fue simplemente una señal que Dios había reconocido su fe Y El ahora nos da la señal del Espíritu Santo mostrando que nos ha reconocido como creyentes. La Biblia dice: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos,- para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Hechos 2:38-39 ¿Ve Ud. la cosa ahora? No importaba cuan infaliblemente podían probar los judíos que ellos eran circuncidados, lo importante era que la señal tenía que ser desplegada. Si no se desplegaba, entonces el pacto quedaba nulo. Y es la misma cosa hoy día. No importa lo que Ud. hace o cuán elocuentemente puede explicar la Biblia; puede ser que Ud. sea un estudiante bíblico, etc., puede ser que Ud. diga: "Yo soy un creyente." Y todo lo demás, pero antes de todo eso se requiere la señal.
24Ud. dice: "Hermano Branham, aquel hombre es un hombre bueno." A mí no me importa lo que alguien diga." Ud. no hallará a un hombre mejor. Yo nunca le he visto hacer algo malo en toda mi vida." Eso no tiene nada que ver con las cosas de Dios. Hay UN SOLO requisito y Ud. ni puede cumplir con el requisito -como tampoco podían poner la sangre en el dintel de la puerta sin que muriera el cordero. Y la sangre era una muestra positiva que el cordero había muerto. No hubo nada manufacturado, él simplemente murió. Y el Espíritu Santo es una señal positiva que su Cordero murió y que Ud. ha recibido sobre sí mismo la señal porque Su propia vida está en Ud. No hay nada manufacturado en cuanto a esto. No hay nada de personificación. Simplemente está allí y Ud. lo sabe y también lo sabe el mundo. La señal está allí. No importa cuan buena sea la persona; puede ser un estudiante bíblico o miembro de una iglesia denominacional o una cabeza denominacional; puede ser la jerarquía misma de Roma. Sea quien sea. Cualquier estudiante bíblico sabe que Israel fue un tipo de la iglesia, cuando iba en su viaje a la tierra prometida. Pero cuando llegó el tiempo del atardecer, y estaban ya para salir de viaje, hubo UN SOLO requisito. No importaba cuan buen judío había sido, cuan bien había cuidado sus siembras y cosechas, cuan bien había cuidado del vecino, cuanto había hecho, cuan buen miembro había sido, cuantos diezmos había pagado; todas estas cosas estaban bien, y estaba bien que fuera un buen hombre y bien reconocido entre su gente, pero sin la señal de la sangre, él pereció. i Amén! Oh, que Dios me ayude tanto en lo presente aquí como también en las cintas para hacer que esto se entienda bien. No le hace lo que Ud. haya hecho, ya sea la predicación del Evangelio, el lanzamiento de demonios, el hablar en lenguas, y todas las demás manifestaciones, pero sin la señal . . . Ud. me dice: "¿Puedo hacer estas cosas sin la señal? " Pablo dijo que sí. Lea Primera de Corintios 13 y verá. No vaya Ud. a confiar en esas cosas. Es la señal lo que en verdad cuenta. No importa cuan bueno Ud. ha sido o cuanto ha hecho, cuando la ira de Dios sale, únicamente reconocerá la señal. La señal muestra que el precio requerido ha sido pagado, y el precio que fue pagado fue la vida del Señor Jesucristo, y El dio su Vida y ahora Su Espíritu vuelve sobre Ud. como una señal que Ud. ha recibido y Ud. ahora carga la señal por doquier, día y noche, no solamente el domingo sino todo el tiempo. Ud. tiene la señal. La sangre os será por señal. Ud. dice: "Yo todavía creo. Yo soy un creyente." Eso está bien pero si rechaza la señal, ¿cómo va ser un creyente cuando la señal habla en contra de Ud.? La señal habla en contra de su testimonio. Todo lo que Ud. pueda ser no significa nada. Puede ser que su padre es un predicador y su madre pudo haber sido una santita. Todo es muy bueno porque ellos tendrán que dar respuesta de sí mismos. Como he dicho, la gente trata de hacer de Jehová un abuelito gordo que ni tiene buena mente. Creen que El tiene muchos nietos como Ricky y Elvis, etc. Y que en estos no hay ningún mal. Así no es nuestro Dios, El no tiene nietos. ¡El es un PADRE! Ud. tiene que ser renacido. El no es insensible y gordo, sino un Dios de juicio. La misma Biblia dice que Su ira es terrible. No vaya Ud. a echar de menos a Dios y luego algún día esperar que El le lleve al Cielo con todo su pecado. Si así hiciera las cosas, entonces hubiera pasado por alto todos estos casos. Ud. creerá Su Palabra o perecerá. Cuando Ud. cree Su Palabra, la señal estará sobre Ud.
25La muerte estaba a punto de caer sobre Egipto en aquella noche. Podía caer en cualquier momento. Era un tiempo muy temible. Todas sus ceremonias, todos sus días de fiestas y ayunos . . . Dios les había visitado. Y les había mostrado Sus grandes maravillas y señales. Y ahora ¿qué es eso? Detengámonos aquí por un momento. Dios les había mostrado Su gracia. Les había dado oportunidad. Ellos no lo podían rechazar. Decían: "Pues no hay nada en eso. Todo eso es una tontería. Lo que en verdad sucedió es que allá en las montañas hubo una explosión de lodo y por eso se ha vuelto rojo el mar." Entonces vino el granizo. Luego las ranas. Dios había preparado un lugar y había colocado Su Palabra en la boca de un profeta, y lo que el profeta decía eso se cumplía. Y ellos vieron estas cosas. No podían negarlo. Todo lo que Moisés hablaba, eso mismo recibía de Dios porque únicamente hablaba la Palabra de Dios. Dios le había dicho: "Yo te haré un dios." Moisés les fue un dios. Ellos no conocían; así que El dijo: "Tú serás por Dios, y Aarón será tu profeta." ¿Ve Ud.? "Tú serás como un dios. Porque yo tomaré tu voz y contigo crearé. Yo hablaré y el pueblo no podrá negarlo porque allí estará. Lo que tú digas, sucederá. Yo te mostraré aquellas cosas." Y Egipto vio estas cosas. Ellos vieron esto al tiempo del atardecer. El les mostró su bondad; y también les mostró que la podía quitar. Les mostró Su sanidad. Los magos y los personificadores trataron de hacer la misma cosa. Esos siempre se encuentran. Allí estaban Jannes y Jambres, pero cuando llegó al verdadero reto, ellos no pudieron hacerle frente a Moisés. Siguieron la cosa por un tiempo, pero dentro de poco se manifestó su necedad. Y ¿no dice la Biblia que la misma cosa sucederá en los últimos días? "Así como Jannes y Jambres resistieron a Moisés . . . Pero su insensatez fue hecha manifiesta. Así también será en el fin." Allí está. "Hombres de mentes pervertidas, réprobos en cuanto a la verdad. Pueda ser que ellos tengan enormes iglesias con esto y aquello tan bonito, pero la hora por fin llegará . . . Entonces quédese firme con la señal. Eso es lo que Dios quiere que hagamos. Manténgase con Su Palabra. No se mueva de allí. Así nos manda la Biblia.
26La muerte estaba hiriendo la tierra. Ya Dios les había mostrado tanto Su misericordia así como también Su poder, las señales y maravillas. Ahora, detengámonos aquí por un momento para recordar lo que El ha prometido que sucederá en los últimos días. Puede ser que a nosotros también nos conviene un inventario. El había hecho todo esto y sin embargo todavía ellos no deseaban arrepentirse ni tampoco creer el Mensaje del día; todavía no querían hacerlo. Aunque había sido desplegado en plena vista, y había sido claramente mostrado. Y cuando Ud. ve tales cosas sucediendo, eso es una señal de un juicio muy cerca a la mano. El juicio seguirá tales cosas. Siempre ha sido así. Y esto hoy día no será ninguna excepción. El juicio siempre sigue la gracia. Cuando la misericordia ha sido despreciada, entonces solamente queda el juicio. Siempre será así.
27Ahora, todo acontecimiento Espiritual es una señal de Dios. Tenga cuidado y fíjese en eso. Fíjese bien: Todo acontecimiento Espiritual . . . Todo lo que sucede es una señal. Nosotros no estamos aquí únicamente por casualidad. Estas cosas no suceden accidentalmente. Todo es una señal. i Es una señal para huir rápidamente al lugar de seguridad! Noé fue una señal para su generación. Elías fue una señal para su generación, así como Juan el Bautista fue para la suya. Todo así . . . El Mensaje de la hora es una señal. Fíjese bien y vea lo que está haciendo, es una señal. Todo tiene un significado. Esta clase de Mensaje no podía venir en ningún otro tiempo. No podía venir en el tiempo de Lutero, ni en el tiempo de Wesley, ni tampoco en el tiempo Pentecostal, No podía ser así. Sin embargo estaba prometido en la Biblia. Estamos en el fin. No podía venir este Mensaje sino hasta este tiempo; y está aconteciendo ahora como una señal. Y ¿cuál es la señal? ¡Oh, mis hermanitos y hermanitas, asegúrense bajo la señal, pero pronto! No vaya a aceptar ningún sustituto. No haga eso. No imagine nada. Ud. debe quedarse allí hasta que sepa por cierto que la señal ha sido aplicada. Quédese hasta que la mente que estaba en Cristo se encuentre en Ud. Quédese hasta que todas las boberías del mundo hayan desaparecido, y El sea únicamente el deseo completito de su corazón. Entonces Ud. sabrá que algo ha sucedido. Jesús dijo: "Estas señales seguirán a todos los que creen . . . " No dijo que seguirían a los creyentes manufacturados, sino a los creyentes. ¿Ve Ud.? Ahora no queremos tomar ningún riesgo; esto se tiene que hacer. El Mensaje de la hora es una señal para las iglesias y aun para la gente. ¿Están captando todo esto? Ojalá que cuando oigan esta cinta, hagan igual, cuando se oiga en distintas partes del mundo. Fíjese bien. La señal de la hora está aquí. Hay una señal que tiene que ser aplicada. Esto no podía venir en ningún otro tiempo. Fíjese bien en la preparación de Dios para aquel tiempo, y como ya sabemos, la Biblia dice que todas aquellas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros. Cuando Dios estuvo listo para juzgar a Egipto, primeramente hizo una preparación. ¿Qué fue lo qué hizo allá en la primera vez? Ahora recuerde que El nunca cambia Su orden. La primera vez mandó un profeta con un Mensaje. Esa fi-,e la primera cosa que hizo en cuanto a la preparación de Su pueblo; les mandó un profeta con un Mensaje. La siguiente cosa que hizo fue mandar una Columna de Fuego para identificar al profeta. Luego la tercera cosa que mandó fue la señal. Eso es correcto. Y ¿para qué fue la señal? Para certeza. Primero fue Su profeta con el Mensaje. El se identificó con Su profeta por medio de la Columna de Fuego. Luego mandó la señal, y así el creyente podía estar bajo la sangre, significando que El aceptaba la muerte de este sustituto (en su lugar) y la sangre era la señal que el creyente había escuchado el Mensaje, creía en la Columna de Fuego, y aceptaba el sustituto que El había provisto. Ahora estaba bajo la química de la misma sangre de la Vida que fue entregada por él. ¡Oh, que cosa tan perfecta! Ud. entonces está bajo la sangre. Ahora Ud. está bajo el Espíritu Santo. Ud. ya cree el Mensaje del día; Ud. cree en el poderla Columna de Fuego. Ud. cree estas cosas. , Pero únicamente creyendo estas cosas, no es suficiente. Estando en la presencia de todo esto, no es suficiente. Haciendo así solamente se vuelve uno peor, porque: El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace. Santiago 4:17 Esos son los creyentes fronterizos. Jesús habló de la misma cosa en Hebreos capítulo 6:
28Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron el don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, Y asimismo gustaron la buena palabra de Dios, y las virtudes del siglo venidero, Y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios . . . Y tuvieron por inmunda la sangre del testamento, en la cual fueron santificados (allí tiene la química -santificados- no es la señal). Hebreos 6:4-6; 10: 29 La sangre no es la señal hoy día, sino más bien la VIDA. La vida no podía estar como señal en aquellos tiempos porque era sangre de animal. La señal allá entonces era la química; tenían que tener sangre literal aplicada en el poste de la puerta, pero ahora es el Espíritu Santo. Probaremos esto dentro de unos momentos. La señal es la VIDA. Su propia vida ya no existe porque Ud. está muerto y su vida ya no está. Ud. está escondido en Dios por Cristo y sellado allí por el Espíritu Santo. La mente que estaba en Cristo, está ahora en Ud., y Cristo, la Biblia y la Palabra son todos la misma cosa. En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Juan 1: 1 Y así hace que Ud., la Palabra y Cristo sean la misma cosa. Si estuvierais en mí, y mis palabras estuvieron en vosotros, pedid todo lo que quisierais, y os será hecho. Juan 15:7
29¿Ve Ud.? El colocó el poder en los labios de Moisés para presentar allí y HABLAR. Y cuando habló, entonces vinieron las ranas. Habló y las ranas huyeron. Habló y vinieron pulgas. Habló y las pulgas huyeron. ¡Amén! Entonces fue requerido la señal para todo Israel. De todo Israel fue requerido esta señal: "Cuando viere la señal, pasaré de vosotros." ¡Hermano, pero qué seguridad! Israel saliendo de Egipto fue el tipo del original que vemos hoy. Egipto representaba la iglesia e Israel representaba la Novia. Así como Israel salió de Egipto, de la misma manera sale la Novia de la iglesia. ¿Ve Ud.? Porque tiene que haber algo de donde puede salir; tiene que salir de algo. Entonces si fue un tipo . . . La iglesia está en Egipto allá en el mundo y en el pecado, y a ellos no les importa nada en cuanto a la señal. Ellos ni siquiera lo creen; pero Israel amaba la señal, porque para ellos era la salvación. ¡Oh, Hermanos, esto nos debiera hacer que . . . ! Debiera hacer que nuestros corazones . . - ¡Iglesia, no vaya a fallar en este punto! No deje Ud. que se le ponga el sol. No vaya a reposar ni de día ni de noche; no vayan a confiar en la suerte, hijos, eso no servirá nunca. No servirá. ¡ Ud. tiene que tener la señal!
30Ud. dice: "Pues yo creo. Sí, yo creo el Mensaje." Eso está bien, pero Ud. tiene que tener la señal. Tabernáculo Branham, ¿me oyen? Ud. tiene que tener la señal desplegada. Sin la señal, todo lo que Ud. pueda creer es en vano. Pueda ser que Ud. viva una vida sin tacha; Ud. escucha la Palabra y va a la iglesia y trata de vivir bien. Eso está bien, pero no es todo. "Cuando yo viere la sangre." Esa es la señal. Y la señal hoy día no es . . . Ahora allá en aquel día El tenía que ver la química porque la vida ya había salido del animal. Pero en este caso estamos hablando de Su propia Vida que estaba en la sangre. Y la química únicamente era un signo o señal de santificación, pero la Vida misma es la señal. Porque sin la circuncisión, sin la señal, uno ni siquiera está bajo el pacto. La cosa entera funciona en armonía. Si Ud. dice que está circuncidado solamente a la Palabra, entonces Ud. creerá la Palabra. Y si Ud. cree la Palabra, entonces la señal tiene que venir, porque la Palabra misma dice: Y Pedro les dice.- Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Hechos 2:38
31Ahora fijémonos en las preparaciones que hizo para Su pueblo que estaba en camino a la tierra prometida. Primeramente, El había preparado una tierra para Su pueblo. Y estas preparaciones únicamente eran para aquellos que ya eran predestinados para aquella tierra prometida. Correcto. Y Su manera de hacerlo fue que envió un profeta con un Mensaje. Identificó a este hombre y su Mensaje con la Columna de Fuego. Y luego les dio una señal para asegurarles que todo esto estaba correcto. Correcto, eso fue su consolación. Entonces Israel saliendo de Egipto fue el tipo (este es el original) de la iglesia saliendo de las denominaciones. Ahora yo me refiero a la Novia propia. Muchos de los grupos independientes son iguales o aun peores en algunos casos que las denominaciones que dejaron. Yo estoy hablando aquí de la Señal aplicada. La señal está de acuerdo con toda Palabra. Así en verdad tiene que ser porque la señal es la Palabra. La señal es la Vida que estaba en la Palabra. Jesús dijo: "Mis Palabras son Espíritu y son vida." Cuando moisés comenzó su ministerio allá en Israel con grandes señales, Israel de repente se juntó en Gosén de todos los extremos de la tierra de Egipto. Estaban volviendo de donde habían salido porque sabían que algo estaba por suceder. ¡ Qué tipo tan perfecto! Tenemos que desplegar la señal. "Yo le resucitaré en el día postrero."
32Ciertamente. Estamos en el día del fin. La gente pues se reunió en Gosén y estaban listos porque sabían que algo estaba por suceder. Fíjese Ud. en los patos cuando es tiempo de una tempestad, y verá que se juntan. Es igual con las abejas y todos los demás animales. Hay un cierto instinto que los atrae. El Espíritu Santo atrae a la gente. Cuando llegó el tiempo para derramarse la ira de Dios, allí venían dos patos, macho y hembra, allí venían dos gansos, macho y hembra, allí venían dos caballos, macho y hembra; algo les estaba atrayendo, fue la predestinación. Los demás perecieron. ¡ LOS DEMÁS PERECIERON! Pero aquellos que sintieron aquel tironcito para entrar, ellos sabían que aquel arca había sido preparada, era una señal que venía una lluvia. i Ellos sabían que venía una lluvia! No importaba la apariencia de las cosas alrededor ni tampoco los pensamientos de las demás gentes, ellos sabían que por dentro algo les decía: "Métanse en el arca, pero pronto, porque ese es el único lugar de seguridad porque Dios ha preparado un profeta." El mandó el arca como señal y lo importante era estar en el arca porque la lluvia venía. Entraron todos los animales en el arca de dos en dos. Ellos entraron sin importarle lo que hacían los demás. Y todos los que estaban por fuera de aquel arca perecieron. Todo aquel que no estaba bajo la señal de la sangre, pereció. Y todo aquel que no está bajo la señal del Espíritu Santo, PERECERÁ. No importa cuan bueno sea, ni cuan buen miembro sea, etc., hubo muchos así en los días de Noé y también en los días de Moisés, pero el hombre que negaba aplicar la sangre como señal, perecía. Todo aquel que no entró al arca pereció. Todo aquel que no entra en Cristo (porque El es el arca) . . .
33Porque por un Espíritu somos todos bautizados en un cuerpo, ora Judíos ó Griegos, ora siervos 6 libres; y todos hemos bebido de un mismo Espíritu. 1 Corintios 12:13 Ahora no dice nada de una iglesia ni de una denominación, sino del cuerpo místico del Señor Jesucristo. Por un E-S-P-I-R-I-T-U (Espíritu) somos todos bautizados en este CUERPO. Entonces la señal está sobre la puerta porque Ud. está en Cristo y El fue Aquel que como sacrificio suyo tomó su lugar en el juicio, y cuando Dios ve eso entonces no puede hacer nada. Ud. está completamente seguro porque Dios y Cristo son la misma Persona. El Espíritu fue hecho carne y habitó entre nosotros y allí está Dios en Sí mismo. Y Uds. son Sus propios hijos e hijas en Su Cuerpo. Entonces no es la química, sino el Espíritu. "Yo pasaré de vosotros." Ellos vinieron de todas partes a través del país de Egipto y se juntaron todos en aquel lugar para que así pudiesen estar bajo esta señal. Vienen hoy de los Metodistas, Pentecostales, Luteranos, Bautistas, Presbiterianos y todo lo demás para estar bajo la señal. Y es exactamente como fue allá entonces. Allí estaba la Columna de Fuego, y de repente uno le dijo al otro y éste al otro y aquel al otro, así vinieron todos. Cuando vieron las señales de Dios, entonces supieron que el juicio estaba a la mano. Entonces el profeta dijo: "Yo he oído de Dios: Habrá ciertamente una señal. Matarán un cordero y pondrán la sangre sobre la puerta y eso será la señal porque la muerte pasará por la tierra." Déjeme decirles hoy, como Su siervo, si la señal no se encuentra en la puerta hay una muerte espiritual que pasará y todas las iglesias están en camino al Concilio Mundial de Iglesias. Todas las iglesias regresarán al Catolicismo, y únicamente aquellos que son genuinamente renacidos, son los que se quedarán fuera de este movimiento. Recuerde, no le salvará su denominación Pentecostal porque ellos también ya están dentro de esta cosa y están muertos. Han perecido ya. Le han crucificado de nuevo, han regresado, y Le han puesto por fuera, pero El está buscando la señal. Su error estuvo en que confiaron únicamente en el hablar en lenguas. No vaya Ud. a confiar en el hablar en lenguas ni en ninguna otra cosa, mas deje que se manifieste la señal. Deje que la Persona de Jesucristo -Su misma Vida- esté en Ud. No sea una cuestión de circuncidar esto o aquello sino su ser entero, porque Ud. y Cristo son UNO-Cristo está en Ud., y Su Vida se manifiesta a través de Ud. Ahora, venían de todo Egipto. Y fíjese, por cuanto vemos lo que hicieron ellos y vemos el tiempo aproximándose, nos es mandado hacer igual. ¿Sabía Ud. eso? Fíjese lo que dijo el profeta en Hebreos 10: Porque si pecaremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio por el pecado, Sino una horrenda esperanza de juicio, y hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que menospreciara la ley de Moisés, por el testimonio de dos ó tres testigos muere sin ninguna misericordia:
34¿Cuánto pensáis que será más digno de mayor castigo, el que hollare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del testamento, en la cual fue santificado, é hiciere afrenta al Espíritu de gracia (lo cual vino de la sangre)? Hebreos 10:26-29 Ministro, miembro, hombre bueno, hombre moral, o sea Ud. quien fuere, Ud. sabiendo que Dios le ha librado de los cigarros; y Uds. las mujeres saben que les ha librado de esa ropa inmunda y el cabello corto y las otras cosas que hacían; pero luego si Ud. da la media vuelta y hace afrenta y tuviera por inmunda aquella sangre del testamento, la cual le santificó y le ha traído hasta aquí; así como los espías, si ellos hubieran llegado a la frontera y hubieran mirado a la tierra prometida y luego hubieran dicho: "Pues sabemos que allí está, pero los obstáculos son demasiados. Parecemos langostas." Ellos perecieron en el desierto. Fueron creyentes fronterizos. No llegue Ud. hasta aquí diciendo: "Yo creo el Mensaje." Ud. tiene que obedecer al Mensaje. Métase en Cristo. Ud. dice: "Hermano Branham, yo creo todo lo que El dice." Eso es magnífico, pero eso solamente es leer el mensaje. Tome el Mensaje en su corazón, que Ud. tiene que tener la señal. Necesita que la misma Vida que estaba en Cristo esté en Ud. "Cuando viere eso, entonces pasaré de vosotros."
35A medida de que vemos las grandes señales del tiempo del fin sobre la tierra hoy, sabemos que son correctas. Ahora fíjese bien, yo he esperado por esto por muchísimo tiempo, para darles este mensaje. ¿Ve Ud.? Ud. ha visto las señales del tiempo del fin, y yo les he predicado y les he mostrado estas cosas por medio de todo lo que dijo Cristo. ¿Es la verdad? Uds. son testigos de esto. En este tiempo del fin ya no veo nada que falte por cumplirse. Ud. dice: "¿Y qué de la marca de la bestia? " Todo aquel que rechaza al Espíritu Santo ya está marcado por la bestia, el castigo vendrá más adelante. Ahora Israel, cuando sonaban las trompetas en el año del Jubileo, todo hombre . . - ¿Se fijó Ud. cómo leyó Cristo allí? Únicamente leyó la mitad de la profecía porque solamente la primera parte era para aquel tiempo. ¿Ve Ud.? "El Espíritu del Señor Jehová es sobre mí, porque me ungió Jehová; hame enviado á predica buenas nuevas á los abatidos . . . A promulgar año de la buena voluntad de Jehová" (Isaías 61:1-2; Lucas 4:17-20). El no leyó lo demás; colocó el rollo en su lugar, porque eso era para este tiempo. El únicamente leyó una parte, lo que era para Su día. Ahora esto es lo que va a ser en este tiempo. Esto es lo que está diciendo por medio de Su Espíritu a la iglesia hoy día. Ahora es la hora apropiada. Ahora es el tiempo. ¡ Oh, pueblo, recíbanlo! ¡ RECÍBALO! Por todos lados vemos las grandes señales del tiempo del fin. En la naturaleza vemos las señales que nos avisan que el tiempo está a la mano. En cuanto a la iglesia vemos las señales: Ella está condenada. El tiempo está a la mano y la iglesia está allá en el mundo. Vemos las señales en los cielos, sobre las aguas y en las naciones, por todos lados, en el sol, la luna, las estrellas. Vemos la señal del tiempo del fin: El Espíritu Santo volviendo entre la gente como fue en los días de Lot, así como el Espíritu Santo obró por medio de aquel cuerpo, lo cual fue Dios manifestado en CARNE. Y como Dios se manifestaría en Su Novia en este día mostrando la misma señal . . . Jesús dijo que sería la misma cosa en los últimos días. Nosotros vemos eso ahora, la misma Columna de Fuego, y aun la ciencia ha tomado Su fotografía. Vemos pues que las señales del tiempo del fin están a la mano. Sabemos que estamos en el fin. Y luego viendo eso. Si Ud. lo cree ... Si Ud. no me cree a mí, crea en la señal, crea la Palabra, porque ambas le hablan de lo que yo le estoy diciendo. Si no fuera la verdad entonces no había vindicación. Dios nunca responde a una mentira, El habla según Verdad. Y estas palabras son testimonio de que les estoy diciendo la verdad. Estas palabras son las que dan testimonio del Mensaje que predico. Y el Ángel que apareció sobre el río aquel día (Junio 11, 1933), dijo: " . - . TU MENSAJE SERÁ EL PRECURSOR DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO." Pues las obras mismas, si Ud. no puede creer que aquel Ángel dijo la verdad, entonces crea a las obras porque la misma Biblia dice que estas cosas sucederán en el tiempo del fin; ellas son las que dan testimonio; ellas hablan más fuerte que mis palabras o las palabras de cualquier otro porque son Sus Palabras, ellas dan testimonio del tiempo; y nosotros vemos las grandes y horribles señales sobre la gente, y las señales del tiempo sobre la tierra: Angustias entre las naciones; vemos a Israel en su propia tierra de nuevo con la bandera con la estrella de David de seis puntas, la insignia más antigua del mundo. Ahora ella es una nación y tiene su propio gobierno; está en la Liga de las Naciones y también en la Unión de las Naciones Unidas; tiene su propia moneda y todo. Jesús dijo-.
36De cierto os digo, que no pasará esta generación, que todas estas cosas no acontezcan. Mateo 24:34 Y recuerde esto: La misma noche en que Israel fue hecha una nación, esa fue la misma noche cuando me llegó el Ángel del Señor. Eso es la verdad. Entonces aquí estamos en estos días finales y todo está señalando la verdad. ¡Yo no les he mentido, sino más bien les he dicho la verdad! Dios ha testificado que les he dicho la verdad. Ahora recuerden: Yo soy su hermano, un hombre igual como Ud. Pero alguien tenía que traer esto; alguien tenía que decirlo. Esto no fue por preferencia mía sino que fue El quien formuló todo. Yo les he dicho la verdad y luego El ha testificado que realmente fue la VERDAD. Entonces nosotros vemos estas cosas sobre la tierra en estos días . . . ¡ Oh, hermanos, ésta es la última hora! ¡ Cúbrase con la señal cuanto antes! 0 mejor dicho, métase en la señal. Métase en la señal.
37Nosotros podemos ver los avisos y señales del tiempo del fin que nos amonestan: El tiempo está a la mano. ¡Oh, tome esto solemnemente: Debemos amarnos los unos a los otros! ¡Oh, hermanos, debemos estar tan unidos en amor! Nunca hable Ud. mal de otro. Si alguien comete un error, entonces Ud. inmediatamente ore por él. Estamos unidos en este Evangelio juntamente con Dios. Nosotros somos hermanos y hermanas. Viva Ud. piadosamente. Vivan Uds. las hermanas como hijas de Dios. Y Uds., hermanos, vivan como hijos de Dios. Vivan vidas amorosas, benignas, humildes. No permita Ud. que la malicia entre en su mente. Si le llega a tocar en la puerta de la mente, despídala desplegando su señal, y Ud. continúe directamente hacia delante. Diga: "Yo estoy bajo la sangre." Recuerde, hubo muchas mujeres aquella noche en Egipto que pasaron por las casas diciendo: "Mira, María, Juana, Panchita, salgan fuera, vamos a la casa de Fulana de Tal a celebrar una fiesta." Les respondían: "Está bien, gracias, pero yo de aquí no me muevo. Estoy bajo la sangre. Estoy bajo la señal. Mi amor es para con mi Hacedor. La muerte anda por la tierra esta noche." La muerte está en la tierra hoy día. El juicio está a punto de caer. Bombas atómicas y de hidrógeno, y toda clase de desastres están reservadas para las naciones. Y Dios está moviendo Si¡ iglesia . . . Ya hemos guardado el cordero por mucho tiempo viendo lo que El ha estado haciendo y fijándonos en Su naturaleza, pero ahora ¡la señal tiene que ser aplicada! Esa es la única manera de salir victorioso.
38Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espiritu, no puede entrar en el reino de Dios. Juan 3:5 Debemos amarnos los unos a los otros. Los creyentes se deben separar de las cosas del mundo. Ahora no vayan a tomar esto así ligeramente. Y Uds. que lo escuchan en las cintas: Uds. tanto las mujeres como los hombres escuchen bien, si Ud. en alguna ocasión me ha creído, pues entonces créame ahora. La hora ha llegado cuando debemos dejar de pelear el uno con el otro. Crea Ud. el Mensaje de la Biblia. Crea en Jesucristo; y ame, y honre, y respete el uno al otro. Hombres, tengan respeto para sus esposas, para sus hogares. Aparejen sus hogares, porque recuerden, esta tierra prometida fue para el hogar entero, no solamente para uno más que otro; trajeron todo, el hogar completo. Debemos amarnos el uno al otro; y los creyentes se deben separar del mundo. Ahora note Ud.: Ellos no se reunían solamente para hablar acerca del Mensaje, sino más bien se reunían para aplicar la sangre, para aplicar la señal. ¡ Eso es lo que Ud. tiene que hacer! Ahora al pastor, el Hno. Neville, esta congregación, encargados, diáconos, y demás hermanos, el tiempo ha llegado cuan o debemos poner a un lado todas las tonterías del mundo. Es tiempo de poner todo a un lado. Nosotros ya hemos visto suficiente para estar verdaderamente convencidos. La señal tiene que ser aplicada porque sin ella, Ud. perecerá. El único recurso es perecer. No se reúnan para solamente decir: "Yo lo creo." Métase debajo de la señal. Porque por un Espíritu somos todos bautizados en el Cuerpo de Jesucristo. Todos crean con todo el corazón.
39El no era responsable por ninguno que no estuviera debajo de la señal. Lo importante es creerlo, métase debajo de la señal. En Israel no se reunieron a decir: "Vamos todos a marcharnos a Gosén. Vamos a darnos una pascadita a Gosén. Ud. vaya en su camello, y nosotros llevaremos la carreta de bueyes para así llevar con nosotros a la familia de Hernández y también los Goldberg. Y ¿sabe Ud.? Moisés predicará hoy." Así no fue como sucedió. No señor. La cosa era estar bajo la sangre. No fue asunto de hablar de ello, sino meterse bajo esa señal. Pudo haber sido así: Alguien dijo: "¿Sabe Ud. hermano Goldberg? Yo verdaderamente sé que eso es la verdad. Sr. Lavinsky, ¿Ud. cómo ve la situación? " "Pues yo creo que es la mera verdad. Yo vi el mismo poder de Jehová Dios que hablaba. Yo vi aquellas ranas salir de la tierra. Y sé que no sucedió hasta que lo había dicho Moisés. Y sé que eso es Jehová Dios." "Ahora, todo eso es magnífico. ¿Es Ud. circuncidado? "Sí señor." "¿Es Ud. un creyente? "Sí señor." "Entonces cuando Ud. oyó al pastor Moisés aquel día decir: 'Ud. tiene que estar bajo la sangre porque Dios dijo que la sangre es una SEÑAL.' ¡ ES UNA SEÑAL! No importa cuanto Ud. cree, o cuanto es circuncidado, eso es el pacto que Dios dio a Abraham. Por cierto ese es el pacto, pero Ud. tiene que estar identificado bajo la sangre, porque esa es la señal. Porque El dijo: 'Cuando yo viere la sangre, entonces pasaré de vosotros'." Ahora, eso es para un Israelita o cualquiera. Esto es para un denominacional y también para el que no pertenece a denominaciones. Como quiera que sea, Ud. tiene que venir por medio de la sangre, ya sea Metodista, Bautista, Presbiteriano, Pentecostales, sin denominación, o lo que sea; esto es para individuos y Ud. tiene que identificarse bajo la sangre. Y no vaya únicamente a hablar de esto, sino recíbalo. í Escúcheme, escúcheme, escúcheme en el Nombre del Señor! Ud. tiene que venir bajo la sangre. El no fue responsable por ninguna persona que no estaba identificada bajo la sangre. Dios había hablado claro en cuanto a esto: Que todo aquel que no estaba bajo la sangre, perecería. Usando Sus Palabras yo digo: i Todo aquel fuera de Cristo, perecerá! "Y ¿cómo puedo entrar en Cristo?
40Porque por un Espíritu (no por una estrechada de manos, ni por un registro en los libros, ni por una denominación. Eso es lo que están tratando de hacer; y puede ser que tengan éxito), sino por un Espíritu somos todos bautizados en un cuerpo . . . I Corintios 12:13 Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, (dice Pablo) sea anatema. Gálatas 1: 8 Eso es el Mensaje; entre Ud. en Cristo. Ahora fíjese bien. Cualquier persona que no estaba bajo la señal, Dios no era responsable por ella. Y Dios no es responsable hoy por ninguna persona, ya sea pequeño o grande, popular o no, rico o pobre, libre o esclavo, varón o hembra; -El no es responsable por nadie que no está bajo el pacto de la señal. EL NO es responsable. Ud. dice: "Pero Señor, yo hice esto, yo lancé demonios y prediqué el Evangelio." Y os dirá.- Digo os que no os conozco de dónde seáis; apartaos de mí todos los obreros de iniquidad. Lucas 13:27 El únicamente reconoce la SEÑAL. Si me escuchan digan: ¡ AMEN! Entonces ahora ya sé que está sobre Uds. El otro día cuando estaba yo allá en el bosque, la razón por la cual no andaba cazando ardillas fue porque El me estaba hablando. Esto fue lo que me estaba diciendo. Pasaron como dos días y no hice ni un solo disparo. Me dijo: "Pon esto sobre ellos."
41Ahora esta cosa está sobre Ud. Y El no reconocerá nada menos que el pacto del Espíritu Santo y Ud. ni puede recibir este pacto sin que sea salvo, santificado, y luego bautizado en el Cuerpo. Puede ser que Ud. tenga una imitación y se pueda sentir bien y hasta hablar en lenguas, y saltar y bailar en el Espíritu, pero eso no tiene nada que ver con el asunto. ¡ESCUCHE ESTO en el Nombre del Señor! Dios no reconocerá esas cosas, porque aun los paganos y las brujas hacen eso. Ud. dice: "Pero yo soy instruido, yo hago esto y aquello." A Dios no le importa cuan instruido es Ud., el diablo también es instruido. El ÚNICAMENTE reconoce la señal. Eso es el Mensaje de la hora, es el Mensaje de este día, es el Mensaje de este tiempo. En el Nombre de Jesucristo, recíbalo. No vaya a aceptar algún sustituto, algo que el diablo le ofrezca; como por ejemplo un amor engañoso para hacer que un hombre ame a otra mujer que no sea su esposa, o viceversa, la esposa con otro hombre, una cosa deshonrosa. Eso no es el amor genuino. Eso es del diablo. Eso es obra de él, es algo que él procura darle en lugar de lo genuino. Es muy común oír decir: "Hoy todo me ha ido tan mal. Me voy a comprar un litro de licor y olvidarme de todo esto." Eso es muerte. ¡Dios es vuestro gozo y vuestra fuerza! ¡ Conociendo el Mensaje, la Verdad; bautizado en el Nombre de Jesucristo. "El es mi todo, y en El encuentro todo de lo que necesito! " Allí está nuestra fortaleza. Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Salmos 121:2 Uds. Cristianos busquen su alegría y felicidad en El. En El también hallarán la fortaleza. En El está mi paz, mi alegría mi amor y mi vida. El pacto era la señal sobre la puerta. No importa quien sea Ud., El no es responsable por Ud. si no está bajo esta señal. Y recuerde: La familia completa estaba reunida. i Ay hermano! Pueda ser que Ud. diga? "Pues mi papá es un ministro." "Mi hermano es........... Mi pastor es . . . " Todo eso puede que sea la verdad, pero ¿qué de Ud.? Y también recuerde: Solamente estaban seguros cuando la señal había sido aplicada. Si un hombre estaba aquí bajo la señal y su hijo estaba allá al otro lado de la calle, el hijo no tenía esperanza, él perecería, pero el papá sería salvo. 0 si el hijo estaba aquí bajo la señal y el papá allá entonces sería el papá quien perecería. Sólo la señal los protegía, "cuando viere yo la señal, entonces pasaré de vosotros," ¡ Eso es lo único! Ud. dice: "Pero mi hijo es predicador." Y Uds. las madres dicen: "Yo tengo el mejor hijo o hija. Le digo la verdad, ellos son los hijos más perfectos. Tienen al Espíritu Santo por dentro y tienen tanto amor y son tan obedientes, yo nunca he visto cosa semejante." Y ¿qué de Ud., mamá? Entonces Ud. dice: "Pues Hno. Branham, mi mamá es la mujer más amable. Yo sé de verdad que si ella muriera se iría al Cielo. Ella en verdad tiene la señal." Pero, ¿qué de Ud., hermanita? La familia entera tiene que ser traída aquí bajo la señal. Cuando la señal es desplegada, entonces la familia completa tiene que estar bajo esa sangre de la señal. Ahora, Uds. padres y madres, yo sé bien como se sienten Uds. Yo también tengo hijos, y cae sobre mí la responsabilidad. Hoy me estoy predicando a mí mismo. Yo tengo hermanos y una hermana y demás seres queridos; y yo quiero verles salvos a ellos también. Pero recuerde, sin la muestra de la señal, perecerán. Para ellos no habrá la resurrección de Vida Eterna. Es la verdad. Para ellos ya no habrá esperanza.
42Ahora fijémonos en el capítulo dos de Josué. Allí encontramos a Rahab la ramera gentil, quien creyó. Ahora ella era una creyente, y toda su familia tenía que estar en la casa bajo aquel cordón de grana-la señal. Si no estaban allí, perecerían. Ellos habían oído de la ira de Dios. Habían oído de las maravillas y señales que Dios había mostrado entre Su pueblo, y así lo tuvieron que recibir. Dios estaba enviando Su Ángel para destruir. Ellos conocían esto. Y Josué fue este ángel. Ellos estaban alineados, así como también está alineada cada nación del mundo hoy día para recibir el juicio de Dios. Ahora esta ramera había oído la verdad, la fe es por el oír (Romanos 10: 17). Les dijo a los Israelitas: "El país entero está agitado por razón de Uds." Eso es la verdad. Ahora ella había honrado a los espías que habían sido mandados para ver la tierra y hacer los preparativos. Y les dijo: "Yo bien sé que el Dios de Uds. es el Dios Verdadero, y he oído cuan grandes cosas ha hecho. Yo conozco lo que El ha hecho en los otros países donde Uds. han pasado. Y veo que los que Le aceptan son salvos y los que no Le aceptan perecen. ¡Yo quiero vivir! " Ahora note Ud., Jericó había oído lo que Dios estaba haciendo pero no querían recibir la advertencia. Y no hay una sola denominación en este país o en cualquier otro que no ha oído lo que Dios está haciendo, pero no quieren aceptar la advertencia. En aquel tiempo Sus grandes maravillas y señales habían sido mostradas. El había traído Su pueblo por el Mar Rojo en tierra seca. Causó la creación de ranas, piojos y pulgas que entraron en el aire. Los creó por medio de Su Palabra a través de Su profeta. Esas cosas no eran secretos. Ellos conocían estas cosas. Y Rahab dijo: "Yo oí esas cosas, y no quiero perecer con estos incrédulos; no señor." Ella sabía que el juicio tenía que seguir estas cosas porque todo estaba así alineado. Entonces los espías le proveyeron una ruta de escape. La gente de Jericó indudablemente creían que su propia denominación tan grande podía resistir la ira de Dios. Y asimismo están pensando hoy día: "Seguramente Dios no obrará así." Así también le dijo Satanás a Eva: "Seguramente Dios no os matará." Pero sí lo hará, porque así lo dijo, y eso es Su Palabra. Sí señor. "El que no naciere de nuevo . - - " Y estas señales seguirán a todos aquellos que han sido renacidos." "Y por esto conocerán todos que sois mis discípulos." Ahora, ¿qué sucedió? ¡ Las bocas fueron tapadas! "Aquí no va haber ningún avivamiento. Nuestra denominación no cooperará con tales cosas. No soportaremos esa clase de tontería en nuestra vecindad. Yo les prohíbo a todos Uds. asistir a aquella Iglesia." Eso fue allá en Jericó; y estaba alineados con los demás que recibirían el juicio de Dios. Pero tuvo que haber alguien allí con un grabador para así preservar el Mensaje para la simiente predestinada. Llegaron allí a la casa de Rahab y le pusieron unas cintas. Ella convirtió su casa en una iglesita para recibir el Mensaje. Todavía es así. Y a pesar de todos los inconvenientes, el Mensaje llegó a la simiente predestinada. No sabemos como les llegó, pero la cosa es que llegó. Y eso fue para que los justos no tuvieran que perecer juntamente con los injustos (Hebreos 11:31). Dios también está cuidando de eso hoy día. De alguna manera esto entra. No sabemos cómo y aunque ellos no cooperan, pero todavía hay simiente predestinada. Cualquiera que conoce algo de la Biblia, sabe que aquella ramera fue predestinada. La Biblia dice que ella no pereció con aquellos que no creyeron. Cierto. Pero ella creyó el Mensaje de la hora. Y consecuentemente Dios le dio una señal por medio de Sus mensajeros. Le dijeron: "Toma un cordón de grana y cuélgalo de tu ventana. Y recuerda: Si tú no dejas el cordón puesto allí (por el cual hemos escapado) entonces nosotros no estamos obligados a este juramento. Y también, si tú estas allá afuera y no aquí en esta casa donde está colgada esta señal, tampoco seremos responsables. Ahora mira, Rahab, tú anda y busca todos los predestinados en esta ciudad. Trae a tu mamá y a tu papá. Nosotros ya hemos experimentado esta expiación allá en Egipto, y sucedió que todo lo que teníamos que no estaba bajo la señal, pereció. Ahora te estamos encomendando esto y es una señal. Y te digo en el Nombre del Señor que es la misma cosa. Si tú lo cuelgas . . . Ahora yo conozco al mensajero, quien a la vez es el ángel de la ira de Dios -Josué- el mensajero de destrucción de Dios. Yo lo conozco bien y él sabe que tiene que haber una señal. Tú cuelga eso de allí y te aseguro que servirá."
43Entonces Dios comenzó a obrar. Lo que no estaba en aquella casa, perecería, mas todo aquel que estaba por dentro viviría. Y hoy día nos sirve el mismo juramento: "No te dejaré perecer con aquellos quienes no creen el Mensaje." Ahora ella había oído, las obras maravillosas se habían obrado, y ella las creía juntamente con sus pocos familiares y eran los únicos de toda aquella ciudad. Ahora ¿ve Ud. cuán poquitos serán? Apenas uno aquí y otro por allá. Una sola familia saldrá de un Estado. ¿Es la verdad? Ahora hay que hablar rectamente, y tenemos que ver como fue la sombra para entonces conocer como será la realidad. Su poder ya había sido mostrado. El juicio estaba pendiente. Ellos tenían que creer para así no perecer con los demás. Ahora estos mensajeros entraron allí y captaron la simiente predestinada y ella creyó. Ella entonces usó su casa como una iglesia donde podía recibir estos mensajeros. Desde luego no los dejaban entran en las iglesias. ¡ No señor! Y no le dejarán entrar a Ud. tampoco. Lo botarán simplemente al mencionar algo sobre esto. Estos mensajeros reunieron a todos los que podían creer en aquella ciudad bajo la señal allí en la casa de Rahab. Eso es exactamente lo que debemos hacer nosotros hoy día. Si Ud. desea la salvación de algún ser querido, entonces le conviene meterlo cuanto antes. Cuando la ira de Dios destruyó aquella ciudad tan grande, la señal que colgaba de la ventana de la casa de Rahab guardó aquella casa firme, porque la señal estaba sobre su casa, pero el resto de la ciudad se derrumbó. ¿Qué fue? Josué fue el mensajero de Dios. Dios mismo reconoció el Mensaje de Su mensajero. ¡ AMEN! Eso probó que el Mensaje era la Verdad. Ellos reconocieron el Mensaje. El reconoció el Mensaje de Su mensajero. Y cuando el resto de la ciudad estaba en ruina completa, allí estaba el cordón de grana pegado a la casa de Rahab y todas las demás estaban desbaratadas. Entonces entraron los ángeles de destrucción y destruyeron todo lo que había en la ciudad hasta que no quedaba nada. Uno sacó de la ciudad unas cositas y él tuvo que perecer juntamente con sus cosas (lo que había sacado de aquella denominación). Destruyeron todo por completo. Y en aquel tiempo Josué les juramentó diciendo: Maldito delante de Jehová el hombre que se levantara y reedificare esta ciudad de Jericó. En su primogénito eche sus cimientos, y en su menor asiente sus puertas. Josué 6:26
44Dios maldijo aquella ciudad que rechazó el Mensaje de gracia y misericordia. Ellos pensaban que estaban en una condición segura. Mucha gente hoy día piensa así: "Yo pertenezco a la iglesia, entonces estoy muy seguro." No crea Ud. tales tonterías. "La sangre os será por señal." Hoy día el Espíritu nos es la señal o sea la vida que estaba en la sangre. Ahora vea esto: La misma señal que utilizaron en Egipto, ahora Dios la empleó de nuevo en el caso de Jericó. Josué era un perfecto tipo de Cristo, quien fue fiel en cuanto a la señal que sus mensajeros habían predicado. Cuando llegaron a Jericó, Josué les dijo: "No toquen aquella casa de Rahab, ni nada de lo que contiene. Esa casa es reservada para Dios." ¡AMEN! Ella era una gentil, una ramera, una mujer de la calle. Pero sucedió que oyó la Palabra y creyó, y entonces aplicó la señal. No importa cuan metido esté Ud. en el pecado, ni tampoco lo que ha hecho. Eso no tiene nada que ver. Aplique Ud. la señal porque es para Ud. Si Ud. siente algo conmoviéndole el corazón, entonces quiere decir que la señal es para Ud. Aplique Ud. la señal.
45Ahora, el nombre "Josué" significa "Jehová el Salvador". El Nombre "Jesús" tiene el mismo significado. El es el Salvador. Entonces Josué cuando pidió razón a sus mensajeros, le dijeron: "Hemos obedecido tus mandatos. Hubo una mujercita que hallamos y cuando le pusimos las cintas, entonces hallamos que ella creía, y le dijimos que todos aquellos que se congregaron bajo aquella señal roja podían escapar de la destrucción. Nosotros hemos predicado esto, ahora ¿honrará Ud. este Mensaje que predicamos? " "Yo os mandé para que hicieran así. Amén. Lo honrar é.55 Entonces sucedió que Dios honró el Mensaje y la casa no se cayó. Luego cuando Josué dio la señal para la destrucción de la ciudad y fueron para sacar a Rahab, allí estaba juntamente con sus familiares y toditas sus posesiones. ¡ AMEN! Todas sus poseciones estaban aseguradas en la casa. Ellos ni siquiera tuvieron que asomarse por la ventana -podían leer tranquilamente las Escrituras mientras afuera rugía la batalla. Ahora después de esto, ella fue novia de un general de¡ ejército israelita y luego fueron a vivir por allí cerca de Bethlehem donde les fue dado un terreno. Y ella parió un hijo muy famoso, y él fue padre de otro hijo muy famoso, y él fue padre de otro hijo muy famoso, y así hasta que llegó el Gran Hijo Famoso, (Mateo 1:5-6). Eso es la verdad. La ramera Rahab, por cuanto creyó al mensajero y aplicó la señal, su casa fue guardada, pues de otra manera hubiera perecido.
46Escúcheme bien ahora: Ud. que dice que lo reconoce hoy día, todos aquellos bajo la señal allá en Egipto fueron salvos; todos aquellos bajo la señal en Jericó fueron salvos; y todo aquel bajo la señal de hoy también será salvo. El cordero inmolado fue un tipo de Jesucristo. En Hebreos 13:20, la sangre de Jesucristo es llamada el testamento sempiterno (traductor). ¿Por qué no fue llamada "testamento eterno"? Porque no es eterno. Cuando seamos redimidos, entonces allí se anula. El testamento entonces es sempiterno, lo cual significa que es para un cierto tiempo, y nunca habrá otro. Cuando el tiempo se termine, ya no necesitaremos el testamento; pero hasta que no se termine el tiempo necesitaremos el testamento. Ahora recuerde, Hebreos 13:10-20: "Un testamento sempiterno".
47La promesa de Dios sellada por Su misma sangre nos libra del pecado. Amén. No hay pecado en El. Adórele y muestre Ud. en su vida Su poder prometido. El pueblo de Dios según el pacto que es sellado por la sangre y por la señal, tiene el Espíritu de Jesucristo y, por consiguiente- De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará; y mayores que éstas hará; porque yo voy al Padre. Juan 14:12 Despliegue Ud. el pacto. Testamento significa "pacto". El Nuevo Testamento es el Nuevo Pacto. El Antiguo Testamento es el Pacto Antiguo en el cual la vida del cordero no podía volver a morar en el creyente, pero en el Nuevo Testamento, el cordero fue el Cordero de Dios, cuya vida sí puede venir a posar sobre nosotros. Ahora, las dos cosas son sangre y vida. En el Nuevo Testamento, la sangre es Vida. La Vida viene de la sangre del Cordero, el cual es el Nuevo Testamento (Pacto), y Dios dijo: "Después de aquellos días escribiré mi ley en las tablas de carne de sus corazones; no sobre las tablas de piedra de la sangre de corderos" No sería como antes. "Ahora tengo la sangre lista, ahora ¿qué dice allí que debemos hacer? " sino que ahora es sobre las tablas de vuestros corazones, el Pacto del Espíritu que El habría de hacer con el Pueblo. Y en este Pacto se desplegaba Su poder (Juan 14:12). El Nuevo Testamento, Nuevo Pacto, Nueva Vida, muestra que Jesús ha cumplido todo requisito exigido por Dios para volvernos a ser verdaderamente hijos e hijas de Dios bajo la sangre donde ya no hay condenación:
48Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en (no para los que apenas lo están creyendo, sino los que están en) Cristo Jesús, los que no andan conforme á la carne, mas conforme al espíritu. Romanos 8:1 El espíritu es el que da vida; la carne nada aprovecha: las palabras que yo os he hablado, son espíritu, y son vida. Juan 6:63 Ahora aquí pudiéramos parar y predicar unas dos horas sobre eso únicamente, pero el tiempo no nos permite. Entonces ya no hay condenación, son libres de pecado, libres de los cuidados de¡ mundo, y ¿a quién se refiere eso? A todos aquellos que por un Espíritu han sido bautizados en UN Cuerpo, y a estos la sangre del Cordero ha sido aplicada y el Dios del Cielo los ha aceptado y Su Vida está en ellos y son hijos e hijas de Dios, y su carácter es el carácter de Dios. ¿Qué es entonces? ¿Una simple tontería? ¡No señor! Dios es un Dios de juicio. El es uno con el Cual todo tiene que ser correcto y bien alineado. Nada menos que eso servirá. Y por consiguiente, ese es el carácter del creyente porque él es del carácter de su Padre. La vida fue tomada para obtener la sangre. La sangre fue aplicada y la vida no podía volver sobre el creyente porque era vida de animal, pero entonces cuando eso ya fue superado, no fue meramente un ser humano sino un súper-súper-súperser humano. Y ahora eso hace del ser humano que cree, no simplemente un ser humano, sino un hijo e hija del Dios de la súper, súper, súper, súper, súper vida, y eso cuando la Vida que estaba en El vuelve a morar en Ud. y lo cambia de un pecador que ama las cosas del mundo, o de un miembro de la iglesia, o de un ser denominacional, a un Cristiano renacido, lleno del Espíritu, y la Vida de Dios saliendo de Ud. como chispas que proceden del yunque, mientras Ud. camina lleno de virtud, amor, gentileza y el mismo Espíritu Santo moviéndose y hablando a través de Ud. ¡ Oh, hermano! Allí tiene el cuadro completo. Y ¿Entonces qué? Escuchando el Mensaje, contemplando la Columna de Fuego, y teniendo la bendita seguridad de haber pasado de muerte a vida. Entonces no hay condenación ninguna. Y si nuestro corazón no nos reprende, entonces tenemos nuestras peticiones. Pero si hay pecado en nuestro corazón y nos reprende, entonces ni nos conviene pedir. Primero hay que ser libre del pecado, y la única manera de hacer eso es estar en El. Cristo es el único lugar en donde podemos estar completamente libres del pecado.
49Recuerde: La sangre del Pacto no es reconocida sin la señal. ¡ No le es posible! Ud. dice: "Pues yo he sido santificado, etc." Pero eso no es la señal. El Espíritu es la señal, el Espíritu de Cristo sobre Ud. Créalo así. Ahora fíjese bien: La Palabra nos asegura de una promesa porque ella misma es la promesa. La Palabra es la promesa y además la Palabra es Dios. La Palabra es nuestra y nosotros llegamos a ser la Palabra y la Palabra llega a ser nosotros. Si estuvieseis en mí, y mis palabras estuviesen en vosotros, pedid todo lo que quisieseis, y os será hecho. Juan 15:7
50Entonces la Palabra nos asegura porque llega a ser una parte de nosotros. ¡Qué texto tan tremendo! La señal es una muestra que el pago ha sido hecho o que ha sido aceptado. Ahora Ud. no puede obtener el boleto o señal del ferrocarril hasta que no pague el precio. Y la única manera de pagar el precio es simplemente pagarlo. Y ¿cómo se hace? Créalo, acéptelo. Obediencia completa a la Palabra de Dios le dará derecho a la señal. No es obediencia parcial hasta donde su denominación le permite, sino obediencia completa. Obediencia total hacia la Palabra, la cual es Cristo, le trae a uno adentro de Cristo. Ahora, ¿cómo sería si Ud. estuviera todo en Cristo menos los pies o las manos? Lo que más frecuentemente sucede es que todo está dentro, menos el corazón. ¿Ve Ud.? El corazón todavía está en el mundo, pero nosotros no hacemos eso. Obediencia completa lo une a Ud. con la Palabra. Ud. la cree completamente y está enteramente EN Ud. y Ud. ve que la Palabra está obrando a través de Ud. Ud. no es uno que se enreda con todo el alboroto. Ud. ya es un Cristiano. No importa qué dicen los demás, eso nunca le tocará a Ud. porque Ud. está seguro en Cristo. Cuando la muerte llega por allí tocando a la puerta, no lo puede retener. Y ¿por qué? Únicamente es pasando de aquí para allá. La vejez no significa nada porque ya hemos pasado de tiempo y estamos en la eternidad. Ud. ahora está en El y El es Eterno. No tiene importancia si Ud. es joven, mayor de edad o anciano, bajito, gordo, flaco, feo, bello, etc. Esas cosas no importan nada. Ud. ya no se preocupe por estas cosas porque ya ha pasado de eso; Ud. está muerto y su vida está escondida en Dios por medio de Cristo, y está sellado allí por el Espíritu Santo, caminando en Cristo. Lo único que Ud. puede ver es Cristo y por El se guía. Hace mucho cantábamos un corito: Llena cada día mi camino con amor, Permíteme caminar cada día con la palomita Celestial, Permíteme seguir todo el tiempo con un himno y un rostro gozoso. Mi petición es: Permite que yo sea un Hermano. Permite que yo sea un ejemplo vivo de lo que Cristo dijo que un hombre debiera ser. Permite que sea un Hermano a cada Hermano y a cada Hermana. Permite que yo sea un ministro a los ministros-un ejemplo entre ejemplos. Permíteme mostrar al mundo que esta Palabra es Cristo. Y la única manera de hacer eso es entrar en El porque ni yo ni Ud. lo podemos hacer solos; pero deje que la Palabra y Ud. sean UNO, entonces la Palabra misma se manifestará y Ud. será una epístola viva de Cristo Jesús, cuando El tiene control completo de Ud. para así hacer que toda la Palabra cuadre. Cuando algo sucede y uno lo quiere hacer de tal manera. pero Ud. dice: "No, no, yo no creo eso." Eso muestra que todavía no está completamente en la Palabra.
51Ahora fíjese bien: Obediencia completa a toda la Palabra de Dios nos da derecho a la señal. Entonces cuando oramos, tenemos que tener la señal para presentar juntamente con nuestra oración. Si Ud. dice: "Señor yo he orado, pero verdaderamente no he, pues tú sabes . . . " Vale más que se pare allí y vaya y obtenga la señal, porque la señal es lo que El reconoce. Cuando oramos tenemos que presentar la señal. "Señor te he obedecido completamente; me he arrepentido de mis pecados y siento que me has perdonado; he sido bautizado en el Nombre del Señor Jesucristo, y el Espíritu Santo está sobre mí. Ahora yo tengo necesidad de ciertas cosas para Tu gloria. Señor pido estas cosas ahora, y sé que son mías." Entonces Ud. sabe que ya los tiene. Todo queda concluido. Ud. dice: "Yo pido esto, o aquello. Yo lo necesito y lo quiero para Tu gloria." Entonces El simplemente se lo da y Ud. sabe que es suyo. Así es con nuestros hijos, simplemente aplicamos la sangre. ¡Créalo! Eso es todo. Ahora bien. Entonces ¿qué hace El? Cuando Ud. tiene que presentar la señal juntamente con su oración, eso muestra que Ud. ha llegado a la obediencia completa a toda la Palabra de Dios. Cuando Ud. recibió la señal, eso mostró que Ud. había obedecido toda la Palabra y que Ud. y la Palabra son UNO. Entonces Ud. únicamente está pidiendo por lo que Ud. es. Ud. sabe que si yo le digo a esta mano: "Mano, obedéceme; ve y tráeme ese pañuelo," pues lo hace. ¿Por qué? Porque es parte de mi ser. Cuando Ud. y la Palabra lleguen a ser UNO, entonces TODA promesa (i Gloria a Dios! ) TODA PROMESA ES SUYA, porque la Palabra le obedece. Entonces Ud. quiere tener cuidado de lo que hace, no querrá meter su mano al fuego solamente para ver si lo puede hacer. No, no, así no se hace. Pero si hubiera algo en el fuego que tuviera que rescatar, entonces el fuego me obedecerá. Queremos tener cuidado de lo que hacemos, por eso es que el Espíritu Santo dio estos dones escasamente (Ud. sabe lo que quiero decir) porque un verdadero siervo de Dios no se pone a exhibir esto vanamente. Eso sería hacer un espectáculo. Cuando oramos presentamos la señal y eso muestra que hemos obedecido completamente. Pablo nos dice que "la sangre habla." Ahora, cualquiera sabe que la sangre misma no puede hablar, porque es una química. ¿Es cierto? ¿Cuántos saben eso? Ahora ¿cuántos saben que la sangre sí habla? Y Jehová dijo á Caín.- ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé,- ¿soy yo guarda de mi hermano? Y él le dijo.- ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama á mí desde la tierra. Génesis 4:9-10 Su sangre estaba hablando. i Aleluya! Su sangre estaba clamando. Era una señal. Era una señal que había sido muerto. Su sangre estaba clamando en contra de su hermano. Ahora lea esto:
52Y á Jesús el Mediador del nuevo testamento, y á la sangre del esparcimiento que habla mejor que la de Abel Hebreos 12:24 Ahora Abel era un hombre justo y murió inocentemente porque estaba firmemente respaldando la verdadera revelación que había recibido. El dijo: "Su sangre me está clamando." La sangre justa de Abel clamaba en contra de Caín, pero la sangre de Jesucristo no sólo clama sino también redime. Amén. Nos hace hijos e hijas, y nos esconde de la ira de Dios. ¿Ve Ud.? La sangre de Abel no podía esconder a Caín. Pero la sangre de Cristo, sí. Entonces si Ud. es un Caín que ha sido un perseguidor de la Palabra, y diciendo que los días de los milagros han pasado, y ha dicho que estas cosas son tonterías, entonces clame a Dios. La sangre de Jesucristo clama para Ud. por perdón si Ud. únicamente lo acepta. Como quisiera que nos pudiéramos quedar en eso por un rato. Crea Ud. para la seguridad, luego aplique . . . Ahora ¿puede ver? Aquí está por lo que Ud. quiere creer: Ud. desea su propia seguridad. Ud. entonces crea por su propia seguridad, y luego aplique la señal para la familia entera. Dice: "Y ¿cómo puedo hacer eso? " ¡ Reclámelo! Cuando sirvió para Ud. Ud. y la Palabra fueron UNO. ¡ AMEN! ¿No puede ver Ud. que sirve para ambos? Ud. y la Palabra son uno, y luego aplique eso a sus hijos, aplíquelo a sus familiares como hizo Rahab. Ella aplicó la señal a su papá y a su mamá; la aplicó a sus hermanos y hermanas, y así los reunió a todos bajo la señal. Aplíquelo Ud. y diga: "Señor, voy a rescatar a mi hijo. Voy en busca de mi hija, la estoy reclamando. Satanás, déjala. Yo vengo por ella para aplicarle mi señal. Oh, Espíritu Santo que mora en mí, rescata mi hija. Voy por ella ahora con Tu unción sobre mí." Así sucederá. Eso es lo que hicieron allá en Egipto y también en Jericó. Pablo dijo: Cree (que yo soy el Mensaje de la hora). Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú, y tu casa. Hechos 16:31
53¿No dice así? Crea Ud. para su casa. "Ahora Ud. ha visto al Dios del Cielo obrar un milagro, antes que venga el juicio." Entonces le preguntó: "¿Lo crees? El centurión respondió: "Sí. ¿Qué puedo hacer? " "Levántate y bautízale." Pablo lo llevó allí y lo bautizó y le dijo: "Ahora cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa." "¿Qué debo creer? "Cree en el Señor Jesucristo juntamente con toda tu casa. Aplica la señal a tu casa." Luego que hemos aplicado la señal a la casa, ¿qué debemos hacer? Botar toda la basura que se halla en la casa, todas las faldas cortas, los pantalones cortitos, las barajas, los cigarros, la televisión, etc., bote todo eso para la calle. Eso es si va a aplicar la señal. No podemos tolerar tales cosas.!No señor! Tire todo eso para fuera: Los bailes, y fiestas, la música mundana, los periódicos inmundos y todo lo demás que sea del mundo, bótelo por la puerta. Diga: "Vamos a limpiar esta casa." Así como hizo Jacob, cuando le dijo a su esposa y a los demás: "Laven su ropa, boten esos dioses. . . " ¡Amén! ¿Sabe Ud. lo que dijo Josué antes de entrar en la tierra prometida? Les dijo: "Laven sus vestiduras, y no lleguen a sus mujeres, prepárense, porque dentro de tres días cruzaremos el Jordán." ¡Amén! El estaba preparándose, estaba aplicando la señal. i Amén! Eso es. Aplique la señal, créala. Deje que sus hijos, su familia y sus seres queridos vean esto en Ud. Correcto. Ciertamente tomará su efecto.
54Entonces apliquemos la señal en oración con consideración, creyendo. Hay que aplicarla con tanto amor hasta que Ud. sabe que la cosa esperada va a suceder. Aplíquela con confianza, creyendo que esto va a ayudar. Cuando Ud. le habla a su hijo, a su esposo o esposa, o algún ser querido, crea que tendrá que permanecer allí y diga: "Señor, los he reclamado, son míos, y Te los estoy entregando ahora mismo." Aplique la señal y traiga a su derredor ese ambiente que no los dejará que se escapen. Si Ud. en verdad tiene la señal, entonces tiene a su derredor un Espíritu de poder de modo que cuando Ud. salga a la calle, la gente reconozca que Ud. es un Cristiano. Anhelarán que Ud. los hable. Le creerán su palabra y cualquier cosa que Ud. diga, lo aceptarán como la verdad. Aplique la señal y luego ande en esa luz. Reclame su casa. ¡ Hágalo ahora mismo porque éste es el tiempo del atardecer! Ud. ha estado escuchando esto por mucho tiempo. "Ya es el tiempo del atardecer, es ya tiempo de volar. Uno de estos días la ira será derramada y entonces pueda ser que ya sea demasiado tarde. Aplique la señal con confianza. Efesios 2:12 dice que no servimos a obras muertas sino a un Dios Vivo con obras vivas (¡ Amén! ), obras vivas y señales vivas. ¿Creo Ud. en señales vivas? También lea Hebreos 9:11-14. Obras vivas, señales vivas. Aplique eso. No los credos muertos. "Pues yo voy a llevar mi hijo acá a tal o cual iglesia para que ponga su nombre en el libro." Un joven Cristiano de un carácter muy fino vino el otro día y fue bautizado. Su madre dijo después: "Mi deseo era que te hubieras ido a una iglesia más grande para ser bautizado." El no quería los credos muertos, etc. Nosotros no servimos a los credos muertos y dioses muertos. Servimos más bien a un Dios vivo, cuya sangre fue derramada y ahora la señal ha sido aplicada a nosotros para que también podamos vivir. Sí señor. No vaya Ud. a servir algún credo muerto. Ellos hasta niegan que existe tal cosa como la señal. Dicen además que los días de los milagros han pasado y que no hay tal cosa como el Bautismo del Espíritu Santo. ¿Por qué querrá una persona unirse con tal cosa? No haga eso sino más bien aplique la señal, luego sirva al Dios Viviente con señales y obras vivas. Señales para sanar los enfermos, levantar a los muertos, predecir cosas del futuro, hablar en lenguas, interpretar, y que sea perfecto cada vez; profetizar diciendo que tal o cual cosa sucederá, mostrando señales en los cielos y en la tierra señales y maravillas. ¡amén! Hablemos exactamente lo que dice la Biblia, sirviendo al Dios Viviente. Apliquemos la señal, No vaya a aquellas iglesias muertas para servir a esos credos muertos, etc. porque ellos ni siquiera creen en las señales, pero nosotros que creemos (amén) sabemos. . . Ellos dicen, "No hay señales para hoy. Todo eso es una tontería. Lo que ellos predican allí es pura bobería. No existe tal cosa. Pues Uds. nuestras mujeres no tienen que cuidarse en cuanto a su vestido." Pero SI tienen que tener cuidado, porque la Biblia así lo enseña. "Y ¿qué del cabello largo? " Porque así dice la Biblia. Esa es la diferencia entre ellos y nosotros. "No tocar, no palpar, no probar." El es Dios. En verdad significa algo. Ahora, ellos piensan que esto es locura, pero para nosotros que creemos y conocemos la verdad, sabemos que es Su presencia Viva, porque trae los mismos resultados como cuando El estuvo aquí sobre la tierra. Ellos dicen: "Aquella gente se imagina ver una Columna de Fuego." Oh no, no es así. Nosotros no nos imaginamos nada. También creyeron que Pablo se lo imaginó. Los egipcios creyeron que Israel también se lo imaginó; pero sin embargo eso los llevó a la tierra prometida. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8
55Conociendo que es Su presencia Viva, porque El obra igualmente en este Espíritu. . . Ahora, si la cosa ya se hubiera convertido en algún credo o denominación, entonces sabríamos que no es correcto. ¿Correcto? Si yo les hubiera guiado a algún credo u otra cosa, hubiera sido enviado por alguna denominación, pero lo que les traigo no son credos y no les estoy enseñando denominacionalismo, sino la Palabra de Dios, lo cual es el poder de la resurrección de Jesucristo manifestándose no solamente para mí sino para todo aquel que lo quiera. Ud. es mi hermano. Yo no soy un grande y Ud. un pequeño, todos somos pequeños en Cristo. ¿Ve Ud.? Somos todos sus hijos pequeños y no sabemos nada de lo que en verdad debemos saber. El nos deja saber según Su Voluntad y estamos agradecidos por lo que conocemos de Sus bendiciones. Y yo no tengo esto para mí mismo únicamente, mi deseo es compartirlo con Uds. Quiero que Ud. entre en esto; y quiero que Ud. reciba esta señal. Ahora muchos de Uds. ya lo han recibido pero para aquellos de Uds que no lo han recibido. . . ¿Ve Ud.? También estoy hablando por cinta, Ud. entiende, y muchos... Ahora, tampoco digo que todos nosotros aquí en el Tabernáculo hemos salido, pero probablemente miles de miles oirán la cinta, es un ministerio en sí mismo, como allí en Jericó donde alguien entró con una cinta. Queremos captar toda simiente predestinada cuando la cinta entre porque la ira viene.
56Ahora, conociendo que es la presencia del Dios Viviente, prueba que Dios le ha levantado según Su Palabra prometida. "Un poquito y el mundo no me verá más (Jericó, Egipto). No me verán más, sin embargo vosotros me veréis porque YO (pronombre personal) seré con vosotros. Yo soy la señal. Mi resurrección es la señal. Las obras que yo hago me identificarán en vosotros. Así como fue en los días de Lot, así también será en los días de la venida del Hijo del hombre, cuando el mensaje de la tarde salga, porque habrá luz en el atardecer. En el tiempo del atardecer entonces será cuando las luces se encenderán." ¡ Oh, gloria a Dios! Esto hace sentirme con poder, romper ejércitos y saltar murallas. ¡Habrá luz en el atardecer! Correcto. El profeta lo dijo (Zacarías 14:7). "Ahora yo seré con vosotros. Estaré en la edad de Lutero y en la edad de Wesley y también en la edad Pentecostal, pero en el tiempo del atardecer habrá luz. Las denominaciones decaerán; y entonces será cuando la señal será aplicada. Y todos estos que han sido honestos y verdaderos creyentes a través de todas las edades. . . Sin nosotros no son perfectos pero con nosotros -es como por ejemplo, la cabeza tiene que ir para llevar los pies, las manos, el corazón, la boca. ¿Ve Ud.? La cabeza tiene que ir.
57Estamos en el tiempo como cuando la señal fue aplicada sobre el dintel de la puerta y sobre los dos postes. "Mas cuando yo viere la sangre por señal, pasaré de vosotros." El está viviendo entre nosotros hoy día. Aquel "YO" es Cristo, y aquel "YO" está con nosotros hasta la consumación, lo cual quiere decir, "hasta el fin del mundo", y eso es según la promesa de Su Palabra. El prometió: ". . - las obras que yo hago, también vosotros las haréis." Esto no es una tontería para nosotros, sino más bien la señal. Aceptamos Su sangre santa del sacrificio que nos da la vida -la señal- como un sello de su promesa. Y no contrastéis la sangre (no, así no dice) No contrastéis al Espíritu Santo de Dios con el cual estáis puestos bajo el Pacto (guardados por la señal; porque el Espíritu Santo es el sello. Cuando algo está sellado vale más que no lo trate de romper, y además, el sello de Dios no se puede romper). No contrastéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención. (Cuando el cuerpo será levantado). Efesios 4:30 Es una señal que la simiente ha germinado con Vida Eterna, "ZOE," Mi propia vida, y yo lo resucitaré en el día postrero." Y a medida que Ud. avanza tiene la confianza que la vida de Cristo está en Ud. y Ud. en El, porque por UN Espíritu somos todos bautizados en UN Cuerpo y sellados allí por el Espíritu Santo (entre creyentes como estos) hasta el día que Jesús venga por nosotros. ¡ Oh, hermano, aplique la señal! Eso es lo que significa para nosotros. Esperamos que el sacrifico nos dé vida, y así lo hace, entonces nos da la señal y nosotros aplicamos la señal (el sello), siendo participantes (¡ Qué glorioso! ), siendo bautizados por este Espíritu (singular) en ese Cuerpo místico de Jesucristo. Ahora no necesitamos de una educación, necesitamos más bien al Espíritu Santo. Eso puede ser de tropiezo para algún educador en alguna parte, ojalá lo entienda bien. El Espíritu Santo está aquí ahora mismo; aquí está en el púlpito y también allí en la congregación. Es El.
58Y en El no hay muerte, ni tristeza, ni agotamiento de fuerza, ni pecado, ni enfermedad. En El no hay muerte, nosotros estamos en El. Si Satanás le trata de ofrecer alguna enfermedad, tome Ud. su señal y aplíquela para que él vea que Ud. es un producto comprado por Jesucristo. La señal significa que su pasaje está pagado. El le dice: "Cuando mueras estás perdido." Diga Ud. "Tu estás equivocado. Yo soy un producto adquirido, y tengo la señal." Y ¿qué es la señal? El conoce bien lo que es la señal, Ud. no lo va a engañar en eso. Ahora pueda ser que Ud. consiga un pleito con algunos de estos predicadores en cuanto a lo que es la señal, pero el diablo sabe bien lo que es. El tuvo unos dos o tres encuentros con la señal y se encontró en problemas (la tentación). El diablo sabe de qué está Ud. hablando. Muéstrele su señal y él huirá.
59Entonces ¿qué es? Es un producto sellado. El no puede quebrar ese sello e introducir algo allí que no es correcto. Dígale al diablo: "!Quita las manos de allí! Yo estoy sellado." Oh, hermano, un producto sellado. Sí señor. Ud. es redimido. Mantenga la señal sobre su fe inmovible en Su promesa. Entonces fíjese como huye el diablo.
60La oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho. Santiago 5:16 Para esto es la señal. Satanás está allí para tentarle. El también estaba presente en Egipto para tentar. Y allá en Jericó cuando Rahab colocó aquel cordón allí en su ventana, me imagino que muchos de los soldados se rieron a carcajadas diciendo: "Mira aquella mujer tan loca, ya ni piensa bien. Mira lo que tiene colgando allí. ¿has visto una locura como esa? El pastor aquí de nuestra iglesia, el Dr. fulano de tal, dijo que eso no tiene ningún significado." Pero SI tenía significado, porque un mensajero de Dios trajo el Mensaje y le dijo que hiciera eso. ¿No se imagina Ud. los egipcios en el tiempo de Moisés? Puede ser que decían: "Mira esos fanáticos tan locos poniendo sangre allí sobre la puerta. Ahora, sí les va a costar para lavar eso; y siendo una casa tan bonita y costosa también. Y esa sangre pintada allí tiene un olor tan feo. Eso sí va a ser horrible por unos cuantos días. Eso no tiene ningún significado, así nos dijo el santísimo clérigo fulano de tal." Pero SI tenía significado. Y ahora tiene un significado para nosotros que creemos. Recuerde esto: La fe inmovible que Ud. tiene en esta Palabra de Dios... Ahora Ud. ya no es como Eva, ya no es como algunos que dudan todo y vacilan ante Satanás. Ud. más bien retiene firme toda la Palabra de Dios. Vea esto: Eva dijo: "Pues mira, el Señor dijo. - ."
61Pero Satanás entonces le interrumpió: "Pero fíjate, el Señor seguramente no hará algo así con una persona tan amable como tú. Oh, tú eres tan bella, El no te hará eso." Pero SI lo hizo porque así lo dijo. Ud. me puede decir: "Pero mi papá era un ministro y yo he sido un ministro por. . ." Eso no me importa nada, sin la señal Ud. está perdido. Sin la señal, la ira de Dios está sobre Ud. El dijo que obraría de tal manera, y ASÍ SERÁ. Eso pone fin al asunto. "Pues yo creo que los días de los milagros han. . ." Está bien pero El dijo que no es así. "Yo soy el mismo ayer, hoy, y por los siglos." Eso es exactamente lo que El prueba que es. Ahora nosotros sabemos que así es; ellos no lo creen, pero nosotros sí lo creernos y sabemos que es la verdad. Ahora estando en esta condición, llegamos a ser parte de la misma Palabra y luego colocamos la señal (el Espíritu) sobre la promesa: "Yo soy Jehová tu Sanador." Tome Ud. la señal y colóquela sobre la Palabra, sobre su fe inmovible en la Palabra, y el diablo huirá, porque eso es lo que lo corre, porque en él no hay nada de eso.
62Cómo quisiera dar aquí un testimonio de las cosas que he visto suceder en estas semanas pasadas. Ud. sabe que Juan dice (Juan 21:25) que si todo lo que Jesús hizo se hubiera escrito, los libros no cabrían en el mundo. Ahora si se escribiera detalladamente todo lo que El ha hecho en el ministerio que me ha dado, no cabrían los libros aquí en esta plataforma, las cosas que he visto que El ha hecho. El ha tenido más éxito en mi ministerio que el que tuvo en el Suyo. Ahora entiendan esto: El ha tenido más éxito, no es un éxito mío. ¡ OH, GLORIA, ALELUYA! El ha tenido más éxito en Jeffersonville, Indiana, que el que tuvo en Nazaret. Correcto. Y ahora fíjese en aquella ciudad tan perversa y luego en esta ciudad tan perversa. ¡ AMEN! ! GLORIA! Pues no pudo obrar maravillas allá, pero aquí sí las pudo hacer. Al fin y al cabo pudo entrar aquí. Aquí pudo hacer la obra. Ahora puede ser que tuvo que traer la gente de otras partes pero de todos modos hizo la obra. Entonces tuvo más éxito aquí mismo que el que tuvo en Capernaúm y en Nazaret. El ha hecho mayor cantidad de maravillas aquí en este Tabernáculo que las que hizo en Su ministerio entero sobre la tierra. Eso es correcto. El lo ha hecho. Ahora ¿qué del resto del mundo? ¡ Oh, hermano, eso es lo que El ha hecho! Y recuerde, El es Quien ha hecho estas cosas. Nunca he dicho que las hice yo, porque yo no he hecho nada. Yo únicamente le he amado tanto y me he rendido y he hablado de lo que El me ha dicho, y el Espíritu Santo trató también con la otra persona y ella también creyó lo que El estaba diciendo, entonces El hizo la obra. i Si El pudiera conseguir solamente que todos creyéramos! ¿Qué haría El ahora mismo si consiguiera que todos creyéramos? No quedaría una sola persona enferma en todo este lugar. Si El consiguiera que todos creyeran, todo se acabaría.
63Mantenga su señal sobre su fe inmovible que está en Su Palabra prometida, entonces el diablo huirá. Ahora si vamos a terminar ya. Dios en una ocasión dio otra señal en el mundo, y fue el arco iris. ¿Se acuerdan? El siempre, siempre se ha quedado fiel a esa señal, porque la dio como una señal. A través de estos miles de años, El nunca ha fallado en desplegar aquella señal. ¿Correcto? ¿Por qué pues? Porque El la dio y la respeta. El le dio al mundo una señal por la cual dio a entender que jamás destruiría el mundo con una inundación. Y desde aquel día, El siempre, siempre ha desplegado Su señal. Hay ciertos elementos en el aire que forman el arco iris para que cuando llueva y luego salga el sol entonces se vea el arco iris. El sol seca el agua de la tierra, entonces el puso el arco iris para probar que nunca jamás caerá suficiente agua sobre la tierra para destruirla. Ese es Su pacto. Es una señal porque El dijo: "Les doy esto por señal." El respetó Su señal en los días de Noé, y todavía lo muestra. El respetó Su señal en Egipto y en Jericó y todavía la respeta hoy día. El para siempre respeta Su señal cuando es desplegada. A través de estos miles de años, se ha agradado en desplegar esa señal. Nunca se olvida de ella. No importa cuanto cambia el mundo, el arco iris todavía está allí. El respeta la señal. Así también ahora respeta Su señal. No importa cuanto cambia la iglesia, o cuanto cambia esto o el otro, Dios todavía respeta Su señal, y únicamente Su señal. Con esto nos muestra que El nunca falla en respetar lo que ha hecho y lo que ha dicho. (Nosotros aceptamos eso o, cuando menos, yo así lo acepto.) El también espera que nosotros despleguemos Su señal sobre nuestra fe en cuanto a Satanás y todas sus sectas incrédulas y denominaciones. Nosotros creemos que Su promesa es verdadera y que El hará lo que prometió hacer.
64Allí está la iglesia. Con razón no podemos ni llegar a la primera base en estas cosas, como dicen por allí. (Perdonen la expresión tan común.) Con razón no progresan sino regresan a las denominaciones para fabricar un pueblo pulido y vestido bonito, educados intelectualmente que nunca progresa. Y eso por razón de lo que despliegan. "Yo soy Metodista." "Yo soy Presbiteriano." Y eso es todo lo que son. Pero los creyentes toman la señal; y lo que Jesús comenzó en Galilea, continúa haciéndolo ahora por medio del desplegamiento de la señal del Espíritu Santo que ahora se encuentra sobre la iglesia. Porque no fueron los hechos de los Apóstoles, sino los Hechos del Espíritu Santo en los Apóstoles, y eso fue la señal porque la Biblia dice que tuvieron que darse cuenta de Pedro y Juan (cuando pasaron por la puerta llamada "la Hermosa" en Hechos 3 y 4) viendo que eran hombres ignorantes, pues seguramente que tenían una gramática muy mala y probablemente no podían diferenciar ni conocían todas las matemáticas de las Escrituras, pero aquellos tenían que reconocer que habían estado con Jesús. Ellos habían desplegado la señal porque el mismo Espíritu que estaba sobre El antes de Su crucifixión, estaba sobre ellos después de la resurrección. AMEN! Aun un poquito, y el mundo no me verá más,- empero vosotros me veréis,- porque yo vivo, y vosotros también viviréis. Juan 14:19
65Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte. Apocalipsis 1: 18 Ahora si nosotros morimos a sí mismos y somos hechos vivos en El, entonces estamos vivos por siglos de siglos. Su vida en nosotros es como la vida de cualquier otra cosa, sencillamente muestro lo que El fue, y así se muestra "El mismo ayer, y hoy, y por los siglos." Ahora ¿cómo puede alguien negar esto? ¿No puede ver Ud. las obras muertas? Sirva pues al Dios Vivo por el pacto sempiterno de la vida que estaba en la sangre de Jesucristo. Ahora, El está desplegando la señal de Su gracia, Su amor. Ahora, si no aplicamos esta señal y ésta en verdad es la señal. Ahora, ¿qué es una señal? La señal es una muestra de una deuda que ha sido pagada, el precio requerido ha sido pagado. El precio de nuestra salvación fue la muerte. ¿Ve Ud.? Y nadie sino Cristo pudo pagar esta deuda. No pudo ser pagada con el espíritu de una denominación, ni con el espíritu de un Papa, ni el espíritu de cualquier hombre o santo; sino que el Espíritu de Jesucristo sobre la iglesia es una señal que la deuda ha sido pagada y que El ha cumplido todo requisito que Dios requería, y nosotros y El somos UNO.
66Hebreos 13:8: "Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos." Por esto sabemos que El vive. ¿Cómo conocemos que estamos vivos? Porque El vive. Y sabemos que estamos vivos porque somos como El, y estamos en El. El dijo, En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. Juan 14:20
67Aplique Ud. la señal de Su resurrección, conociendo que así como El fue resucitado para nuestra justificación, también nos ha resucitado juntamente consigo mismo. Y ahora estamos sentados en lugares Celestiales en Cristo Jesús bajo el compañerismo de la señal. Cuando los israelitas estaban sentados allí en sus casas y todo el alboroto en las calles, ellos no tenían de qué afanarse, lo único de lo que se tuvieron que preocupar fue que la sangre estuviera sobre la puerta, y esa es nuestra única preocupación hoy. Amigos, el juicio está a la mano, y Uds. bien saben que está muy cerca. ¡ Esté Ud. seguro que la señal está desplegada! Y la señal es el Espíritu Santo, porque por UN Espíritu somos así hechos participantes de Su gloria." Estamos ahora en nuestra última marcha hacia la tierra prometida. ¿Le aman? ¿Creen Uds. la señal? ¿Cuántos quisieran decir ahora mismo, "Oh, Hermano Branham, ore por mí, que yo esté bajo la señal"?
68Ahora con sus cabezas inclinadas. Señor Jesús. Oh Ser benigno, cuando el mundo estaba en pecado y nadie podía ayudar, Dios en misericordia mostrando por un tipo que verdaderamente venía una señal, que podía quitar el pecado, no solamente cubrirlo, pero lo podía quitar; entonces Jesús vino en el tiempo oportuno y El derramó la sangre -Su propia Vida- produciendo así una expiación para nuestros pecados, y luego presentándose de nuevo en la forma del Espíritu Santo, lo cual es ahora una señal que guardará la iglesia hasta Su venida. Porque el Apóstol Pedro dijo, Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; y para cuantos el señor nuestro Dios llamare Hechos 2:39 Señor, por Tu gracia y por Tu ayuda, yo reclamo a todo aquel que oyere este mensaje. Yo los reclamo para Dios. Ruegote, oh Señor, que tanto los que están aquí en esta mañana como también aquellos que lo oigan por la cinta, y si hay una simiente en alguna parte que es predestinada para oír la Palabra de este último día, que ellos vengan ahora mismo dulcemente y humildemente, y se entreguen al pie de la cruz como trofeos de la gracia de Dios que los ha llamado, y que entonces sean llenados con el Espíritu Santo y desplieguen la señal de la Vida de Jesucristo en Su resurrección por todo el tiempo que los dejes aquí sobre la tierra. Concédenos esto Señor.
69Señor, pueda ser que no pronuncié estas palabras correctamente, y si así fue entonces ruego que el Espíritu Santo tome esas palabras y las presente como debieran ser, para que la gente entienda y sepa que fue sin malicia. Déjales saber que el amor es para corregir y que también sepan que es por razón de la hora en que estamos viviendo y la proximidad de la venida del Señor. Vemos las grandes luces rojas intermitentes por todo el mundo, avisándonos que el tiempo está a la mano. Que el pueblo reciba el Espíritu Santo en este día. Ruegote estas cosas y presento ahora esta gente a Ti en el Nombre de Jesucristo. Deja que nos sea una señal por todo el tiempo que vivamos, lo cual prometiste que sería y ahora nos es fácil pedir esto porque así lo prometiste y yo sé que así será. Rogamos todas estas cosas en el Nombre de Jesús. Amén.
70Ahora con nuestras cabezas inclinadas, y creyendo en fe. Yo he orado por Uds. con todas mis fuerzas, sabiamente y sinceramente. Fíjense en esto: yo sé bien que Uds. saben que es por medio de los diezmos y las ofrendas de Uds. por lo cual yo vivo. Es por razón del respaldo de Uds. aquí en la iglesia que yo tengo a quienes predicar. Es su amor, sus "amenes", su compañerismo, y sus palabras buenas allá entre el mundo de donde Uds. vienen, de los distintos Estados a través del país; son sus palabras que ayudan a llevar el Mensaje. Son Uds., y nosotros somos partícipes juntamente con Cristo en esto, somos hermanos y hermanas y El es nuestro Rey. Yo les amo a Uds. Donde yo estoy, allí es donde anhelo que Uds. estén. Manejo a través de la nación para hablarles en unos dos o tres cultos. Anhelo congregarme con Uds. aquí el domingo por la mañana, yo les amo. Siempre les he amado. A veces tengo que hablar duro, pero es simplemente para corregir; es porque les amo. No quiero que Uds. yerren en esto, no pueden errar. Ahora muy dulce y humildemente, con todo lo que está en su corazón de allá en los más profundo, acéptelo. Diga: "Señor Jesús, en este momento, quita todo lo que está en mí que no es semejante a Ti; quita de mi todo mi orgullo, todo lo que está en mí, toda la basura, la incredulidad, todo eso lo renuncio y lo boto. Y deja entonces que el dulce Espíritu Santo de Dios baje en mí como una palomita. Yo quiero vivir eternamente, oh Señor; y quiero que me ayudes en estos momentos. Concédemelo ahora."
71Mientras Ud. está orando vamos a cantar suavemente este himno, "Le Amo. " Y recuerde, esto viene por el amor porque El es amor. Tengo mis manos sobre estos pañuelos que han puesto aquí porque puede ser que los recojan antes del culto de la noche. Yo le amo, Yo le amo, Porque El a mí me amó; Y me compró la salvación, Allá en la Cruz. Yo le amo, yo le amo Porque El a mí me amó; (ahora rinda su vida) Y me compró la salvación, Allá en la cruz.
72Ámele, ámele, ámele por lo que El ha hecho por Ud. Todo es por razón del amor. Amor produce la obediencia; el amor produce el noviazgo; el amor produce el matrimonio y esa es la meta que estamos prosiguiendo: La Cena de las Bodas del Cordero. Puedo oír a mi Salvador que me llama diciéndome que me ama a mí también. Yo le amo, Yo le amo (Ahora con todo su corazón, ¿siente Ud. algo muy dulce que está penetrando su corazón? Es el Espíritu Santo.) Porque El a mí me amó; Y me compró mi salvación, Allá en la cruz.
73Levanto mis manos juntamente con la congregación y con esta música. Si yo he pecado o he hecho alguna cosa mala... Estoy orando ahora mismo por Ud. y por mí. Si yo he hecho alguna cosa mala, mis manos hacia Ti Señor significa que estoy arrepentido. Mis manos hacia Ti Señor significa que no lo quise hacer; y Señor sé que estoy muriendo. Yo tengo que salir de este mundo en una forma física, y Te quiero encontrar. Mis manos alzadas significan, tómalos Señor, y lléname del Espíritu, y derrama sobre mí la señal de Tu amor -el Espíritu Santolo cual me hará vivir dulcemente y benignamente; y me hará vivir la Vida que estaba en Cristo para que así mi corazón arda por otros, y que yo no repose ni de día ni de noche tratando de traer a todo aquel que pueda. Seré como los mensajeros que entraron en Jericó e iré a toda persona que me es posible y tratar de persuadirles a venir bajo el pacto de la sangre -la sangre del Cordero- que así ellos puedan recibir la señal. La sangre purifica y el Espíritu es la señal que la sangre ha sido aplicada. El Espíritu es la señal que la sangre ha sido aplicada. El Espíritu no puede venir hasta que no se aplique la sangre, pero una vez que la sangre ha sido aplicada, entonces el Espíritu es una señal que regresa a Ud. mostrándole que su fe y la sangre ha sido aceptada y su pasaje está pagado. ¡Su pasaje está pagado! Todo está concluído, el caso queda cerrado. Ud. es un Cristiano. Ud. es un creyente. Cristo está en Ud. y Ud. está en Cristo. Yo le amo, yo le amo, Porque El a mí me amó; Y me compró in¡ salvación. Allá en la cruz.
74Con sus corazones inclinados ante Dios, aquí está el pastor con sus palabras de despedida. Recuerden el culto de la noche. un culto de sanidad. Vengan temprano, empecemos a las siete para yo estar en el púlpito a las siete y media. Luego vamos a celebrar la Santa Cena también. ¡ Vengan! Por la tarde manténganse en el mismo Espíritu. No deje que este mensaje se aparte de Ud. Recuerde: NUNCA DEJE QUE ESTE MENSAJE SE APARTE DE UD. "La sangre os será por señal que la vida fue sacrificada." ¿Ve Ud.? "Y cuando yo viere la sangre, pasaré de vosotros." El Espíritu Santo es la Señal que la sangre ha sido aplicada a su corazón es la señal que la sangre ha sido aplicada. Si nunca ha sido aplicada, entonces la señal no llegará. Si entienden digan "!Amén! " La sangre tiene que ser aplicada y luego viene la señal, es pues una señal que la sangre de redención ha sido aplicada y su pasaje está pagado. Dios le bendiga.