Photo

~ CRISTO ES EL MISTERIO DE DIOS REVELADO ~
1Gracias, Hermano Neville. El Señor lo bendiga. Sólo permanezcan un momento de pie mientras inclinamos nuestros rostros para orar.
2Bondadoso Padre Celestial, estamos acercándonos a Ti otra vez en esta mañana por misericordia y por dirección del Espíritu Santo hoy, pues hemos comprendido que debemos reunirnos en esta mañana y enseñar Tu Palabra, para que podamos saber cómo vivir en este día presente, y cuál es la hora del día en la que estamos viviendo. Pedimos Tu Santa dirección en nuestros pensamientos, en nuestros corazones hoy, que Tú nos dirijas a toda Palabra que es necesario que nosotros sepamos; que Tú abras nuestras bocas libremente, y también nuestros corazones para recibir eso que Tú nos hablarás, y que cierres nuestras bocas a las cosas que no están correctas, sabiendo que únicamente Tú puedes revelar la Palabra de Dios.
3Y ahora siendo que tengo que dejar la iglesita inmediatamente ahorita para ir a las otras partes del mundo, yo te los estoy encomendando a Ti, Señor. Lo cual, ellos son parte, la niña de mis ojos, por así decirlo. Ellos son los–los que han sido engendrados para Ti, por medio del Espíritu, y por medio de la Palabra de Verdad. Y yo pido que Tú los bendigas, Señor, y los guardes muy unidos por medio del vínculo del amor de Cristo.
4Bendice a nuestro querido y amado pastor, el pastor de las ovejas. Pedimos que Tú lo unjas con el Espíritu Santo de Tu Palabra, y revélale a ellos y alimenta la manada.
5Y una vez, hace poco, cuando Tú mostraste la visión del pequeño tabernáculo aquí, tocante de almacenar el Alimento, pues vendría un tiempo cuando se necesitaría todo esto. Cuando vimos al Hermano Sothmann y al Hermano Woods listos para cruzar y entrar a otro país, para... Pero Tú dijiste: “Almacena este Alimento aquí por ahora”. Señor, yo he tratado de hacer eso reverentemente.
6Y ahora, esta mañana, en esta lección que hemos pensado, yo pido que Tú la corones completamente, Señor, para mostrar que Tú eres Dios, y que esta es Tu Palabra y Tu Verdad. Concédelo, Señor, para que la gente se pueda alimentar de eso y engrosar, por así decirlo, en la gracia de Dios. Que ellos puedan ver que es la gran misericordia de Dios para con nosotros en este día. Bendice a todos los que están presentes y a aquellos quienes les gustaría estar presentes, Padre. Y recibas gloria a Ti mismo, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. El Señor ahora los bendiga a todos y a cada uno de Uds.
7Y creo yo, antes que empecemos, que tenemos aquí a un pequeño bebé, un Collins. Yo me encontré con el padre hace sólo unos cuantos momentos, y–y él tenía un pequeño bebé que él quería dedicar. Y queremos hacer eso ahorita, si el Hermano o la Hermana Collins, uno de ellos, trae al pequeñito al frente para que podamos tener el servicio dedicatorio para este pequeñito.
8El irse, como Uds. saben, bueno, causa... pues estos son miembros leales o... del Cuerpo de Cristo. Se fijaron Uds. que yo nunca dije “del tabernáculo”. “Del Cuerpo de Cristo”, el... este cuerpo aquí, una parte de Su Cuerpo.
9Y ellos tienen un pequeñito aquí que ellos quieren dedicar. Y... Ahora este es el trabajo que pienso que mi–mi esposa siempre me envidia, el de coger en los brazos a los bebés. Y Hermano Neville, si Ud. pasa adelante, por favor.
10¿Cuál es su primer nombre, hermano? [El padre contesta: “Clyde”–Ed.]. Estos son el Hermano y la Hermana Clyde Collins; es el hermano de nuestro precioso hermano aquí, el Reverendo Collins, Wilbur. Y veo que ellos han tenido un aumento en el número de los Collins aquí, y es un pequeñito muy bonito.
11¿Qué edad tiene él, Hermana Collins? [La madre dice: “Casi cuatro meses”–Ed.] Casi cuatro meses. Y, ¿cuál es su nombre? [“Marcos David”]. Marcos David. Ese es un nombre muy bueno. Se mira como un niño muy bueno. ¡Qué cosa!, es un niño algo grande, también.
12Ahora yo sé que las madres aquí pueden apreciar este pequeñito aquí. ¿No es un muñeco? [El Hermano Branham levanta a Marcos David delante de la congregación–Ed.]. Muy bien, mientras inclinamos ahora nuestros rostros.
13Padre Celestial, mientras este joven padre y madre vienen con esta preciosa y pequeña masa de carne humana que se les fue dada a ellos en su unión, puesta en sus manos para cuidarlo para el Señor Dios. Ellos reverentemente traen al pequeño Marcos David aquí para dedicarlo al Todopoderoso, quien les ha dado a este precioso niño, buen niño, y en buena salud, a su cuidado, para ser criado para la gloria de Dios.
14Señor, bendice al padre y a la madre. Que la tinaja nunca se vacíe en la casa, y que la vasija nunca se seque. Que el padre esté saludable y sea capaz, Señor, de trabajar para traer alimento para el pequeñito; que la madre sea saludable y capaz de prepararlo; y sus corazones preparados, Señor, para enseñar al pequeñito, para criarlo en la admonición de Dios. Concédelo, Señor.
15Ahora, de sus brazos a los míos, viene este adorable niño, el pequeño Marcos David. Y yo lo presento, junto con el anciano de la iglesia aquí, a Ti, en el Nombre de Jesucristo, para una vida de servicio. Concédelo, Señor. Recibe gloria de su vida. Que él viva una larga vida, aun en esta Venida del Señor Jesús, si eso te place a Ti. Y si es así, que él llegue a llevar el Mensaje del Señor Dios, en la edad que está por venir. Concédelo. Guárdalo saludable, feliz, y que su corazón siempre se aplique hacer las cosas que sean correctas delante de Dios. En el Nombre de Jesucristo, ofrecemos al niño a Ti, en dedicación. Amén.
16Dios los bendiga. Dios bendiga a la Hermana Collins, y a este hermoso niño, y a Ud. Hermano Collins. Dios sea con Uds. “Traíganlos” (todos nosotros juntos). Traíganlos, traíganlos, Traíganlos de los campos del pecado; Traíganlos, traíganlos, Traigan a los pequeñitos a Jesús.
17Me gusta eso. ¿Ven?, traíganlos a Cristo antes que el diablo aun tenga una oportunidad. Ellos entonces ya están presentados a El para una vida de servicio.
18¿Sabe alguno si la familia Dauch, cualquiera de ellos, vino hoy, o no? ¿Hermana Dauch? ¿Hermano Brown? ¿Están Uds. aquí, Hermano Brown? Sí, estoy contento. Y el... ¿El Hermano Dauch todavía está con nosotros? ¡Maravilloso! [El Hermano Tom Brown comenta tocante a la condición del Hermano William Dauch–Ed.]. El Hermano Dauch casi nos dejó. ¿Ven?, no podemos decir mucho o pedir mucho; él ya tiene veintiún años pasados del tiempo que Dios le dijo a él que viviera (ese es un tiempo de vida ordinaria); pasados del tiempo que Dios le dijo a él que podía vivir.
19Pero tuvimos una llamada el otro día, de que él se estaba–él se estaba muriendo, y nos apresuramos para llegar allá. Y el Señor Dios realmente fue bueno con él, le ha permitido vivir más. Yo sólo pienso que él–él está listo y sólo está esperando la Venida del Señor. Pero como Uds. saben, no nos gusta que alguien nos deje. Nosotros sólo... El anciano es como un–como un papá para mí aquí.
20Yo lo recuerdo sentado aquí mismo en el viejo tabernáculo, la porción vieja, cuando él... esa Luz iluminó allí sobre el bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo, se levantó allí de su asiento, y él vino. Como de unos ochenta y siete u ochenta y ocho años de edad, usando un bastón, subió aquí y dijo: “Yo quiero entrar allí y ser bautizado”. Alguien fue y le trajo ropa. El no podía esperar hasta la siguiente ocasión; él tenía que venir en ese momento, en ese momento. Así que me–me gusta eso.
21El dijo el otro día (yo estaba hablando con él), él dijo: “¿Piensa Ud. que yo estoy bien ahora, Hermano Branham?”
22Yo dije: “¿Ha ido Ud. alguna vez a un doctor para un examen físico?” El dijo: “Sí, señor”.
23Yo dije: “El doctor se pone el estetoscopio en sus oídos, y lo pone sobre su corazón, para ver si su corazón está latiendo bien; y le hace un electrocardiograma, y luego le mide la presión arterial, le ordena un examen de orina, y demás, usa instrumentos para darse cuenta de su condición física. Ahora, de la manera que él hace eso, él mira en un–un libro aquí, en el cual los especialistas de estos diferentes tópicos escriben: ‘Si esto sucede, esto es lo que está mal’”.
24Y yo dije: “Ahora, el único estetoscopio que yo tengo, es la Biblia, ¿ve?, para el alma”. Y yo dije: “Yo le voy a dar a Ud. el examen”. Yo dije: “San Juan 5:24 dice: ‘El que oye Mis Palabras’”. Yo dije: “Eso no es sólo sentarse y escucharla; eso es recibirla, ¿ve?, recibirla; Ud. la cree. Algo dentro de Ud. le dice que está correcto. Ud. la ha aceptado, Ud. la cree, es suya. ‘El que oye’, ya es suya, ‘Mis Palabras, y cree en el que me envió...’ ¿Cree Ud. eso?” El dijo: “Yo lo creo”.
25Yo dije: “Entonces yo le diré a Ud. lo que el Doctor en Jefe dijo: ‘El ha pasado de muerte a Vida, y no vendrá a condenación o juicio’”. Yo dije: “Hasta donde yo sé, de acuerdo a los Libros, Ud. ha pasado el examen”.
26Ese anciano, de casi cien años de edad, no uno que “acostumbra ir a la iglesia” en lo absoluto; sino que la primera vez que esa Luz iluminó su camino, él la recibió. ¿Ven esa simiente predestinada allí? Sí, señor. ¿Ven?, tan pronto como la Luz la toca, viene inmediatamente a Vida.
27Ahora, yo sé que hoy está caluroso, y me es duro llamarlos a Uds. para que se reúnan para un servicio en donde están apiñados de esta manera. Pero sin embargo yo–yo pensé, por la gracia de Dios, que yo tendría otro servicio antes que tuviera que dejarlos a todos Uds. por una corta temporada; confío que así sea.
28Y tengo ahora que salir mañana en la noche, para Chicago, para empezar el miércoles. Yo pensé llegar allá un poquito antes, si fuera posible, y descansar un poquito antes de empezar una serie de servicios. Y creo yo que ellos lo tienen... Aquí, yo lo estaba mirando aquí. Está–está anunciado allá. Se llama el Marengo área, sí. [Alguien dice: “Marigold”–Ed.]. Marigold, Marigold, sí, área, arena. Arena Marigold es en donde se llevará a cabo, empezando el miércoles en la noche, hasta el domingo. Y los Hombres de Negocio del Evangelio Completo tienen también un desayuno, el–el sábado en la mañana. Y yo no sé exactamente en dónde ellos lo tienen anunciado que será. No. Luego el sábado en la noche será en el Lane Tech; yo veo aquí que– que está anunciado.
29Ahora, si Uds. están en los alrededores de esa área, o allá, va a ser un servicio, sólo un servicio regular evangélico como el que nosotros tenemos en cualquier ocasión. La mayoría de los mensajes serán basados principalmente sobre algo que ha sido enseñado aquí, porque aquí es en donde nosotros hacemos nuestras cintas, ¿ven Uds.? Allá ellos pueden discutir. Pero si ellos obtienen cintas hechas aquí, eso depende de ellos si ellos quieren escuchar cualquier cinta. Provienen directamente de aquí; este es nuestro propio púlpito.
30Así que allá, por lo general yo trato de tocar sobre algo no muy profundo, porque muchos de ellos no son muy profundos en experiencia y los que llegan allí. Pero aquí yo siento que tengo derecho de decir lo que Dios ponga en mi corazón, decirlo desde aquí. Así que todas nuestras cintas son hechas aquí. ¿Ven? Y ellos están allá en el cuarto ahorita; Uds. pueden ver sus cabezas por encima del vidrio opaco allá, en donde están sentados con sus grabadoras.
31Ahora, y si Uds. quieren ir a la reunión, estaremos muy felices de tenerlos allá. Si Uds. llegan allá, y no saben exactamente adónde ir, bueno, sólo pónganse en contacto con cualquiera de la gente del Evangelio Completo, o–o con el Hermano Carlson, y él–él les dirá que eso es... El puede informarlos, o la Iglesia Filadelfia, o cualquiera de ellos, ellos les pueden decir a Uds. exactamente cómo llegar al lugar.
32Luego regreso el próximo lunes en la noche, no sé la hora precisa, tarde o noche. Y el martes regresamos a Arizona para–para poner a los niños en la escuela, y demás. Y luego yo no sé exactamente cuándo voy a regresar otra vez, porque el Señor... yo quiero que El me guíe exactamente en lo que tengo qué hacer.
33Una cosa muy extraña sucedió. Más vale que yo... Yo sé que esto está grabándose, y más vale que lo diga aquí. Y mientras las visiones y la dirección del Espíritu Santo se están moviendo, me gusta obrar exactamente mientras se están moviendo. Eso es... Ahora, este último año ha sido uno, ha sido uno de los tiempos con más visiones que yo alguna vez haya tenido en todo mi ministerio, ha sido este último año, de cosas que han ocurrido, que Uds. hermanos saben que fueron predichas antes que sucedieran, y sucedieron exactamente de la manera que se–se dijo.
34Ahora, regresamos aquí, para–para visitar. El clima en este lugar, a mí ciertamente no me gusta, porque yo soy... Sencillamente me enferma tan pronto como llego aquí. Y yo sólo... yo puedo cruzar lo alto de las montañas allá arriba y bajar a este valle, y estoy aquí como por unos diez minutos y me da urticaria, me enfermo. El clima me da vértigo, todo se mira tétrico, oscuro, y yo–yo sencillamente tengo que salir de ello. ¿Ven? Y el otro día yo le estaba hablando a mi esposa....
35Pero lo que me trae, primero, lo que me trae aquí, son Uds. hermanos, ¿ven?, esta iglesia. Yo les digo a Uds.: de todos los lugares adonde he ido en mi vida, este es mi lugar favorito para venir y predicar el Evangelio. Y parece que nosotros podemos hacer una cinta de aquí que es diez veces mejor que la de alguna otra parte. ¿Ven? ¿Ven?, esa es la razón que yo digo: “En donde Dios está haciendo algo, entonces quédese allí con eso”. Pero yo pienso, que donde estuvo el gran error fue que fallé de salir la primera vez cuando El me llamó, y por lo tanto El lo hace algo difícil para mí cuando yo vengo. La obediencia es mejor que el sacrificio.
36Y entonces yo estaré viniendo y yendo todo el tiempo, predicando en el tabernáculo. Y Uds. hermanos que son de fuera de la ciudad, serán notificados. Billy Paul estará aquí, aquí en la oficina, y–y pueden comunicarse con él en cualquier momento. Y estaremos regresando aquí, tenien-... Y luego las Siete Trompetas siguen inmediatamente, si es la voluntad del Señor; las Siete Ultimas Plagas, y las Copas, y demás, cuando podamos, y quizás tengamos un clima un poco más fresco, o algo, como sea que el Señor dirija.
37Y ahora, el otro día, cuando llegué, yo... hubo una pregunta que salió respecto a algo, respecto a alguien que me había dado un–un cheque, y decía: “personal”, sólo para mí, y para mi únicamente, con “impuestos pagados, gratuito”, y todo lo demás. Bueno, fuimos, y Billy sabía que yo como que tenía necesidad de ese cheque. Y yo....
38El fue y le preguntó a los abogados si podíamos cobrarlo. El dijo: “Bueno, él es un ciudadano Americano, ¿por qué no puede él cobrarlo? ¿Ven?, dice que es con ‘impuestos pagados’, y todo lo demás, ‘gratuito’. Cualquier ciudadano puede hacer eso”.
39Así que entonces él no podía estar satisfecho con eso (Billy), así que él fue adonde el contador público. El dijo: “Bueno, ciertamente que él puede cobrar eso”. Dijo: “El es un ciudadano de los Estados Unidos”.
40Así que, bueno, él no pudo quedarse satisfecho con eso, así que él le llamó a Merle Miller; ese es el director de la–la Asociación de impuestos allá en Indianápolis, eran nuestros abogados, y así que... Ice y Miller. Así que, “seguro que está bien. ¿Ve? Seguro que él puede tomar ese cheque. Es–es–es hecho a favor de él, ‘únicamente puede ser endosado por él’”. Yo era el único que podía endosarlo, y demás, y no podía ser estampado con nuestro....
41¿Ven?, yo no cobro ningún cheque. Eso es por lo que ellos me agarraron la otra ocasión. Alguien traía un montón de cheques, y decía: “Tome, Hermano Branham”, en la reunión. Yo firmaba: “William Branham, William Branham”. Bueno, el gobierno estaba encargándose de todo eso, todo el tiempo. Y yo los estaba firmando para mí mismo y estaba pagando las deudas allá, pero ellos dijeron que debía impuestos de todo eso, que no se habían pagado, de todas maneras; trescientos mil dólares. Así que–así que entonces allí fue en donde vino el pleito.
42Así que entonces tan pronto como yo metí ese cheque, ¡zas!, ahí vino el agente de nuevo y dijo: “Volveremos a abrirle el caso a él ahora”. Así que lo hizo un poco difícil.
43Y el Hermano Lee Vayle sentado aquí (me imagino que está bien decirlo), nosotros sólo... El había venido, y este fino erudito Bautista aquí había... yo lo bauticé a él en el Nombre de Jesucristo, aquí en el bautisterio el otro día, al Hermano Lee Vayle. Y así que él es realmente un hombre fino, un hermano en Cristo. El nos ha predicado aquí antes, y es muy educado intelectualmente, y aparte de eso, es un hombre guiado por el Espíritu. Cuando la Luz lo iluminó, él dijo que intentó de apartarse, pero sencillamente no pudo hacerlo, así que yo lo bauticé aquí mismo la otra mañana. No pudo soportar más tiempo, así que vinimos aquí y nos pusimos nuestra ropa y entramos, y fue bautizado en el Nombre de Jesucristo.
44Bueno, yo pensé, siendo que él había tomado ese fino alimento espiritual, quizás para hablar un poquitito, tomaríamos un poco de alimento natural. Así que fuimos al “Verraco Azul” y nos sentamos, estábamos platicando, y salió el tema de: “¿Cómo permite Ud. que la gente hable de Ud. de esa manera?”
45Ahora, el Hermano Vayle es uno de los hombres más finos que yo alguna vez haya conocido, pero él es un poco “rápido con el gatillo”, yo siempre le he dicho, como Uds. saben. Y así que él, así que yo dije... Yo espero que esté bien eso, Hermano Vayle. Así que él... Yo dije: “No se enoje tan rápido. Estése quieto. Dios es el que lo está haciendo”.
46El dijo: “Pudiera estar bien para Ud.”, él dijo. El dijo... Pero, bueno, él– él... Yo creo que él–él es tan inteligente, que eso es con lo que él se está encontrando: esas personas inteligentes e intelectuales; así que él sabe muy bien cómo contestarles, y ellos no tienen lugar en dónde pararse. Eso es todo.
47Así que yo dije: “Mire, Hermano Vayle”. Estábamos sentados en el “Verraco Azul”. Yo dije: “Un día, David, después de ser echado del trono por su propio hijo, destronado, un amotinamiento, Israel dividido, y David quitado del trono por su propio hijo, e iba saliendo de la ciudad, llorando. Y un hombre que no le gustaba su mensaje del último día, ¿saben Uds.?, a él no le importaba él; un hombrecito, algo inválido, yendo allí, haciendo burla de él, y él escupió a David. Y ese guarda sacó la espada, dijo: ‘¿Permitiré que la cabeza de ese perro se quede en él, el que escupió a mi rey?’ David dijo: ‘Déjalo en paz. El Señor le dijo que hiciera eso’. ¿Ven? Lo escupió; haciendo burla de él, y luego lo escupió a él. Dijo: ‘El Señor le dijo que hiciera eso’”. Bueno, nosotros sabemos la historia, cómo regresó. El Hermano Vayle pensó que se necesitó muchísima gracia para hacer eso.
48Así que en cuanto regresé y entré en la oficina, el contador público llamó a Billy Paul y le dijo tocante a esto. Así que el Hermano Vayle se fue conmigo a la casa. Cuando entré, le había dicho a mi esposa... Ya como en la tarde, no sé la hora precisa. Entramos en la habitación. Yo dije: “Yo tengo algo que decirte, cariño”.
49Apenas habíamos estado platicando antes que me fuera. Ella dijo: “Bill, yo sé que Dios te envió allá (todos sabemos eso), pero El nunca te dijo que regresaras”. Dijo: “Bueno, eso es tocante a lo que yo estoy preocupada”.
50Yo dije: “Bueno, yo pienso que es por ti y los niños. No importa en cuanto a mí. Yo le voy a servir, Dios mediante, adondequiera que yo vaya”. Y así que me regresé y le dije tocante al asunto. Así que me di la vuelta, y guardé mi sombrero.
51Y alguien dijo algo como: “¡Oh, ese recaudador de impuestos! Deberíamos salir...” Como que dijeron algo muy fuerte de esa manera.
52Sin pensar de lo que yo le había dicho al Hermano Vayle, yo dije: “Déjalo en paz. Quizás el Señor le dijo que hiciera eso”.
53No acabé de decir eso, cuando una Luz iluminó la pared y escribió a lo largo allí, el Hermano Vayle y mi esposa sentados allí: “Regresa a Arizona”. Escribió palabras a lo largo de la pared: “Regresa a Arizona”. Correcto. Así que, ahí voy, amén, de regreso a Arizona.
54Ahora, esta semana ha sido una semana de grandes bendiciones. Tuvimos entrevistas privadas esta semana, con personas que habían estado esperando desde los Siete Sellos. Y no lo dudo que algunos de ellos, por supuesto, fueron llamados de afuera de la ciudad, y por toda la nación. Pero una mañana antes que empezaran las entrevistas, sentado en el cuarto, el Espíritu Santo me permitió escribir exactamente todo lo que ellos sabían, todo lo que ellos querían preguntar, colocar las preguntas exactamente de la manera que ellos querían, y decirles sus sueños e interpretaciones antes que aun ellos me los dijeran.
55Ahora, las personas que estaban en el cuarto, están aquí. Y yo les permitía hablar. Ellos decían: “Bueno, Hermano Branham, yo vine por esto y lo otro”.
56Yo dije: “Mire, recuerde: nosotros nos hemos reunido aquí no para tener compañerismo. No hemos venido aquí para tener compañerismo uno con el otro. Hay una pregunta que Ud. tiene en su mente, en su corazón, con la que– que Ud. ha tropezado y no sabe qué es. Y quizás yo sea capaz, por medio de la ayuda de Dios, de contestársela”.
57Yo dije: “Recuerde: la reina del Sur también tenía algunas preguntas, cuando ella vino a Salomón. Y la Biblia dice que no hubo nada que le reveló, o mejor dicho, no hubo nada escondido, que Salomón no le pudo contestar a ella”. Y yo dije: “Uno más grande que Salomón está aquí. ¿Ve? Correcto. El Señor Jesús prometió: ‘Donde están dos o tres congregados en Mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos. Y cualquier cosa que ellos piensen, o deseen, y–y pidieren, se les dará a ellos’. Y ahora su pregunta es algo de lo cual Ud. no sabe al respecto, algo que Ud. no sabe cómo abordarla, algo que Ud. no sabe qué hacer al respecto”.
58Y yo dije: “Y otra vez, la Escritura dice esto, que “los Angeles de Dios acampan alrededor de los que le temen’, en otro mundo en donde los cinco sentidos no lo declaran”.
59Los cinco sentidos únicamente tienen contacto con este mundo. Si Uds. no tuvieran tacto, no pudieran sentir nada. El sentir no sería nada para Uds.; eso sería otro mundo. Si Uds. no tuvieran vista, lo que Uds. mirarían sería otro mundo, Uds. no sabrían nada al respecto. Así que estos cinco sentidos es la única cosa que Dios nos permitió tener.
60Ahora hay otro llamado “fe”. Pero por fe Uds. suben una escalera, y finalmente Uds. pueden llegar tan alto al grado que entran en otro mundo, lo cual es una visión. Allí Uds. pueden ver.
61Lo mismo que si Uds. nunca conocieran qué era lo que estaban sintiendo con su sentido del tacto, nunca lo vieron, y luego sus ojos se abrieran, y Uds. pudieran verlo. Todo eso sería un misterio para esa persona que nunca pudo ver. Sería un misterio para él, pero sin embargo eso es.
62Y allí adentro, el Señor... Antes que llegáramos ahí, personas de todo el país, de dondequiera, del norte, sur, oeste, vinieron para estas entrevistas. Y tan pronto como ellas terminaban de hablar, exactamente las preguntas que ellas preguntaban, la cosa que ellas preguntaban, yo decía: “Vea aquí”, y tomaba, y había ahí un pedazo de papel con cada pregunta, y colocada exactamente de la manera que ellas las preguntaron, las iban a preguntar, sus respuestas estaban escritas aquí a la pregunta justamente de la manera que fue contestada. El Señor es maravilloso. El sabe todas las cosas. Pero, sin embargo, me tomó como tres días para recuperarme de esa tarde, lo que sucedió, una cosa tan agotadora. Y bueno, yo pensé llevarla a cabo, antes que partiéramos.
63Y esa es la manera correcta, la verdadera manera de... para lidiar con individuos.
64Ahora, hay cosas que pueden decirse, y si la gente está aquí, que sabe que los secretos de los corazones fueron revelados, que absolutamente... sería horrible; causaría crímenes, causaría que alguien le disparara a otro matándolo, o algo, si eso fuera revelado aquí mismo en la plataforma de esa manera, en público, delante del público. Causaría delitos de penitenciaría, y todo lo demás, que....
65Pero cuando uno está sentado con otro de esa manera, sólo Uds. dos, el Espíritu Santo... Pero entendemos esto, que lo que ellos me preguntan es privado. Yo no digo nada al respecto. Y lo que les digo a ellos, depende de ellos si quieren decirlo o no. ¿Ven? Pero es para que se sepa entre nosotros, en la entrevista. Eso es tomando a la persona, una a la vez, y sentarse allí hasta que todo esté completamente resuelto por el Espíritu Santo, ¿ven?
66Y luego pensar de la gracia del Espíritu Santo diciéndome todo al respecto, de cada uno, toda una fila de ellos, antes que aun llegaran ahí; de todo el país, viniendo, gente que yo nunca había visto en mi vida. Y todavía escribirlo para que ellos supieran, sólo era una rutina de acuerdo a las preguntas de la manera que ellos las contestarían.
67Un hermano tenía preguntas sobre la simiente de la serpiente, que yo no alcancé a contestarlas exactamente, debido a que su media hora había terminado. Yo espero que él lo entendió bien, las respuestas sobre eso, en el papel. Yo... El las tenía escritas, y no alcanzó todas sus respuestas, así que yo le di lo que había escrito, las respuestas en un pedazo de papel. Si él no lo tiene, Billy Paul lo tiene. Yo sé que el hombre está sentado aquí; lo acabo de mirar hace unos cuantos momentos. Así que si él–él quiere encontrar eso, está escrito en un pedazo de papel, las respuestas a su pregunta.
68Ahora, ¡oh, cuán bueno es el Señor! Yo espero que todos se estén sintiendo bien.
69Y ahora recordemos (y ahora cuando ore por estos pañuelos), recordemos al Hermano Dauch. El es un hermano precioso, y queremos recordarlo en oración.
70Y yo–yo veo al Hermano Ungren, pero yo–yo no puedo ver a la Hermana Ungren en ninguna parte, si es que ella está bien ahora. Sí, la veo sentada a una cierta distancia de él. Seguro. Sí. Estoy contento. Porque nos llamaron la otra noche en una... un caso de emergencia de ella y de su hija, la Hermana... yo... Downing, Downing. Se salieron del camino, y sólo fue la gracia de Dios, o ambas hubieran sido hechas pedazos allí mismo. Y se vinieron directamente a la iglesia; abordaron un tren y se vinieron.
71Yo nunca los olvidaré a todos Uds. Yo los amo. Dios sabe eso. Yo–yo los amo. ¡Cómo Uds. vienen cruzando el país a través de un clima peligroso!
72Cuando miro a algunos hermanos aquí de Georgia, y de Alabama, y de diferentes lugares, y de Tennessee, y de todas partes, que conducen sus automóviles por la carretera cubierta de hielo, resbalándose, y viniendo y yéndose de esa manera, para venir aquí a un solo servicio.
73Cuando recibí esa llamada de emergencia para ir adonde el Hermano Dauch el otro día, yo no me había dado cuenta que Lima, Ohio estaba tan lejos. Sólo... Yo pensé que estaba a un brinquito. Pero, ¡hermanos!, yo salí de aquí muy temprano esa mañana, y no llegué allá hasta la una de esa tarde, conduciendo a lo que–lo que el límite de la velocidad permitía, y en el autopista de doble carril. Y pienso de cuán cerca está eso, en comparación a los lugares de muy allá en el sur de donde estos otros hermanos vienen, de muy allá del norte, y del oeste, de donde ellos vienen.
74Yo los amo, y esa es la razón que yo trato de ser lo más sincero aquí.
75¡Y los de antaño! Yo veo al Hermano Creech y a ellos sentados allá atrás ahora, y los que han estado conmigo todos estos años y cosas, y cómo hemos crecido juntos. Yo estaba mirando la fotografía de Mary Jo, creo que fue hace unas dos noches. Sólo era una niñita cuando primero nos conocimos, y ahora ella está casada, me imagino, y tiene niños. El Hermano Creech y la Hermana Creech, jóvenes, cabello negro, y Meda y yo, y aquí estamos canosos y encorvados. ¿Ven?, hay algo respecto a gente como ésa, que–que lo captura a uno. ¿Ven? Uno–uno–uno quiere estar con ellos. ¿Ven? Hay una u otra cosa que–que siempre lo hace a uno recordar. Sólo los estoy dando a ellos como ejemplos para otros que están aquí. Jóvenes y ancianos, esperamos con anticipación la Venida del Señor.
76Así que esta mañana yo lo he puesto... Dios, creo yo, lo puso en mi corazón el enseñar una lección de escuela dominical aquí en esta mañana, si es la voluntad de Dios, por un rato bastante largo. Yo... Y yo... Este siendo mi último servicio por un tiempecito, hasta donde yo sé, el...
77Y yo quiero que recuerden que el Hermano Neville aquí, se queda en la iglesia a cargo de este tabernáculo, bajo el Espíritu Santo, que él se queda aquí, y él cree este Mensaje y lo enseña igual que yo lo hago. Correcto. Y en cualquier momento que Uds. quieran, pueden venir a oír al Hermano Neville; ciertamente él les será de beneficio, yo estoy seguro. El es un gran siervo de Jesucristo.
78Yo conozco a Orman Neville desde que yo era un muchacho, y él no ha cambiado una pizca, únicamente que se ha acercado más a Dios. Yo recuerdo cuando primero lo vi en un... Me invitó a su plataforma Metodista. Y cuando regresé aquí al tabernáculo, yo dije: “Algún día yo lo bautizaré en el Nombre de Jesucristo”. Y aquí está él con el Mensaje ahora, continuando, un real siervo valiente.
79Y el Hermano Neville pasa por muchas tensiones y quebrantos, que él no lo demuestra aquí en el tabernáculo. Pero siendo que el Señor me permite mirar un poquito dentro de la vida de las personas, yo sé por lo que él pasa, mucho de ello, ¿ven? Y él ciertamente pasa bajo mucho esfuerzo y tensiones, y cosas. Y Uds.–Uds. hermanos aquí, sosténgalo como Josué y Caleb sostuvieron las manos de Moisés, mientras él trae la Palabra.
80Amense unos a los otros por encima de todo. Amense unos a los otros. No... ¡No importa lo que el diablo trate de decir! Miren, todos Uds. son un gran grupo amoroso ahorita, pero recuerden mi advertencia, ¿ven?, Satanás no permitirá que se queden de esa manera. No, señor. El disparará todo, aun si él tiene que traer a alguien para hacerlo su instrumento. El traerá a algún crítico o a un incrédulo, y lo hará que se siente y tenga compañerismo con Uds. bajo la quietud y cosas, y luego él le inyectará a ese hombre alguna clase de cosa venenosa, y él empezará por toda la iglesia con eso. No tomen lados con eso. No tengan nada que ver Uds. con algo más. Uds. quédense amorosos y amables y bondadosos unos con los otros. Oren por ese hombre, que él también sea salvo, o esa mujer, o quienquiera que sea, sólo oren por ellos. Y quédense unos con los otros.
81Y quédense con su pastor. ¿Ven?, él es el guía de las ovejas, y Uds. denle sus respetos. El los guiará hasta el fin, porque él está ordenado de Dios para hacerlo.
82Ahora, ¿recordarán Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. El enemigo vendrá. Y cuando él venga, sólo únanse mucho más. Y al que el diablo está usando como un enemigo o saldrá o se quedará y será uno de Uds. Eso es todo.
83Nunca formen “clanes” [“grupos”–Trad.] entre Uds.-... o–o hablen y se hagan Uds. mismos “exclusivistas”. Nosotros somos uno. Yo no pudiera decir: “Mano izquierda, yo estoy–yo estoy enojado contigo, te voy a quitar porque tú no eres una mano derecha”. El es mi mano izquierda. Yo quiero que él se quede ahí. Aun la puntita de mi dedo, yo quiero que se quede ahí mismo; que toda partecita de mi cuerpo se quede ahí mismo. Y Dios quiere que nosotros, como un cuerpo de creyentes, nos quedemos perfectamente muy unidos unos con los otros, muy unidos unos con los otros.
84Y ahora Uds. tienen cintas sobre eso. Uds. tienen cintas sobre lo que nosotros creemos. Uds. tienen cintas sobre la disciplina en la iglesia, cómo nos debemos comportar en la iglesia de Dios, cómo debemos congregarnos y sentarnos juntos aquí en lugares Celestiales. No se queden en casa. Si Dios está en su corazón, Uds. casi no pueden esperar para que se abran esas puertas allá, para entrar aquí y tener compañerismo con sus hermanos. Si Uds. no–no se sienten de esa manera, entonces déjenme decirles, es tiempo que se pongan a orar.
85Porque estamos en los últimos días, en donde la Biblia exalta, o mejor dicho, nos exhorta a–a... “Tanto más, cuando vemos que aquel día se acerca”, a amarnos unos a los otros con amor Cristiano y amor Divino, a congregarnos en lugares Celestiales en–en–en Cristo Jesús, y amarnos unos a los otros. “En esto conocerán todos que sois Mis discípulos, si tuviereis amor los unos por los otros”. Correcto. Quédense muy unidos.
86Si Uds. piensan que el hermano está–está un poco errado, o la hermana, digan: “Señor, no permitas que alguna vez surja en mí la raíz de amargura, porque lo–lo afectará a él, y me sacará completamente a Cristo de mi vida”. Esos ácidos venenosos de malicia y celo y odio, quitarán inmediatamente al Espíritu Santo de Uds. Lo correrán a El de aquí del tabernáculo; matarán al Espíritu de Dios, o lo correrán de aquí; lastimarán a su pastor, harán todo. ¿Ven? No hagan eso.
87Uds. sólo únanse mucho más. Saquen la... Tomen la hebilla, como el hermano testificó, un ministro aquí la otra noche, de tener una hebilla, lo vio en una visión. Sólo... Eso amarra toda la armadura de Dios. Sólo póngansela, apriétensela, acérquense más unos con los otros. Amense unos a los otros de todas maneras. Hablen bien unos de los otros, digan cosas buenas unos de los otros, y entonces Dios los bendecirá.
88Ahora, en esta mañana, si es la voluntad del Señor, con Su ayuda y gracia, yo tengo bastantes preguntas aquí, o Escrituras quise decir. Y ahora antes de abordarlas... Yo creo que oí el golpecito del encendido de las grabadoras allá adentro. Vamos ahora a traer el Mensaje, por la gracia de Dios. Primero, oremos.
89Señor Jesús, hablándole a este cuerpo de la Iglesia, de que ellos deberían mantenerse unidos, la mano inmutable de Dios siendo su absoluto, la Palabra. Advirtiéndolos como Pablo advirtió a su manada, que “entrarán lobos”. Tú eres el mismo Dios hoy en día como lo fuiste en aquel entonces, y ese enemigo es el mismo. Que este compañerismo y este vínculo de amor siempre existan entre este pueblo en Cristo Jesús.
90Ayúdanos esta mañana, Señor, mientras leemos la Palabra. Que el Espíritu Santo nos la revele, para que la Iglesia sea totalmente establecida en “la Fe que ha sido una vez dada a las santos”, para sostenerla. Y que, así como Tú diste la visión hace unos dos años, de “almacenar el Alimento”, legumbres hermosas, saludables que yo vi en la visión, siendo almacenadas aquí en este tabernáculo, que nosotros hoy recibamos todo un barril lleno de Eso. Concédelo, Señor. O una cinta cargada, que nos pueda revelar a Jesucristo en la hora en que vivimos, para darnos fuerza sustentadora, la fuerza espiritual para la obra que está por delante. Concédelo, Padre.
91Bendice a éstos, Tus hijos. Ellos están aquí en esta mañana provenientes de muchas partes diferentes de la nación. Es una mañana calurosa y húmeda, pero sin embargo sentimos la Presencia del Espíritu Santo en todo esto.
92Pensamos de Juan Wesley, y de Calvin, y de Sankey, y de Knox, y de Finney, y de muchos de ésos, que aun sin ventiladores eléctricos, la gente se sentaba en los pasillos, y el sudor le corría por su rostro. Las mujeres, bien cubiertas y vestidas, se sentaban en las audiencias y sudaban hasta que sus vestidos estaban empapados, escuchando la Palabra de Dios, alimentando sus almas. Ahora sentimos, Señor, que ellos están descansando allá en alguna parte, esperando la Venida del Señor.
93Manténnos juntos, Padre. Permite que el Espíritu Santo nos guíe y nos dirija. Danos una vida larga de servicio para Ti. Danos este gran Mensaje en esta mañana que estamos esperando proveniente de Tu Palabra, para que vaya a cada corazón. Haz que los labios que hablan, Señor, hablen Verdad. Haz que el corazón que oye sea fértil para recibir Verdad, y que crezca a ser grandes árboles de Vida Eterna, para ser luces brillantes y epístolas leídas por todos los hombres, para que puedan saber que Jesucristo ha resucitado de entre los muertos y vive entre nosotros. Haznos tan llenos de amor y del fruto del Espíritu, al grado que otros hombres y mujeres, muchachos y muchachas puedan ver los resultados de la Vida de Cristo viviendo todavía en nosotros después de dos mil años del gran evento. Concédelo, Padre, para honrarte a Ti. Lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amén.
94Ahora, yo quiero leer algo de las Escrituras. Y yo confío ahora que Uds. tienen sus lápices y papeles, y todo listo.
95Y, Hermano Neville, Ud. está sentado ahí quieto. Yo voy a quitarme mi saco. Eso es... [El Hermano Neville dice: “Está bien”–Ed.]. Es un... Discúlpeme por quitarme mi saco, pero aquí arriba está–está muy caluroso.
96Ahora yo quiero que Uds. abran en el Libro de Colosenses, el primer capítulo de Colosenses. Y luego mientras leemos esto, empezando con... Yo quiero que Uds., cuando se vayan a casa, que lean todo el capítulo de esto en Colosenses. Pero yo quiero que Uds. lean conmigo esta mañana, del versículo 15 al 29, inclusive.
97Y ahora, sean tan pacientes como puedan, pues siento que en esto aquí, si Dios me ayuda, revelará y traerá a sus mentes todas estas otras cosas que yo he hablado durante todos los días del tabernáculo; por qué yo he dicho lo que he dicho, y por qué yo he hecho lo que yo he hecho. Esto es por qué.
98Ahora del versículo 15: El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles... invisibles; sean tronos... dominios... principados... potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud– habitase toda plenitud,
99Permítanme poner un poquito de énfasis en eso otra vez, este versículo 19: por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Observen adónde se fue esa reconciliación. Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos... sin mancha... irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro. Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en... carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia; de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,
100Y yo quiero leer ese versículo otra vez: el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.
101Ahora, como un texto, yo quiero sacar esto de allí como un texto, basándolo sobre la Biblia entera; pero yo quiero titular esto: “Cristo es el misterio de Dios revelado”. ¡Cristo siendo el misterio de Dios revelado! Ahora, yo lo puse como una lección de escuela dominical, para que así todos pudiéramos leer juntos y–y tener este compañerismo juntos.
102Ahora, el misterio secreto de Dios, El lo tenía antes que empezara el mundo. Ahora, allá en la parte de atrás de la mente de Dios, había algo que El estaba procurando e iba a lograr, y El tenía un motivo en hacerlo, y era con el fin de El mismo expresarse. Porque, al principio, ni siquiera había una luna, una estrella, un átomo, una molécula, o nada; ¡El era Dios! Pero El no era exactamente “Dios” en ese tiempo, porque “Dios” es “un objeto de adoración”, y no había nada para adorarlo a El.
103Así que, en Su gran mente, El quería que estos atributos fueran expresados. Y en El estaba el amor; en El estaba el ser Padre; en El estaba el ser Hijo; en El estaba el ser un Salvador; en El estaba el ser un Sanador. Y todos estos grandes atributos que ya vemos expresados, ellos estaban en Dios.
104Así que, en mi opinión, la primera cosa que El hizo fueron los Angeles. Y luego ellos lo adoraban, y eso lo hizo a El “Dios”. Y El empezó desde allí, como en previos Mensajes yo he tratado de explicarlo, simplificarlo. Y ahora, entonces cuando los Angeles empezaron a adorarlo a El, eso fue antes que aun hubiese una molécula en la tierra. No había nada. Todo era oscuridad. No había sol, ni luna, ni estrellas, ni nada; entonces El era Dios. Como cuando El le preguntó a Job: “¿Dónde estabas tú cuando Yo fundaba el mundo? (¿Ven?) ¿... cuando alababan todas las estrellas del alba, se regocijaban los hijos de Dios? (¿Ven?) Ahora, ¿en dónde estabas tú?” ¿Ven? Eso fue muy allá en el pasado antes de la tierra.
105Ahora, Dios tenía un propósito y un misterio escondido. Y eso es sobre lo que yo quiero hablarle a la Iglesia en esta mañana: el misterio escondido de Dios que El tenía en Su mente antes que aun empezara el mundo, y cómo es que eso mismo se ha desenvuelto por todo allí hasta esta presente hora en la que estamos viviendo. ¿Ven? Uds. entonces entenderán claramente, ¿ven Uds.?, creo yo, lo que se ha estado haciendo.
106El gran misterio de Dios de cómo... Es un secreto. El lo mantuvo en secreto. Nadie sabía nada tocante a ello. Aun los Angeles no lo entendían. ¿Ven?, El no lo reveló. Esa es la razón que bajo nuestro séptimo misterio, cuando fue abierto el séptimo sello, hubo silencio. Jesús, cuando El estuvo en la tierra, ellos querían saber cuándo vendría El. El dijo: “No os... Aun el mismo Hijo no sabe cuándo va a suceder”. ¿Ven?, Dios guarda todo esto para Sí mismo. Es un secreto, y esa es la razón que hubo silencio en el Cielo por espacio de media hora, y siete truenos emitieron sus voces, y a Juan aun se le fue prohibido escribirlo. ¿Ven?, la Venida del Señor. Esa es una cosa que El todavía no ha revelado: de cómo El vendrá, y cuándo El vendrá. Es una cosa buena que El no lo revela. No.
107El lo ha mostrado o lo ha revelado en cada tipo que está en la Biblia. Por lo tanto, la Biblia entera es la revelación del misterio de Dios en Cristo. ¿Ven? La Biblia entera es una expresión de una sola meta que Dios tenía, un solo propósito que El quería lograr en la Biblia entera. Y todos los actos de los–de los creyentes en la Biblia han sido en tipo, una expresión de cuál es la gran meta de Dios. Y ahora en este último día El lo ha revelado y lo muestra. Y con la ayuda de Dios, nosotros lo veremos aquí mismo en esta mañana, lo que el Señor ha tenido en Su mente desde el principio, y lo ha expresado.
108Por lo tanto, Uds. pueden ver el gran significado de lo que ha sido el saber esto, y luego tratar de traérselo al pueblo. ¿Ven? Y luego uno no... Yo no he entrado en detalles para tratar de explicarlo cómo Dios me lo ha revelado a mí.
109Ahora, si Uds. quieren anotar esto. Yo tengo tantos lugares de donde yo quiero leer. Y ahora en–en el Libro de San Lucas, el capítulo 24 de San Lucas, nos damos cuenta que son dos de los apóstoles camino a Emaús. Y Jesús les salió al encuentro, después de Su resurrección, y ellos iban en su–su camino allá a Emaús, yendo por el camino, pensando y hablando, y llorando, por razón de Su–Su muerte, y cómo lo vieron a El sufrir por lo que pensaban ellos que no había razón de ello en lo absoluto; ellos habían tomado a su Señor y lo habían crucificado. Y–y ellos iban por allí, llorando.
110Y El salió del lado del camino y empezó a hablarles tocante a Cristo. El dijo: “¡Oh, insensatos y tardos de corazón para entender! ¿No sabéis que todos los profetas y los Salmos...?” ¿Ven?, ¿qué estaba haciendo El? Identificándose El mismo a estos apóstoles, que todos los profetas, y todos los Salmos, y todo, era El expresado. ¿Ven?
111Y ahora la razón que yo no escogí predicar esta mañana, fue porque yo pensé que al enseñar, lo entenderíamos mejor que sólo tomar un texto y omitir detalles. Simplemente lo enseñaríamos.
112Ahora, El estaba diciendo que todos los Salmos y todos los profetas hablaban de El. Bueno, por–por lo tanto, eso demuestra que todo el Antiguo Testamento, todo el Nuevo Testamento, y todos los Salmos, los cánticos, las alabanzas que fueron cantadas fueron cantadas hablando de El.
113Tome por ejemplo el Salmo 22, y cántenlo, y compárenlo con la mañana de la crucifixión. ¿Ven? “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Todos Mis huesos... ellos me miran. Horadaron Mis pies y Mis manos”. Sin embargo, todas esas cosas allí, ellos cantando ese Salmo allá en el templo, y crucificando a la mismísima Persona. ¿Ven? ¿Ven?, esos grandes líderes religiosos, esos grandes hombres, esos grandes maestros, y sin embargo tan ciegos, que estaban leyendo los profetas y estaban cantando las alabanzas, y cometiendo el crimen que dijeron que ellos harían. ¡La misma cosa está sucediendo esta mañana!
114Ahora escuchen atentamente, porque... Miren, yo ni siquiera voy a poner ninguna atención al reloj. Yo quiero que Uds. entiendan esto. ¿Ven? No me interesa... ¿Ven? [La congregación se regocija y dice: “Amén”–Ed.].
115Así que Uds. pueden ver aquí que básicamente, en el principio, el mismísimo pensamiento que Dios tenía en Su mente, El lo escondió de todos esos eruditos. Y el... Sólo un número, un número selecto predestinado, un pueblo predestinado, fue el único que lo oyó. Y ahora, escudriñen las Escrituras a través de toda la edad de los profetas, y vean si no fue la misma cosa. ¿Ven?
116Ahora, y Jesús aquí los refirió a ellos a los profetas y a los Salmos, El dijo que todos ellos hablaban de El. ¿Ven? Y aquí estos maestros judíos, rabinos, doctores de la ley, profesores, habían hecho exactamente lo mismo que ellos habían hecho antes.
117Ahora fíjense: otra vez, El dijo: “Escudriñad las Escrituras, porque Ellas son las que dan testimonio de Mí”. “Escudriñad las Escrituras”, las Escrituras, las Escrituras enteramente. ¿Qué estoy tratando de hacer? Mostrarles que esta Biblia es la cosa que está correcta.
118El otro día, parado en un cuarto de hospital, hablando... una hermana me había pedido que le explicara tocante a las denominaciones (por qué nosotros estamos–estamos en contra de las denominaciones), a algunas personas denominacionales.
119¿Ven Uds.?, tienen que regresar a la Palabra, porque la Palabra es Dios. ¿Ven? Y Jesús declarando lo mismo aquí, que la Palabra es El. Uds. no pueden hacer que la Escritura se contradiga Ella misma. “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios. ¡Y la Palabra fue hecha carne!” ¿Ven?
120Ahora, aquí El dice: “Escudriñad las Escrituras, Ellas dan testimonio de Mí. A vosotros os parece que en Ellas tenéis la Vida Eterna”, y es eso verdad, “y Ellas son las que dan testimonio de Mí. Y Yo estoy dando testimonio de Ellas. Y si Yo no hago las obras que están prometidas que Yo haría, entonces no me oigan. Mas si Yo hago las obras, y Uds. no pueden creerme a Mí, crean las obras, porque ellas testifican que El es la Palabra”. Oh, parece como que no pudiera ser más claro. ¿Ven? Muy bien. Ahora: “Escudriñad las Escrituras”. El dijo que Moisés y todas las leyes, y demás, y los profetas, y los Salmos, hablaban de El. Y otra vez, El dijo que las Escrituras daban testimonio de El.
121El es el tema principal de toda la Biblia. Si Uds. leen la Biblia, y no ven a Cristo en cada versículo, regresen y léanla otra vez. ¿Ven? Si Uds. no pueden ver a Cristo en cada versículo de la Biblia, entonces Uds. léanla otra vez, porque algo se les ha pasado por alto. La Biblia es Cristo. El es la Palabra. Cuando Uds. leen: “En el principio creó Dios”, allí está Cristo. ¿Ven? Todo... Desde eso, hasta el “amén” en Apocalipsis, cada Palabra está testificando de Jesucristo.
122Esa es la razón que estos libros añadidos que ellos llaman: “el Segundo Libro de Daniel, y el–el Libro de los Macabeos y el Purgatorio de Agges”, y cosas como ésas, ¿ven?, no se habla de ellos en la Escritura. ¿Ven? No cuadra con el resto de Ella. No hay lugar en dónde colocar el purgatorio allí. No hay lugar en dónde colocar la intercesión de los santos, y cosas. No hay lugar allí para eso. No hay lugar para una denominación. No hay lugar para–para credos fuera de Ella, de la Biblia. ¿Ven? Así que cuando Uds. ven esas cosas, ellos– ellos sencillamente no entran en el cuadro. Y esa es la razón que la gente que ha añadido ésos, tienen su–su–su rompecabezas todo mezclado. ¿Ven? Ellos no pueden colocarlo correctamente, “¡el mismo ayer, hoy, y por los siglos!”
123Pero, si la cosa es armada correctamente, allí está el cuadro completo de la caída y de la regeneración. Todo el cuadro de la creación, y todo el plan de Dios revelado allí mismo en Jesucristo. ¡Amén! Ese es todo el cuadro puesto junto, toda hendidurita y rinconcito. Es igual que... Ahora, yo no digo esto para ser sacrílego, pero es igual que armar un rompecabezas.
124Por esa razón nosotros tenemos cuadros hoy en día que se miran horribles. Dicen: “Nosotros somos creyentes”, y la vaca está comiendo pasto arriba del árbol. No funciona. Eso es cuando dicen: “Sí, El es en toda manera, pero sólo en una cierta... El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, en todo, con excepción de una cierta cosa”. ¿Ven? Entonces Uds. arruinan su cuadro.
125¡La Biblia dice que El es el mismo! En San Juan 5, o mejor dicho, San Juan 14:12, El dijo: “El”, él, cualquiera, “el que en Mí cree, las obras que Yo hago, él las hará también”. “Bueno, eso fue para otra edad”.
126Allí tienen su cuadro mal otra vez. Uds. tienen a un hombre pescando peces allá en el desierto, en un montón de arena caliente en donde no hay peces. ¿Ven? ¿Ven?, Uds. tienen que traerlo de nuevo adonde él está pescando en Galilea, en donde hay abundancia de peces, ¿ven Uds.? ¿Ven?
127Uds.–Uds. tienen que hacer que el cuadro se mire bien. Es el gran cuadro de Dios. Y únicamente hay una sola manera que Uds. lo verán, eso es cuando Uds. ven a Jesucristo. Ahí está la Biblia completa; El es el tema principal de la Biblia.
128Ahora Uds. se dan cuenta que de cualquiera de estos lugares aquí, uno pudiera tomar un texto, y sencillamente es difícil para un predicador mantenerse callado. Parece que él quisiera seguir con ello, pero uno tiene que regresar a lo que estamos enseñando.
129El es el tema principal de la Biblia. El estaba en los profetas. El estaba en los Salmos. El estaba en la historia de la Biblia. La Biblia es un Libro profético; es un Libro histórico; es un Libro de amor; es un Libro de–de cantos; es un Libro de Vida. Y allí adentro Uds. encuentran a Cristo. El estaba en los profetas. El estaba en los Salmos. El estaba en la historia. Y El también está en la Biblia, las cosas que han de venir. Así que, El era lo de antes y hasta lo de después. ¿Qué es lo que lo hace entonces a El? “El mismo ayer, hoy, y por los siglos”.
130Y si Uds. inyectan algo allí, que no lo hace a El “el mismo ayer, hoy, y por los siglos”, Hermano Lee, ¿adónde los lleva? Uds. tienen un cuadro horrible allí. Pues El era la historia, ¿ven?, y El es el Profeta; El es los Salmos; El es todo. Y si Uds. no pueden hacerlo a El “todo”, y “el mismo”, ¿en dónde... a qué se asemeja su cuadro? ¿Lo ven? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien.
131¡El es la cosa! El era los profetas; El estaba en ellos. El estaba en los Salmos. El estaba en la historia, y El es las cosas por venir: “El mismo ayer, hoy, y por los siglos”, Hebreos 13:8, si Uds. las están anotando. El entonces debería ser, El debería ser el principal... Si eso es lo que El es, y nosotros lo creemos, ¿no es así? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Entonces, si El es eso, entonces El debería ser el tema principal de nuestro hablar, de nuestro pensar, de nuestro cantar, de nuestro caminar. [“Amén”]. El debería ser el tema principal de nuestra vida. Si El es el tema principal de la Biblia, y la Biblia está en nosotros, entonces El debería ser el tema principal de todo lo que nosotros hacemos, decimos, o pensamos; debería ser Cristo. ¿Es correcto eso? [“Amén”]. Muy bien.
132Puesto que pensamos esto, puesto que El ha sido hecho–hecho la Cabeza de “todas las cosas” para nosotros (aquí en los Colosenses así lo dice)... El es la Cabeza de “todas las cosas” para nosotros. Pues El fue hecho para nosotros, lo cual, nosotros somos considerados “todas las cosas”. Uds. dicen: “¿Qué de los pecadores?” El fue hecho para ser el Juez del pecador, si es que él no lo acepta. El fue hecho la gloria para el creyente el cual sí lo acepta. Así que allí, “cosas”, “todas las cosas fueron hechas por El y para El”.
133Y se necesita la noche, para expresar la gloria del día. Se necesita el vaso de deshonra, para expresar el–el amor y el cuidado para el vaso de honra. Se necesita una mujer mala que usa ropa inmoral y–y vende su moral, para expresar la virtud de una genuina dama decente. ¿Ven? Se necesita un hombre deshonesto y ladrón, para expresar la genuidad de un verdadero creyente, un verdadero Cristiano. Se necesita al hipócrita, para mostrar al creyente, lo que él es.
134Así que, “todas las cosas fueron hechas por El”. Y siendo que El fue hecho todas las cosas... hecho para todos nosotros, todas las cosas fueron hechas para... por El, entonces, siendo que eso es verdad, deberíamos hacer que nuestra identificación (debería ser) ser con El. Nosotros mismos deberíamos estar identificados con El, porque El mismo se ha identificado con nosotros. Nosotros deberíamos estar identificados con El. ¿Cómo? Viviendo por El; no sólo una confesión.
135Mucha gente toma una confesión, dice... Yo digo que ha llegado ahora a este punto: “¿Es Ud. un Cristiano?” “Yo soy Metodista”. Bueno, eso está muy lejos de ser... dándose Ud. mismo a conocer como un Cristiano. Bueno, mire lo que hacen los Metodistas. “Yo soy Bautista”. Mire lo que hacen los Bautistas. “Yo soy Católico”. Mire lo que ellos hacen. ¿Ve?
136Pero la única manera que Uds. de hecho pueden ser un Cristiano, es que Cristo mismo se identifique en Uds. ¡Cómo nos hace eso que nos dé una punzada! Yo espero que a todos en la cinta les haga eso también. ¿Ve? ¿Ve? ¿Ve? Ud. dice: “Yo soy Pentecostal”. Eso no significa nada.
137Es Cristo identificado en Ud. Eso es cuando El lo ha reconocido a Ud. Dice: “Yo hablé en lenguas”. Los demonios también hablan.
138“Yo grité”. Los Mahometanos, Budistas, y todos, gritan. Los indios dan alaridos en la danza de la serpiente. ¿Ve? Seguro. Todos ellos lo hacen. Cultos, clanes, y todo lo demás, dan alaridos y dan de gritos. Ellos dan de gritos y gritan en un juego de béisbol.
139Pero cuando Cristo es identificado en Uds., El mismo identificándose, entonces Uds. son como Cristo. Lo cual, la palabra “Cristiano” significa ser “como Cristo”. Allí está su identificación. Muy bien. Ahora, y puesto que El es nuestra identificación, entonces nosotros deberíamos estar identificados con El, viviendo por El.
140Fíjense: Dios ha tenido un triple propósito en este gran misterio secreto. Dios, en Su gran misterio secreto que El tenía desde antes que el mundo empezara, El tiene un triple propósito en ello. Y ahora, sobre lo que queremos hablar en esta mañana, es: ¿cuál es ese triple propósito? ¿Ven? Ahora, yo creo que con la ayuda de–de Dios, quien está presente, y... El–El nos lo mostrará. Ahora, si El tenía este triple propósito, nosotros queremos darnos cuenta cuál es este triple propósito.
141La primera cosa fue que Dios mismo quería revelarse a la gente.
142El no podía hacerlo como el gran Jehová Dios quien cubría todo espacio, tiempo, y Eternidad. El no podía. El es muy grande para que alguna vez se revelara a individuos, porque sería muy misterioso. ¡Cómo pudiera ese gran Ser que nunca empezó... que después que Uds. pasaran más allá del ciclo de cientos de billones y trillones y trillones de años luz, y hasta allá a lo infinito, a la Eternidad, y hay una gran Criatura que era todo eso, y todavía es!
143Pero lo que El quería hacer, El amó la paternidad, pues El era un Padre. Y de la única manera que El podía expresarlo, era llegar a ser un Hijo del Hombre. Esa es la razón que Jesús continuaba diciendo: “El Hijo del Hombre”. ¿Ven?, ellos no sabían de lo que El estaba hablando, muchos de ellos. Pero, ¿lo entienden ahora? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¿Ven? El mismo quería expresarse. Ese fue Su... uno de Sus tres grandes propósitos: fue de El mismo expresarse, El mismo identificarse con seres humanos, para El mismo revelarse en Cristo.
144En segundo lugar: tener la preeminencia en Su Cuerpo de creyentes, el cual es Su Novia, para que El pudiera vivir en individuos.
145Ahora, El podía hacer eso en Adán y Eva, pero el pecado los separó, así que ahora tenía que haber alguna manera de regresarlos de nuevo. ¡Oh, hermanos! Oh, miren, esto–esto es rico para mí, aun el sólo pensar de ello. ¿Ven? ¿Ven cuál fue el propósito de Dios? Ahora, ¿por qué El no guardó sencillamente a Adán y a Eva de esa manera? Entonces El nunca hubiera sido capaz de expresar Su plenitud, Su atributo en plenitud. Porque El pudiera haber sido un Padre allá, eso es verdad, pero El también es un Salvador. Uds. dicen: “¿Cómo sabe Ud. que El lo era?” El es, porque yo he tenido la experiencia. ¿Ven? ¿Ven? El es un Salvador, y El tenía que expresar eso. Y ¿cómo podía El hacerlo? Unicamente por medio de Cristo. ¿Cómo podía ser El un Hijo? Unicamente por medio de Cristo. ¿Cómo podía ser El un Sanador? Unicamente por medio de Cristo. ¿Ven?, todas las cosas se reúnen en esa sola Persona: Jesucristo. ¡Oh, hermanos!
146Cuando yo pienso de ello, yo–yo sólo veo las denominaciones pasar de la escena, y todo lo demás sólo desvanecerse, ¿ven?, cuando yo veo el gran propósito de Dios. El mismo revelándose; y teniendo, primero, que revelarse El mismo en Cristo: “la plenitud de la Deidad corporalmente”; y luego, traer esa “plenitud de la Deidad corporalmente” dentro de un pueblo en el cual El pueda tener la preeminencia, la supervisión, el liderazgo.
147La otra–otra noche, si Uds. no obtuvieron la cinta, yo prediqué aquí una noche sobre: “Un prisionero de Jesucristo”. ¡Pablo, un prisionero! ¿Ven? Cuando Dios logra que Ud. sea Su prisionero, entonces Ud. no puede hacer nada sino lo que el Espíritu le dice que haga. Pablo, con toda su gran intelectualidad, él enseñó... él fue enseñado por Gamaliel para algún día llegar a ser un gran sacerdote o rabí. Y él tenía ambiciones elevadas. El era intelectualmente un gran hombre, una gran autoridad, un gran hombre en la nación. Pero él tuvo que sacrificar toditito eso, ¿ven?, para llegar a ser parte de la Palabra, para expresar a Jesucristo. El sabía lo que era decir....
148El tenía la intención de ir a algún lugar, algunos hermanos lo habían llamado, pero a él le fue prohibido por el Espíritu hacer su propia voluntad. ¡Oh, si–si la gente aun espiritualmente a medias pudiera captar eso! ¿Ven? A él le fue prohibido hacer su propia voluntad. El únicamente podía hacer... “El Espíritu me prohibió”. ¿Ven? El era un prisionero de Cristo.
149Entonces un día esa adivina, quien él sabía, Pablo sabía que él tenía poder para echar fuera ese demonio, pero él únicamente lo podía hacer si Dios lo permitía. Día tras día ella lo seguía, clamando detrás de él. Pero un día el Espíritu le dio permiso. Entonces él la reprendió, al espíritu que estaba en ella. ¿Ven? El sabía lo que era ser un prisionero.
150Moisés, su intelectualidad, él tuvo que perderla con el fin de encontrar a Cristo, para ser un prisionero. Entonces cuando Dios le sacó todo el mundo de él, y todo lo de el hombre poderoso que él era, y parado en la Presencia de esa Columna de Fuego ese día, él se encontró sencillamente sin palabras. El ni siquiera, él dijo que ni siquiera podía hablar. Dios entonces tenía un prisionero. ¿Ven? Uds. no lo intentarán conforme sus propios esfuerzos. Entonces Dios tuvo que dotar a este hombre, o investirlo con Poder suficiente para que él pudiera ir allá.
151Y él dijo: “Señor, yo le dije a Faraón lo que Tú dijiste, y él no lo hace”.
152El dijo: “Entonces toma ésta, tu vara”, Dios hablando, esa es la Palabra de Dios, “sal allá fuera y apúntala hacia el este, y llama a las moscas”. Y las moscas vinieron a existencia por creación, debido a que El tenía un prisionero que Faraón no podía comprar con nada. Nadie lo podía desviar a él para ningún lado. El era un prisionero completo en las cadenas de la Palabra de Dios, atado únicamente a ASI DICE EL SEÑOR.
153¡Oh, si Dios puede obtener prisioneros de ese tipo! Ahora, eso es cuando El puede expresar la preeminencia, ¿ven Uds.? El–El tiene al hombre, o a la persona, en el punto que no sabe nada sino Cristo. ¿Entienden Uds. lo que quiero decir? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien. Eso es en segundo lugar.
154Primero: para El mismo expresarse completamente, Dios en Cristo.
155Segundo: para tener la preeminencia, por medio de esto, en Su Iglesia, el cual es Su Cuerpo, la Novia; hasta que El pueda tener la preeminencia para El mismo expresarse por medio de ellos. Muy bien.
156Y en tercer lugar: para restaurar el Reino a Su posición correcta, la cual cayó por el pecado del primer Adán; de regreso adonde El caminaba en la frescura de la tarde con Sus hijos, hablaba con ellos, tenía compañerismo con ellos.
157Y ahora el pecado y la muerte los habían separado a ellos de Su Presencia y de Su expresión completa. ¿Lo leen Uds.? Antes de la fundación del mundo, para expresar todos Sus–Sus–Sus atributos, lo que El era.
158Por lo tanto, ¡si cualquier Trinitario aquí tan sólo se rindiera Ud. mismo por un momento!; Ud. puede ver que el Padre, Hijo, y Espíritu Santo no son tres dioses. Son tres atributos del mismo Dios. ¿Ven?, es una expresión. Padre. El era... quería ser un Padre; El era un Padre, El era un Hijo, y El es el Espíritu Santo. Y el Padre y el Espíritu Santo, son el mismo Espíritu. ¿No lo ven Uds.? ¿Lo entienden? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. No tres dioses. El diablo les ha dicho esas cosas, para hacerlos a Uds. idólatras. ¿Ven? Es un solo Dios expresado en tres atributos. El ser Padre, el ser Salvador, el ser Hijo, el ser Sanador, ¿ven?, son Sus expresiones.
159Yo quiero seguir un poquito despacio sólo para que aun la gente escuchando la cinta, capte la idea, que pueda ver. Me tomaría horas y horas con cada uno de esos temas. Pero yo espero que lo estoy haciendo lo suficientemente claro para que Uds. puedan ver a lo que estoy llegando. ¿Ven?
160Dios, expresado en Jesucristo, quien era Padre, Hijo, y Espíritu Santo, “la plenitud de la Deidad corporalmente”.
161Ahora toda “la plenitud de la Deidad corporalmente” mora en Su Iglesia, la preeminencia. Todo lo que Dios era, El lo derramó en Cristo; y todo lo que Cristo era, fue derramado dentro de la Iglesia, los creyentes.
162¡No una denominación! Llegaremos a eso en unos cuantos minutos, y se les quitará de su mente para siempre, ¿ven?; mostrarles a Uds. qué causa eso, con la ayuda de Dios, si El nos lo permite.
163Ahora, ¿cuál es Su propósito? El mismo expresarse como un Hijo, ¿ven? Y ahora... “Que en El pudiera habitar la plenitud de la Deidad corporalmente”. Yo soy... yo lo tengo abierto aquí en Colosenses delante de mí. ¿Ven? Que por toda la Escritura, eso es lo que fue el proposito Dios. Entonces, mediante esta Vida de este Hijo, Su cruz (“la Sangre”, dice aquí: “de Su cruz”), para que El pudiera reconciliar Consigo un Cuerpo, una Novia, la cual es Eva, la segunda Eva. Y Dios lo mostró en un tipo, igual que El lo mostró en Moisés y todos los demás. La misma cosa que El hizo en Adán y Eva: mostrando un tipo, de que ellos eran Cristo y la Novia. El es el segundo Adán; la Iglesia es la segunda Eva.
164Y mientras la segunda Eva se comprometa en contra la Palabra, ¿no está ella haciendo la misma cosa que hizo la primera Eva? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Tratando de decir: “Bueno, eso fue para alguna otra edad”. Y llegaremos a eso en unos cuantos minutos, si es que El dijo que eso era para otra edad. ¿Cómo puede ser para otra edad, cuando El es “el mismo ayer, hoy, y por los siglos”?
165Pero Dios se ha propuesto eso y “lo ha escondido de los ojos de los prudentes y sabios, y lo revela a los niños predestinados”, quienes fueron predestinados a recibirlo.
166Esa es la razón, observen a través de todas las edades, cuando esa Luz tocaba a algunos, ellos la rechazaban, y se deshacían de Ella rápido. Y grandes intelectuales y esos grandes sacerdotes parados allí; había allí rabinos de... grandes maestros con autoridad, como diferentes personas, como Nicodemo y ellos, el hombre pulido en conocimiento, y él ni siquiera podía entenderlo.
167Y allí estaban esos grandes sacerdotes parados allí, y rabinos quienes fueron enseñados en esa Palabra. ¡Hermanos!, ellos la sabían intelectualmente, y El dijo: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y sus obras queréis hacer”. ¡Piénsenlo!: hombres santos; uno no podía señalarles con el dedo nada de su vida, o la vida de sus padres, o la vida de sus abuelos, o la vida de sus tataratatara- tatara-tatara-tatarabuelos. Si ellos los podían señalar, ellos morían en vergüenza, eran apedreados a muerte. Pero aquí se para Jesús, llamando a ese grupo “un montón de demonios”, gente religiosa.
168Ahora, ¡oh, miren la gran revelación! Ahora, para restaurar de nuevo Su relación de parentesco, para regresar de nuevo... Ahora, El tenía que permitirles que se perdieran, ¿entienden eso? El tenía que permitirles pecar, ponerlos en libre albedrío... El–El no podía hacerlos pecar, y permanecer Dios, y luego castigarlos por algo que El los hizo hacer.
169Pero cuando El puso al hombre en asociación con El, entonces permitió al hombre actuar como un agente con libre albedrío, ¿ven? La misma cosa en la que El los tiene a Uds. hoy. ¿Ven? ¿Ven? Uds. actúan de cualquier manera que Uds. quieren; Uds. son un agente con libre albedrío. Así que, por lo tanto, si El puso al primero de esa manera, El tiene que poner al segundo de esa manera, El tiene que ponerlos a todos de esa manera, o El actuó mal en primer lugar. ¿Ven? Pero todos están en esa misma base.
170Ahora, fíjense en El. Al traer eso, y permitir a ese hombre hacer eso, y saber que él lo haría, sabía que él lo haría, pero, ¿qué hizo eso? Eso desplegó Su atributo como Salvador. Y todo el propósito entonces se queda en Jesucristo, para llegar a ser Dios mismo, para tomar la pena de Su propia ley (muerte), para morir para redimir a la Esposa que estaba perdida por rechazarlo a El.
171Cuando Eva se alejó de la Palabra, ella se alejó de su compañero. Y cuando la iglesia se aleja de la Palabra, para unirse a una denominación, ella rechaza y comete fornicaciones con el mundo de la sabiduría del hombre, rechazando la autoridad de la Palabra de Dios. ¿Suena eso claro? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. La Biblia dice: “Cometiendo fornicaciones espirituales”. Cualquier Palabra en la Biblia que es rechazada, o si cualquier interpretación propia es puesta a Ella, eso es absolutamente rechazar y cometer adulterio en contra de Dios, quien es su Esposo. Y una adúltera nunca entrará en el Reino del Cielo, nosotros sabemos eso. ¿Ven? Ahora, ¿ven?, eso es lo que Eva hizo en primer lugar.
172Ahora fíjense otra vez. Ahora: ¿cuál es Su triple propósito? El mismo manifestarse en Jesucristo; para entrar en el Cuerpo, por medio de Jesucristo, para tener la preeminencia; ¿para qué?, para restaurar de nuevo el Edén, traer de nuevo eso que se perdió. Eso era la única cosa fuera de orden. Todo el resto de Sus cosas estaban en orden.
173Pero El tuvo que permitir... poner al hombre como un agente con libre albedrío para que cayera, para que El pudiera ser un Salvador, para desplegar lo que estaba en El; ¿ven?, Su atributo de Salvador. Algo tenía que estar perdido. Y la mera cosa, ese hombre cayó y llegó a estar perdido, El llegó a ser el Salvador de eso, tomando Su propia ley. Y El no podía hacerlo como ese gran Jehová que cubría todo espacio, tiempo; ¿ven?, El no podía hacerlo. Y El tuvo que llegar a ser un Hombre. Y El tomó parentesco con el hombre que estaba perdido, ¡amén!, y llegó a ser un Hombre: ¡Dios hecho carne!
174¡Aleluya! Piensan que estoy emocionado; pero no estoy. ¡Algo adentro!
175Dios, de ser Dios llegó a ser yo, para llevar mi pecado sobre El, para que El pudiera hacerme El, ¡amén! Regresando a Su gran propósito de hijos e hijas de Dios, pues El es el Padre Eterno. Ese atributo estaba en El, ¿ven?, así que eso tenía que ser desplegado.
176Ahora, ¿ven el triple propósito completo? ¿Ven?, para El mismo expresarse, El quiere llegar a ser... Ahora, el–el mundo está perdido. Ahora El tiene que expresarse El mismo en un Hombre, para llegar a ser un Salvador, a través de la reconciliación de la Sangre de Su cruz. Ahora, El tuvo que llegar a ser eso, para así morir, con el fin de salvar y para regresar El mismo de nuevo dentro de la Iglesia, para tener la preeminencia en Su Iglesia.
177Ahora, recuerden: ¡no puede ser, y no será, y nunca será, y nunca ha sido una denominación! El tiene que tener la preeminencia, y ¡El es la Palabra!. ¡Amén! ¿Cómo puede cualquier credo ser inyectado allí adentro? Es una... Convierte a la iglesia en una prostituta, el tomar las palabras de cualquier hombre de cualquier credo, o de cualquier denominación. Es marcado inmediatamente en Apocalipsis 17, como una ramera y prostitutas; la Iglesia Católica Romana siendo la ramera y las Protestantes siendo las prostitutas. Está tan claro que cualquier persona pudiera leerlo. (Nosotros hemos pasado por las Edades de la Iglesia, y Uds. pueden ver eso en esas–esas cintas si Uds. lo desean). Exactamente. Entonces todo lo que se une con un credo fuera de la Biblia, es una ramera en los ojos de Dios, y ha hecho la misma cosa que Eva hizo: se ha alejado de la Palabra, la cual es Cristo. ¡Oh, hermanos! Muy bien.
178Nosotros ahora vemos Su misterio que El tenía escondido en Su mente antes de la fundación del mundo. Ahora, ¿les gustaría leer un poquito de esto? Leámoslo. Si Uds. tienen bastante tiempo [la congregación dice: “Amén”– Ed.], lo–lo leeremos. Ahora, abramos todos sólo para una sola lectura, a lo menos, al Libro de Efesios, y empecemos a leer en el–el primer capítulo de Efesios. Y ahora, mientras la lección de escuela dominical continúa ahora, en esta triple manifestación de Cristo, leamos: Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios....
179Ahora, fíjense: no está dirigido al mundo, sino: ... a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso:....
180¿Cómo entran Uds. en Cristo Jesús? ¿Por unirse a la iglesia? [La congregación dice: “No”–Ed.]. ¡Por un Nacimiento! “Por un solo Espíritu”, 1 Corintios 12, “somos [el Hermano Branham lo dice así–Trad.] todos bautizados en un Cuerpo”. ¿Ven?
181Muy bien, esos son a los que él les está hablando. Ahora, eso no está dirigido al mundo de afuera. No podemos hablarle al pecador sobre esto, porque él no sabe nada al respecto. Pablo no lo dirigió a ninguno de los pecadores. El dijo: “Esto es para ese–ese–ese Grupo allá que está en Cristo Jesús”. Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual (¿en dónde?) en los lugares celestiales en Cristo....
182“Lugares Celestiales”. ¡Oh, cómo quisiera que tuviera tiempo! Aquí yo lo tengo marcado aquí mismo en mi Biblia, tocante a lugares Celestiales, qué son los lugares Celestiales. “Lugares celestiales” (sólo por un momento), es: “la posición de un creyente en Cristo”, ¿ven?, “en donde el creyente se para en Cristo”, en lugares Celestiales. ... según nos escogió... (escuchen atentamente)... nos escogió en él antes de la fundación del mundo....
183¿Cuándo nos escogió El? “Antes de la fundación del mundo”, cuando Su gran misterio escondido, Su gran secreto... “El nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo”. ... para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en (¿qué?) amor habiéndonos (¿qué?) predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
184“¡Predestinado!”; allí está el misterio. El... Antes de que Cristo o de que cualquier otra cosa aun hubiese en la tierra, ¿ven Uds. Su gran misterio?, que El escogió a la Novia (sabiendo que Eva caería por descreer la Palabra, sabiendo que ella caería); pero El escogería a una Novia que no caería, que se aferraría a esa Palabra a pesar de lo que todo el resto del mundo tuviera que decir al respecto, ¡ellos se aferrarían a esa Palabra! Ellos están predestinados para pararse allí: “ser adoptados hijos por medio de Jesucristo”, ¡predestinó a la Iglesia para esa gran gloriosa posición!
185¿Ven Uds. ahora Su secreto? ¿Para qué? Para restaurar la Eva caída (pues ella fue la representación anticipada de la Iglesia). Y ahora fíjense: así como Dios le abrió el costado a Adán y sacó a Eva, de su propia carne y sangre, y dividió su espíritu siendo masculino y femenino, y el femenino lo puso en Eva, tomó la costilla de debajo de su costado, e hizo a Eva de ella, así también Dios hizo la misma cosa: sacó la Sangre y el agua del costado de Cristo, y Cristo es la Palabra, y tomó la Palabra e hizo a Eva, Su Iglesia, ¿ven?, regresándola de nuevo a El mismo, redimida por la Sangre que salió de Su Cuerpo. ¿Lo ven Uds. ahora? [La congregación dice: “Amén”–Ed.].
186El gran misterio de Dios siendo desenvuelto, que había estado oculto desde antes de la fundación del mundo, pero lo representó anticipadamente por todo el trayecto. Ahora fíjense: nos damos cuenta de eso, que El–que El hizo eso, y... aquí en Efesios, y en muchos otros lugares; pero eso les dará a Uds. lo suficiente para... Ahora, a través de todas las edades, El ha estado lentamente desenvolviendo este misterio. ¿Lo pueden Uds. ahora ver? Ahora, a través de todas las....
187¿Cómo El...? ¿Qué sucedió ahora en la representación anticipada? El abrió el costado de Adán y tomó parte de su carne, quien era Adán, para hacer a Eva. La Novia tiene que ser la Palabra, pues El es la Palabra. Ella no puede pararse en credos. Ella no puede pararse en denominaciones. Ella no puede pararse en buena conducta. Ella tiene que pararse solamente en la Palabra, porque Ella es parte de El; Ella fue tomada de Cristo. ¿Ven?
188Y para estar seguro que todo el Rapto ahora... Lutero fue una parte, Wesley fue una parte, los profetas fueron una parte. Si ellos no son una parte... Justamente en la revelación en la que ellos estaban, formando el Cuerpo (pies, dedos, brazos, y demás), hasta llegar a la Cabeza (lo cual llegaremos a eso en unos cuantos minutos), ¿ven?, eso hace el Rapto total. Es el Cuerpo de la Palabra, el cual es Cristo. ¡Amén!
189Fuera de Eso, Uds. están perdidos. A mí no me interesa cuán buenos sean Uds., o con quién estén Uds. relacionados, o con quién es su compañerismo, o cuál es su organización, Uds. están perdidos fuera de esa Palabra estando dentro de Uds.
190“Si permanecéis en Mí (la Palabra), y Mi Palabra permanece en vosotros, entonces pedid lo que queréis”, porque Uds. y la Palabra son lo mismo. El tiene la preeminencia. El tiene el señorío. Uds. son–Uds. son prisioneros de El. El mundo está muerto. Uds. no tienen nada más. Uds. ven al resto de la gente viviendo de la manera que ella lo hace, pero sin embargo Uds. no lo hacen. Uds. son prisioneros. Uds. están enyugados con El. “Mi yugo es fácil”. Enyugados con Cristo, con Su Palabra. “Yo solamente hago aquello que le agrada al Padre. Y si no podéis creed que Yo soy El, entonces creed la Palabra”. ¡Es tan perfecto! Fíjense.
191Fíjense ahora: a través de todas las edades El ha estado gradualmente revelando esto, lentamente desenvolviéndose el misterio, por medio de los profetas y por medio de los tipos (ahora, nosotros podemos pasar a eso), y cómo ha estado El mismo expresándose.
192El mismo se expresó en Moisés. Miren a Moisés. Nació en el tiempo de persecución de los niños. El nació para ser un libertador. El fue escondido en los juncos, igual que Jesús fue llevado allá a Egipto. El salió. El subió al monte, y regresó con los mandamientos.
193Jesús subió el monte, Su primer sermón, el sermón del monte, bajó con los mandamientos. “Oísteis que fue dicho: ‘No cometerás adulterio’. Yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró”. Dador de la ley, Sacerdote, Rey, Líder, ¡exactamente!
194El mismo se expresó en José: nació entre la denominación, sus hermanos. Ellos lo odiaban sin causa, porque él era espiritual. El veía visiones. Dios estaba con él. El podía interpretar sueños. Y sus hermanos lo odiaban. El fue vendido por casi... por sus hermanos, por casi treinta monedas de plata. Exactamente como El fue vendido por Judas Iscariote, uno de Sus hermanos, por treinta monedas de plata. El fue arrojado adentro de una cisterna y se suponía estar muerto. Correcto. Ellos le dijeron al padre que él estaba muerto. El fue arrojado dentro de esa cisterna, sacado, y fue a la diestra de Faraón.
195En la cárcel, ¡cuánto él sufrió allí! Y–y allí fueron dos salvos... El copero y el panadero, uno de ellos se perdió y el otro fue salvo, quise decir. Y el–el copero... Uno de ellos se perdió y el otro fue salvo. Igual que en la Cruz, cuando El estaba en su casa de prisión, ligado a la cruz por nuestros pecados, cuando El llegó a ser un prisionero, un ladrón se perdió y el otro fue salvo. ¿Ven?, exactamente.
196Entonces él llegó a estar a la diestra de Faraón, el rey del cual él había soñado, y había tenido la visión de que él se sentaría a los pies del rey, y que toda autoridad en Egipto se le daría a él. Su visión tenía que cumplirse. El pudo haberla meditado muchas veces, mientras él estaba en–en esa prisión allá con su barba creciendo, y demás, pero él meditó en que algún día su visión tenía que cumplirse.
197Aunque se tarde, ¡tiene que suceder! Como hablé anoche, o la noche anterior, el miércoles en la noche aquí en el servicio. ¿Ven?, tiene que suceder. Cuando Dios así lo dice, tiene que suceder. Es un profeta vindicado, y tiene que suceder, porque es la Palabra de Dios.
198Y la Palabra viene únicamente al profeta. La palabra “profeta” significa: “un revelador de la Divina Palabra escrita”, lo mismo que significa: “uno que predice”, ¿ven?, o “vidente”. Fíjense. Y cómo el vidente, el cual Uds. saben que les está prediciendo, él está Divinamente vindicado si es que lo que predice viene a suceder. “Si hay uno que es profeta, que hablare a vosotros y les dijere ciertas cosas que van a suceder, y si no suceden, no lo escuchen a él. Pero si sucede, entonces Yo estoy con él. Más les vale temerle, porque Yo estoy con él”, ¿ven Uds.? Eso es exactamente. Allí está la vindicación, allí está en donde Uds. saben si es la Verdad o si no la es.
199Dios está respondiendo por medio de Su Palabra, a Su pueblo, por medio de personas. ¿Ven?, Dios únicamente habla por medio de los hombres. “Yo soy la Vid, vosotros sois los pámpanos”. La Vid no lleva el fruto. Los pámpanos hablan, llevan el fruto de la Vid. Fíjense. Siempre ha sido de esa manera.
200Ahora, nos damos cuenta entonces de José, que ningún hombre podía tocar o venir a Faraón sin primero ver a José. “Ninguno puede venir al Padre, sino por el Hijo”. Y cuando José dejaba el trono, ellos tocaban trompetas: “¡Dóblese toda rodilla! ¡Viene José!”
201¡Gloria! Y algún día toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará, cuando El deje el Trono de Su Padre, ¿ven?, para venir. Todos darán testimonio que El es el Hijo de Dios. O Uds.... Es demasiado tarde para ese entonces. ¡Háganlo ahorita!
202Ahora, nos fijamos que por medio de los tipos... Pudiéramos aun tomar a David, como yo hablé de él hace un rato, saliendo de su trono, rechazado por su propio pueblo; subiendo el mismo monte, el monte de los Olivos, mientras él iba rumbo a su prisión. El iba rumbo a su casa de prisión porque él fue rechazado de sus hermanos y de su propio pueblo. El subió llorando. Ese era el Espíritu de Cristo en él, para ser rechazado mientras miraba a Jerusalén y lloraba, y decía: “Jerusalén, cuántas veces yo...” Un rey rechazado. Ochocientos años después, el Hijo de David se paró mirando sobre Jerusalén, allá arriba sobre Jerusalén, y rechazado, lloró sobre Jerusalén, y dijo: “Ahora ha llegado tu hora”. Correcto. ¿Ven?
203Todas esas cosas lo tipificaron a El, sólo en tipo, pero sin embargo, el misterio estaba escondido. Esos hombres no sabían lo que ellos estaban haciendo. Ellos únicamente sabían que ellos eran guiados por el Espíritu a hacer algo. Ahora, reteniéndolo para los últimos días para la gran revelación. Pero expresándolo, expresándose El mismo en Moisés, y en David, y en José, y en Elías, y a través de todos ellos. Uds.... Pudiéramos tomar a cada uno de esos profetas, y mostrar sus vidas y demostrar que perfectamente expresaban a Jesucristo. Exactamente. Sin embargo, nunca revelando Su secreto en totalidad, esperando para darlo a conocer en los últimos días como El lo prometió; esperando para ser completamente comprendido, ¿ven?, antes que El pudiera expresarlo. Si El dijera toda la cosa....
204Porque, la Biblia está escrita en misterios. Jesús le dio gracias al Padre por ello, ¿ven?, que fue escrita en misterios. 205 La Venida del Señor ahora es un misterio. Nosotros no sabemos cuándo El viene, cómo El viene, pero sabemos que El viene. ¿Ven? Y así también todos los misterios de Dios estaban esperando para este último día. Después que El ya lo ha completado, entonces El revela y muestra lo que El ha hecho. ¡Oh, hermanos! Nunca reveló Su misterio en totalidad.
206Es exactamente así, comparando los Siete Sellos. Ahora, cuando Dios usó a Martín Lutero para la salida de esa primera Iglesia, o mejor dicho, esa edad de la Iglesia, y cuando El usó a Juan Wesley, El gradualmente los sacó, y en ellos se estaba revelando esa edad de la iglesia. Cuando nosotros... cuando estudiamos la Biblia ahora, nos damos cuenta. Pero en los últimos días, la razón que El habló de ellos aquí y mostró esos Siete Truenos, es que eso fue una cosa tan tremenda. Y las revistas “Look” y “Life”....
207La revista “Life” entonces publicó ese Círculo de una Nube y Luz allá diciendo que ellos no podían entenderlo, y todavía no lo saben. Pero aquí diciendo: “Ve allá y espera que sean revelados estos misterios”, y aquí meses antes que sucediera, y entonces sucedió exactamente de la manera que El dijo que sucedería. ¿Se fijaron Uds. en esa fotografía? Aun ese Angel a la derecha, cuando El se estaba materializando, descendiendo, con Sus alas hacia atrás y Su cabeza fija de lado, ahí está en la fotografía, exactamente. Meses antes que sucediera, fue dicho aquí que: “El va a juntar al Cuerpo de creyentes para revelar, juntar esos cabos sueltos”.
208Ahí vino Lutero, él únicamente predicó justificación, sólo predicó duro en esa edad. El no sabía qué edad era. Ahí vino Wesley, y él predicó duro en toda su edad. ¿Ven? Y muchos otros procedieron de ello, y las otras iglesias surgiendo. Luego ahí vinieron los Pentecostales predicando duro; ellos se organizaron y regresaron directamente a “muerte” otra vez (llegaremos a eso en unos cuantos minutos); regresaron directamente a “muerte”.
209Y luego viene la revelación del misterio para revelar tocante a lo que ha sido todo ello. En donde estas doctrinitas, como Lutero que sacó el catecismo y todo lo demás; y Wesley trajo esto, eso, y lo otro, y estas otras cosas; y los Pentecostales trajeron la organización de igual manera, y “el bautismo del Padre, Hijo, y Espíritu Santo”, y cosas, sin saber algo mejor, porque... Luego regresa en los últimos días y recoge todos estos misterios y claramente los explica, los revela. ¿Por qué? Todo está en los últimos días, cuando este gran misterio que Dios tenía en Su corazón, está siendo revelado.
210¿Lo entienden Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Si Uds. no lo entienden, regresen a esta cinta otra vez. Yo no sé cuánto más tiempo yo estaré con Uds. Recuerden: esta es la Verdad de ASI DICE EL SEÑOR. Es la Verdad. Es la Escritura.
211Como los siete misterios de los últimos Siete Sellos, los misterios de ellos. Los Sellos ya habían sido abiertos, y cada edad había sido cumplida, y ellos allí habían dejado mucho esparcido. Y Dios, no queriendo que estuviera esparcido, El regresa y recoge esas cosas, esas doctrinas que ellos empezaron, y las sacó a luz y reveló toda la cosa. Es la misma cosa que El está haciendo ahora al estar revelando el misterio de Cristo cómo es que El, ¡fue el propósito triple de Dios para la Iglesia! ¡Oh, hermanos! ¡Revelarlo a El! Revelar.
212“Revelar”, dice Webster [diccionario–Trad.] es: “dar a conocer”. “Dar a conocer, y especialmente”, dice Webster, “en Verdad Divina”, eso es lo que significa “revelación”. La revelación es la manera de Cristo de El mismo darse a conocer a Su Iglesia.
213Ahora alguien pudiera decir: “Mire, Hermano Branham, Ud. sólo está diciendo esto”. Ahora, nosotros no decimos esto sólo por decirlo.
214Ahora fíjense: El mismo se dio a conocer a Pedro. Ahora si Uds. quieren anotar esto, y nosotros... Si Uds. quieren leerlo, nosotros–nosotros lo leeremos, si Uds. quieren, en San Mateo 16:15 al 17. Yo lo citaré. Cuando ellos venían del monte de la Transfiguración, El dijo: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?”
215“Unos dicen, oh, ellos piensan que Tú eres ‘Elías’, y otros dicen que Tú eres ‘uno de los profetas’, ‘Jeremías’, o uno de ellos”. Pero eso no era lo que El preguntó.
216El dijo: “¿Quién piensan Uds. que soy Yo?” Ahora esa es la Iglesia a quien El le está hablando. ¿Ven? “¿Qué piensan los hombres que soy Yo?”
217Hoy en día, esta religión social dice: “El es un filósofo. El fue un buen hombre. Nosotros creemos que Sus enseñanzas son correctas. Es un tema por el cual vivir. Yo pienso que nos hará a todos mejores, si lo viviéramos. Nosotros deberíamos tener nuestras iglesias, y todo lo demás que es nuestro”. Eso es un “Santa Claus” [“Santo Clos”, San Nicolás, papá Noel–Trad.], como una historia de “Santa Claus”.
218No son expresiones de alguna iglesia que nosotros deberíamos expresar. Es una Vida que Ud. mismo no la vive, pero El entra en Ud. y vive por Sí mismo, y Ud. llega a ser un prisionero, y aun toda su intelectualidad humana llega a ser un prisionero. Ud. es guiado por el Espíritu. ¿Y cómo sabe Ud.?
219Ahora, Ud. dice: “Quizás yo sé que estoy perdiendo mi mente. Quizás un hombre que pierde su mente hace eso”.
220Pero si Ud. tiene la mente de Cristo, Cristo mismo se expresa por medio de Ud.; muestra que es El y que no... que Ud. no ha perdido su mente.
221Alguna gente, bajo ilusiones de cosas, sale y llega a ser demente. Bueno, eso, nosotros sabemos que eso es incorrecto. Eso es el diablo tratando de imitar la cosa real antes que llegue aquí. ¿Ven? Siempre hay uno falso. ¿Ven?
222¡Pero un hombre genuino, pierde sus propios pensamientos y su propia mente! No que venga ciegamente de esa manera. No, señor. Ud. viene con sus sentidos cabales, y Cristo toma control de Ud. y El mismo se expresa. Y ahora, para el mundo, Ud. es una persona demente.
223Ahora, si Ud. está demente, Ud. realmente está demente, entonces no hay nada... el diablo no puede tomarlo a Ud. bajo completo control. El lo hará que Ud. haga todo contrario a esta Palabra.
224Pero cuando Cristo lo controla a Ud., El expresará esa Palabra por medio de Ud., porque es El. ¡El es la Palabra! ¿Ve? Y entonces Ud. puede ver la expresión de Cristo. No alguna ilusión de alguna cosa, sino un Cristo real y genuino, El mismo expresándose por medio de Ud. ¡Cuán hermoso!
225Ahora observen. El dijo: “¿Quién dicen Uds. que soy Yo?” El le está preguntando a la Iglesia, Sus doce. De los millones de ese día, El le preguntó a doce, Su Iglesia. De los millones en los días de Noé, El le preguntó a ocho. ¿Ven?
226Y El dijo: “Como fue en los días de Noé, así será en la Venida del Hijo del Hombre (¿ven?), en la cual fueron salvas ocho almas”.
227Miren, yo no digo que van a ser ocho almas salvas. Ahora, no tomen eso todo mal. Yo nunca dije eso. Yo no sé cuántos van–cuántos van a ser salvos en ese, en ese... ese último momento para–para raptar a ese grupo pequeño. Será un grupo pequeño, les digo eso a Uds. “Pues estrecha es la puerta, y angosto el camino, y pocos son los que la hallan”.
228¡Pero cuando el gran Cuerpo redimido de todas las edades salga, entonces ese allí va a ser una gran multitud! Apocalipsis 7 lo expresa: “Una gran compañía, la cual nadie podía contar”, que a través de todas las edades hayan salido, esos que han caminado en la Luz de la Biblia, en la medida que se les fue revelada a ellos. Y ahora sabemos que Wesley tenía más Luz que lo que Lutero tuvo. Sabemos que los Pentecostales sobrepasaron a Wesley. ¿Ven? Ciertamente lo hicieron.
229Porque gradualmente fue desatado, como lo hizo por medio de todos los profetas, y demás, hasta que fue perfectamente dado a conocer “la Deidad corporalmente en Cristo”.
230Y ahora el Cristo en la Iglesia está apenas siendo dado a conocer. Toda la cosa es la revelación de Dios, para regresar a Eva de nuevo a su posición correcta con su Esposo. Fíjense, y Dios es el Esposo de la Iglesia, y la Iglesia es Su Novia.
231Ahora, Pedro, cuando a él se le preguntó, dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios Viviente”.
232Ahora fíjense: “Bienaventurado eres, Simón Bar-jona”, dice, lo cual significa: “hijo de Jonás”. ¿Ven? “Bienaventurado eres tú, porque no te reveló esto carne ni sangre (tú nunca lo aprendiste en alguna escuela), sino Mi Padre que está en los Cielos te lo ha revelado a ti”. Fíjense en lo que El le dijo a él: “Sobre esta roca”. Ese es Pedro, la Simiente predestinada de Dios que había recibido esta Luz, y le fueron dadas las llaves del Reino. “Sobre esta roca de revelación de quién es Jesucristo”, El es el Dios manifestado completamente. “Sobre esta roca...” No de Padre, Hijo, y Espíritu Santo; y El siendo la segunda Persona. “Sobre esta roca Yo edificaré Mi Iglesia, y las puertas del Hades nunca la derrumbarán, nunca prevalecerán contra Ella”. ¿Ven? “Yo edificaré Mi Iglesia sobre esta roca”, una revelación de Jesucristo.
233Miren: Cristo en Uds. lo hace a El el centro de la Vida de la revelación. ¿Ven? La Vida de Cristo en Uds. lo hace a El el centro de la revelación. Cristo en la Biblia, hace a la Biblia la completa revelación de Cristo. Cristo en Uds. los hace a Uds. la completa revelación de toda la cosa. Ven, lo que Dios está tratando de hacer.
234¿Qué es entonces el nuevo Nacimiento? Ud. diría: “Bueno Hermano Branham, ¿qué es el nuevo Nacimiento?” Es la revelación de Jesucristo personalmente a Ud. ¡Amén! ¿Ve? No que Ud. se unió a una iglesia, o que Ud. dio un apretón de mano, o que Ud. hizo algo diferente, o que Ud. recitó un credo, o que Ud. prometió vivir por medio de un–un código de reglas. Pero Cristo, la Biblia (El es la Palabra) que le fue revelada a Ud. Y no importa lo que cualquiera diga, qué suceda, es Cristo; pastor, sacerdote, lo que pudiera ser; es Cristo en Ud. Eso es la revelación sobre la cual la Iglesia fue edificada.
235Ud. dice: “Bueno, yo soy un Luterano. Yo soy un Bautista. Yo soy Presbiteriano”. Eso no significa un... no significa [el Hermano Branham truena su dedo–Ed.] eso para Dios, nada en lo absoluto, ni un tronido de su dedo.
236¿Qué es? Es Cristo siendo revelado, y El es la Palabra. Y cuando la Palabra es revelada, Ella misma se expresa. ¿Ven? Ese es el propósito de Dios para Jesucristo: fue para El mismo expresarse, para tomar Sus propias leyes y vivir por Sus leyes... y cumplir Su ley, al morir. Y Cristo, Dios, murió en la carne con el fin de condenar el pecado en la carne, para que El pudiera traer a Sí mismo una Novia gloriosa, redimida de nuevo, que creerá únicamente en la Palabra de Dios, y no la cambiará, como lo hizo Eva, por concepciones intelectuales de hombre. ¿Lo ven Uds.? Esa es la idea de Cristo. Esa es la idea de Dios. El nuevo Nacimiento revela esto.
237Y si un hombre dice que él es nacido de nuevo, y trata de colocar estas promesas de Cristo de estos últimos días, en alguna otra edad, haciéndolo a El el Cristo de ayer pero no de hoy, entonces ese hombre o esa persona ha estado en una–una ilusión de Satanás. Y si ese hombre dice que él cree Eso, y eso mismo no se manifiesta por sí mismo por medio de él....
238Jesús dijo en Marcos 16: “Estas señales seguirán a los que creen”, por todo el mundo, y en toda edad. Echando fuera demonios, y hablando en lenguas, y– y todas estas grandes manifestaciones de los dones que seguirían; que “¡ellos echarán!” No “ellos pueda que” o “ellos deberían”; “¡ellos echarán!” Y cielos y tierra pasarán, pero Su Palabra no pasará.
239Así que es Cristo mismo expresándose en el individuo, o si él es intelectual o si él es... él no sabe su Abecé. La mitad de los apóstoles no lo sabían, ¿ven?, pero ellos conocían a Cristo. Ellos nunca reconocieron saber que Pedro y Juan habían salido de algún seminario. Ellos dijeron: “Ellos les reconocieron y se fijaron que ellos habían estado con Cristo”, cuando sanaron al hombre cojo, ¿ven?, a la puerta. Ellos les reconocieron que ellos–ellos habían estado con Cristo.
240El nuevo Nacimiento es Cristo, es la revelación. Dios le ha revelado a Ud. este gran misterio, y eso es el nuevo Nacimiento. Ahora, ¿qué van a hacer Uds. cuando junten a todo ese grupo, en donde la revelación está perfectamente en armonía, y Dios expresándola por medio de Su Palabra por medio de las mismas acciones, las mismas cosas que El hizo, haciendo manifiesta la Palabra? ¡Oh, si la Iglesia únicamente supiera Su posición! Un día la sabrá. El Rapto entonces sucederá cuando Ella sepa lo que Ella es.
241Ahora fíjense: Ud. dice: “Hermano Branham, pero eso–eso no...” Oh, sí; sí es. Sí es la Verdad.
242¿Se fijaron Uds.? Pablo nunca conoció físicamente a Jesús. Pablo nunca le conoció a El así. De la única manera que Pablo lo conoció a El fue por medio de una revelación, por medio de una visión. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Pablo únicamente conoció a Jesús por medio de la revelación, igual que Pedro lo conoció.
243Pedro lo había visto a El en la carne, pero él no lo conoció a El según la carne, porque Jesús así lo dijo: “No te lo reveló carne ni sangre (aun Mi propia Vida no te lo reveló a ti), sino Mi Padre que está en los cielos te ha revelado la cosa a ti, de que El es la Palabra de Dios, y sobre esta roca Yo edificaré Mi Iglesia”. Pedro no lo conoció a El según la carne. Los hombres caminaron y lo tocaron a El, y todo lo demás.
244Pablo tenía algo más grande que lo que tuvo cualquiera de los apóstoles. ¿Ven?
245Pudieran haber dicho: “Bueno, yo–yo tengo más revelación que tú, Pablo, porque como tú sabes, yo anduve con El. Yo fui a pescar con El un día. Yo le oí a El hablar. El se sentó en una barca conmigo, y hasta me dijo: ‘Vayamos allá y pesquemos en ese lugar, y pescaremos más peces’. Y lo hicimos”. ¿Ven? ¿Ven? “Nosotros lo vimos a El hacer cosas”.
246Pero Pablo lo vio después de que El había muerto, fue sepultado, y resucitado otra vez, y que El mismo se expresó en la Columna de Fuego que guió a los hijos de Israel. Sabiendo... Pablo, siendo un judío, nunca hubiera llamado a eso: “Señor”, a menos que él hubiera visto la expresión, que El había regresado, el mismo ayer, y por los siglos. El dijo: “Pablo”, en otras palabras, “Yo soy el mismo Dios hoy que fui ayer. Aquí estoy Yo en la misma Luz, la Columna de Fuego, a la que Moisés le habló en la zarza ardiendo”. Con razón él podía separar la ley de la gracia, allí en el Libro de Hebreos; él se encontró con esa misma Columna de Fuego. El dijo: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues”.
247Y aquí está El hoy en día, en la misma forma, por medio de la misma Columna de Fuego, El mismo expresándose y El mismo vindicándose ser lo mismo, revelando el misterio de Dios que ha sido escondido desde la fundación del mundo. ¿Lo ven?
248Pablo únicamente lo conoció a El por–lo conoció a El por medio de revelación. Pedro lo conoció a El por medio de revelación.
249El anduvo con El, habló con El. Por lo tanto, Ud. puede poner esta Palabra... Ahora, yo acabo de decir que El era la Palabra. Ahora, un erudito puede sentarse y leer esa Palabra al grado que él le puede atar su mente en cualquier manera, ¿ven?, si él lo quiere hacer, porque él es inteligente, talentoso. Tome por ejemplo a un sacerdote Católico, o no tanto eso, pero a un teólogo realmente bien instruido en la Biblia, un hermano, un Bautista, o un Presbiteriano, o algo, él lo hará pensar que Ud. no sabe nada, ¿ve?, cuándo se refiere a hablar. ¿Por qué? ¿Ven?, porque él lo ha conocido a El en la carne, sólo en Palabra. [El Hermano Branham da golpecitos en su Biblia–Ed.].
250¡Pero de la única manera que Ud. es salvo, es conocerlo a El por medio de revelación!
251Si yo pudiera tomar... Yo pudiera tomar la doctrina Presbiteriana y los atara a Uds. Pentecostales al grado que Uds. no... Yo pudiera tomar la doctrina Bautista y mostrarles a Uds. Pentecostales un millón de cosas de las que Uds. no saben nada. Correcto. Pero eso no es. Esa no es Su Iglesia. Esa no es Su Iglesia.
252Su Iglesia es El mismo revelado (¡amén!; ¿lo ven Uds.?), y expresado por medio de la Palabra misma, que El es Dios. ¿Ven?
253¿Cómo entonces pueden Uds. decir: “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”, y ser bautizados en eso? ¡Paganos! ¡Correcto! ¿Cómo pueden Uds. decir que conocen a Jesucristo (El es la Palabra), cuando no hay una sola Escritura en la Biblia, no hay un solo lugar en donde alguno alguna vez fue bautizado en el nombre del “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”?
254¡Y Uds.–y Uds. gente de “Sólo Jesús”, sólo usando el nombre “Jesús” para bautizar! Yo mismo conozco personalmente a cuatro o cinco Jesúses. Así que, ¿ven Uds. a lo que sus denominaciones los guían a meterse? Eso es la oscuridad, la expresión de Caín, quien trajo frutos en lugar de sangre. ¿Ven?
255Pero la revelación vino por medio de la Sangre, ¿ven?, por medio de Jesucristo, quien es la Sangre de Dios, la Sangre creativa en el vientre de María. Y Pablo lo conoció a El por medio de revelación. Así es cómo lo conocemos a El hoy en día, es únicamente la única manera que pueden conocerlo a El. No decir: “Yo soy Metodista”; eso no significa nada. “Yo soy Bautista”; eso no significa nada. “Yo soy Católico”; eso no significa nada. ¡Pero por medio de la revelación de que Dios les ha revelado la Palabra a Uds.! El es la Palabra. Y la Palabra, de la manera que saben Uds. que es revelada, es que Ella misma vive y Ella misma se expresa por medio de Uds. ¡Oh!
256Hace mucho tiempo que las iglesias han olvidado esa gran revelación. Correcto. La revelación de–de la Verdad, ellas la han olvidado. Ellas se fueron a....
257Ahora, cuando Lutero se levantó, él fue un gran hombre. El tenía la revelación de ese día. Pero, ¿qué sucedió? Un montón de “Rickis” entraron con cortes de cabello “flat-top” [muy corto arriba y abultado a los lados], como los llamamos hoy en día, y las “Ricketas”, y todos ellos, ellos entraron ahí. Y– y–y cuando uno menos piensa, está... ellos....
258Ese nombre. ¡Si Uds. únicamente–únicamente conocieran la numerología de la Biblia, y supieran lo que significa “Elvis” o–o “Ricky” en la Escritura! Igual que... ¿Por qué Jesús...? Ud. dice: “No tiene nada que ver eso, su nombre”. ¿No tiene? Ese nombre únicamente podía venir en estos últimos días, para las personas de estos últimos días.
259¿Por qué entonces cambió Jesús el nombre de Abram a Abraham, y Sarai a Sara? ¿Por qué cambió El el de Saulo a Pablo? ¿Por qué cambió El el de Simón a Pedro, y demás? ¿Ven Uds.?, ciertamente que significa algo.
260Ese nombre no podía ser hablado hasta este día. Esa es la razón que tenemos esta cosa infernal que tenemos en la tierra hoy en día, es debido a tales cosas. Toda la raza humana está corrompida. Está–está acabada, ¿ven?, y esa es la razón que está así.
261Fíjense. Ahora, él estaba bien, él lo estuvo en sus días (Lutero), y él tenía la revelación; pero tan pronto como él se fue, miren lo que hicieron ellos. Wesley tenía un mensaje; miren lo que hicieron ellos. Los primeros Pentecostales de antaño tenían un mensaje; miren lo que hicieron ellos. Ellos juntaron a un montón de hombres, igual que....
262Exactamente la misma cosa que Dios, por gracia, le envió a Israel una Columna de Fuego, un profeta, un sacrificio, y El mismo se mostró entre ellos, y los sacó de Egipto, cruzando el Mar Rojo, y ellos quisieron una ley, para que así pudieran tener grandes dignatarios, ellos pudieran tener algo que hacer en ello. Y, ¿qué hicieron ellos? Ellos se quedaron en el desierto por cuarenta años, vagando, y ninguno de esa organización cruzó al otro lado.
263Caleb y Josué fueron los únicos dos que se opusieron y dijeron: “Nosotros somos capaces de poseerla”, mirando la Palabra de Dios.
264Cada uno de ellos murió en el desierto. Y Jesús dijo que ellos estaban Eternamente separados (correcto), después de que El había mostrado Sus bendiciones y Poder en sus edades; como la de Lutero, Wesley, y las demás. ¿Las mostró El? Dijeron: “Nuestros padres comieron el maná en el desierto”.
265El dijo: “Y cada uno de ellos murieron”. Eso quiere decir “separados Eternamente de Dios”. Sus cadáveres quedaron en el desierto. ¿Ven? “Ellos murieron. Pero Yo soy el Pan de Vida que descendió de Dios del Cielo”. Ellos no podían verlo. Ellos sencillamente no podían verlo.
266Muy bien, hace mucho tiempo que la iglesia lo olvidó. Ellos aceptaron un mensaje intelectual, intelectualidad, membresía, conocimiento, en lugar de la revelación de la Verdad de la Palabra.
267Ahora, miren esto. Uno les pregunta hoy en día: “¿Creen Uds. que Dios nos comisionó para ir por todo el mundo y sanar a los enfermos, y predicar el Evangelio, y echar fuera demonios?” “Oh, oh, sí, me supongo que eso es correcto, pero...” ¿Ven Uds.?
268Una señora, hablando conmigo el otro día, ella dijo: “Bueno, todas las iglesias están en armonía”.
269Yo dije: “No hay una sola de ellas en armonía con la otra”. Había Católicos parados allí. Yo dije: “¿Qué de Ud.? Ud. es una Metodista y aquel es un Católico; ¿están Uds. en armonía uno con el otro?” Yo dije: “Este papa viene a unirlos; eso es una cosa buena para toda esa clase de gente”.
270Pero la Iglesia de Dios no tiene nada que ver con eso, nada en lo absoluto. Ella está fuera de todo el grupo. Correcto. Sí, señor.
271Uds. quieren unir eso, y uno cree en esto y en lo otro; el Metodista acepta el rociar, el Bautista acepta la inmersión, y ambos niegan al Espíritu Santo en la plenitud de Su poder. Ellos dicen: “Nosotros recibimos el Espíritu Santo cuando creímos”.
272La Biblia dice: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creíste?” Allí está la diferencia. ¿Ven? Correcto. ¿Ven?
273Y ellos dicen: “Nosotros somos la iglesia Católica. Nosotros empezamos en la edad temprana. Hicimos esto”. Los Metodistas dicen: “Nosotros estamos basados sobre la Biblia”.
274Jesús dijo: “Estas señales seguirán a los que creen”. Ahora, ¿en dónde está eso? ¿Ven? Sí. “Las obras que Yo hago Uds. las harán también”, toda criatura, toda persona que cree en El. Ahora, ¿en dónde está eso? Esas son Sus Palabras. “Cielos y tierra pasarán, pero Mi Palabra nunca fallará”. Ahora, ¿en dónde está eso? ¿Ven? ¡Oh, eso sólo lo demuestra!
275¿Qué es? Es una condición híbrida. Miren aquí, tomen Uds. por ejemplo un grande y hermoso grano de maíz que es híbrido, y Uds. toman ese maíz híbrido, y es un maíz bonito. Pero plántenlo Uds., ¿qué es lo que obtienen? Sale un pequeño tallito así, y se torna amarillo y se seca. De esa manera es toda denominación, cuando está híbrida con palabras de hombre mezcladas con la Palabra de Dios. Saldrá hasta llegar a las señales y prodigios, y lo que Jesús dijo respecto a creer la Palabra, y se torna amarilla, y dice: “Nosotros no la podemos aceptar”, y se regresan. 276 Igual que hicieron todos esos otros espías que fueron y espiaron en Canaán. Ellos regresaron allí y dijeron: “Oh, nosotros nos miramos como langostas al lado de ellos! ¡No podemos vencerlos! Los amalecitas, todos ellos, ¡miren lo que nos van a hacer!” Y ellos se regresaron.
277Y Caleb y Josué, siendo de pura sangre, ¡amén!, por la Palabra de Dios, sabían que Dios dijo: “Yo les doy esa tierra”. Ellos dijeron: “¡Somos más que poderosos para tomarla!”
278Depende de dónde nace Ud. Si Ud. nace de la Palabra de Dios, la Palabra de Dios tiene preeminencia en Su Iglesia. Eso es por lo que El murió. Ese es Su propósito, que El pueda lograr tener Su preeminencia obrando en Su Iglesia. Permita que la Palabra de Dios brille, primero, no importa cómo se mire todo lo demás. A mí no me importa si los intelectuales dicen esto, eso, o lo otro, eso no tiene nada que ver con ello. ¡La Palabra de Dios así lo dice, y nosotros somos más que poderosos para tomarla!
279“Si yo predicara eso en mi iglesia”, me dijo un ministro, dijo: “Yo le estaría predicando a los cuatro postes en la iglesia”.
280Yo dije: “Yo le predicaría a eso”. Sí, señor. La Palabra de Dios así lo dice. ¡Nosotros podemos hacerlo! Dios dijo que lo hiciéramos. ¡Amén!
281Oh, sí, ellos mismos se excusan por medio de eso. ¿Ven? Esa es la razón que están ciegos al Mensaje del tiempo del fin, en estos últimos días cuando Dios mismo está probándose. Ellos tratan de clasificarla como alguna clase de espiritismo, o algo... (oh, ¿cómo lo llamaría yo?) algo mental, una ilusión, o algo de esa índole. ¿Ven?, ellos–ellos tratan de hacerla algo que Ella no es.
282De la misma manera que ellos lo hicieron cuando El estuvo aquí, cuando Jesús estuvo aquí, ellos lo llamaron a El: “Beelcebú; un adivino”, y ahora ellos dicen que es algo como telepatía. ¿Ven? Cuando ellos saben que El podía pararse allí y mirar sobre la gente y discernir los mismos pensamientos que estaban en su corazón de ellos. La Biblia así lo dice.
283Bueno, ¿qué no dice Hebreos el capítulo 4: “La Palabra de Dios es viva, y más cortante que toda espada de dos filos; y puede discernir los pensamientos de la mente”? [El Hermano Branham parafrasea la Escritura–Trad.]. Y El era esa Palabra. Y cuando esa Palabra tiene preeminencia en el hombre, la misma cosa acontece otra vez, ¡pues es la Palabra! ¡Amén! ¡No veo cómo Uds. pueden tropezar sobre esto desde ahora en adelante! Ahí está tan perfectamente claro. ¿Ven? Muy bien.
284Esa es la razón que están ciegos; igual que estaban en los días cuando Cristo estuvo en la tierra. ¡Oh, hermanos! Ellos tropiezan de la misma manera. Ellos decían: “El es Beelcebú. Beel-...” Ellos veían que El podía hacerlo, así que ellos decían: “El sólo es un... El nació como hijo ilegítimo, y un hombre algo raro. El sencillamente fue poseído con algún demonio. El es un–El es un samaritano de por allá, y El tiene un demonio en El; de esa manera El hace eso”.
285Jesús dijo: “Yo los perdono a Uds. por eso”, ¿ven?, el llamar a la Palabra de Dios, las obras de Dios, un espíritu malo. El dijo: “Yo los perdono por eso. Pero algún día el Espíritu Santo vendrá, y una palabra en contra de El nunca será perdonada, ni en este siglo ni en el venidero, o en aquel gran Día. No será perdonada”. Así que, ¿ven Uds.?, eso está escrito claramente en la Escritura.
286Así que cuando la gente llegue a aquel Día, no importa cuán intelectual, o cuán grande sea la denominación a la que ellos pertenezcan, son condenados. ¡Tienen que ser! Ellos han blasfemado el Espíritu Santo, llamándolo: “santo rodador” y alguna otra cosa que tiene un mal nombre, o algo así. Y la Iglesia de Dios tuvo que soportarlo todo el tiempo.
287Aun Pablo, ante Agripa dijo: “En el Camino que es llamado ‘herejía’”, lo cual significa: “loco”, “de esa manera alabo al Dios de nuestros padres”. Ese gran erudito intelectual tenía que llegar a ese lugar: “En el Camino que es llamado ‘herejía’”.
288¿Por qué? Le fue revelado a él. Esa Columna de Fuego suspendida delante de él, le dijo: “Yo soy Jesús, el gran Dios que estuvo allá en el desierto con Moisés. Yo soy El, y dura cosa te es dar coces contra el aguijón”.
289Luego Pablo parado allí, sabiendo que su vida estaba en juego, él dijo: “En el Camino que es llamado ‘herejía’, de esa manera alabo al Dios de nuestros padres”. Fue llamado eso, porque le fue revelado a él qué era la gran Verdad de Cristo. Y hoy en día, la gente dice: “Es una denominación”.
290Es Jesucristo, el nuevo Nacimiento revelado en Ud., que El tiene la preeminencia, para que El pueda expresar Sus Palabras. Y todo lo que El ha prometido en estos últimos días, El puede traerlo a suceder, por medio de Su Cuerpo, mientras El está obrando. ¡Amén! Es exactamente la Palabra de Dios hecha manifiesta. Fíjense. Muy bien.
291Igual que en los días de Cristo. Dios mismo tiene la llave a esta revelación de Cristo. ¿Creen Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”]. Las escuelas de teología nunca pueden encontrarla. Jesús así lo dijo, si Uds. quieren leerlo ahorita, en San Mateo 11:25 y 27. “Te alabo, Padre, Dios del Cielo y de la tierra, que escondiste esto de los ojos de los sabios y de los entendidos, y lo revelaste a los niños que quieren aprender”. [El Hermano Branham así lee esta Escritura–Trad.]. ¿Ven? ¿Ven? A mí no me importa....
292Miren a los eruditos de ese día, a esos judíos, hombres muy finos, a sus organizaciones de fariseos, saduceos, y herodianos, y lo que ellos pudieran haber sido. ¿Ven? Todas sus grandes organizaciones, y Jesús dijo: “Uds. están ciegos; Uds. guían a los ciegos. Bien habló Isaías de Uds.: ‘Tienen oídos, y no oyen; y ojos, mas no ven’. Porque Isaías dijo eso en el Espíritu, por lo tanto el Dios del Cielo les ha cegado sus ojos. Uds. están haciendo como lo hizo Eva, aceptando el lado intelectual, y no saben nada del Espíritu de Dios. Por lo tanto, ¿no caerán todos ellos en el hoyo, ambos, el líder y el ciego también?” El líder caerá con los ciegos porque él también está ciego. El líder cae... es ciego, guiando al ciego, ambos caen en el hoyo.
293¡Y solo Dios tiene esta llave! El expresó la misma cosa en una Escritura previa allá hace un rato cuando yo la leí, cuando El dijo: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?”
294Y Pedro dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios Viviente”.
295El dijo: “¡Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre que está en los cielos! Sobre esta sola revelación aquí, Yo edificaré Mi Iglesia; las puertas del Hades no prevalecerán contra Ella”. ¿Ven?
296Ahora, ¿lo ven Uds.? Así que por lo tanto no hay escuela, no hay teólogos, no hay enseñanzas de la Biblia entre cualquier escuela, que sepa algo tocante a Eso. Ellos no pueden saber nada tocante a Eso. Es imposible para ellos saber algo tocante a Eso. Dios lo ha escondido de los sentidos para saberlo, de los mismísimos maestros elegidos y todos los demás.
297Es un asunto personal e individual con la persona, de que Cristo es revelado a ellos.
298Y si Ud. dice: “El me ha sido revelado a mí”, y luego la Vida que Cristo produjo aquí en la Biblia, esa misma Luz que estuvo en El, Ella misma no se produce en Ud., entonces Ud. tiene la revelación incorrecta.
299Si yo pusiera una vida de una calabaza dentro de la vida de un árbol de peras, produciría calabazas. “Por sus frutos los conoceréis”. Exactamente correcto. Y si el... Ud. primero plantó un árbol, una vid, y ella produjo un montón de uvas, (el primer pámpano que salió, produjo uvas), y el siguiente produjo limones, y el siguiente produjo peras, el siguiente produjo manzanas, hay alguna clase de asunto de injerto allí, que está produciendo su propia vida. Cada denominación producirá vida de sí misma. Pero si esa vid original alguna vez da otro pámpano, producirá uvas como lo hizo la primera vez.
300Y si la Vida–la Vida de Jesucristo alguna vez produce otro Cuerpo de creyentes, producirá el fruto que produjo el primero. Escribirá un Libro de Hechos tras él, porque será la misma, la misma Vida. ¿Ven lo que quiero decir? Uds. sencillamente no pueden apartarse de eso. Es la Vida de Cristo en Uds., siendo inyectada en Uds. por medio del Espíritu Santo mismo viviendo Su Vida por medio de Uds.
301“¡Ciegos guías de ciegos!” Fíjense: solo Dios tiene esta llave. Ningún teólogo puede decirles a Uds. No se sabe; está escondido de ellos. Ellos no saben nada tocante a Eso.
302Así que las escuelas... Cuando Ud. dice: “Yo tengo un doctorado en filosofía, doctorado en literatura, Ud. únicamente hace... Para mí, y yo creo que para Dios y para cualquier creyente verdadero, eso significa que Ud. sencillamente está tanto así de alejado, Ud. sencillamente retrocedió. Dios no es conocido por medio de educación. El no es conocido por medio de cómo explicarlo.
303Dios es conocido por medio de la simplicidad y de la revelación de Jesucristo a la persona más ignorante. ¿Ven? No su teología. Es una revelación de Jesucristo. “Sobre esta roca edificaré Mi Iglesia”. Ninguna otra roca es aceptada, ninguna otra cosa es aceptada, ninguna otra roca Romana, ninguna otra roca Protestante, ninguna otra escuela, ninguna otra cosa, sino sobre exactamente la revelación de Jesucristo por medio del nuevo Nacimiento. El nace allí, y El inyecta Su propia Vida, y la vida de Ud. termina. Y la Vida de Cristo está proyectándose Ella misma por medio de Ud., con la preeminencia, para que la gente, para que ellos vean que la mismísima Vida, y obras, y señales, y prodigios que El hizo, la misma cosa está haciendo por medio de Ud. Fuera de eso, los demás ni siquiera son llamados, en lo absoluto. ¡Observen la gran revelación de Dios desenvolviéndose!
304Por falta de esta revelación es la razón que tenemos tantas diferentes divisiones entre nosotros, y tanta burla. Hay tanta división entre nosotros, porque a la gente le falta esa revelación. ¿Ven? A ellos les falta esa revelación, a los maestros.
305Pablo, después de su gran revelación de Cristo, dijo en 1 Corintios, el capítulo 2... Estén seguros de leer eso, siendo que lo están anotando. ¡Observen! ¡Oh! El dijo: “Yo nunca vine a Uds. con sabiduría”. Miren a ese hombre quien sí tenía la sabiduría, miren a ese hombre quien tenía la erudición: “Yo nunca vine a Uds. con esa clase de palabras”. 1 Corintios, el capítulo 2 de 1 Corintios. Oh, yo quisiera....
306Bueno, sólo leámosla. Cómo... ¿Pueden Uds. tolerar un momento y leer sólo un versículo o dos? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Me gustaría sólo leerla para que así Uds.–Uds. no estén confundidos. Haré que aun la gente que oye la cinta abran a ella, de todas maneras, darles a ellos una oportunidad.
3071 Corintios, el capítulo 2. Escuchen a este gran apóstol aquí, Pablo, el siervo intelectual de Cristo. Veamos aquí. yo, Pablo, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras... de sabiduría. (Yo nunca dije: “Yo–yo soy el Doctor Fulano de tal”; ¿ven?) Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; ... ni mi palabra ni–ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y... poder... de poder.
308Allí, ¿ven?, allí está el Evangelio. ¿Ven? Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio”. No dijo: “Id y enseñad”. El dijo: “Id y predicad”. En otras palabras: “Demostrad el Poder, y estas señales les seguirán”. El sólo enseñar no lo produce. Se necesita el mismísimo Espíritu demostrando estas señales. ¿Ven? Escuchen esto. ... para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
309¡Oh, hermanos! ¿Ven?, ¡para que cambie el hombre! No en lo que yo puedo quitar por explicación, y decir: “El no es el mismo”, cuando El sí es el mismo. Si yo hago eso, eso me demuestra... Un hombre que me dijera eso seguramente me demostraría que él no tiene la revelación, la revelación triple de Dios. ¿Ven? Ahora, y.... Sin embargo... con debilidad... entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, mas... ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio (¿ven?, el misterio triple de Dios), la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció (ninguno de los sacerdotes, rebinos, rabinos, quise decir, o alguno sabía todo al respecto); porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.
310Uds. dicen: “Ud. está incorrecto allí tocante a rabinos y predicadores”. ¿Quiénes lo crucificaron a El?
311Oh, pudiéramos seguir y seguir y seguir. Léanlo, ¿ven? Seguir... Ahorraríamos tiempo, porque sólo tenemos... Todavía no es tarde, pero tenemos mucho aquí que decir si el Señor nos ayuda. Miren. Ahora, la falta de esto....
312Y Pablo, este gran hombre intelectual, nunca trató de expresarle al pueblo sus grandes términos teológicos. El humildemente aceptó la Palabra del Señor, y él vivió la Palabra, de tal manera que Ella se expresó por medio de él. El vivió tan–tan piadosamente, que ellos vieron tanto a Jesucristo en él, a tal grado que ellos querían su paño, para llevarlo y ponerlo sobre los enfermos. Ahí está la Vida de Cristo.
313Ahora, fíjense. Algunos dicen: “Oh, bueno, ¿ven Uds.?, Eliseo hizo eso, hace mucho tiempo, le puso su báculo; pero, oh, eso fue en los días de Eliseo”. Ahora, el mundo pensó eso. Los sacerdotes intelectuales y cosas, e iglesias de ese día, pensaron eso.
314Pero esos creyentes, sabían que no era así. Ellos vieron que la revelación de Cristo que estaba en Eliseo, la misma cosa estaba en Pablo, expresando la misma clase de Vida, porque él era un profeta. ¿Ven? El predijo cosas que sucedieron exactamente de la manera que fueron, y ellos sabían que esa era la identificación de Dios de un profeta. Y ellos sabían que él era un profeta de Dios. Uds. no podían apartarlos de ello, en lo absoluto. Aun cuando ellos vieron a Pedro predecir esas cosas y sucedieron, ellos dijeron: “Sólo permitan que su sombra pase sobre mí”. ¡Amén! Esa es la Iglesia. Esos son los que lo creen. Sí, señor. Fue revelado por medio de....
315Bueno, ¿dijo Pablo: “Porque yo–yo tengo un doctorado en filosofía, doctorado en literatura, y demás, ellos me creen”? No. El dijo: “Yo olvidé todas esas cosas, la sabiduría de hombres”. Dijo: “Yo tuve que morir, y yo le conozco a El en el Poder de Su resurrección. Así es cómo yo vine a Uds.: con demostración del Poder de Dios”.
316¿Qué fue eso? Haciendo a Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Y las mismas obras que Jesús hizo, Pablo hizo las mismas. Y ellos vieron a Dios, el gran Padre que se había demostrado en la zarza ardiendo, se lo había demostrado a Pablo, y aquí El estaba siendo demostrado.
317Y El es el mismo en cada edad. La triple manera de Dios: “ayer, hoy, y por los siglos”. ¿Qué? Redentor; preeminencia en Su Iglesia; y en el Reino venidero. ¡Amén! ¿Lo ven Uds.? ¡Tan perfecto como puede ser!
318¡Oh, fíjense! El Espíritu Santo es el único Revelador de la revelación Divina de Cristo. No hay ninguna escuela que lo pueda hacer. Ningún erudito que lo pueda hacer. Ningún hombre, no importa cuán bien educado, cuán piadoso, o todo lo demás, no hay ningún hombre que lo pueda hacer.
319Yo pudiera hacer que les arda duro aquí. ¿Cuántos son Cristianos, nacidos de nuevo, llenos con el Espíritu Santo?, levanten sus manos. Muy bien. Sigamos aquí entonces. Muy bien. Fíjense.
320¡Y El únicamente lo hará para el predestinado! Eso es exactamente. “Todo lo que el Padre me ha dado, vendrá”. Y “ninguno puede venir si el Padre primero no me lo ha dado a Mí”.
321Miren a esos sacerdotes, diciendo: “Este hombre es Beelcebú. Es un adivino. Es un demonio”.
322Y esa mujercita caminando por allí, viviendo con seis maridos; ella había vivido con cinco, y en ese momento estaba con el sexto. Y Jesús dijo: “Ve, llama a tu marido, y ven acá”. Ella dijo: “No tengo marido”.
323Dijo: “Sí, tú tienes seis. Tú has tenido cinco, y con el que ahora estás viviendo no es tu marido”. Ella dijo: “¡Señor!” ¿Qué? Esa Luz tocó esa Simiente. 324 Cuando Ella tocó a esos sacerdotes, ellos dijeron: “Este hombre es un adivino”. ¿Ven?, no había Vida ahí. Unos híbridos, crecen tan alto como para llegar a una organización, pero murió de allí en adelante.
325Pero esta mujer no era híbrida. Dijo: “¡Señor!, me parece...” Yo puedo ver sus hermosos ojos grandes brillar de esa manera, las lágrimas le estaban corriendo por sus mejillas. Dijo: “¡Señor!, me parece que Tú eres profeta. Yo estoy esperando el Mesías. Y cuando venga ese Mesías, El hará esta mismísima cosa. El nos declarará estas cosas”. El dijo: “Yo soy El”.
326¡Oh, Señor! Ella dejó su cántaro. “¡Aquí está El! Venid, ved a un Hombre que me ha dicho las cosas”. ¿Qué fue eso? Esa Luz tocó esa Simiente. Esa Vida que estaba ahí, salió. ¡Es la misma cosa hoy en día!
327Pero el teólogo dirá: “Mire: espere un momento. Indagaré si Fulano de tal, si el Pastor Moody dijo, o....”
328¿Qué tiene que ver el Pastor Moody con esto de este día? El Pastor Moody vivió en su día, pero no ahorita. Seguro que sí. Lutero vivió en su día, pero no en el día de Wesley. Wesley vivió en su día, no en el día de los Pentecostales. Los Pentecostales vivieron en su día, pero ellos están muy lejos de Esto en esta hora. Nosotros estamos en la última hora. Seguro.
329Sus organizaciones, y enredos, prueban que Ella no está ahí. La Palabra nunca ha sido correctamente vindicada; sino únicamente según su propia fuerza, simientes, denominaciones. Y ellas producían una denominación, luego mezclaban esas simientes de hierbas venenosas con ese Trigo genuino; moría todo. La cosecha se tornaba a hierbas venenosas, correcto, zarzaparrillas y ortigas, ¿ven?, regresaban a eso; moría todo. Luego ellos araban el campo y empezaban otra vez, plantaban algunas Simientes genuinas, y si algunas de Ellas salían, las sofocaban.
330Pero luego, Dios dijo que en estos últimos días El levantaría un pueblo lavado en Su Sangre, y ellos fueron predestinados para estar allí. Ellos tienen que estar allí. Dios así lo dijo. Y El revelaría... Y la mera señal: “Yo env-...” Malaquías 4, y lo que él haría, “restaurar” de nuevo, traer de nuevo en los últimos días estas grandes cosas que El prometió; traería la revelación. ¿Qué es...? ¿Qué debe hacer Malaquías 4? Traer de nuevo la Fe de los padres, a los hijos. ¿Ven? Correcto. Traer esa misma cosa, la misma Columna de Fuego en la escena; las mismas señales, las mismas maravillas, el mismo Jesús; haciéndolo a El el mismo, predicándolo a El lo mismo, vindicándolo a El ser el mismo ayer, hoy, y por los siglos.
331“Yo restauraré”, dice el Señor: “todos los años” que el gusano Metodista y el gusano oruga, y el Bautista, y el Católico, y todos esos gusanos se comieron, esa Fe, hasta que llegó a ser un tronco denominacional en donde no quedaban Simientes ahí. “Pero Yo restauraré de nuevo”, dice el Señor: “todos los años”. ¿Qué? “Todas las señales y prodigios que ellos han dejado. Yo los regresaré directamente de nuevo a ese Arbol original, y Yo lo restauraré”, dice el Señor. Ese profeta fue un profeta vindicado. Sus palabras tienen que acontecer. ¡Amén!
332Solo el Espíritu Santo es el Revelador de la Divina revelación de Cristo, y ha sido en todas las edades. Recuerden: ¿en todas las edades? ¿A quién viene la Palabra del Señor? Solo al profeta. Eso es correcto. ¿Es correcto eso? Y el profeta tenía que ser primero vindicado. No porque él decía que era un profeta, mas porque él nacía un profeta y probaba ser un profeta. Y si todo lo que él decía estaba exactamente en la Palabra y venía a suceder, entonces se deshacían de todo lo demás. ¿Ven? Era... la Palabra del Señor vino únicamente por medio del Espíritu Santo. La Biblia dice: “Hombres de antaño siendo inspirados por el Espíritu Santo, ¿ven?, escribieron la Palabra”.
333Miren. Juan el Bautista nunca hubiera conocido a Jesús si no hubiera sido por el Espíritu Santo señalándolo a El. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.].
334Juan el Bautista, ese gran profeta que salió, y dijo: “Hay Uno parado entre Uds. ahorita mismo. Hay un Hombre común parado aquí en alguna parte, que es el Cordero de Dios”. Juan dijo: “Entonces yo di testimonio. Yo he dado testimonio que yo vi al Espíritu de Dios, al Espíritu Santo, que descendía del Cielo como paloma, y se posó sobre El. Y una Voz dijo: ‘Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia’”. ¿Qué era eso? El Espíritu Santo dijo: “Yo lo señalaré a El”.
335¡Esa es de la única manera que Uds. lo conocerán a El hoy en día, la única manera que Uds. recibirán la triple revelación de Dios, es por el Espíritu Santo! Y de la única manera que puede ser, es que Uds. están predestinados para verlo. Si no, Uds. nunca lo verán. Si Uds. no están predestinados para verlo, nunca lo verán, porque esa Luz puede destellar y Uds. se alejarán y se burlarán de Ella. Y la explicarán por medio de alguna concepción intelectual, cuando el mismísimo Dios se está manifestando El mismo y probándolo, ¿ven? Pero si no está en Uds. el verlo, no lo verán.
336Simplemente Dios nunca dijo: “Yo escogeré a este, escogeré a ese”, sino que El sabía por medio de Su... La razón que El podía predestinar, es porque El es infinito, y El–El sabe cada... El es infinito, así que por lo tanto El sabía todo. El sabía el fin, y podía saber el fin desde el principio. El es Dios. Si El no puede hacer eso, El no es Dios. Sí, señor. El es infinito. Muy bien.
337Juan nunca lo hubiera conocido (no, señor), si el Espíritu Santo no se lo hubiera señalado. ¿Ven cómo Dios esconde Su misterio del elocuente, del educado, y de todos? Miren: cada una de esas personas...?... En la simplicidad se lo revela a quien El ha predestinado para que lo vea. ¡Miren eso! Otros parados allí nunca ni siquiera vieron la paloma, ellos nunca oyeron ninguna Voz, pues únicamente fue enviada a esa Simiente predestinada. ¡Predestinada! ¡Seguramente que sí fue predestinada!
338Bueno, Isaías, setecientos doce años antes que El naciera, en el Espíritu, se elevó fuera de estos sentidos humanos y dijo: “Voz que clama en el desierto: ‘Preparad camino a Jehová; y enderezad calzada....’”
339Entonces, si Isaías pudo verlo, ¿no pudo Malaquías ver la misma cosa, el último profeta predestinado, el sellamiento de todos los profetas del Antiguo Testamento, ese principal... ese gran profeta parado allí al fin de la edad? ¿Ven? ¡El estaba diciendo que él estaba predestinado! Seguramente que sí lo estaba. También Malaquías lo vio a él.
340Jesús dijo: “Si podéis recibirlo, éste es aquel de quien fue dicho: ‘Yo envío Mi mensajero delante de Mí’, (Malaquías 3), ‘para preparar el camino delante de Mí’”. ¿Ven? Seguro que él fue predestinado para ver ese mensaje. Con razón él podía mirar allá y mirar esa paloma descendiendo, esa Luz que estaba en el desierto con Israel, ahora viniendo, descendiendo.
341Dios mismo, diciendo: “Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia en morar dentro”. Dios y el hombre llegando a ser Uno.
342“Yo he dado testimonio”, Juan dijo: “Yo le vi al Unigénito del Padre. Yo soy testigo de ello”. ¡Amén!
343Ahí lo tienen Uds. ¡Simplicidad! Siendo su padre un predicador anciano (su padre era un gran teólogo, como Uds. saben; él salió de una escuela), pareciera como que él hubiera regresado a la denominación de su padre. Eso no hubiera sido la voluntad de Dios.
344Cuando Dios lo tocó a él antes de nacer allá, él recibió el Espíritu Santo tres meses antes que él naciera. Sí, señor. Cuando María fue allá, y el pequeño Juan tenía seis meses de edad en el vientre de su madre, y nunca se había... esos pequeños músculos nunca se habían movido todavía. Y María estaba temerosa.... Los pequeños músculos estaban creciendo, pero ella no podía sentir nada de vida; Elisabet, su madre, quise decir. Y cuando María llegó y la tomó y la abrazó, puso sus brazos, puso manos sobre ella. ¿Ven? Y dijo: “Dios me ha hablado, y yo también voy a tener un bebé”. “¿Están casados tú y José?” “No”. “María, ¿cómo puede ser eso?”
345“El Espíritu Santo me cubrirá con Su sombra, y será creado ahí en mí. Y llamaré Su Nombre: ‘Jesús’. El será el Hijo de Dios”.
346Y tan pronto como se habló esa palabra ‘Jesús’, el pequeño Juan empezó a saltar y a gritar y a brincar en el vientre de su madre.
347Ella dijo: “¡Bendito sea el Señor Dios! ¿Por qué viene a mí la madre de mi Señor?” ¡La madre de mi Señor! ¡Oh, hermanos! “¿Por qué viene a mí la madre de mi Señor? Porque tan pronto como llegó tu salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre”.
348Con razón él no quería nada de un seminario, algo que lo doctrinara con alguna u otra cosa. El tenía un trabajo importante. El era un hombre del desierto; se fue al desierto y esperó. Dios le dijo allá, dijo: “Ahora...” y se lo reveló a él. ¡Oh, ahí está otra vez su revelación! “Ahora, Yo te diré quién es El. Tú eres un profeta; la Palabra viene a ti. Tú sabes quién eres tú. Tú tenías que venir”. Eso contesta una pregunta del domingo pasado. ¿Ven? “Tú sabes quién eres tú, Juan. Quédate quieto; no digas nada. Ve allá. Y cuando veas a Ese, vendrá una señal del Cielo, como una Luz; una paloma descenderá. Ese será El, cuando tú lo veas”.
349Esa es la razón que cuando Jesús subió del agua, Juan miró y vio esa paloma descendiendo, él dijo: “¡He aquí el Cordero de Dios! ¡Ahí está El! El es el que quitará el pecado del mundo”.
350Jesús entró directamente al agua, a encontrarlo a él. Esos dos ojos de Juan se encontraron con esos dos ojos de Jesús. Ellos eran primos segundos, en la carne. María y Elisabet eran primas. Sus ojos se encontraron unos a los otros. Allí estaban Dios y Su profeta, ¡amén!, parados allí.
351Juan dijo: “Yo necesito ser bautizado por Ti, ¿por qué vienes Tú a mí?”
352Jesús dijo: “Deja ahora, pues recuerda: así conviene que cumplamos toda justicia”.
353¿Por qué lo hizo Juan? Porque El era el Sacrificio. Juan era un profeta, él sabía; y el Sacrificio tiene que ser lavado antes de ser presentado. ¡Oh! ¡Oh! Y él le dejó, y él le bautizó.
354Y cuando él lo hizo, he aquí los cielos le fueron abiertos, ¡oh, hermanos!, y esa paloma descendió sobre El, y una Voz dijo: “Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia en morar dentro”. La versión Bíblica “King James” lo pone: “en quien tengo complacencia en morar”. Así que es de cualquier manera que Uds. lo quieran poner; es la misma cosa: “Morar dentro”, o... “Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia en morar” o, “morar dentro”, de cualquier manera que Uds. quieran decirlo, es la misma cosa. Muy bien.
355Vemos entonces que le fue revelado a él. Otros parados allí no oyeron nada al respecto. Sólo el Espíritu Santo lo revela.
356Igual que cuando El mismo se reveló a Pablo, otra Simiente predestinada.
357Ahí estaba Pablo yendo por ahí, él pudiera haber dicho: “Si yo le echo mano a ese montón, los haré pedazos, porque yo soy el Doctor Saulo. Yo me eduqué bajo Gamaliel. Yo salí de la Escuela Bíblica Moody”, o de alguna otra, ¿ven? “Yo, soy un erudito. Yo sé de lo que estoy hablando. Yo haré pedazos a ese montón de ‘santos rodadores’. Y yo le digo a Ud., gran padre santo, sólo deme Ud. el permiso para ir allá, y yo arrestaré a cada uno de esos que hacen ruido allá. Toda esa cosa de sanidad Divina, la pararemos”. Lo puso en su bolsillo, dijo: “Yo voy rumbo allá”.
358Y ese día, ¡hermano!, como a las once del día, una–una Luz brilló en su rostro, y él cayó al suelo.
359¿Por qué? El era una Simiente predestinada. Dios dijo: “Yo lo he escogido a él. Sí. Y Yo le voy a mostrar cuánto le es necesario padecer por causa de Mi Nombre. Yo lo enviaré a los gentiles, y lo haré sufrir deshonra en toda manera que pueda sufrir–sufrir deshonra, pero no obstante llevará Mi Nombre”.
360Pablo entonces fue allá, hasta que toda su cosa eclesiástica le fue quitada (allá en la parte de atrás del desierto por tres años y medio, allá en Arabia), hasta que él aprendió la Palabra, y la Palabra llegó a ser él. Y él llegó a ser un prisionero, ahí regresó él, ¡en cadenas de amor! “Toda mi experiencia de seminario se ha terminado! Yo soy un prisionero de Jesucristo. (¡Amén!) Filemón, mi hermano, yo soy un prisionero de Jesucristo. Yo únicamente puedo hablar y decir lo que El me dice”.
361Dios necesita prisioneros hoy en día, que ellos mismos se aprisionen a Su voluntad, a Su Palabra.
362Eso es lo que fue Pablo. No importó cuánto de lo intelectual él había aprendido, él conoció a Dios por revelación. Sí, señor. Lo intelectual entonces salió completamente de él, cuando vino la revelación, lo cual es la roca sobre la cual la Iglesia está edificada. Sí, señor. Fíjense, él era una Simiente predestinada.
363Sólo el Espíritu Santo le muestra a Ud. quién es El. No hay hombre... ellos harán de ello: “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”, y todo lo demás, de ello. ¿Ven? Pero el Espíritu lo revelará a El como el Señor Dios del Cielo hecho manifiesto, que eso es, ¡oh, El!
364Ahora, fíjense. No son profetas, ni reyes, ni nada más; sino que aquí, por primera vez, Dios fue revelado en Cristo, en la plenitud de la Deidad corporalmente, en carne humana. Eso es la revelación. ¡Oh, hermanos! Les voy a cantar una estrofa ahora. Naciones están destruyéndose, Israel está despertando (¿están?) Las señales que los profetas predijeron; Los gentiles (iglesias en una denominación), sus días están contados con muchos horrores; “Regresa, o disperso a tu tierra”. (Uno es echado fuera de ellas). El día de redención cerca está, Los corazones de los hombres están fallando por el temor....
365Con todos sus chistes de Hollywood no lo pueden esconder es como un muchachito que va silbando, al ir pasando por el cementerio en la noche. ¿Ven? Sed llenos con el Espíritu, vuestras lámparas aderezadas y limpias, ¡Erguíos, vuestra redención cerca está! Falsos profetas están mintiendo, la Palabra de Dios ellos están negando, Que Jesús el Cristo es nuestro Dios (¡correcto!); Esta generación desprecia la revelación de Dios, Pero nosotros estamos caminando en donde los apóstoles han caminado. El día de redención cerca está, Los corazones de los hombres están fallando por el temor; Sed llenos con el Espíritu, vuestras lámparas aderezadas y limpias, ¡Erguíos, vuestra redención cerca está!
366Reciba la revelación, hermano. ¡Esta generación está despreciando la revelación de Dios! ¿Ven? Falsos profetas están haciendo eso. “Por sus frutos los conoceréis”. Ellos son–ellos son híbridos. Ellos están mezclados con una organización, en lugar de la Palabra de Dios, la revelación de Dios revelándose, El mismo por medio de Cristo, quien es la Palabra. ¡Oh, hermanos!
367Pudiéramos parar aquí, pero si... tomar esto otra vez cuando regrese, si Uds. quieren... Ahora, hay... Si Uds. quieren seguir adelante, eso depende de Uds. [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien. Sólo un poquito... Yo me apresuraré, pero a la vez tomaré el tiempo suficiente para que Uds.... Uds. tendrán tiempo para un descanso, después de esto. Muy bien. Es lo mismo. Fíjense. ¡Esa Simiente predestinada!
368Solo el Espíritu les muestra a Uds. quién es El; no profetas o estos reyes. Y aquí está Dios manifestado en carne. Aquí está la plenitud. El está completamente revelado y dado a conocer al mundo. ¡Oh, hermanos!
369Fíjense en el monte de la Transfiguración, cuando el testimonio de Dios mismo: “¡Este es Mi Hijo amado; a El oíd!” Allí estaba Moisés representando la ley; allí estaba Elías representando a los profetas. Pero El... Los pasó por alto a ellos, y El dijo: “Este es Mi Hijo amado; ¡a El oíd!” Allí estaban tres representantes: la ley, los profetas, y Mois-... y Cristo. Y El dijo: “¡Este es El!” ¡Dios en plenitud! No manifestado en los profetas, no manifestado por medio de la ley, sino manifestado en Cristo; El es.
370Cristo tiene misericordia. La ley los puso a Uds. en la cárcel, pero no podía sacarlos. Los profetas eran la justicia de Dios, para condenarlos a Uds. y matarlos por ello. Eso es correcto. Pero Jesús era el amor y la revelación de Dios, para darle a saber a una Simiente predestinada, que El los había llamado a Uds. “Este es El; ¡a El oíd!”
371¡Es dada a conocer! La plenitud de la Deidad es dada a conocer. Este secreto del misterio es ahora revelado, que Dios es manifestado. Dios y el hombre llegaron a ser Uno; el Hombre ungido, ¡Cristo! ¿Qué significa “Cristo”? “El Ungido”. El Ungido que estaba ungido con la plenitud de la Deidad corporalmente. ¡Oh, hermanos! ¿Cómo puede la gente dudarlo?
372Cuando en una ocasión Moisés lo tuvo a El parcialmente; David lo tuvo a El parcialmente; ¡oh, hermanos!, pero aquí El está manifestado en la plenitud: la Deidad misma en la tierra. Dios, en Su plenitud, para morir por el pecado de la gente, para que El pudiera traer a Su Iglesia una Vida santificada, para que El pudiera tener la preeminencia, en plenitud, en Su Iglesia, para manifestar toda promesa en estos últimos días, que El prometió para los últimos días. ¿Ven? ¿Qué era...?
373Escuchen ahora. ¿Están...? Ahora, sólo pellízquense Uds. mismos un poquito ahorita. ¿Ven? Fíjense.
374¿Para qué fue manifestado Jesús? Para mostrar a Dios. El era Dios. El tuvo que ser. Ningún hombre podía morir, ningún profeta podía morir. El era Dios. El era el Dios de los profetas. El era los profetas. El era los reyes. El era la historia. El era el que habría de venir. El que era, El que es, y El que ha de estar en este día; el mismo ayer, hoy, y por los siglos. El fue manifestado para ese propósito.
375Y a través de ese propósito El adquirió una Iglesia, para que El, la plenitud de Dios, pudiera traer a cumplimiento toda Palabra de Dios prometida en estos últimos días, cuando El logra tener la preeminencia, la preeminencia en la Iglesia, la posición, Su lugar en la Iglesia. Jesús dijo: “El que en Mí cree, las obras que Yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque Yo voy al Padre”. ¿Ven?, ese fue Su propósito. Ahí estaba la manifestación. Y ahora, hoy en día, El quiere tener a alguien que pueda verlo tan claro, que ellos puedan permitir que la Palabra....
376¿Ven?, Jesús lo vio tan claro, El nació tan perfectamente para ese día, al grado que Dios expresó cada movimiento que El hizo. El era la revelación de Dios; Dios, revelado.
377Ahora, El santificó, con Su Espíritu y Sangre, a una Iglesia, para que El pudiera revelar toda promesa de este último día. Ahora, ¿ven?, El pudiera regresar y tomar en los últimos días lo que estos otros hombres han dejado aquí, y por medio de Su Espíritu Santo revelar todo el misterio de los Siete Sellos. ¿Ven? El mismo está expresándose. Ese es Su propósito. Esa es la razón que El murió. Ese es el segundo aspecto de Su triple manifestación. Primero: para El mismo expresarse en Cristo, luego El mismo expresarse por medio de la Iglesia. Y la misma cosa: Cristo era la Palabra, y la Iglesia llega a ser la Palabra cuando Ella permite que la Palabra fluya por medio de ellos.
378Pero cuando ellos aceptan una denominación híbrida, ¿cómo puede la Palabra fluir por medio de ella? Está conectada con tierra, y entonces causa un cortocircuito y quema el fusible. ¿Ven?
379Pero cuando la corriente está fluyendo libremente, la Palabra de Dios, Ella misma se expresa. “Las obras que Yo hago vosotros las haréis también”. Y “acontecerá en los postreros días”. “He aquí, Yo os envío el profeta Elías, y él hará volver el corazón de los–de los hijos de nuevo hacia la Fe de los padres”.
380Y en ese tiempo, llegaría un momento cuando El mismo podría expresarse en la plenitud de Su Deidad, la Deidad, por medio de Su Iglesia, tener la preeminencia en esta Iglesia. ¡Oh, hermanos! ¿Qué? El Hombre ungido; ahora el pueblo ungido; ¡oh, hermanos!, para traer de nuevo a la Novia y al Novio ungido. Ungida (por medio de ¿qué?) por medio de aceptar lo que Eva rechazó, y Adán; regresando de nuevo con la unción de la Palabra, porque El dijo: “Mi Palabra es Espíritu”. ¿Ven?, ungido con la Palabra. Lo que Eva rechazó, El regresa de nuevo, y nosotros lo aceptamos.
381¿Ven otra vez esa condición híbrida? Exactamente lo que él le hizo a Eva.
382El le dijo a Eva: “No hagas esto, y no hagas eso; y tú puedes hacer esto, y eso”.
383Y Satanás dijo: “¡Oh! Tú sabes. Pero...” Ella se dio la vuelta y lo escuchó a él.
384Pero la Eva del último día no lo va a hacer, porque Ella está predestinada para no hacerlo. Sí, señor. Dios lo va a hacer. El sabe. El tendrá... El dijo que Su man-... Iglesia estaría allí sin “mancha ni arruga”. Ella va a pararse allí en el esplendor de El, Su Palabra hecha manifiesta.
385Ella será una señal para el mundo. Ella será un ejem-... Ella será algo para el mundo, a la que el mundo pueda mirar y decir: “Bueno”, (el resto del mundo puede decir), “ah, Ella es una ‘santa rodadora’. Ella es la prima segunda. Ella no pertenece a nuestro grupo”. Yo lo sé. Eso es una cosa buena, ¿ven? Ella– Ella pertenece a este Grupo de aquí Arriba.
386Un hombre me dijo el otro día, estando parado y platicando, él dijo: “Bueno, ¿a qué denominación pertenece Ud.?” Yo dije: “A ninguna”. “¿Qué?” “A ninguna”. Yo dije: “Yo pertenezco a un Reino”. “Bueno, ¿cómo se une Ud. a eso?” “Ud. no se une a El; Ud. nace en El”. “¿Qué reino es ese?” Yo dije: “El Cuerpo místico de Jesucristo”.
387“Por un solo Espíritu fuimos bautizados en este Cuerpo”, nacidos de Su Espíritu, entonces pertenecemos a un Reino. Y nuestras vidas no son americanas, no somos alemanes, no somos nada; somos Cristianos. Estamos establecidos, y caminamos en el Espíritu, un prisionero de amor, apartados de las cosas del mundo. Y nuestros derechos del mundo, nosotros los vendimos y compramos esta Perla de gran precio, y caminamos y permitimos que el Espíritu Santo mismo se manifieste. Eso es lo que es Su verdadera Iglesia. Eso es lo que Uds. son, y lo que yo soy, si nos rendimos y servimos a Dios, y... según Su Palabra, y no según lo que dice algún credo.
388Fíjense: el Hombre ungido, el Cristo mismo, ¡oh, Dios!, es dado a conocer aquí. Pero ahora, miren. Pero... Pero ahora. ¿Por qué? El tiene la preeminencia. Dios completamente manifestado en Jesucristo, el gran secreto de la revelación de Dios.
389Esta gran Luz de revelación siempre ha cegado la sabiduría de este mundo.
390En los días de Jesucristo, cuando El estuvo aquí en la tierra, ellos–ellos... los había cegado. Ellos decían: “Bueno, ¡Tú mismo aun te haces Dios! ¡Tú mismo te haces igual a Dios!” El no únicamente era igual a Dios, El era Dios mismo. ¿Ven? ¿Ven?, ellos no lo entendieron. Y a propósito, algunos de Uds. pudieran....
391En una ocasión oí de unos paganos que me dijeron que Jesús nunca dijo que El era el Hijo de Dios. Seguro que sí lo dijo El. Ciertamente que El lo dijo. Sencillamente Ud. no conoce su Biblia. ¿Qué le dijo El a la mujer en el pozo? ¿Ven? ¿Qué le dijo El a ella?
392“Yo sé que ha de venir el Mesías. Y cuando El venga, El hará estas cosas”. El dijo: “Yo soy, el que habla contigo”. Y también a Pablo, y a otros. Fíjense: pero ahora El tiene la preeminencia en la Iglesia.
393El gran secreto de Dios siempre ha cegado la sabiduría del mundo. Ellos no pueden entenderlo. Ellos sencillamente no lo entienden. Satanás no lo entiende. Ninguno del resto de ellos lo entiende, sino únicamente aquellos quienes están predestinados a entenderlo, de cómo es que Dios y Cristo son Uno. Ellos lo harán a El tres cada vez. ¿Ven? Ciertamente que ellos lo harán.
394Fíjense: el que sigue, en segundo lugar, el Cristo manifestado en Uds., la esperanza de Gloria. Ese gran Dios manifestado en Cristo; ahora Cristo manifestado en Uds. Nos apresuraremos.
395Miren: lo que una vez fue el gran secreto de Dios, el gran secreto misterioso en Su mente, ahora es puesto dentro de los corazones de los creyentes, eso es, el Cuerpo de Cristo. Lo que una vez fue el gran secreto de Dios en Su mente, antes de la fundación del mundo, es ahora hecho manifiesto. ¡Piénsenlo!, amigos. ¡Oh!
396Oh, yo estoy–yo estoy seguro que no–que no lo entendemos. Bueno, yo– yo no puedo verlo de la manera que debería, y–y yo estoy seguro que Uds. no pueden verlo. ¿Ven?
397Pero el gran misterio de Dios, lo que el Dios Eterno tenía como un misterio, ha sido ahora desenvuelto en Jesucristo, y luego se lo ha dado directamente a Su Iglesia. Lo que estaba una vez en la mente de Dios está ahora en el Cuerpo de Cristo. Jesús enamorando a la Iglesia, Su Novia, susurrándole secretos a Ella.
398Uds. saben como uno le dice cosas a su esposa, Uds. saben, a la jovencita con la que uno se va a casar. Uno la ama tanto, que sencillamente le dice a ella los secretos, y la pone al lado de uno, y uno la ama y todo. Uds. saben cómo es eso.
399Eso es lo que Dios, Cristo, le está haciendo a la Iglesia. ¿Ven? El le está dando a conocer los secretos, sólo los secretos. No a estas coquetas; yo me refiero a Su Esposa. ¿Ven? Muy bien. Ahora miren. No. ¡Teniendo la revelación de Su secreto dado a conocer a ellos, por Su gracia! ¡Cómo es que la gracia de Dios, hermanos...!, yo sé... yo espero que Uds. no piensen que esto suena personal, o como a un–un grupo de gente, o esto, o eso; pero es el secreto que Dios está compartiendo con toda la Iglesia, si ellos sólo lo recibieran. ¿Ven? No significa sólo a mí, o sólo a Uds.; significa a la Iglesia, a la que El–El está tratando de entrar.
400Y Uds. dicen: “Bueno, ¿por qué no lo reciben ellos?” Ellos no pueden recibirlo. El dijo, otra vez, El dijo estas cosas. “¿Y cómo es que no pueden ellos?” Porque Isaías dijo que ellos no lo podían ver. ¿Ven? Y El siempre ha dicho....
401El profeta Pablo dijo: “En los postreros días habrá hombres impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, implacables, calumniadores, intemperantes, y aborrecedores de lo bueno; impetuosos, infatuados (¿ven?); que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas, arrastradas por diversas concupiscencias”, con pantaloncitos cortos, y cabello cortado, y todo lo demás. “Arrastradas por diversas concupiscencias”, y diciendo: “Está bien. ¡Ah!, ellos allá están locos. No presten ninguna...” ¿Ven? “Nunca pueden llegar al conocimiento de la Verdad. Y estos hombres la resisten, así como Janes y Jambres resistieron a Moisés”, capaces para producir una iglesia, y producir un grupo de gente. Sí, señor.
402“Mas su insensatez será manifiesta”, cuando Jesús tome a Su Novia y la ponga a Ella aquí arriba, y diga: “Esta es Ella”, y El se vaya con Ella. Correcto. Sí. “Su insensatez será manifiesta”.
403Miren: ¡siendo dada a conocer la revelación de este secreto a ellos por Su gracia! Miren: cuando esta gran revelación, el misterio revelado, se les es dado a conocer a Uds., entonces Uds. renuncian a todas las cosas del mundo.
404Ahora, yo voy a repetirlo otra vez. Más vale que lo diga (yo me estoy dirigiendo a eso), por causa de la cinta, y de aquellos que estudien esta cinta, que va por todo el mundo. ¿Ven?
405Uds. mujeres que reclaman que tienen el Bautismo del Espíritu Santo, y no tienen la audacia de dejar crecer su cabello; cuando la Biblia lo condena y dice que una mujer tiene... un hombre tiene el derecho de divorciar a su mujer si ella se corta su cabello. Es honrado ante Dios, el hacer eso. La Biblia dice que si ella se corta su cabello, deshonra a su cabeza. Y es una cosa común, como Uds. saben, una cosa muy común, que una mujer aun ore con su cabello cortado. ¿Ven?
406¡Usando pantaloncitos cortos y esos pantalones de mujeres y cosas! La Biblia dice: “Cualquier mujer que (“oh”, Ud. dice...) usa ropa perteneciente a hombre, es una abominación a Dios”, asqueroso, sucio, igual que un viejo sanitario hediondo en alguna parte. ¿Ven? ¡Oh, hermanos! ¡La asquerosidad en la nariz de Dios! ¿Y luego Uds. tratan de orar u ofrecer oraciones en tal cosa como esa? Dios la rehúsa, y la rechaza. Correcto.
407“Bueno”, Uds. dicen: “Mire, espere un momento, Hermano Branham, Ud. está hablando tocante al Antiguo Testamento”.
408El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Es la completa revelación de Dios. Cuando Dios dice algo, El nunca puede cambiarlo. El siempre la magnifica, no la cambia. La ley fue magnificada, no cambiada; ¡magnificada!
409“‘Cualquiera que comete adulterio será digno de muerte’, ¡pero cualquiera (ahora magnificada), que mira a una mujer para codiciarla...!” El nunca cambió el mandamiento. El lo magnificó.
410“Acuérdate del día de reposo para santificarlo”, un solo día en la semana; ahora El lo magnificó: el “reposo” viene por guardar el Espíritu de Dios. “Mandamiento tras mandamiento, y línea sobre línea, un poquito allí, y otro poquito allá (y retened lo bueno); porque en lengua de tartamudos, y en otras lenguas Yo hablaré a este pueblo. Y este es el reposo. Este es el refrigerio proveniente de la Presencia del Señor; mas no quisieron oír”, y “menearon sus cabezas” y se fueron a sus denominaciones. [El Hermano Branham parafrasea Is. 28:10-12–Trad.].
411“Este es el refrigerio”. ¿Ven?, magnificando el día de reposo; para Uds. Sabatarios, y demás. ¡Oh, hermanos! El no la cambia. El la magnifica. “El infierno ha ampliado sus puertas para recibirlos”.
412Ahora, Uds. pueden ver ahora por qué el Mensaje del tiempo del fin es rechazado. ¿Lo pueden ver? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Ahora, ninguna denominación, sino la revelación de Su misterio. ¿Ven?, ninguna denominación; ¡la revelación! Dios no es conocido por medio de la denominación, El es conocido por medio de revelación.
413Miren. Dios en Su Cuerpo: Cristo; y Cristo en Su Cuerpo: la Novia. ¡Oh, hermanos! ¡Dios hecho manifiesto en Cristo; Cristo hecho manifiesto en la Novia! Y así como Dios tomó a la mujer del cuerpo de Adán, y ella cayó; luego Dios ha tomado del Cuerpo de Cristo, Su carne, Su Cuerpo, lo cual es Su Palabra, y está sacando una Novia que no caerá por una denominación o un credo. No, señor. Sino que Ella está regresando con la Palabra de Dios pura y sin adulteración, siendo hecha manifiesta.
414Yo espero que todo hombre que oiga esta cinta, y toda mujer, entenderá eso. ¿Ven?
415Ella es la segunda Eva, pero Ella no está rompiendo y–y manchando Sus faldas de pureza y santidad, para Su Esposo. Ella se quedará con Su Palabra sin importar lo que cualquiera diga.
416Uds. pueden tener todos los movimientos ecuménicos que Uds. quieran, y todas las afiliaciones, y ellos van a traer un persecución muy pronto, y van a cerrar todas las iglesias. Uds. ven eso. Y las iglesias como ésta, que no son una denominación, ellos las usarán como un lugar de almacén. Y si algún hombre va y ofrece una oración por alguien más que no pertenezca al movimiento ecuménico, lo matarán en el acto de un disparo. Ya está... Ese ministro Luterano, el que encabeza eso, así lo dijo. Y está aquí mismo, Uds. pueden leerlo aquí mismo en su revista. Correcto.
417No importa lo que ellos digan, esa Iglesia se parará fiel en esta Luz. Ella ya lo ha probado en el pasado, y Ella lo hará otra vez en presencia de todo. Es la Palabra de Dios. Y desaparecerán todos los movimientos ecuménicos y todo lo demás. Ella va a estar allí sin mancha o arruga. Correcto. Ella se parará allí.
418Fíjense. Dios mismo se manifestó en Su Cuerpo: Cristo. ¿Ven Uds. ahora el triple propósito, esa cosa hermosa?
419Cristo en Su Cuerpo, la Iglesia, vindicando Su Palabra prometida, así como Dios lo hizo por medio de Cristo.
420“¿Quién puede condenarme de pecado? Si Yo no hago las obras del Padre... y ¿en dónde he–en dónde he fallado? Ahora Uds. dicen que Uds. lo están haciendo ahora, su denominación, ahora–ahora muéstrenmelo. Sí. Muestrénme en dónde fallé de ser el Mesías. Muéstrenme en dónde fallé, una sola señal que Dios dijo que haría el Mesías que Yo haya fallado en cumplirla”, dijo El. ¿Ven? Dios en Su Cuerpo.
421Ahora, Cristo (“las obras que Yo hago, vosotros las haréis también”. ¿Ven?, ¿ven?, el mismo Dios. ¿Ven? “Las obras que Yo hago, vosotros las haréis también; más que estas, porque Yo voy a Mi Padre”, la Iglesia estará un poquito más tiempo en la Luz, ¿ven?), está vindicando Su Palabra prometida; así como Dios vindicó Sus promesas en el Cuerpo de Cristo, así también Cristo está haciendo Sus mismas obras en el Cuerpo de Cristo, la Iglesia, ¿ven? Ahora dando a conocer Su misterio a Su Arbol Novia en los últimos días, produciendo los frutos que estaban en el Arbol en el principio.
422Fíjense: el Arbol dio una rama, una Luterana. ¿Qué hizo? Cuando el Arbol empezó a crecer, ahí iba el fruto creciendo con él. ¿Qué sucedió? Ellos lo denominaron. Así que vino el Podador, el Padre, el Labrador, y la cortó, dijo: “Está muerta”.
423Luego salió la Wesleyana; iba creciendo bien. ¿Qué hizo ella? El fruto regresó de nuevo al Arbol, así que El cortó la rama, estaba muerta.
424Muéstrenme una, una sola iglesia... yo quiero saber. Yo tengo treinta y tres años de la historia de la iglesia. Muéstrenme una sola ocasión, un solo lugar, en el que cualquier iglesia que alguna vez se organizó no haya muerto en el acto. Muéstrenme un lugar en el que ellos alguna vez se levantaron otra vez, fuera de sólo tener números y cosas, pero no un avivamiento. ¿Ven? No está allí. No, señor. Ella está completamente muerta.
425Así que, ¿qué hizo el Labrador? Vino y la podó. ¿Ven? Produjo fruto denominacional, limones en un Arbol de naranja, así que El la podó. ¿Ven? Lo hizo crecer, y lo cuidó.
426Pero, ¿en dónde está el corazón del árbol? Justamente en el centro. Y El las ha podado a todas ellas, pues justo en la cima....
427El tiene una Simiente aquí abajo en la raíz. Como un árbol que es plantado junto a corrientes de agua, el que toma toda las leyes de Dios y amor en su corazón. “Será como árbol plantado”, Salmo uno, “plantado junto a corrientes de agua, su hoja no cae; en su tiempo dará su fruto”. [El Hermano Branham parafrasea el Salmo–Trad.]. Y aquí está justo en....
428¿Y en dónde se madura el fruto rápidamente? En la cima del árbol. ¿Por qué? La luz está sobre él. ¡Amén! Correcto. Y justo en la cima del árbol, en estos últimos días, El está produciendo un Arbol Novia.
429Ahora recuerden: El es ese Arbol de Vida, opuesto a “la simiente de la serpiente”, ¿ven Uds.? El es esa Simiente, “la Simiente de la mujer”, el Arbol de Vida en el huerto. “... ahora, pues, que no alarguen sus manos, y tomen también de este Arbol de la Vida, y coman de este Arbol, y vivan para siempre”. Y El es el único Arbol del que se puede comer, para que Uds. puedan vivir para siempre. Su Palabra es Vida. Y esa sería entonces la Palabra, la Palabra de Dios, la cual Eva rechazó en el huerto del Edén; entonces aquí está Cristo, la Palabra hecha manifiesta.
430Y cuando El vino a la tierra, El era el Arbol de Vida. ¿Creen Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Y Roma, ¿qué hicieron ellos? El tuvo que ser cortado. Y El fue puesto en un árbol de desgracia, “maldito el que es colgado en un madero”, llegó a ser una maldición para la raza humana.
431Y ahora por medio de eso, El produce un Arbol Novia, el cual será el Arbol de Vida restaurado de nuevo para El, como Esposo y Esposa en el huerto del Edén (¡oh, gloria a Dios!), por medio de la misma Palabra y el mismo Dios hecho manifiesto como Esposo y Esposa, el mismo Arbol Novia de regreso otra vez.
432Fíjense: ¡dándolo a conocer! Ahora, ¡hermanos!, sencillamente hay tanto aquí, que pudiéramos continuar. Fíjense: el Arbol de Cristo, Su Cuerpo, en el huerto. Dando ahora, dando a conocer Su misterio a este Arbol Novia.
433Fíjense: ¡redimida por Cristo, el segundo Adán! ¿Creen Uds. que El era el segundo Adán? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¡Regresando al Hogar, al Edén, con Su Esposa caída, redimida de regreso al Hogar otra vez! Ese es Cristo y la Iglesia hoy en día, llevando a Su Esposa de regreso. ¿Ven ahora el misterio triple? [“Amén”]. Dios manifestado en Cristo; Cristo manifestado en la Iglesia; todo junto, para traer de nuevo al Adán y a la Eva original, Hombre y Mujer, los cuales son Uno, hechos de la misma Sangre y del mismo Espíritu, y todo lo demás.
434La Iglesia es la Sangre de Cristo, por medio del Espíritu, porque la–la Vida está en la Sangre. Ese es el Bautismo del Espíritu Santo que nos bautiza en Su Cuerpo, que únicamente reconoce Su Cuerpo, Su Carne, Su Palabra. [El Hermano Branham da golpecitos a su Biblia–Ed.].
435La denominación nunca llegará cerca a eso. Es una revelación. Ella lo sabe. También Eva lo sabía, pero ella cayó; pero ésta lo sabe y no caerá. ¡Ella está ordenada (¡aleluya!; ¡fiuuu!), Ella está ordenada para no caer! Ella no caerá. Ella está predestinada a eso. “Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad”. Uds. ministros saben de lo que estoy hablando, sabiendo que hay unas dos docenas de Uds. sentados aquí. ¿Ven? “Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad”, David hablando.
436Fíjense. Regresando redimida, yendo al Hogar con El; de regreso a Vida Eterna en un cuerpo humano, comiendo, bebiendo, viviendo para siempre. Isaías dice que “ellos edificarán casas y morarán en ellas, plantarán viñas y comerán el fruto. No edificarán para que otro lo tome”. Los hijos no los tomarán, sino que “ellos estarán allí con sus descendientes”. El edificará y se quedará allí. Amén. El no edifica, y otro come; él mismo edifica y come. ¡Amén! ¿Qué es? Su Novia regresando con El, regresando de nuevo redimida al Adán y a la Eva original, en donde la muerte es dejada atrás. Ellos miran hacia atrás, a la cruz, y ven que la pena de muerte ha sido pagada.
437Y ahora, por fe, estamos resucitados con El, sentados en lugares Celestiales en estos momentos, mirando hacia atrás a lo que nos redimió; esperando que venga el Esposo, para marchar al Hogar con El.
438El triple propósito de Dios, manifestado en Adán y Eva, y en cada profeta, y a través de las edades, y El quien ha de venir; El que era, El que es, y nosotros... El que ha de venir. La manifestación completa, la revelación de la Palabra de Dios, Adán y Eva regresando de nuevo al Hogar, redimidos, ¡Dios mismo dándose a conocer!
439Allí El estará sentado en el Trono de David, ¿es correcto eso?, y poseerá, regirá a todas las naciones con vara de hierro. Y a uno y otro lado estará el árbol. Y cada nación que entrare, esta sanidad será para... estas hojas serán para la sanidad de las naciones. Los reyes traerán su honor a Ella. No habrá nada que pueda hacer inmundicia, o nada así, entrará. Y el monte de Sion, tendrá una Luz sobre Ella, todo el día y la noche, y los redimidos andarán en esa Luz. ¡Oh, aleluya!
440Pensar que no es una historia mítica, no es alguna concepción teológica; es una revelación de Jesucristo, por Su Palabra, la cual siempre oscurece a aquélla. Ha sido verdad en todas las edades, y es verdad en esta edad. Es verdad aquí ahorita. Es verdad conmigo, es verdad con Uds., y con todo hombre y mujer que mantiene esta revelación. Amén.
441Y ver a Dios mismo dándose a conocer, y El mismo pulsando por medio de la vida, que ahora Ud. es un prisionero. Ud. es Su prisionero de amor. El mundo se puede reír, hacer burla de ellos, decir: “Salga acá afuera”. Ud. pudiera ir, pero Ud. es un prisionero. ¿Ve? Las otras mujeres pueden actuar como Hollywood, pero Ud. no; Ud. es una prisionera. Amén. ¿Ve?, Ud. es una prisionera de Cristo. Otros hombres pueden fumar y beber y vivir desordenadamente, si ellos quieren, y ellos llamarse Cristianos, diáconos, y aun predicadores, pero Ud. no; Ud. es un prisionero, un prisionero a la Palabra. Sí, señor. Sí, señor.
442Dando a conocer Su misterio a Su Arbol Novia; redimida por Cristo, el segundo Adán; regresando al Hogar, para ser restaurada de nuevo al Edén original, libre de muerte, enfermedades, pesar, vergüenza, regresando con Vida Eterna.
443Entonces... Escuchen: mucha gente tiene la concepción errada. La–la... El convertir gente al Cristianismo y a Su gobierno, no es el pensamiento de Dios en lo absoluto. Uds. dicen: “Nosotros hacemos conversos al Cristianismo por medio de Su gobierno”. Eso no es. “Bueno, ellos no deben beber. Ellos no deben mentir”. ¿Saben Uds. que los mahometanos los pueden opacar a Uds.? ¿Saben Uds.?, que los paganos en Africa, esos hombres negros, ellos tienen leyes entre sus tribus que excederían todo lo que Uds. pueden producir en el Cristianismo.
444Bueno, yo fui allá adonde la tribu de Shungai. Si una muchacha no está casada para una cierta edad, ella tiene que dejar la–dejar la tribu, quitarse su pintura de tribu. Se va a la ciudad; sencillamente ella es una que trabaja de peón. Y si ella... Antes de casarse, la virginidad de ella tiene que ser probada. Si se encuentra que ella es culpable de haber cometido adulterio con algún hombre, él... ella tiene que decir quién es, y ambos son matados, juntos. Oh, ellos pueden–ellos pueden opacar lo que estas así llamadas....
445¿Qué si Uds. hicieran eso con los así llamados Cristianos? Noventa y nueve por ciento de ellos morirían antes del amanecer. Correcto. Correcto. Ambos, hombres y mujeres. Uds. saben que eso es correcto. “¿Qué?” Ud. dice: “Bueno, ¡yo soy puro!”
446“Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”. Ahora, ¿qué de eso? ¿Qué de Ud., hermana, que Ud. misma se presentó a ese hombre de esa manera? Ud. es tan culpable como si lo hubiera hecho. ¿Ven?
447“Oh, pero está bien”. El pastor tiene miedo de decir eso, ¿por qué razón? Su sede denominacional lo echará fuera si él corrige eso. Ellos son híbridos; no toman la Palabra. La Palabra dice que eso es verdad. Jesús dijo que es verdad, y El es la Cabeza.
448Ahora fíjense: Dios mismo dándose a conocer. No... nosotros no debemos hacer conversos al Cristianismo por medio de un gobierno, sino por medio de la revelación; el Cristo en Uds., así como Dios estaba en Cristo. Así como Dios estaba en Cristo, Cristo está en Uds. Cuando... Lo que Dios hizo en Cristo, Cristo lo hace en Uds. Las señales que Dios hizo en Cristo, ¡Cristo las hace en Uds.! ¿Oh, no es eso maravilloso? ¡Oh, hermanos! Me gusta eso.
449Jesús dijo: “En aquel día”, ése es este día. “En aquel día”, cuando esta revelación es dada a conocer, “vosotros conoceréis que Yo estoy en el Padre, y el Padre en Mí, Yo en vosotros, y vosotros en Mí”. Cuando la revelación es dada a conocer, “en aquel día vosotros conoceréis que Yo y el Padre Uno somos; Yo estoy en el Padre, y el Padre está en Mí”. Entonces cuando sale la revelación, entonces es: “Yo en vosotros, y vosotros en Mí”. Ahí lo tienen Uds. ¿Ven la múltiple, la triple mani-...? ¿Para qué? Para regresarla otra vez. Tenemos que ser.... Así como Jesús era la Palabra de Dios, y El vindicó la Palabra....
450Si El–si El no era la Palabra, El no hubiera hecho manifiesta la Palabra; El hubiera sido algún gran teólogo. Ese hubiera sido el verdadero Mesías que el mundo estaba esperando. ¿Ven? Sí, señor, ése hubiera sido El.
451Eso es lo que ellos están buscando hoy en día: algún–algún... alguien que pueda exceder a Billy Graham o alguien que pueda arrasar con su organización, ir y mostrarles a los Bautistas que ellos no saben en dónde están parados. Seguro. Ellos están buscando eso. Pero la Iglesia está buscando la humildad y las señales del Dios Viviente, Cristo. ¿Ven?
452Jesús no era un gran teólogo. El era un obrero común, un hijo de carpintero, así llamado. ¿Ven? El anduvo por ahí, pero Dios... El dijo: “Algunos de Uds. muéstrenme lo que la Biblia dice que Yo haré, que no lo haya manifestado”.
453Así que la Iglesia puede hacer la misma cosa hoy en día. Lo que Cristo hizo, la Iglesia también lo hace ahora. “En aquel día conoceréis que Yo estoy en el Padre, y el Padre está en Mí, Yo en vosotros, y vosotros en Mí”. ¿Ven? Ahí lo tienen Uds. Marchando hacia Sion, (¿a dónde?) ¡al Reino! “En aquel día conoceréis que Yo estoy en vosotros”.
454Y, ¡fíjense aquí! Esto aquí es hermoso; yo no quiero que esto se les pase por alto. Ahora, todos Uds., y Uds. oyendo la cinta, allá en las junglas y en dondequiera que Uds. lo oigan, pongan atención ahora.
455Y, “como me envió el Padre, así también Yo os envío”, dijo Jesús. ¿Ven? Ahora, fíjense. El Padre que lo envió a El fue dentro de El, para El mismo vindicarse correctamente, pues El era la Palabra. Y el mismo Jesús que los envía a Uds., va con Uds. y dentro de Uds. para vindicar el mismo Dios. “Como me envió el Padre, y Yo vivo por el Padre, así también Yo los envío a Uds., y Uds. viven por Mí”. ¿Qué es El? El es la Palabra. Uds. viven por la Palabra. Oh, cómo me gustaría tomar un texto sobre eso, y predicar ahorita como por unas dos horas sobre ello, ¿ven?, sobre eso, de cómo es que... sobre eso. Fíjense, fíjense: “y el Padre que me envió”, fue con El. El Padre que envía....
456Jesús que nos envía va dentro... “Un poco y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque Yo”, pronombre personal, “Yo”, la Persona, Jesús, “estaré con vosotros, aun en vosotros hasta el fin del mundo. Las obras que Yo hago, vosotros las haréis también”. Ahora vayan al pasado y vean lo que El hizo, luego vean lo que Uds. hacen, y luego Uds. mismos compárense.
457Y, “como fue en los días de Noé, así será también en la Venida del Hijo del Hombre. Y como en los días de Lot”, cuando un moderno Billy Graham, y un Oral Roberts fueron allá a Sodoma y les predicaron a esos sodomitas, y les cegaron sus ojos, ¿ven?, con el Evangelio. Un Angel se quedó, un Mensajero, con Abraham y el grupo Elegido. ¿Y qué clase de señal hizo El? ¿Ven? ¿Y cómo lo llamó Abraham a El? Elohim, Dios manifestado en carne. ¡Jesús mostrando que El mismo, Dios en El, sería manifestado en Su Novia en los últimos días! ¡Oh, hermanos, hermanos! Sencillamente no hay fin a ello; ¡sólo es una revelación de Dios! Es Eterna, sólo sigue adelante y adelante y adelante.
458Fíjense. Entonces Uno como el primer Adán y Eva, antes que el pecado los separara por medio de la muerte; ahora Cristo, el segundo Adán, en Vida, redime a Su Novia de la muerte; y ahora El está en Su camino de regreso al Edén original, restaurando de nuevo a Su Novia en compañerismo con Dios, como Esposo y Esposa, en el huerto del Edén (seguro), Cristo y Su Novia.
459Y Dios, en ese día, “el Reino será dado al Padre; para que El sea todo en todos”. “Mientras él todavía esté hablando, Yo oiré”. David, Cristo, David sentado en el Trono, el Rey sobre toda la raza humana. “Y mientras ellos todavía estén pensando Yo sabré de lo que están pensando. Antes que ellos hablen, Yo les responderé. El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como un buey, y ellos serán apacentados juntos y se acostarán. No afligirán ni harán mal en todo Mi Santo Monte”, ¡regresando directamente otra vez al Edén, tan rápido como pueden!
460Ahí está Su triple propósito. ¡Oh Dios, ayúdanos a saberlo! ¡Ayúdanos a saberlo!
461Escuchen atentamente ahora otra vez mientras continuamos. Regresando de nuevo al Edén original.
462Entonces cuando nacemos de El, somos llenos con El. ¿Ven?, la vida de Uds.... Su vida está en Uds. Entonces, todas nuestras acciones deberían declararlo a El.
463Como tomar–tomar la vida de un árbol y meterla en otro. Saque la vida de un peral y métala en un manzano, producirá peras. Tiene que ser así, porque la savia, la vida en él, el germen, es de un peral. Muy bien. Entonces, todas nuestras acciones deberían declararlo a El.
464Nosotros tenemos Su Nombre. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Nosotros deberíamos llevar Su Nombre.
465Y recuerden: estamos ahora como Su Novia, preñada con Su Espíritu. ¡Oh, hermanos! La Iglesia, produciendo hijos, ¿ven? preñados por medio de Su Espíritu, con Su Nombre; llevando Su Nombre, llevando Su Vida; produciendo las señales de Su Vida, evidencia (con la preeminencia), evidencia de Su resurrección; mostrando que El no está muerto, sino que vive para siempre jamás. Esta es Vida Eterna, y una vindicación, vindica al mundo que nosotros estamos vivos en El. ¡Fiuuu!
466¿Cómo lo sabe Ud.?, ¿porque “Ud. es un miembro de iglesia”? Porque Cristo está viviendo por medio de Ud., estando tan preñado con Su Espíritu que Ud.–Ud. es un prisionero a todo lo demás. Ud. está confinado, ¡oh, hermano!, al Evangelio, confinado a la Palabra, y todos los hijos que Ud. puede traer a luz son eso, porque Ud. es un prisionero.
467Ud. no puede cometer adulterio; Ud. ya está preñado. ¡Gloria! El no puede tomar control. El vientre de vida está cerrado a todo lo demás. Ud. ya es de El, por predestinación. Esa Simiente ha llegado a Vida; nada del mundo puede entrar. ¡Oh! ¡Oh, cómo nos gustaría quedarnos en esto como por una hora! Yo estoy seguro que Uds. lo entienden. ¿Ven? Cristo, y solo de El, ya finalizada. La Simiente estaba allí. La Simiente ya estaba... ¿Cuándo fue puesta allí? “Antes de la fundación del mundo, habiéndonos predestinado para Vida Eterna”. Y tan pronto como el torrente dador de Vida, esa Simiente puesta allí... Las simientes que entraban, no podían agarrarse, no podían hacerlo. Pero cuando esa Simiente entró, rápidamente cerró el viente; todo el resto de las simientes fueron arrojadas, ¿ven? de esa manera.
468Y Uds. llegaron a ser un prisionero, ceñido en Cristo. Cristo en Uds., Su Vida produciendo Su evidencia, Sus señales. ¡Oh, hermanos, hermanos, hermanos! Miren: produciendo Sus señales de Vida como una evidencia de Su resurrección, probando al mundo esa Vida Eterna, vindica al mundo que estamos vivos en El. ¡Y piénsenlo!, vivos con Dios, nuestro Redentor, quien nos creó para el mismísimo propósito, la Iglesia, y Su Vida creativa en nosotros.
469Eso es, Moisés podía decir, por la Palabra de Dios: “Que vengan”, y las moscas venían. Un Dios que puede hacer moscas puede hacer ardillas. ¿Ven?
470Así que El puede hacer cualquier cosa que El quiera. El puede crear. El puede hacer todo. El es Dios. El mismísimo Dios, esa Vida creativa, ¿ven Uds.?, que está en Uds., puede... Uds. son un prisionero; Uds. no pueden hablarlo hasta que El diga que lo hablen. Pero cuando Uds. hablan, es la Palabra de Dios. El lo vindica ser así. Todo lo demás está correcto, y El sabe que cuando eso se habla, tiene que ser así. ¿Ven?
471Moisés tomó su vara, y dijo: “Que vengan ranas”, porque Dios dijo: “Que vengan ranas”. El solamente lo trasmitió. Correcto. Y las ranas estaban en todo, en todas partes había ranas. ¿De dónde vinieron? Nadie sabe. Ellas no estaban antes allí. Pero el Creador, Dios, obrando por medio de un hombre, creó cosas, una especie viviente.
472El mismísimo Dios que creó la primera rana puede hacer la segunda rana. El crea todas las ranas. ¡Oh, hermanos! ¿Ven lo que yo quiero decir? Creó la primera ardilla, creó la segunda ardilla, hace cualquier ardilla; puede crear ardillas en donde no hay ardillas. ¡El puede hacer cualquier cosa que El quiera hacer! ¡El es Dios! ¡El es Dios! ¡Su Vida! ¡Oh, hermanos! Cuando yo pienso en ello, me da escalofrío.
473¡Oh!, vivir con El; yendo al Hogar con El, para vivir con El. Yendo al Hogar con El para vivir con El para siempre, teniendo Vida Eterna.
474Este es el gran misterio del amor de Dios expresado, que Dios y el hombre llegaron a ser uno. ¿Ven? Toda la cosa es Dios y el hombre siendo uno. Dios y el hombre eran uno allá; y Dios y el hombre son Uno aquí. ¿Ven? ¿Qué es? Siendo lleno con Su Espíritu, El teniendo la preeminencia. Ese fue el logro de Dios, ese es el propósito de Dios el hacer eso: que El pudiera estar en Cristo; y Cristo en nosotros; y todos nosotros juntos, siendo uno. Es la misma cosa con el Espíritu Santo: El se lo reveló a Cristo, y lo revela aquí; el Poder creativo sobrenatural. ¡Oh, hermanos!
475El mismo Dios que podía–que podía decir eso a Moisés: “Que vengan ranas”, el mismo pudo pararse allí y decir: “Que esta agua se convierta en vino”. ¿Ven? ¡Amén! ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. El es el mismo Dios, el mismo.
476El simplemente no cambia. Es Dios en el hombre. Esa es Su manifestación. Eso es lo que El está revelando. Eso es lo que El está tratando de hacer. Y la propia Palabra de Dios lo revela, muestra que el hombre no puede crear; Dios es el Creador. Y ya no es más el hombre; es Dios el Creador, en el hombre, quien ahora es Su Iglesia. ¡Amén!
477Yendo al Hogar al Cielo, para vivir con El para siempre. Dios expresa el amor Eterno a la Iglesia.
478Escuchen, escuchen atentamente ahora. Quiero que Uds. no fallen en recibir esto. Ninguna otra iglesia, ninguna otra señal, ningún otro compañerismo, ningún otro gobierno, ningún otro testimonio, ningún otro credo, ninguna denominación, es aceptada fuera de Esto. Dios no acepta nada más que eso. “Cristo en Uds., la esperanza de Gloria”, es la única cosa que Dios reconoce. Ningún compañerismo, ninguna iglesia, ningún credo, ninguna denominación, ¡nada!; todo lo demás está muerto. Son fragmentos que tienen que ser cortados, podados de la Cosa, para que Cristo pueda vivir con la preeminencia en Uds.
479¡No refiriéndose al pasado! Yo tengo una rama aquí que dice: “Es mi organización”; eso también tiene que ser cortado. “Yo tengo mi tal y tal aquí. Este dice esto. Mi madre me dirá que yo soy un ‘santo rodador’”; eso también tiene que ser cortado. ¿Ven? “Bueno, yo sé que mi esposo quiere que use estos pantaloncitos cortos”; eso también tiene que ser cortado. ¿Ven? Tiene que ser cortado y podado hasta que es solo Ud. y Cristo. ¿Ven?
480¡Piénsenlo! Por medio de la Presencia Viviente del Cristo Viviente por medio de la Palabra Viviente; ¡oh!, el Cristo Viviente, la Presencia Viviente, la Palabra Viviente. ¡Fíjense! Por medio de Su propia vindicación personal, personal demuestra a Su Iglesia.
481No miembros. El nunca lo hizo en los días de Moisés. El nunca lo hizo en los días de alguien más, al fin del mundo, cuando llegó el momento que hubo una destrucción, en los días de Lot. No fue membresía; fue una vindicación personal, Dios en carne, ¿ven?, una vindicación personal.
482¡Recuerden! ¡Piensen en ello! ¡Que en individuos nacidos de Su Espíritu, en un día como este, en esta gran edad denominacional en la que vivimos, el Dios Viviente toma Su Palabra Viviente y–y personalmente la vindica, esta Vida que está en la Palabra, el germen que está en la Simiente! Y la Palabra es la Simiente que un sembrador salió a sembrar. Y la Vida es Cristo, en la Palabra, personalmente en Ud., vindicando algo que Ud. no puede hacer; El mismo probando que no es Ud., sino que es El. Y Ud. ha llegado a ser uno, y un–un esclavo de amor de El, para ser una Novia. 483 ¡Gracias sean dadas al Dios Viviente quien creó los cielos y la tierra y todo lo que está en ellos! Con razón El es “el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin; El que era, que es, y que ha de venir; la Raíz, y el Linaje de David; la Estrella resplandeciente de la mañana”. El es todo en todo.
484Su Presencia, en el individuo, con una vindicación personal de Sí mismo, expresándose El mismo. La Palabra Viviente que está prometida para el día, expresándose El mismo por medio de Ud., una vindicación de la gran revelación de Dios. Miren: únicamente en un individuo, ¡nunca en un grupo! Un individuo; ¡no en un grupo! Su identificación es con un individuo. ¿Entienden Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. No con los Metodistas, no con los Bautistas, no con los Presbiterianos, no con los Luteranos, no con los Pentecostales, ¡sino con un individuo!
485“Tomaré uno, y dejaré otro; los separaré”. Correcto. “Habrá dos en el campo; tomaré uno y dejaré otro. Habrá dos en la cama, y tomaré uno y dejaré otro”.
486No es un grupo. Es una vindicación personal de un hijo de Dios preñado, lleno con el Espíritu Santo, tan rendido a Dios que a él no le importa nada más. Y el Espíritu Santo viviendo Su Vida, palpitando por medio de él, mostrando la vindicación personal–personal, de la Palabra misma, expresándose Ella misma a la gente y al mundo.
487¿Cómo puede el mundo ciegamente pasar por alto algo así? Igual como los Católicos pasaron por alto a San Patricio y no lo reconocieron hasta después que él había muerto. Es la misma cosa que ellos hicieron con San Martín: no lo reconocieron. Es la misma cosa que ellos han hecho en todas las edades.
488Es la misma cosa que hicieron con Juana de Arco. La iglesia Católica la quemó como una bruja, porque ella era espiritual. Como unos ciento cincuenta años después, escarbaron el cuerpo de esos sacerdotes y los arrojaron al río, para hacer penitencia.
489Se les pasa por alto a ellos, y ellos no lo reconocen hasta que ya ha pasado. Unicamente recoge la Simiente predestinada que Dios predestinó antes de la fundación de la tierra. La misma cosa sucedió en los días de Noé, la misma cosa sucedió en los días de Moisés, en los días de Elías, en los días de los profetas, en los días de Jesús, y así por las edades hasta esta mismísima hora. La persona preñada con la Simiente de Dios, la Palabra allí adentro manifestándose Ella misma, tan rendida a la voluntad de Dios que la Palabra, y solo la Palabra, Ella misma se manifiesta en esta persona, el prisionero, a un individuo.
490No decir: “Mi iglesia...” Ahora, “mi iglesia” no tiene nada que ver con ello.
491Es un individuo, ¡una sola persona! Todo el infierno está en contra de esta Enseñanza. Todo el infierno está en contra de esta Verdad, pero sí es la Verdad.
492Jesús nunca dijo: “Mira, Pedro, tú y Juan, y todo el resto de Uds., Uds. tienen la revelación, ya toda la iglesia es salva”.
493Fue para él, personalmente. “Yo te digo a ti”, a ti, no a ellos, “a ti, que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré Mi Iglesia”. Y la palabra “Pedro”, significa: “una piedra”. “Piedra” significa: “el que es confesado”, o, “el que es separado”.
494Sobre una cierta piedra, sobre una cierta cosa; ¿ven?, uno que es “llamado a salir”, la Iglesia llamada a salir; sobre esta piedra, sobre esta “revelación”. “No te lo reveló carne ni sangre. Mas sobre esta revelación, (un grupo llamado a salir), edificaré Mi Iglesia dentro de ellos; y todas las puertas del Hades no podrán prevalecer contra ella”.
495“Ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. ¡Tú eres Mío! Yo le resucitaré en el día postrero, le daré Vida Eterna, y le resucitaré en los postreros días”. Ahí está: la revelación. No a ellos, sino a “él”, ¡a un individuo! No a un grupo; ¡a un individuo! Todo el infierno está en contra de ello.
496Pero Su misterio es únicamente revelado a Su Novia amada. Ella es la única que puede verlo.
497El dijo: “Bien ha dicho Isaías de vosotros hipócritas, víboras en la grama. Vosotros vais ahí y decís: ‘¡Oh, los grandes profetas santos! Nosotros marcamos sus tumbas. Nosotros las pulimos’”. El dijo: “Vosotros sois los que los pusieron allí”. ¿Lo dijo El?
498La misma cosa que El les decía a las iglesias Católicas en sus días, cuando a ellos se les enviaron los profetas del antiguo–del antiguo testamento antes que ellos tuvieran el Concilio allá de Nicea, Roma, y eligieran. Esos antiguos profetas salieron de allá comiendo larvas y cosas provenientes de la tierra, aun casi sin ropa puesta, arropados con piel de oveja, y trataron de pararse por esa Verdad de la Biblia. Pero la iglesia Católica quería su concepción intelectual. Entonces ellos sacaron... Ahí vino San Irineo, Policarpio, Martín, todo el resto de ellos. Y, ¿qué hicieron ellos? Ellos los pusieron en la tumba. Juana de Arco, San Patricio, y al resto de ellos, ellos los pusieron allí; y ahora regresan y blanquean las paredes como ellos lo hicieron con Juana de Arco. ¿Qué hicieron ellos? ¡Ellos los pusieron allí!
499¡Luego yo digo, como Su Espíritu los llama a Uds.!: “¡Paredes blanqueadas! Uds. hipócritas, Uds. mismos llamándose algo cuando toman la concepción intelectual del hombre, y se deshacen de la Palabra. En lugar de llegar a ser preñados con la Simiente de Dios, la Palabra en Uds., Uds. han tomado todo lo demás que es híbrido”. Con razón ella se sienta como una “ramera”; es porque ella “comete fornicaciones espirituales”, enseñando a la gente cosas de hombre y no las cosas de Dios.
500Pero El dijo: “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el Reino”. Correcto. Seguramente que sí. Ahí lo tienen.
501La Biblia, en Apocalipsis dice: “Esta gran ciudad reinaba sobre todos los reyes de la tierra”. Dice que ella fue una “ramera”. ¿Que es eso? Una mujer que reclama ser una dama y comete fornicación. “Ella tenía un cáliz en su mano”, para brindar por el mundo, “de las... lleno con las inmundicias de las abominaciones de sus fornicaciones”. Y ella tenía hijas, las iglesias Protestantes; y cada una salió de ella con sus mismas falsas doctrinas, mismos bautismos, y el estrechar de manos, en lugar del Espíritu Santo, y la falsa doctrina de ellas de “Padre, Hijo, Espíritu Santo”, y todo eso, en lugar de tomar el Nombre de la Novia... del Novio, y así sucesivamente. Uds. dicen: “No hay diferencia”. Sí, la hay.
502Si yo pongo mi nombre en un cheque que diga: al “reverendo”, al “ministro”, etc., eso no cobrará nada. Correcto. Es rechazado en el banco. Fíjense.
503Muy bien. Pero todo este misterio es revelado únicamente, como El lo prometió, a Su Novia. El infierno está en contra de esta Verdad de la revelación de este misterio. Pero la Novia está parada sobre ella. Esa es Su posición.
504¿Por qué tienes hambre, Iglesia? ¿Por qué tienes sed? Es el Padre tratando de revelarte este secreto escondido. Pero tú permites que tantas cosas te lo quiten. Permites que tu trabajo, permites que tu esposa, permites que tu esposo, permites que tus hijos, permites que los cuidados del mundo, permites que algún pastor, permites que alguien más te quite eso de ti, cuando tú sabes que en lo profundo de tu corazón, tú estás sedienta y hambrienta. Es Dios tratando de revelártelo, ¿ves?, la revelación. El último día está aquí. Fíjense ahora.
505Repasemos otra vez a esto. Yo no puedo pasar todo esto. ¿Ven? Yo sólo quiero que Uds. miren aquí sólo por un momento ahora, y terminaremos en unos cuantos minutos. Uds. estarán... Sólo denme toda su atención por un momento.
506Fíjense en Colosenses, aquí en el versículo 18. En el Libro de Colosenses, el versículo 18. Ahora... él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en–para que en todo tenga la preeminencia....
507“El es la Cabeza de la Iglesia que es Su Cuerpo”, y El quiere la preeminencia. Escuchen ahora. Escuchen atentamente mientras continuamos. ¿Qué? El va a ser la Cabeza del Cuerpo, el Cuerpo de Su Novia, la cual es tomada de El; carne y hueso, como fue con Adán, ¿ven?, la Novia.
508“Nacida de entre los muertos”, ¿ven?, eso es, nacida de entre los muertos, el pecado de incredulidad.
509¿Qué mató a Eva? Incredulidad. ¿Es correcto eso? La incredulidad de ellos, ¿en qué? ¿Por la incre-... la incredulidad en Dios? No. Ella tenía fe en Dios. Seguro. ¿Dijo ella: “No hay Dios”? No, señor. Ella no era incrédula. Bueno, ¿dijo ella: “¿Sabes qué? Yo no creo Su Palabra en lo absoluto”? Oh, no. Ella la creía toda, excepto una sola cosa pequeña. ¿Ven?
510Ahora, ¿no dice la Biblia, allá en el Libro de Apocalipsis, Jesús mismo dijo: “Yo–Yo Jesús he enviado Mi Angel para daros testimonio de estas cosas”? “Si alguno quitare una Palabra de Ella o añadiere a Ella...” Y si toda esta angustia y pesar tuvieron que venir debido a que una mujer dudó una sola Palabra de Dios, ¿le permitirá regresar a Ud. dudando una sola Palabra? El sería injusto. ¿Ve? ¿Ve?, eso no estaría correcto. Condenado....
511Aquí está un hombre parado, y él causó toda esta angustia debido a que dudó una sola palabra; luego el Señor va y toma los años de experiencia y todo, y la Biblia y todo lo demás, y los demás quienes han dado sus vidas por Ella, ¿y luego que El le diga: “Oh, tú puedes comer de él. Está bien, Yo te permitiré regresar de todas maneras”? Oh, no. Dios no hace acepción de personas, sino...?... ¿Ven? ¿Ven? Dios no hace acepción de personas. Ahora fíjense.
512Fíjense ahora. “El es la Cabeza del Cuerpo”, que es nacido del pecado, de la incredulidad en la Palabra de Dios. Eso esc-... eso excusaría a toda denominación, a todo credo, ¿ven? Incredulidad en la Palabra, la cual es El mismo, la Palabra de Vida. ¿Ven? Unicamente la Palabra tiene Vida. Cualquier otra palabra es híbrida. No importa cuánto se asemeje a Ella, no es la Palabra.
513La Palabra produce Su propia Vida, la que Eva cambió por conocimiento personal. ¿Ven cómo lo ha hecho la iglesia hoy? Por medio del entendimiento de algún hombre. Moisés tenía un gran entendimiento de Dios hasta que él se encontró con la zarza ardiendo, entonces él vio su falla. La zarza ardiendo tenía lo que Moisés carecía. La Palabra tiene lo que la denominación carece. “El, la Cabeza, es las primicias de la resurrección”.
514Terminaremos con esta “revelación” sólo un ratito más, si Uds. quieren. [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien. Muy bien, correcto, sólo un ratito.
515“El es las primicias de la resurrección”. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Fíjense. Entonces: ¿qué es El? “El es la Cabeza del Cuerpo, el cual es Su Iglesia”, Su Novia.
516Entonces, el Cuerpo Novia debe seguir la Cabeza, pues es parte de Su resurrección y parte del misterio. Es imposible que Ella no se vaya. ¡Oh, hermanos! Ella es parte del misterio de Dios. Así como Dios mismo se reveló aquí y se levantó por la Palabra, así también El se revela en Su Iglesia y la levanta por la misma Palabra. Es una parte de Su triple misterio.
517Así como la Cabeza fue levantada del sepulcro, así también debe el Cuerpo seguirlo a El de regreso al Edén; donde vaya la Cabeza de la familia, el Hombre, el Novio, la Novia siendo el Cuerpo del Novio, debe seguir, la Novia, porque El es la Cabeza. Y la Cabeza fue revelada, y regresó con Vida Eterna; y el Cuerpo debe seguir eso, porque es Esposo y Esposa otra vez, ¡amén!, y mientras Ud. esté preñado con la misma Palabra, lo cual es Su Cuerpo; Ud. ha tomado Su Cuerpo, llegó a ser El cuando Ud. tomó la Palabra. No el credo; ¡la Palabra! ¡Oh, hermanos!
518¿No haría eso un texto para esta tarde, para seguir adelante? ¡Hermanos!, ¿no sería eso maravilloso? ¿Ven? Sólo piénsenlo ahora, lo que es.
519Por lo tanto, el Cuerpo no puede reconocer... No fallen en ver esto. El Cuerpo, por lo tanto, no puede reconocer ninguna otra jefatura sino la Palabra. Porque la–la Cabeza está conectada con el Cuerpo, y la Cabeza es la Palabra, y es la misma Palabra, ¡una sola Jefatura! Por lo tanto, las denominaciones, y los padres santos, y todo lo demás, es estiércol podrido. Hay una sola Jefatura, esa es Cristo. El Cuerpo únicamente reconoce una sola cosa: ¡la Palabra!
520Ahora muéstrenme dónde alguien fue bautizado, en el Cuerpo, en el nombre del “Padre, Hijo, Espíritu Santo”. ¿Y qué están Uds. reconociendo? ¿Ven?, yo entiendo que les estoy hablando a miles, en la cinta, como Uds. saben; y tenemos un ministerio de cinta alrededor del mundo. ¿En qué nombre están Uds. bautizados? “Porque no hay otro Nombre bajo el Cielo”, dice la Palabra, “ en que podamos ser salvos”. Si Uds. están bautizados para mostrar su creencia en Cristo, ¿y luego toman un nombre de un credo? Entonces Uds. son híbridos. Si Uds. no son exactamente como esa iglesia, y exactamente como sus enseñanzas....
521Entonces, Uds. gente Católica (¿ven?): ¿cómo puede Ud. ahora estar bajo la jurisdicción de un papa ahora, diciendo que él es el sucesor por medio de la sucesión apostólica, de Cris-... de Pedro, y este papa y esta iglesia enseñan tan contrario a esta primera Palabra, la cual Dios reconoció ser Su Iglesia por medio de señales y maravillas? Y ver esa misma Palabra siendo traída hoy en su pureza, mostrando la misma resurrección que El tuvo allá, Dios viviendo entre Su pueblo haciendo las mismas cosas, ¿y luego Uds. pueden reconocer una jefatura en Roma?
522Nuestra Jefatura está en el Cielo. Yo no me voy a ir a Roma; yo me voy a ir al Cielo cuando me muera. ¿Ven? ¿Ven? La Jefatura está en el Cielo.
523Y el Cuerpo debe seguir la Cabeza, como la esposa sigue al esposo. Siendo que Adán no fue engañado, él salió con Eva... Eva fue engañada, ella estaba en la transgresión, o la resurrección total del Cuerpo completo hubiera resucitado en el día del Señor Jesús cuando El resucitó del sepulcro. Pero El tuvo que redimirla, lo cual es Su Cuerpo. Ella tiene que ser redimida con el fin de ir a El. ¿Lo ven Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¡Oh, hermanos! ¿Ven?, no podía haber sucedido en ese entonces. La redención está en proceso.
524¿Ahora ven los Sellos? Cuando El está en Su obra de Mediador aquí, redimiendo, pero un día El viene para tomar este Libro que El ha redimido. Y todo lo que está en este Libro será El, porque eso es el creyente; la Palabra está en el Libro, y la Palabra es El. Y todo lo que está en eso, El viene por este Libro de Redención, cuyos nombres están escritos en el Libro antes de la fundación del mundo, cuando El fue inmolado como un Cordero.
525Y aquí El está hoy en día, en Su Palabra, manifestando la misma cosa que El hizo allá. Ella no puede reconocer otra jefatura. No, señor. No hay obispo, ni nada. Ella reconoce una sola Jefatura, esa es Cristo, y Cristo es la Palabra. ¡Oh, hermanos! ¡Fiuuu! Yo amo eso. Sí, señor.
526Así como la Cabeza fue levantada del sepulcro, así también debe Su Cuerpo seguirlo a El al Edén. Por lo tanto, el Cuerpo no puede reconocer ninguna otra jefatura, sino la Jefatura de la Palabra.
527Ninguna denominación puede añadir nada a Ella. “Si alguno quitare una sola Palabra de Ella, o añadiera una Palabra a Ella, lo quita de Ella”. Ud. está muerto, híbrido, allí mismo. Ella se encuentra aquí, con este testimonio en sus manos: “La inmundicia de sus fornicaciones, cometiendo adulterio espiritual”, contra la mismísima Palabra que ella reclama creer. ¿Ven?
528Por lo tanto, es la Palabra, o nada. Correcto. ¡El, la Palabra! ¿Cómo saben Uds. que está correcta? El, la Palabra, es vindicado. ¿Ven? El, la Palabra, apropiadamente vindicada, es la Jefatura, la Cabeza de la Iglesia. El es la Palabra, la Jefatura. El está apropiadamente identifi-... identificado, vindicado, por medio de Su propio Espíritu estando en la Iglesia misma, la Persona. El mismo mostrándose, en vindicación, es la prueba directa para el Cuerpo entero. Uds. entonces no necesitan credos. Las denominaciones han perecido. Pero la Cabeza misma, reconocida en el Cuerpo por medio de la identificación personal, ¿ven?, identificándose El mismo, le prueba al Cuerpo la Jefatura. Entonces, nosotros somos unidos bajo una sola Jefatura vindicada que es Cristo, la Palabra de Dios; no bajo alguna iglesia.
529Entonces nuestra Jefatura es un Reino. “El Reino de Dios está entre vosotros.”, dice la Biblia, Jesús. ¡El Reino! Nosotros no somos una denominación. Nosotros pertenecemos a un Reino, y el Reino es la Palabra de Dios hecha Espíritu y Vida en nuestra propia vida, trayendo a suceder toda promesa en este día, como lo hizo en aquel día cuando la Palabra y Dios fueron Uno. Y la Palabra y Dios son Uno en Su Iglesia hoy en día, haciéndolo a El la Jefatura del Cuerpo que está redimido, para traer el Mensaje en el último día; y ser levantado de entre los muertos en la resurrección, para regresar y ser restaurado de nuevo, así como Adán y Eva en el principio, en el huerto del Edén. El triple misterio de Dios, ¡Su Cuerpo! ¡Oh, hermanos! Pongan mucha atención ahora. Es como los tipos de Israel de la antigüedad.
530¿Estoy tomando mucho tiempo en ello? [La congregación dice: “No”– Ed.]. No me permitan, no me permitan seguir demasiado... Ahora escuchen. Bueno, no nos faltan más de como unas veinte páginas. ¿Ven? ¿Ven? Pero ahora yo... Sólo un ratito ahora, y luego–luego me iré y vendré hasta el próximo verano, no sé exactamente la fecha, si es la voluntad del Señor. ¿Ven?
531Ahora miren. Fíjense ahora: reunidos juntos bajo una sola Jefatura, tipificando de igual manera a Israel de la antigüedad. Ahora, ¿lo están captando? Como Israel de la antigüedad: un solo Dios, vindicado por una Columna de Fuego, y revelándose El mismo por medio de un profeta, de ser la Palabra. El mismo Dios, la misma Columna de Fuego, de la misma manera; El no puede cambiar Sus maneras. Es eso... Tan perfecto como puede ser. ¿No lo es? ¿Ven? [La congregación dice: “Amén”–Ed.].
532¡Un solo Dios! ¿Cuántos Dioses tuvo Israel? [La congregación dice: “Uno”–Ed.]. ¿Cuántos tiene la Novia? [“Uno”]. ¿Cuántos habrá? [“Uno”]. Seguro. Seguro.
533¿Ven?, bajo el liderazgo del Espíritu Santo, lo cual era la Columna de Fuego, en los días de Moisés, el gran profeta. El fue dirigido por una Columna de Fuego. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien. Partiendo a una tierra prometida.
534Y en la edad Cristiana, hubo un solo Dios, el cual apareció en la forma de una Columna de Fuego, a un profeta llamado Pablo, quien fue enviado a los gentiles, para sacar a un pueblo por causa de Su Nombre. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.].
535Y en los últimos días, ha descendido de la misma manera, vindicándose El mismo, ¿ven?, en la misma señal, los mismos prodigios, la misma Columna de Fuego, el mismo Evangelio, la misma Palabra, la misma manifestación.
536Su Cuerpo hará las obras que El prometió, como en Marcos 16, y demás. Su Cuerpo no fue retenido en la sepultura, sino que fue reconocido con El en la resurrección. ¿Lo entienden? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Entonces el Cuerpo de Sus hijos creyentes no será retenido en el sepulcro cuando El venga, sino que será reconocido con El, porque El murió por el propósito de resucitar a Su Novia, el Cuerpo. Reconocido, porque es Su Cuerpo, porque es la Palabra. Está tan completamente apartado de las cosas denominacionales, y rendido a El, y El es la Palabra. ¿Ven? Y es reconocido con El porque nosotros ahora tenemos las primicias de nuestra resurrección, al saber que hemos pasado de muerte a Vida, y llegamos a ser prisioneros de El. Y Dios, probándonos personalmente por Su Jefatura, que El es el mismo ayer y por los siglos, haciendo las mismas cosas por medio de la Iglesia, que El hizo en aquel entonces, “El en Mí, y Yo en El, Uds. en...”, como Uds. saben, y así sucesivamente. Correcto.
537Su Cuerpo no fue retenido en el sepulcro; fue reconocido con El en la resurrección, lo mismo como El lo es ahora. Escuchen. Lo cual significa esto: Su Palabra, la cual es El, ha empezado a levantarse. La Palabra, que pasó a través de la edad de Lutero, Wesley, ¿ven?, ha empezado a levantarse a Su poder. Allí Ella empezó a moverse, luego se movió un poquito más; ahora Ella está subiendo a una identificación. ¿Ven? Fíjense. Ahora, la Vida que está en el Cuerpo, es una vindicación que el Rapto está a la mano. Cuando Uds. ven a la Jefatura y al Cuerpo llegando a ser Uno en la plenitud de la medida de Su manifestación, muestra que el Cuerpo está casi listo para ser recibido por la Jefatura. Naciones están destruyéndose, Israel está despertando.... 538 ¿Ven lo que quiero decir? El ha empezado a dar Vida a Su Cuerpo (¿por qué?) al cual El ha redimido. La obra de intercesión se ha terminado, El está trayendo Su Vida al Cuerpo, en una vindicación para el Rapto. Recuerden: ahora en el último día....
539Yo–yo, si Uds. me permitieran, me soportarán en esto sólo un ratito, bueno–bueno, sería bueno. Yo no quiero que se les pase por alto. Yo–yo... y yo tengo–yo tengo que terminar esta cinta ahora, siendo que he llegado hasta aquí de lejos. Una gran observación más, aunque tenga que sobrepasar un poquito de ello.
540Ahora fíjense. Escuchen esto. Ahora es la cosa grande. Ahora es en donde nosotros queremos vigilar. Recuerden: en el último día, exactamente regresarán y vindicarán el primer día. ¿Ven?, Adán y Eva, esposo y esposa, sin pecado, Vida; luego la caída. Fíjense, fíjense muy atentamente. [“Tuérzala”. En la cinta parece que el Hermano Branham le dice algo a alguien–Trad.].
541Fíjense: ¿quién lo causó? ¡Lucifer! Lucifer está haciendo ahora igual a lo que hizo él en la primera ocasión.
542Así como el reino gentil fue introducido con el Rey Nabucodonosor; la raza gentil fue vindicada por un profeta quien podía interpretar lenguas desconocidas, visiones, sueños. Y ha pasado a través de los gentiles, sin nada, sólo Medo Persas, y hierro y demás, y en los pies sale de la misma manera otra vez, el reino gentil.
543Fíjense: Lucifer, en los últimos días está haciendo lo que él hizo al principio. ¿Qué hizo Lucifer? La primera cosa que Lucifer hizo para separar el compañerismo de Dios y el hombre, él quería edificarse un reino unido, con mayor esplendor y aparentemente más culto, un reino más grande que el que tenía Miguel, Cristo.
544¿Lo entienden? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Ahora–ahora si Uds. no lo entienden, sólo levanten su mano, y yo lo diré otra vez, ¿ven Uds.? ¿Ven?
545Lucifer, en el principio, su propósito en el corazón, fue de lograr una cosa más grande y de mayor esplendor en el Cielo que el que tenía Cristo, ¿es correcto eso? A través de algo aparentemente más culto, más hermoso, con mayor esplendor, que el Reino de Cristo. ¿Creen Uds. que tendremos automóviles y aviones en el Milenio? ¿Ven? ¿Ven lo que está haciendo Lucifer?
546Ahora, las grandes y hermosas denominaciones intelectuales están haciendo la mismísima cosa, reuniéndose ellas mismas para hacer la misma cosa. ¿Ven? Ellas se están reuniendo y ellas mismas se están denominando, cada una tratando de ganarle a la otra. Y ahora ellas tienen tanto esplendor, que no saben qué hacer, mas que unirlo con la iglesia Católica. ¿Ven? Lucifer otra vez edificando un reino más grande, para sacar a empujones a la gente que no crea en las denominaciones; y aun les quiten los edificios de sus iglesias y las hagan lugares de almacenes, y los pastores de tales iglesias no tengan derechos en lo absoluto.
547Y un hombre que es un hombre enviado de Dios, nunca permanecerá en una denominación después de oír Esto o de verlo, si él–si él tiene lo suficiente como para salir y mirarlo. Seguro que sí. ¿Ven? Yo no digo eso para criticar; yo digo eso en verdad, ¿ven? El ver eso revelado.
548Fíjense: en estos últimos días, Lucifer está haciendo la misma cosa. ¿Pueden verlo Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. El diablo está haciendo la misma cosa, edificando una–una iglesia híbrida, una híbrida por medio de miembros híbridos, híbridos por medio del conocimiento, en lugar de la Palabra, por medio de hombres intelectuales en lugar de hombres nacidos de nuevo, edificando un reino intelectual que oscurece a la manadita de Cristo. ¿Ven? ¿Qué es lo que hizo eso? Angeles caídos.
549Dice la Biblia que eran ángeles caídos quienes escucharon a Lucifer en lugar de Cristo, a quien ellos una vez le pertenecieron. ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.].
550Ahora, escuchen atentamente: “ángeles caídos”. ¿Qué clase de ángeles? Luteranos, Wesleyanos, Católicos, Pentecostales, quienes no guardaron su primer estado (así como lo guardaron los otros Angeles), y han caído dentro de la organización, como la fortificación principal de Lucifer en Nicea. Y, ¿qué han hecho ellos? Han organizado una gran asociación ecuménica de ministros, para hacer “una imagen a la bestia”, como la Biblia dice y están edificando una economía Cristiana que cerrará las puertas de esta iglesia y de las otras como ésta. ¿Ven a Lucifer en su obra?
551Yo estoy tratando de traerles a Uds. la triple revelación, o el misterio de Dios.
552¿Qué hicieron ellos? Se vendieron a los razonamientos de la sabiduría y la educación, como lo hizo Eva, (lo hicieron los ángeles caídos). Wesley fue un hombre de Dios; ¿pero qué le siguió a él? Angeles caídos entraron en ello. ¿Qué eran primero los ángeles? Seres creados por Dios, pero que cayeron por la sabiduría de Lucifer, cayeron por la sabiduría de Luci-... Lucifer. Y, ¿ven Uds. lo que llegaron a ser? Angeles caídos. Y organizaciones provenientes de hombres de Dios quienes han salido a establecer Verdades en la tierra, antes que esa Verdad pudiera seguir y proclamar y entrar en la verdadera revelación de Cristo, ángeles caídos entraron y tomaron control, e hicieron denominaciones de ello.
553Esa es la razón que la revelación del misterio del Séptimo Sello tenía que ser desenvuelto.
554¿Lo ven Uds. ahora? ¡Lo que dejaron! Si Lutero hubiera continuado, estuviera aquí. Si Wesley hubiera continuado, si los Pentecostales hubieran continuado, ¿qué hubieran hecho ellos?
555Ahora únicamente hay una sola cosa que puede suceder: tiene que haber un Mensaje en el tiempo del fin, cuando no hay nada más que pueda seguirlo. Y ahora el mundo ecuménico ha establecido tal régimen que ninguna denominación, ni nada más, pueda seguirlo; o Uds. están dentro de él o no están dentro de él. El fruto está en la cima del árbol, y la Luz está brillando sobre ese fruto predestinado. Y Ella se está madurando llegando a ser fruto que es como Cristo, trayendo la misma madurez y dulzura, y el mismo Espíritu que El tenía en El. ¡Espero que Uds. lo vean!
556¿Ven?, yo–yo trato de meter mucho en un solo día; yo los canso a Uds. [La congregación dice: “No”–Ed.].
557Miren: ellos se vendieron al razonamiento, se vendieron a los razonamientos de la denominación. “Si yo únicamente puedo pertenecer a esta. El–el alcalde va a esta iglesia”. ¿Ven? “Si yo puedo ser un Metodista, o un Presbiteriano”. Sólo miren adónde han llegado ellos. Ahora, yo lo acabo de explicar: esas ramas están podadas; están muertas. Ellas ya no están conectadas con Cristo, o estarían trayendo la misma Vida. Ellas no están conectadas con El.
558Pero ellas–ellas son como un fruto cítrico. Cualquier fruto cítrico vivirá en un árbol cítrico, pero traerá su propio fruto. Uds. injerten una toronja en un–en un árbol de naranja, ella vivirá a través del árbol de naranja, pero producirá toronjas. Uds. injerten un limón ahí, él es un fruto cítrico, producirá un limón agrio, pero está viviendo de la vida del árbol de naranja. Y eso es lo que las denominaciones están haciendo bajo el nombre de la Iglesia.
559Es la Novia quien es el Arbol original, el Espíritu original. La revelación viene de Cristo, no de la denominación; ¡Cristo!
560Fíjense. ¿Qué está tratando de hacer la denominación? Ella misma exaltarse, igual que Lucifer. Ellas se llaman a sí mismas “la Iglesia, la Novia”, (lo cual está en Apocalipsis 17, donde se habla de la novia falsa), por encima de la pequeña manada de Cristo, la Novia; Lucifer piensa y él mismo se exalta por encima de la Palabra humilde de la Verdad de Dios por el conocimiento de la revelación, y él mismo se ha colocado por medio de la educación y teología de seminario, al grado que ellos mismos se han exaltado. Y si uno no pertenece a su grupo, entonces Ud. es un paria.
561Igual que Lucifer hizo en el principio. Diciendo a la gente exactamente lo que Lucifer le dijo a Eva: “Seguramente que Dios nos recibirá. Nosotros alimentamos al pobre”. Eso es bueno. “Seguramente que El nos recibirá. Nosotros somos una gran denominación. Nosotros somos una iglesia hermosa. Bueno, miren nuestros grandes edificios. Miren nuestra gran membresía. Tenemos hasta millones. Seguramente que Dios no rechazará ese grupo”.
562La misma cosa que hizo Caín: trajo los frutos hermosos de la tierra que él había labrado, y por los que se había esforzado y trabajado, y trajo los frutos, y rechazó la sangre humilde del cordero.
563Dios tenga misericordia, que hombres y mujeres no vayan a pensar que yo estoy diciendo esto para exaltar algo, o alguna revelación personal o algo. Yo únicamente les estoy diciendo la Verdad. ¿No pueden ver lo que están haciendo ellos? ¿Ven? Yo lo hablo fuerte y duro, pero uno tiene que meter el clavo hasta remacharlo, si es que va a servir para algo, ¿ven?, hasta que Uds. lo vean. ¿Ven?
564Ahora, están diciendo a la gente: “¡Seguramente que sí! ¿Me quiere decir Ud. que nuestra gran iglesia Católica, que se ha mantenido todo este tiempo, nuestra gran iglesia Metodista, y todo eso...? ¡Mire a nuestros antepasados!” ¿Ven? Pero ellos quebrantaron la Palabra del Señor. Y Eva era de Dios... una de Su... y él... ella fue un producto secundario de Adán; y debido a que dudó una sola Palabra de la Palabra de Dios, eso lo ocasionó.
565Y aquí está Lucifer en su trabajo otra vez hoy en día. Y, recuerden: el anticristo no es el comunismo. El anticristo es tan semejante a la cosa verdadera, al grado que “engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”, dijo Jesús, Mateo 24, “aun a los escogidos si fuere posible”. Lucifer, otra vez; Lucifer otra vez está rompiendo la unidad de Dios con el hombre, por medio de él–él limitar la Palabra de Dios a sus razonamientos. Lo que él piensa que está correcto, y con lo que él piensa, él rompe la Palabra de Dios.
566Y es la misma cosa que él hizo en los días de Jesús. Y Jesús dijo: “Vosotros, habéis invalidado la Palabra de Dios por vuestras tradiciones”.
567Y las denominaciones, por sus razonamientos intelectuales organizados, han invalidado la Palabra de Dios al pueblo. Correcto. Ellos sencillamente no pueden verla. Entonces ellos dicen: “¿En dónde está el Dios de la Biblia?” El está aquí mismo; El es la Biblia, eso es lo que El es.
568Fíjense. Ahora: Lucifer entra con astucia, y rompe la unidad de Dios con el hombre, igual que él lo hizo en el Edén, por medio de grandes tentaciones de promesas de poder y exaltación propia. “Bueno, tú pudieras llegar a ser un obispo, si tan sólo te quedas con nosotros. Tú pudieras llegar a ser un presbítero de un distrito. ¿Por qué te tienes que ir a algo como Eso?” ¿Ven?, esos son Pentecostales, Católicos, y demás. ¿Ven? Una gran promesa falsa al hombre de recibir poder fuera de la Palabra y de la promesa de Dios. Ud. recibe Poder cuando el Espíritu Santo viene sobre Ud., no cuando Ud. llega a ser un obispo, o un diácono, o lo que fuera. ¿Ven? Pero Lucifer está obrando otra vez con las mismas....
569¿Entiende esta iglesia eso? Levanten su mano para así yo ver eso. [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Muy bien, entonces no me quedaré en eso más tiempo. ¡Desprendiéndose, separado de la Palabra de Dios! ¿Ven?
570El hizo lo mismo en Nicea, Roma. ¿Saben Uds. lo que Constantino les dio a ellos? Uds. estudiaron las Edades de la Iglesia. El dio... Ellos no tenían nada, sino sólo a Cristo. Y ellos se sentaban en pequeños edificios viejos en dondequiera que ellos podían, en pisos duros de piedra. Uds. saben eso, si Uds. han estudiado el Concilio de Nicea y el Concilio de Pre-Nicea, y los Padres de Nicea, y demás, y la historia de la iglesia. Ellos no tenían nada. Pero cuando ellos llevaron a cabo este concilio e inyectaron algunas cosas del paganismo Romano dentro del Cristianismo, y pusieron hombres santos y obispos, y demás, y papas, y toda esta clase de tonterías, ¿qué les dio Constantino a ellos? Yo le pido que me diga cualquier teólogo. El les dio propiedad, él les dio libertad, y todo lo que ellos querían.
571¡Y ellos intercambiaron la Palabra de Dios por la sabiduría y la cultura del hombre! Y esa es la misma cosa que hizo Lucifer en aquel entonces, él lo hizo en el huerto del Edén, y ellos murieron allí mismo. La Iglesia de pentecostés murió en Nicea, Roma, pero para ser resucitada en el Arbol de la Novia en los últimos días.
572Fíjense: Lucifer entra astutamente, como él lo hizo en aquel entonces, y por medio de tentaciones y falsas promesas de poder, fuera... aparte de la Palabra de Dios. El hizo lo mismo en Nicea, Roma. El está haciendo lo mismo hoy en día en el Concilio Mundial de las iglesias Ecuménicas.
573“Todos unámonos”, el papa dice: “Yo quiero que se unan conmigo todos mis hermanos ecuménicos. Nosotros somos uno”. Eso es correcto; en cuanto a organizaciones, Uds. sí son uno. Pero eso no tiene nada que ver con la Novia de Cristo; absolutamente nada, hermano. Uds. nunca la arrastrarán a Ella en algo así.
574Ahora, es prometido que en los últimos días, la Fe original en la misma cosa, sería restaurada a los hijos de Dios en el tiempo del Arbol Novia; Malaquías 4. Dios dijo: “Antes que el mundo sea destruido con fuego, he aquí, Yo os envío el profeta Elías, y él restaurará la fe de los hijos...” Ahora, ése no fue el primer Elías que vino. No, no.
575Ahora, nosotros no enseñamos aquí el manto de Elías y las cobijas de Elías, y todas esas cosas así. Nosotros sólo enseñamos la Palabra de Dios. ¿Ven? Eso es lo que El dijo. ¿Ven?, nosotros tenemos toda clase de Elías esto y de Elías eso, las cuales son tonterías. Eso es–eso es... Sabemos eso. Eso es... Yo no estoy hablando tocante a eso, y Uds. los que son espirituales entienden. ¿Ven?, es tarde, la hora está avanzando, y no podemos ponerlo todo en esta cinta, por supuesto. Ahora, está prometido en los últimos días. Ahora, si....
576Jesús dijo, en–en Mateo, creo yo, el capítulo 11 o el capítulo 6, y el versículo 11... No, es el capítulo 11 y como el versículo 6. Cuando Juan envió a sus discípulos allá para ver si El realmente era Aquel, Jesús dijo: “¿A quién salisteis a ver? ¿Un–un–un viento... una caña sacudida por el viento? ¿Salisteis a ver esto y lo otro?” El dijo: “¿O salisteis a ver un profeta?” El dijo: “Más que un profeta”. Juan sí era más que un profeta; él era el mensajero del Pacto. Y El dijo: “Si podéis recibirlo, éste es de quien hablaron los profetas: ‘Yo envió Mi mensajero delante de Mí’”.
577Ahora, ése es Malaquías 3, no Malaquías 4. Porque con el Elías que debe venir en Malaquías 4, la tierra será quemada con fuego ardiente, y los justos andarán en el Milenio sobre las cenizas de los malos. ¿Ven? Así que no es aquél. ¿Ven?
578Ahora vemos la promesa siendo cumplida. Cristo, la verdadera Jefatura yendo en... viniendo en Su Novia, haciendo las mismas obras que El hizo en el principio, y preparando y cumpliendo Su Palabra como El lo hizo en el principio. (En Juan 14:12: “El que en Mí cree, las obras que Yo hago, él las hará también”). Entonces la Cabeza y el Cuerpo están llegando a ser Uno, en obras y en señales y en Vida, vindicado por Dios mismo por medio de Su Palabra prometida para los últimos días. El prometió esto en los últimos días. Ahora, si Uds. son espirituales, Uds. lo captarán.
579Entonces, podemos ver que la Cena de las Bodas está a la mano. Ahora, si yo nunca los veo otra vez, recuerden: la Cena de las Bodas está a la mano. Y luego el Reino, de acuerdo a la promesa, está listo para ser introducido, el gran Milenio, el levantamiento de la Iglesia, y la destrucción de los malos. Y la tierra, bajo el Sexto Sello, para ser purificada por el fuego volcánico, para tomar toda la corrupción y el pecado del mundo, y para moldearla otra vez y producir un nuevo Milenio esplendoroso para la edad venidera.
580Cuando vemos toda esta gran revelación triple: Dios en Cristo; Cristo en la Iglesia; el Reino venidero. Adán y Eva redimidos nuevamente al huerto del Edén, en la representación de Cristo y Su Novia, y luego el Reino va a ser restaurado de acuerdo a Su promesa. ¡Alabado sea Dios! Ahora, por medio de la revelación del misterio triple (el secreto), ¡y por medio de la vindicación personal de la Palabra por Su Jefatura original!
581No decir: “Bueno, ¡gloria a Dios!, gritamos; ¡aleluya!, cantamos”. Eso–eso no es. Yo soy un misionero. Yo he estado siete veces, prácticamente, por todo el mundo. ¿Ven? Yo he visto a paganos, a diablos, y a todo lo demás, danzar y gritar. Yo he visto toda clase de manifestaciones carnales. Eso es carnal.
582Pero yo estoy hablando tocante a la Jefatura de Cristo. Fíjense. Siendo personalmente identificada por la Jefatura original, nosotros tenemos la respuesta para la pregunta del diablo. ¡Amén! ¡Gloria! Nosotros tenemos la respuesta para la pregunta del diablo. El, Cristo, ha resucitado y ha pagado el precio y está resucitando la Cabeza, mejor dicho, el Cuerpo. 583 El diablo no puede soportarlo. Esa es la razón que estos reinos ecuménicos se están estableciendo. Esa es la razón que todos ellos están entrando a lo que están haciendo ahora. El diablo, esa es la razón que él está aullando de la manera que está. Su maldad ha sido... su artimaña ha sido descubierta por el Cristo resucitado, como la Jefatura sobre Su Cuerpo. ¡Gloria!
584¿Piensan Uds. que yo estoy fuera de sí? No lo estoy. Nosotros tenemos la respuesta para el diablo. “No vivo yo, mas vive Cristo, la Palabra, en mí”. No es mi idea; es Su Poder. No es mi idea; es Su Palabra. El lo prometió; aquí está. El dijo que estaría aquí; aquí está. Nosotros tenemos la respuesta para él.
585Cristo ha resucitado y ha pagado el precio por nuestra redención. Lo que Dios manifestó en Cristo, El dio esa carne para que... y la Sangre, para que en la Sangre pudiera venir la Vida, y la carne fuera redimida, para que–para que Dios en esta carne redimida pudiera manifestar Su Palabra para el día, como El lo hizo en aquel día. ¡Fiuuu! ¡Gloria!
586¿Lo ven Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¡Oh, hermanos! ¿Cuándo puedo parar? Fíjense. [“¡Continúe!”]
587Entonces nosotros nos paramos justificados en la Presencia de Dios. Como una gota de tinta que cae dentro de una–una tina llena de cloro, Ud. nunca más podrá encontrar la mancha de la tinta. Se fue a alguna parte. Nunca regresará otra vez. Y cuando un hombre está verdaderamente redimido, esa Simiente predestinada que la ve y la acepta, sus pecados son deshechos. Son terminados. Están separados. Han caído dentro del cloro de la–de la Sangre de Jesucristo, para nunca ser recordados. Dios los olvida. Y se paran como un hijo y una hija de Dios, en la Presencia de Dios. ¡Amén y amén! “Ahora somos hijos de Dios”. No seremos; ¡somos! Ahora estamos redimidos.
588Nosotros tenemos la respuesta para Satanás. Dios mismo se ha vindicado. Dios mismo se ha probado por medio de Su promesa en este día. ¡Aleluya! La Jefatura está aquí. ¡Amén! Cristo, el Señor resucitado, está aquí en el mismo Poder de Su resurrección que El siempre tuvo, El mismo manifestándose. Ahí está la respuesta para el diablo.
589Esa es la razón que cuando este hombre sentado aquí, cayó muerto el otro día, sentado aquí, pudimos decir: “¡Vida: regresa!” Porque el Espíritu Santo así lo dijo.
590Esa es la razón que lo pude hacer con ese pequeño bebé allá en México, que había estado muerto como por unas quince horas, cuando la visión vino y dijo: “Llámalo de nuevo” de muerte, a “vida”. Y dije: “Permite que viva el pequeño bebé”. Y el bebé, del cual los doctores escribieron una declaración de que había muerto a las nueve de esa mañana, a las once de la noche de ese día volvió a vida; está viviendo hoy en día. 591 ¿Qué es? No esa gente. La Jefatura y el Cuerpo han llegado a ser una sola unidad. Es Dios manifestado en Su pueblo. Esa es la razón que el esposo y la esposa ya no son dos; ellos son uno. Dios y Su Iglesia son Uno; “Cristo en vosotros”, la gran revelación de Dios. ¡Gloria a Dios! Aun llevando Su Nombre; Su Nombre es Jesús, el Ungido. La razón que El es llamado “Jesús”, es porque El es el Ungido. Es el Cuerpo de Cristo ungido, probando, manifestando a Dios como lo hizo aquel Cuerpo. Y aquel Cuerpo redimió todo... a todos estos cuerpos; y por medio de ellos, Dios obra Su triple manifestación, yendo hacia el Reino. Resucitó, pagó el precio; nosotros estamos redimidos. Dios lo ha probado, lo ha vindicado. ¿Ven?
592Y nos paramos justificados en Cristo, delante de El. Porque, El no puede pronunciar juicio, pues El ya ha juzgado ese Cuerpo, del cual yo soy parte. ¿Qué? ¿Cómo soy yo parte de El? ¡Aquí está; está en mí! “Si Mis... si permanecéis en Mí y Mis Palabras en vosotros, entonces lo que tú digas... Pide al Padre todo en Mi Nombre, y será hecho, porque allí está”. ¡Justificados! ¡Gloria a Dios!
593¡Oh, si yo pudiera lograr que el mundo vea eso! ¿Por qué? Ahí lo tienen Uds. Allí está el Cuerpo de Cristo, viviendo, parado redimido. ¡Redimido! ¡Oh, hermanos!
594Justificados ante Sus ojos. ¿Por qué estamos justificados? ¡Porque somos Su victoria! ¡La Iglesia es Su victoria! Nosotros aparecemos en estos últimos días con este glorioso Evangelio, mostrando Su victoria. ¡El murió para este propósito, y nosotros somos la prueba de Su victoria! ¡Amén! Cuando nosotros lo vemos a El descendiendo y viviendo entre la Iglesia, esa es Su victoria. Demuestra que él no podía retenerlo a El en la sepultura, ni tampoco pueden ellos retenernos a nosotros. Correcto. El...?... Y nosotros ya estamos, potencialmente, resucitados, porque hemos resucitado de entre los muertos, incredulidad en Su Palabra, de entre denominaciones y credos, a una Palabra Eterna del Eterno Dios; la cual es El, El mismo, obrando por medio de nosotros, El mismo manifestándose que El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos.
595Y luego la Palabra desciende hacia adentro del Cuerpo, desde la Cabeza. ¿Qué es? Esta misma Palabra. Nada puede ser añadido ni quitado de Ella. Así que esa misma Palabra desciende desde la Cabeza, a medida que el Día se aproxima, hacia adentro del Cuerpo, hacia adentro del Cuerpo, vindicando que Ellos son Uno. Ellos son Esposo y Esposa. Ellos... carne de Su carne, Palabra de Su Palabra, Vida de Su Vida, Espíritu de Su Espíritu. ¿Ven? ¡Amén! ¿Cómo lo saben Uds.? Llevan el mismo testimonio, el mismo fruto, la misma Palabra. ¿Ven?, manifiestan a Cristo; la misma Vida, el mismo Dios, el mismo Espíritu, la misma Palabra, el mismo Libro. ¡Amén! Las mismas señales; “Las cosas que Yo hago, vosotros las haréis también”. ¡Oh, aleluya! ¡Hermanos!
596Fíjense: la Palabra vindicada en Su Cuerpo es Su victoria misma, y es la razón de Su muerte. ¿Ven?, la muerte... no en el Espíritu; cuando El murió, El únicamente murió en la carne. Su Espíritu fue al infierno y predicó a las almas en prisión. ¿Es correcto eso? Unicamente murió Su carne, luego El la levantó otra vez y la vivificó. “Vivificar” significa: “hacer vivir”, Su carne, la cual era Su cuerpo. Y eso es la Palabra. Yació muerta por años, pero Ella gradualmente empezó a levantarse en la reforma, ¡y ahora Ella está parada sobre Sus pies!
597¡Oh, cómo quisiera que tuviera tiempo para regresar a Ezequiel, y tomar esos “huesos secos”, y mostrarles a Uds.! El dijo: “¿Vivirán estos huesos otra vez?” El dijo: “¡Profetiza!”
598¿Cómo puede venir la profecía? ¡Unicamente por medio del profeta. Es la Palabra del Señor! “¡Huesos secos, oíd Palabra de Jehová!” Y tendones, y piel vino sobre ellos, y ellos se pararon como un poderoso ejército, y comenzaron a marchar hacia Sion. ¡Gloria a Dios! Ese es El. Ese es El, la victoria. Los redimidos del Señor vendrán entonces a Sion con gozo, Y en todo Su monte santo, nada dañará ni destruirá... (Sí).
599El entonces prueba Su Vida resucitada a medida que El mismo se vindica. Ella, la Novia, es independiente de todas las demás. Ella es una Mujer independiente, una gran ave de muchos colores [Biblia en español–Tra.], [speckled, Biblia en inglés, que significa: “manchada” con manchas pequeñas– Trad.], que es diferente de todas las demás. Uds. recuerdan en la Biblia sobre eso, “la gran ave manchada”. Pero Ella tenía Su Nombre, Ella tenía Su Vida. Pues la....
600¿Cómo manchaban ellos la ave? Ambas eran blancas, y luego ellos le cortaban la cabeza a una de ellas, y derramaban la sangre sobre la otra. Y la ave manchada con la sangre roja, aleteaba de esta manera, y la sangre clamaba: “Santo, santo, santo”, a medida que bañaba la tierra.
601Así Cristo, el Compañero muerto, puso Su Sangre, la Vida de Su Sangre, dentro de nosotros; salpi-... llevando Su Sangre, clamando: “¡Santo, santo, santo, al Señor!” Es una ave de apariencia rara. Seguro que lo es. Pero Ella, la Novia, es ide-... es identificada por El, y Ella es independiente de todas las demás. “Y te unirás únicamente a ella mientras ambos vivan”. Te unirás únicamente a El, la Palabra; sin–sin adulterio, sin alguna señal de denominación, sin alguna señal de credo, sin adulterio en lo absoluto. ¡La Palabra, y solo El!
602“En Cristo la roca sólida me paro, todo los otros terrenos son arenas movedizas”, dijo Eddie Perronet.
603Eso es: ¡Cristo, la Palabra! El era la Palabra; El es la Palabra. Y la Iglesia llega a ser la Palabra, por medio de El quien la hace a Ella parte de El, y eso es la Palabra otra vez. Identificada personalmente por El, ¡solo Su propiedad! ¡Solo Su propiedad! Ella es redimida por El, por medio de El, para El, y solo para El. Correcto. Entonces, la razón por la cual el diablo está aullando, es que eso se está revelando.
604Estamos en un tiempo peligroso. Recuerden: la Escritura dice que cuando estas cosas empiecen a suceder, “el tiempo no sería más”. Ella está desvaneciéndose y nosotros vemos la manifestación.
605“Terremotos”. ¿Vieron Uds. los miles que murieron el otro día? “Terremotos en diversos lugares”.
606Dijo: “Escenas temerosas en los cielos, como columnas de fuego”, flotando alrededor como platillos voladores. Ellos no saben lo que es. ¿Ven? Ellos no tienen la menor idea.
607¿Se fijaron Uds. en los Angeles que descendieron e investigaron a Sodoma antes que Sodoma fuera destruida? ¿Recuerdan Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Hubo un grupo de ellos que descendieron, tres de ellos. Uno de ellos se quedó con Abraham. ¿Recuerdan Uds. eso? [“Amén”]. Ellos eran Luces procedentes del Cielo, que descendieron en el juicio investigador. Uno....
608Miren dónde todos ellos son encontrados. Alrededor del Pentágono y cosas, ellos los encuentran. Eso es el juicio del mundo, Sodoma. Y hay Uno representado, que será representado entre las iglesias, y ése será Cristo mismo, vindicándose El mismo. ¿Ven? “Escenas en el... arriba en los cielos, y señales abajo en la tierra”. Seguro que sí.
609¡Identificado! Oh, el diablo está aullando tocante a esto: la Verdad manifestada de la promesa de la Palabra, solo en Ella.
610Ellos no tienen la respuesta. Cuando Jesús vino, ¿por qué esos fariseos no...? El dijo: “Si por el dedo de Dios echo Yo fuera los demonios... entonces, ¿vosotros por quién los echan?” ¿Ven? El se paró solo.
611Y Su Iglesia se para sola. Ella no está conectada con nada. Pero El fue identificado por Dios, siendo el Cuerpo en el que Dios moraba; y la Iglesia es identificada por Su Cuerpo, haciendo las mismas cosas. Ella es Su Cuerpo, la Verdad manifestada de Su Palabra prometida para los últimos días. Y Ella, y Ella sola, permanece fiel a Ella. Esa es la razón que el diablo está aullando, y estas grandes organizaciones han preparado algo para cerrarla. Ellos nunca lo harán. Ella será llevada arriba, no cerrada. Ella ahora está resucitada, por el poder de la promesa de la Palabra vindicada para Ella. ¡Amén!
612¡Cómo la Novia se aferra a esa promesa! “El me dijo que volvería por mí. Yo lo creo”. ¿Ven? Sí, señor. ¡Para encontrar a Su Jefatura, Su Redentor, Su Esposo, Su Rey, Su Señor, Su Amado, Su Salvador, en el lugar provisto para encontrarse!
613El tiene un lugar para encontrarse con Ellos. Como Uds. saben, El... Sí, el Novio, no omite ninguna cosa. El tiene el anillo, la identificación. El tiene el manto que Ella usará, Su vestido. ¿Ven? Y El tiene el lugar provisto para encontrarla a Ella, ése es en el aire. Todo ha sido completamente provisto. El tiene ya preparada la Cena de las Bodas; los invitados ya invitados, ya están escogidos. Todos los Angeles están parados alrededor, Sus siervos, en atención. ¡Oh, oh, oh, oh, oh! [El Hermano Branham prolonga esta palabra como riéndose–Trad.]. ¡Oh!, habrá en el aire un encuentro con Jesús, En el dulce Hogar más allá; Quisiera verte en la Mansión de Luz En gloriosa Eternidad. Un canto se oirá, nunca oído de mortal, Muy glorioso al declarar: ¡El Hijo de Dios, nuestro Guía será (la completa manifestación de Dios), En el encuentro Celestial! (¡Oh, hermanos!)
614Fíjense en Sus vindicaciones ahora: Uds. han oído la–oído la historia de Moisés en los juncales, Uds. han oído del intrépido David y su honda; Uds. han oído la historia que se cuenta de José el soñador, De Daniel y los leones que con frecuencia cantamos. Oh, hay muchos, muchos otros (vindicados) en la Biblia, ¡Cómo anhelo encontrarlos a todos ellos, yo declaro! Más allá el Señor nos permitirá encontrarlos, En el encuentro Celestial. Pues habrá en el aire un encuentro con Jesús, En el dulce Hogar más allá; Quisiera verte en la Mansión de Luz, En gloriosa Eternidad. Un canto se oirá, nunca oído de mortal, Muy glorioso al declarar: ¡El Hijo de Dios, nuestro Guía será En el encuentro Celestial! (¡Oh, hermanos!)
615¿No aman Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. El triple propósito de Su gran misterio de la revelación ahora ha sido revelado. El solo es el Principal. El es. ¡Oh, hermanos! Cantémoslo. Sencillamente ya no puedo predicar más. Me siento tan bien. ¿Ven? ¡Oh!, habrá en el aire un encuentro con Jesús, En el dulce Hogar más allá; Quisiera verte en la Mansión de Luz, En gloriosa Eternidad. Un canto se oirá, nunca oído de mortal, Muy glorioso al declarar: ¡El Hijo de Dios nuestro Guía será En el encuentro Celestial!
616¿Se van a ir Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¡Amén! ¡Por la gracia de Dios, por la gracia de Dios! ¿Ven? ¡Oh, hermanos! Uds. han oído de Moisés en los juncales, Uds. han oído del intrépido David y su honda; (todos ellos son tipos) Uds. han oído la historia que se cuenta de José el soñador, Y de Daniel y los leones que con frecuencia cantamos. ¡Oh!, hay muchos, muchos otros en la Biblia (los cuales son El), ¡Y anhelo encontrarlos a todos ellos, yo declaro! Más allá el Señor nos permitirá encontrarlos, En el encuentro....
617¡Pero hay uno solo que es el Principal! ¡Oh!, habrá en el aire un encuentro con Jesús En el dulce hogar más allá Quisiera verte en la Mansión de Luz En gloriosa Eternidad, un canto se oirá Nunca oído de mortal, muy glorioso al declarar El Hijo de Dios, nuestro Guía será En el encuentro Celestial.
618Ahora, vamos a encontrarnos uno con el otro Allá. Que todos, los Metodistas, y Bautistas, y lo que Uds. sean, que son nacidos de nuevo del Espíritu de Dios, se estrechen la mano uno al otro, mientras lo cantamos. ¡Oh!, habrá en el aire un encuentro con Jesús, En el dulce hogar más allá; Quisiera verte en la Mansión de Luz En gloriosa Eternidad. Un canto se oirá, nunca oído de mortal, Muy glorioso al declarar: ¡El Hijo de Dios, nuestro Guía será En el encuentro Celestial!
619¡Oh, oh, oh! Oh, eso es maravilloso, ¿ven?, el ver lo que El será. Ahora, miren.
620Tenemos que terminar, amigos, son casi las dos, ¿ven?, o nos quedaremos–nos quedaremos aquí hasta la cena. Yo tengo página tras página todavía sobre esto, ¿ven?, así que vamos a tener que terminar en esto. No hay fin en esto.
621Es una revelación. Es tan Eterna como la Palabra de Dios es Eterna. Miren: ¡pero el triple propósito del gran misterio de Dios, es revelado! Dios manifestado en Cristo; Cristo manifestado en la Iglesia, con el fin de redimir a la Eva perdida de regreso a la condición original del huerto del Edén. ¡Oh, hermanos!
622¡Oh, van a haber algunos grandes momentos en aquel Día! Sí. Está muy cerca. Lo creemos. ¿No lo creen Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Yo pienso de esa alabanza cada vez que pienso tocante a ello.
623El mismo se vindicó en Daniel, y en Moisés, y en Jeremías. ¿Qué fueron ellos? Profetas a quienes la Palabra vino, ¿ven?, esos grandes hombres. ¿Ven?, “Uds. han oído la historia que se cuenta de José el soñador”, como Uds. saben, y de Daniel en el foso de los leones, y todas estas otras, como Uds. saben. Esos que... ¿qué fueron ellos? Profetas. ¿Ven? Pero el Principal... Dios únicamente siendo tipificado temporalmente en ellos.
624El mismo se tipificó en Adán, sabiendo lo que estaba bien, pero él salió para redimir a su esposa, porque ella estaba mal. Cristo no tenía que hacerse pecado, pero El salió y tomó el pecado para redimir a Su hijo perdido. ¿Ven? ¿Ven? El mismo se tipificó. ... y de Moisés en los juncales, Y Uds. han oído del intrépido David y su honda, Uds. han oído la historia que se cuenta de José el soñador (el profeta), Y de Daniel y los leones que con frecuencia cantamos. Oh, hay muchos, muchos otros en la Biblia, Y....
625Ellos–ellos son la Biblia. “Y...” Pero todos ellos fueron manifestados en El. ¿Ven? Sin El, todos ellos perecen. ¿Ven? Y yo tengo que llegar a ser parte de Eso, para ser El. ¡Amén! ¿Ven? Y anhelo encontrarlos a todos ellos, yo declaro. (Correcto). Pero el Hijo de Dios, nuestro Guía será En el encuentro Celestial.
626Hebreos 11, dice: “No fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros”. Las manos y los pies no pueden ser perfeccionados sin el cerebro, el conocimiento, la cabeza, y lo demás. ¿Ven? Y todos somos perfeccionados en El, así que “por un solo Espíritu somos todos bautizados en un Cuerpo”, libres del Juicio; pasamos del pecado, de muerte. ¡Amén! “El Hijo de Dios nuestro Guía será en el encuentro Celestial”. ¿Le aman Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Yo le amo, yo le amo, Porque....
627Señor Jesús, que la unción del Espíritu Santo venga sobre estos pañuelos, Señor, y sane a los enfermos. Que sea así, mientras los ponen sobre ellos. Yo pido que Tú lo hagas así, en el Nombre de Jesús. Amén. ... allá en la cruz. [El Hermano Branham empieza a tararear: Yo le amo–Ed.].
628Sólo piensen: “Cristo revelado”, en nosotros ahora, ahorita en nosotros. ¿Cómo El... por qué fue revelado El? Porque El a mí me amó. ¿Qué hizo El? Y me compró mi salvación, Allá....
629¡Gloria! Ese gran Angel del Pacto, Aquél que estuvo con Moisés en el desierto, Aquél que vino a Pablo en el camino a Damasco, Ese mismo permitió que se le tomara Su fotografía con nosotros; es Ese mismo que estaba en la fotografía en la revista Life el otro día, la misma Palabra, por el mismo Dios, a través de los mismos canales, por la misma manera, por la misma promesa. “Donde están dos o tres congregados en Mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos”. Entonces El está aquí. “Los Angeles de Dios acampan alrededor de los que le temen”, que se aferran únicamente a Su Palabra. Ningún hombre puede respetar esa Palabra sin temer a Dios. ¿Ven? Entonces, aquí está El en esta mañana con nosotros, mientras le adoramos a El en el Espíritu.
630Oh, siendo un Mensaje duro como éste, yo pienso que deberíamos adorarle a El un ratito en el Espíritu. ¿Ven?, sólo cierren sus ojos y cantémosle ésa otra vez a El: “Yo le amo, yo le amo”, mientras Uds.–Uds. levantan sus manos, a El. Yo le amo, yo le amo, Porque... a mí me amó; Y me compró mi salvación, Allá en la cruz. ¡Oh, hermanos, cuánto le amamos a El! Fe en el Padre, fe en el Hijo, Fe en el Espíritu Santo, estos tres son Uno; Los demonios temblarán, y los pecadores despertarán; Fe en Jehová hace todo temblar.
631¡Amén! ¡Gloria a Dios! ¡Cuánto le amamos! Sólo adoren a El ahora en su corazón, sólo adoren a El, sólo–sólo piensen qué cosa tan hermosa El ha hecho. Miren lo que El ha hecho por nosotros. Todos estos años de las visiones, ninguna de ellas ha fallado. Todo lo que El dijo que iba a suceder, sucedió exactamente de la manera que El lo dijo.
632Yo les amo a Uds. No se olviden de los mandamientos de Dios para Uds., hijitos: “Amense unos a otros”. Amen a todos. Bien o mal, pecador o santo, ámenlos de todas maneras. Si Uds. no los aman, entonces pidan que Dios los ayude, porque Dios amó al pecador. Y la naturaleza de Dios está en Uds. Si el hombre está mal, ámenlo de todas maneras. No participen de sus pecados. ¿Ven? No participen de sus pecados. Sino que en dulzura, no en amargura y en reprimenda, en dulzura, díganle a él de la esperanza de Vida que descansa dentro de Uds., por medio de Jesucristo siendo revelado a Uds. por el Espíritu Santo. Lleva contigo el Nombre de Jesús, Hijo de angustia y de pesar; Te dará gozo y consuelo, ¡Oh!, llévalo... (ahora, no se olviden: dondequiera que Uds. vayan). ¡Oh!, Nombre....
633¡Ese Nombre! “Oh...” Nosotros tenemos Su Nombre. Somos llamados por Su Nombre. ... Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo; Nombre precioso, ¡oh cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo.
634Ahora, hasta que nos encontremos otra vez, voy a darles a Uds. un secretito. Recuerden esto, mientras nos ponemos de pie. Recuerden esto: Al Nombre de Jesús inclinándonos, Cayendo postrados a Sus pies, Rey de reyes en el Cielo lo coronaremos (nosotros lo coronaremos), Cuando termine nuestra jornada. Nombre precioso (Nombre precioso)... (¡oh, cuán dulce!) La esperanza de....
635¿Qué? ¡La triple revelación! Esperanza y gozo en el Cielo, revelada en El. ... Nombre precioso (Nombre precioso), ¡oh cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el....
636¿Qué? La esperanza en la tierra y el gozo en el Cielo, todo es manifestado en Cristo. Dios, la Iglesia, todo lo demás, es manifestado en Cristo. La Biblia es Cristo. La Biblia es la Palabra escrita, El, lo cual es la Palabra. La manifestación de Ella es la evidencia de la Vida entrando en la carne de la Palabra, para manifestarla. ¡Oh!, ¿no es maravilloso? Lleva el Nombre de Jesús con-... (escuchen atentamente ahora) Como un escudo (ahora, no se olviden de eso)... todo lazo; Cuando las tentaciones te rod-... (¿qué deben hacer?) Sólo respira ese Nombre Santo en oración. Nombre precioso (Nombre precioso), ¡oh, cuán dulce! (¡oh, cuán dulce!) Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo; Nombre precioso (Nombre precioso), ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo.
637Sin saber... Por supuesto, siendo espiritual, uno se fija en cosas espirituales. Sin saber esto; Dios lo sabe. Pero si Uds. se voltean y miran el reloj, son las dos en punto: el fin del Segundo Jalón; ¡el Tercer Jalón está a la mano! ¿Ven? Al Nombre de Jesús inclinándonos, Cayendo postrados a Sus pies, Rey de reyes en el Cielo lo coronaremos, Cuando termine nuestra jornada. Nombre precioso... (¡El Segundo Jalón ha sido hecho manifiesto!) Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo; Nombre precioso, ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo.
638¿Se fijaron Uds. que el Espíritu tomó la misma alabanza y la elevó una octava más alta, de esa manera? El siguiente Jalón está a la mano! ¡Amén! Lleva el Nombre de Jesús contigo (¡es más tarde de lo que Uds. piensan!), ... angustia y de pesar; Te dará gozo y consuelo, ¡Oh!, llévalo dondequiera que tú vayas. Nombre precioso (Nombre precioso), ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo; Nombre precioso, ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo.... Ahora, si vienen tentaciones, ¿qué hacen Uds.? Lleva el Nombre de Jesús contigo, Como un escudo a todo lazo; Cuando las tentaciones... rodeen (ahora, algo para hacerlos que Uds. descrean, sólo recuerden), Respire ese Nombre Santo en oración. Nombre precioso, ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo; Nombre precioso (Nombre precioso), ¡oh, cuán dulce! Esperanza en la tierra y gozo en el Cielo.
639Inclinemos nuestros rostros ahora, todos, reverentemente. Miren ahora. Al Nombre de Jesús inclinándonos....
640[El Hermano Branham tararea otra línea de “Lleva el Nombre de Jesús contigo”. Un hermano habla en otra lengua. Otro hermano da la interpretación–Ed.].
641Ahora, si Uds. entienden, el Espíritu del Señor bajó en la reunión, con lenguas desconocidas, hablándolas por un hombre sin él saberlo; interpretadas por otro hombre sin él saberlo. ¡La Palabra del Señor! ¿Recuerdan Uds. cuando el enemigo venía subiendo y ellos no sabían qué iban a hacer? El Espíritu del Señor caía sobre un hombre, y revelaba lo que se debía hacer. ¡Oh, hermanos!
642Inclinemos nuestros rostros ahora, humildemente. Dios los bendiga. ¡Hasta que nos encontremos! ¡Hasta que nos encontremos! Hasta que nos encontremos a los pies de Jesús; ¡Hasta que nos encontremos!... (Muy bien, pastor). ... Dios sea con Uds. hasta que nos encontremos....