Photo

~ DÍA DE VICTORIA ~
1Quiero expresar mi gratitud a Dios por el privilegio de estar aquí, y conocer conciudadanos del Reino de Dios. Mientras Uds. se han reunido aquí en esta mañana en el hogar de este hermano para juntos tener compañerismo, me hace recordar a la iglesia primitiva. De la manera que el Cristianismo primero principió, la Biblia dice que así era, de casa en casa. "Sé reunían, y partían el pan con sencillez de corazón". Y eso es lo que queremos tener en esta mañana mientras estamos aquí, es sencillez de corazón, un propósito.
2Una cosa que estamos tratando de alcanzar, y ésa es el cumplimiento del plan de Dios para nuestras vidas, mientras estamos aquí en la tierra. Y tal vez Dios, hace muchos de miles de años, por Su infinita sabiduría, supo que estaríamos aquí en esta mañana, y que estaríamos en la parte de atrás en esta pradera, o desierto aquí, en este pequeño edificio. El supo eso, hace miles de años.
3Ahora, encontramos algunos de nuestros amigos en esta mañana que venían de Tucson, la familia Stricker. Y el generador de su automóvil se les descompuso. Los que pudimos nos juntamos para traérnoslos, a la señora aquí y a los niños. Y ellos llegarán un poquito después si pueden arreglar su generador. Fue en un cruce de caminos aquí. Yo no sé en dónde era. Pero estamos felices de estar aquí.
4Y ahora el Hermano Isaacson aquí, nosotros casi no nos conocemos, no más allá de saber que somos hermanos en Cristo. Y hemos tenido momentos de compañerismo juntos. Y creo yo que la primera vez que nos conocimos fue en Phoenix, hace años. Y si su esposa está presente, yo no la conocería. Ahora, eso es que tan bien nos conocemos, al no saber quién es su esposa, o su familia.
5Al entrar conocí a uno de nuestros hermanos de color parado en la puerta (una persona muy fina), con un apretón de manos, Ud. sabe. Lo hace sentir a uno como que Ud. es muy bienvenido, Ud. sabe, entrar y estar entre este grupo como el de esta mañana. Me hace un privilegiado.
6Y ahora, yo he tenido el privilegio de hablar en muchos lugares atestados de gente en donde habrían... tal vez miles de miles de veces más gente que la que pudiera reunirse. Pero yo... los memoriales de mi ministerio son ocasiones como éstas, cuando hay tal vez una docena o dos reunidos. Parece ser que Dios lidea más de cerca con la gente, yo pienso que nos sentimos más familiarizados, y... cuando nos reunimos en pequeños grupos. Parece ser que la Palabra de Dios es más eminente para nosotros cuando... El dijo: "En donde están dos o tres congregados en Mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos".
7Anoche, casi a media noche, yo estaba reunido con... en un hogar en donde estaba un hombre y su esposa y una jovencita, ella estaba perdiendo su mente debido a un asuntito que había sucedido. Y mientras estábamos reunidos, solamente la jovencita y yo en un cuarto, porque las cosas que tenían que decirse eran... Yo preferí que estuviéramos solos. Y vino allí esta Luz, este Angel del Señor, y se puso por encima de donde estábamos, mostrando que Dios guarda Su promesa.
8Y ayer, estuve en donde estaba un joven de veintidós años de edad de una familia muy prominente, que tenía las paperas, y las paperas se le habían bajado... Y muchos de Uds. adultos saben qué es eso, especialmente en el varón... varones. Eso realmente casi los mata. Y este muchacho, por muchos días, por más de dos semanas, había estado con una fiebre de 105 (40.6°CTraductor). Uds. saben ésa es la condición allí en donde puede darle un ataque. Y los doctores simplemente hicieron todo lo que ellos podían hacer con penicilina, y todo, para cortar esa fiebre debido a la infección. Pero parecía como que no tuvo ningún efecto. Pero en un minuto delante de Dios, toda pizca de fiebre dejó al joven. El se levantó sano. Y eso sólo demuestra que la persona principal es Cristo. Esa es la razón por la cual nosotros estamos aquí en esta mañana en este hogar, para servir a Cristo en este día Sabático.
9Estaba ansioso para que el tiempo llegara de venir aquí, para reunirme con nuestro precioso hermano, y Uds. Yo he recibido sus diezmos que el hermano me ha enviado muchas veces, de esta pequeña asamblea aquí. Y tesoros como esos, son muy sagrados para mí, porque yo sé que tengo que responder algún día a dónde se fueron al salir de aquí.
10Y seguramente quiero apreciar... aprecio, y quiero expresar mi gratitud por la fidelidad de Uds... por lo que Uds. hicieron, sabiendo los diezmos que tienen Uds... y tener que reunirse en casas como ésta. Y todavía querer que eso poquito que Uds. tienen, destinarlo lo mejor que Uds. saben, para sostener el ministerio. Entonces, de allí en adelante, yo tengo que ser responsable por ello. Y quiero ser un buen administrador para nuestro Señor, cuando tenga que responder en ese día, por lo que hicimos en la tierra.
11Ahora hay una cosa, aquí no nos molestará mucho el ruido del tráfico. Y eso está bueno. Y así que, ahora, yo no sé cómo expresar esto, pero quisiera que estuviéramos teniendo un avivamiento aquí en donde tuviéramos varios días. Porque de esta manera, uno solamente viene y dice: "¿Cómo están Uds.? Estoy contento de conocerlos", y hablar unos momentos acerca del Señor, y se va otra vez. Tengo que estar en Tucson a la 1:30. ¿Y cómo es que nosotros nos vamos a encontrar aquí de esta manera, y saludarnos de mano uno con el otro, y decir: "Cómo ha estado Ud., gusto de conocerlo", e irnos?
12Pero, Uds. saben, yo pienso del día en el que nos encontraremos y no tendremos que decir adios. No diremos: "Es grato verlo a Ud. Espero que regrese otra vez". Lo que nosotros contaríamos aquí tal vez un par de horas juntos, allá podemos... pudiéramos sentarnos y hablar por un millón de años, si hay tal cosa como tiempo. Y nosotros... no será menos tiempo que cuando nos sentamos, ¿ven? Sólo es Eternidad. No hay fin para eso. Y pensar del tiempo que estuvimos fuera, y así... y cuando caminemos por los corredores del gran paraiso de Dios, y los ángeles cantando coros celestiales y...
13Ahora es el tiempo cuando tenemos que pelear para ganar la batalla, y vencer las cosas del mundo. Y allá no habrá ninguna batalla. La última oración será hecha. Ellos no tendrán que tener reuniones de oración ya más. No habrá más lugar para que la gente sea salva. No habrá enfermedades para ser sanadas. Y, solamente será una gran cosa gloriosa.
14¿Qué pudiéramos... como seres humanos en esta mañana, qué pudiéramos prometer? ¿A qué pudiéramos mirar, que pudiera ser más grande que estar mirando a esa promesa de ese tiempo?, ¿ven? 15 Nosotros pensamos de aquí... Yo miro el cambio de las edades, de pequeños bebés de pecho en el regazo de mamá, a muchachos de escuela, a muchachas y muchachos adolescentes, y luego la edad adulta, y después la vejez, ¿ven? Y el muchacho de escuela, años pasados estaba en el regazo de su madre, un bebé de pecho, ¿ven? Y el adolescente entró a la escuela el año pasado, aparentemente. Y el adulto era un adolescente, y luego el anciano... continuando, ¿ven? Es como un vapor que vuela en la tierra y se desvanece. Salomón dijo, creo que él fue, es como una flor. Crece y luego se corta, y se desvanece. Y nosotros queremos aprovechar el tiempo que estamos aquí.
16Así que, ahora, hablémosle a El mientras inclinamos nuestros rostros en oración. Y si hubiera alguno aquí que quisiera ser recordado en oración, por ejemplo que esté enfermo, o tenga una necesidad, si quisiera darlo a conocer a Dios en su corazón. Diga: "Ahora, Señor, Te he abordado para pedirte en esta petición..." Y si Uds. solamente, así de esa manera, yo sabría, más o menos... si Uds. levantarían su mano, y así como yo digo, decir: "Recuérdeme". El Señor les bendiga ricamente.
17Dios Todopoderoso, Quien formaste los Cielos y la tierra por Tu Palabra, nos hemos congregado aquí en esta mañana, para hablar de esta Palabra, y del Poderoso Quien es la Palabra. Te damos gracias por este gran privilegio de regresar a la parte de atrás del desierto. Fue allí, un día, en donde una zarza ardiente llamó la atención de un profeta que huía. Y allí él fue comisionado de nuevo, y fue enviado, el cual llegó a ser un gran libertador del pueblo de ese día, de la herencia de Dios que estaba en esclavitud.
18Oh gran Dios, ¿por qué no vienes a la parte de atrás del desierto en esta mañana con nosotros? Como sabemos, Tú estás en grandes catedrales, y alrededor del mundo. Pero sabiendo que Tú eres el Dios infinito, y no hay lugar muy pequeño, o ningún lugar... O no importa que tan bien estemos dispersos sobre la faz de la tierra, todavía, Tú eres omnipresente, puedes estar en todas partes al mismo tiempo. Te damos gracias por esto.
19Y en esta asamblea en esta mañana, Te damos gracias por nuestro hermano y su pequeño rebaño aquí, y por el valor de ellos y lealtad para la causa que... de Dios en la tierra hoy, y Te pedimos Tus bendiciones sobre ellos. Y permite... mientras haya un corazón deseando a Cristo, permite que siempre haya un mensajero en alguna parte, para traer el mensaje a ese corazón hambriento.
20Y pedimos, Padre Celestial, por la necesidad de esas personas que levantaron sus manos ahorita. Tú sabes lo que estaba pulsando detrás de sus manos, en sus corazones. Ellos tenían una necesidad. Si es enfermedad, Señor, Tú, Quien quitó a Paul Sharrit del que acabo de hablar, hace unas horas, cuando él yacía con una fiebre muy fuerte, entre vida y muerte, que toda la ciencia médica no podía parar... Y sin embargo, una pequeña oración paró la fiebre inmediatamente.
21Tú eres Jehová Dios. Muestra que Tú estás tan bien representado, y tan real hoy, aquí en la parte de atrás de este desierto como Tú estabas en los días de Moisés, allá en la parte de atrás del desierto. Te damos gracias porque yo sé que Tú escucharás la oración. Y venimos a Ti de la manera más humilde, y más sincera, sabiendo que sería mal pedirte cosas que solamente nos estamos imaginando en nuestra mente. Queremos ser sinceros, y estar absolutamente seguros que eso que estamos pidiendo... Debemos creerlo, y sabemos que es la voluntad de Dios dárnoslo, porque lo hemos resuelto en nuestros corazones lo mejor que sabemos, Señor.
22Así que, pido que Tú sanes a cada persona enferma que está aquí en esta mañana. Salva a cada uno que está perdido. Concédelo. Permite que algo sea dicho, o hecho hoy que los haga, en los lugares en donde están sentados a parados alrededor de las paredes, o en dondequiera que pudiera ser, que la fe anclante de Dios entre en sus corazones y que se establezca de una vez por todas. Concédelo, Padre.
23Bendice al hermano que nos permitió usar este hogar aquí para el servicio. Ahora háblanos a través de Tu Palabra, pues ésa es la razón por la que estamos aquí, Señor. Amamos el compañerismo uno con el otro, pero todavía eres Tú a quien queremos, Señor. Podemos meternos debajo de un árbol en alguna parte y sentarnos y platicar uno con el otro. Pero aquí, estamos congregados para encontrar favor Contigo. ¿Por qué no vienes a encontrarte con nosotros ahora, Señor? Pedimos que abra una simiente en nuestro corazón, para que Tú te entrones hoy para hablar con nosotros, y nos digas de, nuestras necesidades que tenemos, y Tu amor expresado a nosotros mientras expresamos nuestro amor a Ti. Esto lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amén.
24Allá... si hay alguien allá atrás que quiera sentarse, yo veo algunas sillas aquí, que Uds. pudieran usar y estar más confortables.
25Ahora, estos tiempos en los que estamos viviendo son tiempos tremendos. Y ayer mientras estaba meditando de ¿qué habría de decir hoy, sabiendo que estaba ansioso por venir aquí, y qué habría de decir cuando viniera a la reunioncita de oración? Y le pedí al Señor que me ayudara. Y apunté unas pocas de notas de una Escritura aquí que quisiera expresar a Uds. en esta mañana, mientras estamos esperando por las bendiciones del Señor.
26Y pedimos ahora, que Uds. abran sus corazones, y reconozcan el más mínimo, el más débil toquidito de Cristo al corazón. Recuerde Ud... si Ud. no es un creyente, y todavía no ha aceptado a Cristo, esto será... La cosa más grande que alguna vez le sucediera a Ud. al reunirse en este hogar en esta mañana, sería que cuando este toquido venga a su corazón, si Ud. lo acepta, es una puerta a la Vida. Rechazarlo, es muerte. Y por eso es que estamos aquí en esta mañana, para mostrarle a Ud. que hay una puerta abierta para cada creyente que puede creer.
27Ahora, quiero leer del Libro de la Revelación de Jesucristo, el capítulo decimoquinto. Yo quiero leer una porción, los primeros cuatro versos del capítulo decimoquinto del Libro de Apocalipsis. Y vi otra señal en el cielo, grande y admirable: siete ángeles que tenían... las siete plagas postreras, porque en ellas es consumada la ira de Dios. Y vi así como un mar de vidrio mezclado con fuego; y los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia, y su imagen, y su señal, y el número de su nombre, estar sobre el mar de vidrio, teniendo... las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y engrandecerá tu nombre? Porque tú sólo eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán, y adorarán delante de ti, porque tus juicios son manifestados.
28Y con la ayuda del Señor, me gustaría tomar un texto de allí y llamarlo: "Día - V" "Día De Victoria", mientras simbolizamos eso como una victoria completa. Esta gente que está en el capítulo que hemos... acabamos de leer, acaban de obtener la victoria. Y yo pienso que la palabra "victoria" es una gran palabra en el idioma Inglés. Significa que Ud. ha derrotado al enemigo, y Ud. ha vencido y Ud. es victorioso, poseyendo la victoria. Y nosotros cantamos y aclamamos victoria. Y aquí encontramos que había algo a lo cual esta gente tenía que venir, a este mar de cristal mezclado con fuego. Y ellos habían obtenido la victoria sobre la bestia, sobre su imagen, sobre la marca, y el número de su nombre. Todas estas cosas, ellos habían obtenido la victoria sobre ellas, y estaban victoriosos parados en el otro lado, en el mar de cristal, mezclado con fuego, cantando los himnos de alabanza al Dios Todopoderoso.
29Ahora, el hablar de victoria, y Días - V y demás, nos trae a mente el pensamiento de guerra, cuando hablamos del Día - V. Porque recientemente, en los últimos años, llegamos a un día al que nosotros llamamos Día - V de la guerra, en el cual ellos obtuvieron la victoria sobre el enemigo. Y es una lástima que tengamos que pensar de eso, pero el mundo ha sido empapado con sangre humana desde la sangre del justo Abel. Y la primera sangre humana que tocó la tierra fue la del justo. Abel.
30Y él... la razón que él tenía que derramar su sangre fue porque... El había estado bien con Dios. Y Dios había aceptado el sacrificio que él tenía, por fe lo había ofrecido a Dios, este cordero. Y su hermano celoso, estando celoso de él, mató al justo Abel.
31Y ésa misma razón ha sido la causa del derramamiento de toda sangre humana sobre la faz de la tierra. Y la tierra ciertamente está empapada con ella, de todos por todo el mundo, sangre humana. Con... hay una razón para eso. Hay alguna razón que ellos tendrían... para que esa sangre humana fuera derramada. Y nos damos cuenta que la primera razón fue debido al celo, que Caín estaba celoso de Abel porque Dios aceptó el sacrificio de Abel. Y Hebreos 11 nos dice que Abel ofreció a Dios un sacrificio más excelente que el de Caín. Y Dios dio testimonio. Y Caín, por supuesto estando celoso por esto, porque su sacrificio fue, rechazado y el de Abel aceptado. Y Abel hizo esto por fe. La Biblia dice que él hizo esto por fe, viendo que... los dos muchachos tratando de encontrar favor con Dios, para regresar, porque ellos supieron que acababan de salir del jardín de vida.
32Y ellos habían caído en el otro lado por la transgresión de sus padres. Los habían hecho sujetos a la muerte, al igual que todos nosotros en esta mañana estamos sujetos a muerte, y ellos quisieron saber cómo regresar a este lugar en donde encontrarían vida otra vez. Y haciéndolo así, ellos estaban tratando de encontrar favor con Dios. Y Caín ofreció un hermoso sacrificio de flores, y de los frutos del campo, o lo que haya sido que él puso sobre su altar.
33Pero Abel, por revelación espiritual, se le reveló a 61, que no era el fruto del campo lo que causó la muerte. Fue la sangre la que causó la muerte. Así que, él ofreció sangre de un substituto inocente, y Dios la aceptó. Y eso ha sido la propiciación de Dios por nuestros pecados desde ese mismo día. No hay otra manera, porque si El hubiera aceptado en cualquier otra base, entonces nosotros hubiéramos tenido que venir a esa base para ser... para encontrar favor con Dios. Pero Dios aceptó únicamente la sangre inocente de una persona inocente, ¿ven?
34Y por lo tanto, si la belleza y los grandes lugares hubieran sido la aceptación de Dios hoy, tendríamos que preguntarnos: "¿Vendría El a la parte de atrás del desierto, a este hogarcito localizado aquí al lado de esta vía de ferrocarril? ¿Vendría El aquí a encontrarse con nosotros?" Pero si hubiera sido una gran catedral, o la belleza que Caín ofreció, entonces, nos hubiéramos dado cuenta que solamente hubiéramos estado hablando a nosotros mismos, y al aire. Pero Dios vino en base a la sangre que se derramó. Así que, no importa hoy, cuán pequeños somos, cuán pobres somos, o cuánto nos gustaría ser... ofrecer a Dios un lugar más grande... Pero Dios no lo aceptó así como El no lo aceptará ahora, porque nosotros estamos acercándonos en base a la sangre derramada de un substituto inocente, el cual es Cristo que murió por nosotros pecadores.
35Ahora, la razón que esta sangre ha sido derramada, es porque, yo creo, que el hombre quiere... Dios invita al hombre a mirar. Pero el hombre quiere mirar por sí mismo. El hombre quiere mirar a lo que Dios está tratando de mostrarle, basado en su propia idea que él tiene al respecto, ¿ven? Dios le está tratando de mostrar al hombre algo, pero el hombre quiere aceptarlo en base a lo que él... a la manera como él lo mira.
36Pero, es como alguien queriendo mostrar una escena. Tiene que haber una razón para mostrar esta escena. Si Ud. dice: "Mire a la montaña allá a lo lejos", ahora, hay algo allá que captó su atención, que Ud. está tratando de pedirme que yo mire a esa montaña, ¿ve? O: "Mire a este árbol". ¿Ve?, hay algo acerca de ese árbol que Ud. quiere que yo vea.
37Ahora, Dios está tratando de hacer al hombre que mire a ese substituto inocente como un medio para su regreso. Y el hombre quiere mirar eso a su propia manera. El no quiere ver lo que Dios está tratando de mostrarle en este substituto inocente. Por lo tanto, eso es lo que causó el problema. Entonces, lo que el hombre hace, 'por decirlo así, toma los binoculares para mirar a larga distancia, para ver lo que Dios está tratando de mostrarle, él falla en enfocar sus binoculares bien.
38Aquí en el camino, no hace mucho, viniendo de un viaje de las montañas, alguien estaba... Dijo: "Toma estos binoculares y mira para acá a una cierta cosa". Bien, yo tomé los binoculares. Vi tres o cuatro objetos diferentes. Ahora, ¿ven Uds.?, yo sabía que había algo mal en eso, ¿ven? Ahora, este antílope parado en el campo, parecía que allí había tres o cuatro de ellos parados juntos. Ahora, lo que era, el antílope era perfectamente un antílope. Los binoculares estaban bien. Pero lo que yo tenía que hacer, era ajustar ese enfoque hasta conseguir que los tres antílopes fueron uno, y hacer un antílope, ¿ven? Y entonces eso... ¿ven?, en mi mente, yo sabía que debía de ser un antílope, porque eso fue lo que se me dijo. Pero tomar los binoculares y mirar con ellos, yo ví, digamos, tres antílopes parados allí. Bueno, los binoculares estaban fuera de foco. Yo tuve que enfocar los binoculares, hasta llegar a un lugar en donde vi un sólo antílope. Y luego, los binoculares me lo acercaron a tal grado que pude ver como era.
39Ahora, Dios nos da la Biblia. Ahora, bien, la Biblia es la Palabra, y la Palabra es Dios. Así que, eso son nuestros binoculares. Eso, son nuestros lentes. Pero ahora, cuando vamos a la Biblia, y vemos cuatro o cinco diferentes maneras, bueno, se necesita enfocar, ¿ven Uds.? Y tenemos que traer la cosa al lugar en donde veamos el único propósito solemne de Dios.
40Pero el hombre quiere empezar una organización. Correr para este lado, y el otro quiere... "Bueno, yo no... Bueno, yo pienso que puedo ser un hombre más grande que él, así que, empezaré aquí. Y educaremos a nuestros muchachos mejor. Y haremos esto", y demás. ¿Ven?, ellos fallaron de enfocar los binoculares. Dios quiere que ellos vean una cosa, y ésa es la Sangre inocente que fue derramada por sus pecados. Exactamente. Esa es la cosa real, no importa...
41No necesitamos una organización. Yo no tengo nada en contra de ellas, únicamente... el daño que hace al sacar gente y separar la hermandad y cosas. Pero nosotros únicamente necesitamos mirar una cosa, y eso es a nuestro substituto. Correcto. Y ese substituto es Jesucristo. Y luego, Uds. ven hoy como estamos torcidos en organizaciones. Y, dicen ellos: "Los Metodistas están teniendo un avivamiento". Por supuesto eso no significa los Bautistas, esos son los Metodistas. Y estos están teniendo un avivamiento, y demás, y hacen a un lado a la otra persona todo el tiempo.
42Pero no queremos verlo de esa manera. Queremos seguir enfocando hasta que nos demos cuenta que hay un sólo Dios. Cuando Ud. ve tres de ellos allí afuera, es mejor que Ud. enfoque los binoculares un poquito mejor, ¿ve? Ud. está viendo algo equivocado. Así que, es mejor que los enfoque bien, y se dé cuenta que hay un sólo Dios sobre todos nosotros, y El es el Dios de la raza humana.
43Y si El es Dios en verdad, El se interesa en cada ser humano, porque es Su creación. Y El se interesa en los niños, El se interesa en los ancianos, en los adultos. El se interesa en nuestros colores, en el blanco, el café, el negro, el amarillo, en los diferentes colores de nuestras pieles de los países de donde nuestros antepasados procedieron. El se interesa en todos nosotros. 44 El no solamente se interesa en Judíos únicamente, o en la raza amarilla, la raza negra, la raza blanca, o la que sea. El se interesa en toda la raza humana, y tratando de hacer que la raza humana enfoque Su Palabra en una cosa, y diga, hay un sólo Dios. Y ese Dios dio un substituto inocente, llegando... llegando El mismo a ser hombre, con el fin de quitar el pecado, para salvar a toda la raza humana.
45Juan, el profeta, lo ilustra tan hermosamente: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo". Cualquiera... todo el asunto del pecado, quedó resuelto allí en ese substituto inocente. Pero el... cuando el hombre empieza a echar mano de los binoculares de Dios aquí, él empieza a... él mira tanto a lo natural que falla en ver la aplicación espiritual que la Palabra da. Ahora ¿ven Uds.?, ésa es una de las grandes cosas que el hombre hace cuando él trata de mirar, porque él mira como Caín miró con los binoculares. El miró a un logro personal.
46Caín pensó: "Ahora, si yo puedo deshacerme de Abel, entonces yo soy el único". Entonces ¿ven?, la otra persona es puesta a un lado.
47Eso es lo que el hombre ha tratado de hacer a través de los años. Es tratar de hacer a la otra persona a un lado - cuando él debería de estar tratando de traer a la otra persona al camino con él, y ser un hermano, ¿ven Uds?, en lugar de tratar de decir: "Oh, ese grupito", sácalos, y éste otro aquí. "Oh, bueno, ellos son esto, o eso", ¿ven?
48No deberíamos de hacer eso. Deberíamos de tratar de traer toda la cosa a una per - ...a un cuadro sólido - y Ese es Jesucristo.
49Una joven anoche, en una entrevista, dijo: "Pero", dijo ella (una hija de un ministro) - tuvo una cierta clase de aventurita amorosa, y había perdido su mente por eso. Y entraba en... depresión nerviosa. Una joven muy hermosa, como de veintitrés años de edad. Y cuando ella era una niñita, de como doce años, estaba en Chicago. Y sentada en la reunión... o fue en Elgin. Y sentada en la reunión, el Espíritu Santo fue hacia la audiencia y la llamó, le dijo quién era, y dijo: "Tú tienes un soplo cardíaco. El doctor dice que no llegarás a los quince años de edad. Pero ASI DICE EL SEÑOR, tú estás sanada". Y ella nunca más tuvo un problema cardíaco desde entonces.
50Y anoche ella tenía un tipo diferente de problema cardíaco. Era un problema cardíaco espiritual. Su amante se había huido y casado con alguna otra mujer. Y todavía ella lo amaba. Y este muchacho diciéndoles que él todavía estaba enamorado de ella. Y el padre de él había sido la causa de eso.
51Yo dije: 'Oh, tonterías. El no tenía que casarse con la otra muchacha. El lo hizo porque no tenía el tipo correcto de amor para Ud." Eso es la verdad.
52Pero, ¿ven?, siendo que estaba toda enredada en eso, la muchacha se sentó allí... toda agachada, así. Ella dijo: "Oh, yo sé que Juan me ama. Yo sé..." ¿Ven? 53 Eso era todo lo que ella podía ver. Ella vivía en ese mundo pequeño de ella misma. Ella misma se había metido en él. Y la tomé de su mano. Dije: "Escúcheme".
54Y el Señor mostró una visión, ¿ven Uds.?, que ella sabía que yo no sabía nada al respecto. Algo había sucedido - un trato entre ellos. Y cuando eso fue dicho, eso, la hizo reaccionar rápidamente.
55Yo dije: "Ahora, mientras está Ud. fuera de eso, mire al Calvario. Allí... Ud. ha estado saliendo, y empezó a tratar de tomar - una hija de un ministro, una hija de un ministro Pentecostal - y haciendo las cosas que Ud. está haciendo, tratando de ahogar ese dolor. Ese hombre es alguien que no le importa lo más mínimo de Ud." Yo dije: "Mire más allá, hacia el Calvario, muchacha. Esa es la única manera para regresar".
56Nosotros tenemos que estar enfocados a que si vivimos o morimos, sea lo que sea, es el Calvario, Cristo. Esa es la cosa a la que Dios quiere que regresemos. Y el hombre, al enfocar la Palabra de Dios... En lugar de tratar de juntarla y hacerla que diga la única cosa que Dios la hace decir, nosotros miramos al lado natural.
57Por lo tanto,... el hombre haciendo eso, él mismo se mete en un lugar que se va tras la cosa que es presentada. Aquí está una oportunidad que nosotros... un pequeño grupo, podemos hacer esto, y podemos... No tendremos nada que ver con el resto de ellos, y eso... ¿Ven?, ésa es la primera cosa que es presentada, en lugar de enfocar en saber que es amor fraternal el que deberíamos de tener el uno por el otro, y entender uno al otro, y amar uno al otro, y adorar juntos. Ellos degradan a un hombre por la ropa que él usa, o la educación que él tiene, o el color de su piel, o algo como eso, o su... Y eso, por supuesto, separa a la gente. Y el hombre va tras eso.
58Eso nunca le da al hombre interior una oportunidad de obrar. Ahora, nosotros somos un ser trino; alma, cuerpo y espíritu. Pero cuando la mente natural... Las dos fuerzas espirituales que obran en Ud. son, su mente y su espíritu, ¿ven? Ahora, la mente natural, que es muy refinada, tratará de alcanzar algo por su inteligencia, ¿ven? Y cuando él hace eso, la misma cosa... Cuando él hace eso, él mismo se aparta del hombre espiritual que está en él. Y allí... que causa el problema, allí mismo, ¿ven? El trata de hacerlo por sí mismo.
59Como hablé aquí, no hace mucho tiempo - creo que fue en el Tabernáculo, de que Dios es tan grande, que puede llegar a ser tan sencillo. Ahora ¿ven?, cuando nos hacemos grandes, no podemos ser sencillos, ¿ven? Sabemos mucho. Y tenemos tanta... Oh, tiene que ser de esta manera, de la manera que lo decimos, o no es en lo absoluto, ¿ven? Bueno, de esa manera omitimos a Dios.
60Pero, si un hombre pudiera... un gran hombre pudiera hacerse más grande, y más grande, y continuara haciéndose más grande, ¿qué haría él? El tendría que regresar directamente otra vez a llegar a ser tan humilde, y tan sencillo, a tal grado que la gente pudiera caminar por encima de él, y no darse cuenta que están viendo la gran persona que está en sus medios.
61La misma cosa que nosotros hacemos. Medimos un electrón. Partimos un átomo, y, enviamos un mensaje a la luna, y caminamos por encima de la grama común de la cual no sabemos nada. Correcto. La florecita, nadie puede explicar, o puede encontrar la vida que se esconde en esa semilla pequeña que está debajo de la tierra, para traer a vida la flor al año siguiente. Una hoja común de grama, todos los científicos en el mundo no pudieran hacer una ramita de grama, ni siquiera una hoja, ¿ven? Ud. no puede hacerlo porque contiene vida.
62Y por lo tanto, ¿ven?, nosotros... Ha sido dicho que: "Los necios caminan con tachuelas en sus zapatos en donde ángeles temen caminar", y eso es realmente la verdad. Nosotros caminamos por encima de las cosas sencillas. Caminamos por encima de Dios. Caminamos por encima de una orquidia, buscando una margarita. Ahora eso es, ¿ven?, caminando por encima de la orquídea.
63Y si nosotros nos hiciéramos sencillos, nos bajáramos, y... Nadie quiere ni siquiera mirar esa viña allá afuera. ¿Qué es? Dios. ¿Qué es? Es ceniza volcánica, con vida en ella. Volteen, miren alrededor. Allí está de pie un árbol poderoso... árbol de algodón, me parece. ¿Qué es? Es ceniza volcánica, con una clase diferente de vida en él. Esta clase de vida hizo un árbol. Esa clase de vida hizo una viña, ¿ven? ¿Y qué somos nosotros? Ceniza volcánina con vida en ella. ¿Qué nos hizo lo que somos? Nosotros seríamos no más que eso. Pero Dios puso Vida Eterna en nosotros. Y entonces llegamos a ser subditos de Dios. Luego estamos mirando-enfocando la Palabra, luego, a Dios. Pero el hombre nunca da al hombre interior una oportunidad de explicar lo que es correcto. Por lo tanto, eso es lo que causa el problema.
64Note, nos damos cuenta... si él no lo hace, entonces qué sucede. Nos damos cuenta que su temperamento, como el de Caín, se enciende, ¿ven?, rápidamente. El estaba celoso. A él no le gustó que Dios ofreciera... aceptara el de Caín... El sacrificio de Abel en lugar del suyo. El quería ir a... él quería su propio sacrificio. El quería su manera propia, ¿ven? En lugar de venir con Abel y decir: "Oh, hermano mío, estoy tan contento que Dios te haya aceptado. Ahora tenemos una manera que sabemos que Jehová acepta esta manera, porque El lo probó recibiendo tu sacrificio". ¿No sería ésa la cosa que se tenía que haber hecho? Pero en lugar de eso, él se puso celoso. Ahora, ¿no ven Uds. la misma cosa hoy en el hombre?, ¿ven? Eso es solamente su manera, ¿ven?
65Ahora, en lugar de aceptar la manera que Dios vindica ser la Verdad-la manera que Dios Mismo se mueve en la escena, y dice: "Esto es. Estas señales seguirán a los que creen. Yo estaré con vosotros y aun en vosotros. Un poquito, y el mundo no Me verá más; pero vosotros Me veréis, porque estaré con vosotros y aun en vosotros". ¿Ven?, el mundo, Uds... "El mundo no Me verá, pero vosotros Me veréis", ¿ven? "Caín no Me verá, pero tú sí, Abel". ¿Ven Uds.? Porque es la misma cosa.
66Y en lugar de venir y decir: "Bueno, maravilloso. Nosotros vemos a Dios obrando en medio del pueblo. Hagamos eso". iNo, señor! Con credos-la misma cosa, y... codicia, quise decir. Y con celo-la misma cosa que Caín ha-él requiere la sangre de su hermano. El trata de quitarlo de por medio, deshacerse de él. "Ellos no son más que un montón de aleluyas. Son pequeños..." ¿Ven? Uds. saben lo que quiero decir. Eso es lo que empieza el problema, Allí es en donde empieza el problema. Allí es en donde empieza el rompimiento de votos... Allí es en donde el rompimiento del compañerismo separa. Esa es la cosa que rompe hogares. Esa es la cosa que empieza a mover la rueda hacia los divorcios. Esa es la mera cosa que rompe el compañerismo.
67Esa es la cosa que rompió el compañerismo en el Edén, porque Eva falló en continuar enfocando su mirada en la Palabra' de Dios, y escuchó a los razonamientos del enemigo, ¿ven? ¿Ven? Si ella se hubiera quedado simplemente con, "Dios lo dijo, queda establecido. Dios lo dijo". Pero ella no quiso quedarse con eso, ¿ven? Ella cambió el enfoque de sus binoculares y empezó a ver que en lugar de ser solamente una manera, llegaron a ser dos maneras, ¿ven? Ella miró: "Bueno, 'tal vez este hombre pudiera estar bien. Tal vez él está bien. Ahora sabemos que Dios está bien-y tal vez él esté bien. Esto es solamente más luz a lo que Dios dijo". ¿Ven Uds. allí?
68Esa 'es la misma cosa que sucede hoy, regresan exactamente al mismo lugar, ¿ven? Ud. ve dos ideas-solamente hay una. No hay credo, es la Palabra. Es la Palabra de Dios, el propósito de Dios, el plan de Dios. Todos los otros planes no sirven. Eso... y Eva hizo esta cosa mala. Y ésa es la razón que Dios hoy, en Su Palabra no permite que las mujeres sean ministros, ¿ven? Simplemente no está permitido en la Palabra.
69Esta mañana estábamos en nuestra casa hablando, sentados a la mesa temprano, desayunando. Teníamos que... queríamos empezar, para que así pudiéramos llegar aquí a tiempo, y regresar. para la otra cita. Así que, nosotros... Yo dije... Estábamos hablando en la mesa, y estábamos hablando acerca de... La plática salió acerca de ángeles. Mi pequeñito, José, sentado allí, dijo algo respecto a ángeles. Y dijo: "Papá", dijo él, "los ángeles..." Y yo dije: "Dios es hombre". Pero dijo: "Los ángeles son mujeres". Yo dije: "No hay tal cosa como ésa", ¿ven? Dijo él: "Bueno, ellos tienen..."
70Sara, mi hija dijo: "Pero, papá", dijo ella, "ellos usan faldas". Dijo: "Son mujeres".
71Yo dije: "Eso es lo que algún psicólogo dibujó en ese cuadro".
72Hay... nunca vi en la Biblia a un ángel dirigírsele como ella. Fue él. Siempre es él, él, él. No ella. No hay tal cosa como una mujer que sea ángel. Nunca hubo en la Biblia - y no hay en la Iglesia del Dios viviente. No hay tal cosa como un mensajero mujer. Un ángel es un mensajero. Así que, Dios nunca lo permitió porque la Biblia dice que: "Adán fue formado primero, y después Eva". Y: "Adán no fue engañado, sino que la mujer siendo engañada incurrió en transgresión", ¿ven? Por lo tanto, ella dijo... Pablo dijo: "No permito a la mujer enseñar o tomar ,ninguna autoridad, sino estar en silencio, como también lo dice la ley".
73Ahora en eso, ¿ven Uds.?... Ahora, como nuestros grupos Pentecostales - es la base de eso, ¿ven? Lo que hacen ellos, toman el enfoque... Bueno, mire esto... Aquí está una mujer que puede predicar como un relámpago. Bueno, no hay ninguna duda, absolutamente. Yo he escuchado algunas mujeres predicadoras que podían predicar, de tal manera que los hombres ni siquiera podían llegarles a los talones en hacerlo. Pero eso no tiene nada que ver con lo que es justicia, ¿ven? No tiene nada que...
74Pablo dijo: "Si uno habla en lenguas, y no hay intérprete, que guarde su paz'.
75El dijo: "Yo no puedo guardar mi paz".
76Pero la Biblia dice que Ud. puede, ¿ven? Así que, eso es, ¿ven? Debe de hacerse en orden, ponerse en orden - ponerse en su lugar, y allí. permanecer siempre en su lugar. ¿Ven?, allí Ud. se sale de enfoque. Eso causa resentimientos, codicia, y demás. En lugar de enfocarnos nosotros mismos con la Palabra, nos salimos del enfoque, y, ¿ven?: "Bueno, déjenlos hacer lo que ellos..." ¿Ven lo que quiero decir?
77Muy bien., Ahora, nos damos cuenta que eso rompe el compañerismo de los hogares. Rompe el compañerismo en las iglesias. Rompe el compañerismo de las naciones, ésa misma cosa. Las naciones quieren ver a su propia manera. Alemania quiere ver a su manera solamente. Rusia quiere ver a su manera solamente. América quiere ver a su manera solamente, ¿ven? Entonces... ¿ven?, eso es. Es el espíritu de las naciones. Ud. lo encuentra. A dondequiera que Ud. va encuentra un espíritu nacional. Yo fui... Y ellos tenían diferentes maneras. Es tan 'extraño. Si yo tuviera tiempo. Me gustaría pasar rápidamente por algunas naciones y mostrarles.
78Cuando Ud. va a Alemania, Ud. encuentra un espíritu militar. Todo es militar. Ud. tiene que pararse derecho, caminar derecho, dar sus vueltas con exactitud, y todo. Es militar. Ud. va a Francia, Ud. encuentra un espíritu inmoral-sólo mujeres, y vino, y licor, y cosas como ésas, ¿ven?
79Ud. va a Finlandia, Ud. encuentra un espíritu de fidelidad-como que todo es honesto, debemos pagar todo, ¿ven? Debe de hacerse. Tiene que ser de esa manera. No importa cuán duro ellos tengan que trabajar, lo que cueste, debe de ser de esa manera.
80Ud. viene a América, Ud. encuentra un gran: "iJa! ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!" Esa es de la manera que es. Ese es el espíritu Americano. Alguien dice un chiste sucio en la radio, y todos se ríen de eso... Ernie Ford, o algunos de ellos, diciendo chistes que ellos idean, Ud. sabe, por todas partes. Arthur Godfrey y ese grupo, como ése, ,¿ven?, ése es el espíritu Americano. Ud. lo encuentra de esa manera.
81Y luego esos espíritus se ponen celosos de otro espíritu. ¿Y qué hacen? Ellos causan guerra. Correcto. Ahora, ¿ven Uds.?, cada nación es controlada por Satanás. La Biblia dice eso. El es el dios de las naciones. Satanás llevó a Jesús a la cima de la montaña, y dijo:... le mostró todos los reinos que estaban en el mundo, todos los reinos, en un momento, y dijo: "Estos son míos. Yo hago con ellos todo lo que quiero". Dijo: "Te los daré a Ti, si Tú me adoras". Jesús dijo: "Apártate de Mí, Satanás". El sabía que El iba a ser heredero de ellos en el milenio, ¿ven? Así que, El no tenía porqué postrarse a él. El sabía que iban...
82Ahora, cuando Dios venga otra vez, y haga Su Reino aquí, ¿ven?, no habrá ninguna clase de espíritus diferentes-un espíritu Alemán, y un espíritu Francés, y un espíritu Noruego, y un espíritu Americano. No habrá eso. Habrá un Espíritu. ¡Amén! El Espíritu de Dios, viviendo en cada corazón. Correcto. Y habrá una bandera, una nación, un pueblo, una hermandad, una paternidad de Dios, y una hermandad de hombres, el reinado del Hijo. Sí.
83Entonces nos damos cuenta que porque esa gente hace esto, y causa estos grandes pleitos, y demás... Ahora, ¿ven?, mientras Satanás lo controle, van a haber guerras, y problemas, y guerras. Jesús dijo en San Juan... En San Mateo 24, dijo: "Oiréis de guerras y rumores de guerras, y guerras, y guerras". ¿Por qué? Porque el príncipe de la tierra, Satanás, el poder de las naciones... Hay un espíritu nacional aquí, un espíritu nacional aquí. Son demonios. Ellos no pueden congeniar uno con el otro, ¿ven?
84¿Alguna vez Ud. ha llevado un montón allá en el país Esquimal, en donde Ud. se transporta en trineos de perros, en la parte norte de Alaska y muy cerca del Territorio Noroeste? Cuando el guía estaba atando a esos perros, llamados perros Esquimales... Y él ataba uno aquí, y otro allá, y otro aquí. Yo dije: "¿Por qué hace Ud. eso?" Dijo: "Están tan llenos del diablo, que pudieran matarse uno al otro".
85¿Ven?, matarse. Eso es todo lo que ellos piensan. Bueno, eso es el diablo, ¿ven Uds.? El es un asesino. El es solamente... las naciones sólo... diablos, peleando diablos. ¿Ven?, ellos pelean uno con el otro.
86Pero Dios es todo amor, ¿ven? Así que, Ud. no puede más que amarse uno al otro. Así que, Uds. ven que todo el principio fundamental regresa otra vez a esos espíritus, regresa exactamente al principio. Génesis es el capítulo de la simiente, y produce todo lo que tenemos en la tierra hoy.
87Ahora nosotros tenemos guerras y victorias, grandes victorias. Una nación viene y derrota a la otra y dice: "¡Gloria! Obtuvimos la victoria. !Los derrotamos!" Y luego, cuando menos piensa uno, ellos llegan a ser amigos y se dan un apretón de manos, y comercian uno con el otro. Y después de un tiempo, viene otro presidente, u otro rey entra, u otro gobernador u otro sistema. Y cuando menos piensa uno, aquí están - sus nietos regresan con armas, peleando uno contra el otro otra vez. Guerras, y rumores de guerras, y... Este otro se dirigirá al del otro, diciendo: "Tú me servirás ahora. Tú sabes que yo soy el victorioso, y tú eres el que estás vencido", y así sucesivamente. Ud. solamente...
88Como cuando una vez yo escuché una declaración: "Dios hizo al hombre, y el hombre hizo esclavos". Dios no hizo al hombre para que gobernara sobre el otro. Dios hizo al hombre para que fueran hermanos. Correcto. Para ser hermanos - no para gobernar sobre el otro. No una raza superior, no una nación superior, no un lenguaje superior. Nosotros tenemos un lenguaje - celestial. Correcto. Tenemos una hermandad - eso es el hombre. Eso es el hombre, no importa quién sea él.
89¿Por qué deberíamos de pelear y matarnos el uno al otro? Pero ellos lo hacen. Luego algunas veces una nación buena, o una nación que tuvo un sistema en ella, está tratando de hacer bien, y está peleando por sus derechos. Y la nación mala entrará y tomará control. Y luego, tomará control de esta nación, llega a ser eso... Y luego, de atrás para adelante, sólo cambiando, de atrás para adelante.
90Las naciones han tenido muchas... muchas grandes victorias nacionales que ellos han tratado, al haber tratado de pelear por su libertad, y lo que ellos mantienen como propio de ellos. Y ellos tienen... Mientras Satanás las controle, ellas van a continuar peleando. Pero ellas han ganado muchas grandes victorias - grandes victorias. Pudiéramos regresar al mismo principio, y mostrar donde una nación ha gobernado sobre otra nación, y la celebración de grandes victorias, y demás. Como en la Primera Guerra Mundial, cuando tuvimos la Primera Guerra Mundial, cuando muchas de las naciones se juntaron y se encontraron en los campos de Alemania. Y en donde Bélgica, y las diferentes naciones estaban peleando bajo diferentes banderas y se llamó la Primera Guerra Mundial.
91Ahora, yo... aquí hay dos hermanos sentados, o tres, tal vez cuatro de Uds. que recuerdan eso. Yo lo recuerdo. Tengo cincuenta y cuatro años.
92Y recuerdo, siendo un muchachito, como de nueve, ocho, o nueve años de edad, en 1914... Déjenme ver - nueve, diez, once, doce, trece, catorce. Yo tenía cinco años de edad cuando estalló. Recuerdo cuando ellos dijeron que iba a haber guerra. Y mi papá tenía como veintidós años, y tenían que enviarlo a la guerra. Oh, yo no podía pensar en eso, que enviaran a mi papá a la guerra. El venía en el camino. Venía en una carreta, y traía 'un.. .El había ido a la tienda, la cual estaba muchas millas adelante de nosotros, y él traía allí un saco de frijoles. Y así que, yo dije... levanté el saco de frijoles. Yo pensé: "Si ellos... vienen, a empezar una guerra, yo los golpearé con este sáco de frijoles, si ellos vienen", ¿ven? Ahora, eso fue un... solamente en pensar de la guerra, y que mi papá tuviera que ir a la guerra...
93Bueno, la trompeta sonó y la campaña de: "Compre Sus Bonos", y demás, como todos lo recordamos. Iremos y tendremos esta Guerra Mundial, y resolvemos el problema. Y luego se organizaron. Ellos organizaron lo que ellos llamaron la' Liga de las Naciones. Y luego va a haber paz, paz eterna eso era todo-no más guerra. Un poco menos de veinte años, estábamos allí metidos otra vez. Tan encedidos como siempre en otra guerra mundial, ¿ven?
94Guerras. ¿Por qué? Es codicia, celo, ¿ven? Tan pronto como el Kaiser Wilhelm dejó Alemania, un fulano con el nombre de Adolfo Hitler entró, un Austriaco, y torció todas las mentes de esa gente (lo cual era inspiración demoníaca), de que ellos podían conquistar el mundo. Y ellos... Y allí estaban Uds., ¿ven?
95Es diablo contra diablo otra vez, ¿ven Uds.?, de esa manera. Y los súbditos inocentes de esas naciones que... Ellos se guían uno al otro a la guerra, a la guerra, a la guerra. Y ha sido de esa manera desde el principio.
96Ahora... ahora, nos damos cuenta entonces, que cuando menos pensamos, otra guerra aparece. Ahora, otra vez, todo el mundo fue a la guerra otra vez con mejores instrumentos, y mejores aeroplanos, y bombas más grandes. Y ellos pelearon, y sangraron, y murieron, y hambrearon, y se congelaron, y todo lo demás. Guerra, 'guerra, guerra.
97Luego vino un día, que nosotros llamamos el Día-V. De allí fue de donde saqué este texto, de ese Día-V, "Día De Victoria". Ese fue el día que ellos obtuvieron la victoria, y en donde los ejércitos obtuvieron la victoria sobre los otros ejércitos-Día-V. Ahora, hubo un Día-D, luego hubo un Día-V. El Día-D fue cuando ellos entraron en la batalla. El Día-V fue cuando ellos firmaron la paz-cuando Alemania, y el resto de las naciones aliadas y todos, se rindieron a las otras naciones.
98¿Y qué hicimos? En el Día-V cantamos cantos, gritamos, tiramos nuestros sombreros en el aire, disparamos las armas al aire, lloramos, soplamos los silbatos, tocamos los tambores, tocamos música, nos palmeamos la espalda uno al otro. ¿Qué fue? ¡Fue una victoria! Oh, obtuvimos la victoria. Como estos... Nosotros sentimos: "'Hemos ganado! ¡Hemos ganado!" Las banderas se izaron, y las trompetas sonaron, y... Oh, qué momento tuvimos. ¡Victoria, victoria, victoria! Ganamos.
99Y fue una gran cosa. Trajo paz a las naciones Cristianas, las así llamadas. Y tuvimos un tiempecito que pudimos respirar. Algunos de los muchachos que quedaron vivos, regresaron a casa, y demás. Pero muchos grandes... esos días han sido, muchos de ellos, y grandes guerras.
100Pero, Uds. saben, desde el principio en donde ha habido esa clase de batalla, ha habido también gente creyente de Dios que ha tenido muchos grandes Días-V, también. Oh, sí. Han habido de ambos lados, en donde los binoculares han sido enfocados y se fueron al lado natural con Días-V, también en donde se enfocaron en la Palabra, en la Escritura, eso trae algunas veces otro Día-V. Hemos tenido muchos de ellos, grandes batallas en contra de nuestro enemigo. Y Dios ha tenido grandes hombres aquí, parados en el frente, quienes han sido capaces de captar por el Espíritu de Dios los pensamientos de la gente, y traerlos dentro del Reino de Dios, y salir victoriosos. La peleamos cada día. Cada Cristiano pelea una batalla cada día. En estos momentos estamos en una batalla, que está dentro de nosotros constantemente entre el bien y el mal. ¿La recibiremos? ¿Qué haremos? ¿Nos inclinaremos al mundo? ¿Renunciaremos a este pensamiento que tenemos?
101Y si lo vemos, enfóquelo, tómelo desde Génesis a Apocalipsis, Ella es: "ASI DICE EL SEÑOR", cada vez, por todo eso no podemos renunciar. No podemos comprometernos con el resto de ellos. No podemos hacerlo. Tenemos que quedarnos aquí, eso es todo. No importa cuán grande sea el enemigo, y cuánto armamento tenga contra nosotros, y cuántas organizaciones, y cuánto de esto, eso, o de lo otro. Nosotros... a pesar de eso, nosotros hemos enfocado estos binoculares de la Palabra de Dios hasta que encontramos que hay una cosa-y eso es la Sangre de Jesucristo. Y El es el mismo ayer, hoy y por los siglos.
102Por lo tanto, no tiene nada que ver lo que alguien mas diga. Ellos dicen: "Los días de los milagros han pasado. No hay tal cosa como sanidad Divina. No hay bautismo del Espíritu Santo. El bautismo en el Nombre de Jesucristo-eso fue solamente para los discípulos", y todas estas cosas. Ellos tratan de enfocarse afuera de eso. Todavía eso se enfoca de regreso a la Palabra. Y nadie puede decir que no está allí. Correcto.
103Así que, estamos en una guerra. Y los héroes de Dios siempre han tenido guerras. Y Uds., iglesita, recuerden aquí, que Uds. son parte de esa unidad. Uds. son una avanzada aquí. Ahora, Uds. saben lo que una avanzada es. Uds. deberían, siendo que hay una cerca de Uds. Así que, Uds. son una avanzada aquí para mantener los estandartes en alto, para hacer lo que es correcto, para seguir reclamando todavía que Jesucristo es la única esperanza del mundo. No la iglesia Metodista, no la iglesia Bautista, la idea Presbiteriana, Católica, o Judía, o cualquiera que pudiera ser-raza, clan, o color-eso no es,
104Es Jesucristo, ¿ven? El es el Unico. El es nuestro Victorioso. El es el Unico. El es el Capitán Principal del movimiento. Estas son sus órdenes. Tenemos que llevar acabo órdenes. Como pudieran Uds....
105Algunos de Uds. hermanos sirvieron en la guerra. Como pudieran Uds... el capitán da una orden, y Ud. se da la vuelta y hace algo al revés. Ud. arruinará todo el ejército. Correcto. Ud. lo meterá en una confusión. Ud. tiene que llevar a cabo las órdenes. La única manera que Ud. puede hacerlo es enfocándolo, y ver el propósito, todo lo que es al respecto. Muy bien.
106Hemos tenido muchas grandes batallas, batallas espirituales. Muchos grandes Días-V que la Iglesia ha tenido. Yo me refiero a la Iglesia, el Cuerpo de Cristo. Ahora, yo no estoy hablando con respecto al sistema organizacional. Yo estoy hablando con respecto al Cuerpo de Cristo. El Cuerpo de creyentes, a través de las edades, ha tenido muchos grandes Días-V.
107Estamos hablando... Hemos tenido muchas guerras, guerras, y rumores de guerras, y Días-V, y Días-V y Días-V, y... Finalmente terminará en la gran batalla del Armagedón. Eso será lo último de eso. Cuando ella llegue a la batalla del Armagedón, eso terminará toda la cosa.
108Un poco antes del gran milenio, el Armagedón es para limpiar la tierra. Ella misma se repurifica con esta explosión atómica, y la ceniza volcánica, y cosas hunden esta empapada... sangre de hombres sobre la tierra, y pecado, y crimen. Ella se hunde debajo de la tierra. La fuerza volcánica explota otra vez, y renueva, y limpia la tierra para el gran milenio. El limpia Su Iglesia durante este tiempo para que un pueblo viva aquí. Amén. Yo digo, me gusta eso. Sí, señor. Viene un tiempo cuando será maravilloso...
109Ahora grandes Días-V... Pensamos de los tiempos... Regresemos. Tenemos unos pocos de minutos para pensar de algunos guerreros. Regresemos y pensemos de uno de los... Pudiéramos regresar muy atrás. Pero, regresemos solamente hasta Moisés. Moisés tuvo una época en la que entró en una gran guerra, porque la Iglesia misma había olvidado por mucho tiempo la victoria.
110Ese es el problema con la Iglesia hoy. Hemos olvidado también por mucho tiempo que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Nos olvidamos que Dios es un Sanador, puede hacer que el enfermo sane. Nos olvidamos que el bautismo del Espíritu Santo fue vaciado sobre los discípulos y dado de generación a generación, para todos, los que quisieran, pudieran venir. Nos hemos olvidado de eso hace mucho, mucho tiempo.
111Así Israel había olvidado. Ellos habían quedado satisfechos en Egipto, y llegaron a ser esclavos. Y ahora, aquí estaba Moisés que había ido con su propio asunto intelectual para... o, su logro intelectual, quise decir, para tratar de... y bajo una fuerza militar para sacar a Israel, y falló en hacerlo. Pero solamente una palabra procedente de Dios, en la parte de atrás del desierto hirvió toda la cosa otra vez. ¿Qué le pasó a Moisés? El enfocó sus binoculares. El único propósito de Dios, no era que se casara allá, con esta hermosa muchacha negra de Etiopía y que se asentara, y tuviera hijos, y criara las ovejas de su suegro. Pero su misión era de liberar a los hijos de Israel de esa esclavitud. Esa era su comisión. Ese era el motivo para el cual él habla nacido.
112Y cada uno de nosotros ha nacido para algo. Nosotros no fuimos puestos aquí por nada. Esa montaña no está allá nada más por estar. Ese árbol fue puesto allí por un propósito. Todo es por un propósito. Tiene que servir el propósito. Y nosotros estamos aquí por un propósito. Tal vez es para testificar a una persona, y que sean salvos. ,Y de eso allí pudiera salir un predicador que enviará un millón de almas a Cristo.
113Mire la conversión de Dwight Moody y muchos de ellos, ¿ven Uds.? Solamente una ancianita, con un... Una lavandera con un mensaje en su corazón para hacer algo por Dios. Y ella rentó una vieja cuadra de caballos de alquiler, y consiguió un ministro para que viniera y predicara. Y nadie mas, mas que un muchachito, con su pelo colgándole hasta el cuello, y con los tirantes de su papá puestos, fue allá y se hincó en el altar esa noche - Dwight Moody que llevó medio millón de almas a Jesucristo. Esa mujer tenía algo que hacer. Ella... fue por un propósito. Ella fue hecha una mujer lavandera por un propósito. No desprecie en donde Dios lo tiene a Ud., sino cumpla su propósito. Viene un gran día de victoria, uno de estos días, en donde la batalla terminará.
114Ahora, fíjense, Moisés... él fue después que él había enfocado sus binoculares, y vio que era el programa de Dios, lo que él iba a hacer. El fue. El peleó duro. El tuvo muchas grandes batallas. Pero una de su más grande, y difícil batalla, que me gustaría traerla... Cuando él había logrado su objetivo, demostrándolo con señales, y maravillas por las diferentes cosas que Dios le había mostrado, de hablar la Palabra y se materializaría, y sucedería.
115La misma cosa tenemos hoy. Hablar la Palabra al enfermo, y verlo sanar, y hacer estas otras cosas que la Palabra de Dios habló a través de labios humanos. "Si tú dijeres a este monte que sea quitado, y no dudas, sino crees que lo que has dicho va a suceder, recibirás lo que tú has dicho". Jesús lo dijo así. Nosotros creemos eso, y nos agarramos de eso, y lo tomamos, y lo creemos.
116Y ahora, Moisés había hecho eso. Y llegó allá y Dios había probado que estaba con él. Pero después de haberlos juntado a todos, Dios...
117Parece como que la vida Cristiana... Si la persona no está absolutamente centrada en Cristo, la vida Cristiana, parece como que, tiene muchas decepciones. Pero esas decepciones son la voluntad Divina de Dios sucediéndonos a nosotros. Ahora, no parece como que sería así, pero es la manera de Dios de hacer las cosas. El nos permite enfrentar el río para ver lo que vamos a hacer.
118Moisés guió a los hijos de Israel en el camino del deber, y los ejércitos de Faraón detrás de él, y el polvo subiendo por el medio millón de hombres con armas. Y aquí estaban dos millones de Judíos indefensos, sin nada, allí parados, hombres, mujeres, niños, y demás. Y el Mar Rojo lo había interrumpido, el Mar Muerto lo había interrumpido. No había ningún lugar a dónde ir, ¿ven? Pero Moisés tuvo un Día-V cuando oró fervientemente. El fue y empezó a clamar al Señor.
119Y el Señor dijo: "¿Por qué clamas a Mí? Yo te he comisionado para que tú lo hagas. Habla a los hijos para que ellos sigan en la línea del deber". ¡Amén! Allí lo tiene Ud. "No clames a Mí. Tú estás comisionado para llevar a este pueblo allá. Solamente háblales que sigan adelante. Quédate directamente en el camino del deber". ¡Amén!
120¡Qué ánimo debería de ser eso para la persona enferma! ¡Qué ánimo debería de ser eso para el recaído! Devuélvase y comience otra vez. Quédese en la línea del deber. Es asunto de Dios el abrir el Mar Rojo. Es asunto de Dios. Ud. solamente hable y siga adelante. Eso es todo lo que Ud. tiene que hacer.
121Y Moisés, ese gran Día-V, fue allá en el mar. Oh, qué Día-V fue ése para Moisés, y para los hijos de Israel quienes obedecieron la voz de su profeta. Cuando ellos hablaron y siguieron adelante... Moisés dijo: "No he... ¿Qué no han visto ya diez milagros, y todavía dudan?" Y él empezó a caminar hacia el mar con esa vara en su mano. Y Dios envió un viento en la noche y abrió ese mar de un lado al otro, y ellos pasaron por tierra seca. Un Día-V.
122Miren aquí, ellos estaban parados... nuestro texto hoy decía que ellos estaban parados y "cantaban el cántico de Moisés en el mar de vidrio mezclado con fuego", ¿ven? ¿Ven?, ellos cantaron... Moisés, cuando él cruzó y no sabía qué hacer, y cruzó... Aquí viene el ejército de Faraón tratando de personificar las cosas que él estaba haciendo, comparaciones carnales. ¿Y qué sucedió? El mar se cerró y los ahogó, a todos. Y ellos miraron a los capataces muertos.
123María cogió una pandero y se fue por la ribera, tocando este pandero. Y las hijas de Israel la siguieron, gritando, y tocando panderos y danzando. Y Moisés cantó en el Espíritu. Y si eso no es una reunión antigua del Espíritu Santo, yo no he visto una. "Estos Egipcios que Uds. miran hoy, nunca los volverán a ver otra vez". ¡Amén! ¡Qué día! Todo está terminado. Algún día también vendrá otro Día-V para el Cristiano. Correcto.
124Fíjense, Josué tuvo un Día-V en el río, también. Josué tuvo un Día-V en Jericó. Seguramente que sí. Allí en donde él había cruzado, él tuvo un Día- V, primero en el río. Allí está él en el mes de Abril. Probablemente estaba a una milla (1,609 metros-Traductor), para cruzar el Jordán, porque allá arriba de las montañas, hay nieve derritiéndose. Por todas las praderas, el río estaba desparramándose.
125Sin duda el enemigo diría: "Bueno, Dios es un gran General, ¿no es así? Guió a su ejército hasta aquí para la época de primavera, cuando el río está de lo peor, cuando es el peor tiempo para cruzar, y luego guiar a Su ejército hasta aquí, y guiarlos al cruzar". iNo! Dios permite que sucedan desalientos para mostrar victoria.
126Oh, si nosotros únicamente pudiéramos ver eso. Si Ud. únicamente pudiera ver que estas cosas que parecen ser tan difíciles, y lo molestan a Ud., son luchas. Son cosas para quedarse quieto, enfocar sus binoculares en la Palabra de Dios y hablar la Palabra, y luego solamente caminar adelante. Eso es todo lo que hay que hacer. Nosotros llegamos a ocasiones que decimos: "Dios, yo no sé qué hacer. Estoy contra la pared". Hable la Palabra: "Señor, y creo", y empiece a caminar hacia adelante. Dios hace la apertura del mar. Ud. solamente continúe caminando, ¿ve?
127Ahora, nos damos cuenta que Josué, oró en ese mismo momento. Y el Señor le dijo que... lo que sucedería. Y él tuvo un Día - V. El venció. Entonces, cuando él venció al río y llegó al otro lado, ¿qué hizo él? El puso el arca, la Palabra estaba en el arca, él puso eso primero. Luego los cantores y demás, detrás de ella. Pero el arca salió primero. Cuando Israel salía a la batalla, lo primero que salía eran los cantores, y los cantores salían cantando. Luego ellos tocaban las trompetas y demás. Luego el arca tomaba el frente. Después que el arca tomaba el frente, entonces ellos ponían el arca en el suelo y la batalla empezaba.
128Fíjense. Pero ahora en esto, cuando Josué tomó primero la Palabra, y puso la Palabra primero, él cruzó... Dios le había dicho: "Como Yo fui con Moisés, así seré contigo. No te fallaré, Yo estaré contigo. Ningún hombre te va a hacer frente todos los días de tu vida. Yo voy a estar allí. No temas lo que va a suceder. Yo estaré allí". Entonces, con una comisión como ésa, ¿qué podía hacer Josué, sino poner la Palabra primero? Amén. Allí lo tiene Ud. Con una comisión de parte de Dios, ponga la Palabra primero. Y eso trajo un Día - V. Oh, tiene que venir, eso es todo.
129El puso la Palabra primero, ¿y qué sucedió? El arca descendió primero al agua. Y cuando hizo eso, el mar se abrió, el río, quise decir, y ellos cruzaron al otro lado. Luego, ¿qué es lo que él va a hacer después de que llegue allá? ¿Cuál es la siguiente cosa que va a suceder? Cuando él llega allá al otro lado, él encuentra que ellos están todos amurallados por el temor de él, cuando él llega. Pero un día él se encontró con el Príncipe del ejército, y tuvo él, otro Día - V. El le dijo exactamente qué hacer, y las murallas de Jericó cayeron.
130¿Cómo lo va a hacer él? El hombre natural mirando allí a través de los binoculares dice: "Bueno, aquí me trajiste Tú, y aquí estoy. Mira la oposición. Todos ellos están adentro con sus ondas. Si nosotros nos acercamos a esa muralla, ay de nosotros. Ellos tienen allá adentro rocas, las ondas grandes... Ellos tienen lanzas, ellos tienen arcos, ellos tienen todo allí dispuesto. Y ellos..."
131Pero, ¿ven? Josué puso a Dios primero. Y cuando él... No es cómo Ud. va a entrar allí. Eso es asunto de Dios. Solamente manténgase caminando, siguiendo la Palabra. El dijo: "Marchen alrededor siete días. Y en el séptimo día, marchen siete veces. Y en la última vuelta, toquen las trompetas". Era el lugar de Dios quitar lo natural, y lo espiritual entró y las murallas cayeron. Y ellos caminaron adelante y tomaron la cosa, !Sí, señor! Dios tuvo un Día - V entonces.
132Abraham tuvo un Día - V, después de habérsele prometido por tanto tiempo este hijo - Dios lo estaba probando en su amor y su lealtad - para nosotros quienes somos su simiente, si creemos en Dios. Y Abraham tuvo un Día - V. ¿Cuándo fue? ¿El día que él salió de las praderas de la tierra de Sinar? No exactamente. El cruzó, (correcto), el Eufrates, y vino a este otro lado a peregrinar. Ese fue un día bueno. Ese todavía era una clase de... Pero su principal Día - V fue en el Monte Jireh, cuando él llegó allá arriba ese día, cuando Dios le dio la prueba final, cuando él tenía su único hijo. El dijo: "Mira Abraham, llévalo allá arriba de esa montaña y ofrécelo como sacrificio. Yo te he hecho un padre de naciones. Aquí está... La única cosa que tú has tenido para hacerte un padre de naciones es a través de este hijo. Y Yo quiero que tú lo mates".
133Oh, ¿lo ven Uds.? Destruir todo. Destruir la persona misma. "Mira Abraham, tú tienes como unos ciento catorce, quince años de edad. Y esperaste por veinticinco años por el bebé. Y ahora el muchacho tiene quince o dieciséis años de edad. Y Yo quiero que lo lleves allá arriba y lo mates, para que Yo pueda hacerte un padre de naciones". ¡0h, hermano! ¡Sí!
134Abraham no se movió. El no se puso a temblar con la Palabra de Dios. El dijo: "Sí, Señor. ¡Ya voy!" Levantó la leña, y llevó a Isaac hasta la cima de la montaña, exactamente en obediencia. ¿Por qué? El puso primero el mandamiento de Dios. ¿Cómo es que él iba a ser un padre de naciones, cuando él solamente tenía un hijo, y ahora tenía más de cien años de edad? ¿Cómo lo hizo? Porque, eso es lo que él dijo... él percibió, que si Dios era capaz de darle a Isaac como uno de entre los muertos, El podía también levantarlo de entre los muertos otra vez.
135Ahora amigos, el Dios que nos ha levantado de entre las cosas del mundo y de la corrupción de esta tierra, ¿no podrá El mucho más darnos Vida Eterna, y ponernos en una tierra en donde no hay muerte?, ¿ven? Nosotros miramos estas pequeñas pruebas, y pensamos que son algo. No son nada mas que tiempos de pruebas pequeñas, ¿ven? Dios probando a Abraham. Pero cuando él obtuvo su Día - V, fue cuando él subió allá en obediencia a la Palabra.
136Como dicen hoy... Yo sé, escuché a un ministro hace tiempo leer Hechos 2:38. Pero él erró, ¿ven? El dijo: "Pedro dijo que ellos debían de ser bautizados y luego recibirían el Espíritu Santo", falló al no leer el resto de eso. ¿Por qué? ¿Ven?, las organizaciones pelearon la misma cosa. Ahora, ¿captaron la idea? ¿Ven? ¿Por qué hace Ud. eso? ¿Qué lo hace a Ud. sobrepasar esas cosas? Si la Biblia dice eso, léalo exactamente de la manera como Ella lo dice, y diga la misma cosa que la Biblia dice. Eso es cuando Ud. ha logrado enfocar bien otra vez, ¿ven? Regrese a lo que la Palabra dice. Ahora, nos damos cuenta que el... Ud. se sale... Ud. está fuera de enfoque allí.
137Ahora, Abraham había tenido su enfoque bien, porque Dios dijo: "Yo voy a hacerte un padre de naciones", cuando él tenía setenta y cinco años de edad, y Sara sesenta y cinco. Y, él creyó en Dios. El... ¿Qué podía hacer él? El puso su enfoque en lo que era, "ASI DICE EL SEÑOR". ¡Si, señor! Y caminó directamente con eso, en lo que era "ASI DICE EL SEÑOR". El caminó día, tras día, caminó año tras año, confesando todo lo contrario a lo que no era correcto. iNo, señor! Tenía que ser de esa manera. Dios lo dijo.
138Yo me imagino alguno de sus enemigos caminando por allí diciendo: "Padre de naciones, ¿cuántos hijos tienes ahorita?"
139"Nada tiene que ver cuántos tenga ahorita, yo soy un padre de naciones, eso es todo". "¿Cómo lo sabes?"
140"Dios lo dijo. Eso queda resuelto. No hay más que decir al respecto. Dios lo dijo, y es asunto concluido".
141Así que, Abraham prosiguió. Y finalmente él llega a esa misma... Entonces, ¿ven?, siendo tan leal... más leal, más pruebas, ¿ven? Así que, El lo trajo de regreso.
142Ahora, recuerden. Cuando... Dios lo ha considerado a Ud. digno cuando tiene una prueba.
143Ahora, no falle esto... en captar esto. Cuando Ud. tiene una lucha, o una prueba, eso demuestra que la gracia de Dios ha encontrado... que Ud. ha encontrado favor con Dios. Y Dios cree que Ud. soportará la prueba.
144Uds. recuerdan, El hizo la misma cosa con Job. Satanás dijo: "Oh, sí, yo vi a Job allá". 145 Dios dijo: "El es un siervo perfecto. No hay uno en la tierra como él. No hay nadie como Job. El es un hombre perfecto. El es Mi orgullo y gozo".
146Satanás dijo: "Oh, seguro. El recibe todo lo que pide". Dijo: "Permítemelo una vez". Y dijo: "Yo lo haré que Te maldiga en Tu misma Presencia. Yo haré que Te maldiga".
147Dios dijo: "Está en tus manos, pero no le quites su vida", ¿ven? Dios tenía confianza en Job. ¡Amén!
148Cuando parece que todo va mal, Dios le está dando a Ud. una lucha. El tiene confianza en Ud. El no tiene que mimarlo. Ud. no es una planta de invernadero, un híbrido. Ud. es un Cristiano verdadero. Dios le está dando una prueba para ver lo que Ud. va a hacer al respecto. Amén.
149Con razón Pedro dijo: "Estas pruebas ardientes, considérelas como un gozo. Son más preciosas para Ud. que el oro". Y muchas veces nosotros vacilamos, nos quejamos; "oh, bueno. Si yo solamente..." Bueno, eso es algo que Dios le dio para que venza. El sabe que Ud. lo hará. El ha puesto su confianza en Ud.
150Y, El creyó a Abraham... Abraham creyó a Dios, quise decir. Y Dios dijo, sin duda le dijo a Satanás: "Yo puedo probarte que él Me ama". Dijo: "Yo... él cree esa promesa porque Yo le dije a él eso". Así que, él llevó a su propio hijo a la cima de la montaña, ató sus manos por detrás, el día que Dios lo señaló.
151El pequeño Isaac se puso sospechoso, Uds. saben. El dijo, (Génesis 22), dijo él: "Padre..." El dijo: "Heme aquí, hijo mío".
152El dijo: "Aquí está la leña, y aquí está el altar y todo. Pero, ¿En dónde está el cordero (¿ven?), para el sacrificio?" El empezó a sentirse un poco extraño. ¿De qué se trata todo esto? "Olvidamos algo".
153No importa lo que Ud. piensa haber olvidado. Ud. ha olvidado el compañerismo de todo lo demás. Bueno, Ud. tiene que tener sus fiestas de naipes, Ud. tiene que hacer esto. Ud. tiene que beber un poco, Ud. tiene... Ud. no olvidó nada. Prosiga, obedezca la Palabra, ¿ve?, eso es todo. Sólo obedezca la Palabra. Ud. no ha olvidado nada. Sólo obedezca la Palabra.
154El dijo: "Dios dijo: 'Llévalo allá arriba', y él lo llevó allá arriba a la cima de la montaña. Yo tengo que hacer algo, y cuando yo llegue allá lo haré". Así que, él llegó allá arriba, y ató sus manos, y lo puso sobre el altar, así. Isaac nunca murmuró-obediente, ¿ven?, tipo de Cristo. Entonces, cuando él sacó el cuchillo de su vaina, y apartó el cabello de su rostro para quitarle su vida, ése fue el Día-V de Abraham (¡oh, hermano!)', cuando él fue probado hasta el límite mismo de pedirle a su único hijo.
155Ahora, si Ud. es espiritual, lleve eso a la prueba cuando Dios le dio-el Día-V. Lo que El amó... De tal manera amó Dios a la raza caída de Adán. Llegaremos a eso en un momentito.
156Fíjense, Día-V, El Día-V de Abraham fue en el Monte Jireh, en donde el Señor proveyó para él un sacrificio en lugar de su hijo. Amor, ¿ven?, amor... Ese día, Abraham le probó a Dios sin ninguna sombra de duda, su lealtad. Abraham probó a Dios su fe en El, porque él dijo: "Yo tuve este muchacho cuando tenía cien años de edad por creer una promesa. Y El me dijo que yo era el padre de naciones. Si El me pide que le quite su vida, Dios puede levantarlo de los muertos". ¡Fiu! ¡Hermano, oh, hermano! Eso debería de hacer a un Presbiteriano gritar, ¿no es así?, ¿ven? El me dio la promesa, y El me mostró ahora, la evidencia de esto. Amén. El me lo ha probado, que El guarda Su Palabra".
157Bueno, ¿de dónde nos cogió? ¿De qué clase de confusión salí yo? ¿De qué clase salió Ud.? ¿En dónde están nuestros pensamientos en esta mañana? ¿Ha probado El estar entre nosotros? No hay duda al respecto. ¡Amén! Nuestro Día-V está seguro. Tenemos que tenerlo. El lo ha probado.
158Abraham dijo: "El me lo probó. Yo no tenía hijos. Yo era un anciano. Yo era estéril y mi esposa estaba... la matriz estaba muerta. Y ella tenía sesenta y cinco y yo tenía setenta y cinco, pero Dios dijo: 'Yo te voy a dar un bebé por medió de ella'. Eso quedó resuelto. No había nada más que hablar al respecto". Abraham dijo: "Yo lo creo".
159Luego Dios lo metió en veinticinco años de pruebas. Eso no le hizo nada a Abraham. El salió más fuerte de lo que estaba en primer lugar, todavía dando gloria a Dios. Sin duda Dios miró hacia abajo y dijo: "¡Qué siervo!" Dijo... Satanás dijo: "Oh, sí".
160Dijo: "Pero Yo probaré que él Me ama. Llévalo allá a la cima de la montaña y destruye la mera evidencia. Llévalo allá arriba". Y Abraham fue arriba para hacerlo. Correcto.
161Y Abraham... cuando él estaba a punto de quitarle la vida a su hijo, el Espíritu Santo le agarró su mano. Dijo: "Abraham, detén tu mano, Yo sé que tú Me amas". Amén.
162Esa es la clase de persona que yo quiero ser. Amar a Dios sin importar lo que suceda. "Detén tu mano". Le da una prueba que es aun en contra de tu propio entendimiento, pero mientras la Palabra lo dijo, hágalo de todas maneras. "Detén tu mano. Yo sé que tú Me amas, porque ni aun tu único hijo Me lo has negado". Dijo: "...bendiciendo, Yo te bendeciré", y dijo, "su simiente poseerá las puertas del enemigo, él conquistará". ¡0h, hermano! El lo hizo también. Un poquito después, vamos a llegar allí, a esa simiente de Abraham.
163Muy bien. Que hizo... dudas habían salido de Abraham. Cuando él escuchó la verdadera Palabra, las dudas se fuéron. Cuando él ve a Dios vindicar la Palabra, las dudas se van. El amor tomó su lugar. "Yo sé que tú Me amas, Abraham. Tú no dudas de Mí ni en lo más mínimo. No importa cuánto tú tuviste que esperar, tú todavía Me crees. Yo te pedí que destruyeras la mera evidencia que te di. Te di la evidencia, luego te pedí que la destruyeras. Y tú Me amas tanto, que guardas Mi Palabra sin importar lo que sea". ¡Amén! Ese fue un verdadero Día-V para Dios, también. ,
164Jacob tuvo un Día-V en una ocasión. El estaba temeroso de regresar a su hermano, porque había hecho mal. Pero sin embargo, el Espíritu Santo empezó a advertirle en su corazón: "Regresa a tu tierra de donde tú veniste". El había venido de su tierra natal. "Tú hiciste mal allá, ahora Yo te envío de regreso". Y cuando él llegó cerca, él se puso... por supuesto, seguramente. Esa es la razón que el diablo anda detrás de nosotros, ¿ven? Esa es la razón que el diablo anda detrás de la Novia, la Iglesia, hasta ahora. Se está acercando al Día-V. Correcto. Ella está llegando muy cerca. Allí es cuando el enemigo hace su mayor esfuerzo para desviar su itinerario. La Biblia dijo: "Ay de los moradores de la tierra, porque el diablo, anda como león rugiente, en los últimos días, buscando alrededor a quién devorar", ¿ven Uds.? Ay de ellos, las persecusiones y cosas acontecerán. Agárrese de Eso. No se mueva ni a diestra ni a siniestra. Quédese con esa Palabra. Dios lo dijo. Es asunto concluído.
165Jacob, anhelando en su corazón, todo parecía estar mal, él quería regresar a casa. El Espíritu Santo lo estaba guiando. El había hecho una promesa a Dios. El tenía que ir a Betel a pagar sus diezmos, y así... Y aquí, en su camino de regreso, él se da cuenta que Esaú, su hermano enemigo, estaba al cruzar el río esperándolo con un ejército. Así que, Jacob era un cobarde, sin embargo él tenía las bendiciones de Dios. Dios le había prometido bendecirlo. El tenía la primogenitura. Amén. Un tipo de la Iglesia hoy, con el bautismo del Espíritu Santo, con la promesa de la Palabra de Dios para vindicarla, porque Ud. llega a ser parte de esa Palabra-la primogenitura.
166Y Jacob tenía la primogenitura. Amén. El tenía... a su hermano no le importó. Y él tenía la primogenitura, porque su hermano se la había vendido por un plato de lentejas. Y así el mundo eclesiástico hoy, vendió su primogenitura. Y gracias a Dios, la tenemos. ¡Sí! La tenemos. Qué nos interesa de la unión de las iglesias, y de la Liga de las Naciones, y todas estas otras cosas, mientras tengamos la primogenitura.
167Lo que la Iglesia necesita hacer, es hacer lo que hizo Jacob - orar hasta que Ud. obtenga un Día-V. Y Jacob tuvo un partido de lucha. El luchó toda la noche con el Señor. Pero él dijo: "No Te dejaré ir, hasta que obtenga esta victoria". Y entonces como al amanecer, una mañana, él tuvo un Día-V. El no caminó igual ya más. Pero, de este lado él era un grande, fuerte, temeroso miembro de iglesia. Pero en el otro lado, él era un pequeño sacerdote cojeando, príncipe, quise decir-un pequeño príncipe cojeando con el valor suficiente para pelear con todo el ejército.Esaú dijo: "Te equiparé tu ejército". El dijo: "No lo necesito". El había tenido un Día-V.
168Nosotros no necesitamos sus organizaciones. No necesitamos sus cosas de este mundo. No necesitamos sus... para poder estar de acuerdo con las cosas de este mundo. Hemos tenido un Día-V. Luchamos un día, o una noche.
169Oh, cuánto recuerdo la lucha, cuando tuve que morir a mí mismo. Pero vino un Día-V cuando obtuve la victoria. Entonces la Palabra de Dios llegó a ser correcta, y la Iglesia Bautista fue para mí no más que cualquier otra organización. Correcto. Yo tuve un Día-V. La Palabra de Dios es correcta. ¿ven?-entraban, y cogían cosas del Japón. Ellos querían mostrar su lealtad a una nación.
170El Dr. Davis dijo: "Vas a llegar a ser un aleluya". Yo dije: "Aleluya, o no aleluya..."
171Allá... allá en Greensville, yo estuve toda la noche en oración, hasta que ese Angel entró allí esa mañana con esa Luz. Dijo 'que... Yo estaba tratando de deshacerme de la misma cosa que Dios me había dado para pelearlas visiones, cuando ellos me decían que eso era del diablo. Entonces El vino a decirme... me refirió a las Escrituras. '¡¿No dijeron ellos la misma cosa acerca del Hijo de Dios", y demás? Yo tuve un Día-V. No más de eso para mí. Salí a los campos, y alrededor y alrededor del mundo. Un Día-V, ¿ven?
172Jacob tuvo este Día-V. El luchó toda la noche. Pero cuando el día empezó a aparecer, ése fue un Día-V para él.
173Todas estas grandes victorias y cosas... continuar hablando acerca de estas cosas, no hay Lugar en donde parar ¿verdad? Todas estas victorias fueron buenas. Apreciamos cada una de ellas. Todas ellas fueron grandes victorias. Las grandes victorias de las guerras, y las grandes victorias de las guerras espirituales, y demás, fue grande. Pero, fíjense Uds., ninguna de ellas permaneció, ¿ven? Nosotros tenemos una gran victoria, temporalmente.
174Ahora, nos acabamos de... nos dimos cuenta aquí, no hace mucho tiempo, cuando fuimos a la guerra contra Japón, yo... En nuestro propio hogar había un aparatito pequeñito. Alguien nos había dado una baratijita pequeñita- Uds. saben, como una muñeca. Y en ella decía: "Hecha en Japón". Un fulano la tiró al suelo y la quebró, ¿ven? Al decir uno: "Hecha en Japón", ellos la tiraban afuera. Ellos iban a la tienda de diez centavos, un montón de "Rickys", Uds. saben... no... gente delincuente. Iban allá, a la tienda de diez centavos sólo para actuar listos,
175Qué de Dios, que se rien en su cara, ¿ven? Si fue tan fácil para ellos entrar a una tienda de diez centavos y tumbar los mostradores, y cosas como ésas, porque tenían muñequitas y baratijas y cosas allí, hechas en... hechas en Japón porque ellos estaban en guerra con él, ¿qué de fumar cigarrillos, y beber, mentir, robar, y cosas como ésas, al verdadero ejército de Dios? Ellos quieren ser leales. ¿Qué de ser leales nosotros?
176Si ellos fueron a la cárcel por hacer eso, ¿qué diferencia hizo eso? Ellos querían ser leales a la nación, a la bandera. Pero el Cristiano tiene miedo, algunas veces, de hablar, ¿ven? Esa es la razón que necesitamos más Días-V, cuando Ud. mismo puede conquistarse, ¿ven? Permita que Dios lo conquiste por Su poder de amor.
177Todas estas grandes victorias fueron victorias temporales, aun para Moisés. Israel entró otra vez en esclavitud. Siempre entrando y saliendo, entrando y saliendo, lo encontramos. Muchos héroes siguieron peleando y murieron. Ellos todavía lo hicieron en guerras, en el enfoque natural de los binoculares. Lo hacen en lo espiritual. Héroes pelean y mueren.
178Como pudiéramos nombrarlos. Tengo toda una línea de ellos escrita aquí, como Daniel, y los jóvenes Hebreos, y esos-grandes victoriosos allá que ganaron victorias. Pero ellos continuamente... Finalmente vino una cosa llamada muerte, y se los llevó, ¿ven? A pesar de eso, ellos siguieron adelante, ¿ven?, continuaron peleando, muriendo, peleando, muriendo, ganando victorias, muriendo, ganando victorias, muriendo.
179Pero, ¿ven Uds.?, después de todo, el hombre no fue hecho para morir. El hombre, fue hecho para vivir. Y no importa cuántos grandes logros él obtuvo, aún así, él murió. Y cuando él fue a la tumba, lo enterraron, y allí terminó. Marcaron su tumba allá con una inscripción y un sepulcro, y eso fue el fin de eso. La muerte se lo tragó. Ese gran Moisés, gran Josué, los grandes profetas de la Biblia... Casi todos ellos, con excepción de dos o tres, sabemos en dónde están sus tumbas, en dónde los marcó. La muerte se los tragó y se los llevó, ¿ven?
180Pero un día, vino una batalla. Allí viene... el Guerrero principal descendió, Jesucristo, el Hijo de Dios. Y hubo una resurrección. Ese fue el verdadero Día - V. Después que Jesús había peleado y prevalecido... El peleó contra todo enemigo que había para pelear en contra. La primera cosa, cuando El nació, nació con un nombre sucio para empezar, como un hijo ilegítimo entre la gente. El Mismo peleó contra todo eso - María, habiendo tenido este bebé de José sin haber estado casada. El vino entre los niños con un nombre. Pero en su corazón, El supo que El era el Hijo de Dios, ¿ven? El peleó contra todo eso.
181Llegaron los días en donde El haría Su decisión de lo que haría, después de que El había recibido el Espíritu Santo.
182El llegó al día en que Satanás Lo llevó al monte, y le mostró a El todos los reinos del mundo, y dijo: "Yo te haré un rey. Tú dices que Tú eres el Hijo de Dios, Tú tienes poder. Yo te daré el gobierno de todas las naciones", lo que el anticristo está tratando de ser hoy. Hubo un Día - V. El lo peleó hasta el fin. Dijo: "Si Tú eres el Hijo de Dios..." Llegó un tiempo cuando El fue retado por la Palabra. "Si Tú eres el Hijo de Dios, haz que estas piedras se conviertan en pan", ¿ven? "Y Tú tienes hambre, cómetelos ahora", ¿ven? "Si Tú eres el Hijo de Dios,
183Pero tenía que haber un Día - V. El ganó la victoria sobre esa tentación, ¿ven? El ganó la... dijo: "Mira, Tú puedes ser una gran persona. Tú mismo puedes mostrar lo que Tú eres". Lo llevó y Lo puso sobre las almenas del templo y dijo: "Echate abajo".
184"Voy a citarte la Escritura: 'Escrito está, mandará a sus ángeles que cuiden de ti, y te alzarán en las manos, para que nunca tropieces con tu pie en piedra". Mire lo teólogo, que Satanás es, ¿ven?
185"Apártate de Mí, Satanás", salió la Palabra. Ese fue un Día - V. El vino a cada Día - V.
186El entró en la presencia de la suegra de Pedro que yacía allí enferma con la fiebre. La fiebre estaba incontenible en su cuerpo. Ellos necesitaban ayuda. El se acercó y tocó su mano. La enfermedad simplemente no pudo permanecer en Su Presencia. Seguramente que no.
187Luego El llegó al lugar en donde había muerte en una familia. Llegó a un lugar en donde un hombre llamado Lázaro, un amigo de El, había muerto y estaba enterrado, y yacía en la tumba, y hedía, como para el cuarto día. El cuerpo se corrompe en tres días, ¿ven? - setenta y dos horas, corrupción.
188Y llegó a un lugar en donde la vida y la muerte se enfrentaron. Aquí, El es Vida. Allí estaba la muerte que se había llevado a Su amigo. Fue un reto. El se acercó a la tumba, y enderezó sus hombros pequeños, y dijo: "Lázaro, sal fuera". ¡Oh, hermano! Esa Palabra salió. Era la Palabra de Dios. La Vida misma brotó otra vez. La víctima regresó del más allá, o de alguna parte, a la vida otra vez. Seguro. El ganó la victoria. Correcto.
189Enfermedades, tentaciones, todo lo que pudiera haber El peleó todo hasta lo último. Un Día - V. Exactamente.
190Luego llegó a la ocasión cuando todo el mundo yacía en una sombra, las regiones de la sombra de muerte. Cada hombre, todo humano, cada profeta, cada gran hombre, todos estos grandes héroes que El había enviado - todos yacían allá atrás. Allá yacía Abraham, Isaac, Jacob, José. Todos ellos 'yacían allá atrás lejos en la tumba, creyendo. Sin más evidencia que solamente la Palabra de Dios lo dijo. Dios lo dijo.
191Miren a Job cuando él estaba luchando tan duro. Su esposa - aun su esposa, su compañera - dijo él: "Que aun su aliento había llegado a ser extraño para mí", y demás. El era... Qué prueba tuvo el hombre, las tentaciones. Aun a sus... Bildad y el resto de ellos. Dijo... Eliú aun trató de acusarlo, y cosas como ésas. Pero él sabía que se había quedado con la Palabra.
192Y su esposa vino y le dijo: "Job, te ves miserable". Dijo: "¿Por qué no maldices a Dios y te mueres?"
193El dijo: "Haz hablado como una mujer fatua". ¡0h, hermano! ;Qué héroe!
194Aun Jesús se refirió a él: "¿No habéis 'escuchado de la paciencia de Job?"
195Job murió al pie del cañón. Abraham murió al pie del cañón. ¡Sí, señor! Isaac murió al pie del cañón. José murió al pie del cañón. José dijo: "No me entierren aquí. Entiérrenme allá. Entiérrenme allá con mis padres. Entiérrenme de la manera que ellos fueron enterrados - la Palabra, en la tierra en donde ellos fueron enterrados, el lugar en donde ellos fueron enterrados". Esa es la misma cosa conmigo. Esa es la razón que yo quiero ser enterrado
196Así que, nos damos cuenta que surgieron, y surgieron, y surgieron héroes, héroes, héroes. Y llegó el tiempo que el Capitán Principal que los había enviado... Y ellos habían caído en el campo de batalla, grandes guerreros victoriosos.
197Ellos llegaron a sus Días - V, y ellos ganaron la victoria sobre el enemigo. Ellos, aun Josué tuvo... En una ocasión él detuvo al sol con su propia palabra, y no brilló... el sol no se puso por veinticuatro horas. La Biblia dijo que nunca había habido un hombre antes, o después, que mandara al sol que se detuviera, y que Dios atendiera a la voz de un hombre. ¿Por qué? ¿Ven?, él tenía al enemigo todo derrotado, ¿ven? Ellos estaban dispersos por todas partes. El tenía que perseguirlos y matarlos, eso era todo, porque ésa era su comisión. Y él sabía que si la noche llegaba, ellos tendrían tiempo para movilizarse otra vez y juntarse, y ellos perderían más hombres.
198Así que, él dijo: "Necesito tiempo. Necesito luz. Sol, detente". ¡Amén! ¡0h Dios! Dios escuchó a la palabra de un hombre y paró el sol. Se quedó en su lugar por veinticuatro horas hasta que él persiguió, sacó a cada uno de los enemigos, y los conquistó. Ellos no podían... no les dio tiempo para que se movilizaran otra vez. El continuó moviéndose. Y sin embargo, Josué murió. El fue puesto en el polvo de la tierra.
199Pero cuando este gran Príncipe vino, Cristo, aquel que Daniel vio... Ese gran guerrero, Daniel, en medio de todos los problemas y cosas como ésas, y el gran... y si hubiéramos tenido tiempo, nos pudiéramos haber referido a él. Sin embargo, él yació en el polvo de la tierra. El dijo: "Tú reposarás en tu suerte en aquel día. Pero tú te levantarás otra vez". Ahora, la promesa que se le había dado a él, a todos estos héroes... Hasta que finalmente llegó el tiempo de esa hora crucial que tenía que ser saldada.
200Jesús había venido a la tierra. El conquistó toda enfermedad. El conquistó todo. Ahora, El tenía que conquistar la tumba. El conquistó la muerte. La muerte no pudo permanecer en Su Presencia. El nunca había predicado un funeral. No, señor. La viuda de Naín salió con su hijo de esa manera. El lo paró, y lo resucitó. ¡Oh, hermano! ¡Sí, señor! El probó que El tenía poder sobre la muerte.
201Ahora, hay dos enemigos más; está la tumba allá lejos, y el infierno - Hades, la tumba. Así que,. en ese día cuando El murió de esa muerte que hasta el sol cesó de brillar, y la tierra tuvo una postración nerviosa - las rocas se desprendieron de las montañas, y cosas como ésas - El murió. El descendió al infierno, El conquistó la muerte. El conquistó el infierno. En la mañana de resurrección, El conquistó la tumba. ¡Amén! Hablando de un Día - V total, un verdadero Día - V. Los sacó. Y no solamente eso, pero cuando, El venció la tumba, El sacó a los cautivos que habían estado allí. La Biblia dice que El llevó cautiva la cautividad. Salió de la tumba trayendo con El a todos esos héroes de antaño. ¿No saben que ése fue un gran tiempo maravilloso, en aquel día cuando ellos entraron en ese Reino? ¡Hermano! Entraron en el Reino de Dios, sacó de allá a los santos cautivos.
202Eso fue una victoria total, una victoria total. El sacó a todos los héroes muertos. El sacó a Abraham, Isaac, Jacob, Job, todo el resto de ellos. Los sacó con El de la tumba. El tomó cautivo... ¿Ven?, El vino a la tierra y tomó cautiva a la muerte, El tomó cautivo el infierno, El tomó cautiva a la tumba. El tomó cautivo todo.
203Y ahora, El resucitó (jamón!), y sus santos con El. Ahora: "El ascendió a lo alto... y dio dones a los hombres". ¿Qué era eso? Espadas - puso espadas en sus manos, la Palabra, ¿ven?, para conquistar. ¡Oh, hermano! El les dio espadas. ¿Para qué? La Palabra. ¿Para conquistar qué? Enfermedades, pecado, supersticiones, maldad - para traer a cada criatura viviente que quiera vivir - traer a cada uno de ellos al cumplimiento de que: "Porque Yo vivo, vosotros también viviréis".
204Tenemos la batalla de fe. Peleemos la buena... Completar nuestra victoria, porque nuestra victoria total, es positiva. Es segura. Tiene que ser. Tenemos las primicias de eso. Tenemos la evidencia de eso en nuestro corazón, ahora, porque ya la primera batalla quedó atrás. Hemos sido capaces de conquistar, a través de la fe de Jesucristo. Tuvimos un Día - V.
205Yo recuerdo allá, que... como a las diez en punto, una noche, cuando yo estaba allá en aquel garaje pequeño orando: "Dios, mátame, o sálvame". Yo había ido a iglesias, y ellos querían que subiera y saludara de mano al predicador. Yo dije: "Yo quiero algo más que eso", ¿ven?
206Entonces en aquel garaje aquella noche, cuando dije: "Dios, no puedo seguir más adelante, me voy a morir". Y cuando yo estaba en ese viejo, y húmedo edificio, de rodillas... Estaba arrodillado sobre un viejo costal con mis manos levantadas, diciendo: "Dios, yo no sé cómo hablar, Señor". Yo quería escribirle una carta pidiéndole que me perdonara. Yo no sabía cómo orar.
207Yo quería ser perdonado. Yo le había prometido cuando me estaba muriendo en la cama, y El me permitió... Cuando el doctor había desistido mi caso, mi corazón estaba latiendo solamente diecisiete veces por minuto. Y Uds. saben cuán lento es eso. El dijo: "Se está muriendo", y yo lo escuché. Le dijo a mi papá, y cerró las cortinas alrededor de mí.
208Allí, en ese cuarto, en esa hora, yo veía grandes pájaros volar por todas partes. Esa cortina estaba alrededor, de esta manera. Yo escuché a esa enfermera llorar. Decía: "El es solamente un niño", ¿ven?, "y se está muriendo". La anestesia epidural se había salido y entró a mi corazón, ¿ven? Solamente estaba latiendo diecisiete veces por minuto.
209Cuando llegué a casa, yo tuve que probar que amaba a Dios, Y yo me arrodillé allí en ese suelo, y dije: "Yo no sé cómo orar". Y me mordí la uña de mi dedo pulgar. Yo pensé, tal vez... Yo he visto fotografías. Yo doblé mis manos así - juntando mis dedos de esta manera.
210Y dije: "Querido Señor, quisiera hablar con Ud.". Yo escucharé. Dije: "No Lo escucho". Yo dije: "Puse mis manos mal. Tal vez debería de hacerlo de esta manera". Y puse mis...
211Yo dije: "Querido Señor, yo... Jesucristo, me gustaría platicar con Ud.". Yo dije: "Señor, no escucho que me haya contestado. Yo he escuchado a otra gente decir: 'Dios me habló'. Ahora, yo quiero platicar esto con Ud. Yo le prometí a Ud. que lo haría. Ahora, yo quiero platicar. Señor, ¿vendrá Ud. por favor y platicará conmigo?"
212Yo pensé: "No, yo no estoy poniendo mis manos bien, o El hubiera dicho algo". Yo no sabía cómo hacerlo. Nunca había orado en mi vida. No sabía qué hacer - en este cuartito viejo.
213Entonces, un día, yo pensé esto pensé: "De acuerdo a las Escrituras, como yo las he escuchado leer, El era un Hombre. Si El era un Hombre, el entiende como un hombre". Correcto. "Ahora, yo no sé si Ud. me escucha o no".
214El diablo dijo: "Tú has despreciado el día de tu gracia. No hay más, ¿ven? Tú has sido tan malo al grado que El no te perdonará".
215Yo dije: "Yo no creo eso. Yo no puedo creerlo. Yo creo que El pudiera hablarme". Yo dije: "Señor, yo no sé si he hecho un error - si yo no puse mis manos bien, o lo que sea, Ud. perdóneme por eso. Pero yo quiero platicar con Ud.". Yo dije: "Yo soy el pícaro más bajo del mundo". Yo dije: "Yo he hecho todas estas cosas. Yo he huido de Ud., y todo".
216Y continué hablando de esa manera. Y cuando menos pensé, mientras estaba hablando, atravesando el cuarto venía una Lucecita. Y se fue al lado de la pared y formó una cruz de Luz. Esa Luz... Y empezó a hablar en un idioma que yo nunca... nunca había escuchado tal cosa como hablar en lenguas. Aun nunca había leído la Biblia. Yo estaba buscando Santiago 5:14 en Génesis. Yo estaba mirando allá arriba, y vi esa Luz, y Ella estaba hablando en una clase de idioma. Entonces, se fue.
217Yo dije: "Señor", yo dije: "Yo no sé nada acerca de esta vida Cristiana". Yo dije: "Si Ese fue Ud. el que me estaba hablando, yo no puedo entender Su idioma, Señor. Pero si Ud. hablara... si Ud. no puede hablar mi idioma, ¿ven?, y yo no puedo entender el Suyo, tal vez nos entenderemos uno al otro de esta manera. Si Ud. regresara allí otra vez, eso sería una señal entre Ud. y yo que Ud. me perdona". Allí estaba otra vez.
218Oh, hablando de un Día - V. Yo tuve uno. Sí, un verdadero Día - V. Allí estaba otra vez, hablando de la misma manera. Y yo tuve un Día - V. !Oh, hermano! Y desde entonces cuando El puso la Palabra en mi mano, yo he peleado para ganar el premio, para navegar a través de mares sangrientos.
219Todos hemos obtenido una victoria. Hemos peleado a través de muchas victorias, y ya pronto una gran victoria nos espera, está muy cerca. Nuestro Día-V total pronto será, cuando el Hijo de Dios abrirá los cielos-el clamor de la Voz de Arcángel-y El vendrá otra vez. Y las tumbas se abrirán, y los muertos saldrán.
220Yo pienso que Uds. escucharon mis cintas aquí, de la visión que acabo de tener... o translación, o lo que haya sido en el cuarto. Y fui allá arriba y vi a esa gente, al igual como los veo a Ud., esta Biblia abierta aquí delante de mí. Y Dios sabe que es la verdad, ¿ven? Allí ellos eran jóvenes. Al igual... al igual como... Todos Uds. han estado en las reuniones, y Uds. comprenden que esas visiones-¿han visto Uds. fallar una? No, señor.
221Recientemente tuve una visión por la cual El me envió aquí, me dijo qué sucedió. Todos Uds... todos Uds. saben al respecto. Allí... allí estaba, exacta-mente. Nunca falla.
222Y les digo a Uds., como un grupito Cristiano sentado aquí en esta mañana, aférrense a la mano del Dios incambiable. Uds. han tenido una victoria temporal. Pero allí viene un verdadero Día-V, total, cuando Jesús venga, la trompeta sonará, y los muertos en Cristo se levantarán. Y si Uds. no tienen esa esperanza dentro de Uds. no permitan que pase este día sin obtenerla.
223Yo escuché una cosita hace un tiempo, que me gustaría repetir. Viene de... Yo creo que fue Billy Sunday el que la contó. Hubo un muchacho, que había cometido un crimen. Yo no sé si Uds. lo han escuchado alguna vez, o no. El había cometido un crimen, lo habían puesto en la cárcel. Y ellos iban a... él era... y así que, le dieron juicio. Y el juez dijo...
224Y el jurado salió, y dijeron ellos: "Encontramos al muchacho culpable del crimen, y nosotros..." El jurado dijo: "Merece morir".
225Y el juez dijo: "Yo te sentencio a morir colgado de una soga, hasta que tu vida mortal se haya ido. Y Dios tenga misericordia de tu alma".
226Y el muchacho fue llevado a la prisión, y puesto en la prisión de adentro, y él tendría que quedarse allí hasta el tiempo que tenía que morir. Y los amigos fueron al juez, y dijeron: "Juez, nosotros ayudamos a elegirlo a Ud. en la ciudad. Por favor, por favor no permita que ese joven muera de esa manera".
227Acabo de venir de Texas por otro... algo como eso. Un muchacho joven y una muchacha joven... y Dios les perdonó sus vidas. Los iban a ejecutar como tres, o cuatro días después de eso. Creo que todos Uds. leyeron el periódico... Ud. estaba conmigo allá... cuando perdonaron sus vidas.
228Así que, ellos suplicaron, y suplicaron, y suplicaron (la gente), que no lo hicieran. Así que, después de un tiempo, el gobernador del estado... La madre, en la puerta de afuera, un día, se echó sobre La puerta, de esta manera, y lloró para entrar. Y por fin el hombre le notificó.
229Dijo: "Gobernador, la madre de este muchacho, está allá afuera. Ella quiere verlo". Y el gobernador dijo: "Pásela".
230Y la mujer, en humildad, se arrastró con sus manos y pies hasta el gobernador, y se agarró de sus zapatos, y dijo: "Señor, éste es mi hijo. No lo mate. No lo mate. El es el único que tengo. No lo mate". Dijo: "El no quiso hacer eso. Sólo dele prisión por vida. Pero no le quite su vida, gobernador".
231El gobernador dijo: "Bien, iré allá a verlo". Dijo: "Muy bien..."
232Así que, el gobernador fue allá al pabellón en donde él estaba, y entraron, y el muchacho quiso comportarse arrogante. Dijo: "Aquí está alguien que quiere verte".
233El gobernador entró, y dijo: "Jovencito, me gustaría hablar contigo".
234El se puso muy arrogante, se sentó y cerró la boca, no decía nada.
235El dijo: "Jovencito, quiero que me respondas. Yo quiero hablar contigo". Y el muchacho actuó como que si él no lo hubiera oído. Y él dijo: "Jovencito, yo puedo ayudarte si tú me dejas".
236El contestó: "Lárgate de aquí. Yo no quiero oír nada de lo que tú tienes que decir". El dijo: "Bueno, hijo..."
237El contestó: "Cállate. ¿No ves que estoy nervioso? Yo no quiero oír ni una palabra de lo que tú vas a decir". El dijo: "Bien, yo vine..." El dijo: "Lárgate de esta celda", ¿ven? Así que, él se salió. Ellos cerraron las puertas.
238Así que, cuando él se fue... El hombre... el policia que estaba a la puerta del pabellón, dijo: "Tú eres la persona más insensata". El preguntó: "Quién era ese loco, de todas maneras?" El contestó: "Ese era el gobernador del estado".
239El dijo: "¡No! ¡No el gobernador! El único hombre que puede perdonarme, y yo lo echo fuera de mi celda. El único hombre que puede firmar mi perdón, y yo lo echo fuera de la celda". Y al salir el gobernador dijo: "El hizo su elección".
240Así que, la última cosa que el muchacho dijo... Cuando ellos pusieron el capuchón negro sobre su rostro para colgarlo, cuando apretaron la soga, le pusieron el capuchón encima, dijo él: "¡Piensen esto! El gobernador estuvo en mi celda, y me hubiera perdonado si no lo hubiera echado fuera".
241¿Cómo sabemos en esta mañana, que el Gobernador no está parado en nuestra celda en esta mañana? No lo rechacen. Si Ud. nunca ha recibido el perdón de El... no únicamente el Gobernador, pero el Rey, el Unico que puede perdonarlo. El puede estar parado a un lado de esa pequeña celda en la que Ud. ha estado viviendo por mucho tiempo. ¿Por qué simplemente Ud. no Lo deja entrar, si no lo ha hecho nunca. Si Ud. no se ha rendido completamente a El...
242Algún día Ud. se dará cuenta que esta manera humilde de reunirse, que Ud. pudiera pensar que es solamente un montón de tonterías, un montón de gente que no sabe de lo que está hablando - Ud. se dará cuenta. El Gobernador está aquí en esta mañana. Si Ud. tiene necesidad, si Ud. tiene una pequeña celda de enfermedad de la que Ud. no puede salir, el Gobernador está aquí - el Gobernador del mundo. El es justo, y El lo sacará. El vino, El firmó su perdón, El solamente quiere dárselo a Ud. en esta mañana. No Lo rechace.
243Inclinemos nuestros rostros por un minuto. Y si Ud. quiere una victoria verdadera en estos momentos, con sus rostros inclinados, por qué no rendirse, y permite al Gobernador del estado... permita que el Gobernador firme su perdón en esta mañana. El está listo para sacarlo - sacarlo del pecado, sacarlo de incredulidad, sacarlo de enfermedad - sacarlo de todo lo que Ud. quiera. Ud. hágalo mientras oramos. Ahora, Ud, ore a su propia manera. Ud. háblele a El, ¿ve?
244El superintendente de la prisión pudiera haberle hablado al gobernador. Pero no hubiera tenido caso, ¿ve? El muchacho tenía que hablar con él gobernador, ¿ve? Ud. tiene que hablarle al Gobernador. Si Ud. está enfermo, háblele a El. Si Ud. ha pecado y hecho mal, háblele a El. El tiene el perdón para Ud.
245Padre Celestial, estamos agradecidos. Y yo, Señor, estoy en tal deuda Contigo. No hay manera que yo pudiera haber pagado la deuda de mi pecado. Un día yo estaba en una celda, porque nací en esa celda. Yo sabía lo que significaba libertad. Y el precio era tan grande, que no podía pagarlo. Pero estoy tan contento, que el día que Tú visitaste mi celda, yo lo reconocí. Y era el Unico que podía perdonarme. La única manera que yo podía ser libre, y tener victoria, una victoria completa, era aceptar el perdón que Tú habías firmado para mí.
246Y hoy, yo soy libre. Yo estoy tan contento, Señor. Estoy visitando de prisión a prisión, para aquellos que están... tienen inquietudes matrimoniales, aquellos que están enfermos y con fiebre, aquellos quienes están enfermos y en prisión, aquellos que son pecadores y están en prisión, aquellos que están frustrados, y en duda, y en prisión. Yo voy de celda en celda diciéndoles que el Gobernador viene perdonando a cada uno, sacando a cada uno.
247Padre, Tú conoces el corazón de la gente aquí, hoy. Haz que esto sea un Dia - V, un Día - V total. Haz que esto sea un día que... cuando cada uno, Señor, hoy, reciba la victoria. Concédelo, Señor.
248Haz que cada persona enferma que está en este edificio hoy sea sanada. Haz que esta parte de atrás del desierto... sea el tiempo que la Voz de Dios hable o través del ardiente fuego de fe. !Oh Dios! Ese pequeño fuego de fe ardiendo allí, esa pequeña esperanza que está ardiendo, haz que la Voz de Dios hable a través de eso a cada prisionero en esta mañana, y diga: "Yo he venido hoy para liberarte".
249Si hubiera un muchacho o muchacha, hombre o mujer aquí, Señor, que no Te conoce como su Salvador, haz que esa vocecita hable - esa vocecita de fe hablando ahora y diciendo: "Sí, yo creo que es Dios. Yo creo que El es todo lo que ellos dicen que El es". Y Señor, permite que esa pequeña fe los haga libres en estos momentos. Concédelo, Señor.
250Bendícelos. Bendice aquí al Hermano Isaacson, Señor. Amamos a este hombre joven, y su esposa, y sus hijitos. Bendice la iglesita, oh Dios, estamos tan felices por ellos. Estamos tan contentos de ver que tienen aquí un techo sobre sus cabezas, y un lugar aquí. Tú eres tan bueno con ellos, Señor. Y estamos tan agradecidos Contigo. Haz que ellos siempre permanezcan humildes, y dulces en la Presencia de Dios.
251Bendice a este visitante en nuestros medios. Bendice a los visitantes, Señor. Pedimos que Tú seas con ellos. Y si ellos nunca han recibido esta victoria total, al grado que puedan decir, "Amén" a toda Palabra que Dios habla, entonces, Señor, haz que su fe que ellos tienen en Ti en esta mañana, puntualice cada Palabra con un "Amén". Concédelo, Señor. Bendícenos juntamente. Libera ' al enfermo, y al afligido. Date gloria a Ti Mismo.
252Y querido Dios, haz que no nos preocupemos después de esto, y recordemos que estas pruebas y cosas vienen sobre nosotros solamente porque Dios nos ama. El nos las da porque El tiene confianza en nosotros. El cree que... que nosotros tenemos fe, y amor para El-que seremos capaces de vencer. El se encargará de eso. Y haz que no nos preocupemos y turbemos al respecto. Haz que salgamos allá, y hablemos la Palabra, y sigamos adelante. Los mares se abrirán. Los Días-V vendrán. Concédelo, Señor. Y haz que éste sea uno de los más grandes Días-V de nuestra jornada. Bendícenos hasta que nos volvamos a reunir otra vez, en el Nombre de Jesucristo. Amén.
253Yo quiero decir esto, antes que me vaya. Tengo una hora y media para llegar a Tucson. Es un viajecito largo. Pero quiero decir esto, que realmente disfruté el haber estado aquí, y sintiendo esta fe que tienen Uds. Nunca se aparten de eso. Permitan que ese fueguito continúe ardiendo, y ardiendo. Y recuerden, Dios habla en esos fuegos pequeños.
254Hermano Isaacson, yo no sé cómo expresarlo, yo... cuán agradecido, que Ud. haya podido venir aquí, y mantener el grupo unido. Que Dios, mi hermano, siempre le dé fuerza para continuar. Y para Uds. hermanos que vienen a escuchar, que Dios siempre les conceda fuerza, fuerza Divina, para que continúen. Altura, si... Pienso que Uds. tienen una manerita formal para despedir en unos momentos, de la manera que eI Hermano Isaacson... Le daré el servicio a él.
255Y, si hay alguno de Uds. aquí, que ha... que ha estado estudiando acerca del bautismo en agua un el Nombre de Jesucristo en lugar de los títulos de Padre, Hijo, Espíritu Santo, nuestro pastorcito aquí, está aquí listo... estará contento de hacer eso, de bautizarlos. Si hay cualquier problema en su corazón y le gustaría que él orara con Ud. hasta resolverlo, él está aquí para hacerlo. Y lo he ronocido... Lo conozco, y me encontré con él, me senté Ion él, y cosasencontré un espíritu Cristiano, fino, dócil en el hermanito. Y estoy seguro que Dios escucha una oración de alguien así.
256Hubo un hombre anciano que vivió en nuestro estado llamado Hays. El era un gran anciano. El era un... cada vez que alguien... El era humilde, y dócil. Pero... y algunos de ellos pensaban que él solamente era un loco religioso, o algo. Pero, ¿ven Uds.?, cuando alguien se enfermaba, le llamaban al anciano Papá Hays, para que viniera a orar por ellos. Entonces él no era un loco en lo absoluto. El era solamente un verdadero hombre de Dios.
257Y aquel soldado anciano, un infiel, vivía en Lo alto de la colina, tenía una granja allí. El era amigo de mi papá. Mi padre bebía. Me avergüenza decirlo, pero la verdad es la verdad, Uds. saben. La Biblia es una cosa que dice la verdad, ¿ven?
258Ahora nosotros tenemos un libro llamado historia. El dice que Jorge Washington nunca dijo una mentira. Yo dudo eso. Yo dudo eso. Sí, señor. Yo soy... Yo no creo eso. Un niño nace... Uno nace en pecado, es formado en iniquidad, viene al mundo hablando mentiras, la Biblia dice. Así que, yo dudo ese punto histórico de Jorge Washington. Pero eso solamente dice el lado bueno del hombre. La Biblia dice los dos lados del hombre.
259Lot fue un buen hombre allá en Sodoma. Los pecados de la ciudad "afligían su alma justa". Pero Ella no falló en decir que él vivió con su propia hija, y tuvo un hijo, ¿ven? La Biblia dice ambos lados del hombre. Así que, nosotros debemos decir ambos lados.
260Mi padre, bebía, se juntaba con este infiel. Y él se reía de este anciano. El siempre le estaba haciendo burla. El anciano Papá Hays, como lo llamábamos, Papá Hays - con un poco de pelo alrededor de su cabeza. El era un predicador antiguo. Y ellos un día querían lluvia. Sus siembras se estaban secando. Iban a una iglesita, no más grande que ésta, llamada el Reino De La Pequeña Zarigüeya, allá en Kentucky, y cuando fueron allá, ellos dicen que él dijo... él...
261El anciano Papá Hays tenía un dicho que él decía: "Querido, bendice mi alma". Un hombrecito humilde, cabalgaba en un caballo viejo, un predicador de ruta. Y le pagaban con un... tal vez una canasta de calabazas secas, Uds. saben, y cualquier cosa que ellos tenían, Uds. saben, y algo de grasa o algo. Uds. saben, ésa era la manera como le pagaban a los predicadores antiguos de ruta. Muchos de Uds. aquí recuerdan los antiguos predicadores de la ruta del este.
262Y un día las siembras se estaban secando. Y el anciano Papá Hays dijo: "Bien, querido, bendice mi alma". Después de haber tenido un pequeño servicio como éste, dijo: "Si cualquiera de Uds.- todos quieren quedarse y orar por lluvia, para que Dios salve sus siembras", dijo él, "quédense conmigo". Y toda la iglesia se quedó con él.
263Mi papá, afuera, fue... sólo un jovencito. Quitó la silla de su caballo, y la puso debajo de la iglesia, porque él sabía que iba a llover. Y ese anciano se hincó en el altar. El ni siquiera se levantó.
264Dijeron que cómo a la hora después de eso, él escuchó un ruido, miró alrededor. Una nube negra venía cruzando la colina. Allí estaba, ¿ven?
265El infiel, entre los amigos de mi papá que le hacían burla al predicador anciano, cuando él murió, tuvieron que atarlo a la cama. El se enfermó de fiebre tifoidea. Muchos de Uds. aquí probablemente no sabrían lo que eso era. Oh, es una cosa terrible. Y él peleó contra diablos por horas y horas, por tres o cuatro días.
266El decía: "Charlie, Charlie". Ese era mi padre. El decía: "No lo dejes que me agarre. No lo dejes que me agarre. ¿No lo ves sentado allí al lado de la cama, con esas cadenas enrolladas alrededor de él. No lo dejes que me ate con ellas. ¡Oh!", gritaba él.
267Y ellos lo detuvieron, cuatro o cinco hombres, lo detuvieron en la cama antes que muriera. Allá en Kentucky tenían ganchos a lo largo de la pared en donde ellos colgaban sus ropas; ¿Alguien ha visto una casa como ésa, en donde ellos ponían los ganchos? Y él tenía su viejo impermeable colgado allí. El dijo: "Charlie. Hay una botella de whisky en mi bolsillo. Ve, dásela a mis hijos".
268Y su esposa, una Cristiana, allá en la cocina, lloraba, preparando la cena... El dijo: "Yo no pudiera hacer eso".
269Y lo ataron en la cama hasta que murió, peleando contra diablos.
270Cuando el anciano Papá Hays - del que se reía. Cuando él estaba listo para morir-como de ochenta y cinco, noventa años de edad, él se fue a dormir. Y todos los hijos se reunieron. Sus ya adultos tataranietos se acercaron a la cama. El se incorporó. Tenía barbas blancas, Uds. saben, una pequeña porción de pelo blanco alrededor de su cabeza. Que... la parte de arriba de su cabeza estaba calva.
271El dijo: "Querido, bendice mi alma". Dijo: "Todos Uds. pensaron que el anciano. Papá Hays estaba muerto, ¿no es así?" Dijo él: "Bueno, yo no puedo morir". Dijo: "Yo morí años atrás". Dijo: "Yo solamente voy a encontrar al Señor Jesús". El dijo: "Oh, es tan grande", dijo; "todos Uds. mis hijos, reúnanse alrededor de la cama". El tomó desde el mayor hasta el menor de la cabeza, y los bendijo.
272Entonces él les dijo a sus dos muchachos mayores, dijo: "Levántenme". Y ellos lo levantaron en la cama. El no podía detener sus manos levantadas. El estaba muy débil. El dijo a su otro muchacho, dijo: "Levanta mis manos". El le levantó sus manos, de esta manera.
273Y él dijo: "Día feliz, día feliz, cuando Jesús lavó mis pecados. El me enseñó cómo velar y orar, y vivir regocijándome cada día". El inclinó su rostro y se fue. Bien, tenemos que llegar a uno de esos finales.
274Estoy contento que Uds. tienen a un hombrecito humilde como éste entre Uds., en quien Uds. tienen confianza. Crean en él, y Dios obrará milagros en Uds., entre Uds. Y yo quiero pedir a esta iglesita algo, para mí. Oren por mí, ¿lo harán? Yo soy uno de sus hermanos también. No estoy con Uds. todo el tiempo como quiero estar.
275Uds. reciben las cintas y cosas aquí. Y estoy aquí en un gran campo de batalla. Este es solamente uno de los puestos de avance en donde estamos velando por la Venida del Señor. Oren por mí, porque realmente necesito sus oraciones. Yo dependo en...
276Muchas veces, cuando llego a lugares duros, especialmente en campos en el extranjero y hay brujos, y todo-miles de miles, parados allí retándolo. Y uno sale allí solo. Oh, es mejor que uno sepa de lo que está hablando (¡oh, hermano!), cuando ellos pueden hacer cualquier cosa. Ellos pueden imitar casi todo lo que Dios tiene. Ellos pueden... al igual que Janes y Jambres, ellos pueden imitar todo lo que Dios tiene allí. Entonces, me recordaré... pensaré de un grupito fiel (¿qué hora del día es?), allá en la parte de atrás del desierto. Muy allá en un lugar llamado Sierra Vista, ¿ven? Una reunioncita de oración en proceso como a esta hora, más allá del otro lado de la montaña. Allá en ese lugar de vacas, en un lugar como ése, ellos están orando.
277Entonces yo salgo y digo: "Yo estoy cubierto con oración. Satanás, tú no puedes hacerme nada. Yo vengo en el Nombre del Señor Jesús", ¿ven Uds.? Algo sucede. Uds. oren por mí. ¿Harán Uds. eso, todos Uds.? Amén.
278Hermano Isaacson, venga aquí. Saben, me gustaría quedarme aquí, e irme con cada uno de Uds., y cenar en sus casas. Me tomaría mucho tiempo. Y yo sé que Uds. hombres creen que tienen la mejor cocinera del mundo. No lo dudo que Uds. la tienen, ¿ven? Y de verdad me gustaría hacer eso. Pero, no puedo hacerlo hoy. Todos Uds. entienden eso, ¿no es así? Uds. hagan... yo no puedo hacerlo ahorita. Estoy en una tensión tremenda en estos momentos, y yo quiero venir y tener un pequeño compañerismo con Uds. Yo quiero regresar otra vez, también, regresar y estar con Uds. Dios les bendiga.
279Ahora, Hermano Isaacson, tome este lugar y haga lo que el Señor quiera que Ud. haga. Ahora, si hay uno de Uds. que quisiera venir aquí, que nunca se ha rendido a Jesucristo y Ud. quisiera venir aquí y pararse aquí en esta mañana, a un lado de este púlpito en donde el Hermano Isaacson y yo estamos parados, y quisiera que se ore por Ud., y quisiera pedir que Dios lo salve, ¿vendría Ud. en estos momentos? Hoy tendrá Ud. una victoria total.
280Si Ud... si hay uno de Uds. que ha caído, y se ha apartado de Dios, y no sabe... Ud. ha perdido ese compañerismo, como esa jovencita anoche. Oh, las tinieblas se juntan cuando Ud. se aparta de Dios. Ud. está en un camino lodozo. Ud. está destinado a perder. Y si Ud. no tiene esa victoria que Ud. debería de tener, ¿no vendrá Ud. también? Esta es una victoria total. Esto es... pudiera ser un Día - V para Ud., sobre todas las cosas del mundo.
281Ud. dice: "Yo he tenido tantas luchas, Hermano Branham. He sido arrastrado de pilar a pilar". ¿Que no acabo de decirles que eso es Dios, porque El confió en Ud.? Ud. no le fallará a El, ¿verdad? Ud. pudiera haber caído. Ud. pudiera haber cometido un error. Pero Ud. no le fallará a El, ¿verdad? Ud. se levantará otra vez, como un verdadero soldado. Empuñará la espada, y seguirá adelante otra vez. Estaríamos contentos de hacer eso. Seguro. Y si no, entonces el Hermano Isaacson continuará hablándoles a Uds.
282Si Uds. me disculpan, para que yo pueda irme... regresar a Tucson. Regresaré para verlos otra vez, si el Señor lo permite. Dios les bendiga. ¿Orarán por mí?
283Recuerden, una victoria total, y centre su enfoque en Jesucristo. El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Y algún día, con sus ojos centrados, mirando, El vendrá del Cielo con una aclamación, voz de arcángel, los muertos en Cristo se levantarán. Y estos cuerpos mortales tomarán inmortalidad, y nos iremos para estar con El para siempre. hasta entonces, velen y oren. Dios les bendiga. Amén.