Photo

~ DEDICACION ~
1Dios le bendiga, hermano. Muchas gracias.
2Buenos días a todos. Verdaderamente es un privilegio estar aquí en esta mañana en esta agradable iglesita, para un culto de rededicación. Mientras hablaba con la hermana Hoover allá en el cuarto de atrás, ella dijo que ésta solía ser, creo, una iglesia de los Peregrinos de la Santidad o de los Hermanos de la Unidad. Peregrinos de la Santidad, creo yo. Sí. Y ahora está siendo rededicada al Evangelio completo, y este es un culto de rededicación.
3Y su fino pastor, como todos sabemos, el Hermano Hoover es un muchacho muy sincero y consagrado.
4Yo conocí a su madre hace años, ella y mi familia eran como ... Los niños, aun ellos la llamaban: "Mamá Hoover", porque ella más bien se quedó con nosotros por un buen tiempo cuando los niños eran pequeños, y ellos la conocen simplemente así, como una piadosa y santa madre anciana.
5Y su buen muchacho predicador por el cual ella oró tanto, le ha dado su vida a Cristo, y la ha consagrado para el servicio del Dios Todopoderoso. Y ahora, este día, él está parado, y ha conseguido la iglesia, o mejor dicho el edificio aquí, que probablemente ha estado inactivo por un buen tiempo, para continuar el Evangelio, a la manera y medida del Evangelio completo.
6La Señora Hoover apenas me estaba diciendo, la Señora L. G. Hoover, me estaba diciendo que era su muchachita la que estaba tocando el canto, hace unos cuantos minutos, el canto de introducción: Sólo Creed, y es la pianista aquí. Hace tres meses, cuando ellos llegaron, ella no podía tocar una melodía. Pero ahora ella puede tocar. Eso es magnífico.
7Yo tengo una muchacha sentada allá atrás, que ha estado tomando lecciones de música como por cinco años, o más, y yo no sé cuánto me ha costado, incluyendo un piano nuevo. Ella no podría tocar un himno tan bien como lo tocó esa niñita. Así que muestra lo que son los dones dados por Dios, y luego algo que uno trata de manufacturar. ¿Ven?
8Ahora, estamos agradecidos que Dios le dio este lugar a este pueblo. Y yo estoy confiando que será un gran faro para esta parte del país.
9Ahora, muchas veces la gente piensa que cuando ellos ven una congregación ... Y piensan: "Bueno, esta pequeña iglesia no va a contener mucha gente." Y creo que el Hermano L.G. me dijo, o supe de alguna forma, que su congregación era como de setenta u ochenta personas; algo así más o menos. Puede que calculé mal, pero es algo alrededor de eso; apenas están empezando.
10Se piensa: "Bueno, miren a las iglesias alrededor del país hoy día, donde sus congregaciones llegan hasta los miles." Y quizás algunas de ellas, en cada día de culto, tienen miles asistiendo.
11Pero, para animar este grupito, eso no es exactamente en lo que Dios se fija, o sea, números. El se fija ... El no siempre se basa en cantidad, sino más bien en calidad.
12Vemos en la Biblia en el capítulo 19 de Hechos, en donde, Pablo, recorriendo las regiones superiores vino a Efeso, y allí halló una iglesia. Esa fue la iglesia de Efeso, quien fue la primera en la edad de la Iglesia, considerada en la Revelación de Jesucristo. Y aquí en esta iglesia había doce personas, según el registro. Doce era el número de personas.
13Pero si esta iglesia únicamente tuviera doce, como los tuvo esa iglesia, y estuviera completamente rendida a Dios, El puede hacer más con esos doce que lo que El pudiera hacer con el resto del mundo. Es de la manera que nos rendimos. Donde la Verdad del Evangelio, no solamente sale de la plataforma, sino que encuentra su lecho en los corazones de la gente y reacciona. Así que yo estimo esto como un placer en esta mañana.
14Al entrar por la puerta, oí al hermano Beeler orando, y yo estaba pensando de él, siendo que es un veterano, y siendo este el Día del Armisticio. Y, por supuesto, todos estamos contentos que hubo un Día del Armisticio. Y puede haber también aquí en la iglesia un día de armisticio, que cuando la gente quien ha estado en guerra con ellos mismos, y en contra de Dios, pueda firmar el armisticio hoy día, y pueda tener paz con Dios por medio de Jesucristo. Creo que en Romanos 5:1 dice: "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo."
15Y ahora yo he observado algunas personas sentadas aquí: el Hermano y la Hermana Bryant, y algunos amigos aquí del tabernáculo. Ahora, en esta mañana, yo iba a hablar sobre un tema de enseñanza de escuela dominical en el tabernáculo, pero lo he pospuesto para esta noche, por causa de venir aquí para esta dedicación. Los servicios van a empezar temprano esta noche, ven, en el tabernáculo. Intento estar en la plataforma, listo para predicar a las siete de la tarde, para no retrasarnos. Y tengo un mensaje largo. El tema es: Por Qué Estoy En Contra La Religión Organizada. Y es enseñado en las Escrituras. Así que, Uds del tabernáculo, los que están ahí, bueno, vengan temprano.
16Ahora, Hermano Hoover, yo no sé como agradecer al Señor, en esta mañana, por un joven quien se ha entregado a Cristo, y la gente aquí, para traer este glorioso mensaje de Cristo a este pueblo. Yo mismo soy uno de Kentucky. Yo provengo de una pequeña ciudad llamada Burkesville, por este camino no muy lejos de aquí. Y yo le pido a la gente de aquí alrededor, como uño de Kentucky a otro, que vengan a oír a este muchacho. Háganlo saber entre la gente aquí, y esparzan la noticia por todos lados, y déjense venir. Traíganlos. Si es necesario, la Biblia dice que los manden y fuerzen a entrar. "Vayan por los caminos y por los vallados, y fuérzenlos" (o sea, que los constriñan), "a entrar." [Luc.14:23-Trad.]
17Y el Hermano Hoover, yo lo he conocido a él ahora por unos cuantos años. Y sé que es un muchacho consagrado y piadoso. Que el Señor bendiga sus esfuerzos. Oí su pequeño coro; traté de asomarme por la puerta, y oí el pequeño coro cantar: "Asegúrese bien". Correcto.
18Ud. puede ser casual con respecto a cualquier otra cosa, pero cuando se trata de su destinación eterna, más vale que esté muy seguro. ¿Ve? Guarde eso en su mente, "Asegúrese bien" No tome ningún riesgo en cuanto a eso. Si Ud. fuera a un restaurante, y ordenara un plato de sopa, y en esa sopa hubiera una araña grande, Ud. ciertamente lo empujaría para atrás. Ud. ni aun lo tocaría, no señor, debido a que probablemente lo mataría. El veneno de esa araña, que se coció en esta sopa, podría causar su muerte. Así que, si Ud. es muy cuidadoso de este cuerpo, el cual tiene que morir, ve, ¿qué de esa alma que no tiene que morir?
19Así que, a mí me gusta toda la Palabra de Dios en la forma del Evangelio completo. Y así que yo sé y creo, y tengo confianza, que el Hermano Hoover guardará su promesa a Dios, de predicarla con lo mejor de su conocimiento, el Evangelio completo.
20Sentado ahí, oyendo a la pequeña pianista tocar esa melodía, Sólo Creed ... Mi hijo, Billy Paul, no creo que está aquí, ahorita, pero yo le dije: "Billy, ¿escuchas esa pequeña nota del piano tocar Sólo Creed?" Yo he escuchado ese cantito en casi cada idioma debajo del Cielo, llamarme a la plataforma; de la regiones congeladas del Ártico hasta las selvas tropicales del Sur, debajo de la tierra y alrededor de la tierra. Sólo Creed, en todo tipo de voces, llamarme a la plataforma. Algún día, cuando mi vida se termine sobre la tierra, yo espero que ellos canten ése cuando me ... si no vivo para ver Su Venida, cuando me estén sepultando. Yo creo a Jesucristo.
21Ahora, yo tengo algunas Escrituras Bíblicas aquí, a las cuales me gustaría referirme, en esta rededicación del edificio. Y ahora, yo no creo que esta iglesia está dedicada a una organización; está dedicada al servicio de Dios Vamos a inclinar nuestros rostros sólo por un momento ahora, mientras oramos.
22Misericordioso y Padre Santo, al entrar en Tu Presencia, dejando este cuarto, por fe, llegamos al Trono de Dios, donde ese Altar de oro se extiende de cielo a cielo, adonde cada mortal, credo, raza, o color tiene derecho de venir, cada criatura, por quien murió Cristo y se puso sobre ese altar, como nuestra expiación. Tenemos derecho de venir con toda libertad al Trono de Gracia. Te damos gracias por este gran privilegio que podemos tener hoy, y que tenemos. Te damos gracias por cada miembro de Tu Cuerpo en la tierra hoy, que ha venido a este gran Trono, y ha aceptado la ofrenda de paz, y la paz del Evangelio, que excede todo entendimiento.
23Ahora pedimos, Dios, por esta iglesia, por este grupo de personas que ha venido a este pequeño edificio en esta mañana para una dedicación de amor, y las prendas de sus manos y del corazón, para asegurar un lugar donde la gente pueda venir a adorar. Y nosotros pedimos, Dios, que Tú bendigas sus esfuerzos. Y pedimos que Tú bendigas al pastor, nuestro bondadoso hermano, y su esposa y familia, a los díaconos, los síndicos, la junta directiva, los miembros y todos en conjunto.
24Y ahora abrimos Tu Palabra, para consolación, para saber si estas cosas que hacemos están en línea con las Escrituras, pues es más tarde de lo que pensamos. Sentimos, hoy, que no queda mucho tiempo. Pero debemos de estar en pie y actuando. Debemos de estar persuadiendo y forzando. Que cada miembro que ha sido ordenado de antemano, al Cuerpo de Cristo, estemos divulgando este Mensaje hasta que todos oigan, al gradó de estar seguros que todo esfuerzo que podríamos haber hecho se ha hecho. Padre, bendice Tu Palabra, y háblanos ahora a través de Tu Palabra, mientras que nosotros escuchamos con corazones atentos y oídos abiertos, contentos de recibir eso que Tú nos quieres dar a conocer. Lo pedimos en Nombre de Jesús. Amén.
25Ahora, pueda que haya muchos de Uds., lo cual es costumbre, que a veces las personas anotan las Escrituras, o las escriben. o toman notas. Yo hago lo mismo. Y si quisieran ahora abrir conmigo, a la primera lectura Escritural, tengo tres lugares de donde quisiera leer en esta mañana. Y son: 1 Crónicas 17:1 al 2, y Hechos 7:44-49, y Hebreos 10:15.
26Ahora, primero vamos a leer de Crónicas, 1 Crónicas 17, dando principio en el primer versículo. Y luego, en segundo lugar, leeremos en el Libro de los Hechos de los apóstoles, en el capítulo 7. Queremos empezar a leer en el versículo 44 del capítulo 7 de los Hechos, todo en línea con la dedicación del templo. Y después Hebreos 10:5. Aconteció que morando David en su casa, dijo David al profeta Natán: He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto de Jehová debajo de cortinas. Natán dijo a David: Haz todo lo que está en tu corazón, porque Dios está contigo. En aquella misma noche vino palabra de Dios a Natán, diciendo: Vé y dí a David mi siervo: Así ha dicho Jehová: Tú no me edificarás casa en que habite. Porque no he habitado en casa alguna desde el día que saqué a los hijos de Israel hasta hoy; antes estuve de tienda en tienda, y de tabernáculo en tabernáculo.
27Ahora en el Libro de los Hechos de los apóstoles, comenzando del capítulo 7 y el versículo 44. Tuvieron nuestros padres el tabernáculo del testimonio en el desierto, como había ordenado Dios cuando dijo a Moisés que lo hiciese conforme al modelo que había visto. El cual, recibido a su vez por nuestros padres, lo introdujeron con Josué al tomar posesión de la tierra de los gentiles, a los cuales Dios arrojó de la presencia de nuestros padres, hasta los días de David. Este halló gracia delante de Dios, y pidió proveer Tabernáculo para el Dios de Jacob. Mas Salomón le edificó casa; Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, como dice el profeta: El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis?: dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo? ¿No hizo mi mano todas estas cosas?
28Y en el Libro de Hebreos, el capítulo 10 y el versículo 5. Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.
29Estamos muy familiarizados con la lectura de estas Escrituras establecidas de las cuales queremos hablar por unos cuantos minutos.
30Ahora, David, bajo un deseo y revelación, pensó en su corazón una cosa muy noble. David siendo un hombre justo, y bien amado entre el pueblo, y Dios lo había bendecido de muchas maneras. Y él dijo: "¿Será correcto que yo esté aquí en esta casa elegante que el Señor me ha dado, y el arca del pacto de mi Dios allá afuera debajo de cortinas?" Eso fue una cosa muy noble. Fue una revelación, para David saber esto, debido a que no era conecto para él tener un lugar tan hermoso, bajo esa casa hecha de cedro, que por cierto era un lugar muy costoso; Y él entonces dijo: El arca del pacto de mi Dios, Quien me dio todas estas cosas, aún está allá afuera debajo de la tienda."
31Y Natán, el profeta, sabiendo que Dios estaba con David, dijo: "David, haz todo lo que está en tu corazón, porque Dios está contigo." En otras palabras, cuando Dios le da a uno revelación, hay que llevarla a cabo. Pero eso todo estaba en orden.
32Y esa noche, el Señor vino a este vidente, al profeta Natán, y dijo: "Ve, di ami siervo, David." ¿Ven? A mí me gusta eso. Oh, en otros palabras: "Yo admiro su ánimo, y sus pensamientos en cuanto a Mí, para edificarme a Mí un lugar. Pero," dijo: "Y no he habitado en casa alguna. Yo no he tenido un lugar en donde quedarme desde que vine a la tierra, para mirar sobre mi pueblo. Yo no he tenido un lugar donde quedarme, aun desde que saqué a Israel. Yo no le he mandado a ninguno de los jueces que me edifique una casa de cedro, sino que me he ido de tienda en tienda." ¡Díganme si ese no es casi el cuadro de hoy día! "Me fui de tienda en tienda, y de lugar en lugar, para encontrarme con Mi pueblo."
33El dijo: "Ve y di a David," y como dicen además las Escrituras: "Yo te tomé de aquel redil allá, de detrás de las ovejas de tu padre. Y te hice gran nombre, como el nombre de los grandes en la tierra. He cortado a todos tus enemigos de delante de ti. Yo te amo, David. Y Yo sé que tus deseos son correctos. Yo sé que tus ambiciones son leales. Y Yo sé que tú me amas." [ICron.17:7,8]
34Uds. pueden ver en los Salinos, como David constantemente está pensando de Dios. Muchos de nosotros hoy pensamos de nuestros propios logros, de alguna cosa que pudiéramos hacer para mejorarnos. Empero David estaba constantemente pensando de lo que podía hacer para Dios.
35"Yo conozco tus deseos, David. Y Yo quiero que tú sepas qué es lo que he hecho por ti. Tu eras simplemente un muchachito, no conocido por nadie, y aun tu papá te dio unas cuantas ovejas allá afuera para cuidarlas. Pero Yo estuve contigo. Y yo he cortado tus enemigos, a diestra y a siniestra. Pero tus deseos son correctos. Pero, David, tú eres un hombre de guerra. Tú eres un hombre que ha derramado sangre. Yo no puedo dejarte hacer esto. Pero te prometo que a través del fruto de tus lomos, Yo levantaré a tu hijo, y él edificará el templo.
36Ahora, todos sabemos que lo terrenal sólo tipifica lo Celestial. Lo natural sólo tipifica lo espiritual. En realidad, del que El estaba hablando era Cristo, con relación al Templo.
37Empero era Salomón, el hijo de David, en carne natural. Después, leemos en 1 Reyes, si lo quisieran leer, como él edificó el tabernáculo que David iba a edificar, porque Salomón era un hombre de paz, de sabiduría. El no salió a la guerra como David, ni derramó mucha sangre. El simplemente era un hombre de paz. Y Dios le dio a él sabiduría cuando se le preguntó por lo que él queda, ante Dios, y él únicamente pidió por sabiduría para saber cómo guiar a Su pueblo. Y él nunca tomó los grandes dones que pudiera haber usado, pero él solamente pidió por sabiduría para saber como guiar al pueblo de Dios lo mejor posible.
38Y creo, que, nosotros mismos, orando, si sólo pudiéramos pedir por eso, sólo por entendimiento, por algo que sería mejor para los hijos de Dios. Yo verdaderamente pienso que esta es la idea de este pastor al levantar la iglesia aquí, ¿ven?, tomando esta iglesia vieja y rededicándola hoy. El está tratando de hallar un lugar para el pueblo de Dios, para resguardarse de la lluvia, y la nieve y demás. Yo creo que Dios respetaría esto en este muchacho, de la misma manera como lo hizo con David.
39Ahora, nos damos cuenta, que aquí se encuentra una gran aplicación espiritual, a la cual me gustaría referirme, principalmente. Ahora, si Uds. leen 1 Reyes, Uds. encontrarán allí, que, Salomón empezó de joven a edificar este templo que se le había prometido a su padre, por Dios, que él lo edificaría. Ven Uds., él se mantiene en línea con las Escrituras y las promesas. Ahora, eso es lo que nosotros siempre debemos de hacer para tener éxito: es mantenernos en línea con las promesas de Dios. No importa si pareciera mejor hacerlo de esta manera, o de aquella manera, manténganse en línea con las Escrituras. Y Salomón sabía que Dios le había prometido a su padre, David, que él edificaría el templo.
40Ahora, si se fijan, el material no fue encontrado solamente en Palestina, que este templo. . . simplemente porque no se encontraba allí. El tuvo que ir al resto del mundo, el mundo conocido, para encontrar estas piezas que irían en este templo.
41¡Qué hermosa aplicación es esa, que Dios no sólo corta Sus materiales de los Judíos únicamente, o de los blancos únicamente, o de los morenos, o rojos, o negros, o de cualquier otro color que pudiera haber, o lo que fuera; o sólo de los Estados Unidos únicamente, o sólo de Canadá únicamente, pero El corta Sus materiales de todo el mundo!
42Y si mientras que ellos estaban cortando la piedra de una cierta clase que era hallada en tal parte del país, y quizás cortando una piedra allá en otra nación, era para que cuadrara con esta otro piedra que estaba siendo cortada en otra nación. Ahora, podría haber parecido muy extraño a la gente, a los que pasaban por allí, que habían visto estas piedras raras siendo cortadas. Pero Dios, en Su propia manera, estaba haciendo algo.
43Y yo creo que El está haciendo lo mismo hoy, para realizar el tipo que era eso. El las está cortando de la manera que El desea.
44Ahora nos damos cuenta, que los materiales siendo cortados en su propia tierra nativa, eran peculiares al material cortado en otra tierra nativa. Y nos damos cuenta que todos ellos fueron transportados de allí, por carreta, y demás. Y algunos de ellos vinieron por mar, y algunos vinieron por can-eta, y otros flotaron hacia .Jope por balsa, y demás, y luego fueron transportados. Todos juntos, estaban viniendo a un lugar, para un propósito, y eso era para cumplir el mandato de Dios.
45Y los cedros fueron cortados en el Líbano. Y los cedros del Líbano eran los cedros más reconocidos de todo el mundo. Como hoy, hay un lugar donde se halla la secoya, eso es en California. Y hay un lugar que llaman, en Africa, en Mossel Bend ... hay tina famosa madera allí que se le llama madera olorosa [hiede-trad.] No es hallada en ningún otro lugar mas que allí. Y hay diferentes maderas que son halladas en diferentes partes del país. Y los cedros fueron hallados en el Líbano, un cedro muy grande, alto, duro, porque era un país caliente. Entre más caliente el país, más dura se pone la madera. Y entre más frío el país, más blanda se pone.
46Eso tiene una aplicación espiritual, también. Frío e indiferente, blando y flotante. Pero cuando está caliente, y lleno del Espíritu, se une y llega a ser útil en la mano del Maestro.
47Ahora, encontramos que estos grandes cedros fueron cortados por leñadores. Y ellos tenían los planos. Y los juntaron de las diferentes partes del mundo.
48Ahora, si se fijan, Salomón nunca varió ni un poquito del patrón que Moisés vio en el cielo, estando sobre el Monte Sinaí. Cuando Moisés regresó de su visión, él fijó la tienda, y la hizo exactamente como él la vio en el Ciclo. Y cuando Salomón edificó el templo, él lo hizo exactamente de la manera que él lo vio en el patrón, el tipo. Moisés fijó la tienda para un tipo perpetuo, debido a que fue movida de lugar en lugar. Empero Salomón hizo el tabernáculo exactamente conforme Moisés lo había visto en el Cielo. Todo se armó, y se puso en orden, exactamente.
49¡Qué aplicación espiritual pudiéramos aplicar aquí, de que nunca debemos de dejar las Escrituras! Manténganse exactamente con el patrón. Esa es la razón, creo yo, que de la manera que la primera Iglesia fue modelada, así es la manera que la siguiente debiera ser modelada; esa es de la manera que todas deberán de ser modeladas,, así corno fue en el principio. Y yo creo que esa es de la manera que Dios tiene la verdadera Iglesia, muy bien.
50Los materiales fueron cortados en su tierra nativa, y traídos a un solo lugar. Pero cuando fueron armados (Estoy leyendo ahora del capítulo 16, o citando de él) ... Ahora, cuando fueron armados, encajaron tan perfectamente, tanto que en el espacio de cuarenta años que se tomó para construirlo, no hubo una piedra que tuvo que ser recortada. No hubo zumbido de sierra, o ruido de martillo, por cuarenta años. ¡Hablando de albañilería, de arquitectura!
51Ahora, eso mostró que, cuando nosotros estamos haciendo cualquier cosa, y lo estamos haciendo en el patrón que Dios estableció para nosotros .. .
52Ahora, muchas de esas piedras se miraban muy raras. Pero había un lugar en el templo para cada piedra rara y peculiar. Dios tenía un lugar para ellas.
53Nuestros ministerios, los cuales son un hermoso tipo ahí, o mejor dicho un antitipo de ello, muestra nuestra peculiaridad, nuestra manera de adorar. Sin embargo, cuando el Templo, el verdadero Templo al cual vamos a llegar después de unos cuantos minutos, llegue a unirse, habrá un lugar para cada persona que se porta rara. Pueda que nos parezcamos y nos portemos un poco extraño a alguien más, pero recuerden: ese es el lugar para nosotros. Dios está cortando a Su Iglesia.
54Y cada piedrecita tenía exactamente su lugar en donde encajar. Y recuerden, fue cortada lejos del lugar en donde iba a ser puesta; no obstante, cuando se armó, ni aun requirió que se puliera. Ya estaba pulida. Dios la había hecho para que encajara perfectamente en su lugar.
55Oh, qué tipo encontramos ahí, de lo espiritual; como es que cada don de Dios, cada acción rara de los Cristianos nacidos de nuevo, en su peculiaridad, sin embargo tiene su lugar. Encaja en el Cuerpo. Tiene su lugar conecto en donde encajar.
56Y muchos de nosotros trataríamos de decir: "Bueno, eso no es de Dios", un buen y consagrado soldado santo de la cruz. Y decimos: "Ahora, estuvimos en la iglesia la otra noche, y oímos tal v tal cosa. Eso no puede ser de Dios." Empero si está en línea con el Patrón, si está en línea con las Escrituras, puede que sea raro, pero va a tener su lugar. ¿Ven? Encajará exactamente, y ni siquiera requerirá que se le afile o que se le pula. Cabrá en su lugar, porque el gran Arquitecto, Cristo, lo está preparando ahora; es raro el uno de la otra.
57Ahora, nos fijamos en el edificio aquí, en el siguiente capítulo, que en este edificio había una piedra que por cierto era muy rara para perder el tiempo con ella, así que los edificadores la rechazaron. Así que ellos la botaron allá en un rincón, y dijeron: "Esa piedra en realidad está muy rara para ser usada. No hay lugar para ella."
58Ahora, recuerden, los edificadores eran los que tenían que haber captado esto. Jesús habló de ello.
59Pero sucede que ellos habían construido el edificio tan alto al grado que se les pasó por alto la piedra. Y ellos no sabían en dónde estaba la piedra. Posiblemente ellos buscaron en todos los barcos. Posiblemente corrieron y buscaron en cada carreta. Posiblemente mandaron mensajeros a Jope, y más allá, y dijeron: "¿Ha entrado otra carga?" O, "¿Perdieron Uds. una en el camino? Hay algo mal. No podemos encontrar esa piedra para este cierto lugar." Y cuando no pudieron encontrarla en ningún lugar, sucede que ahí estaba justamente en el suelo. Era la piedra principal del ángulo la cual los edificadores habían rechazado.
60Jesús habló de ella, y dijo: "¿Nunca leyeron en las Escrituras de la piedra que los edificadores rechazaron? Fue la Piedra Principal del Ángulo, la cabeza de todo ello, sobre donde el resto del edificio descansa."
61Y yo creo que en el edificio hoy de la casa espiritual en donde Dios adora, yo creo que eso ha sido una gran falla hoy entre los edificadores. Hemos venido con nuestras denominaciones, y las hemos edificado en sinceridad. Hemos enviado a nuestros muchachos a la escuela, para educarlos a que hablen bien ante una congregación; les hemos enseñado psicología e historia Bíblica. Y hemos hecho todo, y hemos construido buenas bancas, y hemos hecho altos campanarios sobresalientes, y música hermosa, y demás que hemos edificado. Pero nos damos cuenta que hay algo mal. Hemos tratado de edificar de material hecho por el hombre, lo que la educación pudo producir, lo que los seminarios pudieron sacar de ellos mismos: la erudición. Hemos tratado de edificar sobre la educación, sobre la erudición, sobre la denominación. Y todas estas cosas no funcionarán mientras que no hayamos aceptado esta Piedra rara, esta Piedra peculiar.
62Pero a medida que el edificio empezó a materializarse, ellos se dieron cuenta que en el hueco que quedó, la piedra rara encajaba perfectamente.
63Allí es donde están los edificadores espirituales hoy día. Y por eso es que el edificio de la Novia de Cristo, no está listo para el Novio, por causa de que los edificadores han rechazado la Principal Piedra del Ángulo que fue puesta en el Día de Pentecostés, que es el bautismo del Espíritu Santo. ¿Ven? Ha sido rara. La gente se porta extraña. Y ellos no entran en el orden de nuestra sicología, de nuestra educación, nuestra enseñanza, nuestros credos. No cuadra allí. Y ellos la echaron para afuera, porque era muy rara, muy peculiar, muy desagradable con los planes que nosotros, como hombres, tuvimos, acerca de las ideas de lo que la Iglesia debiera de ser.
64"Debería de ser un grupo de eruditos pulidos. Debería de ser un grupo de gente bien vestida. Debería de ser un grupo de algo, donde hemos tratado de hacerlo un programa educativo, o algo que agradaría a nuestros cinco sentidos; algo que podemos ver, o probar, o tocar, o algo así." La mayor parte de ello ha sido a través de la vista: "Miren a nuestra gente fina. Miren a nuestro mejor grupo en la ciudad. El alcalde viene a nuestro local. Los jefes del gobierno de nuestra ciudad, el jefe de la policía, vienen a nuestra iglesia.
65Y entonces nos damos cuenta, que cuando se trata propiamente del edificio, todo lo que tenemos es mezcla y piedra. Y el edificio no avanzó. Ellos rechazaron el Camino, la Piedra que Dios había preparado para él. Ellos la rechazaron.
66Ahora, oh, nos damos cuenta en el siguiente capítulo, que cuando los edificadores se dieron cuenta que estaban errados, aunque ellos tenían allí todas las otras piedras, pero la razón que no pudieron armarlas era porque había quedado un hueco. Había algo que no estaba bien.
67Ahora, nosotros ya tenemos las piedras, las piedras que Dios destinó. ¿Ven? Y las tenemos, desde Efeso a Laodicea. Solamente estamos esperando esa Piedra de Corona que los edificadores rechazaron, esperando Su Venida, la Piedra de coronamiento.
68Estas grandes piedras son confesiones. Ahora, nosotros sabemos que confesión es una piedra.
69Ahora, nuestro pueblo Católico dice que cuando la ... Jesús hablando, y El dijo: "Sobre esta roca, o piedra, edificaré Mi lglesia." Ahora, la iglesia Romana del Catolicismo dice que era Pedro, porque él era la piedra, el hombre literal, Simón Pedro. El cayó unos cuantos días después. Ahora nos damos cuenta, entonces, que los Protestantes dicen que Cristo era la piedra. Pero no para ser desagradable, pero si sólo Uds. se fijan en las Escrituras, no fue ninguno de los dos.
70Fue la confesión de Pedro y la revelación de quién era Cristo. Pues El hizo la pregunta, y era una pregunta que comprometía: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?"
71Unos dijeron Moisés, otros Elías, y otros, bueno, los huesos de algún profeta que ha resucitado, o algo así. Dijeron que era El.
72Empero El dijo: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" Ahí está la pregunta. Pedro dijo: "¡Tú eres cl Cristo, el Hijo del Dios viviente!"
73El dijo: "Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre. Tú nunca lo aprendistes de un libro; tú nunca lo oístes de un seminario, sino Mi Padre que está en los cielos te lo reveló. Y sobre esta roca, (la revelación espiritual de la Palabra de Dios, lo cual El era la Palabra), edificaré Mi iglesia, y las puertas del infierno nunca prevalecerán contra ella."
74¡Esa es la verdadera Iglesia! No de mezcla, ni ladrillo, ni de piedra y demás, lo cual es perecedero. Pero la verdadera Iglesia está edificada sobre la revelación de la Palabra y la voluntad de Dios. Y ellos han sido puestos en el Cuerpo, desde la edad de la iglesia Efesiana, todo el camino hasta Laodicea ahora.
75En el día cuando Salomón hubo terminado el templo, y en cuanto a la principal piedra del ángulo, tan pronto como los edificadores aceptaron la rechazada, fue cuando el edificio comenzó a levantarse.
76Pudiera decir esto con toda reverencia y con todo respeto a cada hombre en cada iglesia, y a la idea de cada hombre: cuando nuestros edificadores hoy día acepten los rechazados, en lugar de hacerlos a un lado y llamarlos "un montón de aleluyas", los raros que están haciendo confesiones, mucho más pronto será terminado el Edificio.
77¿Pero se fijaron? Después que el edificio fue terminado, aún era un edificio vacío. No había nada en él más que muebles. Así que Salomón hizo todo lo que pudo. Ahora, el gran día de dedicación había llegado, cuando ellos iban a dedicar este edificio para que los adoradores adoraran alguna cosa. Ahora, sin algo allí que adorar, el edificio hubiera sido en vano. Pero el edificio estaba ahora listo para la dedicación.
78Y cuando los Levitas y los sacerdotes, con miles de trompetas resonando hacia el cielo; con cordero tras cordero muriendo, como un sacrificio para el pecado. Y los Levitas posicionalmente tomaron su lugar, y fueron al rincón y cogieron sus varas, y las metieron por los anillos del arca, en donde las tablas de piedra estaban por dentro. Dos tablas de piedra; la misma piedra. "Ambas son una", el mismo mandamiento, el mismo pacto. Cuando estas dos tablas de piedra, con los querubines y sus alas extendidas, uno hacia el otro. Cuando, estos levitas, sólo ese grupo consagrado podía llevar el arca. Ningún otro hombre podía tocarla, fuera de ellos; si lo hacía, moría. Y ellos tomaron estas varas, sabiendo que ellos estaban consagrados al servicio para esta obra particular. Y ellos metieron las varas por los anillos, como habían sido instruidos. (Moisés había sido instruido por Dios, para construir el arca.)
79Y ellos la levantaron de sus tiendas. Ellos empezaron a marchar; y la trompeta sonando, los salterios tocando, el humo subiendo de los animales muertos que estaban siendo sacrificados delante de Jehová. Por todo el edificio de dedicación vinieron, hasta que lo trajeron a su lugar de descanso, donde encajó en los huecos de ese gran lugar magnifico que había sido preparado para él. Y cuando encajó el arca, y finalmente llegó a su lugar de descanso, la Biblia dice que ¡el Señor descendió sobre ese lugar, a tal grado que llenó todo el templo! La Columna de Fuego entró allí con tan magnifica gloria de Dios, tanto que los ministros no pudieron ministrar ya más, por causa de la gloria de Dios."
80Ahí es cuando encontró su lugar de descanso mal, o sea, la gloria Shekina que le siguió a la piedra de coronamiento, no la angular; la piedra de coronamiento, la cosa principal. Todas las otras piedras eran inefectivas hasta entonces. Empero esta piedra principal entró, la piedra de corona, y tomó su lugar posicionalmente como su lugar de descanso para esa generación. La gloria de Dios llenó el lugar en donde estaban sentados, y había gloria Shekina en todo el edificio. Y la gloria era tan magnifica tanto que los sacerdotes ni pudieron ministrar por causa de ella.
81Ahora, leamos ahora, y tomemos de la dedicación del templo. Vayámonos ahora a Hechos el capítulo 7 otra vez, el versículo 44 y empecemos a citar. Esteban, en su notable sermón que predicó, dijo: "Salomón le edificó templo, porque fue prometido a través de David que él lo haría." Dios le prometió a David que él edificaría cl templo.
82Y Dios en un tipo, que sería reemplazado por un antitipo, así como el sacrificio de los corderos en la dedicación era un tipo del verdadero Cordero que venía para el sacrificio. Todo lo natural tipificando lo espiritual.
83Y nos damos cuenta que cuando esto aconteció, Esteban está hablando de ello. El dijo: "Nuestros padres hallaron gracia delante de Dios, y Salomón le edificó un templo. Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de manos. Como dijo el profeta: `El Ciclo es Mi Trono, y la tierra el estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar? El Cielo es Mi Trono, y la tierra el estrado de mis pies, ¿y cómo me edificarías una casa para yo morar?'
84Luego, qué hermoso es Hebreos 10:5: "¡Mas me preparaste un Cuerpo"! ¡Mostrando que Dios iba a habitar en un Cuerpo! [Hay un espacio en blanco en la cinta-Ed.] "... me preparaste." ¡Oh! Y cuando este Cuerpo fue hecho un sacrificio, el Cordero correcto había sido sacrificado, venía entonces ... Dios vino a Su Propio Cuerpo, el cual era Su Novia.
85Y había habido ciento veinte templos que Dios había creado, que estaban listos para dedicación, a los cuales se les había sacado a golpes toda incredulidad de ellos. Y ellos se juntaron en el aposento alto y esperaron diez días, para un culto dedicacional. Entonces cuando estaban completamente rendidos, Dios descendió nuevamente en la gloria Shekina, y llenó toda la casa donde estaban sentados. ¿Qué fue lo que hizo Dios? Así como el arca que entró en sus propios huecos para el mensaje de ese día, ¡así Dios entró en su propio canal; no en una denominación o en un edificio hecho de manos, sino en el corazón del hombre! El entró en Su lugar, para el último día, del cual dijo el profeta Joel: "Y en los postreros días, dice Dios, derramaré ele Mi Shekina sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán. Vuestros jóvenes verán visiones. Y vuestros ancianos soñarán sueños." Dios vino a Su lugar de reposo, donde El halla descanso. No en un edificio, sino en el corazón de Su pueblo, El halla descanso.
86¡Qué lástima, qué desgracia, a qué liquidación fueron traídos, en ese entonces, los logros humanos de Nimrod! Cuando Nimrod trató de edificar un edificio o una organización que llegaría al cielo, Dios lo trastornó. Llegó a ser una vergüenza. En lugar de ayudar al hombre, él confundió el lenguaje del hombre; el uno no podía hablarle al otro. Rompió la hermandad.
87Pero cuando Dios vino a Su Propio templo, la Iglesia, la gente, cuando El vino a ellos, El llenó los templos que fueron dedicados.
88Así como lo hizo en el templo de Salomón. EI lo llenó, no con credos, no con denominaciones, sino con El mismo. NI llenó el templo con Su gloria Shekina.
89Así lo hizo en el día de Pentecostés. El llenó a aquellos ciento veinte templos que estaban allá arriba, con El mismo, con el Espíritu Santo mismo. La gloria Shekina se abrió paso y vino sobre ellos. Y entonces lo que Nimrod falló en hacer, edificando un templo donde cada hombre hablaba contrario a lo que él podía entender, Dios descendió, y con un idioma Galileo, hizo que cada hombre entendiera lo que El estaba diciendo, y ellos supieron que fue enviada. Ahí está Dios en Su templo. Dios en Su templo dedicado, no en un logro humano, no en lo que el hombre hizo, sino en lo que Dios mismo hizo.
90Oh, es una tontería para la gente. Ellos no lo captan. Ellos nacieron para no captarlo, así que no lo captarán. Así lo dice la Biblia. Muy bien.
91Dios siempre llena Su templo. El llena Su templo en el día de la dedicación. El lo llena consigo mismo. Hoy es lo mismo. Dios llenará cada templo que se dedique completamente a El, cualquier persona que lo haga EI templo no es este pequeño edificio templo no es el que está en Salt Lake City. [En donde está el templo principal de los Mormones-trad.] El templo no es el que está en Roma. Uds. son el templo. Uds. son el templo en el que Dios quiere habitar, y por el cual El quiere expresarse, para que todas las naciones puedan conocerlo. Uds. son las imagenes vivientes de Dios, por donde Dios quiere obrar. Y en cualquier tiempo que cualquier hombre o mujer olvidaren toda la falsedad que ellos han oído en el mundo, y regresaren a la línea de las Escrituras, y se mantengan en línea .. .
92Así como Salomón hizo lo que Moisés hizo. Moisés hizo lo que Dios hizo. Dios siempre respetó eso.
93Y si nosotros nos regresamos a la dedicación original, y abrimos nuestros corazones y nos vaciamos, Dios, en dedicación, a medida que se lo damos a El, llenará nuestro templo con Su gloria Shekina. Entonces el Dios viviente se estará moviendo en una Iglesia viviente, entre un pueblo viviente, y difundirá Su gloria. Entonces, juntos, algún día, uno estando en esta dirección, y otro en esta otra dirección, y otro en una parte del país, Ella se unirá para formar la Novia. Seremos arrebatados en el aire para recibirlo a El.
94Ahora, esta hermosa iglesia, este edificio que el pueblo, con sus ofrendas de sus trabajos, y con su amor para Cristo, los adoradores están dedicando, hoy día, este lugar de adoración, para que la gente pueda venir y adorar. Ahora, mi oración sincera es que cada adorador dedique su propio templo para adorar, en el templo que está siendo dedicado para adorar. Esa es la verdadera dedicación.
95Así que, nuestro tiempo se ha ido, pero Dios no tiene tiempo. Acordémonos: ¿Qué tan tarde es? Yo estoy mirando a los ancianos. Pueda que sea más tarde que lo que pensamos. Estoy mirando a los jóvenes, a las jovencitas.
96Miren, estos muchachitos que fueron encontrados heridos, el otro día, y esas muchachitas violadas. ¿Cuántos de ellos mueren cada año? Miles, de ataques cardíacos, cáncer, polio, cualquier cosa que los puede matar, accidentes en la carretera.
97Nosotros no sabemos qué tan joven o qué tan viejo. ¿Cuándo va a venir el tiempo? ¿Cuándo les va tocar a Uds. oír su nombre? Nadie sabe eso sino Dios. Eso es correcto.
98Así que, mientras que están aquí hoy, en la dedicación de este material aquí, al cual los adoradores están acudiendo para adorar al Dios viviente, ¿por qué no nos dedicamos nosotros mismos a la adoración del Dios viviente, y permitirle que nos llene con El mismo? Y entonces nosotros veremos la gloria Shekina regresar nuevamente a la casa del Dios viviente, la cual es el cuerpo humano, la Iglesia del Dios viviente, juntamente en un gran avivamiento que pasará rápido por todo este país, alrededor de estos pueblos, y por todo aquí. Habrá semejante ruido. Miren, ellos no podrán pararlo. No hay manera de hacerlo.
99¿Creen Uds. que podrían parar a Esteban? Miren, él era como una casa en fuego en un fuerte viento. Miren, Uds. no podrían pararlo. Aun el Sanhedrín no pudo pararlo. Y, Uds. saben, aun la muerte en sí no pudo pararlo. El continuó viviendo. Y él continúa viviendo hoy día. Y él siempre vivirá, porque él tenía Vida Eterna, y una casa dedicada al servicio de Dios.
100Yo creo que lo que esta iglesia debe hacer en esta mañana, en respeto de todo lo que se ha hecho, mientras ofrecemos el edificio a Dios para el servicio, es ofrecernos nosotros mismos. Pongámonos de pie por un momento ahora.
101Cada quien en su propia manera, de la manera respectiva que Uds. deseen orar. Yo me rededico a mí mismo hoy, en el púlpito, al servicio de Dios. Yo quiero que cada uno de Uds haga eso, al dedicar nosotros el edificio a Dios. Dediquémonos nosotros mismos.
102Nuestro Padre Celestial, humilde y sinceramente estamos congregados aquí en esta mañana, en gran apreciación por el amor que Tú has mostrado a esta congregación, al darles este edificio para adoración, y por darles a esta congregación este pastor, un ministro de la Palabra.
103Y ahora, Padre Celestial, siendo este lugar dedicado para adoración, nosotros como adoradores nos despojamos de todo, de cada incredulidad, cada pensamiento cruel, todo lo que no sea como Tú, y cualquier cosa que actuara en nosotros contrariamente a Tu Palabra; cualquier cosa, cualquier credo, cualquier pensamiento denominacional, o cualquier pensamiento que un vecino o cualquier otro, tanto aquí o allá, o dondequiera que fuera, que vendría a nosotros en forma de pensamiento de esta cierta persona, aunque se haya ido, aunque sea un vaso santo y consagrado; cualquier cosa, cualquier hombre, o Angel, o ser, o revelación, o lo que pudiera ser que sea contrario a Tu plan para estos días de los cuales la Biblia habla. No lo que alguien dijo, sino lo que Tú dijiste. Porque está escrito: "Sea todo hombre mentiroso, y Yo veraz." Si hay cualquier cosa en nosotros que nos impediría creer la Palabra verdadera, y sabiendo la revelación de Cristo, como El le dijo a Pedro: "Sobre esta roca, edificaré Mi Iglesia." Si hay cualquier cosa contraria a eso, quítala de nosotros, Señor. Nosotros mismos nos despojamos de ella. La echamos fuera, y en su lugar aceptamos esa Principal Piedra del Angulo, ese Espíritu Santo que es el fundamento de la Iglesia verdadera de Dios. Nosotros aceptamos eso.
104Padre, bendice esta iglesita. Mantén el edificio vigente, y que los adoradores se junten aquí, vez tras vez en cada culto. Qué pueda haber tan semejante amor de Dios entre ellos, al grado que no puedan permanecer apartados el uno del otro, y sus corazones anhelando juntarse en la casa de Dios. Concédelo, Señor.
105Y que sean tan salados, como Tú dijiste: "Vosotros sois la sal de la tierra." Que sus vidas sean tan ricas y sanas en el Espíritu Santo, a tal grado que toda la comunidad a su alrededor anhelará ser como ellos. Concédelo, Señor. Hazlos ejemplos. Concédelo, Padre.
106Ahora, tómanos a cada uno de nosotros, al entregarte a Tí la iglesia, el edificio. Nosotros mismos nos entregamos Tí, en solemne dedicación. Y que el Espíritu Santo en todo Su Poder Divino, en Su gloria Shekina, venga retumbando por todas las eternidades a nuestro corazón, Señor, y encuentre su morada para estos últimos días. Y que nos llame a Su servicio, como mensajeros, quizás no para el púlpito, sino para la estación de gasolina, en el lavadero, o dondequiera que fuera, para testificarle al lechero, al muchacho vendedor de periódicos, o al que fuera. Haznos testimonios y piedras vivas llenas con la gloria Shekina, el Espíritu Santo mismo. Llena nuestros corazones y vidas, Padre.
107Y cuando los cultos se hayan terminado del todo, aquí en la tierra, permite que nosotros, unidos, y cortados en nuestras propias maneras como Dios nos ha hecho, nos juntemos en esa gran Iglesia, llamada la Novia. Ella será arrebatada de este tabernáculo terrestre de habitación aquí, y será transformada en un momento, en un abrir y cerrar de ojos. Y Ella será raptada junto con El, para encontrarlo en el aire, para la cena de las bodas del Cordero. Pues nosotros mismos nos entregamos, y esta iglesia, tan santamente y consagrados como podamos, Padre, a Tu servicio, en el Nombre de Jesucristo. Amén. Pueden sentarse.
108¿Cuántos de Uds pueden decir: "Por la Gracia de Dios, y con la ayuda de Dios, yo rindo mi corazón. Ven, Señor Jesús, y llename con Tu bondad. Hazme lo que Tú quieras que yo sea. Y si soy contrario, estando en el torno en el cual Tú me has puesto, lo cual tengo derecho de dar de esta manera o de aquella manera, no me permitas que sea una piedra mal cortada, pero permíteme rendirme a la sierra la cual me está haciendo lo que soy, lo que Tú quieres que yo sea." Esa es de la manera como lo queremos, ¿no es cierto? [La congregación dice: "Amén."-Ed.]
109Levantemos nuestras manos ahora y cantemos ese glorioso himno antiguo de la iglesia, mientras le entrego el servicio a vuestro pastor. Yo Ie amo, yo Ie amo, Porque El a mí me amó; Y me compró mi salvación Allá en la cruz
110Ahora vamos a tararearlo. [El Hno. Branham comienza a tararear Yo Le Amo-Ed.] Ahora denle la mano a alguien que esté a su lado, y digan: "Dios le bendiga, hermano piedra en la Iglesia." Y Dios le bendiga, hermano piedras en la lglesia. Dios le bendiga, hermano. Dios le bendiga. Dios le bendiga, hermano. Dios le bendiga. Dios le bendiga, hermano. ... El a mí me amo; Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
111Ahora cerremos nuestros ojos, inclinemos nuestra cabeza, y alcemos las dos manos a El. Yo le amo, yo le amo Porque El a mí me amó; Y me compró mi salvación Allá en la cruz.