Photo

~ JEHOVA-PROVEERA 3 ~
1Gracias, Hermano Borders. Pueden sentarse. Estaba charlando con el Hermano Harrel, quien es presidente de esta reunión y me di cuenta que es un misionero, por lo cuál tenemos algunas cosas en común. El va a regresar a la Costa de Oro, en África. Y yo tengo intenciones de estar allá en este año. Estamos tratando de ponernos de acuerdo para visitar la Costa de Oro después de que venga de África del Sur.
2Cuando estuve en África del Sur, tuvimos lo que pienso yo, una de las más grandiosas reuniones pues vimos treinta mil nativos recibir a Cristo al mismo tiempo. Amén. Se les pidió que estrellaran sus ídolos en el suelo si ellos realmente lo hacían sinceramente. Y ellos quebraron sus ídolos, y se levantó como una tormenta de polvo cuando lo hicieron, y aceptaron a Cristo como su Salvador en una sola reunión. Las iglesias los procuraron después, así es que, no se perdieron.
3Pero el llamamiento de altar mas grandioso que yo recuerdo, que el Señor nos haya dado, fue en fue allá en India, cuando en una reunión teníamos quinientas mil personal aproximadamente. No pudimos hacer un cálculo exacto, porque se veía gente hasta donde Ud. podía ver; había por dondequiera. Y todos ellos aceptaron a Cristo como su Salvador, pero no se hizo nada para seguir con ellos. Así que, por supuesto, los Sitas tomaron los suyos, los Jains tomaros los de ellos y así los demás. Me imagino que la mayoría de ellos regresaron, viendo lo que el Señor hizo y produjo allí.
4El ministerio que el Señor me ha dado, no es muy efectivo en América, solamente entre el pueblo Pentecostal. La mayoría de las iglesias Americanas, son iglesias altamente intelectuales, y ellas creen un credo. Y allí es en donde ellas se quedan, y Ud. no puede moverlos de eso.
5Pero cuando Ud. toma a un nativo y trata de decirle algo acerca de un credo, él ni siquiera sabe cuál es su mano derecha o su mano izquierda. ¿Qué provecho le hace a él un panfleto? El tiene que ver algo. Y cuando él lo ve, entonces se convence. El ve a su doctor brujo levantarse y retarlo, y ve al Espíritu Santo descender allí al momento. Si y luego eso demuestra quien es Dios, y todo queda establecido. ¡Estoy tan contento de haber conocido al Hermano Harrel! Le estaba contando yo acerca de los nativos de África. El estaba hablando de patrocinar una campaña del Hermano T. L. Osborn.
6Muchos de Uds. conocen al Hermano Osborn, me imagino yo. El hermano Osborn es un precioso siervo de Cristo. El es un buen amigo mio. En verdad, yo tengo un gran respeto en mi corazón por el hermano Osborn es un gran misionero. Yo creo que el hermano Osborn, ha hecho más en los campos misioneros que ningún otro en la tierra hoy día, de lo que yo sé. Es un muchacho muy agradable y amable, verdaderamente yo amo al Hermano y a la Hermano Osborn.
7Me han dicho que la mamá del Hno. Arganbright está en la reunión en esta noche. ¿Se está escondiendo de mi Señora Arganbright? En verdad agradezco la fruta que me dio. Con razón ella es una damita tan amable, pues es originaria de por aquí de esta región. Ella siempre está hablando de Grass Valley. ¿Cuantos de Uds. conocen al Señor y a la Señora Arganbright, aquí en los alrededores de Grass Valley? Bien, está bien. ¿En dónde está Ud. Señora Arganbright? No la he visto a Ud. en mucho tiempo, se escabulló… Allí está. Si. Dios la bendiga. Su hogar es mi segundo hogar, una gran mujer originaria de Grass Valley. Y ella siempre ha tenido una carga por esta gente. Hermano Arganbright, si esta es su primera noche aquí, quiero decirle que yo estaba en las arboledas orando cuando Ud. visitó hoy a mi esposa e hijos. Lo siento que no haya estado allí para verlo y para conocer a su amigo.
8Les diré que he visto suceder algo entre Uds. aquí que yo no lo he visto en ninguna ciudad Americana. Y es que he visto Cristianos reconocer que estaban errados, respecto a la Palabra de Dios, y pararse y pedir misericordia. Sí. Eso me dice a mí que un avivamiento pudiera iniciarse. Sería maravilloso, todo lo que he predicado alrededor del mundo, y especialmente en América nunca había visto antes grupos de Cristianos, que cuando la Palabra es traída para mostrar la Palabra, ellos se levanten y digan (testifiquen) que están errados. Y no solamente eso, sino que ministros estaban incluidos. Eso es sinceridad. Me gusta eso. Hermana Arganbright, la hicieron que se parara.
9Voy a avergonzar a mi esposa, pues ella es la persona más tímida del mundo. Ella está presente aquí en esta noche. Amor, sé que me vas a decir algo después por hacer esto, pero voy a pedirle a mi esposa que se ponga de pie. Ella es la mujer mas dulce en todo el mundo, para mi. (La congregación aplaude-Ed.)
10Mi hija, mi hija mayor, Rebeca. Bien, amor, yo sé que estás quemada por el sol, pero quiero que te pares de todas maneras. Muy bien, Rebeca. Ella es mi hija, Rebeca. (La congregación aplaude-Ed.) Gracias. Gracias.
11Hermano Jewel Rose, ¿cuántos le conocen? Una noche el invitó a mi esposa a que subiera a la plataforma en donde yo estaba, después que ya había empezado. Y ella sintió desmayarse. Desde entonces ella lo evade en donde quiera que ella lo Ve; ella lo evita porque tiene miedo que el la vuelva a llamar otra vez a la plataforma.
12Una vez le dije a ella, "Una de estas noches, voy a llamarte para que nos hables un poquito.
13Ella me contestó, "Ten listo un balde de agua, porque me voy a desmayar."
14Mi esposa es una persona muy amable. Si hay algún crédito que dar a la familia Branham, que se lo den a ella. Ella es la que se ha parado entre el público y yo. Y todas las cosas que se han hecho bien, ella las ha hecho.
15Yo espero que cada joven aquí, cuando el se case, el tome una esposa y que vivan tan felices juntos al igual que mi esposa y yo lo hemos sido en estos veintidós años que hemos estado casados.
16"Aquel que encuentra una esposa, ha encontrado una cosa buena." Como Salomón dice: "Una buena mujer es como una joya en la corona de un hombre. Una mujer impía es como agua en sus venas." Y su torrente sanguíneo es su vida. Así que, una mujer impía es la peor cosa que un hombre puede tener. Y una pía, es la mejor cosa que él puede tener, después de Salvación. Si Dios le pudiera dar una cosa mejor a un hombre que una esposa, El se la hubiera dado, porque Dios les da a Sus hijos solo las cosas buenas. Y El le dió una esposa y yo estoy agradecido por eso.
17Y el ver a las mujeres… Las exhorté un poco anoche. Hay una Escritura que condena la manera que estas mujeres Pentecostales están vestidas, como usan su pelo, y su conducta. Ud. dice, "Eso no tiene que ver nada." ¡Seguro que sí!
18Le quiero preguntar algo. El Hermano Harrel aquí, él es un misionero y sabe.
19En Durbin, África del Sur, estaban mujeres allí sentadas desnudas así como vinieron al mundo; nunca habían usado nada de ropa, solo una pequeña blusa, una blusa de diez o quince centímetros enfrente. Y allí estaban paradas y desnudas como estaban, puestas de pie después de este gran y maravilloso milagro que sucedió en la plataforma. Y en ese grupo había cerca de diez mil mahometanos que aceptaron a Cristo a la misma vez, en esa misma reunión. Y entonces allí cuando… Estas mujeres y hombres se pusieron de pie y aceptaron a Cristo.
20Y el Hermano Bosworth me dijo: "Hermano Branham, Yo creo que tu deberías de hacer el llamamiento otra vez. Yo creo que ellos quieren decir, 'Sanidad física'."
21Y yo les dije ante quince diferentes intérpretes. Ud. sabe el tiempo que toma… Ud. tiene que anotar lo que ha dicho, para cuando ellos… Ud. dice, "Jesucristo, el Hijo de Dios, vino a salvar pecadores." Y uno dirá: "blu, blu, blu," y otro dirá: "nic, nic," esto es, "Jesucristo, El Hijo de Dios."
22Ud. sabe, yo solía escuchar a la gente hablar en lenguas, y pensaba, "Señor, eso no puede estar bien." Pero la Biblia dice que no hay un solo sonido que no tenga un significado." No hay. Cuando yo escuché eso, a algunos de ellos hacer como pájaros y a otros hacer ruidos como insectos, y todo eso. Pero eso quería decir algo para ellos, sí, cada sonido tiene un significado.
23Y cuando ellos terminaron, Yo dije: "Bien, aquellos que realmente saben que no es la sanidad física sino es aceptar a Cristo como su Salvador, un Cielo adonde ir, si Ud. cree en el Hijo de Dios, acéptelo a El como Su Salvador personal y ¡"estrelle" sus ídolos en el suelo!" Y ellos los arrojaron al suelo. Y continué diciendo, "En estos momentos levanten sus manos a Ese Dios y dele a Él la Alabanza. Y le dará a Ud. el Espíritu Santo!"
24Y estando parado allí, vi a esas mujeres que estaban completamente desnudas, y tan pronto como Cristo las tocó, ellas se fueron de allí con sus manos cruzadas sobre sus bustos. Y cuando las volví a ver otra vez, ellas estaban vestidas.
25Ahora, si Cristo puede hacer a una pagana (desnuda) darse cuenta que ella está errada andando desnuda, y estas mujeres que profesan ser Cristianas cada año se desnudan más, yo no entiendo eso. Hay algo mal en alguna parte.
26Una pagana inculta, estando allí parada, nacida en este mundo sin nunca haber tenido el conocimiento que estaba desnuda, ella no sabe que está desnuda. Pero deje Ud. que Cristo venga a ella y ella se dará cuenta que está desnuda, tanto así, que tratará de cubrirse ella misma lo más que pueda, doblando sus brazos sobre su busto y se irá. Dos o tres días después, Ud. la encuentra y verá que está vestida.
27Ahora, hay algo mal en alguna parte, y yo estoy seguro que no está en Cristo. Oh, ¡yo creo que la Palabra es perfecta!
28Como amo la jornada de Abraham. ¿Ud. no? Me he quedado en él por mucho tiempo, espero llegar a Jehová-Proveerá en esta noche. Hace tres ó cuatro noches que leí mi texto, y no he podido llegar a él.
29Una vez allá en Jeffersonville, prediqué sobre Job, y casi por un año me quedé en el libro de Job, predicando cada Domingo y cada Miércoles sobre Job. Y finalmente lo senté en la ceniza, y allí lo dejé por cerca de tres ó cuatro semanas. Y una preciosa hermana se armó de valor para escribirme, y me dijo, "¿Hermano Branham, cuando va a quitar a Job de la ceniza?"
30Bien, me imagino que Ud. se está preguntando cuando voy a llevar a Abraham para que mire a Jehová-Proveerá.
31Pero yo tenía un punto. Abraham, es decir, Job, sentado en la ceniza, Eliú reprendiéndole. Dios probando a Su santo, permitiendo que todo le sucediera. (Hasta que llegué al punto en donde podía culminar todo el asunto y puse todo en su lugar.) Entonces el Señor descendió en un remolino, los relámpagos empezaron a alumbrar, y los truenos a tronar. Y el Espíritu de Dios vino sobre el profeta y él se puso de pie y dijo, "Yo sé que mi Redentor vive," fíjese que dijo, "Redentor." Y en los postreros días El me levantará del polvo de la tierra. Y aunque los gusanos destruyan este cuerpo, yo sé que en mi carne veré a Dios; A Quien miraré por mismo, con estos mis ojos lo miraré, y no con otros." ¡Oh, que lección aquí! Tomó mucho tiempo para traer al la gente al punto exacto, al Espíritu correcto, para hacer que eso penetrara. Pero una vez que esto penetró, el altar estaba lleno con gente arrepintiéndose.
32Si Ud. está guiado por el Espíritu, tome su tiempo hasta que Ud. esté bien alineado con el blanco. Alineémonos con el blanco, ¡la Biblia! Yo creo que Dios quiere que nos alineemos con el blanco. El Espíritu Santo se alineó con los apóstoles, mejor dicho, ellos se alinearon con el Espíritu Santo. Y yo creo que nosotros podemos hacer la misma cosa, por la misma Palabra. ¡Él ha dado en el blanco! ¡Y si él le pegó una vez, en el centro, lo puede hacer otra vez! ¡Pero Ud. tiene que estar alineado con el blanco! Esté seguro que su respiración, el jalón del gatillo, todo esté perfectamente bien. Yo tiro al blanco, yo sé lo que es esto, el estar en una competencia y de poner un rifle en línea el blanco.
33Una vez yo envié un modelo setenta y cinco, pequeño a la Compañía Winchester. Yo no podía darle al blanco a una distancia de cuarenta y cinco metros aproximadamente, pues pegaba como a medio centímetro arriba. Y la Compañía Winchester al regresármelo me decía, "Reverendo Branham, este rifle está hecho para que a una distancia de veintidós metros y medio, cinco balas den en un centro de dos centímetros y medio." Ahora, esa fue la compañía que lo hizo. Yo sé que no es así. Yo le acabo de pegar con el nueve tachuelas de alfombra en la pura cabeza, a una distancia de cuarenta y cinco metros. Así que yo sabía que estaba bien alineado. Así que seguí trabajando con él, y trabajando con él, hasta que lo alineé otra vez.
34Ahora, la misma cosa es con la Palabra de Dios. Esas cosas que los apóstoles hicieron, esas cosas que Cristo prometió, tenemos que alinearlas con la Palabra, con el Espíritu. Si lo hizo en una ocasión, lo hará otra vez, porque es Dios. Y Dios es la Palabra, y El no puede fallar.
35Debe de estar bien equilibrado, un rifle puede estar un poquito suelto en el antebrazo, un poquito suelto o muy apretado, cualquier cosa que lo desequilibre, como el poner el peso de su dedo en el rifle porque (aunque dispare perfecto) el peso de su dedo lo sacará de balance. Ud. tiene que tener todo perfecto.
36Y así es de la manera que tiene hacerlo en el Cristianismo, para hacer que la Palabra, se haga manifiesta y obre perfecta, Ud. mismo con la Palabra y con Dios, tiene que estar perfecto, y entonces le pegará al blanco. ¡Tiene que ser! Por lo tanto, al predicar, Ud. tiene que sentir el Espíritu perfectamente, y luego lo alinea, dispara, y dará al blanco. 37 La gente que ha estado sentada en las reuniones, muchas veces me ha preguntado, "¿Hermano Branham, no he oído nada acerca de sus reuniones?"
38Yo no tengo promociones como los otros hermanos tienen. Ellos tienen revistas, tienen la radio, la televisión. Yo solamente predico y trato de representar al Señor Jesús. La gente lo ve, lo cree, sanan. Dios lo sabe, esto es todo lo que es necesario. ¿Ve? Nosotros no… No se va a escribir historia. No se preocupe por eso. No va haber tiempo para escribir historia. Yo creo que Jesús viene. Eso es lo que yo creo. Y yo quiero vivir hoy como si Él fuera a venir hoy o mañana. No grandes y numerosas escuelas, y demás. ¿Por qué hacemos estas cosas y luego predicamos que Jesús viene? Porque nuestras propias obras testifican en contra de nosotros. Esto es la verdad. ¡Jesús viene, tengamos la iglesia lista para El! Estemos listos. ¡Oh, cuanto le amo!
39Inclinemos nuestros rostros para orar. Oh cuánto amo ver a la gente cuando reverentemente inclinan sus rostros. Mantengámonos en silencio por un momentito para el estudio. Queremos tomar nuestro tiempo. Mañana es Domingo, el día sabático, el día sabático Cristiano. Y no quiero que Ud. llegue tarde a la escuela Dominical, aunque tampoco queremos apresurarnos mucho en estas cosas.
40Piense en estos momentos: "Señor, ¿el deseo que está en mi corazón en esta noche, es de acuerdo a Tu voluntad?" Si es así, entonces Ud. medite en El. Si Ud. piensa en su deseo, y lo rectifica con el programa de Dios, y si parece que está de acuerdo con el programa de Dios, entonces le pido que levante su mano a Dios, y diga: "Dios, recuerdame, esto es lo que yo necesito." Piense con sinceridad. Dios le bendiga. Muy bien. El Señor le bendiga. Esto está muy bien. Continúen levantando sus manos. El las ve todas. El sabe todas las cosas. Muy bien. Dios le bendiga. Amén. El señor le bendiga. Muy bien. Continúen meditando y levantando sus manos. Estoy viendo cada mano que se levanta. Muy bien. Correcto.
41Padre Celestial, venimos acercándonos otra vez al Trono de Misericordia, en el Nombre Todosuficiente del Señor Jesús. Como dijo el poeta, "Permíteme que en el Trono de Misericordia, encuentre un dulce alivio." Dios, sus corazones están ardiendo por algo. Y permíteles en estos momentos que en el Trono de Misericordia, encuentren el alivio que Dios les envió, al gran Medico, y la fe por lo que ellos necesitan.
42Yo tengo mis manos levantadas. Yo tengo necesidades. Recuérdame, Señor.
43Recuerda toda esta gente que está representada aquí por estos pañuelos. Oh, como han venido testimonios por causa de estas cosas. Reverencia. Allá lejos de estas colinas arenosas de aquí, en alguna parte, madres enfermas, padres, pequeñitos, gente en el hospital, un anciano ciego, padre, sentado en un pequeño cuartito atrás, con un bastón blanco en su mano, esperando el retorno de estos pañuelos. Dios, ten misericordia. Concédelo Señor, que en cualquiera que estos sean puestos, haz que el enemigo pierda su poder y su fuerza, y puedan librarse y ser sanos. Aquí hay uno que escribió, "cáncer." Haz que ese diablo huya de esos cuerpos. Y haz que el Espíritu Santo, mientras Dios mira hacia abajo a través de la Sangre de Su Propio Hijo quien murió por este propósito, haz que el gran sacrificio sea suficiente en esta noche, y la fe fluya abundantemente en ellos para que puedan recibir su sanidad. Concédelo Señor. Bendice Tu Palabra. Ayuda a Tu siervo, úngenos para servicio. Unge cada corazón que escucha. Y lo que vamos a hablar hoy, Padre, Tú dinos lo que hay que decir, y dinos lo que hay que hacer. Estamos esperando que Tu estés con nosotros en esta reunión.
44Gracias por las hermosas alabanzas, esos himnos hermosos. Este hermano joven de color, Hermano Heimer, que cantó ese hermoso himno, El Galileo. Permite que ese Galileo Extranjero pase en esta noche. Haz que escuchemos Su voz diciendo a la mente atribulada, como El le habló a las embravecidas aguas, "Sea la paz." Y haz que cada corazón atribulado sea sanado. Te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. "Y él llamó el nombre de aquel lugar Jehová-Proveerá, por tanto se dice hoy, En el monte de Jehová será provisto."
45Queremos principiar con este gran carácter. Y mañana... Ahora, Dios mediante, vamos a tratar de terminar con Abraham en esta noche. Y mañana tal vez tomaremos un texto referente a Sanidad Divina.
46El Señor ha sido bueno con nosotros. Hemos estado escuchando testimonios de las cosas que están sucediendo. ¡Y estoy muy contento! Tuvimos anoche una línea de oración, y no hubo una sola persona enferma que viéramos en la reunión, que estuvieran en sillas de ruedas, ni en ningún lugar, que no se hubieran levantado y se hubieran ido caminando.
47Y cada noche el Espíritu Santo ha venido en Su magnificencia, en Su augusta Presencia, y ha ido por toda la audiencia, declarando El mismo, que El está aquí. Entonces deberíamos de creerle a Él. ¿Ve? El quiere que Ud. le crea a Él. El honor más grande que Ud. podría darle a Dios, es creer en El. Ud. debe creerle. "Aquel que viene a Dios, debe creer que le hay." ¡Crea en El!
48La razón por la cual estoy tomando la peregrinación de Abraham, es porque estoy tratando de crear fe para un gran clímax, dejar la gente vea quienes son.
49Ese es el problema. Mientras vamos en la jornada, he encontrado dos clases de personas. Una de ellas es Pentecostal, y la otra es fundamentalista. Ahora, los fundamentalistas saben quienes son posicionalmente, lo que ellos son, pero no tienen nada de fe. Los Pentecostales tienen fe, pero no saben quienes son. Ahora, es al igual que un hombre que tiene dinero en el banco, pero no sabe cómo escribir un cheque; y el otro, puede escribir un cheque, pero no tiene dinero en el banco. Pero si Ud. pudiera juntarlos, algo podría suceder. Si Ud. pudiera juntar la fe Pentecostal y la doctrina fundamentalista, o si Ud. pudiera juntar la doctrina fundamentalista y la fe pentecostal, algo iba a suceder. Esto es verdad.
50Ahora, quisiera dar un testimonio en estos momentos, y es de cuando vi en una escuela Luterana, que cuatrocientos recibieron el Bautismo del Espíritu Santo mientras les hablaban sorbe ello. Oh, mi Señor, fue un glorioso espectáculo, cuando ellos supieron eso. No porque son Luteranos, ellos no son contados en el número.
51No hay nada en contra la iglesia Luterana, Bautista, Metodista, o lo que Ud. sea, Católico. Yo no estoy en contra de esas cosas. Yo no estoy en contra de esa gente. El sistema que los domina es en contra del que hablo. No en contra de los individuos, ellos son seres humanos por quienes Cristo murió; Católicos, Judíos, cualquier cosa que la persona pudiera ser. Es el sistema. Como los Mahometanos, Shiitas, Jain, o sistema. Como los Mahometanos, Shiitas, Jain, o cualquier cosa que pudiera ser, es el sistema. Buda, es un sistema, ¿Ve? No la gente que adora a Buda; es el sistema que los aparta.
52Es la misma cosa con Jesús. Jesús no estaba en contra de la gente. El murió por ellos. Fueron esos sistemas que lo excluyeron a El que los apartaron a ellos de Él. Esa es la misma cosa hoy.
53Ahora, pensé de tomar a Abraham, porque fue a Abraham a quien la promesa le fue dada, y a su Simiente después de él. Regresemos un poquito atrás por un momentito, y tomemos un respaldo, para entrar de inmediato al texto en esta noche.
54Las tarjetas de oración serán dadas a cualquiera que desee que se ore por él. Y si no alcanza para todos en esta noche, les daremos mañana. Todo aquel que desee que se ore por él, debe tener una tarjeta de oración. Y esté aquí a la una y media mañana, para que recoja su tarjeta de oración, porque queremos principiar la reunión a tiempo. Y oraremos por cada persona que tenga su tarjeta de oración el día de mañana. Hemos estado tratando todas las noches, de llamar a esos que no tienen tarjetas de oración puedan estar en la línea de oración. Y los otros son llamados de la audiencia, sin tarjeta de oración, no significa nada. Pero Ud. le da a una persona una tarjeta de oración y sanan en esos momentos como cuarenta por ciento, con solo pensar que Ud. va a pasar por la línea; algo de que Ud. pueda agarrarse, algo que Ud. puede mirar, ó algo más. Los hermanos le darán las tarjetas de oración mañana a la una y media, y así ellos pueden terminar a las dos en punto, y tener tiempo de hacer el resto de las actividades del día.
55Y Uds. quienes desean las fotografías, el libro, ó la cinta, lo tendrán hoy por la noche. No se venderá nada en Domingo; nunca hemos permitido esto, de vender en Domingo. Nosotros respetamos el Domingo, no vendemos nada en los Domingos. Y estos libros y cosas no tienen nada que ver conmigo, son libros que la gente escribió acerca de mi ministerio. Fotografías que la Asociación Fotográfica Americana, tomó y pertenecen al Estudio Douglas, están registradas. El libro pertenece al Hermano Gordon Lindsay y a Julius Stadsklev. Nosotros los compramos y los traemos a la reunión, y los vendemos por casi el precio que nosotros los cogemos y perdemos en ellos. Nosotros siempre decimos esto, si alguno… yo les he dicho a los hermanos que venden los libros "que si un hombre o una mujer, que sean pobres, vienen aquí, y no tienen dinero para comprar un libro, les he dicho que se los den. Y que yo respondo por ellos." Si Ud. compra un libro y Ud. piensa que no vale la pena, regréselo. Y Ud. recibirá el dinero que pagó por él, ¿Ve? El libro es solamente para ayudar a su fe. Eso es todo lo que estamos tratando de hacer por Ud., de otra manera, no lo permitiéramos aquí. Esto es exáctamente la verdad. Así que recuerde, que en esta noche estarán en el lugar de venta. Bien, quisiera haber tenido el tiempo para haberles contado el testimonio del Señor y la Señora Wood, buenos amigos míos, de cómo su hijo fue sano de polio. Y tantas otras cosas que están sucediendo en personas que están aquí en la reunión.
56Ahora, volvamos a Abraham. Primero, Dios encontró a Abraham, y El hizo un pacto incondicional con Abraham. El nada tenía que hacer; Abraham solamente tenía que creer en Dios. El pacto fue puramente por gracia, e incondicional. No "si tú lo haces"; Dios dijo: "¡Yo ya lo hice!" Y ahora cada hombre…
57Recuerde, toda Simiente de Abraham que ha venido a Dios, viene de la misma manera. ¡No es algo que Ud. pueda ó pudiera hacer! Ud. puede salvarse a sí mismo, tanto como que si Ud. pudiera desatarse los cordones de sus zapatos y saltar a la luna. Ud. no puede salvarse a sí mismo. Ningún hombre buscó a Dios; es Dios buscando al hombre. "Uds. nunca me escogieron a Mi”: dijo Jesús, "Yo los escogí a Uds." La primera vez…
58¿Pudiera Ud. decirle a un cerdo que está mal que el coma desperdicios? El le contestaría que se ocupe Ud. en sus propios asuntos. Por lo tanto, se necesitaría algo que le pudiera cambiar su naturaleza, para hacerle ver que está errado. Algo tiene que sucederle cerdo, primeramente.
59Esta es la razón por la cual los así llamados Cristianos muchas veces se revuelcan en el lodo, regresan al pecado, y es porque… Ud. no pudiera bañar a un cerdo y pintarle sus uñas, y sus labios. Eso, eso está mal, sea lo que sea. Lápiz labial, ó algo, ¿así se llama? Yo me confundo con toda esa mezcla. Ud. sabe lo que es. Ud. le pone a una cerda un poquito de lápiz labial, y-y Ud. sabe, y todas las demás cosas, ella se irá directamente al trochíl a revolcarse otra vez. ¿Por qué? Porque ella ha sido una cerda desde el principio. La única manera que Ud. la va hacer diferente, es cambiándole su naturaleza.
60Esta es la única manera que un hombre ó una mujer se puede alinear con Dios, y es cambiando su naturaliza, limpiándose, muriendo al pecado del viejo hombre y siendo nacido otra vez por el Espíritu se Dios. Y así es, porque Cristo es el Espíritu de Dios, y Cristo es la Palabra. Entonces, él testificará con la Palabra. Esta es de la única manera que nosotros lo haremos.
61Ahora, Abraham estaba buscando por una Ciudad cuyo Arquitecto y Hacedor era Dios. Y hoy día nosotros somos peregrinos, extranjeros, que estamos buscando una Ciudad cuyo Arquitecto y Hacedor es Dios. ¡Mire! Abraham, antes de que aún lo hubiera sabido, ya había en él algo como un instinto, que lo hizo buscar la Ciudad.
62Hoy, al ir pasando con mi esposa por un lugarcito, dije: "Este lugarcito acogedor aquí en la montaña, quizás hace trescientos años, había aquí grandes y altos pinos, buena madera. El hombre vino, los cortaron, contaminaron los ríos. Ha de haber sido un hermoso lugar para vivir aquí." Sí, pero Ud. Ve, él construyó casas. Se empezaron a multiplicar. El pecado y la violencia empezaron a entrar. Hollywood se acercó más, lo trajeron por cine y televisión. Y ahora está contaminado, lleno de pecado, ¡en cada ciudad!
63Y seguramente, como personas que son, hay algo en ellos que les gusta vivir juntos, ser vecinos, y ser justos. ¡De seguridad existe una Ciudad en alguna parte! ¡Un abismo llamando a otro abismo otra vez!
64Y Abraham miró las ciudades de su tiempo, Ur de los Caldeos. Y se dio cuenta porque había algo en él llamando, de que había una Ciudad que era diferente, y cuyo Arquitecto y Hacedor era Dios. Y Dios vio eso en Abraham y le dijo: "Sepárate y sal fuera de aquí."
65Ahora, una cosa que quiero que Ud. se fije, es que Abraham obedeció la Palabra de Dios a la letra.
66¡Siempre recuerde esto! Este es mi Mensaje. Ud. debe obedecer la Palabra. Y cualquier cosa que sea contraria a Ella, déjela por la paz. Puede parecer bueno, pero, Ud. no razone la Palabra de Dios.
67La primera cosa que hizo Satanás, fue razonar la Palabra de Dios con Eva. Ella nunca la dudó. Ella la razonó. Satanás la razonó.
68Y esta es la manera que lo hacen hoy día, dicen: "¿No es razonable que hagamos esto? ¿No es razonable?" ¡Si es en contra de la Palabra de Dios, déjela por la paz. ¡Es la voz de Satanás.
69Deje que la Palabra, si la Palabra está en Ud… "Si tú habitas en Mí, y Mi Palabra habita en tí, pide lo que quieras." ¡El espíritu Santo! "Si tú habitas en Mí y Mi Palabra habita en ti," esto es la Palabra hecha carne, "pide lo que quieras y te será dado." Esta es la manera. Quítese todos los credos, todas las cosas, y aférrese a la Palabra porque ella es Cristo. Fíjese, entonces se manifestará.
70Alguien dijo: "Hermano Branham, ¿cómo sabes estas cosas? ¿Cómo?
71Esto que Ud. ve aquí en la reunión es una cosa "amateur". Todo aquel que ha estado aquí en las reuniones, lo sabe. El Espíritu Santo revela cosas que han sucedido semanas y meses después. Y pregunte a cualquiera, "¿Han Fallado una sola vez?" No pueden fallar, ¿Ve? "¿Cómo lo sabes?" Porque es una Promesa de la Palabra, y la hora está aquí. Tiene que suceder. Ahora, yo no lo sé, habrá muy pocos, una minoría que lo creerá, pero tiene que predicarse de todas maneras. ¿Se ha fijado Ud. que siempre ha pasado desapercibido por la gente, y es hasta que ya pasa cuando lo reconocen? Siempre ha sido así.
72Les pregunto a Uds. Católicos, ¿sabe Ud. lo que su iglesia ha hecho? Juana de Arco fue una verdadera santa de Dios y porque ella hacía milagros de Dios, profetizaba de Dios. La llamaron bruja, y la quemaron atada a un poste; y ella gritaba por misericordia, pero aún así la quemaron. Cientos de años después, Uds. se dieron cuenta que había sido un error, y entonces la hicieron santa. Ella estuvo entre Uds., pero Uds. no la reconocieron. Elías pasó y ellos no lo reconocieron y dijeron: "¡Es un impostor!"
73Cristo pasó, pero ellos no lo reconocieron hasta después de Su muerte, entierro y resurrección. Dios lo establece así. Y esto absolutamente ciega los ojos del incrédulo. Y muestra… El dijo: "Yo lo escondo de los ojos de los sabios y prudentes, y lo revelo a los niños como estos que quieren aprender." Cristo le dio gracias a Dios por hacer esto. ¿Ve? Humíllese a sí mismo. Créale. Pruebe la Palabra.
74Jesús dijo: "Escudriñad las Escrituras, porque en ellas os parece a vosotros que hay Vida Eterna, y ellas son las que testifican de Mí. Uds. deberían de haber reconocido la hora." El dijo, les dijo a los Fariseos: "Hipócritas, Uds. pueden discernir la faz del cielo, pero las señales del tiempo, Uds. no pueden discernirlas. Porque si vosotros me hubierais conocido, vosotros hubierais conocido Mi día." El pasó entre ellos, y no lo reconocieron hasta que El se había ido. ¡Fíjese Ud. la importancia de la Palabra!
75Y fíjese en otra cosa, ya que estamos en esto, Lot. Jesús dijo: "Recuerde la mujer de Lot." Si la Palabra no es tan importante así, entonces el razonamiento está correcto; cuando ese Ángel le dijo a Lot y a su familia, "¡Vayan a Zoar, pero no miren hacia atrás!" Y la esposa de Lot, por una cosita tan insignificante como el voltear y mirar atrás, pero eso era contrario a la Palabra, ella se convirtió en un pilar de sal.
76Y luego dice Ud. "¿Porqué les digo a las mujeres de cortarse su pelo, y de usar ropa…?" ¡Dios dijo no lo haga! Ud. siga la Palabra. Y Lot tenía, sin duda alguna, una buena mujer, pero ella no siguió el Mandamiento de la Palabra. ¡Lot! Eva era una buena mujer, pero no siguió el Mandamiento de la Palabra; solamente razonó un poquito con ella.
77"¿No es razonable, Hermano Branham, que deberíamos hacer esto? Yo soy un ciudadano Americano, yo tengo derecho de hacer lo que me plazca. Eso es mi privilegio como Americano." Es su privilegio como Americano, es su privilegio como ciudadano Americano, pero no es el privilegio Cristiano. Porque si Ud. es Cristiano, Ud. es una oveja; y una oveja renuncia sus derechos. Ella se queda quieta y permite que Ud. le quite todos los derechos que tiene. Pero un chivo, pateará y hará una tempestad de ello. Esto es verdad. Pero una oveja renuncia sus derechos. Y un Cristiano siempre renuncia sus derechos nacionales si son contrarios a sus derechos Cristianos.
78La mujer de Lot solamente miró hacia atrás (El Hermano Branham truena sus dedos -Ed). ¡y eso fue todo! Ahora, ¿qué le hizo hacer eso? Esto se nos habla aquí como un ejemplo, de las cosas que Abraham y Lot pasaron. Y nosotros, no podemos pasarlas por alto.
79Hebreos, el capítulo once, dice asía: "Estas cosas fueron escritas para nosotros como ejemplo. Por tano nosotros también, teniendo en derredor nuestro una grande nube de testigos, debemos de dejar a un lado todo pecado." ¿Qué es pecado? ¡Incredulidad! "Cada pecado, toda incredulidad a la Palabra de Dios, que tan fácilmente nos asedia." 80 Predicamos en contra de algo y dicen: "Bien, ellos predican eso, que fue…" ¡No haga eso! Ud. haga lo que Dios le dice que haga. ¡Obedézcalo a la letra! Ud. dice: "Eso no tiene que ver nada."
81Muy bien, la única cosa que yo puedo decir es que la Palabra lo dice. Y Jesús estrictamente lo puntualizó al decir: "Recuerde a la mujer de Lot." Ella discretamente miró sobre su hombro. Eva solamente se detuvo por un momento. Eso fue todo lo que ella hizo. La esposa de Lot sólo miró hacia atrás. Y Dios convirtió a la esposa de ese hombre justo, Lot, en una estatua de sal, solamente por esa pequeña cosita, el sólo mirar hacia atrás y ver el fuego, fue suficiente para desobedecer los mandamientos de Dios y por eso se convirtió en una estatua de sal, y todavía permanece hasta hoy como un ejemplo de que Dios cumple lo que El dice.
82¡Oh, si una fe real pudiera anclarse en las gentes! "Fe viene por el oír, y oír la Palabra de Dios."
83Eva se detuvo por un momento; eso era todo lo que ella tuvo que hacer, y Satanás la atrapó y razonó con ella. "¿No es razonable? Si la Hermana fulana de tal puede hacer esto, ¿qué no lo puedes hacer tú también? Ella es la esposa del pastor." A mí no me interesa quien sea ella, o quien sea él. Si es contrario a la Palabra, no lo escuche Ud. ¡Siga adelante! ¡Ejemplos!
84Esa es la manera como Abraham lo hizo. ¿Cuántas razones piensa Ud. que la ciencia médica le podía haber dado a él, en aquel día, diciéndole que no iba a tener ese niño? ¿Y qué, cuando él tenía setenta y cinco años de edad? Pero luego lo encontramos después, cuando él tenía cien años de edad, creyéndolo todavía más que cuando primero creyó, tenía veinticinco años creando más fe en ello. Me gusta esto. Sí, señor.
85Quisiera llamarle su atención a algo más antes de que terminemos. ¿Se fijó Ud.? Espero que Ud. lo haya captado. En la confirmación de ese pacto, cuando lo escribieron y lo partieron, ¿lo captó Ud.? Levante sus manos si lo captó, si supo lo que significaba. El pacto escrito y partido, Dios tomando la manifestación de la trinidad, y haciéndola una; rompiéndola, llevándose el cuerpo arriba, y enviando de regreso el Espíritu Santo para vivir en la Iglesia, y producir la misma cosa que ese cuerpo produjo, como una esposa, una Novia; el mismo Espíritu, las mismas obras, la misma Doctrina, todo exactamente igual de la manera que El lo tuvo, la misma señal, "Jesucristo el mismo ayer, hoy y por los siglos." ¡Fíjese! Quizás halla un Judío que esté sentado aquí.
86¿Ve?, Dios hace estas cosas, y las hace entre la gente y todavía ellos no lo captan.
87Como cuando yo estaba explicando el porqué una mujer se cubría su rostro con un velo cuando ellas se casan. ¿Por qué? Pueda ser que ellas no entiendan eso. Pero lo que están haciendo, es dar a saber que ellas son un cuerpo, pero que no tienen cabeza, el hombre es la cabeza de ellas. Esa es la razón que Rebeca se cubrió su rostro. Y por esto es que la Iglesia debería de cubrirse y de rendirse a Cristo, porque El es la Cabeza, y El es la Palabra.
88Ahora, el Judío, el Yom Kippur, cuando ellos toman la comunión, o la Pascua, todos saben, esto es un Judío, y él sabe que debajo de la tapadera está un pedazo de ostia quebrada. Y no hay un Judío que yo conozca, y que haya platicado con él, que pueda explicarme el por qué de ese pedazo de ostia quebrada. ¿Por qué? Aquí está eso en la confirmación del pacto, el cuerpo quebrantado de Cristo, cuando El separó Dios del hombre, El era ambos, Dios y hombre. Y cuando El quitó el Espíritu… Y Jesús dijo, escuchen: "En aquel día sabrán que Yo estoy en el Padre y el Padre en Mí, y Yo en Uds. y Uds. en Mí." ¡Es Dios en Su pueblo! ¡El mismo Dios!
89El representaba, lo que estábamos hablando anoche. Dios descendió, letras mayúsculas Señor, Jehová-Proveerá, Jehová- rapha, Jehovámanasséh, Elohim, el Todo-suficiente, el Fuerte, el Dios de nutrientes pechos, todos Sus títulos y todo manifestado en un cuerpo humano que comía alimento como humano y después se desapareció de su vista. ¡Dios!
90Y Jesús, cuando El vino, dijo: "Como fue en ese día, así será." ¡Dios!
91Es la ostia quebrada debajo de la cubierta, la porción quebrada; no lo que ellos toman, pero lo que realmente representa. ¿Por qué ellos no lo entienden?
92De la misma manera cuando Jesús tomó los escritos y empezó a leer. El leyó parte del verso, y el resto no lo leyó, porque la primera porción era pertinente a su día. El resto del verso, correspondía a Su Segunda Venida.
93Esta es la razón, por la cual los Judíos no pueden entender eso, pero ellos tuvieron que ser cegados. Ellos no vieron a su Mesías, estando El allí. Y cada vez que toman su-su Pascua, allí está la ostia quebrada otra vez, y no lo saben. Yo le pregunté a un rabí, y él me dijo: "Hemos sido enseñados a hacer eso." Yo le pregunté: "¿Por qué lo hace Ud.?" Y él contestó: "Yo no sé. Nadie sabe por qué."
94¿Ve?, la mujer cubre su rostro con un velo, y ella no sabe por qué. Pues en lugar de permitir que su esposo sea su cabeza, ella es la cabeza de su esposo. Eso es perversión. Y ésta es la actitud Americana.
95Pero, eso es la ostia quebrada. Luego notamos, y quiero que Ud. se fije, mientras damos este respaldo antes de que entremos a la parte de la que realmente queremos hablar en esta noche.
96Ud. recuerda anoche, que a Abraham, que el pacto fue hecho a Abraham y a su Simiente después de él. Ahora, había una simiente natural de Abraham producida por el acto de fe, pero la real Simiente de Abraham fue Cristo, la Biblia… él cuál era la Simiente Real de Abraham. Ahora fíjese.
97Abraham, antes de la destrucción por el fuego en aquel día, hubo una señal dada a Abraham, Su grupo elegido. Y ésa fue, que Dios descendió y tomó forma humana, volteando Su espalda a la tienda en donde estaba Sara y le dijo quien era Sara, y le dijo a Sara lo que ella estaba pensando en la tienda. Y Jesús vino y dijo que la misma cosa sucedería en el fin de esta edad. Ahora, ése fue Abraham.
98Entonces su Simiente natural, cuando el Mesías vino. Simón vino a Jesús y El le dijo que su nombre era Simón, y que él era el hijo de Jonás, supo el secreto de su corazón. Le dijo a Felipe, quiero decir, a Nataniel, aquel a quien Felipe llamó, le dijo: "Yo te vi cuando estabas debajo de la higuera." A la mujer en el pozo le dijo: "Tú tienes cinco maridos." Y ella respondió: "Señor, paréceme que eres profeta." ¿Ve?, el fin de la simiente natural de Abraham tuvo su señal.
99Y fue profetizado por la misma Simiente Real, Cristo, que la Simiente real al fin de sus días, recibiría la misma señal. Espero que Ud. lo capte.
100Lo cambió. Fíjese, Dios cambió el nombre de Abraham. Es mejor que deje esto por hoy. Y cuando regrese en un avivamiento más largo, entraremos en eso. El tuvo que cambiar su nombre terreno, por un nombre dado por Dios.
101Ud. dirá: "¿Tiene que ver algo para nosotros, el nombre?" ¡Oh, hermano, si Ud. tan sólo lo supiera! Yo no quiero mencionarlos, porque heriría sus sentimientos. Pero Dios tiene nombres que significan algo, y cambian todo el curso. Oh, Ud. dirá: "¡Tonterías!"
102¿Qué de Jacob? Antes que el viniera a ser príncipe delante de Dios, su nombre fue cambiado de Jacob a Israel. ¿Es esto correcto? Seguro. Pablo; de Saulo fue cambiado a Pablo. ¡Oh, y cuántos más podríamos citar, y decir que Dios cambió sus nombres! De Abram a Abraham, de Sarai a Sara, sus nombres fueron cambiados. ¡Oh, mi Señor! Que bendición estar en una iglesita con un grupo elegido y enseñar esto, ver los aleluyas en el corazón cuando Ud. ve lo que Dios hace.
103Ahora, anoche estaba explicando lo de "entre líneas" y lo de "confirmándolo." Quiero tocarlo otra vez antes que entre en otro texto. De que, Dios cambió Abraham de ser un anciano lleno de arrugas, cambió él a Sara, a ser una pareja joven, cambiando sus cuerpos físicos antes de que ellos pudieran recibir al hijo prometido. La última señal que ellos tuvieron, fue la manifestación de Dios en carne, que podía leer el corazón de una mujer que estaba en la tienda detrás de Él. Y la siguiente cosa, fue sus cuerpos fueron cambiados. Ahora, anoche ya se estaba haciendo tarde, y podía sentir algo de pregunta acerca de esto. Quiero traer esto un poquito más cerca.
104Ahora, la prueba de ello, fue que cuando ambos tomaron ese largo viaje, ellos absolutamente habían sido cambiados. Y la Biblia dice que "Ellos estaban bien entrados en años. Y el cuerpo de Abraham estaba como muerto, y la matriz de Sara estaba muerta." ¿Es correcto esto? Sabemos que ellos estaban como muertos, pero Dios los cambió. Ahora para probárselo a Ud., que El lo hizo. En primer lugar, ¿porqué ese Filisteo (o no…) sí, creo que era un rey Filisteo, se enamoró de Sara?, ¿de una anciana?, y ella era hermosa de parecer.
105Otra cosa. Cuando Isaac nació, Sara y Abraham eran muy entrados en edad, listos para morir, pero ellos vivieron más, e Isaac se casó cuando tenía cuarenta años de edad; Sara murió. ¡Y Abraham se casó con otra mujer, Cetura y tuvo cinco, o seis hijos, creo que fueron, a parte las hijas y sesenta años atrás él estaba como muerto! C-e-t-u-r-a, Cetura, él se casó con Cetura, cincuenta o sesenta años después de eso, y tuvo seis hijos a parte hijas, y sesenta años antes de esto, él estaba como muerto. ¡Aleluya! ¡Allí lo tiene Ud.! La promesa de Dios es segura. Amén. ¡Oh Yo le amo!
106Con el fin de estar sólo y leer. Hoy estando leyendo allá entre los pinos, encontré una cosita que quiero explicar.
107Israel. El pueblo de Dios un día estaba en Egipto, vendido en esclavitud, y no podían hacer nada al respecto. El gran plan de predestinación de Dios los había enviado allí. Él le había dicho a Abraham que ellos estarían por un tiempo en una tierra extraña por cuatrocientos años. Y que vendrían a ser como el resto de la gente y que serían esclavos. Y si un hombre Egipcio quería violar a las jovencitas Hebreas, nada se podría decir. Si ellos querían matar a los jóvenes, ellos los mataban y nada se podría decir ellos eran esclavos. Ellos les daban de comer el pan mohoso de ellos. Y se lo comían, o se quedaban vacíos, si se quejaban, ¡los mataban! ¡Qué lugar para el pueblo de Dios!
108¡Pero un día, aleluya!, Dios se acordó de la promesa que le hizo a Abraham. ¡Gloria! Ahora me empiezo a sentir religioso otra vez. Fíjese, Dios se acordó de la promesa que le hizo a Abraham. Y El ungió un profeta con la Columna de Fuego sobre él y vino a Egipto y empezó a recordarles que la promesa de Dios no podía fallar. Y Dios estaba presente para vindicar Su Palabra. Correcto. El les dijo de una tierra que fluía leche y miel, que Dios les había dado a ellos. Ellos salieron de Egipto con la fuerza del testimonio de este profeta que tenía la Columna de Fuego sobre él, porque él fue enviado. Y Dios lo había probado que El estaba con él.
109Ahora, cuando ellos llegaron a un lugar llamado Cades-Barnea. Ese fue en un tiempo la silla de juicio para el mundo, Cades-Barnea. Y entre ellos tenían un guerrero llamado Josué. Y la palabra Josué el gran guerrero… Ahora recuerde, ellos nunca antes habían visto esta tierra, ellos solamente habían oído acerca de ella. ¿Ve Ud. el tipo ahora? Solamente ellos habían oído de esa tierra. Habían renunciado a todo para ir a esta tierra, porque la Palabra del Señor se la había traído a ellos y les había confirmado que estaban en camino a esta tierra. Oh que tipo de la Iglesia yendo en su camino, no sabiendo nada acerca de ello, ninguno de ellos habían estado allí. (Pero Josué), cuando llegaron cerca de la frontera, a Cades, la silla de juicio, en donde juicio cayó sobre Israel, en donde uno quien había estado allá regresó. Josué cruzo el Jordán y entró a la tierra prometida y trajo las evidencias de que era exactamente como Dios dijo que era. Y ellos pudieron saborear las uvas que habían crecido en esa tierra bienaventurada.
110Ahora, se les había prometido que ellos iban a tener una tierra en donde ellos pudieran ser libres, que ellos pudieran criar a sus niños en decencia y temor santo, tener iglesia y demás. ¡Qué felices se han de haber sentido al cruzar a esa tierra y tener su hogar, después de haber estado en esclavitud! Fíjese, esto fue una gran cosa cuando ellos cruzaron al otro lado y vivieron sus vidas. Pero finalmente las laderas de las montañas se tapizaron de tumbas. Ellos llegaron a ser viejos, y murieron, envejecieron y murieron, ¡el pueblo de Dios!
111Pero un día vino otro gran Guerrero, el mejor de todos ellos, Jehová-Salvador, Jesús', vino y dijo: "¡Hay Vida más allá de la muerte! Porque en la casa de Mi Padre hay muchas mansiones. Si no fuese así, Yo no os lo hubiera dicho. Voy pues, a preparar un lugar, y regresaré otra vez y os tomaré a mí Mismo." ¡Y este gran Guerrero vino de Su Cades-Barnea, el Calvario, la silla de juicio para todos vosotros! Allí llevo sobre El, toda la iniquidad de nosotros. Y El cruzó el rio Jordán que vosotros llamamos muerte. Y en el tercer día El se levantó otra vez, como Josué cruzando de regreso el río, trayendo la evidencia de que "un hombre que muere puede vivir otra vez."
112Y El dijo, para probarles a Uds., "quiero que vayan y esperen en la ciudad de Jerusalén, Yo voy a darles una primicia de Esto. Yo voy a darles a Uds. la evidencia, un enganche." Y ellos fueron a la ciudad de Jerusalén y esperaron hasta que La Vida Eterna vino como un viento recio.
113Y hoy, después de dos mil años, todavía tenemos esa evidencia de que hemos pasado de muerte a Vida. Nuestro Josué ha traído la evidencia, y estomas en camino a esa Tierra prometida, probando de los dones celestiales de Dios que El nos trajo otra vez. ¡Fíjese, cuán hermoso! Mire en donde Ud. se encontraba. Borracho…
114Hoy conocí a un hermano, que sintió un extraño impulso de voltear en cierta calle, y de continuar en ella. No recuerdo el nombre del hermano. Tal vez él esté en esta reunión. Pero si no está quiero decir que Dios fue muy bueno con él. El es un Indio, un mestizo. El es de Virginia. Y el Espíritu Santo me dijo que no lo dijera. Yo había dejado a mi esposa afuera. Y El Espíritu Santo me dijo: "Vete por aquí y voltea en esta esquina." Yo fui allá, oh, siempre sucede exactamente. "Espera aquí," me dijo. Yo esperé allí por unos minutos. Y luego me dijo: "Voltea y regrésate por aquí." Y cuando lo hice, me encontré con el hermano.
115El me dijo: "Hermano Branham, yo lo conozco a Ud... Yo vine a Jeffersonville en una ocasión, a buscarlo. Y Ud. estaba en ultramar." El había sido un borracho toda su vida. Le tomé su mano, sin saber él lo que yo estaba haciendo. Y tenía cirrosis del hígado. Mientras estaba allí cogiéndole su mano, la vibración se fue de mí. ¿Qué pasó? El fue sano. Allí mismo en la esquina de una calle, aquí en esta ciudad.
116Yo no sé si el hermano… ¿está él aquí? Yo no sé. Si él está, él… Yo no sé. El dijo que quería regresarse a casa. Me imagino que tuvo que irse. El es Indio, creo que estaba casado con una mujer blanca. Y él es de Virginia. Se me olvidó su nombre. El vivió aquí en los alrededores de Logar ó algo así. Y él había recorrido todo Jeffersonville. Y él sintió un impulso de caminar hasta la esquina; y el Espíritu Santo me dijo: "Vete por aquí." ¡Oh Dios, ten misericordia! Allí lo tiene Ud.
117Podría tomarme horas y horas, en contarle a Ud. de cosas que he visto suceder como ésta. ¿Por qué? Porque Jesús, nuestro gran Guerrero, fue y conquistó la tierra, conquistó la muerte, conquistó el infierno, conquistó la muerte, conquistó el infierno, conquistó la tumba, se levantó en el tercer día, y dijo: "Yo soy El que estaba muerto, y que vive por siempre, y que tengo las llaves de la muerte y del infierno." Hay un Conquistador, desde que El rompió el velo en dos. ¡Allí está El!
118Como dijo una hermana de color. Perdónenme, amigos de color que están aquí. Ella dio un testimonio en la reunión, y su hablar era muy sureño. Ella dijo: "Bien, yo quiero decirles algo a todos Uds. en esta noche." Y dijo: "Yo sé que no soy lo que debiera de ser. Yo sé que no soy lo que quiero ser. Per una cosa si sé, y es que no soy lo que era antes." ¡Ella había salido de algo!
119¡Y yo digo que así es en esta noche! Una vez estuvimos perdidos en pecado. Y hoy, aceptando la evidencia, la promesa que ha retornado (el pago de enganche de nuestra salvación Eterna), nos hemos levantado de muerte a Vida, y estamos viviendo por encima de eso. ¿Cómo irá a ser cuando recibamos el pago completo, y crucemos al otro lado del río, nosotros mismos, a esa gloriosa tierra?
120¡Tiempo de grande prueba! Abraham, después de todas estas cosas maravillosas, él fue probado después de que recibió la bendición. Abraham fue probado.
121Aquí es en donde la gente falla. Ahora, escuche muy atentamente, no se lo pierda. La Biblia dice que "Cada hijo que viene a Dios, debe ser corregido, castigado, azotado. Y si nosotros no podemos llevar el castigo, entonces venimos a ser hijos bastardos, y no hijos de Dios." Esto prueba que nuestra fe no era lo que nosotros decíamos que era, no teníamos lo que nosotros profesábamos tener. Estamos entrando en un Calvinismo real y bueno, así que tenemos que fijarnos en esto. Ahora fíjese, "Cada hijo que viene a Dios debe ser corregido, castigado," la Palabra lo azota y lo corta en pedazos, le quita todo credo en el que está parado, ¿Ve?, lo prueba, y Ve si él es un hijo de Dios.
122Abraham, después de que él recibió la bendición, entonces él fue probado.
123¿En que se me fue el tiempo en esta noche? No he ni aún llegado a mi texto y ya es hora de terminar. ¿Me podían dar otros quince minutos? (La congregación dice: "Amen." -Ed.) gracias. Sea reverente. (Abraham. Mire a Noé.). Tomémosle por un momento. No tenemos que apurarnos; no hay necesidad. Y oh Dios, ¿de qué nos apuramos? Yo soy torpe. Yo no soy como algunas personas quienes se pueden parar, que pueden traerlo rápidamente. Yo-yo-yo soy torpe yo tengo que esperar hasta que El me lo dé a mí.
124Mire a Noé, que predicó por ciento veinte años en medio de un gran mundo científico aún mayor, que el que hoy tenemos. Bien, seguro, ellos construyeron pirámides. Nosotros no pudiéramos construirlas. Ellos construyeron una esfinge. Nosotros no pudiéramos. Ellos embalsamaron cuerpos para hacerlos que se miraran naturales. Todavía en nuestros días, no podemos hacerlo. Ellos tenían colorantes que ponían en sus cosas, y que por cuatro mil años el color nunca cambió. Nosotros no lo tenemos. Esto demuestra que ellos tenían una civilización como Jesús dijo: "Como fue en los días de Noé." Y Noé, en ese mundo científico, predicando, "¡Va a caer lluvia del cielo, porque la Palabra de Dios lo dijo así!" Noé era un profeta.
125Y cuando Ud. vea profetas levantándose, es mejor que Ud. se fije porque juicio está en camino.
126Así que Noé estaba predicando y la gente lo estaba rechazando, se reían en su cara. Ya me puedo imaginar a algunos de ellos decir: "Eso no llena nuestros requisitos científicos." ¡Huh!
127Me imagino que es la misma cosa hoy día. Ellos dicen que, "Gritar y alabar a Dios, y llorar, y todo esto así llamado hoy, 'aleluyas' vida y cosas, es todo emoción." No llenan sus requisitos científicos, pero llenan los de la Biblia de Dios. Eso es la cosa principal. Fíjese.
128Ya me imagino a la ciencia decir: "Miren compañeros, miren, Uds. están un poco fuera de sí. Miren esto. Nosotros tenemos radares, podemos enviar un Sputnik a la luna. No hemos encontrado una sola gota de agua en ese trayecto. ¿De dónde va a venir?"
129Y puedo oír a Noé decir: "¡Dios lo dijo! Y si Dios lo dijo, así es, porque El es Jehová-Proveedor, El puede proveer agua allá arriba. ¡Dios lo dijo! ¡Va a suceder!" Alguien dijo…
130Ud. Ve a un hombre muriéndose de cáncer, una sombra de hombre, y he aquí que al año siguiente el es un hombre saludable. ¿Como sucedió eso? Yo tengo cientos de estos testimonios. Un hombre se había muerto, y el doctor firmó el certificado diciendo que "estaba muerto, que el hombre había estado muerto por muchas horas." Y Dios dio una visión, y hoy él está viviendo. ¿Como sucedió esto? No me pregunte a mí. Yo no lo sé. Pero Dios dice: "Santa al enfermo, levanta a los muertos, echa fuera demonios." Esto es verdad.
131Cuando Ud. esté enfermo y Dios lo sane, vaya con su doctor, y deje que él le diga que Ud. está sano. Él le dará a Ud.… Eso será un testimonio para él. Cuando él le diga: "Bien, todo está bien;" diga: "¡Gloria a Dios! Gracias doctor, por sus servicios." Ud. puede irse a casa, ¿Ve? Esto es verdad. Fíjese.
132Ahora, Noé dijo: "Viene una lluvia, que va a inundar a todo el mundo y va a destruir a todos Uds. pecadores."
133"¡Ah, tonterías! Nosotros tenemos iglesias. Nuestro pastor no dice cosas como ésas. Ese anciano está loco, está construyendo allá arriba, una arca. ¿Ud. cree que alguien lo creyó?"
134Un día, Dios dijo: "Yo he escuchado sus mofas demasiado. Ya estoy listo. ¡Entra!" Y aquí vienen los animales, en pares, el macho y la hembra perico, el macho y la hembra gorrión, el macho y la hembra chivo, macho y hembra oveja, león, tigre, todo lo que tenía aliento sobre la tierra, entró al arca. Noé dijo: "¡Esta es su última señal!"
135Y ellos no lo creyeron. "Vete y vive con tus animales apestosos," le dijeron.
136Allí estaba Noé, obedeciendo a Dios. No importa lo que el mundo diga, él escuchó a Dios; él era un profeta. El entró a la arca, y Dios cerró la puerta detrás de él.
137Ya me imagino, a algunos creyentes fronterizos, que se sentaron alrededor y escucharon el Mensaje de Noé, escuchaban de lejos, Ud. sabe, ellos dijeron: "Saben qué, pudiera ser que ese anciano tenga razón. Vayamos allá y parémonos alrededor del arca. Pues él dijo que 'iba a empezar a llover cuando eso se cerrara.' Dios le dijo que el cerraría la puerta, y que iba a llover. Vayamos allá y parémonos alrededor del arca. Y si empieza a llover, tocaremos en la puerta. Al cabo que él es un anciano de buen corazón, y nos abrirá la puerta."
138Ve Ud., algunas veces Ud. está mirando al Mensajero en lugar de mirar al Mensaje. Dios cerró la puerta. No importó cuán buen corazón tenía Noé, fue Dios quien cerró y quien abrió, El hace lo que El quiere.
139"Hermano Branham, aquí, está un hombre sentado en la esquina. Ve y sánalo, y nosotros creeremos en Sanidad Divina." Ese es el Diablo.
140El es el mismo que dijo cuando ellos le cubrieron el rostro con un trapo y lo golpearon en la cabeza y por supuesto él le dijo: "Si eres profeta, dinos quién Té golpeó. Y te creeremos." El no payasea por nadie. "Si Tú eres el Hijo de Dios, convierte estas piedras en pan. ¡Si Tú eres!" Él lo pudiera haber hecho, pero El no payasea por nadie. "Si Tú eres el Hijo de Dios, desciende de la cruz." El clérigo estaba diciendo eso, ¿Ve? El no payasea por nadie.
141El hizo exactamente lo que el Padre le mostró, y nada más. Esto es lo que El dijo en San Juan 5:19: "El hijo no puede hacer nada de Si mismo, únicamente lo que El Padre le muestra." Allí lo tiene Ud. Fíjese. "Iremos y nos pararemos alrededor de la arca, y si empieza a llover…"
142Yo me imagino a Noé decir… El entró en el primer piso, subió al siguiente piso (donde estaban los pájaros), de donde estaban los animales que se arrastraban, al siguiente piso. De justificación, subió a Santificación (los pájaros), y de allí subió y entró al bautismo del Espíritu Santo, en donde estaba la ventana por donde la luz podía entrar. "Estoy sentado en lugares celestiales." Y dijo: "Muy bien, Uds. familia, que han entrado conmigo aquí, en la mañana… Ya se está obscureciendo en esta tarde. Dios ha cerrado la puerta allá abajo. En la mañana, habrá obscuridad por toda la tierra. En la mañana la lluvia caerá y la arca flotará y Dios exterminará a cada uno de esos crueles pecadores que desobedecieron el Mensaje." Todos ellos estaban esperando.
143A la mañana siguiente, se levantó y miró afuera, y estaba hermosa y brillante. El entró en la arca ¿cuántos de Udes. saben el día en que entró en ella? El día diecisiete de Mayo, cuando Noé tenía seiscientos años de edad. El diecisieteavo día de Mayo, la Biblia dice así. Y cuando él entró, pasó el diecisieteavo día, y el sol salió y estuvo tan caliente como siempre había estado.
144Ya puedo imaginarme a los creyentes fronterizos diciendo: "¡Ah, te dije que no había nada de verdad! ¿Qué están haciendo todos Uds. alrededor de la arca? ¡Apártense de ése impostor!" "Bien, parecía que era verdad."
145Pero, ve Ud. hay una línea divisoria que separa a la fe y a la incredulidad y Ud. está en un lado o en el otro. Y hay un tiempo cuando Ud. recibe su último llamado.
146Así que, el segundo día vino, y que decepción fue para Noé y su Iglesia, cuando él les había dicho que Dios iba a destruir el mundo. ¿Pero sabe Ud. cuántos días más salió el sol? Siete días, y nada sucedió. ¡Dios probando!
147Y en el octavo día, hubo tinieblas por toda la tierra y grandes gotas de agua empezaron a caer del cielo, el agua empezó a caer, y las fuentes del cielo se abrieron. Las calles se llenaron de agua. La gente tocó en la puerta, pero Noé ni siguiera podía escucharlos. Y el arca flotó por encima de la montaña más alta, y todos los que estaban fuera del arca perecieron.
148Dios estaba probando a Noé, para ver si él trataba de salirse por la ventana o hacer algo. Después de que Dios le había hecho la promesa, Noé se sentó y esperó.
149¡Eso es! Cuando Ud. tiene la promesa, y Ud. sabe que es una promesa, ¡quédese con ella! Abraham tuvo que ser probado. ¡Quédese con la promesa!
150Ahora, ellos tuvieron su última señal. Y luego sus cuerpos fueron cambiados, E inmediatamente el pequeño Isaac apareció en la escena, un precioso muchachito Judío. Me lo puedo imaginar después de su octavo día cuando él fue circuncidado. Cómo esa joven madre de cien años de edad… Cómo Abraham de cien años de edad, quiero decir, ella de noventa y él de cien años; como ellos han de haber tenido, cerca de los veinte años de edad, regocijándose. ¡Cuán dulce era, este pequeñito!
151Y Ud. sabe, que Dios dijo: "Y para darle a conocer al pueblo que ha de venir (la Simiente de Abraham) pues tu Simiente sabe, que yo cumplo mi promesa a todo hombre que se agarre de mi Palabra, voy a darte una prueba."
152Cuando el muchachito era como de catorce años de edad. Me imagino su pelo ondulado y ojitos bonitos. ¡Oh, cuán feliz era ese padre y esa madre! Ud. sabe como son los padres que tienen un sólo hijo. Entonces Dios le dijo a Abraham… Ahora, El no le dijo éste muchachito que te he dado, este con quien Yo voy hacerte padre de muchas naciones, quiero que lo tomes y te lo lleves a la montaña que yo voy a mostrarte en visión hoy por la única esperanza que había para el de ser padre de naciones, de que Dios guardara Su Palabra; Dios dijo: "Yo te haré Padre de naciones." El esperó todos estos años, y ahora el contaba con cien años de edad, ciento catorce años de edad. "Aquí está el muchachito, la única evidencia que tu tienes de que yo cumpliré Mi Palabra, Ve y destrúyelo. Yo todavía voy hacerte padre de naciones por este niño."
153Y Abraham, dice la Biblia: "que no dudó la promesa de Dios con desconfianza." El sabía que lo había recibido como a uno de entre los muertos. Sabiendo que si Dios lo había prometido, El podía levantarlo de entre los muertos."
154¿Y decimos que somos Simientes de Abraham? Y un errorcito teológico que sale, y Ud. para ser popular con el resto de los hombres y mujeres, se va atrás de ello en lugar de quedarse con la Palabra. ¡Debería de avergonzarse! ¿Una grande organización?, ¿qué significa eso para Dios? El barrerá con ella en un instante! (El hermano Branham truena sus dedos -Ed.) El se ha apartado de ella, así ha sido desde que se organizaron de cada una de ellas, y siempre estará aparte. No los individuos que están allí, pero el sistema organizado, eso es lo que está en contra de Dios. Cada iglesia organizada es la madre, quiero decir, es una hija de la organización Católica. La Biblia lo dice así en Apocalipsis 17, "La ramera y sus hijas prostitutas." Esto es exáctamente la verdad.
155Nostros la tenemos a ella hoy sentada aquí en nuestra nación. Es una verguenza Udes. Demócratas pues vendieron sus primogenituras! Muy bien, dejaremos esto aquí, hasta que regrese. Fíjese. Se me hizo tarde. ¿No significa más para Ud. Cristo que su política? Ud. debería hacer lo que dijo Abraham Lincoln. Muy bien. Fíjese, mientras nos vamos.
156Dios dijo, "Toma el pequeñito y llévalo a la cumbre de la montaña."
157¿Ahora quiere Ud. saber si Abraham era un hombre joven o no? El hizo un viaje de tres días con el niño, llevando la leña, un siervo, y un burro. Ahora, cualquier hombre ordinario… Yo solía patrullar las líneas de Alta tensión, y solía caminar cuando era guardia forestal, y caminaba fácilmente cuarenta y ocho kilómetros al día. Pero teníamos lo que llamamos, "pies de gasolina." Pero esos hombres la única transportación que tenían era caminar o cabalgar en un burro. Y aquí ellos iban con un burrito lento; pero nosotros hoy tenemos más adelantos. Y aquí iba él, en sus tres días de viaje, y levantó su rostro y miró que la montaña estaba todavía muy lejos. El debió de haber estado como a ciento sesenta kilómetros de la civilización, muy dentro del desierto. Ahora escuchen, y fíjense.
158Entonces él tomó la leña y la puso en la espalda de Isaac, la cruz que el hijo de Dios llevaría años después. E Isaac cargó la leña hacia la montaña en donde él iba a ser sacrificado. ¡Estaba tipificando!
159Si Dios tipificó eso tan perfectamente; así como la mujer de Lot, no se voltee y mire otra vez a las cosas del mundo. Todos esos tipos y sombras son perfectos. ¿Ve? Recuerde, a Eva, recuerde a la mujer de Lot, recuerde a Lot mismo Uds. hombres. Recuerde Adán se inclinó hacia su esposa; Lot, hizo la misma cosa. Tenga cuidado. Yo solamente le estoy diciendo a Ud. como un hermano. Es más tarde de lo que Ud. piensa.
160Fíjese en el pequeño Isaac subiendo la montaña. El empezó a sospechar y miró alrededor y dijo, "¿Padre mío.?" Y Abraham contestó, "Heme aquí, hijo mío." 161 Aquí está la leña, dijo él, Aquí está todo, todo, aún el fuego. "¿Pero en donde está el cordero para el holocausto?"
162Escuche a ese anciano padre, sin temblarle su voz, le contestó, "Hijo mío, Dios se proveerá de holocausto." Su único hijo yendo al sacrificio, pero ese fiel corazón sabía que Dios no podía mentir.
163¡Así es la Simiente de Abraham hoy día! "¿Como puede ser hermano Branham?" ¡Dios se proveerá! "¿Como lo va a hacer?" yo no lo sé. ¡pero El es Jehová-proveedor!
164Llegaron a la cima d la montaña, rodaron una piedra. Pusieron la leña en las piedras, y encendieron el fuego. Y dijo Abraham, "Isaac mi hijo, voltéate." Y lo tomó alrededor de su cintura, y ató sus manos y sus pies, e Isaac, obediente como Cristo lo fue, al morir. Puesto ya sobre el altar de rocas. Extendió Abraham su mano y sacó el cuchillo; lo afiló unas cuantas veces, mirando hacia el cielo.
165"El no dudó con desconfianza la promesa de Dios, sino que fue esforzado en fe, sabiendo que lo había recibido como uno de entre los muertos. Completamente convencido de que si Dios le dijo que así lo hiciera, El podía levantarlo de entre los muertos." Ese es Abraham y así es su Simiente después de él. Si esa fue la Simiente natural, ¿cómo debería de ser la Simiente Real? ¡No dudando! Lo que Dios dijo, Dios lo hará. Sabiendo eso, él estaba completamente convencido. Que lo que Dios había prometido, Dios era capaz de hacerlo.
166Afiló el cuchillo; los ojitos del pequeño Isaac estaban mirando ese cuchillo grande y filoso mientras lo afilaba en la piedra. Levantó el cuchillo, le apartó los rizos de su cara, le jaló su cabeza hacia atrás. Levantó su mano, y las lágrimas corrían por su rostro. ¡Sabiendo, y él no dudó a la promesa de Dios con desconfianza! Levantó su mano para enterrar el cuchillo en la garganta de su propio hijo.
167Y cuando lo iba a hacer, la voz de Dios lo llamó y le detuvo su mano y le dijo, "¡Abraham! ¡Abraham! ¡Detén tu mano! Yo sé que tú me amas." ¿Qué estaba el haciendo? Dando un testimonio a la Simiente de Abraham, que vendría después de él. "¡Detén tu mano, no dañes a este niño! Yo sé que tu me amas."
168Y en esos momentos, Abraham escuchó algo a sus espaldas y miró, y estaba allí, un carnero (es el macho de la oveja) trabado por sus cuernos en las hierbas y arbustos. Y Abraham fue y tomó el carnero y lo mató, en lugar de su hijo.
169¿De dónde vino ese carnero? El estaba a ciento sesenta kilómetros de la civilización. Los animales salvajes hubieran matado al carnero si hubiera vivido allí. Seguro, porque es un animal doméstico. ¿De dónde vino? Y además, estaba arriba de la montaña en donde no hay grama ni agua. Y Abraham recogió piedras todo alrededor, y en donde el carnero estaba, para hacer el altar. ¿De dónde vino? No era una visión, porque sangró. Una visión no sangra. ¡Aleluya! ¡Jehová-proveedor se había provisto de un sacrificio!
170Cuando a Dios se le toma en su Palabra, El es capaz de proveer cualquier necesidad. ¡Dios, Jehová-Proveedor, todavía es Jehová-Proveedor en esta noche! El ya ha provisto un sacrificio. El ha provisto una Iglesia. El ha provisto un Mensajero, El Espíritu Santo. ¡El está aquí en estos momentos, Jehová-Proveedor! El Señor ha provisto una Biblia, un Espíritu, una Iglesia, un Mensaje, un Mensajero. Y la hora de que la Iglesia sea reptada y llevada al hogar, está aquí. Jehová-Proveedor proveerá los medios para sacar esta Iglesia de este mundo, transformando estos cuerpos mortales de nosotros, y llevárselos arriba a la Gloria. ¡Jehová-Proveedor !Y estas cosas vendrían a suceder en los días modernos en que estamos viviendo!
171Billy, mi hijo, y yo, donde quiera que esté, estuvimos recientemente en la India. Levanté un periódico, y al bajarme del barco, miles estaban parados allí con guardias del palacio. Y cuando llegamos al Motel Taj, tenían el periódico allí, en Inglés. Y leí que decía con grandes letras; "Puede ser que esto sea una señal que el terremoto terminó." Y pregunté que había sucedido. Bien, como tres o cuatro días antes del gran terremoto que Ud. esta leyendo, todos los pajaritos que vivían el las rocas…
172En India, no tienen cercos como los tenemos en California, en Estados Unidos. Ellos hacen sus cercos de rocas que ellos recogen y los pajaritos hacen sus nidos en ellas. Ellos hacen grandes torres y los pajaritos hacen sus nidos en ellas. Y todos los pajaritos, un par de días antes que el terremoto viniera, se fueron de las paredes. Y en la tarde, quiero decir… A medio día, cuando se pone caliente el sol, las ovejas y el ganado se ponen bajo la sombra de la pared y de la torre, para protegerse del sol caliente.
173Pero por dos días, el ganado y las ovejas no se acercaron a la pared. Ellos se quedaron en medio del campo y se recargaron una en contra de la otra, para confort. Entonces cuando el terremoto vino, sacudió y tiró esas paredes al suelo. Y después de esto, los pajaritos empezaron a regresar, y el ganado regresó del campo. ¿Qué era eso? El mismo Dios que pudo llamar a la oveja y al ganado, y a los pájaros a que entraran a la arca, mostró ser hoy el mismo Dios que llamó a sus animales para que se retiraran.
174Y si El puede guiar a un animal por instinto, cuanto mucho más debería la Iglesia de Dios apartarse de estas enormes paredes hechas por hombres y de doctrinas de Iglesias. Babilonia va a derrumbarse uno de estos días. Jehová-Proveedor ha provisto un lugar de descanso para Ud. ¡Huya de las torres del mundo!
175¡Huya del hechizo de Hollywood! Las Iglesias están tratando de imitarlos, ellas brillan. El Evangelio no brilla. Hollywood brilla, el Evangelio resplandece. Hollywood brilla con encanto. La iglesia enorme brilla con educación. Y la Iglesia del Dios vivo, resplandece en humildad y dulzura, y con el Espíritu Santo. Hay una gran diferencia entre resplandor y brillo.
176El está aquí en estos momentos. Jehová-Proveedor El mismo ha provisto. "Dios es capaz de levantar hijos a Abraham de estas piedras." Si las denominaciones no lo aceptan, Dios puede traer Sus hijos de las calles, prostitutas de los callejones. El puede levantar todo lo que el quiera. Pero si Dios ha provisto un Mensaje, hay alguien en alguna parte para recibirlo. ¡Jehová-Proveedor! El Señor mismo proveerá un Mensaje. El Señor mismo proveerá un Mensajero. El Señor mismo proveerá a su propia manera las señales a la Iglesia; no uniéndose, o escribiendo sus nombres en libros.
177Escuchamos tanto hoy día en relación a decisiones, tantas decisiones. ¿Qué bien hace el apilar piedras si Ud. no tiene un albañil allí para cortarlas y moldearlos en hijos e hijas de Dios? ¿Qué bien hace el tener grandes denominaciones con costo arriba de miles y miles, si no hay alguien que esté allí con la espada aguda de dos filos de Dios para moldearnos en verdaderos hijos de Dios? Mejor sería dejarlas allí como están. Amén. Dios (no Metodistas, no Bautistas, Católicos). Dios mismo ha provisto un Cuchillo para moldearnos en hijos de Dios. Amén. Jehová-Proveedor, "El Señor mismo proveerá." ¡Y El lo ha hecho! Crea en El, y viva. Inclinemos nuestros rostros por unos momentos.
178Dios de Gracia, el Dios que vive por siempre, ten misericordia de nosotros, y danos Tu gracia. Somos indignos, Padre, de todo lo que has hecho por nosotros. Pero no confesamos que somos dignos, sino que estamos únicamente escuchando un llamado de Dios. Oramos Padre, que Tú nos moldees en esta noche en piedras que quepan en el Templo de Dios, para la gran venida del Señor Jesús a su Templo. Concédelo Padre. Perdona a nosotros pecadores, por nuestras faltas. Revela a nosotros Tu Palabra. Muéstranos La Manera de caminar. Enséñanos, Oh Padre, Dios. Que lo recibamos. Y si es contrario a la Palabra, sabemos que es una falsa enseñanza. El Espíritu Santo es muestro maestro. El escribió la Palabra, y El no enseñaría otra cosa más que la Palabra. Y oramos que El se haga manifiesto a nosotros en esta noche, en nuestro corazón. Concédelo, Dios.
179Ahora, con nuestros rostros inclinados, nuestros ojos cerrados, la gracia de Dios descanse sobre esto, es mi humilde y sincera oración. Solo crea en estos momentos. No dude.
180¿Hay alguien en el auditorio, lo cual yo sé que hay, hombres y mujeres quienes no le conozcan, que nunca hayan aceptado al Sacrificio que El proveo, Al Señor Jesús, como su Salvador? ¿Lo conoce Ud.? Ud. pudiera pensar intelectualmente que lo conoce. Pero un hombre no puede ver a Dios hasta que sea nacido otra vez. Ver no quiere decir… Ud. no ve con sus ojos, Ud. mira con sus ojos. Ver es "entender." Ud. lo está mirando y dice: "Yo no lo veo," lo que Ud. quiere decir es que Ud. no lo entiende." Ud. nunca entenderá lo que estamos hablando hasta que Ud. nazca otra vez. ¿Ud. nunca ha tenido esa experiencia? Con sus rostros inclinados, y sus ojos cerrados, podría Ud. levantar su mano, y decir, "Hno. Branham recuérdeme en oración en esta noche. Yo creo que estamos recibiendo nuestro último Mensaje. El día se está yendo rápidamente. Y he visto que lo que tu has dicho en la Biblia es la verdad, porque yo he leído la Biblia. Yo creo que ésta es la hora en que nosotros debemos de venir. Y por lo que a mí se refiere, Yo hago mi decisión hoy mismo por Cristo."
181Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Muy bien. Allá en le balcón, levanten sus manos y digan, como Josué dijo, "Yo y mi casa serviremos a Jehová." Muy bien, ¿alguien más? Estoy esperando solamente. Dios le bendiga allá atrás. Veo sus manos. Dios le bendiga allá arriba. Dios le bendiga. El lo Ve. Allá arriba en el balcón, Dios le bendiga, Allá arriba, señor; es la cosa más grande que Ud. ha hecho en su vida. Allí a la mitad del pasillo, tal vez algunos que levanten sus manos allí. Tal vez se me haya pasado ver una mano levantada allí, podría… Alguien allí en la mitad del pasillo, ¿alguien que levente su mano? Levanté su mano y diga, "Hermano Branham, por lo que a mí respecta, Yo quiero servirle. Le digo en sinceridad." Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios bendiga a ese hombrecito. Hacia la derecha del balcón, algunos allí que levanten sus manos, y digan, "Hermano Branham, yo, por lo que a mí respecta, yo sé que es la verdad. Yo-Yo no conozco a Dios, pero quiero conocerlo. Yo quiero estar seguro. Estoy viendo que no puedo tomar una chanza. Tal vez jamás tenga otra oportunidad otra vez."
182"Para donde el árbol se inclina, para ese lado se cae," la Escritura dice. No se incline en la dirección del mal. Ud. puede hacerlo bien en esta noche. Recuerde, mientras haya una Eternidad, que nunca tuvo principio y nunca tendrá fin, y a menos que Ud. venga a wer parte de ella, Ud. sufrirá o Ud. vivirá en gozo. ¿Cómo sabe Ud. si no muere antes que llegue a su casa? Ud. dice, "Estoy muy joven."
183Acabo de recibir una noticia hace unos momentos. Que una jovencita allá en donde yo vivo, volvió al camino del mal, empezó a fumar cigarrillos. Ya se le había dicho a ella al respecto, pero no escuchó. Una jovencita de dieciséis años de edad. Acababa de graduarse de la escuela secundaria. Y se le fue dicho que se comportara correctamente; pero ella empezó a juntarse con malas compañías, al igual que todo los jovencitos lo hacen.
184Hace poco, un hombre de color en Shereport, se paró y dijo, "No hay tal cosa como Dios." Continuaba blasfemando y dijo, "No son más que un paquete de "Aleluyas". Y un rayo lo mató. Lo llevaron al cementerio y cuando lo estaban enterrando, se paró allí arriba una nubecita y de ella salió un rayo que cayó sobre el féretro y lo sacó a él fuera del féretro.
185Jehova Dios se llena de ira. Yo sé que El es un buen Dios, pero tambien es un Dios de juicio. El todavía mira, El sabe.
186Si Ud. está sin Dios, levante su mano y diga, "recuérdeme, Hermano Branham, cuando ore." Dios le bendiga, señora. Dios le bendiga, hijo. Muy bien, acerquece al frente. Dios le bendiga. Muy bien, jovencito. Dios le bendiga a Ud. allá atrás. Ud. pida a Dios Todo poderoso, cuando oremos.
187Nuestro Padre Celestial, Tú los ves. Tu sabes que hay como viene o treinta manos que están levantadas, que te quieren como Salvador. Dios, concédelo en estos momentos. Yo les di esta Palabra. Tu dijiste, "Aquel que oye Mi Palabra." Yo he hecho lo mejor que podía hacer, Señor. "El que oye Mis Palabras y cree en El que me envió, tiene Vida Eterna, Y no vendrá a condenación, pero ha pasado de muerte a Vida." ¡Que cosa tan maravillosa, el pensar eso! Si había corazones sinceros detrás de esas manos y lo dijeron en verdad, algo pasó. Tu dices también, "Aquel que me confesare delante de los hombres, Yo lo confesaré a él delante de Mi Padre Y de los santos Ángeles." Dales a saber que Tú estás aquí Señor. Yo oro para que Tú lo concedas. Escúchanos. Somos Tus siervos, Señor. En el Nombre de Jesús.
188Muy bien, levante su rostro. ¿Cree Ud. que El es Jehová- Proveedor? (La congregación dice, "Amen." -Ed.) ¿Ud. cree que estamos en los días como lo fue en los días de Lot? ("Amen.") ¿Los días de Noé? ("Amen.") ¿Recuerda el último Mensaje?
189¿Hay alguien aquí por primera vez? Levante su mano, ¡hay muchos! Me imagino que el Hermano Borders ya les ha explicado a Uds. ¿Ha escuchado de mí antes, que sucedió? Levante sus manos, si Ud. me ha escuchado, si Ud. nunca lo ha visto, solamente escuchado. Muy bien. Yo soy un extraño para la gente aquí.
190Alguno de Uds. gentes con problemas, ore a Dios, y diga, "Dios ten misericordia de mi, estoy enfermo. El Hermano Branham no me conoce. Pero yo he oído que Tú eres el Sumo Sacerdote que puede ser tocado por el sentir de nuestras enfermedades." ¿Cuantos saben esto? (La congregación dice "Amen." -Editor) "Y El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos." ¿Sabe Ud. esto? ("Amen.") Bien-Si El es el mismo Sumo Sacerdote, ¿cómo actuaría El si Ud. lo tocara? ¡De la misma manera como actuó cuando la mujer con el flujo de sangre lo tocó! El se volteó y le dijo lo de su flujo de sangre, Y le dijo que su fe la había sanado. ¿Es verdad esto? El es el mismo en esta noche, si Ud. puede creer que el es el mismo que era antes. ¿Lo cree Ud. de esa manera?
191Ponga Ud. sus ojos en mi, en estos momentos. Como Pedro Juan dijeron en la Puerta de la Hermosa, "Pon tu vista en nosotros." No querían decir, "que los miraran a ellos." Por algo, sino, "que mirara lo que ellos estaban diciendo."
192Empecemos en alguna parte por aquí. Mire hacia acá, y crea con todo su corazón. Y diga, "Señor Jesús, Yo te creo, y quiero tocar el borde de tu vestido. Tú háblale al Hermano Branham y déjale saber cuál es mi problema. "Yo te creeré si Tú lo hacen." ¿Le dirá Ud. esto?
193Mire, fíjese Ud. en esto. ¿Me atrevería yo hacer una cosa como esta? ¿No andaría algo mal en mí, si yo hiciera un reto como éste? Yo hice éste reto delante de medio millón de personas, en una ocasión, que ni siquiera sabía su idioma. Pero El nunca me abandonó. ¿Por qué? ¡Porque El lo prometió! Estos son los últimos días, y El prometió esto, y aquí está.
194Yo sé amigos, que Uds. han tenido muchas cosas que los dañan. Uds. han tenido mucha imitación carnal. Pero déjeme decirle a Ud. una cosa, no para mi beneficio. Pero para su propio beneficio. Siempre ha habido eso. Pero Dios nunca tiene dos a la misma vez en la tierra, nunca lo hizo. Pero recuerde, hay mucha imitación, pero hay un Dios real. Hay un real Espíritu Santo. Hay un Mensaje de Dios real, y esto es que Jesucristo murió por pecadores, se levantó de los muertos, y ha regresado otra vez en la Persona del Espíritu Santo, para hacer en la Iglesia las mismas obras que hizo cuando El estaba aquí.
195Ahora, ¿no dice así la Palabra de Dios? En Hebreos, el capítulo cuatro, la Biblia dice, "que la Palabra de Dios es aguda como una espada de dos filos que alcanza a partir," esto es que corta al entrar y al salir, "y aún el tuétano de los huesos, y discierne los pensamientos y los intentos del corazón." ¿Es verdad esto?
196Por eso Jesús podía pararse delante de las gentes y discernir sus corazones. Los fariseos decían, "El es Belzebú." Y Jesús volteado de espaldas. Ellos no lo decían en voz alta, pero El les decía, así es como le pudo decir a la mujer acerca de su flujo de sangre. Le dijo a la Samaritana los esposos que había tenido. ¿Por qué? Porque eso era la señal del Mesías.
197Ud. está viendo hoy el regreso, la aparición del Mesías entre el pueblo. Es el Espíritu Santo preparando a la Iglesia.
198Quiero que volteen y miren a esa mujercita que está sentada aquí con sus manos levantadas, como queriendo alcanzar algo. ¿Ven esa luz sobre ella? Ella está sufriendo de alta presión un vestido azul, me parece que usa lentes. Por los últimos uno o dos segundos, ella está sintiendo una extraña y cálida sensación alrededor de ella, Esto es correcto. Su alta presión que tanto le ha estado molestando a Ud., se ha ido de Ud. ¿Lo acepta Ud.? Levante su mano si lo acepta.
199¿A quien tocó ella? Al Sumo Sacerdote. Vaya y pregúntele a la dama que si la he visto a ella alguna vez en mi vida. No sé nada acerca de la mujer, pero es la verdad. Yo estaba observando la Luz como se movía a través de la audiencia, como fue allí y regresó, una Luz resplandeciente.
200¿Cree Ud.? Artritis, problemas de vejiga, complicaciones, nervios, debilidades. Esto es correcto. Ud. no es de aquí. Ud. es de un lugarcito llamado West point. Esto es verdad. ¿Cree Ud. que Dios puede decirme quien es Ud.? Srta. Hardwick. Esto es correcto. Si esto es correcto, póngase de pie. Se ha ido de Ud. Jesucristo la ha sanado.
201¿Lo cree Ud.? (La congregación contesta, "Sí." -Editor) La audiencia está mirando en diferente dirección de ella, pero la dama está aquí. Mire, la Luz que todavía está sobre ella. ¿Que no lo Ve? Aquí está. Observe.
202Aquí está, con ese hombre que está sentado aquí mirándome a mí. Artritis. Crea con todo su corazón, y Dios lo sanará, señor. Somos extraños el uno para el otro, pero no para Dios.
203Esta dama aquí atrás, está sufriendo de dolor de cabeza. Dios, no le permitas que se lo pierda. Oh Dios, por favor. Srita. Morton, crea en el Señor Jesucristo. El la sanó de ese dolor de cabeza. ¿Ve? El no le permitió a ella pasarlo desapercibido. Quiero decirle algo. Anoche cuando le hablé a alguien de la audiencia acerca de sus dolores de cabeza, Ud. sintió una rara sensación, y Ud. estaba preguntándose si esa persona era Ud., o no. ¿Es esto verdad? Levante su mano. Yo no estoy leyendo su mente, sino que le estoy diciendo lo que Ud. había estado pensando. Acepte esto. Hoy El dolor de cabeza se ha ido de Ud. Ahora, su fe la ha salvado. Aleluya.
204Miren a esta dama sentada aquí, trae puesto un vestido de cuadros. ¿Señora, tiene Ud. una tarjeta de oración? Vea si la tiene. ¿Cree Ud. que puede ser sana de su hernia? ¿Cree Ud.? Levante su mano si eso se delo que Ud. sufre. Muy bien. Crea con todo su corazón y sea sana. ¿Ve lo que Ud. necesita?
205La dama que está detrás de Ud., que levantó su mano y que trae un vestido como verdecito, ella sufre de una condición cardiaca. Sí. ¿Cree Ud. que Dios la puede sanar? Muy bien. Él lo hará si Ud. solamente lo cree.
206Una dama, la que está enseguida de Ud., Sra. Dillman. Si Ud. cree Dios la sanará de ese problema en su estómago. Sra. Dillman, crea, Y Ud. recibirá sanidad. Ud. tiene un estómago nervioso, que lo ha padecido por mucho tiempo, especialmente desde la menopausia. Ud. ha tenido muchas cosas que le causan problemas, pero todo se acabó en estos momentos. Si estas cosas son verdad, mueva su mano a la audiencia para que ellos puedan ver. Si yo soy un extraño para Ud., siga moviendo su mano. Jesucristo la ha sanado.
207¿Cree Ud.? (La congregación contesta, "Amen." -Editor) ¿Qué es esto? ¡Jehová-Proveedor, el Señor se ha provisto de un sacrificio! Toda la audiencia se me está poniendo como borrosa en estos momentos. Jehová- Proveerá, ha provisto un Sacrificio para cada uno de Uds. ¿Cree Ud. esto?
208Uds. aquí que levantaron su mano, vengan para acá y párense aquí por un momento. ¿Lo harán Uds.? Jehová-Proveedor ha provisto un Sacrificio. Uds. que lo creyeron, levantaron su mano. Ud. lo ha visto aquí, lo sabe. Imposible… ¡Es Algo! Mire cuantas personas han pasado. No sé. Tal vez siete, ocho, o diez, o las que hayan pasado. Pero podrían seguir pasando más. Pero mientras tengo fuerza, le pido que venga, acepte a Cristo como su Salvador. ¿Vendrá Ud. mientras cantamos?, "Vengo a Ti, Señor, ¿Vengo hoy a Ti"? Uds. que levantaron sus manos hace rato, ¿vendrán? Y se pondrán alrededor del altar, y enseñarán que Uds. no se avergüenzan de Cristo. Ud. está en su presencia. Venga en estos momentos y pruebe a la gente que Ud. con toda sinceridad, quiere ser recordado por Dios, y que Ud. lo ha aceptado a Él como su Salvador. Venga en estos momentos, mientras todos nos paramos y cantamos. ¡Yo vengo Señor! ¡Vengo hoy a ti! Lávame, límpiame en la sangre ¡Que fluye del calvario!
209Venga en estos momentos venga aquí. Vamos a orar. Ud. no estará más cerca de El cuando se vaya. ¡Venga hoy a Él! ¡Lávame, Límpiame!
210Vengan de allá del balcón. Sí, vengan y párense aquí. El…El dijo, "Si tú me confesares delante de los hombres. Yo te confesaré delante de mi Padre. Pero si tú te avergüenzas de Mi, Yo me avergonzaré de tí," recuerde, la Biblia, desde Génesis hasta Apocalipsis. Joven y anciano, vengan. ¿Vendrá Ud.? Miembro de iglesia, o no, vengan en estos momentos. ¿Vendrá Ud.? Acepte a Cristo mientras Ud. está en su presencia. ¡Yo vengo, Señor! ¡Vengo ahora a Ti! Lávame, Límpiame en la sangre ¡Que fluye del Calvario!
211Cantemos otra vez, (El Hermano Branham empieza a tararear, "Yo vengo, Señor." ---- Editor)
212Escuchen. ¿Cree Ud. que yo soy Su profeta? Yo nunca he confesado esto antes. Pero yo creo que diciendo esto, la gente entenderá y sabrá a lo que estoy tratando de llegar. Hay gente aquí que profesa Cristiandad, que debería estar aquí. Venga, ¿no vendrá Ud.? Déjeme preguntarle, ¿De qué otra manera va a venir Ud.? Déjeme preguntarle, ¿De qué otra manera va a venir Ud.? Ud. nunca va a recibir otra señal. Esta es la última. ASI DICE EL SEÑOR. ¿Haría un profeta de Dios una declaración como esta sino fuera verdad? Ud. está recibiendo su más grande señal y su última señal, antes de la aparición de Cristo. ¡Venga! La razón que estoy diciendo estas cosas, yo nunca he dicho esto en ninguna otra reunión, y siento que aquí ahorita, es la oportunidad de que algo suceda. Por eso es que lo estoy diciendo de la manera que lo estoy diciendo. Yo creo que Ud. lo entenderá. Ud. no irá y hará con esto alguna clase de culto y decir, "el Hermano Branham es un dios," o algo como eso. Ud. entiende de lo que estoy hablando. Venga ahorita, venga. Permítame persuadirlo en el Nombre de Cristo. ¡Venga!
213Ud. que no sabe en donde está parado, Ud. no está seguro de ello, es sólo un intelectual, o es algo emocional; Ud. ha llorado, Ud. ha derramado lagrimas, o Ud. ha tenido alguna clase de sensación. No trate de entrar en eso. Recuerde, se lo digo en el Nombre del Señor, que Ud. está perdido miserablemente perdido y no lo sabe. No tome chanzas, amigo, yo únicamente siembro simiente y recojo la red. Dios dá el crecimiento. Yo no lo sé.
214Inclinemos nuestros rostros, y veamos si El no tiene a alguien. (Una hermana habla en lenguas extrañas, y luego da la interpretación. -Editor) ¡Escuche eso! ¡Vengo hoy a Ti! (Examine Ud. su propio corazón) Lávame, límpiame en la….
215Miembro de iglesia. Si yo estuviera allí parado, y solamente tuviera una experiencia de que me uní a una iglesia en alguna parte, yo vendría aquí tan pronto como pudiera.
216Recuerde, el Espíritu dando testimonio de que estamos en el fin la ciencia dice, "Son tres minutos para la medianoche." El Mensaje y la Biblia dicen, "¡Aquí está, la última cosa!" El avivamiento esta terminándose, la puerta se está cerrando. Ud. estará por fuera, tocando y no podrá entrar. ¡Venga! Dios le bendiga, jovencita. No haga Ud. eso…?… ¡Yo vengo, Señor! Venga…
217Dios le bendiga. Muy bien, señor. Así es como debe de ser, vengan del balcón. Vengan de los asientos.
218Aquí está la Palabra, aquí está la evidencia. Está el Espíritu, está el testigo. Y aquí viene la gente, para mostrar de que estamos en el tiempo del fin. ¡Yo vengo, Señor! ¡Vengo hoy a Ti! Lávame, límpiame en la Sangre Que fluye del Calvario. ¡Yo vengo, Señor!
219Esperando, llamados por el Espíritu. Todos Uds. que levantaron su mano…?… vengan… venga… vengan.
220Tal vez Ud. haya tenido una duda en su mente. Uds. tienen que estar seguros, amigos, que es fe perfecta. …del Calvario! …Señor! Vengo hoy…
221Venga…?… Venga. Venga el resto que ha de venir. Estoy esperando un poquito más. Porque mañana tendremos una reunión de Sanidad divina. El Espíritu Santo me dijo, hace unos momentos, "No llames a una línea de oración." "Llama al altar." Yo solamente le obedezco y hago lo que El me dice. Y es mejor que lo haga. ¡Vengo hoy a Él! Lávame, límpiame en la Sangre Que fluye del Calvario.
222Con nuestros rostros inclinados, mientras esperamos. Oh Dios permite que el Espíritu Santo se mueva en esas personas. Aquellos quienes están esperando para venir al altar, y guiar gente a la bendición. En el Nombre del Señor Dios, concédelo. Espíritu de Dios, muevete.
223Muévete, muévete. Acérquense, cada uno de Uds. "Para toda alma, oprimida por el pecado, hay misericordia en el Señor." Venga hoy. "Venga y sumérjase en el manantial que limpia, y quita todas las manchas de su pecado. Hay un Manantial de Sangre que emana de las venas de Emanuel." Reverentemente.
224¿Sienten esa paz en el auditorio? ¿Qué es esto? Es muerte, muerte para los pecadores. Ahora sí, hermanos instructores vengan con ellos. Es muerte, esta gente está muriéndose. Las Biblias han sido abiertas y están explicando. Hay muerte en el altar, y nueva Vida vendrá despues de la muerte. Hay una fuente llena de Sangre Que emana… (¡Oh, cuánto lo querrá oir Ud. algún día, cuando su corazón pare de Latir!) Y pecadores se sumerjan en Ese manantial, Y pierden todas sus manchas de pecado Pierden todas sus manchas de pecado, (Eso es, jovencito. Dios le bendiga. Muy bien. Eso es lo que El está esperando.) Y los pecadores se sumerjan en ese manantial Y pierden todas sus manchas de pecado.
225Ahora que los Cristianos a quienes se les ha instruido, vengan mientras cantamos el siguiente verso. "El moribundo ladrón se regocijó al ver ese Manantial en su día; Y donde Yo, un vil como él. Lavó todos mis pecados." Que las personas instructoras vengan en estos momentos. Ud. quien no tiene el bautismo del Espíritu Santo, acérquense. Ud. no sabe lo que Dios podría hacer en estos momentos en un minuto. Acérquense, mientras cantamos el siguiente verso. El ladrón moribundo se regocijó…(La Palabra hecha manifiesta) al ver el Manantial en su día: (Oh, muy bien, acérquense. Vengan mientras el Agua esta revuelta)… Y yo vil como el Lavó todos mis pecados. Lavó todos mis pecados. Lavó todos mis pecados.
226Muy bien, hermanos instructores. Venga todos…él…?…al agitamiento del agua. Venga. Víl como aquel, Lavó todos mis pecados.
227Ud. que desea orar, acérquese y prepárese. Vamos a creer que Dios va a reconocer esto. ¡El tiene que! El mismo Dios que puede discernir los pensamientos del corazón. Recuerde, Jesús únicamente lo hizo una vez en una ciudad. Pero El dijo, "Cosas mayores que estas harán." ¿Ve? ¡Probando que Su Escritura es verdad! Acérquese. Oremos todos por estas personas que están aquí. Toda persona que sepa como orar. ¿Cuántos Cristianos renacidos hay en esta audiencia? Levanten sus manos. Bien, todos levantemos nuestras manos y demos gracias por estas personas.
228Nuestro Padre Celestial, te damos gracias por estas personas. Son tuyas. Ellos vienen y están confesando. Vienen a morir a ellos mismos y al pecado. Y están regresando como nuevas criaturas en Cristo.
229¡Satanás, haz perdido la batalla! ¡Dios es Jehová-Proveedor! El Señor ha provisto un Sacrificio, ha provisto un pueblo, ha provisto un llamamiento al altar, ha provisto el Mensaje, ha provisto gracia. ¡Y Satanás ha perdido la batalla, en el Nombre de Jesucristo él perdió la batalla!