Photo

~ JEHOVA-PROVEERA 2 ~
1Gracias Hermano Roy. Permanezcamos de pie por unos momentos mientras oramos. Inclinemos nuestros rostros, por favor. Y meditemos en estos momentos, y piensen si hay algo en sus corazones que ustedes desearían que Dios les contestara en esta noche, alguna petición, hágala notoria únicamente levantando su mano, y diga, "Yo tengo una petición delante de Dios." Ahora, con nuestros rostros inclinados, oremos:
2Nuestro Padre Celestial, consideramos esto como un gran privilegio, el venir a Tí, sabiendo, que si venimos en el nombre del Señor Jesús, se nos ha prometido que recibiríamos lo que pidiéramos. No venimos al Trono de Juicio. Ciertamente no desearíamos ir allí, o al Trono de Justicia. Pero nosotros venimos al Trono de Misericordia, en donde estamos seguros de recibir el cumplimiento de nuestras peticiones. Porque no pudiéramos soportar Tu peticiones. Porque no pudiéramos soportar Tu Juicio, ni tampoco pudiéramos vivir delante de Tu Justicia, pero Tu misericordia es la que suplicamos. Perdona entonces Señor, nuestros pecados. Oramos para que Tú lo concedas, y para que Tú estés con nosotros en esta noche, contestando cada petición representada en esas manos que ellos levantaron. Tú sabes lo que está en el corazón de esa mano levantada, y Dios no lo dudo que fue por enfermedad, y salvación y por sus amados. Oramos en esta noche, Padre, especialmente por aquellos que levantaron sus manos, para que Tú concedas sus peticiones.
3Hemos estado hablando acerca de Tu fiel siervo Abraham, y continuaremos con él en esta noche, en su jornada. Oramos que Tú nos bendigas mientras nos unimos en el camino muchos cientos de años atrás, con Tu fiel siervo quien creyó Tu Palabra. Permite que sea un ejemplo, como Pablo lo dice en Hebreos, de que Abraham fue un ejemplo. Y oramos que la fe que él tuvo, sea revelada a nosotros en esta noche, para creer la Palabra de Dios, y no dudarla, no dular ni una sola Palabra de ella, sino creerla toda, y creer todo lo que El dijo. Y has que seamos capaces de asirnos a esas promesas que El nos hizo, y que seamos los hijos de Abraham estando en Cristo. Todo lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. (Pueden sentarse)
4El hermano Borders, es un poquito más alto que yo, ésa es la razón por la que tengo que poner los micrófonos un poquito más abajo. Es un privilegio estar otra vez aquí en esta noche en esta reunión, y de orar por los enfermos y hacer todo lo que el Espíritu Santo nos diga que hagamos. Quiero decir esto, como un complemento. De todas mis campañas a través de los Estados Unidos y Canadá no había visto, lo que anoche vi y que me emocionó más que todas las sillas de ruedas que he visto que se han quedado vacías, y que todas las muletas tiradas, que los ciegos vean, que el sordo oiga, que el mudo hable, que el muerto resucite, más que el hecho que el doctor firme un certificado en el que conste "que la persona estaba muerta y resucitó." Todo eso me ha emocionado. Pero cuando vi personas anoche, quienes son miembros de iglesia, recibir la verdad y pararse en medio de la gente, para confesar que estaban errados y que estaban dispuestos a hacerlo bien, eso fue lo que más me emocionó.
5La Iglesia, tal vez la Novia ya ha sido elegida y Ella Está lista ya.
6El avivamiento se acabó. Sabemos eso. No hay ya más avivamiento en el espíritu. Dos horas de servicio, y todos están quejándose. Un avivamiento, perdura día y noche, todo el tiempo, nunca se acaba. El avivamiento se acabó y nosotros solamente estamos recogiendo.
7Abraham tuvo que sudar duramente hasta que él encontró carácter. Y luego cuando él encontró carácter, la siguiente cosa fue preparar a ella para encontrar al novio. Esa es la siguiente cosa. ¿Recuerda usted cuando él la encontró? En el atardecer, a la luz del atardecer.
8Fue sorprendente ver a las mujeres y a los hombres, a ambos, anoche, verlos por respeto a la Palabra, pararse y admitir que estaban errados, querían el perdón de Dios para seguir adelante. Este es el lugar para tener un avivamiento. Si yo sé de algún avivamiento que sucedió, fue el que sucedió aquí anoche, en esos corazones honestos. ¿Por qué? Porque usted tiene algo en que trabajar ¿ve? Algo… La mayoría de ellos toman una simiente denominacional, no una Simiente de Abraham. Una Simiente de Abraham ve la Palabra, y la cree rápidamente.
9Cuando esa mujercita prostituta, allí en el pozo, esa noche, la mujer samaritana… Había sacerdotes y rabíes parados allí, mirando a Jesús obrando, dando Su Señal Mesiánica a ellos, una Señal Escritural, y ellos dijeron: "El es Belzebú, es un demonio, un adivinador."
10Pero tan pronto como esa Luz alumbró a esa mujercita, cuando El le dijo a ella, lo que ella había hecho, dijo así: "Señor, me parece que Tú eres un Profeta. Nosotros sabemos que cuando el Mesías venga, cuando El venga, El nos dirá estas cosas." ¿Ve?. Rápidamente esa simiente predestinada lo aceptó, porque verdaderamente ella era una Simiente de Abraham. Y ella vio la luz. Era la Palabra. Ella sabía que la Palabra había prometido eso, que cuando El Mesías viniera, El haría esas cosas, y ella lo reconoció. Jesús le contestó: "Yo soy el que te habla."
11Ella corrió a la ciudad y trató de convencer a otros. Ella les dijo: "Venid y ver a un Hombre que me ha dicho las cosas que he hecho. ¿No es éste el mismo Mesías?" ¿Ve?
12Ahora, sólo unas palabras para nuestras hermanas. Yo siempre he sido considerado como un odiador de mujeres, pero no lo soy ¿ve? Cuando yo era un muchachito, tuve una experiencia amarga, pero yo siempre he tenido un gran respeto por una mujer que es una mujer, una dama. Pero no tengo respeto por aquellas que profesan serlo y no lo son. A mí me gusta ver una dama, una real y genuina dama, ella es una joya.
13En este día es cuando la mujer está pervertida, está más pervertida en estos últimos días. La Escritura así lo dice. ¿Por qué? Porque es el final de la edad. ¿Recuerda usted que fue lo que primero fue pervertido? Fue una mujer. Esto es correcto. ¡Al igual que en los últimos días! Nosotros nunca tuvimos esto; tuvimos seis mil años durante los cuales, las damas trataron de permanecer damas. Hoy, ellas tratan de actuar como hombres, se visten con ropa de hombre, se cortan su pelo como hombre y demás. Ellas nunca hicieron esto en ninguna otra edad. La Biblia predice, que ellas harían esto en lo últimos días. Y he aquí usted la tiene, una perversión de mujeres. Con razón la Biblia dice, "Que aquellos que escapen de Sión, ellos serán gloriosos en los ojos del Señor, en aquel día." ¿Ve? ¡A esos quienes escapen!
14Usted dice: "No tiene que ver nada." ¡Si tiene que ver! Alguien me dijo, no hace mucho tiempo: "Hermano Branham, esa cosita no tiene nada que ver."
15Yo le contesté: "Tuvo que ver para Pablo. Y Pablo dijo: 'Si un ángel del cielo viene y predica otra cosa diferente, ¡sea anatema!' No importa si es ministro, o ángel, u obispo, o papa, o quien quiera que sea, ¡sea anatema si dice algo contrario a Esto!" ¿Ve? esto es correcto. Está en Galátas 1:18, si usted desea leerlo.
16Y el me contestó: "Bien, yo no creo…". dijo: "Yo he visto mujeres con pelo corto que han sido muy dulces y sumisas."
17Le dije: "Eso está perfectamente bien, yo también he visto eso. Pero eso no es. ¿Ve? ¡Usted tiene que hacer lo que la Biblia le dice!"
18¿Qué si Dios le hubiera dicho a Moisés, "Quítate los zapatos," y el hubiera contestado: "Señor, me quitaré el sombrero en lugar de mis zapatos?" ¿Ve? ¡Usted tiene que hacer lo que Dios le dice que haga! Y el problema de esto, creo yo, y que me preocupa tanto, ¡es que los ministros consienten tal cosa! ¿Qué nos enseña esto? Nos enseña que un Adán moderno se unió con su esposa. ¿Ve? Dios quiere otro Adán que se pare con la Palabra, sólo con Él, y nada más que la Palabra. ¡La Palabra es la verdad, a pesar de todo! No escoja ese camino.
19Nunca, en seis mil años han habido mujeres que hayan deseado cortarse su pelo, vestirse como hombre, y ser pervertidas. Estamos en el tiempo del fin. Y América, cualquiera que sepa de profecía, sabe que América está representada por una mujer. París que apoya "La libertad de la mujer" ¿Libertad para qué? Para hacer lo que a ella le plazca, pecado.
20Una mujer no puede hacer lo que ella quiera hacer. La Biblia dice que no. Una mujer es un producto secundario del hombre. Ella ni siquiera estaba en la creación original. Esto es exactamente la verdad. Ella fue sacada del hombre. En él estaba lo femenino y lo masculino a la vez, Dios tomó el espíritu femenino y lo puso en una costilla que le sacó de su costado. ¡Escuche! ¿Se fijó que cuando Rebeca fue a encontrar a Isaac, cuando ella se bajó del camello, que ella cubrió su cara con un velo? ¿Sabe porqué? Porque ella se iba a unir a su cabeza.
21Ellos no lo saben. Pero tienen que hacerlo, de todas maneras. ¿Se fija Ud. que cuando una mujer que se va a casar, ella cubre su rostro con un velo? ¿Por qué? Porque ella se va a unir a su cabeza. Y la Iglesia, la Iglesia, siendo la Novia, debería cubrirse de todo credo, cuando ella se está uniendo a su Cabeza, la Palabra. Cristo es la Palabra, y El es la Cabeza.
22Ahora, amigos, no quiero predicar esto. Estaba mirando hoy, en quinientos textos, un poquito más de quinientos textos, de las profundas enseñanzas de la Biblia. Pero quisiera predicar de Abraham en esta reunión.
23¿Sabe qué? Yo creo que el Señor permitiría si los hermanos y todos quisieran, de que yo regresara otra vez aquí y tener un avivamiento por algún tiempo, durante el cual pudiéramos realmente llegar al meollo del asunto y mirarlo. (La congregación aplaude-Ed.) Gracias. Si, gracias. Gracias. Yo sé que hay peces aquí, yo lo sabía. Me encanta pescar. Y Ud. tiene material con que trabajar, alguien que es honesto. Cualquiera puede estar errado. Y no saberlo. Yo muero diariamente, de mis errores, y trato de vivir para Cristo. Y cualquiera que es lo bastante hombre y tiene bastante Espíritu de Dios para venir aquí y admitir que esta errado, y decir: "Yo quiero la verdad," esto me da plena confianza para decir, que son verdaderamente Simiente de Abraham. Ellos quieren saberlo. Ellos no lo sabrán a menos que lo escuchen. Pero tiene que ser oído primero, dice la Escritura: "¿Como lo oirán si no hay alguien que les predique? ¿Y cómo un predicador puede predicar si Dios no lo envía?" Esta es exactamente la Verdad. Ahora fíjese.
24Vamos a regresar otra vez a Abraham. Es mejor que regresemos a él y prosigamos en él. ¿Me pueden escuhar bien Uds.. que estan allá en el balcón? Es un placer ver en esta noche, un grupo tan fino. Uds. aquí son gentes tan amables.
25Hoy estaba platicando con un amigo, que vino de Canadá. El Señor me ha puesto en un lugar tal, en el que tengo que estar vigilando por algo que suceda. Y allí parados… Este amigo, a quien conocí, me estaba platicando de como el pueblo Americano era amistoso. Y le dije: "Sí, y aquí están algunas de las Simientes predestinadas de Dios, aquí y alrededor de estos lugares, aquí en uno de los lugares más perversos." No me refiero a la ciudad de Uds. Pero a mi ciudad, de donde yo vengo, ella es tan perversa como la de Uds... Pero todo el mundo es impío, pero toda la chusma se ha oído al Oeste. Sabemos esto. La civilización se lo ha llevado con ella, y en donde está la civilización, allí es en donde el pecado se asienta. Esto es correcto. Ud. lo puede mirar aquí. Aquí es un cementerio de predicadores. Esto es correcto. Mire a Los Ángeles, cultos de todas clases están allí, y cada quien tiene un credo, una doctrina. El tratar de meter la Palabra allí, nada más no se puede. ¡Está tan contaminado! Es la verdad. ¡Demonios, diablos, en la misma silla de Satanás! Pero en medio de todo eso, tambien hay algo de Simiente allí. Y la única cosa que Ud. puede hacer, es esparcir la Luz. Y si algo de esa Luz. …Y si hay Simiente allí, vendrá a Vida tan pronto como la Luz la toque. Ud. sólo tiene que sembrar Luz, eso es todo. Y El es la Luz del Atardecer, sabemos esto, Su Palabra.
26Bien, anoche dejamos a Abraham. Principié en-en el Capítulo veintidós, pero nunca lo terminé porque me regresé a fundamentar lo que Abraham era en el principio. Y nos quedamos anoche en donde Dios estaba confirmando el pacto con él. Oh, me gusta esto. Partiendo los animales, haciendo un pacto con Abraham. Y vimos cuando El llamó a Abraham, y le iba a confirmar el pacto, y le dijo que tomara tres animales de tres años de edad, y los cortara por la mitad, y vimos los tres. No tenemos tiempo de entrar en esto. Oh, Ud. puede quedarse en un, quedarse allí en un sólo tema, hasta la mañana, y no lo lograría explicar. Pero lo que Ud. hace, es tocar lo sobresaliente y esperar a que el Espíritu Santo revele el resto.
27Vimos como la perfección, el perfecto Sacrificio, perfecto, cómo Dios perfeccionó en vida humana, lo que El iba a hacer. Sabemos que tenemos… Tuvimos Dios el Padre, el cual fue Jehová Todopoderoso. El estaba en la Columna de Fuego, que guió a Israel a través del desierto. Y Ese mismo Jehová se hizo carne y habitó entre nosotros, en la forma de Su hijo unigénito, creando un Tabernáculo para El mismo en el cual morar, Dios manifestado en carne. La plenitud de la Deidad de Dios corporalmente habitó en El, la perfecta manifestación. Entonces, (A través del pacto) la parte humana de El fue derramada por la remisión de pecados, y levantarlo y sentarlo a Su diestra, y enviar el Espíritu otra vez en el Día de Pentecostés. Y esa misma Vida que estaba en Cristo Jesús dijo en Juan 14:12: "Aquel que cree en Mí, las obras que Yo hago él también hará." Ahora, eso es verdad, o es mentira. ¡Pero tiene que ser verdad! Para mí, cada Palabra de Él es Verdad. Cada Palabra está perfectamente correcta. Fíjese cuán glorioso obra Dios.
28Y luego vimos que esos del Padre… Como Mateo dice: "Id por lo tanto, y doctrinad a todos los Gentiles, bautizándolos en el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo." ¿Ve? Ahora, Padre… No quiere decir que tenemos tres Dioses. Tenemos un Dios con tres oficios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), el mismo Dios ayer, hoy y por los siglos. Esto es correcto.
29Fíjese cuán glorioso eso fue manifestado a Abraham, y como Dios, en esa Luz, se pasó entre esos animales divididos en pedazos. Vimos anoche, de qué manera las gentes hacían un contrato, lo escribían y lo rompían por la mitad, y debían de concordar perfectamente. El contrato debía de concordar.
30Ahora ven Uds... amigos, esto es lo que estoy tratando de decir: que ha entrado un diablo de intelectualidad, aún entre nuestra gente Pentecostal, tratando de hacer a las gentes… Ahora, yo creo en todo los dones de Dios, yo creo en gritar, yo creo en hablar en lenguas, yo creo en todas las cosas que Dios dijo. Pero Ud. no puede basarse en ninguna de estas cosas para decir que Ud. tiene el Espíritu Santo. ¿Ve?, su vida tiene que ir a la par con esto. ¿Ve? "Por sus frutos los conoceréis." ¿Ve? Y esas son las cosas que me preocupan hoy en día, porque yo veo mi propia iglesia, la iglesia Pentecostal, entrando en esa "forma de piedad," apartándose de la Verdad. Y al traerles la Verdad de la Palabra a ellos, ellos se retiran de ella. Ud. les dice: "Venga, siéntese conmigo," y no lo hacen. ¿Ve?, eso enseña que hay algo mal. Eso es lo que me preocupa. Ahora, no es que yo estoy en contra de mi iglesia. Yo…
31Si yo amo a Cristo, sería mucho mejor para mí alardear de Su Iglesia que alardear en El. Yo preferiría que usted alardeara a mis hijos en lugar de alardearme a mí. Y recuerde, yo siempre he pensado, que si yo tuviera dos gotas de la Sangre literal de Jesús a mi cuidado, pienso pudiera cogerla, para que no la derramara. Yo caminaría con mucho cuidado. Pero en esta noche, tengo algo más grande que eso, delante de El, tengo a los comprados con Su Sangre. ¿Ve? El derramó Su Sangre por Ud. Y heme aquí en esta noche como ministro, sosteniendo o apuntándole a Ud. su Eterna destinación. Así que yo no voy a referirme a ningún credo o a ningún dogma; tiene que ser la Palabra, porque ésa es la cosa que va a perdurar. Mi fe está basada en la Palabra, y Cristo es la Palabra. Y si Cristo se ha hecho la Palabra, entonces la Palabra se ha hecho manifiesta entre nosotros. ¿Ve? ¡Tiene que ser!
32Ahora, por lo tanto, yo creo que Dios del Antiguo Testamento, todo lo que El era, El lo vació en Jesús Su hijo. Y todo lo que Jesús del nuevo Testamento era, El lo vació en la Iglesia que El compró con Su propia Sangre. ¿Ve? "Un poquito y el mundo," 'kosmos', el sistema del mundo, "no me verá más. Más vosotros Me veréis," Uds.., la Iglesia, "porque Yo estaré con vosotros y en vosotros, hasta el fin del mundo." Entonces la Vida, ese Contrato, ese Espíritu que fue sacado de Cristo allá en el Calvario, es traído otra vez y vaciado en su pueblo, la Simiente de Abraham, a quien Dios hizo la promesa. Recuerde, no fue a todas sus simientes, pero a la "Simiente."
33Ahora, hay una doctrina de la predestinación la cual está incorrecta, son tonterías. Pero realmente hay una verdadera predestinación. Dios, por conocimiento previo. El podía predestinar porque El tiene conocimiento previo. Dios no quiere que nadie se pierda, pero siendo él Dios infinito, supo quien perecería y quien no perecería.
34Esta fue la razón por la cual El dijo antes de que aún Jacob y Esaú nacieran, a Esaú aborrecí, y a Jacob amé. Por su previo conocimiento supo El que Esaú era un hombre sin escrúpulos y que Jacob respetó esa primogenitura; a pesar de cómo la adquirió, él la deseaba. Ahora, ellos eran gemelos, nacidos de la misma y santo padre, pero uno era un renegado y el otro era un-un creyente. Ahora Dios, por Su conocimiento previo, supo esto.
35Ahora, Dios, por conocimiento previo, pero El no hace Sus negocios como…Ud. no haría sus negocios de esta manera, sería un albur si Ud. los hiciera así. Pero Dios supo, por conocimiento previo, quien sería salvo, así que El envió a Jesús a rescatar aquellos a quienes El había visto que serían salvos. Lea Efesios, el primer capítulo y Ud. lo verá. ¿Ve? Ahora, mire.
36Entonces El envió Su Evangelio y lo sembró, y envió Su Espíritu para hacerlo vivir. Ahora, ellos crecieron en el mismo campo, en Hebreos Seis Jesús dice: "que la lluvia cae sobre la tierra" y fíjese en esto "y produce hierba provechosa a aquellos de los cuales es labrada; más la que produce espinas y abrojos es reprobada y cercana de maldición, cuyo fin es el ser abrasada." ¿La encontró? Ahora recuerde.
37Tomaremos un campo de trigo como ejemplo. Uds. que cosechan trigo aquí. Y viene una sequía. Y hay hierbas, o cizaña como la que Uds. vienen aquí, y alguien nota que la hierba está creciendo en el campo; toda clase de hierba en el campo, las espinas en el campo. Y el trigo está también en el campo. Ambos están sedientos. Pero la lluvia viene no por la hierba, sino por el trigo, pero esa hierbita se erguirá y se regocijará tanto como el trigo se regocija.
38Pero por sus frutos los conoceréis. El mismo Espíritu cae sobre un hipócrita y él gritará y hará todo al igual que el resto de ellos, pero su vida prueba lo que él es. ¿Ve? Y nosotros estamos apoyándonos mucho en sensación. Y hoy en día el campo está lleno de todas clases de sensaciones, toda clase de sensación no escritural y todo lo demás. Seguro. Pero nosotros tenemos que regresar a la Palabra, a la Verdad de la Palabra. ¡A lo que la Palabra dice!
39Ahora, Dios está diciéndole a Abraham que a través de él, el tercer pacto, y el único pacto. Jesús solamente fue una confirmación del pacto que El hizo con Abraham, la Simiente Real, la Simiente del Espíritu.
40Y Uds. preciosos amigos míos Católicos, cuando Ud. dice: "Ave María, madre de Dios," ¿No le da vergüenza? ¿Como pudiera María ser la madre de Dios? No puede ser. Ud. dice, bien…
41Estaba hablando con uno de ellos el otro día, ellos no están de acuerdo. Ellos dicen que Jesús fue la simiente de María. Pero si Él hubiera sido la simiente de María, antes de que la simiente hubiera alcanzado a pasar por el tubo, hubiera tenido que haber una sensación previa para formarla. Pero entonces Ud. está haciendo a Jehová… ¿Se da cuenta lo que Ud. esta haciendo que El haga?
42Dios, el Creador, El creó tanto el huevo como la Célula de Sangre, y formó el Tabernáculo. ¡Y el hombre no tiene nada que ver en esto! ¡Fue Dios solamente! Esto es verdad.
43Ella fue una buena mujer, seguramente. Aquí hay muchas buenas tambien como ella, sentadas en esta noche. Y cuando Dios termina de usar algo, automáticamente está fuera de la escena. Ella no es un Mediador. Ella no es la madre de Dios. Ella es una buena y santa mujer que está en la Gloria, porque ella sirvió al propósito de Dios. Y cada mujer que está aquí, tiene la misma oportunidad de servirle a Dios, aunque tal vez no de la misma manera. ¿Ve? Dios la usará a Ud.
44El solamente usó a ella como una incubadora, pero el Niño era de Dios. Sí, El fue el Creador del huevo y de la hemoglobina. Y la hemoglobina, por supuesto, proviene del sexo masculino; y El fue el Creador de eso. Y María trajo a ese niño sin ninguna sensación, no más, que la del Espíritu Santo haciéndole a ella sombra y creando en su matriz la célula de Sangre y el huevo que formó al Hombre, Cristo Jesús.
45Y éste era el pacto que Dios estaba escribiendo, que cuando Dios se hiciera carne humana entre nosotros, El sería partido. Recuerde, tres animales, de tres años cada uno, y después partirlos por la mitad. Y Dios se llevó una parte de Él con Él a la Gloria y la otra parte la envió aquí. Pero cuando el Cuerpo se encuentre otra vez, tendrá que ser la misma Vida que gobierne a este Cuerpo. Y El era la Palabra. ¡Y El es la Palabra! ¿Ve? Y las obras que la Palabra hizo, esas mismas obras las hará hoy día. El es la Palabra, la Eterna Palabra. Y la Palabra de Dios es Eterna. Muy bien.
46Bien, ¿qué estaba El haciendo? Haciendo un camino, mostrando, sabiendo que Israel, la simiente natural, lo rechazaría, pero sabiendo que la Simiente Real, no la que resultó del contracto sexual con Sara, sino de la fe que Abraham tenía esa produjo a Cristo, quien es la Simiente Real de todas las naciones, mezclada entre ellas, la Novia saliendo de todas las naciones. Abraham, un padre de naciones, no porque él tenía la… no porque entró a Sara, su esposa, y trajo a luz el hijo, pero porque él creyó la Palabra. Amén.
47Nos dimos cuenta, después de ver esto, de esta gran experiencia. Ahora, vamos a entrar al capítulo diecisiete. Vamos a tratar de llegar al veintidosavo, si es posible. El capítulo diecisiete. ¿Le ha gustado el viaje con Abraham? A mí me encanta seguirlo. ¿Por qué? Porque todo lo que le hizo era un tipo perfecto de la Iglesia. ¿Cree Ud. esto? Fíjese, toda la Escritura lo tipifica.
48Mire a Joel, el dijo: "Vendrá a suceder que en los últimos días, Dios vaciará de Su Espíritu." ¡Y de como vendría la oruga y comería Su Iglesia! "Aquello que dejara la oruga, se lo comería la langosta, y lo que dejara la langosta, se lo comería el revoltón." Y es el mismo gusano, el mismo insecto en cuatro diferentes etapas. Cada uno comiendo una parte. Aquí viene el pulgón es decir, la oruga, y se come la corteza y el otro se come el fruto, y así sucesivamente vienen los otros que chupan la vida de él. Esto es cuando…
49¿Cristo, ese Arbol que estaba en el Jardín del Edén! Hubo dos árboles en el Jardín del Edén. Estos dos árboles fueron puestos allí con el propósito de traer un nacimiento. Y cuando… Eva, ella era el árbol de muerte, y si se le tocaba, era muerte. Y Cristo era el Árbol de Vida. Ahora, por la mujer viene muerte, pero por el Hombre viene la Vida.
50Cuando El se paró allí hablándoles a los Judíos, les dijo: "Tus…"
51Ellos le dijeron: "Nuestros padres comieron maná en el desierto por cuarenta años."
52Y El les contestó: ¡Y todos ellos están muertos! Pero Yo soy el Pan de Vida, el Árbol de Vida, que ha descendido del Cielo, el hombre que coma este Pan nunca morirá."
53Dios puso Serafines allá, guardando ese Árbol, para que ninguno pudiera tocarlo. Ahora Él ha quitado los Serafines, y está tratando de llevar al creyente al Árbol. Ellos vieron la visión, y querían ir al Árbol, querían regresar sin un sacrificio. Y ahora, después que el sacrificio ha sido establecido, el Diablo los está cegando apartándolos del Árbol. Fíjese.
54Cuando Cristo vino a la tierra, El fue el Árbol perfecto de Dios. David lo vio y lo describe en el Salmo primero diciendo: "Árbol plantado junto arroyos de agua." Muchos ríos, una Fuente de Agua; muchos dones, un mismo Espíritu. "Sus hojas no caerán."
55Pero cuando El vino a la tierra, ¿qué sucedió? El poderío Romano cortó ese árbol y lo colgaron en un árbol hecho por manos de hombres. Pero después Dios levantó a ese Árbol y lo sentó a su diestra, y envió el Espíritu otra vez para hacer una Novia para El, al igual que Adán la debería de haber tenido en el Jardín del Edén. Y cuando ese árbol empezó, era un árbol pentecostal.
56Escuchamos al papa decir: "Todas las iglesias, retornemos a la madre iglesia, al principio, ¡retornemos a Roma!"
57Yo quiero que un historiador, o un ministro, o alguien se pare, me mire a la cara y me demuestre que la iglesia principió en Roma. ¡La Iglesia principió en Jerusalén en el Día de Pentecostés! Allí es donde principió. La organización principió en Roma, trescientos y algo de años después. Pero la Iglesia principió en Pentecostés; Dios levantando un Árbol Novia para Cristo, con el mismo Espíritu que estaba en Cristo, levantando un Árbol Novia. ¿Pero qué sucedió? Cuando empezaron a quejarse, a crecer, el gusano Romano entró y empezó a destruirlo. Lo que el pulgón dejó, se lo comió el revoltón, hasta que solo quedó un tronco.
58Pero Dios dijo: "Yo restauraré, dice el Señor." Ese árbol va a brotar de nuevo, porque el ARBOL DE LA NOVIA VIENE POR SU NOVIA. Llegó a Lutero, ¿y qué hizo El? Lo siguió justificación.
59Y exactamente así es la manera como la iglesia entra, Juan predicando justificación. Viene Cristo, predicando santificación. Hebreos… quiero decir, San Juan 17:17, "Santifícalos Padre en Tu Verdad, Tu Palabra es la Verdad." Y El era la Palabra. Esto es correcto. El Fue el Sacrificio. Y entonces, en el Día del Pentecostés, con el Espíritu Santo, después de justificación y santificación, el árbol recibió el bautismo del Espíritu Santo, ¡y fue entonces un Árbol Novia completo!
60Los Romanos se lo comieron. ¡Pero así como cayó, se levantó! Y mientras empezaba a salir con Lutero, ¿qué sucedió? Después de la muerte de Lutero, ellos se organizaron. ¿Qué fue lo que el Espíritu hizo? Podó las viejas viñas muertas.
61Ella continuó más adelante, el corazón del árbol creciendo. ¡Es un árbol predestinado! Esa Simiente estaba allí, ¡tenía que salir! Y salió otra vez, y Wesley empezó. Y tuvieron un gran avivamiento bajo santificación. ¿Y qué sucedió? Él lo podó de nuevo, cuando ellos se organizaron. Nuca se ha levantado una organización. Ninguna que ha caído se ha vuelto a levantar otra vez.
62Y luego vinieron los Pentecostales, con la restauración de los dones. ¿Y qué hicieron? ¡Se organizaron! ¿Y qué hizo Dios? ¡Lo podó!
63¿Pero qué fue lo que El dijo? "Yo restauraré, dice el Señor." El sacará de esa conglomeración, una Iglesia que es lavada con Sangre, comprada por la Palabra, y siendo una con la Palabra, ¡una Novia! Las Luces del atardecer están saliendo. ¿En donde se madura el fruto primero? En lo más alto del árbol. ¡Aquí vengo otra vez!
64Regresemos a Abraham, regresemos, tomemos a Abraham. Aquí viene El, el tiempo del atardecer de la Simiente Real está entrando. Naciones… Fíjese después del capítulo diecisiete, nos dimos cuenta aquí en el capitulo diecisiete, Dios le apareció a Abraham con el Nombre de Dios Todopoderoso.
65Abraham era de noventa y nueve años de edad, y durante todo ese tiempo, nunca vaciló, sino que creyó la Palabra de Dios; y llamó a las cosas que no eran, como que eran, porque Dios lo dijo así, todavía creyendo que ese hijo vendría, sosteniéndose en la promesa. ¡Qué hombre! ¡Qué hermano! "Abraham, quien contra esperanza…" La matriz de Sara estaba muerta. El era estéril. Su cuerpo muerto. La Biblia dice que estaba, que su cuerpo estaba ya mortecino. Y la matriz de Sara estaba muerta. Y ella estaba muy cerca de los cuarenta años ya pasada la menopausia, y todavía Abraham creía, que ella iba a tener un hijo porque Dios lo dijo. Allí lo tiene Ud. ¡Aferrándose a la Palabra porque Dios lo dijo! ¡No importa que los credos la cubran, la Palabra estaba allí! Tenía que salir. ¡Y esa Palabra estaba en el corazón de Abraham!
66No importa cuantos digan: "Esos días y esas cosas, se han ido." Pero mientras esa Palabra este allí, será creativa, porque es una Palabra germinada. Porque Dios es la Palabra, y la Vida de Dios está en la Palabra. Fíjese cuando esa Palabra cae dentro de la Vida de Dios, algo pasa, viene a suceder. Ahora fíjese.
67El le apareció a él en el Nombre de Dios Todopoderoso. Ahora, Dios tiene siete nombres redentivos. Y El le apareció a él en la forma del Dios Todoposeroso, lo cual significa "El Shaddai". "Shaddai" en Hebreo. El significa "el fuerte". Shad significa "pecho", como pecho de mujer. Ahora, en lugar de ser "Shad", singular, es "Shaddai", plural. Que consolación tan dulce para un anciano, de cien años de edad, que guarda la Palabra de Dios en su corazón, y viene la Voz de Dios a él y le dice: "Yo soy El Shaddai. Yo soy Dios de nutrientes pechos".
68¡Oh que consolación tenemos nosotros! ¡Recuerde, no solamente un "pecho", pero "pechos"! "Herido por nuestros pecados, por Su llaga somos curados."
69Bien, ¿qué hace una madre, con su hijito cuando está enfermo e irritable? Ella lo toma en sus brazos. Se lo pone en su pecho, y él se nutre de la fuerza de su madre que pasa a su cuerpo a través del pecho. Y no solamente se satisface, sino que se calma. El grita a todo lo que su voz da, está todo perturbado, pero cuando la madre lo levanta y se lo pone en su pecho, y empieza ella a arrullarlo quietamente, y a mercerlo, él siente a su madre, su cabeza está en su seno, y él empieza a mamar extrayendo la fuerza de su madre para su cuerpo. El se está rejuveneciendo, acumulando fuerza, y también satisfaciéndose, mientras día tras día está creciendo más fuerte, y más fuerte.
70¡Qué experiencia para la Simiente de Abraham! El todavía es Dios Todopoderoso, ¡El Shaddai! Nosotros podemos aferrarnos a cualquier promesa que El hizo en la Biblia. Su Simiente, Sus hijos, si Ud. está enfermo, sólo eche mano del pecho de la promesa de Dios que dice: "Por Sus llagas somos nosotros curados". ¡Eso satisface! Y estamos constantemente extrayendo, nuestra fuerza, del Fuerte, El, él único fuerte, El Eterno, extrayendo Su Vida de Él, a través de Su promesa.
71¡Que confianza le da a una persona que está recostada en el seno de El Shaddai, creyendo, sabiendo que estamos nutriéndonos del poder de Cristo, de su promesa, que entra a nosotros!
72Desde que El Shaddai puso a Abraham en Su Seno, veinticinco años atrás, y ahora un anciano, de setenta y cinco años de edad, y su esposa de sesenta y cinco, él nunca dejó ese Pecho. El caminó por una tierra extraña, entre gente extraña que no conocían a Dios, pero él constantemente daba testimonio y era fuerte en la fe, dando gloria a Dios, porque él sabía que estaba sacando fuerzas de esas promesas.
73Que gran promesa es para la iglesia en esta noche, en la hora de obscuridad, de superstición, de sensación, de intelectualidad. El Espíritu Santo dijo que: "En los últimos días vendría una iglesia intelectual. El Espíritu habla claramente," en Primera de Timoteo tres, que "en los postreros días algunos se apartarían de la Fe, dando oído a espíritus seductores, y a doctrinas de demonios," seguro, "teniendo una forma de piedad." ¿Que estaban haciendo? "Intelectuales, con amplio criterio." Doctor Ph.D., LL.D., QST., todos esos títulos. "¿Qué?, el Doctor fulano de tal, desde tal fecha, es nuestro pastor."
74Yo preferiría que perteneciera a mi familia, ó fuera mi hijo, un hombre que no supiera la diferencia entre el café y los frijoles partidos por la mitad, ¡pero que conociera a Cristo! Esto es la Verdad. Y llevarlo alguna parte por allá a lo lejos en un viejo tronco y que se ponga de rodillas y orar con él hasta que reciba el Espíritu Santo. Yo prefiero hacer eso, que toda la psicología que Ud. pudiera meterle por medio de un doctorado. ¡Dele a él la Palabra de Dios! Sí.
75"Intelectuales, con amplio criterio, amadores de placeres más que de Dios, desleales, calumniadores, inconstantes, y aborrecedores de aquellos que hacen bien."
76Oh, Ud. dice: "Eso es Comunismo." No, ¡no! Esos son los así llamados Cristianos.
77"Teniendo una forma de piedad, pero negando el Poder, por lo tanto, de los tales, apártate. Porque estos son los que van de casa en casa llevando cautivas las mujercillas cargadas de pecado, llevadas de diversas concupiscencias, nunca llegando al conocimiento de la Verdad." Esto es la verdad. Así es como es. Y estamos viendo ese día hoy.
78Y que consolación para el creyente, de separarse él mismo de toda incredulidad, de todos sus credos perversos y todas sus doctrinas perversas, y mirar directamente a Cristo y tomar la Palabra, y agarrarse a esa Palabra, hasta que Ud. la vea siendo hecha manifiesta. No importa cuán largo Ud. tenga que esperar, ¡quédese allí! Si Ud. está seguro de ello, Ud. se quedará allí. Pero si Ud. está indeciso, Ud. se soltará de ella con cualquier cosita. Un chango agarra todas las cosas que brillan, pero un oso agarra y no suelta. Así que, ¡Ud. quédese allí! ¡Sí, sosténgase, con un buen agarrón!
79¡El Shaddai! El dijo: "YO SOY El Shaddai. Abraham, YO SOY el Fuerte. Tú eres un anciano. Tú ya tienes cien años de edad, toda tu fuerza se ha ido; ¡pero YO SOY tu Fuerza! Toda tu esperanza se ha ido: ¡pero YO SOY tu Esperanza!"
80Oh, Ud. está sufriendo hoy de cáncer y esas cosas, ¿que no puede ver Ud. de donde viene su Fuerza? No del bisturí del Cirujano, ¡pero de la Palabra de Dios! "¡YO SOY tu Porción! ¡YO SOY tu Fuerza! ¡Tú sacas tu fuerza de Mí!"
81No estoy desacreditando al cirujano, él hace la parte que le corresponde a él. Pero Dios es el Sanador. Ningún cirujano, ningún doctor, ninguna medicina ha sanado. No señor, no tienen ninguna medicina que sane. Ahora, cualquier doctor le dice a Ud. eso. Ellos tienen la ayuda, pero Dios es el Sanador. Ellos pudieran hacerle una cortada en su mano, pero resta que Dios la sane. Ellos no tienen nada para hacer crecer tejido, si ellos pudieran, ya hubieran hecho un hombre. Así que, ve Ud., Dios es el Sanador. Ud. puede acomodar un hueso, pero a Dios toca el sanarlo. Dios es el Sanador, "YO SOY el Señor que sana todas tus enfermedades." Y Ud. no puede hacer que la Palabra de Dios mienta, Ella regresará cada vez a la verdad, regresará directamente. Ud. no la puede hacer que mienta.
82Ellos dicen que la Biblia se contradice. Yo he dicho, y he dicho a hombres que yo les doy un año de gastos pagados en el campo misionero, si pudiera, y todo lo que yo pudiera hacer, si me muestran una palabra en la Biblia que se contradiga con la otra. Esto es la verdad. No hay. Pero es que su mente carnal lo mira de la manera que su mente es. El Epíritu Santo es el Intérprete de esa Palaba. Esa Palabra es verdadera, puesta junta. Todo está allí como en un rompecabezas, pero tiene que ser el Espíritu Santo que la ponga junta, para hacerla el cuadro de la redención de Dios y de Sus bendiciones para Su pueblo. Amén. ¡No se contradice a sí misma! No hay ninguna Escritura, ningún versículo, que se contradiga con el otro. Si la hay, no merece el papel en la que está escrita, es engañosa. Pero Dios no engaña. Dios es verdad, justo, santo, honesto. El es Dios.
83Ahora, Abraham aceptó esta palabra de "YO SOY el dador de tu Fuerza! La matriz de tu esposa se ha secado, han pasado cuarenta años después de su menopausia, tu cuerpo está ya muerto; pero YO SOY El Shaddai." Abraham trajo a Ismael como Ud. sabe; pero El le dijo: "Ese no es él. No, aunque él va a ser un gran hombre. Y va engendrar muchos príncipes. Pero Aquel con quien YO hice la promesa, saldrá de la unión entre tú y Sara." ¡Eso es! Amén. Abraham se sintió my bien.
84El le dijo: "Quiero decirte algo, Abraham. YO voy a cambiar tu nombre." Y le dijo: "Tu nombre no será ya más Abram, sino Abraham." Abram significa "gran padre." Pero Abraham significa "padre de naciones." Y S-a-r-a-í, no será ya más su nombre, sino S-a-r-a, Sara que significa "Princesa." ¡Cambió sus nombres! ¡Pero qué cambio! Algo sucedió porque ellos… ¿Ve?, tiene que haber un cambió antes que sucedan las cosas. El no podía darles el hijo, mientras su nombre permaneciera así.
85Y Ud. no puede nacer otra vez, mientras su nombre no esté escrito en el Libro del Cielo. Ud. pudiera ponerlo en cada iglesia, Metodista, Bautista, Presbiteriana, llevarlo de un lugar a otro discutiendo con todos ellos; pero tiene que estar escrito en el Libro del Cielo antes de que cualquier cosa acontezca, antes de que una nueva creación pueda venir. Antes que la vida nueva pudiera venir, sus nombres tuvieron que ser cambiados. Pueda que Ud. tenga que cambiar el suyo también, quitarlo de algunos de estos libros hechos por hombres, y ponerlo en el Libro del Cielo.
86"Y por lo tanto, tu nombre no será llamado más Abram, 'gran padre'; sino será Abraham, 'padre de naciones.' No será ya más Saraí, Saraí; sino Sara, 'princesa.'"
87Oh, ahora vamos a entrar al capítulo Dieciocho. Del capítulo Diecisiete, pasemos directamente al dieciocho, porque es solamente… No quiero extenderme mucho en esta noche, y retenerlo a Ud. aquí, porque quiero que Ud. regrese mañana por la noche. Ahora fíjese. Y llegaremos tan rápido como podamos, al capítulo veintidós. Ahora, fíjese. Tal vez un día, ó digamos, dos ó tres días después de eso, Abraham y Sara, asentaron sus tiendas.
88Y allá a lo lejos en la ciudad, me imagino a la Señora Lot usando todos los nuevos estilos de vestidos que tenían allá. Y haciéndose todos los estilos de pelo y todo lo que ellos tenían. Ella estaba viviendo lujosamente, y tenía a todas sus hijas participando de lo mismo. Así como la madre de las rameras lo hizo hoy, y hace a todas sus hijas que hagan la misma cosa.
89Pero Sara, siendo la mujer más hermosa en todo el país, estaba en tierra estéril, porque estaba asida a él quien tenía la promesa. Bien, pero es mejor que lo deje hasta aquí, porque lo detendría a Ud. aquí hasta media noche. Ella se aferró de Abraham. Correcto. El tenía la promesa.
90¡Aférrese a Cristo, El es el Único que tiene la promesa! El es la Promesa. ¡Él es la promesa! Fíjese.
91Un día el sol estaba muy caliente en esa mañana y Abraham estaba sentado afuera de su tienda, bajo la sombra de un roble. Y el miró, serian alrededor de las once del día, y miró a tres hombres que venían, caminando, con polvo en sus ropas. Y Abraham corrió a encontrarlos. Hubo algo en su corazón que le hizo sentirse muy bien, y el corrió y se postró a los pies de ellos. Y fíjese lo que él dijo: "¡Mi señor" ¿No es extraño? Eran tres, pero él dijo: "¡Mi Señor!"
92Mire Lot; cuando dos de ellos fueron allá, solamente dos de ellos, y el dijo: "Mis Señores." Lot les llamó "Señores." Abraham… Lot les llamó "Señores" a los dos.
93¡Y Abraham llamó "¡Señor!" a los tres! "¡Mi Señor!" ¡Amén! ¡Oh, el tiempo está a la mano! Fíjese, el dijo: "Mi Señor, si yo he encontrado gracia en Tus ojos, ven y siéntate bajo el roble. Permíteme traer una poca de agua para lavarles los pies, y coman un pedazo de pan. Porque la única razón por la cual han pasado por aquí, es para verme." Y ellos aceptaron.
94Entonces él fue a la tienda, y dijo: "Sara, amasa presto algo de harina y haz unos panes cocidos sobre el rescoldo." Y salió y cogió un becerrito, lo mató y lo aderezó, y trajo las chuletas y algo de mantequilla y leche, y las puso delante de los hombres, y comieron.
95¡Y uno de ellos, era Dios mismo! Eso es lo que la Biblia dice. Ahora si Ud. quiere argumentar con eso, hágalo. Él lo llamó a él "Elohim, Dios." El debió haberlo conocido; porque él estaba platicando con El. Fíjese, "¡Señor Dios!" Ahora, uno de ellos era Dios. Y Abraham lo miró. Abraham lo reconoció. ¡Mire esto!
96Un ministro me dijo en una ocasión, ¿"Hno. Branham, tú no quieres decirme que crees eso, que, que, que ese Hombre era Dios?"
97Yo le dije: "Abraham dijo que era. Todos los traductores lo han traducido de la misma manera, Señor, con mayúsculas. Y cualquiera que lee la Biblia sabe que Señor con letras mayúsculas es Elohim. ¡Proviene de la misma palabra, Elohim! 'En el principio, Dios creó en el principio,' Elohim, el Todopoderoso, el que existe por sí mismo, 'creó los Cielos y la tierra.' Y allí estaba El otra vez, parado delante de Abraham." Y él me dijo: "Bien, pero tú sabes,: me dijo él, "que, que era solamente un hombre."
98"Seguro," le contesté, "El comió carne, El comió, El tomó leche, Y El-y El-y El comió pan. Seguro," le dije, "El era Dios." "¿Como puede ser eso?" preguntó el e dije: "Señor, Ud.-Ud…"
99Espero no herirles sus sentimientos, pero él era Testigo de Jehová. Y me dijo: "Bien, Señor Branham, mire, quiero decirle a Ud. algo. Dios no podría haber hecho eso."
100Y le contesté: "Ud. no conoce a mi Dios. Eso es todo." Y le dije: "¿De qué está hecho el cuerpo humano? Sino de Petróleo, potasio, y luz cósmica, de dieciséis elementos. La única cosa que Dios tuvo que hacer al descender e ir a investigar a Sodoma, fue agacharse y tomar un puñado de luz cósmica y petróleo y (sopló) '¡f-f-f-f-f!' Y dijo: 'Ven Gabriel, metete aquí.' Esto es verdad. Se agachó de nuevo y tomó otro puñado de polvo, y dijo: 'Ven, Miguel, metete aquí.' E hizo otro para El." El estaba haciendo algo que El iba hacer en los últimos días, así que El descendió y habló en carne humana. Exactamente. ¡Oh, estoy tan contento que El es de esa clase!
101Algún día, puede que ni aún quede nada de mi. Yo estoy hecho de esos dieciséis elementos, también. El otro día me estaba peinando mis dos o tres cabellos que me quedan. Y mi esposa me miró me dijo: "Billy, te estás quedando calvo." "Amor," le dije, "yo no he perdido ninguno de ellos." "Pero tu tenias el pelo quebrado," dijo ella. "Sí," le contesté, "pero no he perdido ninguno de mis cabellos." "Dime donde están entonces," dijo ella.
102"Amor," le dije," "tú dime donde estaban antes que yo los tuviera. Y donde quiera que hayan estado antes que yo los tuviera, allí es en donde ellos están esperando a que yo vaya por ellos."
103¡Amén! ¡Gloria¡ La Biblia dice: "¡Ningún pelo de tu cabeza perecerá¡" ¡Aleluya! Esto es exactamente la verdad. No existían, pero existen; y aunque no existen, existen. Seguro, ¡Exactamente! Petróleo, luz cósmica, calcio, potasio, y demás. Dios… Cuando yo no sea nada, nada que Ud. pueda ver, solamente cenizas, El hablará aleluya, después de poner el potasio y el petróleo juntos, y yo viviré otra vez en Su Presencia. ¡Aleluya! El nos dio Vida Eterna. Amén. "Todo lo que El Padre me ha dado, nada se perderá, y Yo lo resucitaré otra vez en los días postreros." ¡Yo lo creo! ¡Como Simiente de Abraham, yo espero ése día! Yo estoy buscando una Ciudad cuyo arquitecto es Dios. Amén. Seguro. No importa cuanto un cuerpo se arrugue y se acabe y que el pelo se caiga, no importa lo que pase, Dios lo levantará otra vez, otra vez en el esplendor de la juventud, en, el día postrero. El prometió que lo haría ¡y yo estoy buscando esa Ciudad! Amén. ¡Oh mi Señor! Me siento religioso ahorita, sabiendo de esa bendita esperanza que allá me espera. Estoy buscando ésa Ciudad. Mi corazón palpita por ella. Oh, a ningún lado me desviaré, sino que pondré mi mirada hacia ese Lugar. Dios ayúdame a quedarme fiel y verdadero, tirando la línea de vida por dondequiera, y trayendo a cada fatigado peregrino que yo pueda.
104Sí, tuve una visión referente a esto, no hace mucho tiempo, y lo miré, vi mis amados allá otra vez jóvenes. Allí está. Allí está. ¡Yo se que allí está! ¡Sí, señor! Probablemente Ud. lo ha leído en la "Voz de los Hombres de Negocios Cristianos," y muchas otras revistas y panfletos en que está escrito. Amigos, eso no fue una visión. Yo he visto visiones, yo sé, después, de miles y miles de visiones que El me ha dado, ya debería saber lo que ellas son. Pero esto no fue una visión. Yo estaba allí, parado, mirando. Y yo se que allí está. ¡Allí está, amigos, allí está! ¡Yo sé que allí está! ¡Sí! Tan seguro como que estoy parado ahorita aquí, así que créame, si tengo mi mente cabal y estoy parado aquí ahorita detrás de este pulpito, ¡allí está! Dios ha hecho Su promesa, y ella es verdadera, ¡es tan verdadera! Sí, señor. Allí está. Fíjese.
105Bien, nos damos cuenta que estos hombres se sentaron y comieron. Y dos de ellos se levantaron y se fueron a Sodoma. Y Uno se quedó con Abraham. Fijémonos en la conversación de ellos. Ellos permanecieron con la mirada fija hacia Sodoma. Y Abraham supo que había algo un poquito extraño acerca de eso. Así que El dijo cuando estaba listo para emprender su camino: "¿Encubriré YO a Abraham lo que voy a hacer siendo que el va ser un padre de naciones?, porque yo sé como mandará a sus hijos y a su casa después de él; que guarden el camino de Jehová." Y El continuó diciendo: "Los pecados de Sodoma se han agravado a tal extremo que han llegado a Sus oídos." Y El descendió para investigar.
106Ahora recuerde, como dije la otra noche, dos de esos mensajeros fueron a Sodoma, y les predicaron a esos Sodomitas; y los cegaron esa noche, los cegaron, a la Palabra. Pero recuerde, había Uno; un Extraño entre ellos, ellos tuvieron su señal.
107Mire a Lot. Lot estaba sentado a la puerta, y dijo: "Mis Señores." ¡Y viviendo en tal condición! El les dijo: "Pasen a mi casa." Y ellos contestaron: "Dormiremos en la calle." ¡Que condición de hogar!
108Pero tan pronto como vieron a Abraham, ellos dijeron: "Este es el propósito por el cual hemos venido. Nos sentaremos contigo."
109Así es como debe de ser. Viva de tal manera, que si Dios le place usarlo, El sabe a dónde ir a hablar con Ud. Ud. debe de estar en una posición tal, que viva una vida limpia ante Dios, que sus palabras sean honestas, su vida verdadera. Ese fue la clase de lugar al cual los Ángeles llegaron. Mire a Elizabeth y a Zacarías, ¡ve!, caminando derecho y honestamente en todos los Mandamientos del Señor. Esa es la manera que queremos vivir, para que cuando Dios esté listo para usarnos, El diga: "Este es Mi pueblo. Yo puedo hacer con esta iglesia lo que yo quiero. Ellos creen en Mi. Ellos se paran por Mi Palabra." ¿Ve? Esa es la manera que Ud. lo debe de hacer, de vivir la vida.
110Ahora, nos damos cuenta que Aquel Ángel dijo: "Yo no voy a encubrir esto de Abraham. Voy a visitarte de acuerdo al tiempo de la vida." Y fíjese Ud., El ya no le llamó Abram, El lo llamó "Abraham." ¿Cómo supo que el nombre había sido cambiado? Porque Él fue Quien lo cambió. Seguro. Fíjese, El nunca llamó a Saraí, Ud. sabe S-a-r-a-í, sino S-a-r-a, "¿En dónde está tu mujer, Sara?" ¿Cómo supo que el estaba casado? ¿Cómo supo que el tenia una esposa, y que su nombre era Sara? Y Abraham dijo: "Ella está en la tienda detrás de Ti." ¡Oh, qué gran dama!
111¡Hoy día, las mujeres son "mandamás"! Sus esposos ni siquiera pueden hablar. Ellas tienen un palo por allí a la mano, con un cigarrillo en su mano, vestidas con pantaloncitos cortos, dando órdenes en todo. ¡Qué raza tan pervertida, pero ella tiene que ser el jefe de la concina y la que lava las mamaderas, y todo lo demás! Cuando ella abandona la cocina, ella abandona su posición, como madre, correcto.
112Nos dimos cuenta, de mujeres que se mantuvieron y se comportaron como damas, y sus cabezas fueron los que hicieron las decisiones y las cosas.
113Pero Ud. deje que un esposo le diga a su esposa algo, y ella contestará: "¡Quiero que sepas en estos momentos!" (El hno. Branham sopla-Ed.) Soplando el humo de su cigarrillo por su boca, un cuadro que se mira tan horrendo. ¡Yo nunca he visto tal cosa! Y se puede imaginar Ud. estar parado allí observando esa persona, discerniendo el espíritu que está en ella y ésas cosas; y tal vez ella esté cantando en el coro de alguna iglesia. ¡Oh, que día en el cual estamos viviendo! ¡No en vano estamos en ese día! Yo espero que Ud. pueda captar entre líneas lo que quiero decir.
114Fíjese, allí estaba. Sara estaba en la tienda, ella permaneció allí y se comportó bien. Abraham fue el que hizo toda la conversación con estos Ángeles. Él le dijo a él: "Yo voy a visitarte."
115Y Sara estaba escuchando. Y se rió dentro de sí, y dijo: "¿Yo una anciana, tan vieja como estoy y mi Señor también, viejo y dice que vamos a tener placer de nuevo como esposo y esposa?" Y ella se rió.
116Y el Ángel, con Su espalda hacia ella, dijo: "¿Porque se rió Sara?"
117Recuerde, ésa fue la última señal que la Simiente… es decir que Abraham mismo, el cual es un tipo de la Iglesia, ésa fue la última señal que él recibió. De todas las otras señales que él recibió, ésa fue la última antes de que Sodoma fuera destruida. ¿Es esto correcto? ¡La última señal!
118Israel, la simiente que siguió después de Abraham y los Samaritanos, a pesar de que eran una simiente desechada, producto de una mezcla, sin embargo le buscaban, y dijeron: "Nuestro padre Jacob nos dio este pozo," dijo la mujer en Sichar. ¿Ve? "Nuestro padre Jacob, el dio este pozo a José, su hijo, y nosotros hemos bebido de el y él les dio de beber a sus camellos. ¿Y Tú dices que tienes agua, algo como eso? ¿Ve? ¡Y la última señal que la simiente de Israel, la natural, recibió, fue la misma clase de señal! ¡Fiuu! ¿Lo puede ver Ud.? ¡Piense por un momento!
119La última señal que Abraham con el pacto, la última señal antes del rechazo de la iglesia tibia y de su destrucción, fue la señal del discernimiento de los pensamientos de los corazones y de la mente, Dios manifestado en carne humana.
120Y la última señal que Israel vio antes que fuera desechada, fue la misma cosa. Pero ellos dijeron: "Es Belzebú, un adivinador."
121¡Hoy es la hora! ¡Dios, permite que esto penetre! ¡Hoy es la hora, para la Simiente real de Abraham! ¿Lo captó Ud.? Dios manifestado en carne humana, dándoles a ellos su última señal antes de la destrucción de los tibios y del levantamiento, como El lo hizo. ¡La última! El último esplendor del pecado de Lot! Deje que esto penetre por un momento.
122Abraham, uno, simiente natural de Abraham, dos; Simiente real de Abraham, tres.
123Fíjese, el Mensaje no fue allá con los tibios. ¿Adonde fue enviado? Fue enviado a los pentecostales, al elegido, al sacado de.
124Y así como Israel lo hizo entonces…Mire cuantos, cuantos de Israel lo recibieron. Cuando llegó la hora para ellos de subir allá, sólo habían ciento veinte, de cerca de cuatro millones que eran.
125Observe la simiente Real. ¿Ve? Tienen que repetirse otra vez ésas tres situaciones, ¿ve? de donde quiera que Ud. lo tome. El pueblo de Ham, Sem y Jafet. ¡La Simiente Real de Abraham! Está Abraham; la simiente natural y le Simiente Real. ¡Todo! La Simiente Real es a través de Cristo… Nosotros venimos por la promesa que Dios le dio a Abraham a través de Cristo, la Simiente Real. Y ésta es la Simiente Real, ésta Iglesia del Señor Jesús, que él está restaurando en los últimos días. ¡La Simiente Real! Fíjese, ¡"el recibió esa señal! Y la Simiente Real, El mismo, dijo cuando estaba aquí: "Como fue en los días de Lot, así será en los días de la venida del Hijo del hombre." La Simiente Real, tenemos la Simiente de Abraham escogida, también a Lot, hijo de su hermano, una simiente tibia, allá en Sodoma y luego la simiente Sodomita, el mundo. Hoy tenemos, el mundo, la iglesia mundana, y la simiente Real. Exactamente, ellos se están posicionando y todo, exactamente de acuerdo a su orden. Y Dios, con Su promesa, viene, manifestando la misma cosa. Amén. Si esto no es perfecto, entonces no sé lo que es perfección. ¡Es la Escritura!
126Ud. ha hablado en lenguas, danzado en el Espíritu. Ud. ha tenido todas éstas sensaciones, y Ud. ha visto milagros de sanidad, sillas de ruedas vacías, y demás. Hemos visto todo esto. Pero aquí, aquí está la última señal hecha manifiesta hoy. Abraham vio toda clase de cosas que Dios hizo por él en su peregrinación, seguro, pero aquí viene la última señal, poco antes de que el hijo prometido viniera y hoy día la simiente Real está esperando por el Hijo prometido. ¡Aleluya! Nosotros estamos, ¿estamos nosotros esperando por el Hijo prometido? ¡El retorno del Hijo de Dios! ¡Aleluya! Oh, esto me hace sentirme con ganas de gritar. ¡Mire! La Simiente Real está esperando al Hijo prometido. Al igual que Abraham lo hizo a través de los años, velando, sosteniéndose en esa Palabra, así lo hace también la simiente Real y la simiente está velando por la venida de este Hijo, la venida del Señor, a través de la primera vigilia, la Segunda, la tercera, hasta la séptima vigilia, y estamos aquí todavía esperando por la Simiente Real. ¿Y qué es lo que Ud. mira poco antes de la Venida del Señor? ¿Qué ocurre? Dios desciende en nuestros medios, mostrándoselo a la Simiente Real al igual que El se lo mostró a la Simiente de Abraham; A Abraham, a la Simiente Real. Dios morando entre nosotros en la forma de Espíritu Santo, haciendo las mismas cosas que El hizo allá, haciéndolo, demostrando que es el mismo. Y con la investigación científica de la foto, el mundo sabe, el mundo científico sabe que es la verdad. La iglesia alrededor del mundo, sabe que es la verdad.
127Y creo que toda Simiente predestinada está ya para entrar, la puerta está para cerrarse. Y juicio está preparándose para caer. Esto es verdad. No por siempre Dios contenderá con el hombre. El hará todo lo que El pueda. Pero la hora se está aproximando, amigos. Fíjese.
128Le voy a dar algo a Ud. para que lo ayude. Recuerde; ¿que fue la siguiente cosa que tomo su lugar? Antes que ellos pudieran recibir la simiente Real, tuvo que suceder un milagro a Abraham y a Sara, físicamente, antes que ellos pudieran ser simiente real… es decir, antes que la simiente pudiera nacer. "Ahora, el cuerpo de Abraham estaba como muerto," la Biblia dice eso. ¿Verdad? "Y la matriz de Sara estaba muerta," la Biblia dice eso. Ahora, tuvo que suceder algo en lo físico, antes que la simiente Real pudiera… la simiente pudiera aparecer, el hijo prometido. Antes que el hijo prometido pudiera aparecer, tuvo que haber un cambio físico en sus cuerpos, antes de la aparición del hijo prometido. Fíjese lo que El hizo. Le voy a dar algo aquí a Ud.
129La Biblia, es una Historia de Amor que Dios escribió para Su Iglesia. Es Dios. Dios es Amor. ¿Cree Ud. esto? Y la Biblia está escrita de tal manera, que el educado y el sabio nunca puede entenderla. Ud. tiene que estar enamorado de Dios para poder entenderla. Ud. tiene que tener a Dios en Ud. El mismo se interpreta a Ud.
130Mire, es como yo que tengo una esposa. ¡Oh, cuanto la amo! La amo con todo mi corazón. Y cuando estoy allá por algún lugar en ultramar… después que acuesta a los niños, ella me escribe una carta diciéndome: "Querido Billy, estoy sentada aquí en esta noche, estoy pensando en ti. Estoy escribiendo." ¿Ve? Yo sé que ella está escribiendo en un papel. Pero yo la conozco y la amo tanto que conozco su naturaleza, yo sé lo que ella quiere decir, así que puedo leer entre líneas. ¿Ve?
131Y Dios quiere que Su Iglesia lea entre Líneas. ¡No leer nada fuera de ella! Ud. tiene que leer entre las líneas para ver lo que significa. Ahora mire y vea, dese cuenta si no es así.
132Ahora, lo que Dios hizo con Abraham y Sara, El lo estaba haciendo, como un ejemplo para Su Iglesia. Él lo hizo con ellos. Él lo tornó otra vez a ser un hombre y una mujer joven, seguro, el lo hizo, los tornó a ser jóvenes otra vez, al igual que El lo va hacer con cada Simiente de Abraham. No importa cuán viejo y acabado Ud. esté, viene un día cuando Ud. será joven y hermoso otra vez, esto es la verdad, el esplendor de la vida.
133No hace mucho tiempo, le pregunté a un Doctor, "¿Doctor, cada vez que yo como, renuevo mi vida?" "Si señor, eso es correcto," me contestó él.
134Le dije: "Dios dice que estamos hechos del polvo de la tierra.
135"Eso es correcto," dijo él. "Los vegetales y todo lo que Ud. come, es polvo. De allí es donde Ud. toma su potasio y su calcio y todas sus vitaminas, por lo tanto, Ud. las toma directamente de la tierra. Y Ud. esta hecho del polvo de la tierra." Yo dije: "Hum. Dios lo creó así en el principio."
136"Yo no sé nada acerca de eso," dijo él, "pero sé que cuando Ud. come alimento, hace que su cuerpo se desarrolle."
137Le dije: "¿Yo le estoy preguntando a Ud. Y ahora Ud. me está preguntando a mi acerca del nacimiento virginal?" "Si señor," dijo él.
138"Me gustaría preguntarle algo doctor," le dije, "Ud. explíqueme esto a me."
139"Bien," contestó "todo aquello que no esté científicamente probado, está en error."
140Yo me iré al lado opuesto," le dije, "y diré que todo aquello que está científicamente probado no está correcto nada en lo absoluto. Y las únicas cosas reales que existen en la vida, son aquellas cosas que no puedan ser probadas científicamente, como amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, paciencia, fe. ¿Me los puede probar Ud. a mí científicamente? ¡Sin embargo son una realidad! "¡Dios, el Espíritu Santo, Ángeles!" ¡Amén! "Fe hace todas ésas cosas. Todo lo que Ud. ve proviene de la tierra, viene de la madre tierra, y retorna otra vez a ella. Quiero preguntarle algo," le dije: "Cuando yo tenía dieciséis años yo comía la misma comida que hoy como. Comía frijoles, papas pan y carne. Y cada vez que yo comía, crecía y me fortalecía." "Seguro," dijo él, tú estás renovando tu vida."
141Entonces le dije: ¿Por qué? Es entonces, que después de que yo pasé los veinte años, y cualquier persona, no importa cuánto Ud. coma, Ud. se debilita y se avejenta? ¡Piénselo!" Le dije: "Tengo aquí un pichel con agua, y un vaso, y si empiezo a echar agua de este pichel grande al vaso, él se irá llenando hasta que llegue a la mitad; pero a mi cuerpo, sin razón alguna, mientras más le echo, más se decae. Y no importa cuánto y que tan bien coma yo; y hoy como mejor que antes, ciento de veces mejor."
142Yo sé lo que era masticar "cueros" de carne toda la noche, y el comer pan de maíz en el desayuno con molasa de sorgo, y también comer la misma cosa en la comida y en la cena. Yo sé lo que es vivir duro, y ahora puedo comer mejor. Gracias al Señor. Pero no importa cuánto coma, yo todavía estoy debilitándome y haciéndome viejo. Y finalmente me secaré y me moriré. ¿Por qué? ¿Por qué? Porque es una cita que Dios ha hecho. Esto es correcto. Sí, señor.
143Y fíjese, Abraham y Sara regresaron otra vez a la edad de veintidós, o veinticinco años, más o menos.
144Oh, Ud. dice: "¡Tonterías, Hno. Branham!" Muy bien, manténgase quieto sólo por un momento, lea entre líneas tan sólo una vez.
145Inmediatamente después que esos Ángeles partieron, y que Sodoma fue quemada, Abraham y Sara tomaron un largo viaje rumbo a Gerar. Ese es un viaje bastante largo para una pareja anciana. Mídalo en su mapa. Ellos se fueron rumbo a Gerar. Y he aquí Sara, una abuelita de noventa años de edad, con su sombrerito para el sol, temblorosa. Y Abraham con su larga barba colgándole. La Biblia dice que: "Ellos eran entrados en edad." No trate de decir que ellos vivían más años. La Biblia dice que: "Sus cuerpos estaban muertos y entrados en edad." Y he aquí que ellos iban a Gerar. Y había un joven rey allá cuyo nombre era Abimelech, y él estaba buscando una novia, y cuando él vio a Sara, se enamoró de ella. ¿Es verdad esto? ¿Abuela?
146Pes, "¡Tú eres la más hermosa!" Abraham dijo: "Tú eres de hermoso parecer." Amén. "Yo te pido que le digas que tú eres mi-hermana." ¡Aleluya! Dios estaba mostrando allí lo que El iba hacer por toda la Simiente de Abraham. Sara era hermosa. Abraham era joven. Ya puedo escuchar a Abraham decir: "Sara, querida, ¿sabes qué?, lo blanco de tu pelo se te está quitando."
147"Abraham, la joroba está desapareciendo de tu espalda. Te estás enderezando." Ellos volvieron a ser jóvenes otra vez. ¡Dios, mostrando! ¡Oh, mi Señor!
148Y Abimelech se enamoró de ella, y fue y la tomó para casarse con ella. Ya me lo imagino dándose un baño y con su pijama puesta, acostarse, y estirarse y después de elevar sus oraciones, decir: "Mañana me casaré con ¿esa hermosa anciana de cien años de edad?" ¡Que ridiculez! "¡Con esa hermosa muchacha Hebrea! ¡Y, su hermano, ese jovenzuelo! ¡Qué hermosa es ella!"
149Y Dios le apareció a él en el sueño y le dijo: "Tú eres hombre muerto." Y dijo: "Señor, ¿Por qué es esto?" El dijo: "Ella es esposa de un hombre."
150Y el le contestó: "Señor, Tú conoces la integridad de mi corazón. Ella me dijo: 'El es mi hermano.' Y él dijo: 'Ella es mi hermana.'"
151El Señor le dijo: "Sí, Yo sé la integridad de tu corazón, por eso es la razón que te guardé de que pecaras contra Mí." ¡Escuchen esto! "Pero tú eres hombre muerto, y toda tu nación contigo. Su esposo es Mi profeta. A mí no me interesa cuán santo tú eres, cuánto tú ores, Yo no escucharé tus oraciones. ¡Su esposo es un profeta! Y Dios le dijo: regresa su esposa a él y deja que ore por ti. Si no lo haces, de seguro morirás." ¡Aleluya!
152¿Qué era? Era que Dios estaba preparando a Abraham y Sara para recibir el hijo prometido. Mostrando que la siguiente cosa después de la manifestación de este Ángel de Dios, el Espíritu Santo mostrando Su última señal, la siguiente cosa es, que esto mortal sea transformado en inmortal y luego seremos arrebatados en el aire para encontrar al Hijo prometido. Simiente real de Abraham. ¡Gloria a Dios! ¡Aleluya! "Porque seremos cambiados en un momento, en un parpadear de ojo, y seremos arrebatados y juntamente encontraremos a Él en el aire. Y estaremos con El por siempre, con el Hijo prometido." ¡Aleluya!
153Oh, no voy a llegar. Yo… Tal vez mañana por la noche llegaré al capítulo veintidós, ¿Ve?
154Oh, lo amo, ¿Ud. no? ¡Estoy tan contento con todas estas cosas! La Biblia está llena de estas preciosas pepitas de oro. Lo único que tiene que hacer es agacharse y recogerlas, quitarles la tierra de encima y mirarlas. Cada una de ellas representan a Jesucristo, cada hombre, porque en El mora la plenitud de Dios. Todo apunta a El. Todo lo del Antiguo Testamento, apunta a la cruz; y todo lo que está en el Nuevo Testamento, apunta el regreso a la cruz. Esto es verdad. Todo está allí. ¡Oh! Bendita sea la unión Que enlaza nuestro corazón; La comunión de mentes de un parecer Es como la del Cielo.
155¡Cuánto le amo! ¡Cuánto deseo verle! ¡Cuánto anhelo y espero que este cuerpo viejo todo golpeado, molido, adolorido, y quebrantado, sea cambiado una de estas mañanas! La trompeta sonará y los muertos en Cristo resucitarán. Y nosotros con ellos seremos arrebatados, para encontrar al Señor en el aire.
156Rebeca dio de deber a ese camello en la frescura de la tarde. Eliezer no la encontró a ella en la mañana. El no la encontró a ella a medio día, él la encontró en la Luz de la tarde. "¡Habrá Luz en el atardecer!" ¡Correcto! Allí fue en donde él la encontró. Ella cubrió su rostro con su velo. Ella no tenía cabeza; ella iba a unirse con su cabeza. Amen. Es la naturaleza de una mujer, el rendirse al hombre. Y es la naturaleza de la iglesia, el rendirse a Cristo, rendirse a Su voluntad. ¡Solamente rendirse! Ella no tiene su propio pensar, ella toma la Palabra de Él, no la de alguien más. Si Eva hubiera hecho esto, no hubiéramos tenido que morir; pero ella escuchó a razonamientos. Pero la real Novia de Cristo, se somete a la Jefatura de Cristo, la Palabra, y solamente cree a la Palabra de Dios. Esa es la real, la Novia restaurada. ¡Aleluya! El tiempo está a la mano, amigos, es más tarde de lo que Ud. piensa. Estamos en el tiempo del atardecer. El Espíritu Santo está aquí en esta noche. Yo sé que es un pequeño grupito.
157Ud. pudiera pensar: "Oh, si algo como esto hubiera sucedido, Dios se hubiera manifestado allí en Roma, a los obispos y a los papas. El hubiera venido a un obispo Metodista. El hubiera ido al Seminario Bautista. El hubiera…" Sí, eso es lo que Ud. piensa. Pero El nunca la hizo de esa manera.
158El viene al corazón humilde, a aquellos que están esperando en El. Y El está aquí esta noche, el Espíritu Santo, Dios, el mismo Ángel; aquí ante los científicos, probando; allí está El fotografiado. George J. Lacy, el jefe del departamento de huellas digitales del F.B.I., dijo así: "La Luz penetró el lente." Y dijo: "Señor Branham, yo he dicho muchas veces que esto era psicología, que Ud. leía la mente de esas gentes. Pero el ojo mecánico de esta cámara no capta psicología. La Luz penetró el lente. ¡Allí estaba!" Allí está. Una de ellas está colgada en Washington, D.C., registrada como "El único Ser sobrenatural que alguna vez haya sido científicamente fotografiado y probado."
159Si yo muero en esta noche, si no vuelvo a pararme detrás de este púlpito mañana por la noche, mis palabras son Verdaderas. Porque no son mis palabras, son las de Él. Yo nunca he dicho "yo soy." No soy yo. Yo no pudiera hacer nada. Yo soy un hombre como Ud., un pecador salvo por gracia. Pero Dios, en estos últimos días prometió éstas cosas, ¡y aquí están! Es la Palabra. Si esto fuera una ficción, prodría ser diferente. Pero es la Palabra probando la Palabra por la Palabra, confirmada, por toda la Biblia. ¡Confirmada por los científicos! ¡Confirmada por el Espíritu! ¡Confirmada por la Iglesia! ¡Dios en nuestros medios! Aleluya. Yo estoy muy contento por esto. ¿No están contentos que anoche se pararon e hicieron esa confesión? ¿No lo hizo que se sintiera diferente? Siempre lo hará, cuando Ud. se pare por la Palabra de Dios. ¡Párese por Cristo! No se avergüence de Él. Oremos.
160¿Hay alguien aquí en esta noche que desearía levantar su mano sólo por un momento, y decir: "Hermano Branham, recuérdeme en su oración. Estoy anhelante por ser uno de esas Simientes de Abraham. Yo quiero ir al Cielo. Ore, Hermano Branham. Yo siempre en lo profundo de mi corazón, había sentido como que había algo que tenía que alcanzar. Pero nunca he sido capaz de alcanzarlo. ¿Ore por mí, Hermano Branham, para que Dios me lo dé." Dios le bendiga. Nada más mire las manos que se están levantando por dondequiera.
161¿Y que de Uds.. allá en el balcón? Recuerde, Dios es tan grande en el balcón como lo es aquí abajo.
162¿Es Ud. realmente sincero?, ¿en verdad lo dice? Levante su mano. Dios le bendiga. Estoy esperando el momento. Continúe orando, mantengan sus rostros inclinados.
163Un pecador que esté aquí en esta noche, ¿quisiera levantar su mano y decir: "Recuérdame, Señor. Yo no estoy levantando mi mano a ese predicador; yo estoy levantando mi mano a Ti. Yo creo verdaderamente que Tú vives hoy, que Tú nunca moriste; que cuando Tú fuiste a la tumba, Tú Te levantaste otra vez. Tú vives eternamente, Tú eres el mismo ayer, hoy y por los siglos. Yo estoy levantando mi mano a Ti, porque yo creo que Tú estás aquí"? Levante su mano y diga: "Recuérdame Señor." Continúe orando. Tenga fe en Dios. Ahora uno que haya dejado la Palabra. Dios le bendiga. El ve su mano.
164Nuestro Padre Celestial, Tú ves esas manos. Tú sabes lo que está detrás de ellas. Tú dijiste: "Un sembrador salió a sembrar Simiente. Y una cayó al lado del camino, y no dio fruto cual ciento." El sembrador únicamente fue responsable por sembrar la Simiente. Deje que el Espíritu Santo coja esa Simiente en estos momentos. Señor, nosotros… Yo creo, Señor, nosotros…
165Ningún hombre sabe cuando vas a venir. Nosotros no sabemos eso. Tú dijiste que: "Ni aún los Ángeles lo sabían, solamente el Padre." Jesús confesó que El no lo sabía. "Solamente el Padre."
166Ahora, Padre, yo oro por aquellos que levantaron sus manos, yo creo, que lo hacen sinceramente. Hay Algo detrás de esto, un Espíritu, que les dijo que levantaran sus manos, y lo hicieron, Son sinceros. Tal vez ésta es la primera vez que Tú les hayas hablado, y puede ser la última vez. Tal vez Tú les hablaste otras veces, y ya nunca hablarás otra vez. Yo no sé. Pero Padre Celestial, yo oro que Tú les concedas salvación a todo aquel que cree.
167Permite que Tu Santo Nombre sea reverenciado delante del pueblo. Permite que Tu amor sea derramado ampliamente en cada corazón por el Espíritu Santo. Bendice a estos hermanos ministros, Señor. Estos preciosos hombres quienes estando en medio del conflicto, aún así me invitaron. Bendice a la gente aquí presente.
168Yo no quiero ser arrogante, yo no quiero ser diferente, Señor; solamente verdadero. Y ésa es la única cosa que Tú reconocerás, la verdad que está en la persona, porque Tú eres la verdad. Escucha, Padre, yo Te lo pido. Concede que todos aquellos que están aquí, que tal vez no levantaron sus manos, de todas maneras sean salvos. Concédelo, en el Nombre de Jesús. Amén.
169Sentémonos reverentemente por unos momentos. Creo que es un poquito tarde para hacer una línea de oración, pero lo haremos. Cada persona, cuando Ud.… si Ud. tiene tarjeta de oración, reténgala. Si a Ud. no se le dio una, se le dará. Estamos… Así tengamos que quedarnos cinco días extra, vamos a orar por cada uno de ellos. Correcto.
170Estoy tratando únicamente de dar un Mensaje al pueblo. Estoy tratando de que Ud. vea lo más importante… si Ud. recibe sanidad, y tal vez Ud. viva lo suficiente, Ud. volverá a enfermarse en otra ocasión. Pero si Ud. ha sido salvo, Ud. tiene vida Eterna. ¿Ve? Ud. puede ser sano, y seguir adelante y perder su salvación… quiero decir, perder su vida, pero cuando Ud. es salvo, en esos momentos Ud. adquiere Vida Eterna, para nunca estar enfermo.
171Me pregunto si Ud. en esta noche entendió de lo que yo estaba hablando, de que Dios le apareció a Abraham y a Sara y les dio la última señal, ese Ángel, antes de que la destrucción viniera y el Hijo prometido fuera dado. Para la Iglesia, eso, esa señal, fue la única del Hijo. Para el mundo, eso fue destrucción. Ahora, lo que El hizo para Abraham y para ellos, fueron ejemplos.
172Jesús vino a la tierra, la Simiente Real de Abraham e hizo la misma señal. ¿Cuántos saben que esto es verdad?, digan "Amen." (La congregación dice: "¡Amén!" -Ed.) Seguro. Y lo rechazaron. ¿Es correcto esto?
173Ahora, El nunca hizo eso a los Gentiles, porque la Simiente Real todavía no estaba presente, la Iglesia no había nacido todavía. Pero cuando la Iglesia nació, y hoy tiene ya dos mil años sólo al… Recuerde, eso era el término de la espera de Abraham. Eso era el término de la espera de la simiente natural por el Mesías, porque el Mesías estaba allí.
174Esto es el término de la espera de la Simiente Real. El está aquí, la aparición de Cristo. ¿Alguna vez a tratado de separar… Hay un lugar en la Biblia, Ud. sabe, no tengo tiempo de ir a buscarlo, que habla de "la aparición de Cristo," y de "la Venida de Cristo." Esas son dos cosas diferentes, la "aparición" y la "Venida." El está en su aparición hoy, trabajando con nosotros en la forma del Espíritu Santo, perfeccionando a la Iglesia. Tiene que ser.
175Si Ud. tiene un billete de un dólar en su bolsillo, sáquelo y obsérvelo. En un lado está el sello Americano, y por el otro lado, está el Sello Egipcio, la pirámide con la piedra de corona más arriba de ella, como un ojo mirando. ¿Por qué el Dólar Americano pondría al lado opuesto de su sello, "El gran sello"? Es lógico pensar que el Sello Americano, sería aquí el gran sello. Pero, el Gobierno de los Estados Unidos reconoce el gran sello, lo quiera o no lo quiera.
176Observe la pirámide a medida que se forma hacia arriba, la Iglesia. Justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo, y entonces eso tiene que irse estrechando para cuando… La Piedra de Corono nuca se asentó en la pirámide, Ella fue rechazada, al igual que la Piedra angular. Pero cuando esa Piedra de Corona venga… Yo he estado en la pirámide; sus piedras están tan perfectamente unidas, que Ud. no pudiera meter una navaja de afeitar entre ellas, en donde está la argamasa. Y cuando la Iglesia venga,… cuando Cristo venga a recibir Su Iglesia, la Iglesia tendrá el ministerio exactamente igual que el de Él, y a través de esa gracia ella levantará al resto, y luego se irá. La venida de la Piedra de Corona, clamando: "¡Gracia, del Señor!"
177Estoy pensando algo ahorita. ¡Aleluya! Nuestro Dios todavía es Dios. El revela Sus secretos a Sus siervos. Yo hablé de un Ángel que con Su espalda hacia la tienda, teniendo Su espalda dentro de ella. Yo predigo de que ese Ángel está aquí en estos momentos, el Espíritu Santo, la misma Columna de Fuego que guió a los hijos de Israel. La Columna de Fuego fue hecha carne y habitó entre nosotros. El dijo: "Yo vengo de Dios, y voy a Dios."
178Después de Su muerte, entierro, resurrección, y ascensión, El se encontró con Saulo en el camino rumbo a Damasco. Una Luz lo tumbó a él. Y dijo: "¡Señor, Señor!"
179El le dijo: "Saulo, Saulo. ¿Porqué me persigues?" "¿Quién eres Señor?" contesto Saulo. Él le dijo: "Yo soy Jesús." Había regresado.
180¡El está aquí en esta noche, probado por Su Iglesia, probado científicamente y por todo! Oh, amigos, ¿porqué son Uds. Tan indiferentes? ¿Por qué nos sentimos tan decaídos? Deje que el Dios que habló la Palabra, deje que el Dios que … Como Eliseo dijo, cuando regresaba con una doble porción de Elías, dobló el manto y dijo: "¿Donde está el Dios de Elías?" ¡Deje que el Dios que escribió la Palabra, confirme la Palabra! ¡Si esta es Su Palabra, deje que El se pare por Ella! El prometió hacerlo. Él lo hará si Ud. lo cree.
181Ahora, déjeme poner esto muy claramente. Yo no soy esa Persona. Yo soy un siervo de esa Persona. Y Ud. lo es tambien, si Ud. es Simente de Abraham.
182Pero yo estoy predicando Su Palabra y estoy parándome en el día en donde cada denominación me ha rechazado, las organizaciones me han echado de cada lugar a donde voy. Y solamente preciosos hermanos quienes están en estas organizaciones, quienes han visto la Luz, se han agarrado de Ella, sin importar lo que el alto mando diga. Dios bendiga hombres como esos. Dios bendiga esas mujeres y hombres quienes se pararon firmes anoche. ¿En qué puedo ayudarlo? Dígame algo. Dígame que quiere que haga, y yo haré todo lo que yo pueda por Ud. Uds.. son pueblo de Dios. Pues cualquier hombre ó mujer que hace una determinación como ésa, en medio del conflicto, yo lo respeto.
183Ahora si ése Ángel… Si la Palabra de Jesucristo predijo que antes de la venida del Hijo del Hombre, las mismas cosas que sucedieron en Sodoma sucederían en la Iglesia, deje que él venga en la escena.
184Yo voltearé mi espalda hacia Ud. Ud. incline su rostro y ore. Yo no haría esto por nada si no fuera guiado a hacerlo. Yo sería un necio haciendo tal declaración. ¡Pero lo hago creyendo en Cristo el Hijo de Dios, creyendo que El es la Palabra! Y la Palabra se hace realidad en nuestra carne, cuando aceptamos la Palabra porque es Su promesa, "Yo estaré en vosotros hasta el fin del mundo, y las obras que Yo hago, vosotros también haréis."
185Yo he volteado mi espalda hacia la audiencia, Padre Celestial, eso que yo he predicado en este Mensaje. Yo oro Padre, Dios deja saber en esta noche de que Tú todavía eres Jesucristo el Hijo de Dios, y que Tú todavía eres Jehová Dios. Tú eres el mismo ayer, hoy y por los siglos. Y que eras Tú hablando allá con Abraham en aquel día en la tienda. Eras Tú quien pudo discernir lo que esa mujer estaba pensando en la tienda, y se lo dijiste. Y de inmediato, ella lo negó, Tú hubieras podio haberle quitado su vida, pero ella era parte de Abraham, era su novia. Señor, Tú pudieras quitarnos nuestras vidas, debido a nuestra incredulidad, pero somos parte de Cristo. Tú no hubieras podido quitarle la vida a Sara, sin herir a Abraham. Y Tú no puedes quitarle la vida a la Iglesia, sin herir a Cristo. Ayúdame, Señor. Yo no tengo educación. Yo sólo soy… Señor, yo no tengo nada, sólo el creer en Ti. Y yo creo. Ayuda mi fe, Señor.
186(Una hermana habla en otra lengua. Otra hermana da la interpretación -Ed.) Amen. Le doy gracias al Dios vivo. Ahora, El está presente. Sea reverente, respete.
187Ud. puede levantar su cabeza si Ud. desea. Ahora, no solamente… ¿Ve? La Biblia dice que el hablar en lenguas es para edificarse Ud. mismo, a menos que haya alguien que interprete. Y si hay interpretación, esa es profecía para la Iglesia. Y de manera que yo escuché la interpretación, fue de "Creer al Señor, que es Él quien ha enviado la Palabra." Yo no vengo en mi nombre, yo vengo en Su Nombre. Entonces Sus obras Él las hará a través de mí, por la predicación de Su Palabra y la confirmación de Su Palabra. Seguramente. Yo creo eso. ¿Cree Ud. lo mismo? (La congregación contesta: "¡Amén!" -Ed.) ¿Cuántos lo creen, antes de que El…? Dios le bendiga. Ahora, ésta es la manera, ésta es la manera. Conserve ese nivel de balance y Ud. verá algo suceder.
188Yo voy a voltear mi espalda hacia la audiencia, porque aquel fue el Espíritu Santo atestiguando a aquello. ¿Ve? Sea fuerte El nos dice que hagamos. ¿Cree alguno de Uds. allá en la audiencia, alguien? No hay una sola persona que pueda ver… ¿Cuántos allá están enfermos y afligidos, ó tienen a alguien que está afligido, ó alguien por quien Ud. está orando, y que Ud. sabe que yo no sé nada al respecto?, levante su mano. Bien, hay manos prácticamente por donde quiera. Bien, creamos en estos momentos. No, no se vaya nadie, sólo denme… Faltan doce minutos para las diez. Denme doce minutos, ¿lo hará? Nadie se mueva. Ninguno se vaya. Permanezcan sentados sin moverse. Sólo una vez, abra su corazón.
189(Un hermano habla en otra lengua. Otro hermano da la interpretación - Ed.) Amen. Gracias, Señor, gracias. Reverentemente, respetemos eso con todo muestro corazón. Ese es un don en la Iglesia. Permanezca en oración, reverentemente.
190Recuerde, una vez ellos iban a pelear, y no sabían cómo afrentar esta gran batalla. Allí estaba David, y compartió con ellos un pedazo de carne y una garrafa de vino. Pero el Espíritu cayó sobre un hombre, y él profetizó y les dijo en donde encontrar al enemigo, y fue así.
191Nosotros estamos afrentando una gran batalla, hermano. Y estamos parados en medio de una gran batalla ahorita mismo. El Espíritu ha estado cayendo en algunos y les ha estado diciendo lo que hagan, que "crean." El está tratando de que aparten su mente de mí. ¿Ve? Alguno de Uds. están pensando que es el Hermano Branham tratando de hacer algo. No soy yo; es El. Yo sólo… Un don es sólo para que se rinda usted, como para que se engrane Ud. bien. Es como este micrófono cuando lo prendemos, para que alguien hable a través de él. Es sólo un pequeño "mecanismo" que yo prendo, una cosa pequeña. Al Espíritu Santo yo no lo prendo," El me prende a mí. Y luego El habla; no soy yo. Ahora sea reverente y crea, cada uno de Uds.., ore solamente.
192Ahora, todos saben que la Biblia dice que "Jesucristo en estos momentos es un Sumo Sacerdote que se pueda compadecer de nuestras enfermedades." Si esto es verdad, que la congregación diga: "Amen." (La congregación dice: "¡Amén!" -Ed.) ¿Es El el mismo Sumo Sacerdote? Diga: "Amen." ("¡Amén!") Y si El es el mismo Sumo sacerdote, El tendrá que actuar de la misma manera. ¿Es correcto esto? ("¡Amén!") Amen. Ahora, ¿qué es lo que Ud. haría?
193Bien, el tocarme a mí, no haría ninguna diferencia; yo soy un hombre. Pero al tocarlo a Él, el Espíritu Santo que está aquí, El reacciona y usa labios humanos. Porque, El es la Viña, nosotros somos las ramas; El no da fruto, El solamente da energía a la rama.
194Acabo de tornar mi espalda hacia la audiencia para que Ud. pueda ver las cosas que yo he dicho.
195Ahora, estos ministros aquí en la plataforma, están orando. Uds.. pueden mirarme si así lo desean. Está bien. Sólo al mirarlos, Ud. podría saber que ellos están… proque Uds.. son pastores, Uds.. son los que pastorean estas ovejas. Así que, es para que Ud. se dé cuenta. Quiero que oren por mí, hermanos. Porque, ¿se da cuenta Ud. lo que yo soy? Yo soy representante del mismo Cristo que Ud. sirve. Y yo soy su hermano, compañero ciudadano del Reino, con Uds. hermanos. Yo sólo estoy aquí…
196¿Ve?, ahora, en estos momentos la Palabra que yo prediqué, ¿ve? está en un riesgo. En estos momentos, que falle, es lo que él está esperando. Pero Dios no es una falla. Solamente sea reverente.
197Con mí espalda volteada, quiero que alguien… Permítame volcarme, Tengo que voltearme completamente. Permítame voltear mí espalda primero a esta sección, y después vendré y lo haré en la otra sección. Ahora, alguien detrás de mí en esta dirección; hay muchos orando. Detrás de mí en esta dirección, alguien está orando en estos momentos, que quiere creer a Dios. Sólo crea con todo su corazón, Ud. que está en alguna parte, por aquí detrás.
198Ahora, Padre Celestial, yo-yo te agradezco por todos Tus mensajes, por todo lo que Tú has hecho. Ahora ayúdame Señor. Yo-yo… por fe, yo Te creo, creo Tú Palabra. Yo creo que fue Tú Espíritu el que me llamó hacer esto. Ahora, deja saber que yo he hablado la Verdad. Yo he testificado de Tí, ahora, testifica Señor, que yo he hablado la Verdad. Te lo pido en el Nombre de Jesús. Amén. (Una hermana habla en otra lengua-Ed.)
199Dios Padre, estamos esperando por la interpretación de eso. Tú dices en la Biblia, que habrían "series de tres," y este es el tercero. Ahora oramos para que Tú lo hagas saber a alguien quien tenga el don de interpretación. Me entrego a Tí, en el Nombre de Cristo. (Un hermano da una profecía-Ed.) Gracias, Señor. 200 Bien, eso fue una profecía, no la interpretación. ¿Ve?, él dijo más que lo que dijo la hermana. Esperamos la interpretación. ¿Ve?, ese hombre es un profeta.
201(Un hermano da la interpretación-Ed.) Amen. Gracias Señor. Directamente detrás de mí…
202(Una hermana en la congregación empieza a orar-Ed.) Dios, concede la bendición a esa mujer, por la cual ella llora. Sólo tenga…
203Sea muy reverente en estos momentos, y crea con todo su corazón. Ahora, por el Espíritu Santo, yo estoy tratando de comprobar la Palabra que yo he predicado, la cual El ha testificado que vendrá a suceder. Ahora crea con todo su corazón.
204Hay alguien que está sentado detrás de mí y es una mujer. Ella está sufriendo del corazón. Y tiene alergias que le están molestando. Ella está detrás de mí. Si la mujer no está todavía de pie… La audiencia está mirando; yo tengo mis ojos cerrados. Ella también está preocupada por un amado y ése es su esposo quien está sentado a un lado de ella, él está paralizado, tiene un bastón. El nombre de la mujer es Señor Brummach. Crea con todo su corazón. Póngase de pie y acepte lo que Ud. ha orado, y tendrá todo lo que ha pedido. Póngase de pie. ¿Está ella de pie? (La congregación dice: "Si." -Ed.)
205Dios le bendiga. Yo no conozco la mujer, nunca la he visto a ella en mi vida. ¿Somos extraños uno al otro? Hay… (La mujer dice: "Si." -Ed.) Ahora pregúnteles, vaya y pregúnteles a ellos si está correcto. Si éste no es el mismo Dios que estuvo allá antes de la destrucción de Sodoma, yo no sé que es.
206Alguien más en esta sección crea con todo su corazón. Señor Jesús. Hay una mujer sentada aquí detrás de mí. Ella tiene un profundo deseo. Ella está orando para que Dios le dé algo. Es un hijo, por lo que ella está orando. Ella está detrás de mí. Sra. Holm, póngase de pie y crea al Señor Dios. Y si Ud. cree con todo su corazón, Ud. puede tener el hijo por el cual Ud. está orando.
207Una mujer aquí, ella está inválida. Ella está sentada en una silla de ruedas. Ella está detrás de mí. Ella no es de esta parte del país. Ella es de Sacramento, la parte norte de Sacramento. Ella ha estado muy enferma. Los doctores no la pueden ayudar. Ella ha estado en el hospital. Ha tenido varias operaciones. Tiene problemas en sus riñones, problemas en sus huesos. Ella se ha puesto tan nerviosa, a tal grado, que tiene complicaciones. Ella está muy mala. Sra. Beeler, levante su mano y crea que el Señor Jesús… y sea… Dios le bendiga.
208¿Cree Ud.? Dios todavía vive y reina. ¡Si Ud. lo cree con todo su corazón!
209Aquí está una mujercita, la estoy mirando a ella sentada aquí. Ella está sufriendo con problemas del cólon. Su nombre, yo no la conozco. ¿Pero cree Ud. que Dios puede decirme quien es Ud. señora? Sra. Berglund. Crea Ud. con todo su corazón, y Ud. puede ser sana. ¿Cree Ud.?
210Aquí está una dama sentada por este lado, orando por un amigo que acaba de tener un accidente. Si Ud. cree con todo su corazón, Ud. puede tener lo que Ud. ha pedido.
211Hay una dama sentada allí sufriendo de dolores de cabeza. ¿Cree Ud. con todo su Corazón? Ud. puede ser sana. No lo dude. Solo crea. Si El no es el mismo Dios, yo no sé entonces quien es El. El está aquí para,… para si Ud. lo acepta y lo cree.
212(Una hermana habla en otra lengua. Un hermano da la interpretación. - Ed.) Amen. Gloria al Señor.
213¿Qué no puede darse cuenta que Ud. está en la Presencia de Dios? Ud. haga eso. Ahora, yo pienso que lo que deberíamos de hacer en estos momentos, después de que el Espíritu ha estado diciéndonos, "Ven a mi, Cree en mi, Mi pueblo," yo pienso que deberíamos hacer un llamamiento al altar en estos momentos, y dejar que esos que no conocen a Cristo, vengan aquí alrededor del altar y lo acepten a Él como su Salvador. Si Ud. no ha recibido El Espíritu Santo, venga también, a recibir el Espíritu Santo, porque es lo que Ud. va recibir. ¿Por qué no pasa mientras se nos da un tono?; alguien va a dirigir los cantos. El Espíritu Santo ha estado hablando. Dios le bendiga, hermana. Muy bien. Alguien más que venga aquí con la dama. Venga directamente si Ud. tiene esa… Dios le bendiga, hermana. En la Presencia, en donde la Biblia, la Palabra, la confirmación, los dones, todo trabajando, ¿No es esto maravilloso? Venga aquí al altar. Bajen de los balcones. Ud. sin Dios, sin haber sido lleno con el Espíritu, venga mientras nosotros cantamos. Jesús pasa por aquí, Por aquí Jesús pasa por aquí El pasa por aquí hoy Jesús pasa por aquí Porque no viene mientras El pasa Su Espíritu se mueve y dice, "ven,"… hoy, Jesús pasa por aquí El pasa por aquí hoy.
214¿Vendrá Ud. mientras El está pasando? Mire lo que El está haciendo entre Uds. Está mostrando que El es el mismo. Venga en estos momentos, cada alma que no le conoce a Él, aquella que no ha nacido otra vez. ¿Vendrá Ud. a buscarle? Recuerde: el mismo Espíritu Santo lo conoce."… Jesús pasa por aquí Por este camino hoy Oh, Jesús está pasando por aquí Hoy El está pasando por aquí
215Venga toda alma que no conoce a Dios, en estos momentos, que no está segura de su confesión. Venga No, no sea… No tenga un concepto intelectual de ello, hermano, hermana. No haga eso. Ud. pudo haber tenido toda clase de sensación. A Ud. le puede haber salido sangre en sus manos, en su cara, Ud. pudo haber tenido escalofríos y todo lo demás. Nada en contra de eso, eso cata bien. Ud. pudo haber hablado en lenguas, Ud. pudo haber bailado en el Espíritu, y todavía estar perdido. Esto es verdad. Tiene que ser una vida que ha nacido en Ud., que toma esta Palabra y le hace vivir otra vez. ¿Ve? Cristo es la Palabra. Y si Ud. no ha recibido fe todavía para ir a esa palabra y creerla, ¿por qué no viene Ud. en estos momentos?
216Mientras la Iglesia de Dios, mientras las luces del atardecer están empezando a declinar, y el-el árbol se está madurando; Dios dijo que El restauraría ese árbol, ese mismo árbol pentecostal, la misma clase de Fe, todo igual a lo que ellos tuvieron, ese árbol será restaurado otra vez; sin ninguna denominación, sin ninguna cosa, vendrá en el simple poder del Espíritu Santo, enseñando la Biblia exactamente de la manera que lo hizo. Se nos ha prometido uno en los últimos días. Ud. sabe, que venga y restaure esa Fe. Así que yo creo que El está aquí en esta noche, en la forma del Espíritu Santo. Venga hoy, mientras lo cantamos otra vez. Y así estamos seguros que lo hemos hecho.
217Ahora recuerde, si este espíritu… ¡Uds. Gente Pentecostal en verdad crean en sus dones de lenguas e interpretaciones! Si Ud. no puede creer lo que Él ha hecho aquí, entonces crea en sus lenguas e interpretaciones, que lo está llamando a Ud. al altar. Vengan todos. Si Ud. ve eso obrando, esto obrando, Dios obrando, ¿porqué? ¡Porque es Dios! ¡Cuánto más debería Ud. ver la Palabra que está aquí confirmándolo, diciendo que Eso es la verdad! Venga una vez más cantémoslo, para que Ud. pase. Jesús está pasando por aquí, Hoy, hoy, Jesús está pasando por aquí El está pasando por aquí hoy.
218Ahora, aquellos que creen en Dios, verdaderos santos ministros ysiervos de Cristo, vengan, acérquense aquí, mientras cantamos otra vez. Acérquense al altar, y pónganse alrededor de estos que están aquí y oremos juntamente con ellos. Vengan. Acérquense. Yo no puedo alcanzar a cada uno de ellos, con mis manos. Quiero que Ud. venga. Algunos de Uds. Hermanos ministros vengan aquí, para que Ud. pueda poner sus manos sobre ellos. Muy bien. Ud. que conoce a Dios, venga y póngase alrededor de ellos, unas mujeres alrededor de estas mujeres, unos hombres alrededor de estos hombres. Vengan aquí en estos momentos. Esta es una-una orden de Dios. Venga Uds. Aqui. Eso, eso es, ésta es la hora. Alguna de Uds. Madres santas y alguno de Uds. Hermanos santos, vengan aquí y pónganse alrededor de ellos para que puedan poner sus manos sobre ellos, en confirmación, poniendo sus manos sobre ellos para que reciban el Espíritu Santo. May bien. Bien, eso es. Eso es.
219Ahora, ¿porqué vino Ud.? Porque Ud. cree. Ud. está convencido de que Dios está en nuestros medios. El está aquí en esta noche. El está aquí obrando en grandes señales y prodigios.
220Acérquense, todos. Acérquense más para que la gente pueda tener más espacio. Acérquense más. Vienen más por los pasillos, como Ud. ve. Solo muévase más cerca.
221Cuántos en la audiencia están preocupados por estas personas que están paradas aquí en estos momentos, por la salvación de sus almas levanten sus manos. Muy bien. Todos juntos en estos momentos, levantemos nuestras manos a Dios, y pidamos orando.
222Nuestro Padre Celestial, te traemos a Ti esta audiencia en esta noche, con el Espíritu Santo presente en estos momentos, en nuestros medios, haciendo que Su Palabra viva otra vez. Llena cada corazón, Señor. Ven el poder del Espíritu. Concédelo, Señor. Echa fuera todo temor, todo demonio. Muévete en el poder de Dios. Y toma control sobre estas almas. En el Nombre de Jesucristo, Yo te los entrego a ellos a Ti para Tu gloria.