Photo

~ JEHOVA-PROVEERA 1 ~
1Permanezcamos de pie por unos momentos mientras inclinamos nuestros rostros para orar. Y mientras inclinamos nuestros rostros, me pregunto cuántos en esta noche desearían ser recordados en oración, algo que tenga en su corazón que Ud. quiera que Dios se lo conceda, indíquelo, levantando sus manos. El Señor conceda estas peticiones mientras inclinamos nuestros rostros y nuestros corazones delante de Él.
2Nuestro Padre Celestial, estomas abordando Tu Trono de Gracia una vez más, en el Nombre de Jesucristo, el gran Hijo de Dios. Te damos gracias por la oportunidad que nos das de venir delante de Ti con la seguridad de que Tú nos escucharás y contestarás lo que hemos pedido. Oramos, Padre, para que Tú perdones nuestros pecados, esto es, nuestra incredulidad. Y Padre, oramos que Tu nos des fe, abundancia de fe en esta noche. Tú sabes lo que estaba en sus corazones detrás de cada mano levantada. Ellos necesitan algo, Señor. Ellos levantaron sus manos reverentemente, esperando algo de Ti. Y yo oro, Padre Celestial, que lo que haya sido, sea concedido al pueblo.
3Te damos gracias por la visitación de ayer en la noche. Oramos para que vengas otra vez a nosotros en esta noche con abundancia de poder y de gracia, y nos concedas así, los deseos de nuestros corazones, pues verdaderamente nuestro deseo es de hacer Tu voluntad y de ver que Tu voluntad sea hecha. Y sabemos que Tu Voluntad es concerniente al enfermo, ya que Tú fuiste herido en Tu espalda por nuestra sanidad, "Por Sus llagas fuimos nosotros curados." Y Padre, oramos de que Tu gran Voluntad sea hecha en esta noche, de darnos fe para creer esto, plenamente, para que toda persona enferma sea sanada y cada persona que está perdida pueda recordar que El fue molido por nuestros pecados. Concédelo, Señor.
4Has que reconozcan que mientras haya un Sacrificio de Sangre allí por ellos, sus pecados no pueden ser vistos por Dios. Pero si ellos murieran sin confesar Esto públicamente y sin aceptarlo, y sin ser nacidos otra vez, no habría manera para ellos de entrar al Reino. Permite que esta sea la noche de que cada persona que no esté bajo la Sangre, se meta rápidamente Bajo la Sangre en esta noche, en el Nombre del Señor Jesús. Y Te daremos a Ti la alabanza, Amén.
5Es un gran privilegio de estar aquí en esta noche y predicar de nuevo. Anoche tuvimos unos momentos gloriosos, la visitación del Señor. Pero los retuve muy tarde. Por alguna razón, nunca puedo terminar a tiempo.
6Hoy me expuse al sol un poquito más de lo debido. Mi hijito, José, había estado insistiéndome de que quería ir a nadar. El lugar en donde nos estamos quedando tiene una pequeña alberca en la parte de atrás, cercada, y me dijo: "Ven Papá, mírame. Puedo nadar." Yo le dije: "Muy bien."
7Así que fui en esta mañana y me lleve mi Biblia y algunas hojas para escribir notas. Y mientras estaba estudiando, vino hacia mí vestido con su pantaloncito de baño y me dijo: "¡Mírame Papá, puedo echarme clavados!" ¡Déjeme decirle, si yo alguna vez he visto a un sapo echarse al agua, fue en esa ocasión! Y al salir a la superficie, el agua le salía por su nariz y su boca y me preguntó: "¿Qué tal lo hice?" Yo le contesté: "Lo hiciste muy bien."
8Y estaba recordando que en una ocasión yo le dije la misma cosa a mi Papá. En un pequeño charco, antes de llegar al río, había un charco y niños como éramos le quitábamos la nata verde que se formaba por encima del agua, no tenía más de seis pulgadas de profundidad. Y yo continuaba diciéndole a mi Papá: "Yo sé nadar."
9Así que un Domingo por la tarde, él fue allí y tenían una cajita de jabón allí, puesta en la orilla. Y me metí detrás de los matorrales y me quité mis ropas, lo poco que traía, nada más le saqué el clavo que las sostenía, Ud. sabe. ¿Cuántos han visto un igual? Ya veo. Solo un par de pantalones de mezclilla con tirantes, solamente con un cordoncito para sostenerlos, atravesado por un clavo. Saca Ud. el clavo y es todo lo que tiene que hacer, y estar listo para meterse. Así que me subí a la caja y me tapé la nariz con una mano, Ud. sabe, y me arrojé al lago, me estaba observando. Y le pregunté: "¿Qué tal lo hice?"
10El me contestó: "¡Salte de allí y ve a bañarte!" ¡Estaba pensando que tanto tiempo ha pasado desde ese incidente!
11Y Ud. sabe, el tiempo pasa, ¿verdad? Tal parece que ya no tenemos tiempo de hacer cosas. Y el tiempo no espera a nadie. Así que debemos obrar mientras podemos porque la hora está a la mano, cuando esta generación terminará y vendrá otra generación, si acaso hay otra generación. Verdaderamente, y lo digo con todo mi corazón, (Yo no sé cuando viene el Señor; ninguno de nosotros lo sabe), pero en verdad yo no creo que vaya haber otra generación. Yo creo que Cristo vendrá en esta generación. Yo no sé a que hora, pudiera ser en esta noche, o pudiera ser en diez años, o veinte, pero yo creo que El vendrá en esta generación. Yo creo esto. Y si El no viene, de todas maneras, yo quiero vivir como si El fuera a venir, porque sé que pudiera ser mi último día, o su último día.
12Entonces recuerde, si nos vamos antes de que El venga, estaremos arriba y en Su Presencia, o seremos levantados antes que los otros sean cambiados. "La trompeta de Dios sonará y los muertos en Cristo resucitarán primero; y nosotros los que quedamos seremos cambiados en un momento, en un parpadear de ojo y seremos todos arrebatados para encontrar al señor en el aire." Mire el orden de la resurrección. ¿Ve?, Dios sabe que anhelamos ver a nuestros amados; pero si fuéramos allá a encontrarnos primero con El, estaríamos mirando a nuestro alrededor para ver si nuestro padre o madre y el resto de ellos estarían allí. Pero vea Ud. como lo hace el Espíritu Santo en Su sabiduría. Nos encontraremos primero uno con el otro, y luego cuando estemos allá y cantemos "Sublime Gracia," entonces será cuando habrá un momento de adoración. Ud. piensa que yo actué algo raro ahorita, ¡espere cuando me vea Allá arriba! Va a ser un momento maravilloso para mí y para todos nosotros cuando estemos Allá.
13Ahora leamos algo de la bendita Biblia, en esta noche. Abrámosla en Romanos, el capítulo cuatro, y leamos solo una porción del Libro de Romanos. Quiero leer en dos lugares en esta noche, del Libro de Génesis y del Libro de Romanos. En el Libro de Romanos el capítulo cuatro, el verso diecisiete. (Como está escrito, Yo te he hecho padre de muchas naciones,) delante de Dios al cuál creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son como las que son. El creyó en esperanza contra esperanza, para venir a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que le había sido dicho. Así será tu descendencia. Y no se enflaqueció en la fe, ni consideró su cuerpo ya muerto, siendo ya casi de cien años, ni la matriz muerta de Sara: Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza, antes fue esforzado en fe, dando gloria a Dios; Plenamente convencido de que todo lo que él le había prometido, era también poderoso para hacerlo. Por lo cuál también le fue escrito. Que le haya sido imputado; Sino también por nosotros, a quienes será imputado, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús Señor nuestro; El cuál fue entregado por nuestros delitos y resucitado para nuestra justificación.
14¡Oh, como amo Esto! Es una de mis Escrituras favoritas de la Biblia, para lectura, porque es tan positiva de lo que Dios era, de lo que El prometió y juró que El haría. Y ahora, he elegido este tema, porque siempre pienso en esto en cada reunión, de ver la fe que vimos ejercitada aquí anoche, que ninguna persona enferma quedó enferma. ¡De ver que el poder de Dios vino y ver lo que El hizo! Entonces yo pensé, si tan sólo pudiéramos edificarnos alrededor de algo positivo, haciendo una realización como una meta, entonces que maravilloso sería cuando pudiéramos llegar a esa gran noche u hora de clímax.
15Y debemos recordar de que nada puede hacerse sin fe, y primero ésta tiene que ser confesada. Porque El es, El es el Autor de la fe, nosotros sabemos esto, y nada de eso puede hacerse sin fe. Y sin fe es imposible agradar a Dios.
16El es hoy el Gran Sacerdote de nuestra confesión. Ahora, la versión Inglesa "King James" aquí, en el Libro de Hebreos, lo pone como "profesión." Profesar y confesar es la misma cosa, profesar y confesar. Confesar significa "decir la misma cosa": "Por Sus llagas yo soy sano," ¿ve?, "por Su vida yo soy salvo." Por lo tanto, primero, tenemos que confesarlo, y El se sienta como un Mediador, el único Mediador entre Dios y el hombre, y El se sienta allí para hacer intercesiones sobre lo que confesamos que El ha hecho. ¡Cuán sonora y sólida es esta cosa!
17Y ahora, quiero leer otra Escritura, que se encuentra en el Libro de Génesis, el capítulo veintidós, principiando a leer como en el séptimo verso. Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y le dijo: Padre mío: y él respondió: Heme aquí, mi hijo. y él dijo: He aquí el fuego y la leña; más donde está el cordero para el holocausto? Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto hijo mío; e iban juntos. Y como llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y le puso en el altar sobre la leña. Y extendió Abraham su mano, y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Entonces el ángel de Jehová le dio voces del cielo y le dijo: Abraham, Abraham, y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas la mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; que ya conozco que temes a Dios, pues que no rehusaste tu hijo, tu único. Entonces Abraham alzó sus ojos y miró y he aquí un carnero a su espalda trabado en un zarzal por sus cuernos: y fue Abraham y tomó el carnero, y le ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.
18Quiero tomar un tema de allí, si podría ser llamado tema, Jehová- Jiréh, la palabra significa "el Señor proveerá a sí mismo un sacrificio." Si El no tiene uno, El puede proveerse uno. Yo estoy muy agradecido por eso. ¡Y ahora continuando, este gran tema! Y leyendo allí que "tampoco Abraham a la promesa de Dios dudó con desconfianza, antes fue esforzado en fe, dando gloria a Dios."
19Ahora, Abraham fue a quien Dios le hizo la promesa y el pacto; a Abraham; y no solamente a él pero a su simiente después de él, "Abraham y su Simiente." Y ahora recuerde esto: Si estamos muertos en Cristo, somos simiente de Abraham si hemos nacido otra vez. Ahora, seamos muy cuidadosos en esto mientras estudiamos esta lección. Y si Ud. escucha atentamente, yo estoy seguro que el Espíritu Santo se lo revelará a Ud. y Ud. recibirá esa esperanza y entonces ella alumbrará esta ciudad y todo alrededor de Ud. si tan sólo tomamos nuestro tiempo y captamos la idea, de lo que el Espíritu Santo está tratando de traernos. Ahora, al llamado Abraham fue a quién se le fue dada la promesa, a Abraham y a su Simiente.
20Ahora, hay tanto hoy en día amigos, de lo que es llamado Cristianismo, que es Cristianismo.
21Ahora, me duele decir esto; yo mejor preferiría pararme aquí y ser muy popular entre el pueblo, y que todos me palmearan la espalda, y todo por el estilo. Pero yo tengo que carearme con ese grupo en el Juicio, para dar cuenta por ello. Así que, yo-yo tengo que ser honesto.
22Ahora, podemos mirar en las congregaciones y en el mundo hoy día, en lo que es llamado Cristianismo, y darnos cuenta que está a millones de millas de lo que es Cristianismo. Y está predicho en la Biblia que sería de esta manera. Ahora, muchos aceptan a Cristo diciendo de esta manera: "Bien, yo creo en El." El Diablo cree la misma cosa. ¿Ve? Y muchos de ellos tratan de aceptarlo en emoción, diciendo "Bueno, yo habló en lenguas. Yo dancé en el Espíritu." Yo he visto curanderos brujos que hacen la misma cosa, y diablos danzantes en África; seguro, que hablan en lenguas, beben sangre de un cráneo humano, e invocan al Diablo. Mi madre es India, media India, y su familia. Yo los he visto tomar un lápiz y dejarlo allí, y ver como el lápiz escribe por sí solo, en lenguas extrañas, y pararse ellos allí e interpretarlas, invocando al Diablo. Seguro. ¿Ve? Ud. no puede guiarse por emociones. ¿Ve? La vida que Ud. vive testifica lo que Ud. es. ¿Ve? No importa que clase de sensación, Ud. no puede basar el Cristianismo en ninguna emoción.
23¡Es una Vida! Jesús dijo: "Por sus frutos los conoceréis." No por lo que profesan, no por lo que ellos dicen. Y Jesús también dijo: "Uds. Me honran de labios, pero vuestro corazón está lejos de Mí." Eso es, eso es lo que ellos profesan. ¿Ve?, Su vida lo dice. Y si un hombre dice que él cree en Dios, y niega una Palabra de esta Biblia, o la cambia en cualquier manera, tiene que estar errado.
24Ud. dice: "Estas pequeñas cositas, no hacen ninguna diferencia." Pero si la hacen.
25Una palabrita es la que nos ha metido en todo este problema; no dudándola, pero sólo el colocarla fuera de su lugar. Satanás hizo que Eva errara, le dio a ella una razón. Allá con el Hermano Williams, en Santa María, acabo de predicarlo. Esta es la cosa que nos sacó del Jardín del Edén, y causó la enfermedad en cada niño. Y mientras oraba por un niñito espástico aquí hace unos momentos, lo recordé. ¿Qué causó eso? Eva nunca lo dudó, pero ella aceptó una razón, que sería razonable que esto saldría muy bien. Y eso causó cada muerte, cada enfermedad, cada lamento, cada aflicción. ¿Pero, cómo vamos a regresar de nuevo? ¿Si eso causó seis mil años de esto? ¿Cómo vamos a regresar con algo menos que con cada Palabra perfecta y de la manera como está escrita?
26El Diablo ganó la batalla sobre la raza humana razonando con ella. Solo razonando, "¿No es lógico que esto sea así? Es razonable." ¡Pero si el razonamiento es contrario a la Palabra, entonces la razón está incorrecta! No le ponga ninguna interpretación privada. Sólo dígala de la manera como está escrita, y créala así. ¿Ve? Dios cuida de ella. Es exactamente de la manera que ella está supuesta a ser, así que, creámosla de esa manera.
27¡Ahora, es la Palabra, toda Palabra! Toda… El Espíritu Santo en un hombre; cada frase de la Biblia, el Espíritu Santo en Ud. la puntualizará con un "Amen," porque el Espíritu Santo escribió la Biblia. Y si El está en Ud., ¿cómo puede El decir: "Bien, Eso fue para otra edad, Eso fue para esto, lo Esto fue para lo otro? ¿Cómo puede El decir eso y ser el Espíritu Santo en en Ud.? No puede hacerlo. ¡El tiene que decir "Amen" a ello!
28Ahora, como dije el otro día, la primera cosa que Dios dio a Su pueblo para fortificarlos, fue la Palabra. Y El nunca ha cambiado. El no puede cambiar. Ahora, credos no sirven, denominaciones no sirven, educación no sirve, ninguna de estas cosas, cada una de ellas han fallado totalmente, y fallarán. Solamente hay una Cosa que servirá, y ésa es la Palabra.
29Y la única manera que podemos venir por la Palabra, es por la Sangre. Y el único lugar en el que cualquiera ha adorado a Dios, tuvo que ser bajo la Sangre. No hay en ninguna manera, otra preparación. Ud. no puede venir bajo el nombre de Metodista, Ud. no puede venir bajo el nombre de Pentecostés, Ud. no puede venir bajo el nombre de Católico. Hay docenas de iglesias Católicas, diferentes, diferentes una de la otra, la Ortodoxa, la Griega, la Romana, ellas se han dividido tanto como las Protestantes. Los Protestantes, Metodista, Bautista, Presbiteriana, Luterana, Católica, oh, cada una de ellas son diferentes. Y allí están, ¿Ve? Pero sólo hay un terreno para compañerismo, ¡y ese es, bajo la Sangre! Y la Sangre es la Vida, y ella siempre estará de acuerdo con la Palabra, siempre con la Palabra.
30Ahora, nosotros sabemos que la vida está en el sexo masculino, está en la sangre, la hemoglobina. La gallina puede poner un huevo, pero si ella no ha estado con el gallo, nunca empollará. Seguro, no es fértil. De esta observación, hice muchas fuertes declaraciones, como la de que una ave femenina puede echarse en un nido lleno de huevos, y les puede ser todo lo fiel que quiera, ella los puede subir con sus alas, y voltearlos cada ciertos minutos para estar segura de que empollarán. Ella puede ayunar y ponerse tan hambrienta, mientras está en el nido, por ser fiel a esos huevos, hasta que se debilite tanto que no podrá volar del nido. Pero si ella no estuvo con el ave macho, y fertilizó esos huevos, esos huevos no serán fértiles se quedarán en el nido y se pudrirán, porque ella no ha estado con el macho. Esto es correcto.
31Y esta es la condición que nuestras iglesias están, sólo tomaron un montón de gente bajo una profesión fría y formal, alguna danza mística o alguna sensación. ¿Y qué es lo que ellos hacen? Dudan la Palabra a tal grado, que tenemos solamente un nido lleno de huevos podridos. Es tiempo de limpiar el nido y empezar otra vez. Hasta que ellos entren en contacto con el Macho, Cristo Jesús, y nazcan otra vez de la Palabra. Entonces ellos tienen que empollar, porque es Vida.
32Tiempo atrás, estaba comiendo con un antiguo predicador Metodista, y escuché en la Hora de Agricultura procedente de Louisville, el 4- ll Club estaba hablando, de que "Ellos tenían una máquina que podía producir un grano de maíz, la misma clase de pan de maíz, y que era igual al maíz. Cortado de cierta manera, y llevado a un laboratorio y puesto bajo la luz del microscopio, su corazón está en el lugar correcto, y todo, y la misma cantidad de humedad, calcio, potasio, y lo que está en el maíz original está exactamente en ese maíz." Y decía: "Si Ud. alguna vez llega a tomar un puñado del saco del maíz que se dio en el campo, y del saco del maíz que la máquina produce, o fabrica, y Ud. los mezcla, no podría nunca ver la diferencia con su ojo natural, aún partiéndolo, ni la ciencia podría aun encontrar la diferencia. La única manea que Ud. podría ver la diferencia, fuera que los enterraran." Eso lo haría.
33Un hombre podría mirarse como un Cristiano, él podría actuar como un Cristiano, él podría personificar a un Cristiano. Pero a menos que el tenga el germen de Vida allí adentro, el no podrá levantarse otra vez, tiene que tener ese germen de Vida allí adentro, tiene que tener Vida Eterna.
34Y cualquier persona que ha estudiado Griego, sabe que "Eterno" se deriva de la Palabra Zoe, que significa "La propia vida de Dios." Eso viene a ser parte de El, como Ud. es parte de su padre. Ud. viene a ser parte de Dios. Y la propia vida de Dios está dividida y puesta en Ud., y ella no puede morir, poruqe es Eterna. Todo lo que tiene principio, finaliza; pero El nunca tuvo principio, por lo tanto. El no puede morir. El es Eterno, y Ud. es Eterno en El. Ud. no puede morir como El tampoco puede morir, porque Ud. vino a ser parte de Él. Ud. es nacido de Él. Amén. Si sigo hablando acerca de esto, nunca entraré a la lección de hoy.
35¡Oh, estoy tan contento de ser un Cristiano! Yo-yo-yo-yo no cambiaría lugares con nadie en el mundo, ni con presidentes, ni reyes, aunque ellos me dieran el mundo entero, me dijeran que podría vivir un millón de años. Pero un millón de años, actualmente no serían nada, porque nosotros continuamos viviendo, no hay muerte. ¡Así que es algo grande ser un Cristiano!
36Estaba hablando de Abraham. Volvamos a él. Hoy somos la Simiente de Abraham si Estamos en Cristo. Y si Ud. es la Simiente de Abraham, Ud. tiene la m isma fe que Abraham tenía, porque es de su fe de la que estamos hablando. Especialmente que está en la iglesia ahora, la Simiente Real de Abraham. Hubo dos simientes de Abraham. Una de ellas fue la natural, Isaac, la otra fue Cristo, la promesa. Así que a través de Isaac, Israel fue bendecido; a través de Cristo, él vino a ser padre de naciones. ¿Ve? Así que, ¿Cuánto más grande será la Simiente Real que la simiente natural de Abraham? Por lo tanto, si Ud. está en Cristo, Ud. tiene una súper simiente, Ud. es superior a lo que Abraham era, porque Ud. vino a través de la Simiente Real, Cristo. Si Ud. está muerto en Cristo, entonces vosotros sois hijos de Abraham, y tendréis la Simiente de Abraham y la fe de Abraham. Y la fe de Abraham estaba en la Palabra de Dios a pesar de lo que sucedió. El llamó las cosas que no son como las que son, porque Dios lo dijo. ¡Qué promesa!
37Regresemos un poquito atrás y fundamentemos nuestros pensamientos. Regresemos a Abraham, antes que entremos a Jehová-Proveerá. Regresemos, retrocedamos un poquito en la Escritura. Vayamos al capítulo doce. Estamos leyendo aquí del capítulo veintidós. Retrocedamos al capítulo doce, al pacto que se le hizo a Abraham. Bien, el pacto, han habido tres… dos pactos.
38Dios es perfeccionado en tres. Sabemos la numerología de Dios. Perfección, en tres; adoración, en siete y doce; y cuarenta, es tentación, cincuenta, en siete y doce; y cuarenta, es tentación, cincuenta, es el Jubileo y así sucesivamente, Dios en Sus números. Ahora, Dios es perfeccionado en tres; como Padre, Hijo e Espíritu Santo; justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo, y demás.
39Bien, han habido dos pactos. Uno de ellos fue el pacto a Adán. Dios hizo un pacto con el hombre, "Si tú lo haces Yo lo haré." Y el hombre lo quebrantó. Luego Dios hizo un pacto con Noé, ese fue el pacto con Noé, y fue quebrantado.
40Ahora El está haciendo el pacto Abrahámico. Y el pacto Abrahámico, de acuerdo al capítulo doce de Génesis, fue dado incondicionalmente. Por lo tanto, es Eterno, porque es incondicional. No "Si tu lo haces, Yo lo haré." El dijo: "¡Yo lo he hecho! Yo ya lo hice." No "Yo lo haré," pero, "¡Yo ya lo hice!" Ahora, esto, oh esto fundamenta la fe. ¿Ve? Dios está determinado a salvar al hombre. El hizo un pacto, "Si tú lo haces, Yo lo haré," y el hombre lo quebrantó. Hizo otro, "Tú lo haces, Yo lo haré," y el hombre lo quebrantó. El hombre no puede guardar su pacto, así que, Dios salva al hombre por Su gracia, bajo un pacto que es incondicional, pacto incondicional. ¡Oh, mi señor! Nunca se termina, ésta fue la culminación; tres, perfección. Noé, Abraham, quiero decir Adán, Noé y Abraham. Ahora, esta es la razón por la cuál somos hijos de Abraham, ese pacto no puede terminarse, nunca termina porque es incondicional. No es, no es porque Ud. hizo algo; ¡es porque Dios hizo algo! No porque Ud. escogió a Dios; ¡Dios lo escogió a Ud.! ¿Cree Ud. esto? (La congregación contesta: "¡Amén! -Ed.)
41La gente dice: "Oh Hermano Branham, ¡yo busqué a Dios y encontré a Dios!" ¡Ud. no lo hizo! Me duele decirle esto, pero Ud. no hizo. Dios lo encontró a Ud. Fue Dios buscándolo a Ud.
42Jesús dijo: "Vosotros no me habéis elegido a Mí, Yo los elegí a vosotros. Ningún hombre puede venir a Mí excepto que Mi Padre lo traiga, y todo lo que el Padre me ha dado, vendrá a Mí." Ahora, ¿Ve? no lo hizo Ud. Ningún hombre puede gloriarse en nada. ¡Es Dios! Oh, cuán maravilloso es ver la-la real gracia de Dios, ¡de cómo es!
43¡Y cómo la gente ha tomado el Mensaje de gracia y ha hecho una desgracia de él! Cómo mi preciosa iglesia y Uds. preciosas gentes Bautistas, cuando revuelven la gracia de esa manera, realmente Uds. lo han hecho una desgracia.
44No hace mucho tiempo alguien me dijo: "Hermano Branham, tú sabes que eras un buen Bautista." Yo le dije: "Todavía lo soy, pero me he elevado un poquito más alto."
45El dijo: "Bien, pero mira," dijo él, "Abraham creyó a Dios, y le fue imputado por justicia. ¿Qué más podía hacer Abraham, sino creer?" Y continuó diciendo, "Cuando creemos en Dios, recibimos el Espíritu Santo."
46Yo le dije: "¡Cuán diferente a lo que San Pablo dijo! San Pablo dijo, en Hechos 19, '¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creíste?' No cuando Ud. creyó; pero 'desde' que creíste!"
47El dijo: "Bien, Abraham creyó a Dios, y eso era todo lo que él podía hacer."
48"Es verdad," le dije, "pero entonces Dios le dio a él la orden de la circuncisión. Como una confirmación de que El había recibido su fe.
49Y si Dios nunca lo ha circuncidado a Ud. por el Espíritu Santo, El todavía no ha recibido su fe. Esto es correcto. Esto es la circuncisión del corazón y del espíritu. Dios da el Espíritu Santo como una confirmación que El ha recibido su fe. Ahora, si Ud. para de andar tropezándose y creyendo eso; y solamente cree a Dios, Dios circuncidará ese corazón. Y eso corta toda incredulidad, circuncida el mundo y toda la incredulidad de Ud.; y entonces Ud. se para, solo con la Palabra habita en ti; pide lo que quieras, y te será dado."
50Esto es lo que pasa con la iglesia hoy día. Ella está bajo emoción, está bajo educación, está bajo credos. ¡Con razón está apagada! ¿Ve? Así que, necesitamos una circuncisión para cortar por completo toda la cosa. Regrese a Dios y a Su Palabra, y créala de la manera que está escrita allí, y no argumente con ella. Solo quédese con ella. Dios hizo una promesa, Dios guarda Su promesa. El no puede hacer otra cosa más que guardar Su promesa, y permanecer Dios.
51Ahora, este pacto incondicional, no "si tu lo haces, Yo lo haré, o Yo lo haré después," o algo parecido a esto, sino "¡Yo ya te he dado la tierra a ti, y a tu Simiente!" Amén. ¿Ve? ¡Ya lo hice! Es una obra terminada.
52Ud. dice: "El le hizo esa a Abraham." Sí, pero no solamente a Abraham, sino que a Su simiente.
53U si nosotros somos Simiente de Abraham, lo aceptaremos como una obra terminada. "Aquellos a quienes El conoció, El llamó, aquellos a quienes El llamó, El justificó; aquellos a quienes El justificó, El los glorificó." ¿De qué tienes temor? Esto es correcto. "Y el anticristo, en los últimos días," de acuerdo a Apocalipsis, "engañó a todos los moradores de la tierra, cuyos nombres no estaban escritos en el Libro de la Vida del Cordero" (¿desde el último avivamiento? ¡No!), desde "antes de la fundación del mundo." Fue entonces cuando su nombre fue puesto en el Libro de la Vida del Cordero, cuando el Cordero fue sacrificado. Dios habló la Palabra; ella estaba en Su mente, en su pensamiento, El habló la Palabra y todo sucedió en ese momento. Esto es solo la materialización de la Simiente de Dios, eso es todo, Sus Palabras descendiendo. Ahora, cuando la Luz de Dios brilló sobre eso, rápidamente la Simiente la reconoce, porque ella es nacida de Dios. Es la Simiente de Abraham, ya conocida por Dios. Y esta es la razón por la cuál la Luz brilla, para alcanzar a esa Simiente.
54Como Joel dice, hemos tenido un avivamiento. Nos alborotamos tanto hablando de lluvia tardía, tenemos movimientos llamados de la "lluvia tardía," lluvia tardía, lluvia temprana, lluvia interna, lluvia externa. Estaba leyendo el otro día. ¿Sabe Ud. lo que significa lluvia temprana en Hebreo? No me recuerdo estos momentos; nunca lo anoté, se me escapó de mi mente. Pero, lluvia temprana, la primera lluvia, significa "una lluvia de enseñanza." La Segunda lluvia es el Espíritu que viene sobre lo que ya ha sido enseñado, y produce la cosecha. ¿Por qué es que hemos tenido tal avivamiento? Pentecostal, Bautista, todos los otros árboles pusieron sus brotes como Jesús dijo que ellos lo harían. ¿Y qué es lo que hemos empollado? Los Bautistas dijeron que tuvieron un millón más en el '44." Mire a los Católicos, como ellos han crecido. Mire a todas las denominaciones. Mire a los Pentecostales. ¿Qué fue lo que hicimos? Sembramos semillas denominacionales, y obtuvimos la cosecha denominacional. La iglesia debería estar en fuego por Dios en estos momentos; si hubiera habido una siembra de semilla Palabra allá atrás, hubiera habido señales, prodigios, milagros, y esa iglesia estaría unida en corazón, una mente, y estuviera marchando hacia Sion, para el Rapto. Esto es correcto. ¿Qué fue lo que hicimos? Aceptamos mensajes intelectuales en lugar de la Palabra. Razonamos en contra de la Palabra y todo lo demás.
55Necesitamos regresar a la Palabra. ¡Y lo haremos! Dios dijo: "Restituiré, dice el Señor, todos los años que la oruga, y la langosta comió." Va a florecer en el atardecer. Vendrá uno con mi Mensaje, él restituirá los corazones, quiero decir, el restituirá la fe de los hijos a la fe de los padres. El prometió en Malaquías 4, que El lo haría, los tornaría otra vez.
56Ahora, este no es el Elías que habla la Biblia allí, en Mateo ll, cuando Jesús dijo: "Si puedes recibirlo, Juan era el Elías que habría de venir," el de Malaquías 3. "He aquí, Yo envio Mi mensajero delante de Mi," Ud. encuentra esto en Malaquías 3.
57Pero recuerde, el Mensaje de Malaquias 4 viene cuando "El Día terrible del Señor viene y abrasará toda la tierra, y los justos caminaran sobre las cenizas de los malos." Esto nunca pasó después de Juan. No, si esto hubiera sucedido, entonces la Escritura hubiera perdido Su veracidad, pues hubiera dicho algo que era así. Han pasado dos mil años desde entonces, el mundo no ha sido quemado desde entonces. ¡No, Señor! Ni tampoco los justos han caminado sobre la ceniza de los malos. Pero todavía estamos esperando por ese algo que va a tomar la Fe, y restaurar la fe de los hijos a la del Árbol original pentecostés que la oruga comió, la oruga Romana, la langosta. Todas sus denominaciones y credos se la comieron. Dios dijo: "Yo restituiré otra vez, en los últimos días." ¡Y será restaurado! Dios enviará el Espíritu Santo de tal manera, sobre la Palabra plantada, que lo restaurará. La Palabra plantada, que lo restaurará. La Palabra de Dios es una Simiente que el sembrado salió a sembrar.
58¡Ahora, el pacto fue dado incondicionalmente! Israel, la simiente natural, cambió eso, y lo perdió en Éxodo 19, cuando ellos hicieron esa locura de quitar la gracia, y aceptar la ley en su lugar. ¡Qué error tan alocado el que hizo Israel allí!
59Mire; Dios, después que El hizo el pacto con Abraham, la gracia ya había provisto un profeta libertador para ellos allí en Egipto, para sacar la palabra de Abraham. Recuerde cuando Dios dijo estando Moisés ante la zarza; "Yo he escuchado el clamor de Mi pueblo, y Yo he recordado Mi promesa." Antes de que hubiera alguna ley, la gracia lo proveo. La gracia había provisto un sacrificio por sus pecados, un cordero. La gracia había provisto un pacto, circuncisión, ya había sido provista, antes de todo. La gracia había provisto una Columna de Fuego para guiarlos, siguiendo un profeta, una seguridad de que el profeta les había dicho la Verdad, era de la Palabra de lo que él estaba hablando. Ellos sabían que Dios lo había prometido, y allí estaba la Columna de Fuego confirmándolo. ¡Qué doble seguridad! Amén. ¡La gracia ha hecho eso!
60Pero ellos quisieron algo que ellos pudieran hacer, tener sus propios credos y denominaciones, y cuanto más, haciendo Fariseos, Saduceos, y algo más que ellos pudieran hacer.
61El hombre siempre está tratando de salvarse el mismo. ¡Ud. no puede hacer eso! Dios ya lo hizo. Ud. solo tiene que aceptarlo y creerlo.
62La Columna de Fuego para guiarlos y llevarlos en una caminata. Un poder, la gracia había provisto un Poder para condenar a sus enemigos y hacerlos a ellos libres. El Poder ya había sido dado. Ellos cruzaron el Mar Rojo. Ellos habían herido de muerte a Faraón. Ellos hicieron todas estas cosas por la gracia. Y luego ellos cambiaron la gracia por una ley, pero ellos no tenían que ver con la Simiente Real de Abraham.
63La Simiente Real ha tratado de hacer la misma cosa, de regresar bajo alguna clase de credo en lugar de tomar la gracia y la Palabra, y creerla. Ellos regresaron. Pero, saldrá una Simiente Real; hablaremos de esto despuesito, un poquito más adelante.
64Regresemos a Génesis 12. Dios llamó a Abraham por gracia. No porque él era una persona diferente, él era Abraham y ya, un hombre común. No porque él era un sacerdote o un dignatario, él solamente era un labrador. El vino proveniente de la ciudad, de la Torre de Babilonia, con su padre, y se habían ido a Caldea, a Ur de los Caldeos. Y, allí, el era un agricultor tal vez labraba en el día y levantaba su cosecha. El se había casado con su media hermana, Sara. Y no tuvieron hijos, y Abraham era de setenta y cinco años de edad cuando Dios lo llamó, y Sara era de sesenta y cinco años de edad.
65Y Dios le dijo a Abraham cuando El lo llamó: "Yo te voy a hacer padre de naciones," y te voy a dar un hijo de Sara. Ahora, el era estéril, y ella tenía sesenta y cinco años, ella ya había pasado la menopausia hacia diez o quince años. El había vivido con ella desde que ella tenía dieciséis o dieciocho años de edad, era su media hermana. Y él había sido su esposo todos estos años y contaba con setenta y cinco, cuando Dios descendió y dijo: "Yo te voy a dar un hijo de Sara." ¡Y el no dudó a la promesa de Dios con desconfianza, sino que la creyó!
66¿Pudiera Ud. imaginarse a un hombre anciano, de setenta y cinco años de edad, y a una mujer de sesenta y cinco, ambos temblorosos, yendo con el doctor y decirle: "Doctor, quiero que tenga listo el hospital, pues pudiéramos llamarlo cualquier noche, porque Ud. sabe, vamos a tener un hijo"?
67El doctor podría haber dicho, "Si, si señor, Ud. está… ¡Uh, uh, uh! Tan pronto como pudo comunicarse por teléfono les dijo: "Vale más que vayan por él, algo anda mal."
68Y cualquiera que toma a Dios en Su promesa es considerado, por el mundo: "loco." Pablo dijo: "En el camino que es llamado 'herejía,' es el camino en el que yo alabo al Dios de nuestros padres." Herejía es "locura," lo sabemos. Es necedad para la mente carnal. Fe es locura para todos excepto para Dios y para aquel que tiene la fe. Esto es correcto.
69Pero Dios lo prometió a Abraham, y Abraham lo creyó. El nunca dijo: "¿Dios, como va a ser esto?" Sino que El dijo: "Muy bien, Dios yo lo creo." Y ya puedo verlo irse a casa diciendo y decirle a su esposa: "Sara, vamos a comprar algunos metros de tela ojo de pájaro, y comprar algunos alfileres, y botitas. Vamos a tener un hijo." ¡Oh, mi Señor!
70Los primeros treinta días pasaron, quiero decir, veintiocho días. Y él le preguntó: "¿Cómo te sientes, querida?" "No ha habido ninguna diferencia," contestó ella. "¡Bendito Dios, lo vamos a tener de todas maneras!" "¿Cómo lo sabes?" "¡Dios lo dijo!"
71Se ha orado por alguno de nosotros en una noche, estando en la reunión en donde el Espíritu Santo está cayendo, y a la mañana siguiente, si no nos sentimos bien, muy bien, decimos. "Todavía estoy un poquito enfermo de mi estómago. No puedo mover mis manos." Uds., ¿Simiente de Abraham, que no dudan a la promesa de Dios con desconfianza?
72Algo se levanta en la iglesia, el Diablo puede meterse entre un grupo fino de gentes y meterse allí para azotar a toda esa congregación, y la primera cosa que Ud. se da cuenta, es que alguien dice: "Jun, yo dejo esta cosa, no había nada en ella para principiar." ¿Simiente de Abraham? ¡Oh, mi Señor! La primera fallita que el Diablo puede mostrarle a Ud., Ud. está listo para apartarse. Esto demuestra que Ud. no lo creyó en primer lugar.
73Jesús dijo: "El Reino es semejante a un hombre que tomó una red y la echó a la mar. Y cogió toda clase de peces." Esto es correcto.
74Esto es lo que el avivamiento coge. ¿Qué coge en la red? Ud. coge sapos, arañas, tortugas, cangrejos, serpientes, y peces. No pasa nucho tiempo cuando la tortuga dice: "Bien, éste no es lugar para mí," y se regresa al lodo: La araña miró a su alrededor y dijo: "¡Uh! Aquí no puedo jugar baraja." Así que se regresa al lodo otra vez, al igual que el cerdo regresa a su trochíl y el perro a su vómito. Esto es correcto. ¿Y dicen que son Simiente de Abraham? ¡Oh, mi Señor! ¡Qué desgracia!
75Y allí sentados diciendo: "Sí, bendito Dios, yo soy Pentecostal!" Y alguien predica algo de la Palabra, algo que está escrito en ella. Y dicen: "Aleluya, yo no creo Eso. No, Señor." ¿Simiente de Abraham? "¡Jum!"
76Ahora, si son algunas tonterías, por supuesto, Ud. no las crea. ¡Pero si es la Palabra, es la Verdad! Esto es correcto. La Simiente de Abraham se aferra a esa Palabra y a nada más.
77Pasó otro mes: "Sara, amorcito, ¿cómo te sientes ahora? Ud. sabe, otros veintiocho días habían pasado, ¿cómo te sientes?" "Igual, cariño."
78"¡Gloria a Dios! Es un milagro dos meses más grande que si hubiera ocurrido el mes pasado." Pasó un año. "¿Guardaré éstas botillas?"
79"¡No, señora, Ud. téngalas allí. Vamos a tener ese hijo!" "¿Cómo sabes que lo vas a tener?" "¡Dios lo dijo! ¡Está establecido!" Después de haber pasado veinticinco años. "¿Cómo te sientes, Sara?" "Igual."
80"¡Gloria a Dios! ¡Es un milagro veinticinco años más grande!" El no dudó la promesa de Dios con desconfianza, pero fue esforzado, aferrándose a la Palabra de Dios y llamado a las cosas que no son, como que son. ¿Por qué? ¡Porque Dios lo dijo! ¡Oh, mi Señor!
81La Simiente de Abraham hoy, la que nosotros llamamos la Simiente de Abraham, es más débil que un caldo hecho de la sombra de un pollo que está muerto de hambre. Sí, señor.
82Dios quiere Cristianos recios que tomen la Palabra de Dios, como asunto de vida o muerte. Es la misma cosa. Amen. "¡Dios lo dijo!" Esa es la Simiente de Abraham, nacida del Espíritu y de la Palabra de Dios. Eso es lo que permanece.
83"Cielos y tierra pasarán, más mi Palabra nunca pasará." Eso es, Lo que Dios prometió, Dios es capaz de hacerlo. Dios no falla. El no puede fallar. Hay una cosa que Dios no pueda hacer, y esa es, fallar. El no puede fallar, ésa es la única cosa que El no puede hacer. Pero El no puede fallar. Lo que Dios prometió, es la Verdad. Es para siempre. Está completamente establecido. Cuando Dios habla una Palabra, está ya establecido.
84Este mundo fue hecho por la Palabra de Dios. El solamente dijo: "Sea," y fue. Amén. La misma tierra en donde Ud. está sentado en esta noche, la madera de las sillas en donde Ud. está sentado, no es nada más que la Palabra de Dios hecha manifiesta. ¡Aleluya!
85Me siento religioso cuando pienso en Abraham, sabiendo que podemos ser la Simiente, la Simiente de Abraham con todas estas promesas. No solamente para asegurarlo, Dios levantó Su mano, y juró por Si mismo, que El lo haría. Pero así es siempre el pacto, el convenio es confirmado por un pacto y Dios juró por El mismo, porque no hay nadie más alto por quien jurar. El juró por El mismo, que El lo haría.
86Ahora lo que el mundo,… ¿Qué es lo que pasa con nosotros? ¡Con una promesa como esa! Una fe edificada en algo como eso, ¡una fe firme! Una Palabra que promete estas cosas en los últimos días, y he aquí las vemos suceder delante de nosotros y todavía andamos abatidos. ¿Simiente de Abraham? ¡Oh, mi Señor! Quiero que te aférres a eso, "Simiente de Abraham."
87Génesis 12, lo que Dios requirió de Abraham, fue una completa separación.
88Hoy día, quieren gente social. "Oh, cuando nosotros elegimos a un pastor, el tiene que tener pelo ondulado, y ser salido directamente de Hollywood, Ud. sabe, y que diga 'A-men' tan lindo, y que vista de lo más distinguido y maneje un Cadillac super-duper, y-y demás cosas como ésas, y que tenga don de gentes. Que haga esto. Y que se tome un traguito de vez en cuando con nosotros, y sea sociable. Que vaya a las reuniones de baraja de las ancianas, y a las de puntada y costura, y costura y puntada, y hablar de la Señorita fulana de tal, y demás, Ud. sabe, y todo por el estilo. Y ellos tienen que ser de esa clase de personas."
89Dios dijo: "Sepárame a Pablo y a Bernabé!" Amén. "Separación!" "¡Salid de ellos y no seáis participantes de sus cosas inmundas!" Dios quiere separación, total aniquilación del pecado. ¡Sepárese! Este es el problema hoy día, la razón por lo cual no podemos separarnos de dogmas y credos y lo demás, llamado Cristianismo, para la Palabra viviente. Sepárese Ud. de su propia incredulidad, y crea en la Palabra de Dios. Dios lo manifestará a Ud. Correcto.
90En Génesis 12. Dios le dijo: "Sepárate de tu parentela de todo lo que rodea." ¡Oh, mi Señor, y nosotros no podemos separarnos del juego de la baraja! ¡Uhm!
91Hoy fui a un restaurante, a donde van hermanos. Y miré entrar a un adolescente irrespetuoso. Y mi esposa y yo estábamos comiendo, y le dije: "¡Gloria a Dios! Apurémonos, amor, antes de que alguien entre." Y en esto entra este adolescente portándose indecente. A mí me daría miedo encontrar a ese muchacho en la obscuridad; y puso en la consola un disco y empezó a tocar esa cosa de "buguilibugli" y allí parado, moviéndose de ésta manera, Ud. sabe, golpeando sus manos de esta manera. Yo dije: "¡Ten misericordia!"
92Meda me dijo: "No vayas a pagar la cuenta solo. Espérame, déjame ir contigo." Ella tenía miedo.
93Cualquiera tiene temor, con tales cosas como las que tenemos hoy día, en una nación Cristiana, ¡Oh, que cosa! ¡Separación! Noventa por ciento de esos cantan en coros, como Elvis Presley, y Pat Boone, y todos esos, y al "tal" Ernie, o como le llamen él allá. ¡Es peor que Judas Iscariote! Judas Iscariote lo vendió, y obtuvo treinta piezas de plata; Elvis le ganó a él, pues tiene varios fletes de Cadillacs y mucha popularidad y porque estos muchachitos ven toda esa farsa, dicen: "El es muy religioso." ¡Ese es el Diablo! ¡Absolutamente! Dios no tolera tal cosa como ésa. Es una ceguedad. Ud. esta vivieado en los últimos días.
94Regrese a la Palabra, "Sepárate de todas las cosas inmundas, y no toques sus cosas. Yo te recibiré."
95¡Al Evangelio, necesitamos manejarlo con manos desnudas! No con guantes eclesiásticos, no palmeando a alguien en la espalda, eso nos produce un nido de huevos podridos otra vez, no haciendo a alguien un hombre de distrito, o presbítero, u obispo, o alguna otra cosa. ¿Cómo puede Ud. tener fe cuando tiene el respeto, cuando cuenta con el honor del uno con el otro? ¡Nosotros miramos a Dios y a El solamente! El honor viene de Dios. El es el Único. Nosotros honramos a El sosteniendo Su Palabra como una antorcha y caminando como un hombre o una mujer delante de Dios.
96(Porción sin grabar en la Cinta-Editor) Cruzó el río y entró a la tierra, y Dios le dijo: "Abraham, todo te lo daré a ti, pero tú no me has obedecido completamente."
97Y la primera cosa que pasó, viene una pequeña contienda entre los pastores de él y los pastores de ellos, en Génesis 13, (¿qué sucedió?) los pastores de Lot y los pastores de Abraham. Observe el acto de hermandad de Abraham al decirle: "Que no haya argumentos entre nosotros, pues somos hermanos." Lot representaba a la iglesia formal. Y le dijo: "Alza tus ojos, escoge. Lo que tú quieras, tómalo. Si tú vas al este, yo iré al oeste y así sucesivamente. O si tú vas al Oeste, Yo iré al este. Si tú vas al Norte, yo iré al sur y así sucesivamente. Tú has tu elección." Y Lot habiendo ya estado en Egipto, ya había puesto sus ojos en una poca de popularidad, en tener un poco de dinero en su bolsillo.
98Allí fue en donde la iglesia cometió su error. Yo digo esto con reverencia, hermano. A la iglesia Pentecostés le hubiera ido mejor con un hombre y una mujer chapeados a la antigua, con el bautismo del Espíritu Santo, parados allá en la esquina con un pandero, que como les fue en estos enormes santuarios y morgues en las que están viviendo hoy día bajo toda esta tontería. Esto es verdad. Ellos quieren actuar como el resto de ellos. De allí es de donde lo tomamos. ¿Por qué no se queda Ud. de la manera que era, de la manera como Dios lo inició? La misma cosa por la cual Ud. contendía, Ud. le tornó su espalda y la hizo. Ud. le tornó su espalda y la hizo.
99Esa fue la manera como Lot lo hizo; se fue a Egipto y la primera cosa que sucedió es que el tenia sus ojos en Egipto y luego el alzó su vista y miró a Sodoma comodidad, vida fácil. es que el tenia sus ojos en Egipto y luego el alzó su vista y miró a Sodoma comodidad, vida fácil. Y el se fue rumbo al este… Recuerde, se fue al este en lugar de irse al oeste con Abraham. El fue al este porque era el camino de la comodidad. El se fue hacia el este.
100Este es el camino que la iglesia tomó hoy día ¿Ve?, se fueron contrariamente. Y como dije anoche, el sol sale en el Este y va al Oeste. Y el Hijo de Dios visita el Este primeramente, y se ha ido hacia el Oeste. Ellos se han vendido por espacio de dos mil años "pero habrá luz en el atardecer," el profeta lo dijo. En lugar de seguir al Hijo, regresaron a donde estaba el hijo. Hoy día Ud. habla algo referente a Sanidad Divina, referente a profecía, referente a los nueve dones espirituales, o algo y dicen: "Regresemos y veamos lo que Moody dijo, lo que Sankey dijo, lo que Knox dijo, lo que Calvino dijo." Ellos vivieron en el día cuando el Hijo estaba brillando allá, ¡pero nosotros vamos a la perfección!
101Un científico Francés dijo, hace como trescientos años, y probándolo rodando una pelota alrededor de un globo, dijo que "Si alguno desarrollaría la velocidad terrorífica de cuarenta y ocho millas por hora, la gravitación lo desprendería de la tierra." Científicamente, comprobado. ¿Ud. piensa que la ciencia alguna vez va a mencionar eso? ¡No, señor! Ellos están desarrollando velocidades como de tres mil doscientos y fracción de kilómetros por hora tratando de llevarlos más lejos. Ellos no miran atrás por eso.
102Pero ministros, "Hemos mirado atrás y hemos visto lo que Moody dijo, lo que Sankey dijo." Allí fue en donde el Hijo estuvo. ¡Aquí es en donde está hoy! ¡Está en la Costa Oeste, en el atardecer, Aleluya, dándo luces del Atardecer! No allá atrás en la justificación de Lutero, o en la santificación de Wesley, pero estamos en el último día, Amén, cuando las Luces del atardecer están brillando, estamos en el último tiempo. Siga al Hijo.
103Pero Lot regresó porque era fácil, cómodo. Mire a la Señora Lot, cuando ella regresó allá. Tal vez tuvo que llegar a ser la reina de las sociedades de la ciudad. Lot vino a ser el Presidente Municipal. ¡Oh hermano, ellos la tenían hecha, es lo que quiero decir!
104Y Esta es la manera como la iglesia ha tomado a la Señora Lot hoy día. Mire la manera como nuestra gente está actuando hoy en día. Mire a nuestra gente en las iglesias, sólo mírelas. Mire a nuestras mujeres, mírelas hoy día.
105Yo estaba en Hollywood el otro… quiero decir, en Los Angeles, recientemente, estaba esperando al Hermano Arganbright. Y se paró una muchacha. La miré, y me asusté y la volví a mirar. "Y pensé: "Yo soy un misionero, He visto plagas, he visto lepra, pero nunca he visto algo semejante a eso." Ella tenía uno de esos cortes de pelo estilo cascada, Ud. sabe, Ud. sabe, como le llama, parecen cascadas, Ud. sabe, la Primera Dama de la Nación, sí, como Jezabel, así. Y ella tenía azul y verde; y podría haber sido una mujer bien parecida pero con toda esa cosa en ella, se miraba con un Hotentote Africano. Me levanté e iba a orar por la mujer. Yo pensé decirle: "Señorita, si Ud. me permite, yo oro por los enfermos. Yo nunca he visto algo semejante a eso. Dígame lo qué es." Y luego otra mujer llegó a platicar con ella, y ella se miraba de la misma manera. ¡Oh, mi Señor! Oh Ud. dice: "Esa era Presbiteriana." ¡Pentecostal! Seguro.
106Y la Biblia dice: "Es deshonesto para una mujer cortarse su pelo." Si lo hace, ella deshonra su cabeza. Ella deshonra al ángel, el ángel de Luz. Los Siete ángeles de la Iglesia, aquel que trae la Luz, se quedará en la Palabra. ¡Deshonroso! Ella debería de dejarse crecer su pelo. ¡Oh, cada cosa! Y era algo malo el hacerlo para ellos. En la primera iglesia Pentecostés, era malo. ¿Qué pasó? Corriste bien.
107Y algunas de nuestras mujeres Pentecostales visten con esos vestidos tan apretados que parecen salchichas, tratando de… ¡Esto es verdad! No estoy diciendo esto como chiste. Este no es lugar para chistear. Este es el púlpito.
108Una mujer me dijo una noche, después de predicarles de la manera que estaban vestidas. Me dijo: "Yo no uso pantaloncito corto. Yo-Yo-Yo uso pantalones."
109Y le contesté: "Eso es todavía peor. Dios dice, '¡Que una mujer que usa ropa prtinente al hombre, es una abominación en los ojos de Dios.'" ¡Correcto!
110Y déjeme decirle algo a Ud., señora, a Ud., jovencita, que se visten de esta manera, que Ud. va a responder en el día del juicio por haber cometido adulterio. Ud. dice: "Yo soy tan pura como un lirio."
111¿Sí? Jesús dijo: "¡Cualquiera que mirara a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón!" No necesariamente Ud. tiene que hacer el acto. También dijo: "Cualquiera que se enoja locamente con su hermano sin causa alguna, es culpado de muerte." ¿Ve? eso es lo único que Ud. tiene que hacer. Y si ese pecador la mira a Ud. de la manera que está Ud. vestida, de la manera que Ud. se conduce, toda apretada por atrás, por adelante y por todos lados, toda esa clase de ropa que Ud. usa cuando va a salir. ¡Escuchen, estos no so n chistes! ¡Este es el Evangelio! Y Ud. vistiéndose así, algún pecador la Ve y la codiciará. Y en el día del juicio, cuando él responda por haber cometido adulterio, ¿quién lo causó? Ud. lo causó. Ud. responderá por ello, porque Ud. se presentó vestida de esa manera.
112Ud. dice: pero ¿Por qué?, "Si no hacen otra clase de ropa." Pero venden máquinas de coser, y todavía venden tela. ¡No hay ninguna excusa! ¡Es que Ud. se ha apartado de la Palabra! Esto no es popular. Esto es duro.
113El otro día, un famoso predicador vino para poner sus manos sobre mí, y me dijo: "Voy a poner mis manos sobre ti, para echarte fuera ese demonio." Yo dije: "¿Qué?"
114"Tu hablando de esas mujeres como hablas." Me dijo: "La gente te considera como un profeta." Yo le dije: "yo no soy profeta."
115"Ellos te consideran como tal, hermano Branham," me dijo él: "Tu deberías de enseñarles a esas gentes, a esas mujeres, como recibir grandes bendiciones espirituales; pero tú continuas diciéndoles de que no se corten su pelo tú continuas diciéndoles de que no se corten su pelo y cosas como ésas. Ellas no le van a prestar atención a eso." Y le dije: "Yo lo sé." Entonces me dijo: "¿Por qué no les enseñas grandes cosas?"
116Le dije: "¿Cómo les puedo predicar, cómo les puedo enseñar álgebra cuando no saben aún sus ABCes, ni aún lo que es la propia decencia?"
117Y Uds. hombres que permiten a sus mujeres actuar de ésa manera, tengo mis recebas para con Ud. que reclama ser un hombre Cristiano, Simiente de Abraham. ¡Amén! Más vale que deje esto, sino voy a hacer que todos se levanten y se vayan para sus casas. Muy bien. Uno de estos días Ud. va a recibir una decepción allá Arriba.
118Ud. dice: "No tiene nada que ver." Tuvo que ver para Pablo. Tuvo que ver para Dios, en el Jardín del Eden. ¡La Biblia dice que la mujer debe tener pelo largo! Y si Ud. no lo tiene, ¿en qué lugar se pone Ud.? Bien, Ud. dice: "No tiene nada que ver." ¡La Biblia dice que si tiene! No le permita al Diablo razonar con Ud., y que le diga: "Esto es lo moderno, todo está bien." ¡No está todo bien! Ud. dirá: "Yo no lo sabía antes." Pero Ud. lo sabe ahora. ¿Ve? Indague y dese cuenta si está correcto. Dejaré esto por la paz, ¿Ve? Muy bien.
119Génesis 13, modernismo, "Aja, regresando a donde el Hijo estaba, no a donde el Hijo está; a donde el Hijo estaba. ¡Ya me imagino cómo la esposa de Lot entró a la sociedad!
120Esa es la manera como nosotros entramos en la sociedad. Esa es la manera que nosotros Pentecostales entramos. Venimos y levantamos una pequeña organización aquí, y otra pequeña en contra de aquella, una en contra de la otra, y en contra de esto, y le permiten que Ud. meta cualquier cosa. Esto es exactamente la verdad.
121¿Qué les dijo Samuel cuando Israel quería un rey, y querían a Saúl por rey? Samuel vino ante ellos y les dijo: "¿Alguna vez les he quitado su dinero para mi sustento? ¿Alguna vez les he dicho algo en el Nombre del Señor que no viniera a suceder?"
122Oh, ellos respondieron, "En verdad, tú eres profeta de Dios. Tú nos has dicho la Verdad, y lo que tú nos has dicho ha venido a suceder, pero de todas maneras queremos un rey."
123Y cuando Ud. empieza a descuidarse, permitiendo esto y lo otro, todo lo demás entra de la misma manera, y Ud. ya se hizo moderno. Y la iglesia hoy día, está en la misma condición que el resto de ellos. ¡Lo que necesitamos es una limpieza Pentecostal! Esto es exactamente correcto. Amén. Es una vergüenza que un Bautista tenga que decirle a Ud. esto, ¿Verdad? Pero es la Verdad. ¡Correcto! Yo creo la Biblia, yo creo que la Palabra de Dios está correcta. Muy bien.
124Abraham, entonces Abraham tomó el… en el décimo cuarto versículo, del capítulo 13, después que Lot se separó, y Abraham completamente obedeció a Dios, entonces fue cuando Dios vino a él. En esta situación, El estaba listo para bendecirlo.
125Y mientras la iglesia Pentecostés no se aparte de todos sus credos y dogmas, y siga actuando como el mundo y mirándose como el mundo, y hablando como el mundo, y quedándose en casa los Miércoles por la noche para mirar "Nosotros amamos a Susie" en lugar de venir a los cultos de oración, y cosas como ésas, pagando sus diezmos a algún predicador de por aquí con una clase de programa radial que hace mofa de la misma cosa por la cual Ud. se para, esto es verdad, y toda esta clase de cosas que se hacen en el nombre de Pentecostés, ¡es una desgracia!
126Yo predico para los Hombres Cristianos de negocios, por todo el mundo. Hay muchos de ellos sentados aquí en estos momentos. Hace como un año aproximadamente, que estaba predicando una noche en Jamaica. Y tenían todas las celebridades de las islas allí, en ésa noche, y un hombre estaba de pie, testificando: "¡Gloria a Dios! Yo era un hombre de negocio fracasado. Aleluya, pero ahora tengo cuatro Cadillacs. ¡Gloria a Dios!"
127Regresé al Motel Flamingo en esa noche, y me paré a predicarles y le dije: "¡Estoy avergonzado de Uds.! Uds. hombres están aquí para representar a Cristo, pero están tratando de enseñarle a un hombre de Negocio cuánto tienen, él tiene más de lo que Ud. tiene, o de lo que Ud. tendrá." Hay una gran diferencia con relación a los primeros Pentecostales. Los primeros pentecostales vendieron lo que tenían y lo repartieron entre los pobres, y se fueron a predicar el Evangelio. ¡Correcto!
128Un cantante Sueco de Chicago, no voy a decir su nombre. Es un precioso hermano para mí. El se paró y dijo: "Hermano Branham, a pesar de …Nosotros creemos que tú eres un profeta, pero yo voy a decirte en este momento que: "¡Tú estás errado!" Yo le dije: "Dígame en donde, hermano."
129El dijo: "Bien, aquella gente vendió cuánto tenían y lo pusieron a los pies de los apóstoles, y lo distribuyeron." Y dijo: "Eso fue la peor cosa que ellos hicieron."
130Le dije: "¿Me quiere Ud. decir a mí que el Espíritu Santo comete errores?" El contestó: "Fue un error. Y te lo probaré." "¿Cómo?," le dije.
131Y dijo: "Por qué cuando la persecución se inició, ellos no tenían lugar a donde irse. Ellos andaban dispersos por dondequiera."
132Le dije: "Estaban exactamente en la voluntad de Dios, predicando el Evangelio a dondequiera que iban. Ellos no tenían lugar para retornar." Dios no comete errores. ¡Correcto! Oh, cuánta diferencia hay entre aquel Pentecostés y el actual. Si, allí está.
133Después que Abraham se separó de Lot, exactamente eso fue lo que Dios le dijo que hiciera. "¡Separémonos de cada pecado que tan fácilmente nos asedia, echando todo fuera!" Entonces Dios dijo: "Abraham, ahora tú eres heredero de todas las cosas. ¡Mira hacia el este, mira hacia el oeste, mira hacia el norte, mira hacia el sur, entra a la tierra, es toda tuya!" Amén.
134Sepárate del pecado, de incredulidad. Sólo hay un pecado, y ese es la incredulidad. El cometer adulterio no es pecado, beber licor no es pecado, el decir mentiras no es pecado, esos son atributos de la incredulidad. Si Ud. cree, Ud. no haría esas cosas. Seguro. Jesús dijo en San Juan 5:24, "El que oye Mis Palabras y cree en él que me envió, tiene Vida Eterna," ese Zoe, ese Espíritu Santo, porque creyó. Correcto. Ahora, hasta que Ud. reciba Eso, Ud. es un manufacturado, que está dentro de ese grupo. Pero cuando ellos realmente creyeron, se separaron, y cuando Ud. se separa de toda su incredulidad y cree en Dios, camina estrictamente cumple los Mandamientos, haciendo todo lo que es correcto, entonces Dios dirá: "Toda promesa en la Biblia es tuya." Amén. "¡Todo es tuyo! Tómala desde Génesis a Apocalipsis, ¡todo es tuyo!" Amén. "Si tú habitas en Mi y Mi Palabra habita en tí, pide lo que quieras y te será dado." ¿Pero qué? Ud. tiene que separarse primeramente, de su incredulidad. Ud. dirá: "Hermano Branham, Ud. la está haciendo muy difícil."
135Jesús dijo: "En los dias de Noé fueron salvos ocho. Y así como fue en los dias de Noé, así será en la venida del Hijo del hombre."
136"¿Qué tanto es eso, Hermano Branham?" Pudieran ser ocho mil, pudieran ser ocho millones, yo no sé cuántos son. Pero va ser una minoría. Uno de cada cien mil o algo así, yo diría. Muy bien.
137¡Una fe psíquica, una fe mental, sin una experiencia de un nuevo nacimiento, emocional, de credo eclesiástico! Ahora, sí el verdadero y genuino Espíritu Santo está allí, puntualizará esa Palabra; y esa Palabra vivirá exactamente como ella dijo que viviría, porque el mismo Espíritu que la habló, la está hablando a través de Ud. Tiene que vivir. Seguramente que sí, No es Ud. el que habla, pero el Padre que mora en Ud., El es el Único que habla. Muy bien. Abraham, un heredero de todas las cosas.
138Cuando yo fui lleno con el Espíritu Santo, como Uds. lo fueron, entré como a una gran arcada, todo lo que estaba allí pertenecía a mí. Yo soy heredero de todo eso. Y si yo he heredado una arcada, me gustaría saber lo que tengo en ella. Cuando me convertí, yo quise saber lo que me pertenecía. Así que si yo tuviera una arcada, yo iría a investigar, sacaría el cajón de la cómoda y vería lo que hay allí, y miraría por acá y vería lo que hay allí; y si algo pareciera estar un poquito más alto, yo me subiría a una escalera para alcanzarlo. Y yo supiera lo que era. Si algo pareciera estar un poquito más allá de mi alance, yo me pondría de rodillas y empezaría a orar hasta que me elevara para alcanzarlo. ¡Pertenece a mí! ¡Dios lo prometió! Sanidad Divina, el Poder de Dios, todos estos milagros y señales y maravillas, El los prometió.
139Ud. preguntará: "Hermano Branham, ¿cómo entran en operación estas cosas?" Por la promesa de Dios. Amén.
140¡Simiente de Abraham! ¡Gloria! Me siento bien. Pueda ser que parezca loco y actué como loco, pero déjeme así. Me siento mejor de esta manera que como me sentía de la otra manera. ¿Ve?
141En el capítulo catorce, continuamos con Abraham; vamos a saber en el capítulo catorce, lo que sucedió. Los reyes vinieron de diferentes partes del país e hicieron alianza en contra de los reyes de Sodoma, y fueron y se llevaron a Lot, el hermano de Abraham en el Señor, se llevaron a su tibio hermano denominacional, se lo llevaron con él. Ahora recuerde, Dios le acababa de decir a Abraham que todo lo que estaba en la tierra, era de él.
142"El manso heredará la tierra." Dicen que estamos locos ¡porque vamos a heredar la tierra, lo que está en la tierra! Seguro, porque somos herederos de ella.
143Mire a Satanás, lo que le dijo a Jesús: "Si Tú Te postrares y me adorares, yo te daré este mundo." Todos los reinos están controlados por el Diablo, cada uno de ellos. Jesús lo dijo así. La Biblia lo declara. Cada nación y cada reino está controlado por el Diablo. Y Satanás dijo: "Yo soy dueño de esto. Esto es mío. Yo te los daré si Tú me adorares."
144Jesús sabiendo que El los heredaría en el Milenio, le contestó: "Apártate de Mí Satanás." El supo que era heredero de ella.
145Y hoy día, ellos hablan de gente loca adorando al Señor que son renacidos otra vez. Ellos están temerosos de eso de "ser nacidos otra vez." No les gusta esa idea, y lo han substituido por algo más. Uno de ellos lo ha substituido por un saludo de mano; el otro, por una rociadita de agua; el otro, saca su lengua y le ponen un pedazo de pan; otro danza alrededor del piso. ¡Es un Nacimiento! Y como dije la otra noche, "Un nacimiento es sucio, no me interesa en donde se lleva a cabo. Si es en un trochíl o en un cuarto de hospital, si es un nacimiento, es una porquería." Y así es el nuevo Nacimiento, te destroza, pero de esa porquería, viene la nueva Vida. Amén. Sí.
146Abraham sabía que todo le pertenecía, así que cuando Lot fue llevado preso, él dijo: "¡Un momento!" Lot fue tomado preso por manos crueles del enemigo. Y El dijo: "El es mi hermano, yo iré a rescatarlo." Ahora recuerde, eran como siete u ocho reyes que se habían unido, para ir a tomar y a barrer con todo. Y cuando ellos se fueron, Abraham tomó sus siervos y fue tras ellos, para traer a su hermano perdido. ¡Así es un real Cristiano; él fue tras su hermano perdido! ¿Qué fue lo que él hizo cuando lo encontró? El mató a los reyes y regresó trayendo a su hermano, después de la batalla.
147Mire, hubo un Rey que salió a encontrarlo viniendo de regreso, Melquisedec. ¿Quién era Melquisedec? No tenía padre, no tenía madre. Nunca había nacido, nunca había muerto. Sin padre, sin madre, sin principio de días o termino de vida. (El no era el Hijo de Dios, porque Aquel tuvo Padre y madre, nació y murió y se levantó otra vez.) Pero este Hombre, nunca tuvo padre ni madre; ¡El era Dios! Seguramente, pues El es la única Cosa que es Eterna.
148Y El encontró a Abraham después de que la batalla se terminó, enseñando con esto, lo que hará con la Simiente de Abraham, después que vayamos en pos de nuestro hermano caído, y que la batalla haya terminado. ¿Qué sirvió Melquisedec? Vino y pan, la comunión. Amén. Cuando la batalla termine, ¡hermano! Regrese trayendo a su hermano perdido otra vez al hogar, restáurelo. Y, cuando la batalla se terminó, Melquisedec lo encontró y le dio la comunión. Jesús dijo: "No comeré o beberé el fruto de la vid ya más, hasta que la vuelva a comer de nuevo con vosotros en el Reino de Mi Padre." Sí señor. Bien, en el capítulo catorce, la batalla estaba terminada, Abraham tenía que regresar, y él victorioso lo encontró cuando venía.
149Veamos Génesis quince, antes de terminar, porque ya es hora de terminar. Escuchen una cosa más antes de irnos.
150Mañana por la noche, tendré que regresar otra vez a esto, porque no he entrado en mi tema, no he llegado al lugar de Jehová-Proveerá. Quiero llegar allí, si el Señor lo permite.
151Bien, en el capítulo quince, tengo escrito aquí que el pacto fue confirmado a Abraham, la confirmación del pacto. En otras palabras, es cuando Dios juró, y cuando Dios hizo la promesa y confirmó la promesa a Abraham. En el capítulo quince, encontramos esto, la confirmación del pacto que Dios dijo.
152Abraham le dijo a Dios: "El heredero de mi casa es todavía este Eliezer Damasceno."
153Y El le contestó: "Ese no es tu heredero, sino que uno procedente de tus entrañas es tu heredero." Y El se lo prometió. Abraham dijo: "¿Cómo sabré esto?"
154¡Oh mi hermano, aquí ésta algo que lo despertará! Mire lo que El hizo aquí. Él le dijo: "Ve y tráeme una cabra de tres años, una becerra de tres años y un carnero de tres años." Y Abraham los tomó; también trajo una tórtola y un palomino.
155Ahora, la tórtola y el palomino representan algo, estos animales eran de tres años de edad, y había tres de ellos. Bien, El va a hacer el pacto, a confirmar el pacto. Escuche atentamente, no se lo vaya a perder. Y mañana por la noche volveremos a traer el punto otra vez de cuando El encuentra a Abraham a Abraham, Dios mediante. Fíjese.
156El le dijo: "Tráeme una becerra de tres años, una cabra de tres años y un carnero de tres años, un palomino, y una tórtola."
157Y Abraham fue y trajo los animales, y los partió por la mitad y los puso allí, pieza por pieza, pero a la tórtola y a la paloma, quiero decir, a la tórtola y al palomino, no los separó. La tórtola y el palomino, son de la misma familia. Así que eso representaba Sanidad Divina, la cual en ambos pactos es por fe, ¿Ve? que ellos eran sanados. ¡Tanto en uno como en otro. Si el antiguo pacto tuvo Sanidad Divina en él, ¡cuánto más tendrá éste! ¿Ve? Si el antiguo sacrificio tuvo sanidad, ¡cuánto más éste el cuál es mucho más excelente! ¿Ve?
158Ahora, fíjese que fue lo que él hizo aquí. El tomó estos tres animales y los cortó en partes, y los puso pieza por pieza. Y luego Abraham se hizo a un lado. Bien, ese fue el sacrificio. Él lo vigiló hasta que el sol se estaba ocultando. Y las aves del cielo descendieron sobre el sacrificio de Abraham, eran zopilotes. Y Abraham los echó, los espantó.
159¿Que tipifica esto? La Simiente de Abraham en los últimos días, echando demonios del Sacrificio, apartándolos del Sacrificio. Dios prometió el Sacrificio, Cristo, el mismo ayer, hoy y por los siglos, y todo espíritu de incredulidad ésta tratando de devorarlo. Y El hombre de Dios, la Simiente de Abraham, está parada allí echando fuera los demonios, ¡apartándolos del Sacrificio! Confirmando el pacto, la confirmación, mostrando que La Simiente de Abraham… quiero decir la Simiente real. Recuerde, la Simiente natural falló, porque aceptó la ley en lugar de la Palabra de Gracia. Y así ha sucedido en este "alboroto," con los Gentiles en los últimos días. Pero hay una Simiente, la Simiente Real de la Palabra, que se para fiel, echando fuera demonios, haciendo grandes señales y maravillas, apartando toda la incredulidad de la Palabra, manteniendo limpio el Sacrificio, manteniendo la Palabra Santa, manteniéndola reverenciada; no poniendo nada en ella, no añadiéndole; solamente vigilándola, protegiéndola, no permitiendo que nada la toque.
160Ahora fíjese, cayó un profundo sueño sobre Abraham, muerte. Y después de este sueño profundo, el vio un horno de fuego, humeando lo cuál es el infierno, y al cuál todo pecador debería de ir. Pero antes de eso, apareció una pequeña lucecita blanca. Observe esa Lucecita blanca, que se paseó entre estos sacrificios y los separó, se paseó entre ellos, era Dios haciendo una confirmación de lo que El haría a través de la Simiente de Abraham.
161Bien, los Judíos siempre creyeron que Dios era Uno. Y Dios es Uno. Pero El aquí estaba mostrando, por medio de estos tres sacrificios limpios, que la trinidad de Dios sería representada en Uno, toda la plenitud de Dios habitando corporalmente.
162Ahora fíjese que en los tiempos antiguos, en el oriente, cuando un pacto era hecho, de esta manera lo hacían. Ellos mataban un animal, lo partían en dos mitades, y ambos permanecían entre el animal, y allí escribían ellos el pacto. Ahora, en China…
163En Japón, cuando hacían un pacto, cada uno de ellos cogía un puñado de sal y se paraba uno frente al otro, hacían su promesa y se echaban sal uno al otro. Esta era la manera de hacerlo en Japón, al hacer su pacto, ellos se tiraban sal uno al otro. La sal es un condimento, como Ud. sabe. Y ellos se tiraban sal uno al otro, eso es un pacto.
164Ahora en América, de la manera como hacemos un pacto, es ir a comer algún lugar, y estrechar nuestras manos, y decimos: "Dame tu mano, ¿estás de acuerdo?" Esto es un pacto.
165Pero en los tiempos antiguos, en el tiempo de Abraham, de la manera que ellos hacían un pacto, era sacrificar un animal, y pararse en medio del sacrificio y cuando estaban allí, ellos escribían el pacto en un pedazo de piel de cordero, y después la partían. (El Hermano Branham rompe un pedazo de papel y lo ilustra. -Ed.) Uno tomaba una pieza, y el otro tomaba la otra. Ahora cuando este pacto era confirmado, uniendo las dos piezas, no había nadie que pudiera imitar eso. ¿Ve? Tenía que encajar perfectamente, letra por letra, exactamente de la manera que era. Esto quería decir, que el verdadero propietario de esa pieza tenía una parte de ese mismo pacto que tenía que unirse y encajar perfectamente con la otra porción.
166Y Dios estaba allí mostrando a Abraham, que a través de su Simiente, Dios mismo vendría a hacerse carne para después ser separado en el Calvario, en donde Cristo, siendo Dios en la tierra, fue separado. Dios lo partió en pedazos, la Real Simiente de Abraham, y le quitó la Vida, y levantó el cuerpo, para sentarlo allá arriba en Su Trono en los Cielos; y envió de nuevo el Espíritu de Él en la Iglesia, para que la Iglesia tenga el mismo Espíritu que estaba en Cristo para traerla a una Unidad, ¡haciendo a Jesucristo el mismo ayer, hoy y por los siglos! La confirmación del pacto, Dios confirmando el pacto. Dios separando, separando la Vida de Cristo, Su Hijo, tomando el Espíritu de Él, al igual como el cortó estos animales en dos, parándose entre los animales. La Luz, Dios mismo, se paseó en medio de ellos, mostrando que El separó el Cuerpo; La Simiente, la Simiente Real; y tomó el Espíritu y lo envió de nuevo a la Iglesia. Y la Iglesia de hoy que va a encontrar a Cristo, tendrá que tener el mismo Espíritu que El tenía, porque tendrá que ser Letra por Letra, Palabra por Palabra. ¡Y El es la Palabra! Jesús dijo: "Aquel" (pronombre personal) "que cree en Mí, las obras que Yo hago, él las hará también." Confirmando el pacto, la Vida que estaba en Cristo estará en la Iglesia, la Simiente Real de Abraham.
167Un momento más hermanos, en Pentecostés. Cuando ellos estaban en el aposento alto… Si Ud. alguna vez ha estado allí y ha visto el diagrama original, de la manera que está dibujado, ellos subían por una escalerilla que está dibujado, ellos subían por una escalerilla que estaba afuera para llegar al aposento alto. Tenían pequeñas candelas de olivo encendidas. Ellos estuvieron allá arriba por diez días y diez noches, con todas las puertas cerradas. "Y de pronto vino un estruendo del Cielo como un viento recio, que hinchó toda la casa en donde ellos estaban sentados. Y se les aparecieron lenguas repartidas como de fuego, que se asentó sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos con el Espíritu Santo, y salieron afuera, hablando en otras lenguas."
168Fíjese, ¿que eran estas lenguas repartidas como de fuego? Era la Columna de Fuego, El Espíritu Santo, Dios, el Ángel que los guió a través del desierto, Aquel quién fue hecho manifiesto ante ellos. Dios lo separó y lo repartió entre el pueblo, El Espíritu Santo, y todos nosotros juntos somos la Iglesia del Dios viviente. ¡Un pacto! "Abraham y su Simiente después de él, la Simiente Real." La misma Vida que estuvo en Cristo, en la Iglesia, haciendo las mismas obras que Cristo hizo. Amén. ¡Qué cosa tan maravillosa, amigos!
169Ya es hora, tengo que concluir esto. Sí, de otra manera, voy a terminar muy tarde… ¿Está bien, si mañana por la noche lo volvemos abordar aquí? Deseo tanto llegar a Jehová-proveerá. Pero quiero que Ud. vea lo que es esa cosa de profesar ser un Cristiano, hermano, es tiempo que la Iglesia tome la… Si Dios hizo estas promesas, ellas son verdaderas. Tienen que venir a suceder.
170Inclinemos nuestros rostros por un momento. Esto es rasposo y duro. Es cortante. No me gusta hacer esto. Un ministro me preguntó, me dijo: "Hermano Branham, ¿porqué fulano y zutano hacen eso?, tú también has eso."
171Yo le contesté: "Yo no tengo programas de televisión ni de radio que patrocinar. Yo voy a todas partes a dónde puedo ir." Y proseguí diciendo: "¿Quien les va a decir a ellos? Tiene que haber una voz que diga en alguna parte."
172Dios está aquí. Amigos. Y si Ud. se ha llamado a Ud. mismo Simiente de Abraham, y piensa que Ud.… No… Escuche, es su alma, amigo. Es su alma. No tome ninguna chanza con ella, porque en esta noche puede ser la última vez que Ud. tenga una oportunidad. Si Ud. se avergüenza de su vivir, llamándose Ud. mismo un hijo de Dios, y viviendo de la manera que Ud. ha vivido; y Ud. cree que la Palabra de Dios es verdadera, y que Ud. está errado, quiero que Ud. ore sólo por un momento, pídale a Dios que examine su vida. (El Hermano Branham hace una pausa.-Ed.) Sólo ore. (El Hermano Branham hace una pausa.)
173Padre Celestial, esta pudiera ser la última noche para muchos de nosotros. Me recuerdo que hace unas pocas noches en Los Angeles, una anciana de setenta años de edad allí sentada, se levantó y fue al altar y dio su vida a Cristo. Esa misma noche, ella murió en su recámara. ¡La Gracia de Dios!, en ésa última hora. Después de haber vivido todos esos años sin conocerlo, Él la llamó en la última hora. ¡Sublime Gracia!
174Dios Padre, habla a los corazones aquí en esta noche. Tú conoces la intención de esto. Tú sabes, Padre, que tiene que llegar un momento de que algo tiene que hacerse. Nosotros vemos la condición, y de la manera cómo se está poniendo peor cada vez. Y comprendemos que la iglesia de la edad Pentecostés, en los últimos días, es la iglesia de la Edad de Laodicea, la única en la que Cristo fue echado fuera de la iglesia, y allí está parado, tocando tratando de entrar otra vez. Oh Dios, ten misericordia.
175Y como exhortaba a nuestras hermanas en esta noche, Señor, déjales saber que allá en el principio, cuando esto principió, fue Eva. Y aquí en esta noche ella es otra vez. El Evangelio vino por la Palabra y aún así ella hizo lo que hizo por razonamiento. (Y mírelo hoy día.) Mire a su madre, como también ella pensó que era diferente, la misma Biblia lo dice.
176Dios, nuestros hermanos, les he tenido que hablar ásperamente, Señor. Soy celoso, yo les amo. Tú sabes que sí, Señor. Yo-yo-yo les he predicado por treinta y un años, y Tú has confirmado Tu Palabra, y todo lo demás. Señor, yo no sé que más hacer. Pero cuando veo a la iglesia que amo, la iglesia Pentecostal, la única que se paró detrás de mí y me apoyó, Dios, es Amor Cristiano lo que Te hace cortar lo malo del asunto. Es amor lo que Te hace hacer eso, Padre. Tú sabes que es. Y estoy tratando de decirle al pueblo, que "no trate de ir allá y hacer estas cosas." Hemos bajado el estandarte y nosotros hemos sido empollados a través de nuestros diferentes credos y cosas que hemos traído dentro de la iglesia, y nos hemos apartado de los días de los milagros, nos hemos apartado de Sanidad Divina, nos hemos apartado de la manera que el pueblo debería actuar y vestir.
177Y Tú hiciste un pacto con Adán, y otro con Eva; Tú hiciste diferente pacto, diferente uno del otro, y dijiste que era perversión para la mujer actuar como el hombre. Ella debería ser femenina, ella debería ser femenina y no masculina. Y hoy día, ella trata de ser masculina, y el hombre, femenino.
178Señor, y exactamente aquí en los últimos días, exactamente aquí en la Costa del Oeste, aquí en el fin de la civilización, encontramos a las mujeres haciendo exactamente la corrupción que ellos hicieron en el principio. Y aquí está, metido entre nuestras hermanas. Oh Dios, esto destroza mi corazón, Señor. Y sé que si a mí (un pecador) me hace sentir de esta manera ¿cómo te sentirás Tu, de ver cómo eso a venido a ser una deidad. Y este fabuloso hechizo "Hollywoodense" de pecado! Antes para ellos era malo ir al cine, pero entonces el Diablo lo introdujo en sus propias casa, todas esas clases de programas sin censura, y vulgares de la calle.
179Oh Dios, es una edad insana. Es una edad neurótica. Es una edad en la que el hombre no se detiene, escucha, y examina. Y bajo emociones y demás, ellos todavía reclaman ser Simiente de Abraham. Dios, cómo Tú dijiste que sería, los espíritus serían tan iguales en los últimos días, con impersonificaciones, que casi engañarían a los escogidos, si fuera posible. Y aquí está, Dios, no permitas que este pueblo, no permitas que ni uno haga eso. Por favor, Padre. Yo oro por ellos, por cada uno de ellos, en el Nombre del Señor Jesús, Concédelo.
180Bien, mientras permanecemos con nuestros rostros inclinados. Yo haría cualquiera cosa por Ud. Y si yo regañara a la gente nada más por ser malo, Dios nunca estaría conmigo; yo no merezco estar aquí, yo merezco estar allá remontado en alguna parte partiendo madera o haciendo algo. Pero, amigos, esto-esto es la verdad, escudriña y vea si esto no está en la Escritura. Y que está supuesto a ser revelado en este último día.
181Ahora, ¿es Ud. lo bastante sincero? ¿Hay realmente algo, detrás de ese caparazón, algo realmente genuino en Ud. que lo haga admitir que Ud. está errado? Mientras cada rostro permanece inclinado, cada corazón, en profunda y solemne consagración, ¿levantaría Ud. su mano y diría: "Ore por mí, Hermano Branham. Estoy errado. Y por la gracia de Dios lo voy hacer bien?" Dios le bendiga, a Ud., a Ud., a Ud. Muy bien, levante su mano, Él la ve. En los balcones, Dios lo ve. Levante sus manos. ¿Se ha Ud. salido de la Palabra?
182Hay algunas de Uds. mujeres sentadas aquí con el pelo corto, y no tienen sus manos levantadas. ¿Qué es lo que les pasa a Uds.? ¡Uds. están mal! No trate Ud. de encontrarse con Dios de esa manera. Ud. será condenada tan cierto como que estoy parado en este púlpito. ¿Ud. me quiere decir que la iglesia Pentecostal ha llegado a tal estado de formar tanta callosidad, que tiene vergüenza de admitir que está errada? No haga Ud. eso Dios tenga misericordia de Ud.
183Yo cero. Tenga fe. Permítame esperar más. Dios le bendiga allá atrás, mujercita. Dios le bendiga hermana. Qué bien. Levante esa… Dios le bendiga. Eso es. Ud. puedo admitirlo hoy mismo; mañana puede ser muy tarde, en una hora puede ser muy tarde. Dios le bendiga. Esto es sinceridad. Dios le bendiga. Diga: "Yo estoy equivocado." Se necesita una verdadera persona para admitir que está equivocada. Eso es algo genuino. Dios le bendiga, señor. Dios le bendiga, señora. Dios le bendiga, señora. Dios le bendiga. Esto es correcto. Si, continúe orando. Dios le bendiga. Si yo no puedo ver su mano, El si la Ve. El sabe cada pensamiento que está en su mente. Esto es exactamente la verdad. Dios le bendiga, ya veo su mano. Qué bien. Dios le bendiga, jovencita. Dios le bendiga, hermana. Qué bien.
184Dios le bendiga, Ud. allá, jovencita. Sí, el cambio de los caminos de la vida. Antes que estas cosas viejas encallen su corazón joven, vuélvase a Dios hoy mismo, mujercita. Eso es, hágalo. Yo tengo una hijita allá como de su edad. Dios le bendiga mujercita. Dios le bendiga. Si, Dios le bendiga, hermana.
185¿Y qué de Ud.?, hermano? Que vergüenza, dejar que su esposa actúe así y use pantaloncito corto, y se vista de esa manera y salga a la calle, ¡Y se hace llamar Ud. un hijo de Dios? ¿No le dá verguenza? Dios le bendiga. Dios le bendiga, señor. Dios le bendiga. Eso es, admita que Ud. Eso es, admita que Ud. está equivocado, sí. Si Ud.….
186"Aquel que encubre su pecado nunca prosperará, aquel que confiesa su pecado recibirá misericordia." Dios le bendiga. ¿Alguien más? Allá en el balcón, allá arriba en el balcón. Él lo mira allá arriba. El conoce cada pensamiento que está en su corazón. Ahora, levante sus manos solo un momento.
187Cálculo que hay como cincuenta o sesenta que tienen sus manos levantadas, entre jóvenes y adultos. Gracias. Esto es un gesto de una real dama y un real caballero. Yo los aprecio a Uds. Hay esperanza en Ud. cuando está dispuesto a admitir que está Ud. equivocado.
188Antes de llamar al altar, voy a orar por estos pañuelos.
189Padre Celestial, estos pañuelos representan a gente enferma, madres y padres, niños, que están esperando. Hemos sido enseñados en la Biblia, de que fueron tomados pañuelos del cuerpo de San Pablo y ropa. La gente lo vio, y reconoció que el Espíritu de Dios estaba en él. Pablo recordó que Eliseo le dijo a la mujer Sunamita, lo que le dijo a Giezi, "Toma mi bordón y Ve y ponlo sobre el niño." El sabía que lo que él tocaba era bendecido. De Pablo, tomaban ropa de su cuerpo y vestidos y espíritus inmundos salían de la gente, las enfermedades se iban. Ahora, Señor, nosotros no somos San Pablo, pero Tú todavía eres Dios, el mismo Dios.
190Un día Israel iba en camino cumpliendo con su deber, rumbo a la tierra prometida. Y algo lo apartó de la tierra prometida, el mar Rojo. Un escritor dijo: "Dios miró hacia abajo a través de esa Columna de Fuego, con ira en sus ojos, y el mar se asustó y se partió formando paredes y abrió un camino seco para que Israel cruzara hacia la tierra prometida."
191Dios, cuando estos pañuelos sean llevados al enfermo y al afligido, has que el Dios del cielo mire hacia abajo a través de la Sangre de Su propio Hijo, y has que el Diablo, quien tiene enfermo a este pueblo, se asuste y se haga a un lado cuando estos pañuelos señales de esta reunión en esta noche, en donde la Palabra y la Verdad han sido manifestadas; el enfermo y el afligido han sido sanados, corazones han sido quebrados y van con rumbo a la Casa del Alfarero en unos momentos; concede que el Diablo huya y que el pueblo cruce a esa tierra de buena Salud que Dios les prometió. Yo envió estos pañuelos, en el Nombre de Jesucristo, con ese propósito. Amén.
192Dios conoce su corazón. El conoce su condición. Sólo para mostrarle; déjeme decirle, hay mucha gente aquí que no levantaron sus manos, que deberían haberlas levantado. Ahora, si yo los hubiera identificado desde esta plataforma, diciéndole quienes eran Uds., eso hubiera herido los sentimientos de alguien. Ahora, Uds. me han visto hacerlo muchas veces. Me di cuenta que Jesús dijo: "Dejad que la cizaña y el trigo crezcan juntas. Los ángeles vendrán primero y atarán en manojos a la cizaña y la quemarán."
193Y hoy es tiempo de atar. Cada uno de ellos va a la confederación de iglesias, todas la denominaciones van. ¿Esto es correcto? Esto es correcto. La Liga Mundial, El Concilio de Iglesias, cada denominación siendo atraída hacia ella, la gran cosa trabajando. Todas ellas regresando a Roma como lo prometieron, "Una imagen hecha a la bestia," el poder, una confederación de iglesias, exactamente lo que Dios dijo que vendría a suceder. Allí están ellas, dándole a Ud. libertinaje, diciéndoles que está bien que Uds. hagan esto, y Ud. tiene miedo decir algo al respecto, por temor a que le quiten su salario.
194Déjeme decirle algo, mi hermano, mi hermana, Dios le revele a Ud. que le amo. No es para hacerme diferente; es para ser honesto con Ud. No tome ninguna chanza. Ud. no se pasaría una luz roja, por temor de lastimar su cuerpo. ¿Pero qué de su alma? ¡No se pase una de las luces rojas de Dios!
195Alguno de Uds. están enfermos. Crean con todo su corazón. Alguien que esté desesperado por algo, sólamente tenga fe. Le enseñaré a Ud. si El es realmente verdadero o nó lo es. Abraham, ¿recuerda Ud. cuando el Angel vino a él, y qué fue lo que El hizo? Vea sinó es la misma cosa hoy.
196Aquí está una damita sentada aquí, sentada aquí en este lado, ella tiene cáncer. Ella tiene un quiste, y ella va a operarse. Ella me está mirando en estos momentos, ella trae en su cuello un collar de cuentas rojas. Ud. es de Portland. Pero si Ud… Si esto es la verdad, levante su mano. Es verdad. ¿Ve? Yo no la conozco a Ud., somos extranjeros. Pero es la verdad. ¿Cómo puede sentarse Ud. allí, con fe suficiente para tocar el borde del vestido de Cristo cuando ese ángel de Luz viene a Ud.?, ¡es la gracia de Dios! Acéptelo, señora. Créalo. No solamente eso, pero crea todo el Evangelio.
197Una mujer está sentada aquí atrás. Mire aquí señora. Está sufriendo del colón. Crea con todo su corazón. Sí, yo no la conozco a Ud. Crea con todo su corazón, y sea sana.
198Hay un hombre sentado a su lado, él tiene que irse a casa. El no puede quedarse más tiempo. El tiene problemas con sus oídos. El tiene un problema con un… sufrió de un resfriado, que le causó tos. Y no puede deshacerse de él, le han venido muchas complicaciones. Esto es la verdad, señor. Ud. trabaja en una clase de planta que hace armamentos o algo como eso. Ud. tiene que regresar a su trabajo. Yo soy un desconocido para Ud. Si estas cosas son verdaderas, levante su mano. Muy bien. Si Ud. tiene fe suficiente para tocar al Señor Jesús, ¿por qué no ser un verdadero hombre y creer con todo su corazón?
199Hay una dama sentada allá atrás, ella tiene una clase de enfermedad de la piel en sus manos. Ella ni siquiera sabe lo que es. El doctor ni siquiera sabe lo que es. Ella la ha tenido por años y años. Oh, ella lo va a perder, tan segurísimo como el mundo. Srita. Daniels, McDaniel. Allí lo tiene Ud. Ida McDaniels, crea con todo su corazón. Yo no conozco a la mujer, nunca la he visto. Pero la Luz está sobre ella.
200¿Qué es? ¡Él lo conoce a Ud.! ¡Y El sabe que Ud. está equivocado! El mismo Dios que está hablando a través de mí de esta manera, está hablando a través de mí por la Palabra.
201Ahora, cada uno aquí que reconoce la Presencia de Dios, y sabe que está equivocado, vengan al altar en estos momentos. Vengan aquí sólo por un momento, déjeme orar por Ud. quiere confesar que está errado. Ud. venga al altar. No quiero llamarlo por su nombre, no sería Cristiano el hacerlo. Udes. allá en el balcón, bajen, esta es su oportunidad. ¡Baje ahorita! Venga al altar, diga: "Vengo a Ti, Señor." Pecador, venga al altar, esta podría ser su última oportunidad. No quiere venir mientras nosotros… el órgano está tocando hermosamente el himno: "Vengo a Ti, Señor, Vengo Hoy a Ti" Muy bien, todos canten. ¡Vengo a Ti, Señor! ¡Vengo hoy a Ti!
202¿No viene Ud.? Venga del balcón, bajen. ¿Qué de Uds., Uds. que profesan ser Cristianos, ¿Simiente de Abraham? Dios le bendiga, mujer. Dios le bendiga, mis hermanas. Sí. Dios seguramente honrará esto. Ud. es honesto Puede ser que su pastor haya fallado en decirle esto. Vaya a casa y tome su Biblia, y dese cuenta si es la verdad o no. Ud. sabe que es la verdad, aún antes que yo dijera algo. Uds. mujeres Pentecostales, Uds. nunca usarían maquillaje por nada. No hay nada en la Biblia en relación al maquillaje, únicamente Jezabel, ella arregló su cara y apariencia con pinturas y otras cosas. Pero la Biblia habla acerca del uso del pelo largo: "Porque es deshonesto a la mujer orar a Dios con su pelo corto y encrespado."
203…¿Quiere Ud. ponerse bien con Dios, delante de su Presencia mientras El está aquí? ¡Venga! ¡Levántese, haga un acto de apoyo para El! Póngase de pie y venga y diga: "Vengo, yo vengo para demostrar, quiero que todo el mundo sepa que yo estoy errado, y que quiero estar bien delante de Dios." ¡Venga hoy mismo! ¡Yo vengo, Señor! ¡Vengo a Ti! Lávame, lávame en la Sangre, Que fluye del Calvario. ¡Otra vez, todos! Yo vengo… (Venga, todavía hay más allá, recuerde. Sí, eso es correcto) …lávame en Tu Sangre, Que fluye del Calvario.
204Todavía hay gente viniendo, continúe orando. Ahora, amigos, yo no estoy de acuerdo en persuadir. Yo creo que la Palabra lo hace cuando llega a Ud. No contriste al Espíritu Santo. Pudiera ser la última oportunidad que Ud. tuviera; yo espero que no sea así. ¿Ud. sabe lo que produce el ver que Ud. admite que está equivocado? A mí me dice que hay algo real allí, que lo constriñe a que Ud. realmente desee hacerlo bien. Con el órgano únicamente tocando, suavemente por favor, mientras hablo. Vengan Uds., vengan inmediatamente. Quiero que sigan viniendo. ¿Sabe Ud. lo que estas gentes han hecho? Muchos de ellos son miembros oficiales de iglesias, y ellos saben que les he dicho la Verdad.
205No yo. Al igual como Moisés cuando fue allá a decirle al pueblo acerca del Señor, y el Señor, bajo la Columna de Fuego, confirmó la Palabra y mostró que estaba correcta. Esa misma Columna de Fuego, está aquí con nosotros. Es el mismo Cristo, haciendo la misma cosa para la Edad Gentil, como El lo prometió hacer.
206¿Qué es lo que me hace creer que Ud. es genuino en su corazón? ¿Qué es lo que hizo ponerse de píe? Es porque Algo estaba alrededor de Ud., que le dijo: "Estás errado." Ahora, ése fue Dios, porque algunos de Uds. se avergonzarían de estar aquí como están, delante de la gente después de haber confesado. Pero esto confirma que este "Algo genuino" fue el que les dijo: "Tú estás errado," y vino con la Palabra, a través del discernimiento. 207 ¿Para qué fueron enviados estos dones a la iglesia? ¿Cuál es el primer don? ¿Cuál es la primera cosa? Apóstoles, (que equivale a misionero), profetas, maestros, pastores, evangelistas. Ellos están para el perfeccionamiento de la Iglesia.
208¿Y a quien viene la Palabra del Señor? La Palabra del Señor viene al profeta, siempre, no hay duda en esto. No un don de profecía; el don de profecía está en uno, y luego en otro. Un profeta es nacido, predestinado por Dios. Jesucristo fue el Hijo de Dios, predestinado a ser Hijo de Dios. Isaías le dijo a Juan, a Juan el Bautista, setecientos doce años antes que él naciera, que él era "La voz que clama en el desierto." Dios le dijo a Jeremías: "Antes que aún fueras formado en el Vientre de tu madre, te conocí y te santifiqué, y te ordené como un profeta a las naciones." Y cuando Ud. mira profetas apareciendo, juicio está a la mano.
209Ahora, "El juicio principia en la Casa de Dios, con el pueblo de Dios." Ahora, ¡nosotros estamos errados! Hemos hecho lo malo. Y yo creo que los que están aquí sentados en esta noche, son Simiente de Abraham y realmente están predestinados para que la Luz de Dios brille sobre ellos, cuando la Luz los toque, ellos se pararán. Hay algo que tiene que suceder, porque están allí! Ahora Ud. está aquí, inclinemos nuestros rostros y confesamos nuestro error.
210Amigo pecador, si Ud. está parado aquí en este grupo, y esto le avergüenza a Ud., pero es bendición para Ud. en estos momentos porque Ud. lo ha aceptado, créalo con todo su corazón.
211Uds. Cristianos, Uds. mujeres que saben, yo creo que Uds. son buenas mujeres. Dios les bendiga. Yo creo eso. Dios puede expresar los sentimientos de mi corazón para Ud. Yo no quiero ser duro con Ud. hermana; yo tengo una esposa también, y dos jovencitas. Yo la amo como si fuera mi hermana.
212Y hermano, yo no quiero herirle sus sentimientos, pero algunas veces una sacudidita con la Palabra ayuda.
213Ahora, si estamos errados, díganos que estamos errados. Y hay gracia, abundantemente para nosotros en esta noche. "Aquel que confiesa sus males, hay misericordia para él. Aquel que oculta su pecado, nunca prosperará." ¿Cuál es su pecado? Su incredulidad. Si Ud. lo esconde diciendo: "Bien, yo soy tan bueno como el resto de ellos." Ud. está mal. Y Ud. nunca se moverá más allá de lo que Ud. se ha movido. Ud. permanecerá de esa manera, Ud. nunca irá más allá hasta que Ud. no puede hacerlo; Ud. tendrá antes que pisotear la Palabra de Dios.
214Y mientras Ud. viva, Ud. siempre recordará esto. Hasta el último día que Ud. viva, Ud. recordará esta noche. Recuerde, le estoy diciendo ¡ASI DICE EL SEÑOR! Estaba sentado en el bosque esta tarde, orando, y El me habló de esto, diciéndome: "Dilo y llámalo, y Yo haré algo por ti." Y aquí está. Oremos:
215Padre Celestial, reverente y sinceramente están pecadores de pie en esta audiencia en estos momentos. Ellos se han levantado de sus asientos y han venido aquí, solamente para hacer una confesión. Hay Cristianos quienes han venido para hacer su confesión.
216Aquí están hermanitas preciosas en quienes la Luz alumbró en lo profundo de sus corazones y se dieron cuenta que estaban erradas, ellas se dieron cuenta que la Biblia enseña estas cosas, y están dispuestas hoy de dejar todas esas cosas.
217Aquí están hermanos parados aquí, hermanos preciosos, hijos del Dios viviente, quienes a través de credos y condiciones tibias, han vagado sin rumbo en el mundo. Ellos regresan en esta noche, Padre. Ellos regresan. Aquí están.
218Ahora Padre, comprendemos que cuando ellos se pusieron de pie, ellos quebrantaron la ley de gravedad; todos los científicos dicen que nadie puede elevarse, que estamos ligados a la tierra. Pero cuando ellos levantaron sus manos y vinieron aquí, probaron que había un Espíritu en ellos que podía hacer una decisión. Y ellos lo han hecho por Cristo.
219Jesús, aquí están tus propias Palabras, yo solamente Te las voy a citar a Ti
220Te estoy dando a Tí a esta gente en esta noche, como Tu siervo. He hecho le que Tú me dijiste que hiciera, hoy en el bosque, y aquí está exactamente lo que Tú dijiste que sucedería. Y hay testigos de estas cosas parados aquí. Para probar Tu Presencia, fuiste por toda la audiencia, diciéndole a la gente quienes eran y lo que habían hecho, y demás, identificando el nombre de la gente, y quienes eran y lo que habían hecho y lo que estaba mal.
221Y Tú dices en Tu Palabra que, "Aquel que me confesare delante de los hombres, Yo lo confesaré a el delante de Mi Padre y de sus santos Ángeles. Aquel que se avergonzare de Mí delante de los hombres, Yo me avergonzaré de él delante de Mi Padre y de sus santos Ángeles." Estas hermanas y estos hermanos permanecieron de pie en esta noche en la presencia de sus hermanos de sus pastores y de sus amados, para decir que ellos no se avergüenzan de Ti. Pero están avergonzados de la manera que se han comportado. Ahora yo estoy seguro Señor, que Tú los perdonaste. Tú lo prometiste. Tú dijiste: "Aquel que confesare sus pecados, hay misericordia para él." Y ellos los han confesado, y ellos recibirán misericordia. Y Tú Quien puedes sanar al enfermo y decir: "¿Qué es más fácil decir, 'Tus pecados te son perdonados' o 'Toma tu lecho y anda?"
222Yo reclamo a estos. Yo los reclamo a cada uno de ellos, Señor. Yo he tratado de pararme por Tí todos estos años, y por Tu Palabra. Y ellos se han parado en esta noche por Tí, y yo los reclamo. Yo los saco de las fauces del mundo, y los presento a Tí, Señor Jesús. Ellos son trofeos del Mensaje en esta noche, trofeos de la Palabra de Dios. Guárdalos, Dios todopoderoso, bajo Tu Santo Poder. Hazlos crecer, has que la Luz de Dios alumbre en sus vidas. Has que esos hombres y mujeres, Señor, empiecen a crecer en el poder y en la fuerza del Espíritu Santo. Permite que algo suceda que cambie todas sus iglesias y toda su vecindad en donde ellos están. Concédelo, Señor. Yo te los doy a Tí, son Tuyos. Ellos son los trofeos de la reunión de esta noche, de la Palabra que ha sido predicada. Yo reclamo sus vidas en el nombre de Jesucristo. Yo quiero encontrarlos en el otro lado del río, siendo inmortales, volviendo a ser hombres y mujeres jóvenes otra vez, y permaneciendo jóvenes y hermosos para siempre. Son Tuyos. Padre. Ellos son trofeos que Dios le ha dado a Su Hijo, Cristo Jesús, por el poder de Su Presencia y de la Palabra de Dios. Son Tuyos, Padre. Yo te los doy a Ti, en el Nombre de Jesucristo, y reclamo cada vida, cada vida que está de pie aquí. Cada confesión es recibida, cada pecado es perdonado.
223Y cada uno que está pardo aquí, yo-yo-yo oro para que el Espíritu Santo les dé fuerza, para llevar, para hacer lo que es correcto, para que les ayude en esta hora obscura en la que el mundo está lleno de encantamiento. Y oh Dios, ayúdame mañana por la noche, a traerles el mensaje limpio y claro, Señor, y apartarlos del hechizo de este mundo, para que así puedan estar listos para encontrarse con Cristo en el tiempo de Su Venida. Concédelo, Padre. Creemos que Tú lo sabes. Y mientras permanecemos con nuestros rostros inclinados.
224Cada uno de Uds. que está de pié, no creo yo que han venido por curiosidad, porque han venido por la predicación del recio, duro y cortante Evangelio. Pero Uds. creen que Jesús dijo que "Ningún hombre puede venir a Mí excepto que Mi Padre lo traiga, y todo lo que el Padre me ha dado vendrá." Ahora, esto es la Palabra confirmada de Dios. Él le dijo a Abraham, El le prometió e hizo el Juramento, y aquí Ud. escucha la Voz de Dios en esta noche y viene sobre estas bases. ¡Ud. tiene que ser perdonado! Y todo lo que Ud. tiene que hacer, es aceptarlo y creer que Dios le perdonó su error, y desde esta noche en adelante, por la gracia de Dios, Ud. vivirá por El, el resto de su vida, y hará todo lo que esta Biblia le enseña a Ud. que haga, y crea que Dios le dio la gracia a Ud. para hacerlo en estos momentos, perdonándole su pasado; levante su mano y diga: "Yo lo creo con todo mi corazón." Dios le bendiga.
225Todo el resto de Uds. Cristianos que están en la audiencia y que están orgullosos de ellos, digan: "¡Gloria a Dios por ellos!" (La congregación dice: "¡Gloria a Dios, por ellos!"-Ed.) Digámoslo otra vez. (El Hermano Branham y la congregación dicen juntos: "¡Gloria a Dios por ellos!") Bien, todos pongámonos de pie. Deme el tono de: Yo le amo, yo le amo Porque El a mí me amó. Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
226Cantémoslo juntos, cada uno cante con sus manos levantadas. Muy bien. Yo le amo, yo le amo Porque El a mí me amó. Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
227¿No se siente bien lavadito? ¿Cómo que la Palabra lo restregó y lo hizo sentirse mejor? ¿Verdad?
228¿Ud. no cree que yo sea un impostor? ¿Verdad? ¿Ud. cree que yo le digo la Verdad? (La congregación contesta: "¡Amén!" -Ed.)
229Yo estoy observando en estos momentos que el Ángel del Señor A Quien veo por encima del pueblo, se ha detenido alrededor de este grupo que está aquí parado formando una cruz. ¡Dios en los Cielos! La misma fotografía que Ud.… el mismo Ángel que Ud. Ve en esa fotografía, está aquí mismo en estos momentos por encima de este grupo de gentes, moviéndose alrededor, lo sigo observando de lugar a lugar. Yo creo que toda enfermedad que estaba aquí en este grupo aquí parado, se ha ido. Yo lo creo con todo mi corazón, que todo pecado es perdonado.
230Estrechemos la mano al otro y cantemos: "Yo le amo." Diga: "¡Gloria al Señor!" (La congregación dice: "¡Gloria al Señor" -Ed.) …Yo le amo, yo le amo Porque El a mí me amó. Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
231Alabémosle, diga: "¡Gloria al Señor! Gracias, Señor Jesús." Te agradecemos, Señor, por traer a la gente, y por Tu Palabra. Ella es mas penetrante que una espada de dos filor, que discierne los pensamientos e intentos del corazón. Le da seguridad. Le circuncida el mundo, la carne, las cosas mundanas de la gente, y los hace nuevas criaturas en Cristo. ¡Cuánto Te lo agradecemos, Padre! Te alabamos con todo nuestro corazón. Gracias por ellos, Señor. ¡Haz que sean llenos con el Espíritu! Haz que el Espíritu Santo los tome bajo Su control y pueda brotar un avivamiento chapeado a la antigua entre estas iglesias, Señor, que se propague por todas las comunidades, en todas partes y estén en fuego por el poder de Dios. Envíanos un real Pentecostés, Señor, el real poder del Espíritu otra vez en las vidas de las gentes. Concédelo, Padre.
232Son Tuyos. Por la gracia de Dios, ellos son Tuyos. Ellos son Simiente de Abraham, de acuerdo a la promesa. Concédelo, Señor. Ellos creen en Tu Palabra; y lo que es contrario a ella, no lo aceptan. Ellos creen en la Palabra porque ellos son Simiente de Abraham. Ellos son Tuyos, Padre, la Iglesia predestinada a brillar en el último día. Gracias Padre, por ellos. Yo le amo… (Levante sus manos en alabanza a El.) ..Yo.. (allá en los balcones, muy bien.) Porque El a mí me amó Y…