Photo

~ SENORES, QUISIERAMOS VER A JESUS ~
1Gracias Hno. Neville, gracias. Buenas noches amigos. Le comentaba al Hno. Neville que traté de llamarlo esta tarde a su casa. La semana pasada le dije a la gente de Georgia, que suponía que no iba a estar aquí hoy porque mucha de esta gente viene... Es Navidad y Uds. saben que a los niños uno no les puede decir otra cosa, para ellos esto es la Navidad y cuelgan su media o hay algo... Aún en nuestro país es una tradición o algo así. Cuando era niño yo lo hice y aún cuando está apartado de la senda Escritural los niños son... Oyen a los otros niños decir: “Recibí esto en Navidad, me dieron esto”. Los niños observan, Uds. saben, uno no les puede hacer entender.
2La Navidad está aquí para quedarse pero no es el nacimiento de nuestro Señor indicando el tiempo en que nació. Si buscan un mapa y observan, Judea queda muy por debajo del ecuador mientras que éste está por encima; entonces podemos darnos cuenta que allá en las montañas de Judea [En Diciembre] hay nieve, hermano hay más nieve que aquí, así que los pastores no podían estar en la montaña apacentando a sus ovejas. Otro punto: Sería contrario a toda la naturaleza. Los corderos nacen en la primavera y no en este tiempo del año. Los corderos no nacen por este tiempo, las ovejas no tienen corderos ahora. Él era el Cordero de Dios, ¿se fijan? Él nació según se afirma en algún momento de Abril, a mediados de Abril o algo así.
3Pero siendo que es el 25 de Diciembre que celebran el nacimiento, es el nacimiento del dios sol, el Baalan Romano, el dios sol. El sol está exactamente a la mitad por este tiempo y entre el 20 y el 25 era cuando el circo Romano celebraba el nacimiento del dios sol. Entonces dijeron: “Bueno, para complacer tanto a Cristianos como paganos, en vez del dios sol pondremos al Hijo de Dios y al dios sol juntos. Los pondremos juntos y haremos un mismo cumpleaños el día 25”. Eso pareció complacer a los paganos y a la iglesia nominal de aquel entonces, la primera iglesia de Roma estaba de acuerdo con eso y no les importó. Así que juntaron el día del dios sol y el del Hijo de Dios.
4Ahora, el día más largo del año es el 21 o el 22, quiero decir la noche más larga, cuando en el sistema solar el sol está regresándose, devolviéndose. Se extiende unos segundos o minutos más, luego como en Junio o Julio tenemos el día más largo del año. Pero la Navidad está aquí para quedarse y no podemos evitarlo. Las llantas sin tripa están aquí para quedarse, no me gustan pero están aquí para quedarse. Correcto. Las mujeres están aquí para quedarse, los pantalones cortos están aquí para quedarse, eso es. Cada vez serán más cortos y no hay nada que yo pueda hacer al respecto. Puedo decir que eso está malo y seguirá así. Correcto. El pecado está aquí para quedarse, sí, está aquí para quedarse y vamos a tenerlo más y más. Está aquí para quedarse hasta que Jesús venga y todas las demás cosas están aquí para quedarse.
5Ahora, yo no creo... Permítanme aclarar esto. Yo no creo que Jesús tenga cuidado del día en que Ud. adore la fecha de Su nacimiento, sea el 25, el 26, sea en Abril en Mayo, en Junio, en Julio o cuando pueda ser, Ud. adórele cualquier día. Pero aquí está el asunto, le han quitado lo sagrado a la Navidad para convertirla no en una Navidad o un día de adoración sino en una celebración. Uno escucha decir a la gente: “Vamos a celebrar la Navidad”. Eso está incorrecto. No deberíamos celebrar la Navidad, la Navidad es un día de adoración no una celebración.
6Nosotros celebramos el día que nació Lincoln, celebramos el nacimiento de Washington y si estuviéramos más al Sur, celebraríamos el nacimiento de Lee o Jackson. El nacimiento de ellos es una celebración. Pero yo creo que el nacimiento de Cristo debería ser un día de consagración y adoración. Esta noche la gente en vez de estar en la iglesia de rodillas orando y dándole gracias a Dios por el verdadero regalo de Navidad, andan con tacones, las caras pintadas, trajes de cóctel y se pasan las botellas de whisky unos a otros. Esta noche se distribuirán miles y miles de dólares en whisky, tabaco y cigarrillos, mientras miles de niños pobres tienen hambre y no tienen un bocado ni un lugar donde recostar sus cabezas.
7Lo que necesitamos es adoración y lo que tenemos es celebración. Eso es correcto. Eso no está bien pero no podemos detenerlo, está aquí para quedarse y vamos a continuar teniendo la Navidad de igual manera. La palabra Navidad proviene de la palabra misa para Cristo. [Por las siglas en Inglés] Es una tradición Católica. Mi pequeña... una de mis hijas la que ya no puedo llamar pequeña, Rebeca, tenía que escribir el otro día un relato sobre mitología, sobre algo mitológico. Yo le dije: “Escribe sobre Santa Claus”. Eso es. Santa Claus ha ocupado el lugar de Cristo y no existió tal persona. Eso es absolutamente una tradición Católica y no tiene nada que ver con los Protestantes ni nada de eso, ni la Navidad ni el nacimiento de Cristo, en lo absoluto. Pero Santa está aquí para quedarse. Algún día vendrá Jesús para quedarse y Ése es el que estamos esperando.
8Preferiría que fuera el Hno. Neville el que estuviera en este púlpito esta noche, porque le dije a la gente que no estaría hoy aquí y si vengo y digo algo, grabarían una cinta, espero que... ¿Están grabando cintas? ¿Sí? Si durante la reunión el Espíritu Santo dijera algo podría ser que ellos lo oyeran. Aquí tengo algunas Escrituras anotadas, es un pequeño tema; no sé, espero que el Señor lo bendiga. El asunto es que generalmente los Domingos en la noche se despide la gente a eso de las nueve o unos diez minutos después y ahora tendrán que salir antes de la una. Supongo que hay un reloj... [El Hno. Branham sostiene una conversación con el Hno. Neville] Él creyó que yo estaba confundido y que hoy era la víspera de año nuevo. [Refiriéndose al 31 de Diciembre] Bueno esperamos tener un buen momento la víspera de año nuevo que es cuando vienen todos los hermanos y tenemos gran compañerismo los unos con los otros esa noche. Les estaba haciendo una broma con eso, espero que no lo hayan grabado.
9Dicen que el otro día mientras grababan golpeé esto varias veces y arruiné la cinta, esa fue: “Cristianismo contra paganismo”. Las cintas se dañaron. Así que si las cintas ya están corriendo espero que alguien se acerque a la puerta y abra la puerta o algo, así sabré que están grabando. Veré hacia qué lado gira esta cosa si está funcionando. [El Hno. Branham se refiere a los micrófonos]Muy bien, está bien, voy a cubrirlo y me acerco al de este lado. No estaba acostumbrado a este.
10Bueno, quiero aprovechar esta oportunidad para darle las gracias a esta iglesia y a sus miembros por las cosas que me han regalado durante la Navidad. Hace un momento vino mi hijo y me entregó una caja muy grande, yo estaba en mi habitación estudiando; la abrí y hallé un traje nuevo de parte de este tabernáculo y otras cosas personales que la gente me ha enviado, están allí y no las he abierto hasta que llegue José y abra la suya. Ciertamente aprecio eso. El Señor les bendiga. Ojalá yo pudiera darles regalos de Navidad a todos. No puedo hacerlo. Uds. saben cómo es. Uno no puede hacer eso, eso es todo. Si se le da a uno, eso demuestra respeto y uno no puede hacerlo. Un ministro no puede hacerlo.
11Entiendo que esta mañana le regalaron un nuevo abrigo al Hno. Neville, les estoy agradecido a todos Uds. por mi hermano. Hay un pequeño secreto que Billy Paul y yo sabemos. Uds. saben que yo soy un poco lento para entender algunas cosas. El otro día Billy me dijo: “Sabes papá, fui al supermercado y sabes, ¿a quién crees que encontré allí? (La voz le temblaba un poco.) Al Hno. Neville, llevaba puesto un abrigo y se veía terrible”. Yo le pregunté: “¿Le quedará bien el mío?” Me dijo: “No, él es un hombre mucho más grande que tú”. Entonces dije: “Voy a comprarle uno”. Recibí mi cheque de la iglesia igual que lo recibe él y en ese momento entró Billy corriendo con una sonrisa en su rostro y con la noticia: “Papá, la iglesia le va a comprar uno”. Yo sé que la iglesia le podría comprar uno mejor que yo. Entonces pensé: “Eso es maravilloso, todos podríamos ayudar”. Sabemos que todo llegó a su momento cuando el Hno. Neville necesitaba ese abrigo.
12Uds. saben, quiero contarles algo sobre eso. Estaba leyendo en la historia, eso es todo lo que he estado haciendo en las últimas semanas o alrededor de dos meses, estudiando la historia Bíblica. Mi primer Libro fue el Antiguo Testamento, lo que Dios fue en el Antiguo Testamento, luego tomé el Nuevo Testamento y vi lo que Dios era para compararlo con el día de hoy, porque yo sé que Él tiene que permanecer igual. Entonces hay un punto de la iglesia que dejé fuera, fue entre el momento de la partida del último apóstol hasta el comienzo de la edad del oscurantismo, cuando la iglesia Católica reinó. En la iglesia se perdieron los milagros, la Divinidad y todo lo demás. Quería saber qué fue lo que sucedió durante ese tiempo, así que busqué algunos libros de la historia más antigua que existe, como: “Las Dos Babilonias de Hislop, La Iglesia Peregrina de Broadbent”, el libro de los “Mártires de Fox, Los Padres después de Nicea, el Concilio de Nicea y el Concilio Antes de Nicea”. Cuando los leí me parecía que podía escuchar el “Salmo de vida de Longfellow”: “La vida de los grandes hombres nos recuerda, que podemos hacer sublimes nuestras vidas, al partir dejamos tras nosotros huellas en las arenas del tiempo”.
13Cuando vi por lo que pasaron esos hombres y mujeres en aquel tiempo para mantener este mismo Evangelio, cuando predicaron este mismo Evangelio, lo mismo que sucedió en el Antiguo Testamento, en el Nuevo Testamento y en aquel entonces, exactamente lo mismo. Eso nos dice que en uno, dos y tres testigos consta toda Verdad. El mismo Dios que lidió con los profetas antiguos, lidió con los apóstoles, lo hizo con los hermanos de antes de Nicea y está aquí hoy lidiando de la misma forma con Su pueblo, con las mismas señales, las mismas maravillas, el mismo Evangelio, el mismo Poder, el mismo Dios y todo, con tres testigos para nosotros de que esta es la Verdad. Esta es la Verdad. Dios dándola en tres Testamentos.
14La Biblia es una historia de lo que Dios era, así que la historia del Antiguo Testamento… El Nuevo Testamento, el Concilio de Nicea, los Padres y el Concilio después de Nicea es la historia de la iglesia de aquel entonces. Ahora la historia se está haciendo igual que allá, pero esta historia no será escrita. No. No. Su venida está demasiado cerca ahora. Dios ayude al hombre en estos días... a la gente que trata de buscar honor humano, al hombre que trata de hacerse popular entre los seres humanos, ¿no saben que cuando el ser humano perece, todo fallece con él? Busquen ganar tesoros Celestiales que nunca pasarán. Las bendiciones más ricas de Dios reposan sobre todos Uds., esta noche les dije que generalmente acostumbro asistir a la iglesia en alguna parte el día Domingo, si me es posible.
15Hoy, en esta mañana, tenía deseos de venir y escuchar el Mensaje del Hno. Neville, pero después de hacer esa promesa no puedo quebrantarla, así que traté de escuchar la radio y todo lo que pude oír fue: "Inmediatamente después de este servicio nos reuniremos en el salón de almuerzo para tomar café juntos”. ¿Adónde ha llegado la iglesia? Es una logia, ¿por qué no le dicen logia en vez de iglesia? Iglesia, se supone que no debes hacer eso. La iglesia no es una reunión para tomar café, para tener cenas o comidas y cosas como esas. Tenemos comunión con el Señor. Una iglesia es donde tenemos comunión con Dios.
16Le dije a mi esposa: “Querida, me estoy volviendo muy critico, no quiero ir a la iglesia ni subir al púlpito”. Oh, parece que entre más viejo me pongo peor y no quiero ser así, pero algo dentro de mí me hace ser así. Entonces dije: “¿Estaré perdiendo la mente? ¿Por qué no puedo seguir con los demás? ¿Por qué no me puedo comportar como los demás hermanos? ¿Por qué no me puedo hacer una organización y edificar algo alrededor de ella igual que ellos? O, ¿por qué no puedo salir y dejar de martillarle a la gente o cosas así? ¿Por qué no puedo hacerlo?” Entonces dije: “Creo que he perdido la mente, pero fui a la Palabra y allí está, debo quedarme con esa Palabra.”
17Dije: “Si no fuera por la Palabra de Dios y que supiera que existe un Dios, me construiría una cabaña pequeña en alguna parte, allá en la Columbia Británica, bien apartado en las montañas de Canadá, donde pudiera ver un ser humano una vez al año y allí escucharía la voz de Dios en los arroyos y lo oiría cuando aúlla en el lobo en la cima de la montaña. Lo escucharía cuando susurra entre los grandes pinos y vería Su hermoso rostro en el espejo del lago cuando éste refleja las grandes montañas cubiertas de nieve. Pues, allí adoraría a Dios todos los días de mi vida. Yo sé que recibiría más de Dios allá de lo que puedo oír en las cenas, en las reuniones para beber té y toda esa clase de cosas que tenemos hoy en la así llamada iglesia, en los credos, cosas ficticias, fábulas y todo lo demás que ocupa el lugar del Evangelio”.
18Será mejor que lea una Escritura para comenzar pero antes de leer hablemos con el que la escribió mientras inclinamos nuestros rostros. Todo el que tenga una petición en esta noche, siendo que es la noche de la víspera de Navidad, podría decir algo como así: “Oh Señor, en mi corazón estoy agradecido por Cristo y ahora quiero acercarme más que antes. No quiero regresar a un pesebre en un granero sino que quiero convertir mi corazón en un pesebre, no para un Cristo niño sino para un Cristo que es Dios, Emmanuel”. ¿Dejarían que se sepa, levantando sus manos a Cristo? Que el Señor conceda su petición.
19Padre Celestial, estamos reunidos ahora en la casa llamada: “Casa de Oración”, el lugar donde nos reunimos para adorar al Señor Jesús por todas Sus grandes obras, para enseñar Su Palabra y creer que Él es la Palabra. Te damos gracias por esta noche y la oportunidad puesta delante de nosotros de traerle la Palabra del Dios Viviente a un pueblo Viviente, especialmente a aquellos que están viviendo en Cristo Jesús, que han sido renovados, han nacido de nuevo, han llegado a ser una nueva creación y la oportunidad que tenemos de presentarle los hechos a aquellos que no son nueva creación en Cristo; que esta noche puedan convertirse en nuevas criaturas en Cristo. Concédele a todas las personas el deseo de sus corazones y que puedan en esta noche, si no lo han hecho antes, entrar a esta gran Iglesia Católica Universal, ese Católico significa: “Universal, apostólico, santo y nacido de nuevo del Dios viviente”. Concédelo Señor. Que cada persona se convierta en miembro de Ella porque esto es un Cuerpo, no un edificio sino un Cuerpo, el Cuerpo de Cristo y nosotros somos los miembros de este Cuerpo. Concédelo Señor.
20Que los grandes dones de Cristo que pertenecen al Cuerpo, sean derramados sobre el pueblo esta noche, no un paquete sellado, no con regalos de Navidad, como nosotros los seres terrenales podemos darnos los unos a los otros en aprecio de nuestro amor hacia los demás sino que sea el Sello del Espíritu Santo entrando al alma del género humano, dándoles Vida Inmortal. Padre, bendícelos a todos mientras que en esta noche, hasta donde sabemos, tenemos salud y estamos contentos, tenemos un fuego al qué acercarnos, un techo sobre nuestras cabezas y pensamos en los miles por todo el mundo que no tienen un lugar donde ir. Padre Celestial, ten misericordia de nosotros y concédenos esta petición. Te pedimos esta noche que bendigas la Palabra mientras es expuesta, bendice nuestro pastor, bendice los síndicos, los diáconos de la iglesia y a todo el que tenga que ver con la membresía del Cuerpo siendo nacido de nuevo. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
21Hace unos momentos decía, en la lectura de los santos, que una fría noche salió San Martín y encontró un pobre anciano que se estaba congelando a la entrada de la puerta. Vio pasar gente que podía darle al anciano un abrigo, pero no lo hacían. Él, sabiendo que era su deber hacerlo, aunque su padre y su madre eran unos paganos, pero él era un soldado, se quitó la capa, la cortó por la mitad con su espada y envolvió con ella al anciano y se fue. La gente se reía de él y decía: “Él es un soldado de aspecto extraño, ¡qué fanático!”
22Pero la noche siguiente se despertó en las barracas donde estaba y entró en una visión. Observó y estaba en una habitación y allí estaba de píe Jesús con muchos Ángeles a su alrededor y Jesús iba envuelto en aquel pedazo de capa y le dijo a los Ángeles: “¿Saben dónde la conseguí?” Ellos respondieron: “No, mi Señor”. Y Él les dijo: “Martín me arropó con ella”. Entonces el Hno. Martín supo que aquel era su llamado al ministerio, porque cuando arropó a aquel anciano con el manto, Jesús estaba en aquel anciano. Si estaba en aquel anciano o como lo llamaríamos nosotros, un mendigo o un vagabundo que estaba tirado en la calle, Jesús también le dirá a cualquiera de nosotros: “Por cuanto lo hicisteis a unos de estos pequeñitos a Mí lo hicisteis”. ¡Que Dios nos ayude a recordar eso!
23Ahora, para Uds. que tienen sus Biblias y quieren anotar el texto, deseo leer dos pasajes de las sagradas Escrituras en esta noche. Uno de Isaías y otro de San Juan. De Isaías quiero leer el capítulo 42 y de San Juan el capítulo 12. Deseo leer esas Escrituras. Isaías 42 comenzando con el verso 1 y siguiendo inclusive hasta el verso 7: “He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi espíritu; traerá justicia a las naciones. No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia. No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley. Así dice Jehová Dios, Creador de los Cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan: Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y en casas de prisión a los que moran en tinieblas”.
24Ahora en el capitulo 12 de San Juan, comenzando con el verso 17, leamos hasta el verso 28: “Y daba testimonio la gente que estaba con él cuando llamó a Lázaro del sepulcro, y le resucitó de los muertos. Por lo cual también había venido la gente a recibirle, porque habían oído que había hecho esta señal. Pero los Fariseos dijeron entre sí: ya veis que no conseguís nada. Mirad, el mundo se va tras él. Había ciertos Griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron diciendo: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús. Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere allí estará mi servidor. Si alguno me sirviere mi Padre le honrará. Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora. Padre glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez”.
25Ahora, de aquí voy a sacar un tema que he usado de otra forma. “SEÑORES, QUISIÉRAMOS VER A JESÚS”. Antes he abordado este tema pero un poco distinto de cómo lo quiero hacer en esta noche.
26Este tema es una escena extraña para un Mensaje de Navidad, pero supongo que hoy ya habrán oído en la radio: “Son Tres Hombres del Oriente, Pequeño Pueblo de Belén y Noche de Paz” y habrán escuchado a ministros hablar de Su nacimiento y otras cosas. Al traer yo mi Mensaje de Navidad en esta noche, después que Uds. han oído tanto esta tarde y en los últimos dos o tres días, pensé que tomaría un punto de vista distinto (no el de Su nacimiento) y hablaría de otra cosa.
27Esta es una escena extraña pero es en las cosas extrañas donde vemos la Verdad de la Palabra de Dios, es en lo poco común. Fue en la manera extraña de la Palabra de Dios que la gente lo reconoció como el Mesías y no en la forma acostumbrada que los Fariseos y Saduceos les enseñaban. Fue algo extraño ver al Mesías nacer en un pesebre, en vez de bajar por los corredores de los Cielos como creían ellos que vendría o como decían que vendría.
28Fue algo extraño cuando en el río Jordán… los montes saltaron como corderos y el mensajero que vino antes de Él, en vez de ser un sacerdote refinado y con cultura el que saliera a anunciar Su venida, vieron a un hombre con su rostro velludo, el cabello alborotado y un pedazo de piel de cierto animal como abrigo, que caminaba con el barro hasta por encima de los tobillos y predicaba un Mensaje que sacudía; le decía a los Fariseos y Saduceos, llamaba a aquellos eruditos: “Generación de víboras”. Era algo extraño que un hombre hiciera eso. Pero también era la manera de encontrar la Verdad y la Vida, la manera extraña, no la manera rutinaria o establecida sino la manera extraña y es el deseo de mi corazón esta noche que en esta Escritura poco común hallemos el verdadero significado de la Navidad, qué significa la Navidad para nosotros o la forma en que deberíamos hacerla... o cómo deberíamos abordar la Navidad.
29Aquí encontramos, como ya hemos leído, que estos Griegos querían verlo, ellos fueron a conocer a Jesús; sin duda que ellos, al igual que Ud. y yo, habían oído de Él y de las grandes obras que había hecho, de la tremenda predicación que había llevado a cabo y otras cosas de Su vida. Así que Él se había convertido en una persona inusual. Deseo detenerme aquí lo suficiente para decir esto: “Casi siempre cuando uno encuentra a Dios en una persona, encuentra a una persona muy rara siendo usada de la manera más extraña”. Así que Jesús era ese tipo de persona que atraía a la gente para averiguar lo que era y quién era. Desde luego que aquellos Griegos eran paganos, idólatras, porque los Griegos adoraban ídolos y yo diría que eran grandes escultores y atletas. Tenían mucho arte, los Griegos lo tuvieron, el gran arte Griego no ha tenido competencia jamás, aún hasta hoy, además eran grandes deportistas.
30Sabiendo que había un Dios en alguna parte y ellos tenían miles de ellos [De dioses] a los que adoraban, se enteraron de un Dios histórico que había hecho grandes milagros entre los Hebreos; también habían oído que este Dios, que era el Dios Hebreo que hacía milagros, estaba de nuevo con ellos en la tierra. Así que eso llamó su atención y fueron a ver a Jesús. Fíjense que generalmente la forma en que la gente quiere conocer a Jesús es encontrando a alguien que sepa llevarlos hasta Él, un líder o uno de Sus siervos, esa es la forma en que lo conocen. Entonces si Jesús escoge a un siervo, siempre escoge a alguien que lleve la gente hasta Él y que su propósito sea servirle a la gente.
31Hallamos ahora que fueron llevados hasta Su Presencia. Estos Griegos habían consultado con Felipe y él dijo: “Aquí hay alguien que quiere ver a nuestro Señor y no sería correcto que yo tuviera el honor de presentarle estos Griegos a mi Señor, así que buscaré a Andrés para que vaya conmigo”. Fue, buscó a Andrés y ambos, Andrés y Felipe vinieron y le presentaron aquellos Griegos a Jesús.
32Aquí hay un gran punto y un texto que no es común. Tan pronto como a estos Griegos les mostraron a Jesús, Jesús no se señaló a Sí mismo ni se dio a conocer a sí mismo a ellos, porque de esa manera no se conoce a Jesús, a Jesús no se le conoce así. Vemos aquí en las Escrituras que cuando estos Griegos fueron llevados a Jesús y estuvieron en Su Presencia, parecía que Jesús tenía que decir: "Bien, este soy Yo. Soy el Mesías de la raza Judía que ha sido predicho por los profetas bajo inspiración durante siglos y ahora estoy aquí. Soy el que nació en Nazaret, de madre Judía y mi Padre es Dios, estoy aquí ahora para darme a conocer a Uds. los Griegos”.
33Eso sería como la versión del año 1961. Pero fíjense que tan pronto fueron llevados a Su Presencia, ese es el punto importante, llevar la gente a Su Presencia. Tan pronto estuvieron en Su Presencia Jesús les dijo: “A menos que el grano de trigo caiga en tierra, él solo queda”. ¡Qué cosa tan extraña! En vez de aceptar la presentación de ellos, lo que hizo fue señalarles un lugar donde pudieran encontrarlo. “A menos que el grano de trigo caiga en tierra, él solo queda”. ¿Qué hizo Él allí? Les señaló esa gran Verdad, como verlo a Él. Ellos no podían verlo como la Vida Eterna parado allí como estaba, Él era un hombre.
34Hace algunos días tuve una visión entre las 9 y las 10 de la mañana... Había estado orando al Señor sintiendo un llamado que me mueve constantemente hacia el extranjero para este año, comenzando inmediatamente, para ir a todo el mundo. Quiero ir a Noruega, Alemania, África y a muchas naciones este año, si el Señor lo permite. Es un llamado en mi corazón para ir. Estaba orándole al Señor y apareció una visión delante de mis ojos. Estaba de pie, luego caminé como atravesando el lugar y entré a una habitación donde estaban dos damas. Una estaba en un mostrador y la otra estaba en otro mostrador, pero vendían cosas distintas. Me paré allí por un momento preguntándome qué era aquello. Entonces vi entrar un hombre que le compró un frasco de perfume a la dama de este mostrador, era para otra persona, tal vez para su esposa. Entonces me acerqué y pregunté: “¿Cuánto cuesta ese perfume? Me gustaría uno para mi esposa pero quiero que sea de lila, me gusta de lila”.
35Entonces la dama dijo: “Este frasco pequeño, el que compró aquel hombre para su esposa, cuesta cuarenta centavos pero no es de lila. Este frasco de lila cuesta un dólar noventa y ocho”. Le dije: “Me llevaré ese”. Busqué mi cartera para sacar el dinero y pensé darle dos billetes de un dólar. Devolviéndomelos ella me dijo: “Señor, no conozco esta moneda”. Me lo devolvió y era un billete de cinco dólares Canadienses. Le dije: “Discúlpeme, creí que era un dólar. Soy un misionero y en mis misiones recibo dinero de distintas partes del mundo. He cometido un error”. Ella me devolvió el billete de cinco dólares y después yo le di los billetes de dólares Americanos. Entonces me dio el vuelto y dijo: “¿Un misionero?” Le respondí: “Sí señora”. Y mientras yo hablaba o la miraba, ella miró hacia la otra dama e hizo un gesto afirmativo con su cabeza y dijo: “Querida, ¿crees que el Hno. Branham está correcto en eso de que nosotras las mujeres tenemos que vivir hoy como él nos ha dicho, eso de cortarnos el cabello y con la ropa que usamos y cosas así? ¿No crees que está equivocado en eso?” La otra dijo: “Sí. Continúa querida, tú Rut (o el nombre que fuera) tú tienes la inspiración, dilo”.
36Inmediatamente supe que estaba en una visión y supe también que aquellas dos mujeres... Ambas eran la iglesia de la Unidad y de la Trinidad que estaban allí juntas. Ella dijo: “Sí, no creo que deberíamos porque nunca hemos visto Sus ojos, no hemos visto Su apariencia y no podríamos saber qué aspecto tiene, ¿por qué entonces lo haríamos?” Yo llevaba puesto un viejo uniforme de patrulla y le dije a la dama: “Un momento mis hermanas, Uds. sí deben vivir de acuerdo a la Biblia sin importar cómo sea”. Pero ella dijo: “No vivimos en aquel entonces y nunca lo hemos visto”. Les dije: “Yo lo he visto y el punto es que...” Pensé: "Señor, ahora estoy delante de dos iglesias grandes e inteligentes, tienes que darme sabiduría”. Entonces me oí a mí mismo hablar y quiero que examinen esto porque nunca antes en mi vida pensé en eso. Les dije: “Un hombre hoy debe ser igual que en aquel entonces, porque es el mismo hombre. Está compuesto de cinco sentidos y si se levantara y lo mirara a Él al rostro, aún así necesitaría tener ese sexto sentido de la fe para creer en Él sin importar Su aspecto, tendría que creer en Él de todas maneras”. Ellas escondieron sus rostros con vergüenza y dijeron: “No lo entendíamos así señor”. Y se marcharon, entonces yo di la vuelta y salí hacia los campos misioneros, lo que yo sé es un llamado de nuevo al campo.
37Fíjense ahora, Él les señaló hacia Su Presencia, Cristo les señaló hacia la Verdad; Él les dijo que verlo era ir a la Cruz. Es allí donde está, en la Cruz. “A menos que el grano de trigo caiga en tierra y muera, él solo queda”. Si Él no hubiera muerto habría tenido que quedar solo, si no hubiera muerto, pero siendo el grano de trigo que cayó en tierra... Él dijo que si caía en tierra llevaría mucho fruto. Si cae en tierra y muere primero, tiene que ser un grano con germen de vida o no producirá nada, antes de caer en tierra debe tener vida y Él tenía Vida Eterna porque era Emmnauel, tenia que dar Su propia vida para producir vida nuevamente.
38Tomemos el trigo. Ud. dirá: “¿Cómo puede un grano de trigo...?” Aquí está lo que sucede: Un grano de trigo que cae, produce cien granos y cien granos caen y producen mil granos, mil granos caen y producen un millón de granos y un millón de granos caen y producen una carga completa y así siguen hasta alimentar al mundo entero. Eso fue lo que Él quiso decir: “Si Yo vivo mi vida solo y muero así, sólo vivo mi vida y después de mí no habrá fruto. Pero si caigo en tierra bajo la voluntad de Dios y produzco un nuevo nacimiento, ese nuevo nacimiento producirá otro nuevo nacimiento y otro con nuevo nacimiento, hasta que todo el mundo sea abarcado por los misioneros y el Evangelio sea predicado”. “Y será predicado este Evangelio por testimonio a todo el mundo... Y estas señales seguirán a los que creen…”.
39Entonces si nosotros mismos en nuestros ministerios, en nuestros pensamientos y en nuestra vida, permanecemos como estamos no podemos hacer ningún bien. Debemos morir también en el altar o viviremos solos, viviremos para alguna denominación o algún credo, viviremos para alguna organización. Pero si morimos a nosotros mismos entonces el Espíritu Santo será derramado en donde quiera por nuestros labios. Debemos morir. Tenemos que darnos cuenta que debemos morir para traer nueva vida. Él dijo mucho en cuanto a esto. Si quieren verme, deben morir a Uds. mismos, entonces traerán una nueva vida.
40Si queremos verle, si Ud. espera verlo alguna vez, jamás lo verá metiéndose a una iglesia, por algún libro de leyes que Ud. guarde o algunos credos que observe. Lo verá cuando muera, cuando vaya al Calvario y sea crucificado, entonces verá a Jesús. “Quisiéramos ver a Jesús”. Antes de decir algo Él les señaló hacia el lugar dónde hallarlo, como a todos los Gentiles o toda persona. Ud. encuentra a Jesús en la Cruz cuando es crucificado con Él. Hoy tratamos de hallarlo en todas partes, lo buscamos en un auditorio de iglesia, en una denominación diciendo algún credo, observando algunos días y obedeciendo ciertos ritos; pero no podemos hallarle hasta que vayamos al Calvario. Allí somos crucificados, caemos al polvo de la tierra, morimos a nosotros mismos y somos renacidos otra vez. Entonces encontramos a Jesús.
41Muchos tratan de sostenerse solos y mantener sus propias ideas, como: “Yo tengo mi manera... Yo creo esto.” Pero uno no puede encontrar a Cristo a menos que muera a sí mismo y lo acepte a Él, la Palabra, entonces encuentra la Vida. Qué distinto es hoy, vean las iglesias y los discipulos de hoy. ¿Qué hicieron ellos? Antes de hacer algo aquellos discipulos llevaron los Griegos a la Presencia de Jesús; y si Él es el mismo de ayer, hoy y por siempre tendrá que actuar igual si Ud. es llevado a Su Presencia. Los discípulos de hoy son tan distintos, porque tratan de llevarlo a una cuna, a un pesebre, a Santa Claus, a un conejito de pascua o cualquier otra cosa en vez de Cristo. Nunca lo llevan a la Presencia de Cristo. La Navidad no es Cristo. No. Hoy lo llevan a algún otro lugar, a una estatua, a una iglesia, una organización o algunas reglas doctrinales pero nunca lo llevan a la Presencia de Cristo. Un verdadero discípulo lo llevaría directo a la Presencia de Cristo y desde allí Cristo le mostraría lo que tiene qué hacer.
42Alguien dijo hoy: “El Espíritu se ha ido de la Navidad”. Lo oí decir en la radio, era un hombre que argumentaba eso, un ministro que hablaba sobre algunas personas que dicen hoy: “Esto no es la Navidad y no deberíamos tener a Santa Claus y esas cosas”. Ese hombre procuraba aclarar que si Ud. saca a Santa Claus de la Navidad, sacaría el espíritu. Si sacaran el espíritu de Santa Claus, correcto, el espíritu de Santa Claus no es... Santa es un mito de Alemania, una tradición Católica Alemana, no es el espíritu que conforma la Navidad. El Espíritu de Cristo señaló hacia el Espíritu Santo, que no es una celebración sino una adoración del Dios Viviente.
43Él dijo: “Si sacan a Santa Claus ya no habrá más espíritu en la Navidad”. ¿Pueden imaginarse a un ministro decir eso por la radio? Pero eso fue lo que dijo: “Si sacan a Santa Claus ya no tendrán más el espíritu de la Navidad”. Bueno, eso podría ser usando la palabra Navidad, puede que no tenga mucho de eso, pero Ud. saque a Santa Claus de su vida, abra su corazón y deje entrar a Cristo, muera para esas cosas del mundo con el fin de tener la verdadera Navidad. Sí, eso es muy distinto de lo que solía ser, ha cambiado. Pero Cristo no ha cambiado.
44Los discípulos de hoy son muy distintos a los de la antigüedad. Hoy los discípulos llevan al que busca... los discípulos de la antigüedad llevaban a los que buscaban a la Presencia de Dios y los discípulos de hoy los llevan a la presencia de alguna iglesia, una afiliación, a un credo o a una doctrina, en vez de llevarlos a la Presencia de Cristo. Usamos la palabra Navidad y es muy raro que se escuche mencionar el Nombre de Cristo, uno no escucha que lo mencionen; las luces y extensiones son todas sobre Santa Claus y no sobre Cristo. La gente casi no sabe para qué es la Navidad realmente, la han paganizado y paganizado tanto que ya todo es pagano. Es un gran día comercial de celebración. Ahora si quisieran hacer un día comercial como el día de las madres, el día del padre, el día del hijo o de la hija eso está bien; pero aparten eso comercial de la Navidad.
45No hace mucho vi un letrero que decía: “Pongan a Cristo de nuevo en la Navidad”. Ellos lo llevan a una iglesia y Ud. aprende un credo, lo llevan a una Navidad y ¿qué hace Ud.? Ve a Santa Claus. Lo llevan a una iglesia y Ud. ve a una organización, pero Cristo los llevó a la Cruz. Cuando Ud. consiga a un verdadero discípulo, él le señalará a Cristo y Cristo lo llevará a la Cruz donde Ud. es crucificado con Él, Su Vida Eterna y la vida suya se encuentran y la vida suya muere, entonces Ud. recibe Su Vida Eterna; así llega a ser un hijo de Dios. Amén. ¡Qué diferencia entre los discípulos de ayer a los de hoy!
46Si a un discípulo Ud. le dijera: “Me encantaría conocer al Señor Jesús”. [Ellos dirían]: “Bueno, mira, nosotros pertenecemos a tal o cual iglesia, ven y únete a nosotros”. O, “pertenecemos a cierta sociedad, ven y hazte miembro”. Eso es lo que uno escucha. Pero Cristo mismo le señaló a la gente Su muerte y dijo: “A menos que el grano de trigo... él solo queda”. Oh, qué distinto es eso. Sí señor. Que distinto. Pero la vida de Ud. y la de Él se encuentran no en una iglesia, en un auditorio, en un credo o en las buenas obras sino en la Cruz donde Ud. está crucificado con Él. Allí es donde se encuentra a Cristo. Ud. no lo encuentra por hacer el bien, comenzando de nuevo, dando inicio a una nueva vida, Ud. no encuentra a Cristo así. Ud. encuentra a Cristo solamente en la muerte, no en un pesebre ni en una confesión al creer en ciertos credos y fábulas. Allí no se encuentra a Cristo. Un verdadero siervo lo lleva hasta Él y Él es la palabra.
47Ud. dirá: “Bueno Hno. Branham, si Cristo está en la tierra hoy, un verdadero siervo lo llevaría a uno a Él, a Cristo”. Cristo está aquí en forma de Palabra y la Palabra produce Vida porque Él es la Palabra. Cristo es la Palabra. Sí señor. Él es la Palabra y el verdadero siervo siempre lo lleva a la Palabra. Ahora, Él es la Palabra, Él es la Biblia vivificada y cuando Ud. muere a sí mismo con Cristo como el grano de trigo, entonces la Palabra vive en Ud. y produce los mismos resultados como lo hizo en aquel grano de trigo viviente que tuvo que caer en tierra. ¡Amén! Es participante de Su resurrección, es participante junto con Él de todas Sus bendiciones y todas Sus manifestaciones. Es participante de todo lo que Él hizo.
48Él es la Palabra con Su verdadera interpretación. Ud. podría decir: “Nosotros creemos la Biblia señor, creemos la Biblia”. Si Ud. cree la Biblia, en esta Biblia, en San Juan 14:12, Jesús dijo: “El que en mí cree, las obras que Yo hago él también las hará”. Esa es la correcta interpretación de la Biblia porque Dios mismo está en Ud. dando Su propia interpretación. ¡Gloria! Esa es la verdadera interpretación, es Dios en Ud. interpretando Sus propias Palabras. ¡Amén! ¿No dijo Jesús: “Estas señales seguirán a los que creen?” Es Dios en Ud. dando Su propia interpretación. Ud. no tiene que mirar a otro, sólo diga: “La Palabra dice esto”. Créalo y eso se interpretará solo, porque es Dios usándolo a Ud. para interpretar Su propia Palabra. ¡Amén! Cristo es la interpretación viva de Su propia Palabra.
49Veamos cómo ha interpretado Él la Palabra. Si Él tiene la interpretación correcta... Si vamos por acá a los Metodistas, ellos dicen: “Nosotros tenemos la interpretación correcta”. Los Bautistas también dicen: “Nosotros tenemos la interpretación correcta. Los Presbiterianos dicen: “Nosotros tenemos la interpretación correcta”. La así llamada Iglesia de Cristo dice: “Nosotros tenemos la interpretación correcta”. Y todos ellos dicen que tienen la interpretación correcta y todos son distintos de los demás. Entonces hay algo mal en alguna parte. La única forma de hallarlo es encontrando la manera que Jesús le dijo a los Judíos cómo interpretar la Palabra. ¡Amén! Y si Cristo así lo dijo, eso ya lo hace correcto.
50Los Metodistas dicen: “La forma en que nuestros hermanos la interpretan, el concilio...” Los Bautistas dicen: “Es como nosotros la interpretamos”. Los Presbiterianos dicen: “Es como la interpretamos nosotros”. Pero es como la interpretó Jesús que está correcta. Veamos cómo interpretó Él la Palabra, Él dijo: “Si no hago las obras de Mi Padre no me creáis”. Eso es suficiente. Así fue que Él la interpretó. Él dijo: “Si no pueden creerme, créanme por las obras que he hecho y si no hago las obras de Mi Padre, no me crean”. ¡Amén! Eso es suficiente. “El que en Mí cree las obras que Yo hago él también las hará”.
51Ahora, debe haber algo correcto y algo errado o lo que estamos haciendo, lo que estamos interpretando... ¿Qué estamos haciendo procurando ser Cristianos y haciendo esto, aquello o lo otro y aceptando credos, dándonos la mano con esta clase de Pentecostales, Metodistas, Presbiterianos, Bautistas o Católicos? ¿Dé qué se trata todo esto? ¿Qué estamos haciendo? ¿Estamos jugando a esconder el borrador o al gato y el ratón? ¿Dónde estamos?
52Sólo hay un Camino y un solo fundamento; sólo hay un Camino seguro y esa es la interpretación que Jesús le dio a la Palabra. ¡Aleluya! Esa es la interpretación correcta. Él dijo: “Si no hago las obras que Dios dijo que haría, entonces no me crean”. Amén, esa es la interpretación. La interpretación hoy es que Jesús dijo: “El que en Mí cree las obras que Yo hago él también las hará”. Y la Escritura también dice que Él es el mismo, ayer hoy y por siempre. Jesús dijo que así sabrían si venía de Dios o no. Así es como se llega a saber.
53Ellos le dijeron: “Espera, tenemos a Abraham como nuestro padre. Nuestros padres comieron del maná en el desierto”. Y Jesús les dijo: “Y todos están muertos”. Ellos le dijeron: “Bebimos del agua de la roca herida”. Y Él les dijo: “Y todos están muertos. Pero Yo soy aquel Pan de Vida que descendió de Dios, del Cielo y no soy Yo el que habló, es el Padre que mora en Mí. Él es el intérprete de esa Palabra Divina y está probando que es Dios porque está haciendo conmigo lo que dijo que haría”. ¡Amén! Esa es la Escritura. Ese es el Mensaje que hay que hacerle llegar a la gente, no una cuna ni un pesebre.
54La Navidad no se menciona en ningún Libro de la Biblia, en ningún momento Jesús se refirió a Su nacimiento sino a Su muerte; en ninguna oportunidad Jesús dijo: “Métanse a una iglesia”. En ninguna ocasión dijo: “Reciten un credo”. Sino que dijo: “Venid a Mí todos... el que venga a Mí, las obras que Yo hago le seguirán igual que a Mí. Porque si no hago las obras del Padre, no me creáis, porque la Palabra dice que cuando el Mesías viniera estas cosas acontecerían. Que Él sería un profeta, sí, sería profeta, sería un vidente como lo fue Moisés. El cojo saltaría, el ciego vería, el sordo oiría, el mudo hablaría... y que mostraría en Él cómo sería la señal del Mesías. Si la señal del Mesías no vindica mi ministerio, entonces no me crean. Aquí está como Uds. han interpretado la Palabra, si no tengo estas señales no me crean; pero si hago las señales y no pueden creerme interpretando la Palabra, crean a las señales porque ellas hablan de la Palabra”. Esa es la verdadera interpretación, eso es. Ese es el Mensaje.
55Ud. no tiene que tomar la palabra de otro, no tiene que meterse en ninguna iglesia. Puede meterse en una iglesia, puede meterse a estas organizaciones pero en la Iglesia de Dios uno nace en el Calvario. Ud. dirá: “Bendito Dios, yo también soy, Hno. Branham”. Entonces las obras que hizo Jesús también Ud. las hará; eso fue lo que dijo Jesús: “Las obras que Yo hago...”. ¿Qué? Él dijo: “Las obras que Yo hago dan testimonio de Mí”. ¡Aleluya! Las obras que Yo hago dan testimonio. ¿No lo entienden? En otras palabras: “La señal del Mesías... ¿No se dan cuenta lo que haría el Mesías? ¿No creen Uds. que Yo tengo la interpretación correcta de la Palabra? Entonces, ¿por qué Mi Padre me respalda? ¿Creen que soy muy duro con sus organizaciones? Si creen que soy demasiado radical dicen que estoy poseído y tengo demonio, que he perdido la mente...” A Jesús le dijeron que estaba poseído y poseído quiere decir loco.
56“Estás loco, no perteneces a nuestros grupos y andas por allí como un loco, has perdido la mente”. Jesús pudo haberles respondido así: “Si Uds. son de Dios, ¿dónde están las señales de Dios? Si creen en Moisés, ¿dónde están las señales de Moisés con Uds.? Si creen en los profetas, ¿dónde están las señales de los profetas con Uds.? Entonces, si no pueden creer que Yo tengo la interpretación correcta, crean a las señales porque ellas dan testimonio de que tengo la razón. ¡Aleluya! Ellas son las que dan testimonio de Mí, testifican si estoy correcto o no, todo lo que el Padre me ha dado vendrá y nadie puede venir a menos que el Padre lo haya llamado”. Correcto.
57Aún cuando había hecho tantas obras, dice la Biblia que no podían creerle porque Isaías había dicho: “Tienen oídos más no oyen; ojos y no ven”. Estaban tan ciegos como un murciélago, no podían ver porque los profetas habían dicho que no podrían. Hoy sucede igual que entonces. Sí, Él dijo: “Las obras que Yo hago... No soy Yo el que habla la Palabra ni soy Yo el que hace las obras, es Mi Padre. Si supieran quién es Dios... Dios es el Creador, Dios era el que estaba con Moisés y Dios en Moisés predijo Mi día, Dios estaba en el Antiguo Testamento y el que estaba en los profetas les dijo que algún día vendría el Príncipe de los profetas y los hijos serían reunidos. Si no creen lo que estoy interpretando de la Palabra para Uds., crean entonces en las señales, porque ellas hablan de Mí”.
58Ellos no podían creer, no podían entenderlo; Él era Dios en carne, porque, ¿qué era Él? Era la Palabra manifestada, era lo que Dios había prometido. Tabernáculo Branham, escuchen y abróchense bien en esta noche de víspera de Navidad. Si Él no hubiera sido, entonces Dios no lo habría vindicado. Cierto. En otras palabras, Él pudo haber dicho cuál de sus grupos, si eran Fariseos, Saduceos o lo que fueran sus hombres, cuál de sus sumos sacerdotes, cuál de sus estudiosos que Dios usa para hablar Su Palabra y manifestarla para decir que está correcta... Ellos pudieron haberle respondido: “Nuestros hombres son educados, somos preparados, conocemos la Biblia de una generación a otra”. Jesús pudo haberles dicho: “Bien, ¿por qué no la vivifica Dios nuevamente en esos hombres si es la Palabra de Dios? Yo y el Padre uno somos, no tres, somos uno”. Dios está en Él, Dios habla por Él, ya no es Él mismo sino que es la voz de Dios a través de labios humanos. ¡Aleluya! Cada creyente en esta noche es igual, poseído, [Por Dios] tan poseído, tan completamente entregado hasta el punto que Sus Palabras se convierten en las Palabras de Cristo. Habla y la Palabra se hace carne, habla y la Palabra se manifiesta. “Las obras que Yo hago vosotros también las haréis... estas señales seguirán a los que creen...”
59Isaías dijo en el capítulo 42 que acabamos de leer: “Una gran Luz ha resplandecido”. Una Luz. No quiero salirme del tema pero la mayor Luz que alguna vez haya brillado estaba resplandeciendo en aquel humilde Nazareno; un Hombre sin hermosura para que le deseáramos, sin educación, con una manera de hablar corriente, un Hombre que no conocía los ritos y las cosas de este mundo pero sí podía atar demonios y levantar muertos. Los demonios temblaban y Dios desde el Cielo lo reconoció y declaró: “Este es mi hijo amado”. No delante de los plutócratas [Gente rica] sino ante un grupo selecto que Él había llamado. Una gran Luz. Una Luz mayor estaba resplandeciendo de Su Palabra. ¿Quién era la Palabra? Cristo, ¿qué era Él? La Palabra hecha Vida y esa la Palabra hecha Vida produjo una Luz mayor que cuando en Génesis 1 dijo: “Sea la luz”. Aquella era una luz de creación, una creación mortal que debía caer; pero Su Palabra era Vida Eterna y Luz Eterna y cuando un hombre la cree tiene Vida Eterna.
60Luz a los que moraban en las regiones de sombra de muerte. Mateo 4. Trajo Luz a los Gentiles que estaban poseídos [Por los demonios] y condenados por Dios, debido a sus ídolos. Pero Él vino como una Luz. ¿Qué fue lo que dijo? “Lámpara es a mis pies Tu Palabra y lumbrera a mi camino”. Hoy la Luz de Dios es la Palabra de Dios manifestada, la Luz manifestada; la Luz son las obras de Dios habladas por la Palabra de Dios y vivificadas y es una Luz mayor que la del amanecer de la creación. Amén.
61Luz, es una lámpara para el camino. ¡Oh Dios! Luz, la Palabra. En oscuridad como estamos hoy, llenos de credos y denominaciones, de sensaciones y fanatismos, con los corazones abiertos a cualquier clase de espíritu que niegue esta Palabra como la Verdad y dicen: “Los días de los milagros han pasado, no existe el Bautismo del Espíritu Santo ni el hablar en lenguas, profetas y otras cosas, ellos murieron hace años”. Entonces vemos a Dios en medio de la oscuridad, en esa oscuridad de los credos, en la oscuridad de las denominaciones tomar Su Palabra y un grupo que la crea hace resplandecer Su Vida y Su Luz. Hay más Luz, es Luz Eterna, mayor que la del amanecer de la creación. “Sea la luz y fue la luz”. Cierto.
62Jesús no les dijo que los iba a llevar a Belén; Jesús no le dijo a los Griegos cuando fueron a verlo: “Esperen un momento, si quieren verlo los llevaré a Belén donde nací y les contaré cómo fue que sucedió”. Así no fue. Él les señaló un lugar futuro si era que querían conocerlo. En otras palabras les dijo: “Si quieren conocerme no los voy a llevar ni a contarles cuando nací en Belén y todo eso; les mostraré un lugar donde seré crucificado por Uds. y si allí son crucificados conmigo, toman su cruz y me siguen, sabrán quién soy Yo. De otra manera jamás lo aprenderán por medio de sus artes antiguas, jamas...”
63Uds. podrían decir: “Hno. Branham, pero nosotros lo hemos aprendido por el arte de la Biblia”. No, no. Si lo hemos aprendido por el arte de la Biblia, entonces, ¿por qué los Fariseos no lo vieron? Esto no se aprende por el arte de la Biblia porque tenemos demasiados artistas tratando de pintarlo. La Biblia está correcta, pero el Artista es Dios.
64Los credos de hoy dicen: “Métete a esto; recita esta doxología; repite el credo de los apóstoles; ven a nuestra iglesia; dale la mano, bautízate en el nombre de Padre, Hijo y Espíritu Santo”. Esos son credos denominacionales. Correcto. El Artista no pintó el cuadro así, el Artista lo pintó de manera que Jesucristo fuera el mismo de ayer, hoy y por siempre. “El que oye Mis palabras y cree en el que me ha enviado, tiene vida eterna... las obras que Yo hago él también las hará... estas señales seguirán a los que creen”. Esa fue la manera en que el Pintor lo pintó. Así que cuando Dios refleja eso, Ud. sabe que ha encontrado el cuadro correcto, fuera de eso Ud. tiene una copia falsa. ¡Amén! Tome esa copia falsa de algún tipo de credo y échela fuera esta noche, acepte la Luz del Evangelio de la Biblia y deje que el Pintor pinte a Cristo para Ud.. Amén. Esa es la manera, así es.
65No, Él no los llevó al pesebre Él no los llevó a la Navidad. Isaías dijo: “Y se llamará Su Nombre...” En el mismo capítulo dijo: “Y se llamará Su Nombre...” No, es en el capítulo 9:6 de Isaías donde dice: “...Y se llamará Su Nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. Amén. Ojalá tuviera tiempo porque me gustaría sacar un tema de cada uno de ellos: “Consejero, Príncipe de Paz, Dios Fuerte, Padre Eterno y Admirable”. Vamos a permanecer en ese Admirable por un momento. Admirable. Oh, Isaías dijo que era Admirable. Veamos algunas cosas que Él dijo que lo convirtieron en Admirable. ¿Qué lo hizo Admirable? Cuando Él dijo: “Yo y el Padre uno somos”. ¡Admirable! Díganme qué pudieron haber dicho los Fariseos de eso; díganme qué sumo sacerdote pudo haber dicho eso y que Dios lo respaldara. Él dijo: “Si no hago las obras, no crean nada de lo que digo; pero si predico esto, entonces eso demuestra que Dios me envió a hacerlo”. Él también dijo: “Yo y mi Padre uno somos”. No dijo: “Yo y mi Padre somos tres”.
66Los credos dicen: “Yo y el Padre somos tres”. Pero la Biblia y Jesús dicen: “Yo y el Padre uno somos”. Eso es Admirable. Vean como Dios se hizo carne. ¡Aleluya! No una segunda, una tercera o cualquier persona sino Dios mismo. Jesús lo dijo, discuta con Él no conmigo; Yo sólo estoy diciendo lo que Él dijo: “Yo y el Padre uno somos... No soy Yo el que hace las obras sino el Padre que mora en Mí. Si no pueden creerme, crean al Verbo porque Él es el Verbo y el Verbo fue hecho carne y soy Yo... En el principio era el Verbo”.
67El mismo autor de este Evangelio, Juan, dijo que: “En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros...” Eso lo convierte a Él y a Dios en una misma Persona, si Dios es el Verbo y Él [Jesús] es el Verbo. “Yo y el Padre uno somos.” Oh, eso es ser Admirable. Sí señor, hay tantas cosas que pusiéramos decir sobre eso, cosas admirables que Él dijo. Otra cosa que dijo fue: “Yo soy la Luz del mundo”. Díganme qué sacerdote podía decir eso, díganme qué denominación puede decirlo, díganme de un credo que pudiera decirlo. Eso es Admirable.
68“Yo soy la Verdad...” Oh Dios mío, nuestros credos están a miles de kilómetros de la Verdad, los credos no pueden manifestar a Dios, como lo hizo Elías en la cima del Monte Carmelo: "Si Dios es Dios, que responda...” Los credos no harán eso. No señor. Pero Dios sí lo hará. ¿Quién es Dios? La Palabra, la Palabra manifestada. Él lo hará.
69“Yo soy la Luz del mundo... Yo soy la Verdad que está en el mundo... Yo soy el Camino”. No hay otro Camino sino Él, eso es, no vaya a través de un credo. “Venid a Mí”. ¿Se fijan? “Yo soy el Camino, la Luz y la Verdad”. Todo lo que Él era, esas Palabras Admirables que Él dijo: "Yo soy el Camino, Yo soy la Verdad, Yo soy la Luz, Yo soy el Primero y el Último, Yo soy el Principio y el Fin, Yo soy el que era, el que es y el que ha de venir, Yo soy la Raíz y el Linaje de David, soy la Estrella de la Mañana, soy el Alfa y Omega, yo soy todo, Yo y el Padre uno somos, El mora en Mí y Yo estoy en Él, Él soy Yo”.
70Ellos le preguntaron: “¿Tú siendo hombre te haces Dios?” Él le dijo a los Fariseos en una ocasión: “Vosotros erráis ignorando la Palabra de Dios y el Poder de Dios. Erráis por no conocerlo”. Cierto. Palabras Admirables, Admirables. Meditemos ahora sobre las obras maravillosas de una ocasión. ¿Qué hizo Él? ¿Quién era el que Isaías dijo que sería Admirable? Cuando lo llamó por todos los Nombres que pudo: “Consejero, Príncipe de Paz, Dios Fuerte, Padre Eterno y todo eso. Él dijo que era Admirable. Palabras Admirables. Ahora hablaremos sobre las obras Admirables por un momento.
71¿Qué obras Admirables hizo Él? Un día iba un cortejo fúnebre de la ciudad de Nain; una viuda cuyo único hijo había muerto, estaba en un ataúd y ya era cadáver, estaba embalsamado e iban al cementerio para sepultarlo; Él había viajado desde Nazaret y Sus pies le dolían, estaba lleno de polvo, cansado y agotado. Escuchó aquel llanto y miró, por el camino iba una viuda lamentándose porque su hijo, su único hijo estaba muerto en aquel ataúd. Ocurrió que pasó cerca de donde estaba Jesús y la muerte y la Vida no pueden andar juntas, Uds. lo saben, una de las dos tiene que marcharse. Él dijo: “Detengan el cortejo”. Se acercó y tocó al muchacho y la vida que se había ido de aquel joven hacía ya dos días, volvió. Puedo ver que comienzan a moverse, veo a la gente que comienza a mirar y al hombre que había estado muerto ponerse de pie, se acerca y abraza a su madre. Esas son las obras de Dios. Admirable, ¿verdad? Seguro que lo fue.
72Puedo ver a Jairo, un sacerdote, un buen hombre, creía en Jesús pero tenia que mantenerlo en secreto por la gente con la que andaba. Así hay muchos creyentes secretos hoy, les da temor que los expulsen de sus iglesias. ¡Cobardes! Dios no puede usar eso, Dios quiere a un hombre que pueda levantarse allí y si eso significa la muerte, lo sella. Que no le tema al que puede destruir el cuerpo sino al que puede destruir el cuerpo y enviar el alma al infierno.
73Lo veo dirigirse al hogar de este ministro, [Jairo] entró donde estaba su hija única de 12 años de edad, tiesa y muerta, tendida en un mueble. Su cuerpecito sin vida estaba allí con las manos pálidas, las uñas se le habían puesto blancas y sus labios se le habían caído; una fiebre o algo así había acabado con ella. Sus ojos estaban hundidos y cerrados y tal vez tenía puesto algo sobre ellos. La habían peinado y había rosas a su alrededor. La madre y el padre estaban llorando y los vecinos también estaban llorando, su única hija se había muerto. Lo veo entrar a la habitación. ¡Amén! Miró a Su alrededor, los vio a todos y ellos comenzaron a reírse de Él, Él los sacó de la habitación. Eso es Admirable. Un solo Hombre puede tomar el control de toda la multitud. ¿Por qué no dijeron nada? Temían decirle algo, ¿por qué no condenan la Palabra hoy? Temen decirlo, eso es todo.
74Entró a la habitación, tomó aquella fría mano y habló en una lengua desconocida, luego el espíritu de aquella niña regresó y ella volvió a la vivir. ¡Obras Admirables! Sí, así fue. Fueron obras Admirables que probaron que Él era Admirable.
75Podría también hablar de Lázaro, cuando ya habían embalsamado su cuerpo cuatro días antes y le habían puesto varias capas de especias y lienzos sobre aquel joven. Allí estaba en el sepulcro, estaba podrido, ya su nariz se le había caído, los labios se le habían desprendido de su rostro, los gusanos habían comenzado a comérselo y su alma ya tenía cuatro días de viaje por alguna parte. Lo veo con Sus hombros encorvados... Oh hermano, el mundo habría dicho: “Miren eso, vean a ese Hombre, mírenlo y aún así lo llaman Dios; allí va hacia el sepulcro llorando lágrimas como de un mortal”. La Biblia dice que lloró. Las lágrimas caían por sus mejillas, sollozaba mientras caminaba hacia el sepulcro, allí era un Hombre, pero lo veo decir: “Quiten la piedra”. ¡Amén. Amén! Él cambió la escena y Lázaro que había estado muerto por cuatro días, se puso de pie y volvió a vivir.
76Puedo ver las especias [Aromáticas] que comenzaban a salirse por los lienzos con que lo habían envuelto. ¿Qué? La vida había regresado, la hediondez había desaparecido y una nueva carne había venido; su espíritu que anduvo cuatro días por alguna parte, volvió a su cuerpo y un hombre se puso de pie. Hablamos de ser Admirable, Consejero, Príncipe de Paz, Dios Fuerte, allí estaba Él. Seguro que era Él.
77Estando cansado, los demonios habían prometido que lo ahogarían esa noche y creyeron que ya casi lo tenían. Cuando las velas se habían roto, los remos se habían despedazado y la barca era sacudida por el agua y se anegaba; los discípulos corrieron y le dijeron: “¿No tienes cuidado que perecemos?” Él se levantó, se le espantó el sueño de Sus ojos y dijo: “Hombres de poca fe, ¿hasta cuándo estaré con Uds.?” ¿Qué van a hacer ahora? ¿Qué van a hacer en este mar tormentoso cuando esa barca se va hasta el fondo con cada ola? ¿Qué van a hacer cuando los demonios que están en aquella montaña agitan esas olas así...? El agua llega de ocho a diez metros de altura, ¿qué van a hacer? ¿Cuánto tiempo estaré con Uds.? Puso Su pie sobre la cubierta del bote y dijo: “Sea la paz”. Los vientos enmudecieron, en otras palabras Él dijo: “Viento, enmudece; olas, regresen a donde deben estar”. Después no había ningún movimiento en el agua. Se detuvo y miró alrededor, caminó hacia un confundido grupo de apóstoles que estaban parados allí, después se volvió a acostar y siguió durmiendo.
78Ellos dijeron: “¿Qué clase de Hombre es este?” Admirable. Amén. Admirable. ¿No creen Uds. que Él era Admirable? Seguro que era Admirable. Sí señor. Cuando aquel Hombre dejó los Cielos siendo el sistema solar Su Corona y los billones de estrellas que están en el universo, cada estrella, a millones de kilómetros en la distancia... Cuando en el Monte Palomar [Lugar donde se encuentra un telescopio espacial] observan a través de los cristales y pueden ver a ciento veinte millones de años luz en el espacio; todos esos millones, billones y trillones de estrellas estaban en Su Corona y Él las dejó para tomar una corona de espinas. ¿Quién lo haría? ¡Admirable. Oh Dios!
79Lo Eterno era Su Manto, estaba vestido de Vida Eterna, no tenía principio, Uds. saben que Él no tuvo comienzo en Belén como la gente trata de creer que fue. Él no tuvo principio. Amén. Estaba vestido de Vida Eterna y puso eso a un lado para vestirse con un manto sucio de muerte, por ti y por mí. Admirable. El Cielo era Su Palacio, todo el Cielo le pertenecía, ese era Su Palacio. Nada jamás podía resplandecer como Él y cuando vino a la tierra dijo: “Las zorras tienen cuevas y las aves sus nidos, pero Yo ni siquiera tengo dónde recostar Mi cabeza”. Eso es Admirable, ¿no lo creen así? Amigos, aquí tengo anotadas muchas citas, pero tal vez no tenga tiempo para llegar a ellas. Me daré prisa.
80Ese es el Jesús que Ud. debe ver, no el Jesús del que hablan las denominaciones, no el Jesús de los credos, no el Jesús de una Navidad mitológica, no el Jesús de una pascua con conejos sino el Jesús del Calvario; el Jesús que puso a un lado todo, Aquel del que hablaron los profetas. Podríamos continuar aquí: “Padre Eterno, Consejero, Admirable, Príncipe de Paz y Dios fuerte Admirable”. Podemos seguir, seguir y seguir. Pero para cortar diremos esto: “Ese es el Jesús al que debemos ver para tener Su Vida Eterna”. Ud. no lo puede conseguir en un credo ni metiéndose a una iglesia, no lo puede conseguir por medio de una fábula que le han contado sobre Santa Claus. Santa Claus no tiene Vida Eterna. No. Un credo no tiene Vida Eterna. No es saber Su Palabra lo que le da Vida Eterna. Es conocerlo a Él, la Biblia dice que conocerlo a Él es Vida Eterna. No es conocer Su Palabra, es conocerlo a Él.
81Los Griegos querían verlo, querían conocer Su Persona. “Señores, quisiéramos ver a Jesús”. Ahora, Ud. no ve con sus ojos, Ud. ve con su corazón. ¿Entienden? Ud. mira con sus ojos y entiende con su corazón. Ver es entender. Ud. mira directamente algo y dice: “No lo veo”. Pero lo está mirando. Ud. quiere decir que no lo entiende.
82Los Griegos querían conocer a Jesús y Él les dio la forma de conocerlo; de conocerlo a Él, no conocer Su credo, Su Palabra o conocer Sus milagros sino a Él. La única forma de hallarlo es en la Cruz, no en la cuna. No, es mirar una Cruz. Él les señaló hacia una Cruz, no un credo, un pesebre o alguna forma de denominación sino la Cruz. Hoy también es igual. Un verdadero discípulo... Si Ud. viene a Jesús nunca dirá: “Jesús me dijo que fuera a tal o cual iglesia”. Él nunca hizo eso y no lo haría hoy. No. Ud. lo verá y Él le señalará la Cruz. Vaya allí, muera y entonces lo conocerá, si quiere conocerlo.
83En ningún momento Él le señaló a ninguna persona algún credo o denominación, tampoco Su nacimiento o la Navidad. En ningún momento lo hizo. Podría quedarme allí un momento pero no lo haré. Uno no puede encontrar ningún lugar en la Biblia donde Él le haya indicado o algún otro lugar para conocerlo que no sea la Cruz. Eso es cierto. Eso es una autocrucifición para Ud.: “A menos que el hombre nazca de nuevo...”
84Entonces si el pesebre y Santa Claus... Jesús nunca escribió un credo, jamás ordenó una denominación, ¿por qué entonces nosotros hacemos alarde de eso y le dejamos toda la responsabilidad a ellas? Quiero preguntarles eso ahora en Navidad. ¿Por qué entonces nuestras iglesias hacen énfasis en que Ud. debe pertenecer a esta iglesia, decir este credo, hacer esto, aquello o lo otro? ¿Por qué enfatizamos tanto en eso si no es importante? Eso demuestra que tenemos una clase de discípulos distintos a los de antes; estos quieren llevarlo a su iglesia, a su denominación o a sus credos y no a Cristo.
85Si hoy se le pregunta a la gente: “¿Es Ud. un creyente?” Porque yo he preguntado eso muchas veces. ¿Es Ud. un creyente? Ellos responden: “Oh, soy Bautista, soy Metodista”. Eso prueba que Ud. no es un creyente. Correcto. Dicen: “Soy Pentecostal”. Eso nada tiene que ver con esto. No señor. Un creyente es una nueva criatura. Pero eso es lo que tenemos hoy. ¿Por qué hacen eso? ¿Qué hace a la gente decir eso?
86La otra noche estaba en un hospital, había ido a orar por una dama enferma y ella fue sanada. Allí estaba sentado un hombre con su madre, supongo yo que era su madre, porque tenia aspecto de ser su mamá. Yo hablaba con la dama y le dije: “Ahora vamos a orar”. Volteé y les pregunté: “¿Hay algún problema si oramos?” Ella me dijo: “Corra esa cortina”. Le dije: “Sólo pregunté si había algún problema para orar”. Ella dijo: “Somos Metodistas. Corra esa cortina”. Pensé: “Entonces esto la mataría del susto, será mejor que corra la cortina”. Añadí: “Si Ud. es Metodista no es una Cristiana. Así que…”
87¿Por qué dicen eso? Algún discípulo falso los condujo hasta allí y eso es todo lo que saben. Algún discípulo mal enseñado. Pero los discípulos de Jesús los llevaron a Jesús; un discípulo Metodista los lleva a los Metodistas; uno Bautista a los Bautistas y un Pentecostal a los Pentecostales. Pero un discípulo de Cristo los lleva a Cristo y Cristo los lleva al Calvario. Eso es lo genuino. ¡Sí señor, sí señor!
88Hasta allí fueron conducidos, sólo han sido llevados hasta allí. Un Bautista, un Metodista, un Presbiteriano o cualquier otro, hasta allí es donde han sido llevados. Un Católico o lo que sea, ha sido llevado hasta allí y eso es todo lo que sabe. Pero gracias a Dios que los discípulos conocían a Jesús y llevaron a los Griegos donde ellos sabían que estaba la Verdad. Un verdadero discípulo de Cristo, que haya encontrado a Cristo, llevará al que busca directo a Jesús y Jesús le señalará el Calvario, donde mueren con Él y nacen de nuevo. ¡Oh Dios!
89Pero: “Señores, quisiéramos ver a Jesús”, esa fue la interrogante: “No quisiéramos ver un credo, no quisiéramos ver a los Metodistas, no quisiéramos ver a los Bautistas; no quisiéramos ver a ninguno de esos, sólo quisiéramos ver a Jesús”. Pero, ¿cuál es el problema? Debo terminar mis hermanos, presten atención ahora a unos comentarios antes de finalizar. ¿Cuál? Quiero remachar esto, si es que puedo. Los Griegos querían ver a Jesús y no lo hallaron en la Navidad, en una organización ni en un credo; Él nunca les señaló tal cosa, ¿han entendido eso bien? Él les señaló hacia la Cruz, a morir, a morir. Un verdadero discípulo dice: “Tienes que morir”. Y, ¿cómo sé yo cuando estoy muerto? Cuando reconozcas que toda esta Palabra es la Verdad, entonces la Palabra comienza a vivir en ti.
90Ud. dirá: “Bueno, pero nuestras iglesias enseñan que...” A mí no me importa qué enseña su iglesia, es lo que dice la Biblia. ¿Hacia dónde va Ud.? Las otras iglesias enseñan algo distinto pero esta Biblia enseña lo mismo. Como dijo Jesús, que cuando aceptes esta Palabra, esta Palabra se manifestará en ti y hará lo mismo que dice que hará en ti. Entonces unos dicen: “Los días de los milagros han pasado”. Pero la Biblia dice que Jesús es el mismo, ayer hoy y por siempre. ¿Cómo van a hacer que eso concuerde? Cuando Jesús dijo: “El que cree en Mí... en cualquier lugar y en cualquier momento...” En Marcos 16 dice: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”. ¿Hasta dónde? A todo el mundo y todavía no se ha llegado allá. A toda criatura. “El que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen...” Allí lo tienen, la Palabra se convertirá en Luz y resplandecerá sola.
91No es si Ud. va a la cuna y dice: “Hace muchos años nació aquí un niño...” Esas son tonterías, todos los credos y las fábulas hablan de eso, pero nosotros sabemos que Jesús sabía que todo eso perecería y sería confundido, pero hay algo que no es confundido y es el Espíritu Santo. Unos dicen: “Él nació exactamente aquí y nosotros construimos una iglesia sobre esto”. Otros dicen: “Él nació por acá”. ¿Saben Uds. cuántos clavos [De la cruz] tienen? Y pueden probar que son los clavos originales de la cruz. Diecinueve. Todos tienen uno y dicen: “Lo tenemos, Aleluya, lo tenemos”. Tienen unos huesos sin vida de algún... Y dicen: “Lo tenemos, lo tenemos. Este es el lugar donde nació”. Otros dicen: “El lugar donde nació es éste.”
92Dicen: “Este es el lugar donde nació”. ¿Eso qué importa? Él nació aquí, en el corazón. ¡Amén! Cuando yo morí Él nació otra vez, yo nací de nuevo en Él y eso es. “Señores, quisiéramos ver a Jesús”. Muy bien. Entonces, ¿cuál es el problema? Él es ignorado de nuevo, la gente lo ha perdido. Correcto, se les ha perdido de nuevo en las grandes multitudes y en esa multitud de credos.
93¿Recuerdan que una vez Él se les extravió a Sus padres? Hoy está perdido de nuevo, se extravió. Pase por estas calles en estos días y mire a las multitudes enloquecidas, empujando, revolviendo, bebiendo y maldiciendo, cantando: "Navidad, Navidad…" Cristo está perdido, pero no es que está perdido sino que la gente lo ha perdido. ¿Dónde lo encontrarán? Donde lo perdieron. Allí es donde lo encontraremos, Él esta perdido entre sus credos y multitudes; está perdido, Cristo se les ha perdido entre la multitud comercial, entre esa multitud comercial que dice: “Tenemos que celebrar la Navidad”.
94El otro día mi esposa y yo estábamos parados en cierto lugar y una dama dijo: “Le llevo a mi papá una botella de whisky”. Otra dijo: “Te diré lo que voy a comprarle a papá, le voy a comprar un juego de cartas y unas fichas de póquer, jugaremos póquer (se fijan) para celebrar la Navidad”. Otros dicen: “Tengo una caja de cigarrillos para mamá y tú, ¿qué le compraste?” Oh Dios, Él está perdido. Lo perdieron en la Navidad, lo perdieron en la pascua; un conejo o un sombrero nuevo no es la resurrección y el nacimiento de Cristo. Lo perdieron en sus credos cuando lo convirtieron en tres dioses, lo dividieron en partes e hicieron de Él un ídolo en vez de conocerlo. “Yo y el Padre uno somos”. Lo perdieron.
95Está perdido en las multitudes religiosas. Está perdido para su iglesia. En Laodicea, en la última edad de la iglesia, se dice que Él estaría fuera de la iglesia, tocando y tratando de entrar. La imagen más patética de toda la Biblia es la condición de la iglesia en los últimos días, antes de que Él venga; ninguna otra edad de la iglesia lo expulsó, no conocían otra cosa. Ahora cuando realmente conocen el Verdadero Poder del Espíritu Santo lo expulsaron de la iglesia. Él está fuera tocando la puerta: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo...” Seguro.
96Lo perdieron en las multitudes comerciales, lo perdieron en sus multitudes religiosas. Cierto, hicieron credos y denominaciones y lo perdieron. Aceptaron ritos en vez de la Biblia, aceptaron ideas de hombres en vez de lo que Dios había dicho, diciendo: “Pongan sus nombres en el libro, estrechen las manos y bautícense en Padre, Hijo y Espíritu Santo, eso es todo lo que tienen que hacer”.
97Todo eso es falso. Correcto. Allí fue donde lo perdió la iglesia. ¿Cuándo lo perdieron...? ¿Por qué? No fue en sus iglesias, no fue en lo que ellos llamaron sus grupos; lo perdieron cuando se salieron de la Palabra. “Si permaneciereis en Mí y mis Palabras en vosotros, pedid todo lo que quisiereis y os será hecho”. Si permaneciereis en Mí y mis Palabras en vosotros, porque es Dios hecho Carne de nuevo. “Si permaneciereis en Mi y mis Palabras en vosotros, pedid todo lo que quisiereis y os será hecho”. Eso es. Pero hoy no permanecen, hoy son Metodistas, mañana Bautistas y al siguiente día Presbiterianos. No llegan a ninguna parte. “Si Mis Palabras permanecieren en vosotros...” La Palabra fue hecha Carne y habitó entre nosotros. ¡Aleluya! Hno. Neville, eso es Verdad, es la Palabra en su carne, hablando a través de Ud.
98Los Pentecostales lo perdieron. ¡Oh sí! Hace unos años lo tenían pero lo perdieron; ¿cómo lo hicieron? Viendo quién podía edificar el auditorio más grande, quién tenía la iglesia más grande y el coro más entrenado. Si hay algo que no me gusta, es una voz superentrenada, se paran allí y cantan como que tuvieran cólicos, aguantan la respiración hasta que el rostro se les pone negro, no cantan sino que hacen ruido. Lo que sí me gusta es una buena persona nacida de nuevo, a la antigua, Pentecostal y que cante con el corazón. Aún si no puede agarrar ninguna nota, el Espíritu está allí y uno puede sentirlo dentro de uno. ¡Aleluya! Me gusta eso, me gusta ese efecto secundario, el Espíritu Santo bendiciendo, Uds. saben. Me gusta eso, para mí eso es genuino. Sí.
99Pero lo perdieron, coros bien entrenados y predicadores bien entrenados. Sí. ¡Oh hermano! Todo tipo de cabello ensortijado, Uds. saben, los que inclinan la cabeza sobre un lado para que les tomen las fotografías, sí, bien entrenados, seguro que lo son, son muy entrenados. Enormes Escuelas Dominicales. Cierto. Cada iglesia tratando de superar a la otra en la Escuela Dominical y la Escuela Dominical ni siquiera se menciona en la Biblia, ese es un dogma Metodista y se le llamó primero escuela de harapientos. Ahora todo el mundo asiste a la Escuela Dominical y no pueden quedarse en la iglesia porque han aceptado algo distinto a lo que Dios dijo. Correcto.
100Recuerden, nunca he dicho o predicado algo bajo inspiración en mi vida de lo que haya tenido que retractarme, como hice con los altares el otro día… Uds. saben, la Simiente de la Serpiente o algo de eso, ¡que venga alguien a hacerlo pedazos pero con la Palabra de Dios! Allí fue donde lo perdieron, grandes Escuelas Dominicales o la carpa más grande que exista, los mejores vestidos de la ciudad, hoy eso es Pentecostés. Dicen: “Pertenecemos a la primera iglesia, allí asiste el mejor grupo de la ciudad”. Con diáconos casados tres y cuatro veces y quizás el pastor también. En las iglesias hoy hay toda clase de tonterías. ¿Qué hicieron? Perdieron a Jesús. Dicen: “Uds. saben que nuestra denominación es la más grande entre los Pentecostales y nuestros hombres son los más entrenados que hay”. Puede que sean todo eso, yo no lo niego, eso está bien para las logias y los grupos teológicos; pero yo quiero conocer a un hombre que conozca a Jesús, que le haya visto, que haya nacido de nuevo y que la misma Palabra se refleje en su palabra, que uno pueda ver que no es la suya, que esté tan completamente rendido que Cristo hable a través de él.
101Allí lo tienen, por eso es que las señales y maravillas siguen a la Palabra, porque es la Palabra de Dios. Pero si la Palabra de Dios dice algo y este grupo dice: “Oh no, no, no, nuestra organización nos echará si creemos eso”. Allí mismo se acabó, se anuló allí mismo, eso es. Mecánicamente Ud. puede inventarse algo, podría sacar algún tipo de engaño e imaginarse cualquier cosa, pero lo genuino no está allí. Sí señor. Oh, seguro.
102Las iglesias están cambiando a Cristo por el mundo y los credos, las iglesias andan en un programa de cambios; oh, seguro que quieren cambiar. Sí señor. Van a cambiar, quieren un programa de cambios; quieren cambiar lo que Dios dice por lo que dice la denominación; quieren cambiar lo que Dios dice para seguir al pastor; quieren cambiar lo que Dios dice para seguir la organización. Están cambiando. ¿Saben eso? La gente anda de compras, hay un gran movimiento comercial ahora, es otra Navidad, es falsa. Ojalá tuviéramos más tiempo, algún día volveré a tocar este tema, hay tantas cosas pasando por aquí que me dio el Espíritu Santo hace un momento.
103Mientras la iglesia está cambiando y comprando, la gente, la así llamada iglesia, sí señor, está cambiando, seguro que lo está. Están comprando y cambiando. ¿Para qué están comprando? Para ser la iglesia más grande, la gente mejor vestida y la denominación más grande. Voy a decir algo, la gente está tratando de encontrar, aún los Pentecostales... Las mujeres Pentecostales están tratando de encontrar un lugar donde se les permita andar más con las cosas del mundo, pantalones cortos, cabello corto y pintura. Están comprando. Dicen: “Bendito Dios, yo soy Pentecostal. Aleluya. Yo pertenezco a esto y nuestro pastor no cree...” Están comprando a quien les permita vivir de la manera más corrompida, ¡Dios tenga misericordia! Al que les permita vivir de la manera más inmunda y lo más parecida que se pueda al mundo. Andan comprando de lugar en lugar y rechazando a Cristo. Puede que esto sea duro, esa es la intención.
104La gente anda de compras, andan de compras de Navidad donde puedan encontrar ofertas, son cazadores de ofertas. Dicen: “Yo también soy Pentecostal y no tenemos la mente tan estrecha”. Pero la Biblia dice que un verdadero discípulo de Cristo lo guiará a la Cruz. Dicen: “Oh Hno. Branham, yo hablé en lenguas”. Eso no significa nada, una vez una asna también lo hizo. Sí señor, sí. No es mi intención burlarme de la Palabra de Dios, yo creo en hablar en lenguas pero los demonios también pueden hablar en lenguas. Una persona puede hablar en lenguas y vivir cualquier clase de vida. Lo que quiero decir es que el diablo tiene una copia de todo lo que Dios hizo y puede imitar todo, menos el genuino nacimiento en Cristo; él no puede hacer eso porque Ud. tiene que morir primero y entonces la Palabra lo resucita. ¿Cómo sabe Ud. cuando está vivo? Es cuando la Palabra, cada Palabra de esta se hace carne en Ud.; Ud. dice lo mismo que dice la Biblia y sucede exactamente igual como Él lo dijo. Así es. Cuando su espíritu está de acuerdo con Él y Él es la Palabra; cuando su espíritu está de acuerdo con lo que Él dice y el Espíritu se manifiesta a Sí mismo por Su Palabra, entonces Ud. está viviendo. Ud. dejó de comprar, de cambiar y todo lo demás. Todo está arreglado.
105Sí, la gente está comprando para hallar dónde pueden vivir de la manera más mundana, Pentecostales y todos. Uds. los Pentecostales no se burlen de los Bautistas y los Presbiterianos, la olla no puede llamar negra a la cafetera. No señor. Realmente no, todos son iguales. Así que están comprando para hallar dónde puedan ir a una iglesia y ser parte de alguna organización, donde puedan ser populares y piensen bien de ellos en la ciudad, donde asista el Alcalde de la ciudad, él podría ir a una iglesia y nacer de nuevo, sólo estoy mencionándolo. A la iglesia más grande de la ciudad.
106Conozco gente que pertenece a una organización pequeña junto a la orilla de la carretera, es una iglesia pequeña, demasiado pequeña; ellos dijeron: “Para que nuestros hijos puedan tener una reputación mejor...” Entonces llevaron una carta de una iglesia y se fueron a otra, a una organización mayor. Además, esta otra pasaba películas en el sótano y jugaban ciertos juegos, Uds. saben, cosas así, permiten estos juegos y otras cosas. Llevaron a los niños allí y allá atrás había una mesa de pool para que pudieran jugar pool, recrearse y cosas como esas; tienen una Escuela Dominical de diez minutos con recreo y un receso para que el pastor pueda fumar cigarrillos afuera. Oh sí, eso es cierto. Yo no lo diría a menos que supiera de qué estoy hablando. Correcto. Seguro.
107Están comprando a ver si pueden seguir y vivir la clase de vida que quieren vivir, hacer lo que quieran y que todavía se les prometa Vida Eterna, están comprando eso. Les diré algo, si desean comprar vengan al Calvario, eso es suficiente. Muera a su propia existencia inmunda, a sus pecados y nazca de nuevo. “Si amáis al mundo y las cosas del mundo, el amor de Dios no está en vosotros”. Eso es lo que dice la Biblia y es correcto.
108Dicen: “Yo no creo en santidad”. Con razón no pueden. Pero la Biblia dice que sin santidad nadie verá a Dios. Dios es Santo y si Dios vive en Ud., Ud. también es santo. Dígame que Ud. sí puede ir a esas fiestas y beber una copa social; pues los Pentecostales lo hacen, van a las fiestas, se llevan a las mujeres y viven en esos lugares, ellas se ponen esos trajes de baños y nadan delante de los hombres… Cuando esposos, hermanos, hermanas y otros, que son gente Pentecostal, andan en trajes de baños y aún así, ¿se llaman miembros de la Novia? Pero la Novia de Cristo no hace tales cosas.
109Oh, andan comprando, seguro. Buscando el camino fácil y que después de todo se les prometa Vida Eterna. No la tiene a menos que la Palabra de Dios esté viviendo en Ud. y sea un testigo vivo de que Él vive y Ud. está vivo en Él. ¡Oh Dios! Señores, quisiéramos ver a Jesús, no estos credos y cosas que la gente inventa, quisiéramos ver a Jesús. Pero Él está extraviado para ellos. ¿Por qué? (Un momento) ¿Por qué está Él perdido para ellos? ¿Por qué está perdido para los Pentecostales? ¿Por qué está perdido para los Metodistas y Bautistas? ¿Por qué está perdido para esas organizaciones? Porque no toman su grano de trigo y lo dejan caer en el Calvario, mueran a sus credos y nazcan de nuevo de la Palabra. Entonces serán lavados por el Agua de la Palabra. ¡Amén! Llegarán a ser nuevas criaturas en Cristo Jesús y las señales que Cristo dijo les seguirían, les seguirán. Toda dama ocupará su lugar y todo caballero el suyo; el Espíritu de Dios ocupará Su lugar y la Iglesia del Dios Viviente no tendrá manchas. Seguro. Amén. Sí señor. ¡Así es que se hace!
110No hay muerte para su grano de trigo, ellos no sueltan su denominación que no les deja morir. Si la organización Bautista soltara ese grano de trigo Bautista en tierra y lo dejara morir; si los Metodistas dejaran caer su grano de trigo, si las Asambleas de Dios, los Pentecostales del Nombre de Jesús, los de la Unidad, la Trinidad y todos los demás, la Iglesia de Dios y todos esos grupos dejaran caer ese grano de trigo en la Palabra y lo dejaran morir a sus propias ideas y que la Palabra more y cobre vida, entonces dirían: “Si no me creen, crean las obras que yo hago, porque ellas dan testimonio de mí”. ¿Cuáles son las obras? Jesús dijo: “Estas obras… las que Dios me dio para que hiciera… así como el Padre me envió, yo os envío a vosotros”. Las mismas obras que Dios hizo estaban en Él y lo hicieron a Él y al Padre uno solo; y las mismas obras que Jesús hizo, el Espíritu Santo de Jesús en Ud. lo hará hacer las mismas obras. “Las obras que yo hago, vosotros también las haréis”. Seguro. No dejará que el grano…
111¿Que hicieron ellos? Sólo eran miembros muertos, muertos en pecados y delitos, muertos en la educación, muertos en las cosas del mundo. Para ellos eso tiene valor y esa es la razón por la que no nacen de nuevo, por eso es que las señales no los pueden seguir. ¿Por qué? Sólo miembros muertos tienen que ser… hasta un ministro debe tener un doctorado en filosofía o uno en leyes antes de poder pastorear alguna de esas iglesias. Tal vez no conozca las primeras letras del alfabeto: A, B, C, que significan: “Cree siempre en Cristo”. [El Hno. Branham se refiere a las siglas en Inglés]
112El otro día alguien me dijo: “¿Por qué no deja a esa gente tranquila? Siempre está martillándoles cómo deben vestirse y lo que deben hacer. Si Ud. es profeta… La gente cree que Ud. es profeta”. Yo le dije: “Yo lo sé, eso lo dicen ellos pero no lo soy”. Él dijo: “Bueno, ellos creen que Ud. lo es, entonces por qué no les enseña cómo ver visiones y andar delante de Dios”. Le dije: “Si no conocen el abecedario, ¿cómo voy a enseñarles álgebra? Si no conocen el preescolar, si no saben cómo comportarse y no saben mirar, actuar, vestirse y ser decentes, ¿cómo se les va a enseñar cosas proféticas?” Jesús dijo: “Si no creéis las cosas terrenales, como creeréis las celestiales”. Deje de hacer las cosas que puede hacer Ud. mismo; si ni siquiera pueden hacer eso, ¿cómo van a hallar las cosas espirituales? ¿No es eso correcto? Sí señor. Están muertos en su educación, tienen gente educada…
113Ahora, voy a terminar diciendo esto, estas pocas palabras. Mi Mensaje de Navidad es: “Permítanme señalarles la Cruz esta noche. ¡Amén! Y Ud. que es el grano de trigo, caiga allí en Cristo y muera. Allí encontrará la Vida de Él en Su Palabra como el mismo de ayer, hoy y por siempre. Que ese sea mi Mensaje de Navidad para Uds; yo no les estoy señalando un pesebre, una cuna, una iglesia ni una denominación; sino: “Señores, quisiéramos ver a Jesús”. Yo les señalaré hacia Él y Él les indicará hacia Su muerte, sepultura y resurrección. Deje que su propio grano de trigo caiga allí y permita que Su Palabra se haga realidad en Ud. y verá que Él es el mismo de ayer, hoy y por siempre. Señores, quisiéramos ver a Jesús. Él es el mismo de ayer, hoy y por siempre”. Oremos.
114Padre Celestial, a pesar de que las horas transcurren y el Espíritu Santo sigue moviéndose entre el pueblo, se supone que mañana es cuando se adora el día en que Tú enviaste a Tu Unigénito Hijo al mundo. Esta noche he intentado no señalarle a la gente un pesebre donde Él nació, porque en aquel entonces Él era un bebé; estoy tratando de mostrares el propósito por el cual nació para llegar a ser nuestro Salvador, para llegar a ser nuestro Dios, nuestro Rey, nuestro todo; para que pudieran conocer al que lo llena todo, para que conocieran, no al que tuvo comienzo en Belén sino al que nunca tuvo principio. Uno que es el Dios Eterno, que pudo pararse en la tierra y decir: “Yo y el Padre uno somos”. Estoy tratando de ser un discípulo de la mejor forma que sé. Cuando la gente con hambre en el corazón fue a los discípulos, que lo eran de verdad, Felipe y Andrés, ellos los llevaron a la Presencia del Señor Jesús y Él les señaló hacia una muerte futura, de manera que lo conocieran y pudieran verlo.
115En esta noche Padre, de la misma forma yo les señalo el Calvario donde el Hijo de Dios, Dios manifestado en carne tomó la forma de un ser humano y tuvo un Tabernáculo, cambió su apariencia y del Dios Eterno de la Gloria pasó a ser un ser humano que puso su tienda entre nosotros. Se convirtió en uno de nosotros para ser nuestro Pariente Redentor, para llevarnos de vuelta a una reconciliación con el Dios Todopoderoso que nos creó. Allí murió en el Calvario y nosotros debemos morir allí con Él como murió Él, el Hijo de Dios. Para nosotros ser hijos de Dios debemos morir también y dejar que nuestro grano de trigo caiga en tierra, junto con Él, para que nuestras vidas estén muertas y escondidas en Él. Entonces seremos resucitados en Su resurrección para continuar con Su obra, para dejar que el mismo Dios que estuvo en Él produzca la manifestación de la Palabra en la iglesia en este último día como Él lo prometió.
116Dios, estamos contentos al ver que has vindicado cada porción. Para mostrar que Él es Dios y cumple Su Palabra. La Columna de Fuego todavía está entre nosotros, las grandes señales y maravillas que Él prometió siguen aconteciendo. Oh Dios, estamos contentos que en esta noche el propósito que lo trajo a esta tierra… Nosotros tenemos el derecho de poseer Su Espíritu en nuestras vidas que nos da Vida Eterna, Su Palabra hecha carne en nuestro propio ser.
117Nos rendimos en esta noche Señor, rendimos completamente toda cosa del mundo para que podamos estar muertos a las cosas del mundo y resucitar de nuevo a una nueva Vida en Cristo, para entrar a este nuevo año, (si el año dura o tan siquiera llega) Señor Jesús, para ser nuevos vasos consagrados a Dios, lavados por el lavacro de la Palabra, por la Sangre y apartados para el servicio a Cristo. Concédelo Señor, nos encomendamos a Ti en el Nombre de Jesucristo. Amén. “Cerca de Ti, cerca de Ti Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
118Levantemos nuestras manos y nuestros corazones mientras cantamos: “Cerca de Ti, cerca de Ti Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
119Inclinemos nuestros rostros y nuestros corazones mientras cantamos suavemente a Él ahora, como si lo estuviera mirando: “Cerca de Ti, cerca de Ti Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
120Si ese es su testimonio, levante su mano y diga: Cerca de Ti…
121Del Señor, no de la iglesia… De Ti y no de un credo sino de Ti; no de una cuna o un pesebre, de Ti, oh Dios, que Tu Palabra esté en mí para que yo esté cerca de Ti. “Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”
122Mientras cantamos de nuevo, tome la mano de alguien y diga: “Oraré por ti Cristiano”. Cuando tome su mano dígale: “Oraré por ti Cristiano, ora tú por mí”. “Cerca de Ti, cerca de Ti Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
123Con sus rostros inclinados: “Hace tiempo en un pesebre Yo sé que así ocurrió Nació un niño para salvar al hombre Del pecado. Juan lo vio junto al río Al Eterno Cordero Oh Cristo, el que fue crucificado en el Calvario Cerca de Ti, cerca de Ti Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
124¿Le aman? ¿No es El admirable? “El cojo caminó, el mudo habló Aquel Poder se expresó con amor sobre el mar El ciego vio. Yo sé que sólo pudo ser La misericordia de aquel Hombre de Galilea. Cerca de Ti, cerca de Ti Durante todo el viaje peregrino de la vida Salvador, déjame caminar contigo”.
125¿Desea Ud. eso en esta noche? Diga amén si así es. ¡Oh, qué maravilloso! “Durante todo el viaje peregrino de la vida (somos peregrinos) Salvador, déjame caminar contigo”.
126Dios les bendiga. Esto no es exactamente una Feliz Navidad sino que las bendiciones de Dios en esta Navidad sean sobre Uds., que el Cristo del Calvario lo esconda a Ud. en Él y lo cobije, que lo envuelva y cubra en Su Palabra, hasta que Su Palabra se haga carne en Ud., esa es mi oración. Dios les bendiga. Ahora su pastor, el Hno. Neville.