Photo

~ LAS INSTRUCCIONES DEL ANGEL GABRIEL A DANIEL ~
1Buenos días, amigos. Está muy caluroso para estar aquí en el tabernáculo en esta mañana, pero también es muy glorioso estar aquí. Estoy muy contento que pudimos estar hoy en este servicio. Y les había dicho que hoy iba a dar un estudio de las Setenta Semanas de Daniel. Pues ésto amarra con el resto del Mensaje antes que entre en los Siete Sellos, en lo cual hay Siete Sellos, Siete Plagas, Siete Trompetas, Tres ayes, la mujer en el sol, el arrojamiento del diablo bermejo, los ciento cuarenta y cuatro mil sellados, todo ésto sucede dentro de este período. Y yo pensé que podía entrar en ésto primero.
2Ahora, está caluroso, no pretendemos estar mucho tiempo, sino hasta donde podamos. Y esta es la temporada, la temporada en que generalmente la gente no va a la iglesia muy seguido, y especialmente... Y todos ellos tienen cuartos con aire acondicionado y todo lo demás donde hay comodidad. Quisiéramos haber tenido éso pero hasta ahorita no lo tenemos.
3Muchos de nuestros padres se sentaron afuera en el sol caliente. Y cuando pienso en disculparme con la gente por no tener un cuarto con aire acondiciona - do, mis pensamientos siempre regresan al Africa en donde ellos permanecieron allí, a pesar de esas tormentas, y las mujeres con su pelo cubriéndoles sus rostros, se quedaron allí día y noche y nunca se movieron del lugar en donde ellos estaban acostados, sin comer, sin beber, sin nada, se quedaron allí sólo para captar una palabra o dos del Señor.
4Me recuerdo cuando en México, estaba tan caluroso, que sinceramente yo estando en un cuarto con aire acondicionado me estaba abanicando de tan caliente que estaba. Y ver a esa gente que llegó allí a las nueve en punto de la mañana, a esa gran arena, y sin haber lugares para sentarse... Gente enferma, muy enferma, muriéndose de cáncer, tumores, y madres enfermas, niñitos muriéndose, y todos estaban allí parados en ese sol que hervía de caliente, sin una sombra en ninguna parte, únicamente se recargaban uno con el otro desde las nueve en punto de esa mañana, hasta las nueve de esa noche, únicamente para escuchar treinta minutos de predicación a través de un intérprete y ver las obras del Señor. Allí sentados esperando, con ropa vieja y gruesa que usan en el invierno y el verano; éso es todo lo que ellos tienen...
5Y luego pienso de la gente allá en aquellas junglas, de como ellos traían a la gente enferma allí que ni aún ni podían moverse, y en la India, en donde ponían un enfermo y encima de ese enfermo ponían otro, apilándolos uno encima del otro, enfermos con lepra y otras enfermedades, los sacaban y los arrastraban por todas las calles, y allí los dejaban en ese sol tropical que hervía de caliente, y las tormentas y los relámpagos relampagueando y cosas como ésas, y ellos podían quedarse allí bajo ese sol y en la tormenta y todo, y nunca se movían o se quejaban, únicamente tratando de captar de vez en cuando una Palabra de Dios, o algo para su alma. Entonces, ¿porqué deberíamos de disculparnos en esta mañana, teniendo un techo que nos cubre, y ventiladores? Deberíamos de avergonzarnos si nos quejáramos.
6Yo me acuerdo, no hace mucho tiempo en una isla, en una de las islas de los Mares del Sur, estaba ministrando allí en esa noche. Y vino una tormenta. Oh, yo nunca había visto una tormenta como ésa, un relámpago trás otro, que iluminaba toda la isla, y los vientos soplaban tan fuerte, que los árboles fueron arrancados de la tierra. Y yo dije: "Bueno... Vale más que me quite mi traje, porque no va a haber nadie allá."
7Y en unos cuántos momentos después, un pequeño automóvil retrocedió hacia la puerta y alguien tocó a la puerta y dijo; "¿Estás listo?" Y yo le dije al muchacho (él podía hablar Inglés), le dije; "¿Hay alguien allá?" Y él contestó: "No puedes ni aún acercarte al lugar, a ese gran estadio de pelota. Y le dije: "¿Me quieres decir que la gente está allá afuera con todo esta tormenta?" Y él contestó: "¡Ellos quieren oir de Dios¡ ¿Vé?
8Así que, fui para allá y había allí señoras, muchachitas, adolescentes, no despreciando, ni riéndose, ni tronando el chicle al masticarlo, y hablando acerca de sus novios, sino que se agarraban de cada palabra, y nunca se movieron, sino que se quedaron sentados y escucharon. E hice un llamamiento al altar y miles se levantaron con lágrimas en sus ojos y con sus manos levantadas a Dios, buscando misericordia para sus almas, jovencitas y jovencitos, de diecisiete y dieciocho años de edad. Y ahora es algo duro conseguir que los adultos aún escuchen. ¿Vé Ud.? ¡Esto demuestra, que no tenemos nada de que quejarnos! Gracias a Dios. ¡Sí, señor!
9A nosotros nos gustaría tenerlo todo moderno al igual que el resto de América, pero no lo tenemos de esa manera, así que nos conformaremos con lo que tenemos.
10Ahora, tengo una cosita que me gustaría hacer aquí en el Tabernáculo otra vez. ¿Cuántos han traído Biblias, levanten sus manos? ¡Muy bien! Abrámoslas en el Salmo noventa y nueve antes de orar. Años atrás, acostumbrábamos hacer ésto, Hermano Neville. Yo no se si... ¿Leyeron un Salmo esta mañana? No. Me gustaría que la congregación leyera alguno de los Salmos.
11Esta mañana cuando yo estaba sentado en mi cuarto de estudio meditando en la Palabra y en este mensaje, pensé: "Sería muy bueno que todos volvieran otra vez a leer un Salmo; a mí me gustan mucho." La razón que se me hizo un poco tarde...Tuve una llamada telefónica de larga distancia de Cheyenne, así que esa fue la razón por la cual...
12Y ahora, mientras encontramos el Salmo, tengo algunos anuncios que me dieron para darlos.
13"De aquí en adelante, todos los anuncios concernientes a reuniones aquí en el tabernáculo y en las campañas, vendrán de la oficina de Jeffersonville. Cualquiera que desee saber acerca de las reuniones. deberá o escribir sus nombres y direcciones y dejarlo en el púlpito al terminar el servicio de la noche. Se le enviará a tiempo una tarjeta notificándole para que Ud. haga arreglos para asistir a las reuniones." Esto, es si alguien en lo futuro quiere saber en donde vamos a tener las reuniones, ahora tenemos un sistema de hacerlo en la oficina, en el cual Ud. sólo deja aquí su nombre y dirección y nosotros le enviaremos a Ud. una tarjeta anticipadamente para que Ud. sepa en donde serán las reuniones, y probablemente les demos los temas que se hablarán y todo lo demás, para si Ud. tiene una oportunidad de asistir. ¿Vé Ud.? Si Ud. no tiene un lugar oficial de donde proceda ésto, Ud. se confundirá pues uno dice ésto y el otro dice ésto otro. ¿Vé Ud.? Así que escriba su nombre y dirección y póngalo aquí, Billy Paul lo recogerá y lo enviará después.
14Hay una pregunta aquí también, que si va a haber..." ¿Hermano Branham, van a haber servicios de sanidad en el tabernáculo con discernimiento?" ¡No! No, los discernimientos serán dados por - por nuestra mesa directiva. Tenemos al Hermano Neville quien tiene un don de profecía, que profetiza al enfermo y les dá a saber las cosas que ellos necesitan saber. Y tenemos un hermano que se apellida Higgenbotham, uno, uno de los síndicos, que ha servido fielmente en la mesa directiva. No lo veo aquí en esta mañana, pero por lo general él habla en lenguas y a una damita de nombre Arganbright, una amable hermanita, quien tiene el don de interpretación de lenguas.
15Y esos mensajes están probando ser de Dios, por-que no han venido fuera de órden, sino que están en órden. Y tan pronto como estos dones empiecen a acumularse, vamos a tratar de ponerlos de la manera que se deben de hacer en la iglesia. Los voy a ver muy pronto. Y asilas reuniones se llevarán acabo perfecta-mente en el órden del Señor, mientras nosotros lo vamos haciendo más perfecto.
16Y estos queridos hermanos, como dice la Señora Wood mi vecina, quien tiene un micrófono conectado aquí arriba y una grabadora allá atrás con el único propósito de grabar esos mensajes en las reuniones, y escribirlos y ver si están correctos o no. ¿Vé? Esa es la manera como ella los revisa. Yo sé que la Señora Wood es una mujer honesta, y me estaba diciéndo de muchas cosas que han dicho estos hermanos, han venido a suceder.
17Así que estamos muy agradecidos por éso. Que descanso es ésto para mí cuando llego a casa. Pues el descernimiento en el lado profético, me hace pedazos; por lo tanto, Dios me ha enviado algo de descanso a través de éso, a través de profecía, el hablar en lenguas y la interpretación lo cuál es profecía, es profecía. El hablar en lenguas... Son dos diferentes personas profetizando. Una hablando y la otra entendiendo lo que la otra está diciendo en lenguas desconocidas y éso es exáctamente profecía.
18...Esto sucede aquí todos los días, en cada reunión cuando tenemos la línea de oración. Ahora, alguien pudiera preguntar, si todavía tengo el don. Sí, todavía lo tengo, pero la única ocasión en que lo uso, es en las entrevistas privadas que tengo. Y para obtenerlas, (creo que lo tienen escrito allá en el tablero de noticias), que para obtener una entrevista y darle su fecha y su turno, para esta reunión o para la que sigue después de ésta, o en cualquier parte fuera de aquí, Ud. debe de tener una tarjetita que Billy Paul mi hijo, le dará a Ud. Si Ud. tiene algo en su vida que no pueda entender, y no sepa como deshacerse de éso, y Ud. esté buscando la sabiduría del Señor, entonces vea a mi hijo Billy Paul, el cual es mi secretario, y él le dará a Ud. una tarjetita con la fecha y la hora. Y entonces cuando tengamos esa entrevista, entonces será cuando nos juntaremos, solamente Ud. y yo, y si es una dama, mi esposa estará conmigo, y entonces buscaremos al Señor y le pediremos que debemos de hacer.
19Ahora, casos menores y otras cosas como ésas, se le darán al Hermano Neville, al Hermano Higgenbotham, y a la Hermana Arganbright, y a otros que hablan en lenguas e interpretan, que están aquí en la iglesia.
20Vamos como en una jornada. Creo que fue Jetro quien le dijo a Moisés un día (¿Vé?), "Toma algunos ancianos..." Y el Espíritu de Dios fue tomado de Moisés y fue puesto en setenta ancianos, y ellos profetizaron. Pero los casos mayores y difíciles iban únicamente a Moisés. Ahora, yo no soy Moisés, ni tampoco éstos los ancianos, pero todavía estamos sirviendo a Jehová Dios, la misma Columna de Fuego guiándonos a la tierra prometida. Así que, entonces... Sí, habrán otras reuniones y las interpretaciones y los discernimientos vendrán. Eso me va a dar una oportunidad de estar en oración y de estudiar los días que tenga estas entrevistas para estar listo para ellas.
21Ahora, recuerde, Billy Paul Branham, nuestro secretario de evangelización... El boletín fue puesto en el tablero de noticias por los síndicos. Tengo aquí una nota para anunciar a la gente que pueden leerlo en el tablero de noticias al salir.
22Ahora, en esta mañana tenemos una gran lección, y hoy por la noche trataremos de continúarla y si el Señor lo permite, el próximo Domingo, continuaremos con otra porción. Yo no me había dado cuenta que tan profundo era ésto, hasta que empecé a estudiarlo, y todavía es un misterio para mí. Así que, yo estoy dependiendo en el Señor.
23Ahora, abran sus Biblias en el Salmo noventa y nueve, y yo leeré el primer verso, y la congregación leerá el segundo verso; y luego, todos juntos leeremos el último verso. Así lo haremos: Yo, el primero, la congregación el segundo, yo el tercero, la congregación el cuarto, y así hasta el último verso, y luego lo leeremos todos juntos. Pongámonos de pié para leer la Palabra de Dios. El Señor reinó, temblarán los pueblos; El está sentado entre los querubines, conmoveráse la tierra. El Señor es grande en Sión, y ensalzado sobre .todos los pueblos. Alaben tu nombre grande y tremendo por-que el es Santo. Y la gloria del rey ama el juicio, tú confirmarás la rectitud tu has hecho en Jacob juicio y justicia. " Ensalzad al. Señor nuestro Dios, y encorvaos al estrado de sus pies.El es Santo. Moisés y Aarón entre sus sacendotes, y Samuel entre los que invocaron su Nombre; ellos invocaban a Jehová, y el les respondía. En columna de nube él hablaba con ellos, guardaban sus testimonios, y Ios estatutos que les había dado. Jehová Dios nuestro, tú les respondías; Tú les fuiste un Dios perdonador, y vengador de su, obra. Ensalzad a Jehová nuestro Dios, y encorvaos al monte de su santidad; porque Jehova nuestro Dios es -Santo.
24Inclinemos nuestros rostros. En verdad, Señor, estas palabras fueron escritas por Tu siervo David en un cántico para Tí. Tú que habitas entre los Querubines. Tú eres Santo, y Tu monte es santo. Acerquémonos con nuestros corazones rociados con la Sangre del Se-ñor Jesús, con una conciencia pura y con fe y seguridad de que estamos entrando en la presencia de nuestro Dios. Que toda esta audiencia en esta mañana sea reverente. Abre nuestros oidos de entendimiento. Háblanos en sabiduría para que podamos saber como debemos comportarnos en estos días y en Tu presencia.
25Dios nuestro, Te pedimos, que nos reveles, estas cosas secretas que han estado escondidas todos estos días, mientras estamos abordando una de las más sinceras y solemnes palabras. Las que Tú hablaste cuando estuviste aquí en la tierra cuando dijiste: "El que lee, entienda." Así que nosotros con gracia venimos ante Tí, Señor, buscando Tu sabiduría, no sabiendo que decir. He puesto aquí en orden algunas Escrituras, y solemne y totalmente dependemos en Tí para la respuesta, sin ningún otro propósito que el de saber en la hora en que estamos viviendo, para que podamos estar preparados para las grandes cosas que están adelante. ¿Lo concederás a nosotros, Señor? En el Nombre de El Quien nos enseñó a todos que deberíamos orar de esta manera: (La congregación se une a orar, la oración del Señor-Ed.) Padre nuestro que estas en los cielos, Aun santificado sea Tu nombre. Venga Tu reino. Sea hecha Tu voluntad en la tierra, así como en el cielo. Dános hoy nuestro pan cotidiano. y pendónanos nuestras faltas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, más libranos del mal; Porque Tuyo es el reino, el poder y la gloria por los siglos. Amén.. (Pueden sentarse)
26Ahora, si alguno de los hombres desean quitarse sus sacos, siéntanse con libertad de hacerlo. Y aquellos que están parados al lado de la pared, si sus pies empiezan a dolerle, siéntanse con libertad de moverse.
27Y ahora, si los niños quieren irse a sus clases... ¿O ya los mandaron? El pastor dice que la gente ha ocupado los cuartos, así que no vamos a poder tener Escuela Dominical para los pequeñitos. Y estaríamos muy contentos si Uds. niñitos cooperaran con nosotros, pues en esta mañana vamos a iniciar un tremendo y gran mensaje que estoy seguro que significa mucho para tu papá y para tu mamá, y para tus familiares que están aquí, y aún para Uds. niñitos. Así que vamos a abordarlo muy reverentemente.
28Si el Señor lo permite, en esta mañana tomaremos el tema de Las Setenta Semanas de Daniel. Y en esta mañana vamos hablar de la cautividad de Daniel y de Gabriel dándole instrucciones a él acerca del futuro. Mientras Daniel estaba orando, Gabriel, el Angel, vino y le dió instrucciones. En esta noche quiero hablar de Los Seis Propósitos de Su Visita, quiero traer en esta noche, seis diferentes propósitos por los cuales vino Gabriel.
29El próximo Domingo, si el Señor lo permite, quiero hablar de la razón y situar el tiempo de las Siete Edades de la Iglesia, y en que tiempo se manifiestan y en dónde estamos viviendo nosotros hoy. Eso es en el próximo Domingo por la mañana, si el Señor lo permite.
30Ahora, la razón de ésto... He traído algunas notitas de mis últimos mensajes. Y en esta mañana quiero repasarlo porque ésto será grabado en cinta magnetofónica que irá por todo el mundo, a muchas naciones. Y la razón por la que siempre repaso lo que enseño en predicaciones pasadas, es porque tal vez alguno pudiera escuchar la cinta por primera vez y no fuera capaz de entender lo que yo quería decir cuando me refería alguna otra cosa cuando lo prediqué.
31Hemos pasado ya meses en el estudio del Libro de Revelaciones, la revelación de Jesucristo. Hemos pasa-do por las edades de la iglesia. Los primeros tres capítulos de Apocalipsis fueron las edades de la iglesia. Después Juán fue arrebatado en el cuarto y quinto capítulo y se le mostraron cosas que iban a venir. Ahora, en el capítulo seis él baja a la tierra otra vez para ver cosas que están sucediendo que comprenden desde el capítulo seis el primer verso, hasta el capítulo diecinueve el verso veintiuno. Allí están los Sellos, las Plagas, los Ayes, las langostas, la mujer en el sol, el arrojamiento del dragón bermejo, el sellamiento de los 144,000, y todas estas cosas.
32Esta ha sido una semana de tremendo estudio. Ayer todo el día casi no salí del cuarto, estudiando. Y hay algo en los últimos días, que muchos de los hermanos antiguos aquí, saben que yo enseñe, yo solamente dije; "Esto pertenece a las Setenta Semanas de Daniel", pero nunca traté de abordarlo o explicarlo. Pero en este tiempo por la gracia de Dios, me he propuesto tratar de pedir gracia delante de Dios para poder traerlo al pueblo. Y aquí he encontrado cosas de las que yo no sé nada al respecto.
33He estado leyendo el Libro del Dr. Larkin, el libro del Dr. Smith, las notas del Dr. Scofield, diferentes comentarios de hombres de todas partes, y toda-vía no he podido acoplar sus pensamientos y sacar uno correcto. ¿Vé? Así que esta semana, estoy planeando... He estado llendo a la biblioteca en Kentucky y he estado revisando algunos libros en astronomía antigua sobre calendarios y épocas, y sacando todos los libros antiguos que he podido, de las bibliotecas y otras fuentes, lo poquito que he podido hacer, teniendo mi confianza absoluta en Jesucristo que me lo revele porque yo no quiero decir: "Yo sé ésto, y yo sé lo otro." El conoce mi corazón, El me está escuchando. Pero lo quiero para poder iluminar a Su pueblo. Por lo tanto, yo creo que El me lo dará a mí. Yo todavía no sé, pero estoy confiando en El que me lo dará el próximo Domingo, porque el saber colocar esas setenta semanas, va a ser la parte más tremenda.
34Cada una de ellas tiene un lugar diferente. Pero cuando Ud. lo hace, Ud. las coloca mal, y no sale bien, no registran correctamente. No pueden. Por lo tanto, yo no pudiera hacerlo bien, pero voy a confiar que el Señor lo haga.
35Recuerdo que Salomón oró en una ocasión pidiéndole al Señor Dios que le diera sabiduría, no para él, no pidió que le extendiera los días, no pidió por una larga vida, no por riquezas, sino tener sabiduría para saber como juzgar el pueblo de Dios. Y Dios honró esa plegaria, y le dió a Salomón sabiduría, porque era para Su pueblo. Y por éso es que yo estoy pidiéndole a Dios que me permita saber lo que estas setenta semanas significan, porque yo sé que es el calendario exacto para la edad en que estamos viviendo y por lo tanto, yo quiero saberlo, no para mí, yo... No para mí, por supuesto yo quiero saberlo, yo no lo dije en esa actitud, "de no quererlo para mí", porque sí lo quiero para mí. Yo quiero saber, porque necesito saber en donde estamos viviendo y el tiempo en que estamos viviendo. Y entonces, conoceré que éso me ha sido otorgado.
36Y muchos lo han calculado, y las han situado muchos años atrás... Estaba leyendo, que un señor había calculado el fin de las setenta semanas para el año de 1919. Bueno, éso no fue así. Y después de las setenta semanas... después de las setenta semanas todo se termina. Así que nosotros queremos conocer la Ver-dad, y le estoy pidiendo a Dios que me dé la Verdad.
37Ahora, para respaldar ésto, quiero repetir un poquito de lo que ya dijimos anteriormente. Así que he traído algunas notas que hice cuando hablamos del capítulo cuarto y quinto de Apocalipsis, para que la gente entienda... Primero, antes de hacer ésto, quiero conectarlas para que Uds. las tengan desde el cuarto capítulo... Ahora recuerde, el capítulo tres, fue el de la iglesia de Laodicea. Y la iglesia fue tomada al fin de la iglesia de Laodicea
38Yo estaba tratando de explicarle algo a mi esposa acerca de ésto. Puse a mi hija Rebeca a revisar los diferentes tipos de diccionarios y libros que pudimos conseguir. Y ellos no dan la respuesta. Yo tengo el diccionarios Bíblico. Tengo el antiguo diccionario Griego, y tengo el Webster y muchos otros diccionarios modernos. Y ninguno de ellos ni aún pueden dar las palabras o la respuesta en ninguna manera.
39Mi esposa me dijo: "¿Cómo esperas que nuestra gente, la cual es gente pobre, y muchos de ellos sin educación como nosotros, puede entender algo como éso?"
40Y yo le dije: "Dios dará la respuesta. "No importa cuán complicado sea, Dios puede partirlo en porciones y hacerlo simple. Porque nosotros somos una porción de aquel pueblo quienes están anhelando, y orando por ese día y esa hora, y nuestros ojos están puestos en el Cielo, y estamos vigilando Su Venida. Y yo estoy seguro que El nos lo mostrará. Ahora, El no nos va a decir el día o la hora, porque ningún hombre sabrá éso, pero con toda seguridad El nos dará el día de la semana en el que estamos viviendo, si tan sólo lo captamos.
41Ahora, en el capítulo cuarto, Juan fue arrebatado inmediatamente después de la edad de la Iglesia. Juan subiendo, vió toda la edad de la iglesia. Aquí es en dónde me gustaría detenerme por un segundo para decir que mucha gente quien está esperando algo grande, tremendo, algo poderoso que suceda en la edad Gentil, están equivocados. La edad de la iglesia y todo lo que sucederá durante el reinado Gentil, está comprendido desde Apocalipsis uno hasta Apocalipsis tres, inclusive. Y luego la Iglesia es raptada y llevada y el resto, hasta el capítulo diecinueve, es lo que sucede a la raza Judía después que la Iglesia es raptada, y éso es el tiempo de la gran tribulación; nada está sucediendo entre los Gentiles, únicamente la matanza y demás cosas, que veremos al llegar a éso.
42Pero la Iglesia ya se ha ido en el versículo décimotercero, el último verso del capítulo tres de Apocalipsis cuando la Edad de la Iglesia de Laodicea finaliza, la cuál fue la última edad.
43Y tomamos cada edad de la iglesia, una por una, cada cosa que sucedió, cada estrella, cada mensajero, su naturaleza, lo que ellos hicieron, y lo hemos traído a través de la historia hasta la última edad y todo está dibujado y puesto allí en un cuadro en las paredes de los lados, y cuando terminamos, el Espíritu Santo vino e hizo un círculo de la misma cosa que está colgada en la pared, y El mismo lo reveló a todos nosotros aquí mismo.
44Ahora, al hacer ésto, estoy confiando que cuando lleguemos al fin de ello, El va a venir con algo tremendo y nos mostrará otra vez, que estamos en el fin del tiempo.
45¿Cuántos de Uds. escucharon el discurso de Kennedy, del presidente Kennedy, los comentarios y demás? ¿Cuántos escucharon la predicción de que para el primero de Enero ambos, los Estados Unidos y Rusia vendrían a ser cenizas volcánicas? Eso es todo lo que necesitamos. Es más tarde de lo que estamos pensando. ¿Vé? Así que, si estamos tan cerca que aún el hombre de esta tierra está prediciendo esta tremenda cosa que va a suceder, vale más que estemos alertas, paguemos nuestras deudas, confesemos todo, y estemos en todo listos, porque no sabemos en que hora nuestro Señor nos va a llamar. Y cuando El lo llame "¡Sube aquí, arriba!", vale más que Ud. esté listo. Va a venir en la hora en la que Ud. menos piensa.
46El gran avivamiento Pentecostal está hoy cesando. Lo vemos en donde quiera, el último gran movimiento. El Mensaje ha salido. Todo está listo hoy, esperando. La Iglesia ha sido sellada. El sucio se está ensuciando más. Las iglesias se están convirtiendo más y más en lógias y los santos están acercándose más a Dios. Los dones del Espíritu están empezándose a multiplicar en pequeños grupos. Estamos en el tiempo del fin. Oh, cómo me gusta ese himno que solíamos cantaren la iglesia: Yo espero el día alegre cuando el milenio vendrá. Y cuando nuestro Salvador vendrá y nos arrebatará. Oh, mi corazón gime y anhela por ese dulce día. Cuando Cristo vuelva al mundo otra vez. Estamos esperando por esa hora.
47Ahora, en el capítulo cinco, en los primeros cinco versos, nos dimos cuenta en nuestras previas lecciones que ese Redentor Pariental del cual hablamos, era Cristo. Lo tipificamos con Ruth; Ruth decidiendo, Ruth sirviendo, Ruth descansando. Decidiendo era justificación, sirviendo preparándose ella misma era santificación. Descansando era estando con el Espíritu Santo hasta que viniera la Cena de las Bodas. ¡Qué hermoso!
48La iglesia vino a través de Juan Wesley, justificación, quiero decir, Martin Lutero,. Justificación, a través de Juan Wesley, Santificación; a través de los Pentecostales, el Bautismo del Espíritu Santo; y ahora, ella está descansando, esperando por la venida de Su Señor. ¡Perfecto!
49Nuestro Redentor Pariental, los ancianos estaban bien cuando ellos le llamaron Cordero a punto de llegar a ser un León, un Juez. El era un Cordero, Ud. sabe, con el Libro sellado con Siete Sellos. Cuando el libro fue tomado, la obra mediatorial fue terminada.
50Ahora, en el tercer capítulo, la Iglesia se vá pero ahora la redención está para ser revelada, de cómo la Iglesia fue redimida, la revelación de lo que sucedió durante la edad de la iglesia. ¿Vé? La iglesia, ya se ha ido. Así que, El ahora está mostrando aquí en el capítulo cinco, cómo El lo hizo, qué fue lo que sucedió, cómo selló El la Iglesia. La revelación de Su Nombre, bautismo por inmersión usando Su Nombre, Vi-da Eterna, no tal cosa como infierno eterno, la simiente de la serpiente, seguridad eterna; todas las gran-des doctrinas, la predestinación de la Iglesia que fue revelada a la Iglesia. El está mostrando cómo El lo hizo.
51Ahora, nuestro Redentor Pariental toma un Libro de Redención sellado con siete sellos del Dueño original. ¡Amén! ¿Quién dijimos que era el Dueño original? Dios mismo. "Y el Cordero viene y toma el Libro de la mano derecha del que está sentado en el trono." ¿Quién era el Cordero? El Redentor, nuestro Redentor Pariental, el Pariente de la Iglesia quien viene y redime a Israel.
52Vamos a entrar en ésto en esta mañana. Israel fue redimido, pero no fue aplicado a ellos, porque lo rechazaron. Pero la Iglesia recibió su redención. Y El es nuestro Redentor Pariental. Así como Boaz redimió a Noemí con el fin de tomar a Ruth la Moabita, una extranjera. una Gentil, así también Cristo redimió a Israel, aplicando la redención, pero fue rechazado.
53¿Recuerdan Uds. la historia que algunas veces cuento del hombre que recibió el perdón y fue fusilado, siendo él un buen hombre, durante la guerra civil? El era inocente, y lo declararon culpable, aunque en cierta manera lo era, ya que había huido durante la batalla. Así que, lo declararon culpable y lo iban a fusilar. Y un hombre fue a ver al Presidente Lincoln y le dijo, "Señor Lincoln este muchacho es un Cristiano. Lo que pasó fue que él se asustó. Yo conozco a su familia. El solamente estaba asustado y huyó. El no quiso hacer ningún daño." Y terminó diciéndole: "Señor Lincoln, está en sus manos, Ud. es el único que puede perdonarlo." Entonces el Señor Lincoln tomó un pedazo de papel y su pluma y escribió: "Yo perdono a este hombre de nombre tal y tal", y lo firmó, "Abraham Lincoln." Entonces el hombre tomó el papel y se fue a la cárcel corriendo y dijo: "Aquí está, yo traigo tu perdón."
54Y el hombre joven le dijo: "Me niego a mirarlo. Pudiera tener un gran sello estampado. Pudiera tener todo. Pero lo único que tú tratas de hacer, es burlarte de mí. No es Abraham Lincoln. Cualquiera pudiera haber firmado su nombre, pues de otra manera hubiera estado documentado con su sello y demás." Y el hombre trataba de persuadirlo, pero el muchacho que estaba en la prisión pensó que él estaba bromeando, y no le hizo caso. Y a la mañana siguiente fue fusilado. Y después que él fue fusilado, hubo un juicio en la Corte Federal, porque Abraham Lincoln, veinticuatro horas antes, que el hombre fuera fusilado, él había firmado el perdón de ese hombre. Y el gobierno lo fusiló de todas maneras. ¿Y entonces qué sucedió? Entonces la Corte Federal de los Estados Unidos llegó a esta decisión y dijo: "Un perdón no es perdón, a menos que sea recibido como un perdón."
55Y Jesús redimió a Israel en el Calvario, pero no fue un perdón para ellos, porque ellos no lo recibieron como un perdón. Pero en nuestra lección de hoy, las setenta semanas, vemos que ellos regresan y reciben su perdón. Pero El redimió a la Iglesia. Por lo tanto estamos perdonados, porque hemos recibido la Sangre de Jesucristo como nuestro perdón.
56Ahora, nos damos cuenta que El fue nuestro Redentor Pariental, y que El tomó el Libro de la mano del Propietario Original. Es un título de redención. Nos dimos cuenta de éso. ¿Recuerdan cuándo lo estudiamos? Es un título de redención. Es un título abstracto contenido en él, en el que Dios requirió vida a través de muerte en el Jardín del Edén. Entonces Jesús, el justo, murió y tomó un título, y fue capaz de romper los Sellos, revelar lo que estaba en ellos, y la herencia que a El le pertenecía la dió a Su pueblo. La Vida Eterna que El había heredado al morir en la Cruz, Su propia Vida la vertió en el Calvario, y la dividió entre nosotros por el Espíritu Santo. ¡Amén! Ningún hombre ha sido capaz de comprender, ni aún pensar lo que ese amor era, comprender lo que El hizo.
57Satanás, el que antes era poseedor debido a la caída en el Jardín, ha sido atado y echado en el lago de fuego. Sus días están terminados.
58Jesús en el Evangelio tenía cuatro títulos, vimos éso: "Como Hijo de David, heredero del Trono; Como Hijo de Abraham, la dádiva real; Como Hijo del hombre, heredero de la tierra; Como Hijo de Dios, heredero de todas las cosas, la concesión real."
59En el Antiguo Testamento, la propiedad no podía quedar en el poder de una persona, más de cincuenta años. No podía ser destituída del dueño original sino hasta los cincuenta años. Y en el cuarentavo día, El pagó el precio. En el cincuentavo día, la redención y el poder que le pertenecía a la Iglesia, lo que se había perdido en el Jardín del Edén, fue redimido otra vez y enviado a nosotros por el Bautismo del Espíritu Santo en el cincuentavo día.
60Nosotros estudiamos el pergamino. Tomamos los pergaminos, estudiamos como este pergamino le fue dado en Su mano, estudiamos como a Jeremías en Jeremías 32:6, Hanameel su primo, le había dejado una herencia cuando ellos iban a entrar en cautividad, cautividad en la que nosotros estamos entrando con él en esta mañana. Y fue guardado en un vaso de barro, mostrando en donde el poder de Dios y los pergaminos y los secretos de Dios son conocidos, en el corazón. Nuestro plan de redención, siendo guardado en vasos de barro: El Nombre de Jesús y la revelación...
61Nos dimos cuenta que ésto estaba sellado con Siete Sellos, y cada sellos estaba atado alrededor. Y a medida que la revelación salía El sacaba un Sello, y lo desataba, y leía lo que ese Sello decía; después El desataba el siguiente, el pergamino, y leía lo que ese Sello decía; sacaba el siguiente y lo desataba y veía lo que ese Sello decía, y lo que era la revelación. Eso es exáctamente lo que en nuestros Siete Sellos en los que vamos a entrar dentro de poco, así confiamos, sucederá... Cada Sello cuando es tomado del Libro, será desenrrollado, y mostrará exáctamente lo que sucedió.
62Nos dimos cuenta que hay siete cincos en el plan de redención. Cinco es el número, y hay cinco sietes: Siete Sellos, Siete Espíritus, Siete ángeles, Siete Trompetas, y siete edades de la Iglesia. Así que ¿Vé Ud.?, los cinco sietes, es gracia. Cinco es gracia, y siete es perfección. Así que todo va encajando perfectamente. ¿Vé? Muy bien.
63Cada Sello que se abre en la Palabra de Dios revela al mensajero de la edad, la edad en que están viviendo, el espíritu de la edad, la edad de la iglesia. En Apocalipsis 10, cuando el último Sello fue abierto, vemos al Angel parado con un pie en la tierra y el otro en el mar, y con sus manos levantadas al Cielo, y un arco celeste sobre Su cabeza, jurando por Aquel quién vive por los siglos de los siglos, que el tiempo ya se ha terminado en el último Sello. Ud. nada más espere hasta que lleguemos a esos Sellos y veamos dónde está ese Sello. Después que Ud. vea en dónde están las setenta semanas de Daniel, entonces verá en dónde están los Sellos. El tiempo se termina. La Redención se termina. El es ahora el León y el Juez. El es su Salvador en esta mañana, pero un día El será su Juez.
64Los versículos del octavo al catorceavo del capítulo cinco de Apocalipsis, revelan el tiempo en que el Cordero es adorado en el Cielo y en la tierra, El Libro Sellado de los Siete Sellos, el Cordero digno, el Redentor Pariental. Y del versículo octavo hasta el catorceavo los Angeles le alaban, los ancianos le adoran, las criaturas vivientes le adoran, y Juan lo estaba adorándo tanto, que dijo que, "Cada criatura en el Cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra me oyeron decir; 'Bendición, gloria, poder, sabiduría, sea para el cordero.'" El tiempo de adoración para el Rey Cordero.
65Ahora, recuerde, la Iglesia ya se ha ido. Ahora, vayamos a Daniel el capítulo nueve del primer al tercer versículo. Y después vamos a leer del vigésimo al vigésimo séptimo, porque los versos anteriores es sólo la oración de Daniel. Y quiero que lean ésto una y otra vez a través de la semana hasta que Uds. lo capten. En el año primero de Darío hijo de Assuero... de la nación de los Medos, el cual fue puesto por rey sobre el reino de los caldeos; En el año primero de su reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los... años, del real habló Jehová al profeta Jeremías, que había de concluir la asolación de Jerusalem en setenta años. (Ahora el siguiente.) y volví mi rostro al Señor Dios, buscándole en oración y ruego en ayuno y cilicio y ceniza: y oré a Jehová mi Dios... Y confesé y dije... (Y sigue y sigue orando, hasta llegar al vigésimo versículo.)
66Para salvar tiempo, y por la gente que está parada, quiero que pasemos al vigésimo versículo y de allí seguir leyendo. Y aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios; Aún estaba hablando en oración y aquel varón Gabriel, al cual había visto en visión al principio, volando con presteza, me tocó como a la hora del sacrificio de la tarde. E hízome entender y habló conmigo y dijo: Daniel, ahora he salido para hacerte entender la declaración. ¡Qué si nosotros hubiéramos estado allí! Cómo lo encontró a él? En Oración.
67El Angel, el hombre. Se fijó Ud. que él le llamó "Varón". Al principio de tus ruegos salió la palabra... (para que él fuese)... Y yo he venido para enseñártela porque tú eres varón de deseos: Entiende pués la palabra y considera la visión. Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad... (o tu ciudad).., para terminar la prevariración... y concluir el pecado, y expiar la iniquidad, y para traer la justicia de los siglos y sellar la visión y la profecía y ungir al santo de los Santos (Estas son las seis razones de su venida. Ahora fíjese:) Sepas pues y entiendas, (¡Escuchen!)... que desde la salida de la palabra para restaurar y edificar a Jerusalem hasta... el Mesía Príncipe, habrá siete semanas... y sesenta y dos semanas, tornárase a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. y después de las setenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías y no por sí : Y el pueblo de un príncipe que ha de venir... (El príncipe que ha de venir)... destruirá la ciudad y el santuario, con inundación será el fin de ella, y hasta el fin de la guerra será talada con asolamientos. Y en otra semana... (¡Escuchen!)... confirmará el pacto a muchos... (Una de estas setenta semanas,)... Y a la mitad de la semana hará cesan el sacrificio y la ofrenda, después con la muchedumbre de las abominaciones será el desolar. Y ésto hasta una entera consumación, y derramaráse la ya determinada sobre el pueblo asolado.
68Ahora, ésta es nuestra lección, por los siguientes tres, cuatro o cinco servicios, lo que el Señor vaya a revelar. ¡Setenta semanas!
69Ahora, voy a pedirle a "Doc", si por favor en esta noche puede poner el pizarrón aquí, para poder hace anotaciones. Yo no quiero que se les vaya a pasar. Uds van a tener que estudiar conmigo, y estudiar profundo o sino se les va a ir. Quiero dibujarlo aquí en el pizarrón, y Uds. traigan sus lápices y papel y escriban estas fechas, estos años, y todo lo referente.
70Ahora la semana setentava principia, (fíjese en ésto), después que la Iglesia es tomada. Ahora, si todos Uds. entienden digan, ¡Amén! (La congregación dice: ¡Amén!-Ed.) Después que la Iglesia es tomada.
71De Apocalipsis 6:1 a Apocalipsis 19:21, está conectado con la semana setentava, por lo tanto debemos de detenernos y explicar ésto antes de ir más adelante. Debemos de detenernos y explicar el porqué de estas setenta semanas porque sino lo hacemos, no entenderíamos esos Sellos, no entenderán esas Trompetas, no entenderán esas copas, esas Plagas, esos Tres espíritus como ranas, esos tres Ayes, el dragón bermejo siendo arrojado, la mujer en el sol. Se les irá todo a Uds. sino nos detenemos, porque éso sucede aquí en esta semana setentava. Allí es donde todo éso acontece.
72Ahora, el profeta Daniel había estado en Babilonia por sesenta y ocho añoslo digo para aquellos que quieran ahorrarse tiempo en ir a buscar y leer referencias al respecto, fueron sesenta y ocho años. El entró en cautiverio en el año 606 antes de Cristo. Y cuando él tuvo la visión, fue en el año 538 antes de Cristo; 538 años restados de 606 años, quedan 68 años. Por sesenta y ocho años él había estado entre paganos en Babilonia y aún así mantuvo la victoria ¡Amén! Y nosotros no podemos sostenerla una hora.
73El había estado en medio de todo ésto con otros tres compañeros, los cuales estaban en diferentes par-tes del reino. Pero Daniel parado él solo con Dios, mantuvo la victoria por sesenta y ocho años. ¡Piense en ésto! (No quiero empezar a predicar porque se supone que ésto es un mensaje de enseñanza.) Pero él por sesenta y ocho años guardó la victoria y se mantuvo limpio delante de Dios sin el Bautismo del Espíritu Santo, sin la Sangre de Jesucristo para que hiciera intercesiones por él, únicamente con la sangre de toros, becerros y machos cabríos los cuales él tenía que ofrecer secretamente, debido a las tradiciones paganas de ese país. Ellos se los habían llevado para allá. Jeremías había profetizado que ellos serían llevados allí.
74Daniel...¡Oh, Señor! El había empezado a ver que el tiempo se estaba acercando, de la misma manera como nosotros hoy día. Daniel dijo que él empezó a entender, por la lectura de los libros. Y en el primer año del reinado de Darío, Daniel... ...Yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años, del cuál habló Jehová al profeta Jehova, que había de concluir la asolación de Jerusalem en sesenta años.
75Jeremías en el año 606 antes de Cristo, profetizó debido a los pecados y a la maldad de ellos,que serían setenta años.
76Uds. recuerdan que hubo otro profeta en ese tiem-po, no recuerdo su nombre en este momento. Pero tal vez lo recuerde en unos momentos después, si ejercito mi memoria por un rato. El vino y dijo: "Jeremías, tú estás mal. Dios únicamente va a tener allá en cautive-rio a Israel por tantos días-como por dos años."
77Y Jeremías le contestó: "¡Así sea. Amén!" "Pero, espera un momento", dijo él. "Examinémonos como profetas; "pues recuerda que han habido otros quienes han profetizado antes que nosotros y dijeron cosas que estaban erradas. Y Dios lideó con ellos por andar diciendo cosas erradas. Así que, vale más que estemos seguros. Pero el Señor Dios me ha dicho que son setenta años." Dios hirió a ese falso profeta y le quitó su vida ese mismo año, porque Dios le había dicho a éste verdadero profeta que eran setenta años.
78Y quiero que Ud. se fije como Daniel, siendo un extranjero, alejado de su pueblo, alejado de su iglesia, sin tener servicios, sin tener una iglesia a donde ir, sin himnos para cantar más los que él cantaba, y en medio de todo ésto, todavía se aferró a lo que el profeta dijo. ¡Amén! ¡Amén!
79No había iglesia a donde ir, no había nadie con quien tener compañerismo, todos iban a templos paga-nos, todos adoraban sus ídolos, no había himnos Cristianos, nadie creía la misma cosa que él creía, y por sesenta y ocho años, desde la edad como de doce años, catorce años de edad cuando él fue llevado allá, él se mantuvo verdadero a Dios y entendió por medio del profeta Jeremías, que los días estaban casi por cumlirse. ¡Cómo advertiría éso el corazón de cualquier verdadero profeta de Dios hoy día, al mirar hacia atrás y ver lo que este verdadero profeta dijo, y saber que estamos en el tiempo del fin!
80El dijo: "Yo entendí por los libros, que Jeremías mi hermano, muchos, muchos años atrás profetizó que Israel estaría aquí por setenta años y ese tiempo está por terminarse." Y él mismo se empezó a preparar, ayunó, se santificó, se vistió en saco y se echó ceniza sobre su cabeza y se puso a ayunar y a orar para en-tender en que día estaban viviendo.
81Y si a Daniel, el profeta del Señor, al consultar los libros de Jeremías lo trajo a un estado tal de aún ver a Israel saliendo, saliendo todos ellos vivos, saliendo de Babilonia, para retornar a su tierra, y lo hizo que él ayunara en saco y ceniza, ¿cuánto mucho más debería hacer a la Iglesia del Dios viviente el saber que el tiempo se está desvaneciendo y que ya no será más, y que la venida del Señor Jesucristo y el gran Milenio están listos para cumplirse?¿Cómo podemos desperdiciar el tiempo apostando, llendo a nadar los Domingos, sin tener tiempo para el Señor? Siempre agobiado, y si el pastor habla de ésto o de lo otro, y a Ud. no le gusta, se levanta y se sale. Y si la - si la predicación se prolonga mucho, Ud. se - Ud. se molesta. Mire nuestra condición. Mire lo que estamos haciendo. Compare nuestras vidas con la de ese profeta. Un hombre en un reino sin ninguna iglesia a donde ir, ni a ninguna otra parte a donde ir...Su ciudad estaba destruída y quemada. Su pueblo estaba en cautividad. Sesenta y ocho años, sesenta y ocho sesenta y nueve, setenta-le quedaban dos años.
82Así que cuando él empezó a leer en el libro y vió que el tiempo se estaba acercando a su cumplimiento, él volvió su rostro a Dios en oración para saber acerca de ésto. ¡Oh, qué tiempo!¿Qué estamos haciendo nosotros cuando las naciones se están derrumbando, el mar está rugiendo, los corazones de los hombres están desfalleciendo de temor, tiempos perplejos, todas estas cosas, la escritura en la pared, descriminación racial, toda clase de maldad pasando en el mundo, y contiendas y pleitos y nerviosismo, y armas colgadas en hangares...? Una pequeña nación del tamaño de Cuba, puede destruir al mundo en diez minutos. Y peleándose unos con los otros, hombres malvados que no conocen a Dios ni conocen Su poder... Pero el Espíritu Santo en la Iglesia está moviéndose entre el Elegido,El mismo mostrándose vivo después de dos mil años, comprobando que El es el mismo ayer, hoy y por los siglos, ¿cómo podemos ser perezosos?¿Cómo podemos pasar por encima de ésto? Deberíamos estar examinándonos, vigilando por esa gran hora que se aproxima.
83El leyó en Jeremías el capítulo veinticinco.Abrámos la Biblia en jeremías el capítulo veinticinco y leamos lo que Jeremías dijo: Empecemos en el versículo ocho, porque es...Yo quiero que Ud. esté seguro de captarlo. El versículo once, aquí es en donde anoté para empezar a leer, pero empecemos en el versículo ocho. Por lo tanto así ha dicho Jehová de los ejércitos... (Me gusta éso. Cuando escucho a un profeta ponerse de pie y decir: "ASI DICE EL SEÑOR DIOS", hermano éso es. Para mí éso lo establece. Eso es todo.) Así ha dicho Jehova de los ejércitos; por cuánto no habeís oído mí Palabra, He aquí enviaré yo, y tomaré todos los Linajes del alquilón, dice Jehová y a Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y traerélos contra esta tierra, y contra sus moradores y contra todas estas naciones en derredor, y los destruiré... (Recuerde;; Ellos eran los elegidos de Dios, de quienes El estaba hablando. Esos no eran idólatras, eran mienbros de iglesia.)... y haré que perezca de entre ellos vos de gozo y voz de alegría,... (Lo mismo que tenemos hoy día, todo el "rock and roll", Rickey y Elvis, y oh...)... La voz del desposado,... voz de la desposada... ruido de muela, y luz de lámpara. Y toda esta tierra será puesta en soledad... (Escuche ese profeta clamar; Toda esta tierra será puesta en soledad. Y no para personificar a este gran siervo de Dios, pero yo profetizo que toda esta nación será puesta en soledad. Dios castigará a esta nación por sus pecados. Si Dios no perdonó a Israel, Su elegido, la simiente de Abraham, a quien El hizo el pacto y promesa, si El no les dejó pasar sus obras malas, aunque ellos eran religiosos hasta el tuétano, tenían grandes iglesias, sacerdotes, y maestros, pero por la inmoralidad y las cosas que hacían entre ellos, Dios les hizo que cegaran lo que habían sembrado, ¡así también a nosotros nos sucederá!) (Versículo once)... Toda esta tierra será puesta en soledad, en espanto... (Esto es,que todos mirarán y dirán,:"Allí están. Fueron tan poderosos. Míralos ahora.")...Y servirán estas gentes al rey de Babilonia setenta años. (Eso es toda una vida. Eso fue cuando tu madre bendita era una niña. Ellos estaban allí sin un Dios, sin una iglesia, sin un himno, sin nada por una generación completa, hasta que toda esa generación pecadora murió.) y será que cuando fueren cumplídos las setenta años, visitaré sobre el rey de Babilonia y sobre aquella gente su maldad, ha dicho Jehová y sobre la tierra de los Caldeos y pondréla por desiertos para siempre. y traeré sobre aquella tierra todas mi las palabras que he hablado contra ella, con todo lo que está escrito profetizado por Jeremías canina toda la nación. Porque se servirán también de ellos muchas gentes y reyes grandes: Y yo les pagaré conforme a sus hechos y conforme a la obra de sus mano. Porque así me dijo Jehová Dios de Isael: Toma de mi mano el vaso del vino de este furor, y dá de beber de él a todas las gentes a las cuales yo te envio. (En otras palabras: "Jeremías, Yo te he dado este mensaje. No descanses. No te quedes en un sólo lugar, sino que profetiza a todas las naciones."¿Lo vá entendiendo?"Profetiza a todas las naciones. Muestra mis señales y prodigios,y déjales saber que yo vengo ha hacer ésto.") Y beberán y temblarán y enloquecerán delante del cuchillo que yo envio sobre ellos
84¿Qué es lo que ellos hacen hoy día? Te nombran un falso profeta, te nombran un comprometedor, te nombran un fanático, un adivinador o un soñador de sueños, o que es alguna clase de telepatía mental. "¡Ellos se enloquecerán!" Dice la Escritura, y la palabra "enloquecerán", Ud. sabe, proviene de "loco". Ellos prácticamente se vuelven locos y dicen:"Ah, no le hagas caso a ese aleluya, a esas tonterías." Pero es debido a la palabra que yo enviaré sobre ellos."
85¿Vé Ud. la misma historia repitiéndose? Jeremías no iba a estar de acuerdo con sus Fariseos, Saduceos, Herodianos, o lo que ellos hubieran sido, él solamente habló la palabra, y éso hizo que todos ellos se enojaran con él...Ahora fíjese: Y tomé el vano de la mano de Jehová, y di de beben a .todas las gentes (Jeremías no sólo se quedó en casa. Jeremías no solamente se quedó en un lugarcito, sino que hizo que todas las naciones la bebieran.)... a las cuales Yo te envio:
86Jeremías tomó la Palabra del Señor, el vino de Su Palabra... Y el vino es el poder de Su Palabra. El vino tiene un poder. El vino es un intoxicador. Hay poder en el vino. "Y yo tomé la Palabra del Señor", dijo Jeremías, "y la hice manifiesta. El vino,el poder que está en el,yo lo ejercité delante de ellos,y ellos no la escucharon. Dios dijo:'Entonceslos enviaré a Babilonia por setenta años.'"Y éso fue lo que El hizo. Tanto a justos como a injustos.
87Ahora, regresando a la lección. Daniel había estado leyendo. Piénselo. Daniel leyó las mismas palabras que nosotros estamos leyendo en esta mañana. Da-niel leyó la misma Biblia, la misma puntuación, las mismas frases, las mismas cosas que yo, con la ayuda de Dios, les leeré a Uds. en los siguientes mensajes, la misma cosa para mostrarles que estamos en el tiempo del fin. Y Daniel con la palabra de Jeremías, fue llevado a Babilonia, y él era el profeta ungido. (El lado dos de la cinta principia incompleto-Ed.) ...maravillas entre ellos, y aún así parándose él solo. ¡Amén! El se sostuvo sólo.
88Pero Jeremías había escrito estas palabras muchos, muchos años antes, y Daniel interpretando la Palabra dijo:"Un momento,estamos acercándonos al fin del tiem-po, pues yo he estado aquí por sesenta y ocho años. Y el profeta del Señor (¡Amén!), mi hermano, el verdadero profeta de Dios que probó ser un profeta, nos profetizó...Yo tengo escrito aquí en un libro lo que dijo: 'Setenta años serán determinados.' Asi que Señor Dios, estamos cerca del fin. Toda esa generación ya murió. ¿Qué vas ha hacer ahora, Señor? Tú prometiste enviarnos..." Y él se preparó para orar.
89Oh, Dios, si alguna vez ha habido un tiempo en que deberíamos prepararnos para orar, es hoy. Porque nosotros como Sus verdaderos siervos, vemos por medio de las cartas de los apóstoles, por las advertencias del Espíritu Santo, de que estamos en el día del fin. El Espíritu Santo habla que en los últimos días los hombres serían amadores de sí mismos, vanagloriosos, amadores de los deléites más que de Dios, detractores, calumniadores, sin santidad, aborrecedores de aquellos que hacen bien. Yo lo entiendo por las cartas.
90Y yo entiendo que vendrán burladores en los últimos días. Yo entiendo que una nación estará en contra de otra nación en los últimos días. Yo entiendo que habrá marejadas en los últimos días. Yo entiendo que habrá señales temerosas como platillos voladores, en los cielos habrá espectáculos misteriosos, y los corazones de los hombres estarían desfalleciendo de temor; sería un tiempo de perplejidad, y de angustia entre la gente. Yo leo que todos ellos entrarán en organizaciones y denominaciones y que tendrían una confedera-ción en los últimos días. Yo entiendo que las mujeres se cortarían su pelo en los últimos días. Yo entiendo que ellas usarían ropa corta, y que caminarían con tacones altos, retintineando al caminar, será en los últimos días. Yo entiendo que la moral sería muy baja en los últimos días. Yo entiendo que los predicadores serían falsos pastores en los últimos días,que se comprometerían y que no alimentarían al pueblo con la Pa-labra de Dios, sino que irían tras credos y cosas.Pero también yo entiendo que vendría una Voz en los últimos días, clamando del desierto, llamando al pueblo a re-tornar al Mensaje Original, a retornar a las cosas de Dios. Yo entiendo por medio del Libro, que todas estas cosas sucederán.
91Yo entiendo que en los últimos días vendrá una hambre; y las iglesias estarían tan organizadas y establecidas y todo ésto,que en los últimos días vendría una hambre, y que no sería por pan y agua únicamente, sino por escuchar la verdadera Palabra de Dios. Y la gente irían del Este, al Oeste, del Norte al Sur buscando el escuchar la verdadera Palabra de Dios. Pero las iglesias estarían tan organizadas y cerradas que no lo escucharían. Yo entiendo éso por medio de los libros. Pero en ese día, oh Dios, se levantará un Retoño de David.
92Yo entiendo que El enviará a Elías en el fin antes que ese día venga, y que El tendrá un Mensaje que volverá el corazón de los hijos a los padres, los volverá otra vez a lo original los llevará otra vez al fin y al inicio. Yo entiendo que éso sucederá antes que el Espíritu deje a la iglesia Gentil para regresar a los Judios.
93Y yo no lo entiendo únicamente por escritos, sino también por la Palabra, por la Palabra escrita, que Israel regresará a su tierra. ¡Y yo la veo entrando!
94Yo entiendo por escritos de los profetas de que Israel vendrá a ser una nación. Ellos reestablecerán el templo de adoración. Y Dios irá a lidear otra vez con Israel cuando llegue a su tierra.¡Oh! Dos profetas se levantarán allá con ellos, en los últimos días Yo entiendo éso. Al irse la Iglesia Gentil, don profetas se levantarán en Israel, Elías y Moisés. Hablaremos de éso mientras proseguimos.
95Los profetas vieron que el tiempo estaba para cumplirse allá en Babilonia. Muy bien.
96Gabriel le apareció a Daniel para revelar no únicamente lo que él estaba preguntando, sino para decirle todo lo que estaba determinado para la raza Judía desde el principio hasta la consumación. ¡Amén! El preguntó un poquito y se le dió toda la respuesta. El solamente pidió saber...
97Daniel estaba tratando de saber y preguntó: "¿Cuánto tiempo más resta Señor?Jeremías el profeta, Tú siervo, mi hermano, profetizó hace sesenta y ocho años diciendo que este pueblo permanecería aquí por setenta años. Toda la antigua generación prácticamente ya se ha ido."
98Hay una antigua generación Pentecostal que se levantó hace cuarenta años; guerreros antiguos, así los llamaron. Ellos se organizaron hicieron ruido y riñieron todo el camino hacia el Monte Horeb y Nebo, y en toda la jornada pero por fin hoy,hemos llegado al río. Y El va a levantar una nueva generación al mando de Josué quien los va a cruzar. La ley falló; Moisés salió con ella; pero Moisés falló. Y Josué los pasó al otro lado. Nosotros nos hemos dado cuenta que las organizaciones han fallado, pero el Espíritu de Dios(Josué, la palabra Josué, significa "Jesús nuestro Salvador")-el Espíritu Santo vendrá a la Iglesia, no a la organización, el Espíritu Santo estará en medio del pueblo y preparará a la Novia para irse, para cruzar el Jordán. Yo entiendo por la lectura del Libro que éso es lo que va a suceder, y Dios sabe que éso es lo que yo estoy buscando hoy, que yo pueda confortar a Su pueblo y decirle que está a la mano, a los que están aquí en esta mañana y aquellos que están dispersos por todo el mundo a donde estas cintas, irán, decirles que estamos en el tiempo del fín.
99El reveló todo hasta la restauración completa del Reino y el establecimiento del Milenio-Ese fue el Mensaje de Gabriel. Y él dijo: "Yo he venido a decirte que hay setenta años, setenta semanas todavía determinadas para tu pueblo, determinadas para el fin de la generación Judía. Son setenta semanas." Ahora, fíjese lo que él dijo. Desde hoy hasta la restauración... Setenta semanas están determinadas para tu pueblo y sobre tu... ciudad... (¡Tu ciudad! Babilonia no era su ciudad.¿Cuál era su ciudad? ¡Jerusalem!)
100Ahora, cuando lleguemos a la séptima, quiero decir, a la sexta confirmación, nos daremos cuenta cuál era esa ciudad y lo estudiaremos y probaremos quién fue el que la fundó, y de dónde vino. ¿Cuánto durará edificada?¿Será otra vez edificada, y en qué tiempo? Oh, grandes cosas están almacenadas para nosotros. Muy bien. Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu ciudad, para acaban la prevaricación,... (Ahora, El nunca dijo, "Daniel..."No hay duda que El le dijo que las setenta semanas, quiero decir, que los setenta años estaban para terminarse, habían transcurrido sesenta y ocho años, sólo restaban dos años. Y nos damos cuenta que la profesía de Jeremías concuerda exáctamente. Y dos años después todos ellos salieron. Nehemías salió y obtuvo una órden del rey y construyó la muralla en tiempos angustiosos. Ellos trabajaron...El dijo, "La muralla..." Escuchen ésto.)... para acaban la prevaricación y concluir el pecado... (¡Concluir el pecado! ¿A quiénes se refiere? A los Judios está determinado sobre tu pueblo, no sobre los Gentiles, sino sobre tu pueblo, los Judios; y tu ciudad, no la ciudad de Nueva York, no la de Boston, no la de Filadelfia, no la de Chicago, no la de los Angeles, no la de Roma, sino sobre tu ciudad, Jerusalem.)... y acaban la prevaricación... concluir el pecado,... expiar la iniquidad y pana traen la justicia de 204 siglos, y sellan la vi y la profecía, y ungir al Santo de los Santo. (¡Fíjese!) Sepas pues y entiendas, que desde la salida de la palabra para restaurar y edifican a Jerusalem... (La cual era Su ciudad.)... hasta el mediad Principie, habrá siete semanas...
101Espere hasta que lleguemos a éso. ¡Oh Señor! Eso es una bendición tan grande, que me voy a conseguir una cuerda para amarrarme aquí en este lugar.
102Le reveló todo, le dijo:"No solamente te voy a decir que esos dos años están ya para finalizarse para cumplirse..." Y todos nosotros sabemos que ellos se quedaron allá exáctamente setenta años y luego salieron, exáctamente lo que el profeta dijo.E lsaías,quiero decir, Daniel, creyó a ese profeta, así que él estaba listo. Muy bien.
103...Y ahora, cuando vino Gabriel, él dijo:"Yo he venido para enseñarte todo-para revelarte estas cosas hasta la consumación." ¿Vé? Mire. ...de las abominaciones será el desolar ésto hasta una entera consumación. (Consumación, es el fin de todas las cosas.)
104"Yo voy a enseñarte lo que sucederá..." Ahora, escuche, cáptelo. "...Daniel, yo he sido enviado. Tú eres amado en el Cielo. Y yo he escuchado tus oraciones, y he descendido para decirte lo que está determinado para los Judios y para Jerusalem desde estos momentos hasta el fin de la consumación, el fin de toda la cosa."
105¿Entienden Uds.? Si nosotros podemos darnos cuenta que son estas setenta semanas, sabremos cuando será la consumación. ¡Oh Señor! Dios, ayúdame a saberlo. Nos lo dice exáctamente en alguna parte de estas páginas, exáctamente desde aquel tiempo hasta este tiempo, hasta la consumación, y no fallará ni un minuto. Como la poderosa Palabra de Dios...
106Cuando Dios hizo la tierra y la puso en órbita, lo que estaba predicando la otra noche, el Domingo por la noche, que cómo no hay nada que falle...Este mundo gira tan perfectamente que le pueden decir a Ud. correctamente el minuto exácto cuando el sol y la luna pasarán por aquí, de aquí en veinte años. Yo no pudiera decirles a Uds. por ninguna clase de instrumentos que hoy tenemos en el mundo. Me faltarían dos o tres minutos al mes, o me sobrarían dos o tres minutos-y es lo mejor que tenemos. No podemos hacer nada así de perfecto, porque solamente hay una cosa perfecta; ¡Y ese es Dios!¡Y Dios y Su Palabra es lo mismo!¡Así que la Palabra de Dios es perfecta!
107Y si nosotros podemos saber estos días, sabremos exáctamente cuando será la consumación. ¿Lo entiende Ud.? Están determinados para la consumación. (El verso veinticuatro),... sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad (la cual es Jerusalem...Aquí tengo el verso veintiuno-el ver-so veinticuatro. Jesús se refirió a ésto en Mateo 24.)...
108Ahora, Hermano Collins, si está aquí en esta mañana. Yo no sé si él está aquí o no, pero la otra noche de preguntas y respuestas, él hizo una pregunta (yo creo que no hay ningún problema en decirlo, Hermano Collins), él preguntó que qué significaba la abominación que producía el asolamiento. (¿Vé?). Jesús habló de ésto en Mateo el capítulo veinticuatro, y nos damos cuenta... Si, en Mateo 24:15.
109Ahora, permítame tomar esa Escritura rápidamente para que Uds.puedan ver que Jesús estaba hablando aquí de la misma cosa, El se estaba refiriendo a Daniel. Mateo 24:15, para Uds. que están tomando notas. Quiero que cada uno de Uds., especialmente hoy por la noche y el próximo Domingo, traigan lápices y papel, porque vamos... A menos que tengan una grabadora. Mateo 24, el verso quince. Por lo tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta... (Piénselo, ésto es cuatrocientos ochenta y tres, cuatro, cinco, ochenta y seis años antes; 486 años antes.)... El profeta Daniel, parado en el lugar santo,... (Ahora, mire en su Biblia. Está en paréntesis.)... (El que lea, entienda.)
110Ahora, El les estaba hablando a los Judios. Ellos querían saber: "¿Qué de este templo?,¿cuándo va a ser destruido? ¿Cuándo va a ser reedificado? ¿Cuándo será el tiempo en que no será dejada piedra sobre piedra? ¿Cuánto tiempo durará?
111Y El contestó:"Cuando viereis la abmonación del asolamiento eregida." Cuando Daniel se paró en el lugar santo...Jesús dijo: "Cuando viereis ésto suceder, ahora, él que lea entienda de lo que él está hablan-do..." Esta es la razón por la cual estamos orando a Dios para que haga éso tan perfecto y no haya una sombra de duda, porque no estamos supuestos a poner nuestras interpretaciones en estas cosas. Tiene que venir a través de ASI DICE El SEÑOR. Así que lo estoy dejan-do así hasta que yo lo entienda.
112El le reveló todas las cosas a Daniel. Esa abominación... Y recuerde, tiene un doble significado al igual que la Escritura que dice: "De Egipto llamé a mi Hijo." Así como Israel fue llamado a salir, así también Jesús fue llamado a salir. Y así será exáctamente, estoy tan cierto que sucederá como que estoy parado aquí. Y El lo hizo de una manera, que lo ocultó todo, todo lo ocultó de la iglesia. Oh, cuando entremos a éso, en esos seis propósitos, como El escondió todo ésto de la Iglesia para que la Iglesia estuviera velando cada minuto, no sabiendo cuando El iba a venir. Pero ahora, la edad de la iglesia está para terminar. Así que ahora está lista para su venida; se está preparando.
113Esta es una de las Escrituras más importantes en el libro. ¿Qué es de lo que ella habla? Habla de la terminación de la nación Judia, del pueblo Judio. Esta Escritura, las setenta semanas, lo revela y lo habla exáctamente desde el tiempo en que Daniel empezó allá, hasta el fin de la consumación. Es uno de los más gran-des calendarios... ¿Cuántos de Uds. me han escuchado decir; Si tú quieres saber cuál día de la semana es, mira el calendario? ¿Y si quieres saber en que tiempo estamos viviendo, observa a los Judios?" Correcto. Es el calendario de Dios tomado de aquí. Cualquier teólogo, cualquier estudiante de la Biblia, cualquiera le dirá a Ud. que los Judios son el calendario. ¿Qué horas son ahorita? Sólo estamos...
114No tiene nada que ver con los Gentiles. Estos Siete Sellos, estas Siete Plagas, los Siete Ayes, las Siete Trompetas no tienen nada que ver con éso. La Iglesia Gentil va a estar en gloria en ese tiempo. No tiene nada que ver con nosotros, la Iglesia Gentil; éso se refiere únicamente a Israel" Daniel, tu pueblo y Jerusalem."
115Ahora, éso revela el hecho que Dios lidea única-mente con los Judios cuando ellos están en su tierra. ¡Aleluya! Allí es en donde yo pienso que le pegué al asunto, allí en éso. Siempre tratan de contar desde que Israel estaba allí en el tiempo de Daniel, y... Un gran escritor... (Y porque sé que algunos de sus seguidores están sentados aquí, no voy a decir su nombre.) Pero esa es la razón por la cual ellos tenían toda esa cosa falsa.
116¿Sabía Ud. que los Milleristas antes de llegar a ser Adventistas del Séptimo día, sabía Ud. lo que hicieron en 1919, que se pusieron cada quien alas, todos Uds. lo vieron en el periódico Courier, para irse volando en esa mañana, y éso fue tomado de las setenta semanas de Daniel? ¿Vé Ud.? Después estando bajo la Señora Ellen White, la cual era la profetiza de ellos, se retractaron y se hicieron llamar Adventistas del Séptimo Día, y ahora ellos se cambiaron el nombre a la Voz de Profesia. ¿Vé? Tres diferentes nombres del mismo culto.
117Ahora, ellos estaban errados porque ellos estaban tratando de aplicar esas setenta semanas a Judios y a Gentiles, y El le dice aquí, "Es para tu pueblo." Y Dios nunca lideó con los Judios fuera de Palestina. Y cuando al Mesías se le quitó la vida, a las sesenta y dos semanas, (no por El mismo, sino por nosotros), se le quitó la vida, Israel fue disperso y nunca regresaron a la tierra de ellos, sino hasta los últimos días. Así que el tiempo de la edad de la iglesia no debió haberse empezado a contar desde allí. ¿Lo entendió? No debería haber sido 1919. Yo puedo mostrar algo que sucedió en 1919, pero éso fue cuando el ángel, el mensaje del tercer ángel fue dado y el ay salió, exáctamente, pero no fue que, éso fue cuando la guerra se terminó misteriosamente. Veremos éso en el capítulo Séptimo cuando lleguemos a éso, lo veremos en el capítulo Séptimo. Todos Uds. me han oido predicar éso muchas veces, (¿Vé?) cuando el mensaje del Angel dijo: "Deten los cuatro vientos de la tierra hasta que sellemos a los Judios, los siervos." Y ahora, ellos han estado esperando hasta que toda la edad Gentil transcurra, y entonces cuando El viene, El sella a los Judios, los 144,000 reciben el Espíritu Santo. Son los 144,000 sellados en Apocalipsis Siete. Ud. lo ha leído. "Y yo ví una gran compañía en el Cielo, (Juan los vió) la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante de Dios vestidos de ropas blancas y palmas en sus manos, cantando: ¡Aleluya, Amén! ¡Gloria, sabiduría, honra, potencia y fortaleza, sean para nuestro Dios para siempre jamás! Amén, ellos decían en alta voz."
118Juan no los podía entender, pero cuando él voltió miró en el Monte Sinaí, (¡Gloria!) a los 144,000 que no se habían contaminado con mujeres (Judíos) mujeres (iglesias). Ellos no se habían unido a organizaciones, luteranos, Metodistas, Bautistas, y Presbiterianos, sino que habían sido Judíos desde el principio, Ortodoxos, y estaban adorando en su templo en el Monte Sinaí. Esos son los 144,000. Eso es después de que la Iglesia está en gloria. ¿Vé?
119Así que, el Señor Smith estaba errado. Tenía que estar porque ¿cómo va Ud. a aplicar éso aquí en 1919 y excluir los 144,000? Entonces Ud. cae otra ves en la doctrina Russelita (¿Vé?), entonces Ud. regresa a la doctrina Russelita de que Jesús vino en 1914, y que en 1919 El tomó a Su Iglesia y ahora El es un cuerpo místico que anda alrededor de la tierra, sobre las tumbas y va a la tumba de la abuela, y a la tumba del abuelo y los levanta, a todos aquellos que fueron Russelitas. ¡Tonterías! Eso no tiene sentido en la Palabra; no va a resultar bien. No, señor, no resulta.
120¡Pero Dios tiene la Verdad! ¡Dios es el único que puede revelarlo y ponerlo en su lugar y mostrarlo exáctamente a nosotros! Yo creo que El lo hará. Yo no lo sé. Le estoy diciendo la verdad. Yo no sé, pero estoy creyendo, yo estoy creyendo que El lo hará.
121Así que Ud. vé, que Dios nunca lideó con los Judios (quiero que Ud. guarde ésto en su mente), mientras Israel...
122Eso es lo que yo traté de decirle a este Hermano que está sentado aquí quien estaba hablando de ir a Israel. ¡Apártese de Israel! Apártese de él, todos Uds. que hablan de convertir a los Judios. Antes que este mensaje se termine Uds. verán que es ¡ASI DICE EL SEÑOR por la Palabra y por el Espíritu! Israel se convertirá, toda la nación, en una noche, la Biblia dice así. Pero el Evangelio aún no es para ellos. Hay unos pocos renegados y algo más, que están afuera y que entran, renegados que están afuera del cuerpo esencial de Judios, y que entran y son salvos, éso es verdad. Yo creo éso con todo mi corazón. Pero recuerde, mientras Israel esté fuera de su nación, no pueden ser sal-vos. Y están regresando, y todos serán salvos, toda la nación lo será en un día. La Biblia lo dice así. Un día retornará completamente todo Israel, regresará a Dios. Será una cosa tan poderosa que vendrá a Israel uno de estos días, que sacudirá a toda la nación. Aún el profeta clamó y dijo: "En un día has hecho Tú ésto," en un día. Ellos lo verán.
123Será una cosa poderosa. En mi opinión, será un profeta poderoso que se levantará y estará delante de Israel y les probará que ese Mesías todavía está vivo. Ese Mesías que ellos rechazaron ha venido, porque...
124Ellos leen hoy esa pequeña Biblia, la Biblia de Israel... Ellos la leen de atrás para adelante, pues es la manera que ellos la leen, Ud. ya sabe como se escribe el idioma Judio. Así que cuando ellos la leen, ellos leen que ese... Lewi Pethrus, les envió un millón de Biblias, y ellos dijeron: "Si este Jesús..." Esos fueron aquellos Judíos que fueron traídos de Irán y de por allí, nunca oyeron tal cosa como Mesías. Y cuan-do ellos estaban listos para regresar a su tierra, no quisieron subirse en los aeroplanos. Ellos todavía labraban con arados antiguos. Ud. léalo en la revista look. ¿Cuántos de Uds. leyeron esos artículos en la revista Look y Time? Seguro que lo leyeron. ¿Vé? Ellos no se querían subir. Pero un Rabí anciano se paró y dijo: "recuerden, nuestro profeta dijo que regresaríamos a nuestra tierra en las alas de un águila." Naciones confusas; Israel despertando, Son señales que el profeta habló; los días Gentiles, contados han sido, Regresa a tu tierra otra ves.
125Vale más que Ud. vaya despertando. Ud. lo ha escuchado y escuchado y escuchado, pero uno de estos días va a ser la última vez.
126Israel está regresando a su tierra. Ese día en que Dios designe a Israel como una nación, ese será el día en que no habrá un Gentil más que sea salvo. Yo voy a probar éso, por estas setenta semanas, sin tan sólo puedo encontrar esos días. Voy a tomar el calendario astrológico y el calendario Juliano, el astro-lógico, y el Romano y todos ellos. En alguna parte hay ...En alguna parte hay algo. Dios sabe al respecto, y El, El es capaz de revelarlo. Yo sé que el calendario Juliano tiene 365 y k de días en el año. Oh, todos están enredados, pero hay una verdad en alguna parte.
127Yo veo muchas iglesias, muchas organizaciones, mucha gente que está en ésto, y algunos diciendo "Ave Maria", y algunos adorando ésto y éso, y lo otro; tiene que haber una Verdad en alguna parte. Tiene que haber un Dios en alguna parte. Tiene que haber un Mensa-je en alguna parte. Yo veo falsos profetas levantándose y actuando como discerniendo y todas esas clases de cosas que están pasando,... Tiene que haber uno real en alguna parte de donde ese falso fue hecho.
128Yo veo gente entrando en la carne, gritando y siendo llevados por éso, pero al salir viven todas clases de vidas. Tiene que haber un Espíritu Santo genuino en alguna parte. Yo veo gente actuando religiosamente y cuánto más, tratando de ser píos. Yo sé que hay un Dios genuino en alguna parte. Hay un Espíritu Santo genuino, porque hay un hipócrita, un falso, que salió de él. Tiene que haber algo que es real, un hombre, una persona, una iglesia, un Dios. Tiene que haber algo verdadero en alguna parte, porque éstos solamente fueron copiados de él. Hay algo real en alguna parte.
129Yo le he dicho a esta iglesia acerca de sus dones: ¡Escuchen Uds. que tienen dones, opérelos conforme a la Biblia! No tomen un substituto cuando el cielo está lleno de lo verdadero. Mantengamos los verdaderos. Tomemos los reales, o no tengamos ninguno. ¡Amén!
130Ahora, es un hecho de que Dios lidea con Israel únicamente cuando ella está en su tierra. Tomemos... Cuando Dios-cuando Abraham dejó su tierra y se fue a Egipto, ¿qué sucedió? El se salió de la voluntad de Dios y nunca fue bendecido hasta que él regresó a su tierra. Dios nunca lideó con él, ni siquiera una visión, nada, hasta que él regresó a su tierra.
131Mire a Israel cuando ellos fueron enviados a Egipto, y estuvieron allí por cuatrocientos años, ni un sólo milagro, ni una señal ni una sóla cosa sucedió entre ellos, no hay registro en la historia de la Biblia. la misma rutina antigua: Ir a la iglesia, ofrecer el cordero, decir un "Ave Maria", o lo que haya sido, y regresarse. Y al siguiente año, era la misma cosa. Todos los sacerdotes argumentaron. El Rabí fulano y sutano... "Vamos a elegir al Rabí fulano de tal; él tiene mejor educación. El sabe más acerca de los Egipcios." Y cuando Ud. menos piensa, los Egipcios y todos ellos eran la misma cosa.
132Esa es la misma cosa que le está sucediendo a la iglesia. Todos nosotros asistimos para ser Metodistas, o Bautistas, o Presbiterianos y todos obtuvimos un título de Hartford." "Obtuvimos un título en Wheaton"; "obtuvimos un título en alguna otra parte, o de Bob Jones"; "obtuvimos un Bachiller de Arte"; "obtuvimos un D.D., L.l.D.", o algo más. ¿A qué lleva todo ésto? A un montón de tonterías. De esa manera era en Egipto.
133Y Dios nunca lideó con Israel hasta que el regresó a su tierra. ¡Escuchenme! ¡ASI DICE EL SEÑOR, Dios no lideará con Su Iglesia hasta que ella regrese a su tierra, el Mensaje de la hora! ¡Regrese a lo original! Apártese de sus ideas Metodistas, Bautistas, Presbiterianas, Pentecostales, Asambleas, Unitarias, Trinas y quintuples o lo que sea, Iglesia de Dios, Nazarenos, Santos Peregrinos, Iglesia de Cristo! ¡Todos ellos son movimientos del anticristo! Y sé que ésto ha invadido al mundo. Todas están mal, todas son del diablo. Hay hombres píos en cada una de ellas, y hay gente pía en cada uno de esos movimientos, pero la organización misma, no es de Dios, y Dios nunca la bendecirá. El nunca lo ha hecho.
134Y yo pregunto a cualquier historiador que vaya a escuchar esta cinta, que me escriba y diga en dónde Dios no ha cogido a la iglesia organizada y la ha puesto en el anaquel de un armario y nunca más ha lideado con ella. Dígame cuando volvió a levantar otra ves a la Luterana, a Wesley, a los Metodistas, o a los Pentecostales. Nunca lo hizo. ¡Esa organización allí se quedó y se engangrenó y se pudrió! Dios tomó individuos y con ellos trató de apuntar a la gente a que regresaran a la tierra. Pero los hombres, los individuos son tan débiles y afeminados y con cierta clase de títulos, que organizaron otra organización, haciendo a la persona una criatura infernal, dos veces más que lo que era en el principio.
135Pero con seguridad, que en alguna parte Jehová tiene un hombre en el que El puede poner Sus manos, quien no se comprometerá con esas organizaciones impías, y que cambiará el curso de la gente, regresándola a la Roca, a Cristo Jesús, regresándola al Pentecostés original y al Espíritu Santo original, con las señales originales y las maravillas originales. Con toda seguridad que El tiene uno en alguna parte quien no desmayará ante ninguna clase de persecución, ni correrá, ni renunciará, ni caerá, ni ninguna otra cosa, él se quedará con la Palabra.
136Dios nunca bendijo a Israel hasta que ella estuvo en su tierra. ¡Dios nunca los bendecirá a Uds. Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, Católicos, o Santos Peregrinos, Nazarenos, Iglesia de Cristo, u organizaciones Pentecostales! ¡El nunca los bendecirá así! Regrese a la tierra al principio, regrese a la experiencia Pentecostal como la que sucedió en el Día del Pentecostés cuando el Poder del Dios Vivo cambió a esas miles de gentes y puso sus corazones en fuego con el fuego de Dios, que mostró señales genuinas, no señales personificadas, no telepatía fingida, no algo falso y entrar en una carrera de ratas como la que tenemos aquí en América, ¡viendo quién puede tener la carpa más grande, o quién puede tener la audiencia más grande! ¡Qué diferencia hace éso para Dios! ¡Dios quiere gente honesta de corazón, no grandes multitudes! Y todos aquí estamos en una carrera de ratas, ¡qué desgracia!, para ver si podemos añadir un millar más a nuestra organización. ¡Es una desgracia! El quiere que nosotros regresemos a la Verdad, que regresemos al Espíritu, que regresemos a la vida correcta, que regresemos al camino en Cristo, que regresemos a la Verdad. ¿Cómo puede El bendecirnos de la manera que vamos? El no lo hará.
137El nunca bendijo a Israel hasta que regresaron a la tierra prometida, y cuando ellos llegaron a la tierra prometida, señales y maravillas empezaron a suceder. El les envió un hombre con el nombre de Moisés. ¿Cómo vino este Moisés, con una teología pulida? ¿Vino él con un título de Bachiller en Artes? ¿Vino él con títulos de LL.D., Ph.D.? El vino con el poder de Jehová y con un mensaje que decía: "Regresa a tu tierra." Regresa oh disperso, a tu tierra. ¡Amén!
138Por casi dos mil años los Judios han estado fuera de su tierra, dispersos por los cuatro vientos de la tierra. ¡Cómo pudiéramos hacer que este mensaje se ex-tendiera por semanas si tuviéramos que ir en detalles! Podemos llevarnos a Israel hacia atrás y mostrar cuan-do fue disperso por el Imperio Romano al rechazar al Mesías; cómo Israel fue llevado a cada nación de deba-jo del Cielo; podemos regresar a Jacob, Israel, allá en Génesis 44 y 45 y mostrar cómo allá él bendijo a esos patriarcas y les dijo exáctamente en dónde iban a quedar en los últimos días; y yo puedo apuntarle a Ud. exáctamente cada nación de Israel, quiero decir cada tribu, de Israel, estando exáctamente en las naciones en dónde dijo que estarían y aquí estamos hoy día.
139los Judíos que nosotros conocemos, ésos no son los Judios verdaderos. El verdadero Judio es ese real Ortodoxo que no se ha manchado con las cosas del mundo, quien no salió y se unió a otras iglesias. Esos son los que están regresando, y que están viviendo en las laderas de las montañas, alimentándose con queso y pan, y no los permiten en la ciudad antigua. Tuvieron que edificarles una ciudad de este lado en una tierra in-habitable, con ametralladoras apuntándoles por los dos lados. Pero ella está empezando a echar sus retoños. ¡Amén y Amén! El tiempo está a la mano.
140Todavía están Ismael e Isaac allí parados discutiendo acerca de la tierra, pero ella le pertenece a Israel. Si Ud. alguna vez va a la nueva Jerusalem; ellos no le permitirán ir a la Jerusalem antigua. Ud. tiene que ir primero y explicarles todo lo concerniente a Ud., y después los Arabes, lo llevan a la otra parte; ellos son los hijos de Ismael. Pero espere, viene un tiempo cuando los hijos de Dios van a tomarla. ¡Correcto! Jerusalem será reedificada otra vez. El sacrificio diario será establecido. Y el anticristo hará un pacto con ellos las últimas siete semanas, y en la mitad de ellas, él quebrantará ese pacto, y los tomará a todos ellos al Catolicismo. La abominación se extenderá sobre toda la cosa de esa manera, y luego será el fin. ¡Vigile!
141Setenta semanas. Si, casi dos mil años ellos han estado fuera. Ahora ellos han estado saliendo. Hoy hubo gente con corazón endurecido como lo tuvo Faraón. El tuvo que endurecer el corazón de Hitler, y millones de ellos murieron. Mire a Eichman, culpable de matar a seis millones de Judios, seis millones de ellos, de almas humanas, infantes, niños, adultos, a todos los puso a muerte. Eichman, un hombre.
142Mire a Rusia, como los sacó de allí. Los han sacado de todas partes, y han sido una nación desprecia-da, pero debido al amor a su dinero. Ellos regresaron otra vez. Pero esa pequeña minoría está retornando a Palestina. ¡Amén, hermanos!
143Cuando Ud, empiece a verlo regresara su tierra... Ellos ya son lo bastante numerosos como para sacar de allí a los 144,000. ¿Qué está sucediendo? Ellos conocerán a su José. No se preocupe. ¡Sí, señor! Y todos ellos están allí esperando que éso suceda. Y la hora que...
144las naciones los han declarado una nación los últimos años. Cuando éso pegue, estamos cerca del fin. Y la Iglesia Gentil ya se ha ido. Así que, en cualquier momento Dios pudiera decir: "Israel es Mi pueblo. "Cuando éso suceda, todo habrá terminado para los Gentiles.
145"Ellos irán", Jesús dijo en Mateo 24 (la abominación del asolamiento.), "ellos irán a los muros de Jerusalem hasta que la dispensación Gentil sea termina-da." Cuando éso sea terminado, entonces los Judios regresarán a Jerusalem para restablecer el templo y la adoración en el templo. Entraremos en todo éso los próximos mensajes, de las setenta semanas, de los seis propósitos. Ahora, voy a leerlos antes de finalizar, por-que sólo nos quedará el tiempo suficiente para llegar a casa, y regresar hoy por la noche a las siete en punto.
146El primero... El primero, si Ud. desea escribirlo: Para acabar la prevaricación, Daniel el capítulo Nueve versículo 24, para acabar la prevaricación (1), para concluir el pecado (2), para expiar la iniquidad (3), para traer la justicia de los siglos (4), para sellar la visión y la profecía (5), y para ungir al Santo de los santos (6). Y de éso vamos a hablar en esta noche. Dios, trayendo a suceder...
147Ahora, espere, permítame decirlo otra vez para que Ud. lo capte. Primero; para acabar la prevaricación, segundo; para concluir el pecado, tercero; para expiar la iniquidad, cuarto; para traer la justicia de los siglos, quinto; para sellar la visión y la profecía, y sexto; para ungir al Santo de los santos. Ahora permítame leérselos a Uds. de la Biblia. Es el verso veinticuatro. Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo... (Los Judios.)... Y sobre tu santa, sobre tu santa ciudad... (Israel, Judios, Jerusalem.)... para acabar a prevaricación (1)... para concluir el pecado (2)... para expiar la iniquidad (3)...y para traer a justicia de los siglos (4)...y sellar visión (5)... la visión y la profecía, y para ungir al Santo de los santos (6).
148Eso es exáctamente lo que él vino a decirle a Da-niel que sucedería, y luego sería el fin.
149Ahora, en esta noche veremos qué son esas cosas, y nos daremos cuenta cuán cerca estamos a éso, y luego el próximo Domingo las traeremos y posicionaremos estos elementos de tiempo exáctamente en donde nosotros estamos. Yo le amo.
150Israel está regresando a su tierra, Israel... Permítame sólo decir ésto. ¡Fíjese! Creo que ya no están grabando. Permítame decir ésto: La misma hora que Israel vino a ser una nación... La razón que yo siempre he creído, le digo aquí delante de mis hermanos, que había algo, de lo cual yo participaría antes de morir, era de traer a Israel al Señor, porque cuando... La misma hora en que Israel fue declarada una nación por la carta Pan Americana, por primera vez en dos mil años desde que fueron dispersos, no eran una nación, fue esa misma hora, exáctamente la hora, cuando el Angel del Señor me encontró y me envió con el Evangelio, la misma cosa, Mayo 7, de 1946.
151Ahora, otra cosa que El me dió a saber, fue la restauración de los corazones de los hijos a los padres y de los corazones de los padres a los hijos, el Mensaje. Léalo en Malaquías 4, no Malaquías 3.
152Otra cosa, cuando Billy mi hijo, y yo, y mi Hermano Ern Baxter ibamos rumbo a Palestina, después que nos encontramos con los Judios allá con el Hermano Arganbright y que ellos vieron la reunión... Lewi Petral ya les había enviado Biblias para allá. Y dijo: "Esos Judios vinieron y dijeron; 'Si tú llamaras a un montón de líderes de Israel, yo no me refiero a estos rabis nuevos con todas sus ceremonias, pero si tú reunieras a los verdaderos líderes Israelitas... Y nosotros hemos leído este Nuevo Testamento, y sabemos que cuando el Mesías venga El nos dirá estas cosas, como la mujer en Samaria. Sabemos que Moisés dijo que nuestro Mesías sería un profeta. Pero si tú puedes decirles y mostrarles por la Escritura que (lo cuál veremos en el mensaje de esta noche), que ellos tenían que ser cegados y ser cortados para que el espacio de tiempo Gentil pudiera venir, y que tuvieramos un tiempo de reconcilación para los Gentiles, y que sus corazones fueron endurecidos exáctamente igual como lo fue en el tiempo de José y los demás, y entonces traer a esos Judios a un lugar y llamar a esos hombres de la audiencia al igual que tú lo haces aquí con los Gentiles por la inspiración del Espíritu, pues ellos dicen; 'Si este Jesús, si El es el Mesías y tus palabras son verdad, entonces no está muerto, El está vivo. Y si El está vivo, El pro-metió estar en Sus, en Sus siervos, Sus discípulos. Y si nosotros podemos verlo hacer la señal de un Profeta, entonces creeremos que El es el Mesías.'... "Que cosa tan perfecta, exáctamente bien. ¿Entonces qué haría éso? Una nación nacería en un día entre los líderes. Cada uno de ellos diría: "Lo vemos. "Cuando un Rabí dice éso, queda establecido. Una nación nacería en un día. Israel nacería en un día.
153Y yo iba para allá y estaba en el Cairo, Egipto, con el boleto en mi mano, quince o veinte minutos antes del tiempo de salida. Y se estaban preparando para dar la llamada de salida. Y yo me dirijí para ver una piececita de ébano, un elefantito hecho de ébano con una trompa de marfil, el cual iba a enviar a un doctor amigo mio, el Doctor Sam Adair, para que lo usara como pisapapel. Y al estarlo mirando Algo me dijo: "Esta no es la hora todavia. No vayas a Palestina." Así que yo pensé, "solamente soy yo pensando éso." Y seguí.
154Y Algo me volvió a decir; "Esta no es la hora."
155Y salí y me fui detrás de un hangar y levanté mi rostro hacia Dios y dije: "¿Dios, fuiste Tú el que me estabas hablando?"
156Y El contestó: "Esta no es la hora. No vayas a Palestina. Este no es el tiempo." Entonces llevé mi boleto y lo cambié, y de allí pasé a Roma y regresé a Lisboa en Portugal, y de allí, regresé a los Estados Unidos.
157No era todavía la hora. La iniquidad de los Gentiles todavía no a llegado a su término, no a llenado hasta arriba la copa, pero algún día la llenará y Dios enviará a alguien allá a un profeta, y les probará a ellos... Yo confió que Dios lo levantará muy pronto, quién quiera que sea, que lo levante rápidamente. Yo creo que tiene que venir. Por éso es que estamos estudiando ésto. Estamos tan cerca...
158Y recuerde, ya para cuando los Judios reciben a Cristo, la Iglesia Gentil ya se ha ido. Entonces sobre los Gentiles son vertidas las plagas, la tribulación.
159Y porqué hombres, grandes maestros, que leen esta Biblia, enseñan que la Iglesia pasa por el período de tribulación cuando no hay una Escritura en la Biblia que lo diga. Ellos no tienen ningún respaldo.
160Un hombre, no hace mucho, me dijo; "La hermana McPherson enseñó que la Iglesia pasaría por la tribulación, porque durante ese tiempo nosotros seríamos luminarias." Entonces será Israel, y no los Gentiles. Los Gentiles, la Iglesia " ya se ha ido. Ellos no tienen que pasar por la tribulación. El dragón arrojó agua por su boca, (capítulo doce) e hizo la guerra con el remanente, las vírgenes fatuas, no la... La Iglesia verdadera ya se ha ido para entonces. Ella está en las Bodas de la Cena por ese espacio de tiempo que será durante la última semana. Y entonces es cuando la tribulación se establece, cuando las langostas y las persecuciones se levantan sobre las iglesias, y cosas como ésas. Y entonces al fin, en el capitulo Diecinueve, Ella regresa con Su Novio (Aleluya), el Rey de Reyes y Señor de Señores, su vestimenta está teñida en Sangre y las huestes celestiales cabalgando en caballos blancos con El. Ella viene a tomar su lugar en el Milenio. ¡Amén! ¡Oh! Bendito sea el Nombre, Bendito sea el Nombre, ¡Bendito sea el Nombre del Señor! Bendito sea el Nombre, Bendito sea el Nombre, ¡Bendito sea el Nombre del Señor! Jesús es el Nombre, Jesús es el Nombre, ¡Jesús es el Nombre del Señor! Jesús es el Nombre, Jesús es el Nombre, ¡Jesús es el Nombre del Señor! Magnifica el Nombre, Magnifica el Nombre, ¡Magnifica el Nombre del Señor! Magnifica el Nombre, Magnifica el Nombre, ¡Magnifica el Nombre del Señor!
161¿Cómo lo hace Ud.? Ud. lo hace grande en su vida. Ud. vive una vida tal que ellos pueden decir, "Es un siervo de Cristo". Así es cómo Ud. magnifica el Nombre, veamos. Oh, ¿No lo ama Ud.? ¡Oh Señor! Cantemos nuestro cantito: En un pesebre tiempo atrás, Yo sé que así pasó, Nació un niño para salvar al mundo. Y Juan lo vió en la playa, Al Cordero Eterno vió, (Ese Cordero con esos Siete Sellos, el Unico digno en el Cielo y en la tierra de tomarlo.)... En un pesebre tiempo atrás, Yo sé que así pasó, Nació un niño para salvar al mundo. Y Juan lo vió en la playa, Al Cordero Eterno vió, Bendito sea el Nombre del Señor. Oh, Bendito sea el Nombre, Bendito sea el Nombre, ¡Bendito sea el Nombre del Señor! Bendito sea el Nombre, Bendito sea el Nombre, ¡Bendito sea el Nombre del Señor!
162A mí me gusta adorar, ¿no le gusta a Ud.? Ahora, no venimos a la iglesia únicamente para oir un sermón; éso vá con ello, pero nosotros venimos a la iglesia a adorar, a adorar en el Espíritu y en Verdad. Nosotros hemos oído la Verdad; y ésa es la Palabra. ¿Vé? Ahora, el adorar, es expresarse Ud. mismo a El. ¿Vé? ¡Oh, yo amo a ese Hombre de Galilea! Danos un tonitito para cantarlo. ¿Lo sabes Teddy? Se me olvidó... Déjeme ver, déjeme ver, Oh, cuánto amo a ese Hombre de Galilea, de Galilea, Pues El por mí todo lo ha hecho. Perdonó todos mis pecados, Me dió Su Espíritu Santo. Oh, Cuánto amo a ese Hombre de Galilea. El publicano fue a orar, al templo un dia fue, Y clamó, "Señor, misericordia ten de mí." Se le perdonó el pecado, Y una paz profunda entró. Y exclamó, "A este Hombre de Galilea ven a ver." Oh, cuánto amo a ese Hombre, de Galilea, de Galilea, Pues El por mí todo lo ha hecho. Perdonó todos mis pecados, Me dió Su Espíritu Santo. Oh, cuánto amo a ese Hombre de Galilea. Al cojo El hizo andar, Al mudo El hizo hablar. Ese poder fue hablado con amor sobre la mar. Al ciego El hizo ver. Yo sé sólo podía ser, El poder del Hombre de Galilea. Oh, cuánto amo a ese Hombre de Galilea, de Galilea, Pues El por mí todo lo ha hecho. Perdonó todos mis pecados, Me dió Su Espíritu Santo. Oh, cuánto amo a ese Hombre de Galilea. Escuche ésto. A la mujer Samaritana Todos sus pecados dijo, Los cinco esposos que tenía en ese entonces. (Ese fue El.) Se le perdonó el pecado, ¡Y una profunda paz entró! Y exclamó, "A este Hombre de Galilea ven a ver." Oh, cuánto amo a ese Hombre de Galilea, de Galilea, Pues El por mí todo lo ha hecho. Perdonó todos mis pecados, Me dió Su Espíritu Santo. Oh, cuánto amo, a ese Hombre de Galilea. Yo lo amo, ¿Ud. también? Con todo mi corazón. ¿Ud. también? ¿No es El maravilloso? Maravilloso, maravilloso, Jesús es para mí. (¿Qué es El?) Consejero, Príncipe de Paz, Dios Todopoderoso. El me salva, y el me guarda de verguenza y pecado. Maravilloso es mi Redentor, Gloria a Su Nombre. Inclinemos nuestros rostros y pensemos en ésto. Perdido estaba más fui encontrado; Estoy sin condenación (Las naciones están quebrantándose, no importa.) Jesús dá libertad y salvación completa. El me salva, El me guarda, De verguenza y de pecado. Maravilloso es mi Redentor, Gloria a Su Nombre. Maravilloso, maravilloso, Jesús es para mí. Consejero, Príncipe de Paz, Dios Todopoderoso. El me salva y El me guarda De verguenza y pecado. Maravilloso es mi Redentor, Gloria a Su Nombre. ¡Oh, piense en ello! Perdido estaba más fui encontrado; Estoy sin condenación. Jesús dá libertad y salvación completa. El me salva (¿Qué hace El?) El me guarda De verguenza y de pecado (¡Léalo arriba!) Maravilloso es mi Redentor, Gloria a Su Nombre. ¡Ahora todos juntos! Maravilloso, maravilloso, Jesús es para mí. Consejero, Príncipe de Paz, Dios Todopoderoso El me salva, y El me guarda De Verguenza y pecado. Maravilloso es mi Redentor, Gloria a Su Nombre. Oh, cuánto amo a Cristo, (¡Gloria!) Oh, cuánto amo a Cristo, (¡Levante sus manos cántelo... Yo estoy esperando por El!) Oh, cuánto amo a Cristo, Porque El a mí me amó. Ahora, con sus manos levantadas, si lo decimos en verdad. Yo nunca lo dejaré, Yo nunca lo dejaré, Yo nunca lo dejaré, Porque El a mí me amó.
163¿Lo ama Ud.? Entonces Uds. tienen que amarse uno al otro. Porque si Ud. no ama aquellos a quienes Ud. vé, ¿cómo podrá Ud. amar a El a quién Ud. no ha visto? Tomémonos de la mano y cantemos: Oh, cuánto amo a Cristo, Oh, cuánto amo a Cristo, Oh, cuánto amo a Cristo, Porque El a mí me amó. Yo nunca (Levante sus manos a El.) lo dejaré. Yo nunca lo dejaré, Yo nunca lo dejaré, Porque El a mí me amó.
164Sólo piense El nos dió a conocer esta gran revelación. ¿No lo amamos? ¿No es El maravilloso? Cuán agradecidos estamos porque el Señor Jesús nunca nos desampará. "Yo estoy contigo siempre, hasta..." ¿Nos estamos gozando con las setenta semanas de Daniel? ¿Oh, no lo amamos? ¿Cómo lo hace El? Mi fe espera en Tí, Cordero, quién por mí Fuiste a la cruz; (Adórelo en su corazón.) Escucha mi oración, Dame Tu bendición, Llene mi corazón Tu santa Luz. A ruda lid iré, Y pruebas hallare, Mi guía se: (Guíame por ello, Señor) Librame de ansiedad, Guárdame en santidad, y por la eternidad te alabaré. (El Hermano Branham empieza a tararear-Ed.) Tu gracia en mi alma pon, Guarde mi corazón. Tu sumo amor. Tu Sangre carmesí, Diste en la cruz por mí; Que viva para Tí, con fiel ardor.
165Oh, Jesús, vemos que estamos acercándonos a algo. Isaías el profeta ha hablado de ésto; Jeremías habló de ésto. Daniel escudriñó hacia atrás y vió lo que ellos dijeron. Y causó que su corazón se conmoviera. El tornó su rostro hacia el Cielo; él ayunó en saco y en ceniza. El quería oir para así él poder advertir al pueblo.
166Señor, nosotros también vemos por los Libros, Tu Libro, el Libro de Isaías, el Libro de Jeremías, el Libro de Santiago, Juan, Lucas, Marcos, Mateo, el Libro de Revelación, todos Tus Libros, que estamos cerca del fin. Y nosotros hemos puesto nuestros rostros hacia el Cielo en oración, suplicando saber en dónde estamos viviendo, Señor. Empezamos a ver el amanecer. Y Señor venimos a Ti. Nuestra fe mira hacia Tí, hoy. Echando a un lado todo peso, todo pecado, toda pequeña incredulidad que pudiera fácilmente acecharnos, nos esforzamos hacia la marca de la soberana vocación, sabiendo que nuestro tiempo está limitado.
167Bendice a estas personas aquí, Señor. Ellos te aman. Ellos son Tuyos. Ellos han salido. Tú eres el Unico que estás dando revelación. Oramos para que Tú nos concedas estas cosas mientras esperamos en Tí.
168Danos una buena tarde de estudio, Señor. Danos entendimiento. Tráenos otra vez en esta noche, descansados. Señor, úngeme esta tarde. Y mientras estudio Señor, estas seis razones de la visita de Gabriel. Y Señor, si Gabriel vino y dió seis razones de su visita, nosotros debemos saber éso. Nosotros estudiamos por los Libros y sabemos que estamos cerca. Así que oramos para que Tú nos lo reveles a nosotros en esta noche.
169El próximo Domingo, Señor, Oh Dios, acomoda esos días allí. Yo no sé como pero Tú puedes traernos al tiempo correcto. Concédelo, Padre. Estamos esperando en Tí. Nos amamos el uno al otro y la Sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios, nos ha limpiado de todo pecado. Estamos dependiendo ahora en Ti. Ayúdanos mientras esperamos en Tí, Padre. Por Jesucristo nuestro Señor...