Photo

~ APOCALIPSIS CAPITULO CINCO 1 ~
1Muchas gracias, Hermano Neville. El Señor lo bendiga, mi hermano.
2Buenos días, amigos. Es una alegría esta mañana, un privilegio, o un gran privilegio, debería de decir, estar aquí de regreso en el tabernáculo de nuevo y tener este tiempo apartado para nuestra adoración matutina y compañerismo alrededor de la Palabra del Señor. Yo creo que se dijo en una ocasión: "Yo me alegré cuando ellos nos dijeron: 'A la casa de Jehová iremos"'. De estar con el Hermano Neville otra vez, mis buenos y preciosos amigos.
3Y yo creo que está un poquito frío, o un poquito caliente allá atrás. Y tenemos, yo creo, algunos abanicos que Uds. pueden usar con sus manos de esta manera. Eso ... si ... Tenemos los abanicos si Uds. tienen el motor, para mantenerlos en movimiento. 0 teníamos un montón por aquí alrededor, yo creo que todavía los tienen. Veo algunos usando himnarios o cualquier cosa. Y es un ... Una cosa por la cual estamos tratando de tener servicios, es para evitar esos lugares que son calientes que están-están en el futuro. Así que estamos ... Por esa razón estamos aquí esta mañana, para evitar esos lugares. Y sólo hay una cosa que puede hacer eso, esa es la Sangre de nuestro Señor Jesucristo la que hace eso.
4Y estaba muy contento de oír el buen reporte de la iglesia, de cómo ella está progresando, avanzando con el Señor, y cómo Dios está lidiando con Uds. en dones espirituales. Y yo estoy ciertamente muy agradecido con Dios por sus corazones sinceros con los que El puede lidiar, y confiando que El los mantendrá exactamente en el centro de ese Camino estrecho y angosto, para que Uds. no se vayan a mover ni a derecha o izquierda de El.
5Y quiero dar gracias al Hermano Colvin y a su hija, creo que ellos fueron, los que estaban aquí arriba hace unos momentos que cantaron esa alabanza, No Hay Lágrimas En El Cielo. Eso es hermoso. Yo ciertamente aprecio eso.
6Y así como el Hermano Neville dijo acerca de él y de mí hace muchos años, y puedo decir eso acerca del Hermano Colvin, nos hemos conocido por años. Y oírlo cantar esas antiguas alabanzas del Evangelio y criando a sus hijos en el camino del Señor, llena de júbilo en gran manera mi corazón. Hace que me regocije saber que Dios todavía tiene gente que lo ama y tiene cuidado de El. Y estamos agradecidos por eso.
7Ahora, desde que regresé, oigo que muchos han sido bautizados en la Fe, y estamos muy contentos por eso. Yo veo a mi buen amigo, el Hermano Elmer Gabehart allá atrás. Tengo entendido que él acaba de ser bautizado en la Fe, y ciertamente estoy agradecido por eso. Eso hace que todo nuestro viejo grupo de cacería allá en Kentucky esté casi listo para tomar ahora solamente el límite, ¿no es así?
8Yo recuerdo (y yo sé que Rodney me está escuchando en el cuarto de atrás, si él todavía está allá atrás, y Charlie está sentado enfrente de mí), cuando solíamos ir allá. A todos los muchachos les gustaba: "Bueno, son ardillas", ellos tomaban algunas adicionales si las podían hallar. Pero hablé con ellos que eso no estaba bien. Así que ahora que casi hay todo un grupo convertido así que creo que tendremos que movernos al siguiente condado y ponerlos en línea allá. Eso estaría bien.
9Así que yo algunas veces miro, como todo ministro, el camino que uno ha caminado, y me pregunto acerca de-de las cosas, que si-si uno ha sembrado la Simiente.
10Muchos de Uds. están bien familiarizados con Johnny Appleseed de América. Pues, había también un-un hombre en Suecia que era considerado algo así, él sembró flores. Y ellos dicen que es por eso que ellos tienen tantas flores bonitas en Suecia ahora, y porque ellos sembraron las semillas de la flor, en dondequiera que él podía encontrar un pedazo de tierra en que las semillas pudieran crecer. El amaba las flores así que el esparció las semillas alrededor. El se ha ido pero sus flores todavía viven. Y partiendo dejar detrás de nosotros Huellas en las arenas del tiempo; Huellas, que quizás otro, Mientras navega sobre el solemne mar de la vida, Un desanimado y naufragado hermano, Viendo, tome ánimo de nuevo.
11Y eso es lo que a todos nosotros nos gusta ver, que algo que hicimos cause que otros se-se beneficien por lo que hemos hecho.
12Hace algunos días estaba yo sentado, hablándole a mi amiguito fiel aquí en la ciudad, un doctor en medicina, Sam Adair. Y él dijo: "¿Cómo estás, Bill?"
13Y yo dije: "Oh, bastante bien, me supongo, Doc". Yo dije: "¿Y Ud.? "
14Y él dijo: "Oh, muchos pacientes". Dijo: "Tuve quince reconocimientos esta tarde".
15Yo dije: "Bueno, eso es bueno mientras sólo sean reconocimientos y no encuentre nada malo". Y dije: "Sabe, el,.." Nos pusimos a hablar acerca de cuando éramos muchachos. Y yo dije: "Bueno, Doc, yo no sé cuánto tiempo voy a estar aquí. Ambos estamos en nuestros cincuenta". Y él dijo: "Eso es verdad, Bill".
16Y yo dije: "Pero todos estos años, como treinta y un años de ministerio ahora, yo he mantenido mi corazón preparado para esa hora cuando El venga. Así que no importa cuándo venga El". Así que él dijo: "Eso es verdad". Yo dije: "El gozo más grande que yo tengo es vivir para otros ".
17Y él dijo: "Eso es lo que la vida ... hace la vida real, es cuando uno ... no lo que uno puede hacer o lograr para uno mismo, pero lo que uno puede hacer para otros".
18¿Ven?, eso es cuando uno realmente está viviendo. Y si sucede que hay alguien entre nosotros que nunca ha hecho eso, tratar de vivir por alguien más, inténtelo, y Ud. verá cuánto más tiene la vida para Ud., cuando Ud. no vive por lo que Ud. mismo puede obtener de la vida, sino por lo que Ud. le puede dar a alguien más en la vida. Y Ud. encontrará que eso es de más bendición que las riquezas o cualquier cosa de ... de la que se pueda pensar. Es lo que Ud. puede hacer por alguien más, para hacer las cargas de la vida ... Lo cual, la vida en sí misma es una carga. Y eso la hará un poquito más liviana para alguien más. Ud. simplemente no conoce el gozo a menos que Ud. lo haya intentado alguna vez, de hacer algo por alguien más.
19Y luego eso me hace pensar de los treinta y un años (pronto serán), de ministerio para el Señor. Y yo supongo que todo hombre piensa sobre el momento cuando él tiene que llegar a su último servicio y llegar a su última hora, y mirar hacia atrás por el camino y ver lo que se ha llevado a cabo, ver lo que pasó: "¿Has hecho algo?" Y como acabo de decir, lo que cuenta es lo que uno hace por otros.
20Yo con frecuencia me pregunto cómo será cuando llegue al final de mi camino, lo cual ninguno de nosotros sabemos qué momento será ese. Así que, yo estaba pensando mirando el sendero por donde he venido por la vida y he visto las diferentes colinas y zarzales y rocas y lugares difíciles y caminos planos, y lo que yo hice en esa clase de tiempos. Todo eso se va a presentar uno de estos días en la hora de mi partida. Y hará eso en cada uno de nosotros. Todos nosotros vamos a estar seguros de eso, que se va a-se va a presentar a cada uno cuando ese tiempo venga.
21Y eso me trae o me guía a decir algo que yo preferiría correr que decirlo. Me guía a decir algo que yo ... Me destroza el corazón hasta lo último el decirlo, pero lo que yo digo estoy forzado a decirlo, sabiendo que esto está siendo grabado y el mundo lo va oír, pero yo he dejado el ministerio por una-una causa por la cual siento mucho que tengo que dejarlo. Y tal vez muchos de Uds. lo han oído, estoy cerrando mi oficina, y demás, y estoy dejando el campo.
22Yo no sé a dónde me guiará nuestro Señor, y de eso yo no tengo control, o lo que El me tenga para que yo lo haga. Pero yo estoy pensando en el final del camino a donde yo debo de llegar. Y a lo largo de las jornadas de la vida yo he cometido tantos errores, los cuales siento mucho de todo corazón, por causa de que, yo supongo, siendo humano y en debilidad y demás, causa que una persona haga cosas o diga cosas que ... y aun actuar en una forma que ellos no quisieran actuar de otra manera. Pero existiendo la debilidad de un ser humano, pues, nosotros nosotros tenemos esos tiempos. Pero hay...
23Si hay algo que ha estado en mi corazón hacer, es oír esas Palabras de nuestro Señor Jesús al final de esta jornada, decir: "Fue bien hecho, Mi buen y fiel siervo". Y muchas ocasiones he dicho que me gustaría haber estado allí parado cuando El dijo: "Venid a Mí"; pero yo sí deseaba oírlo decir: "Bien hecho". Que yo no oí la Voz, originalmente, decir: "Venid a Mí", allá en los tiempos en que se escribió la Biblia; pero yo sí deseo oírlo decir: "Bien hecho".
24Y si algo yo siempre deseé ser, y los deseos de mi corazón ser, fue ser un verdadero siervo de Jesucristo, mi Señor y Salvador. Yo quiero que mi testimonio sea limpio, bien definido, que yo me paré, con todos mis errores yo sin embargo lo amé con todo mi corazón. Y yo hago eso esta mañana con todo mi corazón.
25Y, debido a eso, me obliga a decir que dejo el ministerio, porque hay algo que surgió entre la gente que me ha hecho hacerlo, eso es, que yo he sido quitado de mi posición de "un ministro" o "un hermano" y he sido llamado Jesucristo, y así llamado ... y eso me marcaría como un anticristo. Y yo me encontraré con Dios como un cobarde antes de encontrarme con El como un anticristo para quitarle a El.
26Yo escuché de eso hace unos-unos años y yo pensé que era una broma. Y conocí a un par de hermanos, (lo cual no veo a ni uno de ellos en la reunión esta mañana), dos o tres de ellos en una ocasión en un viaje de pesca, y ellos me abordaron con el tema diciendo: "Hermano Branham, ¿no es Ud. el Mesías ungido, el Cristo?"
27Y yo puse mis brazos sobre el cuello de ambos hermanos y de todos ellos, y dije: "Hermanos, tanto como he tratado de ser un verdadero siervo de Cristo, yo no quisiera que Uds. dijeran una cosa como esa. Y si alguna vez eso se dijera de mí, entonces yo dejaré el campo con una conciencia limpia, y Uds. quienes hacen eso serán responsables por toda alma que yo hubiera salvado durante ese tiempo; ¿ven?, por sacarme del campo". Y yo pensé que eso lo terminó.
28Y lo oí unas cuantas veces más. Pero no fue así. Y el otro día en Canadá un hermano me mostró una tarjetita de una cosa que él ha traído en su bolsillo, decía: "William Branham es nuestro Señor", bautizando en el nombre de William Branham. Y un pequeño ... un precioso ... Si hubiera sido un enemigo, si hubiera sido mi enemigo yo hubiera sabido que era una broma. Pero un precioso y amado hermano llegó para confesar sus pecados y sus errores y expresar su fe en mí como si fuera Jesucristo.
29Y tengo cartas en casa, y llamadas desde Chicago y diferentes lugares, preguntándome si yo creo ese dogma.
30Y tengo toda clase de cartas que han llegado en los últimos días, y llamadas de diferentes lugares, así que ... diciendo que yo era Cristo. ¡Hermanos, esa es una mentira horrible, vergonzosa, impía del Diablo! ¿Ven? ¿Ven?, yo soy su hermano. Ahora, eso correría a cualquier persona del campo. Eso haría que cualquiera que ama a Cristo huya de la misma cosa.
31Yo acudí al Señor aquí no hace mucho tiempo, cuando lo oí por primera vez, hace como un año. Y entonces yo acudí al Señor y El me refirió a la Escritura que cuando Juan salió predicando, que ellos no habían tenido un profeta en la tierra por tantos años, al grado que eso haría ... todos ellos estaban maravillados en sus corazones, pensando que tal vez Juan era el Mesías. Así que entonces yo ... Juan, ellos fueron y le preguntaron y él dijo que él no era. Uds. lean eso en Lucas el capítulo 3, el versículo 15. Y así que entonces ... Pero, eso como que se apaciguó, así que yo lo dejé de esa manera.
32Pero entonces cuando eso llegó a esto, entonces yo supe que algo debía de hacerse. Y yo digo esto, que las visiones y el Ángel del Señor que apareció en el río, si este es mi último mensaje o la última cosa para la iglesia, para el mundo: "Esas cosas son Verdad, en cuanto al Ángel del Señor".
33Y yo permanecí quieto si la gente me llamaba profeta muchas veces, porque un profeta en el testamento Inglés es sólo "un predicador, un profetizador, uno que predice la Palabra", y demás. Yo pudiera tolerar eso porque uno pudiera hacer eso a un lado; pero cuando se trata de ser llamado "Cristo Ungido", o algo, eso fue demasiado para mí. Así que yo no pude soportar eso.
34Y así que entonces como ... Yo vengo ... Después de dejar la reunión en Canadá, yo me di cuenta que allá arriba con los Esquimales o los Indios allá arriba, se había difundido entre ellos.
35Y así que eso me despedazó todo. Y el viaje de cacería que había planeado por tanto tiempo, no pude tomarlo. Tenía temor de un accidente de cacería, si Uds. entienden lo que quiero decir. Me puse tan tembloroso, peor de lo que estoy aquí parado ahora. Y yo no pude soportarlo más, pensar que treinta y un años de ministerio se fueron por el desaguadero del Diablo, a la ... Cuando me vaya, ¿qué dirán ellos? "Allí está él, eso es exactamente lo que era"; y toda la influencia que yo tenía sobre la gente, entonces ven Uds. dónde estaría, yo sería un anticristo. ¡Y yo no pude soportarlo!
36Yo pensé: "Yo preferiría morir aquí en el bosque, como que me caí sobre mi rifle o algo, que. . . " Y yo miré que yo estaba. . Entonces pensé acerca de mi pequeño José, y demás, que tenían que ser criados. Y yo no estaba en condición para cazar, así que dejé el bosque y vine a casa.
37Y yo he estado cuatro ... como ocho o diez días, en tal apuro que yo sólo ... yo pensé que estaba perdiendo mi mente. Y les pedí a todos que se mantuvieran lejos de mí y me dejaran solo, porque estoy en tal apuro y nervioso y turbado y todo hecho pedazos.
38Y yo me preguntaba; si hubiera sido algún enemigo mío, hubiera estado bien, pero yo solamente me hubiera reído de eso y hubiera seguido adelante; pero cuando resultó ser hermanos preciosos, hermanas preciosas, entonces eso es lo que me dolió. Y yo dije: "Señor, la gra-. . la cosa es muy grande para mí, tendré que irme y dejarlo en Tus manos. Yo-yo no sé qué otra cosa hacer".
39Hace algunas noches, para aclararlo, tuve una-una visitación del Señor. Y yo vi unos preciosos, mimando a una serpiente la cual era amarilla y negra, y diciéndome todo el tiempo, y-y la cosa me hirió en la pierna. Pero la sangre estaba tan rica que no hizo efecto en mí. Y yo miré hacia abajo, y allí es donde había sido mordido antes. Y me di vuelta rápidamente con un rifle y le disparé a la-la cosa, y le pegó en el mero centro de la cosa.
40Y un hermano dijo ... Y me di vuelta con mi rifle para dispararle a su cabeza, y él dijo: "No hagas eso, solamente recoge la vara que está allí a tu lado". Y cuando yo di mi espalda para recoger la vara, meneándose se metió en un poco de agua, un pequeño charco de agua.
41Y yo dije: "Bueno, no puede hacer daño por mucho tiempo más ahora porque yo creo que el hermano se da cuenta (los hermanos), lo que iba a suceder". Yo dije: "Va a ... Está mortalmente herida, así que va a morir".
42Y yo le pregunté a muchos de mis miembros de mi iglesia aquí ... en este tabernáculo con el Hermano Neville y yo, que han estado viniendo a mí con esa misma pregunta. Hermanos, hermanas, ¿no he tratado yo de ser un verdadero siervo de Cristo delante de Uds.? ¿No he tratado yo de ser su hermano?
43Ahora, sea lo que sea, es un espíritu en gente preciosa. Mucha gente me ha preguntado eso. Pero es-es un espíritu, pero yo espero que hoy reciba una herida mortal y muera rápidamente para que yo pueda regresar al ministerio. Hasta entonces, yo le pediré a cada uno de Uds., oren por mí. Yo no sé qué voy a hacer. Mi lugar está en venta. Y yo no lo puedo soportar, si yo-yo-yo me quedo por aquí, me voy a volver completamente loco. Y yo estoy ... Yo les pido que oren por mí.
44Y, recuerden, si Uds. han creído alguna vez, si Uds. han creído alguna vez que soy un siervo de Cristo, recuerden: "¡Eso es un error! ¡Es falso!" ¡ASÍ DICE EL SEÑOR! "¡Está errado! ¡No tengan nada que ver con eso!" Yo soy su hermano. Inclinemos nuestros rostros.
45Padre Celestial, mi carne está temblando, mis manos están apretándose, mis dedos de los pies están encogidos en mis zapatos. Oh Dios, sé misericordioso. ¿Qué he hecho alguna vez, Señor, para merecer esto? Yo ruego que Tú seas misericordioso conmigo, Señor, y con todos. Y allá con esa gente preciosa y amada, que ellos vean su error y lo que han hecho, Señor, para romper el corazón de su hermano y para ... no solamente a su hermano, sino a nuestro Salvador, a nuestro Padre Celestial. Yo ruego que Tú nos perdones nuestros errores, Señor. Permite que la santa Sangre de Cristo ahora junte nuestros seres, Señor, y sea bendita la Unión que une nuestros corazones en amor Cristiano y compañerismo.
46Dios, que el enemigo que ha abordado a nuestros hermanos y nuestras hermanas, que reciba una herida mortal para que ya no pueda existir, que se muera, Señor. Cuando Tú hagas eso, Padre, yo regresaré al campo otra vez. Pero hasta entonces, Señor, yo soy Tu siervo que tiene roto el corazón, esperando, esperando. Está más allá de cualquier cosa que yo pudiera hacer. Con lágrimas y con llanto y con persuasión yo traté, Señor, duro (Tú conoces mi corazón), de pararlo antes de que llegara tan lejos, pero fue más allá de cualquier cosa que yo pudiera hacer. Así que Padre, yo lo encomiendo en Tus Manos desde este púlpito de donde he predicado por todos estos años. Yo lo encomiendo en Tu Mano.
47Ahora Tú encárgate de eso, Padre, en Tu propia manera Divina. Y cuando todo haya terminado y todo haya acabado, entonces Tu siervo regresará. Hasta entonces yo estaré esperando oír de Ti, Señor.
48Bendícenos ahora y danos un gran servicio hoy; pues estamos aquí no solamente para esto, pero sólo para aclararlo, públicamente, ante el mundo. Para que puedan saber, Padre, que yo te amo y te creo y me he parado por Ti, y-y quiero. Si tengo que irme, permíteme irme, Señor, con un corazón limpio y un testimonio verdadero de que yo te creí y confié en Ti, concédelo. Y yo te alabaré y te daré gloria por todas las edades que están por venir a través de Jesucristo. Amén.
49Ahora, en las Escrituras, abramos en la Biblia al ... Yo pensé que esta mañana sería una cosa buena, si al Hermano Neville no le importa, sólo continuar por unos minutos en...
50Ahora yo ... No me permitan oírlo una vez más que se mencione entre ninguno de Uds. Sólo oren y manténganlo fuera, apártenlo. ¿Ven? Yo no ... Yo-yo tengo-yo tengo cincuenta y dos años de edad, pero yo pienso que quizás, si Dios me guarda, me queda un poquito de vida, y yo quiero gastar cada onza de mi tiempo para Cristo. Así que, recuerden, me estoy retirando porque se me obliga a hacerlo.
51Ahora en el Libro de Apocalipsis, en el capítulo 4 donde nos quedamos el otro día cuando estábamos en el estudio. Apocalipsis, el capítulo 4, creo, en la última parte del versículo ... del capítulo. Bueno, ¿a cuántos les gusta Apocalipsis? ¡Maravilloso! Ahora, creo que terminamos en el-en el capítulo 5, ¿no es así? Terminamos en el capítulo 4, los cuatro Seres vivientes. Ahora, abordemos la Palabra ahora, olvidando esas cosas que están en el pasado.
52Padre, Dios, Tú ayúdanos ahora puesto que estamos nerviosos, pero si abordamos la Palabra, olvidando aquello que está en el pasado, proseguimos a la meta del supremo llamamiento, supremo llamamiento del ministerio para ser un siervo de Cristo. Danos la Palabra esta mañana y alimenta nuestras almas hambrientas, pues estamos anhelando, Señor, y esperando esa preciosa unción del Espíritu Santo. Ven entre nosotros, Señor, perdonando nuestros pecados y delitos y permitiéndonos ser Tus siervos. Porque te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
53Ahora, tomamos las edades de la iglesia, las últimas Siete Edades de la Iglesia. Y entonces, ahora, yo creo que algunos de ellos están tratando de ... van a escribir esto, las edades de la iglesia. Luego entramos en el capítulo 4 del Libro de La Revelación de ... ¿Qué es esto? La Revelación de Jesucristo. La Revelación, llamado en Latín, el Apocalipsis, lo cual significa "ser revelado, quitando la-la cubierta de, mostrar, exponer", sacar a luz la revelación de Jesucristo el cual Era, Es, y que Ha de venir, la Raíz y Linaje de David.
54Ahora en el capítulo 4, nos damos cuenta que Juan fue arrebatado al Cielo después de que él había visto las edades de la iglesia. Sólo estoy poniendo una pequeña base ahora, y luego vamos a...
55Tal vez sea mejor leer unos cuantos versículos del capítulo 5, y entonces comenzaremos directamente con la base. Y vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito por dentro y ... fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Y lloraba yo ... porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni... leerlo, ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de-de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Y miré, y vi que en medio del trono y... los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Esos son los primeros siete versículos.
56Ahora, ahora en el capítulo 3 de Apocalipsis, encontramos el final de la Edad de la Iglesia, la cual terminó con la de Laodicea, la edad de la iglesia tibia. Luego nos damos cuenta que, inmediatamente después de eso, Juan fue arrebatado en el Espíritu, al Cielo. Y él vio cosas que eran, y habrían de venir, y cosas que habían sido. Ahora, nos damos cuenta, que la iglesia ya no aparece hasta el capítulo 19 de Apocalipsis, entonces ella regresa con su Señor, gloriosamente lavada en la Sangre.
57Ahora, en esta última cita, para una pequeña base para establecer dónde está Juan ahora, nos dimos cuenta que en el último mensaje ... Yo estaba repasándolo brevemente ayer, algo del contexto del cual yo había hablado. Y Juan fue llevado arriba al Cielo y vio esas cosas. Y yo había notado allí que El me había dado una revelación, que ... Uds. saben, después de Su resurrección muchos estaban con El, y algunos dijeron: "¿Qué le va a suceder a este hombre que está recostado sobre Tu pecho (Juan)? "
58Jesús se volvió y dijo: "¿Qué a ti si él queda hasta que Yo venga?" Así que El nunca...
59Entonces salió una doctrina. ¿Ven qué fácil puede empezar? Allí salió una doctrina que-que "Juan no iba a morir hasta que él viera a Jesús venir, hasta la Segunda Venida". La Biblia dice que hubo una doctrina que salió de eso.
60Sin embargo, Jesús nunca lo dijo de esa manera. El dijo: "¿Qué a ti si él queda hasta que Yo venga?"
61Ahora, nos damos cuenta que él fue levantado a los cielos y miró desde ese momento hasta la venida del Señor, como si él hubiera estado allí y lo viera todo suceder. Juan mismo no vivió ... El vivió hasta los noventa y tantos años de edad, y luego murió de-de muerte natural (el único de los apóstoles), después de venir de su exilio de la Isla de Patmos.
62Ahora, hay un punto sobresaliente que yo pudiera ... (Yo pienso que quitaron mi ... la pizarra.) Pero a mí me gustaría enfatizar sobre él un poquito antes de que toquemos esta cosa vital. ¡Oh, esto es glorioso! Es un capítulo, maravilloso, maravilloso.
63Y luego el siguiente capítulo empieza con la apertura de estos sellos. ¡Oh, hermano! Y entonces tenemos que brincar de allí e ir a diferentes lugares en la Biblia, para tomar estos sellos cuando se abrieron y cuáles son los misterios de ellos. ¡Oh, son gloriosos, ricos con vitaminas espirituales!
64Ahora, vemos que, una de las grandes cosas sobresalientes a las cuales me gustaría llamar su atención, fueron los Seres vivientes (de la última parte del capítulo 4), que Juan vio vigilando esa arca del pacto. ¿Recuerdan Uds. cómo estaban ellos colocados así como Israel en su marcha? Ellos tenían, ahora, en... Había un rostro del Ser viviente. Y nos dimos cuenta que estos Seres no eran Ángeles, ni tampoco eran hombres. Ellos eran Querubines. Y los encontramos en el Antiguo Testamento con el arca. Los encontramos en el Nuevo Testamento. Y luego los encontramos de nuevo en la Venida del Señor, Querubines protegiendo el propiciatorio.
65El propiciatorio al cual nadie podía acercarse a menos que hubiera una expiación allí para esa persona, la única manera que el santuario ... Cuando fue rociado con la sangre, entonces llegó a ser un propiciatorio. Pero después de que la sangre fue quitada, entonces llegó a ser un tribunal.
66Y, oh, hermano, nadie pudiera soportar los juicios de Dios. Lo único que nosotros podemos buscar es misericordia, no juicio, no justicia-justicia. Nosotros no podemos acercarnos a Su justicia; porque, Su justicia, El tendrá que cumplir Su Palabra; y cumpliendo Su Palabra: "El día que de él comieres, ese día morirás". ¿Quién querría justicia? Yo no quiero justicia. Yo pido misericordia. Oh, que la misericordia de Dios... ¡Y el propiciatorio ha sido rociado!
67Pero hubo un tiempo de la limpieza del santuario, cuando era un tribunal mientras la sangre no estaba en el propiciatorio.
68Ahora, estamos acercándonos a ese tiempo ahora. Estamos ahora acercándonos, en esta edad, a una limpieza del santuario y a los juicios cayendo sobre la tierra. ¿Ven? Mientras la Sangre esté allí, Dios no puede destruir la tierra; mientras la Sangre esté allí, nadie es un pecador delante de Dios. Todos están bien, porque hay una Expiación para todos. Pero si Ud. falla en aceptar esa Expiación y entrar en Su Presencia, entonces Ud. es un pecador, Ud. está más allá de esa misericordia. Entonces Ud. mismo se ha juzgado. Pero ahora mientras hay misericordia... Pero cuando la limpieza del santuario viene, la Sangre se quita del propiciatorio y entonces la ira de Dios cae sobre la tierra. ¡Oh, hermano! Que Dios sea misericordioso con nosotros, que no seamos encontrados en ese día sin las misericordias de Dios.
69Ahora, nosotros vemos allí ... Trataré como de espiritualizarlo aquí, o dibujárselos por medio de mi mano, que había cuatro esquinas de la manera que Israel acampaba. Ellos ponían el-el arca en el centro, y en los cuatro lados de la tienda habían tres tribus de Israel, y tres cuatros son doce, o cuatro tres, mejor dicho, doce. Y cada tres tenían una cabeza. Y cada cabeza de la tribu...
70Uno de ellos era Rubén, él siempre acampaba al-al sur. El era la cabeza de hombre. Y Efraín, estaba al oeste, con tres tribus, él era el-el buey. El ... Luego en el este estaba Judá, el cual es el león. Y en el norte estaba Dan, el cual era el águila. Ahora fíjense. ¿Los recuerdan? Todos Uds. los recuerdan bien, como los habíamos dibujado: el águila, y el buey, y el-el hombre, y el león.
71Ahora, Uds. se dan cuenta que, Judá guarda la puerta del este. Y Cristo es el León de la tribu de Judá. El descenderá de los cielos del este, va a entrar por medio de la puerta. El viene de la puerta del este de la tribu de Judá. Y El es el León de la tribu de Judá.
72Y nos damos cuenta, en nuestro mensaje que está saliendo esta mañana, que El todavía es proclamado "El León de la tribu de Judá, la Raíz, el principio mismo de David". David era el rey, Eternamente. Y Cristo se sienta en el trono de David en el Milenio, el cual es Rey Eterno. "Jamás habrá uno que falte a David" ¡Aleluya! "¡Jamás faltará uno a David!" Dios prometió eso, dijo: "Nunca faltará ninguno a David, ni uno".
73Uds. dicen: "¿Qué de hoy, dónde están esos jueces Judíos?"
74El todavía tiene la Simiente, Cristo es su Hijo de acuerdo a la carne. Allí una vez dijo: "A David no le faltará". Eso es correcto. Y Cristo es ese León de la tribu de Judá de la cual surgió David.
75Ahora, nos damos cuenta que ellos eran los guardias del propiciatorio. Ellos vigilaban el propiciatorio. Nada venía a él, tenía que cruzar por encima de las tribus primero antes de que pudiera llegar al propiciatorio. Cada hombre estaba dispuesto a dar su vida, todo Israelita en el campamento moría antes de que algo pudiera entrar en ese campamento allá y tomar ese propiciatorio. Y ahora nos damos cuenta que ese era el orden del Antiguo Testamento.
76Y en el orden del Nuevo Testamento encontramos lo mismo, que estaba protegido, el propiciatorio. ¡Oh, espero que lo capten! El propiciatorio todavía está protegido, todavía tiene los guardias. Y nos dimos cuenta que esos guardias son Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, protegiendo el Libro de los Hechos, los hechos del Espíritu Santo hechos entre los apóstoles, el cual es el-el Libro de los Hechos del Nuevo-del Nuevo Testamento. Y los cuatro escritores de los Evangelios, Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, todos protegen ese propiciatorio para mostrar que es Dios, el Espíritu Santo hoy. Cada Escritura, Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, cada uno respaldará el verdadero Evangelio del Señor Jesucristo y los hechos del Espíritu Santo.
77Ahora, cuando pasamos más allá de Eso entonces eso no es. ¡Pero Eso respalda el verdadero Mensaje! Como nos damos cuenta en Hechos 2:38, donde: "Arrepentios, y bautícense en el Nombre de Jesucristo para la remisión de vuestros pecados".
78Y hoy ellos adoptaron el Nombre de "Padre, Hijo, y Espíritu Santo" para ser bautizados. ¡No hay Escritura para eso! No hay base. No hay-no hay nada que proteja eso, ¡ni una sola cosa! Uds. dicen: "Mateo lo dijo". ¡Mateo lo protegió, Mateo 28! 1:18 dice: El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. Aconteció todo esto Mientras José su marido ... (mejor dicho), como era justo, ... no queriendo infamarla, quiso-quiso dejarla en secreto, de esta manera. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
79Entonces, el Espíritu Santo y Dios el Padre es la misma Persona o El tuvo dos padres. ¿Ven? ¡Así que Uds. ven! Y dará a luz un niño, ... llamarás su nombre Jesús,... ... y esto aconteció para que se cumpliese ... dicho por profeta,...
80Dios estaría con nosotros, llamado Emanuel, el cual es Dios, Padre, Hijo, y Espíritu Santo, en un Nombre (Jesucristo), el cual protege esa puerta contra el error.
81Hace unos días en Chicago, delante de una asociación ministerial de Chicago, gran Chicago ... Yo sabía ... El Espíritu Santo me levantó en la noche y me dijo: "Párate junto a la ventana". Dijo: "Hay un grupo de ministros y ellos están preparando un desayuno para ti". Dijo: "Ten cuidado, ellos te van a atacar sobre esto".
82Yo dije: "Gracias, Señor". El me mostró dónde iba a ser preparado.
83Y yo fui y le dije a algunos ministros, al Hermano Carlson y al Hermano Tommy Hicks, como iba a ser. Yo dije: "El lugar que Uds. ordenaron, no va a ser así. Vamos a estar en otro lugar". Les dije cómo estaría sentado el Doctor Meade; cómo iba a entrar un hombre de color, se sentaría de esta manera; y todo al respecto.
84Entonces esa mañana dijeron ... Mi hijo me dijo, él dijo: "¿Papá, vas a ir allá a meterte en ese lío?"
85Yo dije: "Yo no voy a discutir. Yo voy allá ungido con el Espíritu Santo, con una Palabra de Dios que protegerá ese propiciatorio, y mientras El esté allí".
86Así que cuando llegamos allá, antes de que ellos tuvieran una oportunidad de preguntar una sola cosa, el Espíritu Santo me habló, dijo: "Ahora es el tiempo de decirlo".
87Yo dije: "Yo sé por qué están Uds. aquí". Y yo dije: "Ahora, Hermano Hicks, y Ud. Hermano Carlson, el cabeza de los Hombres de Negocios Cristianos", yo dije, "¿no está todo exactamente de la manera que el Espíritu Santo me lo dijo anteayer? ¿Que Uds. no conseguirían ese cuarto, que estaríamos aquí?" Y ellos apenas lo consiguieron esa mañana. Y yo dije: "Ahora miren, todos están colocados de la manera que El dijo que sería". Yo dije: "La cosa sobre la cual Uds. me quieren abordar es sobre el Nombre de Jesucristo para el bautismo".
88Y cuando nosotros ... El Espíritu Santo empezó a tomar la Palabra de Dios y revelarla e interpretarla de esa manera, cuando todo ese montón de ministros trinitarios sentados allí, alcanzándose debajo de la mesa y dándose las manos los unos a los otros y lágrimas corriendo por sus mejillas. Y yo entiendo que setenta y dos de ellos van a venir aquí a este tabernáculo para que yo los bautice en el Nombre de Jesucristo.
89El propiciatorio está protegido, ¿ven?, el Espíritu Santo protegiendo el propiciatorio. Debemos mantenerlo exactamente ... Permitan que esa Palabra de Dios ... esos grandes mensajeros sentados allí, Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, que respaldan todo hecho de ese Nuevo Testamento.
90Y ahora, ahora, eso es exactamente lo que dije en la primera parte del mensaje de esta mañana, mantengámoslo allí mismo protegido por el Evangelio ... ? ... ¿Ven? Mantengámoslo allí mismo donde los Evangelios lo van a proteger.
91Ahora, nos damos cuenta allí, ellos estaban protegiendo el propiciatorio de Dios en el Antiguo Testamento; y allí, Mateo, Marcos, Lucas, Juan, todos ellos. Y aun el León de la tribu de Judá puso Su Vida para proteger ese propiciatorio, permitió que fuera rociado con Su propia Sangre. Y allí está El esta mañana, hoy, el gran Conquistador el cual descenderá del este algún día y nosotros lo veremos.
92Ahora, abramos rápidamente, porque yo sé que hay un servicio bautismal. ¿Qué es este Libro sellado con siete sellos? ¡Oh, qué gran cosa! ¿Se fijaron cómo dice aquí: "Eran siete sellos en la parte de atrás del Libro"? Es algo ... Oh, que Dios nos ayude ahora y nos dé valor, y quizás tarde o temprano yo pueda dárselos a Uds. Miren, esto no está escrito en la Palabra, está sellado en la parte de atrás de la Palabra. El Libro estaba sellado por estos siete sellos. Todo el misterio del Libro, está sellado en estos siete sellos. Este es uno de los más grandiosos capítulos en todo el Libro de Apocalipsis. Miren: Y vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito por dentro y... escrito por dentro (adentro) ... escrito (eso es lo que estamos leyendo esta mañana) ... y ... fuera, sellado con siete sellos. Fuera de la Biblia, lo que la Biblia ni siquiera dice, está sellado aquí adentro con siete sellos (los misterios de Dios).
93Ahora, ¿qué es? Ahora, fíjense. Un sello representa un producto terminado, algo que ya ha sido probado, probado, y luego sellado. ¿Donde está... ? Nosotros tenemos las Arras de nuestra salvación ahora al estar sellados con el Espíritu Santo. Esas son las Arras de nuestra salvación.
94Regresemos sólo un momento. Yo-yo tengo una Escritura anotada aquí, varias de ellas, yo no ... no vamos a tener tiempo de llegar a todas. Pero regresemos a Efesios, sólo un momento, y leamos el ... en el capítulo 1 de Efesios, para que Uds. puedan captar el verdadero significado. Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos... que están en Efeso:
95Y, recuerden, Juan hizo que esta carta fuera dirigida a los Efesios, a Efeso y a los fieles en Cristo, a los que Pablo les había predicado y criado, nutrido con el Evangelio. y fieles en Cristo... Efeso (esos son aquellos que ya están en Cristo)...
96¿Cómo entramos en Cristo? "Por un solo Espíritu somos todos bautizados en un Cuerpo", el cual es el Cuerpo de Cristo. Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y ... el Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo Jesús,
97¡Piensen en eso ahora! El nos ha bendecido con toda gracia celestial, bendiciones, mientras nos reunimos en Cristo Jesús (como los creyentes, la Iglesia elegida, llamada fuera, apartada). El nos ha sellado adentro con Su Espíritu Santo, y ahora está revelándonos todas las cosas que están en el futuro para nosotros. Ahora hemos llegado hasta los siete sellos. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha... En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según su propio afecto...
98¡Qué hermoso pensamiento es éste! Sigamos leyendo sólo un momento. Quiero llegar aquí abajo especialmente al versículo 12, y 13, 14: A fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en El. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, y el evangelio de vuestra salvación, ... habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,
99"Después de que creísteis". Oh, mi hermano Bautista, ¿cómo podría Ud. decir que Eso no es así? ¿Ud. dice que Ud. recibe el Espíritu Santo cuando Ud. cree? Dijo: "Después de que Ud. cree entonces Ud. fue sellado con el Espíritu Santo de la promesa". Fíjense: Que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
100Ahora, nos damos cuenta entonces que un sello significa que ,¿es una cosa terminada con Dios, ya está resuelta". Y todo creyente estaba sellado con esta promesa desde el mismo principio, porque antes de la fundación del mundo estábamos predestinados para ser adoptados hijos. ¡Antes de que el mundo comenzara! Oh, qué esperanza que nos hace descansar firmes y seguros, un ancla para el alma que no es llevada aquí y allá sino anclada en Cristo, una esperanza que es segura. "Nos predestinó antes de la fundación del mundo, para ser adoptados hijos por medio de Jesucristo". ¡Oh, qué maravilloso! Yo amo esa "obra terminada" con Dios.
101Ahora permítanme solamente citarles otra Escritura. "A todos los que El antes conoció, El los ha llamado; a todos los que El llamó, El los justificó; a todos los que El ha justificado, El los ha glorificado". Desde el principio, Dios, en Su gran mente infinita, conoció a Su Iglesia y la predestinó para ser adoptados hijos, para Jesucristo, para darles Vida Eterna al final de la edad. ¡Qué cosa más hermosa! Hermano Neville, ¡eso me hace sentir mucho mejor! ... .¡Adopción por medio de la Sangre de Jesucristo!
102Ahora fíjense mientras seguimos adelante. Ahora, sabemos que es una termina-. . Estamos predestinados con el Cordero. El Espíritu Santo es nuestro Sello. Las Arras significa que "aún ha de venir más". Nosotros solamente tenemos las Arras de Eso ahora. Las Arras son solamente el pago inicial (¡oh, qué hermoso!), solamente el pago inicial que lo reserva y lo asegura y lo ancla para que nadie más pueda tocarlo. Son las Arras de nuestra adopción. Amén. El Espíritu Santo es ahora las Arras de Dios en nuestros corazones (sellado), la adopción de hijos esperándonos al final del camino. ¡Hijos e hijas de Dios!
103Vayamos a otra Escritura, rápidamente, la tengo escrita aquí en esta otra página. Romanos 8:22, yo pienso que es hermosa. Ahora, al estudiar ayer, escribí aquí unas cuantas Escrituras a las que me gustaría referirme. ... sabemos que-sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; Y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.
104Oh, ¿lo ven? "Toda la creación está gimiendo", dijo Pablo. Todo está gimiendo. Miren a los árboles cómo luchan. Miren a las flores cómo luchan ellas por la vida; sólo por la helada que las destroza. Miren a los árboles cómo luchan para mantener extendidas sus ramas que cantan glorias a Dios. ¿Ven? Todo, toda la naturaleza, todos los animales, todos los pájaros, cómo vuela él rápidamente del enemigo y se aleja, todo gimiendo. "Y nosotros mismos", dijo Pablo, "gemimos, también, con ellos, porque estamos esperando la redención de nuestro cuerpo".
105Pero ahora, ahora, ellos lo hicieron todos esos años hasta ahora, ¡ahora nosotros tenemos las Arras de nuestra herencia! ¡Oh, hermano! ¿Qué tenemos? Tenemos la evidencia de que Dios vive. Tenemos la evidencia de que Dios está con nosotros. Tenemos la evidencia de que Dios no nos ha olvidado, de que somos de El y El es nuestro, porque (nosotros, en nuestros cuerpos), ahora nosotros tabernaculizamos al Espíritu Santo de Dios que clama: "Abba, Padre". Y no hay nada que pueda quitar eso alguna vez. Estamos anclados en Cristo.
106Ahora, los árboles no la tienen, la naturaleza no la tiene, pero sin embargo estamos aún gimiendo con ellos porque todavía no hemos recibido la plenitud de nuestra adopción. Pero tenemos las Arras de ella, que fuimos recogidos de las cosas del mundo y ahora hemos llegado a ser hijos e hijas de Dios. ¿Qué clase de gente deberíamos de ser? ¡Oh, hermano, cuando pensamos en eso! ¡Piensen en eso!
107Ahora tenemos las Arras, nuestro espíritu está gimiendo por la adopción total, pero ahora tenemos las Arras de ella. Al recibir el Espíritu Santo, es las Arras de nuestra adopción completa o salvación completa. ¡Oh, cuán hermoso! Yo amo eso. Muy bien.
108Estamos esperando la plenitud de la adopción. Esto acontecerá, ¿cuándo? En la primera resurrección. Eso es cuando nuestros cuerpos serán cambiados de estas criaturas viles que somos y tendremos un cuerpo como Su propio cuerpo glorioso: "Porque lo veremos tal como El es, y seremos semejantes a El". Cuando El se manifieste, nos manifestaremos a Su semejanza. Tendremos un cuerpo como el de El, un glorioso cuerpo glorificado, y todas las pruebas y luchas de la vida se desvanecerán en una pequeña neblina y se la llevará el viento para nunca más ser.
109Y estos tabernáculos terrestres en los cuales ahora estamos gimiendo, estamos esperando esas arras-esas arras ... que venga la salvación totalmente en su plenitud. Pero ahora en estos tabernáculos de barro nosotros tenemos Algo que nos dice que nos hemos levantado hasta cierta altura. Amén. ¿Qué son las Arras? Es el pequeño pago inicial que lo reserva, Hermano Dauch. Son las Arras. Ahora, en un tiempo cuando amamos las cosas del mundo, en un tiempo cuando pecamos y anduvimos haciendo cosas del mundo, y no nos importaba Dios, éramos extranjeros para El, sin Dios, sin Cristo, en el mundo; ahora, Dios envió Su Espíritu Santo y a través de eso somos levantados de esas cosas. Ahora nosotros tenemos las Arras, que sabemos que hemos pasado de muerte a Vida. ¡Amén!
110Miren, como estaba tratando de mostrar esto aquí. Aquí es donde el pecador ordinario opera, aquí en la parte de abajo. Ahora, el Cristiano sube un poquito más arriba que esto, él se levanta por encima de todas esas cosas. Esas son las Arras de su salvación.
111Ahora, para que Uds. puedan saber cuando ... lo que las visiones le hacen a uno. Con la ayuda de Dios, siendo Dios mi juez, no es mi intención tener otra. Si sucede, la guardaré para mí mismo, ¿ven?, porque veo lo que hace. La gente no está lista para un ministerio como ese, así que uno tiene que dejarla en paz, ¿ven Uds.?, regresar aquí atrás. Si alguna vez yo regreso al campo de nuevo, seré un evangelista. Pero miren aquí. Aquí en esto, regresando aquí, aquí arriba, uno sube a esto Celestial aquí arriba. Uno vive allá arriba alrededor en esas esferas. Uno va más allá de todo lo que el hombre pueda pensar, más allá de cualquiera de esas cosas. Y lo eleva a uno a esos espacios allí.
112Pero, ¿ven Uds.?, ahora tenemos, por el Espíritu Santo, las Arras de nuestra herencia porque hemos sido levantados de las cosas del mundo; y caminamos junto con el mundo, ¡pero estamos por encima del mundo! ¡Oh Hermano Neville, que Dios sea misericordioso y se lo conceda a la Iglesia del Dios Viviente!
113Cuando lleguemos al punto de pensar que la iglesia, una iglesia hermosa, que: "Estamos tratando de compararnos con las cosas del mundo. Estamos tratando de tener un mejor equipo de baloncesto que el que ellos tienen. Tenemos que tener un-un mejor edificio. Tenemos que tener un mejor juego de bunco. Tenemos que tener mejor esto y aquello, o eso'. Pues, ¿cómo podemos compararlo con el "glamour" y el brillo del mundo? Nosotros no ... El Evangelio no es un brillo; es un "resplandor". Hay una diferencia entre un brillo y un resplandor. ¿Ven?
114Nosotros sólo andamos, como he dicho, llevando un-un cuerpo de una morgue a otra, cambiando miembros y cosas como ésas. Pues, ¿qué bien nos hace eso? "Y estamos tratando de hacerlo brilloso, grandes torres hermosas, enormes lugares hermosos. Tenemos que tener una mejor que la de los Metodistas o una mejor que la de los Bautistas, y todos estamos tratando de competir con los Católicos, y tenemos juegos de bunco y fiestas y cenas y entretenimientos", y de todo.
115La Iglesia nunca puede compararse con el mundo. ¿Cómo pueden Uds. y el entretenimiento de su iglesia compararse alguna vez con la Logia Masónica o-o cualquiera de esas personas que los pueden entretener? Ese es su terreno. No traten de ir allá a su terreno.
116¡Pero nosotros tenemos Algo que ellos no tienen! Tenemos a Jesús. Dejen que ellos vengan aquí si ellos quieren algo. Quédense en Cristo. Nosotros tenemos a Jesús. Ellos tienen... no-no pueden tener a Jesús hasta que ellos vengan aquí. Y cuando nosotros vamos allá, estamos fuera del terreno de El.
117No traten de brillar. ¡Resplandezcan! Y Uds. no pueden resplandecer, Uds. tienen que dejarlo resplandecer a través de Uds. ¿Ven?
118La pequeña luciérnaga, no resplandece porque quiere resplandecer; porque ella resplandece, hay algo en ella resplandeciendo. Está en ella misma, es ella misma haciéndolo, algo dentro de ella resplandeciendo a través de ella.
119Pues, de esa manera es con el Espíritu Santo. Nosotros no tenemos que ser peculiares, ser diferentes, ser algo más, solamente ríndanse y vivan una vida piadosa y solamente permitan que Dios viva a través de Uds. Eso resplandecerá por el Evangelio. ¿Ven? No brillar; brillo, eso hace que los monos salten hacia cosas como ésas, cualquier cosa que brilla. Uds. saben, ellos siempre están saltando por algo que es brillante. Pero el resplandor es la suave y tierna dulzura del-del Espíritu Santo.
120Ahora estamos esperando esa resurrección. Pues, ahora, ¿entienden? Digan: "Amén" si entienden, qué quiero decir cuando digo "las Arras". [La congregación dice: "¡Amén!"Editor] Reden-. . Nosotros-nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a Vida porque hemos sido levantados. Hemos sido levantados no por nosotros mismos, sino levantados de las cosas del mundo, que amamos a todos. Y Dios nos ama, y nosotros lo sabemos. Y observamos nuestras vidas y vemos que es el Espíritu Santo, porque ya no nos importan las cosas del mundo. ¿Ven? Allí lo tienen. Mientras Uds. amen al mundo y las cosas del mundo, entonces el amor de Dios todavía no está en Uds. ¿Ven? Pero mientras Uds. estén por encima de eso, entonces Uds. saben que tienen su herencia, ¿ven? Uds. están-Uds. están en camino a su total redención.
121Y, ahora, eso no vendrá, ven Uds., hasta que nosotros tengamos primero ... Primero debemos ver a Jesús. Y cuando El viene, entonces tendremos un cuerpo como Su cuerpo y seremos hechos como El. Muy bien.
122Ahora, nosotros vemos algo que se perdió aquí (porque la Biblia así lo dice, y en el Libro aquí), que-que nos ha redimido. ¿De qué somos redimidos? De algo que debemos de haber perdido. Antes de que uno pueda ser redimido, debe haber algo que nos redimió de regreso. Y toda la herencia que teníamos ha sido-ha sido redimida de regreso. Entonces debemos haber tenido algo en un tiempo que no tenemos ahora, pero este Cordero vino a redimir. ¿Ven? Nosotros teníamos algo de lo cual nos perdimos.
123Ahora fíjense. ¿Qué perdimos? Bueno, se le dio a Adán el tener Vida Eterna, mientras él comiera del Árbol él tenía Vida Eterna. Y nos fijamos otra vez que Adán era el ... él-él heredó la tierra. El era el ... como un dios amateur sobre la tierra. La tierra era de él. Todo le fue dado en sus manos, él podía hacer con ello todo lo que él quería. El lo nombró, y lo llamó, e hizo todo lo que él quiso. El era verdaderamente un hijo de Dios.
124Ahora, en la caída, Adán perdió el título de propiedad de ello. El lo perdió a Satanás. Satanás tomó el título de propiedad. Adán fue muy negligente, y él no redimió su derecho porque él no podía redimir su derecho. Pero Satanás, el cual no lo posee legítimamente, pero él tiene eso, él es el dios de esta tierra. La Biblia así lo dice. El tiene eso. No a causa de que él-que él-él verdadera y legítimamente lo obtiene, pero él lo tiene. ¿Lo captan ahora? Satanás posee eso, él lo tiene en su mano. La muerte está en su mano, la tierra está en su mano, el mundo le pertenece a él, toda nación le pertenece a él, él gobierna y controla a todo el mundo y todo en el mundo. ¡Satanás!
125Pero gracias a Dios que nosotros no somos del mundo. ¿Ven? Así que allí-allí lo tienen. ¿Ven? Y nosotros ... Yo no me refiero a la Iglesia; él no controla a la Iglesia. El sólo controla al mundo. El dijo que ellos eran suyos, y él es el dios del mundo. Jesús dijo que él lo era, y él lo es. "El es el dios de esta tierra que ha cegado los ojos de la gente", el dios de esta tierra. Y El es el Dios del Cielo. Y ahora él no posee esto legítimamente. El no lo posee. Pero él ha perdido...
126Y Adán perdió el título de propiedad de ello, a esto, a todas estas cosas que poseemos, Vida Eterna y el heredar la tierra. Jesús dijo, en Mateo 5: "Bienaventurados los mansos porque ellos recibirán la tierra por heredad". ¿Ven? Ahora, no lo tenemos ahora.
127Y, miren, no fue a Adán o a cualquiera de su simiente. La simiente de Adán perdió absolutamente todo, también. No es la simiente de Adán. No importa cuánto tratemos de embellecer este mundo, y cuánto tratemos de hacer grandes y hermosos hogares y cosas, todavía no le pertenece a la simiente de Adán. No, señor. No fue a dar a la simiente de Adán, no, sefíor, porque Satanás lo tomó completamente todo. ¡Correcto! Porque Adán lo perdió.
128Ahora, ¡oh, hermano! Sí, tantas cosas pudieran decirse. Yo-yo no quiero tomar mucho de su tiempo ahora, así que, tenemos que bautizar. Muy bien.
129El, Satanás, lo tiene pero no lo posee legítimamente. Cuando el dueño legítimo-dueño legítimo-dueño lo perdió, sólo hay una manera en que puede ser redimido. Ahora, esa es por medio de un pariente cercano, es el único que puede redimirlo legítimamente. Ahora, por supuesto, esto lo tuvimos en el nacimiento virginal de Jesucristo.
130Ahora, quiero decir algo aquí. Lo primero a lo que queremos regresar, es, si retrocedemos en el-en el Antiguo Testamento aquí, yo creo que las escribí aquí en alguna parte, en Levítico 25. En Levítico 25:23 y 24, Uds. pueden encontrar las leyes de redención, Uds. que las están anotando. Para redimir algo cuando un hombre ... Cuando Dios dio a Israel su ... dividió su tierra por medio de Josué, a cada tribu y a cada hombre se le dio una tierra en donde sus hijos heredaron lo que era su-su posesión.
131Ahora, si este hombre empobrecía y perdía alguna cosa a otro hombre, este ... y la única manera que podía ser redimida era por un pariente cercano. Pero finalmente debe regresar. Este hombre sólo la tenía por un cierto período de tiempo. Debe regresar al dueño original. ¡Correcto! Debe regresar al dueño original. El ... si ellos eran de la tribu de Judá, si era ... Si él estaba allí y esto fue asignado a su padre, entonces era a él, o algún pariente cercano podía tomarla. Pero, ahora, nadie más podía legítimamente ... Ellos podían tenerla, ellos podían tener la escritura de ella. Ellos podían tener la escritura hasta que la deuda era pagada, pero cuando el hombre correcto venía, la persona que...
132Digamos, por ejemplo, si yo poseía un pedazo de propiedad y la perdí, y se la vendí al Hermano Neville el cual es de otra tribu, de Judá, o quizás se la vendí a un extranjero. Y él la poseía legítimamente, él la poseía, él podía entrar allí y cultivarla y tomar los frutos de ella, y demás, pero realmente él sólo tenía la escritura. "El no podía poseerla", esa era una ley en Israel. Ahora Uds. lean-lean-lean Levítico 25, y Uds. verán que ellos no podían poseerla legítimamente, ellos solamente la tenían.
133Bueno, ahora, por ejemplo, mi hijo quisiera ... Billy, allá atrás, quisiera tomar mi ... comprar este terreno. Pues, entonces, si el extranjero o el Hermano Neville o-o alguna otra persona la poseía, tenía la escritura de ella ... Ahora, si éste era mi pariente cercano, era mi consanguíneo, él ya no podía tenerla más tiempo. No, señor. El tenía que entregarla, sí, señor, cuando ese precio era pagado, cuando él le dio, digamos, veinticinco mil dólares por el pedazo de propiedad.
134Pues, entonces, digamos, que el Hermano Tony viniera y dijera: "Hermano Neville, yo compraré la propiedad del Hermano Branham". El no podría hacerlo. El Hermano Neville dice: "No, señor, yo no quiero venderla". "Bueno, ¿cuánto dio Ud. por ella?" "Veinticinco mil".
135"Bueno, yo-yo le daré treinta y cinco mil. Le daré tal y tal cosa".
136"A mí no me importa qué quiera Ud. Yo no quiero venderla, la conservaré".
137Pero Billy Paul pudiera venir y decir: "Yo quiero la posesión de mi papá, aquí están sus veinticinco mil". El tenía que soltarla. Eso es correcto, porque esa era una ley.
138¡Oh, aleluya! Yo espero que Uds. Cristianos lo vean. Nosotros somos la sal de la tierra. Dios dio esto a Sus hijos. El nos dio la jurisdicción sobre toda la naturaleza, todos los animales, toda la vida en todas partes. Pero Adán, nuestro padre, lo perdió a Satanás. ¿Pero a dónde regresa? Al Dueño legítimo, a Dios que lo hizo. ¡Amén!
139Con razón Juan dijo que él "lloró amargamente", porque él no podía hallar a ningún hombre que fuera digno de redimirlo. El hombre debe de ser digno. Juan dijo: "Yo lloré amargamente cuando nadie pudo tomar el Libro o mirar en El o desatar sus sellos". El dijo: "Ningún hombre en el Cielo, ningún hombre en la tierra, ningún hombre debajo de la tierra, ningún hombre en todas partes".
140"Ningún hombre". Ahora, él nunca despreció a los Ángeles. Recuerden, esta tierra no fue dada a Ángeles. Es la herencia del hombre. Gabriel era digno, seguro; alguien más era digno, Miguel pudiera haber sido; eso es, que él pudiera haber sido digno de hacerlo, pero no había ningún hombre digno. ¿Ven? Y Juan lloró fuertemente.
141Alguien dijo: "Porque él mismo encontró que no era digno". Eso no es así.
142El hombre estaba bajo la influencia del Espíritu Santo, él no podía cometer un error como ese. Pero él ... él estaba ... él-él estaba-él estaba ... No era sólo él el que no era digno, él no podía encontrar a "nadie" digno.
143Así que en ese momento él dijo: "Un anciano vino o un ángel fuerte, dijo: 'No llores, porque el León de la tribu de Judá', (amén), '¡la Raíz de David, El ha vencido!"' ¡Amén! "'Conquistó"', en otras palabras. "'¡El es digno de tomar el Libro!"' Amén.
144Recuerden, él no lo había visto hasta este momento. ¿Por qué? El estaba sentado sobre ... sentado en un Trono allí adentro, el Trono de Dios. El estaba adentro del santuario. El no lo había visto a El hasta este momento, así que Juan estaba esperando ver un-un León salir, ¡pero él vio un Cordero!
145Allí lo tienen, hermanos. A través de mansedumbre, a través de dulzura, a través del Espíritu Santo es que conquistamos. No algún gran y poderoso gigante intelectual, sino aquel que puede humillarse es el hombre que conquista. El hombre que puede ser tratado mal y todavía ser un siervo de Cristo, ese es el conquistador. 146 Ahora él dijo: "El ha vencido. El es digno de tomar el Libro y de abrirlo y de desatar sus sellos".
147Ahora, nosotros vamos a darnos cuenta después de un rato, tal vez no hoy, lo que estos siete sellos contienen, qué hicieron ellos.
148Ahora, tomemos un poquito sobre "redención". Antes antes que esta persona pudiera ser ... pudiera redimir, la primer cosa, él tenía que ser digno, él tenía que ser la clase correcta de persona. Así que esto fue llevado a cabo cuando Jesucristo nació, un nacimiento virginal, porque El era Dios. El era Dios mismo hecho un hombre, El era Dios en carne humana. El tenía que ser digno; y la Sangre virgen de Jesucristo lo hizo digno. Ahora, nos damos cuenta que, si Uds. quieren ir a la Escritura de ello, Primera de Pedro 1:18 al 20, si Uds. están anotando las Escrituras. El tenía que ser digno. Y El era, porque El tomó forma de hombre. El llegó a ser hombre, Dios llegó a ser pariente de nosotros. Y allí encontramos entonces la parte hermosa de Jehová Dios hecho carne y habitó entre nosotros como El digno. Amén.
149"El venció".Dios tomó la forma de carne humana, El vino a la tierra, nació como un pequeño bebé y caminó entre nosotros. Y a través de Su santa Sangre El venció.
150Ahora, en el Antiguo Testamento, cómo un hombre debía de proclamar a los suyos, ¿qué hacía él? El tomaba un anciano, diez ancianos, e iba a la puerta y presentaba lo que él estaba haciendo, para redimir lo que él había perdido, y mostraba quién era él, y se le dio testimonio. Encontramos aquí la hermosa historia (así como tenía una pequeña nota escrita aquí para que yo no lo olvidara, estando nervioso esta mañana), sobre Ruth, el pariente y Booz. Lo vimos no hace mucho tiempo. Yo quiero que Uds. se fijen en las tres etapas ahora de este descanso.
151Yo quiero que Uds. se fijen en el Descanso de la Iglesia, exactamente la misma cosa. Ahora fíjense. El primer lugar que encontramos, como todos hemos pasado por ese sermón, El Pariente Redentor, Dios se hizo carne para llegar a ser el Redentor. Era El aquí en el capítulo 5, en el capítulo 5. Dijo: Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, o de leerlo, o de leerlo, ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. (El es, El es Ese que estamos mirando.)
152Fíjense cómo Rut ... cómo ... y Noemí, Booz es un cuadro perfecto. Cómo Noemí en el tiempo de hambre dejó la iglesia, dejó el país, fue a la tierra de Moab para morar allá y habitar allá. Ella perdió todo lo que ella tenía. Y cuando ella se fue, su esposo, Elimelec, murió mientras estaba allá, así que eso dejó que su herencia cayera a cualquiera. Entonces cuando nosotros venimos ... cuando ella regresó, trajo a la hermosa y joven viuda Moabita con ella. Y cuando Booz vio a esta viuda, un tipo de Cristo, él se enamoró de ella. Y la amó. Así que, él tenía que redimir, la única manera en que él podía conseguir que ella fuera su esposa era redimir lo que su hermano, Elimelec, había perdido.
153Y así que entonces él le preguntó a su otro hermano si él lo redimiría, uno más cercano que él, y él no podía hacerlo. Así que él fue para hacer un ejemplo perfecto de las leyes de Dios. El fue a las puertas y él se quitó su zapato, y dijo: "Dese a conocer en este día que yo he redimido todo lo que Noemí tenía. Todo lo que ella tiene, todo lo que Elimelec (mi hermano), perdió, yo soy el pariente más cercano ahora, y yo soy el que puedo redimirlo así que yo he venido a reclamarlo. Si hay algún hombre aquí que pueda mostrar una causa justa ... alguno más cercano que yo, dese a conocer". Y todos mantuvieron sus bocas cerradas. Así que él se quitó su zapato y lo tiró como testimonio: "Yo he redimido todo lo que nuestro hermano, Elimelec, tenía". ¿Por qué? El era un pariente. El era un pariente redentor. ¡Oh, qué hermosa es! Es una historia tan hermosa.
154Y entonces, todo este tiempo, Rut estaba descansando y esperando averiguar cómo iba a resultar. Luego él regresa, nadie puede dar un testimonio en contra. El regresó y tomó a Noemí ... y tomó a Rut, la hermosa joven Moabita, y ellos se casaron y vivieron en esta posesión. ¡Qué historia más hermosa!
155Hay tres etapas de Rut. Rut-Rut, decidiendo, ella estaba decidiendo si ella iba a tomar la decisión o no, de regresar a la tierra natal (igual que la Iglesia). Rut, sirviendo, cuando ella salió a espigar. Rut, descansando, eso es lo que Rut está haciendo ahora (la Iglesia). Ahora Rut, recompensada, ahora eso es lo que ... la siguiente cosa que sucedió (es la recompensa de la Iglesia).
156Ahora, estamos. . no podemos ... no tenemos tiempo, porque Uds. tienen un servicio bautismal y es un cuarto después de las once ahora. Pero tal vez continuemos con esto el próximo domingo o algún otro domingo en el futuro, si el Señor quiere. Y me gustaría tomar esto aquí abajo, para mostrar estos siete cuernos y siete ojos, y exactamente esos siete sellos, siete ministerios, siete ángeles de la iglesia, siete estrellas. Oh, es para que ... ?...
157Y aquí mismo se liga toda la cosa. Sí, señor, "Tenía que ser digno", así que Jesús es digno. A Su regreso disfrutaremos completamente toda la plenitud de la bendición de la redención. Los mansos heredarán la tierra. Hombres y mujeres serán de nuevo hijos e hijas de Dios. Y la completa época del Milenio dará comienzo. ¡Qué cosa más hermosa!
158Y el Ángel fuerte a gran voz, pregonaba: "¿Quién es digno? ¿Quién puede hacer esto?"
159Y entonces el anciano dijo: "No llores, porque el León de la tribu de Judá, El es digno y El ha vencido".
160"Y El tomó el Libro y abrió el Libro y desató sus sellos". El nunca dijo qué les pasó a ellos. Cuando nosotros lleguemos a esos siete sellos siendo abiertos por toda la Biblia, observen qué sucedió. En este Libro con siete sellos en el que estamos ahora, contiene el misterio completo de todas las bendiciones de la redención de Dios. Recuerden, El es el Cordero, El es el Único que lo redimió. Y, recuerden, está sellado en la parte de atrás del Libro, no escrito por dentro. Está sellado en la parte de atrás, y no está escrito por dentro. Y El era el Único que podía aun abrir el Libro o revelar el Libro o revelar los sellos, el Único que podía hacerlo.
161Así que ésta es una cosa sobre la cual ellos pudieran reñir, esto aquí, acerca de lo que es, pero El es el que lo interpreta divinamente. Pero aquí en la parte de atrás no hay nadie que lo pueda hacer. Le pertenece a El y sólo a El, y El es el que puede revelar esos siete misterios. Y observen aquí, todo se trata sobre redención, cómo fue redimida la Iglesia y qué será el redentivo.
162Oh, amémoslo con todo nuestro corazón, hagamos todo lo que podamos.
163Un cierto escritor estaba escribiendo una historia ... antes de que termine y entregue el servicio de regreso al Hermano Neville. ¿Disfrutan Uds. Apocalipsis? Oh, a mí me encanta. Sólo vimos como tres versículos de él esta mañana, pero lo continuaremos de nuevo. Fíjense, nosotros sólo...
164Un escritor estaba escribiendo un libro acerca de una joven que estaba tratando de encontrar a Dios.
165Muchas veces que nosotros buscamos a Dios y buscamos a Dios, y si Dios estuviera en todas partes y uno tuviera un enorme ... Bueno, si El tuviera un enorme trono que estuviera aquí arriba en alguna parte, todos creerían en Dios entonces. Si Dios se sienta en un gran trono aquí en alguna parte; digamos: "El se sienta en esta cierta ciudad y aquí está El. Este es Dios y Uds. vayan a El. El puede", [El Hermano Branham truena sus dedos.-Editor], "darle vuelta así', pues todos le creerían a El. Entonces vana sería la fe. No tendríamos que tener fe en lo absoluto entonces, ¿ven?, eso sería todo. Eso va a ser en el Milenio, pero ahora El está llamando y tratando de encontrar a aquellos que... Se mira misterioso y oscuro, ¿ven?, uno no sabe cómo hacerlo. ¡Pero por fe lo creemos! Nosotros lo creemos. Esa es la razón de que fue hecho. ¿Entiende Ud. eso, Hermano Elmer? ¿Ven?, que...
166Ahora, si Dios se sienta sobre un trono ... Y dijeran: "Pues, aquí está ... Allí, allí está Dios. El vive en un cierto lugar, iremos allá". Y dijeran: "Amado Seiíor, Dios, ¿lo haría Ud.?"
167"Sí, Yo lo haré", [El Hermano Branham sopla.-Editor]. Sería hecho, ¿ven? Pues, por supuesto, ese es Dios. ¿Ven? Oh, vemos eso. Así que no habría necesidad ... fe sería hecha vana. La fe de nada sirve cuando uno está seguro.
168¿Qué si toda persona en este mundo fuera un Cristiano? ¿Qué si todos fueran unos-unos Cristianos llenos del Espíritu? Pues, ya no necesitaríamos fe, no necesitaríamos fe en lo absoluto. Y fe es la misma-es la misma cosa por la cual somos salvos, es fe. Y esa es la razón que tiene que haber algunos que no estén de acuerdo con Ella, para que podamos ejercitar la fe. ¿Lo entienden ahora? Uno tiene que tener el otro lado. ¿Ven? Uno tiene que tener una mujer mala para hacer que una verdadera sobresalga bien. ¿Ven? Tiene que haber una mentira para hacer la Verdad positiva y hacerla resplandecer bien. Si todo fuera Verdad, sería tan común, ¿ven? ¿Ven? Pero, ¿ven Uds.?, es algo magnífico, es algo real, cuando la Verdad y la fe y demás. Ahora, allí lo tenemos.
169Ahora, tenemos que tener estos pros y contras. Así es la cosa. Uno tiene que tener días buenos para hacer que uno disfrute ... o días malos para hacer que uno disfrute los buenos. Uno tiene que tener un poquito de enfermedad para hacer que uno disfrute la buena salud. ¿Ven? Y uno tiene que tener sus valles para hacer que uno disfrute las cimas de las montañas. Y así que entonces alguno de estos días todo será cima de montaña, todo será salud, todo será Dios, todo será gozo, sólo ... habrán gozos sin fin. Pero hasta ese tiempo, ¿ven?, tenemos que tener este pro y contra.
170Ahora, si todos entienden eso, digan: "Amén". [La congregación dice: "¡Amén!"-Editor]
171Esta muchacha estaba diciendo que ella estaba tratando de encontrar a Dios dondequiera que iba. Ella iba a esta iglesia y a esa iglesia, y demás, pero ella no pudo encontrarlo. Y una vez ella lo encontró, yendo por el camino; estaba un pequeño anciano caminando, un hombre pequeño, y él tenía toda una gran catedral sobre su espalda. El estaba caminando por el camino. Y ella dijo: "¡Oh, buen hombre!" Ella dijo: "Oh, eso es sumamente amable de su parte", dijo, "pero Ud.-Ud.-Ud. tiene toda la cosa sobre su espalda". El dijo. . ."Lo aplastará".
172El dijo: "No, no me aplastará a Mí", dijo, "porque Yo soy la Roca sobre la cual está edificada". Ese es El. Oremos.
173Oh Roca de la Eternidad, estoy tan contento de ir en una catedral, sabiendo que estamos descansando sobre la Roca. Oh, El dijo, la Ro-. . . "Eso no es más que papel". Y mientras la Roca empieza a moverse velozmente con ella, las bellas campanas empiezan a sonar en el interior. Oh Roca de la Eternidad, escóndenos en Tu misericordia. Cárganos por el camino y el arroyo de la vida para que nuestros corazones estén llenos de gozo y cantando alabanzas a Ti por todo el camino.
174Te agradecemos por esta visitación esta mañana del Espíritu Santo en la Palabra, mientras El viene y hace la Palabra tan real a nosotros. Perdónanos por nuestras faltas y todo lo que hemos hecho o dicho que estaba mal, perdónanos por eso. Ayúdanos a ser mejores Cristianos, Padre, Dios. Rogamos que Tus misericordias descansen sobre nosotros.
175Yo pido, Señor, si esa es Tu voluntad, que podamos regresar otra vez muy pronto y-y terminemos estos capítulos aquí y tomemos estos siete sellos. Estamos-estamos esperando ese tiempo, Señor, cuando Tú-Tú-Tú nos permitas hacer eso. Y, Padre, aquí mismo en nuestra propia iglesita rogamos que Tú nos lo concedas, para que podamos entender estas grandes cosas de Dios. No porque lo merezcamos, Señor, pero nuestros corazones hambrientos están creyendo esperando eso. Rogamos que Tú nos lo concedas.
176Rogamos por nuestro Hermano Neville, Señor, nuestro fiel pastor enviado por Dios. Rogamos por él para que Tú lo ayudes y bendigas, a él y a su dulce y pequeña esposa, hermosa pequeñita, y a sus hijitos.
177Rogamos por todos los síndicos y los diáconos y todos los que vienen a esta iglesia. No sólo por los nuestros, pero por otros y por todos los que invocan Tu Nombre. Yo ruego por mis amigos de todo el país, sólo un aviso breve y aquí están. Padre, yo-yo te agradezco por esto.
178Yo ruego que Tú apresures el día en que Jesús va a venir y todos nosotros seamos reunidos donde ya no habrá día o noche, y ya no habrá tiempo, pero se desvanecerá en la Eternidad y en donde todos podamos estar juntos para siempre. Concédelo, Señor.
179Si hay alguno aquí esta mañana, Señor, que no te conoce como su Salvador, que ellos quieran familiarizarse con este Cordero Quien tiene el Libro del misterio sellado con siete sellos en Su Mano. Dios, que estemos familiarizados con El para que en el futuro cuando veamos esos sellos ser abiertos entonces podamos ver de qué nos está hablando Dios. Lo pedimos para la gloria de Dios, a través del Nombre de Su Hijo, Jesucristo. Y mientras tenemos nuestros rostros inclinados:
180¿Habrá alguien que diga: "Recuérdeme, Hermano Branham, mientras Ud. ora, y me gustaría ser recordado en oración"? Dios le bendiga. Y Dios le bendiga. Y Dios le bendiga, y a Ud. y a Ud. Sí. Dios sea bondadoso con Ud. Sí. Quizás hay dos docenas de manos, o más, levantadas.
181Oh Señor, Tú ves sus manos, Tú conoces sus deseos. Tú conoces lo que está en sus corazones, yo no. Yo ruego que Tú les reveles a ellos, Señor, Tu bondad y Tu misericordia. Dales perdón por lo que sea. Si es enfermedad, Señor, sana sus cuerpos y restablécelos. Hazlo Padre, mientras la unción del Espíritu Santo está sobre la reunión, sobre la congregación ahora. Que el gran Dios del Cielo unja de tal manera que El bendecirá a cada uno en Presencia Divina, para que podamos salir de aquí esta mañana, diciendo: "¿No ardían nuestros corazones en nosotros?" Concédelo, Señor.
182Ahora, estoy débil y cansado, mi voz se ha ido, y yo-yo sólo ruego, Dios, por mi propia fuerza. ¿Me ayudarás? ¿Me darás fuerza? Remienda esa pequeña herida allí abajo, Señor. Dejarás por favor que el Santo Aceite de Dios se mueva allí adentro, y-y en toda otra herida, Señor, y en todas partes a todos. Queremos vivir, Señor, para Tu honra y Tu gloria. Concédelo. Y sana a todos los enfermos, y a los afligidos. Y-y obtén gloria para Ti mismo, Señor, porque nos damos cuenta que no pasará mucho tiempo hasta que vayamos a ... ya no tendremos estas reuniones; habrán pasado, estarán en el pasado.
183Ahora, Padre, bendice, ahora, pedimos todos juntos a través del Nombre de Jesucristo.
184Y luego, Padre, también pedimos que Tú recuerdes a aquellos que van a ser bautizados esta mañana en el Nombre del Señor Jesús, que Tú les des el bautismo del Espíritu Santo, gran gloria y honra. Concédelo. Padre. Lo encomendamos todo a Ti ahora.
185Y, Padre, con todo eso, yo mismo me incluyo. No me olvides, Señor, ayúdame ahora. Oro en el Nombre de Jesús. Amén.