Photo

~ LA BIENAVENTURAZA OLVIDADA ~
1Desde lo más profundo de nuestros corazones te agradecemos por El Señor Jesús Quien es nuestra vida, en El no encontramos falta pero sí hallamos faltas en nosotros cuando vemos Su vida y examinamos la nuestra por la de El, te rogamos que nos perdones.
2En esta noche te pedimos que te reúnas con nosotros, Tú prometiste que dondequiera que estén dos o más, Tú estarías en medio de ellos y si pidiéramos cualquier cosa nos sería concedido. Padre, en esta noche nuestro motivo, nuestro objetivo y el deseo de nuestros corazones es ver a Cristo glorificado. Así que en esta noche te pedimos que nuestros esfuerzos sean llevar al pueblo a una fe viva en un Dios vivo, en un Dios que no está muerto sino vivo por siempre jamás. Padre, te pedimos que sacudas nuestras almas con Tu Presencia en esta noche, lo pedimos en Su Nombre, por Jesucristo. Amén. Pueden sentarse.
3Un poco tarde y un poco cansado... Desde navidad he andado sin parar, así que estoy muy cansado. Esta noche me alegra ver al Hno. Joseph Bozé a quien he deseado ver por algún tiempo, está regresando de los campos del extranjero. En esta noche siento decir que nuestro precioso hermano y amigo, el Hno. Tommy Hicks sale para el Canadá esta noche o mañana en la mañana para tener una reunión; hice el intento de que viniera y predicara por mí en esta noche ya que estaba muy cansado o que se encargara de la línea de oración. Decidió que no y me dijo: "La próxima vez, la próxima vez". Sigue diciéndome eso.
4Sé que el Hno. Tommy Hicks es... Los días que he estado con él, los momentos y el compañerismo, ciertamente tengo mucha confianza en que el Hno. Tommy Hicks es un siervo del Dios Viviente. Una gran obra maestra que yo no creo haya alguien que pudiera decir algo en contra de la guianza del Espíritu Santo en el Hno. Hicks. Un día cuando él... Uds. Supieron de su relato cuando iba a la Argentina y ni siquiera tenía dinero para ir, pero el Señor lo envió y Uds. ya conocen de esa reunión. Una persona que pueda rendirse a Dios así... Uds. saben, Dios sólo puede usar esa parte suya que Ud. le rinde a El. Fíjese, como creo que dije en una ocasión en alguna parte, hablo en diferentes lugares, en cultos de mañana, de tarde y otros
5Pero dije que Dios puede usar lo que Ud. le rinde, como Sansón no le rindió su corazón aDios sino a Dalila, pero le dio su fuerza a Dios y Dios sólo pudo usar su fuerza. Eso es. Pero si alguien pudiera rendirse completamente a Dios, eso es. Si Ud. puede rendir su cuerpo, Dios usará su cuerpo; si puede rendir su mente, su corazón o cualquiera otra cosa, Dios usará lo que Ud. le dé a El. Dios está buscando a alguien que pueda encontrar rendido de esa manera.
6Dios sea con Ud. Hno. Tommy y le dé un gran éxito, nosotros oraremos por Ud. en sus cultos allá. En unos días yo también estaré en Canadá, pero en el otro extremo. Así que El le dé un gran éxito y un viaje seguro. [EI Hno. Tommy Hicks dice: "Dios le bendiga"] Gracias e igual para Ud. Hno. Tommy. Esta mañana tuvimos un tremendo momento de compañerismo alrededor de la mesa de Dios, donde pedimos la bendición y tuvimos un desayuno ministerial, es la primera vez que tengo el privilegio de reunirme con el grupo ministerial de esta ciudad. Ciertamente hallamos grandes hombres, grandes siervos de Cristo, con grandes corazones buscando a Dios, espero que en algún momento podamos regresar y juntos podamos tener un lugar lleno, una gran reunión de compañerismo todos juntos aquí en Chicago.
7Creo que anoche estuvimos orando por los enfermos y el Domingo en la tarde prediqué sobre el tema de "ABRAHAM Y SU SIMIENTE DESPUÉS DE EL", anoche prediqué sobre el tema de "LA MAYOR NOTICIA QUE HAYA SUCEDIDO EN LA HISTORIA MUNDIAL". Esta noche vamos a las Escrituras, si lo desean, vamos a Mateo capítulo 11 y verso 6; leeré estas palabras: "Y bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí".
8Voy a llamar a este tema: "LA BIENAVENTURANZA OLVIDADA". Todos nosotros estamos familiarizados con las bienaventuranzas, allá en el Libro de Mateo en el capítulo 5 Jesús enseñó las bienaventuranzas cuando llegó al pueblo y subió al monte, comenzando Su ministerio, se convirtió en el Líder de ellos. Subió y enseñó las bienaventuranzas, comenzó así: "Oísteis queja e dicho a los antiguos... más Yo os digo..." (Mateo 5:21-22)
9Ahora, Moisés fue un tipo de Jesús, Jesús fue la figura que Moisés representó; Moisés fue un profeta, un legislador, fue como un rey sobre el pueblo de Israel en el desierto, nació profeta y fue escondido de Faraón igual como Jesús fue escondido del Imperio Romano, Su ministerio y vida lo tipificaron. Cuando Moisés llevó a los hijos de Israel al desierto, subió al monte y recibió los Mandamientos, luego bajó y comenzó a enseñarlos.
10Cuando Jesús recibió Su Poder, subió al monte, se sentó y comenzó a enseñarle al pueblo: "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios; bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos; bienaventurados sois cuando os vituperaren y os persiguieren, (cuando se burlen de Uds. y hagan otras cosas) porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos" (Mateo s3-12) Moisés fue un tipo de El y ya todos nosotros conocemos esas figuras, como lo fueron Moisés y jesús, enseñando las bienaventuranzas. Pero esta bienaventuranza que se encuentra en el capítulo 11 y verso 6, si Ud. no vigila, le pasará por encima y no la captará, está metida entre otras palabras, pero es una bienaventuranza.
11El dijo: "Bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí" ¿Entienden? El les dijo: "Bienaventurados los de limpio corazón, bienaventurados los pacificadores". Bienaventurados, bienaventurados, pero aquí El deja esta otra bienaventuranza: "Y bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí". En aquellos días ese era un momento tremendo. Encontramos que lo que hizo que esto comenzara fue el ministerio de este gran Elías del Nuevo Testamento: Juan el bautista, aquel a quien fue enviado el Mensaje y Juan había sido puesto en prisión por causa de su ministerio. Oh, ¡qué tipo tan recio fue Juan! Verdaderamente él fue el mensajero de quien Jesús dijo: "Irá delante de mí". El era un hombre de espacios abiertos y cuando lo atraparon, era perfectamente igual a Elías con cuyo espíritu estaba ungido, él era el Elías ungido del Nuevo Testamento.
12Aquel Elías fue un hombre a quien no le gustó la forma en que vivía Jezabel ni las mujeres inmorales, Juan fue igual; Elías vivió en el desierto, Juan también; Juan era uno que se paraba solo, como lo hizo Elías. A aquel gran hombre recio del desierto, lo tenían ahora en una cárcel húmeda. Esa debió haber sido una experiencia horrible para Juan, un hombre que había sido libre allá en el desierto, cuya comida era langostas y miel, en aquellos viajes por el desierto donde podía matar lo que comía o sólo tomar lo que quería del desierto.
13Ahora está aquí en una cárcel sucia, mugrosa y vieja, quizás en un calabozo oscuro en alguna parte; Herodías lo hizo meter allí porque él le había dicho a Herodes que no era correcto que tomara la esposa de su hermano Felipe y viviera con ella, no era de acuerdo a la ley que lo hiciera. Juan era uno de esos hombres que no tenían problemas para decir las cosas, sólo las decía y para él no importaba; si le iban a cortar la cabeza, que se la cortaran. Igual que Elías. Era directo con lo que tenía que decir; lo correcto, estaba correcto; pero si estaba mal, estaba mal.
14Dios, hoy necesitamos más hombres como esos, que se paren con una convicción genuina de la Palabra de Dios, que la hablen y no se queden quietos, que la declaren. Hallamos entonces que Juan estaba en esta cárcel vieja, mugrosa y sucia, con un poco de pan sucio que probablemente le tiraban de vez en cuando; quizás enflaqueció y no había forma de que leyera la Biblia, como escribió de él en una ocasión un escritor: "Su ojo de águila se le empañó"
15Uds. saben que a los profetas se les compara con águilas y Dios llama águilas a Sus profetas, eso es porque el águila es la más poderosa de todas las aves, puede remontarse y volar más alto que cualquiera otra ave y tiene un ojo mejor que el de cualquier otra. Dicen que el gavilán tiene buena vista y puede volar muy alto en el aire, pero si un gavilán intentara seguir a un águila, se desintegraría en el aire, seguro que sí. Ahora, ¿qué bien le haría al águila remontarse hasta allá si no tiene un buen ojo para ver hacia la tierra? Es como si estuviéramos saltando sin saber por qué estamos saltando, ¿por qué estamos testificando tanto y haciendo mucho ruido si no tenemos por qué hacer ruido? ¿Entienden? Ahora es diferente, el ruido está bien si hay razón para hacerlo; pero espere hasta que llegue primero y entonces será un ruido toda su vida.
16Hallamos que su ojo de águila se le había apagado porque lo habían sacado de su habitación del desierto y lo habían puesto en una cárcel sucia, un hombre que podía ser un águila para remontarse en el aire. Entre más alto Ud. se remonte, más lejos puede ver. Ahora se remontan en el aire en estos globos y otras cosas y pueden tomar una fotografía de toda la tierra, de su curvatura. Creo que con este nuevo aparato que tiene Rusia, pueden recorrer el mundo entero en una hora y cuarenta y cinco minutos, pueden filmarle su movimiento completo. Entre más alto Ud. se remonta, más puede ver. Por eso es que los profetas de la Biblia fueron esas águilas que podían remontarse muy alto sobre la congregación e investigar cuál era el ASI DICE EL SEÑOR, volvían entonces y traían las nuevas. Por eso la Palabra del Señor venía a los profetas y al ser enjaulado, a Juan se le apagó ese ojo de águila
17En una ocasión me sentí muy apenado por un gran águila, no soporto ir al zoológico y ver a esas pobres criaturas enjauladas, leones y otros animales que están encerrados de por vida. La pequeña Sara y yo estuvimos en una ocasión en el zoológico de Cincinnati, andábamos caminando por allí, mamá nos estaba preparando la cena, estábamos allí con los niños y a ellos les gusta montarse en los botes, ver los monos y otras cosas. Así que andábamos por allí mientras mamá nos preparaba la cena y escuché un ruido, fui hasta el borde de la colina para ver qué era, habían atrapado a una gran águila y la habían puesto en una jaula.
18Miré a esa pobre criatura y toda su cabeza estaba sangrando, tenía las plumas de la cabeza arrancadas y también las de sus alas. Observé a esa gran águila y allí estaba tratando de volar como lo hacen las águilas, se golpeaba la cabeza contra los barrotes y caía hacia atrás sobre el piso; allí se quedaba, volteaba sus ojos y miraba asi, allí iba de nuevo pero volvía a golpearse contra los barrotes y se le caían las plumas y le salía sangre, quedaba de espaldas y volteaba sus ojos mirando hacia arriba. ¿Por qué? Era un ave celestial y miraba hacia arriba donde debería estar, pero los engaños del hombre la habían puesto en una jaula y pensé que ese era el espectáculo más horrible. Habría comprado aquella águila para soltarla.
19Pensé: "Pobrecita, es horrible, ella nació para ser un ave que surcara los cielos y está aquí enjaulada por astucia del hombre; se está rompiendo la cabeza, pero está enjaulada, es lo más horrible que haya visto jamás". Me di la vuelta para irme pero pensé: "Sí, es un espectáculo horrible pero he visto algo más horroroso que eso, ver a hombres y mujeres que nacieron para ser hijos e hijas de Dios atrapados en alguna jaula, cuando podrían levantar su mirada y saber que hay un Dios del Cielo que es un Gran Sanador, un Gran Maestro y un Gran Salvador; pero los meten en jaulas eclesiásticas donde se rompen sus cabezas con todo tipo de suciedades y otras cosas, jamás pueden salir de esa jaula".
20Esa es una condición triste. Les hablan de un gran Dios que fue y les crean grandes expectativas, luego le quitan el soporte que tenían: "El murió, fue puesto en la tumba y eso es todo, El ya no es como era antes". Eso es algo triste, ver a gente, hombres y mujeres que nacieron para ser hijos de Dios enjaulados en cosas como esas.
21El ojo de águila de Juan se le había nublado, estaba cansado; Elías y él eran muy parecidos porque el mismo Espíritu estuvo sobre los dos. Vea, Dios nunca se lleva Su Espíritu, sólo se lleva a Su hombre. Dios tomó el Espíritu de Elías y lo puso en Elíseo, después lo tomó de Elíseo y lo puso en Juan y prometió ponerlo nuevamente en el tiempo del fin, viene otro en el tiempo del fin, otro Eliseo. 'Todos nosotros que leemos la Biblia sabemos que nos ha sido prometido. Hallamos también que el diablo se lleva su hombre pero nunca su Espíritu, lo mantiene viniendo de la misma forma y nos damos cuenta que los dos son iguales.
22Elías y Juan eran muy parecidos, eran hombres muy nerviosos y ambos tuvieron problemas de nervios. Los hombres que viven cerca de Dios en su mayoría son considerados neuróticos o hay algo mal en ellos. Correcto. Siempre se les considera así. Esta mañana cuando predicaba al grupo ministerial, decía que Agripa le dijo a Pablo o más bien Festo le dijo: "Las muchas letras te vuelven loco" (Hechos 26:24) Pero él le dijo: "No estoy loco, estoy sobrio, estoy bien" Estuve en la tumba de William Cowper en Londres, él escribió ese conocido canto: Hay una Fuente carmesí, De sangre de Emmanuel, Que purifica a cada cual Que se sumerge en El.
23Ese hombre fue tan inspirado al punto que intentó tomar una cuerda y colgarse así mismo, pero la cuerda se rompió; trató de ir al río para cometer suicidio pero el cochero ni siquiera pudo encontrar el río porque había mucha niebla. Eso es sólo para mostrar cómo esa inspiración puede arrastrar a un hombre... Pero cuando regresa de ese estado... Como Stephen Foster que le dio a esta nación sus mejores cantos folklóricos como: "Old Black Joe, Down On The Suwannee River y Old Kentucky Heme". Cada vez que recibía la inspiración y escribía un canto, se emborrachaba, finalmente salió de la inspiración, llamó a un sirviente, tomó una navaja para afeitar y se suicidó.
24Me acuerdo de Jonás el profeta, Dios lo inspiraba, aquel gran águila para el aire de aquel día. Dios lo inspiró de tal forma que descendió allá y estuvo en el vientre de una ballena por tres días y tres noches, salió en una de las orillas y dio un mensaje que hizo que la gente vistiera de saco aún a los animales. Pero cuando el Espíritu lo dejó, subió a la cima de la montaña, se sentó y le pidió a Dios que le permitiera morir. Correcto. Hallamos que este gran Elías, de quien Juan fue un tipo, el gran águila de aquel día, poderoso, recio, hombre del monte que vivía en una caverna en el bosque, salía, estaba entre el pueblo y Dios lo llevaba a lugares de los que Israel no sabía nada, declaraba el mensaje y decía: ASÍ DICE EL SEÑOR y volvía a la soledad.
25Encontramos a aquel gran águila cuando salió de allá y le dijo al rey: "No caerá ni siquiera rocío del cielo sino por mi palabra (1 Reyes 17:1) Volvió allá e iba por el camino de los Samaritanos aquel día, aquel bastón en su mano y un pedazo de piel de oveja a su alrededor, su cabeza calva le brillaba, las patillas le colgaban, con pasos muy firmes, iba por el camino de los Samaritanos. Pero E1 sabía en Presencia de quien había estado, no temía lo que Acab iba a decir porque había estado en la Presencia de alguien mayor que Acab, había estado en Su Presencia y tenía el ASÍ DICE EL SEÑOR; aquellos ojos enmarcados por las arrugas miraban directo al cielo, caminaba firme porque sabía que tenía un ASÍ DICE EL SEÑOR.
26Oh, él era un águila, subió a la cima de la montaña y bebió del arroyo hasta que se secó, luego descendió y convocó una reunión. Dios le dio una visión y subió ala montaña y dijo: "Probemos quién es Dios, veamos quién es Dios; si alguna vez fue Dios, todavía es Dios". Correcto. Oh, me gustan esas águilas. Sí señor. El subió allá y dijo: "Vamos a probar a Dios" e hizo de la manera que Dios le había dicho en la visión. Dijo: "Tomen un buey y yo tomaré otro, Uds. llamen a Baal y yo invocaré a Dios y aquel que responda por fuego, ese será Dios". (1 Reyes 18)
27El estaba muy seguro de sí mismo, seguro de su visión, mientras aquellos estuvieron toda la mañana llamando a Baal y se hirieron, gritaron y saltaron, él andaba por allí y decía: "Quizás deban gritar más alto, quizás esté tomando una siesta". ¿Entienden? Oh, él sabía dónde estaba parado. Pero después de haber probado a Dios, su ojo de águila se oscureció y cuando Jezabel amenazó que lo mataría, huyó al desierto. Dios halló a Su siervo debajo de un enebro, corriendo, después de haber probado que Dios era Dios, estaba nervioso y molesto.
28Cuando uno llega a esas esferas, eso produce algo en el corazón humano; cuando uno regresa no puede explicarlo, eso lo transporta a uno a algún lugar y no es necesario intentar hablar de eso. Las visiones y otras cosas lo hacen a uno pedazos... No se le puede explicar a los demás porque no lo entienden, nunca han estado allí, entonces, ¿cómo lo entenderían? Así que eso los hacía pedazos.
29Pero Dios fue tan bondadoso con Su siervo para alimentarlo y animarlo bajo aquel árbol de enebro. Después de haber tenido tanta confianza en Jehová, de estar tan seguro que pudo llegar hasta la presencia del rey y decirle: "No caerá ni siquiera rocío sino por mi palabra" y salió del palacio del rey ungido. Después tuvo una visión sobre qué hacer, fue a aquella montaña y pidió fuego del cielo probando que Aquel era Dios, luego mató a cuatrocientos cincuenta sacerdotes paganos y les cortó las cabezas, luego huyó cuando la visión lo dejó y el mismo día pidió lluvia del cielo.
30Estando sentado allá, nervioso, dijo: "No soy mejor que mis padres, no soy más que los otros profetas; ahora Señor, toma mi vida porque soy el único que he quedado, soy el único que está predicando el Evangelio correcto, así que toma mi vida, déjame ir". Ellos se frustraban así. Pero Dios le dijo: "No, Yo tengo siete mil que no han doblado sus rodillas a Baal. Está muy bien Elías, estás haciendo un gran trabajo, pero tengo otro grupo que tú no conoces". "Pero toma mi vida, no soy mejor que mis padres, que los profetas antes que yo, déjame morir". (1 Reyes 19).
31Aquí está Juan, muy parecido a él, echado en la prisión meditando. Después de haberse parado en las orillas del Jordán y de haber salido del desierto, después de haber recibido el Espíritu Santo en el vientre de su madre tres meses antes de nacer. Seguro que sí, ¿cómo? Cuando escuchó por primera vez el Nombre de Jesucristo, la vez que María fue... Ella todavía no había sentido nada... El Ángel había hecho sombra sobre ella y el Espíritu Santo se lo había dicho, así que salió para Judea y le contó a Elizabet que iba a ser madre, le dijo: "Dios ha hecho sombra sobre mí y voy a tener un hijo, llamaré su nombre Jesús". El pequeño Juan tenía entonces seis meses, Elizabet estaba embarazada pero todavía no había sentido la vida.
32Así que mientras estaba parada alli mirando el rostro de María y ella le contaba lo que el Espíritu Santo le había dicho que iba a suceder, le contaba la experiencia que había tenido; siendo una mujer de mayor edad, concibió y su esposo había quedado mudo. Mientras estaba parada allí le dijo que iba a tener un hijo y llamaría su Nombre Jesús, tan pronto como el glorioso Nombre de Jesús fue pronunciado por labios humanos por primera vez, un pequeño que estaba muerto en el vientre, saltó, volvió a la vida y recibió el Espíritu Santo en el vientre de su madre. Ella entonces dijo: "¿ Y de dónde esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Porque he aquí, como llegó la voz de tu .salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre". (Lucas 1:43- 44). Dice la Biblia que nació lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre, un hombre llamado por Dios que se fue al desierto a los nueve años, sin educación y fue un hombre del bosque.
33A los treinta años salió del desierto predicando un Mensaje sobre un Mesías que vendría y estremeció aquellas regiones. El no le temía a la doctrina de los Fariseos porque les dijo: "Serpientes en la grana, no vengan diciendo que a Abraham tenemos por padre generación de víboras ¿quién os enseñó a huir de la ira que vendrá?" Oh mi hermano él era recio El les dijo. Les habló de un Mesías que vendrá con un aventador en su mano y limpiará su era y juntará el trigo en su alfolí y la paja quemará en fuego que nunca se quemará". El sabía de qué estaba hablando.
34Pero cuando finalmente llegó el Mesías y Juan tuvo el honor de bautizarlo... El vino de la manera correcta y las señales estaban correctas, mostró la señal Mesiánica y Juan supo que Aquel era el Mesías, Aquel era y no habían dudas. Juan dijo: "Vi esa Columna de Fuego, la Luz que descendió sobre El en forma de paloma y una Voz que hablaba desde la Columna dijo: Este es mi Hijo amado en quien me complazco en morar". El sabía que aquel era el Mesías. Juan dijo: "Yo no le conocía pero el que estaba en el desierto me dijo que bautizara con agua y sobre aquel sobre quien viera descender el Espíritu y que permaneciera en El, ese es el que bautizaría. con Espíritu Santo y fuego, estoy seguro de que El es". (Juan 1:33) Así que él lo declaró.
35Pero cuando llegó el problema, Jesús ya había venido y había demostrado que era el Mesías, pero algo salió mal. Juan había anunciado al Mesías que vendría con un aventador en Su mano para quemar la paja; pero se fijó en las obras de Jesús, que era manso y humilde y eso lo preocupó, no sabía qué decir y pensó: "Hay algo malo en alguna parte". Parecía que había creído en algo equivocado, como que no estaba funcionando bien. Muchas veces nosotros también pensamos que no está saliendo bien, pero sí está saliendo bien; mientras sepamos que El está aquí, ¿cuál es la diferencia? Está saliendo bien. Quizás no esté saliendo como creemos nosotros que debería salir, pero está funcionando de acuerdo como Dios quiere que funcione.
36Juan pensó: "Bueno, introduje un Mesías que tendría Su aventador en Su mano, que iba a limpiar la era y a juntar el trigo en Su alfolí; les dije que el hacha estaba puesta a la raíz de los árboles y que El tomaría toda la basura y la quemaría y aquí está, en vez de un gran hombre poderoso así, viene uno manso y humilde. Algo debe estar mal en alguna parte, no hay duda que algo está mal en alguna parte". El pensó que aquello no andaba bien, se desilusionó como muchos de nosotros cuando vemos que las cosas no salen como creemos que están correctas, nos desilusionamos. No se atribule, estará bien. Allí el diablo lo había atrapado y pensó: "Ahora lo tengo en la cárcel, lo metí en la cárcel y mientras lo tenga allí lo voy a sacudir bastante. Dios no lo está usando por los momentos, lo tengo en la cárcel y voy a echarle encima todo lo que pueda, lo tengo enjaulado, tengo al Aguila en la jaula y voy a hacer que desee no haber predicado el Evangelio".
37Así es que hace él con muchos y hoy hay muchos hombres buenos en esa misma condición. Eso es exactamente cierto. Creemos, que no está funcionando bien pero sí está funcionando bien, todo está bien Veo a muchos que vienen y dicen: "Hno. Branham, se oró por mí, pero realmente no veo ninguna diferencia, algo está mal" No, no lo hay, no hay nada mal en el sistema, no hay nada mal con Dios no hay nada malo en la Biblia ni hay nada malo en el Espíritu Santo, la cosa es que hay algo malo en Ud.. 38.- Todo estaba saliendo bien, era Juan... El otro día una dama vino desde la ciudad de Zion y podría estar aquí ahora, de eso hace como un mes; la dama y su esposo eran una pareja muy hermosa y vinieron con algunos amigos míos, los Simmses de Zion, hasta donde sé podrían estar sentados aquí en esta noche. Ella tenía un hijo y creo que nació con un pie colgándole así, no lo podía asentar; ella dijo "Si tan sólo pudiera ver al Hno. Branham y que pusiera sus manos sobre el niño, ese pie volvería a su sitio". Ella trajo los zapatos que él usaba en casa y otras cosas. Sí señor.
39Yo estaba orando o predicando en el tabernáculo, terminé y estaba intentando abrirme paso para ir a otra reunión en Bloomington Illinois; pero cuando abandonaba la plataforma, me di cuenta que iba a haber lavamiento de pies. Nosotros creemos en el lavamiento de pies y yo creo que la Biblia lo enseña, debemos hacerlo hasta que El venga. Tratamos de cumplir cada Palabra que El dijo y en nuestra iglesia estábamos observando esto, lo cual siempre hemos hecho durante cuarenta años. Salíamos para lavar los pies y entró mi hijo y me dijo: "Papá, aquí hay una gente que viene de Zion ellos esperaban que esta noche hubiera oración por los enfermos tienen a un niñito y la dama cree que si tú oras por él esa pierna volverá a su lugar tiene un problema en una pierna":
40Le dije: "Tráela acá". Aquella hermosa madre vino y me dijo: "Hno. Branham. mi esposo y yo creemos que cuando Ud. ponga sus manos sobre este niño la pierna se va a enderezar y va a estar bien". Le pregunté: "¿Necesita que yo reciba una visión del Señor?" Ella dijo: "No señor sólo ponga sus manos sobre él" Le dije: "Muy bien, lo haré" Puse mis manos sobre él, oré y entré a la oficina.
41Al día siguiente estaba en la oficina sentado, contestando algunas llamadas y haciendo algunas cosas, cuando llegó un vehículo y salió la dama y su esposo; ellos me dijeron: "Hno. Branham algo salió mal". Les dije: "¿Que quieren decir con eso?" Ella dijo: "Hno Branham, yo creí que si Ud. ponía sus manos sobre mi hijo Dios lo sanaría, lo creí, pero algo salió mal en alguna parte; será mejor que Ud. reciba una visión para eso". Le dije: "No; no, no hay nada mal, lo único que está mal es Ud.. Sólo créalo".
42Ella entonces me dijo: "Hno. Branham, le preguntaré una cosa, ¿Cree Ud. Que es la voluntad de Dios que mi bebé esté paralítico?" Le respondí: "No creo que sea esa la voluntad de Dios". Me dijo: "Eso era todo lo que quería que Ud. dijera" y se fue. Días más tarde me llamaron y dijeron que la pierna del bebé estaba normal, se había enderezado. Vea, sólo nos agitamos y eso es todo. Todo está saliendo bien, todo va de acuerdo a su tiempo.
43Hallamos entonces que el diablo trata de hacer que la gente no crea. El diablo intentaba entonces que Juan no creyera que aquel era el Mesías así que juntó a dos de sus discípulos y los envió diciéndoles: "Vayan y encuéntrenlo dónde esté predicando, cuando lo hallen le preguntaran si yo he estado mal". "¿Pueden imaginarse eso?". "¿Podría haber estado mal? ¿Es El el mismo? Yo sé que la señal estaba correcta, yo vi la señal del Mesías y sé que estaba correcta; pero este hombre manso, humilde y todo lo demás, no lo entiendo, no logro comprenderlo, no puedo hacer que encaje". No se supone que Ud. lo haga, porque si yo pudiera explicarles todo y Ud. y yo lo supiéramos todo, ya dejaría de ser fe, todo aquello que se pueda explicar perfectamente deja de ser fe. Ud. es salvo por fe y es sano por fe. Ud. sólo lo cree y no puede explicarlo, cree solamente. 44 Así que Juan dijo: "Vayan y pregúntenle si esperamos a otro. Yo vi aquella señal del Mesías sobre El y ¿he estado mal? ¿He estado confundido? ¿Ha surgido algo malo?" Cuando aquellos discípulos se acercaron a Jesús con el mensaje de este gran profeta, Jesús no les dijo: "Les diré lo que haré, le enviaré algo de literatura a Juan sobre cómo ser feliz en la cárcel". No, El jamás dijo eso, tampoco dijo: "Le daré un libro de paciencia y Uds. dirán a Juan cómo ser paciente mientras está en la cárcel. Es algo bueno, está en la cárcel y no me gusta verlo allí, pero le diré cómo hacerlo, cómo estar contento". No, El no dijo eso.
45¿Saben lo que dijo El? Dijo: "Quédense hasta el culto de esta tarde, quédense por allí y después se pueden ir, pero vean el culto de esta tarde". Después que Jesús tuvo aquella reunión, yo me imagino a los discípulos de Juan sentados allí vigilando cada movimiento de El, porque Juan les había enseñado quién era aquel Mesías y estos eran discípulos de él. Entonces ellos comenzaron a ver lo que estaba sucediendo.
46Después que hubo terminado el servicio y cuando los dos discípulos regresaban con Juan, El les dijo: "Vayan y díganle a juan que los cojos andan, los ciegos ven, los sordos oyen y todos los que vienen al servicio son pobres. A los pobres les es predicado el Evangelio, díganle a Juan que no se asuste y que no piense en otra cosa, Yo voy de acuerdo al plan, todo está bien, voy de acuerdo a los. preparativos. Vayan y díganle que hay un servicio de sanidad, que a los pobres les es predicado el Evangelio, que el Poder de Dios se está moviendo entre ellos. Yo estoy de acuerdo al plan, que no le preste ninguna atención a ninguna otra cosa, yo voy de acuerdo al plan". (Lucas 7:22).
47Oh mi hermano: "Bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí" Que no sea escandalizado. Yo creo que hay más gente que encuentra tropiezo en Jesús que en cualquier otra persona que haya vivido sobre la tierra. Se escandalizan fácilmente. Jesús puso allí esta bienaventuranza fuera de su lugar, para que nosotros pudiéramos verla en esta noche. Pues El dijo: "Bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí. No sean escandalizados en Mí, no importa lo que suceda, todo está saliendo de acuerdo al plan". Así que Ud. siga adelante y créalo, eso es todo; todo está bien, siga adelante y créalo.
48Uds. saben que Jesús allí no reprendió a Juan por eso, no le dijo: "Estoy avergonzado de Mi Apóstol, siento vergüenza por Mi profeta". No, El no dijo eso; El no dijo: "¿Qué irá a decir el mundo de esto, si comenzaste predicando de un Gran Mesías y luego envías a preguntar si soy Yo el Mesías?" El no lo reprendió. Cuando Juan dijo lo peor que pudo decirle a Jesús, Jesús dijo lo mejor que juan había dicho de El. Sí, porque juan dijo: "Vayan y vean si es El".
49Pero después que los discípulos de Juan se fueron, Jesús dijo: "¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Salisteis a ver a un hombre cubierto de delicados vestidos?" No, él estaba muy lejos de Hollywood Así que dijo: "¿Salisteis a ver a un hombre cubierto de delicados' vestidos? Esos están en las casas de los reyes'. ¿Salisteis a ver una caña sacudida por cualquiera denominación?" Oh no. Seguro que no. "¿Entónces qué salisteis a ver? Un profeta, sí y más' que profeta. Este es aquel Elías, de quien dijo el profeta: He aquí, envío a mi mensajero delante de tu faz... De cierto os digo, que no se levantó entre los que nacen de mujeres otro mayor que Juan el bautista" (Lucas 7:24-28).
50El no lo condenó, El sabía que estaba ungido con el Espíritu de Elías y aquel Espíritu estaba en él, El sabía que todo estaba saliendo bien, que todo estaba saliendo de acuerdo al plan, ¿no era él mayor que todos los demás profetas? Si Ud. es espiritual entenderá algo, ¿por qué era él mayor? Todos los demás profetas habían hablado del Mesías, pero Juan lo introdujo, él fue quien lo presentó. Así será en el tiempo del fin. Todo está saliendo de acuerdo al plan, no se escandalice, sólo crea. Hoy las iglesias se escandalizan en El, encuentran tropiezo, la gente halla tropiezo y se agita, no sabe en qué pensar. Dicen que es telepatía mental o alguna otra cosa. No, no se escandalice.
51Nuestro Mensaje del Domingo pasado fue para tratar de mostrarles lo que Dios hizo con Abraham y a su Simiente después de él; nos dimos cuenta que por cada encrucijada que él. pasó, también cruzó Su Simiente. Por Justificación, por Santificación, por el bautismo del Espíritu Santo, por la posición de Hijo y luego vino Dios en carne humana, El le dio la espalda a la tienda de Sara y le declaró lo que ella estaba pensando en su corazón. No se asuste que El está de acuerdo al plan, El está aquí, no se escandalice en El. "Bienaventurado aquel que no encuentre tropiezo en mi" Si El estuviera aquí para hablar en esta noche, diría lo mismo porque El está de acuerdo al plan; el profeta dijo que habría un tiempo que "no sería de día ni de noche, más en el tiempo de la tarde habría luz ". (Zacarías 14:6-7) El está de acuerdo al plan.
52El ha pasado por Justificación en la Edad de Lutero, por Santificación en la Edad de Wesley, en la Edad Pentecostal puso Sus dones en la iglesia y ahora se nos ha aparecido en nuestra misma carne, como dijo Jesús que lo haría. No se escandalice en El, El está conforme a la hora. "Juan, sal de esa cárcel, sal de esa organización que no cree en esto, quítate las escamas de los ojos, si lo crees eres un hombre libre". El está acorde con la hora. "Más en el tiempo de la tarde habrá luz" Amén. Las luces del atardecer están brillando y ¿quién es El? El mismo jesús. El mismo sol que sale en el Este es el mismo que se oculta en el Oeste. El Hijo de Dios se levantó entre la gente del Este y ¿qué hizo para probarles a los Samaritanos y Judíos que era el Mesías? Les mostró una señal de que era el Profeta de quien Moisés había hablado.
53La mujer Samaritana fue testigo de lo mismo al decir: "Sabemos que cuando el Mesías venga, El nos declarará todas las cosas, pero ¿Tú quién eres?" El dijo: "Yo soy El". Ella dejó su cántaro y se fue corriendo a la ciudad y dijo a todos: "¿No será este el Mesías? (Juan 4:25,29) Ese hombre me dijo lo que está mal en mí y lo que estoy haciendo, ¿no será ese el Mesías?" Y la gente lo creyó. Eso lo hizo El entre Samaritanos y Judíos, pero no a los Gentiles, porque cuando el Evangelio llegó a los Gentiles ya El estaba glorificado, estaba en gloria. "Pero en el tiempo de la tarde habrá luz" ¿Qué fue lo que hizo la iglesia? Cayó en el Catolicismo y organizó una iglesia; entonces salió Lutero con Justificación para la simiente, después de Lutero vino Wesley con Santificación, más tarde vinieron los Pentecostales y entraron también en organización, así han seguido con sus sistemas y asi llegamos a los últimos días. ¿Qué es esto?
54Pero en el tiempo de la tarde, antes de que los cuerpos de Sara y Abraham fueran cambiados para recibir al hijo prometido, El vino, se sentó y conversó con ellos e hizo una señal delante de ellos. Jesús se refirió a eso, nosotros no estamos atrasados, no mire para atrás a ver qué dijo Lutero o qué dijo Wesley, mire lo que Jesús dijo y mire la señal donde estamos. No mire para atrás para ver qué dijo alguien más, vea lo que dijo El, El fue quien lo dijo.
55El mismo sol que sale en el Este es el que se oculta en el Oeste y ha habido un día oscuro, cierto, ha habido luz suficiente para ver cómo introducirse en las iglesias y hacer organizaciones y otras cosas; pero ese verdadero Poder y manifestación de la Presencia de Dios ha sido visto durante muchísimos años, le hemos sentido y sabíamos que estaba aquí, hemos visto dones obrando, pero cuando lo vemos a El venir visiblemente entre nosotros, con Poder en Su Iglesia para alcanzar el borde de la vestidura de aquel Maestro y tocarlo, que trae Su Poder aquí y habla a través de Su pueblo, eso lo hace a El Dios. Dios con nosotros " Oh. sí. Juan, Di os abre las puertas de la prisión en esta noche y te deja libre. "Bienaventurado aquel que no halle tropiezo en mí". No es leer la mente o telepatía sino Poder. de un Cristo resucitado que viene pronto. Oremos.
56Amado Dios, mientras las luces de la tarde brillan y ciegan los ojos de muchos, mientras otros las usan para andar; Dios, te ruego que en esta noche les des la Luz del Atardecer nuevamente a este pueblo de la hora de la tarde, que vean el Poder de Tu resurrección porque Tú dijiste: "Las obras que yo hago, vosotros también las haréis" (Juan 14:12) Nos preguntamos qué obras hiciste, entonces hallamos en Juan capítulo 5 y verso 19 que dijiste: "No hago nada hasta que veo al Padre hacerlo primero" Tú lo prometiste y nosotros sabemos que es verdad.
57Una vez más Señor y será consumado. Muchos Juanes están encerrados hoy en prisión, hombres y mujeres buenos que saben que Tú eres su Salvador pero se han estado haciendo preguntas; oh Dios, que puedan ver que Tú vas de acuerdo al plan, estás conforme a la hora, concédelo, te lo pedimos en el Nombre de Jesús, amén.
58Antes de hacer el llamado al altar, llegué un poco tarde esta noche y pensé que anoche había predicado... Le voy a decir a Billy que lo logré esta noche, él me dijo que yo no podía predicar menos de una hora y media, pero con la ayuda del Señor logré mejorar ese tiempo. Creo que repartimos tarjetas de oración ayer, ¿se repartieron algunas hoy? ¿Cuáles? De la uno a la cien, yo creo que se repartieron ayer, ¿cierto? ¿Cuáles fueron? Las de la letra A, muy bien. ¿Dónde comenzaremos? Ayer comenzamos con la uno, ¿verdad? Bueno, comencemos entonces por las últimas, comencemos con las ochenta.
59¿Cuántos no han estado nunca antes en uno de los cultos? Levanten sus manos, miren para acá, la mitad de la audiencia. ¿Cuántos saben que Jesucristo ya ha sanado al enfermo y salvado al perdido? El no podría salvarle o sanarle, le diría que ya lo ha hecho y Ud. tendría que creerlo; pero El prometió que las obras que El hizo, nosotros también las haríamos y especialmente en esta hora de la tarde, ¿cuántos saben eso y creen que es la verdad? ¿No dice que: "El es el mismo de ayer, hoy y por siempre"? (Hebreos 13:8) Ciertamente El es el mismo de ayer, hoy y por siempre. Muy bien. Si lo es. Entonces que actúe así.
60Todos los que están parados en la línea de oración que me son desconocidos, los que saben que yo no sé nada de ellos, levanten sus manos. Todos. Muy bien, Uds. que no tienen tarjetas de oración pero quieren ser sanados y saben que yo no sé nada de Uds., levanten sus manos, todos; toda persona en el edificio que sepa que yo no sé nada de él, levante sus manos, por todas partes. No creo que hay una persona hasta donde puedo ver que yo conozca. Si no me equivoco, éste que está sentado acá creo que es un predicador de Arkansas, no puedo verlo bien por las luces, pero creo que es un predicador de Arkansas.
61¿Cuántos saben que en una ocasión una mujer pasó a la línea de oración? Hubo una dama que pasó y dijo en su corazón: "Si tan sólo pudiera tocar el borde del manto de ese hombre, quedaré sana". (Mareos 5:28) Sufría de un flujo de sangre, ¿recuerdan eso? Se deslizó entre la multitud y le tocó así; ahora, Ud. Nunca sentiría eso y Hno. Tommy, Ud. Sabe cómo es la ropa de los Palestinos, ese manto largo y grande, ellos usaban otro manto en la parte interior por el polvo que recogían en el camino. Ella tocó el borde de aquel manto y se volvió a la audiencia y Jesús dijo: "¿Quién me ha tocado?" (Marcos 5:30) Ese era el Hijo de Dios: ¿Quién me ha tocado?
62Pedro lo reprendió diciéndole: "La gente cree que hay algo malo en Ti, todos te tocan". Uds. saben: "Hola, ¿cómo está reverendo? Uds. saben, Rabí". El le dijo: "Pero siento que me debilito". ¿Cuántos saben que virtud es fuerza? Seguro. "Fuerza salió de Mí, alguien me ha tocado". El se volteó y estuvo mirando a la audiencia, hasta que encontró dónde estaba, le dijo que su flujo de sangre se había detenido porque su fe la habla salvado, ¿es cierto eso? Bueno, El está aquí en esta noche. Uds. hermanos ministros con los que comimos en esta mañana...
63Este hermano que está aquí, creo que es un hermano del que mencionaron todos los grados que obtuvo en una escuela Bautista, doctor y Ph. D y no recuerdo qué más, él nos estaba comentando al respecto pero tuvo que olvidarlo todo al igual que-Pablo, para conocer a Cristo. Las Escrituras nos enseñan en el Libro de Hebreos que El es un Sumo Sacerdote que se compadece de nuestras debilidades. (Hebreos 4:15) Correcto. ¿Cuántos saben que eso es así'?
64Bien, si El es el mismo de ayer, hoy y por siempre. ¿cómo actuaría si Ud. le tocara? Actuaría igual, ¿cierto? "Un poquito y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis porque estaré con vosotros hasta el fin del mundo. Las obras que yo hago, vosotros también las haréis" El prometió que esto sucedería con el pueblo Gentil, no en la Edad de Lutero ni la de Wesley sino que sucedería en el tiempo del fin. ¿No lo ven? Está de acuerdo a la hora. Recuerden, esto le ha dado la vuelta al mundo, así que estamos en el fin, no hay dudas, no hay dudas. Ud. toque Su manto.
65Ahora, ¿qué es esto Hno. Branham? No soy yo y a mí eso no me haría nada, si Ud. no lo hiciera; hay tanto de Ud. en esto como lo hay de mí, debe ser la fe suya la que lo toque a El para que. hable a través de mí. Este es un don para que yo me rinda a El, para que le entregue mis ojos, mi mente, mi lengua y mi ser no conozco a ninguno de Uds. pero es El hablando, es El quien lo hace, no soy yo. Entonces, ¿qué lo produjo? Yo no lo conozco a Ud., Ud. dirá: "¿Y a mí Hno. Branham?" No lo conozco; "¿y a mí?" No lo conozco pero El si, así que tóquelo a El y El me usa a mí. Vea entonces que son Uds. y yo como Sus siervos. El manifiesta a Su pueblo que está de acuerdo al tiempo, que va de acuerdo al plan antes del tiempo del fin, cuando habría luz en el atardecer.
66Si El lo hace, ¿cuántos le amarán, le creerán y le aceptarán? Dios le bendiga. Ahora Padre Celestial, lo demás queda en Tus manos, me entrego a mí mismo y esta audiencia a Ti y tan sólo un caso lo puede probar Padre; permite que suceda en el Nombre de Jesucristo. Amén. Sean muy reverentes ahora, no se levanten más, siéntense tranquilos y sean reverentes por un momento. Una Palabra de El significará más que todo lo que yo pueda decir en cien vidas, sólo una Palabra de parte de El.
67Ud. que está allí y no tiene tarjeta de oración, donde quiera que se encuentre y cualquiera que sea su condición, sólo diga: "Oh Gran Sumo Sacerdote, déjame tocarte. El Hno. Branham no me conoce pero Tú hazlo que voltee hacia mí y me declare por qué estoy orando, permite que él me diga lo que está mal en mí; él no me conoce, si estoy pensando o haciendo algo, cualquiera cosa que pueda ser, permite que me lo diga y yo te creeré". Porque dice la Biblia que así haría El, así lo hizo y así lo hará. Fíjense amigos, si una sola vez debilitó a Jesús, ¿qué podría hacerme a mí que soy un pecador? Hasta que lleguemos al portal allá Uds. jamás sabrán. cuál es el precio, pero no me estoy quejando sino dándole gracias a Dios de manera que Uds. lo entiendan.
68Hay días en que venirnos y repartimos las tarjetas de oración, luego tomo esas tarjetas durante toda la semana y escojo unas por aquí y otras por acá, de manera que no todo el mundo salga corriendo cuando se llame la tarjeta de oración número uno; antes de que el muchacho las reparta, viene y delante de la audiencia las mezcla, supongo que Uds. Lo han visto hacer eso. Muy bien. Después él va y si Ud. quiere una, él se la dará, pero no le puede decir: "Le di la número uno". Porque ni él mismo lo sabe, simplemente las reparte, las mezcla y las reparte; podría darle la número diez a Ud. y al que está a su lado la noventa y cinco y durante la semana yo llamaré de la veinte a la treinta, de la cincuenta a la noventa o al contrario, de la noventa a la veinte, algo así, lo que el Señor ponga en mi corazón, es donde el Espíritu Santo nos guíe a llamar.
69Por esa guianza sucede que en esta noche aquí está una dama de color y yo un hombre blanco. ¿Soy desconocido para Ud.? no nos conocemos y esta es la primera vez que nos encontramos. Ahora, si el Espíritu Santo sigue siendo el Espíritu Santo que estuvo en Cristo, si el que está en nosotros esta noche, es ese mismo Espíritu, hará las mismas obras; si es cierto, el Espíritu Santo, entonces hará la obra del Espíritu Santo, hará la obra de Jesús. Sabiendo lo que El es ahora Ud. puede estar seguro de lo que El fue allá; tomemos San Juan capítulo 4, cuando El siendo judío se encuentra con una mujer Samaritana y para captar su espíritu habla con ella por un momento, El le dijo cuál era su problema y ella le dijo: "Señor; paréceme que eres profeta. Sabemos que cuando venga el Mesías El nos declará estas cosas'.
70Ella le dijo eso y El le dijo: "Yo soy el que habla contigo". Luego ella fue corriendo a la ciudad y les dijo: "Venid y ved a un hombre que me ha dicho las cosas que he hecho, ¿no será este el Mesías?" Y todos creyeron. Jesús nunca hizo eso con otra persona, pero toda aquella ciudad creyó por eso; El no sanó a nadie, simplemente llegó allí y se manifestó y dice la Biblia que toda la ciudad creyó en El por el testimonio de la mujer. Si ese fue Jesús ayer y puede venir hoy a hacer lo mismo cuando hay una joven Africana y un hombre Anglosajón parados aquí, si El puede revelarme algo por lo que Ud. está aquí, algo que Ud. haya hecho o algo así, Ud. sabrá si es verdad o no, seguro que sí.
71Si El puede decirle lo que ha sido, ciertamente puede decirle lo que será, ¿lo creen? A todas las personas de color que se encuentren aquí, también los blancos y otros, ¿creen eso con todo su corazón? Muy bien. Si alguno de Uds. no cree que esto es la verdad y creen que es psicología, yo no tengo ningún grado, pero venga Ud. mismo y hágalo, lo estoy esperando; si tiene miedo de venir, acéptelo o manténgase callado al respecto. Dije eso porque me sentí guiado a hacerlo, hay algo andando por allí y lo sé, Uds. también están conscientes de que algo anda por aquí también. Uno de sus problemas es el nerviosismo, es realmente muy nerviosa.
72Allí viene: "Lo adivinó". ¿Está bien? Yo podría decir: "Alguien allí está nervioso o el Señor dijo algo". Pero, ¿quién es ese alguien? Esta es ese alguien, ella tiene un buen espíritu; veamos si es esto, ¿nervios'? Tiene problemas con su hombro también. Correcto. También tiene problemas del corazón, ¿es cierto eso? Ud. tiene una carga en su corazón, ¿cierto? Es por un joven, sí, está en una institución, en un hospital y Ud. está orando por él. ¿Quiere que le diga quién es Ud.? La señorita Richardson. Vaya creyendo.
73Uds. jamás sabrán lo que eso hace en mi, casi aniquila la misma vida... Sean todos muy reverentes. ¿Cómo está señor? ¿Somos desconocidos el uno para el otro? Sí lo somos pero Jesús nos conoce a ambos y nos alimenta a ambos. Si Dios me permite saber por qué está Ud. aquí, no tendría entonces que entrar en detalles. Hay una línea completa allí y otros allá orando. Eso me afecta mucho. Pero si El me dijera algo sobre Ud., ¿le creería? Por supuesto. Una de las cosas por las que Ud. quiere que se le ore, es por su vista, desde luego que Ud. usa lentes y todos pueden verlo, pero eso no es todo lo que hay con relación a este hombre. Hay algo más, hay una sombra de muerte sobre él y sus ojos no lo producirían, es tuberculosis y ya Ud. fue operado de eso pero sin éxito, no la hicieron como debería ser hecha, ¿es cierto eso? ¿Cree Ud. que todo va a estar bien? Crea con todo su corazón, ¿creería Ud. que El es el Hijo de Dios y que lo ha sanado? Entonces vaya diciendo: "Gracias Señor". Esa úlcera sanará.
74No le conozco y somos extraños el uno para el otro, ¿Cree Ud. que Jesucristo es el Hijo de Dios? ¿Cree Ud. que El me envió a mí como mensajero a la iglesia en estos últimos días para traer estas Escrituras y dar un don ...? No porque sea yo, tampoco porque El tenía que... Generalmente El busca alguien que ni sepa nada y así pueda manifestarse a Sí mismo. ¿Cree Ud. que las cosas de las que hablo son verdad por las Escrituras? Ella parece estar muy cargada de pesares y es por eso que hablaba con ella un momento, así es. Lo primero es para Ud. misma, Ud. fue operada de un problema femenino, le extrajeron todos los órganos femeninos, pero eso continuó y ha producido otra cosa. Un momento, se estranguló y Ud. tuvo que volver.
75Pero eso no es lo que realmente le acongoja, su preocupación es por un niño, es su hijo y tiene una enfermedad, algo malo, es tuberculosis y ahora tiene ciertos ataques, correcto. Pero Ud. tiene otra cosa por la que está preocupada y es un problema en un oído. Correcto. Su nombre es la señora Smith. Vaya y crea en el Señor. Amén. ¿Creen? Tengan fe, sólo tengan fe y crean. ¿Cómo está señora? Somos desconocidos, no la conozco hasta donde sé y nunca la he visto en mi vida, nos encontramos aquí por primera vez y si yo pudiera hacer algo por Ud. y no lo hiciera, sería entonces una mala persona y no debería estar detrás del púlpito como ministro.
76Yo no podría ayudarla, pero si El estuviera parado aquí usando este tabernáculo que El me ha dado, sólo podría probar que era el Mesías al hacer algo por Ud.; pero Ud. tendría que tener fe en lo que El hizo por Ud. o no funcionaría, ¿es cierto? Pero si El estuviera aquí y le dijera a Ud. Algo, cuál es su problema, lo que ha hecho, lo que no debería haber hecho o algo así, entonces Ud. tendría fe para creerlo, ¿verdad? Muy bien. ¿Podría hacer eso subir la fe de la audiencia ahora? Ud. se aleja de mí, Ud. ha tenido un accidente y eso le está molestando en la cabeza, tiene problemas en su lado izquierdo, correcto, complicaciones, hay muchas cosas malas, eso es cierto. Sí señor. Si Dios me, dijera quién es Ud., ¿le ayudaría eso? Señorita Terry, ¿cree Ud. con todo su corazón ahora?
77El sana problemas del corazón, ¿cierto? ¿Cree Ud. que El lo hace? Siga adelante diciendo: "Gracias amado Dios". ¿Cree Ud. que El sana la artritis y sana a la gente? Muy bien. Siga, crea con todo su corazón y Dios le bendiga. Ud. tiene un problema femenino y problemas del corazón, ¿cree Ud. que El la sanará? Muy bien, vaya regocijándose y diciendo... Ud. está joven para tener problemas de anemia, pero ¿cree Ud. que El hace transfusiones de sangre? Vaya diciendo: "Gracias Señor". Vaya creyendo. Sinusitis, ¿cree Ud. que El sana eso? Vaya diciendo: "Gracias Señor Jesús".
78Ud. tendrá que ser operada de ese tumor, pero, ¿cree Ud. que Dios la sanará de eso? Muy bien, siga regocijándose y diciendo: "Gracias Señor". Pase señora, ¿cree Ud. que El sana de nerviosismo? Muy bien, vaya por su camino regocijándose y diciendo: "Gracias Señor". ¿Qué si yo no le dijera nada a Ud.? ¿Me creería de todas formas? Pase acá, que sea sana en el Nombre de Jesús. Vaya creyendo.
79Un momento, algo ha sucedido en algún lugar, ¿esas personas estaban en la línea de oración? Oh sí, eso debe haber sido lo que... Señor, el que está sentado allá atrás en la fila mirándome, Ud. está sufriendo con problemas de la próstata. Sí señor, el que está sentado allí. Sí señor, ¿tiene Ud. tarjeta de oración? ¿No tiene una tarjeta de oración? No la necesita, su fe lo ha sanado. La segunda dama allá, es su esposa, correcto, los veo juntos en un hogar y ella sufre de problemas en su hígado, si es correcto levante su mano y vuelva a casa, Jesucristo la sana.
80La dama que está sentada a su lado tiene problemas en su lengua, ¿cree Ud. señora? Si eso es cierto levante su mano. Muy bien, vuelva a casa. Ud. que está sentado allí en la esquina, ¿qué de Ud.? Eso está sobre Ud. ahora, es un problema de la vesícula, muy bien. ¿Lo creen? Vuelva a casa y sea sano, amén. ¿Lo acepta? ¿Qué tocaron ellos? Aquí está sentado un hombre que comenzó a llorar, que está sentado aquí atrás, este caballero, el joven, nunca lo he visto en mi vida pero escuche hijo, Ud. tiene problemas estomacales, cierto, pero Ud. estaba orando y el Espíritu vino sobre Ud. con una sensación maravillosa. Si soy un desconocido para Ud. salude con su mano así, no lo conozco, ¿es ese su problema? Mueva su mano. Muy bien, está sano, Jesucristo lo sana.
81La dama que está sentada aquí atrás sufre de epilepsia, ¿cree Ud. que Dios la sanará? ¿Lo cree? Si Ud. acepta su sanidad, esos ataques se irán y ya Ud. no los tendrá más. Créalo. La dama que está sentada aquí mirándome, la que está al lado de ella y levantó su mano, Ud. tiene un problema en su tobillo, ¿cree Ud. que Dios la sana? Muy bien, reciba su sanidad.
82Esta dama que está sentada aquí con su mano levantada, está lista para ser operada de un tumor, pero Dios se lo sacará y la sanará, ¿lo cree? Vaya y créalo. Esta dama bondadosa con un turbante blanco puesto, la dama de color, tiene problemas de la vesícula, ¿cree Ud. que Dios la sanará? ¿Qué de Ud. en la silla de ruedas? ¿Cree Ud. que yo soy Su profeta? Ud. morirá sentada allí pero tiene una oportunidad de vivir igual que los leprosos que estaban en la entrada de Samaria, yo no puedo sanarla hermana, porque no soy un sanador, pero aquellos Samaritanos dijeron: "Si nos quedamos aquí, moriremos: si entramos en la ciudad, moriremos, la única oportunidad es ir al campamento del enemigo y si nos matan, moriremos de todas formas, pero si nos salvan, quedaremos vivos".
83Tenían probabilidades de uno en millones y Ud. no tiene esa clase de oportunidad, está invitada en esta noche a la casa del Dios amoroso. Póngase de pie ahora y camine. Pongámonos de pie y creamos en el Señor Jesucristo, levantémonos, si Uds. creen en El, pónganse de pie en el Nombre de Jesucristo y acepten su sanidad. Amén. Hagan el llamado al altar.