Photo

~ EL VERDADERO SELLO DE LA PASCUA ~
1Hoy tuvimos un servicio en esta mañana, en el cual el Hermano Neville nos predicó un mensaje sobresaliente con motivo de la Pascua.
2Bién, yo se que es muy cansado el hecho de tener que escuchar de pie, pero es que nuestro cupo aquí es muy limitado. Me acaban de preguntar si podrían abrir aquí atrás y sentar a la gente en el bautisterio. Y les contesté: "Ese es un buen lugar para ellos." Y fué un excelente lugar para ellos. Así que, van a acomodarse en la orilla del bautisterio. No se si lo van a lograr o no, pues lo que veo es que está hasta arriba de agua, así que lo mejor sería que se pararan sobre un tablón. Ya veo que están empezando a acondicionarlo, así que probablemente lo tendrán listo en unos minutos.
3Ahora, la celebración de la Pascua, es un gran día para todos nostoros, ¡y como nos gusta la Pascua! Bién, vamos a procurar no retenerlos por mucho tiempo, debido a las circunstancias en que estamos.
4Me gustaría hacer uno o dos anuncios, y estos son de que nuestros servicios empezarán el próximo Domingo; ahora, para Udes., hermanos que vienen de afuera de la ciudad. Empezarán en Bloomington, Illinois, en el Colegio Metodista. Y serán de Domingo a Domingo. Voy a hablar al cuerpo de estudiantes de ese colegio, por la mañana y habrá un desayuno con ese motivo, esto, es lo que tengo entendido.
5Y después en la siguiente semana, esto es, del veintitres hasta el último Domingo o ¿como está esto? (El Hermano Neville contesta: "Hay un anuncio de esto en el Boletín, Hermano-Editor) ¿Oh, sí? Bién, entonces esto ya ha sido anunciado, ya están enterados. ("Yo lo anuncié.") Sí, señor, está muy bién, magnífico. Se me informó anoche que en Chicago, no pudieron conseguir el Auditorio del Tecnológico Lane, así que será en otro auditorio que está aproximadamente a unos diez minutos del Tecnológico Lane, manejando. Será otro auditorio según tengo entendio. Por supuesto, ellos probablemente pondrán algunas señales allí que lo llevarán a usted al lugar donde será la reunión.
6De allí iremos a Colombia Británica. Y para Julio del primero al cuatro, estaremos en Miami, Florida.
7Para entonces hay probabilidades de tener un gran reunión en una carpa, y si esto se lleva acabo, realmente desearía que todos ustedes estén allá, todos los que puedan estar, allá en Washington, D.C., la capital, para la reunión. Siendo mi primera reunión en una carpa, y usted sabe que el Señor me prometió que El me encontraría en ese cuartito en esa reunión. Y esto es lo que andan planeando ahorita los hombres de negocios de allá; ellos nos llamaron y nos informaron de que o bién rentaríamos el Salón de Convención, en el cual ya hemos estado, o pondríamos una carpa grande. Y tan pronto como se mencionó de "una carpa grande", algo como que registró en mí, y dije, puede ser que ella sea el lugar donde la reunión se lleve acabo allá en los patios de la Casa Presidencial. Esto está mucho, muy bién. Así que veremos que resulta, y después le dejaremos saber, si el Espíritu Santo guía de esa manera.
8Creo que hay aquí algunos pequeñitos con sus padres que vienen fuera de la ciudad, y ellos desean dedicarlos al Señor. Ahora, muchas gentes los rocían con agua, y demás. Y esto está perfectamente bién, yo no tengo nada encontra de esto. Sin embargo, el rociamiento con agua, no es Escritural, para un niño o un adulto. ¿Vé? El rociamiento con agua es solamente una forma eclesiástica que ha sido adoptada, primeramente por la Iglesia Católica, y después la pasó al Protestantismo. Pero no hay Escritura que diga que debes rociar a un adulto o a un niño. Y siendo así, nos gusta quedarnos con la Escritura, tan cerca como podamos; en la Biblica ellos le traían niños a nuestro Señor, y El los levantaba, los levantaba en Sus brazos y los bendecía y decía: "No impidáis a los niños venir a M"i." Ahora, esto es lo que estamos tratando de hacer, seguir los mandamientos del Señor de est manera. Nosotros llamamos a los y dedicamos los niños al Señor. Vamos a suplicarle a nuestro pianista que toque el himno "Traer a Los Niños." Muy bién. Y aquellas madres que trean a sus pequeñitos, vengan hacia adelante. El Hermano Neville y algunos de los ancianos estarán aquí conmigo, si así lo desean, y dedicaremos estos niños al Señor. Traedlos, Traedlos, Rescatarlos de los campos del pecado; Traedlos, Traedlos, Traed los pequeñitos a Jesús.
9Ahora, esto es solamente un acto de las madres dedicando a sus pequeñitos a Jesús. Y siendo hoy la mañana de Resurrección, que maravillosa oportunidad para inciárlo con bautísmo y dedicación. Cantemos de nuevo la alabanza mientras ellos empiezan. Traedlos, Traedlos, Rescatárlos de los campos del pecado; Traedlos, Traedlos, Traed los pequeñitos a Jesús.
10Ahora, mis amigos, conozco a estos niños, a cada uno de ellos, son los niños mas hermosos del mundo. Yo lo sé. Lo sé mejor que cualquier otra cosa que pudiera decir al respecto. Esto es correcto. Y esta es la manera como usted debería sentirse.
11Ellos son pequeños tesoros de los cuales Dios le ha dado la responsabilidad para criarlos. Y como siempre lo he dicho, y he hecho esto un decir para lasa madres, de que sabemos que tenemos cuatro Evangelios escritos y son Mateo, Marcos, Lucas y Juan, pero hay un quinto Evangelio, que no está escrito, y ése, es el de la madre. Ella toma los cuatro Evangelios y saca las enseñanzas de ellos. Así que, la responsabilidad está puesta sobre ustedes madres y ustedes padres, de criar estos ninos para el Reino de Dios. Yo estoy seguro de que este es el deseo de su corazón.
12Los encomendamos a Dios en oración, y dedicamos así, sus niños a Cristo. Los ancianos y yo lo haremos, solamente les pedimos a ustedes nos de los nombres. Se que mi esposa está un poco celosa de mí en estos momentos.
13Lisa Ann Mitchell. ¡Oh! Lisa Ann Mitchell, un tesoro en los brazos de cualquier persona. Inclinemos nuestros rostros:
14Padre Celestial, como Tus siervos, elevamos en oración a Ti, a la pequeñita Lisa Ann Mitchell, en el Nombre de Jesucristo. La dedicamos y reclamamos su vida para el Reino de Dios. Hazla que viva y crezca y sea una persona hermosa para para el Reino de Dios. Hacemos esto, porque somos comisionados por nuestro Señor. En el Nombre de Jesucristo, oramos. Amen. (Dios le bendiga.)
15H.A., E.J. Junior. E.J. Junior, mientras él está tomando su siestecita. Inclinemos nuestros rostros:
16Nuestro Padre Celestial, elevamos hacia Ti este pequeñito, orámos que si Jesús se tarda en venir, Tú lo hagan un gran siervo de Dios. Su madre te lo entrega a Ti. Y nosotros te lo presentamos, en el Nombre del Señor Jesús, para que Tú lo benigas y también el hogar donde él proviene. Haz que él sea criado para la gloria de Dios, lo dedicamos a Jesucristo. Amen.
17Dios le bendiga, hermano ministro, y su esposa. Soy un poco cuidadoso para ese oficio, porque siempre estoy temeroso de lastimar a los pequeñitos.
18Creo que lo podemos coger en esta forma… Esta es una pequeñita ¿cuál es el nombre? Débora Myers. La pequeñita Débra Myers, está bién despierta en esta mañana. Inclinemos nuestros rostros:
19Padre Celestial, te traemos a Ti, a la pequeña Débora Myers, oramos por tus bendiciones sobre la niña. Mientras la dedicamos al Señor, y su padre y su madre la presentan, como una conmemoración al nuestro Señor Jesús quien bendijo a los pequeñitos y dijo: "¡No les impidáis a ellos, venir a Mí!", Te entregamos a Ti, ala pequeña Débora para una vida de servicio, en el Nombre de Jesucristo. Amen.
20"¿Cuantos más de estos otros van a dedicar? Muy bién, Señor. Esta niña, Sara Ruth, la pequeñita Sara Ruth Wheeler. Wheeler. Wheeler.
21Nuestro Padre Celestial, te traemos a Ti, a esta preciosa niña a quien han puesto en nuestros brazos para dedicarla. Y estamos con nuestros rostros y corazones inclinados, para agradecerte por ella, y oramos que Tú bendigas su vida convirtiéndola a una vida para Tu servicio. Te la entregamos a Tí, en el Nombre de Jesucristo. Amen.
22Dios te bendiga. Esto es todo. Ella me miró como diciéndome: "¿Algo más?" Muy bién.
23Aquí está una dulce niñita. ¿Cuál es su nombre? Mica Ungren. ¡Oh, que cosita tan dulce es esta! ¿Como estás? Ella es muy vivaracha, y quiere saber lo que está pasando aquí arriba. Inclinemos nuestros rostros:
24Nuestro Padre Celestial, Te damos a Ti esta hermosa niñita en esta mañana de Resurrección, en que te hemos traido pequeñitos a Ti. La dedicamos al Señor Jesús, para una vida de servicio. Concédelo Señor, de que ella viva muchos días, hasta la venida del Señor, si esto es posible. Y su vida sea para Tu servicio, como lo hemos pedido al dedicártela a Ti, en el Nombre de Jesucristo. Amen. (NOTA: De los párafos 25 al 45, pertinentes a la presentación de niños por el Hermano Branham, no fueron grabados en esta cinta.)
25¿Cuál es su nombre? Oh, Melinda, la pequeña Melinda Ungren. Te quieren ver los hermanos sentados en este lado, Melinda. Eres una niñita hermosa. ¡Oh mi Señor! Inclinemos nuestros rostros:
26Dios Padre, te entregamos a Ti esta damita en el Nombre del Señor Jesús. La dedicamos para Ti, su vida que sea una vida de servicio para Ti, Señor, orando para que Tú alargues sus días y la hagas una hechura de tus manos para servirte a Ti y para hacer aquello para lo cual ella ha nacido. Te la entregamos a Ti, en dedicación en el Nombre de Jesucristo. Amen.
27¡Cuantas niñas hermosas! Veamos ahora… esta, oh, aquí está, esta es. ¿Como estás? ¿Como estás en esta mañana pequeñita? ¿Cuál es el nombre de ella? Jane… Jamie Lynn Daulton.
28Nuestro Padre Celestial, te traemos a Ti esta dulce niñita, y oramos para que Tú la bendigas. Y te pedimos Señor, que Tú bendigas los hogares de estos niños. Haz que ellos sean criados en la admonestación de Dios, para una vida de servicio para Ti. Te entregamos a Ti esta hermosa pequeñita, mientras la dedicamos a Dios en el Nombre de Jesucristo, el Hijo de Dios. Amen. (Hermana, su niñita es una dulce criaturita.)
29¿Como estás? Casi puedes cargarme, ¿verdad? ¿Como se llama? Teresa Cabert. Mira para acá, Teresa. ¿No es ella una preciosa cosita? Todos ellos son pequeñitos muy hermosos.
30Nuestro Padre Celestial, te entregamos a Ti esta hermosa niñita, a quien sus amados la han puesto en nuestros brazos. Y mientras nosotros te la presentamos a Ti, la entregamos para una vida de servicio a Dios. La dedicamos para el servicio de Dios, en el Nombre de Jesucristo, el hijo de Dios. Amen.
31Dios le bendiga, hermana y a su pequeñita mientras nosotros oramos. Una pequeñita de ojos azules; y otra de ojos cafés. ¿Como se llama? Cynthia, pequeña Cynthia. Mira aquí, Cynthia. Esos ojitos tan bonitos.
32Nuestro Padre Celestial, Te entregamos a Ti esta pequeñita en esta mañana. Permítela vivir por largo tiempo y permítela que ella sea Tu sierva. Sus amados la han puesto en mis brazos para dedicártela. Y yo la traigo ante los ancianos y la pongo delante de Dios y la dedico para el servicio de Dios, en el Nombre de Jesucristo, el Hijo de Dios. Amen.
33Bién, este que sigue, se vé muy chiquito; Meda, tú deberías estar aquí arriba para coger este niño. Yo tengo miedo de lastimarlo. James, James Bliss. Es un pequeñito muy vivaracho, ¿verdad? Eso es.
34Nuestro Padre Celestial, te entregamos a Ti al pequeño James. Haz que sea como aquel, de quien su nombre proviene, James (Santiago) el de la Biblia, no hay duda, que el mostró sabiduría en el consejo del servicio de Dios. Yo oro para que Tú lo bendigas, y por una vida de servicio para Ti. Bendice el hogar de donde él proviene y haz que él sea criado en la adomición de Dios, mientras nosotros lo dedicamos para el servicio de Dios, en el Nombre de Jesucristo, el Hijo de Dios. Amen.
35¿Como se llama esta niñita? Venga aquí, mi muchachita. Tammy Brown. La pequeña Tammy Brown. Su madre y su padre, fueron bautizados esta mañana. Otra hermosa niñita. Inclinemos nuestros rostros.
36Padre, te traemos a Ti esta niñita. Me imagino que fué algo semejante a esto cuando las madres Te llevaron a sus niños a Ti, cuando Tú estabas aquí, en Tu jornada terrenal. Nosotros Te la dedicamos a Ti, Señor. Tengo entendido, que su padre y su madre fueron bautizados aquí esta mañana, en ese precioso Nombre del Señor Jesús. Por lo tanto, su hogar estará bién. Yo oro para que Tú le bendigas y le des una vida de servicio. Mientras la dedicamos a Dios para Su servicio, en el Nombre de Jesucristo, Su Hijo. Amen.
37Muchas gracias. Oh, espere perdóneme, no miré a este niño. ¿Como estás? Mire nada más que hombre tan fino. ¿Lo puedo tomar en mis brazos? ¿Puedo? Muy bién, ¿Como se llama? Danny Johnson, Danny William Johnson. Oh mi Señor, aún parece un predicador, ¿verdad?
38Padre Celestial, te traemos este pequeñito a Ti. Puede ser que sea todavía muy pequeño, para saber lo que está sucediendo, pero hay un Dios en el cielo quien mira hacia abajo y sabe estas cosas. Te lo entregamos a Ti, Señor, así como la madre lo puso en nuestros brazos. Por fe venimos en el Nombre de Jesucristo, y lo reclamamos como un trofeo para la gracia de Dios y le dedicamos a Dios, en el Nombre de Jesucristo. Amen. (Dios te bendiga hermanito.)
39¿Ya presentamos a todos? ¡Que niñita tan preciosa tenemos aquí! Este sombrerito y vestidito que traes puesto, es de lo más hermoso. Adler, Adler, Ellen Gail Adler, que niñita tan hermosa!
40Nuestro Padre Celestrial, Te presento a Ti este tesoro de su hogar, una niñita que ha venido al mundo. Y sus amados la traen para ser dedicada para Tu servicio, sabiendo en el día perverso en que estamos viviendo. Reclamamos la vida de esta niña como un trofeo para Dios. Y la dedicamos para el servicio de Dios, en el Nombre de Jesucristo, el Himo de Dios. Amen. (Dios te bendiga, pequeñita.)
41Aquí tenemos a un pequeño predicador, dos de ellos. ¿Son gemelos? No. Uno tiene cinco y otro ocho años de edad. ¿Como se llama este? Johnny, procedentes de Richmond, de Richmond, Virginia. Su cara me es familiar, usted tuvo una entrevista conmigo. Y el Señor estuvo presente allí. Perdóneme usted; reconocí su cara pero no podía acordarme quien era usted. Muy bién, sabemos que el niño viene de un beun hogar. Su nombre es Juan, Johnny.
42Nuestro Padre Celestial, te traemos a Ti al pequeñito Johnny y ponemos nuestras manos sobre él, porque esta es la manera que Tú lo hiciste, pués Tú también pusiste Tus manos sobre ellos. Nostros le bendecimos y reclamamos su vida como un trofeo de la gracia de Dios, y lo dedicamos para el servicio de Dios, en el Nombre de Jesucristo, el Hijo de Dios. Amen. (Dios te bendiga, Pequeñito.) Lewis, este se llama Lewis.
43Padre Celestial, te traemos a Ti al pequeñito Lewis, a quien su padre a traido para dedicarlo para servicio en la casa de Dios.
44Mientras pensamos en aquellos días, de cuando Anna fué al Templo a orar y Dios le dio un niño. Y després ella lo trajo de regreso y se lo entregó a Dios. Veamos que esto es lo que estás gentes están la ciendo, traen a sus pequeñitos, sus pequeños tesoros, y los dedican. y así ek sacerdite tomó al niño como su padre y crió a este pequeñito y llegó ha hacer un profeta.
45Ahora dedicamos al pequeño Lewis en esta mañana para el servicio del Dios todo poderoso, en el Nombre de Jesucristo, Amen. (Dios te bendiga hijo.)
46Es en verdad algo bueno, de verlos a ustedes aquí en esta mañana, procedentes de Richmond, Virginia. Dios le bendiga.
47Veamos ahora, ¿terminamos? Muy bién. Oh, ¡estos pequeñitos! No podemos saber, probablemente hemos dedicado a nuchos misioneritos en esta mañana, y a un predicador, no lo sabemos. Todo esto, está en las manos del Todopoderoso.
48Quiero anunciar que el servicio para esta noche, aquí en el Tabernáculo, será un servicio de comunión y si usted nunca ha atendido a uno de nuestros servicios de comunión, le diré, que también practicamos el lavamiento de pies después de participar de la comunión. (La cena del Señor.)
49Tenemos aquí algunos pañuelos sobre el pulpito para que yo ore por ellos. Uno pertenece al Hermano Grimsley, nuestro hermaon que asiste a esta iglesia. No sé el resto de ellos de quienes serán. Nosotros enviamos cientos y cientos de ellos, por todo el mundo. Quiero orar por ellos después de que empiece a orar por los enfermos.
50Quisiera habla primero, solo por unos momentos, como una continuación pequeña del Mensaje de Resurrección. Y ahora, antes de abordar la Palabra de Dios, acerquémonos a El en oración.
51Nuestro Padre Celestial, estamos agradecidos en nuestros corazones en esta mañana por esta gloriosa mañana. Y por encima de todo esto, estamos agradecidos por lo que esto representa, la resurrección y el sello de aprobación de nuestra religión, de que Jesucristo se levantó de los muertos, cerca de dos mil años atrás, y se presentó de nuevo a Su Iglesia vivo para siempre. Después de dos mil años estamos tan contents de estar todavía gozando ese compañerismo con los dicípulos del Cristo resurecitado. Oramos Señor, para que Su Presencia sea tan real aquí en la iglesia en esta mañana, que cada persona presente aquí que no sea salva, acepte a El como su Salvador. Y aquellos aquienes no han sido llenos con Su Espíritu, haz que este sea el día cuando el Espíritu hará su obra final en ellos. Pedimos que El, en Su gran Sacrificio, que sanó al enfermo, llegue tan cerca del pueblo, que la fe sea sobre saliente, Señor, y domine sobre toda incredulidad, y haga que el enfermo y el afligido salgan de aquí sanos y satisfechos.
52Te pedimos Señor, que Tú bendigas aquel que tiene a su cargo de explicar Tu Palabra, sobre la resurrección.
53Dios, bendice a todos los ministros por dondequiera, Tus hijos, Tus siervos por todo el país, por todo el mundo.
54Y ven Señor Jesús, pronto, porque vemos nubes flotando en el aire, Señor, y sabemos que hay algo grande acercándose. Ciñe a Tu pueblo. Haz que ellos tomen la espada de la Verdad, la pongan en la armadura, se bajen el yelmo, calcen sus pies con el Evangelio y sobre todas las cosas, tomen ese escudo de fe y vayan hacia adelante. Concédelo Señor porque nubes de guerra han descendido. Bendícenos hoy porque nosotros sabemos que muy pronto veremos a Jesús. Y oramos para poder estar listos para irnos cuando esa hora venga. Haz que preparemos nuestros corazones, y que hoy todo quede terminado de una vez por todas, en este servicio matutino. En el Nombre de Cristo Jesús, hablamos a través de Tu Palabra, pues Tu Palabra es la Verdad. Amen.
55Ahora, para aquel quien desea leer conmigo en las Escrituras, ábrala en Lucas, el capítulo 24. Yo deseo leer una buena porción de aquí, si el Señor lo permite, para dar un respaldo en lo que quiero basar mi plática de unos cuantos minutos. Ahora, si usted desea, si se pone caluloroso, o cualquier cosa, haga todo lo que usted pueda hacer para sentirse confortable, y yo trataré de terminar tan pronto como sea posible.
56Nostors queremos expresar, de que ciertamente apreciamos su lealdad de venir; y más cuando la gente trata de decir que el Evangelio ha perdido su atracción, pero cuando vemos que la gente ha venido de todas partes de la nación para estar de pie largamente en un lugar en donde sus piernas les están doliendo, esto, todavía demuestra de que Dios tiene pueblo, y de que todavía existe un anhelo en sus corazones por ver a Dios. El Evangelio en su simplicidad, tan sencillo así como el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo es, constituye todavía el poder más grande que jamás ha tocado la tierra. Y el Evangelio no es únicamente la Palabra, sino el poder y la demostración por el Espíritu Santo. Haz que El conceda estas cosas para nosotros mientras leemos principiando del versículo 36 en adelante del capítulo 24 de San Lucan. Y emtre tanto que ellos hablaban estas cosas, El se puso en medio de ellos y les dijo: Paz a vosotros. Entonces ellos espantodos y asombrados, pensaban que habían visto un espíritu. Mas El les dice: ¿Por qué estáis turbados y suben pensamientos a vuestros corazones? Mirad mis manos y mis pies, que Yo mismo soy: Palpad y ved, que el espíritu no tiene carne ni hueso como veis que yo tengo. Y diciéndo esto, les mostró las manos y los pies. Y no creyéndolo aún ellos de gozo, y maravillados, El les dijo a ellos: ¿Tienes aquí algo de comer? Entonces ellos le presentaron parte de un pez asado, y un panal de miel. Y El tomó y comió delante de ellos. Y El les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros; que era necesario que se cumpliesen todas las cosas que están escritas de Mí en la ley de Moisés, y en los profetas, y en los salmos. Entonces les abrió el sentido para que entendiesen las Escrituras, Y díjoles: Así está escrito, y así fué necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día; Y que se predicase en Su Nombre el arrepentimiento y la remisión de pecados en todas las naciones, empezando desde Jerusalem. Y vosotros soís testigos de estas cosas. Y he aquí, Yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros: mas vosotros asentad en la ciudad de Jerusalem, hasta que seáis investidos con el poder de lo alto. Y sacólos fuera hasta Bethania, y alzando sus manos, los bendigo. Y aconteció que bendidiéndolos, se fué de ellos y era llevado arriba al cielo. Y ellos después de haberlo adorado, se volvieron a Jerusalem con gran gozo; Y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciéndo a Dios. Amen.
57Bién, si yo escogiera un texto por titulo, yo escogería este: El Verdadero Sello de la Pascua.
58Como llegué a pensar en un tema como este, fué del resultado de mi viaje a Georgetown, una pequeña ciudad pasando New Albany, hace como una semana. Y parados allí en la calle, habían jovencitos recogiendo ofrendas para comprar estampillas con el sello de la Pascua para donaciones. Y esto me hizo empezar a pensar acerca del Sello de Pascua. Y díjeme: "¿Qué es un Sello de Pascua? Seguramente que significa algo más que recoger ofrendas para comprar estampillas como esos jovenes lo están haciendo." Y pensé: "¿Qué harán con esás estampillas, y con la donación que es recogida de su venta?" Estas estampillas con el Sello de la Pascua, son puestas por supuesto, en cartas y cosas. Y es una donación voluntaria que se da por ellas, y lo que se recoge, ayuda a internar personas en el hospital, que tienen tuberculosis y otras enfermedades, y también a ponerlos en un asilo de ancianos, hasta que ellos mueren. Y yo pensé: "Seguramente que la Pascua tiene algo más que poner a una persona en un hospital, algo más que dar comodidad." Lo cual, es muy bueno, yo no tengo nada encontra de eso. Que Dios les bendiga, eso es una cosa maravillosa. Pero todavía, parece ser que debería ir más adelante que eso, siendo que la Pascua significa mucho para la Iglesia Cristiana y para nuestra herencia Cristiana, significa, el Sello de la Resurrección. ¿Y como podría una pequeña estampilla como esta, tomar su lugar? No podría.
59Asi que, empecé a pensar en ésto, "¿Qué era el Sello de Pascua?" Y así fué como obtuve este pensamiento sobre el Sello de Pascua, que voy hablar en esta mañana.
60Ahora, Pascua, sellos y de más, están por toda la Biblia. Nos damos cuenta, que son tan antiguos como lo es la Biblia, los encontramos allá en el Jardín del Edén. Y también nos damos cuenta de que cualquier cosa que encontramos en cualquier parte de la Biblia, se origina en Génesis. Todo principió en Génesis.
61Y estaba meditando de lo que yo tenía en mi mente como el Sello de Pascua, y me pregunté el por qué eso fué tan rechazado, y el por qué la gente lo rechaza actualmente. ¿Por qué fué tan censurado? Y estaba también pensando de que no siempre es censurado y que no toda la gente lo censura.
62Pero Dios tiene una manera, de poner al hombre en una posición tal, en donde él es forzado a hacer una decisión. El hombre no puede vivir en la tierra sin hacer una decisión. Dios le forza el asunto. El debe de hacer alguna decisión. Por ejemplo, hay un tiempo cuando usted tiene que hacer una decisión de ir a la escuela; cuando tiene que hacer una decisión con quien usted se va acasar, y así, usted tiene que hacer decisiones en diferentes situaciones.
63Pero en el Jardín del Edén donde ellos tenían solo dos hijos, la decisión fué impuesta sobre el hombre para que la hiciera. Y yo creo que fué hecho, para que mostrara su verdadero color, lo que él es, para mostrar lo que está dentro de él. Sabemos que el tiempo vino, para Caín y Abel, en que la decisión tuvo que ser impuesta, debido a que el tiempo de adoración había venido, y a cada uno se le proveyó una manera de adorar a Dios.
64Y si usted se ha fijado, existe una pequeña diferencia entre el bién y el mal. Y lo errado, en los últimos días, ha sido profetizado que estaría tan cerca de lo verdadero, que engañaría a los eligidos si fuere posible.
65Recordando los días de Caín y Abel, como ellos verían a sus altares, y adorban. Empecé a pensar de cuantos altares en las iglesias en esta mañana, se les h an puesto flores hermosas. Y esto está muy bién. Yo no tengo nada en contra de eso. Pero parece ser que la terminación de la adoración, es poner algunas flores en el altar, o una iglesia bonita, o hermosas decoraciones o algo así, esto parece ser que la termina.
66Y algo así de esta manera, fué para Caín, porque él trajo las frutas el campo, e hizo su servicio a Dios y fué rechazado porque él no vino de la precisa y correcta manera como Dios se lo había ordenado. El hizo sus ofrendas e hizo todo religiosamente al igual que su hermano, pero él fué rechazado. Y porque fué rechazado espiritualmente, se originó en él un celo, porque era un ambicioso.
67Y así es el hombre, él nunca puede hacer nada de la manera que es, porque él ha nacido en esa condición. El hombre está representado en el Cielo como un pecador, por un pecador. Yo estaba hablando sobre esto hace tiempo, y alguien dijo: "Eso no es justo. Si yo voy a ser representado por la desobediencia de un hombre, entonces yo no tengo oportunidad."
68Yo le dije: "Esto es verdad, porque usted ha nacido pecador, pero usted está representado. Usted está condenado a condenación, por representación."
69Bién, esto se mira cruel. Pero mire del otro lado, y verá entonces que estamos ordenados a Vida Eterna, también por representación. En donde uno nos representa a muerte, otro nos representa a Vida Eterna, así que esto nos pone otra vez ante el Trono. Todos como seres humanos, regresamos otra vez al mismo lugar, para hacer nuestra decisión.
70Pero esa avidez por el bién y el mal, siempre ha estado, el mal tratando de derrotar el bién. Todo principió en el Edén, y ha venido transitando por todas las edades. Ha venido transitando hasta que entró dentro de los asuntos nacionales. Ha llegado a entrar en los asuntos de la Iglesia. Ha entrado dentro de la vida del hogar. Ambicionando tratando de gobernar o destruir, tratando de controlar completamente, o de desechar. Y vemos estás cosas trabajando por donde quiera y siempre es la misma cosa, el tratar de dominar o de destruir completamente.
71A través de todo el Viejo Testamento, Dios, allá en los días de los profetas. Tengo, tantos escritos aquí que no tendría tiempo de entrar a estudiarlos. Pero Dios, en los días de los profetas, en medio de todo lo que sucedía, al igual como El lo hizo en el Jardín del Edén, cuando la verdadera Voz de Dios y la verdadera Adoración de Dios fué condenada, desechada y sacrificada, en el mismo Jardín del Edén, la Voz de Dios fué apagada por la ambición y el celo; y desde entonces, ha sido de esta manera en la iglesia, el tratar de apagar la verdadera Voz de Dios.
72Pero si usted se fija, tan pronto como la voz de Abel fué puesta en silencio por la muerte, Dios levantó a Set para que tomara su lugar, el cual no era nada menos que una pre-Pascua, una pre-resurrección, o un substituto hasta que la resurreccioón llegara. Eso estuvo así por mucho tiempo, y a través del Viejo Testamento la encontramos que continúa. Dios guardó Su Voz viva en los profetas. Ellos hablaron la Palabra de Dios, y el pueblo los apedreó de muerte. Y tan pronto como ellos apedreaban a uno y lo mataban, Dios levantaba a otro. Ellos lo apedreaban y los enterraban y Dios levantaba a otro. El siempre guarda Su testigo vivo. A través de las edades El guardó Su voz viva ante el pueblo, principiando desde el Edén.
73Y así nos damos cuenta, que tan pronto Caín comprendió lo que había hecho, huyó de la Presencia de Dios, y fué separado de Dios, por una señal que se le fué puesta. "El salió," la Biblia dice, "del Jardín del Edén, de las puertas del Jardín, para habitar al oriente del Edén." El salió, señalado, marcado, El Verdadero Sello de la Pacua… Salió de la Presencia de Dios. ¡Oh, qué cosa!
74Qué cosa tan horrible lo que vino sobre Caín, debido al celo, y debido a que no quiso ser reconciliado con Dios por la misma manera adecuada por la que su hermano vino. Dios le dijo a Caín: "Si tú hubieras adorado como Abél, serías aceptado."
75Pero Caín dijo: "Aquí está lo que yo he juntado. Esto es lo que yo tengo, aquí está lo que yo soy. Tómalo o déjalo, como tú quieras hacerlo, haz lo que Te parezca."
76Esta es la clase de actitud que la gente tiene todo el tiempo, ya sea en su vida ecleciástica, o en otros aspectos de su vida. Ellos dicen, "yo voy a la iglesia. Yo ayudo a la iglesia, yo hago esto y lo otro. Y si Dios no puede aceptar esto, que más dá, esto es lo mejor que yo puedo hacer." ¿Vé? Pero eso, todavía no es lo que Dios requiere. Dios no requiere eso.
77Dios requiere su manera provista. El ha proveído una manera y El requiere de Ud. que acepte lo que El ha proveído, ¿vé? El no necesita nuestra ayuda para decirle que hacer y como hacerlo. El nos ha establecido la manera para hacerlo, y las cosas que deberíamos de hacer y como deberíamos de hacerlas, y El no necesita nuestras ideas en esto para nada. No debemos de venir de esa manera. Pero nos damos cuenta que los hombres están inclinados a hacer esto, a través de todas las edades. Pero Dios guardó Su Voz viva por Sus profetas y demás, a través de las edades a medida que El viene manifestándose. Y hoy día encontramos ésto.
78Lo encontramos en la política, Tengo algunas cosas escritas aquí sobre la política, de como encontramos aún en este día en que estamos viviendo, gente que ha vendido su promogenitura por la política. Y si ninguno de ustedes tiene la cinta la cual prediqué yo allá en Middletown, Ohio; el Domingo, hace una semana, sobre Jezabel y Acab, me gustría que la escucharan alguna vez, en ella hablo de como la nación por causa de la ambición, por unos pocos de pesos extra, y por ser más popular entre el pueblo, vendieron absolutamente a Cristo al igual como Judas lo hizo dos mil años atrás por treinta piezas de plata. ¡Oh, es una cosa horrenda, el pensar en la condición que existe en esta nacíon y entre estas gentes hoy en día! Pensar que muchos años atrás, nunca hubieran hecho una cosa como esta. Pero hoy en día, están tan ansiosos por conseguir más dinero y por vivir despreocupadamente. Ahora, esto es por supuesto, aquel que no es Cristiano.
79El Cristiano no pide cosas fáciles. No estamos… Hay tantas promesas hechas hoy en día al pueblo Cristiano, tantos ministros prometiendo al pueblo una cosa falsa como: "Si usted viene a Cristo, todos sus problemas se terminarán." Pero yo le digo, que cuando usted viene a Cristo, es cuando empiezan. Entonces es cuando usted se pone un uniforme, toma el rifle y entra al campo de batalla. Esta caminata Cristiana, no es un lecho de rosas, Es una batalla desde la hora que usted empieza, hasta que su espíritu es puesto en libertad por la muerte. Usted no está en un paseo de campo. Ud. está en los campos de batalla. Y así pues se nos han prometido cosas.
80Y yo algunas veces, no quisiera decir esto, pero lo digo con todo mi corazón, de que me he quedado perplejo cuando he escuchado hablar tanto de una super-super fe, de una super-super religión, y todo hoy día, ha venido a ser "super-super algo." Hay un super-super hombre. Y la televisión ha abierto la puerta a hombres del espacio, super-super, y un montón de tonterías más. ¡Oh! y aún hoy día lo han metido a la Sanidad Divina, como super-super sanidades. Ahora, Dios no tiene tales cosas como esas. Muchas son las veces que hacen llamamientos al altar, y hombres dotados de poder sin duda, pero con un malentendimiento del Evangelio, les ponen aceite y oran por ellos, y les sacuden hasta que algo les pasa, y reciben sanidad. Y pueda ser que esas personas estén viviendo en pecado, y se van de nuevo a sus cosas dándose cuenta después de que la enfermedad regresa a ellos otra vez. Pudiera haber sido que ellos estuvieron bajo una emoción en aquel momento. Pero la fe de Dios que ellos acumularon los sanó. Pero cuando estuvieron entre incrédulos, la enfermedad regresó otra vez a ellos.
81Lo que necesitamos hoy en día es Sanidad Divina, ¡con decisiones firmes por Cristo! Esto es correcto.
82Hace poco estaba leyendo una copia de una carta que me envio la Asociación Luterana de Alemania, en donde un hermano había estado recibiendo y teniendo servicios de sanidad, con el patrocinio de la Iglesia Luterana y Pentecostales y demás. Y la copia de esta carta que me enviaron decía así: "Usted predica que en Sanidad Divina, todo lo que tienen que hacer, es dejar que tú pongas las manos sobre ellos, y que sientan algo y así ser sanados." El continuó escribiendo, 'Yo ciertamente no estoy de acuerdo con usted.' Continuó, 'Entonces ¿qué de la pequeña Débora Stadsklev cuando murió? Una niña que amaneció perfectamente sana un día, y horas después estaba muerta. Y todos ustedes fueron allá y oraron y tú la sacudiste y la ungiste con aceite y todo, para volverla a vida y no resucitó. La niña permaneció tirada allí sin vida; entonces le pusieron un telegrama al Hermano Branham y él nunca dió respuesta hasta que obtuvo una decisión clara de parte de Dios, y entonces vino en el Nombre del Señor Jesús, para decir la Palabra.'"
83Esto es lo que necesitamos, necesitamos tener una decisión precisa de parte de Dios. A esto es a lo que tenemos que llegar. Por esto es que bautizamos en el Nombre de "Jesucristo," porque es una decisión precisa que proviene de la Palabra de Dios. Esta es la razón por la cual nos quedamos con las cosas que hacemos, porque ellas son las ordenes de Dios y el Evangelio de Dios. Y nosotros debemos de guardarnos con ellas de la manera que están escritas. Esté Ud. de acuerdo, o no esté de acuerdo, no importa lo que ocasione, eso no tiene nada que ver en ello. Dios quiere decisiones precisas. Y ¿como las puede hacer cuando usted sabe que está errado desde el principio? Usted no puede así, obtener una decisión precisa de parte de Dios. ¿Como puede usted venir y pedir por Sanidad Divina cuando usted sabe que su corazón no está corecto delante de Dios, para servirle? ¿Vé? Usted quiere regrezar y hacer las cosas que estár en el mundo. Usted nunca recibirá sanidad en esa condición. ¿Vé? Usted debe venir limpio delante de Dios, y dedicar su vida y corazón a El y entonces Dios le sanará. Y su sanidad será eterna, porque su fe ha sido anclada.
84Ahora, esta avaricia está aquí, nos dimos cuenta, que aún está dentro de la iglesia, en la política y en los asuntos de la nación. Mire lo que está sucediendo en Africa hoy en día; esto es debido a la avaricia; examine lo que está aconteciendo allá en Africa hoy en día; y no solamente allá, pero en todo el mundo, por donde quiera, porque el hombre quiere ser alguien. Esto está bién aquí en la tierra porque es todo lo que tienen, o mejor dicho, es la manera que ellos quieren virir.
85Si esto fuera todo lo que yo tuviera, sería una persona miserable. Yo estoy buscando una Ciudad cuyo Arquitecto y Hacedor es Dios. Y por esta razón, es allí donde nosotros ponemos nuestros tesoros.
86Los hijos de Caín, o mejor dicho los hijos de Satanás, son hijos de Satanás porque Caín fué el hijo de Satanás. Y por lo tanto, los hijos de Caín hoy día. Y usted dice: "¿Estás seguro de eso, Hermano Branham?" Sí, lo estoy. Estoy positivo de eso. Bién, escuchen.
87Jesús, cuando estaba El en la tierra, sin ninguna demora les dijo a los lideres religiosos: "Ustedes son de su padre, el Diablo." Y ellos eran pios, y eran religiosos, y eran eruditos, tenían grandes enseñanzas y sacerdocios y ordenes y demás, pero ellos fallaron al no reconocer quien era Cristo. Ellos Fallaron al no reconocer su día.
88Y así como ellos lo hicieron en aquel entonces, así lo hacen hoy en día, exáctamente igual. Ellos fallan también al no reconocer el día en que estamos viviendo, y las cosas que Dios está haciendo. Vemos pues por lo tanto, que podríamos poner… sí esos lideres religiiosos…
89¡Esto es! Si esos lideres religiosos en ese día fueron llamados hijos del Diablo, y sabemos entonces que El Diablo, en el principio, fué aquel quien inspiró a Caín para que persiguiera a su hermano y lo matara. Fué entonces esa la misma cosa que les sucedió a esos mismos lideres que persiguieron a Jesucristo y lo mataron. Ellos fueron forzados a hacer una decisión al igual como aquellos fueron forzados allá en el Jardín del Edén. Los hijos de Caín, los hijos de Satanás, fueron forzados a hacer una decisión y dijeron: "Bién, ¿Qué más de esto?" Usted puede preguntar: ¿Esto tiene algo que ver con las naciones?"
90Cuando Satanás llevó a Jesús a la cumbre de la montaña para tentarlo, le mostró todos los reinos del mundo. Ahora, esos eran todos los que eran y todos lo que serían los reinos de todo el mundo. Y le dijo: "Estos son mios y yo hago con ellos lo que yo quiero. Los puede hacer que peleen uno contra el otro, los puedo hacer que hagan esto y lo otro." Satanás reclamó los reinos del mundo, así que podemos ver como la avaricia y el egoismo entró a la política. ¿Vé? Podemos ver entonces como está en la iglesia y sus lideres, como la avaricia y egoismo entra en la iglesia.
91Ahora, observe usted esa misma avaricia que se originó allá en el Jardín del Edén, que puso un mal sello a uno, y un buen sello al otro, como llegó hasta el tiempo de nuestro Señor Jesús. Cuando El estuvo aquí en la tierra, se le hizo un juicio por lo que en aquel entonces era llamada "justicia," un tribunal de justicia. ¡Que escarnio tan injusto fué ese! No hubo una sola cosa que ellos pudieron encontrar en contra de El. Ese fué el lado político. No pudieron encontrar nada en contra de El. Aún el mismo Pilato, dijo: "Yo no encuentro falta en El."
92Después vino la iglesia. Y ellos fueron forzados a hacer una decisión, después de que el mundo político lo hizo libre, para cooperar con el mismo espíritu que estaba en la política y que también estaba en la iglesia; esto nos enseña que si Satanás perdió su batalla allá, el todavía tenía algo en reserva, él podía ir a la iglesia. Y fue así como ellos lo crucificaron, porque fueron forzados a hacer una decisión. Y dijeron: "Danos a Barrabas en lugar de Jesús." ¿Vé? usted como lo hicieron?
93La misma cosa está ante nuestros ojos hoy en día, y esto siempre ha sido y siempre será, ¡el forzar ha hacer una decisión!
94Ahora, cuando ellos forzaron la decisión, Pilato supo en su corazón que cuando soltara a Jesús a la iglesia, la iglesia una vez teniéndolo en su poder, lo crucificaría, si lo soltaba una vez más a la iglesia, ella lo crucificaría. Así que, ¡Pilato no está excusado! Tomó agua y trató de lavar la Sangre de Cristo de sus manos, pero no podía hacerlo.
95Se cuenta que desde entonces, allá en Suecia, o Suiza, mejor dicho, donde Pilato pasó sus últimos años, perdió su mente, se volvió loco, y se arrojó en un pozo de agua. Y hay una leyenda que dice que "a las tres de la tarde en punto, agua azul sale del fondo de ese pozo." Gente de todas partes del mundo se reunen allí para observar esto. "A las tres de la tarde, esa agua de color azul añil, sale de alguna parte del fondo del pozo, y se menea en la superficie del agua y regresa otra vez abajo, mostrando con esto, que no hay agua que pueda lavar la Sangre de Jesucristo de las manos de ningún hombre." ¡El es culpable!
96Y en cada hombre que Cristo ha sido puesto en sus manos, no hay nada que pueda lavárselo de allí. Solamente hay una cosa por hacer y esta es: aceptarlo o creerlo.
97Los hijos de Satanás, es decir, los hijos de Caín, persiguien a los hijos de Dios y los llevan a muerte. Eso fué lo que ellos hicieron con Abél. Eso fué lo que ellos hicieron con Jesús. Eso fué lo que ellos hicieron con los profetas, y eso es lo que están por hacer otra vez, y lo harán tan pronto como las condiciones sean establecidas para que ellos actuen.
98Recuerde, como que nos hemos entrometido y no lo hemos tomado en serio y hemos desviado al pueblo fuera del camino del Evangelio y de la historia, de lo que está por suceder. Y he aquí que estamos encarandonos con esto de nuevo, aquí mismo en nuestra propia nación, y no hay nada que podamos hacer al respecto. Usted pudiera decir entonces: "Hermano Branham: '¿Cuál es la razón por lo que usted está hablando en contra de esto?' Bueno, porque así como no puedo detener el pecado, yo puedo levantar mi voz en contra de eso. Y esto es exáctamente lo que estoy haciendo hoy en contra del pecado, y en contra de las cosas erradas. Nostros hemos hecho mal, y vamos a cosechar lo que hemos sembrado, correcto.
99En la ciudad de Middleton, tuvieron una audencia. Trajeron a un sacerdote, a un predicador Bautista, y a un predicador Presbiteriano y los consultaron acerca de los fondos de una escuela. Y el sacerdote acordó que los fondos de una escuela. Y el sacerdote acordó que los Protestantes pagaron los impuestos al igual que los Católicos y que por lo tanto, esos fondos deberían repartirse entre los dos lados y agregó: "Lo que deberíamos hacer, es construir una escela, una escuela Católica." Oh, seguro, para apropiarse de esos niñitos ahorita en su niñez. Oh, oh, ¡que cosa tan terrible!
100Y como esa gente sentada allí, oyendo estas cosas ¡y aceptándolas únicamente por política! Como lo hacen, yo no lo entiendo. Pero aquí estamos en esta mañana de Pascua, y la cosa principal, por la que nosotros venimos a este país, y llegar a ser Americanos, fué por la libertad de religión contraria a ese sistema de Jezabel, pero ahora nosotros hemos regresado a el, eligiéndolo en el senado de la Casa Blanca. ¡Volvimos a la misma cosa de la que queríamos ser libertados al venir aquí! Oh, es una condición terrible en la que estamos viviendo hoy en día, y usted sabe esto porque la iglesia espiritual se vendió.
101Ellos lomataron, lo mataron a El, al igual como mataron al fiel Abél. ¿Por qué mataron a Abél? Porque en su corazón él tenía la revelación de la aprobación de Dios de lo que El requería para redimir al hombre del pecado. Esta es la misma razón por lo cual mataron a Jesús, porque en El estaba la revelación de lo que se requería de Dios para curar el pecado. Esta es la misma razón hoy en día, por lo cual ellos están en contra de la Verdadera Iglesia del Dios vivente, porque ella predica la cura para el pecado, las cosas que hacen vivir diferente a las gentes, actuar difenrente.
102Y cuando usted lo examina al nivel de la iglesia actual, de nuestros grupos Pentecostales, vemos que han regresado atrás y están haciendo la misma cosa de la cual fueron liberados; esto nos enseña, de que hay algo errado en alguna parte. ¡Una cura para el pecado! Ha entrado tan sutilmente, se ha deslizado dentro, bajo un disfráz de una verdadera religión Pentecostés. Pero si no produce esas características, si no produce esa clase de resultados, entonces hay algo mal en alguna parte de ella.
103¿Como puede una calabaza producir sandías? No lo puede hacer. ¿Como puede una vid producir duraznos? No lo puede hacer. Si está produciendo duraznos, entonces hay una vida de árbol de duraznos en la Vid.
104Y esto es lo que estamos viendo hoy en día. Si la iglesia, no importa cuanto ella profese de ser la iglesia del Dios Viviente, si ella no está produciendo a Dios por una salvación genuina, es decir, trayendo de nuevo a las gentes a una salvación de Dios real (y mostrarles que Dios vive entre ellos), entonces la cosa está errads, no está produciendo la vida que Cristo dijo que produciría.
105Cristo murió en el Calvario. ¡De la manera como fué hacia la cruz! Estaba leyendo un librito no hace mucho tiempo, con motivo de una indagación, y en esta busqueda, encontré algo que fué de lo más sorprendente para mí. Me senté y dejé el libro sobre la mesa, y levanté mis manos y alabé a Dios; me levanté y caminé un poquito, me volví a sentar y lo volví a leer otra vez. Y pensé: "¿De manera, que en este mismo monte en el cual Jesús fué crucificado, Adán murió y fué errado? Es decir, ¿Adán murió en el Gólgota y fué sepultado en el Gólgota? Y díjeme, "¡Que apropiado es, ya sea que fuere correcto o incorrecto."
106Sepongamos que fué correcto. Entonces, el primer Adán murió y fué sepultado, y todavía está en el polvo de la tierra, porque el representó al mundo y al pecado de la gente. Pero el segundo Adán, siendo el Dios de los Cielos, cuando El murió en el Gólgota, no hubo la suficiente tierra para detenerlo, El se levantó al tercer día y está vivo para siempre. ¡Pero el problema del pecado allí en el Calvario, allí es donde la deuda fué pagada. Cuando este Adán, el segundo Adán, marió, El pagó la deuda del pecado de la raza humana.
107E mundo lo puso a El en una tumba y lo selló en esa tumba.
108Y ellos harán lo mismo hoy día. Están tratando de hacer lo mismo hoy día. No quiero que a usted se le vaya esto. El mundo está tratando, y se pondrá peor más adelante, de Sellar a Cristo otra vez en la tumba. Están tratando de hacer de El un Dios histórico, Uno que caminó en aquellos días y les dió poder a sus discípulos para sanar al enfermo y echar fuera demonios.
109¿Qué fué lo que ellos hicieron? Tan pronto como pensaron que se habían deshecho de El, al igual que Caín hizo cuando él pensó que se había deshecho de Abél, lo pusieron en una tumba y lo sellaron allí.
110Y hoy en día, ellos están tratando de detener a Cristo en una tumba. ¡Oh, pero lo que hizo una mañana de Resurrección! Una mañana de Resurrección arruinó todas sus teologías. Y cuando una mañana de resurrección vino por un pueblo, una Iglesia aquí, mil novecientos años después, ella arruinó sus teologías. El no está muerto, ¡El vive para siempre! No pueden detenerlo a El en ninguna tumba. Usted no puede ponerlo en una tumba Metodista, o en una tumba Bautista, oen una tumba Presbiteriana, o en cualquier tumba de usted. El se levantó de esa tumba, ¡Y está vivo hoy día! Yo tube una tumba Metodista, pero un día Jesús se levantó de allí, se levantó de un Dios histórico, a un Dios Viviente actual, que vive para siempre.
111Algo tomó lugar en esa mañana de Resurrección. Fué un Sello, un sello de Satisfacción. Cuando lo tomaron y lo pusieron en la tumba, un Sello Romano fué puesto encima de todo esto. ¡Pero cuando esa hora se acercó, cuando esa hora vino! El permaneció allí por un tiempo, esto es verdad, El permaneció allí por espacio de tres días y noches. Pero al llegar ese momento establecido del cual la Escritura habló, ¡Aleluya!, de la hora cuando El dijo: "¡Destruir este cuerpo, y lo levantaré en el tercer día!" Entonces no hubo nada que pudiera detener esa Escritura. ¡Tenía que venir a suceder! Y ese Sello fué roto,! y El se levantó, el mismo Jesús, vivo otra vez para siempre!
112Y por algunos mil novecientos años, o pudiera ser mil cuatrocientos a mil quinientos años yo diría, las iglesias lo han tenido sellado. Pero El dijo: "Vendrá a suceder en los últimos días, dice el Señor." ¡No hay nada que pueda detenerlo! "¡Habrá Luz al atardecer! Las obras que Yo hago, vosotros tambíen las haréis. ¡Habrá Luz al atardecer!" A mí no me interesa cuantos sellos usted trate de ponerle encima, Dios romperá cada sello. El rompió el sello de la tumba. El rompió el sello del infierno. El rompió el sello de muerte. El rompió el sello del sepulcro, y se levantó para siempre, y triunfó sobre el sepulcro, la muerte, el infierno, las tumbas, y sobre cada cosa hecha por el hombre que existía, para mostrar que El era Dios y que no podría ser aprisionado por la gente ya más. ¡Dios, por siempre! Nadie puede detenerlo; el sepulcro no podría ser cavado lo bastante profundo, el infierno no podría estar lo bastante caliente. ¡Oh, nada podría detenerlo! El rompió cada sello con ese gran sello de Navidad, o no sello de Navidad pero, gran Sello de Resurrección con el cual El fué Sellado. Y El dijo: "El mismo Sello que Yo llevo, ustedes también lo llevarán para ese propósito. Y este Sello que Yo llevo, hará las mismas cosas cuando ustedes sean "sellados." Porque el que cree en Mi, las obras que Yo hage él también las hará, y aún mayores que estas él hará, porque Yo voy al Padre."
113¿Como lo va a hacer para detenerlo? ¿Qué es lo que usted va a hacer? ¿Qué puede hacer la gente al respecto? Usted está forzado hacer una decisión, a hacer su decisión de lo que usted va a hacer al respecto. Esto es correcto.
114Ahora, nos hemos dado cuenta de que ningún Sello lo pudo detener. El salió. Dios rompió el Sello, el Sello de la tumba, rompió el Sello de la muerte, rompió el Sello del infierno, rompió el Sello del sepulcro, y salío triunfante. ¿Qué fué lo ue lo hizo? Ese Gran Sello que estaba en el interior de El. Ellos pudieron destruir el cuerpo, pero nunca pudieron destruir ese Sello. (Sigue una porción de cinta, no grabada. -Editor.) Destruían a un profeta, y otro se levantaba. Ellos seguían destruyendo. Pero Dios les dió a estos, algo que aquellos no podían destruir, y esto es, el Espíritu sobrenatural, el Espíritu Santo mismo, el cual no falla, no muere, y ¡no puede ser destruido! El vive y seguirá viviendo. Y porque El vive, nosotros vivimos, porque estamos sellados dentro del Cuerpo del Señor Jesucristo. No hay manera, no hay manera alguna que pueda ser destruído, no puede morir, porque tiene Vida Eterna. Amen. ¡Dios, rompiendo esos sellos!
115El también rompió otro sello del cual quiero hablar aquí, y ese lo encontramos en el libro de Exodo. Pero no tengo tiempo de ir a las Escrituras, pero lo encontramos en Exodo. Cuando el hombre pecó se separó de la presencia de Dios, y cuando venía a adorar a Dios, había un velo que colgaba entre el lugar Santo y el Lugar Santísimo. Dentro del Lugar Santísimo, estaba la Gloria de Dios, a ellos no se les permitía entrar allí. No se les permitía aún ni siquiera mirarla. Y el hombre que entraba allí, tenía que ser ungido una vez por año, vestir correctamente, llevar sangre, sangre en sus manos, sangre en una vasija para rociar la Silla de Misericordia. La Gloria de Dios era tan extraodinaria que una vez él perdió su vara allí por un año, salió de allí sin su vara. Y cuando regresó al siguiente año, la vara había vuelto a Vida, estaba cubierta de botones y flores, porque estaba en la Presencia de la Gloria de Dios. Pero allí había un velo que dividía, porque había pecado sobre el pueblo.
116Pero, oh hermano, cuando fué rociado ese día con la Sangre de Jesucristo, el Espíritu de Dios rompió el Sello de arriba a abajo y reconcillió al hombre. El velo apartaba al hombre de la Presencia de Dios, pero El lo trajo otra vez dentro de la Gloria de Dios, dentro de la Presencia de Dios; de esa vida mortal.
117Jesús dijo: "Si ellos hacen esto con el árbol verde, ¿Qué no harán con el árbol seco?" Y si ellos hicieron eso con El, siendo el Arbol verde, el árbol con Vida, ¿qué no harán con el árbol viejo, formal, que no tiene vida? ¿Vé? ¿cuando la ira de Dios venga? ¿Como puede un árbol viejo, formal, sostenerse, cuando aún el Arbol verde muere y es enviado al infierno? La ira de Dios cayó por la desobediencia, por el pecado, y envió al Arbol verde al infierno, ¿qué podría hacer un árbol seco cuando lo alcance? "Si el justo con dificultad se salva, ¿en donde aparecerá el injusto y el pecador?" Esa persona que rechaza el Camino, esa persona que conoce mejor, a esa persona a quien se la ha revelado, y que todavía rechaza el caminar en los preceptos de Dios, ¿qué le sucederá a esa persona? ¿Qué es lo que va a ser de ella?
118Si, El rompió el sello que nos apartaba de la Gloria de Dios, porque el pecado estaba ya terminado.
119Ahora, el sello es una señal de una obra terminada. Y nosotros sabemos que para poner un sello, como si usted va a sellar un furgón de carga por ejemplo, ellos ponon todo el esfuerzo en el asunto, y acomodan todo muy bién, y luego lo sellan hasta su destinación. Cada sello es una otra terminada. Cuando usted escribe un documento, usted lo sella al finalizarlo. Nunca es sellado a menos que se termine.
120Ahora, la sangre de machos cabríos y becerros, y demás, no podían quitar el pecado. Pero cuando esto fué terminado en el Calvario, quitó el pecado. Ahora, fíjese.
121En el Jardín del Edén, para evitar que la gente regresara a ese Arbol, Dios puso un Angel allí como un sello, con una espada moviéndose en todas direcciones, para guardar ese Arbol. … Ahora recuerde, ¿Quien estaba en ese Arbol? ¿Quien era ese Arbol? Era Jesús.
122El Arbol de muerte es su madre, ella lo trajo a usted a este mundo en vida natural. Cristo es el Nacimiento a través de Vida Espíritual. Todo lo que es nacido de la mujer, muere; todo lo que es nacido del Hombre, vive. Todo lo que viene de la mujer, es natural, todo lo que viene del Hombre, es Espíritual. No del hombre terreno, ¡del Hombre Jesucristo!
123Y observe el Arbol, custodiado, no se podía volver a él, porque no había ofrenda apropiada para quitar el pecado. Así que cuando ellos venían a adorarle, la Gloria de Dios estaba detrás del velo, estaba sellada para ellos. Estaba sellada para ellos, en el Jardín del Edén.
124Pero cuando el día de Pentecostes vino, hermano, cuando Jesús murió en el Calvario y finalizó la obra, El no Selló el hombre por fuera, El lo selló con El por dentro. Y ahora estamos sellados y encerrados en la Presencia de la Gloria de Dios. No solamente estamos sellados por dentro, sino que estamos sellados Eternamente. ¡Amen! Oh, yo amo eso, ¡sellados por dentro hoy! Esto es el verdadero Sello de Resurrección, "Porque por un Espíritu todos somos sellados en un Cuerpo." Usted dice: "¡Es el Espíritu Santo un Sello?"
125Efesios 4:30 dice así: "No contrístes el Espíritu Santo de Dios con el cual estais sellados hasta el día de vuestra redención." Esto es el genuino, y Verdadero Sello de Resurrección. Muestra que el pecado de usted ha sido pagado, y que Dios lo ha aceptado a usted, y que usted está sellado en Cristo por el Espíritu Santo. El pecado es terminado. El Sello Eterno lo ha terminado.
126Nosotros hemos resucitado ya. ¿Porqué no pedemos regocijarnos en las cosas de Dios? Hemos resucitado. "Aquellos a quienes El conoció, El los llamó, aquellos a quienes El llamó, el justificó; Aquellos a quienes El justificó. El los ha glorificado." Por lo tanto, nostros hemos resucitado. Nosotros hemos esucitado de adentro hacia afuera, no de afuera hacia adentro. ¡Oh! ¿Se fijó usted,? no sellados por fuera, de esta manera, pero sellados por adentro. ¡Oh mi Señor, si la iglesia tan sólo pudiera verlo! ¿Ve? No estamos sellados porfuera, estamos sellados por adentro. En aquellos días, cuando el pecado era abominación delante de Dios, y no había lo apropiado para quitarlo, estabamos sellados fuera de el. Pero cuando el velo se rompió en dos, y ese sello fué roto por una ofrenda por el pecado hecho por nostors, y hoy estamos bautizados por adentro y sellados por adentro. Hermos resucitado. Hemos resucitado hoy, hemos ya resucitado. ¿Como lo sabe usted? ¡La Biblia dice así! Amen. Estamos ya resucitados. Hoy hemos resucitado con El, en una resurrección espiritual. ¿Qué significa la palabra Vivificar? Vivificar, significa "resurrección". Esto es correcto. Ya hemos resucitado hoy mismo, y estamos sentados en lugares Clestiales en Cristo Jesús, gozándo el Sello de la Resurrección. Amen. Ese es le verdadero Sello de Dios. Entonces, ¿Como estamos nosotros? Por un Espíritu somos bautizados en el Cuerpo, y sellados Eternamente. Nosotros hemos resucitado, espiritualmente. ¿De que hemos resucitado? De una vida de pecado, pues en un tiempo nosotros eramos pecadores y amábamos las cosas del mundo.
127Ahora, hay mucha gente que dice que ellos han reducitado, pero sus vidas prueban diferente. Su vida prueba lo que usted es. "Por sus frutos los conoceréis", Jesús lo dijo. Esta es la razón por la cual desaprobamos el hecho de hacer un hombre que hable en lenguas y decir que tiene es Espíritu Santo. Nosotros nos creemos en éso. No hay Escritura para éso. No Señor. Hombres que hablan en lenguas y viven una vida al igual que el mundo. Y mujeres que hablan en lenguas y se mochan su cabello, usan pintura. (¡Ajá!) Usted no pede decir que éso era el Espíritu Santo. Seguramente que nó, ciertamente que nó, ciertamente que nó. Un hombre fumando cigarrillos, y vive con la mujer de su vecino, corriendo de aquí para allá, ¿diciendo que éso es el Espíritu Santo? No, no. "Por sus frutos los conoceréis. Un 'arbol malo no puede dár buenos frutos, así como tampoco el buen árbol dá fruto malo."
128Nosotros estamos sellados por el Espíritu Santo, el verdadero Sello de Resurrección. Nosotros estamos Sellados dentro del Cuerpo de Cristo, Eternamente Sellados. No un sello por un período de tiempo, pero por Eternidad. Y esa persona que ha recibido éso, él ha resucitado de los muertos, de una vida de pecado. ¿Qué quiere decir esto? Su Espíritu ha sido resucitado, sus anhelos han resucitado, su vida ha sido resucitada, su vida ha sido resucitada, el es una nueva criatura. Y el viene junto con sus conciudadanos, al igual que nosotros estamos en esta mañana, para orar uno por el otro, y para ayudar el uno al otro, para animar el uno al otro, y sentarnos juntos en lugares Celestiales en Cristo Jesús, sellados por el Espíritu Santo. "Porque vosotros estáis muertos, y vuestra vida está escondida en Cristo, por Dios, sellada por el Espíritu Santo," dice la Escritura. Esto es la Escritura. Ahora, usted vé que estamos sellados por el Espíritu Santo. El Sello Pascual de Resurrección, el cuál confirmó que Su vida y lo que El había dicho, eran la verdad. Nos damos cuenta que es una obra completa, es un producto terminado. El Espíritu Santo es el Sello De Dios de una abra terminada.
129Ahora venimos a Cristo, Y primeramente somos santificados por creer en El. Cuando nosotros hacemos ésto, entonces comprendemos que hemos hecho mal, y pedimos a Dios que no santifique, y esto nos limpia de nuestra vida de pecado. Martin Lutero, justificación, su mensaje. Después vino Wesley, con santificación. Y entonces cuando todo está completo, y su Iglesia está completa, ¿qué es la siguiente cosa? Una obra terminada. El sello en una obra terminada, es que la Iglesia ha sido completada.
130Al igual como en la pirámide. Fíjese en un billete de un dolar. Ya me he referido a esto. No se si lo hice aquí en el Tabernaculo, o no. Fíjese usted en un billete de un Dólar, tiene una pirámide que se le llamó el gran sello. Ahora, como podría usted explicarse que los Estados Unidos pudiera reconocer éso que tiene allá en Egipto como El Gran Sello, teniendo el billete por el otro lado un aguila, la cual es el sello de los Estados Unidos. ¡Porque tuvieron que,! Para hacer de eso un gran sello, o El Gran Sello. Porque, si usted se fija, por el otro lado del billete, nota la pirámide y arriba de ella, hay un bloquecito, y ése bloquecito es la piedra de corona, y esa piedra de corona nunca fué puesta en la pirámide. Si usted ha estado, allá, notará que está truncada. Por la gracia de Dios, yo he estado allá. Así que está incompleta, le falta la cúspide. ¿Qué significa ésto? Enóc la construyó antes del diluvio. Fué un memorial, ésta es la razón por la cuál no fué destruída durante el tiempo del diluvio. Nada la pudo destruir.
131Ahora, si usted se fija, en su base es ancha, y de allí se va amoldando hacia arriba en estrechéz, más y más hasta que llega a la piedra de corona. Esto es la edad Luterana, justificación en la Iglesia; santificación, y luego, el bautismo del Espíritu Santo. Pero a medida que se moldea hacía el vértice, va en continuídad de la edad Luterana, a la edad Wesleyana, a la edad Pentecostal, todavía sigue moldeándose hasta que llega a un lugar en que todas esas piedras están tan bién asentadas una con la otra, que una navaja de rasurar no entra.
132Pesan toneladas y toneladas. ¿Como llegaron allí?, es todavía un mistrio para el hombre. (Pero toman una navaja de rasurar y tratan de meterla y) las piedras están tan perfectamente asentadas una con la otra, que usted ní aún puede meter una hoja de rasurar entre ellas. Así de perfecto es como esas piedras están puestas. En la piedra de corona, las piedras convergen formando ángulos, de tal manera que ella termina en un vértice y se asienta en la pirámide. No se necesitará mezcla, se asentará perfectamente.
133Ahora éso es lo que Dios está haciendo con Su Iglesia. El está asentando el pueblo, y está haciéndolo de una manera tan perfecta, que cuando la Piedra de Corona, Cristo mismo, venga, va a unir el edificio, y será una resurrección completa de todo el edificio, y la Iglesia se vá. ¡La piedra de Corona!
134Hoy nosotros estamos sentados en Lugares Celestiales en Cristo Jesús. Hoy sabemos que Jesús, el cuerpo de Jesús fué resucitado. Hoy sabemos que la Biblia habla de tres cielos, el primero, segundo y tercer cielo. Creo que fué Pablo quién llevado al tercer cielo y vió cosas allí que no le fueron permitidas hablar de ellas. El primer cielo es considerado en la Escirtura, como las nubes, en otras palabras, está aquí abajo, en el sello terrenal. Ahora, cuando esa atmósfera más allá de las nubes baja a la Iglesia, es lo que constituye un lugar Celestial. El segundo cielo, es considerado el Sistema Solar. Y el tercer cielo va más allá de éso.
135Acabo de recordar ésto, ponga atención en ésto por un minuto. Eistein probó por ciencia, que si dos objetos se aproximaban uno al otro, por ejemplo dos carros viniéndo por la carretera, y si ellos vienen lo suficientemente veloces (ahora, realmente tienen que venir a velocidades vertiginosas, como a billones de millas por segundo) ellos el encontrarse, podrían atravezarse el uno con el otro sin haber ninguna perturbación. La velocidad permitiría ésto de atravezarse el uno con el otro sin producirse ninguna perturbación.
136Ahora, fíjese usted, yo estuve en el Monte Palomar en California no hace mucho tiempo, y me llamó la atención allí, un telescopio por el que se puede mirar ciento veinte millones de años luz. Ahora piense, cinto veinte millones de años luz, ¡cuántas millas podrían emplearse para recorrer esa distancia! ¿Vé?
137Pero todavía los Cielos están muchos billones y billones y billones de años luz más allá que éso, que aún ni se ha meditado en ello. ¿Como podriámos llegar allá? El viaje es tan veloz, que sería como el de la mente, aún más rápido. Si usted pudiera pensar del Cielo, así sería lo rápido que usted estaría allá. Jesús, después que fué resucitado, pasó a través de las paredes, a través de las puertas, y se sentó a la mesa con ellos y comió pescado y panal de abeja. Aleluya. ¡Velocilad! Tan pronto como la vida sale de este cuerpo, ya estamos en el más allá, en la Presencia de Dios. Nosotros únicamente tenemos conocimiento de metros décimos, centécimos, kilometros y demás, en este sistema terrenal al que estamos unidos. Pero cuando lo abandonemos, ¡hermano, Oh mi Señor, que momento!
138Estaba hablando la otra noche de Abraham y de su simiente, de como Dios se mostró a través de Abraham. De como El justificó a Abraham en el capítulo doce de Genésis. Y retrocediendo hasta el capítulo dieciseís, en donde El confirmó el pacto a través de santificación. En el capítulo diecisiete, le permitió alimentarse de Su seno, dandole el Espíritu Santo. Y luego se lo confirmó, ó lo posicionó (como usted me ha escuchado decirlo en el sermón "Oir a El"), separó a Abraham y le cambió su nombre de Abram a Abraham, y le dió parte de Su Nombre, Elohim, h-a-m. Y después nos dimos cuenta que después de éso, El le apareció a Abraham.
139Ahora, respecto a su Simiente, observe usted como El está obrando de la misma manera con ella. La Simiente de Abraham vino a través de justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo; manifestación de Su Nombre, la revelación de Quién es El (esa revelación ¿De quién? De Jesucristo.), el bautismo en Su Nombre, y demás cosas como éstas, esa revelación, repartiendo Su Nombre en Su Iglesia, llamándolos fuera. ¿Entonces que fué lo que El hizo? En esa misma Iglesia de la que El llamó de Su Nombre, el Nombre de Jesús, ¿qué fué lo que El hizo? El le apareció en la misma forma como lo hizo con Abraham, discerniendo el espíritu estando de espaldas. ¿Vé? Le apareció en ese mismo Nombre, en esa misma situación, ¡en la misma forma! Estamos ya, al final de la jornada.
140Ahora, fíjese que fué lo que sucedió. Cuando El hizo éso, fué la última señal que El le dió a la Iglesia antes que el cambio viniera a la Iglesia, Abraham Y Sara. Ahora, cuando el Angel le dijo el misterio, la mujer (la cuál representa la Iglesia) no pudo creerlo, ella se rió dentro se sí. ¿Vé? ella tenía cien años de edad, habían cesado de ser esposo y esposa. Usted entiende lo que quiero decir, relación conjugal, probablemente desde hacia veinte años; bien, ellos estaban muertos en esa manera. Abraham, más muerto que vivo, y la matriz de Sara, más muerta que viva. Pero, ¿qué pasó? ¿Qué sucedió? Ella dijo: "¿Comó podría yo, estando tan anciana como estoy, y mi Señor, y habiendo cesado nuestra relación conjugal muchos, muchos años atrás? Es imposible para él, es imposible para mí. ¿Comó podría yo hacerlo?" Y ella se rió dentro se sí.
141Yel Angel dijo: "¿Por qué se rie ella? ¿Por qué pensó así en su corazón? ¿Por qué dijo ella éso? Ahora observe, esa fué la última señal antes que algo le sucediera a Sara y Abraham.
142Ahora, yo prediqué aquí en una ocasión, y le dije a usted de que Dios los tornó otra vez a un hombre y a una mujer joven. Para probarlo, ellos tomaron un viajecito a la tierra de Gerar, y Abimalech, ese rey Filisteo, se enamoró de Sara, y quiso casarse con ella. Y por supuesto, ella era una mujer joven y hermosa, otra vez. Y fíjese, El tuvo que hacer algo, El tuvo que cambiarla. El no solamente los tornó a ser un hombre y una mujer joven, El no hizo sólo ésto, porque si ésto hubiese sido el caso, la misma situación hubiera existido. ¿Vé? Porque él se casó con Sara cuando ella tenía dieciseis años y él solamente un jovencito, y vivieron toda su vida sin hijos. Si El solamente los hubiera tornado jovenes otra vez, ellos hubieran hecho la misma cosa otra vez. Pero El tenía que hacer algo diferente, El tenía que cambiarlos para que pudieran tener el hijo prometido, el hijo prometido que ellos iban a recibir. Pero El tenía que cambiarles todo su sistema, tornarlos otra vez a ser jovenes y cambiarlos, para recibir el hijo.
143¡La misma cosa El va ha ser otra vez! Después de ésto, recuerde, después de que esa señal fué manifestada plenamente a Abraham y su grupo, entonces la siguiente cosa que vino fué ese cambio. ¿Vé? Ahora, nosotros también hemos pasado a través de justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo, posicionamiento del hijo, y las señales y maravillas de El, hemos estado en Su Presencia al discernir los pensamientos del corazón, y demás, y El dijo: "Como fué en los días de Sodoma, así será en el día en que el hijo del Hombre se manifestará." ¡Y nosotros vemos que ésto está sucediendo actualmente! ¿Qué fué la siguiente cosa? El cambio del cuerpo. Ahora, ésto nos demuestra que estamos esperando por un hijo prometido. ¡Gloria! ¿Es esto correcto? Nosotros no podemos recibirlo en estos cuerpos. Si nos tornáramos a ser otra vez un hombre y una mujer joven, todavía no pudiéramos recibirlo, porque tenemos que recibirloen el aire. Tiene que hacerce algo más que el cambiarnos a ser otra vez un hombre y una mujer joven, vamos a ser cambiados y tornados en el aire para recibirlo. Y la siguiente cosa que viene es el Rapto de la Iglesia, y el cambio del cuerpo de los santos que duermen, para recibir al Señor Jesús en el aire.
144Oh, la Pascua memorial, ¡aquellos que están sellados por el hombre fué sellado fuera de la presencia de Dios, en Pentecostés, él fué Sellado Eternamente en Dios. El ya no entra y sale, él está allí, ¡para siempre! Mire, un Espíritu, "Estamos bautizados dentro de un Cuerpo, por el Espíritu Santo." ¿Es correcto ésto? Entonces, ¿estamos sellados hasta cuando? ¡Hasta el día de nuestra redención! El ya no va más tras las cosas del mundo. "Porque vosotros estáis muertos, y vuestra vida está escondida en Dios por Cristo, y sellados por el Espíritu Santo." ¡Oh, que Escritura tan hermosa, sellados en Cristo por el Espíritu Santo!
145Entonces cuando Jesús se levantó de los muertos, el hombre fué forzado otra vez a hacer su decisión, "¿Resucitó, o no Resucitó?" ¿Y que fué lo que hicieron? Ellos hicieron la misma cosa que aquellos hicieron en ese juicio escarnecedor, la política y la religiosidad se han unido al igual que lo hicieron en aquel entonces.
146Exáctamente lo mismo que ellos harán en el futuro, y ya lo han empezado hacer actualmente, ¡política y religión unidos! Achab fué un buen hombre, pero estaba casado con Jezabel. Yo no digo que el Presidente Kennedy no es un buen hombre, pero está casado con ese sistema Jezabelino. No fué Achab el que lo hizo, fué Jezabel detrás del trono, que lo controló. Y es ese sistema Jezabelino el que va hacer el daño aquí. Tiene que hacerlo, porque está casado con ella. El tiene que recibirlo, él tiene que hacerlo, pues está casado con ella. ¡Oh mi Señor! ¿Pueblo, que no quedes ver lo que la Escritura está haciendo? ¿Qué no puedes ver que estamos en los últimos días?
147Ahora, fíjese usted la actitud del hombre después de la resurrección. Usted sabe como ese juicio escarnecedor, lo remitió a la iglesia, sabiendo lo que ella haría con El. ¿Y qué sucedió cuando estos soldados fueron atmemorizados y corrieron? La iglesia contrató a estos soldados, y les dió dinero para que fueran y dijeran que "Sus discípulos vinieron de noche y robaron Su cuerpo."
148Ahora yo quiero preguntarle. Si los discípulos hubieran venido de noche y se lo hubieran llevado, ¿por que entonces no se llevaron los lienzos que estaban en El? Si ellos fueron los ladrones, y lo robaron, ¿por qué entonces no se llevaron los lieazos también? Pero los lienzos estaban allí, con el sudario con el que cubrieron Su rostro, los lienzos que estaban cubriendo Su cuerpo, estaban allí. El pasó a través de ellos y se levantó en la resurrección. Ni una cosa fué perturbada, sólo de la manera como El fué envuelto, fué puesto de la misma manera, pero El pasó a través de los lienzos. Amen.
149¿Vé? pero otra vez le hicieron un juicio escarnecedor, una falsa acusación. ¿Por qué? Porque ellos fueron forzados, fueron forzados a hacer una decisión. El hombre tuvo que hacer una decisión. La Iglesia tuvo que decir: "El se levantó de los muertos," o "El no se levantó de los muertos," Amen.
150Oh, pongámonos nuestro aditivo para oir, póngase su aditivo espiritual para escuchar. Y fíjese, que han de llegar a la misma cosa. Los hombres están tratando de seguir, por ejemplo nuestros reuniones, diciendo…, aún yo he escuchado a iglesias, como la así llamado Iglesia de Cristo, decir: "Le daré mil dólares a cualquier persona que pueda mostrar una evidencia de una persona que haya sido sanada." Yo les he llevado doctores, y ni aún así lo creen. ¿Por qué? Porque ellos están forzados ha hacer una decisión. Se han sellado ellos mismos afuera, con Caín, con los cultos religiosos. La verdadera Iglesia de Dios está en la minoría, pero siempre ha sido de está manera,--- ¿como soportó esos mil quinientos años de obscurantismo?
151Ellos dicen: "¡La iglesia Romana!" Seguro, la iglesia Romana fué la primera iglesia pentecostal, la iglesia Católica lo fué. Ella empezó en Pentecostes, pero después quisieron organizarse.
152Y si está iglesia Pentecostal se hubiera mantenido por otros dos mil años, ellos hubieran estado peores que lo que están los Católicos actulmente. ¡Están quedándose tan alejados de todo! El otro día se me preguntó: "Si vienes a este lugar, ¿vas a predicar sobre mujeres que se pintan, que no deben de usar pantaloncito corto, que no deben de usar estas cosas?" Yo le respondí: "No me pida entonces, no señor, no me pide que venga."
153"¿Vas a predicar sobre eso?" Y aún ellos dicen: "¿Qué te importa a ti eso?"
154Yo le respondí: "Son los negocios del Señor, y yo estoy en Sus negocios." "Esto es correcto." ¡Exáctamente! "¿Por qué lo haces? Ellos dicen, ¿qué no hay otras cosas que hacer hoy en día?"
155Yo respondí: "Sí, pero deja a ellos hacer aquello, y entonces nosotros hablaremos de otras cosas. ¿Vé usted? ¿Vé? ¿Vé? Pongámos el fundamento."
156Aquí es donde está el problema. Ud. está tratando de brincar a lo alto de la escalera, cuando Ud. debe de estar abajo todavía. ¿Vé? Empiece aquí abajo, límpiese y empiece bién, y entonces podemos construir sobre esto. De otra manera, Ud. no puede construir, porque cualquier fundamento que no está construído sobre los principios de Cristo, caerá. Y la Biblia dicea: "Es una abominación para una mujer usar ropa pertinente a hombre." Esto no ha cambiado ni una pizca, y Dios no ha cambiado tampoco. El es Eterno, y Sus pensamientos ayer, son los mismos de hoy, y serán para siempre. Su Espíritu es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Sus obras son las mismas ayer, hoy y por los siglos. Su redención es la misma ayer, hoy y por los siglos. Y El es el mismo ayer, hoy y por los siglos. No hay manera de darle la vuelta. Por lo tanto, la prueba del pudín, está en comérselo. Sabemos esto. ¿Es correcto? Dios dijo que era.
157El hombre fué forzado ha hacer una decisión. ¿A qué fué alo que ellos fueron forzados primero en los días de Cristo? ¿A qué fueron forzados? Fueron forzados primero, aceptalo a El. ¡El les mostró a ellos Su señal, Su sello, El era el Mesías! ¿Como lo mostró? Sólamente por lo que la Biblia dijo que El haría. El era un Profeta, y El discernió los pensamientos de sus mentes. Y ellos dijeron, "El es un demonio, es Belcebú." Fueron forzados ha hacer una decisión. No pudieron callar por más tiempo.
158¡Y ni tampoco puede la iglesia Pentecostal, o la Bautista, o la Presbiteriana! El Espíritu Santo se ha… Cristo ha resucitado, y El está en la Iglesia. Y ellos dijeron: "Este hombre bautiza en el Nombre de Jesús. El cree que no tienes que hablar en lenguas para tener el Espíritu Santo, y cosas como esas, que eso no es la evidencia inicial. El cree que nuestras mujeres deben de usar su pelo largo. Yo pienso que esto, nada tiene que ver con ello." Entonces, ¿por qué Dios está vindicando que Esta es la Verdad? Escudriñe donde está.
159Ellos rechazaron Su ministerio Mesíaco cuando les mostró que El era el Mesías. Fueron Forzados a decir algo.
160Y así están ellos hoy día, negándolo, y no respaldándolo y lavándose sus manos. La decisión se forzó a ellos. ¡No neutralidad! Estamos en el tiempo final. El hombre es forzado a recibirlo o a rechazarlo. Usted tiene que aceptarlo o negarlo. Ha sido forzado sobre America. Ha sido forzado en el Tabernáculo Branham. Ha sido forzado en los pentecostales, en los Metodistas. Es forzado por donde quiera. Usted tiene que aceptarlo o negarlo. Dios ha confirmado Su Palabra, mostrando Sus señales, respaldando Su ministerio, mostrando exáctamente lo que El es, probando que El es Dios. Jesús dijo: "Si yo no hago las obras de Mi Padre entonces no me creáis." Esto es correcto. "Pero si Yo hago las obras de Mi Padre, entonces cree a las obras." Allí lo tiene usted. ¿Vé?, ellos no pueden, no pueden encontrar nada en eso, proque Eso, es la verdad. Entonces, ¿por qué no lo reciben? Es debido a su denominación. Ellos a hacer una declaración.
161En el estado de Ohio, hace unos pocos días, las mismas iglesias que me patrocinaron hace un año, porque yo los ataqué y le mostré lo que estaba mal, no hubo ni una de ellas, solamente una iglesia, la del Hermano Sullivan que cooperó. Yo dije: "Todavía tengo la misma mano, todavía tengo los mismos pies, todavía tengo el mismo Mensaje, todavía soy el Hermano Branham. ¿Qué es lo que me pasa?" No soy yo. El Espíritu Santo todavía habla, el Espíritu Santo todavía hace las mismas obras El todavía las muestra. ¡Pero usted está forzado! Esto es correcto, ellos están forzados. Y el gran Espíritu Santo cayendo en sus medios, y hablando las Palabras y diciendo las cosas que El ha dicho. Y todavía ellos…
162Mire, el otro día aquí en California. Creo que está por aquí, aquí está. Yo estaba en la Cafetería Clifton, en un desayuno. Y estaba allí un hermano Bautista, acababa yo de cortar a pedazoa las iglesias, diciéndoles lo que estaban haciendo mal, y las cosas que ellos estaban haciendo, rechazando a Dios. Este hermano Bautista, se acercó a mí y me abrazó par orar. Y cuando él hizo esto, empezó hablar como en lenguas, siendo que él era un Bautista, y no sabía nada de esto. Cuando él terminó de hablar…
163Una mujer parada allá atrás, originaría de Louisiana, una mujer Francesa, dijo: "Esas no fueron lenguas extrañas, eso fué Francés." Y allí estaba sentada otra mujer originaria de Suiza, Lucerna, la cual hablaba Francés, (yo he estado allí), y ella dijo que la otra dama, había interpretado correctamente. Y después se acercó un hombre joven (yo nunca lo había visto, nadie lo había visto a él antes), era él un intérprete Francés en las Naciones Unidas, y dijo: "Exáctamente, ésto es correcto."
164Y el hermano Bautista, usted lo conoce, no recuerdo su nombre completo por el momento. Su nombre es Henry. Le diré su apellido en unos momentos, creo que está escrito por aquí. No sé. Está en la Voz de los Hombres de Negocio, si en que está. Oh, sí, "Danny Henry." El es… no recuerdo en estos momentos de que artista de cine. (Alguien dice: "¿Marilyn Monroe?" -Editor) No, no es Marilyn. Meda,… Jane Russell, él es primo de Jane Russell. Y él vino a mí y me abrazó, para hacerme un comentario, y estas son las palabras que él dijo: "Ese sermón pudiera haberse añadido al Libro de Apocalipsis. Esto es la verdad." Y continuó diciendo: "Quiero orar por ti, hermano Branham." Y el me abrazó y empezó a hablar en Francés, sin saber lo que estaba diciéndo.
165Y esta fué la interpretación, él la escribió en forma de un documento. Y dice así: "Yo Victor Dedowx," nombre Francés, "yo soy Francés," y demás, "yo estaba allí cuando Danny, al que ustedes llaman Danny Henry, dió ésto en mensaje al hermano Branham, en Febrero, 11 de 1961." El vive en El camino del Rey del Norte #809, Los Angeles, 64." Escuchen la lectura del mensaje. Proque tú has escogido la senda estrecha… (Ahora, vé usted, yo entendí ésto muy bién, pero hay una parte en que no pude.) Porque tú has escogido la senda estrecha, el camino duro, tú has caminado en tu propia elección.
166Yo pude entender ésto muy bién, ¿vé? ¿Vé?, tú mismo lo elegiste. Moisés hizo su propia elección, él no tenía que hacerlo. Tampoco yo tenía que tomar este sendero. Yo podría haber tenido grandes edificios allá como algunos de ellos los tienen. Yo podría ser conocido por todos, usando la televisión. ¿Pero quién hubiera podido patrocinarme si les hacía pedozos su mismo fundamento? Pero si una cosa, yo no tengo que inclinarme a los pies de nadie con excepción del Señor Jesucristo. Esto es correcto. Si. Yo predico lo que la Biblia dice. Yo no tengo que compromenterme con sus organizaciones, porque no pertenezco a ellas. Yo hice mi elección. Al igual que El dijo allá atrás: "Como estuve con Moisés, así estaré contigo." Y para probar, El le dió a Moisés dos señales de confirmación. Y Moisés hizo supropia elleción. ¿Vé? Moisés hizo su propia ellección. Así que es fácil entender ésto, ¿vé?, "Tu lohas escogido." Porque tú has escogido este sendero estrecho, el camino duro, tú haz caminado en tu propia elección.
167Ahora fijese como este hombre, fijese como lo escribió, usted puede ver que fué escrito en palabas extranjeras. Tú has elegido la correcta y precisa decisión, y este es MI Camino. (¡Bendito Dios! Es Mi Camino," El dijo.) Debido a esta importante decisión, una gran porción del Cielo te espera. (El nunca había escuchado la visión acerca, de ésto, ¿vé usted?, usted recuerda la visión.) Una gran porción del Cielo te espera. ¡Que decisión tan gloriosa tú ha hecho! ¿Vé?
168Ahora aquí está, de aquí en adelante, yo no lo entiendo. Esto en sí mismo, es áquello… (un gran paréntesis aquí…) lo cuál dará y hará que venga a suceder una victoria tremenda en el Amor Divino.
169Yo no sé lo que ésto significa, ésto hará que venga a suceder." Tal vez en la pequeña carpa uno de estos días, sentado allá detrás, El lo manifestará.
170¿Porqué? No porque nosotros tenemos que hacerlo. No porque ésto sea un camino fácil. Usted puede ser popular, tener a todo el mundo palmeándole la espalda, el dinero entrando por todas partes, por la radio, la televisión y demás. Ellos dijeron que lo televisarían. Yo no creo en tomar las cosas de Dios y ponerlas en ésas cosas vulgares del mundo. Yo no creo en toda esta algarabía haciendo algo que no es. Yo creo en dejarlo sólo y esperar Dios. El es Dios, deje que Dios haga con el lo que El quiera hacer. Nosostros somos siervos, sólo sirva al Señor, sólo haga como Dios dijo. Sin embargo el hombre, en medio de todo esto, es forzado hacer una decisión.
171Ellos fueron forzados hacer una decisión cuando Cristo estuvo aquí en la tierra, porque El les probó a ellos que El era Mesías. ¿Es correcto ésto? (La congregación dice, "Amen" -Editor) Y ellos fueron forzados, y ¿comó le llamaron a El? "Belcebú, adivinador." Entonces por Su señal, Su sello, en la Pascua, Dios probó, ¡que El resucitó a Jesús de los muertos! Después de todas las otras cosas, ¡El lo resucitó de los murtos!
172Ahora, la iglesia que reclama tener el Espíritu Santo, la cuál es la prueba de Dios, de que usted ha pasado de muerte a Vida, porque las cosas viejas han pasado, y todas las cosas son nuevas para usted. Esto es la prueba de Dios de la resurrección. Usted ya no es como era antes, ¡usted ha cambiado! Cuando usted solia dudar la Palabra de Dios, ahora cada Palabra de Dios que se habla, usted dice, "¡Amen!" ¿Vé? Algo le ha sucedido a usted. Esta es únicamente la primera forma de la resurrección, el Espíritu en su interior.
173Ahora, Pentecostes. Después de Pentecostes, cuando estas gentes recibieron el Espíritu Santo, el hombre fué forzado otra vez hacer una decisión, "¿Es ésto de Dios, ó no es de Dios?" ¿Y que fué lo que dijeron? "Ellos son herejes. Eso es una locura. Ellos están engañados." Aún Agripa le dijo a Pablo "Tú estás fuera de sí. Estas loco"
174¿Y qué fué lo que Pablo dijo? "En el camino que es llamado herejia, en este camino Yo sirvo a Dios." ¡El tenía el Sello de la Resurrección! El habia estado allí cuando algo sucedió. Yo estoy contento de estrechar mi mano con él en esta mañana, de corazón y decirle: "¡Pablo!" ¿porqué? Porque hemos predicado la misma Palabra. Pablo les mando que se volvieran a bautizar en el Nombre de Jesús, después de haber sido bautizados en otras palabras. El dijo: "Si un angel del Cielo dice algo diferente de lo que yo he dicho, sea anatema." El predicó Sanidad Divina. El predicó el poder de la resurrección. El predicó a Jesucristo siendo el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Visiones, y poderes y manifestaciones del Espíritu le siguieron.
175Usted tiene que tener el mismo Mensaje, la misma cosa. No una teología, no algunas obras de iglesia, pero el Poder de Dios, Pentecostés, y el mismo Sello. El Sello del Espíritu Santo, El verdadero Sello de la Resurrección, es la credencial de un hombre. ¡Correcto! Es su primogenitura. Es una credencial de que usted ha pasado de muerte a Vida, y Dios esta trabajando a través de usted de la misma manera como lo hizo con el Señor Jesús, porque El es su credencial. "Estas señales seguirán aquellos que creen. Ir por todo el mundo," después de la Pascua después del Pentecostés, después de que el Sello de Pascua fué dado por la Resurrección. ¿Qué fué lo que era? La Vida que estaba en Cristo que fué levantada, y ha venido y ha vivificado a Su Iglesia, y vive en la Iglesia para hacer las mismas señales.
176Espero que ésto no se vaya por encima de usted. Espero no estarlos deteniendo por mucho tiempo, y que usted no esté captando el gozo de lo que yo quiero decir, ¿vé? Se que ésto es duro, sobre todo para ustedes que están parados. Por favor, solamente unos minutos, trate, si usted puede. ¿Vé? Quiero que capte este punto, mis amigos. Quiero que usted vea lo que está en mi corazón, lo que ha estado aquí por treinta y un años, desde que yo puse esa piedra allí en la esquina. ¿Vé? Hay una Verdad, y yo he tratado de pararme por ella. Ha habido toda clase de cosas que han salido de ésto, ésto es verdad, pero siempre ha sido así.
177Estaba leyendo sobre Martin Lutero y dijéme: "Fué cosa difícil de creer de que él podría protestar contra la iglesia católica y pasar desapercibido. Eso fué una gran cosa. Pero la cosa mas grande, fué de comó él podía sostenerse por encima de todo el fanaticismo que siguó a su avivamiento, de como él podía quedarse fiel a la Biblia." Decir lo que Dios dijo, y no decir nada más. Unicamente quedarse con ella, caminando en la recta y precisa decisión de Dios. Si Dios decide que sea de esta manera, quedémonos con ello. Esa fué Su decisión. Amen. Si, señor. Si Señor.
178El Sello de Pentecostés, es la credencial del creyente que ha pasado de muerte a Vida, porque él ha recibido la bendición Pentecostal, el Sello de Pascua de Dios para Su hijo. El selló a Su primer Hijo con el Espíritu Santo. ¿Es esto correcto? Correcto… Y El selló todos Sus otros hijos con el Espíritu Santo.
179Ahora, sabemos que ésto se esta sellando en esta hora, a medida que el tiempo se aproxima. Aquí hay algo, que debo tocar, y es acerca de los hijos de Caín hoy, que han sido forzados a un lugar tal, que tienen que hacer una decisión. ¿Vé? Es duro para ellos hacerlo, porque si ellos lo hacen, tienen que renunciar a sus derechos denominacionales. ¿Vé? Así también lo hicieron los Fariseos. Usted sabe, los Fariseos hicieron una decisión con Jesús, cuando El probó que El era el Mesías. Y cuando el Espíritu Santo lo ha probado de esta Manra que es llamada herejia, ésto prueba que éso es el Espíritu Santo, y el hombre tiene que hacer una decisión. No pueden quedarse sin hacer nada.
180La otra noche, fuí al hospital a orar por una dama enferma. Y cuando llegué allá, escuché a alguien que me gritaba: "¡Billy!" Y voltié. Y era uno de nuestros hermanos que viene aquí, el hermano Roy Slaughter. El estaba parado en el pasillo esperándome y me dijo: "La esposa de mi hermano está enferma. Billy ¿puedes ir a orar por ella?" Yo le contesté, "Seguro."
181Entramos. Y estaba allí otra mujer entrada en edad, como de sesenta años de edad, parecía como que su hijo estaba sentado a su lado. Después de que hablé con ellos un poquito les dije: "Vamos a orar." Y ella me dijo: "¡Gierre la cortina!" Y yo le contesté: "Muy bién. ¿Es usted una creyente?" Ella contestó: "Yo soy Metodista."
182Y le dije: "Eso no fué lo que yo le pregunté." Yo le pregunté: "¿Es usted una creyente?"
183Ella me contestó: "Yo soy Metodista. Nosotros somos Metodistas. ¡Cierre la cortina!"
184Yo no la cerré. Pero oré de todas maneras, y oré por ella, pidiéndo que Dios la salvara. Pero así es, ¿vé? Usted no es un Cristiano, usted es un Metodista. ¿Vé? Usted no es un creyente, usted es un Metodista. Su propio testimonio lo dice. Oh, ¿cuán lejos puede usted apartarse de la Biblia? ¡Creyente! "Y estas señales seguirán aquellos que creen!"
185¿Es usted un Cristiano? "Yo soy Metodista." Eso enseña que usted no es un Cristiano. ¿Es usted Cristiano? "Yo soy de la Iglesia de Cristo." Eso enseña ue usted no es Cristiano.
186Usted es un Cristiano porque usted es un creyente. Y si usted es un creyente, Jesús dijo enMarcos capítulo Dieciseis: "Estas señales seguirán aquellos que reciben el Sello de Resurrección, hasta el fin del mundo." Esto es correcto, usted es un creyente.
187Y la gente ha sido forzada, ellos están siendo forzados hoy día. La cosa está en operación, y están siendo forzados o a recibirlo o a condenarlo. ¿Y que es lo que estan haciendo? Lo están condenando.
188Pero él no lo podía hacer allá atrás en la edad de Pentecostés, porque Pentecostés está regresando a organizarse, se están organizando dentro de la misma cosa de la que ellos acaban de salír. Pentecostés salió fuera de ellos. Pentecostés no es una organización, Pentecostés es un experiencia que viene a un creyente. Pero ellos hicieron una organización de él, y han hecho la misma cosa por la cuál ellos pelearon tan duro para salír de ella.
189La misma cosa que la nación y la política hizo, vinieron aquí por libertad de religión, huyendo de la doctrina prostituta Católica, y he aquí, vienen de nuevo, y cegados por la política, eligen uno de sus hombres claves, un millonario, que se hahecho millonario por el Whiskey y la bajeza, y las cosas del mundo, es así como él llegó a ser millonario, y lo ponen en el trono de la Casa Blanca, con el sistema del Católicismo detrás de él. Y él no ha estado aún allí los seis meses, y ya está probando que ésto es correcto.
190Y la iglesia Pentecostal salió de la organización, y les llamaron a ellos: "frios y formales; a sus mujeres por la manera que se portaban; y los hombres, por lo que habían hecho." Y Pentecostés se organizó y tomó el espíritu y cayó otra vez en él. ¿Para qué? Para que la verdadera Iglesia de Dios pudiera ser mostrada en Su poder y en Su fortaleza. Usted está forzado a creerlo. Usted está forzado a ceptarlo o a negarlo. ¡Gloria a Dios! Está delante de usted y usted no puede negarlo. Usted tendrá que decir "Sí" o "No." No hay manra de salirse de esto. Si, señor. Sí, están forzados. No hay una posición neutral. Todo el mundo tiene que recibirlo o negarlo. Y esta es la situación que tenemos hoy día.
191Nos damos cuenta que después de la Pascua, Jesús, en Marcos 16, les dijo: "Ir por todo el mundo y predicar el Evangelio, y estas señales les seguirán." Y Dios forzó así el asunto a esas gentes. ¡Ellos tenían que ver que esa gente tenía algo! Y esto duró por trescientos seis años después de la muerte de Cristo. Después, ¿quienes entraron a la Iglesia? Los Católicos, exáctamente, católicos pentecostales. La palabra católica significa "universal." La iglesia en su totalidad es universal. Y ellos erán pentecostales.
192¿Y qué fué lo que hicieron? Fueron y metieron al hombre de negocio, fueron y convirtieron a otros, y los metieron. Y adquirieron así, las ideas de la alta sociedad.
193Y la primera cosa, usted sabe, en la Bibla, nos dimos cuenta de esto en nuestra enseñanza que tuvimos cuando hablamos de las Edades de la Iglesia, que Jesús les dijo esto antes que sucediera, como unos docientos años atrás, de que habría una doctrina, mejor dicho, que primero habría los hechos de los Nicolaitas y finalmente después, constituirla una doctrina. Y cuando ellos hicieron esto, El dijo: "Yo lo odio." ¿Y qué hicieron los Pentecostales? Los Pentecostales se añadieron a la clase almidonada, se organizaron e hicieron así, la iglesia Católica, la primera organización madre.
194La pequeña minoría fué forzada a hacerse a un lado. Y esto ha sido así desde entonces. Han transcuido milquinientos años y esa pequeña minoría los sobrevivió. ¡Amen!
195Alguien dijo el otro día, "Piense en la iglesia Católica, cuantas grandes batallas ella ha sobrevivido." ¿Grandes Batallas? Seguro, con la ley a su favor, con la nación a su favor. ¡Con la política a su favor!
196Piense acerca de esa pequeñita pentecostés que no tenía nada más que el Espíritu Santo, pero Ella sobrevivió. Y aquí mismo esta mañana, es una evidencia de que todavía vive, y Ella vivirá para siempre. No la organización, ¡los creyentes pentecostales, los verdaderos! Esto es correcto.
197Ahora, después de la Pascua, esto hicieron, fueron forzados a hacer una decisión. El hombre debe hacer una decisión, ellos deben de hacerla hoy. (Estoy pasando muchos de estos commentarios.) ¡No hay posiciones neutrales!
198Y los hijos de Satanás serán sellados en estos últimos días. Hoy es el tiempo de lo que la biblia habló, de que todo aquel que no tenga el Sello de Dios tomará la marca de la bestia. Y sabemos que la marca de la bestia es incredulidad. La primera vez… "Bién, ¿donde cree usted que la marca de la bestia se inició?" En el Jardín del Edén. La marca de la bestia y el Sello de Dios fueron iniciados en el Edén. Exáctamente. Fué manifesto a través de la Pascua, por la muerte de Abél que trajo a Set. Esto es correcto. Fíjese.
199Caín fué el hijo de Satanás. El fué el hijo de la bestia el cual engañó a Eva. Usted puede llamarlo lo que usted quiera. El fué el hijo de Satanás. ¿Y qué fué lo que hizo? Dios puso una marca en él, y lo envió fuera de Su Presencia. ¿Es correcto esto? El tomó para si una esposa, no del patrimonio de Dios, pero él la tomó de la tierra de Nod, de otra tierra.
200¿Y qué hizo la organización? Dejó la verdadera creencia pentecostal cuando se organizaron, y tomó una esposa de la organización. Esto es exáctamente correcto. Ahora, ¿qué fué lo que ella hizo? Mire lo que la esposa Pentecostal ha empezado a hacer, y lo que ella está diciendo y lo que ella está haciendo, mire su conducta. Parándose y tratando de contradecir y derumbar. La misma cosa por la cual ella se sostuvo al principio, hoy está tratando de derrumbarla, y sofocarla, porque es contraria a sus credos. Lo mismo como fué allá. Pero ella ha sido forzada otra vez a hacer una decisión. Ella tiene que hacerla. Ella tiene que hacerla.
201Dios, ayúdame a mí y mis hermanos aquellos quienes se pararán conmigo. Ayúdanos Dios. Ayúdanos para sostenernos valerosamente. ¡No importa si se requiere martirío de sangre, para pararse allí! "Yo dedo luchar, si yo debo reinar, ¡aumenta mi valor, Señor!
202Cuando yo veo Su Espíritu Santo moviéndose entre el pueblo y hace las mismas cosas, ¡Sé que El es ese mismo Jesucristo resucitado! Amen. Eso lo confirma, por lo que a mi respeta. ¿Vé? Amen. En Romanos 4:25, al final, hablando de Abraham dice: "El fué muerto por nuestros pecados y fué resucidtado para nuestra justificación."
203Efesios 4:30, El Espíritu Santo es el Sello de la Pascua de Dios, que nos sella Eternamente. Amen. Nos sella Eternamente, ¡el Espíritu Santo de Dios! Oh, ¿no está usted gozoso? ¿Está usted gozoso por la Pascua? ¿Está usted gozoso por esta experiencia? Sellado, encerrado con Dios en un lugar secreto, encerrado con Dios por Su Gracia Divina, sellados hasta el día de nuestra redención. Esto es el real, el verdadero Sello de Pascua.
204¿Qué hora es? Mediodía, cinco minutos para las doce. ¿Creen ustedes? (La congregación dice: "Amen." -Editor) ¿Todos ustedes creen? Inclinemos nuestros rostros por un momento.
205Nuestro Padre Celestial, no importa que pudiera yo decir, todavía el hombre debería de creer esta Palabra porque está escrita aquí. Yo oro para que cada hombre donde quiera, Te reciba a Ti, como Su Sello de Pascua, los Primeros frutos de la resurrección, sabiendo que ellos han pasado de muerte a vida, por donde la muerte una vez anduvo, ahora la Vida, toma su lugar. Yo oro que Tú enseñes e esta congregación, en esta mañana, de que Tú todavía eres Jesús, de que Tú todavía eres Aquel que haces los milagros y haces las cosas. Y sabiendo, y lo acabo de decir, que como fué confirmado al padre Abraham, cuando ese Angel estuvo con Su espalda hacia la audencia, hacia Sara, quiero decir, y le dijo lo que ella estaba diciendo y pensando. ¡Oh Dios, nosotros lo hemos visto ocasión tras ocasión! Hemos visto la confirmación, el posicionamiento del hijo, el otorgamiento del Nombre. Hemos visto todas estas cosas suceder, Señor, y sabemos que estamos en el tiempo final. Esta es una Pascua. Muchos parados, con sus piernas doliéndoles.
206Y ahora, Padre, todo lo que yo pudiera decir no significaría nada después de que Tú has hablado, a menos que esté de acuerdo con lo que Tú hablas. Y si yo he hablado Tu Palabra, entonces Padre, yo creo que Tú lo concedas. Deja que Tu Espíritu, Señor, venga en medio del pueblo, y haz que esto sea una confirmación para ellos.
207Mientras permanecemos con nuestros rostros inclinados, en todas partes, tal vez haya enfermedad aquí, no hay duda que hay enfermedad entre el pueblo. Deseo saber cuantos aquí hay que son de afuera de la ciudad, y que están enfermos, levanten sus manos, que sean de afuera de la ciudad. Bién, hay por donde quiera.
208Muy bién, ya pueden levantar sus rostros. Voy a preguntar otra vez, para que usted pueda ver. Todos los que son de afuera de la ciudad, que yo no conozco, que sean de afuera de la ciudad y yo no los conozca, levanten sus manos, y digan, "Estoy enfermo." Levanten sus manos, todos, para así tener una idea general.
209Si El no confirma esto, entonces no hay resurrección. Si El lo confirma, entonces es una garantía de la resurrección. Esto demuestra de que el Sello de Pascua, que El, no está muerto, pero que El vive. Por lo tanto, condenar esto, sería blasfemar en contra del Espíritu Santo, y esto es inperdonable. Ahora, si el Espíritu Santo viniera a los medios de esta reunión…
210Yo estaba pensando si sólo pusiéranos a la gente de pie, debido a que no podemos tener una linea de oración. Mire aquí, está todo atestado, los niñitos por todo el altar y por donde quiera. No podemos tener una linea de oración.
211Pero, mire, quiero preguntarle algo a usted. ¿El está sólamente en un lugar, o es El omnipresente? El está en todo lugar. Ahora, ¿como podría yo conocerlo a Ud., a todos ustedes que han levantado sus manos porque no los conozco, siendo que Udes. son extraños aquí? Ahora, no quiero a nadie de los hermanos que asisten al Tabernáculo, los veré a Udes. después, ¿Vé? Unicamente la gente, que Ud. verá que son de afuera de la ciudad y que no conozco. Deje que el Espíritu Santo hable si es correcto o no lo es. Deje que El hable, sinó, mis palabras serán palabras, pero si son la Palabra de Dios, Dios respaldará esa Palabra.
212Ahora recuerde, Pentecostés, el real, los verdaderos creyentes de Dios, siempre ha sido la minoría. Y son un montón de los cuales se han reído y han hecho mofa de ellos, pues le gente, no está dispuesta a tomar este camino. Y que el Espíritu Santo…
213Quiero preguntarles algo a Udes. Ahora, ¿Vé? ¿Es Dios un Dios vivo? ¡Está El presente? Entonces, si El está, quiero preguntarle a Ud. algo. Después de haber estado hablando, ¿Cuántos aquí creen que esto es la verdad? (La congregación dice: Amen. -Editor) ¿Hay alguien aquí que quisiera decir: "Yo no soy un Cristiano, Hermano Branham. Pero quisiera ser. Ore por mí."? No puedo hacer un llamamiento al altar aquí, porque no puedo hacerlo. Sólo levante sus manos, y diga: "Ore por mí." ¿Hay alguien aquí en la audiencia? Dios le bendiga, a Ud., a Ud., a Ud., que bién. Muy bién. Dios le bendiga, aquí al lado, por todas partes. Muy bién, bién. Muy bién.
214Ahora Ud. tiene derecho, después de un mensaje como este, Ud. tiene el derecho de llamar a mi atención y decirme: "Hermano Branham, Ud. nos ha predicado algo, de que 'en estos últimos días,' dijo Ud. "la última señal que El hizo, mostró que El era Dios."
215Yo escuché a u npredicador Judío el otro día, quien ha sido… Yo estaba predicando mi Mensaje sobre la ofrenda de la "vaca bermeja," y este hombre vino y recibió a Cristo, había salido de uan iglesia; él ha sido criado a través de una línea de rabies por años y años, cuatrocientos o quinientos años, atrás, todos rabies. Y este hombre, escuchó mi Mensaje, en, una ocación que sin meditarlo se metió a la reunión y escuchó sobre esa "vaca bermeja," y allí fué convertido, al Cristianismo. Y el otro día, se paró en una iglesia y dijo: "¡Cualquiera que no creyere que hay tres dioses en vez de uno, no está correcto!" El había estado creyendo en un Dios hasta ese momento. El retrocedió en lugar de haber ido mas adelante…
216Dios, habla. Ahora, yo levanté mi mano. Yo no los conozco, ¿vé? Yo no los conozco. Ahora, si El es todavía Dios, ¿No hará la misma cosa? La mujer que tocó Su vestidura.
217Algunas de Udes. mujeres, o alguno de Udes. que han levantado su mano, hay una mujer por alguna parte, yo lo creo. ¿Donde? La mujercita allá a lo último, ¿levantó Ud. su mano? Muy bién. Ud. muy bién, yo soy un extraño para Ud., yo no la conozco, ¿verdad? Muy bién.
218Ud. sólo vea si El no es todavía el Sumo Sacerdote que puede compadecerse de sus enfermedades. Yo nunca le he vista a Ud. en mi vida. Ud. es una extraña para mi. Yo no se nada acerca de Ud. Dios le conoce a Ud. Y si El puede revelarme a mi por Su Espíritu Santo al Cristo resucitado quien viene aquí, y me da una resurrección temporal por mi espíritu, para que mi espíritu se mueva de mi y Su Espíritu entre, para hacerle saber a Ud. si El está vivo o no. Ahora, yo no la conozco a Ud. Este soy yo, yo y mi espíritu, no le conocemos a Ud. Pero El la conoce a Ud. Pero El quiere tomar prestado mi cuerpo para probar que El es el Cristo resucitado. Yo estoy tan gozoso de prestárselo a El, de dárselo a El, de darle todo el provecho que El pueda sacar de el.
219Si Dios me dice el porque está Ud. aquí, ¿me creerá Ud.? (la dama dice: "Sí." -Editor). Me creerá. Ud. tiene venas varicosas. Si esto es correcto, levante su mano. Ud. tiene más que eso; tiene una hernia. Esto es correcto. Ud. no es de esta ciudad. Ud. es de Lima, Ohio. Su nombre es Sra. Stoddard. (Sí."). Esto es correcto. Su esposo está sentado detrás de Ud. ("Sí.). Esto es correcto. ¿Cree Ud. que Dios puede decirme cual es su problema? El tiene una problema con su espalda, él está sufriendo de su espalda. ("Sí."). Si esto es la verdad, levante su mano, señor. ¿Cree Ud.?
220Alguien más por aquí levantó su mano, por aquí, en este lugar. Aquí, esa dama allí. Muy bién. Yo no la conozco. Ese es su esposo el que está sentado enseguida de Ud… La cosa que Ud. está deseando es el bautismo del Espíritu Santo. Si esto es correcto, levante su mano. Esto es correcto. Muy bién, crea en el Señor, no dude para nada.
221Veo a alguien viniendo de un lugar distante, pero no puedo decir donde estaba. Si, es el hombre que está sentado aquí, ya lo veo ahora. El es un extraño para mi, también. Ud. tiene un problema de la vesícula y problemas de sinositis. Ud. no es de aquí. Ud. es de Georgia, de un lugar llamado algo como Hubbermill, Georgia. Muy bién, crea ahora, y retorne a casa y sea sano.
222¿Creen con todo su corazón? Hay uno sentado aquí atrás, detrás, esa luz se ha detenido sobre la presona. Ellos estan orando por un amado que tiene cáncer y no es slavo. Crea, tenga fe y no dude.
223(El Hermano Branham hace una pausa. -Editor). Sólo estoy observando. (El Hermano Branham hace una pausa). Aquí está de este lado. La dama que tiene su rostro inclinado, orando. Ella tiene problemas con sus pies y sus rodillas. Yo no la conozco a Ud. ¿La conozco? Si somos extraños, levante su mano. Ud. regrese a… su hogar está en New Hampshire, de allí es de donde Ud. viene. Crea, y el Señor le hará sana.
224La dama sentada allí atrás con la niñita, orando por ella misma, tiene problema renal, la que está sentada allá atrás. Ella de Georgia, también. ¡Señorita Cason! ¡Si Ud. cree con todo su corazón! ¿Lo acepta? Muy bién, entonces vaya a su casa, sea hecha sana. Yo no conozco la dama, nunca le he visto en mi vida. Si Somos extraños uno del otro, indiquelo moviendo su mano, señora. Esto es correcto.
225Aquí está otro sentado aquí atrás, un hombre. El es de Georgia, también. No lo conozco, nunca lo he visto. Pero yo lo veo a él salir de esa tierra de duraznos. Correcto. El tiene un problema hepático. Esto es correcto, y tambíen artritis. El está sentado en el asiento de atrás, señor, ¿cree Ud. con todo su corazón? Muy bién regrese y sea sano.
226Hay alguien sentado enseguida de Ud. una dama, allá muy atrás en la última fila. No, no es para ella. Ella está orando por su hijo. Esto es correcto. Señora, ¿Cree Ud. que Dios puede decirme cual es el problema de su hijo? Yo soy un extraño para Ud. pero Dios la conoce. Ulceras, y un problema mental. Y él no está aquí, está en Dayton, Ohio. Si esto es correcto, levante su mano. Ahora, crea.
227¿Saben que El vive? ¿Es El el mismo Jesús ayer, hoy, y por los siglos? Hay cuando menos ocho o diez personas que no he visto en mi vida. ¿Es verdad? Ahora, que el Dios del Cielo, Quien está aquí presente, los sane y los restablezca. Bién, esto viene de la unción del Espíritu Santo, no de mí. Que El Dios que puede discernir los pensamientos de la mente, y que se prueba ser Jesucristo el mismo ayer, hoy y por los siglos, déjelo que venga y sane al enfermo. El es Dios para siempre! ¿Cree Ud. eso? Cuantos de Udes. desean creer en El en estos momentos, y aceptarle como Salvador y Sanador, y como un Bautizador y como un Rey por venir? ¡En el Nombre de Jesús! ¡Oh, Aleluya! ¿Qué? El Sello de la Pascua, ¡el infalible Sello de la Pascua!
228¿Qué es lo que sigue? La transformación de este cuerpo, para encontrar al Hijo que está en camino. Seremos cambiados en un momento, en un parpadear de ojo. Tenga todos los sellos de papel que Ud. quiera, pero el real sello de la Pascua, ¡es el Espíritu Santo en el corazón humano! ¿Lo acepta Ud.? ¿Cree Ud. en su resurrección? ¿Cree Ud. que El está vivo para siempre? ¿Cree Ud. que El está aquí? ¿Lo acepta Ud. hora como su Salvador, como su Sanador, como su Dios, como su Rey venidero? ¡Crea con todo su corazón!
229Voy a orar por estos pañuelos que están aquí. Dios, ¡en el Nombre de Jesucristo! Mucha gente recibió unción de ellos. Yo creo que ellos los tomaban del cuero de Pablo, como pañuelos y ropa, y eran sanados… ¿Cree Ud. esto?
230¿Cuantos más aquí están enfermos? Ahora, los hermanos que asisen al Tabernáculo, y los de los alrededores de esta comunidad, los que son de por estos alrededores, levanten sus manos, sus manos, los que son de por aquí. Ahora. ¿Cree Ud. que El está aquí? ¿Cree que el Espíritu Santo está aquí? Ahora, espere, ¿por qué estamos esperando por algo más? ¡El está aquí, así que actuemos sobre esto! Charlie, ¿qué piensas? Amen. ¡Aleluya! Oh, ¡tiene que suceder!
231Yo no puedo sanar a nadie. Yo no no lo puedo hacer. No hay nada en mí para sanar. Pero si Ud. acepta este Espíritu que está en mí ahorita, no habría bastantes diablos en el infierno para hacerlo dudar y Ud. sería sano. Yo no soy el Sanador, El es el Sanador. Yo no puedo ver visiones, El es quien habla. El solamente está usando mi cuerpo.
232Ahora, ese mismo Dios dijo: "Estás señales segurán a los que creen." ¿Cuantos creyentes hay aquí? ¿Está Ud. seguro que es uncreyente? Bién, El dijo: "Estas señales seguirán a los que creen. Si ellos ponen manos sobre el enfermo, ellos sanarán." ¿Es correcto esto? Ahora, pongan sus manos uno sobre otro, y déjenme orar por cada uno de Udes. ¡Oh, Dios! ¡Oh, hermano! Algo tiene que suceder. Algo tiene que suceder.
233Oh, gran Sello de la Pascua, Tú no eres el Lirio en el estanque, ¡pero eres el Lirio del Valle! Tú halaste a través de ese muchacho el otro día. Tú te has puesto al frente por Tu Palabra. Tú hiciste manifiesto de que Tú eres Verdad. Tú eres la Verdad, Señor. Tú eres la Resurrección. Tú dijiste: "Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. El que en Mí cree, no morirá jamás. Yo Soy la Resurrección y la Vida."
234(Porción no grabada en la cinta -Editor). No será hablado, entonces Ud. tendrá duda. Pero mientras Ud. pueda oir, ¡obedezca!
235Oh, Dios que creaste los cielos y la tierra, este pueblo está orando el uno por el otro. Cuando Tú te levantaste en la mañana de la Pascua, Tú probaste que Tú eras el Mesías. Tú probaste que Tú eras el Mesías, aún antes que Tú te levantaras. Tú probaste que Tú eras, por la señal del Mesías. Por el Sello de Dios que estaba en Ti. Tú fuiste sellado con Dios, para hacer nada más de lo que El dijo. Tú habías dicho, "Yo siempre hago lo que le agrada al Padre." Eso es "guardar la Palabra." Porque para agradar a Dios, debemos creer Su Palabra y guardar Su Palabra. Y entonces, Padre, así es hoy día, que cada hijo que es de Dios, que cada hija de Dios, para poder agradar a Dios, debe guardar la Palabra de Dios y Dios, estamos guardando Tu Palabra en estos momentos, mientras ponemos las manos uno al otro. Yo estoy orando por está audiencia.
236Después de haber escuchado la Palabra predicada, y ver a la gente desconocida levantar sus manos, de ver al gran Espíritu Santo venir a nuestros medios y decirles los pensamientos de sus corazones y quienes son, y de donde vienen, lo que está sucediendo, y todo lo referente. ¿Como podría la gente dudar ya más? Dios, hay una gran recompensa para estos quienes estuvieron parados aquí esta mañana en esta iglesia.
237Sus piernas doliéndoles, y madrecitas con sus niñitos, y padres ancianos, y todo, esperando, observando, vigilando para ver una señal del Dios viviente. Luego verlo a El moverse en la escena, y probar de que El se Jehová, que El es Jesús, el resucitado, "Yo vivo para siempre, y tengo las llaves de la muerte y el infierno," porque El rompió el Sello de ellos. Ell rompió el sello de la muerte. El rompió el sello de la tumba. El rompió el sello del infierno. El rompió el sello de la sepultura. Y El abrió el Sello que nos conduce al Arbol de Vida, y nos bautizó por Su Espíritu Santo dentro de ese Arbol de vida, y nos hizo hijos e hijas de Dios y nos comisionó para poner las manos el uno sobre el otro. "Y estas señales seguirán a los que creen, pondrán sus manos sobre los enfermos y sanarán." Padre, Dios, ¡tiene que ser!
238Yo pronuncio, por el Poder Evanelio, por el Dios del Cielo que me ordenó y me envió a predicar el Evangelio, por el Dios que escribió la Palabra, por el Angel que está presente para confirmar la Palabra, yo digo esto debido a la fe que tengo por el pueblo, de que el Diablo tendrá que dejar cada persona enferma aquí, cada persona afligida, y el Poder de Dios los levantará a una buena salud y fortalecerá otra vez, como un memorial de este servicio de Pascua. Sal Satanás. Tú estás vencido. Jesús te conquistó, mil novecientos años artás, y tú estás vencido. Sal del pueblo, en el Nombre de Jesucristo!