Photo

~ EL SELLO DE DIOS ~
1Permanezcamos de pie por unos momentos para orar. Nuestro Padre Celestial, estamos sumamente agradecidos por el privilegio de poder congregamos en el Nombre del Señor Jesucristo. Y ahora aquí ante nosotros está Tu Palabra; y cómo la manejamos con respeto y reverencia, Señor, por cuanto es la Palabra de Dios. Y sucede, si fuera Tu voluntad, que yo debo tratar de explicar un gran tema en esta noche. Y ruego Padre, que el Espíritu Santo me dé las palabras para hablar, las cuales serán de beneficio para la iglesia, y para el bien del Reino de Dios. Concédelo Señor.Tú eres nuestro Padre y te amamos de todo corazón. Y rogamos ahora que nos bendigas. Y estaba pensando ¿qué haría yo si tuviera en mis manos en esta noche, en un vaso, una sola gota de la sangre del Señor Jesucristo? Lo guardada muy cerca de mi corazón; y casi tendría temor de respirar. Pero luego Padre, desde Tu punto de vista, has puesto en mis manos algo de mayor valor - aquello que Tu sangre compró - Tu Iglesia, por la cual diste Tu sangre, para salvarla. Ahora Señor, ayúdanos para que podamos alimentar al rebaño de Dios, sobre el cual nos ha colocado el Espíritu Santo. Te pedimos esto en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden tomar su asiento. Estamos confiando que el Señor Jesús enviará sobre nosotros Sus bendiciones. Estaba aquí en el cuarto hace unos momentos, y hubo algo que me sacudió. ¿Cuántos conocen al Hermano Raymond Richey? Está sentado allí en el cuarto, acabo de orar por él. Está sufriendo de exceso de trabajo, y eso ha causado un colapso nervioso y está sufriendo de una parálisis. Está en una condición terrible; es un precioso Hermano. El Hermano Raymond estaba parado allí en la plataforma aquella noche cuando bajó el Angel del Señor ante miles de personas, cuando yo dije... Fue cuando el Doctor Best estaba debatiendo con el Hermano Bosworth con respecto a mi ministerio. Yo dije, "Yo no reclamo ser un sanador." Él dijo, "Solamente los aleluyas creen tales cosas."
2Yo hice la pregunta, "¿Cuántos bautistas están presentes, y son miembros de estas iglesias bautistas, que pueden decir y comprobar que han sido sanados por el Señor? Levanten la mano". Y creo que más de trescientos se pusieron de pie. Dije, "¿Qué de estos?" Dije, "La gente cree en la sanidad Divina. Yo no soy sanador Divino, y nunca he reclamado serlo. Mi literatura se publica en varios idiomas. Yo jamás he reclamado ser un sanador. Sólo reclamo ser siervo de Dios. Ahora, pero si el don de Dios, lo cual Él me dio, con respecto al discernimiento, si se trata de eso, Dios hablará por Sí mismo." Y en ese momento El vino bajando. Y entonces fue cuando tomaron la fotografía. Después de que oré por él, se cayó de rodillas, y me abrazó, y me dijo, "Tengo un mensaje para Ud." "Y ¿qué es?"
3Dijo, "Deje de predicar tan duro y tan largo. Ud. va terminar igual que yo." (Y casi llegué a ese extremo en una ocasión.) Dijo, "Hermano Branham, con esas visiones y cosas, yo veo como le afecta todo eso. Yo seguí, y tuve una crisis nerviosa..." Y dijo que se fue a ministrar al exterior y tuvo otra, y ahora si Dios no lo toca, jamás se va levantar. Me dijo, "Ud. no puede lograr más. Siempre habrá aquellos que dirán esto y lo otro, o esto y aquello, etc., pero nada de eso mejora la situación. Siga obrando en su ministerio, y muéstrele al pueblo que Dios lo envió, luego con eso queda concluido. No haga más esfuerzo. Sino, si no..." Y me hizo que le prometiera, parado allí con mis manos en las suyas, dijo, "Hermano Branham ya no haga eso. Recuerde, tengo este aviso de parte del Señor, para decirle que va caminar por el mismo camino como yo, si sigue por allí." Le respondí, "Muy bien, Hermano." Pero no le digan eso a mi esposa. Ella tiene a Billy y otros, Leo y Gene, y los demás, por todas partes. Si ellos ven la primera señal de agotamiento, me deben quitar de la plataforma, no importa si quiero irme o no. Si ella supiera que yo andaba tambaleando en la plataforma, estaría llorando y muy preocupada. Es que uno sólo puede cumplir hasta cierto punto, y de allí ya no puede hacer más. Eso es todo. Me acuerdo de una cierta ocasión de Pablo Rader... ¿Cuántos lo conocieron? Muy bien. Pablo Rader era un gran hombre de Dios. Relató de que en cierta ocasión estaba de viaje en un tren. Iba junto con otro varón, el cual le estaba regañando por haber dormido esa noche en el coche Pullman. Un grupo de ministros estaba de viaje a alguna parte para una convención. Entonces dijo que en el desayuno al día siguiente, este varón se sentó al lado de Pablo y dijo en voz alta, "Alabado sea Dios, pasé la noche sentado, y no gasté el dinero de Dios." Pablo le respondió: "Alabado sea Dios, yo dormí allá en el Pullman y no gasté al hombre de Dios." Entonces, ¿de cuál se interesa más Dios, Su dinero o Su varón? Pues Su varón, siempre.
4Estamos muy agradecidos. Anoche nos gozamos tremendamente, pienso yo. Y cuando iba saliendo, la atracción del pueblo, del Espíritu Santo, Él bajó entre el pueblo y comenzó a dar discernimiento, allí mismo en la reunión. ¡Cuán glorioso fue eso! Ven y para mí, eso indica que ya se oró por todos en la reunión. Yo dije, "¿Cuántos hay aquí...?" Dios prometió que lo haría; esa es Su Palabra. ¿No es así? Y Dios cumple Su Palabra, ¿verdad? Yo dije, "¿Cuántos aquí son creyentes? Levanten la mano." Y todo mundo alzó la mano. Entonces les dije, "Ahora pongan las manos unos sobre otros. Y la Biblia nos dice, ÛEstas señales seguirán a los que creen." Entonces oramos por todos, como una sola mano unida, para el bien del Reino de Dios. Oh, para mí eso es perfecto. Hoy estuve en una gasolinera comprando gasolina para el cano, y salió un señor y me miró y dijo, "Ud. es el Hermano Branham." Dije, "Sí." Está como a una milla de aquí.
5Él dijo, "Yo soy el Hemano Roberts. Mi madre claramente fue sanada del corazón desde que Ud. ha estado allí en la iglesia de Las Asambleas de Dios. Ha tenido un resfriado, pero no ha tenido ningún problema con el corazón desde que Ud. la discernió. Por ahora tiene un resfriado, pero si ella supiera que yo me encontré con Ud. aquí, y le digo que Ud. está orando por ella, de seguro estará rumbo a la reunión. Hará todo lo posible por estar el domingo por la noche." Me supongo que pertenece a otra iglesia. Pero fue sanada aquí mismo. Estamos muy agradecidos de éste y tantos más testimonios que están llegando de diversas personas. Me estoy encontrado con personas que fueron sanadas allá en 1946 y 1947, cuando estuvimos. Y aún perseveran, y no han tenido ningún problema.
6Hay una señora en alguna parte, acabo de recibir su carta hoy mismo, y me supongo que está sentada aquí esta noche. Fue sanada de cáncer cuando estuve aquí en el '46 ó el '47. Después tuvo un tumor muy grande, que le creció a tal grado que tuvieron que llevarla cargada adondequiera que fuera. Era demasiado grande para intervenir con cirugía. Entonces la trajeron a Jeffersonville, y sucede que yo estaba de paso en el Tabernáculo por una sola noche. Y algunos varones la tenían sentada en un rincón... y ella pasó de visita hace unos días y me relató lo que le sucedió. Ella estaba tan enorme que hasta los diáconos y los síndicos de la iglesia... Ella deseaba recibir la oración, y en el Tabernáculo a veces no oro por la gente, sino solamente el domingo por la mañana (y casi no estoy allí) Pero la habían llevado afuera, atrás del edificio, y la colocaron en el suelo, cerca de donde yo iba salir. Y al pasar, el Espíritu Santo me hizo mirar hacia un lado para mirarla, se le relató su caso, le impusimos las manos. Y hoy ella es igual de normal como cualquier otra persona. Tengo aquí su carta.
7¿Estará presente la señora y podrá levantar la mano? La otra noche estaba en el culto, ella junto con su esposo. Están aquí, y creo que vienen en un remolque. Hace unos días llegaron a mi casa, y me estaban hablando. Creo que me dijo que había formado amistad con la madre del Hermano Mercer. Algo así me estaba diciendo en la carta. Y pensé que estaría presente. La carta fue escrita la semana pasada. El Hermano Goad me está diciendo que esta familia está allá en la parte derecha. La señora está allá en la parte derecha, la señora que tuvo aquel tumor, la que pasó por mi casa, la que fue sanada. Si está en esa parte derecha, ¿podrá Ud. salir aquí al pasillo para que la gente pueda ver lo que Dios puede hacer por alguien que en realidad ha sido sanada? Estaba de tal tamaño que la tenían que cargar entre varios. ¿No está? Bueno, el Hermano Goad dice que estaban, pero seguramente salieron por un momento. Pero si Ud. se fija, es mi deseo que ella dé su testimonio. Ahora está tan plano como yo, pero antes estaba así con el tumor, como fue que el Señor. Si solamente... Ahora vean... ¿Qué dije de Dios? Él tiene que... Si alguien más, con un tumor de ese tamaño, actuara igual como actuó ella, Dios tendrá que obrar igual con Ud. como obré con ella. Y sino, entonces Él obró mal cuando la sanó a ella. Dios no puede cometer error. Entonces lo que hace con uno, lo tiene que repetir con otro. Hay un solo requisito: Si Ud. puede apropiarse de la misma fe sencilla, eso es todo.
8Hay una señora aquí en un lugar llamado Eureka, California. Cuando yo vine acá hace muchos años, yo nunca había visto un caso como ese; ni siquiera la podían mover de la cama. Hermanas me perdonan esto, pero es que el seno de la señora estaba crecido a tal grado así, estando tan inflado con el tumor. Y su esposo era chofer de taxi. Yo le dije, "Hermano, no entiendo yo como..." La fe mía bajó cuando vi ese caso. Le pregunté, "¿Ya consultaron con el médico?" Respondió, "No creemos en consultar con los médicos." "Bueno, está bien."
9Dijo, "Si muere, muere. Pero nosotros confiamos en Dios." Yo dije, "Muy bien, esa si es fe genuina." Dijo, "Hermano Branham, lo único que deseo es que Ud. entre y ponga sus manos sobre mi esposa y ore por ella, y ella sanará." ¡Qué cosa! Tengo que confesar, él tenía más fe que yo. Yo apenas estaba comenzando, tenía como un año, y todavía no había visto nada como eso. Entré y puse mis manos sobre la mujer, y ¿saben qué? (Ahora, esto es lo que ella relató, en una carta. Y podrá estar presente ahora mismo.) Se le abrió el costado y varios galones de agua se le vaciaron; y así de repente se le cerró la herida, y ella ahora pesa como 110 libras. Y no sólo hace todo el que hacer en su casa, pero también le ayuda a todas las vecinas - lo largo de la calle - les ayuda con los niños, les ayuda con la ropa y tantas cosas. Ahora si otra persona llega ante Dios sobre esa misma base, Él tiene que hacer igual; de otra manera Él obró mal allá. Él hubiera obrado mal cuando sanó a aquella mujer de esa manera, sino lo sana a Ud., tal y cuando Ud. llene los mismos requisitos de fe como hizo ella. Y es basado en una sola cosa: "Yo puedo si vosotros creéis." Eso es todo. Entonces, no importa cuánto esfuerzo le ponemos, no es eso, sino que se basa en estar tranquilo y creer. Hemano Roy, allí voy nuevamente. ¿Ya me leyeron la Escritura? Se me ha pedido que hable sobre el tema, o más bien, yo mismo anuncié que lo haría, sobre el tema: La Marca de la Bestia y El Sello de Dios. Y es un tema muy tremendo. Y yo pienso que quizás no terminemos con esto en esta noche, y quizás tendremos que continuarlo mañana. Y los que están programados para las entrevistas, creo que el Hermano Mercer me ha dicho que vamos a comenzar a las ocho en la mañana. Es que tengo entrevistas privadas, donde la persona desea saber por medio de la visión; y es algo que no se aprecia aquí en un culto. Es que esto es durante el día también, con estas entrevistas privadas. Recuerden, el que tiene la primera cita, eso es a las ocho. Me acaban de decir eso. Ahora, en este gran tema de La Marca de la Bestia y El Sello de Dios, hemos escuchado mucho al respecto. Yo he visto dibujos que abarcarían toda esta plataforma respecto a la marca de la bestia y el Sello de Dios. Pero para mí es algo muy sencillo. Es algo tan sencillo para poder mirar en la Palabra y verlo. Creo que tengo aquí como tres o cuatro páginas de Escrituras apuntadas, a las cuales quiero referirme. Mientras estaba pensando en esto hoy en la tarde apunté varias Escrituras en algunas páginas, para poder halladas, y Uds. las podrían apuntar si así desean.
10Ahora, es un gran tema, y pienso yo que es un tema muy esencial que debe ser enseñado. Hemos tenido mensajes evangelísticos, hemos tenido sanidad Divina, pero ahora esto debiera estar basado en la Segunda Venida de Cristo. Hermano Smith, ¿es esa su esposa? Hermana Smith ¿cómo está Ud.? Con razón él es un varón tan fino, con una esposa tan piadosa y santa. Quizás la he visto antes; dicen que detrás de cada hombre bueno hay una buena esposa. Muy bien. Yo sé que en cuanto a mi esposa, si hubiera algún honor para la familia Branham, désela a ella, porque ella es la que... Tiene diez años menos que yo, y con cabello blanco. Y es porque ella se ha mantenido como defensa entre el público y yo. No sé qué haría sin ella. Dios ciertamente me dio una esposa maravillosa. Hermano Smith, son algo maravilloso. Si Él pudiera darle al hombre algo mejor lo hubiera hecho. Correcto. "El que halla esposa halla el bien," [Proverbios 18:22] nos ha dicho el hombre más sabio de todo los tiempos. Yo pienso que una esposa es lo mejor que un hombre puede tener, aparte de la salvación. Correcto. Es algo hermoso.
11Ahora, voy a fijar la Escritura. Primero voy a decirles lo que yo pienso que sea la marca de la bestia, y lo que yo creo que las Escrituras respaldan que sea la marca de la bestia. Luego les voy a decir lo que yo pienso que las Escrituras respaldan que sea el Sello de Dios. Nosotros sabemos que estas dos cosas tan tremendas son cosas que pronto están culminando en dos grandes poderes mundiales. Ahora mismo el mundo está cautivado por estas dos cosas: la marca de la bestia, y el Sello de Dios. Algunos lo colocan muy allá en el futuro, otros dice que ya fue en el pasado. Pero yo creo que hay solamente dos respuestas al asunto, que son: el Sello de Dios es el bautismo del Espíritu Santo, y la marca de la bestia es el rechazo de ese Sello. Esas son las únicas dos alternativas. Y les vamos a dar las Escrituras del porqué mientras avanzamos.
12Ahora, recuerden, toda la gente sobre la tierra, en los últimos días, o serán sellados con el Sello de Dios, o serán marcados con la marca de la bestia. "Y él causó que todos, pobres, grandes, presos y libres... todos sobre la tierra que recibiesen esta marca, los cuales no tenían el sello, y cuyos nombres no estaban escritos en el Libro de la Vida del Cordero desde la fundación del mundo. Desde la fundación del mundo cuando el Cordero fue sacrificado, y cuando sus nombres fueron puestos en el Libro de la Vida del Cordero." Esas son las dos cosas tan tremendas. Ahora, comenzaremos con el Sello de Dios. Y ¿qué es un sello? En primer lugar, un sello en la Biblia - allá en los días cuando la gente no tenía la educación como ahora - el sello de la persona era su firma, así como en el día de hoy usamos nuestro nombre. A veces los romanos y los judíos y otros allá en los países primitivos del oriente, tenían un anillo con su sello, y con eso sellaban los tratos cuando no podían firmar su nombre. Algo sellado con este sello era algo legitimo. Y al intentar copiar eso significaba una multa capital, igual como hoy día para el que pretende firmar el nombre de otro en un cheque. Era una gran multa para el que intentaba copiar ese sello. Y por lo regular, un hombre llevaba su sello en una pulsera en el brazo, o en un anillo. Y así sellaba en lugar de firmar su nombre. Eso mostraba que él lo había sellado. Ahora, Jesús dijo que en los últimos días (según San Mateo capitulo 24, y el versículo 24), que estos dos espíritus - los que serían sellados por Dios y los que serían marcados por la bestia (el anticristo) - que serían tan semejantes que eso engañaría a los mismos escogidos si fuere posible. Serán tan parecidos... Algunas personas dicen, "Pues, el comunismo es la marca de la bestia." Allí están errados. El comunismo no es la marca de la bestia. A la vez, es, pero no está encabezando... La marca de la bestia es de naturaleza religiosa, muy religiosa. Y tan sutil y astuto, hasta que engañará a los mismos escogidos, si fuere posible. Así de semejante que engañaría a los escogidos, si fuere posible. Billy Graham dijo hace poco, le estaba escuchando en la radio mientras venía para el culto hace algunos domingos, y estaba predicando, y dijo: "Se oye tanta propaganda de los cigarros, que en un extremo tienen filtro y en el otro tienen el fuego, etc. Pero cualquier hombre que los fume es un insensato." Y yo creo que tiene razón. Pero dijo, "Tienen tal grado de publicidad que el Diablo ha engañado a los mismos escogidos."
13No creo que el Hermano Graham quiso decirlo así de esa manera. Porque los escogidos no serán engañados. No señor. No serán engañados. Fueron preordenados por Dios y no serán engañados. Pero Jesús dijo que serían muy semejantes, tan parecidos que los mismos escogidos serían engañados, si fuera posible. Ahora, deseamos ver de dónde vienen, ¿dónde comenzó todo esto? Como les he dicho, toda secta y toda religión comenzó en Génesis, todo lo que tenemos. Las Asambleas de Dios comenzaron en Génesis. Los Bautistas comenzaron en Génesis; puedo probar eso, sí señor. Toda secta que tenemos, lo puedo probar, comenzó en Génesis. Correcto. Escudriñe Ud. el libro de Génesis y al darse cuenta qué clase de simiente es, entonces puede ver hacia donde va. ¿Pueden ver? Y si se fija bien, verá que se va desplegando por toda la Biblia, exactamente. Ambos comenzaron en Génesis. Hallamos que Génesis es el capítulo de las simientes. Y hallamos que la primera instancia en que algún humano fuera marcado comenzó en Génesis, en Génesis 4:15. Dios le puso una señal a Caín. Allí fue la primera vez cuando fue colocada la marca de la bestia, fue sobre Caín. Allí fue el comienzo de esto.
14Ahora, Ud. dirá, "¿Caín tuvo la marca de la bestia?" Muy bien. Fijémonos. Dice, "Tu simiente herirá la cabeza de la serpiente, y su cabeza herirá tu calcañar." [Génesis 3:15] Fíjense en el linaje de Caín. En esa línea de Caín llegaron a ser científicos, hombres inteligentes, hombres grandes. Pero mientras se fue desarrollando la simiente de Set, llegaron a ser campesinos, pastores de ovejas, agricultores. Vean bien. La Biblia dice, "Pondré (Dios haciéndolo) enemistad entre tu simiente y la simiente de la serpiente." Ahora mis hermanos ministros, quédense quietos por unos momentos. Yo sé que siempre me atacan en este punto, pero la Biblia dice que la serpiente tenía simiente. Con eso queda concluido. "La simiente de la serpiente", como sea que Ud. lo quiera decir. No entraremos en eso. Yo también tengo mi idea al respecto. Pero sea como sea, la Biblia dice en el principio de Génesis que la serpiente tenía simiente. Y recuerden, la serpiente no era una víbora o reptil cuando comenzó. Era lo más semejante al ser humano. Por miles de años la ciencia ha estado buscando aquel eslabón que falta, entre el hombre y los animales. Lo más cerca que han llegado ha sido el chimpancé, pero no pueden avanzar del chimpancé al ser humano. ¿Por qué? Porque fue una serpiente. Ahora, si notan bien en Génesis 3:1, la serpiente era la más astuta de todos los animales del campo - un animal, o bestia. No era reptil; era más como el hombre. Se parecía al hombre. Es el eslabón perdido, entre los dos. Porque es la única manera. La simiente del humano no se puede mezclar con la simiente del animal. Pero este tipo era el único que el Diablo pudo utilizar porque era solamente entre el hombre y esta bestia.
15En la genealogía, yo creo en la evolución. Quizá lo primero, cuando no existía nada sino un caos total, las erupciones volcánicas... Uds. saben que Dios es el gran contratista. ¿Lo creen? Un gran contratista siempre hace un inventario de todos los materiales cuando está a punto de comenzar una construcción. Cuando Dios estaba moviendo la Tierra, y estaba creando el calcio, el potasio, y los petróleos, y lo demás; Él estaba, allá entonces, colocando nuestros cuerpos sobre la Tierra, o sea, el material del cual somos formados. Y el gran Espíritu Santo salió de Dios para empollar sobre la Tierra, o sea, arrullar, hacer el amor, como una gallina en su nido. Y pensemos que tuvo alas - no las tuvo - pero pensemos que tuvo alas como una gallina empollando. Él comenzó a empollar sobre la Tierra. Y puedo ver que viene corriendo un poco de calcio, mezclándose con humedad, y con potasio. Y de repente aparece una florcita de Pascua. Y puedo escuchar cuando Él dice, "Padre, ven acá y mira esto." "Muy bien, sigue arrullando." Después de haber arrullado y empollado un poco más, lo que apareció probablemente fue la vegetación y las flores; luego las aves salieron del polvo de la Tierra; luego apareció la vida animal. Y así siguió incrementando más y más el nivel de la vida, hasta que por fin apareció el hombre, a la misma imagen de Dios. ¿No les parece raro que no hubo nada que apareciere en una forma más alta que eso? Es que no hay nada más alto que la imagen de Dios Entonces así es como la evolución produjo las cosas de esa manera, pero ellos no pueden cruzarse para hacerse más altos. Dios dijo que cada simiente produce según su género. Y en eso se produjo el hombre. Ahora, el pecado no comenzó en la Tierra, sino que comenzó en el Cielo; y él fue echado del Cielo y llegó a la Tierra. No había nada más en que él se podía introducir. El animal estaba muy distante, y la simiente no se podía mezclar. Entonces tuvo que introducirse en la serpiente, la cual era un ser más semejante al hombre. Y cuando Dios lo condenó y lo colocó panza abajo, le cambió todos los huesos. La ciencia está tratando de escarbar huesos, pero eso está escondido en los misterios de Dios y Él lo revelará a cualquiera que quiera saber. Seguro. Ahora vean bien. Él era el más astuto, el más sagaz, con sabiduría, y más inteligente que los demás animales. Le seguía al hombre. "Era astuta, más que todos los animales del campo." [Génesis 3:1] Y recuerden, que a Caín le fue dada una señal. Y Ud. me dirá, "Satanás no pudo haber estado en esa serpiente." Si me sigue ahora mismo hasta II Corintios 11:14, la Biblia dice que él "se disfraza como ángel de luz." Lo que pasa es que Ud. piensa muy poco de Satanás. Sí señor. El mismo se disfrazó en un ángel de luz. Y si él puede llegar de esa forma, entonces ¿por qué no puede llegar en forma de bestia, lo próximo al hombre?
16Entonces hallamos que por razón de Caín prestándole atención al enemigo, ¿qué sucedió? Él llegó a ser el primer asesino; fue el primero en la Tierra de desplegar celo. Y dígame ¿qué pasó con esa línea pura y directa de Dios a Adán? Es la única conexión: Adán era hijo de Dios. Así nos dice la Biblia [Lucas 3:38] Entonces, ¿de dónde vino ese celo? ¿De dónde vino ese asesino? ¿De dónde procedió toda esa clase de espíritu? ¿Salió de Adán? De ninguna manera. Vino más bien de Satanás. Exactamente, de allá vino. Entonces él fue el primer asesino, y fue el primero en mostrar celo. Lucifer tuvo celo con Miguel, y trajo eso a la Tierra, y lo transfirió al hombre. Y Caín, al tomar este mal, así recibió la primera señal. Dios lo marcó. Nadie habría de matarlo, que lo dejaran quieto. Pero recuerden, al haber recibido esta marca o señal, él salió de la Presencia de Dios. Guarden eso. Oh, no tenemos el tiempo suficiente para estudiarlo profundamente, porque aquí podríamos escarbar por seis meses, y aún con eso no alcanzaríamos rayar la superficie. Él salió de la Presencia de Dios cuando había recibido la marca. Fue a la tierra de Nod y se consiguió una esposa - tipo perfecto de la iglesia, la cual sale de la Presencia de Dios y se consigue una esposa en el mundo. ¡Cuidado! Es algo glorioso. Ahora tenemos que cambiar rápidamente para no tomar mucho tiempo. Hallamos que Abel, el hermano de Caín... Caín mató a Abel. Y Dios le dio otro hijo a Adán en el lugar de Abel, y este tuvo por nombre Set. Y esta fue una señal de Dios, una señal de muerte y resurrección. Pero Set no fue a la tierra de Nod para conseguir su esposa; Dios le dio una esposa. Pero Caín con la marca de la bestia encima, fue y consiguió su esposa en la tierra de Nod; pero Set estuvo satisfecho con la escogencia de Dios. Un tipo perfecto de la iglesia denominacional en el día de hoy, que le abre las puertas a cualquier cosa. Pero la verdadera Iglesia del Dios vivo, el Cuerpo de Cristo, solamente se conforma con lo que el Espíritu Santo ha sellado. Perfecto. "Y a unos Dios puso en la iglesia..." [1 Corintios 12:28] ¿Por cuál vía llegó la señal? ¿Con qué fueron marcadas las iglesias? ¿Cuál fue la señal? Sabemos que Caín tuvo la marca, pero ¿cuál fue la señal? La resurrección. En el día de hoy esa es la marca o señal de la Iglesia, la señal del Espíritu Santo, mostrando que Cristo no está muerto, pero que se levantó de entre los muertos y ha recibido la Iglesia. ¿Pueden ver? Sellando Su Iglesia. Eso comenzó con esos dos jóvenes allá en el huerto del Edén, afuera del huerto. La marca de la bestia: un vagabundo, un fugitivo, no sabe para dónde va, y ni sabe qué cosa desea, es un fugitivo.
17Pero Set se mantuvo en casa, y estaba allí con su padre. Y Dios le dio una esposa. Y allí comienza el linaje. Y si alguna vez Ud. deseara trazar eso... pues quizás será mejor que deje eso quieto. Sólo deseo probárselo vez, tras vez, tras vez. Sí señor. Sí, allí es donde comenzó. Algunos creen que comieron manzanas allá en el huerto del Edén, y que con eso fue el primer pecado. ¡Oh hermano! Permítanme decirles esto, y no lo digo como chiste, porque este no es el lugar para chistes. Pero, si el comer manzanas les alerta a las mujeres que están desnudas, entonces nos conviene nuevamente repartir las manzanas. Pienso que lo debiéramos hacer. No fueron manzanas. Todos sabemos eso. Nos damos cuenta, aquí en esta congregación mezclada lo que en realidad fue. Y vemos lo que produjo. Entonces hallamos que esta fue una marca para distinguir. Fue para diferenciar, para separar. Pero, como decimos, "Tienes una marca en contra tuya," una marca. Pero nunca se dice, "Tienes un sello en contra tuya." Se dice, "Tienes una marca en contra tuya." Y el sello es una señal de posesión. Una marca es una distinción. Y la Iglesia es sellada por el Espíritu Santo, mostrando que Él tiene posesión. La Iglesia es propiedad de Dios. Pero la marca de la bestia es algo que significa descarriado y desterrado, el cual rehusó tomar el sello y caminar por el camino provisto por Dios.
18Caín fue desterrado tan pronto como recibió la señal, vimos eso. Abel murió y Set fue levantado para tomar su lugar, y eso fue una señal de resurrección. Hallamos que estas dos cosas, marca y sello, comenzaron allá en Génesis y vienen por toda la Biblia y acá están en Apocalipsis. También tenemos Escrituras al respecto, mostrando donde esto comenzó en Génesis y termina en Apocalipsis; es que siempre ha existido en una forma u otra. Estaba predicando hace unos días sobre el tema de la ofrenda o sacrificio de la sangre. Babilonia es mencionada en Génesis, al comienzo de la Biblia. Babilonia es mencionada en el centro de la Biblia. Y Babilonia es mencionada en lo último de la Biblia. Comienza en Génesis y viene hasta Apocalipsis. Todo comienza, esos dos espíritus... Vean, tomemos esto por unos momentos. Aun allá en el arca existía la paloma y el cuervo. Ambos eran aves y ambos podían volar. Uds. saben que el cuervo es un hipócrita. Sí, es un hipócrita bien hecho. El cuervo puede reposar sobre un caballo muerto, y comer y gritar y batir las alas y gozarse en gran manera. Pero la palomita no puede acercarse a tal cosa. ¿Por qué? Porque no tiene hiel, y por lo tanto no podría digerir aquello. Si comiera eso, moriría. Pero el cuervo puede sentarse allí y comer caballo muerto toda la mañana y luego venir por la tarde y cenar trigo con la paloma. Es un hipócrita.
19¿Han notado que la paloma no tiene hiel de amargura? Ni tampoco lo tiene cualquier persona que ha sido bautizada con el Espíritu Santo. Toda la amargura se le ha ido. Ambos estaban en el mismo arca, así como se encuentra el hipócrita y el creyente genuino en la misma iglesia, la misma denominación, sentados allí juntos, hasta en la misma banca, sentados juntos. Y deseo que noten otro detalle. ¡Y cómo me gusta hablar de la naturaleza! Y vean, nunca encontrarán a la paloma bañándose. ¿Por qué? No es necesario. Tiene por dentro un aceite que se le sale a través de las plumas y así se mantiene siempre limpio. Y así también es una genuina iglesia: no se le tiene que estar siempre bañando, ni recordando de esto y aquello, sino que tienen un Aceite, un Aceite Santo por dentro - todo creyente - que lo mantiene limpio de las cosas del mundo. Oh, si pudiéramos en alguna ocasión predicar sobre El Cordero y La Paloma. El Espíritu Santo adentro del creyente lo mantiene limpio - no de aquello de afuera, lo cual él se lava - sino que esto viene de adentro hacia fuera. Amén. Muchos dicen, "Tengo que ir a confesarme hoy. Tengo que decir esto y aquello. Tengo que confesarme. Tengo que hacer esto..." Pero ¿saben?) El Espíritu Santo está adentro, obrando en el Aceite todo el tiempo: la expiación, manteniendo al creyente limpio.
20"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu." [Romanos 8:1] Y ¿cómo es que entramos a eso? Por medio de ¿un estrechar de manos? No. Por medio de ¿una carta, o alguna denominación? No. Sino "por medio de un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo..." [1 Corintios 12:13] ¿Libre de juicio? Dios ya juzgó ese cuerpo. Lo juzgó allá en el Calvario, y no será sometido a más juicio. "El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna." No existen dos clases de Vida Eterna, sino una sola. "...tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida." [San Juan 5:24] "Y veré la sangre y pasaré de vosotros..." [Éxodo 12:13] Eso me hace sentirme religioso. ¿Por qué? Porque estoy libre del pecado. Correcto. "Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado." [1 Juan 3:9] No puede pecar, la simiente de Dios permanece en él y no puede pecar. No puede ser que yo esté bajo el sacrificio perpetuo del pecado, y a la vez ser un pecador. Es imposible. Nunca se ha visto uno que sea pecador y santo a la vez. Nunca se ha visto un ave que sea blanco y negro a la vez. Nunca se ha visto uno que sea ebrio y sobrio a la vez. No señor. O Ud. es pecador, o es un santo. Eso es todo. Y sí está en Cristo, entonces existe la expiación de Sangre, siempre vigente, clamando, "¡Padre, perdónales, no saben lo que hacen!" Entonces uno puede descansar confiadamente. Amén, me gusta eso. Es tan hermoso como es que el Espíritu Santo nos sella.
21Fíjense bien en el cuervo y la paloma. Y notemos de allá con Caín y Abel. Eso fue exactamente Judas y Jesús. Cierto. Fijémonos en el humo cuando Caín mató a Abel allí junto al altar. Ahora bien, Caín... Si justicia fuera lo único que Dios requiere, o bien que uno sea fundamental... Yo siempre he dicho esto de las dos clases de personas: Me encuentro con los Fundamentalistas, y los Pentecostales. Los fundamentalistas pueden ver posicionalmente - del punto de vista de su educación - y saben a dónde están parados; pero no tienen nada de fe. Los pentecostales tiene fe, pero no saben quiénes son. Como he dicho, uno tiene dinero en el banco y no sabe cómo escribir un cheque. El otro sabe cómo escribir el cheque pero no tiene nada de dinero en el banco. Hay que juntarlos. Entonces vemos eso: los pentecostales son los que tienen la fe; creen, y están llenos de fuego, llenos del Espíritu Santo, pero no saben cómo anclarse en la Palabra, para decir que es ASI DICE EL SEÑOR. Permiten que todo se les escape silbando, con clamores, gritos y corriendo. Si tan solo pudieran ajustarse, entonces veríamos una iglesia bien parada con poder y gloria; y detrás de ellos se escribiría un Libro de Hechos. Pero noten. Sí, no quise decir... Es que lo emplean todo en gozo en vez de poder y fe. Mantenga eso allí y crea que es la Palabra de Dios. Quédese con eso. Pero vean como Caín vino y trajo su sacrificio. Edificó el altar, era miembro de iglesia, era miembro de una denominación; cayó de rodillas ante el altar y oró. Adoró a Dios, entregó su diezmo. Si eso fuera todo lo que Dios requiere, entonces Caín fue igual de justificado como lo fue Abel. Pero vean, el secreto del asunto fue la revelación. Allí está el problema. La gente no entiende que la Iglesia entera del Dios vivo está edificada sobre una revelación espiritual de Cristo. Jesús así lo dijo en San Mateo 16: "Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia... " [Mateo 16:17,8] Cuando la revelación espiritual de Jesucristo... Y Él es la Palabra: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros... " [San Juan 1:1,2,14] Y cuando esa Palabra entra en Ud. es "más cortante que toda espada de dos filos; y discierne hasta los pensamientos y las intenciones del corazón." [Hebreos 4:12] Allí está la Palabra entrando en la revelación, y toda Palabra de Dios es Verdad. Y Ud. puede confiar su alma en cualquier frase de la Palabra. Revelación, Oh cómo me gusta eso. Creo que eso fija a la iglesia en la posición a donde se puede tener un culto de sanidad Divina. Dios lo dijo, y con eso queda concluido. Allí es todo cuando Dios lo haya dicho. Quédese con eso. Bien, pero como no había Biblia en aquellos días, por lo tanto le tuvo que ser revelado a Abel. Hebreos capítulo once dice: "Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo..." Pero Caín dijo, "Pues me imagino que mi madre se comió unas manzanas, y por eso tuvo que vestirse." Pero Abel sabía que se trataba de sangre, y vida. Algún error se había cometido, y él ofreció la sangre del cordero. Lo puedo ver acercándose con el corderito...
22Oh, el altar de Satanás era mucho más hermoso que el de Abel. Tenía toda clase de frutas y flores, y todo tan hermoso. Y eso mismo es lo que le quiero hacer ver a la iglesia: Hermana, Ud. no tiene que pintarse y vestirse igual a la vecina para estar bien con Dios. No tiene que tener una iglesia con bancas de a mil dólares cada una, y un órgano que les costó millones de dólares, y tantas cosas tan finas. Todo eso viene del infierno. Correcto. Se los puedo probar por la Biblia. Correcto. Caín pensó en tales cosas, "Ofreceré estas cosas." Pero me imagino que el sacrificio de Abel no era tan atractivo. Probablemente no tenían lienzo (mecate) en aquel día, entonces me imagino que traía al corderito por el pescuezo con una viña de uva. Lo trajo y lo colocó sobre la piedra. No tenía lanza ni cuchillo, así que habrá tomado una piedra filosa. Le estiró la cabeza y comenzó a picarle en el pescuezo. Y el cordero comenzó a gritar y dar patadas, y la sangre lo estaba bañando - gritando, sangrando, muriendo sobre la piedra.
23¿Qué representaba eso? Cuatro mil años después el Cordero de Dios muriendo, destrozado sobre la Roca de la Eternidad; sangrando, clamando, hablando en lenguas, mientras moría allá en el Calvario. Oh querido Cordero herido, Tu Sangre preciosa no perderá su poder, hasta cuando la Iglesia redimida de Dios sea salva para jamás pecar. Nuestros programas educacionales y denominacionales no significarán ni chispa, pero se requiere la Sangre de Jesucristo y nada más para lograrlo. Sí. Vean cómo va subiendo el humo. Y recuerden, aquí está para Ud., creyente: Abel murió sobre la misma piedra, junto con su cordero. Y todo creyente tiene que hacer lo mismo. Muera Ud. sobre la roca junto con su Cordero. El cordero tiene una sola cosa: lana. Y tiene que ceder todo lo que tiene. El no se molesta al respecto. Lo llevan y lo colocan allí, como dice, "y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció..." [Isaías 53:7], y allí lo trasquilan. El no hace reclamo; lo único que tiene lo da de buena gana. Y nosotros decimos que somos cristianos. Alguien me escribió una carta hace poco, y allá la tengo. Dijo, "Yo tengo derechos. Yo soy ciudadana americana, y puedo vestirme como me dé la gana." Siga pues, está bien. Eso muestra que es una cabra. Correcto. Vístase con esa ropa si así lo desea. Pero recuerde, si Ud. es un cordero (es cierto que tiene derechos), pero ¡Ud. rinde sus derechos a favor de Cristo! Como ciudadano americano tengo el derecho de emborracharme en esta noche, tengo el derecho de fumar cigarros, soy ciudadano americano, y Ud. también los tiene. Pero nosotros cedemos nuestros derechos, permitimos que nos trasquilen de esas cosas, y actuamos y nos vestimos y vivimos como caballeros y damas. Cedemos nuestros derechos.
24Vean el humo subiendo del altar. Subió y se asentó sobre el Calvario. Así como Caín mató a Abel en el altar, Judas mató a Jesús en el altar. Correcto. Y noten también: Sólo se ven tres cruces, ¿verdad? Pero eran cuatro cruces. Jesús estaba en el centro, con un ladrón a cada lado; y luego Judas se ahorcó allá en un árbol de sicómoro. Y también Jesús estaba sobre un madero, "... hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero.)" [Gálatas 3:13] Judas estaba de igual manera sobre una cruz por cuanto estaba sobre un madero. Jesús estaba de igual manera sobre un madero como estaba Judas ("maldito todo el que es colgado en un madero.") Pero vean esto: Allí estaba el Hijo de Dios, Dios hecho manifiesto, el Cual bajó del Cielo y ahora volvía hacia el Cielo, llevando consigo los pecadores arrepentidos. Y allá estaba Judas, el hijo de perdición, el cual vino del infierno y volvía al infierno, llevando consigo los pecadores no arrepentidos, volviendo nuevamente. Oh, es algo hermoso. Así como Dios abrió el costado de Adán, allá en el huerto, y le quitó una porción para formar una novia. Asimismo Dios abrió el costado de Jesús allí en el Calvario, y sacó la Novia, de Su costado. Es tan hermoso. Allí en la cruz, como fue, y como esos dos espíritus vinieron desde Caín y Abel, el cuervo y la paloma. Y viéndolo más de cerca, vemos a Caín cuando fue a la tierra de Nod y se consiguió una esposa. Y hallamos que esa esposa... tengo apuntadas las citas pero no entraremos en eso en este tiempo. Fíjense en Israel. Cuando Israel salió, era como las dos viñas. Vemos como vino siguiendo, y sabemos que siempre ha sido de esa manera. Allí venía Israel, en su camino hacia la tierra prometida, igual como la Iglesia hoy en día. ¿Con qué cosas se encontró? Se encontró con Moab, y mandó palabra a su hermano y le dijo, "¿Podemos cruzar por tu terreno? Si nuestro ganado come algo de tu pradera, te la pagamos. Si toma agua, la pagamos." Pero éste les negó el permiso.
25Ahora escuchen bien. Allí estaba Israel, un pequeño grupo sin afiliación denominacional, pasando por el país, sin lugar a donde acomodarse. Pero estaban en camino a su patria. Moab ya estaba establecido con los dignatarios, contado entre las naciones del mundo. Y fíjense bien lo que ocurrió. Israel tenía la sangre pura. ¿Se acuerdan como Balaam quiso casarse con ellas, y tuvieron que echar todas esas mujeres? Era la enseñanza o la doctrina de Balaam. Pero noten: allí estaba Moab, creyendo en el mismo Dios como creía Israel. Pero ¿qué fue? Otra esposa ilegitima y equivocada, el hijo de Lot por medio de su propia hija. Es igual como la iglesia natural de hoy que aún no ha nacido de nuevo, la iglesia del mundo cometiendo fornicaciones espirituales con el mundo, y ¡no están viviendo fiel a Dios! Es un tipo muy hermoso. Noten que fundamentalmente hablando (y Uds. hermanos fundamentalistas, no les quiero pellizcar muy duro, pero quiero que lo sientan) Pero noten, allí venía el obispo, Balaam. Y vino allí porque el rey le había dijo, "Ve allá y maldice a ese pueblo. No los quiero por aquí. Ellos no pueden tener un culto de sanidad aquí. Siempre están hablando de la sanidad. Dicen que tienen una serpiente de bronce, y todos la miran y sanan. Dicen que comen maná del Cielo. Yo no vi nada de eso. Es pura tontería. Y por lo tanto quiero que vengas y los maldigas. No queremos que se mezcle nada de eso en nuestra denominación. Mantenlos fuera de aquí." Noten que él era igual en lo fundamental como lo era Israel. Levantó siete altares, con sus siete sacrificios de cameros, igual como estaban haciendo allá en el campamento de Israel. Eran los mismos sacrificios. Pero lo que Balaam falló en ver fue la Peña golpeada, la serpiente de bronce, el júbilo del rey que tenían en el campamento. El falló en ver la Columna de Fuego que siempre iba delante de ellos.
26Y así también es hoy. Dicen, "¿Perteneces allá con aquellos pentecostales? Son un grupo de aleluyas." (Antes eran, ya no son.) "¿Perteneces allá?" Pero es que fallan en ver la Columna de Fuego. Pero ahora, para que estén seguros de poder verla, tenemos aquí una fotografía de la Columna, científicamente probada. Amén. Sí. [página 2] Fallaron en ver la Columna de Fuego y el júbilo en el campamento que "hay un rey entre nosotros." (Amén) El Rey Jesús. Ellos allá fallaron en verlo. El falló en ver la expiación de sangre. Dicen, "Pues yo conozco a un hombre pentecostal que se escapó con la esposa de otro." Pues yo conozco a bautistas y presbiterianos que han hecho igual, hasta católicos y más. Correcto. Entonces la salsa para el ganso es la misma para la gansa. La olla no le puede decir negro al sartén. Todos somos humanos y estamos sujetos a todas esas cosas entre nuestra gente. Pero Dios lidia con nosotros como individuos, quienquiera que seamos. Entonces la bendición pentecostal es correcta. Noten a Israel y Moab. Y ahora es lo mismo. Hallamos que la iglesia permite cualquier cosa. Toman la actitud denominacional de que pueden recibir a cualquiera. Dicen, "Pues, si Ud. viene y es bautizado en nuestra iglesia, y se pone de pie y dice que cree que Jesús es el Hijo de Dios, le daremos el bautismo en nuestra iglesia y pondremos su nombre en el registro." ¿No se da cuenta Ud. que el Diablo también cree? Seguro. Les expliqué la otra noche que era como intentando sumergir una tortuga. Eso no le afectó en nada, tampoco le ayudó. Apenas con fuego se le podía hacer que se moviera. Y es lo que se requiere para la iglesia hoy, un poco de fuego del Espíritu Santo, para que se mueva.
27Pero recuerden, el Espíritu Santo no aceptará a esa persona sucia en el Cuerpo de Cristo. Y eso muestra que el Cuerpo de Cristo no es una denominación, porque es más bien el Cuerpo místico de Cristo, y por medio de un espíritu todos somos bautizados en él. Yo creo que cuando llevamos mujeres y hombres a las aguas bautismales y si allí mismo nos damos cuenta que en realidad no son cristianos de corazón, no debemos bautizarlos. Hace algún tiempo cuando iba yo hacia el río con un grupo de personas. Y una mujer llegó y se bajó de su carro, arreglándose el cabello, y se me arrimó y dijo, "Hermano Branham, ¿me va zambullir en el agua?" Le respondí, "A Ud. no. Ud. no es digna." Correcto. Iban a tener un culto de cantos en la iglesia, y una joven no tenía suficiente dinero para arreglarse el cabello (a su gusto) para subir a la plataforma para cantar. Y su anciana madre trabajó lavando ropa en una tabla de lavar para que tuviera para el peinado. Cuando descubrí eso no la permití cantar. Le dije, "No eres digna de cantar allí. Ese lugar debe mantenerse limpio." Y ese es el problema hoy con las iglesias. La corrupción está desde el púlpito hasta el sótano. Correcto. ¡Arreglen eso! Precisamos nuevamente de la escobilla chapada a la antigua en la iglesia. Está el ejemplo del negrito que estaban dedicando como ministro un día. Los ancianos estaban alrededor, y dijeron, "Señor, envuélvelo en tela de harpillera, échale kerosén y préndelo con fuego para el bien del Evangelio." Eso es lo que necesitamos hoy, ¡encendido, suelto y que corra! Yo antes trabajaba con ganado y había que marcar los becerros. Agarrábamos el becerro y lo amarrábamos y así estaba sujeto. Alguien me dijo, "¿No tiene Ud. vergüenza de haberles dado con ese fierro caliente?" De ninguna manera. Yo le colocaba el fierro, y él se enojaba y daba patadas, eso sí. Cuando lo soltábamos gritaba y lloraba, y se ponía a correr, pero de allí en adelante sabíamos a quién pertenecía. Correcto. Hasta cuando moría.
28Y les digo hermanos, se requiere mucha gracia para venir al altar y quedarse allí hasta que el Espíritu Santo le quemé un sello hasta lo profundo. Ud. quizá llore y clame y se porte algo raro, pero de allí en adelante Ud. sabe en dónde pertenece. Correcto. Porque estará sellado en el reino de Dios por medio del Espíritu Santo. Y ese es el sello. Recuerden, el Espíritu Santo viene para sellar los que Dios ya conoció de antemano. Correcto. Jesús no vino diciendo, "Pues, yo moriré y quizás uno que otro me tenga lástima, y me mirarán y quizás, ojalá, pensarán que yo sufrí tanto que eso les quebrantará el corazón, y así vendrán." No, no. Tales no van a venir de ninguna manera. Ud. no le puede decir al cerdo que está errado cuando está comiendo allá en medio del estiércol. Si él pudiera hablar, le diría rápidamente: "Yo trataré con mis negocios, tú trata con los tuyos." Se requiere una conversión, y Dios tiene que hacerlo. Ningún hombre viene a Jesús a menos que Dios no lo llame primero. Se requiere la obra del Espíritu Santo para aun cambiar su corazón. Alguien dijo, "Yo estaba buscando y buscando a Dios." No, no. Dios lo estaba buscando a Ud., no era el caso que Ud. estaba buscando a Dios. Dios lo busca a Ud. Muy bien. El Espíritu Santo no está para recibir cualquier clase de esposa. No recibe a alguien que esté fumando, o alguien que esté tomando, o alguien que esté viviendo inmoralmente, o alguien que esté entretenido con toda clase de cosas del mundo. Porque la Palabra dice, "Si amas al mundo, y las cosas del mundo, entonces el amor de Dios ni siquiera está en ustedes." [1 Juan 2:15] Pero el Espíritu Santo viene para sellar en el Cuerpo la esposa de Jesucristo, la cual él preconoció antes de la fundación del mundo. Siendo Dios, por preconocimiento, Él pudo ver quién lo recibiría y quién no. Y el Espíritu Santo viene y recibe esa Novia. Esa es la que se lleva.
29Pero la iglesia dice... Había un himno que cantábamos mucho, y ojalá no suene esto como sacrílego, pero cantábamos "Vengan todos dice Cristo a cenar." Y le pusieron otras palabras un poco distinto, y me perdonan si con esto les tropiezo de alguna manera. Decía, "Únanse, el pastor dice, únanse. Cuando quieran pueden tener sus ventas de helados, pueden contar sus cuentos sucios, pueden masticar el tabaco, o fumar cigarrillos, pero el pastor le llama a la congregación, venga y únanse." En vez de que vengan a cenar. ¡Qué diferencia! Algún hombre, con tal que tenga un poco de dinero, y puede contribuir, lo ponen de diácono, y no importa que tenga dos o tres esposas. Lo tienen allí porque es un hombre con influencia entre el pueblo. A mí no me importa si todo el pueblo los odia, lo que me interesa es que tengan influencia en el Cielo, con el Espíritu Santo, y así puedan tener influencia entre el pueblo. Pero con muchos es simplemente el caso de "vengan y únanse." Le hice la pregunta a una dama hace poco, "¿Son Uds. cristianas?" Y me respondió, "Para que Ud. sepa, yo soy americana." Como si eso tuviera algo que ver con la pregunta. Estábamos en Suiza.
30El Hermano Bosworth dijo que en cierta ocasión le hizo la misma pregunta a una mujer, y ella le dijo, "Para que Ud. sepa, yo enciendo una vela cada noche." Como si eso tuviera algo que ver con el cristianismo - encendiendo una vela cada noche. ¡A esto uno tiene que nacer, al Reino de Dios! Ahora, hallamos esos espíritus. Vean bien. Allí por el mismo tiempo cuando Jesús apareció en la escena, también apareció Judas. Al mismo tiempo cuando se fue Jesús de la escena, también y casi el mismo día se fue Judas. Para el tiempo cuando apareció el Espíritu Santo en la escena, ¿qué pasó? Apareció en la escena el anticristo. Así lo dijo Juan, "Hijitos, no seáis engañados por esto, el anticristo ya está obrando en el mundo." [1 Juan 2:18] No es que vendría en estos últimos días, ya estaba obrando allá entonces; siempre ha estado. Y vean bien. Por allí cuando el anticristo se está levantando y llevándose todas las iglesias, y aún nuestra iglesia pentecostal, al gran depósito de cadáveres, iglesias de la ONU, Uds. entienden lo que quiero decir. Y entiendo que algunas de nuestras organizaciones pentecostales se están metiendo en eso. ¡Vean qué tan lejos del Espíritu de Dios pueden irse cuando comienzan a extraviarse! Cuando dan un paso a un lado del Camino Angosto, allí se van resbalando. Correcto. Es que uno tiene que venir nuevamente a donde dejó el camino. Correcto. La confederación de iglesias que formará la imagen a la bestia. Y todos sabemos eso. Allí está todo, trabajando en forma unida, para traer todas las iglesias en unidad, y así unidos podremos combatir el comunismo. ¡No se preocupe Ud. por el comunismo, ese no es el enemigo! Hay tres cortinas. Yo digo esto en el Nombre del Señor, y que no se les olvide: Hay una cortina de hierro, una cortina de bambú, y la cortina púrpura. Fíjense bien en la cortina púrpura. Vigile esa bien.
31Y como es que ahora vemos al anticristo desenvolviéndose, tomando control en la nación, y hasta han elegido su propio candidato. Todas las demás iglesias se van uniendo, formando una sola cabeza eclesiástica. Los obispos anglicanos van ahora a Roma para consultar con el Papa, la primera vez en centenares de años. Es que todos están llegando a la cabeza. Y nosotros los protestantes nos quedamos quietos, "Sí, está bien, sigan." Es que se ha enfriado el asunto. No la vamos a parar. Esto no va parar. Inclusive se va a poner peor, así dice la Biblia: Que la iglesia pentecostal, en los últimos días... sabemos que es la edad de Laodicea que se pone tibia y Dios la vomita de Su boca, porque le da asco, y ya no la puede aguantar así como está. Ahora, prosigamos para ver algunos de estos sellos y escudriñarlas por unos momentos. Veamos Ezequiel capítulo 9. Y allí hallamos que el profeta pudo ver de antemano la primera venida de la Iglesia. Vemos que él llamó al profeta y él miró hacia las puertas de arriba y dijo, "¿Has visto algo semejante?" Y de allá venían cuatro verdugos con instrumentos en sus manos para destruir. Léanlo en Ezequiel 9. Y recuerden, esa matanza era solamente para Jerusalén. "Pasa por la ciudad." Pero antes de que pasaran por la ciudad, hallaron que algo más ocurrió. Salió un varón vestido de lino, que traía a su cintura un tintero de escribano. Y detuvo a los verdugos y les dijo que no entraran a la ciudad hasta que primero entrara el varón vestido de lino con el tintero de escribano; y pasara por la ciudad de Jerusalén y colocara un sello o una marca en todos aquellos que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. Ahora, este que tiene el tintero en la cintura es el Espíritu Santo. Y noten que después que entró, luego les dio libertad a estos verdugos con los instrumentos de destrucción. Dijo, "Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis." [Ezequiel 9:6] Ahora, ¿cuándo ocurrió eso? Esa fue la primitiva iglesia pentecostal, cuando el Espíritu Santo barrió y señaló a la Iglesia. Y noten bien la historia. Si en alguna ocasión hayan leído las escrituras de Josefo, cuando relató de la gran batalla como en el año 96 d.C., cuando todo el pueblo... Cuando vino el Espíritu Santo en el tiempo de Jesús, mostrando la señal del Mesías, probando que Él era el Mesías. Después de que ascendió y se transportó a la Gloria, envió el Espíritu Santo y ungió a los Apóstoles, ellos salieron, obrando las mismas señales como Él. Tenían el poder del Señor. Hablaron en lenguas, clamaron; el gran viento que rugía los llenó. Y salieron bajo tal grado de sello que dejaron quemadas las ciudades con el Espíritu Santo. ¿Y qué hicieron éstos? Se mofaron de ellos, se rieron de ellos. Correcto.
32Jesús dijo, "Si hablan en contra de Mí, Yo se los perdono, pero cuando haya venido el Espíritu Santo, una sola palabra en contra jamás será perdonada." [Mateo 12:32] Y aquellos sellaron su destino eterno cuando se mofaron de las personas que estaban llenos del Espíritu Santo. Jesús les dijo: "Llegará el tiempo..." Y hay que poner mucha atención porque muchos maestros... Allá le hicieron tres preguntas distintas a Jesús, en Mateo 24. Y Él les dio respuesta a cada una. Y de allí se basan los adventistas del séptimo día al citar, "Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo (o sábado)" [Mateo 24:20] Le preguntaron, "¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?" Son las tres preguntas que le hicieron. Y Él las explicó en perfecto orden así como se las habían preguntado. Y todo eso ocurrió y la historia muestra que es la verdad. ¿Qué tanto importaría hoy si la huida de la ciudad fuera en el sábado? En aquel tiempo las puertas de la ciudad estaban cerradas en el día sábado. Mostró claramente que no sería universalmente porque en una parte seria verano y en otra parte invierno. "Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en el día de reposo (sábado)" Porque en aquel día, se les advirtió, dijo, "los que están en Jerusalén, que huyan a Judea."" En el invierno Judea se encontraba con nieve. "Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo." Pero cuando llegó Tito... Y Jesús les dijo, "Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Pero más bien váyanse para los montes de Judea tan pronto como puedan. ¡ Salgan de allí! Porque van a blasfemar el Espíritu Santo. Y si blasfeman el Espíritu Santo entonces toman la marca de la bestia, y no hay nada más que destrucción." [Lucas 21 y Mateo 24] Aquellos judíos, cuando vieron que se aproximaba la tormenta, entonces dijeron, "Nos reuniremos en la ciudad y en la Casa de Jehová, y nos pondremos a orar." ¿No suena muy religioso y tan suave? Es que Satanás se lo puede pintar tan real. Seguro.
33Pero recuerden, Josefo habló de una gente que era gente caníbal. Dijo: "Había un grupo de gente que seguía a Jesús de Nazareth, el Cual andaba sanando a los enfermos." Dijo: "Pilatos lo mató y éstos se robaron el cuerpo y por allá lo partieron y se lo comieron, era gente caníbal." Pero lo que estaban haciendo era que estaban participando de la Comunión del Cuerpo del Señor. Él dijo, "Ninguno de ellos pereció por cuanto todos huyeron hacia Judea así como las Escrituras les habían instruido; tal como Jesús les había instruido." Pero todos aquellos judíos huyeron a Jerusalén, y dijeron, "Ahora nos reuniremos en la Casa de Dios. Y el gran Jehová que siempre ha estado con nosotros bajará y correrá los ejércitos de Tito. Eso hará." Pero ¿qué hicieron ellos? Habían pecado en contra del Espíritu Santo. Se habían mofado del poder del Espíritu Santo cuando estaba operando. A Jesucristo, el Cual estaba obrando y mostrándoles que Él era Su Mesías, a Él llamaron "Belcebú". Lo llamaron de Diablo. Le dijeron que lo que traía era alguna clase de telepatía. Dijeron que era un Diablo y que las obras que estaba haciendo eran obras del Diablo. A ellos les tocaba el castigo. Ahora, hermanos, esperen. No tenemos suficiente tiempo esta noche, pero mañana deseo mostrarles que los Estados Unidos ha hecho lo mismo. Exactamente. Se los probaré por las Escrituras, mañana, Dios mediante. Como es que los Estados Unidos ha hecho lo mismo exactamente, en estos cuarenta años que han pasado. Se han mofado y los han llamado de aleluyas, fanáticos pentecostales, y cuánto más. Y el Señor ha estado obrando con señales y maravillas, y las iglesias grandes los miran de lejos y se mofan. Pero ahora en estos últimos días ¿qué ha sucedido?
34Permítanme traerles las Escrituras, ¿están listos? Yo no estoy de acuerdo con mi precioso hermano David du Plessis, yendo allá con el Dr. Micaiah, y todas las iglesias grandes, y ¿ahora qué van a decir? Los presbiterianos están diciendo, "Necesitamos los que hablan en lenguas. Necesitamos que reciban el bautismo del Espíritu Santo. Necesitamos a los que tienen don de sanidad Divina." ¿Por qué no lo aceptaron cuarenta años atrás cuando primero salió en vez de hacerle tanta burla? Jamás lo recibirán. Están muertos. Ellos y toda denominación están muertos. Correcto. Jamás se levantarán. Ninguna denominación volverá a levantarse. Asambleas, ya tuvieron su día. Unidad, ya tuvieron su día. Cuadrangular, ya tuvieron su día en el tiempo de la Sra. McPherson. La antigua escuela de las Asambleas tuvo su día. Y ¿qué han hecho? Se han denominado y se han separado, y jamás entrarán como denominación porque esa fue un orden católico desde el principio, y que Dios condenó desde el principio, y jamás entrará; ya sea bautista, presbiteriano, o cualquiera. Pero Dios sacará los corazones hambrientos de toda denominación, porque son los únicos que recibirá - aquellos que han sido sellados por el Espíritu Santo. Ya tomaron la marca de la bestia. Miren bien. La iglesia pentecostal ya mostró claramente sus colores. Ahora ha sido vomitada. Jesús está del lado afuera, tocando en la puerta, deseando entrar. ¿Qué está tocando? El toque de Mesías, y mucho más, y aún lo rechazan. Ciertamente. Pero ¿qué ha ocurrido? ¿En qué día estamos viviendo? ¡Oh, hermano! ¿En qué día está Ud. viviendo? No piensen que estoy loco, ojalá no sea así. Si estoy loco, entonces déjenme como estoy. Me siento mejor así a como estaba antes. Les digo hermanos y hermanas, ¿de qué se trata esta señal? De que estamos en el tiempo del fin.
35¿Qué dijo Jesús con relación a las vírgenes dormidas? Ud. dice, "¿Le llama Ud. vírgenes a esas iglesias?" Igual como lo era Caín, lo mismo. Adoran, pero las vírgenes dormidas no tenían aceite en las lámparas. ¿Correcto? Entonces cuando descubrió que era mucho más tarde de lo que ella pensaba - el comunismo se le estaba acercando - entonces dijo: "Oh, danos de tu Aceite. ¿Cómo es que se obtiene este Espíritu Santo?" "Tienen que ir allá con el que lo vende." Y recuerden, en la misma hora cuando las vírgenes dormidas fueron a comprar el aceite, entonces es cuando vino el Novio. ¿No lo pueden ver? Si los presbiterianos y los episcopales y los demás están buscando el Espíritu Santo, les conviene arreglar la lámpara. Arréglela, compóngala; sí, necesita una arreglada. A los pentecostales les conviene estar arreglando la mecha. Amén. Corten y aparten al mundo. Ya se les ha carbonizado la mecha y está en malas condiciones.
36Vean. La mecha, es algo tremendo. Yo antes vigilaba. Una verdadera mecha de Dios es un creyente. Por acá en un extremo tiene lumbre, y el otro extremo está en el aceite, sacando aceite para producir fuego. ¡Qué iglesia, qué poder, qué tremendo lugar para estar! Aleluya. La misma Luz del Evangelio que brilló en el oriente está brillando en el occidente. ¡En el tiempo del atardecer habrá luz! Pentecostales, levántense y arreglen las lámparas, corten el mundo, las modas del mundo, corten todas las cosas del mundo. Alístense, la hora está a la mano. En la misma hora cuando aquellas fueron para conseguir... ¿Qué ocurrió? ¿Qué pasó? Entonces fue cuando entró el Novio. América ha blasfemado el Espíritu Santo, se ha burlado desde cuando llegó a la escena hace como cuarenta o cincuenta años. Constantemente se ha burlado. Las iglesias se han burlado y se han mostrado. Ahora están sacando la cabeza para decir, "Quisiéramos tener un poco de eso." Pero cuando ellas comienzan a pedir, esa es la señal para nosotros de comenzar a arreglar las lámparas. Dios ha levantado algunos predicadores para arreglar las lámparas.
37Les digo, lo que necesitamos hoy día es alguien que sepa arreglar lámparas, para que la verdadera luz pentecostal... Cuando uno tiene una lámpara que está toda carbonizada, y tiene carbón en la mecha, eso sólo le produce humo. Y ese es el problema que tenemos: demasiado carbón en la lámpara, y por lo tanto el fuego no quema bien, no está entrando suficiente aire de abajo. Lo que necesitamos es un buen tiempo para respirar, nuevamente un buen aliento fresco desde el Cielo del bautismo del Espíritu Santo; y el Espíritu Santo obrando en la iglesia con señales y maravillas - el verdadero Sello de Dios. Dicen, "Pues iré con las asambleas, si no me tratan bien, entonces me iré allá con los de la cuadrangular." Oh qué luz tan humeada y carbonizada. ¡Arregle su lámpara! Prepárense, estamos en el tiempo del fin. Pero sí lo harán. Alguien lo va predicar. Alguien lo va contar. En alguna parte habrá algunos que lo van a captar. Correcto. No sé cuántos serán, porque dice que "así como fue en los días de Noé, así también será en la venida del Hijo del hombre, cuando ocho almas fueron salvas." Así que no sé yo cuántos lo captarán, pero habrá algunos que arreglarán su lámpara. Eso es todo. Es tiempo de arreglar la lámpara.
38Y cuando la virgen dormida salió, la cual ya había recibido la marca de la bestia... Ud. dice, "¿Marca de la bestia, esa es?" Sí señor. También Caín recibió la marca y salió. ¿Qué es? Cuando la iglesia bautista, la iglesia pentecostal, la iglesia presbiteriana tomó la marca de la bestia en vez de recibir el Espíritu Santo, entonces fue cuando salieron de la Presencia de Dios y se formaron su organización. ¿Qué hicieron? Se tomaron una esposa falsa, una esposa falsa del mundo. Trajeron a toda clase de Jezabel pintada y cuánto más con cabello corto, vestidas de pantalones cortos, falditas y las modas de Hollywood; y los ministros recibieron a diáconos con dos y tres esposas. Ud. me dice, "Ud. siempre está hablando en contra de nuestras mujeres." Muy bien, varones, yo les voy a dar una buena peinada. Permítanme decirles esto: Cualquier hombre que permite que su esposa fume cigarrillos y se vista de pantalones cortos, tengo muy poco respeto que aún sea hombre. Él es tan afeminado que no sabe ni en qué lado pertenece. Tal persona no es un hombre. Correcto. Aleluya. A tal persona le falta mucho para ser hombre. Oh, él puede medir casi dos metros de alto y puede pesar cien kilos, pero para mí eso no significa hombre. Y eso muestra quien manda en su hogar. Ella pisa bien duro con un pie, y grita: "¡Te digo ahora mismo que..!" Y Ud. se sujeta como un gatito enfermo. ¿Qué le pasa? Lo que en realidad necesitamos hoy día son hombres, necesitamos predicadores del Evangelio. Y cualquier predicador que se pare en el púlpito y deja de hablar de estas cosas, yo tendría poco respeto en cuanto a que si fuera llamado de Dios. Correcto. Cualquier hombre que tenga vergüenza de pararse en el púlpito y anunciar la Verdad de Dios, cuando él bien sabe que es una cosa inmoral que una mujer se corte el cabello. Un hombre tiene derecho de dejar su esposa y darle un divorcio cuando se corta el cabello. Así dice la Biblia. [1 Corintios 11] ¿Quién es la cabeza de la mujer? Su esposo. Y la Biblia dice que si ella se corta el cabello está deshonrando su cabeza. No se debe vivir con ninguna mujer deshonrada. Amén. En eso ella se corta su gloria. Y la iglesia también cuando hace lo mismo, se corta la fuente de gloria. Oh Dios, ¿por qué digo estas cosas? Porque son la Verdad.
39No necesitamos gente que se acomoda y que esté cediendo; más bien necesitamos hombres y mujeres que se paren fijos por la justicia y la rectitud; que puedan decir la verdad, sin importar qué sea. El sello de Dios. Hermanos, arreglen sus lámparas. Permitan que la luz del Espíritu Santo brille nuevamente con frescura. Ya se está haciendo oscuro. Es un tiempo bien tremendo. Se está oscureciendo. Hace algún tiempo yo venia de viaje por avión de Dallas hacia Indiana, y de repente se levantó una tormenta. Y el avión tuvo que aterrizar en Memphis. Me acomodaron en aquel hotel tan fino allí. Me dijeron, "Lo llamaremos por la mañana a las siete. Tendremos aquí un transporte para llevarlo." Yo ya había pagado el viaje, y ellos tuvieron que alojarme en el hotel esa noche. Me estuve un rato esa noche escribiendo algunas cartas a mis amigos. Al día siguiente me levanté, y salí para enviar las cartas, y pensé: "Tengo que apurarme porque pronto van a venir a buscarnos a cierta hora." Procedí por cierta calle, caminando rápido, y el Espíritu Santo me dijo, "Detente." Miré por todos lados, y allí estaba parado un policía de padres irlandeses. Y pensé, "Seguramente no fue él quien dijo eso." Comencé a caminar nuevamente y escuché, "Ven acá a un lado." Había allí una tienda que vendía equipo para la pesca, y me acerqué y pensé que haría como que estuviera viendo eso para que él no me sospechara de algo. Y me acerqué a la tienda y comencé a ver las cosas, y dije, "Padre Celestial, ¿eras Tú quien me hablaste?"
40Me dijo, "Date la vuelta y ve hacia el norte y sigue caminando." Respondí, "Sí Padre." Y así seguí. ¿Creen Uds. que los hijos de Dios deben ser guiados por el Espíritu de Dios? Es lo que pasa, tenemos las lámparas tan humeadas que no ya podemos distinguir nada. Entonces seguí caminando y caminando y caminando, y pensé, "Pues ya es tiempo para que se vaya el avión." Pero Él me seguía diciendo que caminara, y yo seguí caminando. Seguí y fui hasta donde ya estaba del otro lado donde tienen la sección de los negros. Y ya era tarde, el sol estaba muy alto. Y pensé, "Pues ya perdí el vuelo. Pero Él dijo que caminara, pues quizás quiere que me vaya a pie hasta mi casa. Seguiré caminando. Dejaré mi equipaje allá." Mi equipaje estaba todavía en el hotel y yo traía esas cartas. Seguí caminando. Y pensé "Pues, Señor..." Pero algo me decía, "Sigue caminando, sigue caminando." Y yo seguí caminando, era lo único que podía hacer. No importa cómo parezca, siga hacia delante. Si Dios dice que se haga, siga hacia delante. Así es como se hace. Así es como Ud. puede sanar. Siga caminando. "Ayer no podía mover el dedo para nada. Pero hoy ya lo puedo mover tanto así. Alabado sea Dios. Mañana lo moveré otro tanto, y pasado mañana más todavía. Y de repente estaré bien." Es cuestión de seguir caminando. Entonces ya estaba del otro lado de Memphis, e iba caminando por una parte donde sólo vive gente de color, casitas muy pobres. Pensé, "¿qué estoy haciendo acá? Pero Él dijo que siguiera caminado, y si quisiera que volteara para algún lado me lo hubiera dicho." Y así seguí caminando. Y estaba cantando ese himno que Uds. pentecostales cantan, "Estaban reunidos en el aposento alto, orando en Su Nombre, bautizados con el Espíritu Santo, luego bajó el poder para entrar en servicio. Y lo que Él hizo por ellos allá, hará lo mismo por ti, estoy tan contento de poder decir que yo soy uno igual a ellos." Lo han escuchado, estoy seguro. "Estas personas quizá no tengan mucha educación, ni se jactan de mucha fama terrenal, todos han recibido su pentecostés por fe en el Nombre de Jesús. Y ahora están contando por todos lados que Su poder es igual hoy, estoy tan contento de poder decir que yo soy uno igual a ellos."
41Iba por allí cantando eso para mí mismo, y vi más adelante que había una señora negra recostada en el portón. Y era un día muy hermoso de la primavera, todas las flores de madreselva dando su fragancia. Uds. piensan que la flor del naranjo tiene olor agradable, esperen para cuando puedan oler la madreselva in Indiana. Y ella tenía una camisa de varón atada en la cabeza, tenía una cara muy grande y gorda. Y la vi, y continué caminando, y cuando llegué más cerca, ella se comenzó a reír, y las lágrimas le corrían por las mejillas. Le dije, "Buenos días, tía." (Así es como les saludamos a la gente negra allá en el sur.) Y ella respondió, "Buenos días, pastor." Y le pregunté, "¿Cómo sabía Ud. que yo soy pastor?" Dijo, "Yo ya sabía que Ud. venía." Pensé, "Padre, ¿será aquí? ¿Me has enviado a esta negrita?" Y ella estaba allí parada. Dije, "¿Cómo sabe que yo soy pastor?" Ella dijo, "Ha leído Ud. el relato de la mujer sunamita?" [II Reyes 4] Dije, "Oh, sí."
42Ella dijo, "Yo soy esa clase de mujer. No tuve hijos. Y le dije al Señor que si Él me diera un niño, que entonces yo lo criaría para servirle a Él. Y así fue. El Señor me dio un niño y yo trabajé lavando ropa sobre una tabla de lavar para proveerle la vida. Y ha sido un muchacho muy fino, pero escogió un mal camino y se metió con compañeros muy malos." Y ella era una fina hermana pentecostal. Y dijo, "Él tomó el camino equivocado y ha contraído una horrible enfermedad social. Yo no sabía nada de eso, y ahora no pueden ayudarlo para nada. Su corazón está muy acabado y está allí acostado, muriendo. Y anoche yo rogué con Dios toda la noche. Y pastor, ya tiene dos días inconsciente. Y anoche oré toda la noche, y le dije al Señor, 'Tú me has dado este niño, y yo soy tu sierva, ahora ¿dónde está aquel Eliseo?' Seguí orando, y así de rodillas me quedé dormida como a las dos de la mañana. Soñé que el Señor me dijo que viniera y me recostara aquí en este portón, y dijo, 'El va venir caminando por la calle vestido en un traje color canela, y con un sombrerito de igual color.' Y yo he estado aquí esperando desde antes del amanecer. Lo vi que venía y sabía que Ud. era." Eso es pentecostés, el genuino pentecostés. Le dije, "Mi nombre es Branham. ¿En alguna ocasión ha oído de mí?" Dijo, "No, pastor Branham, nunca he oído de Ud. Perdóneme, pero nunca he oído de Ud. ¿No gusta pasar?" Dije, "Sí hermana. Gracias." Ya no dije nada. Pensé, "Aquí tiene que ser." Cuando entré, tenían una parte de un arado amarrado de una cadena al portón para que cerrara de nuevo. Entramos a una casita de dos cuartos, muy sencillo. Y yo he estado en palacio de reyes, cuando fui para orar por el Rey Jorge de Inglaterra; y he estado con Gustavo allá en Suecia; y he estado así en palacios de varios reyes, hasta el Rey Farouk, y muchos otros lugares con potentados y monarcas. De los más grandes del mundo de hoy día, he tenido el privilegio de entrar y hablar con ellos, en entrevistas. He estado en hogares muy lindos, pero nunca he tenido mejor bienvenida o que me haya sentido tan en casa como en esa chocita de la negrita en aquella mañana.
43Cuando entré, no había ninguna alfombra en el piso, la cama sencilla estaba de aquel lado. Y tenía un letrero sobre la puerta, que decía, "Dios bendiga nuestro hogar." He estado en hogares de gente que se dice ser cristiana, y con fotos inmorales y sucias en las paredes. Pero aquí yo me sentí como en casa. Miré y allí sobre la cama estaba un varón negro, bien crecido y parecía pesar algunos ochenta kilos. El tenía la cobija en la mano, gimiendo. Le pregunté, "Hermano, ¿qué le pasa?" Ella me dijo, "Pastor, él no ha hablado en dos días." Y él decía, "Está muy oscuro. Está muy oscuro. No sé para donde voy." Y la hermana se me acercó y dijo, "Pastor, él piensa que está en algún río o en el mar, y está oscuro, y está remando el barco y no puede ver hacia donde va. Y ya van dos días que está diciendo lo mismo." Y dije, "¡Qué tremenda lástima!" Y le dije, "Mire, tía, mi ministerio, yo acabo de venir de Dallas, Texas, yo oro por los enfermos." Ella no tenía ningún interés en eso.
44Dijo, "Una cosa quiero decir, pastor. Yo quiero que Ud. ore, y si el Dios del Cielo me permite escuchar a mi hijo decir 'Madre, todo está bien. Soy salvo.' Entonces estaré dispuesta a dejarlo ir. Pero he trabajado tan duro y he orado tanto por mi hijo, y me da lástima verlo morir de esta manera, sabiendo que se va perdido, en esta condición recaída como está. Si solamente puedo oírlo decir, 'Mamá, todo está bien, estoy listo para partir.' ¿Desea Ud. orar?" Dije, "Muy bien, tía." Y nos arrodillamos en el piso. Tenía la camisa de su hijo atada en la cabeza, y tenía unas mejillas grandes, y era una mujer muy grande. Ella se arrodilló, y yo pensé, dije, "Tía, Ud. comience la oración." Oh, hermanos, si yo no supiera hasta ese momento que era pentecostal, entonces sí yo lo hubiera sabido. ¡Qué oración! Esa hermana presentó una oración que hacía que los pelos se me pararan. Ella oró y estaba hablando con Dios como que le había hablado muchas veces antes. Ella sabía con Quién estaba hablando. Eso me dejó el corazón tan lleno. Y cuando hubo terminado, le dio un beso en la cabeza y dijo, "Dios te bendiga hijito de mi corazón." Pensé, "Allí está la cosa." "Dios te bendiga hijito de mi corazón." Aunque él había traído desgracia al hogar, y siendo un muchacho grande y robusto. No importa lo que había hecho, todavía era el niño de esa madre; porque el amor de madre aún se le extendía. Pensé, "Sí, correcto." Y la Biblia dice, "¿Puede la madre olvidarse de su niño de pecho? Quizá, pero yo no me puedo olvidar de vosotros, vuestros nombres están escritos en las palmas de mis manos." [Isaías 49:15,16] ¡Qué tremendo amor, que Dios jamás se olvidará! Aunque nuestras lámparas están humeadas, El todavía nos ama. Arreglemos nuestras pobres lámparas hermanos. Destaquémonos. Preparémonos para encontrar al Señor Jesús. Limpiémonos y arreglemos todo, oremos y corrijamos todo. Allí, ella le besó de esa manera. Y él dijo, "Oh mamá, está tan oscuro. Está muy oscuro," y jalando la cobija. Y yo me agarré de sus pies, fríos y mojados, como si estuviera muriendo. Y dije, "Hermano, ¿me escuchas?" Y él dijo, "Oh mamá está oscuro." Traté de hablarle pero él no sabía nada. Estaba temblando y la saliva le salía de la boca. Y dijo, "Oh mamá, está oscuro, está oscuro. No sé hacia donde va mi barco." Entonces ella comenzó a llorar, secándose las mejillas. Dijo, "Pastor, ¿ve lo que le digo?" Dije, "Sí hermana." Dijo, "Ahora ¿puede orar Ud.?" Dije, "Sí hermana." Y me arrodillé. Le dije, "Ud. arrodíllese aquí también."
45Puse mis manos en sus pies, y dije, "Padre Celestial, ya pasaron de las nueve. Mi avión ya se fue desde hace tiempo. Ruego que tengas misericordia. Yo no sé por qué me has traído hasta acá. Seguramente este es el lugar. Porque yo no hubiera venido por aquí si no me hubieras guiado. Y esta mujer parada aquí, jamás nos guías en vano. Siempre nos muestras lo que estás haciendo. Ruego Padre, si fuera Tu voluntad, que permitas que el muchacho... Concede a la hermana su petición y que él sea salvo y también ruego que sanes su cuerpo." Y mientras aún oraba, él dijo, "Mamá, mamá, está esclareciendo en la habitación. Se está poniendo claro en la habitación." En unos pocos momentos estaba sentado al lado de la cama, hablando con nosotros. Me puso por el hombro ese gran brazo negro. Dije, "En realidad tengo que irme." Me fui por la calle, y tomé un taxi. Corrí en el hotel y agarré mi equipaje, y pensé que iría a buscar un vuelo por la noche. Era justamente después de la guerra y era muy difícil conseguir un vuelo. Y cuando yo iba llegando, anunciaron, "Ultima llamada para el vuelo 172 para Louisville." Ese avión se detuvo en la pista todo ese tiempo. Me fui en el mismo vuelo. Dios hace que todo obre para bien. ¿Verdad? Como un año después yo iba... [En este momento baja el Espíritu y habla en lenguas a través de un hermano. Otro hermano da la interpretación: "Llamando, llamando, llamando, he aquí el Espíritu de Dios está llamando. Aun en esta hora me está hablando a mí. Escucha la Voz del Señor, te está hablando a ti en esta hora. ¿Le entregarás tu corazón? ¿Te entregarás a Él? Oh, te digo, el tiempo está muy corto. Jesús pronto volverá. Entrégale tu corazón, entrégate por completo. Oh, te digo, te está llamando, te está llamando. Si te entregas entonces habrá luz, habrá luz. Pero si rechazas el Espíritu entonces habrá oscuridad, y cuán grande es esa oscuridad."]
46Padre, Oh Padre, cómo te agradecemos por esta amonestación que nos has dado. Señor, yo sé que no es en vano. Oh Dios, permite que la gente vea que solamente estamos intentando impulsarlos que arreglen sus lámparas, para así preparamos; la hora se está aproximando, Señor, cuando todas estas señales: la virgen dormida ahora anda buscando el aceite, todas estas cosas. Y luego escuchar Tu Espíritu bajar y vindicar el Mensaje que es la Verdad. Dios, ruego que bendigas a este pueblo. Permite que sean avisados de parte de Dios en esta noche, y que no tengan descanso hasta cuando hayan arreglado las lámparas, y se hayan preparado para encontrar al Novio. Concédelo Padre. Amén. ¡Cuán hermoso! ¿Notaron cómo fue que ese hombre... notaron cómo? Y Uds. gente pentecostal ¿cómo es que les está estorbando el discernimiento? Vean cuánto mayor es esto que aquello. El mismo sonido de la voz que daba aquel hombre, y luego la interpretación fue igual. Fue casi de lo mismo largo, y los mismos párrafos y todo. Es el Espíritu Santo. Les digo la Verdad. Es la Verdad. Oh amigo pecador, busca al Señor ahora mismo. Clama a Él mientras puede oírte. Escúchalo es mi oración. Quiero decirles lo que ocurrió. Un año después estaba pasando por allí en el tren, viajando para Phoenix. Y si han estado en Memphis, viniendo del oriente, uno llega así. Me bajé del tren y comencé a caminar por allí. En el tren le cobran a uno cincuenta centavos por un sándwich muy pequeño; y esperé hasta llegar a donde podía bajar y comprarme unas hamburguesas. Me compraba una bolsa llena y me subía nuevamente al tren. Y con eso podía vivir. No creo yo en tomar el dinero de los santos y gastarlo en cosas como eso. Iba a donde estaba el puesto, y oí alguien que decía, "Hola, Pastor Branham." Miré alrededor, y allí estaba uno de los que ayudan con el equipaje. Le dije, "Hola."
47Me dijo, "Espere un momento." Se acercó y me preguntó, "¿Cómo está Ud.?" Dije, "Pues yo estoy muy bien. No creo que lo conozco." Dijo, "Sí, Ud. me conoce." Dije, "Pues quizás se me ha escapado de la mente." Dijo, "¿Se acuerda de cuando venía caminando por la calle una cierta mañana, y vino a donde estaba un muchacho moribundo con una enfermedad venérea?" Dije, "¿Ud. no es aquel?" Dijo, "Sí, yo soy. Y no solamente estoy sano, pero también soy salvo." Oh, aún no se ha relatado ni la mitad. ¿Qué más puede hacer el querido, amado, precioso Padre Celestial para avisamos y hacer que nos arreglemos? ¿Qué más puede hacer? ¿Le aman? ¿Le aman de todo corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza? Ahora, mientras inclinamos nuestros rostros por unos momentos, ¿cuántos inconversos hay aquí? Levanten la mano y con eso digan: "Dios, pon fuego en mi lámpara en esta noche. Señor, enciende mi vela y permite que pueda arder por Cristo hasta el día que yo muera. Ahora me estoy alineando con los pocos despreciados del Señor." Déjenme ver las manos. Amigo pecador, ¿puedes levantar la mano para recibir a Cristo como tu Salvador? ¿Pueden levantar las manos? Allá arriba o acá en el piso principal. Cada noche extendemos la red. Quizás hubiera uno o dos aquí en esta noche, levanten la mano por favor. ¿Un pecador en alguna parte? Diga, "Yo quiero recibir el Espíritu Santo." Recuerden, o tendrán el Espíritu Santo, o tomarán la marca de la bestia. Solamente hay dos clases. Mañana entraremos en eso. Hoy apenas puse el gran fundamento para luego terminarlo mañana.
48Levante su mano y diga, "Yo deseo eso Hermano Branham" Dios te bendiga joven. El Señor te bendiga. Muy bien. Hijo, que Dios te dé el deseo de tu corazón. ¿Alguien más? Levántese y diga, "Yo deseo recibir a Cristo." Dios le bendiga señora. Muy bien. Eso fue algo muy valiente. ¿Alguien más? Levántese y diga, "Yo recibiré a Cristo. Yo lo recibiré." ¿En la galería, allá en el rincón? Sí, veo su mano, querido amigo. ¿Alguien más? Veamos, alguien más que dirá, "Yo recibiré a Cristo como mi Salvador. Yo levanto mi mano a El y..." Y recuerden, cuando levantan la mano en serio, eso allí queda concluido. Eso es para siempre. Dios lo toma a Ud. según lo que Ud. dice. Dígalo en serio, levante su mano, y vea lo que sucede. Muy bien, otro allá en la galería. Dios le bendiga. Sí, muy bien. Levante su mano y vea el sentido que viene sobre Ud. Si Ud. es un inconverso, levante su mano. Sí una joven sentada aquí enfrente. Dios le bendiga hermana. ¿Otro? Estaré esperando. Dios le bendiga, allá. Otro. Dios le bendiga allá, niño. Dios sea contigo niño. Dios ciertamente lo hará. "Yo quiero aceptar a Cristo como mi Salvador." Dios le bendiga a Ud., allá atrás. Otro. "Quiero aceptar a Cristo como mi Salvador. Ahora mismo, en este lugar donde estoy sentado, estoy convencido que necesito a Cristo. Yo sé y siempre he creído que vendría un tiempo de separación, cuando Dios habría de separar la Iglesia Verdadera." Lo hará. La va llevar a casa. Ahora mismo la está preparando. ¿Se anima Ud. a venir a unirse con Jesucristo, al entregar su corazón a Él? Continúe en la iglesia dondequiera que esté, pero entregue su corazón a Él. En las denominaciones, una es casi igual a la otra, la que sea, dondequiera que Ud. tiene su compañerismo, la gente que Ud. ama, eso está bien. Si Ud. pertenece a la cuadrangular, no se cambie a las asambleas. Y si pertenece a las asambleas, no vaya a cambiarse a la cuadrangular. Quédese allí donde está, y ame al Señor, dondequiera que esté.
49Uno es bautizado en el Cuerpo de Cristo. Entonces la organización donde Ud. pertenece, eso no lo salva, ni tiene nada que ver, solamente es un lugar donde la gente viene. Y los verdaderos hermanos conocemos eso, todos sabemos eso. Ciertamente. ¿Habrá otro que desea levantar la mano antes de que oremos? Dios te bendiga hija. ¿Habrá otro? Levantando su mano Ud. está diciendo, "Sobre la base de la Sangre derramada, lo que Jesús hizo por mí, y Hermano Branham, lo que he escuchado de Ud. esta noche; Yo no creo que Ud. nos diría algo errado. Yo ciertamente creo que Ud. es el siervo de Dios. Y basado en el mensaje que Ud. ha... porque la fe viene por el oído, escuchando la Palabra de Dios." Entraremos en eso más profundo mañana, al terminar el bautismo del Espíritu Santo y la marca de la bestia. Entonces, levantando su mano, "Basándome en la Sangre venida de Cristo, levanto mi mano hacia El, diciendo con eso, 'Yo quiero que seas mi Salvador, ahora mismo.'" ¿Habrá otro antes de que oremos? Dios le bendiga a Ud. señorita. Muy bien. Que Dios sea con Ud., mi hermana. ¿Habrá otro? Dios les bendiga a Uds., mis hermanas, sentadas aquí. Muy bien. ¿Otro? Allá atrás. Dios le bendiga, mi hermano. Es la diferencia entre la muerte y la vida. Ahora, Uds. que han levantado su mano, ¿qué tal si esta fuera su última noche en esta Tierra? Y en algún momento entre ahora y el amanecer, Ud. se despierta del sueño y el corazón le estaría fallando, sus venas ya no tendrían el calor y las manos se estarían enfriando; Ud. estaría agarrándose de la almohada mientras muere. El doctor se va de la puerta y dice, "No, es un infarto al corazón, ya se fue." Y Ud. le escucha decir eso.
50¿No sería maravilloso saber que Ud. levantó su mano? Oh cuan dulce, cuan contento estaría Ud. ¿Qué tal si al regresar a su hogar tiene un accidente y se encuentra tirado al lado del camino, sangrando? Se escucha que viene la ambulancia pero Ud. sabe que ya viene demasiado tarde. Pero Ud. sabe que levantó su mano a Cristo. Entonces puede decir, "Que así sea. De todas maneras tengo que irme en algún tiempo, estoy listo ahora, y esta es la hora para irme." Levante su mano, y haga esa decisión singular ahora mismo, mi hermano y hermana. Levante su mano. Ud. dirá, "Hermano Branham, ¿por qué le ruega Ud. a la gente? Este no es su tabernáculo, esta no es su iglesia." Yo sé muy bien. El Hermano Buntane, mi hermano, es el pastor. Esta iglesia pertenece a las Asambleas de Dios, y las Asambleas de Dios son uno de mis más grandes patrocinadores entre los pentecostales en todo el mundo. Y aún con todo eso, y tanto que los amo, esa no es la razón. Es que los amo a Uds., cada uno como individuo. No quiero que Ud. se pierda. Tuve una visión, ojalá tenga suficiente tiempo para relatarla, lo que sucedió hace unos días. Vi la Gloria, y vi mucha gente. Vi una mujer que vino y me abrazó. Yo he sido un poco duro con las mujeres, y vi esa mujer, la más hermosa que jamás he visto, y ella me llamó su querido hermano. Y yo pregunté, "¿Por qué dijo eso?" Dijo, "Tenía más de noventa años cuando la guiaste a Cristo." Dije, "Oh Dios, si tan solamente puedo volver, haré todo lo posible para persuadir, rogar, pedir, haré todo lo posible..."
51¿No querrá Ud. levantar la mano y con eso decir, "Yo acepto a Cristo como mi Salvador?" Seguramente, si Dios me permite hacer lo que hago para Él, debo tener alguna idea de cómo recibirlo. ¿Habrá aquí algún miembro de la iglesia que se ha vuelto tibio (todos con los rostros inclinados), un miembro de la iglesia que se ha vuelto tibio, Ud. ha profesado que conoce a Cristo, pero en realidad, en su corazón no es así? Pero Ud. desea conocerlo, levante la mano. Algún miembro de iglesia. Dios le bendiga, señor. Hermano, Dios le bendiga. Dios le bendiga. ¿Alguien más? Algún miembro de iglesia, y diga "Yo quiero conocer a Cristo. Pertenezco a la iglesia." Y yo no puedo decir nada en contra de eso. Prefiero que pertenezca a la iglesia que estar en la calle sin nada. Siga con su iglesia, pero deseo que por favor venga y reciba el Sello de Dios. Porque si no lo tiene, la Biblia dice que solamente hay dos clases. Esperen para mañana y verán. Son dos clases. Una clase tendrá la marca de la bestia, y la otra tendrá el Sello de Dios - así como Caín y Set allá en el huerto del Edén. Llega a eso mismo. ¿Levantará su mano, uno más antes de orar? Dios le bendiga señora. Nuestro Padre Celestial, he visto muchas manos levantadas en esta noche. La mayoría son inconversos y desean el perdón de los pecados. Dos alzaron la mano, indicando que eran miembros de la iglesia, y aún no te conocían, y no están sellados en el Reino.
52Padre, traigo estas Escrituras aquí ante ti. Tú dijiste en Tu Palabra: "El que oyere mi palabra (y Señor, hasta donde pude la he predicado) y creyere en el que me ha enviado, tal tiene Vida Eterna." Ahora, Padre, Tú dijiste eso; es exactamente lo que dijiste. Y lo traigo nuevamente a Tu memoria. Esta gente ha oído esa Palabra y han creído en Aquel que te envió. Ahora, dijiste que tienen - ahora mismo, tiempo presente - tienen (tiempo presente) Vida Eterna. Y que no entrarán en el juicio sino que han pasado de muerte a vida. ¿Cuándo lo hicieron? Cuando levantaron la mano y dijeron que creían. Ahora Señor, Tú dijiste eso, y estoy reclamando esas almas. Satanás, ya no los puedes retener. Son hijos de Dios ahora mismo. Estoy trayendo todo esto ante ti. Tienes que quitar tus manos de sus vidas. Ahora ya son de Dios. Yo los reclamo para Él. Los reclamo como trofeos del amor de Cristo en el Calvario. Te reto a un debate. Tú no tienes poder legal. No tienes poder sobre ellos. Ni en el principio lo tenías, solamente estabas amenazando con engaño. En el Calvario Cristo te quitó todo lo que tenías; allí te quitó todo poder que jamás has tenido, y ahora no eres más que un fanfarrón y ahora te hemos demandado. Estos ahora son hijos de Dios. Y Padre, Tú dijiste "El que viniere a mí, de ninguna manera lo echaré." Tú lo prometiste, y yo sé que es la verdad. Dijiste que les darías Vida Eterna y que los levantarías en el día postrero. Y entonces tienen la plena seguridad de subir en la resurrección, tan seguro como el hecho de que están sentados en este edificio en esta noche.
53Ahora Padre, te pido una cosa más. Llénalos con el Espíritu Santo. Concédelo Señor. Llénalos con el Espíritu Santo. No permitas que su alma tenga paz; que por toda la noche su almohada sea dura, y que la cama parezca piedra, hasta que por fin estén de rodillas, clamando: "Dios, lléname con el Espíritu Santo." Que busquen la Biblia y la lean y ven Tú a ellos e interprétales la Palabra. Y que no tengan paz. Son Tus hijos, y la hora ya es muy tarde. Yo ruego que puedan hallar esa paz que sobrepasa todo entendimiento por medio de Jesucristo. Estos miembros de iglesia que levantaron su mano. Yo te doy gracias por ellos. Han profesado y han entrado a una iglesia, pero se dan cuenta que solamente siendo miembro de iglesia, serían marcados como una mujer de mala fama. Entraremos en eso mañana si fuera Tu voluntad, Padre. Mostrándoles cómo es que están marcados como una novia falsa. La Novia verdadera tiene Aceite en su lámpara. Ruego Padre que les des Aceite en su lámpara en esta noche. Que los miembros de iglesia sean llenos del Espíritu Santo en esta misma noche. Concédelo Señor. Yo ruego esto, no para ser cruel, pero como su hermano, sabiendo que al perder el Cielo se pierde todo. ¿Qué significa este corto tiempo de vida a la luz de lo que es la Eternidad? Se derrite a la nada, porque nunca comenzó. Y Padre, ruego que los levantes en el día postrero a los Reinos Eternos de la Gloría, contigo. Concédelo. Son Tuyos. Yo ruego esto y te los entrego en el Nombre de Cristo. Ahora siguiendo con los rostros inclinados, voy a pedir a cada uno que levantó su mano, póngase de pie. No voy a pedir que vengan para acá, no hay suficiente lugar. Pero todos los que levantaron la mano, y son sinceros con Dios, pónganse de pie por un momento. Cada persona que levantó la mano, póngase de pie, en todos lugares, en la galería, en todo lugar, póngase de píe. Jesús dijo, "El que me confesare ante los hombres, al tal yo confesaré ante mi Padre y los santos ángeles." Ahora quiero que Uds. que son miembros de la iglesia, y en particular Uds. cristianos, que miren alrededor y vean quiénes son. Ahora estréchenle la mano y digan: "Dios le bendiga. Bienvenido al Reino de Dios, peregrino." De media vuelta y salúdelos. Diga, "Bienvenido al Reino de Dios." Muy bien. El Señor sea con todos Uds. Muy bien. Dios les bendiga. Pueden tomar su asiento. Muy bien. Ahora voy a pedirles algo. No fallen en buscar un pastor, y si nunca han sido bautizados en bautismo cristiano, busquen a un pastor, la iglesia de su escogencia, y bautícense en agua en el compañerismo de esa iglesia. Y al haber hecho eso, entonces busquen el bautismo del Espíritu Santo, hasta haber sido lleno del Espíritu Santo, y entonces, Me encontraré con cada uno de Uds., En aquella mañana, Al lado del Río brillante, Cuando todas las tristezas hayan sido desvanecidas. Estaré cerca del portón cuando lo abran, Al final del día largo de esta vida. Me encontraré contigo en esa mañana, Con un "¿Cómo estás?" Y nos sentaremos al lado del río, Y con rapto, renovaremos las amistades. Me conocerás en aquella mañana, Por la sonrisa que llevaré. Te encontraré en la mañana,
54En la ciudad construida cuadrangular. Padre Dios, ellos son Tuyos, sellados en el Reino de Dios. El Espíritu Santo está lidiando con ellos. Ahora ruego que pueda encontrarme con cada uno en aquella mañana, en aquella ribera esplendorosa. Entonces habrán desvanecido todas las tristezas. Oh Padre, ¿no será maravilloso? Con los corazones llenos de gozo, y cantando. Será un tiempo glorioso. Son Tuyos. Y mego que los guardes por Tu Gracia hasta cuando nos encontremos en aquel Río en aquella mañana. Amén. Ahora, ¿no se sienten bien? ¿No le hace sentirse muy bien? Ud. dirá, "Hermano Branham..." Ahora para los nuevos convertidos que han entrado al Reino, le voy a pedir al Padre si Él hará algo. Tengo derecho de pedirle, ahora, inconversos han venido. Creo que podremos hallar favor con Él, ¿piensan igual? ¿Cuántos están enfermos? Levanten la mano. Enfermo y necesitado. Muy bien.Voy a dar media vuelta, con mi espalda hacia Uds., para mostrarles que estamos en los últimos días. ¿Cuántos se acuerdan de la lección, cómo fue que el Angel del Señor, Dios, bajó y moró en carne humana, y comió de la carne? Habló como cualquier ser humano. Sin embargo, Dios estaba en carne humana, un poco antes de la quema de Sodoma. Y Jesús dijo que aparecería la misma clase de señal en la venida del Hijo del hombre. ¿Lo creemos todos? Revisamos todo es en las lecciones, para mostrar lo que Él hizo. Ahora, aquí no hay una sola persona que yo conozco. Creo que andaba de casería hace algunas semanas con este joven sentado aquí. ¿No es Ud. un pariente de mi buen amigo..? Ud. es el cuñado del Hermano Norman. Creo que así es. Muy bien. Es la única persona, además del Hermano y la Hermana Smith, sentados aquí, y el Hermano Gene. Son todos los que conozco. Sí y allá está la Hermana Upshaw. Dios le bendiga. Oh cómo yo amaba al Hermano Willie Upshaw.
55Hermano Cobb, aquella noche en el culto, cuando miré y vi... Estaba tratando de hablar, y vi cómo fue que se cayó de aquella carreta y se lastimó la espalda, y vi que no podían hacer nada para ayudarlo. Nunca había oído de él en toda mi vida, y allí estaba, Willie B Upshaw. Dije, "¿Cómo..?" Luego cuando volví a la conciencia me preguntaron, "¿Qué de aquel hombre?" Dije, "En una ocasión intentó llegar a ser presidente." Y lo hubieran elegido si no fuera por su posición firme en contra del whisky y las cosas erradas. El partido Demócrata lo hubiera elegido, pero se paró firme. Dije, "Ud. ha estado en estas muletas y en sillas de medas por sesenta y seis años, pero ahora Dios lo ha librado." Y cuán dulce. Cuando yo llegue del otro lado, voy a ver a un joven guapo que va llegar y va decir, "Hermano Branham, ¿se acuerda de mí? Yo soy el Hermano Upshaw." Y allí estará su querida, estarán juntos. Me acuerdo cómo Ud. lloró esa noche, Hermana Upshaw, cuando vio que se levantó y corrió hasta la plataforma y con los dedos tocó los pies, como a los ochenta años. Cómo es que Dios puede hacer cosas tan tremendas. Muy bien.
56El Angel del Señor estuvo allí con su espalda hacia allá. Ahora, espero que todos Uds. capten esto. Yo no soy el Angel del Señor. Yo soy William Branham, yo soy su hermano. Pero allá Él estaba morando en carne humana que El mismo había creado y simplemente desapareció. ¿Creen eso? Ahora, ¿creen que aquello fue Dios? La Biblia dice que fue Dios. Abraham dijo que era. ¿De qué era una señal? De que en los últimos días... Ahora recuerden, cuando El vino en los días del Señor Jesús, Dios moró en Jesús. ¿No creen eso? Ese era el Cuerpo nacido de la virgen, una Simiente que vino de Dios mismo. Y en esa célula de sangre, cuando fue roto en el Calvario - por nuestros pecados - entonces eso santificó la Iglesia para que el Espíritu Santo pudiese morar en la Iglesia y así continuar las obras de Dios. "Seréis mis testigos después de que habéis recibido poder." Correcto. Ahora, sí yo he dicho la verdad, entonces que el Espíritu Santo le hable a Ud. en esta noche. Yo le voy a dar mi espalda, y Uds. oren. Vean si no es el mismo Espíritu Santo. Y Él tiene que obrar con Uds. igual como obra conmigo. Algunos de Uds. hermanos, oren por aquellos en la congregación, Uds. ministros.
57El Padre Celestial sabe que yo hago esto con ningún otro propósito sino que la Palabra que he predicado pueda ser manifestado a la iglesia en este día, porque la iglesia pentecostal se ha apartado de Dios y tiene que volver. Es la edad de Laodicea. Y Dios, si he dicho algo en contra de alguna persona, para herirlos, y que no fueras Tú diciéndome, ruego que me perdones, Señor. Porque lo he hecho exactamente como me lo has dado. Ruego Padre, que lo vindiques. Yo hablé de ti, ahora habla, mostrando que yo he dicho la Verdad. Entrego todo esto a ti en el Nombre del Señor Jesús. Hay algunos centenares de personas sentadas aquí, y muchos están enfermos; yo no conozco a nadie, pero Tú sí los conoces. Yo ruego que cumplas Tu Palabra. Cuando viniste a la Tierra, dijiste que hiciste esas cosas para que se cumpliese aquello hablado por el profeta Isaías con respecto a lo que el Mesías haría. Ahora Padre, que se cumpla nuevamente, porque lo has prometido y por eso es que lo permites. En el Nombre de Cristo. Amén. Hay muchos orando. Si alguien, como aquella dama, pudiera tocar Sus vestiduras... Sí, ante mí se está formado una visión, y sucede que sí es una mujer. De donde estoy parado, ella está sentada acá a mi derecha. Ella está sufriendo de un problema con la vesícula, también tiene problemas del corazón. Con mi espalda hacia Uds., si pronunció su nombre quizás ella pueda entender. Sra. Hanson, póngase de pie y reciba su sanidad. Aún no me he dado la vuelta. ¿Ahora creen? Tengan fe. ¿Dónde estaba la señora? Estaba por acá, ¿allí? ¿Señora, fueron ciertas esas cosas? ¿Somos desconocidos? Si así es mueva su mano. ¿Todo fue la verdad?
58Entonces el mismo Angel de Dios que estaba sentado allá en Sodoma y Gomorra para darle una señal a Abraham para que supiera que la hora estaba llegando para la quema de Sodoma, el mismo está aquí en esta noche. (Solamente un don para permitirme descansar.) Lo veo sobre otra persona. Estoy viendo una visión de una mujer sentada aquí, orando. Ella tiene diabetes. Sra. Finch, ¿cree Ud. que Dios la va sanar? Si así es, póngase de pie. Levante la mano. Yo no la conozco, ¿es verdad? Si es la verdad, mueva la mano. ¿Ese es su problema? Muy bien. Ud. tocó algo, ¿verdad? Pero no me tocó a mí, ¿verdad? Ud. tocó a Dios. Dios le bendiga. Ud., joven, rascándose la nariz, ¿qué piensa? Ud. también necesita algo de Dios. ¿Ud. cree? Si Dios me muestra cuál es su problema... Ud. no tiene tarjeta de oración, no, no hay tarjetas. ¿Cree Ud. que yo soy Su profeta, o quiero decir Su siervo? Me perdonan haber dicho eso, yo no soy profeta, soy solamente Su siervo. Le están molestando los nervios, muy nervioso. ¿Es correcto? Si es la verdad, levante su mano. ¿Cree Ud. que lo que yo diga así sucederá? ¿Lo cree? Cómo Su profeta ¿está Ud. dispuesto a obedecerme? Entonces yo le quito ese nerviosismo en el Nombre de Jesucristo. Jamás vaya Ud. a hablar de eso. Vaya y sea sano.
59¿No dijo nuestro Señor, "Si dijereis a este monte muévete...?" Si tan solo puedes creer. Hay un varón sentado allá, mirándome. Desea venir aquí, y tiene el deseo de que le pongan mis manos. Correcto. Si Ud. cree allí donde está sentado, le dejaría ese endurecimiento arterial. ¿Lo hará? Sentado allá atrás, un poco canoso, con lentes, sentado allí, mirándome. Si Ud. cree de todo corazón, y no lo duda. ¿Lo cree? Vean, [la Luz] dio una vuelta y se fue de ese hombre, y él quedó sin nada. Ud. que se está frotando los ojos y miró hacia atrás, ese es. La dama sentada aquí, ahora está sobre Ud. Y Ud. tiene enfermedad del corazón. ¿Piensa que Dios la puede sanar? Sí, Ud. allí. Muy bien. Puede tener la sanidad, es suya. Manténganse en alerta, listos para captarlo a cualquier momento. Ud. es una persona muy amorosa, y tiene mucha fe, y tiene muy buen contacto con Dios. No la conozco, pero ¿cree Ud. que Dios puede sanar esa enfermedad del corazón que Ud. también tiene? También tiene un problema con la pierna. ¿Verdad? Sí, tiene una hija inconversa, por la cual está orando. Correcto. Ud. no es de aquí, es de la parte norte de Hollywood. ¿Ahora sabe de quién estoy hablando? ¿Desea que pronuncie su nombre? Sra. Beard. Póngase de pie y acéptelo.
60¿Creen Uds.? Amigos, ¿qué es? Señora, ¿son verdad esas cosas? Si así es mueva la mano. ¿Ahora creen? Nunca en mi vida he visto esa mujer. Ahora todo el edificio... Ya me tocaron aquí, y con eso sé que ya es suficiente. Me vigilan de cerca y saben cuando es suficiente. Ahora, permítame decirles amigos, yo les he dicho la Verdad. Dios ha vindicado que les he dicho la Verdad. La misma unción de Dios que está predicando esta Palabra y diciendo estas cosas, es la misma unción que declara que Dios está presente haciendo las mismas cosas. ¿Lo creen así de todo corazón? ¿Cuántos desean recibir el Espíritu Santo? Levanten la mano, diciendo "Yo deseo recibir el Espíritu Santo." El pastor me ha dicho que por allí tienen un cuarto, esperando que vengan para que puedan allí orar por Ud. ¿Por qué no lo reciben? Vayan allí y reciban el Espíritu Santo. Pongámonos todos de pie, de una sola vez. Levantemos nuestras manos y démosle alabanza a Dios. Todos de su propia manera. Solamente crean. Padre Celestial, a ti doy gloria y alabanza por todas las obras poderosas y todas las cosas que has hecho. Tú eres el Dios infalible. Tú eres aquel que es el mismo ayer, y hoy, y por todos los siglos; nunca fallas. Ahora pongan sus manos sobre los que tienen a cada lado para recibir sanidad y el Espíritu Santo. Ahora ore Ud. por esa persona a su lado. Uds. allá en la galería, allá, pongan sus manos el uno sobre el otro. Oren el uno por el otro para que puedan recibir el Espíritu Santo. Ahora mismo Dios les puede dar a todos el bautismo del Espíritu Santo. Todos crean.