Photo

~ VOLVEOS AL NORTE ~
1...?... un resfriado; satanás me lo dio, y yo se lo regresé. El me lo regresó, y yo se lo regresé. Y continuó de esa manera hasta que llegó el tiempo de ir y dedicar la iglesia, y finalmente me deshice de él y fui a dedicar la iglesia. Parado sobre este estrado esta tarde, me lleva al pasado al tiempo cuando mi mamá me solía parar sobre una caja para lavar los platos. Bueno, yo espero que hagamos la misma cosa esta tarde. Así que el Señor los bendiga.
2Hay unos cuantos anuncios. Es un anuncio que tuve que dar en Houston el otro día. Me dieron una notita aquí que decía: “Por favor anuncie que el Hermano Van Heuf... Van Heus, y W.P. Hinse, estarán en Phoenix, Arizona, el 27 de febrero hasta el 5 de marzo”. Tengan eso en mente. Y ahora, creo que mañana en la noche el Hermano Oral Roberts va a hablar aquí. ¿Tal vez en este mismo auditorio? En el banquete. Y el Hermano Oral ciertamente es una–una obra maestra de Dios en el púlpito. Es un hombre maravilloso de Dios, un hombre de fe. Y yo estoy seguro que les hará bien venir y oír al Hermano Roberts mañana en la noche. Y luego habrá el desayuno en la mañana, y demás. Hay muchos–hay muchos que tienen... Yo ya he visto a muchos que están detrás de la cortina que obtuvieron sus boletos, y demás. Eso está bien. Así que siempre estamos contentos de estar en estas convenciones.
3Yo sé que Uds. tienen algo pendiente en unos cuantos minutos, o inmediatamente después que termine de predicar, alguna clase de reunión. Yo acortaré mi predicación tanto como sea posible. Una razón de ello, es que estoy un poco ronco, y luego la falta de tiempo, y que Uds. ya han estado aquí por más de dos horas. Yo sé que están cansados. Ahora, mañana, o mejor dicho, el próximo domingo, si es la voluntad del Señor (el próximo domingo, que será el 5 de febrero), el próximo domingo en la noche en las Asambleas de Dios en Tucson, estaré orando por los enfermos. El próximo domingo en la noche, empezando a las siete y media en Tucson, Arizona. Y luego viajaremos de allí, a la costa del oeste a la... allá al lugar al sur de Los Angeles, a Long Beach, creo que es; luego a Bakersfield para el próximo servicio, luego vamos a ir al este. Yo espero si es la voluntad de Dios, estar en Zurich al mismo tiempo que estos hombres estén allí, y también en Jerusalén. Me gustaría ir a Jerusalén una vez y ver la tierra en donde nuestro Señor estuvo. Yo quiero saludar a muchos de mis finos amigos aquí esta tarde. Yo veo al Hermano Magnason y al Hermano Rhodes, y a muchos otros por aquí. Me tomaría mucho tiempo nombrarlos por su nombre. Y parado aquí, hace unos momentos, vi al Hermanito Smith subió aquí y me abrazó; ¡qué maravillosos momentos de compañerismo!
4Ahora, mientras leemos las Escrituras me gustaría tomar un texto, si se puede llamar eso, del tercer versículo del capítulo 2 de Deuteronomio: Bastante habéis rodeado este monte; volveos al norte. Yo quisiera hablar sobre el tema de: Volveos al norte. Sería difícil para Israel pensar que la tierra prometida estaba a cuarenta años de lejos, cuando ellos estaban parados al otro lado del Mar Rojo, danzando, gritando, regocijándose, cuando ellos únicamente estaban a sólo unos cuantos días de ella. No era sino sólo a una corta distancia. Yo pienso que en automóvil Uds. probablemente la pudieran recorrer en una hora y media. Uds. caminando probablemente pudieran llegar a la tierra prometida fácilmente en dos días, tres o cuatro, o algo así. Y ellos estaban pensando que ellos casi estaban allí, y estaban disfrutando de un gran jubileo gritando y alabando a Dios, y viendo lo que Dios había hecho por ellos, y cómo es que... Hubiera sido difícil hacerlos creer que estaban a cuarenta años de lejos de esa promesa, de la plenitud de la promesa de Dios que El les prometió.
5La gracia les había provisto una gran cosa. La gracia les había provisto un cordero de la Pascua. La gracia les había provisto un profeta. Y la gracia les había provisto un Angel. El cordero de Pascua era para sus pecados. El profeta de ellos fue su instructor. El Angel fue el guía de ellos. La gracia les había provisto todo para ellos. Pero a pesar de todo eso, ellos querían una ley. Y esta gracia les había provisto un escape de Egipto antes que ellos tuvieran alguna ley. Entonces la gracia les había provisto uno de los avivamientos más grandes que jamás habían tenido. En este avivamiento ellos habían visto grandes poderes de Dios. En este avivamiento ellos habían visto la luz del sol mientras el resto del mundo estaba en tinieblas. En este avivamiento ellos habían visto la mano poderosa de Dios liberar al pueblo inocente, sacándolos de la esclavitud a la liberación. Y en este avivamiento, después que habían cruzado al otro lado del Mar Rojo, ellos encontraron muertos a todos sus enemigos en el Mar Rojo detrás de ellos. ¿Por qué querrían añadir algo a eso?
6Ellos estaban casi como nuestros padres Pentecostales estaban hace cuarenta años o más. Después que habíamos visto las mismas cosas que ellos habían visto, uno de los avivamientos más poderosos que la iglesia jamás tuvo: viendo la sanidad Divina, la gente sacada de la esclavitud, estando atada por cadenas de denominaciones y demás, y entrar en una liberación... La gracia les había provisto todo lo que ellos necesitaban: un Angel de Dios para guiarlos, profetas, grandes hombres.
7Yo los oí decir el otro día que en las reuniones de la Calle Azuza, cuando ellos las tenían allá en California, que pensaron que fue una desgracia cuando pusieron los himnarios en la iglesia. Ellos cantaban en el Espíritu. Como el Espíritu les daba que hablasen, ellos cantaban. Ellos danzaban en el Espíritu. Ellos disfrutaron unos momentos grandiosos. Y esperaban que la Palabra de Dios en santificación los separara de sus pecados, y ellos sabían que habían pasado de muerte a Vida. ¡Qué avivamiento estaban disfrutando hace algunos cuarenta años! Pero como Israel lo cometió, así cometieron un error fatal nuestros padres, una cosa que los mantuvo en el desierto otros cuarenta años. Nos damos cuenta que en lugar de estar satisfechos con lo que ellos tenían, y con lo que Dios había hecho por ellos, y viendo las obras de Su mano, y el fruto de la gracia proveyéndoles todo lo que ellos necesitaban, aun tanto así que no tenían necesidad de tener un himnario... Quisiera poder haber visto eso en aquellos días.
8Pero Israel, después de todas esas cosas, Israel en lo natural... Este es Israel en lo espiritual. Así como Dios estaba llevando a Su pueblo a una tierra prometida en lo natural, El está llevando a Su Iglesia a una Tierra Prometida en lo espiritual. Y ellos iban en su camino disfrutando unos momentos grandiosos, pero sin embargo ellos... Después que la gracia les había provisto todo lo que ellos necesitaban, sin embargo ellos querían hacer algo por sí mismos, algo con lo que ellos le podían mostrar a Dios que podían hacer algo. Y eso es lo que... La iglesia, cuando llega a esa condición, es cuando siempre pierde. Y así es cuando Ud. trata, o yo trato, o cualquier hombre trata de poner su mano en la obra de Dios, para añadir algo a ello, o quitar algo a ello lo debemos dejar exactamente de la manera que Dios nos lo proveyó. Dejen que el avivamiento siga adelante a medida que el Espíritu sigue adelante.
9Este pueblo estaba únicamente a ocho o a diez días de la plenitud de la promesa de Dios, si ellos hubieran seguido el liderazgo del Espíritu Santo. Este pueblo en este día, nuestros padres, estaban sólo a unos cuantos días de la plenitud de la promesa de Dios, si ellos sólo hubieran seguido adelante siguiendo el liderazgo del Espíritu Santo. Pero nosotros tuvimos que hacer algo, como ellos lo hicieron. El error más fatal que Israel cometió, fue en Exodo 19. Después que la gracia les había provisto todas estas cosas y les había dado un avivamiento, ellos todavía demandaron una ley. Pensaron que podían tener escuelas, ministros teólogos instruídos, y bueno, sólo ser como el resto de la gente, algo sobre lo que ellos pudieran argumentar, algo con lo que ellos se pudieran separar unos a los otros, romper un compañerismo, o la hermandad. “Nosotros creemos esto, y nosotros creemos eso”. Si ellos sólo lo hubieran dejado marchar de la manera que Dios lo tenía marchando, hubieran estado muy bien.
10Pero nosotros siempre tratamos de poner nuestras ideas en ello. Cuando inyectamos nuestras ideas, cuando inyectamos nuestra teología en el Espíritu de Dios, saca el Espíritu de Dios. De esa manera fue en ese día. Ellos iban en camino, pero querían algo que ellos mismos pudieran hacer. Por medio de sus argumentos, y por medio de su comportamiento, ellos se dieron cuenta entonces que ahuyentaron el Espíritu de Dios de ellos. Fue un gran error. Fue un gran error cuando nosotros hicimos la misma cosa, nuestros padres. Cuando el Espíritu Santo cayó por primera vez en la Calle Azuza, y en varias partes del mundo, si sólo lo hubiéramos dejado seguir delante, el liderazgo del Espíritu, eliminar el mundo, y seguir adelante y dejar que guiara el Espíritu Santo, ya hubiéramos estado en la Tierra Prometida. Pero por cuarenta y algo de años hemos estado lejos de ella. Así como ellos lo hicieron, así nosotros lo hemos hecho. Algo aconteció en la iglesia, otro asunto, y quisimos denominarnos, en lugar de sólo seguir adelante y amar a los hermanos, seguir adelante. Miren, ¿por qué no dejarlo en paz? “Toda planta que Mi Padre Celestial no plantó será desarraigada de todas maneras”. Así que, ¿qué bien nos hace a nosotros marcar algunas barreras denominacionales para mantener fuera al otro hombre? Unicamente cercamos algo.
11Ahora, hay una pequeña historia que dice algo así, que... Quizás no sea apropiado contarla en el púlpito a un grupo de personas llenas del Espíritu, al cual tengo el privilegio de hablarle. Pero dice que dos monos estaban sentados en un árbol, mirándose uno al otro. Y miraron hacia abajo y vieron a los pobres seres humanos, y dijeron: “¡Qué cosa!, los hombres, ¿no son miserables? ¡Y ellos dicen que ellos provienen de nosotros! Eso es un error. Yo nunca le pondría un cerco a mi árbol de coco para evitar que mis hermanos monos comieran los mismos cocos que yo como”. ¿Ven? Así son los seres humanos. La iglesia siempre ha sido de esa manera.
12En una ocasión, cuando Israel quiso actuar como el resto de las naciones, ellos querían un rey. Ellos querían que Samuel les diera un rey. Bueno, Samuel les dijo, dijo: “Esto no va a funcionar. Dios es su Rey. Sólo dejen que Dios sea su Rey”. Pero ellos querían un rey, porque querían actuar como el resto de las naciones. Ellos querían actuar como los filisteos y el resto de las naciones, moldearse tras el mundo, en lugar de dejar que Dios fuera el Rey de ellos. Samuel les dijo... Dios le dijo a Samuel... Samuel, el fiel profeta anciano de ellos, llamó a Israel, y dijo: “¿Les he dicho alguna vez algo en el Nombre del Señor que no se haya cumplido? ¿Les he dicho alguna vez algo en el Nombre del Señor que no se haya cumplido? ¿Les he rogado a Uds. por dinero, o quitado algo a Uds.?” “No, tú no nos has rogado que te demos nuestro dinero”, dijo Israel. “Ni tampoco nos has dicho algo en el Nombre del Señor que no se haya cumplido. Pero todavía, nosotros queremos un rey de todas maneras”.
13¿Ven?, el hombre quiere hacer algo por sí mismo. El quiere mostrar su autoridad. El quiere mostrar cuán grande es él, o cuánto más diferente él puede ser de alguien más, del resto de la gente. Allí es cuando Dios se sale del cuadro. Exactamente correcto. Ahora, como fue con Israel, siempre ha sido; así como fue en aquel entonces, hubo una multitud mixta. Algunos de ellos querían una cosa, otros querían otra. De esa manera es hoy en día; y por lo general el que está en el otro lado, es el que gana, cuando.... De la misma manera fue en el Concilio de Nicea, cuando nuestras iglesias fueron establecidas. Una quería una cosa, y la otra, otra. El grupo pequeño de Pentecostés fue echado fuera. La organización tomó control.
14Y los hechos de los Nicolaítas llegaron a ser una doctrina después del Concilio de Nicea. Ellos formaron su propia fe, pusieron a sus propios hombres, quitaron todo el... Nico, como dije el otro día, significa: “conquistar”. Nicolaítas, significa: “conquistar al laico”, y poner toda la santidad en un hombre: “vivan como Uds. quieran y paguen el dinero a la iglesia, y dejen que el hombre perdone los pecados; y dejen que él haga las oraciones de Uds.”, y lo demás. Esa no es la voluntad de Dios. La Palabra de Dios es estar entre el laicado, entre todos. Uds. son individuos. Dios lidió con Israel como una nación, y con Uds. y conmigo como individuos. Cada uno de nosotros tiene que responder ante Dios por nuestros pecados.
15Y nosotros vemos que–que esa multitud mixta... Bueno, esto es... Los dos hijos de Isaac y de Rebeca representan a todo el mundo. Cada vez que hay un avivamiento, nacen gemelos. Cada vez que tenemos un avivamiento, nacen gemelos. Esaú y Jacob eran gemelos. Uno de ellos era un hombre conforme al mundo, y el otro era espiritual. Ahora, Esaú era tan buen hombre como lo era Jacob, si Uds. lo miran a él. A él le gustaba cuidar a su padre anciano ciego, el cual era un profeta. El era un buen muchacho; moralmente, me imagino, todo estaba muy bien. Pero... y él ayudaba a trabajar. Y tal vez Jacob sólo era un mimado de mamá, siempre pegado a la mamá, y era como nosotros lo llamamos, un timidito. Y así que Esaú era amado, un hombre del mundo, natural, nunca le importó nada tocante a la primogenitura.
16Pero a Jacob, no le importaba cómo la obtuviera, sólo había una cosa que él tenía en su mente, y esa era la primogenitura. No importaba todo lo demás, o cómo él la obtuviera. De esa manera es con las iglesias nacidas del Espíritu. Cuando la iglesia Católica tuvo un avivamiento, cuando Lutero tuvo un avivamiento, cuando Wesley tuvo un avivamiento, Knox, Calvino, y todos ellos a través de las edades, produjeron gemelos. Y cuando los Pentecostales tuvieron un avivamiento, produjo gemelos. Cuando Moisés tuvo un avivamiento allá en Egipto, produjo gemelos, una multitud mixta: uno... unos del mundo, que quieren actuar como el mundo, ser como el mundo, y moldear su mensaje con el mundo; a los otros, no les importa lo que el mundo diga, cuán clásico se mire, o no se mire clásico, ellos tienen una sola cosa en común, eso es aferrarse a la primogenitura, mantenerse aferrados a Dios. Es de la manera que siempre ha sido, de esa manera todavía es hoy día, mis amigos. Aférrense a la primogenitura. Jacob, él... no le importaba cuánto le llamaban un mimado, cuánto... qué... cómo la obtuviera, tan sólo que él la obtuviera. De esa manera es hoy día. A la gente que es espiritual, no le importa... Ahora la... muchas veces las iglesias se están comprometiendo. Ha llegado a que ellos sólo se estrechan de mano con el predicador.
17Como David duPlessis lo estableció muy bien no hace mucho tiempo, que Dios no tiene nietos. Eso es verdad. Nuestras iglesias Pentecostales están trayendo a sus jóvenes, colocándolos en los asientos, y haciéndolos miembros de la iglesia. Ellos nunca han venido a través del proceso de nacer de nuevo, y ser llenos con el Espíritu Santo, y venir por sí mismos. Nosotros sólo los traemos a la iglesia. ¿Qué tienen ellos? Un montón de “Rickis” con un estilo de corte de pelo, corto arriba y abultado a los lados, andando por aquí en las calles como el resto del mundo; las mujeres con cabello corto, usando maquillaje y todo lo demás; ¡es una desgracia! Se están tratando de moldear conforme al mundo en lugar de ir tras el punto de vista espiritual.
18Hemos tenido muchos grandes movimientos en nuestras grandes iglesias, y estamos tratando de ser más grandes que el otro hombre, derribando al otro hombre, y obrando para nuestras denominaciones, de nuestras organizaciones. ¿Qué hemos obtenido? Estamos incubando un montón de gente híbrida, en lugar de hijos de Dios nacidos de nuevo. Correcto. Híbridos, una de las ruinas del mundo. Un híbrido nunca se puede reproducir. Cuando nace un mulo... Un mulo no puede ser nada mas que un mulo. Eso es todo lo que es. El nace, y él es un mulo. El es un híbrido. Es producto del cruce de la yegua y el burro. El no sabe quién es su papá, ni quién es su mamá, ni de dónde él proviene, ni adónde él va. El es tan ignorante como puede ser. El no–no tiene mansedumbre. Ud. le puede hablar a él, y él sólo para sus orejas y rebuzna: “Ji-ja, ji-ja”, con sus grandes orejas paradas. Algunas veces voy y les predico a un montón de esos mulos que no saben más tocante a Dios, que lo que un Hotentote sabe tocante a un caballero Egipcio. Paran sus orejas y dicen: “Los días de los milagros ya pasaron. No hay tal cosa”. ¡Es un híbrido! El pudiera pertenecer a una organización Pentecostal que... Pudiera pertenecer a cualquier otra organización, pero un hombre nacido de nuevo y una mujer....
19A mí me gusta un caballo híbrido, o mejor dicho, un caballo que no es híbrido, sino un verdadero caballo manso purasangre. Lo que me gusta es una experiencia de Pentecostés purasangre: unos que saben de dónde provienen, saben qué tiene control de ellos, y saben adónde van, con un Espíritu de mansedumbre, y dulzura, y el Espíritu Santo, que con tolerancia y compañerismo, cruza al otro lado de la línea y estrecha manos con cualquier hermano, y lo acepta, pues él es un hermano, un ciudadano del mismo Reino. No importa cómo él fue bautizado, o rociado, o se derramó agua sobre él, o lo que él hizo, o si él se paró de cabeza, o brincó y saltó, o lo que él hizo, él es un hermano de todas maneras. Mientras él tenga el Espíritu Santo, él es su hermano. Y un verdadero purasangre, hombre y mujer Pentecostal, nacidos de nuevo, creen eso con todo su corazón, extienden sus fronteras. Ciertamente...?....
20Esos avivamientos gemelos, uno produce un hombre que quiere ser intelectual, quiere que sean instruídos en la escuela. Ellos están tratando de evadir el asunto del Nuevo Nacimiento. La iglesia lo está tratando de evadir. Hoy día aceptamos a la gente por medio del bautismo de agua, la metemos a la iglesia por medio del bautismo de agua. Ud. la pudiera meter en la iglesia por medio del bautismo de agua, pero nunca la podrá meter en Cristo por medio del bautismo de agua. Ud. tiene que entrar allí dentro por medio del Espíritu. Correcto. Como yo he dicho con frecuencia, y lo diré otra vez: a mí no me interesa qué clase de nacimiento sea, todo nacimiento es un desorden sucio. Si es en una porqueriza, o si es en un granero, o si es un cuarto de hospital decorado de rosa, es un desorden sucio. Y también el Nuevo Nacimiento es un desorden sucio. Lo hará que haga cosas que Ud. nunca pensó que haría. Hará que se le derramen las lágrimas, que llore a voz en cuello, grite, y levante sus manos, y que se ponga de todos colores, y todo lo demás. Y Ud. actuará deshonrosamente delante de un grupo “almidonado” formalista. Pero a Ud. no le importa, mientras obtenga un Nacimiento de eso.
21Ud. tiene que nacer...?... naciendo de nuevo, llegando al Nuevo Nacimiento. Ha llegado a un lugar donde está tratando de evadir el asunto metiendo miembros, tratando de ganarle a este otro hombre: “Nuestra organización está creciendo más que la otra”. ¡Eso no importa nada, nada en lo absoluto! El Reino de Dios es lo que importa. Todos estamos trabajando para un solo Lugar. Si yo pertenezco a la iglesia Bautista, o a las Asambleas, o a las Unitarias, o a las Trinitarias, o a las “Quintuarias”, o a la que sea, queremos estar trabajando para un solo principio, eso es para nuestro Padre Celestial: para obtener hijos nacidos de nuevo en ese Reino de allá Arriba. Fuera de eso, estamos trabajando en vano. Estamos tratando de hacer algo por una institución hecha por el hombre que caerá tan seguro como dos más dos son cuatro. Tiene que caer, pues es de hombre. Tiene que caer. Unicamente la cosa de Dios permanece. Yo no tengo nada en contra de ellos; eso está muy bien. Pero cuando marcamos esas barreras de que no podemos tener compañerismo con el otro hombre, allí es cuando se pone mal. Yo he sido acusado y han dicho que a mí no me agradan las organizaciones. Me agrada la gente que está en las organizaciones, pero no... Las organizaciones están bien mientras ellas no marquen un punto final y digan: “Nosotros creemos esto, y Uds.... el resto de Uds. apártense de ello. Y no cooperaremos con ese grupo de Los Hombres de Negocio o con nadie, mientras que ellos lo hagan de la manera que... Si ellos edifican una organización....”
22Cuando ellos lleguen a ser una organización, yo me retiraré de ellos. Eso es exactamente correcto. Yo no creo en esa cosa. Yo creo que somos hermanos, tenemos compañerismo y seguimos el liderazgo del Espíritu. Eso es exactamente lo que me gusta al respecto. Una multitud mixta. Ellos tenían una ley. Ellos fueron al monte Sinaí, recibieron una ley, para que todos ellos pudieran recibir títulos de doctor, Ph.D., y LL.D., y Q.S.D.’s, y toda clase de doctorados. Y así que cuando menos pensaron, los metió en problema.
23Ahora, la ley sirvió su propósito. Estuvo bien en su día. La ley hizo bien; en su día ella sirvió su propósito. Así también las denominaciones han hecho bien. Está bien en su propósito. Pero recuerden que la ley nunca los llevó a la tierra prometida. Josué los llevó al otro lado; la gracia, no la ley. Y ni tampoco la denominación, ninguna denominación, jamás llevará a la Iglesia de Dios al otro lado. Será la gracia de Dios que ha sido derramada en nuestros corazones por el Bautismo del Espíritu Santo que nos llevará a la Tierra Prometida, a la plenitud de las bendiciones de Dios. Seguro que sí. Ellos cometen un error fatal cuando ellos hacen esas cosas. Sirvió su propósito, estuvo muy bien, pero el tiempo llegó cuando ya no sirvió. Dios la dejó morir, para que El pudiera tomar la gracia y cruzarlos al otro lado, y colocarlos posicionalmente en sus lugares en la tierra prometida. Así también la gracia de Dios colocará a cada miembro: profetas, maestros, y demás. No... Una denominación no puede hacer eso. Uds. tendrán a un montón de presbíteros para poner manos sobre ellos. Eso no significará más que arrojar agua sobre ellos. Se necesitó el Espíritu Santo, para separar a Pablo y a Bernabé. Todavía se necesita el Espíritu Santo para separar a un hombre y a una mujer y colocarlos en donde ellos pertenecen posicionalmente en Cristo. Eso es verdad.
24Ahora, nos damos cuenta que ellos viajaron entonces desde allí a Cades Barnea. En Cades Barnea ellos cometieron el error más fatal que jamás cometieron. Israel cometió un verdadero error cuando llegó a Cades Barnea. Bueno, ellos tenían... entonces ellos tenían sus doce cabezas diferentes, doce grupos diferentes de ellos. Y ellos los enviaron a espiar la tierra prometida, para ver lo que podían conseguir, cualquier información del interior. Cuando ellos regresaron encontramos que había diez del grupo que dijeron: “Es imposible tomarla. Sencillamente no lo podemos hacer. Es muy difícil. Nosotros somos pequeñísimos al lado de ellos. Parecemos langostas”. Pero había dos que tenían la evidencia. Ellos habían estado en alguna parte. Cuando regresaron, ellos tenían los frutos de la tierra. Ellos regresaron para dar a conocer que ellos habían estado allá y al regresar trajeron la evidencia de que era una tierra buena. Bueno, eso es más o menos lo que obtenemos en un–un avivamiento: como unos dos en una sola nidada. Es más o menos como una nidada de huevos de una gallina: como unos dos en una buena nidada.
25Y cuando menos pensaron, Josué y Caleb regresaron con la evidencia de que era una tierra buena. Ellos tenían una evidencia, una evidencia. Pero esa no era toda la evidencia. Ellos sólo tenían una sola evidencia. Eso es lo que los Pentecostales recibieron cuando cruzaron al otro lado a la tierra, entraron en el desierto, cruzaron al otro lado del Mar Rojo, y encontraron a sus enemigos muertos. Ellos empezaron a hablar en lenguas como una evidencia que ellos habían estado allá. Ellos supieron que había algo bueno. Ellos supieron que había una Tierra en alguna parte que era más allá de todo lo que aún habíamos alcanzado. Correcto. Pero eso no es toda la cosa. Nos establecimos en eso, nos asentamos en eso. Correcto. Dios dijo: “Si hay uno entre vosotros que hable en lenguas, y el indocto entra, él dirá: ‘Bueno, todos ellos están locos’. Pero si uno profetiza y revela los secretos del corazón, entonces ellos se postrarán y dirán: ‘Seguramente Dios está con Uds.’” Pablo dijo eso.
26Ahora, cuando nos detenemos en una sola evidencia de hablar en lenguas como el hecho de que eso es el Espíritu Santo (lo cual está bien; eso es verdad)... Esa es la evidencia del Espíritu Santo, pero sólo miren las otras cosas que van con eso. Pero tan pronto como lo hicimos, nos tuvimos que denominar nosotros mismos para mantener a los otros fuera, edificar una cerca alrededor de nuestra palma de coco para que nadie más recoja de esto sino nosotros. Esa es la razón que el resto de nosotros no llegamos a ninguna parte. Son nuestras propias ideas egoístas, en lugar de permitir que el Espíritu Santo nos guíe a todos a salir. Y hemos esperado cuarenta años, y nada ha sucedido. Uds. todavía se están quedando en el mismo lugar, en la misma cosa de siempre. ¡Oh, hermanos!
27Nos damos cuenta que ellos cometieron un error fatal. Y levantaron un montón de contenciosos. Eso es lo que tenemos, un montón de contenciosos. Uno diciendo: “Bendito Dios, yo soy de las Asambleas. Uds. son Unitarios. Uds. antigua Iglesia de Dios; no tengan nada que ver con ello. Nosotros lo tenemos”. La Iglesia de Dios: “Bendito Dios, nosotros somos los que lo tenemos. Nosotros tenemos el nombre profetizado”. Los Unitarios dicen: “Nosotros lo tenemos porque bautizamos correctamente. ¡Aleluya!” ¡Montón de contenciosos! Dios los está dejando que se queden allí hasta que Uds. mueran. Eso es exactamente correcto. La Biblia dice que ellos se quedaron allí hasta que murieron todos los antiguos contenciosos. ¡Amén! Eso es exactamente correcto. El los dejó que se quedaran allí hasta que murieron todos los antiguos contenciosos. La Biblia así lo dice. Esos contenciosos, peleando por los límites de su organización, y “no tengan compañerismo con ese grupo. Esos son buitres en la percha, y este es tal y tal cosa”. Mientras Uds. tengan eso en su cabeza, Uds. se quedarán allí mismo en el monte y morirán de hambre.
28¿Han pensado Uds. alguna vez lo que hizo esa gente por cuarenta años? Ni siquiera estaban cuarenta días de lejos, y Dios los mantuvo allí por cuarenta años. Así fue hace mucho tiempo. Bueno, yo creo que... Algunos de ellos hablan de la Venida del Señor Jesús; yo creo que está pasada de fecha. Yo creo que es por causa de la iglesia, la razón que está pasada de fecha. Jesús así lo dijo. “Como fue en los días de Noé, así será en la Venida del Hijo de Hombre”. En los días de Noé, Dios tuvo paciencia no queriendo que ninguno se perdiera. El esperó para que la gente entrara; y hoy día El está esperando que la iglesia se reúna. Yo sé que no es popular. No es popular entre la gente. Pero, hermano, es el mensaje de la hora para que nos reunamos. Las almas se tienen que reunir. Nosotros tenemos que ser una sola Iglesia del Dios Viviente: Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, Luteranos, Unitarios, Trinitarios, “Quintuarios”, todos nosotros reunidos. Nosotros somos un solo grupo. Somos hijos de Dios por nacimiento. Eso es exactamente correcto.
29“Todo lo que el Padre me ha dado vendrá a Mí”. ¿Y cómo van a venir Uds. cuando tienen una cerca edificada tan alta que ni pueden alcanzar los cocos? ¿Ven? “Ud. tiene que hacer esto, y hacer eso”. Oh, tanta gente.... Como el carcelero de Filipos esa noche cuando dijo: “¿Qué debo hacer para ser salvo?” ¿Qué le diríamos nosotros? Nosotros le diríamos lo que no hiciera. “Ud. tiene que dejar de hacer esto, Ud. tiene que dejar de ir allá. Ud. tiene que dejar de hacer esto”. El nunca preguntó lo que tenía que dejar de hacer–de hacer. El preguntó lo que él podía hacer para ser salvo. ¡Correcto! Pablo le dijo en palabras que se podían entender, él dijo: “Cree en el Señor Jesucristo y tú serás salvo”. Eso es todo. Expongan de nuevo la fe de Dios en la gente, para que ella sepa qué hacer y cómo actuar. No decir: “Venga aquí y únase a nuestro grupo. Venga y únase a ese grupo”. Solamente regréselos a Dios, Dios cuidará del resto de ello. Métalos al Reino.
30¡Los contenciosos antiguos! La Biblia dice que debido a que ellos descreyeron a los dos hombres... Caleb y Josué aquietaron a la multitud. Ahora, hace unos cuantos años, ellos querían saber... introducir Pentecostés a todos los diferentes grupos y demás, y ellos... Uno dijo: “Bueno, vamos a ir a esos grupos grandes y cosas así, y vamos a dejar que el Espíritu Santo nos guíe”. Algunos de ellos dijeron: “Que el Espíritu Santo nos guíe”. Bueno, entraron algunos nuevos asuntos y las clases diferentes. Si no es de Dios, caerá de todas maneras. Así que ¿por qué...? Dejen que sigan y amémonos unos a los otros. No peleen unos con los otros. Mientras el diablo los tenga peleando unos con los otros, él no tiene que pelear en lo absoluto. El se sienta cómodamente y tiene un día de campo, observándolos pelear unos con los otros, y se ríe de Uds. Profesan tener el Espíritu Santo, y están peleando unos con los otros.
31Amense unos a los otros. Jesús dijo: “En esto conocerán todos que sois Mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. En esto conocerán todos que sois Mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”. Esa es la evidencia más grande del Espíritu Santo que yo sé: cuando Uds. se pueden amar unos a los otros. Sí, señor. Ese es un gran mandamiento, una cosa grande. “Aunque Uds. hablasen en lenguas humanas y angélicas, y no tienen Amor, de nada les sirve”. ¿Ven?, no se organicen, como por ejemplo sobre su evidencia del Espíritu Santo, lo cual está bien, yo también la creo. Pero esperen; hay más que eso. (Perdónenme mis amigos de color). Como el hombre de color allá en el sur que estaba comiendo sandía. Le dieron una rebanada muy pequeñita como así de grande. Ese muchacho podía comer más sandía que eso. Dijo: “¿Te gustó, Sambo?” El dijo: “Está buena. ¿Pero hay más?”
32De esa manera es cuando yo obtengo una probada de Dios, cuando el Espíritu Santo viene a la reunión: eso es bueno, pero yo quiero más de El. Hay más de El, porque El prometió que todas las bendiciones redentivas son nuestras. ¡Sí, señor! Ellos se quedaron en el monte por cuarenta años. Nosotros nos hemos quedado en nuestras denominaciones por cuarenta años, argumentando de esta manera, y de esa manera, y... ¿Han pensado Uds. alguna vez lo que esa gente hizo allá por cuarenta años? Bueno, seguro que Dios estaba con ellos. El ha estado con nosotros. Ellos habían estado allí por cuarenta años, y criaron hijos, Dios los prosperó, tenían buenas cosechas. A ellos les fue muy bien allí. Dios los bendijo y sanó sus enfermedades. No hubo un debilitado entre ellos cuando salieron del desierto. Pero El los dejó que se quedaran allí mismo hasta que ese montón de antiguos contenciosos llegaron a su fin, todos murieron.
33Eso es exactamente lo que El ha hecho hoy en día: nos asentó, y nos unimos a las Asambleas, nos unimos a la Iglesia de Dios, nos unimos a esto, y nos unimos a eso, y nos unimos, nos unimos, nos unimos, oh, hasta que nos establecimos aquí, y criamos hijos y compramos Cadillacs y prosperamos en los negocios, y todo lo demás. Pero el fin de los cuarenta años ha llegado, hermano. Hay una nueva generación que se ha levantado. Correcto. Hubo un Josué que se levantó un día. El absolutamente creía la Palabra de Dios, toda porcioncita de la promesa, no únicamente para cuidar de Uds., y bendecir sus negocios y lo demás, pero hay más de ello que eso. Dios ha hecho la misma cosa hoy día. Y yo creo que esta organización de Los Hombres de Negocio del Evangelio Completo, es parte del programa de Dios. Yo no estoy diciendo eso porque yo estoy parado aquí delante de ellos. Si así fuera, sería un hipócrita.
34Pero lo digo sinceramente, porque ellos no han clavado una estaca y dicho: “Esta organización”, o “esa organización”. Ellos extendieron sus límites lo suficientemente lejos que pueden abarcar a todos. Y esa es la razón que yo soy parte de ellos hoy día, porque están en el mismísimo programa que yo creo que está correcto. Se extendieron a las Asambleas de Dios, a la Iglesia de Dios, a las Cuadrangulares, a las P.A. de J.C., P.A. de W., la Unida, a todas, “el que quiera, venga para que pueda beber agua de la fuente del agua de Dios gratuitamente”. No importa si Uds. están cabalgando en un camello de una joroba, dos jorobas, tres jorobas, o cuantas jorobas tenga, aun si lo está en un asno, venga. No importa...?... Hay alimento para todos nosotros aquí en esta casa. Así es cuando se reúnen. Esa es la razón que yo he seguido a Los Hombres de Negocio por todas partes, porque allí yo les puedo hablar a todos los grupos y darles mi mensaje, para decirles que esta es la cosa en la que yo creo.
35Yo creo que estos hombres de negocio no pueden hacerlo todo. Tienen que ser parte de ello. Ellos pueden ser un ejemplo de lo que Dios puede hacer cuando los hombres se pueden reunir y romper sus barreras denominacionales. Yo creo que estos hombres aquí que Uds. ven ahora, estos hombres jóvenes, que son de este grupo aquí, es el grupo de los hijos de los antiguos contenciosos. Pero estos hombres no son contenciosos. El grupo nuevo no era contencioso. El dejó que todos los antiguos contenciosos murieran. Cuando los antiguos contenciosos murieron, El tomó a los hijos de ellos y levantó entre ellos a Josué, y los envió a la promesa completa. Yo creo que eso es lo que estamos viendo hoy. Yo creo que eso es lo que esta organización de Los Hombres Cristianos de Negocio está haciendo. Dios la está usando poderosamente y El continuará usándola mientras mantengan esas barreras denominacionales derrumbadas. Ellos no les dicen a qué iglesia Uds. deben pertenecer. Pertenezcan a cualquiera que Uds. quieran. Pero ellos están tratando de llevarlos, de hacerlos que se aparten de la disposición de los contenciosos antiguos, y regresarlos adonde hay lugar, adonde pueden abrazar a cualquier hermano. Si es Metodista, Presbiteriano, Bautista, Unitario, Trinitario o lo que sea, abrazarlo. El es un hermano. No contienda con él; ámelo. ¡Amén! Mientras mantengamos esa actitud, Dios va a cosechar uno de estos días. Y yo creo que El está listo ahora....
36Uds. han estado en este monte de organización por cuarenta años. Marchemos hacia Arriba. Marchémonos de aquí. Ministros, mis hermanos ministros allí: ¿no piensan Uds. que hemos estado en este monte el tiempo suficiente? ¿No piensan que hemos argumentado y peleado, y comportado mal, y discutido sobre los límites de nuestra organización el tiempo suficiente? Dejemos este monte y subamos a la Tierra Prometida. Empecemos a subir a poseer la Tierra. Dios les dijo: “Suban y posean la tierra. Todos los contenciosos antiguos han muerto ahora. Pongan su espada de nuevo en la vaina. No peleen”.
37Escuchen hombres: no cometan el mismo error que sus padres cometieron, o estarán también aquí cuarenta años. Vean en dónde la organización de Los Hombres Cristianos, y demás, o Los Hombres Cristianos...?... Si Uds. alguna vez se organizan, se quedarán aquí mismo otros cuarenta años. Pero es el tiempo que Dios está llamando a Su Iglesia a subir. Yo creo eso. Y fíjense, El dijo: “Ahora, mientras pasan al lado del monte Seir...” Ahora, allí es en donde su hermano denominacional Esaú estaba establecido allí (un buen Presbiteriano, Metodista o Bautista). “Ahora, no lo molesten. No argumenten con él. Sólo pasen al lado de él, y digan: ‘¿Cómo estás hermano?’ Sigan caminando”. Pero Uds. lo han estado queriendo conseguir y sacudirlo y decirle que no tiene nada. ¡Correcto! Recuerden: él tiene sólo lo que Dios le dio. El salió del mismo avivamiento que Uds. salieron. Correcto.
38El tiene... El le dijo–le dijo a Josué: “Ve que no vayas allá al monte de Seir, porque yo le he dado eso a Esaú”. Hasta allí él debe llegar. Eso es todo de lo que él sabe al respecto. Esa es la única cosa que él sabe, es su denominación. “Oh, nosotros somos Fulano de tal, somos...” Eso es todo lo que él sabe. Eso es todo lo que Dios le dio. “Sólo pasen al lado. No empiecen a argumentar ni a pelear con él. Sólo pasen al lado quietamente. Pero mire, Jacob, Ud. Jacob Pentecostal, Ud. verdaderamente nacido de nuevo, que tiene la experiencia, y es guiado por el Espíritu Santo, no empiece a argumentar con él”. Pues el Jacob Pentecostal tiene la promesa completa allá en la Tierra, la cosa que va a suceder. Dios dijo que El pudiera haber destruido toda la cosa, y puesto a Uds. en la Tierra Prometida, con la plenitud del Espíritu, con toda operación.
39Mientras estaba la otra mañana en esa reunión y yo mismo viendo que mi ministerio es un ministerio espiritual, pues no soy un buen predicador. Pero fíjense: en este respecto: cuando ellos hablan tocante a Carlos Price y él muriéndose allí, y el Hermano Shakarian profetizando que estas cosas se cumplirían, oh, mi espíritu se levantó dentro de mí, dijo: “¡Eso es!, ¡eso es!, ¡eso es! ¡Si ellos únicamente lo pudieran ver! ¡Eso es!” Estamos listos para subir y tomar la Tierra. Recuerden lo que dije tocante a los hospitales y demás; estamos listos para hacerlo, cuando Uds. los hijos de los contenciosos antiguos se reúnan. Oh, Uds. ministros aquí, Uds. hermanos aquí en Phoenix, derriben sus barreras denominacionales. ¡Arrepiéntanse y reciban un avivamiento de Pentecostés! Todos nos podemos unir...?... queremos, un avivamiento, el Espíritu Santo cayendo de nuevo en la iglesia, y que sea guiada por el Espíritu Santo. Dios está dispuesto a hacerlo. Suban y posean la Tierra. Pasen al lado de ellos. No–no argumenten con ellos. Si ellos no quieren venir, está bien. Está bien. Sigan adelante. “¿Cómo está Ud., hermano?” Pasen al lado de él. El es un creyente fronterizo. Eso es todo lo que él sabe, es quedarse en la frontera. De esa manera mucha gente es hoy en día. Todo lo que saben es la denominación de ellos: “Yo pertenezco a esto. Yo pertenezco a eso”.
40Yo le pregunté a una mujer en una ocasión si ella era Cristiana. Ella dijo: “Quiero que entienda que yo prendo una vela cada noche”. ¡Como si eso tuviera algo que ver con lo que es Cristianismo! Otro hombre dijo, dijo: “Yo soy americano. Seguro que soy”. Eso no tiene más que ver con ello, que lo que un cerdo necesita una silla para montar de lado; eso no... no tiene más que ver con ello, que poner una silla para montar de lado en un cerdo. ¿Por qué? América no significa Cristianismo. El Cristianismo es una experiencia de nacer de nuevo, el Bautismo del Espíritu Santo...?... para compañerismo y amor y tolerancia. Y el Espíritu Santo toma control de la Iglesia y hace grandes cosas. Oh, seguro. Sí, señor. Yo pensé que yo sentía algo moviéndome para todos lados. Yo no sabía lo que era. Yo no estaba seguro si era yo que iba subiendo. Dijo: “Alguien está moviendo el estrado para todos lados”. Pensé: “Ahí voy”. ¿Ven? Yo pensé: “Señor, si yo me quedo con la Palabra, algún día El me llevará Arriba de todas maneras”....?... Sí, señor.
41Poseer las promesas. “Porque para vosotros es la promesa y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. Cristianos, hermano, hermanas, hemos estado en esta tierra el tiempo suficiente. Hemos estado aquí en este monte. Hemos estado en este monte denominacional mucho tiempo ahora. Hemos estado aquí cuarenta años usando esto por evidencia, el hablar en lenguas (¡oh, hermanos!), cuando hay poderes que son desconocidos, cuando los recursos son inagotables: “Todo lo que pidas en Mi Nombre, eso haré. Pide todo al Padre en Mi Nombre y Yo lo haré”. ¡Amén! Sólo sanidad Divina, y hablar en lenguas, bueno, eso es–eso es sólo unas cuantas uvas que fueron traídas al regresar de la Tierra. ¡La Tierra es nuestra! Todo nos pertenece. No tengan miedo que el otro hombre les vaya a ganar allá. Sólo únanse con él y vayan allá. Esa es la manera de hacerlo. Y nosotros hemos estado en este monte por cuarenta años. Dejémoslo, y vayamos hacia la Tierra Prometida.
42Mi oración es que Dios ayude a estos Hombres de Negocio a mantener sus corazones unidos. Correcto. Y si los ministros no lo hacen, Dios levantará a hombres de negocio para que lo hagan, o a alguien más, yo... para reunirlos, porque la iglesia no puede marchar con un brazo en un lugar, y la cabeza en otro, y un pie en otro. El tiene que tener una profecía, y el ruido de juntarse (eso es todo lo que yo les puedo decir a Uds.), hasta que todo el Cuerpo del Señor Jesucristo esté parado como una sola gran unidad de Dios; entonces dejaremos este monte e iremos y poseeremos la Tierra Prometida. Hasta entonces, yo soy su hermano, y únicamente estoy peleando por ese solo propósito: unir la Iglesia del Dios Viviente en un solo corazón, y en un solo acuerdo. Dios los bendiga. Hermano Shakarian. [Porción sin grabar en la cinta–Ed.].
43[La porción que resta de la cinta pueda que sea parte de otro servicio. Empieza con un comentario de otro hermano–Ed.]. Pienso que quizás en nuestra adoración, tan sinceros como somos, sin embargo algunas veces fallamos ver el verdadero poder de Dios, tan grande como lo es entre nosotros. Ahora, cuando vino esta visión... Lo cual, muchos de Uds., tal vez todos Uds. aquí, han estado en las reuniones, y han observado las visiones y han visto lo que sucede. Y la razón que hice esa declaración, es para decir aquí esta mañana, que sólo... si Uds. tan sólo pudieran conocer la Presencia del Señor. Ellos han tomado una fotografía de Ella muchas veces, de esa Luz. Eso–eso es Dios, amigos, porque produce la misma naturaleza.
44Es igual que si un–si un–si un árbol... Yo estuve aquí en Arizona hace algún tiempo y vi un árbol cítrico que creo que tenía varias clases diferentes de–de fruto en él. Quizás era un naranjo, y tenía, quizás, digamos, un limón, y una toronja creciendo en él. Crecían–crecían en ese árbol. Pero Jesús dijo en San Juan 15:5, creo yo: “Yo soy la Vid, vosotros los pámpanos”. Bueno, ahora, si ese pámpano produjo... o mejor dicho, esta–esta Vid produjo su primer pámpano, y ellos–ellos escribieron un Libro de los Hechos que le siguieron a ese–ese–ese pámpano, si esa Vid verdadera produce otro pámpano, escribirá otro Libro de los Hechos que le seguirá. ¿Ven?, porque miren, han injertado... Uds. pueden injertar otro fruto cítrico, y vivirá de la vida de ese árbol.
45Y yo pienso que muchas veces hoy en nuestras... no despreciando a nuestras organizaciones, pero lo–lo terminamos con un punto final. ¿Ven Uds.? “Nosotros creemos esto y eso es todo”. Si lo termináramos con una coma: “Nosotros creemos esto, más lo que Dios nos muestre”, ¿ven?, su organización sería diferente. Pero cuando Uds. lo terminan con un punto final, no hay nada más que se pueda añadir. Y mientras el árbol sigue creciendo, yo pienso que en verdad la iglesia, que cualquier organización de una iglesia crece de la Vida de Cristo. Yo creo eso. Porque es algo que ha sido injertado o añadido allí. Ha quitado el poder del laico y lo pone sobre un ministro, o un obispo, o lo que pudiera ser. Como allí en Apocalipsis dice: “Los hechos de los Nicolaítas...” Nico, significa: “vencer”, y el laico... Yo pienso que en una reunión como ésta, le da a Dios una oportunidad para obrar por medio del laico. ¿Ven? El poder de Dios obra por medio del laico.
46Miren, esto fue en 1933. Yo todavía era un–un ministro de la iglesia Bautista misionera. Y yo tengo ahora cincuenta y un años de edad, y yo he visto miles de esas visiones, y muchos de Uds. aquí han estado en las reuniones. Ahora, sólo llamen a cualquiera para preguntarles, si una de ellas alguna vez falló. Nunca fallaron. No pueden fallar. Es El. Ahora, miren, nos damos cuenta que es nuevo para la iglesia hoy, así como el poder del Espíritu Santo es nuevo en la iglesia de la manera que lo vemos aquí. (Yo oí a Bautistas, y a los hermanos, y los demás, testificando). Nos damos cuenta que esto es nuevo para la iglesia. Pero lo que es, es–es otro pámpano saliendo de esa Vid. Y si Uds. lo observan, actúa igual que actuó en Hechos, cómo el Espíritu Santo se levantará entre la gente y hablará cosas diferentes.
47Esa mañana yo iba rumbo a mi iglesia. Yo no sabía cómo llamarle a una visión. Pero yo–yo vi estas cosas. Eso fue muchos años antes que el mundo fuera a la guerra, y dijo: “Hay un dictador ahora de nombre Mussolini. Y su primera invasión será en Etiopia, y él conquistará Etiopia, pero él llegará a una desgracia”. Y todo lo que habló, siete cosas sobresalientes... Quizás mañana pueda que traiga ese pedazo de papel y dejar que Uds. lo miren. Y mostrarles cómo llegaron a cumplirse cinco cosas perfectamente, y la séptima fue predicha. Ahora, habló allí que cuando ellos le concedieron a las mujeres el derecho de voto, que eso... No tengo nada en contra... Yo he sido llamado.... [Porción sin grabar en la cinta–Ed.].
48Por toda la nación sólo parecía que rocas habían explotado y había restos que estaban ardiendo sin llama y humeando, y demás. E inmediatamente después de eso, el Sr. Roosevelt... verdaderamente en el tiempo de su administración aquí, el mundo fue a la guerra. Y Mussolini hizo exactamente eso, y la línea Maginot, y todo lo que hablamos. Y en la elección, fueron las mujeres, lo sabemos, las que eligieron a nuestro presidente actual. Yo soy... igual que en el sur, siendo yo un sureño, ellos preguntan mucho tocante a:“¿qué respecto a la segregación y lo demás?” Yo sólo... El...?... Como un americano, yo–yo creo...?... muy bien. Así que ahora, siendo que es nuestro presidente, lo tenemos que respetar.
49Ahora, hace unos cuantos días algo vino a mí, y yo lo escribí. Y alguien dijo (pienso que fue un caballero sentado aquí, traía puestos lentes oscuros esta mañana, y yo–yo pienso que él fue): “El será un verdadero presidente por los primeros cuatro años”. Exactamente correcto. Pero Uds. observen. Nosotros hemos renunciado nuestro día de gracia por el pecado. Es más tarde de lo que Uds. piensan...?... ¿Ven? La hora se está acercando. Y recuerden: será que con halagos lo tomará. Y estamos–estamos cerca del tiempo del fin ahora. Yo estoy–yo estoy seguro de eso. Yo sencillamente estoy tan seguro... Sin embargo yo....
50Muchos de Uds. han dicho buenos cumplidos tocante al ministerio y demás, sea lo que sea. Pero si Uds. creen que estamos hablando en el Nombre del Señor, América llegó a su fin. Correcto. Y si hubo alguna vez tiempo para obrar, lo vamos a tener que hacer ahora, ahorita. Y “todo lo que el Padre me ha dado vendrá”. Y tenemos que empezar a pescar con la red con firmeza y rapidez. Y yo aprecio... Y yo digo esta mañana, para terminar, no quitando el tiempo de alguien más; es mi segunda vez aquí. ¿Me perdonan por eso? Yo pienso que mañana en la tarde voy a predicar, y yo quisiera que Uds. vinieran. Yo quiero hablar sobre: “Nosotros hemos estado en este monte por cuarenta años”.
51Así que yo creo que tantas confraternidades como nuestro Señor me ha usado para ayudarlas a organizar, por todas partes con mi ministerio, yo nunca he tratado de hacer... permitir que mi ministerio llegue a ser una exhibición. Hay una sola cosa que a Jesucristo le faltaba; fue exhibicionismo. Alguien dijo no hace mucho, dijo: “Hermano Branham, Ud. debería asociarse con los grandes Fulanos de tal”, como los hermanos que han estado predicando. Ahora, mi posición en el Cuerpo de Cristo, es vigilar los extremos espirituales y ver en dónde están; para eso estoy ordenado. Ese es mi propósito de–de–de estar aquí; Cristo me puso aquí para vigilar la parte espiritual. Como éstos, los que llamamos “peces gordos”.... ¿Ven?, si ese hombre (el que estaba hablando, creo que fue el hermano sentado aquí).... Nosotros no podemos ser un “pez gordo”, y ser un Cristiano. La manera para subir es bajar. El que se humilla será exaltado.
52Y muchos han dicho... Alguien me llamó no hace mucho tiempo, un hombre muy sobresaliente de una gran organización, dijo: “Hermano Branham: nosotros haremos esto y eso, y esto y aquello, si Ud. deja de decir esto y eso”. ¿Deje de decir esto y eso? Ese es mi ministerio; esa es mi vida; ahí es en donde prospero. Nunca pudiera yo comprometer la Palabra de Dios por algo. Allí yo me debo parar firme exactamente. Nosotros somos... Dijo: “...?... La cosa es que Ud. se ha estado metiendo con un montón de... oh, algunos de esa gente insignificante, grupos pequeños, y demás así. ¡Sálgase de eso!” ¿Ven?, el hombre no sabía lo que estaba diciendo. Si él únicamente supiera que es la misma cosa que le dijeron al Maestro de nuestra vida, Jesucristo. Sus propios hermanos dijeron “...?... ve allá y haz una gran exhibición de algo, ve a los grandes centros principales....?....” Dijo: “Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo está presto”. El lidiaba con pescadores y del vulgo y con hombres que no podían leer ni escribir. Y fíjense: que lo que el mundo llama grande, Dios lo llama necedad.
53Me pregunto qué clase de interpretación ellos le dieron a la Escritura de Isaías 40, los clérigos de ese día. Tal vez que Dios abriría los cielos y bajaría los corredores, y Juan el Bautista descendería con una banda de Angeles. ¿Quién vino cuando todos los lugares elevados fueron bajados y los lugares bajos fueron elevados; y los montes saltaron como corderitos y todas las hojas palmearon sus manos? Un hombre (perdonen la expresión; no lo quiero decir de esa manera, pero sólo para traer un punto), un hombre de apariencia velluda salió del desierto, y se paró en el lodo, probablemente hasta los tobillos, y quizás se bañaba cada tres o cuatro meses, con un pedazo de piel de oveja envuelta en él. Allí fue cuando los lugares elevados fueron bajados, y los lugares bajos fueron elevados. No fue algún gran hombre engreído con cosas grandes adornadas que le seguían. Eso es ser un “almidonado”. ¡Dios quiere hombres! Correcto. Sean humildes.
54Y–y, hermanos, a mí–a mí me gusta eso en estas personas. Como el hombre hizo la declaración hace rato, que estos hombres de negocios como estos... Bueno, algunas veces hay excavadores de zanjas que ellos mismos no se darían a conocer en una multitud como esta. Pero estos hombres que tienen (los hombres de negocio aquí) la fe y cosas así, eso me muestra humildad; que vienen y confiesan esta bendición de Pentecostés, y lo que Dios ha hecho por medio de ellos. Ellos son grandes hombres en el mundo, pero si Uds. se fijan, ellos pagan sus propios gastos y van a todas partes del mundo sólo para tratar de–de hacer algo para ayudar a que otros hermanos entren en este grupo, dejan que la Luz brille.
55Y yo pienso esta mañana, que de todas las reuniones que yo he estado, esta ha sido, en mi opinión... Yo he tenido gente... Los he oído gritar y alabar al Señor, y a mí me gusta eso también. Pero yo he visto gente gritar y alabar al Señor, y no tiene la suficiente fe para sanar un dolor de muela. ¿Ven? Pero esas–esas son algunas de las bendiciones de Dios; pero cuando llega al poder de Dios, es cuando ellos se aquietan, y el Espíritu Santo... Observen en las reuniones cuando viene el discernimiento. Todo está quieto, acercándose reverentemente a Dios con–con–con consagración, y el temor de Dios moviéndose, y observen la verdadera convicción cambiar la expresión en los rostros y cosas, como yo la he estado observando esta mañana por todo el edificio.
56Para mí este es el desayuno más grandioso en el que he comido en cualquier parte del grupo de Los Hombres de Negocio desde que he estado con ellos. Ellos son el único grupo al que yo pertenezco aquí. Yo ni aun pertenezco a ninguna organización, pero esto es a lo único que yo pertenezco. Yo aprecio a este grupo de personas por una sola cosa: es la cosa por la que yo me estoy parando. Aquí están sentadas las Asambleas, la Iglesia de Dios, las Cuadrangulares, Bautistas, Presbiterianas, Unitarias, “Dualitarias”, las Trinitarias, oh.... Yo he... de los pozos, como Jacob excavó. Yo no pienso que yo lo expreso exactamente correcto, o digo las palabras correctas, pero yo lo digo para que Uds. lo entiendan. El excavó un pozo y los filisteos fueron, mejor dicho, se lo quitaron. Y él lo llamó: “malicia”. El excavó otro, y él lo llamó: “contienda”. Luego él excavó el siguiente pozo, dijo: “Hay lugar para todos nosotros”. Así que yo–yo pienso que así es como es aquí; hay lugar para todos nosotros (sí, señor), en donde nos podemos reunir y sentar en lugares Celestiales sin que las barreras denominacionales nos estorben; sencillamente somos un solo grupo en Cristo.
57Si yo pudiera ver a todas las grandes iglesias, iglesias espirituales, que están progresando, la real y verdadera vid que está saliendo de Cristo Jesús, solamente los grupos de Pentecostés se puedan reunir y ser hermanos... A mí no me importa tocante a sus organizaciones. Ellos se pueden quedar con ellas si quieren. Eso está bien. Pero no terminen eso con un punto final. Saquen una mano y agarren al otro hombre. ¿Ven? Que todos nos reunamos. ¿Ven? Si yo pudiera ver que sucede eso (yo digo esto tan reverentemente como lo puedo decir), yo... si yo lo pudiera ver suceder esta mañana, yo estaría dispuesto a decir como Simeón de antaño: “Señor, despides a Tu siervo en paz, de acuerdo a Tu Palabra; porque mis ojos han visto Tu Salvación”....?... y el tiempo tendrá que llegar pronto, hermanos, porque vamos a ser forzados a que nos unamos. Uds. sólo recuerden eso. Dios los bendiga. Gracias, hermano.