Photo

~ APOCALIPSIS CAPITULO CUATRO 1 ~
1...a mí mismo. Y creo que esa es la actitud de mucha gente. Fue muy bueno de la joven hermana que está allí, ese último verso. En verdad aprecié eso. Y nosotros ... al entrar en la noche del Año Nuevo no pienso que uno pudiera cantar algo mejor, algo más apropiado para esta noche.
2Parece como que estamos empezando bien el año; está bien y nevado, y está mojado afuera, tiempo típico de Indiana en esta época del año. Así que Uds, los de Georgia que veo aquí, y de allá de Ohio. Ahora, Hermano Dauch, Ud. y la Hermana Dauch saben lo que es eso, Ohio es igual. Y ... pero, vamos a una Tierra donde no habrá nada dé eso. ¿Ven?, esa es la cosa.
3Esta noche es la víspera del Año Nuevo. Y, desde luego, todo el mundo tiene un voto escrito y una promesa que van a hacer para el año nuevo, luego como para pasado mañana todas habrán sido rotas. Y así que, Uds. saben, uno le da vuelta a una página nueva cada año, y luego vuelve la mañana siguiente, lo hizo de nuevo.
4Pero hay una cosa que-que me gustaría decir, y eso es que como el Apóstol Pablo dijo: "Olvidando ciertamente lo que está en el pasado, todos mis errores y todas las cosas que he hecho, prosigo a la meta del supremo llamamiento en Cristo". Ese es el único pesar que tengo, mis errores del año que pasó, y de la parte pasada de mi vida, y humildemente le pido a El gracia para proseguir a la meta del supremo llamamiento. Estoy seguro que ese es el testimonio de-de todos nosotros, todos nos sentiríamos de esa manera.
5Siento que sea una noche tan mala y-y la gente no logró venir. Y llamé al Hermano Neville, yo ni siquiera sabía si él podría llegar aquí o no. Y entonces el Hermano Skaggs llegó, y venía desde allá de Kentucky donde está a tres pies [Noventa y un centímetros.-Traductor] o más de profundidad. Y así que: "Es más o menos así', dijo él, así que un agricultor tuvo que sacarlo un par de veces y empujarlo por la colina con un tractor. Así que pensé: "Bueno, si es sólo dos o tres pulgadas [Cinco o siete centímetros y medio.-Traductor], no nos preocupará eso", con tal-con tal que sea así. Pero las carreteras están transitables y todos siguen adelante.
6Ahora, por supuesto, esta noche es una noche donde oímos de una variedad de ministros, de diferentes que llegan. Y probablemente seguirán llegando a través de las diferentes partes esta noche, hasta medianoche. Pienso que ellos se sentarán y vigilarán si el ... que el año nuevo acabe ... entre, y que el viejo se acabe. Y por lo regular ellos hacen un llamado a que vengan alrededor del altar y oran y-y hacen sus votos a Dios y renuevan sus-sus votos.
7Le dije al Hermano Neville ... Y lo llamé para saber si iba a venir, yo dije: "Si él no viniera, yo trataría de continuar lo mejor que pudiera. Y luego si él no pudiera llegar aquí en la mañana, pues, continuaría haciendo todo lo que pudiera mientras él estuviera-él no estuviera aquí". Y le dije que yo iba a tratar esta noche, pensando tener solamente un mensaje de quince minutos, o algo. Y, pues, veo que tienen varios ministros más sentados aquí, esperando.
8Así que yo estaba ... pensé que empezaría y que continuaría en este Libro de Apocalipsis, seguir adelante, tomar el capítulo 4, comenzar de ahí. Y si no lo terminamos esta vez, la próxima vez continuaremos. Luego tomamos el 5, y el 6, y a medida podamos. Que el Señor nos ayude para terminarlo.
9Deseo decir, antes de empezar, que hubo ... tuve una visita hace un rato de-de ... el Hermano Drummond Thoms y su esposa. Estos son la mamá y el papá de ella que están aquí sentados esta noche. Y ellos acaban de regresar de África donde habían estado teniendo grandes servicios salvadores de almas y servicios de sanidad Divina. Esta damita tomó su ... creo que el lugar de su abuela, el otro día, y tuvieron un servicio en la cárcel, y pecadores vinieron al Señor, y todo. Es maravilloso cómo Dios está usando esa joven pareja. Ellos están aquí ahora en América por un tiempo para llevar a cabo un poco de evangelismo.
10Si algunos de Uds. pastores ... Deseo escribirle al Hermano Drummond una ... Drummond, ahora, yo enredo ese nombre. ¿Por qué no tomó un buen nombre inglés y lo olvidó? Vamos a darle un número, ¿qué dicen Uds.?, porque no puedo con ese, no. No creo que la mitad de nosotros pueda hacerlo. "Drummont", creo, es la forma correcta en que se pronuncia; y la Hermana Charlotte. Si a alguno de Uds. le gustaría tenerlos, en verdad me gustaría oír que van a ir a su iglesia.
11Esa señora, esa Hermana Charlotte, ella es una jovencita. Hace un rato ella estaba testificándole allá arriba, a Meda, de la experiencia que tuvieron en África, y les digo que fue ... Billy, eso hizo recordar otra vez los viejos tiempos; parecía como que hablaba en Afrikaans [Lengua neerlandesa que se habla en Sudáfrica.-Traductor. Y así que la batalla está tomando lugar allá así como aquí.
12Si alguien quisiera tener al Hermano Drummond para una ... y a la Hermana Charlotte, para una campaña en su iglesia, si Uds. quisieran, sólo llamen al Hermano Tony Zable allá al MElrose 7-3945. Si quisieran anotarlo, algunos de Uds. ministros, yo ciertamente recomiendo al Hermano ... Porque él es un buen predicador, un muchacho sincero, que realmente necesita un comienzo, comenzar. Y él no tiene temor, un buen muchacho, y él me simpatiza mucho. Y ahora recuerden, MEIrose, 7-3945. Y dejaré esta tarjetita aquí donde si Uds.. . . Esa es la tarjeta de ellos, y si sucede que no pueden anotar el número, pues, pueden venir a tomarlo, o en cualquier momento después del intermedio entre los diferentes servicios esta noche. Y tomen su número y llámenlos si quisieran tenerlos en alguna de sus iglesias para un servicio, o alguien que Uds. conozcan que les gustaría tenerlos, porque ellos están en una cruzada a través de América.
13¿No es eso extraño? ¡África tiene que enviar misioneros aquí a América! Este es el lugar donde se necesitan, aquí mismo, más de lo que se necesitan allá.
14Así que, ¿cuántos están contentos y felices de que el Señor los libró a través de otro año? Y aquí estamos, acercándonos al final del camino. Y pidan que Dios nos perdone de todos nuestros pecados y de nuestras faltas.
15Ahora, deseo decir esto antes de empezar. Yo le deseo, a cada uno de Uds., el año nuevo más exitoso y bendecido y saludable que puedo desearles. ¡Que Dios sea con Uds.! Que Uds. puedan crecer físicamente, y espiritualmente, y económicamente, y materialmente. Todo lo que Dios pueda derramar sobre Uds., ruego que El lo haga.
16Ahora yo mismo estoy enfrentando un nuevo año, sólo Dios sabe qué me espera en el futuro. Y nuestras decisiones tienen que ser hechas en seguida. Tenemos todas nuestras cosas, el Hermano Jim allá las tiene listas ahora, para las invitaciones y cosas internacionales, mundiales, para ver adónde nos dirigirá el Señor. Y ciertamente solicito las oraciones de Uds., que pidan con todo su corazón que Dios nunca permita que yo sea engañado. Yoyo ... Si algo deseo ser, es ser sincero y nunca ser engañado. Y ahora, tengan un buen año.
17Muchas veces, la gente entiende mal. Y cuando dicen: "Hermano Branham, Ud. es-Ud. es ... Ud. no va a los lugares como solía hacerlo, y como hacen estos otros ministros, y tienen todos los. . . " Yo-yo aprendí una cosa, aprendí una lección de nuestra Biblia y de nuestro Señor, que Jesús no era un exhibicionista. El-El carecía de eso. El no tenía exhibicionismo. ¿Ven?, El-El no era un exhibicionista, en lo absoluto. Y no creo que Sus discípulos son exhibicionistas. Ellos mismos nunca se hicieron exhibicionistas.
18Ahí es donde pienso que nosotros perdemos el objetivo hoy (quizás es sólo mi propia idea), que, cuando tenemos que hacer una gran cosa de todo, Uds. saben, pues, yo pienso que más bien parece una exhibición que algo sagrado.
19¿Se fijaron en la venida del Señor, aquellos que realmente lo recibieron? Fue Simeón, nadie oyó alguna vez algo acerca de él, pero él estaba esperando al Señor. La ciega Ana, en el templo. Juan el Bautista, en el desierto. Y aquellos...
20Juan se fue al desierto a los nueve años de edad, nunca apareció de nuevo hasta que tenía treinta años; en el desierto. Y hombres como esos que creyeron secretamente, y se mantuvieron humildes, y estaban esperando la venida del Señor. Y ellos nunca hicieron una gran cosa de sus reuniones ni tuvieron que ponerlo en grandes rótulos (la hora, el tiempo), y-y emisiones de televisión y de todo. Eso está bien para aquellos que desean hacerlo de esa manera, pero, para mí, eso no parece algo que Cristo haría.
21Sé que una vez Sus hermanos le dijeron, dijeron: "Tú haces estos milagros y cosas, ¿por qué no subes aquí a-a Jerusalén? Y nosotros subiremos a la fiesta de la Pascua, llamaremos a Caifás el sumo sacerdote, y a todos aquellos, y les haremos saber. Hazlo delante de ellos de esa manera, que ellos puedan ver Tus obras. Y, ¿ven?, ¿por qué estás perdiendo el tiempo con un montón de pescadores, y demás, allá en el río, y esa gente de clase baja? ¿Qué ... ? ¿Por qué no subes acá arriba y dejas que el mundo lo vea?" ¿Ven?
22Jesús dijo: "Vuestra hora siempre es, Mi hora no ha llegado". ¿Ven? ¿Ven? ¿Ven?
23Juan estaba una vez ... Juan el Bautista, las-las Escrituras decían que él vendría. Y decía: "Cuando él venga, eso. . . " Pues, Isaías dijo, como setecientos doce años antes de que él naciera: "Que habría una voz de uno que clama en el desierto". Y dijo: "Todos los montes saltaron como corderitos, todas las hojas dieron palmadas de aplauso, los lugares altos fueron bajados y los lugares bajos fueron alzados".
24¡Tales profecías como esa! ¿Qué piensan Uds. que los ministros de ese día ... ? Cuando ellos tomaron Eso, deben haber dicho: "¡Oh! Cuando ese gran profeta venga, todo el mundo lo conocerá. Dios sólo extenderá las bóvedas del cielo, los corredores del Cielo descenderán, un carro de fuego descenderá, una compañía angelical lo escoltará a la tierra".
25Cuando él vino, él fue un predicador barbudo envuelto con un pedazo de piel de oveja-oveja, con un pedazo de cuero por correa. Probablemente nunca se bañaba ... cada tres o cuatro meses. Allá en el desierto, salió, parándose en el lodo hasta las rodillas, predicando: "¡Arrepentios, porque el Reino de los Cielos se ha acercado!" El nunca fue a ninguna ciudad. Si alguien deseaba oírlo, ellos venían al Jordán para oírlo. Ellos no quisieron. ¿Qué hizo él? Sacudió a la nación, sacudió al mundo.
26Está aconteciendo un sacudimiento del cual la gente no sabe nada. Cuando Jesús vino, El nunca se representó a Sí mismo entre las altas esferas. El vino a los Suyos, vino a aquellos que lo estaban esperando. Allí es donde sucede el sacudimiento. Eso es lo que El hace hoy. El Espíritu Santo viene a aquellos a quienes Dios ha llamado. Hay un gran sacudimiento entre los Elegidos. Una cosa grande y poderosa está ocurriendo, pero el mundo nada sabe al respecto.
27Ellos piensan, que toda esta gran cosa florida y transmisiones mundiales, y televisiones, y edificios de millones de dólares, y todo, que esas son las cosas que son bue-. . . grandes. Eso es insensatez delante de Dios. Dios no mira cosas grandes. Lo que el hombre llama "insensato", Dios lo llama "Grande"; y lo que el hombre llama "grande", Dios lo llama "insensato". "Le agradó a El, por medio de la locura de la predicación, salvar a aquellos que estaban perdidos".
28Ahora Juan. ¿Qué creen Uds. que ellos dicen? "Allí hay un fanático, un hombre barbudo, salió del desierto con una piel de oveja envuelta alrededor de él. Y, pues, él está parado en el lodo, descalzo, allá afuera a la orilla del Jordán, haciendo un alboroto. ¿Quién oyó alguna vez de cosa semejante?"
29Cuando Jesús vino: "¿Un Mesías, nacido allá en un establo, y sobre un montón de paja, y-y ganado mugiendo alrededor? ¿Y-y quieren decir que con una madre ... Ilegítimo, como su padre ... ? La madre iba a ser madre aun antes de que ellos se casaran, pues, El ' nació fuera del santo matrimonio. ¿Ese hombre?" ¡Oh, hermano! ¿Ven? Pero era Grande, ellos simplemente no lo sabían. ¿Ven? Ellos no lo sabían.
30Y asimismo es el Evangelio hoy: "¡Grande!" Y el Evangelio está sacudiendo como nunca antes lo ha hecho, pero está sacudiendo en el remanente. Eso es correcto, preparándolos.
31A lo Suyo vino, y los Suyos no le recibieron. El les dijo a Sus discípulos: "Por caminos de gentiles no vayáis, sino id antes a las ovejas perdidas de Israel. Y yendo, el que a vosotros recibe, a Mí me recibe. Cuando entréis a una ciudad, y no os reciban, sacudid el polvo de vuestros pies y alejaos. Y de cierto os digo que en el Día del Juicio, será más tolerable el castigo para Sodoma y Gomorra, que lo que será para aquella ciudad". Y cada una de esas ciudades que rechazaron a esos hombres yacen en cenizas hoy. Toda la que los recibió, aún está en pie como las estrellas. Eso es correcto, ¿ven? El tarda mucho tiempo para contestar; pero Dios contesta, no se preocupen. No voy a empezar en eso, nunca voy a llegar a Apocalipsis. ¡Oh! Oh, yo quiero verle, contemplar Su rostro, Cantar allí por siempre de Su gracia Salvadora; En las calles de la Gloria permítanme elevar mi voz; Cuando todos los cuidados pasen, y esté en el hogar al fin, por siempre para regocijarme.
32Me gusta eso. Inclinemos nuestros rostros sólo ... 0, ¿les gustaría ponerse de pie antes de hacerlo? Yo-yo pienso ... La Biblia dice: "Cuando estéis orando, perdonad". ¿Cuántos aquí tienen una petición que les gustaría darla a conocer levantando una mano? Recuerden, Dios la ve, El conoce todo al respecto.
33Nuestro Padre Celestial, estamos acercándonos a Tu Divina Santidad en el Nombre del Señor Jesús, ese Nombre todo suficiente que fue dado aquí entre los hombres, que aun todas las familias en el Cielo y en la tierra toman el Nombre de "Jesús".
34Y nosotros rogamos, Señor, que Tú recibas nuestras acciones de gracias. Primero, para comenzar, este año que termina ... mientras lo estamos despidiendo esta noche en el servicio, despidiéndolo alabando, estudiando Tu Palabra y sabiendo lo que significa ASÍ DICE EL SEÑOR. ¡Cuántas cosas pudiéramos escribir en papel por las cuales estar agradecidos! Las veces que apenas nos hemos escapado este año, donde Satanás hubiese sofocado nuestras vidas, pero Tú todavía no has terminado con nosotros. Así que todavía estamos continuando. Creemos, Señor, que solamente hemos nacido y hemos sido criados en este mundo para honrarte y glorificarse.
35Y rogamos, Padre, que Tú nos perdones por toda ofensa y todo error que hemos cometido a través de la jornada. Permítenos olvidar nuestros errores esta noche mientras los confesamos, enterrándolos en el Mar del Olvido, en el Nombre del Señor Jesús, para nunca volver a desenterrarlos; sino ahora proseguir hacia esta meta, por ese Hombre perfecto, Cristo Jesús. Concédelo esta noche, Padre.
36Mientras Tus siervos hablan, cada uno de ellos, que Tú los unjas con el Espíritu de Vida, y que puedan predicar como nunca antes, y traigan los mensajes a la iglesia esta noche.
37Y nos reunimos aquí bajo este pequeño techo, por el cual estamos agradecidos, Señor. Estamos agradecidos de tener un fuego caliente junto al cual sentarnos, por un techo sobre nuestras cabezas, eso es todo lo que es necesario.
38Porque nuestros tesoros no están en este mundo, están en el mundo que ha de venir. Dios, estamos depositando allá arriba donde creemos que ladrones no pueden minar ni hurtar, y la polilla no corrompe, porque nuestros tesoros son Vida Eterna. Y rogamos, Padre, que nos permitas apreciar eso todos los días de nuestra vida.
39Haznos siervos dignos. Quita todo el mal de nosotros, Señor, todo el pasado. Ponlo ... Que toda raíz de malicia y toda amargura sean quitadas de nuestras vidas, que podamos ser humildes y dulces ante Ti. Concédelo, Señor. Permite que tengamos el año más grande que hayamos tenido alguna vez, este año que viene. Concédelo. Danos ahora, esta noche, de Tu Palabra mientras esperamos más de Tus mensajes. En el Nombre de Jesús oramos. Amén. (Pueden sentarse.)
40Ahora, es un poco difícil para mí ver ese reloj allí, y no deseo mantener a mis hermanos esperando, así que trataré de avanzar tan rápido como sea posible y dar esta parte. Y, tal vez, si no terminamos, entonces mañana por la mañana quizás trataremos de continuar, si el Señor quiere. Y entonces si el Hermano Neville no llega, o lo que sea, pues, entonces trataré, si el Señor quiere, de estar aquí para continuar el servicio de la escuela dominical.
41Ahora, no olviden: Orar, orar, la única forma ... alcanzar tierras más altas; Orar, orar, la oración de fe Hará descender la bendición de Dios.
42Esa es la única forma en que Uds. lo harán alguna vez. Cantémoslo juntos. Vamos ... Es Año Nuevo ahora; tenemos bastante tiempo. Y orar, orar, la única forma De alcanzar la tierra más alta; Orar, orar, la oración de fe Hará descender la bendición de Dios.
43Así que si la oración de fe hace descender las bendiciones de Dios, continuemos orando. Estoy tan contento, esta noche, tenemos nuevos rostros en el Reino de Dios que no estaban el año pasado. Y continúo orando que más y más sean añadidos cada vez. Y todavía nunca se ha contado la mitad de lo que va a ser al otro lado.
44Ahora vayamos al capítulo 4 de Apocalipsis-Apocalipsis.
45¿Necesita alguien una Biblia? Tenemos algunas Biblias aquí arriba si gustan seguirnos. Muy bien, que uno de los ujieres venga ahora, tenemos aquí toda una hilera de Biblias. Uno de los síndicos, ujieres o algo, suba acá arriba enseguida. Hermano Zable; que uno más venga, también. Si Uds. desean tomar ambos lados, e iremos por el pasillo. Y cualquiera que desee una Biblia, para seguirnos, pues, llévenselas allá y dénselas a cualquiera que las desee.
46Y deseamos que abran ahora en Apocalipsis, el capítulo 4.
47Y, ahora, si están sentados atrás y desean moverse hacia adelante, tenemos espacio suficiente esta noche para que se acerquen. Y acomódense, y entren directamente a la lección y ayúdenme a leerla, y a estudiarla mientras estamos reunidos. Hay asientos aquí arriba. Veo que viene una pareja. Y hay dos asientos aquí. Aquí hay uno para esa persona que está sola. Y aquí atrás, hay asientos aquí arriba. Supongo que los abanicos son universales.
48Y ahora, ¿cuántos disfrutaron la lección que acabamos de tener, la lección de ocho días sobre las Siete Edades De La Iglesia? Gracias. Me hace sentir bien, porque yo mismo en verdad recibí una gran bendición de ellas.
49Ahora, esta noche con el capítulo 4, ahora seguimos adelante, Juan le había hablado a la Edad de la Iglesia de Laodicea. Y, en esta Edad de la Iglesia de Laodicea, fue la edad de la iglesia más echada a perder de todas las demás.
50Y hallamos la cosa más patética en la última parte de la Edad de la Iglesia de Laodicea: Jesús parado afuera de Su propia iglesia de donde El había sido echado fuera, tocando a la puerta, tratando de entrar otra vez. ¿No es eso pecaminoso? Creo que es una de las Escrituras más patéticas que haya leído alguna vez. Jesús, afuera de Su propia puerta, y Su iglesia lo había echado fuera a El, y El estaba tratando de entrar otra vez sólo para salvarlos. "Cualquiera que abriere, que Me permita entrar a Mi propia casa, cenaré con él y él conmigo". ¿No es eso-no es eso patético? El Dios del Cielo, echado fuera de Su propia iglesia, por sus credos y denominaciones y la forma en que ellos estaban obrando. Echándolos fuera ... echándolo a El fuera de la iglesia, aceptaron sus credos.
51Es la mismísima cosa como lo fue en el día en que Jesús fue crucificado. Y eso fue cuando ellos aceptaron a Barrabás, un asesino, y crucificaron a Jesús. Soltaron a un asesino entre ellos, que se probó que era "un asesino", y aceptan ... y rechazaron a Jesucristo, el Único que les podía dar Vida.
52Y esa es la misma cosa que toda denominación, y la denominación Pentecostal, tienen hoy. Ellos ven que esas denominaciones mueren tan pronto se denominan. Nunca ha habido una (en-en las páginas de la historia), que se haya denominado y que no haya hecho otra cosa sino morir inmediatamente. Todas las señales, maravillas, y dones los dejaron, y todo lo demás, en cuanto se denominaron. Y en vez de aceptar al Señor Jesús para que les diera Vida, ellos se regresaron directamente y soltaron a Barrabás de nuevo entre ellos. ¿No es eso algo horrible? Con razón Dios fue echado fuera de Su iglesia, y estaba parado, tocando, en la última edad de la iglesia, tratando de volver a entrar.
53Ahora, nos damos cuenta que Apocalipsis está dividido en tres partes. La primera son los primeros tres capítulos, se refiere a la Iglesia, el Mensaje, el ángel ... a los ángeles de la Iglesia. Y de ... Y entonces Ella desaparece allí mismo en el capítulo 3, no vuelve a aparecer hasta el capítulo 19, en el capítulo 19 Ella volvió. Entre este tiempo, Dios está tratando convlos Judíos. Entonces, de ahí en adelante, es entre la venida de la gran ciudad de Jerusalén, y el sellamiento del pueblo de Israel, y demás, en el tiempo del fin.
54Ahora, así que esta noche nosotros seguimos... Inmediatamente después de esto, Juan había visto ... En la Isla de Patmos ... ¿Cuántos recuerdan a qué distancia estaba Patmos de la ... estaba de la costa? ¿A qué distancia estaba? [La congregación dice: "Treinta millas".-Editor] Como a treinta millas [Como cuarenta y ocho Kilómetros.-Traductor], eso es correcto, de la costa. ¿Y qué distancia había alrededor de Patmos? ¿Recuerdan Uds. algo de la geografía? Como quince millas a su alrededor. [Como veinticuatro kilómetros. Traductor] Y era usada como un exilio para los Romanos, ponían prisioneros allá. Y Juan estaba allí ¿por qué? ¿Qué hizo él? ¿Robó-robó algo? No. Pues, ¿estaba él ... ? ¿Lo echaron allí porque estaba perturbando a la gente y haciendo algo malo? No. ¿Por qué estaba allí? Por la Palabra de Dios y su testimonio, por predicar el Evangelio.
55¿Y puede sucederle algo a un Cristiano sin que sea para bien? No, no. Así que ¿para qué hizo Dios que estuviera solo en la isla? Para darnos este Libro de Apocalipsis. ¿Ven?, Dios puede cegarle los ojos al Diablo en cualquier momento que El lo desee. ¿No es así? El simplemente puede. Yo lo amo. Porque, no tengo que ser inteligente, ¿ven? Yo-yo, si yo fuera inteligente, trataría de olvidar todo al respecto porque sé que nadie podría ser tan inteligente como El. Y así que yo-yo sólo ... No importa lo que tenga, yo me rindo a El y hago lo que El me dice que haga. Eso es todo. Algunas veces es muy contrario a la manera en que pienso que es. Pero yo sé, si El me está guiando, que El es inteligente. El sabe lo que hace, yo no. Así que yo sólo permito que El lo haga, ¿ven Uds.?, entonces yo sólo ... ? ... Eso es, Hermano Neville, ¿no es así? Sí, señor, sólo permitan que El lo haga. ¿Ven? El es el que sabe lo que está haciendo, yo no. ¿Ven? Así que no trato de tener ninguna gran cosa florida y cosas. Y sólo me humillo y digo: "Aquí estoy, Padre, en cualquier momento que me necesites". Así que yo sólo sigo adelante de esa manera y siempre sale bien.
56Así que, Juan, no hubiéramos tenido un-un Libro de Apocalipsis si no hubiera sido por Juan, y si Juan no hubiera ido a la Isla. Esa fue la manera de Dios de darnos el Libro de Apocalipsis. Creo que El estuvo allá como tres años, y en el Libro, escribió el Libro de Apocalipsis.
57Ahora, entonces lo dejamos a él al final de la invitación, en el versículo 22 del capítulo 3: "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias".
58Ahora comienza el capítulo 4: Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como-como ... trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.
59Lo vamos a tomar versículo por versículo. Y yo tengo muchas Escrituras anotadas aquí, un cuaderno de ellas, y no sé hasta dónde podamos llegar en Esto. Que el Señor nos guíe. Ahora observen, la Palabra es: Después de estas cosas (después de la edad de la Iglesia)...
60Y todo esto de aquí en adelante, ahora, será con relación, sucederá en la tierra después del Rapto de la Iglesia. ¿Ven?, después del Rapto. Esto es regresando ahora para recoger a Israel. Después de la edad de la Iglesia, después de las edades de la Iglesia, y ellos ... La Iglesia no aparece otra vez hasta el capítulo 19 de Apocalipsis cuando Ella regresa con Su Esposo. ¡Alabado sea Dios por las Bodas!
61Vamos a leer eso. ¿Les gustaría leer estas Escrituras a medida las vemos? Muy bien. Vamos a Apocalipsis 19. Muy bien, señor, Apocalipsis 19. Comencemos en el versículo 7, Apocalipsis19. Esto es cuando la Iglesia aparece otra vez, no aparece otra vez hasta en el capítulo 19. Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
62Oh, yo-yo podría predicar sobre eso hasta medianoche y ni decir la mitad. Miren: "Su esposa se ha preparado".
63Charlie, Nellie, y Rodney, y todos Uds., es justamente lo que estábamos hablando, allá, el otro día. ¿Ven? Cuando Eliseo tiró aquella prenda sobre Elías ... 0 Elías la puso sobre Eliseo; él extendió la mano y se la quitó de nuevo, se la puso sobre sí mismo y caminó con ella puesta hasta que cruzó el Jordán, y subió el monte y subió en la carroza, lo dejó caer.
64Cuando un Cristiano es salvado al principio, su fe es vuelta hacia Cristo, entonces él mismo tiene algo que hacer. La siguiente cosa, él tiene que santificarse a sí mismo de todo hábito inmundo: "despojándose de todo peso, preparándose Ella misma. ¡La Novia se ha preparado!"
65Me hace recordar una pequeña historia, debo contarla antes de continuar. Aquí en el oeste, hace algún tiempo, muchos años, había esta gran Compañía Empacadora Armour y Swift. Como lo hacen ellos, ellos llegan allá y compran ganado y compran ranchos. Y ellos tienen mucho dinero, y compran todos los ranchitos, y tienen millones de acres de terrenos de esa manera, reúnen ese gran y buen ganado Hereford en secciones. Sus propios ... son dueños de sus propios ferrocarriles y cosas, que llevan ese ganado de un pastizal a otro.
66Y la Armour y Swift tenía un rancho grande, y un día ellos tenían un capataz, allí, el superintendente, era, del rancho, él tenía como cuatro o cinco hijas. Y se dieron cuenta que uno de los grandes hermanos Armour iba ... no hermanos, sino hijos, iban a visitar el rancho. Y él era un-un joven soltero. Y todas estas muchachas estaban seguras que iban a atrapar a este muchacho tan pronto como él-él llegara. Y así que todas ellas estaban preparándose y arreglándolo todo para que llegara.
67Cuando él llegó allí, ellas iban a ir a recibirle y celebrar una fiesta de vaqueros, con sus vestiditos, con sus flecos en ellos, y pistolas .44 en cada cadera, y esos sombreros en la parte trasera de sus cabezas, Uds. saben. Y ellas iban a ser como las personas del oeste, y cada una de las muchachas iba a conquistar ... Una de ellas iba a conquistar a este muchacho.
68Y ellas tenían una-una primita allí cuya madre estaba muerta y su padre estaba muerto. Ella era una prima, y era casi la esclava de todos los que estaban allí. Y todos los trabajos sucios, ella tenía que hacerlos, lavar los platos y todo. Y no tenía ropa, tenía que tomar ropa de segunda mano.
69Y así que cuando llegó el tiempo en que el muchacho habría de llegar, todas ellas se montaron en sus carruajes, y ellas se fueron a la estación para recibirle. Y ellas estaban disparando sus pistolas, y los caballos relinchando, y de todo. Y ellas lo trajeron al rancho. Y esa noche tuvieron una gran fiesta. Y ellas se sentaron sobre el montón de paja y en la cerca del corral, y ellos-ellos cantaron y bailaron, y durante toda la noche. El estuvo allí por dos o tres días.
70Esta pequeña prima...
71Ahora, yo voy a comparar esto con algo ahora. Nuestras primas que están muy bien vestidas, con grandes torres y finas iglesias, y parece que si hay algún nombre sucio tiene que ser dado a los pentecostales, algo que está errado. Ellos también hacen las cosas erróneas, pero no se oye al respecto, ¿ven Uds.? Ellos son algo más o menos de alta categoría, así que ellos no oyen acerca de eso. Pero dejen que algún ministro Pentecostal cometa un error una vez, y, hermano, les digo, ellos lo pondrán a través del país en todo periódico. Sí, señor. Dejen que algún hermano pentecostal ore por un niño, y muera, todo periódico en el país lo sacará: "Sanidad Divina Es Fanatismo'.
72Pues, ¿entonces por qué no ponen en el periódico todo caso que pierde el médico? "Lo que es bueno para uno, es bueno para el otro". ¿Ven? Así que, si ellos hicieran eso, no tendrían suficiente espacio en las columnas de los periódicos para escribir todos los muertos. Si yo fuera allá al cementerio y dijera: "Todo el que haya muerto bajo sanidad Divina póngase de pie", y luego dijera, "Todo el que haya muerto bajo tratamiento médico póngase de pie", los excederían en un millón contra uno. Y eso es exactamente correcto. Así que si ellos van a criticar a uno, que critiquen al otro. Eso es correcto. Pero ellos matan millones al año con medicinas y operaciones, y Uds. nunca oyen una palabra al respecto. ¿Ven?
73Así que, esta muchachita, tenía que hacer todo el trabajo duro. Así que cuando, de repente, el muchacho ... una noche después de terminar la cena y habían tenido bailes y cada una de estas muchachas se habían embellecido, Uds. saben. Y esta pobre muchachita tenía que tener puesto un viejo vestidito harapiento. Y una noche ella estaba sentada en el comedor después de que la cena había terminado, y ella había lavado los platos y salió afuera por el patio de atrás para tirar el agua de lavar platos. Ella ... Cuando ella dio la vuelta por la cerca del corral, allí estaba él parado, apoyándose en la cerca del corral. El dijo: "Hola".
74Ella estaba tan avergonzada, porque ese era el hijo del superintendente, el hijo del dueño del rancho. Ella bajó el plato, la cacerola. Para que él no se fijara que estaba tan harapienta, empezó a retroceder, con sus pies descalzos; mirando hacia atrás, de esta manera.
75Y él caminó hacia ella, dijo: "No tengas miedo de mí". Dijo: "Quiero decirte algo". El dijo: "Vine aquí con un propósito, vine a buscar una esposa". Y dijo: "He estado buscando por todas partes". Dijo: "No quise casarme con ninguna de las muchachas allá en la ciudad, deseo obtener lo que pensé que es una verdadera esposa". Y dijo: "De todas las que he visto, te he estado observando por aquí. Y he averiguado por medio de algunos de los peones que tú eres una prima". Dijo: "Eso es cierto, señor".
76Dijo: "Quiero preguntarte algo. ¿Te casarías conmigo?" Pues, ella no sabía qué hacer. Estaba tan turbada, que ella no-ella no sabía cómo contestarle al hombre.
77Oh, yo sólo me imagino cómo se sintió ella. ¿Y Uds.? Cuando yo, una vez pecador, bueno para nada, hijo de un borracho, Jesucristo dijo: "Te quiero para Mí". ¿Cómo pudo haber venido El alguna vez a alguien como yo? ¿Cómo pudo El decir alguna vez: "Yo te daré un hogar en el Cielo?" ¿Cómo pudo El decir alguna vez: "Yo te salvaré"? A un miserable como yo, ¿cómo pudo ser? ¡Pero El lo hizo!
78Ella dijo: "Señor, yo-yo no ... Yo-yo no soy digna. Yo no calificaría como esposa para un hombre como Ud.", dijo, "porque Ud. está acostumbrado a grandes cosas. Y yo no sé nada acerca de ellas, yo soy pobre". El dijo: "Pero tú eres mi elección".
79¿Y no fue agradable cuando Jesús les dijo a Uds. eso? Uds. sabían que no eran dignos de ser Cristianos. Uds., no había nada que Uds. pudieran hacer alguna vez, pero El ... No es nada ... El-El los escogió. El-El ... es Su bondad, Su misericordia que El los escogió a Uds. Uds. no lo escogieron a El, Uds. saben, El los escogió a Uds. Eso es correcto.
80Ella dijo: "Yo-yo no. . ." Ella dijo...
81"No mires tus ropas. Yo no me fijo en tus ropas, yo miro lo que tú eres". El dijo: "¿Te casarías conmigo?" Y finalmente llegaron a un acuerdo. El dijo: "En un año, a partir de este día, yo volveré. Estate lista. Ten puesto el traje de boda, porque volveré y me casaré contigo aquí mismo en estos terrenos. Y te llevaré a Chicago a Outer Drive, allá donde tendrás un castillo en donde vivir. Y todo este lavar platos, y cosas, habrá terminado entonces".
82Cuando las hermanas, o las primas, oyeron acerca de eso, dijeron: "¡Tú pobre pequeña tonta ignorante! ¡Pues, tú sabes que ese hombre no quiso decir eso!"
83¿Y no es eso exactamente lo que ellos dicen hoy? "¿Cómo podría un montón de santos rodadores, un montón de gente que apenas puede escribir su propio nombre, cómo podrían ellos ser la Iglesia? ¿Cómo podría ser un grupo como ese?" Pero eso está muy bien, cuando nos comprometimos y sentimos ese beso de compromiso de Jesucristo en nuestros corazones para quitarnos nuestros pecados, Algo nos dice que El va a regresar de nuevo... ? ... Algún día El va a regresar.
84Ella trabajó todo el año, trabajando duramente, ahorrando sus setenta y cinco centavitos, todo lo que le daban a ella por su salario diario. Y ella estaba ahorrando su dinero para comprar su vestido de bodas, para preparar todo. Oh, esos eran todos sus pensamientos, prepararse. Y él ha... ("Ella se ha preparado"). Ella consiguió su ropa, su ropa de bodas, mientras sus primas se reían y se burlaban de ella.
85Finalmente llegó el día final. Se puso su traje de bodas (¡Oh!), se aseó y se alistó. Y sus primitas la rodearon y se inclinaron junto a ella, diciendo: "Bueno, pequeña tonta. Pues, tú sabes que él no dijo eso en serio. El no le hablaría a una ... no se casaría con una muchacha como tú". Pero, de todas maneras ella se preparó.
86Así que haciéndose tarde en la noche, ellas empezaron a burlarse y a reírse de ella. De todas maneras ella estuvo de pie a la puerta, esperando. Y así que ella ... Ellas dijeron: "¿A qué hora dijo él que estaría aquí?"
87Dijo: "El no lo dijo". Pero dijo: "Ella les dijo a Uds.. . El me dijo la noche que él se casaría ... o que él me dio el anillo de compromiso. El dijo, él me dijo: 'Será como de aquí a un año'. Por lo tanto me queda una hora". Amén, siguió esperando. "Me queda una hora, me quedan treinta minutos, me quedan diez minutos". Y ellas se rieron y se burlaron de ella, y la llamaron de todo.
88Pero, finalmente, exactamente en esa hora crucial, ellas oyeron el sonido de la arena bajo las ruedas, los caballos que se acercaban. Qué cosa fue ver a esa noviecita que se había preparado, saltar fuera de la puerta, y correr por aquellos enrejados cubiertos de rosas ahí afuera, para volar a los brazos del hombre que ella amaba; y que iba a ser su esposo, que la metiera recogiéndola de esa manera, y se casaran y se fueran a caballo.
89Uno de estos días, hermano, aquellos que se están burlando y diciendo: "santo rodador y pentecostal", y cosas como esas. . Estamos esperando, todavía tenemos un poco de tiempo. Ellos dicen: "Ah, no hay ninguna diferencia en lo que haya sido". No se preocupen, nos queda un poquito de tiempo. Y en ese momento que El prometió, El va a estar aquí. Y uno de estos días tomaremos un vuelo y nos iremos. ¡Sólo estén preparados! ¡Mantengan puesto el Traje de Bodas! Mantengan toda crueldad fuera de sus corazones. Todo lo que..
90Escuchen cómo dice esta Escritura aquí: Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. (¿Lo captan?) Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. (¡Alabado sea Dios!) Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.
91Así que habrá un encuentro en el aire uno de estos días, en ese dulce, dulce porvenir. Sí. ¡Sólo permanezcan preparados! ¡Manténganse preparados! Purifiquen su corazón de todo mal pensamiento. Tengan fe en Dios, no importa qué tan oscuro parezca y cuántos se rían y se burlen y digan: "Uds. han cometido un error". Sigan adelante viviendo santamente y viviendo para Dios. ¡Sólo sigan adelante, la hora llegará!
92Así que, ¿ven Uds.?, ahora Ella aparece de nuevo en Apocalipsis 19. Después de estas cosas (después de que él había visto la edad de la Iglesia) Después de estas cosas miré, y he aquí una puerta...
93Ahora, recuerden, Juan está todavía en Patmos. Y después de que él había visto pasar todas las edades de la iglesia: ... miré y, he aquí, una puerta abierta en el cielo...
94"Una Puerta". ¿Qué es la Puerta? Apocalipsis 3:8. En Apocalipsis, el capítulo 3 y el versículo 8: "Yo conozco tus obras. He aquí, he puesto delante de ti una Puerta abierta, que nadie puede cerrar, puede cerrar y nadie puede abrir". ¡El es la Puerta! ¡La Puerta! Cristo es la Puerta. El dijo, en San Juan 10: "Yo soy la Puerta del redil de las ovejas
95Y en el viejo país, Uds. encuentran que un pastor lleva adentro sus ovejas. Después de que las cuenta y ve que todas están adentro, entonces él se acuesta ahí mismo en la puerta. El lobo no puede entrar sin despertarlo, o sus ovejas no pueden salir fuera sin pasar sobre él. Oh, qué seguras se sienten las ovejas porque el pastor se acostó en la puerta.
96Noé, en el Antiguo Testamento, se paró en la puerta del arca. ¡Oh, escuchen, voy a decir algo! El se paró en la puerta y predicó arrepentimiento y justicia a la gente que se reía de él. Y en la misma puerta en que él se paraba, nadie podía entrar en el arca excepto por esa puerta. Sólo había una puerta en el arca.
97¡Y sólo hay un Camino! Muy bien, Hermano ... ? ... Sólo hay un Camino que va al Cuerpo de Cristo. ¡Sólo hay una Puerta a la Iglesia del Dios viviente, y Jesús es esa Puerta! "¡Yo soy la Puerta! Yo soy el Camino, la vía que conduce a la Puerta. Yo soy la Puerta del redil de las ovejas".
98El le dijo a esta edad de la iglesia: "He puesto delante de ti una Puerta abierta". El le dijo eso a la edad de la iglesia Metodista, ellos se alejaron de Ella, entraron en organización. "Pero he puesto delante de ti una Puerta abierta". Ahora, después de que ellos habían recibido santificación, El dijo: "Pondré la Puerta abierta", la cual es el Espíritu Santo. "Por un solo Espíritu todos somos", (¿cómo?), "bautizados en un Cuerpo, el cual es Cristo". El puso ese mensaje delante de la iglesia Metodista y ellos se apartaron de El. Ellos llegaron hasta la santificación y rechazaron el Espíritu Santo. ¿Recuerdan eso? Esa "Puerta abierta".
99¿Cómo entramos en Cristo? Por un solo Espíritu, Espíritu Santo, el cual es el Espíritu de Cristo. Nosotros hemos entrado, no por estrecharnos la mano, no por un rociamiento, sino por un solo bautismo del Espíritu Santo todos somos bautizados en un Cuerpo y somos hechos participantes de ese Cuerpo. Un bautismo del Espíritu Santo para entrar en esa Puerta.
100Esta Puerta estaba en el Cielo, esa Puerta, cuando él miró hacia arriba él vio al Señor Jesús. Sólo observen la siguiente parte de ella. Esa Puerta, el Señor Jesús. ... miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz... oí, como ... una voz como de trompeta...
101Ahora la escena está cambiando. Juan ha estado observando a Patmos, y ahora él mira hacia arriba. ¿Por qué? El ve suceder algo aquí en la tierra (estas edades de la iglesia), por todas las Siete Edades de la Iglesia, y luego después de que él terminó de ver las edades de la iglesia, después de eso, después de que las edades de la iglesia cesaron, él oyó una Voz. Y él alzó sus ojos hacía el Cielo y vio una Puerta abierta, y la primera Voz sonó como una trompeta. Muy bien, la escena cambió de Patmos al Cielo.
102La Voz era la misma Voz que andaba en los siete candeleros de oro; la misma Voz, la Voz no cambió. Pero, la Voz, ¿dónde estaba cuando él la oyó la primera vez? ¿Cuántos recuerdan, en la primera edad de la iglesia? Detrás de él. "Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor", Apocalipsis 1, 1:10. Así que, él, "En el Espíritu". Si quieren anotar eso, Apocalipsis 1:10 y 13. "Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí como una Voz de trompeta y hacía un estruendo como de muchas aguas. Y cuando me volví para mirar, vi a Uno parado en medio de los siete candeleros de oro".
103Ahora, después de que El le mostró todo ese misterio de los siete candeleros de oro (que tenía las siete estrellas, y una peluca blanca puesta, y demás, y pies semejantes al bronce, y ojos como fuego, los símbolos), entonces oyó la misma Voz (observen), que hablaba desde el Cielo. Y él alzó sus ojos y vio una Puerta abierta. ¡Oh! ¡Una Puerta abierta en el Cielo! ¿Cómo entra uno? Por Cristo Jesús, esa única Puerta, un Camino, ningún otro camino.
104"Cualquier hombre que sube de cualquier otra forma, ése es ladrón y salteador". Y en la parábola del que subió y estuvo en la Cena de las Bodas sin tener puesto un vestido, fue hallado culpable, y fue atado y echado en las tinieblas de afuera. Sólo hay un Camino, para llegar a la Cena de las Bodas. Creo que prediqué sobre eso aquí no hace mucho tiempo. Cuando el esposo ... Cuando un hombre se casaba ... se casa, en el viejo país, él mismo tiene que dar las invitaciones, él mismo tiene que proveer las vestiduras. Así que cuando él se encontró con este hombre allí, sentado a la mesa de la cena ... ¿Cuántos recuerdan la parábola? Por supuesto, Uds. que leen la Biblia. Y él halló al hombre a la mesa de la cena sin estar vestido de boda.
105¿Qué es? El Esposo está parado a la puerta y todos llegan con una invitación. "Nadie viene al Padre, sino por Mí. Todo lo que el Padre me ha dado, o ha invitado, vendrá a Mí". Ahí venían, daban su invitación, el esposo se aseguraba que todos se vieran igual. Esa es una cosa sobre la buena y antigua religión del Espíritu Santo, hace que todos se vean igual. Ya sean ricos o pobres, siervos o libres, negros o blancos, varón o mujer, todos son uno en Cristo Jesús. Y el esposo se paraba a la puerta y recibía la invitación, le ponía la vestidura a este hombre, para que todos, los ricos y los pobres, se vieran igual. Así es en el Reino de Dios, no hay hombres grandes y hombres pequeños; todos son un solo hombre, todos son uno en Cristo.
106Ahora, ¿qué piensan Uds. cuando el Esposo regresó y halló a un hombre sentado ahí sin tener puesto un Vestido de Boda? Dijo: "Amigo, ¿cómo entraste aquí?" Y él enmudeció, eso mostró que él entró de alguna otra forma además de la Puerta. El entró por la ventana, él entró por la puerta trasera. Y El le llamó amigo, mostró que era un miembro de la iglesia: "Amigo, ¿cómo llegaste aquí sin traer puesto un vestido?" Ahora, Jesús mismo dijo esto. Y El llamó al portero, El dijo: "Atadle de pies y manos". Y él fue echado a las tinieblas de afuera donde será el lloro, el lamento y el crujir de dientes. Esas son las propias Palabras de Cristo, correcto: "El fue echado afuera". Porque, sin el Vestido de Boda, eso probó que él había entrado de alguna otra manera además de la Puerta. Si él hubiera entrado por la Puerta, hubiera recibido un Vestido de Boda.
107¡Oh, escuchen esto! Entonces si el Vestido de Boda es el bautismo del Espíritu Santo, ¿cómo vamos a ser representados de alguna otra forma? Si la primera edad de la iglesia tuvo que entrar por la Puerta, Cristo Jesús, ser bautizados en el Nombre de Jesucristo, recibir el bautismo del Espíritu Santo, para ponerse el Vestido de Boda, ¿cómo vamos a entrar de alguna otra manera? Si Uds. vienen por los Metodistas, por los Bautistas, o por los Pentecostales, o cualquier otra denominación, serán atados y echados a las tinieblas de afuera. Uds. tienen que entrar por Cristo Jesús, el Camino, la Puerta, la Verdad, la Vida. ¡Amén!
108Muy bien, la misma Voz, Apocalipsis 21 ... Apocalipsis 1:10 y 13. Deseo que Uds. se fijen, la Voz que él oyó hablarle tenía la claridad de una trompeta. Uds. saben cómo suena una trompeta, da un sonido agudo. ¿Qué significa una trompeta en la Biblia? Guerra. Siempre que Uds. ven sonar una trompeta, en una guerra ... en el tiempo de la Biblia, su sonido significaba una guerra, ya sea una liberación o algo que va a suceder.
109Ahora, él ... Después de que terminaron las edades de la iglesia, y todo fue preparado, se preparó el escenario del capítulo 4 aquí, las edades de la iglesia habían terminado. El ya había dejado la tierra, ¿ven Uds.? Recuerden, la Voz que le habló, detrás de él, en los siete candeleros de oro, la obra estaba terminada. Y ahora esa misma Voz estaba hablando en el Cielo. ¿Qué era? El ya había redimido a Su Pueblo. Su obra terrenal había terminado, y El estaba en la Gloria, llamando a Juan: "¡Sube acá!" ¡Amén! Eso hace que sienta ganas de gritar en la víspera del Año Nuevo. ¡Oh, hermano! Ahí lo tienen. ¿Ven?, listo, "¡Sube acá!"
110¡Guerra! Este es el escenario de la gran batalla; la gente que rechazó el Mensaje de Dios, rechazó el Espíritu Santo, el Mensajero de las siete iglesias. Al que había rechazado este Mensaje de Su gracia no le quedó nada, mas el juicio estaba listo; todo el tiempo, El se está preparando para derramar ahora las plagas sobre la tierra. "Sube acá y Yo te mostraré lo que está a punto de suceder. Pecadores sin Dios, que rechazan a Cristo, yo voy a derramar Mi ira sobre ellos".
111Observen el escenario. Oh, mientras seguimos a través de la noche van a captar más de eso y más de eso todo el tiempo. No podemos meter todo aquí, tenemos que seguir refiriéndonos de lugar en lugar. Cómo va a ser una cosa terrible para aquellos cuando suene la última trompeta, y cuando la última batalla sea peleada, cuando el último sermón sea predicado, cuando el último himno sea cantado, y estemos de pie ante el Tribunal de Cristo. Se les va a preguntar a Uds.: "¿Por qué no lo recibieron? ¿Qué hicieron con la Vida que Yo les di?" Se les pedirá que den una razón. ¿Entonces qué?
112Uds. me han oído cantar ese canto, o tratar de hacerlo: ¿Entonces qué? ¿Entonces qué? Cuando el gran Libro sea abierto, ¿entonces qué? Cuando a los que rechazan el Mensaje Se les pedirá que den una razón, ¿entonces qué?
113Van a estar allí de pie, tan cierto como este Libro está escrito. ¿Ven?, Uds. van a estar allí de pie y se les pedirá una razón. Oh, nos conviene, mi hermano, hermana, nos es necesario, como hijos e hijas de Dios, examinarnos nosotros mismos cada hora del día. Pablo dijo: "Cada día muero. Vivo, sin embargo no yo, mas vive Cristo en mí". ¿Ven? Estén examinados, porque no saben a qué hora serán llamados para dar cuenta en lo Alto.
114Ahora: "Oí la Voz de la trompeta". Muy bien. Fíjense, fíjense en lo que dijo Juan, él dijo aquí, en la última parte de este capítulo 1: ... primera voz ... era como de trompeta que habló conmigo; y dijo: Sube acá,. . .¡Sube aquí! Te mostré las edades de la iglesia en la tierra; ahora sube aquí, quiero mostrarte algo suceder aquí arriba.
115¿Ven? Cristo había dejado la tierra entonces. El había subido a la Gloria. La edad de la Iglesia había terminado, eso mostró que Su Espíritu había terminado aquí. Y El se había ido a la Gloria y estaba llamando para que Juan subiera, y El le mostró qué otra cosa iba a suceder. "Sube acá".
116Ahora, nos fijamos que Juan, en el capítulo 2 ... el versículo 2. Fíjense, rápidamente, Juan añadió esto: Y al instante... (¡Amén!)
117Oh, si me comporto raro, simplemente me siento bien. Juan añadió: ... al instante yo estaba en el Espíritu...
118Cuando Uds. oyen la Voz de Dios hablarles, algo pasa. ¡Amén! Oh, ¿les sucedió a Uds. así? A mí me sucedió, hace treinta y un años, y desde entonces no he sido el mismo. Oh, El dijo: "Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, Yo os haré descansar". Eso me cambió.
119Juan dijo: ... al instante yo estaba en el Espíritu; ... (¿Qué espíritu? El Espíritu Santo. ¡Oh!) ... yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en ese trono, uno sentado.
120¿Ven? Juan dejó la tierra ahora. Cristo había dejado la tierra ( ... en la forma del Espíritu Santo), y había regresado de nuevo al Cuerpo. Hoy el Cuerpo está allí como un memorial, como un sacrificio. Entraremos en eso aquí adelante en el capítulo. Pero el Espíritu de Cristo regresó para vivir en la Iglesia, para vivir en nosotros.
121Ahora, inmediatamente después de que El mostró el final de la edad de Su obra aquí, El subió al Cielo, El dijo: "Te mostraré lo que ha de ser después de esto, después de las edades de la iglesia". El dijo: "Juan, Yo ya no te puedo hablar allá abajo, porque Yo ya me fui de allá abajo, Yo he subido más alto. ¡Sube acá conmigo!" ¡Amén! "Y Yo te mostraré lo que ha de suceder después de esto". ¡Oh, hermano! ¡Oh! Arrebatado en la visión, arrebatado a la Gloria.
122Su experiencia debe haber sido algo así como la de Pablo. Segunda de Corintios 12:2 y 4, si lo están anotando. Segunda de Corintios ... 2 al 4. Pablo fue arrebatado un día, en una-en una visión, también. ¿Sabían eso? Y él vio cosas de las cuales ni siquiera era conveniente que él hablara; catorce años, ni siquiera las mencionó. ¿Ven? Pero escuchen la diferencia entre ellos.
123Lo que Pablo vio, se le prohibió hablar sobre eso o de sacárselo al público. ¡Oh, hermano! No creo que él podía hacerlo. (Pues, un viejecito que tomé un día, nunca lo he podido olvidar y jamás lo haré.) ¿Ven?, él-él vio cosas de las cuales no pudo hablar. Supongo que él no tenía palabras para hacerlo, sin embargo, él fue arrebatado al tercer Cielo. ¿Ven?, al tercer Cielo.
124Qué diferente cuando Juan fue arrebatado y vio a Jesús, él estaba ... Dijo: "Escribe en un Libro lo que has visto y dalo de nuevo, envíalo de nuevo a las iglesias". A Pablo se le prohibió hablar, y a Juan hasta se le pidió que lo pusiera en un Libro para que pasara por todas las edades. ¡Oh, hermano! Es revelado ahora, para ser revelado en estos últimos días. No fue revelado en su día, es revelado ahora a medida seguimos adelante.
125Oh, y fíjense, Juan, siendo levantado inmediatamente después de la edad de la iglesia, era un tipo de la Iglesia raptada. Inmediatamente después de que termina la edad de la iglesia, esta Edad de la Iglesia de Laodicea, entonces viene el Rapto. La Iglesia sube así como lo hizo Juan, a la Presencia de Dios. Oh, eso emociona mi alma. ¡Arrebatados, en el Rapto de la Iglesia! Y dijo ... Este lugar, el Libro de Apocalipsis, está escrito, ¿ven?, al final de la edad de la iglesia.
126Ahora tengo aquí una cosita que deseo aclarar por algo que ha sido una piedra de tropiezo por mucho tiempo entre muchos Cristianos. Y pensé hoy ... cuando yo estaba estudiando, anotando Escrituras, y hallando nombres y colores diferentes y cosas, llegaremos a ellos dentro de un rato, y los arcos iris y los símbolos, y demás. Estaba escribiendo estas Escrituras aquí de manera que pudiera consultarlas y referirme a ellas, si yo ... sobre la marcha. Porque, usualmente, si fuera a hablar sobre algo como esto, yo. . sería diferente, trataría de saberlo de memoria. Pero de esta manera, cuando uno sólo tiene un poco de tiempo, me gusta referirme a ellas porque pasa a través de las Escrituras, para atrás y para adelante.
127Ahora en Mateo 16:13, hallamos esto, si Uds. están anotando las Escrituras. Mateo ... Si Uds. quieren regresar, si quieren ir a ella, muy bien, Mateo 16:13. Es ... o podemos ir y leerla, y entonces la tendremos con seguridad. Mateo el capítulo 16, y el versículo 13. Escuchen atentamente ahora mientras leemos 16:13: "Cuando Pedro vino. . ." 0: Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres ... es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, y, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás,... no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo ... te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca .edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y ahora ... y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desataras en la tierra será desatado en los cielos, Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.
128Escuchen atentamente ahora. Muy bien. "Porque el tiempo comenzó ... Desde entonces comenzó El. . . " Deseo tomar otro, Uds. pueden leer hasta abajo, tomen el versículo 28 aquí, porque pueden leer el resto cuando se vayan a sus casas. De cierto, de cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
129¡Oh, piénsenlo! "Algunos de los que están aquí, algunos de los que están aquí, no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino". ¡Qué afirmación! Cómo le gusta al crítico tomar eso y mostrar cuán tonto es, ¿ven? Cómo le gusta agarrarse de eso, y se cumplió y ellos no supieron nada al respecto. ¿Ven? Muy bien.
130Después de la confesión de Pedro, de la roca, la cual sabemos que su confesión es ... El edificaría Su iglesia sobre esta misma roca. No Pedro, siendo una pequeña piedra, como tratan de decir los Católicos Romanos. Pero la confesión de Pedro, de la Revelación, esa es la Iglesia. Dios lo va a revelar; no una confesión de este hombre, porque más tarde él cayó. No una confesión de que El es el Hijo de Dios; porque ellos sabían que El era el Hijo de Dios, Pedro acababa de decirlo. Pero lo que era, era, que la Revelación había sido revelada desde el Cielo que El era el Hijo de Dios. Dijo: "No te lo enseñó carne ni sangre, sino Mi Padre que está en los Cielos te lo reveló. Y sobre esta roca, esa confesión de la roca, edificaré Mi Iglesia, y las puertas del Hades no afectarán ... prevalecerán contra Ella". 131Espero que el tiempo no se nos acabe muy rápido ahora, para que podamos entrar en esto. Y queremos ver cómo eso está velado dentro del ser humano. Es una historia bella aquí mismo si tan sólo podemos llegar a ella. Muy bien. Sí, la confesión de la roca, lo que Pedro estaba ... El edificaría Su Iglesia sobre la confesión de Pedro. El dijo: "Algunos que están aquí no gustarán la muerte hasta que hayan visto al-al Hijo de Dios viniendo en Su Reino".
132Ahora, recuerden. El dijo "algunos". Eso era más de uno, ¿no es así? Algunos serían muchos, "más de uno". Pero ahora miren, todos Sus discípulos estaban allí, y El estaba preguntándole a cada uno de ellos: "¿Qué piensan acerca de esto? ¿Y qué piensan acerca de aquello?" Pero El dijo: "Hay algunos de Uds. que están aquí, algunos que están aquí, no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino". ¡Oh, hermano! ¡Qué afirmación! Piensen, hace dos mil años fue afirmado eso. Haría ... eso era...
133¿Es infalible la Palabra de Dios? Cada Palabra que El dijo se cumplirá.
134Ahora, si deseamos abrir entonces al capítulo 17 de Mateo, es el que sigue. Cuando El tomó ... Algunos días después de eso, El tomó a Pedro, a Jacobo, y a Juan, al monte, aparte, para ser testigos. Pedro, Jacobo, y Juan; y ellos vieron el Reino de Dios venir en poder, y ellos vieron la venida del Reino de Dios siendo ensayada. ¡Amén! Oh, ellos fueron traídos a ver la vista para presenciar el Reino de Dios ser ensayado mientras venía, la introducción del Milenio. Ellos vieron el ensayo.
135Hace algún tiempo ... un montón de ministros, Oral Roberts era uno de ellos. Cecil B. DeMille, cuando escribió esos Diez Mandamientos, el llamó al Hermano Shakarian, al Hermano Roberts, a muchos predicadores a través de la nación, cualquier predicador podía venir, y los invitó a venir al estudio antes de que la película fuera distribuida, y les permitió ver el ensayo de ella antes de que fuera exhibida afuera, cuando ellos estaban cobrando veinticinco dólares por boleto. Pero él dijo: "Vean el ensayo de ella", para que ellos pudieran dar sus opiniones con respecto a que hubiera alguna crítica sobre ella o qué pudiera decirse, y demás. Ellos la vieron antes de que el público la viera.
136Y Jesús dijo: "Algunos de los que están aquí", (¡Amén!), "no gustarán la muerte hasta que hayan visto el Reino de Dios viniendo en poder", o mejor dicho, "que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino". "¡Que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino!" Unos cuantos días después de eso, El tomó a Pedro, a Jacobo, y a Juan, y subió a un monte alto y allí fue transfigurado delante de ellos. El sol, brillando, no sería como Sus vestidos que el traía puestos. ¡Cuántas veces lo hemos encontrado y las parábolas, lo hemos seguido a través de la Biblia!
137Uno puede tomar una porción de la Escritura y ligar toda la Biblia con ella. Sí, señor. ¡No hay una sola fuga en ninguna parte! Todo está revestido con el poder de Dios. El Diablo no podría meterse si él tuviera que hacerlo. Eso es correcto. El no puede, entrar a esas personas santas que han puesto sus testimonios allí y han creído en el Reino de Dios, y han tomado cada Escritura y la han revestido con el poder del Espíritu Santo, la han lavado en la Sangre; el mundo no puede entrar en él, el Diablo no puede entrar en él. Ellos están muertos, sus vidas están escondidas en Cristo a través del Sello de Dios, por el Espíritu Santo. ¿Cómo puede el Diablo molestarles? Allí están ellos, en esta condición ahora.
138Acá en este lugar, entonces, él vio la Venida, o el ensayo. ¿Y qué fue la primer ... vio, cosa que él vio? La primer cosa que él vio en la Venida fue a Moisés, que representaba a los santos muertos que serían resucitados. Elías estaba de pie allí.
139Oh, quiero que se fijen. ¿Qué va a suceder? Allí estaba Moisés, primero; esas son todas estas seis edades en que ellos durmieron, seis edades de la iglesia. No sólo eso, pero allí estaba Elías; el mensajero del último día, con su grupo, de los transfigurados, los Raptados. ¡Amén! Ahora, en el futuro, esperando la Venida.
140¿Y todos qué? Todos se habían reunido con El. ¡Oh, hermano! ¿Qué era? Su promesa a Pedro, Jacobo, y Juan, fue cumplida. Eso es correcto. Porque El dijo: "Algunos de los que están aquí no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino", y ellos vieron el ensayo de eso. Entonces después de esto, después de la resurrección...
141Me gustaría traerlos a otra cosa; después de que Jesús había muerto, había sido sepultado, en San Juan 21:20. Algún crítico comenzó esto en los primeros días. Mientras estamos en la lección, aclarémoslo. En San Juan 20:21, Jesús se había encontrado con Sus discípulos, les dio de comer pescado y pan al fuego. Y mientras ellos iban cuesta arriba, Juan se recostó sobre Su pecho; y Pedro hizo la pregunta, dijo: "¿Qué le va a suceder a este hombre?" Jesús amaba a Juan, Juan era un hombre de amor. Y él dijo: "¿Qué le va a suceder a este hombre? ¿Cuál va a ser su condición? ¿Cuál va a ser su futuro?"
142Y Jesús les dijo: "¿Qué a ti si él queda hasta que Yo venga, hasta que Yo regrese? ¿Qué es?"
143Y los discípulos cometieron un error, ellos dijeron que: "Jesús dijo que-que 'él iba a vivir hasta la Venida"'.
144Pero Jesús no cometió ningún error. Aquí mismo en Apocalipsis, el capítulo 4, ¡Cristo cumplió Su Palabra! El llevó a Juan al Cielo y le hizo un ensayo de toda la cosa. ¡Gloria! El-él vio la vista anticipada. Lo vio exactamente así como si él viviera en la tierra y vio todas las edades de la iglesia acontecer, y la venida del Señor, todo el Libro de Apocalipsis. ¡Oh, hermano!
145¿Ven cuán infalibles son Sus promesas? Ahora, sus hij-. . Jacobo, hacer eso; Juan, cualquiera del resto de ellos; ni siquiera le permitió a Pablo verlo, contarlo, nada. El dijo: "¿Qué a ti si él queda hasta que Yo venga?"
146Y siendo que ellos dijeron eso, El sólo escogió a Juan y lo llevó arriba y le mostró toda la cosa aun antes de que muriera, como si él lo hubiera vivido todo. ¡Le mostró lo que sería! (Hermano Pat, ¿no es maravilloso eso?) Oh, ¿ven? El lo levantó. Aquí mismo, el capítulo 4 y el versículo 2, lo prueba: "El le mostró cosas que eran, que son, y las que han de venir". El le mostró la edad de la iglesia, la venida de los Judíos, el derramamiento de las plagas, el Rapto, la Venida de nuevo, y el Milenio, y el Hogar Eterno de Sus Salvos; exactamente como si él hubiera vivido por todo, él lo vio suceder todo. ¿Ven? El sólo lo llevó arriba y le mostró la-la-la película que El está pasando, le dejó ver todo siendo ensayado. ¡Oh, hermano!
147Fue arrebatado, cumplió Su promesa, en-en Apocalipsis 4:2. Antes de su muerte él fue arrebatado en el Espíritu y él vio cosas así como si él lo hubiese vivido. El-él lo vio todo siendo ensayado. De esta manera él vio, en una visión, exactamente lo que hubiera sucedido y lo que sucedió en la tierra desde ese tiempo hasta la Venida del Señor Jesús. Se lo mostró en una visión.
148Así que entonces los discípulos ... o ninguno que haya dicho que El dijo que El vendría en esa edad. El dijo: "¿Qué a ti si es de otra manera, si él queda hasta que Yo venga?" Entonces lo llevó arriba y le ensayó la cosa y le mostró lo que iba a suceder. ¡Oh, yo amo eso! ¡Oh, hermano! Fíjense ahora, veamos qué era esto: Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y sobre el trono, uno sentado sobre él.
149Hubo una "Voz" que lo llamó. ¡Oh, esa Voz! Oh, no puedo alejarme de eso, esa Voz de Aquél detrás de él. Entonces él miró allá abajo, y El le mostró todas las edades de la iglesia, porque él estaba de pie en las edades de la iglesia, los siete candeleros de oro. Luego él oyó esa Voz después que las edades de la iglesia habían cesado, esa Voz dejó la tierra, subió. Cuando El entró en la Gloria, él le oyó decir: "¡Sube acá! Te voy a mostrar lo que va a suceder después de esto". ¡Oh, hermano!
150¡Esa Voz! Hablemos sobre esa Voz un momento. Tengo algunas Escrituras anotadas aquí. Vamos a Primera de Tesalonicenses 4, y escuchen aquí lo que esta Voz va a decir. Oh, todos nosotros sabemos lo que va a decir, sin ... antes de leerlo, ¿verdad? Sabemos lo que va a suceder. "La trompeta de Dios sonará y los muertos en Cristo resucitarán". ¿Es correcto eso? Uds. que lo están anotando en Primera de Tesalonicenses 4:16 y 17: "la Voz", esa Voz era la Voz de Cristo. ¿Es correcto eso? ¡La Voz de Cristo! ... porque la trompeta de Dios sonará ... y los muertos en Cristo resucitarán primero. ... nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos ... para recibir al Señor en el aire, y ... estar para siempre con el Señor.
151La misma Voz que llamó a Juan: "Sube", la misma Voz que le dijo a Juan: "Sube acá", es la misma Voz que llamará a la Iglesia algún día; amén, llamará a la Iglesia.
152También, la misma Voz que llamó a Juan a que subiera, es la misma Voz que llamó al muerto Lázaro a salir de la tumba, esa misma Voz de arcángel, es Cristo; y la Voz de arcángel: "Voz de arcángel", ¿ven? Oh, esa Voz de trompeta de Cristo llamó a Juan a que subiera, la misma Voz llamó a Lázaro. ¿Se fijaron Uds. que ante la tumba de Lázaro, El habló a gran Voz? (El no dijo: "Lázaro, ven fuera". [El Hermano Branham dijo esto con voz débil.- Traductor]) "LÁZARO, VEN FUERA!" [El Hermano Branham dijo esto con voz fuerte.-Traductor] Lo llamó de los muertos.
153Y él contestó: "Heme aquí". Y él salió de los muertos, después de que estuvo muerto y su cuerpo podrido.
154Esa misma Voz le dijo a Juan: "Sube acá, Yo te mostraré algunas cosas que están a punto de suceder".
155Esa misma Voz que va a sonar cuando los muertos en Cristo resuciten: "Porque la trompeta. . . " ¡La trompeta! ¿Qué es una trompeta? La Voz de Cristo, la misma sonó y lo llamó a que subiera. El oyó la Voz como sonido de trompeta, y dijo: "¡Sube acá!" ¿Ven cómo va a ser la resurrección? Va a ser en un momento, en un abrir y cerrar de ojos. Esa Voz de sonido claro, y El llamará a la Iglesia, llamando: "¡Salid de ella!" ¡Esa gran Voz que llama! Que Dios me ayude a oírla en aquel día.
156Como he dicho a menudo ... Yo sé, como mortal, Rodney, yo sé que hay una gran puerta oscura puesta delante mí, es llamada muerte. Cada vez que mi corazón palpita, estoy una palpitación más cerca de esa puerta. Algún día de estos tengo que entrar en ella. Pero no quiero entrar como un cobarde, chillando y gritando. Quiero entrar en esto, envolviéndome en las vestiduras de Su justicia, sabiendo esto, que lo conozco en el poder de Su resurrección; que algún día cuando El llame, saldré fuera de entre los muertos. Cuando El me llame para aparecer en lo Alto, cuando la trompeta de Dios suene y los muertos en Cristo resucitarán. Si estoy vivo, seré cambiado en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, y me iré con el resto de ellos, para arriba para encontrar al Señor en el aire. Esa Voz de trompeta: de sonido, claro y fuerte. Oh, será lo mismo, lo mismo en Su Venida.
157No hay sonido incierto con respecto a Eso. No hubo nada incierto para Juan cuando oyó esa Voz decir: "¡Sube acá!", y él subió. Amén.
158Cuando Lázaro, entre los muertos, en la tumba; y su alma, a cuatro días de jornada en alguna parte, yo no sé dónde estaba, no creo que ninguno de nosotros sabe. En dondequiera que estaba, eso no hace ninguna diferencia. El sólo hizo una llamada a un hombre a quien los gusanos de la piel le habían comido su cuerpo; hediondo, en la tumba. Esa Trompeta de sonido claro dijo: " ¡Lázaro, ven fuera! " Allí un hombre, muerto y podrido, se sacudió y salió fuera de la tumba, andando. No hay nada incierto con respecto a eso, ¿verdad, hermano? ¡No hay incertidumbre ahí!
159Es la misma cosa esta noche, cuando una Voz de sonido claro dice: "Pecador, arrepiéntete, Yo te daré Vida Eterna. Arrepentios, cada uno de vosotros, y bautícese en el Nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo". Ese es el llamado. No hay nada incierto con respecto a Eso.
160Soy testigo que Eso es verdad. Hay otros testigos, millones de ellos por todo el mundo hoy, que son testigos que es la Verdad. Cuando la Biblia viene, las Palabras de Dios, cada Palabra de Dios es una trompeta. Cada sonido de la Palabra es una trompeta, la trompeta del Evangelio. Y cuando Ella suena, es la Verdad. Cuando Ella dijo: "Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos", no hay nada incierto con respecto a Eso. ¡El es el mismo! Sí, señor.
161"Arrepentios, bautícense en el Nombre de Jesucristo, recibiréis el don del Espíritu Santo". No hay nada incierto con respecto a Eso. 162 "El que oye Mis Palabras, y cree al que me envió, tiene Vida Eterna. El que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. El que vive y cree en Mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?" No hay nada incierto con respecto a Eso: "¡El vivirá!"
163"El que come Mi carne y bebe Mi Sangre, tiene Vida Eterna; y Yo le resucitaré de nuevo en el día postrero". No hay nada incierto con respecto a Eso; nada; es un sonido cierto.
164Oh, yo lo conozco, yo lo oí sonar un día en mi pobre corazón Irlandés, yo, un pecadorcito. ¿Cómo pudo ser para mí? Pero creí que era un sonido cierto, lo acepté. Soy testigo de que es verdad.
165Algún día El llamará de nuevo, saldremos del mundo. Porque no hay nada incierto con respecto a esa trompeta. Sí, señor. Sí, señor, no hay sonido incierto en ningún momento.
166El suena hoy cuando nos llama, es lo mismo cuando El nos dice algo.
167Ahora volvamos al versículo: Y un ... he aquí, un trono establecido en el cielo, ... (el segundo versículo) ... y en él, uno sentado.
168Fíjense: "el Trono", El estaba sentado en el Trono. El ya no estaba allá en los candeleros ahora, en la tierra. El Rapto ya había sucedido. El estaba en Gloria, sentado en Su Trono. Quiero que Uds. se fijen más adelante, hallaremos aun en el capítulo 5, no era el Trono de misericordia. Ya no era el Trono de misericordia, era el Trono de juicio. No era un Trono de gracia, es un Trono de juicio porque fuego y relámpagos y truenos salían de él; ya no había misericordia (había terminado), la edad de la Iglesia había terminado. "El que es inmundo, es inmundo todavía; el que es justo, es justo todavía; el que es santo, es santo todavía", ya no era un Trono de misericordia.
169Esta noche, la Sangre está sobre ese Trono y es un propiciatorio para todo pecador que está buscando misericordia. Pero en ese día, no será un propiciatorio entonces, será un tribunal con un Dios airado sentado allí. "¿Dónde ... ? Si el justo con dificultad se salva, ¿en dónde aparecerá el pecador y el impío?" Aun cuando El venga en las nubes de Su gloria, los montes tratarán de encontrar un lugar para esconderse. ¿Dónde vamos a quedar nosotros, entonces? Oh, preciosa es esa fuente, Que me hace blanco como la nieve, No conozco otra fuente; Ninguna sino la Sangre de Jesús.
170¡Oh, hermano, qué lección! ¡No hay sonido incierto! Y Su Trono: ... y en Su trono, El sentado. (El ya no está aquí.)
171Ahora, esa es otra cosa, es una prueba de que la Iglesia es arrebatada antes de la Gran Tribulación. ¿Ven? ¿Por qué? Aquí está El sobre el Trono en la Gloria, y la Iglesia se ha ido, y entonces viene en la Tribulación. Yo siempre he dicho eso.
172En los días de Noé, Noé estaba en el arca antes de que cayera una gota de lluvia. Lot estaba fuera de Sodoma antes de que el fuego cayera. Y la Iglesia estará en la Gloria antes de que caiga la atómica. Eso es correcto, antes de que caiga la atómica.
173Dirán: "¿Qué de aquella primera?" Fue sobre paganos, no Cristianos.
174Ahora fíjense. ¡Oh! El terminó Su obra en la tierra y El se llevó a Su Iglesia, y ahora El envía el juicio. El mundo lo rechazó y El envió Su juicio. El y Su Iglesia se han ido a la Gloria.
175Juan, allí en la Isla de Pat-. . . Patmos, un revelador para la iglesia, ha sido el tipo de la Iglesia la cual es levantada a la Gloria: "¡Sube acá!" Mostrando...Uds. dirán: "¿Representó él a la Iglesia?"
176A todo el que oye esta Palabra, Juan lo representó. ¡Amén! Juan fue representante de la Sangre de Jesucristo, testimonio de la Palabra. El fue un testigo del bautismo del Espíritu Santo, del compañerismo personal con Cristo, y él representó a toda la Iglesia; para que, cada hombre o mujer, niño o niña que haya creído en Cristo y lo haya aceptado en base al mismo fundamento, él será llamado algún día: "¡Sube acá!" Será arrebatado antes de la Tribulación. Recuerden, el tiempo de la Tribulación todavía no ha comenzado.
177Este viene a ser el tiempo del establecimiento del juicio. A Juan se le está mostrando ahora lo que ha de suceder después de la edad de la Iglesia. ¿Ven? Así que, así fue.
178Ahora fíjense de nuevo en el versículo 3, o el 2: "Un Trono establecido en el Cielo, y en el Trono, Uno sentado". Ahora, el mismo Espíritu que estaba en la tierra, había partido y se había ido a la Gloria, y estaba sentado (el mismo Jesús que está con nosotros esta noche), en misericordia, se había ido a la Gloria y estaba sentado en el Trono. Y el aspecto del que estaba sentado en el Trono era como de piedra de jaspe y ... cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda.
179Voy a parar, porque hay otros hermanos que van a predicar. Quizás continúe con esto en la mañana. Y así que, "semejante a la esmeraldas. ¡Oh, hermano! ¡Oh! Hay personas por doquiera, Que en fuego está su corazón (¿No aman eso?), . . fuego que en Pentecostés, Limpió y purificó, Oh, está ardiendo en mi corazón, ¡Gloria a Su Nombre! Es mi gozo el decir que soy de El.
180Juan, llamado y convocado por el Señor Jesús, Dios le prometió allá que él vería la venida del Hijo del Hombre. Pedro, Jacobo, y Juan, y demás estando presentes, cuando Jesús les habló y dijo: "Hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo". El no dijo que "todos" los que estaban allí, sino ,,algunos". Y unos días después de eso ellos fueron, y vieron un ensayo del orden de la resurrección, y la venida del Señor. 181 Elías representó a los santos muertos ... quiero decir Moisés, y siendo resucitados. Elías representó a los trasladados por ... Recuerden, Moisés fue primero, y luego Elías. Elías habría de ser el mensajero del último día, que con él y su grupo vendría la resurrección; vendría la ... pues, vendría el Rapto, quiero decir. Moisés introdujo la resurrección, y Elías introdujo al grupo Raptado. Y, allí, ambos estaban representados allí mismo.
182Y entonces después de un rato ellos se fijaron, y vieron, y Pedro dijo: "Hagamos tres tabernáculos. Que algunos vayan bajo la Ley, y que algunos vayan bajo Elías, y vayamos (algunos de ellos), de esta manera".
183Mientras ellos aún hablaban, una Voz habló y dijo: "Este es Mi Hijo amado, a El oíd". Y cuando ellos miraron, sólo vieron a Jesús, y todo se había reducido a Uno. Oh, y El era la Luz, la Verdad, el Camino, la Puerta, el Arco iris.
184Oh, mañana tenemos una gran lección, si el Señor quiere. Mañana veremos "el juicio"; veremos "la cornalina", veremos lo que representa, qué papel desempeñó. Y veremos el-el-el "jaspe" y veremos las ... todas las diferentes piedras, y estas las veremos por todo Ezequiel, a Génesis, allá en Apocalipsis, descendiendo a la mitad de la Biblia, ligándolo, estas piedras diferentes y colores, y demás. Y entonces nosotros lo traeremos directamente a eso y veremos si eso no es correcto. ¿Ven? Veremos si no es el mismo color y todo, la misma cosa. ¡Y el mismo Espíritu Santo, el mismo Dios, mostrando las mismas señales, las mismas maravillas, haciendo la misma cosa así como El lo prometió!
185El le dijo a Pedro, a Jacobo, y a Juan, y demás parados allí, a todos Sus discípulos, dijo: "Algunos de Uds. no verán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino".
186Le dijo a Juan, dijo ... Pedro dijo: "¿Qué vas a hacer con él? El ... Ese-ese hombre, ¿qué le va a suceder a él?"
187El dijo: "¿Qué a ti si él me ve venir?" ¡Y El le permitió vivir para verlo! Después de que el resto de ellos estaban muertos y habían partido, Juan vivió para ver la Venida del Señor ensayada en poder, toda la escena desde su tiempo hasta que los Juicios terminaron y el Milenio es introducido. Juan lo vio todo, y el Milenio terminar, y la Edad del Reino comenzada. Así que El cumple Su Palabra, ¿no es así? 188 Lo marcaremos en el segundo versículo. Si el Señor quiere, comenzaremos el tercer versículo en la mañana. Inclinemos nuestros rostros.
189¿Cuántos esta noche, en esta iglesia, que saben, mi hermano, que ... hermana, que Uds. van a ser llamados algún día, ya sea que estén listos o no? Ya sea que estén preparados o no, Uds. van a ser llamados para encontrarse con Dios. Esa trompeta va a sonar; y cuando lo haga, sonará para condenación para Uds., donde Uds. nunca volverán a vivir y serán atormentados en un abismo del infierno del diablo quizás por millones de años, o ellos los llamarán a lo Alto para encontrarse con los Santos gloriosos.
190Tan cierto como Dios le cumplió Su Palabra a Pedro, a Jacobo, y a Juan; tan cierto como El se la cumplió a Juan el amado, el revelador; tan cierto como El cumplió Su promesa a través de las edades de la iglesia; es tan cierto que El prometió en estos últimos días que El enviaría en una lluvia tardía y traería de nuevo el mismo Espíritu que estaba sobre la tierra en El, la Luz debería venir en el tiempo del atardecer y mostrar el mismo Poder, las mismas señales, y todo lo que El hizo en Su día El lo mostraría de nuevo en esta "Puerta abierta" en el último día.
191¡Aquí está! Lo tenemos aquí mismo con nosotros ahora, el Espíritu Santo, Jesucristo, el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Uds. están ... Está predicándoles a Uds., está enseñándoles a Uds., está tratando de que Uds. vean qué es correcto e incorrecto. Es el Espíritu Santo mismo hablando a través de labios humanos, operando entre seres humanos, tratando de mostrar misericordia y gracia.
192Y Uds. todavía no lo han recibido a El, y en esta noche de la víspera del Año Nuevo, ¿les gustaría levantar sus manos a Dios y decir: "Dios, permíteme recibir el Poder que estuvo sobre Juan el revelador, que cuando yo sea llamado aparezca delante Ti en paz así como él"? Levanten su mano. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Simplemente por toda la iglesia. Dios les bendiga. "Permíteme estar listo para contestar a mi llamado".
193Nuestro Padre Celestial, a medida que esta víspera del Año Nuevo ... más o menos de aquí a dos horas y habrá terminado, habrá un año nuevo. Lo que hemos hecho este año lo hemos hecho. Muchas cosas que he hecho por las que estoy avergonzado de mí mismo, me arrepiento de ellas, Señor.
194Y hay un montón de cosas que he hecho que muchos de mis hermanos no entendieron. Muchos de mis hermanos allá en el campo no entienden porqué las hice. Pero, Padre, las hice porque fui guiado a hacerlas. Ruego, Padre, que Tú nunca me permitas estar avergonzado de esa guianza. Pero sigue guiándome, Señor, a continuar haciendo como soy guiado a hacerlo. Ayúdame, Dios, porque yo busco sinceramente conocer Tu voluntad, para que pueda hacerla para traer (como Tú me mostraste hace muchos años cuando dejé esta iglesia), el Pan de Vida a la gente del mundo. Y yo vi esa gran montaña de Pan, y Santos con vestiduras blancas viniendo de toda la tierra para comer este Pan de Vida. Oh Dios, permíteme ... Oh, Dios, permite que nunca, nunca falle en alimentar a la gente con el Pan de Vida.
195Bendice estas almas hambrientas que están aquí adentro que levantaron sus manos ahora mismo. Ellos están buscando más de la Vida. Ruego que los llenes con el Espíritu Santo, Señor, a cada uno de ellos. Dios, concédelo. Dales bendiciones. Ayuda a nuestros hermanos, dondequiera.
196Bendice a nuestros hermanos que ministran que están a punto de subir otra vez, ahora en unos cuantos momentos, otros van a estar hablando. Rogamos que ellos nos den el Pan de Vida esta noche, Padre, mientras escuchamos atenta y reverentemente para oír la Voz. Concédelo.
197Bendícenos. Y que este nuevo año amanezca con nuevas esperanzas, trayendo nuevos pensamientos, nuevas revelaciones, nuevo poder, oh, todo. Que sea renovado para nosotros otra vez, Señor, de Tus bendiciones y promesas. Nos encomendamos nosotros mismos, con nuestra oración, en Tus manos. En el Nombre de Jesucristo. Amén. Gracias, mis hermanos y hermanas.