Photo

~ MAS AL PRINCIPIO NO FUE ASI ~
1...?... Gracias, Hermano Moore. Buenos días, hermanos. Verdaderamente estoy contento de estar otra vez aquí esta mañana, y yo no me hubiera perdido esto por nada, de oír la profecía de nuestra hermana, habiendo tenido el privilegio de encontrarme con el Hermano Kidson anoche otra vez, un antiguo asociado, uno de mis primeros asociados en las esferas Pentecostales. El fue el que me trajo aquí a Shreveport la primera vez, creo que fue, el Hermano Kidson, hace años cuando tuve los servicios en el–el viejo tabernáculo. Creo que fue cuando la madre del Hermano Moore fue sanada durante esa ocasión de problemas del estómago, y muchas cosas que el Señor hizo.
2¿Ven Uds.?, el mismo mensaje todavía está continuando. Nosotros no perturbamos esa Prescripción. Sencillamente la dejamos de la manera que es y la tomamos de la manera que está prescrita para nosotros. Yo aprecio a este hermano irlandés (ciertamente tenemos a unos buenos irlandeses), el que cantó: Hay un Bálsamo en Galaad, perfectamente cuadrando con lo de anoche. Este fino corito, David, y el Hermano y la Hermana Moore, Anna Jean, y todos ellos, ¡oh, hermanos!, es una cosa tan maravillosa estar aquí en compañerismo con Uds. otra vez. Estando en el cuarto hace unos cuantos momentos, vino una llamada telefónica de larga distancia, de un hombre que era un ministro en alguna parte, a quien los doctores lo habían desahuciado y no sabían cuál era el problema de él. Cogió el teléfono, y llamó, y de alguna manera, por medio de la oficina en casa, lo pusieron en contacto. Sabían que estaríamos en el tabernáculo en este momento, y justo en el momento que estábamos allí, el Hermano Kidson, y yo, y el Hermano Moore, y algunos otros hermanos (yo no sabía quién era el que estaba allí.)....
3Pero él quería saber cuál era su resultado delante del Señor: ¿iba a morir él? Y el Espíritu Santo en el edificio allí, en la oficina hace unos cuantos momentos, le reveló al hombre tocante a él y todo tocante a él, y quién era él, cómo estaba vestido parado allí, y lo que estaba mal en él, y lo pronunció sano. El casi arrancó el teléfono de la base al saber que el Señor lo sanó. ¡Oh!, ¿no estamos contentos que todavía tenemos al Señor Dios que todavía sabe el fin desde el principio? Y es bueno que hay un Bálsamo en Galaad, y que hay bastante de El. Hay doctores allí y todo lo demás que el Señor ha provisto para nosotros. Así que, ¿por qué iríamos a algo más, cuando Dios tan ricamente nos ha provisto todo gozo que necesitamos, y toda bendición que necesitamos está en la casa de fe con los hijos de Dios?
4¿Por qué nos iríamos, o mejor dicho, nos refrenaríamos de esto e iríamos a fumar para obtener gozo, a beber para obtener gozo? Esas cosas únicamente traen muerte. Eso... Nuestro gozo es el Señor. Así que estoy tan contento de estar disfrutando de eso. Ahora, ¿a qué hora despiden sus servicios? ¿Once y media? [El Hermano Moore responde: “Una y media”–Ed.]. ¡Oh!, eso–eso... Yo... Uds. no me pudieran soportar por tanto tiempo así que yo... Estoy muy contento de ver a este grupo aquí. Y no me prolongaré mucho. Ahora, esta noche a las seis, los hermanos repartirán las tarjetas de oración y vamos a tener la fila de oración regular. Yo predicaré esta noche, si es la voluntad del Señor, sobre algo referente a sanidad Divina, o algo así, porque vamos a dedicar ese servicio esta noche a la sanidad Divina.
5Billy y yo estábamos sentados en el restaurante esta mañana comiendo y nos estábamos fijando, y él dijo: “Papá, ¿puedes tú identificar a los Cristianos cuando los encuentras en todas partes?” Yo dije: “Seguro”. El dijo: “¿Ves a ese hombre y a su esposa entrando allí?” Dijo: “Ellos son Cristianos”. Yo dije: “Sí”. Y justo en unos cuantos minutos alguien más entraba. El dijo: “No son”. Yo dije: “Correcto”. Así que en unos cuantos minutos alguien más entraba, yo dije: “¿Qué de eso?”
6El dijo: “Correcto”. Uno siempre puede identificar a un Cristiano. Muchas, por supuesto, son mujeres sin maquillaje, o lo que esa cosa sea que ellas usan, sin eso, pero lo que quiero decir, es que uno los puede identificar de todas maneras. ¿Ven? Ellos–ellos sencillamente están marcados. Y un Cristiano tiene una atmósfera, porque aunque... él es un hijo y una hija de Dios, él es un creador. Quien haya sido ese hombrecito que estaba enseñando la escuela dominical aquí esta mañana, yo verdaderamente aprecio ese mensaje. El estuvo bien. Me gustó. ¿Es Ud. el hermano? Bueno, aquí mismo. Bueno, está bien. Yo pude saber que Ud. ha de haber sido antes un Bautista debido a la manera que Ud. estaba hablando. Que Ud.... Nosotros... Como que nos pone una marquita allí, pero la sobreviviremos. ¿Ven Uds.? Así que... Ahora, hermanos Bautistas, nosotros estamos unidos uno con el otro. Pero yo pudiera.... 7 Cuando él dijo... lo que él expresó, yo lo anoté en un pedazo de papel, lo revisaré allá en la oficina: “Dos omnipotentes se encontraron”. Eso es verdad. Cuando Dios y un creyente se encuentran, allí están dos omnipotentes. Porque Dios... un hombre es parte de Dios. El es un hijo de Dios. ¿Ven? Y con lo poco que es él, se une con el cuerpo entero. Y Jesús dijo en Marcos 11:22 [el Hermano Branham quiso decir Marcos 11:23–Trad.]: “Si dijere a este monte: ‘Quítate’, y no dudare en su corazón, sino creyere que lo que dice... le será hecho”. ¿Ven? “Creyere que lo que dice...” Y un Cristiano está tan marcado que alrededor de él hay una atmósfera. 8¿Han Uds. alguna vez conocido gente que sencillamente les gusta estar con ella? Uds. han experimentado eso. Y bueno, ellos crean esa atmósfera por la–la vida de ellos, la manera que ellos viven, y las cosas tocante a lo que ellos piensan, y el amor que ellos tienen por Ud. Uds. han oído mi mensaje sobre la–la zarigüeya, Uds. saben, y sobre las abejas tratando de aguijonearme, el toro tratando de matarme, los animales. ¿Ven? Si... Hará... Ud. crea una atmósfera. Y esa es la atmósfera en la que Ud. debe estar para orar por los enfermos. ¿Ven? Es la misma cosa. Es el amor que echa fuera espíritus malos. Yo no diré el nombre. Es uno de los convertidos del Señor que yo guié a El. Era un pagano, y él venía manejando por la...?... carretera en un camión comercial, y–y él vio mi nombre anunciado allí, y él dijo: “¡Eso es fanatismo!” Así que él sencillamente se detuvo allí, fue allá en Canadá, muy allá cerca de Dawson Creek. Esa noche, estaba muy fría. Y Uds. gente de Louisiana se hubieran muerto allá, porque yo estaba como para morirme de frío, y yo ahorita tengo todos los aires acondicionados encendidos por dondequiera, tratando de mantenerme fresco, aquí en este clima caliente. Y yo... [Alguien dice algo–Ed.]. ¿Señor? [Alguien dice: “A mí me gusta”–Ed.]. Le gusta a Ud. Muy bien.
9Así que, entramos... él entró allí, y esa noche, los indios y todos... Así que él vio el discernimiento del Señor, sin saber la Escritura. El se salió y consiguió a un indio anciano en el... un antiguo trampero, y lo trajo. Y no pudimos repartir las tarjetas de oración. Así que él lo tuvo que llevar a la plataforma como él pudo, y finalmente subió a ese indio anciano allá arriba, y él iba a... El conocía a ese indio anciano; él dijo: “Ese hombre tiene gente que lo sigue, a la que él le habla así”. Así que él subió a ese indio anciano a la plataforma. Tan pronto como él llegó allí, el Espíritu Santo le dijo quién era él. Dijo: “Y Ud. vive en un cierto lugar, y Ud. es un trampero. Ud. tiene cinco hijos, tres son muchachos y dos muchachas”. Dijo: “Uno de ellos está sentado allá atrás, y está estudiando para ser un ministro”. Dijo: “Ud. sufre de tuberculosis”. “Correcto”. Y dijo: “El hombre que lo trajo a Ud., es ese hombrecito sentado allí, que se llama Fulano de tal”. Dijo: “El está sospechoso”. ¡Eso hizo la obra! El llegó a ser un siervo del Señor.
10No hace mucho tiempo íbamos juntos cruzando el país, y él me dijo, dijo: “Hermano Branham, sabe Ud., mi esposa no cree en esto”. Y dijo: “Cada noche cuando voy a la iglesia y regreso a casa”, dijo, “¡oh!, ella me empieza a regañar en cuanto llego a la puerta”. Y dijo: “Yo la tomo de la mano (ella es pequeña), y la sostengo, y yo trato de echar fuera de ella ese demonio con todo lo que tengo”. Dijo... Me recuerda de su mensaje esta mañana, señor. Dijo: “Yo trato de echar fuera ese demonio y yo digo: ‘Demonio, ¡sal de mi esposa! Demonio, ¡sal de mi esposa! Cariño, tú estás poseída de un demonio. ¡Sal de ella, demonio!’” “Oh”, yo dije: “Eso está bien, Hermano Fandler, pero Ud.–Ud. lo hace de la manera incorrecta”. Y él dijo: “Bueno, ¿cómo lo hace uno?”
11Yo dije: “Cuando Ud. vaya a casa, cómprele una caja de dulces. Déselos a ella cuando Ud. entre por la puerta. Abrásela”. Yo dije: “De esa manera Ud. echa fuera un demonio”. El amor echa fuera el temor, ¿no es así? El amor.... Amigos, todo el mundo se está muriendo por amor. Esa es una de las grandes cosas que dejamos fuera de nuestra bendición Pentecostal, mucho de ello, es el amor que lo mezcla junto; el cemento que hace que operen perfectamente los dones y todas las cosas de Dios, es el amor del uno para el otro. “En esto conocerán todos que sois Mis discípulos”. Antes que abordemos Su Palabra ahora, inclinemos nuestros rostros sólo un momento.
12Dios Todopoderoso y Omnipotente, te damos gracias esta mañana sobre todas las cosas por Jesús, Tu Hijo, y por Su amor para nosotros, que siendo aún pecadores El murió en lugar nuestro, reconciliándonos de nuevo al compañerismo, de nuevo a ser hijos por medio de Su Sangre. Y pedimos esta mañana, que al salir la Palabra, capture todo corazón, mi corazón también, Señor. Prepáranos para la Venida del Señor, como esta mujercita acaba de profetizar que El ya ha dejado Su Trono y viene en camino. Verdaderamente creemos eso, Señor. Rebeca, dando de beber al camello que la llevaría a encontrarse con su amado, sin embargo ella nunca lo había visto, pero fue amor a primera vista. Te damos gracias, Señor. Nosotros creemos que nosotros... cuando lo veamos a El, será amor cuando sepamos que El fue el que murió y nos redimió.
13Entonces en ese gran campo, en alguna parte entre aquí y la Gloria, cuando lo coronemos a El Rey de reyes y Señor de señores, y los Angeles estén parados con los rostros inclinados sin saber lo que estamos haciendo (Ellos nunca estuvieron perdidos como nosotros estuvimos), y cuando cantemos las alabanzas de que El nos redimió, ¡qué gloriosa hora será! Estamos esperando con expectativa esa hora. Que nuestros corazones estén preparados. Santifica la Palabra que será leída, y que llegue a ser Espíritu y Vida para nosotros, para que podamos corregir nuestras vidas y vivir por El quien murió por nosotros. Pedimos esto en el Nombre de Jesús. Amén. 14 Abran conmigo sólo por unos cuantos minutos. Yo quiero leer una pequeña Escritura aquí para ver si yo puedo sacar de Ello algún contexto en los quince o veinte minutos que siguen. Y yo... Abramos en Mateo el capítulo 19 para leer. Aconteció que cuando Jesús terminó estas palabras, se alejó de Galilea, y fue a las regiones de Judea al otro lado del Jordán. Y le siguieron grandes multitudes, y los sanó allí. Y entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? Y El,... les dijo: “¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará su padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más–no son ya más dos, sino una... por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así. Ahora, yo quiero tomar un tema pequeño esta mañana, o–o un texto, si lo pudiéramos llamar así, del texto: Mas al principio no fue así.
15Ahora, Jesús, cuando El vino aquí a la tierra para hacer Su visita terrenal con el propósito de redimir eso lo cual Dios había preordinado, El encontró maestros en aquellos días enseñando cosas que no eran verdad. Me pregunto si El no encontraría algunas de las mismas cosas sucediendo hoy en día si El viniera, cosas que no eran verdad. Y El les dijo... Y la razón que yo he escogido este texto en particular, Mas al principio no fue así, es porque tendremos que volver al principio para darnos cuenta cuál es la verdad genuina de ello. Todo lo que tenemos en la tierra hoy (no hay nada nuevo), empezó en Génesis. Génesis es el libro del origen de toda semilla.
16Por lo tanto, una vez que Dios hace algo, o hace una decisión, como yo lo he citado con frecuencia, El siempre se queda con Su decisión. Cómo eso debería iluminar nuestra fe. ¿Ven?, cuando Dios dice algo, todo los cielos y la tierra pasarán, pero eso no puede pasar. Por lo tanto eso nos debería dar carácter. Nos debería dar fe para tomar esa Palabra que El ha dicho, y con toda nuestra vida aferrarnos a Ella, porque El no lo puede cambiar; es la Verdad. Ahora, Dios en el principio El hizo todas las cosas. El lo hizo primero en forma de semilla. Era una semilla. Y El dijo en Génesis 1: “Que toda semilla produzca según su género”. Y me pregunto, siendo que los hombres siempre tratan de pervertir lo que Dios ha hecho, porque el hombre en su estado caído, piensa que él puede hacer algo mejor que lo que su Creador hizo en el principio. El siempre está tratando de cambiar algo que Dios hizo, y hacerlo algo que no es.
17Yo estaba hablando de eso recientemente en un sermón titulado: La religión híbrida. Y la ciencia trabajando en el campo de la ciencia, aquellos que reclaman la evolución, han tomado sus propias pruebas científicas y sus evidencias, y contradicen su propia teoría de la evolución, porque todo lo que es híbrido no se puede reproducir. Por lo tanto, si El hizo una cierta semilla, ésa tiene que permanecer así. Si Uds. la cruzan con algo más, ella misma no se puede reproducir. Eso la lleva a su fin, tan pronto que Uds.–que Uds. la cruzan. Un mulo, un mulo nunca podrá producir otro mulo, y que nadie culpe a Dios de alguna vez haber hecho un mulo. El no lo hizo. Eso es lo que el hombre hizo. Es–es un... Me recuerda hoy en día de la naturaleza; cuando Ud. cruza algo, Ud. hecha a perder su naturaleza.
18Cuando Ud. toma un caballo que es un buen caballo purasangre, ese caballo tiene características en él. Es manso; mantiene su cabeza erguida, y Ud. lo puede llamar que venga; él pondrá su cabeza sobre su hombro y relinchará, y–y Ud. lo puede hacer que él... lo inscribe en una exhibición y él casi actúa como un humano. El puede... El tiene grandes características y hay algo tocante a él que es verdadero. Ud. nunca ve a un mulo hacer eso. El sencillamente es–él sencillamente es un animal de trabajo. Para él todo está en las obras y nada de gracia. Me recuerda de mucha gente hoy en día. Uds.... Todos ellos están haciendo obras, y eso es todo. Como el Hermano Jack estaba diciendo esta mañana tocante a las iglesias, que tienen la estructura pero no la... Es como el... Uds. tienen una buena máquina pero no hay vapor en ella. Uds. tienen un dinamo, pero no está funcionando. La cosa principal es el vapor en la máquina. Eso es lo que la iglesia necesita. Tiene la estructura. Ud. tome a un mulo. El... él es–él es la cosa más tonta en el mundo porque él es un híbrido. Y Ud. puede llamar a un mulo que venga y sólo se queda allí parado, y alza esas orejotas, y lo mira a Ud.
19Uds. saben yo–yo espero que esto no suene sacrílego, pero me recuerda de mucha gente hoy en día que tiene una religión de mulo, una religión híbrida. “En nuestra iglesia, nosotros sabemos todo al respecto”. Y Uds. les pueden decir tocante al Bautismo del Espíritu Santo y les puede dar las Fórmulas de Dios, y ellos sólo se quedan parados con sus orejas alzadas, y no reaccionan. Un buen híbrido produce... “Mis ovejas oyen Mi voz”, ellas saben lo que es Verdad, porque a ellas les gusta la comida de oveja. Una semilla híbrida, como el maíz, Uds. ven que se mira hermosa, porque es híbrida. Yo vi en un anuncio el otro día: “maíz híbrido”. Bueno, no es bueno. ¿Saben Uds. lo que está haciendo eso? La hibridación del ganado produce una vaca mejor. La hibridación de las gallinas... Ellos tienen ahora gallinas tan híbridas, a tal grado que las gallinas no tienen piernas ni alas; todo es pechuga. Pero la pobre gallina únicamente puede vivir un año, y luego muere. Prácticamente está muerta cuando nace.
20Así que la gente ha empezado a comer eso, y ahora debido a esas células que son híbridas... La ciencia... La revista Selecciones, escribió un artículo sobre eso recientemente, que en veinte años contando desde ahora si eso continúa, la raza humana cesará. Las mujeres y los hombres están siendo pervertidos. A las mujeres se les están haciendo sus hombros más amplios y sus caderas más estrechas. A los hombres se les están haciendo sus hombros estrechos y sus caderas más amplias. La mujer no podrá tener sus hijos, comiendo una célula que está pervertida. Las gallinas. Y esas gallinas que Uds. comen están tan–están tan flácidas y blandas, la estructura de ellas, al grado que la gente ya no las quiere. Bueno, Uds.... ellos mismos se están matando con sus propias ideas, tratando de pervertir. Fuimos hechos para comer estas células de–de las cosas, exactamente de la manera que Dios las hizo. Y también hay una iglesia híbrida. Es más bonita hoy en día que lo que solía ser, tiene mejores miembros. ¡La iglesia Pentecostal!, ellos tienen edificios más hermosos, asientos más hermosos, predicadores mejores educados y demás, pero ellos han producido hibridación en ella.
21Regresemos a la primera Luz verdadera, la antigua bendición Pentecostal y al poder del Espíritu Santo de nuevo a la iglesia. Ellos lo colocan todo en el predicador hoy en día. No es el predicador. El Espíritu Santo es tanto para el laico como lo es para el predicador. El no tiene toda la religión; ellos lo tienen allá. Y yo–yo soy uno en este día que cree que deberíamos tener de nuevo el Espíritu Santo en la iglesia, en donde podamos tener los dones del Espíritu operando con unción y poder; pero hoy en día encontramos hombres....
22Pues en el principio de las edades de la iglesia (las cuales voy a enseñar la próxima semana en mi tabernáculo, allá donde vivo, y escribir un pequeño comentario de mis propios comentarios sobre ello) si Uds. se fijan, eso empezó los hechos de los Nicolaítas. Después de un tiempo llegó a ser una doctrina. Bueno, lo que es, es que ellos quitaron todo el Espíritu de la congregación e hicieron obispos, superintendentes, papas. Lo pusieron todo en el púlpito, y el púlpito se hizo intelectual. Allí tienen Uds. una iglesia híbrida otra vez (¿ven?), bajo intelectuales. ¡Dios envíanos de nuevo al Espíritu Santo entre el pueblo! Que la unción del Espíritu se mueva entre el pueblo, dando mensajes, y poder, y manifestaciones, si nos tenemos que parar en la esquina de la calle, o meternos en un gallinero, o en un establo en alguna parte. Nosotros no queremos nada de esta religión híbrida, sacada del seminario. Nosotros queremos que venga como un poderoso viento recio soplando de lo alto que llene toda la casa, no sólo a un solo hombre, sino toda la casa en donde ellos están sentados juntos. ¡Perversión! Eso es lo que el hombre hizo en los días de nuestro Señor Jesús; eso es lo que él está tratando de hacer hoy en día: tomar las cosas que son originales y pervertirlas por sus propias ideas, y él mismo se arruine.
23Me gustaría preguntar esto al evolucionista: si Uds. no pueden reproducir maíz híbrido, ¿cómo pueden enseñar evolución? Dios dijo: “Que cada semilla produzca según su género, cada semilla según su género”. Y si Ud. cruza esa semilla, ahí la termina. No puede seguir más adelante. Regresa a su originalidad otra vez. Yo estoy tan contento que creo que Dios plantó una semilla del Espíritu Santo en el Día de Pentecostés. Ellos lo han cruzado con denominaciones, pero después de un tiempo Ella va a regresar a su originalidad otra vez, regresar al verdadero Espíritu Santo, regresar al Mensaje del Evangelio, regresar a Hechos 2 otra vez, regresar a la Fórmula, regresar adonde El la empezó. Se levantará un hombre uno de estos días que estará en contra de estas cosas, y las reprenderá tan duro como pueda. Fíjense. Miren, a lo original, regresen al principio. Jesús les dijo: “Regresen al principio para darse cuenta. Mas al principio no fue así”.
24Bueno, la gente dice: “Yo soy Presbiteriano. Yo soy Metodista. Yo soy Bautista. Yo soy esto. Yo soy eso”. Eso está bien, pero regresemos al principio y veamos en dónde empezó, veamos lo que fue al principio. Esa... De esa manera Dios estableció a Su Iglesia en el Día de Pentecostés, de esa manera debe permanecer para siempre. Si Uds. cruzan algo más con ello, denominaciones y todas estas otras cosas, y rociamiento, y todas estas formas y cosas, Uds. producen una hibridación. Uds. obtienen una iglesia que se mira mejor, pero no tiene Vida en ella. Ella misma no se puede reproducir.
25El avivamiento que salió en los días de Lutero, no se puede reproducir él mismo, porque ellos produjeron una hibridación. Los días de Wesley, no lo pueden reproducir. Díganme de uno de ellos que alguna vez se hayan levantado cuando cayeron. Cuando ellos producen una hibridación en la iglesia, ella retrocede. Allí termina. No se puede reproducir ella misma. Puede traer miembros, hacer una organización, pero no se puede reproducir ella misma. Lo que queremos es algo que se reproduzca, para traer hijos e hijas a Dios. Uds. no lo pueden hacer si proviene de un seminario. Tiene que provenir del Espíritu Santo de Arriba como un Viento poderoso soplando, como lo hizo al principio. La religión híbrida está pervirtiendo cosas, cambiando cosas, los hombres pervirtiendo. Y cuando Jesús vino en Sus días, El dijo: “En vano me honran, enseñando por doctrina mandamientos de hombres”. ¿Qué habían hecho ellos? Ellos habían tomado los mandamientos de Dios y los habían cruzado con sus propias ideas, y eso los hizo retroceder. Y decía: “No harás, y harás esto, y demás”, pero ellos con sus tradiciones invalidaron los mandamientos de Dios, porque ellos produjeron hibridación.
26La gente se pregunta hoy en día cómo suceden estas cosas. “¿Cómo se puede una persona parar y mirar a lo largo de una audiencia, y llamar a un hombre o a una mujer y revelar los pecados y cosas de la iglesia? ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué no lo hacen todas las iglesias?” ¡Ellas son híbridas! Correcto. Unicamente hay una sola Iglesia, y esa no es una denominación. Uds. no pueden denominar la Iglesia de Dios. Hay una sola Iglesia, y un solo Cuerpo. Ese Cuerpo es el Cuerpo místico de Jesucristo aquí en la tierra; y por un solo Espíritu todos somos bautizados en ese solo Cuerpo, si somos Metodistas, o Bautistas, o Católicos, o lo que seamos. No importa de qué denominación sea el hombre, si él está dependiendo en su iglesia para salvación, él está perdido. Si un Católico está dependiendo en la iglesia Católica para que lo salve, él está perdido. Si un Bautista está dependiendo en la iglesia Bautista para que lo salve, él está perdido. Si un Pentecostal está dependiendo en la iglesia Pentecostal para que lo salve, él está perdido. Pero si esos individuos están dependiendo en Dios y en Jesucristo: “Por fe sois salvos, y eso no es por obras sino por gracia”.
27Jesús también encontró maestros en Sus días pervirtiendo cosas, y El les dijo a ellos que al–al principio... Encontramos la misma cosa hoy en día. Ellos dicen: “Oh, sí, la Biblia sí dice que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, pero no creemos que El todavía hace milagros. Creemos que Jesús dijo: ‘Las obras que Yo hago vosotros haréis también’, pero nosotros–nosotros creemos que esas cosas cesaron con los apóstoles”. ¿Ven lo que Uds. están haciendo? Uds. están produciendo una hibridación. Uds. lo están pervirtiendo, diciendo algo que Dios no dice. La Biblia dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos”. Yo creo que eso es la Verdad. Yo no creo que deberíamos entrometernos con eso ni una pizca, sino decirlo como está allí. Si Uds. no tienen fe para seguir con eso, no sean un obstáculo para alguien más que sí tiene fe para seguir.
28Yo siempre he dicho que quisiera tener fe como Enoc para caminar hacia el Hogar con Dios sin morir, pero si yo no tengo esa clase de fe, ciertamente yo no me quiero parar en el camino de alguien que sí tiene esa fe para caminar. Yo lo dejaré que siga caminando. Seguro. Y pediré que Dios me dé gracia y poder para seguir caminando. Seguro. Jesús encontró a la iglesia, cuando El vino, confiando en la iglesia para la salvación. Esa es la misma cosa que El–El encuentra hoy en día cuando El ha venido en la forma del Espíritu Santo en estos últimos días. El encuentra a la gente confiando en la iglesia para la salvación. ¿Qué obtuvo la gente en los días de Jesús, cuando ella vino confiando en la iglesia para la salvación? Ella obtuvo un montón de credos, dogmas hechos por el hombre, pervirtiendo la Palabra de Dios de vuelta a un credo.
29Esa es la misma cosa que tenemos hoy en día. Cuando el Espíritu Santo está aquí, la Persona del Espíritu Santo, recorriendo, buscando a la Novia de Cristo, ¿qué obtenemos? ¿Qué encuentra El? Gente aceptando credos para la salvación en lugar de regresar a lo original para eso. Uds. tienen un–un libro de oración, o alguna clase de libro de texto de alguna clase que dice: “Nosotros, Fulanos de tal, creemos esto y eso”. ¿Por qué toman un libro de texto en su lugar? La Biblia de Dios es el Libro de texto. ¡Regresen al principio! Uds. adoptan un apretón de manos en lugar del Bautismo. Uds. adoptan el rociamiento en lugar del bautismo en agua. Uds. adoptan formas y credos y demás, en lugar de tomar la Formula de la manera que Dios la escribió. Esa es la razón que tenemos una iglesia híbrida, muerta, hoy en día, porque ya no se puede reproducir más. Una Luterana puede producir otra vez una Luterana. Una Bautista puede producir otra vez una Bautista. Una Presbiteriana puede producir otra vez una Presbiteriana. Pero Dios lo hace un Santo cuando El entra, el Espíritu Santo original, la bendición de Pentecostés.
30Ellos estaban esperando que la iglesia les diera salvación. Entonces ellos se dieron cuenta que ni siquiera reconocieron la mera raíz de su salvación cuando El vino, porque ellos eran híbridos. Ellos lo miraron a El como un montón de mulos. “¿Eh? ¿Quién eres Tú? ¡Tú eres un bastardo!”, como un viejo burro rebuznando en alguna parte, Uds. saben, allá diciendo: “Los días de los milagros han pasado. Moisés hizo esto y lo otro, pero, ¿quién es este tipo? El no pertenece a ninguna de nuestras organizaciones. ¡Ah!, es telepatía. Eso es todo. El es Beelzebú, el diablo”. Esa misma cosa ha sucedido otra vez. Ellos no conocen a Cristo en el poder de Su resurrección. Ellos lo conocen a El por medio de un credo pero no en el poder de Su resurrección. Cristo vive en la persona. Y si nosotros hoy día oyéramos a la gente decir las cosas que ella dice, Jesús sencillamente diría: “Mas al principio no fue así”. Bueno, él diría: “Señor, yo fui rociado en la santa iglesia tal y tal”. El diría: “Mas al principio no fue así”. “Bueno, yo le dí un apretón de manos al predicador e hice mi profesión de fe”. “Mas al principio no fue así”.
31Ellos al principio esperaron hasta que el Poder vino de lo alto, un poderoso Viento soplando que cambió todo el curso de su vida, y los puso en fuego con Algo que evangelizó al mundo. ¿Cómo lo podemos hacer nosotros por medio de leer, de escribir, y de aritmética? Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio”, no enseñad a leer, a escribir y aritmética. “Predicad el Evangelio”. ¿Qué es el Evangelio? El Evangelio es poder y demostraciones del Espíritu Santo. Sigan las siguientes palabras: “Y estas señales seguirán a los que creen”.
32¿Cómo le van Uds. a enseñar a un hombre a hablar en lenguas? ¿Cómo le van Uds. a enseñar a un hombre a echar fuera demonios con poder? ¿Cómo le van Uds. a enseñar a un hombre a hacer estas señales que Jesús dijo que él haría? ¿Cómo le van Uds. a enseñar a un hombre a poder pararse en la plataforma y... o en alguna parte, y predecir cosas que vienen y cosas que han sido y que serán? ¿Cómo le van Uds. a enseñar a él? ¡Uds. no pueden! Es un don de Dios. Cuando nos alejamos de eso, entramos en una condición híbrida. Nos regresamos a... Necesitamos regresar al principio, toda semilla. Me pregunto. Me gustaría que la ciencia contestara ésta: si hay tal cosa como evolución, y ellos reclaman que podrá venir de alguna otra manera, ¿por qué no se levanta algo más elevado que un hombre? No tenemos alguna especie más elevada que un hombre, porque él es hecho a la imagen de Dios. Nada se puede elevar más allá de su Creador. Me gustaría que contestaran ésa. No lo pueden hacer. ¿Por qué? Es la especie más elevada.
33¿Por qué no podemos producir algo con nuestras éticas, y educación, y nuestros grandes seminarios, que supere a lo que ellos tuvieron en Pentecostés? Uds. no lo pueden hacer, porque esa es la manera que Dios lo hace. Nada vendrá que–que estremecerá de emoción el corazón de la gente, que producirá estas señales. Uds. nunca educarán a la gente para entrar en Ello. Uds. nunca serán capaces de enseñarlo para entrar en Ello. Ellos tienen que nacer para entrar en Ello. Así que nuestras denominaciones son híbridas. Necesitamos el Espíritu Santo, el Cuerpo místico de Cristo siendo formado en la tierra. De esa manera era al principio. El mismo se reproduce y regresa al principio.
34Después de todos estos años de denominaciones, finalmente, Dios ha regresado a Su Iglesia al Espíritu Santo otra vez, reproduciéndola. Yo estoy contento de estar en Ella. Que las viejas semillas y la carnalidad se mueran; lleguen a ser una nueva criatura en Cristo Jesús. Estamos sentados juntos hoy en día en lugares Celestiales en Cristo Jesús; el Espíritu Santo sacando dudas al reproducirse (¡oh, yo estoy tan contento por eso!), sacando dudas al reproducirse, sacando ismos al reproducirse, reproduciendo hijos de Dios; no reproduciendo mulos, no cruzándolos, sino reproduciendo de Sí mismo hijos e hijas de Dios que no miran la Palabra y levantan sus orejas y dicen: “Bueno, mi madre era Presbiteriana Eso está bien, pero necesitamos que nos haga hijos e hijas de Dios, sacando al reproducirse, la incredulidad, y los credos, y cosas, y regresándonos de nuevo a los hijos originales de Dios por el Espíritu Santo. ¡Exactamente correcto! La Iglesia está en el proceso de hacer eso hoy en día.
35Entonces, la gente hoy en día, como en el pasado, ella cruza a la iglesia con organizaciones, con credos, y confunde las mentes de la gente, y luego dice: “¿Dónde está Dios? ¿Dónde está el Dios del Antiguo Testamento? ¿Dónde está el Señor Jesús que prometió estas cosas?” Eso fue con lo que Billy Graham fue confrontado no hace mucho tiempo, ¿ven?, por un mahometano: “¿Dónde está ese Dios del que tú hablas? Tú dijiste que El sanó a los enfermos. Yo tomaré treinta, y tú toma treinta, y veamos qué podemos hacer al respecto”. ¡Oh!, lo que necesitamos hoy en día son hombres valerosos, llenos con el Espíritu Santo para retarlo sobre ello. Correcto. Dios todavía es... El Dios que estuvo con Elías en el monte Carmelo, El todavía es el mismo Dios hoy en día.
36Nosotros necesitamos una religión reproducida por el Espíritu Santo, un poder del Espíritu Santo. ¿Dónde está Dios? Dios está en Su Iglesia. Dios está en Su Palabra. Dios está en Su pueblo. Dios está en Su universo. El está en todas partes, pero nosotros no lo podemos cruzar a El con algo, porque El no se cruzará con nada. El es Dios y solo Dios. Uds. no lo pueden cruzar a El con cinco o seis diferentes cosas, y–y con cuatro o cinco diferentes dioses. El es Dios y solo Dios. El no caerá en hibridez. ¡El es Dios! Uds. no pueden hacer intercesiones de santos y decir: “Este santo hizo esto, y ese santo hizo eso”. No hay tal cosa. Hay un solo Mediador entre Dios y los hombres y ese es Cristo Jesús, el único Mediador. ¿Qué es lo que le pasa a la iglesia entonces? Si El estuviera aquí en la tierra, lo cual El está... Y nosotros encontramos a la iglesia hoy en día en la misma condición que El la encontró, enseñando por doctrina los mandamientos de hombres. El dijo: “Mas al principio no fue así”. Ahora, nos damos cuenta que es como era al principio.
37Me recuerda de un día cuando el... José y María habían estado en la fiesta, y ellos habían emprendido su camino de regreso, y llevaban tres días de viaje, y se dieron cuenta que les faltaba el Señor Jesús. Ellos no sabían en dónde estaba El. Ahora, fueron tres días que pasaron sin saber en dónde estaba El, y al darse cuenta, ellos lo empezaron a buscar. La iglesia casi ha viajado dos mil años y no sabe en dónde está El. ¡Hablando tocante a los tres días de ellos! “Oh”, ellos sólo dijeron: “Quizás El esté allá entre nuestros parientes, en alguna parte”. Eso es lo que la iglesia ha estado pensando. “¡Oh!, El está allí por alguna parte. Si El no está con nosotros los Bautistas, El estará con los Metodistas, y El... Oh, El está allí en alguna parte. El está con alguno de nuestros parientes. Uds. saben, muy allá en el pasado nuestros–nuestros antecesores Metodistas lo tenían, y nuestros antecesores Luteranos...” ¡No lo tomen de esa manera, tan ligeramente! ¡Encontrémoslo a El! ¿Dónde está el Dios de la Biblia? ¿Dónde está el Dios que hizo estas promesas? ¿Quién es El? ¿Cuál es Su Nombre? ¿Por qué no podemos hacer las mismas cosas que ellos hicieron allá en el pasado, si se nos prometió? ¿Por qué no es lo mismo?
38No hace mucho tiempo yo estaba cazando ardillas. Yo ajusto la mira telescópica de mi rifle a cincuenta yardas [45.5 m.–Trad.]. Si yo no le puedo dar en el ojo de la ardilla, la dejo en paz. Si estoy a treinta yardas [27.3 m.– Trad.] de ella, retrocedo hasta las cincuenta, para estar seguro que la mato. Y la mira de mi rifle se salió de ajuste, y lo envié a la Compañía Winchester, un rifle barato; y ellos me respondieron por carta, dijeron: “Reverendo Branham: este rifle hará–hará uno orificio de “un grupo” [“un grupo”, equivale a tres balas disparadas al blanco–Trad.] con un diámetro de una pulgada [2.5 cm.– Trad.], a veinticinco yardas [22.75 m.–Trad.]. De un modelo setenta y cinco, Winchester, eso es todo lo Ud. obtendrá de él”. Yo sabía que no era así. Yo había estado allá en el campo oficial de tiro al blanco, y estando a cincuenta yardas de lejos [45.50m.–Trad.], e hice un orificio de ocho tachuelas con él una tras otra, y sabía que ellos estaban mal. ¿Ven? Y allí estaba yo. Yo había hecho todo: le aflojé los tornillos y los apreté (porque una “vibración de cinco milésimas” aquí, lo sacaría del blanco una pulgada [2.5cm.–Trad.] a cincuenta yardas [45.50m.–Trad.]), y yo le puse fibra de vidrio para que el cañón descansara sobre ella, e hice todo lo que podía hacer. Y yo sabía que con el mismo rifle... Gene Goad sentado aquí, mi amigo, sabe que el otro día yo puse ocho, nueve tachuelas, nueve balas en el mismo orificio con ese rifle; pero la compañía que lo fabricó dijo que el rifle–el rifle únicamente dispararía un grupo (eso es un grupo, Uds. saben, de disparos), con un diámetro de una pulgada [2.5cm.–Trad.] a veinticinco yardas [22.75m.– Trad.], y este estaba atravesando tachuelas a cincuenta yardas.
39Yo estaba sentado debajo del árbol, y allá estaba el Hermano Woods y el resto de ellos allá disparándole a las ardillas, pegándoles en cualquier parte que ellos querían (en la espalda, enfrente, por todas partes; no les interesaba, sólo con que ellos mataran la ardilla), disfrutando de un gran momento; y yo estaba sentado debajo de un árbol. Yo empecé a llorar, y dije: “Señor, ¿por qué me hiciste un puñado de nervios? ¿Por qué me hiciste así? ¿Por qué no puedo ir allá y disfrutar la cacería como ellos lo hacen, sino que tengo que tener este rifle en una condición excelente?” Yo esperé allí como por una media hora, y me postré de rostro, y empecé a llorar. El Espíritu Santo vino a mí, y dijo: “Yo te hice de esa manera para un propósito. Eso es para un propósito. Cuando uno dice una cosa y no pega en el centro del blanco de esa manera, tú no lo puedes tolerar a menos que esté apuntado en el mero centro del blanco. Tiene que estar exacto en el blanco o no está correcto”. Yo dije: “Entiendo, Señor”. ¿Ven?
40Sencillamente la iglesia de denominación no me satisface. Si las Escrituras dicen una cosa, y la iglesia enseña otra, eso no funciona. Si Jesucristo vivió en los apóstoles, e hizo las señales como cuando El estuvo aquí en la tierra, lo hará otra vez si lo apuntamos en el mero centro del blanco. Lo tenemos que apuntar en el mero centro del blanco. A mí no me importa lo que la iglesia diga, que haga “un grupo” de esto o eso y, ¡oh!, Padre, Hijo, Espíritu Santo, y todas estas otras clases de cosas y todos esos credos y cosas, y que de cualquier manera, está correcto. ¡Para mí no está correcto! Si los apóstoles le pegaron a la marca exacto en el blanco, nosotros también le podemos pegar exacto en el blanco, si lo apuntamos al mero centro del blanco con la Palabra de Dios. Que nuestra experiencia, apunte al mero centro del blanco de Su Palabra. Ellos lo hicieron. Si ellos lo hicieron, ¿por qué nosotros no lo podemos hacer? Si apuntamos al mero centro del blanco, hará la misma cosa. Oh, la iglesia dice: “Mientras le esté pegando, mientras uno se una a la iglesia, estreche manos con el pastor, y ponga su nombre en el libro, y recite este credo, este credo de los apóstoles, ¿qué importa?” ¡Importa mucho!
41El Espíritu Santo lo hace que Ud. apunte en el mero centro del blanco de la Palabra de Dios. Jesús... Ellos esperaban que El estuviera con Sus parientes. De esa manera nosotros hemos esperado. “Oh, El está con... El estaba con Martín Lutero. El estaba con Juan Wesley, Juan Smith, Calvino, y Alejandro Campbell, o algunos de ellos. El estaba con ellos”. ¡Eso no funcionará! ¿Está El con nosotros? Así que, un día ellos empezaron a buscar por todas partes. ¿Saben Uds. en dónde lo encontraron? No con sus parientes, no con su organización, no con su denominación, no con aquellos que esperaban que El iba a estar. Eso es lo que nosotros hemos estado haciendo.
42Hemos estado tratando de tener un avivamiento. Billy Graham ha recorrido el país, Jack Schuller, y oh, muchos otros; trataron de tener un avivamiento. ¿Cómo lo están haciendo? Basado en intelectuales; reuniendo a todos los Bautistas, reuniendo a todos los Metodistas, reuniendo a los Presbiterianos, reuniéndolos, formando organizaciones, haciéndolos líderes, dándoles pláticas, y excitándolos, y demás de esa manera, para estrechar manos, y estar bien. Eso–eso está bien. Como el hombre de color comiendo la sandía: él se comió una tajada de ella, y le dijo: “¿Qué te pareció, amigo?” Dijo: “¡Está muy buena!, pero, ¿hay más?”
43De esa manera es hoy en día. Reunir a la gente y estrechar manos, está bien, pero ¡hay más de ello! ¡Amén! ¡Hay más que eso! No importa cuántos intelectuales reunamos, cómo lo hagamos, la Vida no está allí. Tenemos que regresar adonde dejamos a Cristo. Marta, o mejor dicho, María y–y José se regresaron adonde ellos lo dejaron. ¿En dónde lo dejaron? En la Fiesta de Pentecostés. No en la iglesia Luterana, no en la iglesia Metodista, no en el fundamento en–en Inglaterra, no en Calvino, Knox, Finney. Esos hombres estuvieron bien. Nunca lo dejamos al principio de nuestras organizaciones. Lo dejamos en la Fiesta de Pentecostés. Allí es adonde la iglesia tiene que regresar otra vez. Allí es en donde Uds. lo encontrarán a El. No en la iglesia de Uds., no en la organización de Uds., no en la religión de su madre, no en la religión de su papá; Uds. lo encontrarán a El en la Fiesta de Pentecostés.
44Yo sé que Uds. piensan que estoy loco. Quizás yo actúo de esa manera, pero me siento diferente. ¡Mire, hermano! ¡Regresen a Pentecostés! Nos hemos alejado mucho ahora. Hemos tomado a Pentecostés y lo hemos organizado, y lo hemos organizado, y lo hemos organizado, y lo hemos organizado, hicimos esta denominación, discutimos sobre esto, eso y lo otro. Unirnos de manos está bien, pero eso no es suficiente. ¡Regresemos a lo original! ¡Regresemos al principio! ¡Regresemos adonde lo dejamos! ¡Amén! ¡Oiganme, yo hablo en el Nombre del Señor!: ¡regresen al principio! Ud. dice: “Yo soy Metodista”. “Mas al principio no fue así”. “Yo fui rociado”. “Mas al principio no fue así”. “Yo soy Bautista”. “Mas al principio no fue así”. “Yo soy Presbiteriano”. “Mas al principio no fue así”.
45Al principio fue Pentecostés; no una organización, sino una experiencia de Pentecostés que trajo la Semilla de Dios por el Espíritu Santo, hizo a hombres y a mujeres hablar en lenguas y tambalearse como hombres ebrios, el Espíritu operando en la Iglesia, mostrando señales y prodigios. “Mas al principio no fue así”. Ud. dice: “Bueno, yo pertenezco a la gran iglesia santa”. “Mas al principio no fue así”. “Yo pertenezco a la romana santa”. Yo... “Mas al principio no fue así”. [Porción sin grabar en la cinta–Ed.]... Si alguna vez produce otro pámpano, será un pámpano de Pentecostés. Tendrá los mismos frutos, las mismas señales, los mismos prodigios que el primer pámpano produjo. Ud. dice: “Yo soy Luterano”. “Mas al principio no fue así”. Ud. está injertado y está viviendo del Nombre del Señor Jesús cuando Ud. no está produciendo ese fruto. Las señales de los creyentes no lo siguen a Ud. “Estas señales seguirán a los que creen”. “Y ellos saliendo predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la Palabra con las señales que la seguían. Si nosotros tenemos algo diferente que eso, “mas al principio no fue así”. De la manera que ellos recibieron el Espíritu Santo al principio, de esa manera lo recibimos hoy en día.
46Ud. dice: “Bueno, yo no–yo no sé. Yo recibí... Yo creo que quizás cuando yo creí, recibí el Espíritu Santo”. “Mas al principio no fue así”. Ellos creyeron y luego recibieron el Espíritu Santo. Pablo dijo en Hechos 19 a aquellos Bautistas allá que tenían por predicador a ese abogado convertido, a Apolos, él les dijo: “¿Recibisteis el Espíritu Santo desde que creísteis?” Cuando Ud. dice que lo recibió cuando creyó, entonces “mas al principio no fue así”. Ud. dice: “Yo he sido rociado y digo....” “Mas al principio no fue así”. “Yo me uní....” “Mas al principio no fue así”. Nunca se unieron a ninguna iglesia al principio; ellos nacieron dentro de la Iglesia al principio. Y si eso... Correcto. Ud. nace en Ella.
47Y si esta Vid alguna vez produce otro pámpano, será igual que el pámpano... Si la Vid alguna vez produce otro pámpano, será de la misma clase de pámpano de la cual se escribió en Hechos. Tendrá la misma doctrina, tendrá el mismo poder, mostrará las mismas señales, porque esa es la clase de Iglesia que ellos tenían al principio. Paremos de cruzarnos nosotros mismos. Regresemos a la Palabra, como era al principio. ¿Les gusta eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Yo vivo en eso. Hablémosle a El ahora, quien escribió eso, mientras inclinamos nuestros rostros. ¿Hay algunos aquí esta mañana que sienten como que han sido cruzados en alguna parte, y a Uds. les gustaría que el Espíritu Santo entrara esta mañana por medio de un nacimiento?
48Y la hibridez era una cosa tan horrible en el Antiguo Testamento. El dijo: “Un hijo bastardo no entrará en la congregación de Jehová por diez generaciones”. No había nada que lo sacara de la hibridez, únicamente estaba en ese pecado. ¡Piénsenlo! Diez generaciones, cuatrocientos años, antes que un hijo ilegítimo pudiera entrar en el Reino de Dios. No había suero para que se encargara de él. El lo tenía que sacar reproduciéndolo a través de la familia. Cuatrocientos años antes que un hijo ilegítimo pudiera entrar a la congregación del Señor. Pero hoy en día, desde que la Sangre de Jesucristo ha sido derramada, y si Ud. ha sido cruzado con toda clase de ideas diferentes, el Espíritu Santo está aquí en esta mañana para regresarlo reproduciéndolo a lo original, regresarlo a Pentecostés, regresarlo reproduciéndolo. Y estamos sentados juntamente esta mañana en lugares Celestiales en Cristo Jesús, permitiendo al Espíritu Santo... [Porción sin grabar en la cinta–Ed.]....?... obra de circuncisión. ¿Qué es circuncidar? Cortar todo lo híbrido, lo que sobra, las cosas del mundo, las cosas de la edad de la iglesia, regresándonos a Pentecostés, como fue al principio.
49¿Les gustaría recibir esta experiencia y desearían que se orara para que Uds. la reciban y regresen al principio y tengan la mismísima Vida de Cristo viviendo en Uds., produciendo las señales que El hizo cuando El estuvo aquí en la tierra? ¿Levantarían sus manos para que se ore, antes que oremos? Dios los bendiga. Dios los bendiga. Hay manos por todas partes. Bondadoso Señor, te damos gracias esta mañana por Tu Palabra. Es cortante. Es verdad. Pero es una–una espada, y una espada que corrige es cortante, y es poderosa. Es un discernidor de los pensamientos y de las intenciones del corazón. Y te damos gracias esta mañana por Tu Palabra, aunque corte, circuncide. Esa es la razón que Ella es una espada. Es para que nos circuncide de todas las cosas del mundo y para regresarnos al compañerismo Contigo, como hijos e hijas de Dios sentados en lugares Celestiales en Cristo Jesús.
50Dios lo ordenó antes de la fundación del mundo que fuésemos santos y sin mancha delante de El, viviendo en santidad en las esferas de pureza, profesando que somos peregrinos en esta tierra, somos extranjeros. No pertenecemos aquí. Nuestra herencia es de Arriba. Estamos buscando esa Ciudad venidera cuyo Arquitecto y Constructor es Dios. Oímos de Ella diariamente, y cada hora, mientras las bendiciones del Espíritu Santo nos bañan mientras estamos sentados juntamente enseñando, y alabándote. Pedimos ahora por esas manos que fueron levantadas. Dios, esta es la hora de sinceridad. Es la hora cuando los hombres miran en la tierra y el temor cae sobre ellos por las cosas que están por venir. Ellos no quieren algo que sólo es pasajero. Ellos quieren algo sólido. Ellos quieren algo que es real. Y Padre, cuando ellos ven sus vidas, que han sido injertadas, que no están produciendo los frutos, las señales de la primera Vid no están en ellos, ellos han levantado sus manos: “Señor, quita esto, y permíteme venir por medio del verdadero Pámpano”.
51Dios, te pido esta mañana que el Espíritu Santo los regrese reproduciéndolos, los regrese reproduciéndolos quitándoles todas sus dudas que Jesús sana, las dudas que el Espíritu Santo sólo es un fanatismo emocional, como la gente dice que es; y permite que todas las dudas desaparezcan y que sepan que es el bendito Señor Jesús en nuestra presencia. El mismo se está probando. Y abre los ojos de la gente. No les permitas vivir como ellos vivieron en los días de–de los apóstoles, en los días de los profetas. Casi ningún profeta fue reconocido por ninguno hasta después de su muerte. Jesús no fue reconocido, muchos de los santos después de eso nunca fueron reconocidos. El mensaje pasa, y ellos fallan en verlo. Esta Iglesia será raptada uno de estos días y llevada, y entonces ellos gritarán: “¡Dame del Aceite!” Pero no habrá más para comprar en ese entonces. Que ellos no fallen en verlo esta mañana, Señor, sino que en humildad, que ellos te busquen con todo su corazón.
52Ahora Padre, yo no te puedo llevar a ellos ni a ellos a Ti. Yo únicamente puedo hablar lo que Tú has dicho y el plan que Tú dijiste. “El que oye Mi Palabra y cree al que me envió, tiene Vida Eterna”. Te pido, Dios, que toda persona aquí sin el Espíritu Santo regrese al principio esta mañana. No... No tiene que dejar su iglesia, sino sólo regresar al principio y ser injertado, o mejor dicho, no injertado, sino nacido en Ella. Una vid injertada que es a través de una denominación, nunca permanecerá. Te pido que ellos nazcan del Espíritu en la Vid, como fue al principio. Yo los encomiendo a Ti, Padre. Te pido que Tú los bendigas durante todo este día. Ayúdanos. Santifica nuestros pensamientos y corazones. Y en esta noche cuando se lleve a cabo el servicio de oración para los enfermos, que haya poder indecible en nuestros medios. Que haya corazones que sean purificados por el Espíritu Santo, que todas las dudas y las confusiones se vayan. Jesucristo vive, y El está con nosotros ahora. Concédelo, Señor.
53Bendice esta iglesia. Bendice al Hermano Jack, a la Hermana Moore, y–y a Anna Jean, y a Don, y a todos los que están asociados aquí, al Hermano Lyle, al Hermano Brown, y a tantos de ellos, Padre, que yo no los pudiera nombrar. Todo ministro, al Hermano Kidson, y a todos los otros ministros aquí. Al Hermano Bootlayer, y a tantos de ellos que–que ni siquiera conocemos. Señor, enciende nuestras almas en fuego. Dios, que regresemos rápidamente. Estamos hablando al respecto, pero el hablar no funcionará. ¡Regresemos! “Aquel que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado”. Es incredulidad. El pecado es incredulidad. Nosotros no lo creemos si lo hablamos y no regresamos. Regresemos al principio. Recoge el Mensaje, Señor, y arrójalo al pueblo. Que vean al Espíritu Santo operar otra vez como El operó en el Día de Pentecostés. Oye mi oración por ellos, Padre, en el Nombre de Jesús te pido. Amén. Dios los bendiga a Uds. y a su pastor.