Photo

~ CONDEMNACION POR REPRESENTACION ~
1Gracias, Hermano Orman. Muy bien. Muy bien. Es muy agradable el estar aquí en la iglesia otra vez esta mañana, y tener este momento de compañerismo alrededor de estos grandes temas de Dios. Y miren, nosotros nunca estamos de prisa aquí en el tabernáculo, Uds. saben. Nosotros como que tomamos nuestro tiempo, y algunas veces se pone un poquito pesado para aquellos quienes están parados. Y como puedan, o como posiblemente puedan, cambien lugares de vez en cuando, y den... Si alguien, los niños, quisieran venir al frente, aquí un poquito más cerca, creo que podemos acomodar a unos cuantos más.
2Y aquí hay dos asientos extras, tres, como cuatro, aquí en la plataforma, si alguien de atrás quisiera venir aquí arriba y estar cómodo. O, si alguien es un poquito tímido, siendo que es su primera ocasión aquí en la iglesia, que algunos de los ancianos vengan aquí al frente y se sienten; tendríamos mucho gusto que estén aquí al frente, para que así le den un asiento a alguien más. Algunos de los diáconos, o–o algún ministro, o alguien así, que viniera aquí arriba, pudiera ser una oportunidad para que le den un–un asiento a alguien más que está parado. Y alguna de la gente todavía están viniendo, tratando de entrar en el lote, en la parte de atrás. Ellos miran el pasillo atestado, y entonces se van y se lo pierden.
3Ahora, aquí hay un asiento extra al frente, creo yo. ¿Es correcto eso, jovencita? Aquí hay un asiento, aquí al frente, aquí mismo. Y veo al Hermano Woods levantándose. Hay dos más aquí al frente. Continúen viniendo en esta dirección. Y hay dos más, aquí arriba. Si alguien quiere venir aquí al frente, aquí hay uno, dos, tres, tres asientos aquí, posiblemente cuatro, en la plataforma. Y si Uds. vienen aquí arriba, entonces eso dejará algunos asientos disponibles en la parte de atrás.
4Pues, muchas veces, la gente entra después que el servicio ha empezado. Ellos miran para todos los lados, allí en la puerta, y luego se salen otra vez. Y ellos se pierden los servicios.
5Aquí hay uno, uno allí en el mero centro. Sí. Uno, dos, tres, cuatro, cinco. Son ahora cinco asientos vacíos, aquí al frente. Vengan Uds. al frente; siéntanse bienvenidos y en casa. El Señor lo bendiga, Hermano George. Me da gusto verlo otra vez esta mañana. Mientras el... Eso está muy bien.
6Hermana, mire, Ud.... La damita, si ella... Ahí hay uno allá para ella. Ahí, cariñito. Vaya allá donde está parado ese hombre, en el... Allí. Sí.
7Está bien. Si todos están sentados cómodamente, entonces se sienten mejor. Ellos sienten como que uno puede... Yo sé que no es muy cómodo aquí adentro, pero queremos que Uds. estén lo–lo más cómodo que los podamos tener.
8Ahora, estamos en expectativa de la reunión venidera, anticipando grandes bendiciones en el futuro, esta próxima reunión de profecía.
9Ahora, esta mañana, yo le dije a los hermanos que iba a orar por los enfermos. Y esta va a ser la última oportunidad que tendré ahora de orar por los enfermos, en la iglesia, hasta después de la reunión. Durante el tiempo de la reunión, la queremos mantener en la línea profética, si nos es posible. Luego, después de eso, creo que quizás–quizás antes de Navidad, me gustaría quizás tener otra reunioncita de dos noches sobre Daniel, aquí en la iglesia; porque quizás al principio del año saldré otra vez, y yo sé que no nos queda mucho tiempo.
10Así que, ahora, si algunos de Uds. van a venir y quieren reservaciones en moteles y demás, ya tenemos eso arreglado ahora, podemos conseguir reservaciones.
11Y el Sr. Morris, el cual fue sanado de cáncer de la garganta... El era un acróbata. Entró a la familia del Doctor Adair, mi amigo aquí en la ciudad, por matrimonio. Y lo habían operado de cáncer de la garganta, y él se estaba muriendo. Y el Señor me dirigió a su casa, hace seis, siete años, en dónde él estaba acostado en la casa de su hermana, muriéndose de cáncer de la garganta. Y me lo encontré aquí en la peluquería el otro día, testificando. Dijo: “¡Yo ni siquiera podía tragar!” Y él dijo: “En cinco minutos, después que se oró por mí, yo comí mi cena”. Y dijo que nunca ha tenido trazas de cáncer desde entonces.
12El administra el Motel Wayfarer. Y dijo: “Billy, oí que vas a tener una reunión próximamente. Y cualquiera de tu gente que llame aquí, les voy a dar el precio más barato”. El obtuvo un motel nuevo aquí. “Les voy a dar precios para familia, y–y demás”. Y tomé algunas de sus tarjetas, y están en la oficina, y demás. Y nos podemos poner en contacto, y obtener otros lugares en donde nosotros... después que esas reservaciones se ocupen, en donde podemos obtener los mejores precios, las mejores acomodaciones, para proporcionar lo que ellos, sus amigos, piensen que es lo mejor.
13Muchos de Uds., por supuesto, probablemente hospedarán a algunos de ellos en su propia casa. Y eso está muy bien, si Uds. pueden atender a alguien. Es–es más cómodo, como en casa, Uds. saben, cuando uno puede hospedar Cristianos, y tener compañerismo. Y luego Uds. pueden estudiar las Escrituras juntos.
14Yo quiero que cada uno de Uds. traiga su libro, traiga su lápiz. Porque vamos a dar tiempos, fechas, Escrituras, en las Siete Edades de la Iglesia, las Edades de la Iglesia, las últimas Siete Edades de la Iglesia y cómo están llegando a su culminación. Y es un Mensaje profético, que... Después de eso... Primero, yo lo predico, luego pasa a la cinta, a la cinta magnetofónica; de allí, a discos; y luego se–se saca de allí por medio de taquigrafía, y luego se escribe a máquina para hacer un libro. Y los libros van a ser un comentario sobre las– las Siete Edades de la Iglesia.
15Y si yo no pensara que fuera esencial, y si yo no pensara que fuera sumamente necesario, yo ciertamente no le quitaría el tiempo a la gente predicándolo. Pero yo creo que pueda que sea la última vez que lo recibamos, especialmente proveniente de esta iglesia. Así que, ahora estemos orando fervientemente al respecto, muy fervientemente.
16Ahora, la próxima semana, tengo que ir a Louisiana, Uds. saben, para la reunión allá. Y estaré en Shreveport, Louisiana, del 24 al 27, en Shreveport, Louisiana, con el Hermano Moore. Y eso sólo será un servicio regular de evangelización. Y luego regresaré aquí el 29 o el 30.
17Y el 4 de diciembre empezamos aquí. Ahora, habrá un Mensaje matutino. Y ahora, si yo no puedo, en la noche, llegar en esa Edad de la Iglesia a un punto en donde yo piense que debería llegar, en donde la gente la entienda completamente, entonces la repasaré a la mañana siguiente, o a la siguiente tarde, la terminaré, aquí en el tabernáculo. Luego regresaré a la Edad de la Iglesia, la siguiente noche, porque quiero estar seguro que todo sea captado, ¿ven?, porque es esencial.
18Sabemos que estamos viviendo en un–un tiempo muy extraño, y nosotros– nosotros sabemos eso, por la–la manera que las cosas están llegando a su culminación. Y ahora en esto, y lo que digo del tabernáculo, si hay nuevos visitantes aquí, la razón que yo traigo estos Mensajes, y demás, en el tabernáculo y no allá en el campo de evangelización, es porque esta es nuestra central aquí. Y aquí yo siento que puedo predicar doctrina de la manera que yo la veo, de la manera que yo la creo. Ahora, eso no es para traer conflicto con la religión de alguien. ¿Ven? Lo que ellos quieran creer, eso está bien. Y ahora, hay muchas ocasiones....
19Uds. saben, si todos fuéramos esta mañana a que nos tomaran huellas digitales, no hay ninguno de nosotros aquí que tendría la huella del dedo pulgar que se mirara idéntica. Ellos reclaman que no hay dos narices que se miren idénticas. Me imagino que todos Uds. están contentos que no se mira idéntica a la mía. [La congregación se ríe–Ed.]. Pero–pero no hay dos personas exactamente idénticas. Así que, dos cosas... Así que, recuerden... Pero, todos admitiremos y estaremos de acuerdo que amamos al Señor Jesús. Sobre esas ba-... Yo dije....
20Si un Católico romano, si él está dependiendo en la iglesia Católica, lo cual es su doctrina fundamental, pero si él cree que esa iglesia Católica lo va a salvar, él está perdido. Pero si él tiene fe en Jesucristo, el Hijo de Dios, y está dependiendo en El para salvación, él está salvo. Si un Metodista, o un Pentecostal, o un Bautista, si ellos están dependiendo en su iglesia u organización para que los salven, ellos están perdidos. Pero si ellos están dependiendo en Jesucristo, y lo han aceptado a El... Porque es su propia fe personal en Cristo Jesús que los salva. Si Ud. es un Bautista, Pentecostal, Luterano, Católico, Judío, o lo que sea, es su fe personal en Jesucristo. Yo– yo....
21Esto también está en cinta magnetofónica. Se está grabando ahorita mismo, así que, quiero estar seguro que todos entiendan claramente eso.
22Pero cuando una persona está predicando una doctrina, entonces Ud. se tiene que quedar con su propia creencia. Si no lo hace Ud., entonces Ud. es un hipócrita. Si Ud. dice algo porque alguien más lo dice, y en su corazón Ud. no cree eso, entonces Ud. es un hipócrita porque Ud. está diciendo algo que Ud. no cree. Yo preferiría ser–ser criticado un poquito sobre las cosas que yo creo, que ser un hipócrita ante los ojos de Dios, tratando de comprometerme con alguien más.
23Y ahora, en estas reuniones aquí, pueda que Uds. difieran tremendamente con algunas de estas cosas, pero no–no se disgusten conmigo. Porque yo... o... Porque yo–yo–yo los amo, y eso es verdad.
24Miren, yo creo que lo hice claro, a cada uno de Uds., si Uds. son Católicos, Protestantes, o Judíos, o lo que Uds. sean, si están dependiendo en Cristo y han aceptado a Cristo como su Salvador personal, Uds. están salvos. Pues, “por fe sois salvos, y esto–esto es por gracia”. Y así que nuestras iglesias, bueno, nuestra afiliación de iglesias no significará mucho.
25Pero yo pienso que en esto, si Uds. vienen y no tienen prejuicio, se darán cuenta que esa mera iglesia denominacional es lo que nos tiene a todos destrozados de la manera que estamos ahora. Eso es lo que ha traído el problema. ¿Ven? ¡Y si sólo lo hubiéramos dejado de la manera que era!
26Ahora, yo estoy demorando algo aquí. Y yo–yo quiero citar algo. Y estoy seguro que Uds. aquí, del tabernáculo, mis amigos, sepan que yo no digo esto por decir: “Ven?, ¡yo les dije!” Yo–yo no quiero decir eso.
27Yo espero que nunca llegue al lugar que yo mismo me haga como un “sabelotodo” delante de la gente. Si yo alguna vez llego a ser así, por favor que alguien venga y me corrija, y me enmiende y diga: “¡Mire, espere un momento!” ¿Ven? Yo no quiero ser así.
28Pero cuando Dios dice algo, y El lo prueba que es la Verdad, yo–yo quiero que eso se dé a conocer. Porque, no fui yo el que dijo eso, fue El el que lo dijo. Ahora, yo estaba....
29Y como dije el domingo pasado (creo que fue) aquí... Yo he estado en este púlpito por veintiocho años, y nunca, en ninguna ocasión, yo he hecho mención de la política, en ninguna manera, en lo absoluto, hasta el domingo pasado. Y yo sólo les dije a Uds. que oraran antes que fueran a las casillas electorales, y votaran.
30Yo fui allá adonde el Hermano Wright, el otro día (y creo que él es uno de los más ancianos, él y el Hermano Roy Slaughter, y unos cuantos de los que me han conocido todos estos años), y el Hermano Wright nunca supo cómo yo votaba. El nunca supo si yo era Demócrata o Republicano. Y su hogar es mi segundo hogar para mí. [El Hermano Wright dice: “Hemos cabalgado juntos, orado juntos, por todas partes, y tú nunca me preguntaste tocante a mi voto, ni yo nunca te pregunté”–Ed.]. Es tan insignificante, esa es la razón, Hermano Wright. [Alguien más dice: “Hermano Bill, yo diría la misma cosa”–Ed.]. Gracias. Gracias. Yo nunca... Nadie supo cómo yo votaba. Porque de los dos partidos, ninguno se puede jactar.
31Pero la semana pasada, la razón que yo lo estaba expresando de la manera que lo hice, era más que la política lo que se incluyó.
32Me gustaría leerles a Uds. una profecía que fue dada. La tengo en... Y que... A propósito, el Sr. Mercier y muchos de ellos van a tomar algunas de estas antiguas profecías, y sacarlas, y revisarlas un poquito, o mejor dicho, traerlas a la actualidad, y escribirlas en papel. Me gustaría leer algunas cosas que me gustaría que Uds.... Esta primero. Me gustaría leerles algo a Uds.
33“1932”. Escuchen esto. “Mientras iba rumbo... mientras me preparaba para ir rumbo a la iglesia esta mañana, sucedió que entré en una visión. Nuestros servicios se están llevando a cabo en la Avenida Meigs en el antiguo hogar para huérfanos en donde Charlie Kern vivía en una parte del edificio”. El vive al cruzar de la calle ahora, como Uds. saben. “Y sucedió, que mientras yo estaba en esta visión, vi suceder algunas cosas horrorosas. Yo hablo esto en el Nombre del Señor”.
34“El presidente el cual es ahora, el presidente Franklin D. Roosevelt” (ahora recuerden: esto fue hace veintiocho años), “hará que todo el mundo vaya a la guerra. Y el nuevo dictador de Italia, Mussolini, hará su primera invasión en Etiopia. Y él conquistará Etiopia, pero esa será su última. El llegará a su fin.
35“Estaremos en guerra con Alemania. ¡Vigila Rusia! (Ahora, eso, ¿ven?...) Comunismo, Nazismo, y Fascismo. ¡Vigila Rusia! Pero no es la principal para vigilar.
36“Habrá también... ha habido una cosa mala que se ha hecho en este país; ellos han permitido a las mujeres votar. Esta es una nación de mujer, y ella contaminará a esta nación como Eva contaminó el Edén”. ¿Ven ahora Uds. por qué estoy martillando de la manera que lo hago? Yo tengo ASI DICE EL SEÑOR. “Al votar ella, elegirá la persona incorrecta”.
37“Los americanos sufrirán una gran derrota en un lugar que Alemania construirá, lo cual será una gran muralla de concreto” (la Línea Maginot, once años antes que fuera construida), “pero finalmente serán vencedores”.
38“Entonces cuando estas mujeres ayuden a elegir la persona incorrecta, entonces yo vi una gran mujer levantarse en los Estados Unidos, bien vestida y hermosa, pero cruel de corazón. Ella, o guiará o conducirá a esta nación a una ruina”. Yo tengo en paréntesis: “Tal vez la iglesia Católica”.
39“También, la ciencia progresará, especialmente en el mundo de la mecánica. Los automóviles continuarán manufacturándolos como en forma de huevo. Finalmente ellos construirán uno que no necesitará un volante”. Ellos lo tienen ahora. “Estará controlado por algún otro poder.
40“Luego yo vi a los Estados Unidos como un lugar quemándose a fuego lento, completamente quemado. Será cerca del fin”. Luego yo tengo en paréntesis: “Yo predigo que esto sucederá...” Ahora, recuerden, el Señor... eso es lo que el Señor me mostró. Pero, “yo predigo que esto sucederá antes de 1977. Esta predicción, yo la baso debido al ataque furioso que está llegando ahora (cuán rápido se estaba moviendo, y cuánto tiempo se necesitará para que esta nación le haga frente)”. Ahora, miren lo que sucedió ahora.
41En... el presidente Franklin D. Roosevelt llevó a América a la fiesta del té de Inglaterra. Correcto. Alemania nunca nos atacó; nosotros los atacamos a ellos. Eso metió a todo el mundo en una guerra, que causó una guerra mundial. Los alemanes construyeron la Línea Maginot. La cual, allí, cualquier veterano aquí sabe lo que les pasó allí en la Línea Maginot.
42Las mujeres, al darles el derecho de votar, eligieron al Presidente electo, Kennedy, el voto de las mujeres; eligió al hombre incorrecto, lo cual finalmente conducirá al completo control de la iglesia Católica en los Estados Unidos. Luego viene la bomba que la explota.
43Hay siete cosas que se predijeron, y cinco de ellas ya han sucedido. Así que, Uds. pueden juzgar por Uds. mismos, cuán lejos estamos. Estamos cerca del fin. Si esas cinco cosas sucedieron, estas otras dos cosas tienen que suceder. ¡Sencillamente tienen que suceder!
44Yo no pienso que el Sr. Kennedy tendrá mucha repercusión ahora, porque él hará el papel de un Presidente maravilloso, con el fin de meter a los otros, para establecer la escena, igual que la que tienen en Inglaterra, como lo hicieron en México, como lo hicieron en todas otras partes, de esa manera. Y la gente americana es tan inestable, no son espirituales. Ellos son inteligentes, pero muy inteligentes para su propio bien. La inteligencia es contraproducente algunas veces, y sale el tiro por la culata. Así que ellos... Yo voy a predicar sobre eso, esta mañana, en un momentito.
45Así que, nos damos cuenta que estamos–estamos en la mera orilla. La razón que yo dije esto... esa es la razón que yo remaché eso tan duro el otro día, de la manera que lo hice. Pero fue eso lo que hizo eso, correcto, el voto de las mujeres. Eso puso....
46¿Se fijaron Uds. en las reuniones políticas en la televisión? Los de Nixon fueron casi todos hombres. Todas ellas querían besar a Kennedy, las mujeres, montadas a horcajadas en los automóviles, todo de esa manera, brincando y saltando.
47Y ahora, permítanme traer algo más. Yo no lo tengo escrito aquí, pero está en cinta magnetofónica y esto también está grabado. En 1956 en Chicago, Illinois, estando predicando en la... esa escuela, la Escuela Secundaria de Tecnología Lane [alguien dice: “Yo estaba allí–Ed.]; ellos estaban allí. Yo dije: “Este año va a ser el punto decisivo de América”. Yo acababa de llegar de ultramar, no sabía por qué me había venido. Regresé, cancelé todas mis reuniones en Africa y en los alrededores, regresé. Billy Graham, algo misterioso, él canceló las suyas. Tommy Osborn canceló las suyas. Y todos nosotros recorrimos los Estados Unidos con reuniones. Yo dije: “¡América: recibirá o rechazará a Cristo este año!”
48Entonces yo dije (cuando ellos eligieron, en Indiana, a un muchacho de veintidós años de edad, para que fuera juez), el Espíritu del Señor cayó sobre mí, y yo dije: “Ellos finalmente tendrán un Presidente que será un Presidente de tipo ‘beatnik’ con el estilo de corte de cabello corto, un donjuán, un mujeriego”.
49Ahora, esas son predicciones de hace años. ¿Ven en dónde estamos? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Es más tarde de lo que pensamos.
50Así que, yo pienso que estos Mensajes sobre estas Siete Edades de la Iglesia, están muy a tiempo. Estemos en oración, y en estudio.
51Ahora, si Uds. no están de acuerdo y dicen: “Yo pienso que el Hermano Branham está equivocado”, eso... Uds. tienen derecho de hacer eso. Pero antes que hagamos eso, antes que Uds. lo hagan, escudriñemos lo que el Señor ha dicho en las Escrituras. Veamos si....
52Y entonces las profecías, lo que fue dado, de lo que se cumpliría, miren y vean si se cumplen o no. Ahora, está en la cinta y demás. Uds. saben que yo lo hablé hace años, y aquí se está cumpliendo ahora.
53Mussolini fue a Etiopia, ¿no fue? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Esa pobre gente de color de allá tenían–tenían guadañas, cuchillos, y palos para pelear. Y él con maquinaria moderna, él sencillamente hizo una matanza de ellos. Regresó jactándose al respecto, pero él llegó a su ruina. Correcto.
54Y los americanos... Y los alemanes construyeron la Línea Maginot. Y ellos... Y los americanos recibieron allí una derrota seria, pero finalmente vencieron. Exactamente correcto. Uds. hermanos veteranos saben eso, y todos Uds., del día “D” [sigla en inglés de muerte, death–Trad.] y demás, y de cuando ellos entraron.
55Ahora, y Uds. se dan cuenta entonces, que las mujeres, al darles el derecho para votar, ellas eligieron a un Presidente que ellas no deberían haber elegido. ¿Ven? Eso es esa caída.
56Y en la luz de eso, ahora, estamos llegando a esta próxima reunión. Y estén en oración, y oren mucho ahora, que Dios nos bendiga y abra nuestro entendimiento, para que sepamos la hora en la que estamos viviendo. Inclinemos nuestros rostros ahora, para orar.
57Nuestro bondadoso Señor, en una manera, yo–yo me siento tembloroso, de saber que este mundo está en el fin. Yo no sabría a qué nación huir. Ya no hay más refugio, únicamente mirar hacia Arriba. Pues se nos ha dicho: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos, porque nuestra redención está cerca”.
58¡Oh, Dios!, te pido por el mundo pecaminoso de hoy, en su condición, el ver cómo todo está aconteciendo. Te pido que de alguna manera, Señor, que Tú hables a todo corazón, a todo ministro, para que él sea una llama ardiendo en estos últimos días, para llamar a la Iglesia del Dios Viviente al arrepentimiento, y a que regrese otra vez a la Fe. Y sabiendo que estamos viviendo en esa Edad de la Iglesia de Laodicea, en donde ellos serán tibios, te pido, Padre, que Tú nos permitas retener fuertemente eso que tenemos, Cristo, esperando ese día de Su Aparición. Perdónanos nuestros pecados, como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
59Y nosotros sabemos ahora, Señor, que vemos al mundo de afuera, sabiendo que se tenía que cumplir. No hay manera de detenerlo. Aunque hablemos en contra de ello, y demos nuestra voz en contra de ello, sin embargo, sabemos en nuestros corazones, de acuerdo a Tu Palabra, que va a ser de todas maneras, porque Tú así lo has dicho. Pero en aquel Día del Juicio, cuando la gran cinta magnetofónica de Dios sea tocada, nosotros queremos que nuestra voz clame en contra del mal y esté por el bien.
60Danos ánimo hoy, Señor, por medio de Tu Presencia. Bendice a todos estos ministros que están aquí, y a todos los laicos de la iglesia, a todos los nacidos de nuevo por todo el mundo, los grandes tizones que Tú tienes en la radio, y allá en las otras partes del mundo, predicando el Evangelio; misioneros sufriendo hambre, esposos y esposas bajo fuertes persecuciones, todavía parados en el puesto del deber. Dios, bendícelos hoy.
61Y en el pequeño tabernáculo, danos de Tus bendiciones, Señor. Ungenos. Bendice a aquellos que cantaron esta mañana, las alabanzas hermosas de Sión, que nosotros hemos mantenido en nuestros corazones a través de los años, sabiendo que algún día nos pararemos y cantaremos esas alabanzas en la Presencia del Cordero. Bendice la Palabra hoy, y unge el Mensaje, Señor. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús y para Su causa. Amén.
62Les quiero llamar la atención esta mañana, a una Escritura que se encuentra en el Libro de Génesis. Y miren, me trataré de apresurar en este Mensaje, si es la voluntad del Señor, porque queremos orar por los enfermos y tener un servicio bautismal. Quiero que abran en el primer Libro de la Biblia, en el capítulo 1 del Libro. Génesis, el capítulo 1. Y empecemos a leer en el versículo 9. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.
63Ahora, yo quiero tomar un texto sobre el tema de: Condenación por representación. Y que el Señor añada Sus bendiciones a Su Palabra.
64Hace dos o tres semanas yo iba cruzando los estados del occidente. E iba mirando aquí y allá a medida que manejaba solo, yendo para encontrarme con los Hombres Cristianos de Negocio allá en Idaho. Y estaba asombrado mientras observaba las carteleras, los anuncios. Uno puede mirar por dondequiera y casi ver lo que está en la mente de la gente y lo que está en sus corazones.
65Como yo he dicho con frecuencia: permítanme entrar a la casa de una persona, y ver qué clase de música ellos escuchan, permítanme ver qué clase de libros ellos leen, y qué clase de alabanzas ellos cantan, qué clase de fotografías ellos tienen en su casa, yo les puedo decir a Uds. la naturaleza de esa persona. ¿Ven? Es porque ellos... No importa que ellos testifiquen al contrario, los frutos prueban lo que es.
66Y yo me fijé que... Somos una gran nación científica, un mundo científico. Y yo me fijé que en las carteleras, especialmente en la zona oeste donde se cosecha maíz, y demás, estaba una fotografía de un hombre con una mazorca de maíz en su mano, desgranando el maíz, diciendo: “¡Qué barbaridad, qué maíz tan bueno es éste!” Y era un–un famoso maíz híbrido. Y de alguna manera, mientras pensaba sobre eso, manejando yo solo....
67Y uno ya no puede mantener prendido su radio, porque... especialmente en localidades en donde en cada estación sólo está esa música boogie-woogie y todas esas cosas, Uds. saben, el rock-and-roll. Y uno sencillamente no tiene... a menos que uno por casualidad lo prenda justamente a la hora que estén las noticias y el reporte del clima, y luego uno lo tiene que apagar otra vez.
68Así que yo creo que quizás el Señor me estaba ayudando. Y anoté detrás de mi mapa de caminos: “híbrido”, porque algo me impresionó cuando lo miré, esos granos de maíz tan bonitos, y grandes. Yo pensé: “Ese es tan diferente al maíz que nosotros solíamos sembrar”. Todo llega a ser algo híbrido. Pero, ¿sabían Uds. que no es bueno? No tiene vida en él. El mismo no se puede reproducir otra vez. Uds. no pueden plantar maíz híbrido. Si lo hacen, Uds.– Uds. obtendrán sólo un campo de maíz enano, porque ha sido cruzado.
69Entonces, yo subí a la montaña. Y–y uno de los guías que estaba conmigo, él era uno–uno que criaba gallinas; y él criaba gallinas, y sólo servía de guía en las montañas como pasatiempo. ¡Un hombre muy fino! Y cuando él supo que yo era un predicador, bueno, rápidamente él me empezó a hablar sobre las gallinas híbridas. Luego cuando me habló, eso me recordó del pequeño texto que había escrito en mi mapa de caminos: “híbrido”.
70Bueno, mientras estábamos acostados en nuestras bolsas para acampar, en la nieve arriba en la montaña, yo le dije: “Yo quisiera aprender más tocante a esas gallinas”.
71“Bueno”, él dijo: “La ciencia verdaderamente ha hecho una gran cosa”. Dijo: “Ellos han cruzado gallinas con diferentes cosas, hasta que llegaron al punto que casi no hay piernas en las gallinas, ni alas en las gallinas. Solamente todo es pechuga”. El dijo: “Pero, la cosa mala de esto es que la gente no la quiere, porque la carne es demasiado blanda. Y la gallina vive únicamente un año, y muere”.
72Está casi muerta para empezar. ¿Ven Uds.?, es la hibridación. No está bien, no es buena. Y la mayoría de la gente ahora que quiere comer una cena deliciosa de gallina, va a las afueras de la ciudad, y se compra una gallina que tiene patas y puede escarbar, y que tiene alas y puede volar. Y es–es–es una gallina, de la manera que Dios la hizo. Pero es la hibridación de la gallina que la ha reducido a sólo una pechuga, y a que se ande cayendo por dondequiera, y la tienen que poner en una jaula. Ellos no la pueden poner afuera; no puede escarbar. No se puede sustentar. Y la carne está tan mala, que no la pueden usar. Y si la gallina es una gallina ponedora, sus huevos no empollan. Y luego otra cosa: la gallina pone hasta que muere en un año. Sólo vive un año. Yo pensé: “Bueno, mire, ¡qué gallina!” Hibridación, destrozando lo que Dios ha hecho.
73Luego, teníamos una hilera de mulos que cargaban nuestras cosas. Y me fijé que el mulo también es híbrido. Nunca culpen a Dios de hacer un mulo. Dios nunca tuvo nada que ver con eso. No. Ese fue el hombre. El mulo no sabe en dónde pertenece. El–él no se puede producir otra vez. El es un–él es un híbrido. ¿Ven? El–él no sabe quién fue su padre, ni quién fue su madre. Y él no se puede producir otra vez. El es sencillamente un mulo, y va rumbo a la muerte. Y no importa cuánto trate de producir su género, él no lo puede hacer. Todo eso es contrario a la Palabra de Dios.
74Dios dijo aquí, en Génesis 1:11: “Que toda semilla dé según su género, pues la vida está en ella misma. Que toda semilla dé según su género”. [El Hermano Branham parafrasea Génesis 1:11–Trad.].
75Pero el hombre está tratando de mostrar que él es más inteligente que Su Creador. El quiere probar que él sabe más tocante a esta cosa que lo que Dios sabe. Así que, por lo tanto, él está constantemente, por medio de la ciencia, tratando de mostrar a Dios que él sabe más tocante a ello que lo que El sabe. Y Dios le permite continuar con su investigación científica. Y al hacer eso, él mismo se mata. Dios permite que su propia ignorancia lo mate.
76Mi mamá, allá, me solía decir: “Dale cuerda suficiente a la vaca, y ella misma se cuelga”. Bueno, eso es verdad. Y Uds. sólo permiten... Dios sólo le permite al hombre seguir adelante y él mismo se cuelga con su propia tontería. El nunca será más inteligente que Dios. Dios sabe lo que está bien. Pero el hombre a través de la hibridación, o tratando de producir un mejor producto que lo que Dios creó....
77Ahora, Dios, cuando El creó a Su Iglesia, El creó una Iglesia de Pentecostés. Esa fue la original, una Iglesia de Pentecostés llena con el Espíritu Santo, hombres y mujeres guiados por el Espíritu de Dios.
78El hombre no pudo dejar eso en paz. El quiso cruzar a la Iglesia. Así que él cruzó el mundo con Ella: teología, doctrinas, denominaciones. Oh seguro, eso hace una iglesia más bonita. ¡Qué cosa, sí! ¡Cuánto más diferente es de la Iglesia original! Oh, tenemos edificios grandes, predicadores educados, la mejor clase de gente, “la crema y nata”, la mejor vestida; ponen sus nombres en ella, y su dinero en ella, para mantenerla en un alto nivel; envían a sus ministros a seminarios, para pulir su erudición y su teología. Todo el tiempo los está alejando más de Dios.
79Ese no fue el plan de Dios en el principio. El nunca envió a uno de ellos a algún seminario. El los envió a un aposento alto, para esperar allí hasta que el Espíritu Santo vino sobre ellos, para ser ordenados ministros del Señor.
80Pero, la hibridación, trayendo a la iglesia a la teología... En lugar de dejar que la guiara el Espíritu Santo, ellos metieron obispos, supervisores generales, cuando el Espíritu Santo es el Guía original de Dios para la Iglesia. Pero ellos cruzaron a la iglesia, como ellos lo hicieron con la gallina, como lo hicieron con el mulo, como ellos lo hicieron con todo lo demás. La cruzaron, la hicieron diferente. La cruzaron con el mundo, con las cosas del mundo: juegos de baloncesto, y cenas de sopas, y–y juegos de bingo, y todas clases de cosas del mundo. Es verdad que es más bonito. Es un edificio más grande, una clase de gente refinada. Su cantar quizás sea más armonioso en las notas, y demás, en comparación a la–la Pentecostal chapada a la antigua con la pandereta y la guitara. Pero no tiene la Simiente. No tiene el sonido cierto. Ellos lo quitan todo por explicación. “Esto es mejor que lo que era eso”.
81Así como ellos lo intentaron de un maíz híbrido. “Es mejor que lo que era el viejo”. ¡No era mejor! La vida en él no era mejor. Lo de afuera se pudiera haber visto mejor, pero la vida no estaba bien.
82Y estamos hablando tocante a la vida. La vida no está bien, en la hibridación. Dios la quiere de la manera que El la hizo en el principio.
83Así que, la iglesia ha sido cruzada. Y ahora ha llegado a un punto en donde la iglesia es más como una logia, que como una bendición de Pentecostés. Los eruditos son más educadores que lo que son predicadores. Ellos están más en un punto de–de obtener gran erudición. “Nuestro pastor tiene un doctorado”, o–o algo así, “de teología”.
84Y ellos no se pueden reproducir. Tan hermoso como es, ellos no se pueden reproducir a ellos mismos. ¿Cómo pudieran Uds....? Y ellos mismos no se pueden cruzar. Traten de cruzar un Metodista con un Bautista y vea lo que Uds. obtienen. Uds. obtienen un renegado peor que lo que tenían en el principio. Correcto. Uds. no pueden... Uds. obtienen un enano. Correcto.
85Uds. plantan maíz híbrido, y sale como de este tamaño y se vuelve amarillo. ¡No hay vida en él! Esa es la razón que no se puede reproducir.
86Y ese es el problema con la iglesia hoy en día. No tiene nada de Vida en ella. Tiene muchas demostraciones, y una–una mejor clase de gente (como ellos la llaman), unos granos más grandes, edificios más bonitos, predicadores más eruditos, pero no hay Vida ahí adentro para reproducir bebés recién nacidos. No se pueden ellos mismos reproducir. Cuando el Grano primero se plantó, la segunda vez, ellos entraron y lo cruzaron. Y cuando menos se pensó, nunca se pudo reproducir. Yo le pregunto a cualquier erudito que revise conmigo la historia. Cualquier iglesia que alguna vez dejó su fundación original, nunca ha sido capaz de levantarse otra vez.
87Cuando Dios envió a Lutero, y él tuvo un avivamiento, él recorrió el mundo. Pero él lo organizo, y lo cruzó con el mundo, como la iglesia Católica. Y cuando él lo hizo, ¿qué hizo él? El produjo un montón de renegados, híbridos. Y él nunca se ha levantado y nunca se levantará.
88Luego vino Juan Wesley e hizo la misma cosa, con el avivamiento. Tan pronto como él y–y Asbury y los fundadores antiguos murieron, ellos lo organizaron y formaron la iglesia Metodista Wesleyana. Y ellos nunca se han levantado, y ya nunca más se levantarán.
89La iglesia Anglicana. La misma cosa con Calvino. Cuando ellos tuvieron un avivamiento, estuvo bien. El Hermano Simpson lo trae ahorita en su bolsillo, de Canadá. La iglesia Anglicana, ahora ellos han comenzado, los ministros y todos ellos, a beber. Ellos mezclan su cerveza y su ginebra, y cosas, allí mismo en la iglesia; tienen fiestas, y beben. ¿Qué es? Nunca puede regresar a su originalidad otra vez, porque está cruzada con el mundo. ¡Está perdida!
90Ahora, nosotros hablamos tocante a la Anglicana, y la Metodista, y la Bautista, pero en la Pentecostal es lo mismo. Hace unos cuantos años, tuvimos una iglesia Pentecostal que estaba en fuego. Pero, ¿qué hicieron ellos? Ellos la cruzaron, la denominaron, la regresaron al mundo. ¿Qué tienen Uds. ahora? Exactamente lo que Dios hizo con el mulo: está en las regiones del diablo. Nunca regresará. ¡Llegó a su fin, denominada, y arruinada! Y ahora ellos tienen iglesias más bonitas. ¡Oh!, la gente Pentecostal solía estar en una misioncita en el rincón del callejón; solía ser que la corrían de aquí y de allá, de pilar a pilar, y la mitad del tiempo la metían en la cárcel por gritar toda la noche. Bueno, de seguro les sería difícil encontrar una ahora. ¿Qué sucedió? Se cruzaron. Ellos se hicieron como los Bautistas; los Bautistas se hicieron como los Metodistas; los Metodistas se hicieron como los Luteranos; los Luteranos se hicieron como los Católicos. ¿Qué tienen Uds.? Un montón de burros híbridos, indómitos. Correcto.
91La cosa más ignorante que yo conozco es el mulo. No tiene sentimientos personales en lo absoluto. El se queda cerca de uno hasta la última hora de su muerte, para poder matarlo a uno. No sabe nada más que “ji” y “ja”. No tiene sentimientos. El no sabe quién era su papá, quién era su mamá, y adónde va, o de dónde proviene.
92Así es con mucha gente hoy en día, es casi lo mismo. ¿Han visto a un mulo? Ud. le puede hablar, y se queda allí con esas orejas paradas; mirando con esa carota alargada y esas orejotas paradas. De esa manera lo hacen muchos de estos burros, correcto, sólo se paran allí rebuznando y lo miran a uno: “Los días de los milagros ya han pasado. Eso de sanidad Divina, y de hablar en lenguas, y del Espíritu Santo, no hay tal cosa”. Correcto. ¡Religión de mulo! Correcto. ¡Híbrida! Eso es todo lo que él sabe. Jamás puede saber otra cosa. Déjenlo en paz. Prosigamos con Dios. ¡Híbrida! Sólo es un mulo, no sabe de dónde proviene. No es purasangre. No puede ser purasangre.
93Pero un caballo es diferente. Sí, señor. Uds. tomen un caballo purasangre de buen ganado, él es dócil y gracioso. Le gusta salir allí y dar cabriolas, Uds. saben, y regresa, pone su cabeza en su hombro, y relincha y hace sus gracias. El–él es un animal fino. Es fiel; se queda a su lado. ¿Por qué? El sabe. El tiene papeles para demostrar que él es purasangre. ¡Amén! El lo tiene escrito, que él es purasangre. Su sangre es pura.
94De esa manera es con un santo de Dios, nacido de nuevo. Uno le puede decir: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos”, y él grita: “¡Amén!” ¿Por qué? El es purasangre. Su experiencia está escrita en la Biblia. El ha nacido de la Sangre de Jesucristo, y él es un Cristiano purasangre. ¡Gloria! No hay hibridez allí. El es genuino, dócil, manso. Uno le puede enseñar algo.
95Trata de obedecer. Uno lo puede llevar a las exhibiciones, y casi hacerlo que sea como un–un ser humano. El se inclina, da cabriolas, salta. Uds. nunca ven a un mulo haciendo eso. No ven ningunos mulos en las exhibiciones actuando de esa manera, porque él no tiene la calidad para empezar.
96Esa es la razón que un Cristiano nacido de nuevo puede aceptar sanidad Divina. Un Cristiano nacido de nuevo puede aceptar el Espíritu Santo, porque hay Algo en él, Algo profundo en él, que lo hace creer. El Espíritu de Dios está ahí adentro, verificando la Palabra de Dios, que él es purasangre. Sí.
97Pero los mulos no hacen eso. No pueden. No hay nada en ellos para que los hagan hacer eso.
98Ahora, sobre esta hibridez, Uds. saben, Eva fue la madre de la hibridez. Ella cruzó a la raza humana, Uds. saben, después que ella había hecho esa cosa malvada. Y yo sé que esto está en cinta, así que lo haremos en forma infantil para ellos, si así lo quieren ellos. Pero cuando ella tuvo esa aventura con la serpiente, la cual no era una serpiente, o mejor dicho un reptil... La Biblia dice: “Era la bestia más sutil de todas las bestias del campo”.
99La ciencia está tratando de encontrar ahora, ellos, los huesos de una criatura entre un chimpancé y un hombre, y lo aplican a la raza negra, y demás así. Ellos son de lo más ignorante que pueda haber.
100La serpiente fue un hombre. La sangre de un animal no se mezclará con la sangre de un humano. No, señor. Pero esa especie estaba tan cerca entre ellos, al grado que sí se cruzaba, y satanás sabía eso. ¡Un tipo gigantesco! ¿No es extraño que ellos encontraron grandes gigantes en la tierra después de esto? Quisiera que Josefo, el escritor, hubiera pensado en eso. ¿De dónde procedieron esos gigantes? ¡De la simiente de la serpiente! La Biblia dice que El–El haría que la simiente de la serpiente... “La simiente de la serpiente”, la serpiente tenía una simiente, “y la simiente de la mujer”. Pero, es mejor que los dejemos a ellos en paz. Ellos no lo creen, así que sólo lo tomaremos en la forma infantil de ellos. Pero cuando ella hizo eso, ella contaminó toda la cosa.
101Ahora, no empiecen con esa cosa ridícula, por favor, de la manzana. Como yo con frecuencia he dicho: si al comer manzanas hizo que la mujer se diera cuenta que estaba desnuda, más vale que pasen las manzanas otra vez, porque es–es la hora. Yo no digo eso para ser descortés. Pero lo estoy diciendo para– para hacer un punto, que es la verdad. No fueron manzanas. No nos pongamos tan ridículos al respecto. No fue una manzana.
102Pero tomémoslo como otro árbol, para que lo podamos traer a luz y cumplir con nuestro texto. Tomémoslo como un árbol de fe, y que Eva participó de ese árbol prohibido de incredulidad; entonces podemos traer a luz el texto. Fue fe. Ella descreyó la Palabra de Dios. Dios dijo que una cierta cosa sucedería; ella lo debería haber dejado así. Ella lo debería haber creído de la manera que Dios lo dijo. Pero, no, vino satanás con su teología, y ella la cruzó, y se la dio a Adán, y causó una fe híbrida.
103Y eso es lo que la iglesia tiene hoy en día, la así llamada iglesia: una fe híbrida. Está cruzada con temores, dudas, confusiones. Si fuera una fe genuina, no se movería. Cuando Dios dice algo, será de esa manera. Pero, ¿ven?, ella la cruzó, tomó lo que Dios dijo y lo que satanás dijo, y la batió junto, y dijo: “¡Aquí está!”
104De esa manera mucha gente lo hace hoy en día. ¿Ven?, ellos toman lo que dice la Biblia y lo que dice el hombre, y hacen una fe híbrida. Y cuando ellos lo hacen, y lo presentan, “¡oh, eso hace una iglesia hermosa!” Seguro. Pero no hay Vida en ella. ¡Muerte, una fe híbrida! “¡Oh!, yo sí creo que Dios era, sí, pero mire, El no es un sanador hoy en día”. ¡Eso es fe híbrida! “Yo creo que El les dio el Espíritu Santo a los Pentecostales allá en el pasado, en el Día de Pentecostés, pero eso no es para nosotros hoy”. Una fe híbrida, condenada por Dios. ¡Híbrida!, ¿no sirve! Apártense de ella. Es perversa. Trae dudas. “Quizás suba y sea sanado. Quizás el Señor me sanará”. Esa es fe híbrida. No sirve. Esa es fe de iglesia.
105Nosotros queremos la Fe de Dios. Dios dijo algo, y Eso es la Verdad. ¡Quédense con Ella! ¡Amén! “¡Oh!, quisiera que mis palabras fueran escritas con cincel de hierro”. ¡Quédense con lo que Dios dijo! ¡Es la Verdad!
106La fe híbrida lee en Hebreos 13, que dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos”, en Hebreos, y luego la fe híbrida viene y dice: “Bueno, en cierta manera El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, pero El no es... El no puede sanar hoy en día, porque eso está fuera de Su programa”.
107Pero la Fe genuina dice: “El es el mismo”. Ella no es híbrida. No está–no está toda enredada con la teología eclesiástica del hombre, ni con religión de mulo, ni con la palabra del hombre y la Palabra de Dios mezcladas juntas, como la vid pervertida.
108Jesús dijo: “En el principio no fue así”. Y no fue así en el principio. Dios quiso que toda semilla produjera de su género. Y cuando nosotros cruzamos algo, arruinamos el programa de Dios. Tomen por ejemplo Uds. una flor; la violeta original es azul, mejor dicho, blanca. Déjenla sola, y ella regresará a ser blanca. Uds. tienen que continuar cruzándola todo el tiempo. Dios hace las cosas diferentes. A El le gusta que sean diferente. Y la hibridación es una cosa tan peligrosa y condenable, al grado que arruina el plan de Dios, arruina la raza humana.
109Dios aun dijo en Deuteronomio que un–un hijo bastardo ni siquiera sería permitido en la generación... en la congregación del Señor, por diez generaciones. Así es cuán malo es el adulterio. “Diez generaciones”; diez veces cuarenta, son cuatrocientos años. Antes que un híbrido... Una mujer que está casada con un hombre, o un hombre casado con una mujer que cruzare la línea del santo matrimonio, y produce un hijo bastardo, sus generaciones no entrarán en el Reino del Señor hasta la décima generación. Deuteronomio 30, mejor dicho, 23:2. Muy bien. No entrará un hijo bastardo, ni él ni su generación, ni su generación, ni su generación, aunque ellos estén tratando como Esaú, llorando para encontrar un lugar. Se requieren diez generaciones. Cuarenta años es una generación.
110¿Pueden ver Uds. que este mundo condenable, corruptible, está listo para el juicio? ¡Está tan pervertido! Cruzar, cruzar lo que Dios ha unido; una mujer viviendo infiel a su esposo, el esposo viviendo infiel a su esposa, produce un hijo híbrido. Oh, alguna mujer dice: “¡Oh!, ¿no está guapo él? ¡Un hombre alto y fornido!” Esa es la misma cosa, quizás, que Eva pensó. Ella produjo un hijo híbrido. Y el hijo híbrido fue Caín, y por medio de Caín vinieron los gigantes.
111Siempre ha sido la maldición del Señor, ¡la hibridez! Apártense de ella, la religión híbrida. No crucen.
112Jesús dijo: “Si tuviereis fe como un grano de mostaza”. ¿Por qué dijo El: “Como un grano de mostaza”? La col y la espinaca al cruzarlas, produce la colza. Pero la mostaza no se cruza con nada. La mostaza, la mostaza genuina, Uds. no la pueden cruzar; ¡es mostaza!
113Los hombres que nacen del Espíritu de Dios son hijos e hijas de Dios. Ellos no se cruzan con el mundo. Ellos no son híbridos. Ellos se quedan con Dios. Ellos se quedan con Su programa. Ellos se quedan con Su Espíritu. Ellos no quieren nada de las cosas híbridas. No importa cuán grandes y pulidas se miren las otras iglesias, cuán grande y pulida se mire la congregación, cuán fascinante y cuántas grandes reuniones tengan, eso no les interesa ni una pizca. A mí siempre me ha gustado esa alabanza: “Enséñame, Señor, a esperar, mientras corazones están ardiendo”, mientras ellos están edificando grandes edificios y teniendo grandes cosas. Enséñame, Señor, a esperar, mientras corazones están ardiendo, Déjame humillar mi orgullo, clamar Tu Nombre; Enséñame a no confiar en lo que otros hacen, Sino esperar en oración una respuesta de Ti. Porque aquellos que esperan en el Señor renovarán su fuerza, Alzarán sus alas como águilas, Correrán y no se cansarán, andarán y no desmayarán, ¡Oh!, enséñame, Señor, enséñame, Señor, a esperar.
114No sean llevados con de cosas híbridas. No están bien. Finalmente llegarán a su fin. No pueden regresar. Cuando es híbrido, llega a su fin. Nunca se puede producir a sí mismo otra vez. Si se reproduce, será un enano. Miren lo que el....
115Miren el avivamiento de Wesley (cuando entremos en esa Edad de Filadelfia), qué avivamiento tuvieron ellos. Miren el siguiente avivamiento, luego miren el siguiente avivamiento, cómo continúa menguando, menguando, menguando, menguando, hasta que ahora, miren en dónde está ahora. Miren en dónde empezaron los Bautistas con Juan Smith, y miren a lo que se ha reducido. Miren a los Pentecostales, que empezaron en 1906. Ellos se cruzaron con el mundo, metieron las cosas del mundo, y la doctrina del mundo. Ellos adoptaron el estrechar de manos en lugar del Espíritu Santo. Ellos adoptaron el rociamiento en lugar de la inmersión. Ellos adoptaron “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”, en lugar del bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo, como el mundo. Ellos adoptaron el estrechar de manos para recibir el Espíritu Santo, en lugar de hablar en lenguas y el poder de Dios que los sigan. Ellos pusieron la sanidad Divina en la oficina del doctor, en lugar de Uds. arrodillarse en oración. Ellos mismos se cruzaron. Y ellos están menguando, cada año, menguando. Esas cosas no están en la Biblia, esas doctrinas. Pero para ser populares, para hacerse ellos mismos una iglesia, para estar de acuerdo como están ahora, con la confederación de iglesias, para darse entrada, para ellos mismos hacerse como el resto de ellos, ellos hicieron eso, y ellos mismos menguaron; continúan menguando.
116La primera generación de Pentecostales estaba en fuego. La segunda generación empezó a morir. Esa es en la que estamos ahorita. Fíjense lo que la tercera generación producirá. No se va a terminar completamente antes que Jesús venga, porque la Edad de Laodicea es tibia, ni tibia ni caliente. Ella todavía tenía un poquito de la bendición que quedó en Ella. Ellos estaban cruzados, uno aquí, y allá, y acá. Ellos estaban cruzados. No completamente fríos, sino tibios. Dios dijo: “La iglesia en totalidad, aun me hace vomitar. Cuando Yo les he dado a Uds. el Espíritu Santo, y Uds. lo cruzaron con el mundo, y permitieron que las cosas del mundo entraran, Yo vomitaré la organización en totalidad de Mi boca”.
117Pero, “no temáis, manada pequeña, la que ha guardado los Mandamientos de Dios; a vuestro Padre le ha placido daros el Reino”. Quédense con la Palabra. Lo que la Palabra diga, quédense con Ella. No crucen Eso con nada. A mí no me importa lo que el obispo, ni el arzobispo, ni lo que el hombre diga tocante a ello. ¡Quédense exactamente con la Palabra!
118Si Pedro dijo en el Día de Pentecostés: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo”, y en todo lugar en la Biblia ellos fueron bautizados en el Nombre de Jesucristo. Nunca acepten Uds.: “Padre, Hijo, y Espíritu Santo” en lugar de aquello. Si Uds. lo aceptan, Uds. mismos se están cruzando.
119Ahora, muéstrenme un lugar en la Biblia en dónde alguien haya sido bautizado en “el nombre del Padre, Hijo, Espíritu Santo”. ¡No está allí! Es una teología hecha por el hombre que ha sido cruzada dentro de la iglesia, dándole una oportunidad para tener un ídolo, como a lo que está llegando ahora la nación.
120Yo les puedo probar a Uds., por medio de la historia y por medio de la Biblia, que cualquiera que está bautizado en “el nombre del Padre, Hijo, Espíritu Santo”, está bautizado en la iglesia Católica. Por su propio catecismo, ellos dicen: “¿Se salvarán algunos de los Protestantes?” Dicen: “Algunos de ellos, pues aceptan algo de nuestra doctrina. Ellos reclaman que creen la Biblia”. Dicen: “La Biblia dice: ‘Arrepentíos, y bautícese’, Pedro dijo eso en el Día de Pentecostés, y demás, ‘en el Nombre de Jesucristo’. Su Biblia enseña eso. Pero ellos aceptan nuestra doctrina, que es ‘Padre, Hijo, Espíritu Santo’”. Eso–eso es el catecismo.
121No es una doctrina Protestante. ¡Es una doctrina Católica! Pero nosotros, como Pentecostales, la cruzamos con teología hecha por hombres. ¿Ven Uds. a lo que estamos llegando? Con razón Dios no puede enviar un avivamiento; no tenemos nada sobre qué edificarlo.
122Entonces El tomará individuos, y lo edificará sobre esos individuos, y los declarará ante el mundo, los que se quedan con esa Palabra.
123El rociamiento, ¿quién ha oído de eso, alguna vez? Aceptando el bautismo de agua por inmersión; lo quitan de allí, y lo hacen un rociamiento. ¿Quién ha oído alguna vez de dar la diestra de compañerismo para meterlos a la iglesia, o por carta? ¡Tonterías! ¡Eso es hibridismo! Todos nosotros debemos venir por la misma ruta.
124Alguien dijo: “Yo soy Metodista porque mi madre es Metodista”. Su madre pudiera haber sido una Cristiana Metodista, pero eso no lo hace a Ud. uno. Ella pudiera haber sido una Cristiana Bautista, pero eso no lo hace a Ud. uno.
125Como con frecuencia yo he citado a David diciendo, David DuPlessis, diciendo que: “Dios no tiene ningunos nietos”. Dios no tiene nietos. Dios no es un abuelo. En ninguna parte en la Biblia, dice que Dios es “abuelo”. Así que, ¿por qué tienen Uds. esa idea extrema trinitaria de: “Dios el Padre, uno; Dios el Hijo, otro; el Padre, y luego Dios el Espíritu Santo”? Eso hace a Dios un abuelo. Dios no tiene nietos. Dios tiene hijos e hijas, no nietos. ¡Hijos e hijas! El no acepta nietos. Todo hombre debe venir de la misma manera que el otro vino. Uds. tienen que ser un hijo o una hija.
126Así que, ¿ven lo que ha hecho la hibridación? Arruinó a la iglesia. Todos nosotros fuimos condenados por medio de Eva, por medio de hibridación. Eso es exactamente correcto. Todos nosotros llegamos a ese punto, por medio de Eva. Eva causó que toda la raza humana cayera. Ella y Adán eran uno. Ella... Empezó con la mujer. Terminará con una mujer.
127[Porción sin grabar en la cinta–Ed.].... un hombre en ella, llamado, “el hombre de pecado”. Ellos perdonan pecados en la tierra.
128Toman su doctrina, y se la dan a la gente, y ellas la beben. La gente de la tierra, “los reyes”, la Biblia dice: “se han embriagado con el vino de su fornicación”. ¿Qué es “su fornicación”? Su infidelidad. Una mujer que comete fornicaciones, vive infiel a su esposo. Una iglesia que comete fornicaciones, predica algo que no es la Palabra de Dios, le produce hibridación a la iglesia.
129¿Qué hizo ella? Ella por hibridación produjo algunas hijas, también. Ahora, ¿cuáles son las hijas de la iglesia Católica? ¿De dónde provino Lutero y todas las demás, esas denominaciones y organizaciones? ¿Ven de dónde procedieron?
130Pero la verdadera Iglesia de Dios está entrelazada entre cada una de ellas; entre los Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, y todo está entrelazado allí, está la real y verdadera Iglesia de Dios comprada con la Sangre, como ese cordón de grana por el que los espías fueron bajados. Ellos están mezclados ahí adentro, pero sus denominaciones no los pueden salvar. “¿Es Ud. Cristiano?” “Yo soy Presbiteriano. Yo soy Bautista. Yo soy Metodista”. Eso no significa nada para Dios. Ud. es Cristiano cuando nace de nuevo. Ella lo causó todo.
131Muchas veces yo he oído a la gente decir: “Entonces, Hermano Branham: porque Adán y Eva hicieron la maldad de cruzar la Palabra de Dios, y causó que nosotros estemos en esta condición, ¡Dios es injusto si El me condena! Yo no tuve nada que ver con ello. Yo nunca pequé. Fue Adán el que pecó. La Biblia dice: ‘Yo nací en pecado, formado en iniquidad, vine al mundo hablando mentiras’. Así que, alguien me representó”.
132¡Qué cosa!, aquí está un pensamiento; quizás lo llegue a sofocar. Alguien lo representó a Ud., como un pecador, ese fue el que produjo hibridez a la Palabra. Y, hoy en día, si Ud. está esperando que la iglesia Pentecostal, o la Metodista, o la Bautista lo represente a Ud., es una palabra híbrida, y está condenada. Ud. está condenado porque Adán lo condenó a Ud. Adán y Eva, siendo uno, aceptaron la forma híbrida, y condenaron al mundo.
133Entonces Ud. dice: “Hermano Branham: ¿por qué debería yo... por qué Dios me hace responsable, porque un hombre me representó, y luego yo muero porque ese hombre pecó? Entonces, yo soy un pecador por representación”. Correcto. Ud. es un pecador por representación. Ud. nunca....
134Dios no lo hace a Ud. responsable por ser un pecador. El no lo hace a Ud. responsable porque miente y roba, y–y–y las cosas que Ud. hace. El no lo hace a Ud. responsable por ser un pecador. El lo hace responsable porque Ud. mismo no se ayuda. Hay un camino hecho para Ud. Ud. rechaza el camino que Dios puso; por eso es que Dios lo condena a Ud. ¡Hay un camino de escape!
135¡Hibridez! ¡Hibridez!, ¡oh, qué terrible! ¡Hibridez! Ellos causan la hibridez en la gente. Nueva York, la gran olla fundidora, un crisol de razas. Yo tengo cientos de preciosos amigos de color que son Cristianos nacidos de nuevo. Pero respecto a esto de las segregaciones y las cosas que ellos están hablando, ¡le están causando hibridez a la gente! Díganme qué mujer negra, Cristiana, culta y fina, quisiera que su bebé sea de un hombre blanco y que sea un mulato? ¡No, señor! ¡No es correcto! Y, ¿qué mujer blanca quisiera que su bebé sea de un hombre negro, y que sea un mulato? Dios nos hizo lo que somos. Quedémonos como Dios nos hizo. Yo creo que es correcto.
136Cuando salió ese gran alboroto allá en Shreveport, no hace mucho tiempo, y aquel anciano negro predicador se paró allí (él tiene un lugar en mi corazón), dijo: “Yo nunca me avergoncé de ser un hombre negro”. Dijo: “Dios me hizo lo que yo soy, y estoy orgulloso de ello”. Dijo: “Pero, hoy me avergüenzo de la manera que Uds. están actuando. De la manera que mi propio pueblo está actuando, me hace que me avergüence”. ¡Oh, hermanos!
137¿Qué estamos haciendo, amigos? Los hombres piensan que ellos saben todo al respecto. La gente estaría mejor, si se dejara de la manera que ella es, de la manera que Dios la hizo. Que la raza bronceada se case con la raza bronceada. Que la raza blanca se case con la raza blanca; que la raza negra, la raza amarilla, y cuantos más, se queden de la manera que Dios los hizo.
138Si a una violeta, Dios la hizo, y fue blanca, dejen que permanezca blanca. Si es azul, negra, café, o del color que la flor sea, déjenla en paz.
139Si sembró un cierto tipo de maíz, maíz amarillo, no lo cruce con el maíz blanco. Si Ud. lo hace, Ud. lo cruza, y entonces no se puede reproducir.
140Si un mulo fue... o–o mejor dicho, un burro fue un burro y una burra, fue una burra, en el principio, déjenlos que se queden de esa manera. No los crucen con caballos. Uds. producen un renegado.
141¡La hibridación!, ¡oh, es una maldición! Regresen adonde Dios empezó. Regresemos al principio. Regresemos a lo que Dios nos hizo, a lo que debemos ser.
142Yo digo esto con respeto. Yo digo esto con honor. Yo estoy para salir a Africa.
143Pero, ¿saben qué?, (esto lo digo a mis preciosos hermanos y hermanas de color), uno de los errores más grandes que está nación cometió, lo cometió el once de noviembre de este año. Ese fue su gran y fatal error. Uno de los errores más grandes que la raza negra alguna vez cometió, fue allá en Louisiana, y allá, cuando ellos votaron por Kennedy, la otra noche, y le dieron la presidencia. Ellos de hecho escupieron ese traje de Abraham Lincoln, en donde estaba la sangre del Partido Republicano que los liberó, y votaron por un Católico. Lo cual, Booth mató a Lincoln. Y él murió por la raza negra, para liberarlos y para que ya no fueran esclavos. Luego, ellos cambiaron y votaron por un Demócrata, y a parte de eso, Católico. Ellos se ocasionaron una de las desgracias más grandes que jamás se hayan ocasionado, porque (¿por qué?) el hombre blanco, con su erudición les ha dado a ellos mucha propaganda exagerada. Eso es exactamente correcto.
144Yo estoy tan contento que hay muchos de ellos que saben en dónde–en dónde están parados.
145Sería lo mismo como si yo escupiera a Cristo, que me sanó y me salvó de ser un pecador, y me volviera contra El por algo más, le volviera mi espalda, y me fuera.
146¡Oh, este hibridismo! ¡Oh!, ¿cómo–cómo puede el mundo continuar más tiempo? Con razón la visión del Señor dice aquí, que: “Yo la vi finalmente llegar a un punto en donde ella sólo era un gran montón quemándose a fuego lento, humeando. Ella había sido estallada”. Vamos de salida, amigos. No hay manera, no hay manera, no hay manera de evitarlo. Tenemos que llegar a ello, a encararlo. ¡Hibridismo!
147Ud. dice: “Yo no soy responsable, porque Eva hizo eso”. Eva sí lo hizo. Ella nos representó a todos nosotros. Adán nos representó allá, como pecadores. Y nosotros sí somos pecadores. El representó nuestra naturaleza humana caída, la híbrida que nos aparta de la Palabra de Dios.
148“Oh, yo sé que Dios lo dijo. Pero, seguramente que Dios entiende que yo soy Presbiteriano. Yo soy Metodista. Yo soy Pentecostal. Dios entiende eso”.
149Dios reconoce una cosa, esa es la Sangre. Eso es todo lo que El reconoce. El reconoce la Sangre. El no reconoce divisiones de color. El no reconoce divisiones de raza. Si un hombre es negro, azul, blanco, bronceado, o cual sea su color, Dios no reconoce nada tocante a eso. Ellos son hijos e hijas de Dios. El los hizo como Su jardín de flores. A El le gusta mirarlos de la manera que son. Déjenlos que se queden de esa manera.
150Eva empezó esta cosa mala, cuando ella causó la hibridación ahí con esta otra cosa que estaba cerca al hombre, que mezclaría la simiente. Porque la serpiente tenía una simiente que continuaría “hiriendo”.
151Yo lo estoy tomando al lado de la fe, para el beneficio de los Cristianos débiles que no entienden. Entonces tomemos la fe. Digamos entonces: “Por fe entonces, por la hibridación de la fe”, como Ud. dice, “Hermano Branham”.
152Entonces Eva introdujo su teología, ella y Adán, y trataron de culparse uno al otro, y se la echaban uno al otro, como se dice en el ejército: “echar la carga al otro”. “La mujer que me diste”. “La serpiente me engañó”.
153“La serpiente me engañó”. No le dio una manzana para engañarla. ¿Ven? Cualquiera debería tener sentido común para saber eso. Pero, “la serpiente me engañó”, hizo algo deshonroso.
154Dios maldijo esa cosa de tal manera que ellos no pueden encontrar un solo hueso en una serpiente, que se parezca al de un hombre. Ellos nunca lo encontrarán. Están perdiendo el tiempo, al excavar. Eso es todo. El secreto de Dios está con El. Correcto. “Y la tierra estaba llena de gigantes”.
155Y Josefo dijo, que... El gran historiador. ¿Se pueden Uds. imaginar a un historiador, como Josefo, diciendo que “‘los hijos de Dios vieron a las hijas de los hombres’, y ellos mismos, de ser Angeles, se hicieron carne humana”? ¡Un historiador! Si eso es así, entonces satanás es un creador.¿En dónde estamos entonces? ¿Ven? Hay un solo Creador, ese es Dios.
156Satanás únicamente pervierte lo que Dios ha creado. Y la injusticia es únicamente la justicia pervertida. Es legal que un esposo y una esposa estén casados, pero no salir con otro. ¿Ven? Es pervertirlo. La muerte, es la vida pervertida. Y una iglesia pervertida es tomada de la original.
157Así que, estamos todos condenados como seres humanos, bajo representación. Adán nos representó delante de Dios como pecadores, incrédulos de Su Palabra. Estamos condenados sobre esa base. Incrédulos de Su Palabra.
158“Oh, Dios dijo así, pero yo–yo sé que Dios es un buen Dios. El no hará eso”. Yo oigo mucho eso.
159Dios sí es un buen Dios, pero Dios es un Dios de juicio. Dios es un Dios de santidad. Dios es un Dios de–de justicia. Dios es un Dios de ira. Nos pararemos delante de El en Su ira, la Biblia así lo dice, y Su mismísima Presencia será un Fuego consumidor. Correcto.
160No tratemos de juzgar a Dios por medio de nuestros propios sentimientos. Tenemos que juzgar a Dios por medio de Sus Palabras, lo que El dijo. No se salgan por la tangente y entren en alguna rabieta de que: “Esta es una gran iglesia que ha soportado muchas tormentas”, y esto o lo otro. Regresen a lo que Dios dijo. Cuando yo me pare delante de El, quiero ser encontrado inocente de alguna vez tratar de añadir una sola cosa a esa Palabra, o quitar una. Yo sólo la quiero creer exactamente de la manera que es, enseñando a la gente que se mantenga en línea con Ella.
161Y si la Biblia dice Esto, yo no soy responsable por lo que alguien más diga, yo me tengo que quedar allí mismo con Eso.
162En cuanto al lavamiento de pies, dicen los hermanos Pentecostales: “¡Ah! ¡Ah!, Hermano Branham, eso... Oh, nosotros solíamos hacer eso”. Continuemos haciéndolo, si lo hacíamos antes. Jesús lo hizo, lavó los pies. “¡Oh!”, ellos dicen: “No es saludable! La gente tiene pie de atleta” [infección en los pies causada por hongos–Trad.]. A mí no me importa lo que ellos tengan. Ellos pudieron haberlo tenido en aquellos días.
163[El Hermano Gene dice: “Ellos sanaron”–Ed.]. Sí. Sí. Correcto, Gene. Dios es un Sanador. ¿Ven? Ellos tratan de encontrar una manera de escape.
164Y como dicen: “Oh, yo no tomaría del mismo vaso del que alguien más tomó, a menos que fuera hervido”. ¡Oh, qué cosa!
165Mi hermano y hermana, son mi hermano y mi hermana. ¡Amén! Dios es mi protección si algo está mal. Yo confío en El. Regresemos a la Palabra. A mí no me importa su color, lo que él sea, o a qué iglesia pertenezca. Si él es mi hermano, ¡es mi hermano! Yo cumpliré con los mandamientos de Dios.
166Esa es la razón, amigos, cuando se trata del bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo, yo me debo quedar allí. Oh, eso me impide de muchas grandes... de salvar almas allá (seguro que sí), exclusivamente en ese punto, debido a la extrema creencia trinitaria.
167Seguro que yo creo en Padre, Hijo, Espíritu Santo, como oficios de Dios; no como tres dioses, sino que tres oficios del mismo Dios. El sí es Padre, Hijo, y Espíritu Santo, pero esos son títulos de Su oficio. El es Dios, el Padre, seguro que El era, en el principio. El es Dios, el Hijo, que fue hecho carne en la tierra. El es Dios, el Espíritu Santo, el cual está en mí. Pero es el mismo Dios, en esos tres oficios.
168El en una ocasión no podía ser tocado ni nada. Luego El descendió, fue hecho carne, y tomó mis pecados, y llevó mis pecados. Luego, cuando El me santificó con Su propia Sangre, entonces el Espíritu Santo pudo entrar, y El y yo podemos tener compañerismo como lo tuvimos en el Edén. Nosotros– nosotros–nosotros nos amamos uno al otro. El es mi Padre; yo soy Su hijo. No son tres dioses. El mismo Dios que me creó, y me amó, y se dio El mismo por mí, es el Dios que está en mí. Su Nombre era Jesucristo cuando estuvo en la tierra. “No hay otro Nombre bajo el Cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
169Ahora, si esto lastima mis amigos, no lo puedo evitar. Yo–yo preferiría lastimar a mi amigo que lastimar a mi Padre. ¿Ven? El es mi Pariente, mi Padre, Dios. Eso es lo que dice Su Palabra.
170Dios, nunca me permitas cruzar nada, diciendo: “Los días de los milagros ya han pasado. ¡Ah, Jesús no hace lo mismo! ¡Ah, eso pudiera ser telepatía! Eso pudiera ser adivinación de los pensamientos. Yo no creo que tenemos profetas en estos días”. ¡La Biblia dice que tendríamos! Yo lo creo.
171Estamos buscando uno ungido, uno como Juan el Bautista que vino como precursor de la Primera Venida de Cristo, que viene como precursor de la Segunda Venida de Cristo, como él lo hizo. El lo prometió, “restaurar la Fe del pueblo, de nuevo a Dios”. ¿Qué es lo que Juan iba a hacer? “Restaurar la Fe”. La Fe que una vez era la Simiente real que estaba en el huerto del Edén, para tomar la Palabra de Dios, la que fue cruzada con “eclesiastismo”, Juan viene para regresarla, ¡aleluya!, para sacudir la nación antes que venga el Día grande y terrible de Jehová. Ese es Juan, la comisión de Juan, el ungido.
172Fíjense. También, Uds. dicen: “Bueno, entonces, ¿por qué me condena eso a mí, porque Eva y Adán hicieron eso? Ellos me representaron como un pecador. Yo no lo puedo evitar”.
173Sí, pero, hermano, un día, hubo Uno que vino de la Gloria, otra vez. Oh, El es del que yo quiero hablar ahora, como por unos dos minutos. Uno vino de la Gloria, y llegó a ser terrenal. Uno vino y tomó la forma de carne pecaminosa. El también vino para representarnos.
174Y satanás trató de hacerlo híbrido. Oh, él lo intentó. En todo momento satanás estuvo allí para hacerlo híbrido. Pero El no lo hizo híbrido. El tomó la cruz y subió. ¡Amén! Satanás no lo podía hacer híbrido. No, no. El era un tipo diferente que Adán. El vino de la Gloria para representarnos.
175¿Qué? “Bueno”, Adán dijo: “Si mi esposa lo dice, creo que está bien. Bueno, ella dijo que tenía una revelación, y de esta manera debe ser. Yo sé que Dios dice que es de Esta manera, pero mi esposa dijo....”
176De esa manera es con el miembro de la iglesia local hoy en día. “Oh, yo sé que la Biblia dice Eso, pero mi iglesia dice esto y esto”. ¡Oh, pobre hipócrita y miserable! ¿Qué no ve Ud.?
177Dios dijo: “Que Mi Palabra sea verdadera y toda palabra de hombre mentira”. Tome a Dios en Su Palabra. ¡Es la Palabra de Dios! No me importa lo que mi esposa dice, lo que mi iglesia dice. ¡Es lo que Dios dijo!
178Así que, cuando apareció el inspirador de su esposa, Eva, cuando él se vino a encontrar con Jesús, él dijo: “Oh, sí, está escrito que–que: ‘A Sus Angeles mandará acerca de Ti, y en sus manos te sostendrán, para que no tropiece tu pie en piedra”. “Sí”, El dijo: “Y también está escrito....”
179¡Oh, él no lo podía hacer híbrido! El era Dios hecho carne. El era mi Salvador y mi Dios. El no lo podía hacer híbrido.
180¿Qué hizo El entonces? El abrazó la cruz. Y en la cruz El murió por mí, y por Uds., y por el mundo, para que El pudiera restaurar de nuevo a Dios (¿qué?), hijos e hijas, como en el huerto del Edén, antes que ellos se hicieron híbridos con teología.
181¡Oh Dios, si la gente únicamente pudiera ver eso! ¡Si yo únicamente pudiera remachar eso en la gente!
182Jesús murió para que El pudiera apartar a la gente de estas cosas híbridas de la iglesia, para que pudiera apartar sus mentes y fe lejos de lo que el hombre ha dicho, y traerlos de nuevo a lo que Dios dijo, no a una fe híbrida. 183 “Bueno, quizás los días de los milagros ya pasaron. Quizás eso no sucederá”.
184¡Oh, hermano!, Dios dijo que sucedería y eso lo concluye. Eso es para siempre. ¡Dios así lo dijo! Jesús murió para que El pudiera reproducir. ¡Oh, aleluya! Unicamente la Sangre puede hacer eso. Unicamente por medio de la química de la Sangre de Jesucristo se puede reproducir una persona que no variará una sola Palabra de lo que Dios dijo.
185Eva mostró su debilidad, la iglesia, mostró lo que ella hizo. Ella dijo: “Bueno, quizás tú estés correcto. Quizás Dios no me hará responsable. Debido a que yo sólo no... Bueno, si yo sólo... ¡Ah!, ¿qué importa, mientras esté bautizado? (¿Ven?) ¿Qué importa mientras, yo...?” ¡Oh!, Ud.... No. Eso muestra que Ud. necesita ser reproducido.
186Eso muestra que Algo tiene que regresar a Ud., para traerlo a una Fe en lo que Dios dijo. “Ni una jota ni una tilde pasará de la Palabra de Dios, hasta que todo sea cumplido. Toda palabra de hombre sea mentira, y la de El sea verdadera”.
187Cristo vino para que pudiera reproducir por el Espíritu Santo. ¡Oh, hermano!, mientras nos sentamos ahorita en lugares Celestiales en Cristo Jesús, el Espíritu Santo soplando Su aliento sobre nosotros, como estamos ahora, reproduciendo, quitando la basura de la teología, quitando la basura del mundo, las doctrinas hechas por el hombre, “teniendo forma de piedad, pero negando la eficacia de ella”. Reproduciendo una Fe sin adulteración en Dios. Jesús dijo....
188Satanás dijo: “Oh, yo sé que está escrito. Pero, tú sabes, que dice: ‘No....’” Jesús, dijo: “Y también está escrito... También está escrito....”
189“Sí, está escrito que–que El hará esto. Y Tú convertirás... Si Tú eres Hijo de Dios, Tú puedes hacer un milagro aquí delante de mí, convirtiendo estas piedras en pan. Quiero ver que Tú lo hagas”. El hubiera estado obedeciendo a satanás.
190¿Ven la sabiduría de Dios ahí? “Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre”. ¿Lo ven a El allí con la Palabra? El nunca... El derrotó a satanás, cada vez, exactamente con la Palabra. El se quedó con la Palabra.
191Y si El vino para reproducirnos a ser hijos e hijas de Dios, como éramos en el principio, ¿cómo podemos entonces apartarnos de la Palabra? ¿Cómo podemos alguna vez llegar a alguna parte, a menos que regresemos a la Palabra? ¡Oh, yo espero que esta cinta que va a la gente, y Uds. que me estarán escuchando por todo el mundo, comprendan eso! Nosotros tenemos que... Si somos de Cristo, nacimos de Cristo. Tenemos que regresar a la Palabra.
192Nunca podremos educar a la gente para que entre en Ello. Pudiéramos edificar grandes iglesias, mis hermanos, alrededor de este mundo. Pudiéramos edificar y tener grandes programas educacionales. Hemos tratado de hacer eso. Eso produce renegados.
193¿De dónde provienen la mayoría de los criminales? No provienen de las filas de la gente analfabeta, sino de los educados, de la línea y de la–la–la cría de la flor y nata, ¡de los educados!
194No hace mucho tiempo, cuando estaba con un agente del F.B.I. [departamento federal de investigación–Trad.], y él señaló hacia la pared, y él dijo: “Yo aprecio su sermón”. El dijo: “Ud. dijo que no es la clase de gente pobre, que lo produce; un hombre pobre que no sabe mucho, esos muchachos tienen un poquito de temor de meterse en eso. Pero son estos fulanos que piensan que ellos le pueden ganar en lo sagaz al otro ladrón, ellos ven en dónde él cometió su error, y lo tratan de superar”. El fue a los archivos y me mostró todos los casos juveniles que ha habido por la nación. Y el ochenta por ciento de ellos, o más, provienen de los vecindarios aristócratas, son inteligentes, son astutos.
195Miren al principio. Ahora, muestra que son los hijos de–de–de Caín. Miren a la gente de Caín. ¿Qué era la gente de Caín? Síganlos, por el linaje, los descendientes de la gente de Caín. ¿Qué eran ellos? Ellos eran astutos, científicos, doctores, gente arrogante, religiosa, gente arrogante. Ellos inventaron cómo templar diferentes metales, cómo edificar edificios hermosos. Ellos eran científicos.
196¿De quiénes descendieron los otros? De campesinos, granjeros, pastores de ovejas, y demás. ¿Ven eso?
197Mírenla hoy, esta gente arrogante. Ellos han hecho tal hibridación en las iglesias, al grado que la iglesia no quiere a una pobre persona analfabeta, que verdaderamente ama al Señor, que entre allí. Quizás el predicador dice algo, y ella dice: “Amén”, y ellos la echan fuera. Ellos no la quieren en su congregación, si ella no se puede vestir distinguidamente, y se viste como los de la familia “Jones” o alguien. ¿Ven? Ellos–ellos no la quieren allí, si no puede manejar un automóvil bonito, si estaciona un automóvil viejo enfrente de la iglesia. ¡Hermano! ¡Hermano! ¡Oh!, ¿no lo puede ver Ud.?
198Y mucha de la gente hoy en día ni siquiera hace bienvenida a la gente de color en sus iglesias. ¡Oh, Dios, ten misericordia de tales hipócritas!
199Dios, yo quiero siempre, mientras tenga una iglesia, que las puertas estén abiertas para quienquiera venir. A mí no me importa si Uds. vienen en una carretilla, Uds. vengan. Uds. vengan. A mí no me importa si Uds. usan pantalones de pechera. Yo diré una cosa. Uds. enmiéndense con Dios, y uno con pantalones de pechera se puede sentar al lado de uno con esmoquin, y ellos se abrazarán, y se llamarán uno al otro: “¡Hermano!” ¡Seguro que sí! ¡Seguro que sí! Una con vestido de algodón se puede sentar al lado de una con vestido de seda, y se abrazarán, y se dirán: “¡Hermana!” ¡Sí! Les hace algo a Uds. ¡Los reproduce!
200Y, ¿qué estamos haciendo ahora? “Sentados en lugares Celestiales en Cristo Jesús”. No tomando nuestra teología, sino dejando que el Espíritu Santo nos reproduzca para ser hijos e hijas de Dios.
201¿Qué significa la palabra circuncidar? [Un hermano dice: “Cortar”–Ed.]. Esteban dijo... Correcto. “Cortar el sobrante de la carne”. ¿Ven? Cortar el sobrante, la parte que no se necesita. Circuncidar: “cortar”. Ahora, en el Antiguo Testamento, únicamente el varón podía ser circuncidado, el sobrante de carne era cortado.
202Ahora, lo que el Espíritu Santo hace en los últimos días, es que corta el sobrante, corta la teología del mundo, corta las doctrinas hechas por el hombre, corta toda incredulidad, corta todo. Esteban dijo: “¡Oh, incircuncisos de corazón y de oídos! ¿Por qué resistís siempre al Espíritu Santo?; como vuestro padres, así también vosotros”.
203Allí es en dónde está el asunto, amigo. Ud. se tiene que apartar de andar diciendo: “Bueno, mire, yo oí una predicación la otra noche que decía: ‘Esos sanadores Divinos, ellos, es mejor que tengan cuidado de ellos’”. No son los sanadores Divinos. Yo también tendría cuidado de ellos. Pero yo pongo atención a la Palabra de Dios, lo que Ella dice. Yo tomo la Palabra. La Palabra de Dios así lo dice. ¿Ven?
204“¡Ah!, Uds. tienen que vigilar a esa gente que cree en hablar en lenguas, porque eso fue para otro día. Ellos no son nada mas que demonios”.
205¿Qué dice la Palabra? “Estas señales seguirán a los que creen, hasta el fin del mundo. En Mi Nombre echarán fuera demonios. Hablarán nuevas lenguas; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. La última comisión de Jesús para Su Iglesia.
206¿Qué es lo que está tratando de hacer hoy el Espíritu Santo? Cortar toda esa incredulidad. “Ellos pondrán sus manos sobre los enfermos y sanarán”. Tratando de traer a la gente de nuevo a la Palabra sin adulteración, a lo que Dios dijo, como fue en el Edén antes que la teología fuera añadida, regresándola de nuevo de la manera que era en el Edén, cuando el hombre caminaba con Dios. Y él dijo... Si un árbol no se miraba bien, aquí, él decía: “Desarráigate y ponte aquí”. El viento estaba soplando, y decía: “Paz, sea la calma”, y se detenía. Lo que fuera, él controlaba todos los animales. Todo en la tierra, era de él. El era dios sobre la tierra. El tenía poder en él para controlar.
207Uno descendió del Cielo, en toda esta contaminación, y probó que ese era el plan de Dios, porque El era el Hijo de Dios. Y, ¿qué hizo El? Murió para que nosotros pudiéramos regresar, y ser purgados por medio de la justicia de Su Sangre. Y El nos representa a nosotros esta mañana. ¡Aleluya!
208Ahora, para Ud. que dice que no es correcto que sea representado por Adán, como un pecador, ¿qué del hecho de que a través de la representación tenemos también salvación? Es tan imposible que Ud. mismo se salve, como si Ud. se impulsara al tirar de los cordones de sus botas, y diera un salto hasta la luna. Tan imposible es que... Ud. nació en pecado. Ud. es un renegado para empezar, cada uno de nosotros, y no nos podíamos ayudar a nosotros mismos. Y, ¿cómo íbamos a ser salvos? Uno nos vino a representar.
209Jesús, El vino para representarnos ante Dios como hijos e hijas de Dios. Y El envió a Su Espíritu Santo ahora, que está empollando sobre el lugar, tratando de regresarnos de nuevo al Nacimiento, para ser... morir a nosotros mismos, y nacer de nuevo, para ser hijos e hijas de Dios, para tomar a Dios en Su Palabra, para creer la Palabra de Dios.
210Ahora, si nosotros tenemos condenación por representación, nosotros también... ¿Cómo tenemos condenación? Debido a la hibridación. La hibridación de las cosas de Dios con el mundo, así es cómo la tenemos.
211Ahora, ¿cómo nos podemos separar de esa hibridación? Apartándonos de esa cosa de la hibridación, regresar a Esto, a que la Palabra de Dios es la Verdad. Toda palabra de hombre es una mentira; lo que Dios dice es Verdad. Quédense allí con Eso. Lo reproduce a Esto. Hay un camino abierto, Uno parado en el Trono de Dios, esta mañana, para representarlo a Ud.
212Su padre y madre los representaron a Uds. como Adán y Eva (eso es correcto), cuando Uds. nacieron en el mundo. El santo matrimonio fue ordenado de Dios para así traer hijos. Ahora, Uds. están de nuevo en el mismo lugar que estaban en el huerto del Edén, como Adán y Eva, Uds. hijos e hijas de Dios. Uds. están de nuevo ante los dos árboles. Uno de ellos era el árbol del conocimiento, y el otro era el Arbol de Vida.
213Ahora, ¿quieren Uds. tomar la manera científica de la hibridación? Miren lo que obtienen. ¿Qué es...? ¿En qué clase de enredo él mismo se ha metido, el hombre, con esta hibridación? ¿En qué clase de enredo él mismo se ha metido, con su propio conocimiento? En lugar de sólo ser un hijo y humildemente depender de Dios, él está tratando de tomar la ciencia y desintegrar un átomo. Miren el enredo en el que él está metido ahora. Dios sencillamente lo deja que él mismo se destruya. Eso es todo.
214El hombre se destruyó él mismo en el principio, se separó de Dios, del compañerismo, por medio del árbol del conocimiento. El dejó el Arbol de la Vida, para comer del árbol del conocimiento. Aléjense de ese árbol híbrido. Acudan aquí al Fruto original que tiene Vida en El. ¡Coman de El!
215Jesús dijo: “Yo soy el Pan de Vida que ha descendido de Dios del Cielo. Vuestros padres comieron el maná en el desierto”, no lo mezclaron con fe, ¿ven?, “comieron el maná en el desierto, y todos están muertos. Pero Yo soy el Pan de Vida que ha descendido de Dios del Cielo. El que come de este Pan tiene Vida Eterna, y Yo lo resucitaré en el día postrero. El nunca morirá; tiene Vida Eterna”.
216Volvamos al Arbol, esta mañana. Apartémonos de lo que el hombre dice. Apartémonos de lo que las–las–las iglesias dicen. Volvamos y tomemos la Biblia, y creamos la Biblia. Es–es muy tarde ahora, para entrar en remilgos. ¿Ven?
217Nosotros nunca vamos a tener ya más grandes organizaciones que se levanten. Yo puedo probar eso ahora, cuando hablemos de las Edades de la Iglesia. Nunca vamos a tener otras organizaciones que se levanten. La Edad de la Iglesia de Laodicea será sólo los Pentecostales denominándose ellos mismos más y más y más de esa manera. Pero ya nunca habrá más avivamientos grandes que empiecen, que enciendan la nación. Sólo los pocos que han quedado en la Iglesia, atraerán a los que van a venir. Porque es... La Biblia dice que las Edades de la Iglesia terminan en una condición “tibia”. Eso es correcto. Así que tiene que llegar a estar de esa manera.
218Miren, para todos: apartémonos de esta hibridación. Volvamos al Fruto genuino, verdadero. Volvamos al lugar en donde Dios nos hizo hijos e hijas de Dios, para depender en lo que Dios dijo. Y no tomen la palabra de la mujer, de la hibridación. ¿Ven cómo lo natural y lo espiritual son tipificados?
219¿Ven Uds. en mi visión escrita aquí, lo que era, cómo se le daría a la mujer el derecho de votar? ¿Qué ha arruinado a esta nación? Ahora, escuchen. No Uds. mujeres Cristianas. Las mujeres son el espinazo de cualquier nación. Uds. destruyen la maternidad, y Uds. destruyen la nación para empezar. La ha destruido por toda la historia.
220¿Qué son las mujeres americanas? Solía ser que nosotros íbamos a París para obtener las modas. Ahora, París viene aquí para obtener las modas para su manera obscena y vulgar de vivir; viene a nosotros, para obtener las modas. ¿Qué ha sucedido? El diablo ha desnudado a nuestras mujeres. Ellas se quitan su ropa. Cada año ellas se están quitando un poquito más.
221Ellas se cortan su cabello, lo cual, Dios dice: “¡Es incorrecto!” Usan esa ropita que la Biblia dice que “es una abominación delante de Dios que una mujer se vista con ropa de hombre”. Y ahora Ud. no sabe si ellos son hombres o mujeres. ¡Fuman cigarrillos! ¡Hibridación, es lo que es! ¡Hibridación! Ellos ni siquiera saben si son hombres o mujeres. Correcto. Ud. casi no sabe a qué sexo pertenecen, únicamente al mirarlos y escucharlos. Eso es verdad, amigos.
222Yo no estoy diciendo eso tocante a Uds. mujeres Cristianas. Mi voz va a todas partes, a muchas naciones.
223Pero, es una hibridación. Esta América ha sido condenada. Y, ¿qué hizo ella, de acuerdo a la visión? Ella eligió a la persona incorrecta. Yo no sé cuánto tiempo tomará para que termine, pero algún día terminará. ASI DICE EL SEÑOR. ¡Terminará!
224Ella va cuesta abajo ahorita mismo. Nunca se levantará. Llegó a su fin. Correcto. Ella llegó a su fin desde 1956, cuando ella condenó y rechazó a Dios en las horas del gran avivamiento.
225Ahora es el tiempo, creo yo, para terminar, en este momento, y tener una fila de oración para los enfermos.
226Ahora, ¿creen Uds. que el diablo trajo hibridación a la gente, a las naciones, a la...? ¿Creen Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Seguro que lo ha hecho. Trajo hibridación a las iglesias a tal grado que llegamos a ser dogmas hechos por el hombre, en lugar de siervos temerosos de Cristo.
227¿Ven Uds. por qué yo condeno y sacudo y golpeo tan duro como puedo en contra de la cosa errada? ¿Cómo puedo hacer algo más, cuando aquí la Palabra así lo dice, y el Espíritu Santo dice: “Entra en ello”?
228Yo digo: “Señor, yo predico y ellas sencillamente se visten de la misma manera. Ellas todavía hacen la misma cosa que siempre hacían”.
229“Predícala de todas maneras, sólo continúa hacia adelante. Tu voz está– está grabada”. En el Día del Juicio, entonces no habrá ninguna, ninguna excusa, porque la han oído. ¿Ven? Correcto. Uds. la han oído.
230“Fe viene por el oír”, ¿oír lo que la iglesia dijo? Eso no suena bien, ¿suena? [La congregación dice: “No”–Ed.]. “Oír la Palabra de Dios”, ¡regresándolos a Uds. a una Fe en Dios!
231Ahora, cuando Uds. vengan esta mañana... Queremos orar. Y queremos orar que Dios les permita a Uds. hacer a un lado todo. Quizás este pequeño Mensaje quitará esa hibridación de Uds., regresándolos de nuevo a ser unos siervos humildes, para caminar al frente y decir: “Yo creo en Dios”.
232Ellos con frecuencia han preguntado. Yo puedo... Voy a decir esto. Escúchenlo. Dicen: “Hermano Branham: su ministerio no es de compararse en todo el mundo, en lo sobrenatural”. Grandes hombres (yo pudiera llamar sus nombres si no fuera que se está grabando), me llaman para que vaya con ellos. Dicen: “El ministerio de Ud. es la única cosa que salvará al mundo”.
233¿Por qué es que eso no está en alguna otra parte? Regresen a la Palabra. Dios únicamente puede edificar sobre ese fundamento. Entonces si yo estoy tan firmemente errado de la manera que yo bautizo a la gente, y de la manera que yo enseño del Espíritu Santo, y las cosas que yo hago, entonces: ¿por qué lo honra Dios? Qué produzcan algo igual. ¿Ven? ¿Por qué es? Yo no digo eso de mí mismo; eso estaría errado. Pero yo estoy tratando de decir que es porque me paro en la Verdad, en la Palabra, y solo en la Palabra. Elevándose, y haciendo grandes cosas, y grandes lugares, eso no significa nada para Dios, nada, absolutamente. Es quedarse con esa Palabra, y Dios obrando en esa Palabra, confirmando esa Palabra, quedándose con Ella, la señal del Dios Viviente entre nosotros.
234¿Quieren ser así? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¿Quieren que se les lave todo el mundo de Uds.? [“Amén”]. ¡Oh, hermanos!
235Uds. niñitos, Dios los bendiga. Estoy esperando pasar la Eternidad con Uds. Estoy esperando estar allá en–en el gran Edén con Uds., algún día. Y cuando yo llegue Allí....
236Yo tuve una visión, no hace mucho. Uds. oyeron de ella. Yo miré Allá, y vi a toda esa gente Allá. Había millones de ellos. Y yo dije: “¿Me quieres decir que El vendrá a mí...?” Dijo: “Sí. Y luego regresarán contigo”. Yo dije: “Bueno, ¿se tiene que parar cada ministro así?” “Sí, señor”. “Se parará cada ministro con su ministerio, con su congregación?” Dijo: “Sí, señor”. Ese Angel que estaba hablando conmigo, dijo eso. Y yo dije: “Entonces, ¿se tendrá que parar Pablo también?” “Pablo se tiene que parar con su generación”.
237Yo dije: “Entonces yo sé que estoy bien, porque yo prediqué Palabra por Palabra, la misma cosa que él predicó”.
238Y cuando dije eso, millones clamaron: “¡En eso es en lo que estamos descansando, (¡amén!), en esa Palabra, esa Palabra!” No importa lo que fuere, “¡en esa Palabra!”
239Esa es la razón que yo constriño a la gente que venga, como va a ser en esta mañana, algunos de ellos vienen para ser bautizados otra vez. Pablo lo hizo.
240Pablo se encontró con gente que estaba tan contenta y llena con las bondades de Dios y cosas, gritando y alabando a Dios, y disfrutando de una gran reunión. El dijo: “Pero, ¿recibisteis el Espíritu Santo desde que creísteis?” Hechos 19.
241Ellos dijeron: “Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo”. Dijeron: “Nosotros sólo somos Bautistas”, en otras palabras. ¿Ven? Su–su pastor era un predicador Bautista, exactamente correcto, era un abogado convertido, un predicador Bautista. Pablo dijo: “¿Recibisteis el Espíritu Santo desde que creísteis?” Ellos dijeron: “Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo”.
242El dijo: “Entonces, ¿cómo fuisteis bautizados? ¿En qué fuisteis bautizados? ¿De qué manera? ¿Cómo? ¿Qué?” “Nosotros hemos sido bautizados por Juan”. “Eso ya no funcionará”. Dijeron: “Fuimos bautizados en el bautismo de Juan”.
243El dijo: “Juan únicamente bautizó para arrepentimiento”. Los sumergió en bastante agua, ¿ve?, “para arrepentimiento”, no para “perdón de pecados”, porque el Sacrificio todavía no había sido matado. Dijo: “Para arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyese en Aquel que vendría después de él, esto es en Jesús el Cristo”.
244Y “cuando oyeron esto, fueron directamente al agua y fueron bautizados otra vez, en el Nombre de Jesucristo”, es lo que dice la Biblia.
245Y Pablo, en Gálatas 1:8, dijo: “Si un Angel del Cielo...” Ahora, ¡escuchen! ¿A qué estoy regresando? A estas cosas híbridas. ¡Apártense de ellas! “Si un Angel del Cielo viene y anuncia otro Evangelio diferente del que yo os he enseñado ‘sea anatema’”, Pablo, rebautizando. Cuánto más un predicador, o un obispo, o un papa, o un sacerdote. Si un Angel, un Angel resplandeciente descendiera del Cielo, y anunciara algo contrario a lo que él dijo, sea anatema. 246 ¿Cómo lo vamos a enfrentar, amigos? No únicamente... Miren, Uds. pudieran estar bautizados en el Nombre de Jesucristo, y su corazón estar tan negro como pudiera estar. Eso no los salva. Pero sí es un paso en la dirección correcta. Uds. son salvos por medio de su fe, por medio de Jesucristo. Correcto. Pero cuando Uds. llegan a este punto y ven Esto, y luego lo rechazan, entonces Uds. vuelven atrás. Esta pequeña historia, y luego voy a terminar. Yo la he contado antes, quizás aquí.
247Una vez un capellán dijo que lo llamaron a un lugar en donde estaba un hombre que había sido balaceado con una ametralladora y se estaba muriendo. El le dijo: “¿Es Ud. Cristiano?” El dijo: “Yo lo era antes”. “¿Lo era antes Ud.?” El dijo: “¿En dónde dejó Ud. a Cristo?” El dijo: “No recuerdo”.
248Dijo: “Mas le vale que lo vaya pensando, porque sus pulmones se están llenando de sangre”. Dijo: “Es–es mejor que se apure, porque Ud. está... Ud. está balaceado en la base de sus pulmones”. El dijo: “Lo sé”. Dijo: “Ud. se está muriendo”. Dijo: “Sí”. Dijo: “¿Y Ud. una vez conoció a Cristo?” “Sí”.
249Dijo: “Mire, esfuércese en recordarlo, esfuércese con todo lo que está en Ud., porque Ud. no tiene...” Dijo: “Capitán: Ud. sólo tiene un poquitito de tiempo ahora. ¡Recuérdelo!” Dijo: “Esfuércese en recordarlo. ¿En dónde dejó Ud. a Cristo?”
250Y mientras él batallaba, batallando, tratando de recordar. Luego apareció una sonrisa en su rostro. Dijo: “¡Ya lo recuerdo! ¡Ya lo recuerdo!”
251Eso es lo que Ud. tiene que hacer. Recuerde que cuando Ud. viene en contra de una Verdad de Dios, Ud. lo deja a El allí mismo. Ud. lo deja allí mismo. ¿Ve? Y no le hará nada de bien seguir en esa dirección, porque Ud. tiene que regresar a Esto. Ud. está en una desviación todo el tiempo. Yo no digo que Ud. no es un Cristiano, pero Ud. está–Ud. está–Ud. está en una desviación. Ellos eran israelitas, pero no todos eran salvos. ¿Ve? Correcto. ¿Ve? Ud. está es una desviación, en ese momento. Regrese a Esto. Y el capellán... Dijo: “¡Ya lo recuerdo!”
252El le dijo: “Empiece de allí mismo”. Allí es en donde Uds. tienen que empezar esta mañana, en donde Uds. se salieron de línea.
253Dijo: “Ahora me acuesto a dormir. Pido que el Señor guarde mi alma. Si yo muriese antes que despierte, le pido al Señor que se lleve mi alma”. Y él murió. En donde él dejó a Cristo fue en la cuna.
254Ud. lo pudiera haber dejado en el bautismo. Ud. lo pudiera haber dejado en el Espíritu Santo. Ud. lo pudiera haber dejado en cualquier otra parte. En dondequiera que Ud. lo dejó, no tome estas cosas híbridas de la iglesia. Hay Uno que lo representa a Ud. esta mañana, para salvación.
255Ud. no tiene que ser un pecador. Ud. no tiene que ser eso. Ud. es... Si lo es, Dios no lo hace a Ud. responsable por ser un pecador. El no lo haría a Ud.... Ud. es responsable de aquí en adelante. Pero El lo va a hacer a Ud. responsable si rechaza Esto. El no lo va a hacer a Ud. responsable, porque quizás en el pasado Ud. no sabía que era así respecto al bautismo en agua, respecto a recibir el Espíritu Santo, y el poder de Dios. El quizás no lo hará responsable a Ud. por eso. Quizás Ud. no lo había oído antes. Pero, de aquí en adelante, Ud. ya sabe que es así. Regrese a la Palabra. Regrese a Dios. Oremos ahora. Y Uds. piénsenlo bien, mientras estamos orando.
256Señor, sabiendo que yo soy un mortal y que pronto partiré (mis días se están haciendo numerosos ahora; pronto tendré cincuenta y dos años en esta tierra), Señor, yo quiero ser fiel. Quiero ser verdadero hasta el fin. Alrededor del mundo, en muchas, muchas naciones, pueblos, colores, razas, hemos visto muchos credos, y viéndolos cómo los mezclan, y todos sus diferentes pleitecitos, y confusiones, cuando en esos lugares hay muchos hijos verdaderos, muchos hombres y mujeres en esos lugares, allá en ese campo híbrido que verdaderamente no quieren estar allí. Ellos piensan que están haciendo la voluntad de Dios.
257Te pido, Padre, esta mañana, que quites todas las dudas de mi grupo pequeño aquí, hoy, y de aquellos que estarán escuchando las cintas; que Tú quites todos los credos hechos por el hombre. Como Jesús, cuando El vino la primera vez, El los encontró enseñando cosas que “en el principio no fueron así”, en el principio, cuando Dios lo hizo puro y sin adulteración. Pero el hombre había hecho... tomó la Palabra de Dios y la invalidó al enseñar el credo del hombre. Padre, así es ahora otra vez, en la cercanía de la Venida de Jesús.
258Igual que la Vid. Si la Vid produce un pámpano, y ese pámpano era un pámpano de Pentecostés, lleno con el Espíritu Santo, y señales y prodigios, los frutos siguieron ese pámpano, si esa Vid alguna vez produce otro pámpano, será la misma clase de pámpano. Sabemos eso, Padre, por la naturaleza misma. Pero nosotros sabemos que Tú puedes injertar cualquier fruto que está relacionado a eso, en esa Vid, y vivirá por medio de la Vid.
259Y sabemos que podemos tomar a un naranjo, y hacer que crezcan frutos cítricos de diferentes clases, siete u ocho. Nosotros podemos injertar limones en él, nosotros... Crecerá de él, porque es un fruto cítrico. Crecerá toronjas, y muchos otros de... y mandarinas, y muchos otros frutos cítricos. Pero si ese árbol produce su propio pámpano otra vez, será una naranja, Señor. Será como era la primera.
260Y nosotros creemos que va a haber una Iglesia, en estos últimos días, que recibirá ambas lluvias, la temprana y la tardía. Será diseminada por todo el mundo, en esta edad de Laodicea. Será una Iglesia que es llamada a que regrese a la Fe original en Dios. Será una Iglesia que tendrá a Jesucristo andando dentro de Ella, manifestándose El mismo. La aclamación del Rey estará en Ella.
261¡Dios, Tú la empezaste edad tras edad! Y cómo ellos tomaron esa Vid, y le injertaron en Ella, y el injerto está creciendo de Ella, bajo el nombre de Cristianismo, pero todavía produciendo una doctrina que no fue enseñada en el principio. ¡Oh, Dios, cómo nos–nos sentimos mal por eso, Señor! No sabemos qué hacer.
262Pero esta mañana, te pido que Tú nos saques de nuestros corazones todo lo que es hecho por el hombre. Toma y coloca dentro de nuestros corazones, Señor, la verdadera Palabra de Dios.
263Me estoy preparando para orar por los enfermos, Señor. ¿Cómo puedo yo ir allá y tener una duda en mi mente, que Dios no contestará mi oración? Entonces, Padre, yo mismo sería un hipócrita. Dios, si hay una pizca de duda en mi corazón, Tú perdóname por eso ahora. Si hay algo que yo he hecho o dicho, que está mal, Tú perdóname.
264Déjame entrar en lo que es Verdad. Y, Padre, yo sé que Tu Palabra es Verdad. Y yo me estoy tratando de quedar en esa Palabra. Yo sufrí hibridación, Señor, allá en el pasado, e hibridaciones por todas mis generaciones, al grado que yo sé que mi mente está confusa. Pero, aún así yo puedo mirar aquí y ver la Palabra. Yo sé que es la Verdad.
265Yo anhelo estar Allá, Señor. Yo estoy aferrado a esa ancla, allí en la Roca. Las tormentas tiran de mí hacia arriba, y hacia abajo, y hacia los lados, pero mi ancla está aferrada. Es en Cristo y en Su Palabra.
266Yo creo que Tu Palabra es la Verdad. Ayúdame, Señor, para que yo nunca comprometa ni una pizca de Ella, sino que continúe adelante con amor piadoso, abrazando a todos los pueblos, todas las razas, todos los colores, todos los credos, todas las denominaciones, llevándolos a la Roca. Concédelo, Padre.
267Sana a todos los enfermos y afligidos. Regrésalos a ser el tipo de gente de avivamiento chapado a la antigua, hoy en día. Regrésalos al Pentecostés original. Regrésalos a la bendición. Regrésalos al Pentecostés que cayó en el año 33 después de Cristo. Dales la bendición Pentecostal. Que el poder de Dios entre a la Iglesia. Que haya dones de sanidad Divina dados a la Iglesia. Que hablen en lenguas, que interpreten lenguas. Que haya dones de profecía, y todas las diferentes manifestaciones; no fingiendo creer, o tratar de creer, o de aparentar; que sea realmente genuino, viniendo con la Palabra, la Palabra de Dios dada a conocer, profetizando cosas que se cumplan.
268Tú dijiste en Tu Palaba: “Si hay uno entre vosotros, que es... que reclama ser, o se supone ser, un profeta, y lo que él dice, si no acontece, no lo escuchen. Pero si acontece, entonces oigan a ese profeta, porque Yo estoy con él”.
269Dios, danos esa clase de profetas. Danos la clase verdadera, la clase verdadera que habla en lenguas, la clase verdadera que tiene las interpretaciones verdaderas. Concédelo, Padre.
270Sana a los enfermos y afligidos, y Tú mismo date a conocer entre nosotros, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Yo le amo, yo le amo, Porque El a mí me amó; Y me compró mi salvación, Allá en la cruz.
271Ahora, todos Uds. Metodistas hijos de Dios, Bautistas hijos de Dios, todos Uds. hijos e hijas de Dios, levantemos nuestras manos y cerremos nuestros ojos, y cantemos esta a El, y adorémosle a El. Yo le amo, yo le amo, Porque El a mí me amó, Y me compró mi salvación, Allá en la cruz.
272¿Lo aman Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Todos Uds. que lo aman a El, digan: “¡Alabado sea Jesús!” [“¡Alabado sea Jesús!”–Ed.] Digámoslo otra vez: ¡Alabado sea Jesús! [“¡Alabado sea Jesús!”] ¡Oh, cuánto le...!
273En Afrikaan [dialecto holandés hablado en Sudáfrica–Trad.] es: “¡Prys die Lord! [¡Alabado el Señor!] Je-..., Jesús, ‘Jesus’ [el Hermano Branham lo pronuncia con el acento de ellos–Trad.]”, ellos así lo pronuncian. “Prys Jesus” [¡Alabado Jesús!]” ¡Dankie, Jesus!” [¡Gracias Jesús!] ¡Oh, hermanos! ¡Qué día! Sí. Cómo–cómo alabo, cómo le damos gracias al buen Señor por Su.... Yo le amo... (Sólo adórenle a El; con un Mensaje cortante y duro como éste, adorémosle).... amo (la dulzura del Espíritu), Porque El a mí me amó; Y me compró mi salvación, Allá en la cruz. La Sangre preciosa del Hijo de Dios, ha salvado y santificado A un pueblo maravilloso para Su Nombre, y ellos son llamados la Novia. Aunque aquí abandonados y despreciados, algún día el Señor llevará A esos escogidos dentro de las puertas, y eso vale todo.
274Todos juntos. Cuando estemos dentro de las puertas de perla, aprenderemos muchas cosas, Tendremos un arpa que está hecha de oro, quizás con cuerdas mil; Cantaremos, y gritaremos, y danzaremos por todas partes (¡aleluya!), el Cordero enjugará nuestras lágrimas; Tendremos una grandiosa semana de bienvenida al Hogar, los primeros diez mil años.
275Denos el tono correcto para esa. Cantémosla otra vez. ¿No aman Uds. eso? Sólo piénsenlo. La Sangre preciosa del Hijo de Dios, ha salvado y santificado A un pueblo maravilloso para Su Nombre, y ellos son llamados Su Novia. (¡Amén!) Aunque aquí abandonados y despreciados, algún día el Señor llevará A Sus escogidos dentro de las puertas, y eso vale todo. Todos juntos ahora. Cuando estemos dentro de las puertas de perla, aprenderemos muchas cosas, Tendremos un arpa que está hecha de oro, quizás con cuerdas mil; Cantaremos, y gritaremos, y danzaremos por todas partes, el Cordero enjugará nuestras lágrimas; Tendremos una grandiosa semana de bienvenida al Hogar, los primeros diez mil años. Estrechemos manos mientras cantamos esto: La Sangre preciosa del Hijo de Dios, ha salvado y santificado A un pueblo maravilloso para Su Nombre, y ellos son llamados Su Novia. Aunque aquí abandonados y despreciados, algún día nuestro Señor llevará A Sus amados dentro de las puertas, y eso vale todo. Ahora, levantemos nuestras manos a El. Cuando estemos dentro de las puertas de perla, aprenderemos muchas cosas, Tendremos un arpa que está hecha de oro, quizás con cuerdas mil; Cantaremos, y gritaremos, y danzaremos por todas partes, el Cordero enjugará nuestras lágrimas; Tendremos una grandiosa semana de bienvenida al Hogar, los primeros diez mil años. ¡Oh, cuánto amo a Cristo!, ¡Oh, cuánto amo a Cristo!, ¡Oh, cuánto amo a Cristo!, Porque El a mí me amó. Yo nunca lo dejaré, Yo nunca lo dejaré, Yo nunca lo dejaré, Porque El a mí me amó.
276Yo nunca lo dejaré, porque El a mí me representa. ¡Amén! El es mi Salvador, y porque El murió por mí... yo soy indigno, pero, porque El me tomó como Suyo... El llegó a ser yo para que pudiera llegar a ser El. El llegó a ser como un pecador y tomó mis pecados para que yo pudiera ser un hijo de Dios. ¡Oh, cuánto amo a Cristo!, ¡Oh...! (Señor Jesús, te pido que Tú sanes a la hermana, y la hagas saludable, Señor, para Tu gloria, en el Nombre de Jesús). ¡... amo a Cristo!, Porque El a mí me amó.
277¿No les hace algo a Uds. esas alabanzas antiguas? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Yo recuerdo a una pequeña familia de color que solía venir aquí, un hombre, su esposa, y una niñita. Ahora sólo... Yo–yo–yo no la puedo cantar, pero lo voy a intentar. Yo siento el Espíritu Santo sobre mí. ¡Amén! Dijo: ¡Oh, qué amor precioso que el Padre Tuvo por la raza caída de Adán!, Dio a Su único Hijo para que sufriera, Y nos redimiera por Su gracia.
278¡Oh, yo amo eso! ¡Oh, qué amor precioso que el Padre Tuvo por la raza caída de Adán!, Dio a Su único Hijo para que sufriera, Y nos redimiera por Su gracia.
279Yo amo eso. ¿Uds. no? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. ¿No hay algo al respecto? Miren, esos Mensajes son duros, y estrictos, y cortantes. Eso es lo que es la Palabra de Dios: más aguda que toda espada de dos filos. Pero cuando todo termina (¿ven?), el gran Espíritu Santo está aquí en el edificio, en alguna parte, observando. ¡Angeles! ¡Oh! Entonces, cuando todo termina, lo vemos extender Sus brazos, y las bendiciones empiezan a caer. Y nosotros elevamos nuestras manos hacia El, y lo adoramos en la dulzura del Espíritu Santo. ¿No les hace algo a Uds.? [“Amén”]. Sencillamente los limpia, les da un nuevo comienzo, los regresa a la Palabra.
280¿Cuántos están enfermos ahora, que digan: “Yo vengo para ser sanado esta mañana; esta es la hora de mi sanidad”?
281Uno, dos, tres, cuatro, cinco, como unos ocho o diez de Uds. Muy bien. Quisiera saber si mis niñitos aquí harían algo para mí. ¿Lo harían? Quisiera saber si todos vinieran aquí al frente, sólo por un momentito ahora. Yo les voy a pedir a todos Uds. que vengan aquí al altar, mientras oramos; mientras todavía estamos cantando, que aquellos que van a ser ungidos, por los que se va a orar... Hermano Neville, venga. Y vamos a orar por ellos, y luego vamos a tener bautismos de agua. Y luego los despediremos oficialmente, como en– como en unos dos o tres... como en unos diez minutos, a lo máximo, creo yo. Muy bien. ¡Oh, qué amor precioso que el Padre Tuvo por la raza caída de Adán!, Dio a Su único Hijo para que sufriera, Y nos redimiera por Su gracia.
282Si alguno sabe en dónde está esa pequeña familia de color, quisiera que viniera y cantara esa otra vez, durante el avivamiento. Estaban allá en Broadway, en alguna parte. Se me olvido cuál era su nombre; un hombre, su esposa, y una niñita. Ellos tenían esa “paradita” ahí en la alabanza, Uds. saben, como lo hacen. ¡Oh, qué amor precioso que el Padre Tuvo por la raza caída de Adán!, Dio a Su único Hijo para que sufriera, Y nos redimiera por Su gracia.
283¿Ven lo que es? La raza de Adán había caído, se había hecho híbrida, hasta lo más vil. Ella descendió hasta lo más vil, para realmente tener incredulidad espiritual en la Palabra de Dios, hasta lo sexual, hasta toda clase de perversión, hasta lo más bajo. Y, ¡oh qué amor precioso que el Padre Dio a la raza caída de Adán!, Dio Su único Hijo para que sufriera....
284Descendió a lo más vil que había, y nos redimió de vuelta a Su Palabra, nos redimió por Su gracia.
285Y ahora, esta mañana, nos paramos por Su gracia, diciendo: “¡Somos Sus hijos! Tenemos derecho a estas bendiciones”. Jesucristo murió, para sanar a cada uno de Uds. Correcto. El lo prometió. Y aquí nosotros–nosotros sabemos que eso es la Verdad. ¿Cuántos saben que es la Verdad? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Entonces, es su propiedad. Les pertenece a Uds. Es de Uds.
286Entonces únicamente hay una sola cosa que los impide recibirla, y esa es satanás tratando de decirles a Uds. unas mentiras híbridas.
287¿Qué dijo Dios? “Más El herido fue por nuestras rebeliones, por Su llaga fuimos curados”. ¿Creen Uds. que eso es la Palabra de Dios? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Ahora, no dejen que satanás les diga algo más.
288La Palabra de Dios dice: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”. ¿Qué tan lejos? “Por todo el mundo”. Todavía no se ha alcanzado. “¡Por todo el mundo!” ¿Cuánto tiempo debía durar esto? “Hasta el fin del mundo”. ¿Qué? “Id por todo el mundo, predicad el Evangelio; he aquí Yo siempre estoy con vosotros, aun hasta el fin del mundo. Estas señales seguirán a los que creen: En Mi Nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”. Esa es la Palabra.
289Ahora, apóyense en Esto. En todo principio de Dios, apóyense allí mismo en El. Luego lleguen a ese punto y digan: “Dios, yo me he arrepentido. Yo he sido bautizado en el Nombre de Jesucristo. Yo he reconocido la Sangre. Yo he reconocido al Hijo de Dios. Yo te reconozco, Padre Mío . Tú me has bendecido con el Espíritu Santo. Ahora satanás me trata de plagar y de enfermar. Yo vengo confiadamente”. ¡Amén! Sin condenación. “Yo he guardado Tu Palabra. Yo me he quedado aquí, como Ezequías”.
290Cuando el Señor dijo: “Dile... Isaías: ve allá y dile que él no se levantará de ese lecho. ¡El va a morir!’”
291El dijo: “Señor, yo he andado delante de Ti, con un íntegro corazón. Yo necesito quince años más”.
292El Señor le dijo al profeta: “Vuelve, y dile que Yo lo he oído. El va a vivir”. Correcto. Eso cambia cosas. De esa manera Uds. tienen que venir: sin condenación. Si hay condenación, Uds. sólo... Uds.–Uds. sólo le están peleando al aire. Uds. tienen que venir cuando Uds. estén limpios y libres. “Yo lo creo. Estoy parado aquí. Señor, yo lo creo”. Si yo... Si Ud. es un pecador, y no conoce a Dios, dígale a Dios aquí mismo: “Señor, yo–yo quiero ser sanado. Yo te quiero servir. Yo te doy, ahora, mi corazón. Aquí estoy; úsame”.
293Como el profeta, en el templo, dijo: “Heme aquí, envíame, Señor”. Y el Angel tomó un carbón de Fuego.
294Ahora, estamos en la iglesia; en los campos de evangelización, nosotros usamos el otro tipo de ministerio. Aquí, nosotros... La Biblia dice, para la iglesia: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite. Y la oración de fe salvará al enfermo”. Uds. saben eso; Santiago 5:14.
295El Hermano Neville aquí, nuestro pastor, un buen hombre enviado de Dios, lleno del Espíritu Santo... ¿Cuántos han notado al Hermano Neville creciendo? ¿Lo han notado Uds.? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Lo oí profetizando el domingo pasado, por primera vez. ¿Quién pensaría alguna vez que un predicador Metodista se hubiera mantenido fiel de esa manera? Pero cuando el Espíritu Santo vino sobre él, algo sucedió. ¿Ven? Sí. Ellos entran directamente en ello. Es sencillamente automático. ¿Ven? Si Uds. regresan a la reproducción correcta, entonces tienen que seguir adelante.
296Si Uds. ponen vida en un grano de maíz, y lo ponen en la condición correcta, crecerá. Solamente déjenlo solo, crecerá.
297De esa manera es con la Iglesia. Si Uds. pueden regresar a la cosa correcta, y se quedan allí con Ella, siguen moviéndose adelante, la correcta luz del sol, y el agua, y las alabanzas, y aleluyas, y los cánticos y cosas, eso producirá Esto. Crecerá al punto en donde Uds. puedan alcanzar y obtener: “Todas las cosas son posibles para aquellos que creen”.
298Ahora, cuando él los unja con aceite, yo voy a poner manos sobre Uds. Ahora, primero, yo voy a orar por todos Uds. Y quiero que Uds. por toda la fila, pongan sus manos los unos sobre los otros. Ahora, pongan sus manos los unos sobre los otros. ¿Por qué estoy haciendo eso?
299Ahora, la Biblia nunca dijo: “Si el Hermano Branham pone sus manos”.
300Dice: “Estas señales seguirán a los que creen: Si ellos ponen sus manos...” ¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. “Si ellos ponen sus manos...” Sus manos son iguales que cualquier otras manos. ¿Ven? Después de todo, son las manos de Dios lo que cuenta. Y así que: “Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”.
301Ahora con sus manos los unos sobre los otros, inclinemos nuestros rostros. Y yo quiero que todos Uds., la iglesia en la audiencia, oren por estos.
302Nuestro Padre Celestial, te traemos a Ti esta gran fila de personas enfermas. Dios, sólo pensar, que muchos de estos aquí... Yo confío que todos ellos son Tus hijos, nacidos del Espíritu, lavados en la Sangre, llenos con el Espíritu Santo, listos para la Venida. Y satanás no puede llegar a ellos, estando de esa manera, para hacerlos pecar. El no puede llegar a ellos, para hacerlos dudar Tu Palabra, decirles que está errada. Y ellos van y la siguen, al pie de la letra. Pero luego él trata de venir y afligir el cuerpo de ellos, porque él sabe que el cuerpo de ellos todavía está en pecado. Pero el alma de ellos está salva. El cuerpo de ellos tiene que regresar al polvo, pero las almas de ellos van a Dios. Así que él trata de afligir esa parte, la que él puede.
303Pero estoy tan contento que Tú también incluiste salvación para ese cuerpo. Esta es–esta es las arras de nuestra resurrección, la sanidad de nuestros cuerpos. Y, Señor, hay en archivos hoy, millones de almas, millones de cuerpos, que han sido sanados. Así que, nosotros sabemos que Tú eres Dios.
304Y ahora, ellos están poniendo sus manos los unos sobre los otros. Míralos, Señor. Uno está interesado en el otro. Uno quiere saber... sin importar a qué iglesia ellos pertenezcan, qué afiliación ellos tengan, de qué color son, o de qué credo ellos... Eso no tiene nada que ver con ello, Señor. Ellos son Tus hijos. Algunos de ellos son Metodistas, algunos pertenecen a los Bautistas, algunos pertenecen a los Presbiterianos, quizás algunos sean Católicos. Yo no sé. Algunos son Pentecostales. Pero Tú–Tú no los conoces por ese nombre. Tú los conoces como Tuyos. Ellos son comprados por Sangre. Y ellos están parados aquí, creyendo la Palabra. Y ellos vienen confiadamente. Y yo estoy– yo estoy rogando por ellos como un siervo Tuyo. Dios, que no haya una sola persona débil en este edificio, cuando termine el servicio. Que ellos, cada uno, sea sanado.
305Mientras Tu anciano ungido va adelante derramando ese aceite, ese poco de aceite que corre hacia abajo por sus frentes, eso simboliza (el aceite) el Espíritu. Ponemos eso allí, para que la gente sepa que este aceite virgen de olivo ha sido derramado sobre su cabeza, a semejanza del Espíritu Santo viniendo. Entonces cuando yo ponga manos sobre ellos, yo mismo, que ellos se vayan a sus asientos muy contentos, regocijándose, es una obra terminada. “¡Todo está terminado!” Ellos están sanados. Ellos se van a casa para ser saludables. Concédelo, Señor.
306Y las aclamaciones y alabanzas se levantarán, por toda la ciudad, y en los diferentes lugares en donde esta gente irá. “Uds. saben, yo una vez tenía problemas del estómago, pero se han ido. Yo una vez tenía tal y tal enfermedad, pero se ha ido. Yo oí ese Mensaje esa mañana: ‘Reproducido de nuevo a la Palabra’, y yo regresé a la Palabra, y yo creo la Palabra, y ahora yo estoy sano”. Concédelo, Padre. Yo los encomiendo a Ti, en el Nombre de Jesucristo.
307Ahora, con nuestros rostros inclinados, yo quiero que el anciano vaya adelante, y que....
308Teddy, por favor toque. Algunos de Uds. canten: Sólo creer, como puedan ahora.
309Y que los que han pasado, que regresen a sus asientos, una vez que los hayamos ungido y orado por ellos. En el Nombre de Jesucristo...?....
310Padre Celestial, mientras pongo mis manos sobre esta mujer, con aceite ungido todavía en...?.... [El Hermano Branham continúa orando por la gente–Ed.].