Photo

~ DISCERNIMIENDO EL CUERPO DEL SENOR ~
1Buenas noches, amigos. Pueden sentarse. Es grato estar aquí nuevamente en esta noche bajo este techo y en compañía de esta amable gente Cristiana. En esta noche esperamos que Dios haga mucho más abundantemente de lo que nosotros podamos pensar o esperar. Sabemos que El es verdadero.
2¿Cuántos fueron sanados en el culto de anoche? ¡ Oh, eso e s maravilloso! Estamos esperando que los demás sean sanados hoy; y pienso que todavía tenemos repartidas algunas tarjetas de oración. Billy me dijo que no las había repartido hoy porque apenas llamamos unas pocas anoche. Puede ser que algunos de ellos deseen venir a la fila de oración; o puede que llamemos a algunos de ellos más tarde para una fila de discernimiento. No es el discernimiento lo que sana a la persona; eso solamente los prepara para que miren hacia arriba y acepten la sanidad que Jesús ya ha provisto para ellos. La imposición de manos es una cosa muy buena porque es conforme a la Escritura; pero no es la manera para los gentiles recibir su sanidad. La Biblia nos habla de un judío que tenía su hija gravemente enferma, y hasta murió. Este le dijo a Jesús: "Mi hija está cerca de la, muerte; ven y pon las manos sobre ella, y vivirá."
3Pero cuando vino el centurión romano, un gentil, y su mozo se hallaba enfermo, él dijo: "No soy digno que entres bajo mi techado; mas solamente di la Palabra." Eso fue lo que conmovió el corazón de Jesús. No tuvo que imponer Sus manos sobre él; él solamente quería oír la Palabra.
4¿Ven Uds.? A mí me gusta--este relato, porque ese romano conoció que él era un hombre con autoridad; si él le decía a un hombre: "haz esto o aquello," él lo hacía. Y él reconoció esa misma autoridad en el Señor Jesús. El sabía que si le decía a un hombre que estaba bajo sus órdenes: "vete," o "vente," éste tenía que obedecerle. Y él sabía que todas las dolencias y enfermedades estaban bajo el control del Señor Jesús; por lo tanto, El no tenía que ir a poner Sus manos sobre el siervo: "solamente di la Palabra y mi mozo sanará." Jesús se maravilló y dijo: "Ni aun en Israel he, hallado tanta fe."'Yo en verdad deseo vivir hasta ver el día cuando nosotros los americanos tengamos esa clase de fe: "Solamente di la Palabra, Señor, y mi mozo sanará." ¡ Oh, qué gran día será!
5Ahora, algunas veces cuando la unción es tan poderosa no tengo la oportunidad de invitar al altar. Algunos de los otros hermanos, el Hno. Sullivan o algún otro hermano se encargará de eso. Hay posibilidad de que alguien diga que nos estamos especializando solamente en la sanidad divina. Sanidad divina es como salir a pescar. Nadie le muestra el anzuelo al pez; solamente le muestra la carnada, entonces al agarrar la carnada, el pez también coge el anzuelo. Es igual con la sanidad divina. Es algo que atrae porque demuestra y prueba que hay un Dios que vive y está interesado por nosotros. Los incrédulos, al ver esto, inmediatamente sus ojos lo vislumbran y se dan cuenta que hay un Dios vivo, y entonces se encuentran en la vía hacia la salvación. Dios entonces comienza a controlarlos y halarlos hacia la orilla. Para eso es la sanidad divina, meramente para ese propósito.
6Los jóvenes tienen aquí algunas de las cintas grabadas, libros, discos, etc., los tienen aquí, no para hacer ganancia en las ventas; sino para que el Mensaje sea propagado. Esto es lo principal. i Propagad el Mensaje! Porque estamos viviendo en una hora mucho más tarde de lo que nosotros pensamos. Esta edad está ya para terminar; la iglesia se halla en una condición terrible, y solamente estamos tratando de esparcir la Luz entre la gente, no para tratar de convertirla a alguna de nuestras creencias, sino para tratar de ayudarlos a que vivan más cerca del Señor Jesús y para que crean en El. No para sacar los miembros de una iglesia y meterlos en otra; nuestro propósito es más bien enviar más miembros a esa iglesia.
7Antes que abramos la Palabra para el mensaje de esta noche, el cual es corto, no queremos mantenerlos aquí por mucho tiempo porque muchos vienen de lejos y Uds. tienen que regresar al trabajo; esperaremos más bien hasta el sábado en la noche para entonces extender el servicio, porque el domingo la escuela bíblica no comienza sino hasta las 9:30 de la mañana. Inclinemos nuestras cabezas un momento para orar.
8Señor, estamos agradecidos sobremanera por la oportunidad de poder congregarnos e inclinar nuestras cabezas al Dios vivo y sabemos que se nos ha prometido por Tu santo Hijo, el Señor Jesús, que podemos tener todo lo que pidiéremos, si lo pedimos al Padre en el Nombre del Señor Jesús, Tu Hijo. Y nos ha sido asegurado que tendremos una entrevista o audiencia con El, sí venimos en el Nombre de Jesús porque El ha dicho: "Todo lo que pidiereis al Padre en mi Nombre, El os lo dará." Y estamos en esta noche completamente seguros que El nos oye y que nos dará lo que pidamos, porque sentimos que estamos pidiendo de acuerdo a la voluntad de Dios. El dijo en cierto lugar: "no tenéis, porque no pedís, y no pedís, porque no creéis." Señor, la razón por la cual venimos a Ti es porque en realidad creemos, y creemos que Tú nos contestarás, y las oraciones que hacemos no son para que el hombre las oiga, sino porque creemos que Tú las estás oyendo, y estamos seguros que Tú nos contestarás porque Tú lo has prometido. Solamente pedimos que Tu voluntad sea hecha. Que así sea, Señor, en esta noche, que todo pecador que se encuentre aquí que no te conoce como su Salvador, permite que esta sea la noche cuando algo sea hecho o dicho que como resultado te acepte como su Salvador.
9Permite que aquellos que no tienen el Espíritu Santo esta noche y que anhelan y esperan la hora cuando las escamas caerán de sus ojos, y el deseo de sus corazones les sea concedido; oh, Señor, que el Espíritu Santo llene cada corazón. Que haya una manifestación tan poderosa del Espíritu de Dios hasta que sus corazones sean conmovidos, que toda duda y superstición desaparezcan de sus vidas y el Espíritu Santo penetre sus vidas y los selle para el Reino de Dios.
10Concédenos en esta noche, Señor, que al terminar el culto no haya ni una sola persona enferma; que todos sean sanos. No podemos olvidarnos de aquellos que se encuentran en los hospitales, los inválidos, los que están en la prisión, los que están en profunda necesidad de Tu misericordia. Sé con ellos, oh Señor. Y que al salir del servicio esta noche podamos decir como los discípulos: "Hemos visto maravillas hoy." Y mientras regresamos a nuestros hogares, que nuestros corazones puedan arder en nosotros. Dependemos de Ti, Salvador nuestro, que nos concedas estas cosas de acuerdo a Tu promesa; y Tu promesa siempre es Tu voluntad. Te lo pedimos en el Nombre de Jesús, Amén.
11Si desean en esta noche buscar conmigo en las Sagradas Escrituras, Primera de Corintios, capítulo 11, leeremos una porción comenzando con el versículo 23:
12Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed: esto es mi cuerpo que por vosotros es partido: haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre: haced esto todas las veces que bebierais, en memoria de mí. Porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que venga. De manera que, cualquiera que comiere este pan ó bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. (Ahora quiero leer mi texto del versículo 29). Porque el que come y bebe indignamente, juicio come y bebe para sí, no discerniendo el cuerpo del Señor. (He vertido muchas lágrimas sobre esta Biblia, y tiene algunas páginas un poco borradas...). No discerniendo el cuerpo del Señor.
13Mi tema en esta noche es: Discerniendo el Cuerpo del Señor.
14Ahora, nuestro destino eterno no está completamente determinado por lo que vemos u oímos, pero está determinado más bien por la clase de discernimiento que tenemos de lo que vemos y oímos.
15Pablo no estaba disputando con ellos por haber tomado la Santa Cena. El acto estaba bien, pero su discernimiento estaba mal. El tomar la Santa Cena es el mandato del Señor, pero el tomarla indignamente, no discerniendo el Cuerpo del Señor, es donde está el error. Estos Cristianos estaban tomando la Santa Cena y no estaban viviendo la vida. El Cristianismo es una experiencia y una vida. Estos Cristianos estaban viviendo cualquier clase de vida, dando un mal ejemplo de su profesión. Pablo dice: "Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros; y muchos duermen," que quiere decir que están muertos por no haber discernido el Cuerpo del Señor.
16Y nosotros que nos llamamos Cristianos, no tenemos el derecho de tomar la Santa Cena, a menos que estemos viviendo sobre el reproche del mundo. No tenemos ningún derecho. La Santa Cena es para aquellos que están viviendo justamente, dando un buen ejemplo del Cristianismo. Lo peor que hay en el mundo es una persona que trata de personificar algo, y hay demasiado de esto en el mundo hoy día. No solamente nosotros en este día, pero somos culpables del mismo crimen del cual Pablo exhorta a la iglesia de Corintio por tratar de hacer , algo que el Señor ha mandado, sin discernir el Cuerpo del Señor, y el Cuerpo del Señor son los creyentes. Hoy estarnos haciendo cosas sin discernir la Palabra de Dios. Debernos tener discernimiento en todo lo que hacemos; debe ser medido con la Palabra de Dios. Todo lo que los Cristianos hacen y dicen debe ser medido con la Palabra de Dios.
17Hoy día la gente ha cambiado en gran manera y algunas veces confían más en lo que dice la iglesia que en lo que dice la Palabra. Ellos creen entonces que la iglesia tiene más derecho de discernir nuestro caso que la misma Palabra de Dios. Por ejemplo, puede ser que la iglesia diga: "El tiempo de los milagros ya paso." Muchos lo creerán, porque ellos piensan que la iglesia sabe mucho más acerca de esto que el mismo Espíritu Santo que inspiró la Palabra. Por lo tanto, no somos capaces de discernir las cosas de Dios.
18En cierta ocasión Jesús dijo: "El que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios, " o comprenderlo. En otras palabras: i Ud. no puede discernir el Reino de Dios hasta que no nazca de nuevo!
19Hay gente que viene y dice que aquellos que han aceptado la experiencia del Bautismo del Espíritu Santo, son fanáticos, o algún otro nombre malvado que el diablo ha puesto sobre la iglesia del Dios Vivo. A veces la gente no tiene el discernimiento verdadero, y le tienen miedo a eso. ¿No sabe Ud. que nuestro Señor públicamente fue declarado loco? Los fariseos, la jerarquía de la iglesia dijeron: "Ese hombre está fuera de sí. Tiene un demonio y está loco." La Palabra loco significa "demente", y si a El lo llamaron demente, ¿cuánto más será con Sus discípulos?
20Pablo le dijo a Agripa: "Conforme a aquel Camino que llaman herejía (locura) así sirvo al Dios de mis padres. " Estoy tan contento en esta noche de poder estar tomado de la mano con El. Conforme al camino que la iglesia moderna llama fanatismo, así sirvo a Dios. Aquellos que los llamaban herejes no estaban discerniendo el Cuerpo del Señor, es decir la Iglesia del Dios Vivo. La iglesia en esta noche es llamada "Loca," porque la gente no tiene discernimiento. Si alguien dice que ha nacido de nuevo, y no cree que la sanidad divina es una promesa de Dios, y tampoco cree que el Bautismo del Espíritu Santo es para la gente hoy día, tendría yo que decir que su nacimiento fue de un espíritu falso, porque el Espíritu Santo dijo que "esta promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que estén lejos,- para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. " Ud. la está aceptando por conceptos intelectuales. La gente estad tornando la palabra de otra persona y no tienen el discernimiento. No pueden discernir entre lo bueno y lo malo.
21Estoy pensando que muchos de nuestros gigantes intelectuales, no nosotros, sino muchos gigantes intelectuales . . . El pueblo de Dios irónica ha sido grandemente intelectual. La Biblia dice que los hijos de las tinieblas son más sabios en este mundo que los hijos de Luz. Dios compara a Su pueblo con las ovejas, las cuales ¡lo son sabias ni intelectuales; El las mantienen de esa manera para poder guiarlas. Si Ud. trata de usar su propio pensamiento intelectual, en ese momento, con ese acto, Ud. pone a Dios fuera del programa. ¡ Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu de Dios! Pero estamos viviendo en un gran día intelectual.
22Hace algunos meses (Uds. sin duda lo leyeron en el periódico) allá en Nueva York hubo un juicio. Dos predicadores humildes, dirigidos por el Señor. hace ya algún tiempo, hombres como yo, que casi ni sabían el abecedario, y el Señor los dirigió al Bowery (la parte de Nueva York donde abunda el vicio), y compraron un edificio donde estaban predicando el Evangelio a sus hermanos que habían tropezado y caído. Una compañía muy grande vino a comprar la manzana donde estaba este edificio y todos los demás vendieron el terreno, menos estos humildes predicadores. Ellos tenían una revelación que Dios quería que se quedaran allí, por lo cual no cedieron si¡ terreno y entonces las autoridades los llevaron a la ley. Los de la compañía trajeron a tino de esos gigantes intelectuales, el abogado Greenwall. El hizo que esos dos predicadores se sintieran avergonzados. Colocó sus palabras tan correctamente y de una forma tan educada y de tal manera que los predicadores no supieron ni como contestarle, porque él era un gigante intelectual, tino de los mejores abogados que había en Nueva York. Los pobres predicadores estaban tan confusos que no sabían que responder. Por último él, dando un golpe seco, les dijo: "¿No tienen Uds. nada que decir en defensa propia?"
23Entonces uno de ellos se levantó, y deteniendo la mano del otro, dijo: "La única cosa que nosotros sabemos es que el Señor nos dijo que tomáramos el edificio."
24El abogado Greenwall dijo entonces: "¡Un momento, paren eso! No queremos que metan a ningún Señor en este caso." Como a las dos semanas después, un avión tratando de volar por debajo de un puente se estrelló en las aguas ¡celadas; y allí estaba el abogado Greenwall luchando tenazmente por su vida, pero murió en esas aguas. Me pregunto si él desearía tener a Dios en esa escena. ¿Qué pasó? ¡ El no había discernido el Cuerpo del Señor, porque aquellos predicadores estaban ungidos por el Espíritu Santo y tenían la voluntad de Dios! No necesitamos ser gigantes intelectuales; necesitamos más bien ser siervos humildes del Señor y discernir Su Cuerpo. A pesar de toda si¡ inteligencia, y si¡ astucia y de si¡ educación ... Uds. saben que la Biblia dice: "Mejor le fuera, si le pusiesen al cuello una piedra de molino y lo echasen en lo profundo de la mar, que escandalizar a uno de estos pequeñitos." Me supongo que él tuvo mucho tiempo para llamar al Señor a la escena; pero él no discernió el Cuerpo del Señor.
25A veces me pregunto si nosotros los intelectuales de América tenemos suficiente discernimiento para discernir entre lo bueno y lo malo. Un caso en especial son las cortes juveniles que han probado que no tenemos lo que se necesita para discernir entre el bien y el mal para nuestros hijos; y ellos parecen tener una buena solución psicológica. Por ejemplo, si el hijo viene ante su padre y da una patada al piso, grita, sacude su cabeza y dice: "Papá, no me importa lo que tú digas, yo quiero un automóvil de carrera." (Esto es típico de América.)
26El padre le contesta: "Está bien, hijito, yo te lo compraré." Uno puede preguntarle a ese padre: "¿Por qué hizo eso?
27"Oh, porque le amo," sería su respuesta.
28Padre de familia, recuerde Ud. que algún día su hijito llegará a ser un hombre, y se casará y tendrá una familia. Dios tenga misericordia de la mujer que tenga que vivir con un muchacho que ha sido criado de esa manera; teniendo todo lo que ha deseado. No pueden discernir entre lo bueno y lo malo. Eso no es el amor. Eso es ignorancia. La Biblia tiene razón. 'El que detiene el castigo, á su hijo aborrece" (Proverbios 13:24).
29Anita viene ante su madre porque piensa ir al baile de rock'n roll y su madre le dice que no puede ir. " ¡Ay mamá, pero qué cruel eres conmigo! " Desde luego como Ud. ama a Anita, la deja ir. Ella sale y se mete en medio de ese grupo de maleantes y toda esa necedad; y ]ciego entra y con la coquetería en sus pequeños labios pintados le dice a Ud. una mentira, que no hay nada malo en salir con esa gente. Dios tenga misericordia del hombre que se case con una mujer como esa. Discerniendo entre el bien y el mal; no podemos discernir ni los nuestros.
30A veces me pregunto si podemos discernir entre lo bueno y lo malo para nuestros propios cuerpos. y especialmente el Cuerpo del Señor. No discernimos entre el bien y el mal en relación a nuestros propios cuerpos. Día tras día, semana tras semana, mes tras mes y año tras año, los científicos trabajan en los laboratorios y despliegan grandes fotografías, anuncios, y cuántas cosas ¡irás y advierten al público: "Cáncer por cartones." Más de doscientos sesenta mil americanos morirán este año solamente por fumar cigarrillos, y la gente sigue fumando. Ni aún a nuestros propios cuerpos podemos discernir; cuánto menos discerniremos al Espíritu Santo y al Cuerpo del Señor.
31¿Vieron Uds. el otro día el artículo que cierto científico produjo de su investigación? El dijo: "Los cigarrillos no solamente causan el cáncer, sino que producen en la persona un cincuenta por ciento de mayor probabilidad de contraer otros enfermedades." Y todavía Ud. continua fumando. Hace poco una mujer me encontró después de haber predicado en contra de esto lo más duro posible. Ella era una mujer que fumaba mucho. Puso una nota escrita en su bolsillo, y me dijo: "Lea esto cuando llegue a su casa."
32Yo le dije: "Gracias, la leeré ahora mismo," y saqué la nota y comience a leerla.
33En la nota me decía: "No es cortesía que un ministro desde el púlpito hable en contra del fumar. Ud. no tiene nada que ver con eso."
34Yo le dije allí misillo: " ¡Es mi responsabilidad hablar en contra de todo lo que sea malo! " ¡Dios tenga misericordia del predicador que no tenga suficiente del verdadero discernimiento para predicar en contra de cualquier cosa que sea mala! El predicador que no puede discernir por el Espíritu Santo la necesidad de su gente ... Dios dijo: "Este cuerpo es templo del Espíritu Santo. Si alguno violare este templo, yo lo destruiré." Debemos predicar en contra del fumar. El problema está en que hay demasiados predicadores que fuman; eso es lo que pasa. Ellos temen decir esto en la congregación porque saben que son culpables también.
35Discerniendo correctamente, trazando correctamente. El licor, el alcohol . . . "Oh," dicen ellos, " ¿Es dañino? " En la televisión, en los letreros públicos, en el periódico presentan hermosas jóvenes tomando cerveza. Le presentan a uno el comienzo. Mírenlas más tarde: Les llena la mente de toxinas venenosas, el aumento de enfermedades mentales debido a esto es terrible y causa inmoralidad entre la juventud. Y aún las iglesias hoy día están predicándolo y practicándolo, diciendo: "Beba moderadamente." Uds. saben que les estoy diciendo la verdad. Le dicen a los jóvenes en sus hogares y a los padres: "Dejen que sus hijos beban; de todos modos ellos van a beber, así que enséñenles a beber moderadamente." i La Biblia lo condena! ¡No está bien! Dios tenga misericordia del hombre o la iglesia que tenga tan poco discernimiento. No pueden discernir entre lo bueno y lo malo. ¡Oh, estamos viviendo en un día terrible!
36Discerniendo el Cuerpo del Señor. En nuestras iglesias y entre los miembros hoy día es una vergüenza también la manera en que las mujeres se están portando. Muchas usan vestiduras inmorales. Esos pantaloncitos cortos tan pecaminosos. Una señora me dijo, y muchos me han dicho: "Blly, deberías dejar de hablar de eso." ¡No señor! ¡Yo quizás tenga que predicarle a las paredes, pero estaré diciendo la verdad! Correcto, es la verdad. Está mal y es pecado.
37Hubo una señora que me dijo: "Yo no uso pantaloncitos cortos; yo uso pantalones."
38Yo le dije: "¡Eso es peor todavía! La Biblia dice: 'Es abominación delante de Dios que una mujer use hábito de hombre'." Es la pura verdad. Y entonces la excusa es: "Esa es la única clase de ropa que venden." Pero todavía hacen máquinas de coser, y venden tela. La mujer que se viste de esa manera será culpable de adulterio en el día del juicio. Ud. puede ser tan pura como un lirio para con su novio o esposo, pero Jesús dijo: "Cualquiera que mira a una mujer para codiciaría, ya adulteró con ella en su corazón. " Así es que quizás Ud. no haya hecho nada malo por lo visto, pero cuando Ud. se viste de esa manera, se está presentando al hombre, y él tendrá que dar cuenta por haber cometido adulterio, y UD. ES LA CULPABLE. Y la iglesia lo está permitiendo, sin discernir el Cuerpo del Señor. ¡Qué lástima!
39Cortándose el cabello. La Biblia dice que si una mujer se corta el cabello, su esposo tiene el derecho de darle el divorcio, porque ella le ha sido infiel. El dijo que ella deshonra su cabeza, ¿no es así? Y el hombre es la cabeza de la mujer.
40Yo sé que esto es duro, pero necesitamos discernimiento. Necesitamos discernir las cosas por la Palabra. La Palabra es verdadera. Se necesita la Palabra. La Palabra de Dios siempre es correcta.
41No podemos discernir por lo que la gente piense, ni por lo que los intelectuales nos digan, ni por lo que los psicólogos nos digan; tenemos que dejarnos llevar por lo que dice Dios: "No con solo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4). "Por no discernir el Cuerpo del Señor, muchos están debilitados y enfermos; muchos duermen" (muertos, muertos espiritualmente). La última plaga que azotó a Egipto fue la muerte. La última plaga que ha azotado a la iglesia es la muerte espiritual. Hoy día lo que necesitamos es un despertamiento espiritual; un despertamiento espiritual al discernimiento.
42Quizás estas personas hayan hecho esto con buenas intenciones. Aquel doctor del Sur en días pasa dos que le recetó ácido sulfúrico a un hombre y lo mató. El tenía buenas intenciones, pensaba que estaba correcto, pero tenía mal discernimiento. El no discernió su medicina.
43También como la niñita que estaba caminando por la calle, y se halló un gatito, el cual estaba mojado y casi congelado. Ella se lo llevó para la casa y abrió la puerta del horno y lo metió dentro para que se calentara. Sus intenciones eran buenas, pero su discernimiento estaba mal. Si nosotros no tenemos cuidado, también vamos a asar al gatito con nuestro discernimiento intelectual. El comunismo se nos ha venido encima. El mundo también se ha apoderado de nosotros. Nuestras iglesias están divididas. Los hombres se están dividiendo, separándose; aparentemente no teniendo la fe. Tienen sus discusiones ásperas sobre puntos insignificantes de doctrina. Debemos unirnos de brazo y de corazón, orar y ayunar y rogar hasta que Dios envíe de nuevo al Espíritu Santo para que podamos tener discernimiento Espiritual. La última hora ha llegado. Estamos en las sombras de la venida del Señor y la iglesia no lo puede discernir. ¡Estamos viviendo en una hora mucho más tarde de lo que Ud. piensa!
44Si en esta noche Pablo se levantase de entre los muertos y viniese aquí a Middletown, sería peor que una llama ardiente y lo tendrían encarcelado antes del amanecer acusándole de loco o de salvaje. Aquel hombre lleno del Espíritu Santo, al ver las cosas como están y sabiendo que el tiempo se aproxima, pues seguramente habría avivamiento o posiblemente tendrían que venir a la cárcel a oírle predicar. Correcto.
45Ahora, Jesús lo dijo y la Biblia habla de que en los últimos días, un poco antes de la venida del Señor, habrán grandes señales y maravillas que acontecerán en la tierra. Y Uds. saben que la iglesia está muerta en teologías y toda clase de enseñanzas, entrenamientos y programas educacionales, que no puede discernir estas cosas. ¿No le dijo Jesús a la iglesia de Su día: "Uds. pueden discernir la faz del cielo, pero las señales de los tiempos no podéis discernir, pues si me hubieran conocido, hubieran conocido mi día"? La hora de la liberación de la iglesia, y no la pueden discernir.
46Hay algo muy malo. Ahora me estoy refiriendo a la iglesia en general, todos los que se llaman Cristianos. Dios puede empezar a moverse y cosas espirituales empiezan a suceder, la gente llega a la salvación y son llenos del Espíritu Santo. Entonces muchos miles que se llaman Cristianos, se apartarán de esto y dirán: "Oh, estos son los aleluyas, son fanáticos." Ud. no tiene discernimiento espiritual, pues todo lo que el Espíritu Santo hace está escrito en la Biblia. Juzgue todas las cosas por las Escrituras. Esta es la manera como podemos discernir para ver si nuestro discernimiento está correcto. Si la Biblia dice: "Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos," entonces yo lo creo. Si Jesús dijo: "Las obras que yo hago, vosotros también las haréis," yo lo creo. Y si la Biblia dice que el Espíritu Santo es para toda generación, "a todos cuantos el Señor nuestro Dios llamare," yo no creo que un apretón de mano tomará su lugar. Yo creo que es el mismo Espíritu Santo que descendió en aquel día, mostrando las mismas señales y las mismas maravillas.
47El mejor testimonio que muestra que tenemos el Espíritu Santo es cuando nuestro espíritu concuerda con la Palabra. Si nos llamamos Cristianos y decimos que estamos llenos del Espíritu, que el Bautismo del Espíritu Santo es derramado sobre los creyentes en todas las edades, y luego nuestro espíritu nos dice que eso es para otra edad. Estamos equivocados.
48Cuando la Biblia dice que Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos, si nuestro espíritu dice: "No, El está muerto. Ya se fue." Allí hay algo mal. Jesús dijo: "Las obras que yo hago, vosotros también las hacéis. He aquí yo estoy con vosotros siempre, hasta el fin del mundo." Luego, si nuestro espíritu se aparta de eso, entonces no tenemos el Espíritu Santo, porque el Espíritu Santo dirá: "Amén" a toda palabra que El escribió.
49Ahora pues, el conocimiento intelectual le separará a uno de la Palabra, empero el Espíritu Santo dirá "Amén" a Su propia Palabra. Ciertamente. Y El está buscando y escudriñando, tratando de hallar a alguien en donde El pueda habitar. El tiene gran anhelo por encontrar a tal persona.
50No crea Ud. que puede agotar Su bondad. ¿Puede Ud. imaginarse a un pececito de media pulgada allá en el centro del Océano Pacífico, diciendo: "Más vale que tome de esta agua escasamente para que no se me acabe."? Eso es igual a la necedad de pensar que Ud. puede agotar la bondad de Dios. ¡Pida abundantemente para que vuestro gozo sea cumplido! Crea en Dios para cualquiera de las cosas que El ha prometido; son suyas.
51Los profetas del Antiguo Testamento como Daniel y los demás, dijeron: "En los últimos días el pueblo que conoce a su Dios hará proezas." ¡Esta es una promesa! Cuando los intelectuales vean estas proezas dirán: "Oh, esto es psicología; esto es telepatía mental; es la obra del diablo." Pero el Espíritu Santo contestará: "i Amén! Esto es la Verdad." El verdadero discernimiento. Eso fue prometido. Jesús lo prometió. El dijo: "Las obras que yo hago, vosotros también las haréis, y mayores que estas haréis, porque yo voy al Padre."
52Pablo predijo por medio del Espíritu Santo, que en los últimos días, la iglesia se descarriaría, y así ha sucedido con millones. "Vendrá la apostasía, que habrá hombres arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios, desleales, calumniadores, destemplados y aborrecedores de lo bueno," no teniendo el verdadero discernimiento.
53"Oh," dice Ud., "esto se refiere a los comunistas." Esto se refiere a los a sí mismos llamados Cristianos. Fíjese bien en el versículo que sigue. "Teniendo apariencia de piedad, mas negando la eficacia de ella" (2 Timoteo 3: 5). ¡Sin ningún discernimiento espiritual! Si Ud. verdaderamente tiene discernimiento espiritual y el Espíritu Santo está sobre Ud., entonces Ud. tiene discernimiento espiritual, el cual dirá: "Amén" a cada promesa de Dios.
54Pablo dijo que vendrían estos días. Los vemos. Ya están aquí. Estos días han llegado. Oímos de estas cosas de todos lados y ¿qué hacemos? Esto debiera unirnos más. La Biblia dice: "No dejando nuestra congregación ... y tanto más cuando veis que aquel día se acerca" (Hebreos 10:25). Debiera haber un avivamiento tras otro y fuegos encendidos de la gloria de Dios en cada iglesia y en cada lugar con gran unidad, donde todas las iglesias unánimes y de un solo corazón se congreguen olvidándose de la teología hecha por el hombre y que clamen a Dios por poder y discernimiento espiritual. Es esta la hora que necesitamos.
55Les diré esto, que Jesús nos anunció un día (tal como hablé anoche), para que conociéramos el tiempo del fin. Jesús dijo: "Como en los días de Lot, así será en la venida del Hijo del hombre." Ahora, ¿discierne su espíritu correctamente esto? "Como fue en los días de Lot. . ." Recuerde que Lot fue un tipo de América, lo hemos probado. ¿Cuál fue el pecado de Sodoma? Fue la perversión. Y en esta América, nuestro país, las mujeres se han degradado tanto que las fuentes naturales del hombre se han pervertido.
56Hace varias semanas estuve en Los Ángeles, California, con la Asociación de los Hombres Cristianos de Negocios, y vi en uno de sus periódicos más notables que uno de los analistas dijo que la perversión y la homosexualidad habían aumentado el veinte por ciento en comparación con el año anterior.
57Cristo dijo: "Como en los días de Sodoma La policía y los cuerpos contra homicidios y todos aquellos están continuamente enfrentándose con muchachos que viven juntos como marido y mujer, y también con mujeres que hacen lo mismo. i Pervertidos! Sus mentes son mentes sucias porque no tienen discernimiento espiritual. Todo esto es inmundicia y lujuria, y ellos ni pueden satisfacerse el uno con el otro. Ni siquiera se casan; simplemente se juntan y viven hasta ... ¡Son pervertidos! Jesús dijo que esto acontecería en los últimos días, y aquí lo tenemos.
58Y recuerden que en los días de Sodoma. (cualquiera de Uds. ministros y Uds. los estudiantes de la Biblia, creo que estarán de acuerdo con esto; el Dr. Scofield y otros lo ven así, como también la mayor parte de los maestros, Carlos Fuller, y los demás, grandes autoridades en el país), Abraham representaba a la iglesia Espiritual; mas Lot representaba a la iglesia carnal o natural. El estaba allá en Sodoma entre el pecado, sin embargo en él moraba la justicia, pero él se estaba mezclando con la inmundicia. Recuerden: Hubo dos predicadores intelectuales que, fueron a predicar en Sodoma. No hicieron milagro alguno, solamente cegaron a los de Sodoma. Y la predicación de la cruz siempre ciega a los incrédulos. Esto es lo que han hecho los grandes cultos y campañas de Billy Graham y los demás. i Los han hecho peor!
59En semanas pasadas Billy Graham dijo (Uds. lo oyeron) que cuando él estaba caminando por los parques en Inglaterra, tuvo que regresar al hotel con su esposa, porque hombres y mujeres estaban cometiendo actos sexuales en público al aire libre, allí mismo donde habían tenido el avivamiento.
60¿Vale la pena? Intelectualmente no. Va a ser necesario rogar que descienda la ira de Dios y el Fuego Santo del Cielo para cambiar este mundo; pero no será así. La gente espera que venga algo grande, sin embargo estamos ya al final de lo que ya ha venido. La última señal ya ha sido dada a la iglesia gentil. Los judíos tendrán su señal después que la iglesia sea levantada; pero nosotros ya estamos en el fin de la edad de los gentiles.
61Ahora, para terminar, les diré esto: ¿Se han fijado qué clase de persona se ha quedado atrás para hablar con la iglesia espiritual? Se paró con Su espalda hacia la tienda y siendo El un extranjero dijo: "¿Dónde está Sara tu mujer?
62Y Abraham dijo: "Allí en la tienda."
63Dijo:"De cierto, Abraham, volveré a ti de acuerdo con la promesa que te di." Y Sara rióse entre sí, estando en la tienda.
64Y el Ángel dijo: "¿POR QUE SE HA REÍDO SARA? "
65Jesús dijo: "Como en los días de Sodoma así será la venida del Hijo del hombre."
66Ahora, ¿entienden Uds.? ¿Ven por qué un ministerio como éste, solamente puede ir a gente del Evangelio Completo? ¿Ven a lo que esto ha llegado? Yo me crié en una iglesia Bautista y fui ordenado como un predicador Bautista Misionero; pero cuando algo tocó mi corazón, tuve el discernimiento de saber que eso era la Palabra de Dios. El entonces lo hizo manifiesto.
67Me dijeron: "Billy, te vas a volver un aleluya. Nadie está interesado en oír esas cosas."
68Yo dije: "Si Dios lo ha mandado, Dios lo prometió en Su Biblia y El tendrá a alguien que esté dispuesto a oír." Correcto.
69Discernamos el Cuerpo del Señor. Discernamos los tiempos en que vivimos. Moriremos espiritualmente si no lo hacemos. Si esta es la verdad, entonces el Espíritu Santo está con nosotros y además tenemos la última señal de la venida del Señor antes que El venga. Recuerde que aquello fue lo último antes de quemarse Sodoma; fue unas cuantas horas antes de quemarse.
70Yo creo hoy ... Muchos de Uds. oyeron lo que dijo Krushchev el otro día a los americanos, lo leyeron en los periódicos. He aquí su declaración. Si tienen aun discernimiento natural captarán esto. El dijo: "Si hay un Dios, El va a barrer y limpiar el templo con Uds., los capitalistas, cambiadores de dinero." Uds. saben bien lo que significa esto, ¿verdad? Y él tiene razón. Un pagano, un diablo, un impostor como ese, tiene que amenazarnos de esa manera. Y todavía siguen durmiendo, pecando, bebiendo, simplemente ignorando porque carecen de discernimiento espiritual del Cuerpo del Señor. i Qué día éste en el cual vivimos!
71Hermanos y hermanas, Uds. mis amados, no estoy tratando de ser parcial; solamente les estoy diciendo la verdad. Yo solamente soy responsable por la Biblia, y hoy les digo que si me creen ser Su profeta o Su siervo, entonces CREAN QUE LES ESTOY DICIENDO LA VERDAD. ¡ El fin está cerca! ¿Cuán cerca? No sé, y no hay nadie que lo sepa, pero sé que estamos viviendo en la sombra de Su venida.
72¿No puede Ud. ver las amenazas? ¿Ven Uds. lo que ellos tienen? La nación está tratando de olvidarse con el beber o por medio de la risa. i No se puede! Ud. hace eso para evitar recibir el discernimiento espiritual por el cual Dios puede revelar que la escritura ya está sobre la pared. Sabemos que ya está. Ud. puede disipar esto con chistes y con Hollywood, televisión, y quedarse en la casa envuelto en estas cosas si así lo desea, pero un verdadero hombre o mujer que haya nacido de nuevo y que tiene el discernimiento del Espíritu Santo, encontrará su lugar en la iglesia, adorando, clamando y haciendo el mayor esfuerzo de su vida para atraer a los pecadores. Exactamente. Si es de Dios ... Entonces Ud. puede entrar de todo corazón, si tiene discernimiento. ¡ Trabaje! No vaya simplemente para decir: ,Sí, yo lo creo. Esa es la verdad. Eso es bueno. Amén." Y después Ud. se va a su casa. ¡A trabajar! Si tiene discernimiento. Trabaje mientras el día dura, porque la noche viene cuando nadie podrá obrar. Trabajad mientras tenemos las puertas abiertas. Trabajad mientras hay cultos como estos. Traigamos nuestros familiares al Evangelio. Traigamos nuestros amigos, y vecinos. Dios murió por aquella gente y debemos tener suficiente Interés por ellos, de manera que trabajemos hasta que sangren nuestras manos. Si no lo hacemos, nos hallaremos al fin con las manos vacías.
73Es como la jovencita allá en Kentucky que murió recientemente en las montañas muy adentro. Eran como ocho hermanos y ella estaba como a la mitad, y tenía como doce años de edad. Sus hermanas y hermanos eran tan flojos que no ayudaban en nada, y la mamá se encontraba en cama, enferma con la horrenda enfermedad de tuberculosis. La jovencita era la que hacía la limpieza, cocinaba, lavaba la ropa, y tenía que cuidar de su mamá, mientras los demás se pasaban el tiempo flojeando, jugando y nadando. Al fin su mamá murió, y la jovencita tuvo que seguir trabajando porque ninguno de los otros querían trabajar. Y ella trabajó tanto hasta que por fin también contrajo la fatal enfermedad. Por falta de alimentación correcta y no tener suficiente qué comer y las demás dificultades; dio como resultado que el pobre cuerpecito de la jovencita sucumbiera. Se estaba muriendo.
74Una maestra de escuela dominical la vino a visitar y le pregunta:"¿Eres Cristiana? "
75Ella dijo: "Sí lo soy."
76Le dijo: "¿A qué denominación perteneces?
77Ella contestó: "No pertenezco a ninguna denominación."
78Entonces la maestra de escuela dominical le preguntó:
79¿Cómo crees que vas a encontrarte con Jesús? ¿Qué le vas a mostrar para que El sepa a cuál iglesia perteneciste?
80Dijo la jovencita: "Yo simplemente le mostraré mis manos. El entenderá."
81Ahora, eso es exactamente lo que pienso que El va a mirar en nosotros cuando vemos cultos como éste. El va a mirar nuestras manos para ver qué hemos hecho con esto. Discernimiento espiritual, no habiendo discernido el Cuerpo del Señor.
82Oremos. Si esas manos debieran estar trabajando, y Uds. saben que así debiera ser, ¿por qué no las levanta a Dios y le pide que El las santifique para Su servicio mientras oramos? Levanten sus manos.
83Señor, mira esas manos y también las mías, Señor. Quiero venir como un soldado valeroso, no quiero venir con las manos vacías. Quiero predicar hasta que muera. Quiero hablar, suplicar, ayunar y orar, pues veo que las sombras de la noche se ciernen sobre nosotros y la hora ya se aproxima. Señor, abre mis ojos para ver más señales de Tu venida. En esta noche enciende el corazón de esta gente con las grandes maravillas que Tú prometiste.
84Cuando vemos las predicciones en el mundo y oímos a un pecador decir que acabará con los capitalistas, y sabemos que ellos tienen las bombas para hacerlo, sólo falta que algún fanático comience. Tu misericordia nos está sosteniendo hasta que Tu iglesia esté lista. Señor, prepáranos a nosotros que estamos aquí en esta noche. Pon nuestros corazones en el servicio. Muéstranos Tu presencia, pues creemos que Tú te levantaste de entre los muertos y nuestro espíritu discierne que Tú estás aquí, el mismo Jesús como ayer, hoy y por todos los siglos. Tú estás aquí en la forma del Espíritu Santo para obrar a través de Tu iglesia, para sanar y salvar. Óyenos, Señor, al encomendarte a Ti esta gente y a mí mismo en el Nombre de Jesús, el Hijo de Dios. Amén.
85Oh, Su misericordia, Su bondad. Me siento realmente lavado. Eso estaba en mi corazón. Tenía que decirlo. Espero que esto no haya herido a mis amigos Metodistas, Bautistas o Pentecostales. Si los hirió sepan que no fue mi intención herirlos. Sólo deseo despertarlos y sacudirlos un poco. Estamos en los últimos días. No discerniendo el Cuerpo del Señor, dividiéndose, aparentemente no teniendo la fe. i Este es en verdad el tiempo cuando nos necesitamos los unos a los otros! Uds. me necesitan y yo los necesito. Dios nos necesita a ambos. Unamos nuestros esfuerzos y nuestros corazones como uno. No pensemos que por ser Nazarenos, Peregrinos de la Santidad, Católicos, Presbiterianos, Pentecostales, o lo que sea, seamos Cristianos. Discernamos el Cuerpo del Señor y extendamos un brazo de ayuda aún al más vil pecador y traigámoslo al redil. Esta es mi humilde oración.
86El Ángel de Dios que vino a Sodoma, El vino con su promesa. Recuerden, ese mismo Ángel vino. Todos saben que ese era Dios. No era el cuerpo, pues el cuerpo era polvo.
87Yo le dije eso a alguien no hace mucho, que aquel era Dios, y él me dijo (siendo un ministro): "Oh, Hno. Branham, ¿Ud. cree que ese hombre era Dios? " 88 Yo dije: "i El era Dios! Abraham dijo que El era Dios. El lo llamó 'Elohim'." Eso es: "Dios Todopoderoso," El y dos ángeles.
89El dijo: "Bueno, ¿cree Ud. que El vivió en un cuerpo? "
90Yo dije: "Eso es muy fácil. Nosotros somos formados de dieciséis elementos: Petróleo, luz cósmica, calcio, potasio, etc. Dios simplemente tomó un puñadito e hizo ... (El Hno; Branham emite un fuerte soplido para ilustrar como Dios dio el soplo de vida -Editor.) El dijo: "Metete ahí, Gabriel, metete ahí, Miguel." Y también sopló uno para Sí Mismo. Dijo: "He oído que Sodoma ya casi está madura. Bajemos para ver. Vamos nosotros mismos. Abraham y los otros han estado predicando. Vamos a ver."
91¿A dónde llegaron? A los elegidos. Este se quedó atrás hablando con Abraham, y Abraham lo llamó "Elohim," que es el Señor Dios, Jehová. Aquí estaba El en un cuerpo de carne. Uds. simplemente no se dan cuenta de lo que es Dios. Dios simplemente puede soplar. i Cuánto me alegro porque conozco a ese Dios! Uno de estos días puede ser que yo sea reducido a quizás solamente cenizas volcánicas, pero EL HABLARA, i y yo tendré vida otra vez! El es Dios.
92Mi esposa me dijo no hace mucho: "Billy, estás casi calvo."
93Le dije: "No he perdido ni uno de mis cabellos."
94Ella dijo: "¿Dónde están? "
95Le respondí: "Dime donde estaban antes de yo tenerlos y te diré donde están esperando que yo regrese." ¡Correcto! Ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. El Señor Dios del Cielo, quien tiene control de todas las cosas dirá: "William Branham" o algo por el estilo, "sal fuera." ¡Y yo saldré a Su semejanza! ¡Aleluya! Ese mismo Dios por el Espíritu Santo está morando entre nosotros esta noche. Y en la gloria, Shekinah, probándose por las mismas señales naturales que hizo.
96Si una viña produce uvas hoy, también las producirá mañana. Si es una viña de uvas, siempre tendrá uvas. Nunca obtendremos esto por la vía intelectual. Tenemos que venir por medio del Espíritu Santo, porque esta es la única clase de Espíritu que produce la Iglesia del Espíritu Santo: Frutos del Espíritu; la Vida de Cristo en nosotros.
97Ese mismo Ángel está aquí hoy, un testigo antes de la destrucci6n de Sodoma y Gomorra.
98Veamos ahora. ¿Cuántos tienen tarjetas de oración? Levanten sus manos. Hay como cuarenta o cincuenta. ¿Cuántos no tienen tarjetas de oración? Levanten sus manos. Pues hay tres veces más. Está bien. Me siento dirigidos hacer algo. Tomamos ahora los que no tienen tarjetas de oración. Los que tienen tarjetas de oración quizás ... Bueno, ellos también pueden venir, pero en este discernimiento queremos solamente los que no tienen tarjetas de oración. Levanten sus manos otra vez los que están enfermos y no tienen tarjetas de oración para tener una idea de cuantos son. Está bien.
99Aquí está el reto. ¿Creen Uds. que les he dicho la verdad? ¿Tienen discernimiento Espiritual para saber que es la Verdad? No tiene que venir aquí; yo no soy un sanador. Soy un hombre, su hermano. Cristo es su Sanador, si solamente pueden reconocer que El está aquí.
100Ahora, si es cuestión de sanarle a Ud., aun si El estuviera parado aquí vestido con este traje, no podría sanarlo, porque ya lo hizo- El solamente podría probar que es el Cristo. ¿Cómo lo podría Ud. saber? Por el fruto del Espíritu, Ud. lo conocería. ¿Qué clase de vida tuvo? ¿Qué hizo El cuando estuvo aquí para probar que era el Mesías? Cuando se reveló a Pedro y a Natanael y a los otros, al decirles quiénes eran y de dónde venían, esa era Su señal a los judíos. Ese fue el fin de su edad. Había también otra clase de gente que estaba esperando Su venida. Estos eran los samaritanos, que son mitad judíos y mitad gentiles. El le dijo a la mujer junto al pozo todo en cuanto a sus pecados y ella reconoció esto como la señal del Mesías.
101Ella dijo: "Sabemos que cuando el Mesías viniere nos declarará todas estas cosas, pero tú ¿quién eres?
102El dijo: "Yo soy.
103Ahora, El no fue a los gentiles, ¿verdad? porque los gentiles no lo estaban buscando. ¿Cuántos creen que Dios es infinito? Pues claro que sí, El es infinito. Entonces El no puede hacer o decir una cosa aquí y otra diferente acá, y ser justo. El tiene que hacer lo mismo. Si El tuviera un plan mejor, entonces lo hubiera hecho así desde el principio. Cuando Dios es llamado a la escena para cualquier cosa que sea, entonces el juicio que El hace allí ... Por ejemplo, si un pecador en alguna ocasión clamó a Dios y Dios lo salvó por la fe, El tiene que salvar de la misma manera al próximo pecador que clame a El, y al que sigue, y al que sigue. El tiene que obrar igual cada vez, porque si no, entonces El obró mal cuando salvó al primer pecador.
104El tiene que hacer lo mismo en la sanidad. El ya concluyó esa obra. Lo que resta es que Ud. reconozca que El no es un mito; El no es algún dios histórico; El es el Dios presente -Jesucristo-, el mismo ayer, hoy y por todos los siglos ¡ahora mismo! ¿Creen Uds. que El está aquí? ¿Lo pueden discernir?
105Voy a dar la espalda a esta congregación. Ahora, estoy orando que el Espíritu Santo demuestre que lo que yo he dicho en esta noche aquí al fin de este Mensaje, que las mismas señales que Jesús dijo que le fueron dadas a Sodoma, sean dadas a esta generación. "Como fue en los días de Sodoma así será en la venida del Hijo del hombre." Entonces disciernan Uds. el Espíritu que está aquí.
106Otra vez, ¿quiénes son los que están enfermos y no tienen tarjetas de oración? Queremos tomar las tarjetas de oración. Vamos a orar por todos ellos también.
107Ahora, yo no puedo decirles quién es quién. Dios es el que lo sabe. Primero, quiero encontrar a alguien que el Espíritu Santo ... Cada uno de Uds. ahora empiecen a orar diciendo: "Señor, ten misericordia de mí y ayúdame," y vean si El hace lo que dijo que haría.
108Yo solamente estoy en espera de Su señal. ¿Cuántos saben que Jesús es la Columna de Fuego que siguió a los hijos de Israel? "Salí del Padre y voy al Padre." ¿No fue eso lo que El dijo? Y cuando Pablo se encontró con El en el camino hacia Damasco, ¿qué vi6? Una gran luz, la Columna de Fuego. El es El mismo hoy, el Espíritu Santo de Dios. El Cuerpo de Jesús está sentado a la diestra de Dios en Su Trono en el Cielo, pero Su Espíritu está aquí en la tierra completando y terminando Su trabajo. Y aquel Espíritu que vivió en el Cuerpo de Jesucristo fue el mismo Espíritu que estaba en ese Ángel que vino a Sodoma y Gomorra. ¿Creen eso? Fue el mismo que siguió a los hijos de Israel, el mismo Dios.
109Jesús dijo: "Yo soy aquella Roca que estaba en el desierto. Vuestros padres comieron maná, y son muertos. Yo soy el Pan de Vida que he descendido del Cielo. Yo soy ese Pan. Yo soy esa Roca."
110"Oh, pero tú dices que has visto a Abraham y aún no tienes cincuenta años de edad."
111El dijo: "Antes que Abraham fuese, Yo Soy."
112¿Quién era el Yo Soy? Aquella luz que ardía en la zarza hablando con Moisés. El es el mismo Jesús en esta noche. ¡Y qué declaración es ésta! ¡Yo lo ofrezco con un reto! Reto a cualquier creyente a creerlo.
113Esta dama sentada aquí con una cosa blanca en el sombrero. ¿Tiene Ud. una tarjeta de oración? ¿Está enferma? ¿Somos desconocidos el uno al otro? Dios nos conoce a ambos. Hay una Luz sobre esta -mujer, si la pueden ver, está circulando exactamente sobre ella. Ella estaba orando. ¿Es cierto? Sabiendo que no tenía oportunidad de venir aquí a la plataforma, pero Ud. estaba orando. Exactamente debajo de eso veo una sombra negra; la muerte. La mujer está bajo la sombra de la muerte. Ella tiene cáncer. ¿Cree Ud. que Dios la puede sanar? Es cáncer en el seno. Veo a un doctor mirándola, y él le dice a Ud. que va a tratar de operarla. Ud. tiene planes para una operación. Y yo la veo a Ud. bajar de una plataforma o algo parecido. Ud. es una predicadora, una mujer predicadora. Esto es: "ASÍ DICE EL SEÑOR." Señora ¿es cierto todo esto? Lo que El dijo ¿fue cierto? Póngase de pié si esto es cierto.
114Ahora, ¿creen Uds.? ¿Pueden discernir que este es el mismo Jesús, cuya vestidura tocó la mujer? ¡NO YO, SINO EL! Yo no conozco a esta mujer y ella no me conoce a mí. Dios nos conoce a los dos. Dios la bendiga, hermana.
115Veo a una dama por visión. Ella está orando, es una mujer joven. Ella está sentada aquí mismo. Hay algo concerniente a un bebé. Ella ha tenido un bebé. Oh, es un mal parto, esto es lo que ha pasado. Fue un bebé muerto. Ella es del estado de Kentucky y su apellido es Martín. ¿Dónde está Ud., Sra. Martín? Sí, la que tiene el vestido amarillo. Señora, ¿es todo esto la verdad? Póngase de pie si esto es cierto. Yo no conozco a la mujer, pero Dios la conoce, y allí está. ¡Bendecido sea el Nombre del Señor!
116Exactamente detrás de ella está sentada una dama. Ella tiene hemorroides. Tiene problemas en su lado derecho. Es una mujer algo gruesa con un vestido negro. Señora, ¿tiene Ud. una tarjeta de oración? ¿No tiene? Ud. no la necesita. ¿Tiene Ud. fe para tocar algo? Ud. no me tocó a mí. i Ud. lo tocó a El! Está bien, entonces levante su mano con el pañuelo y acepte su sanidad. Váyase a su casa y sea sanada en el Nombre de Jesucristo.
117Fíjense bien. Allí está sentada una dama con un traje de tela de cuadros. Ella tiene su cabeza inclinada, está orando por su padre. El tiene problemas con su hígado. Hermana, ¿cree Ud. que Dios lo va a sanar? ¿Lo cree Ud.? Pues entonces lo puede tener de esa manera.
118Señora, Ud. fue muy bondadosa en decirle a ella que esto era para ella. La razón por la cual Ud. lo dijo fue porque el Espíritu Santo llegó a Ud. también. Esto es cierto. ¿Tiene Ud. una tarjeta de oración? Ud. no la necesita. Ud. está orando por una madre. Y está pensando en traerla al culto mañana en la noche. Esto es cierto. No tiene que hacerlo. Ponga sus manos sobre ella y clame al Nombre del Señor Jesús. Ella sanará si Ud. lo cree.
119¡ Reto la fe de Uds.! ¿Quién más no tiene tarjeta de oración y quiere creerlo?
120Ud. sentado aquí al frente. ¿Cree Ud. que yo soy el profeta de Dios? Un profeta es un mensajero a una edad. ¿Cree Ud. que Yo tengo el Mensaje de Dios? ¿Lo cree? Yo no lo conozco, pero Dios si lo conoce. Si Dios me dice cuales son sus problemas, ¿le aceptará Ud. como su Sanador? ... Si su espíritu puede tocarle a El ahora mismo mientras hablo con Ud., entonces Ud. aceptará su sanidad, ¿lo hará? Es en el pecho, tejidos heridos; y además de eso, Ud. es un predicador. Esto es la pura verdad. Esto es, "ASÍ DICE EL SEÑOR." ¡ Crean en Dios!
121Voy ahora a darles la espalda. Oremos y veamos si El es el mismo Ángel. Veamos si es el mismo Dios que prometió cuando El tenía sus espaldas vueltas hacia la tienda. Oren, y permitan que el Señor Dios envíe Su Ángel y compruebe que en Sodoma el fin estaba cerca.
122Oh, Señor Dios, envía Tu Ángel esta noche, y danos el mismo discernimiento, porque es una promesa de Tu Hijo y permite que así sea.
123Una mujer está delante do mí, y ella está sufriendo con reuma en la cabeza. Está detrás de mí en esta dirección, pues siento su fe halando. Su apellido es la Sra. Wiley. (El Hno. Branham se voltea hacia la congregación para hablar con la dama. Editor) ¿Dónde está ella? Veamos, allá atrás en algún lugar. Señora, ¿fue cierto todo eso? Bien, váyase a su casa y sea sana.
124Tened fe en Dios. Algunos de los demás oren. (De nuevo el Hno. Branham da la espalda al pueblo. Editor). Sea conocido, oh Dios, que Tú eres Dios.
125Hay una mujer ante mí que está orando allá atrás en la congregación y ella tiene complicaciones. Está vestida de un traje de cuadros rojos y blancos. Su apellido es Sra. Lake. ¿Dónde está Ud. Sra. Lake? Póngase de pié. Dios la bendiga. Váyase a su casa y sea sana. Su fe la ha salvado.
126¡este es el mismo Jesús! ¡Es el mismo Ángel! ¿Tiene Ud. discernimiento para discernir el Cuerpo del Señor? ¿Creen Uds. que les estoy diciendo la verdad? ¿Creen que Cristo está dando testimonio de ello? Si lo creen, levanten las manos. ¿Cuántos creyentes hay aquí? Muevan las manos así. Entonces Uds. creen que yo soy el profeta de Dios. No duden nada. Esas manos que están moviéndose delante de Dios, pónganlas en la persona que está a su lado y Ud. verá la gloria de Dios. Eso es todo lo que El puede hacer. ¿Puede Ud. discernir el Cuerpo del Señor? ¿Puede discernir que Su Espíritu está aquí? "Estas señales seguirán a los que creyeren, sobre los enfermos pondrán las manos y sanarán."
127Señor Dios, Creador de los cielos y la tierra, Autor de la Vida Eterna, haz que el diablo suelte a todo creyente en este lugar. Ellos tienen las manos puestas los unos sobre los otros, y ellos son creyentes. Ellos están teniendo fe en Dios y ellos creen que Tú lo vas a hacer. Oh Señor, Tus Palabras no pueden fallar ni tampoco Tus promesas, y Tu promesa es: "Sobre los enfermos pondrán las manos y sanarán."
128Y ahora Satanás, demonio asqueroso de opresión que estás golpeando a esta gente hasta el polvo, te conjuro en el Nombre de Jesucristo, el Hijo del Dios Viviente, que los sueltes. ¡Sal de ellos en el Nombre de Jesucristo!
129Ahora, pongan las manos los unos sobre los otros y oren la oración de fe y cuando Ud. sienta el Espíritu de Dios, discierna entonces que esa es la promesa de Dios para Ud. Todos los que sienten que el poder de Dios se está moviendo entre Uds., pónganse de pie y acepten su salud. Les ordeno en el Nombre de Jesucristo, cada uno de Uds., creyentes, pónganse de pie y acepten a Jesús como su Sanador personal. Levántense Uds. que están en sillas de ruedas, camillas, etc. ¡Levántense! ¡Crean en Dios! En el Nombre del Señor Jesucristo, sean sanos. Se están levantando de camillas, y sillas de ruedas y todo.