Photo

~ SIN DINERO Y SIN PRECIO ~
1Ciertamente es un privilegio estar de nuevo en el tabernáculo esta mañana. Me pregunto... El Hno. Neville me dijo que muchos no podían oír allá atrás, ¿pueden oírme muy bien ahora allá atrás? ¿Está todo bien? Muy bien. Soy pequeño, por eso debo hacer mucho ruido para que la gente sepa que estoy por aquí.
2Recuerdo una vez cuando trabajaba en los Servicios Públicos, iba subiendo las escaleras, yo usaba unos zapatos grandes con ganchos, para andar en las líneas altas. Iba subiendo los escalones y la señorita Ehalt, que es amiga mía, estaba en el tablero de control. Estoy seguro que el señor Ginther la reconocería muy bien. Entonces Edith me dijo: “Billy, para ser un tipo pequeño haces demasiado ruido”. Al caminar por las escaleras con esos grandes zapatos. Le dije: “Bueno Edith, soy tan pequeño que debo hacer que todos sepan que ando por aquí haciendo mucho ruido.”
3Bueno, acabo de llamar, el Hno. Neville me dijo que nuestro amigo Roy Roberson no va a estar en el servicio de esta mañana debido a que está enfermo; tiene problemas en un diente, que le ha causado una infección y le ha dado fiebre. Creo que se lo van a extraer de inmediato. Roy ha sido como un padre para nosotros aquí y lo amamos. Le dije: “Hno. Roy, en unos minutos estaré entrando al servicio y le voy a pedir a la iglesia para que todos oremos por ti en esta mañana”. Mañana irá para que le traten eso. El diente le había crecido torcido o había algo malo allí, tienen que cortárselo y sacarlo.
4Como todos Uds. saben, el Hno. Roy es un veterano de la Segunda Guerra Mundial que fue destrozado a disparos; de no haber sido por la bondad de Dios ni siquiera habría vivido, estuvo tirado entre los muertos mucho tiempo, tenía los brazos y las piernas destrozadas, los nervios principales de ambos estaban muertos. El doctor le dijo: “Si llegara a vivir, jamás dará un paso”. Por la Gracia de Dios trabaja todos los días, trepando y haciendo de todo. Dios ha sido bueno con él porque ha sido un buen hombre y nosotros lo amamos.
5Si vivimos de la manera correcta, no quiere decir que seamos inmunes a los problemas; francamente eso significa que todos los problemas vienen en nuestra dirección. “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová”. [Salmo 34: 19] Esa es la parte gloriosa. Así que en esta mañana vamos a pedir la oración especial por el Hno. Roy. Me pregunto si todavía hay alguien aquí que le gustaría que se orara por él, que quiera ser recordado en oración, sólo levante su mano. Muy bien, está bien. Pongámonos de pie por un momento si lo desea, mientras oramos.
6Señor, nos acercamos hoy comenzando este día de reposo. El sol apenas está comenzando su recorrido ahora para atravesar el mundo, para llevar luz y vida a las cosas que han sido ordenadas para eso. Somos una parte de Tu iglesia que ha sido llamada para celebrar servicios de sanidad, para sanidad física del cuerpo, para cumplir los deseos y anhelos de nuestro bendito Señor, que fue herido por nuestras transgresiones y por Sus llagas fuimos curados. Al comienzo del servicio, cuando apenas se comenzaba a despegar con las alabanzas y nuestros corazones empezaban a elevarse, pedíamos que recordáramos en esta mañana Señor, a nuestro amado Hno. Roy Roberson, Tu humilde siervo. Sabemos que Tú salvaste su vida en el campo de batalla y has sido bueno con él. Hoy está sufriendo con una aflicción y no ha podido asistir a la iglesia.
7Señor, mientras aquellos oraban allá en la casa de Juan Marcos, un Ángel entró a la prisión donde estaba Pedro encarcelado y allí misteriosamente abrió las puertas y lo dejó salir. Oh Señor, Tú todavía eres Dios; aquellos Ángeles están a Tu disposición en esta mañana. Señor, te pedimos que mientras oramos aquí en la casa de Dios, que los Ángeles vayan a la casa del Hno. Roberson. Su deseo es estar en su lugar aquí, pero la aflicción lo ha detenido. Que los Ángeles de Dios lo liberten, lo sanen, para que pueda ocupar de nuevo su lugar en la casa de Dios.
8Hay otros que han pasado por dificultades, han estado enfermos. Vimos a una dama mayor levantar sus manos cuando estaba a punto de tomar asiento, tambaleaba sobre sus pies. Ella ha venido a la casa de Dios para ser sanada y concede Señor que salga caminando con la fuerza y juventud de una mujer joven. Todos los demás que levantaron sus manos, muchos de ellos las levantaron porque está escrito y ya ha sido citado anteriormente que muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará el Señor. Permite que podamos remontarnos hoy en fe, en los brazos de la fe, que nos librarán de toda enfermedad y aflicción. Cuando el servicio haya terminado que no haya una persona enferma entre nosotros. Señor, concede que cada incrédulo se convierta en un creyente y que mientras meditamos en Tu Palabra, el Espíritu Santo la tome y la ponga en nuestros corazones y allí la riegue hasta que se convierta en el fruto de la Palabra. Haz esto por nosotros Señor, mientras humildemente inclinamos nuestros rostros, lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden sentarse.
9Antes de entrar al Mensaje del culto de esta mañana, me gustaría penetrar en sus mentes un poco más. Si hay alguno de Uds. que tenga vacaciones y quiera asistir a los servicios que se realizarán en Middletown, Ohio; Comenzando el Lunes. Será en el estadio. ¿Sabes el nombre del estadio Gene? [El Hno. Gene dice: "Es como a 19 kilómetros en las afueras de Middletown".] Hno. Sullivan... Middletown es una ciudad pequeña, supongo que parecida a Jeffersonville aquí. Es en un gimnasio de básquetbol. El Hno. Sullivan es el pastor allá y en cualquiera de las iglesias del Evangelio Completo, hay más de sesenta cooperando con esta reunión, le podrán informar dónde queda el lugar.
10Habrá muchas carpas en el lugar, según me han dicho, para acomodar a la gente que quiera ir. Los cultos comenzarán el Lunes hasta el Sábado, seis días. No habrá el Domingo debido a las otras iglesias, para que puedan asistir a sus servicios regulares. Tal vez hayan cultos de sanidad o de oración por los enfermos cada noche. Todos están invitados. Comenzará el 10 de Agosto hasta el 15, de Lunes a Sábado. Si están de vacaciones o se acercan sus vacaciones y quieren pasarlas de esa forma, bueno seguro que nos encantará que asista.
11También me gustaría animar a aquellos que no han sido bautizados con el bautismo Cristiano, para que se queden esta mañana y lo piensen y se preparen para el servicio bautismal que viene en unos 45 minutos supongo yo. Será aquí en la iglesia. Somos muy propensos a animar a la gente para que se bautice con el bautismo Cristiano, sabiendo que es fundamental para la salvación. Porque fue ordenado por nuestro Señor en Su última comisión a la iglesia o mientras le daba la última comisión a la iglesia, dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado será salvo”. Así que sabemos que es muy esencial que seamos bautizados por inmersión.
12Nos hará sentir contentos dedicar este servicio a Ud., a todo aquel que este convicto en su corazón que Jesucristo es el Hijo de Dios, que murió para salvar a los pecadores y que son Uds. aquellos por quienes murió para salvarlos; a los que quisieran venir y ser bautizados en el Nombre de Jesucristo para la remisión de sus pecados, diciéndole al mundo que creen que sus pecados son remitidos y que ahora se convertirán en discípulos del Señor Jesús, ocupando Su lugar.
13Si Ud. no tiene iglesia donde ir, a nosotros nos encantaría que tuviera compañerismo con nosotros. Aquí no tenemos miembros, este es un tabernáculo abierto para todo el Cuerpo de Cristo de toda denominación; permanecemos como una ínter denominación y le abrimos las puertas a todas las personas sin importar quienes sean, su color, raza o credo. “Todo el que quiera, venga...” Si no tiene otra iglesia, nos encantaría que viniera y tuviera compañerismo con nosotros. No se trata de hacerse miembro, sólo venga cuando las puertas se abran y tenga compañerismo con nosotros. todo lo que necesita es venir así; venir con un corazón abierto, meterle el hombro a la rueda y ayudarnos mientras nos esforzamos por la causa del Reino de Dios. Porque creemos que la hora está a la mano cuando todo lo que dice la Biblia se cumplirá.
14Sin duda que muchos de Uds. leyeron la declaración que hizo Khrushchev a las Naciones Unidas el otro día, como me lo citó un amigo de un periódico Canadiense. Él dijo: “Si hay un Dios, ya está listo para limpiar el templo de nuevo junto con Uds. los capitalistas, como lo hizo en el principio”. Entonces Ud. puede leer entrelineas. “Esta listo para limpiar el templo de nuevo”. Es tremendo que un comunista tenga que decir así. Pero allí dijo algo. Correcto. Fueron los capitalistas en el principio los que causaron el problema y nosotros somos los capitalistas.
15Hace días oí a nuestro amado pastor el Hno. Neville en su programa de televisión o radio y eso ha estado dando vueltas en mi mente. No puedo olvidarlo. Anoche se lo comenté a un amigo. Es esto: “Después que el Espíritu Santo se vaya de la tierra, las iglesias de religión formal continuarán igual sin saber la diferencia”. ¿Cuántos oyeron eso? ¿No fue algo impactante? Ellos no conocen al Espíritu Santo por eso no sabrán cuando se vaya y seguirán iguales. Cuando el último sea sellado en el Cuerpo de Cristo, ellos todavía seguirán tratando de traer convertidos, porque no saben lo que es. Sus religiones formales seguirán igual que antes. Ahora, puede que eso no penetre en Ud. como lo hizo en mí, pero realmente esa fue una declaración impactante. Estarán tan alejados en sus practicas religiosas que no echarán de menos al Espíritu Santo porque no saben qué es para comenzar.
16Dios tenga misericordia de nosotros. Hermano, me gustaría vivir en esta vida, mi deseo es, que pueda conocer en mi corazón aún el más mínimo motivo de Su pesar; que si hiciera algo que lo entristeciera, pudiera sentirlo inmediatamente. ¿Ven? Mucho menos quiero estar aquí cuando Él no esté, para entonces quiero haberme ido. Sí señor. Porque ya no habrá Sangre en el lugar de misericordia, estará oscuro, y lleno de humo; el Santuario no tendrá Abogado que apele nuestro caso en ese momento ¿Saben que la Escritura dice eso? El santuario estaba lleno de humo y no había Sangre en el lugar de misericordia, entonces es el juicio. Si el Señor lo permite, en algún momento de este otoño nos dará unas noches de avivamiento, tenía en mente tomar el Libro de Apocalipsis para estudiarlo y examinarlo todo.
17Sé que hoy vinieron muchos para que se orara por ellos, pero mi oficina estuvo cerrada hoy o esta semana. Algunos de los que vinieron no tuvieron oportunidad de que se orara por ellos allá afuera porque los muchachos se habían tomado un día de descanso; ellos tienen mucho trabajo que hacer, su propio trabajo más el trabajo del tabernáculo, mis llamadas telefónicas y todo lo demás, eso lo pone a uno nervioso de inmediato. Esa es la razón. De vez en cuando yo sé que debo irme a alguna parte y hacer algo distinto y sé que ellos también. Ellos me llamaron y yo les dije que creía que estaba bien. Oraremos por los enfermos dentro de poco.
18Pensé que leeríamos algo de la Palabra de Dios. Si tienen sus Biblias vayamos al Libro de Isaías; me gusta verlos tomar su Libro y leerlo. Si no se leyera más de una o dos palabras, aún así es la Palabra de Dios Eterna e Inmortal. No puede pasar. Capítulo 55 de Isaías y el tema es la Salvación Eterna. A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oidme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma: y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.
19Me gustaría hablarles un poco sobre el tema: “SIN DINERO O SIN PRECIO”. Hay muchas cosas que nos entretienen en nuestros días, hay muchas cosas que seducen a la gente con lo que nosotros llamaríamos placeres, es para todas las personas y todas las edades. Hay seducciones para los jóvenes: los bailes modernos, las fiestas de rock and roll y la música que la acompaña. Todo eso es seducción para entretener. A mí no me importa si el niño ha nacido en un buen hogar, ni como ha sido criado o cómo ha sido enseñado a hacer el bien; si ese niño no ha aceptado la experiencia del nuevo nacimiento, la música rock captará su atención tan pronto la escuche. Porque eso nace en él por naturaleza, un espíritu carnal y el poder del diablo es tan tremendo hoy que atrapa el espíritu de ese pequeño.
20¿Cuántos más le hará entonces a los mayores que hayan rechazado el nuevo nacimiento? Porque a menos que su vida sea cambiada, que Ud. se haya convertido y nacido de nuevo en el Reino de Dios, su naturaleza todavía será de las cosas del mundo sin importar cuan religioso sea Ud.. A menos que eso haya sido cambiado en Ud., Ud. podría adorar y ser religioso pero todavía tendría algún tipo de poder que lo atrae, porque el viejo hombre de pecado no ha muerto en Ud.; pero una vez que le permite a Cristo ocupar el trono de su corazón, esas cosas ya no molestan esto es mucho mayor.
21No puedo mencionar el nombre de ese hombre porque no lo recuerdo ahora, pero muchos de Uds. se acordarán de él. Él decía que había una isla donde los hombres eran emboscados y unas mujeres salían cantando y sus cantos eran tan hermosos que los marineros que pasaban en barcos por allí, entraban y luego los soldados que esperaban en las emboscadas los atrapaban descuidados y los mataban. Cierto gran hombre quería pasar por allí y puso tapones en los oídos de sus marineros para que no escucharan aquello, después hizo que sus marineros le pusieran algo en la boca para que no pudiera gritar, lo ataran a un mástil y se acercaran navegando. Las mujeres salieron bailando, gritando y cantando. Aquello era tan tremendo que se esforzó gritando a sus marineros: “Regresen, regresen”. Pero no podían oírle porque tenían tapones en sus oídos.
22Entonces navegaron hasta cierto lugar donde le desataron sus manos y él les sacó los tapones de los oídos. Después caminando por una calle oyeron tocar a un músico mucho mejor que aquella otra música; cuando pasaban de nuevo ellos le dijeron: “¿Lo amarramos de nuevo al mástil explorador?” Él les dijo: “No, déjenme suelto. He oído algo mucho mejor y aquello no me molestará jamás”. Así sucede con los Cristianos nacidos de nuevo, han hallado algo mucho mejor que la música rock y los entretenimientos de este mundo. Son entretenidos por el Espíritu Santo y eso es tan tremendo que el mundo ha muerto para ellos.
23Cuando Ud. va a esos entretenimientos baratos, recuerde que debe llevar mucho dinero; un joven que lleve a su novia a esas fiestas, bailes y otras cosas, gastará buena parte de sus ganancias semanales. Los mayores que intentan encontrar placer yendo a las cervecerías para ahogar las penas de la semana, tendrán que pagar mucho dinero. Y, ¿qué obtienen de eso? No consiguen nada sino pesares. Recuerden, algún día tendrán que arreglar cuentas con Dios por eso. “La paga del pecado es muerte”. Por eso Ud. no logra nada aquí en la tierra con eso, es un falso espejismo. Beber sólo le añadirá pesar; el pecado sólo le añadirá muerte sobre muerte y su pago final será separación eterna de Dios en el lago de fuego. Ud. no puede ganar nada sino perder.
24Entonces Dios pregunta: “¿Por qué?” ¿Qué haremos en el día del juicio cuando se nos pregunte por qué lo hicimos? ¿Cuál será nuestra respuesta? ¿Cuál será la respuesta de los modernos Estados Unidos que dicen ser una nación Cristiana? Se gasta más dinero anualmente en whisky que en comida. ¿Por qué gasta su dinero en ese tipo de cosas? Sin embargo, el gobierno lo enviaría a la cárcel por cinco dólares de impuestos que tal vez Ud. ha enviado a una institución que no estaba correctamente establecida para recibir impuestos y enviar misioneros al extranjero. Algún día nos van a preguntar: “¿Por qué lo hiciste?”
25Somos una nación Cristiana y se envían billones tratando de comprar la amistad de aquella gente y ahora ellos la están rechazando. Con razón Khrushchev dijo: “Si hay un Dios, Él limpiará Su palacio de nuevo”. Los paganos pueden decir tal cosa y causarnos vergüenza. ¡Qué cosa tan ridícula y nos llamamos Cristianos! Dios dijo: “Venid comprad vida eterna sin dinero y sin precio”. Vida para vivir por siempre y nosotros le damos la espalda y nos reímos en Su cara. ¿Qué vamos hacer en aquel día? ¿Qué sucederá? Si Dios nos da cosas para que las hagamos, nos da dinero y nos hace la nación más rica debajo de los cielos, entonces Dios nos preguntará qué hicimos con eso. ¿Por qué gastamos nuestro dinero en cosas que no satisfacen? No sólo es con una nación sino con los individuos, por cada centavito o millones de dólares que a cada uno se le haya dado.
26Cuando los hombres se matan unos a otros... Recientemente leí un artículo sobre dos jóvenes que trabajaban en un campamento de cacería, uno tenía cinco hijos y el otro dos, uno de ellos fue despedido y otro de los jóvenes... el que tenía cinco hijos sentía que necesitaba trabajar más que el que tenía dos, salió de cacería con él y lo mató por la espalda. Dinero, esa es la clase de nación, ese es el tipo de sentimientos y esa es la clase de espíritu que domina a la gente. Entonces Ud. se da cuenta de lo esencial que debe ser el nuevo nacimiento “Es necesario nacer otra vez”. Tiene que ser. “Venid a mí y comprad sin dinero y sin precio”. Ud. no puede decir: “No tengo dinero”. Ud. no necesita dinero, es gratuito.
27Nosotros, nuestros Americanos son tan inclinados a pagar por todo, ese es nuestro lema: “Pagamos por las cosas, tenemos dinero”. Le enseñamos nuestros dólares a otros países que son pobres. Ud. ve a los turistas venir, todos adornados y buenos y los Americanos los alimentan. Eso es lucro inmundo a los ojos de Dios. Eso no nos comprará la entrada al Cielo. Pero en los Estados Unidos tenemos que pagar por todo.
28Ud. va al restaurante a cenar y si no deja dinero sobre la mesa como propina para la encargada de atenderlo, ella frunce el ceño y eso que la compañía para la que trabaja le paga. Por lo menos es el diez por ciento de su cuenta o más. Si no lo hace, la que lo atiende lo mirará como un tacaño o mezquino y ella recibe su dinero. Yo creo que hacer eso es una desgracia y una vergüenza. Creo que eso es juicio para la nación. Antes había gente buena y buenos lugares y no se permitía eso, pero todo se está convirtiendo en un gran espíritu.
29Iba de viaje en tren, en una mano llevaba un maletín pequeño y una maleta en la otra, debajo del brazo mi estuche con las cosas para afeitarme, iba caminando y el mozo se acercó y dijo: “¿Puedo llevárselo?” Le dije: “Oh, voy allí mismo al tren señor. Muchas gracias”. Eran como unos veintisiete metros. Dijo: “Se lo llevaré”. Tomó aquello, lo recogió y se fue caminando. Bueno, cuando él se acercó yo pensé: “Quizás...” Yo sabía que a él le pagaban pero le daría medio dólar. Probablemente cargó mis cosas digamos que por un minuto, como hasta el final de este tabernáculo, donde subió al tren. Yo subí primero al tren, me llevé la mano al bolsillo y le di medio dólar. Me dijo: “Un momento”. Le dije: “¿Qué ocurre señor?” Dijo: “Le cargué tres maletas”. Dije: “Sí señor, eso es cierto. ¿Qué sucede?” Él dijo: “Lo mínimo que cobro es veinticinco centavos por cada equipaje. Me debe otros veinticinco centavos”. Vea, eso es americanismo, tenemos que pagar por todo”.
30Ud. sale en su carro y cae en una zanja, busca a alguien para que lo saque y es mejor que se prepare para pagar, porque le van a cobrar por eso. Si viene una grúa y lo saca, le cobrarán por kilómetro; si es un agricultor, nueve veces de diez saca su tractor y será peor. Hay que pagar por todo lo que le hagan, todo es: “Pague. Dinero. Pague. Dinero”. Sin embargo, ¿en qué mayor zanja lo ha lanzado el pecado? ¿Cómo saldrá alguna vez de la zanja del pecado? Pero Dios te saca de la zanja del pecado sin dinero y sin precio. Cuando no hay quien pueda sacarlo, si Ud. no paga lo suficiente para ser remolcado, seguirá en la zanja; debe tener dinero o se quedará en la zanja.
31Pero la peor zanja en la que Ud. ha caído es en la que lo ha echado el diablo, la zanja del pecado y la incredulidad. Dios te sacará de buena gana sin dinero y sin costo. Aún así Ud. sigue en la zanja nadando en el pecado y ni siquiera lo llama. Cuando la grúa lo saca, normalmente meten a la zanja una gran cadena, la enrollan al parachoques y comienzan a halar; la potencia del vehículo comienza a halar, el motor empieza a funcionar y lo sacan.
32Cuando Dios lo halla a Ud. en la zanja del pecado y lo escucha llamándolo, Él envía una cadena que fue atada al Calvario, el amor de Dios, la engancha a su corazón y allí pone el Poder del Espíritu Santo. Comienza a halar y a Ud. no le cuesta nada, sin embargo seguimos en la zanja porque no podemos pagarlo de nuestro bolsillo. Nosotros los Americanos creemos que podemos pagarlo de nuestro bolsillo, pero no; es sin dinero o sin precio. Ud. no lo paga en la iglesia, Jesús lo pagó en el Calvario. Pero la gente se avergüenza de esto, lo quieren a su manera. Dios tiene una forma para que Ud. lo reciba y es gratuitamente, si Ud. lo acepta.
33Generalmente cuando a Ud. lo sacan de una zanja, sale todo rasguñado y tiene que ir al hospital. Antes de que empiecen a tratarlo, antes de hacer algo, le preguntan: “¿Quién pagará la cuenta? Si tenemos que tomarle puntos, si le vamos a poner pomada o lo vamos a inyectar para inocularlo contra algún envenenamiento de la sangre, ¿qué tipo de seguro tiene?” Antes de hacer algo tiene que haber dinero de por medio.
34Pero cuando el Señor pone Su cadena de amor alrededor de su corazón y lo saca de la zanja del pecado, sana todo corazón apesadumbrado y quita el pecado. La cuenta es puesta en el mar del olvido para no acordarse más de Ud.. “Venid sin dinero y sin precio”. No importa que tan serias sean sus heridas, qué tanto esté magullado qué haya hecho su familia o qué haya hecho Ud., por eso no se cobra. Él cura todo pesar y quita todas tus penas. “Él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue sobre él y por sus llagas fuimos nosotros curados” . Todo es gratis y no lo recibimos porque estamos dominados por el espíritu equivocado, somos dominados por el espíritu de una nación, el espíritu del mundo en vez de ser dominados por el Espíritu de Dios: El Espíritu Santo que nos dirige y nos guía a toda Verdad y hacer cumplir la Biblia.
35Hace algún tiempo hablaba con un inconverso y él dijo: “Piense en esto señor Branham, toda esta miseria de la vida y lo único que tenemos para ser salvos son unas antiguas Escrituras Judías”. Yo le dije: “Oh señor, quizás eso sea todo lo que Ud. tiene, pero yo tengo algo mayor que eso. Yo tengo el Espíritu del que la escribió, que la confirma y hace cumplir cada Promesa”. Él no supo cómo tomarse aquello. Vea, Ud. debe venir y comprar sin dinero y sin precio; no le cuesta nada, es gratis para todo el que quiera venir. Dios te saca de la zanja.
36Como el hombre a la Puerta llamada la Hermosa. Desde el vientre de su madre había sido metido en una zanja por el diablo que le había tullido los pies, su medio de vida era pedirle limosnas a la gente que pasaba. Esa mañana cuando se acomodó a la puerta vio venir dos predicadores Pentecostales, entre ellos no tenían ni diez centavos porque él dijo: “No tengo plata...” Una dima es la pieza de plata de menos valor. “No tengo plata ni oro”. Imagino que el hombre pensó algo así: “No tiene caso que ponga mi taza”. Quizás estaba tratando de ahorrar suficiente dinero, tenía cuarenta años de edad y tal vez estaba tratando de ahorrar suficiente dinero para que los médicos le hicieran un par de soportes con los que pudiera caminar; porque era débil en sus tobillos. Tal vez necesitaba el dinero para permanecer en espera antes de que los médicos le prestaran ayuda. Seguramente no había necesidad de que le mostrara su taza a estos predicadores Pentecostales que no tenían nada. La oportunidad... Eran muy pobres, no podría recibir un centavo de ellos.
37Pero cuando él los miró al rostro, uno era joven, lleno de juventud; el otro anciano y arrugado. Cuando Pedro y Juan entraban por la Puerta, él vio algo en aquel joven, es decir, era mayor que de costumbre. El vio que bajo las arrugas y el trato del sol de Galilea, le había marchitado el rostro al viejo pescador, había un gozo indescriptible y lleno de gloria. Vio algo que parecía ser un poco distinto. Uds. saben, hay algo respecto al Cristianismo que hace que la gente se vea distinta, son la gente más hermosa de todo el mundo.
38Tomó su taza y la mostró. El apóstol Pedro, siendo el mayor, dijo: “No tengo plata ni oro”. En otras palabras: “Yo no puedo ayudarte a comprar esas muletas, no tengo plata ni oro pero de lo que tengo...” Él había ido a comprar de Aquel que tenía miel y gozo del vino de la salvación; acababa de venir (dos o tres días antes) de Pentecostés donde algo había sucedido. El joven respaldó eso con un gran amén y lo miró al rostro. ¿Qué había sucedido? Esa cadena de compasión, la compasión del que dijo: “Me compadezco del enfermo”. Ese mismo Espíritu había venido al corazón del viejo pescador. Le dijo: “En cuanto a dinero no tengo nada, pero tengo algo que lo suplanta un millón de veces. De lo que tengo...”
39Ahora, recuerden que Pedro era un Judío y a ellos naturalmente les gusta el dinero; pero este Judío había sido convertido. No fue: “De lo que tengo te vendo”. Sino: “De lo que tengo te doy. De lo que tengo... No tengo un centavo en el bolsillo, no podría comprar pan ni más nada, no tengo un centavo; pero si puedes recibirlo, de lo que tengo te daré porque a mí me fue dado”. Eso es lo que necesitamos. “De lo que tengo te doy”. “¿Qué tiene Ud. señor?” “He estado con el que vende leche y miel sin precio y te daré a ti. No me debes nada por eso. Si puedes recibirlo te lo daré, no como uno que cobra sino como los que dan”.
40Porque “de gracia recibiste, dad de gracia”. Esa había sido la comisión de su Señor tres días antes. “Id por todo el mundo y predicad el evangelio. El que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado. Estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, si bebieren cosas mortíferas no les hará daño, tomarán serpientes en sus manos y nos le dañará. De gracia recibiste, dad de gracia” . Ese Judío había sido cambiado. Lo que necesitamos en los Estados Unidos es un cambio del Espíritu Santo para que ocupe el lugar de nuestras prácticas religiosas. “De gracia recibiste, dad de gracia... De lo que tengo te doy, en el Nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”. Fe en ese Nombre sin contaminación del Creador. Con razón salió caminando, pegando saltos y alabando a Dios.
41Oh, Uds. saben, lo tremendo... Tal vez él estuvo allí cuarenta años tratando de reunir suficiente dinero para comprarse unas muletas, pero no pudo hacerlo. Pero justo en el lugar menos indicado y en el momento menos esperado y con las personas más incapaces e inesperadas, consiguió lo que quería. Me alegra mucho que Dios obre de esa manera. Una noche en un grupito de los llamados aleluyas, yo encontré lo que quería, lo que el dinero no puede comprar. En un grupo de gente sin educación, iletrados y mal vestidos, para comenzar eran negros, allá sobre el piso de una vieja cantina remodelada, yo hallé un premio, una joya. Cuando aquel hombre de color me miró al rostro y me dijo: “¿Has recibido el Espíritu Santo después de haber creído?” Oh, aquello era algo que yo quería y no esperaba encontrarlo entre aquellas personas, pero ellos tenían lo que yo necesitaba.
42Hoy las Naciones Unidas no aceptarían lo que nosotros tenemos, pero eso es lo que necesitan. Khrushchev y todos los demás necesitan a Cristo en el Bautismo del Espíritu Santo. Eso cambiará su disposición. Eso hará que los hombres a quienes odian, se conviertan en hermanos. Eso quitará la codicia, la malicia y las contiendas y pondrá amor, gozo, paz, bondad y misericordia. Sí, es en los lugares menos indicados donde algunas veces uno encuentra lo que está buscando.
43¿Qué no hubieran dado los hijos de Israel (todos los despojos de Egipto) cuando sus labios sangraban, cuando sus lenguas se les salían de la boca? Habrían dado todo el oro que le quitaron a los Egipcios por un buen trago de agua fría. Sus líderes en el desierto los habían llevado de un oasis a otro, de pozos a manantiales, pero todos estaban secos. Entonces llegó, sin dinero ysin precio; la Voz le habló al profeta y le dijo: “Háblale a la roca”. Lo más seco del desierto, lo más lejos del agua, allí fue saciada la sed de ellos sin dinero y sin precio. “Háblale a la roca” . No “pégale a la roca” sino “háblale a la roca”.
44En esta noche El todavía es la Roca. Él es la Roca en tierra de cansancio, si andas de viaje por esa tierra de cansancio, háblale a la roca. No tienes que pagarle, háblale a Él y Él es una ayuda en tiempo de angustia. Si estás enfermo, háblale a la Roca; si estás enfermo por el pecado, háblale a la Roca; si estas cansado, háblale a la Roca. Fíjense, parecía que en alguna parte estaba, parecía que no había agua en los lugares donde había manantiales, no había agua arriba en la montaña sino en la roca. Dios hace las cosas al contrario de lo que piensa el hombre. La roca, el lugar más seco del desierto, pero El dijo: “Háblale a la roca”.
45Hoy la gente está muy engañada, creen que si pueden ir y decir sus oraciones, pagarle a algún sacerdote para que les diga unas oraciones, si pagan, si construyen un gran templo en alguna parte y algún rico los patrocina, viven en codicia y hacen que otro ore por ellos, creen que eso es. Dios no quiere su inmundo dinero, todo lo que Él quiere es su devoción y su vida para que le hable a Él. Dios te ha dado dinero, no lo gastes en cosas que no satisfacen, gástalo en cosas que si satisfacen; pero para traer satisfacción verdadera, tú no puedes lograrlo hasta que no le hables a la Roca. Él hizo salir aguas que daban vida sin dinero o sin precio y bebieron ellos, bebieron sus camellos y sus hijos y todavía es una fuente que fluye en el desierto. Él es igual hoy, la Roca en esta tierra de cansancio para una gente que agoniza. “Cualquiera que en él cree no se pierda, mas tiene vida eterna” .
46Fíjense, ellos no tenían que preocuparse por el pan todas las noches, su pan se lo traían fresco todas las noches. Hoy vamos a comprar pan y si Ud. fuera un mendigo y se acercara aquí a la tienda y dijera: “Desearía un poco de pan”. Le dirían: “Primero muéstreme su dinero, debo recibir veinticinco centavos por este pan”. Y, ¿qué es lo que recibe cuando lo compra? Sólo una sobra de comida, lo peor que puede producir el trigo. Le sacan todas las vitaminas, la fibra y se lo dan a los cerdos. Mezclan una pasta para que sostenga la fibra, la cuelan y hacen un pan, muchas veces lo hacen con manos sucias e inmundas. Ud. ve lo que algunas veces consigue en el pan: cabellos, cosas inmorales, pedazos de ratas y todas esas cosas que le caen en las panaderías. Gente pecadora con enfermedades venéreas y otras cosas mezclando eso; si Ud. viera cuando lo hacen ni siquiera se lo comería. Sin embargo paga sus veinticinco centavos o no lo recibe.
47Dios los alimentaba cada noche con pan hecho por manos de Ángeles, sin dinero y sin precio. Hoy ese pan que representaba a Cristo, la vida espiritual, descendió del Cielo para dar Su vida y todos los días Dios les da a Sus hijos una nueva experiencia. Recuerden que si ellos guardaban el pan se contaminaba. Cuando Ud. oiga a alguien decir: “Bueno, yo tengo... Le voy a decir que soy Luterano, soy Presbiteriano, soy Bautista, soy Pentecostal”. Eso es pan viejo, eso es todo lo que es; está inmundo y es hecho por manos de hombre. Pero cuando Ud. oye de una experiencia o un testimonio fresco como: “Esta mañana en oración el Espíritu Santo bautizó mi alma con frescura”. Oh hermano, eso es comida de Ángeles, Él los alimenta todos los días desde el Cielo con frescura. Necesitamos lluvias de bendiciones Gotas de misericordias caen a nuestro alrededor Pero pedimos lluvia...
48Oh sí, envía del Cielo a Cristo el Pan de Vida, Señor, ponlo en mi corazón y permíteme gozarme con Su gran Presencia. Seguro, ellos fueron agradecidos, ellos dieron las gracias y cualquier hombre o mujer que haya nacido del Espíritu de Dios y reciba el Espíritu Santo, siempre será agradecido. No importa qué suceda Ud. será agradecido. Igual que el joven ciego de las montañas, el pequeño Benny. Nació y como a los ocho meses de edad una catarata comenzó a crecer en sus ojos, sus padres eran pobres y vivían en una casa de barro en una colina. Ellos sabían que esa operación podía salvar la vista de Benny y podría ver. Para el momento era un joven de unos doce años de edad, sus padres apenas conseguían lo suficiente para el pan y la carne durante el año, no se podían permitir la operación.
49Todos los vecinos al ver que Benny trataba de jugar con los niños, pero como estaba ciego no podía ver lo que hacía, sintieron lastima y ese año cada uno hizo un esfuerzo extra en los sembradíos; trabajaron más fuerte bajo el sol y cuando la cosecha se vendió en el otoño, tomaron el dinero y montaron al pequeño Benny en el tren y lo enviaron al médico. La operación se realizó con éxito y cuando regresó todos los vecinos se reunieron a su alrededor cuando bajó del tren. Sus pequeños ojos brillaban y él comenzó a gritar y a llorar mientras observaba sus rostros. Uno de los conductores le preguntó: “Hijo, ¿cuánto te costó esa operación?” Él dijo: “Señor, no sé cuánto le costo a esta gente, pero me alegra mucho que pueda ver sus rostros que pagaron el precio”.
50Así nos sentimos nosotros. Yo no sé cuanto le costo a Dios, sé que Él me dio lo mejor que tenía: Su Hijo. Pero estoy tan agradecido de tener esta visión espiritual que puedo observar Su rostro y saber que Él murió por mí. No sé cuanto le costó, no tenemos forma de estimarlo; el precio es demasiado alto, yo no podría decirles cuánto es pero estoy agradecido que aunque una vez ciego fui, ahora puedo ver. Estoy agradecido porque cuando los Hnos. Mayo me dijeron que mi tiempo había terminado, eso hace 25 años que los médicos me dijeron que no podría vivir más y hoy estoy vivo; no sé cuanto le costó a Dios pero estoy agradecido de estar vivo. Una vez yo era un pecador envuelto en pecado, con pesares y temores de muerte; pero hoy la muerte es mi victoria. Aleluya. Ella sólo me lleva a la Presencia de Él a quien amo, para que pueda ver Su rostro. Con una operación Él cambió el asunto, tomó mi corazón y lo hizo de nuevo. Yo sé que algo sucedió en mí.
51El otoño pasado en un periódico de Minessota, apareció un joven que tomó su bicicleta una mañana y fue a la Escuela Dominical. Otro joven del vecindario que no tenía nada que ver con la Escuela Dominical, tomó a su novia y se fue a patinar. Era ya un adulto. Llegó donde el hielo era muy delgado y cayó. Aquella mañana se había reído de aquel joven que iba por la carretera y le había dicho a su novia: “Los que van a esa iglesia son un montón de fanáticos”. Cuando cayó en el hielo su novia estaba lejos de él. Ella era de poco peso y pudo salir. Cuando él salió y puso sus brazos sobre el hielo, estaba paralizado y quedó colgando sobre el hielo. Su novia trató de sacarlo pero era muy pesado y se estaba rompiendo el hielo. Él le gritaba: “Regresa, regresa. Te vas a caer y ambos nos ahogaremos”. Gritó y lloró sin nadie que le ayudara.
52Al rato por la cima de la colina apareció una bicicleta, un joven venía pedaleando con una Biblia bajo su brazo. Escuchó los gritos y se apresuró con su bicicleta, puso su Biblia a un lado y corrió hacia el hielo; se arrastró sobre su barriga con sus buenas ropas puestas, hasta que tomó la mano del hombre y lo haló hasta que lo sacó del hielo. Salió corriendo y llamó a un vehículo, llamaron a una ambulancia y lo llevaron al hospital. Después de haber pagado la ambulancia y a los médicos por las inyecciones contra la neumonía y otras cosas que pudo haber contraído, se acercó al joven y le dijo: “Hijo, ¿cuánto te debo?” Él le respondió: “Nada”. Él le dijo: “Te debo mi vida”. Mediten en eso. El dinero no podía pagarlo, era su vida.
53Así deberíamos sentirnos nosotros con Dios, no es que paguemos con algo, le debemos a Dios nuestra vida porque estábamos agonizando, muriendo y hundiéndonos en la zanja del pecado. Dios estiró Sus brazos, un manto a mi alrededor. Yo estaba hundiéndome en el pecado Lejos de la tranquila orilla Profundamente marcado Me hundía para no salir jamás Pero el Maestro del mar Oyó mi desesperado clamor De las aguas me sacó ahora salvo soy.
54Yo le debo mi vida, Ud. le debe su vida en servicio, no para dársela y andar por allí proclamando a su iglesia; no para andar por allí y criticar a los demás sino para tratar de servirle y salvar a otros, para llevarlos al conocimiento del Señor Jesucristo. Para cerrar voy a decir esto. Cuando el hijo pródigo hubo gastado todo su dinero, el dinero de su padre, en una vida disipada, cuando volvía a casa... Estaba en un chiquero y volvió en sí y dijo: “¿Cuántos sirvientes contratados tiene mi padre que tienen suficiente para gastar y yo estoy aquí muriendo de necesidad?” ¿Qué tal si él hubiera dicho: “Me pregunto si tuviera dinero pudiera pagarle a papá lo que he malgastado?” Pero él conocía la naturaleza de su padre y dijo: “Me levantaré e iré a mi padre”.
55El padre no dijo: “Espera un momento hijo, ¿me traes mi dinero?” No. El no le cobró por sus pecados, estaba feliz de que regresara, le alegraba que había vuelto en sí porque era su hijo. Era su propio hijo, estaba contento de que volvía a casa. Ahora, él no respaldaba su pecado, pero sí le alegró cuando volvió en sí y dijo: “He pecado delante de mi Dios y delante de mi padre. Me levantaré e iré a él”. Cuando lo vio a lo lejos, corrió hacia él y lo besó. Dijo: “Maten al becerro más gordo”. Sin dinero. “Traigan el mejor vestido”. Sin dinero. “Traigan el anillo”. Sin dinero. “Pónganlo en su dedo. Comamos, bebamos y alegrémonos, porque este mi hijo estaba perdido y ha sido hallado; estaba muerto y vive. Alegrémonos por eso”.
56Permítanme decirles esto amigos, para concluir. Lo único que satisface, las únicas cosas verdaderas que existen, las únicas cosas buenas que hay no se pueden comprar con dinero, son regalos gratuitos de Dios por Jesucristo: La Salvación del alma y el gozo. Venga, coma y sáciese. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oidme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. (Isaías 55: 2-3)
57Todas las cosas que perduran. Todo lo bueno, todo lo agradable, todo lo que es Eterno es gratuito y no le cuesta nada. Al final de la Escritura de este Libro dice: “El que quiera tome del agua de la vida gratuitamente...” Sin dinero Y sin precio. ¿Por qué gastas tu dinero en lo que no satisface y dejas que pasen las cosas gratuitas que sí satisfacen? Oremos.
58Mientras permanecen en silencio y oración, ¿habrá en este auditorio en esta mañana quienes no hayan bebido de esa fuente, que todavía los deseos del mundo están en su vida y en esta mañana le gustaría cambiar el lugar de donde bebe o el uso de su dinero? El que quiera venir y comprar de Dios sin dinero y sin precio, miel y leche, el gozo del vino, ¿quiere levantar su mano y decir: “Hno. Branham recuérdeme cuando ore?” Dios le bendiga señor. Dios le bendiga señor. Dios le bendiga hermana. ¿Habrá otros qué digan: Hno. Branham recuérdeme cuando ore?
59Algunos de Uds. jóvenes, sí, que han malgastado sus vidas. Las horas que mamá ha pasado en oración por Uds. y todas las enseñanzas que papá les ha dado, aún así han puesto eso a un lado para escuchar los susurros del diablo. Ahora deseas la música del mundo y las cosas del mundo, pero estás volviendo en sí como el pródigo en el corral de los cerdos. ¿Levantaría su mano hermana o hermano y diría: “Dios, acuérdate de mí. Hazme volver en mí en esta mañana, permíteme regresar a la Casa de mi Padre”? No te cuesta nada, El te está esperando. No importa lo que hayas hecho. “Aunque tus pecados fueren como la grana serán emblanquecidos como la nieve; si fueren rojos como el carmesí, blancos como lana los haré para ti”. ¿Están en la Presencia Divina los que levantaron sus manos?
60Los que estén enfermos y necesitados digan: “Caí en un hoyo, Satanás me ha hecho daño. Me ha tullido y me ha enfermado y esta mañana deseo que la cadena de fe de Dios llegue a mi corazón y me saque de este hoyo; como el hombre junto a la puerta llamada: La Hermosa”. Levanten sus manos. Dios los bendiga a todos.
61Señor, en esta hora traigo a Ti a los que han levantado sus manos para el perdón de sus pecados, Tú sólo eres Dios. Allí donde están sentados ahora fue donde Tú les hablaste, fue allí donde los convenciste que estaban mal; cuando la Palabra encontró su lugar y el Espíritu Santo comenzó a hablar y decirles: “Tú estás mal, vuelve y regresa a Dios el Padre”. Ellos levantaron sus manos para demostrar que querían salir de este corral de cerdos terrenales y venir e ir a la Casa del Padre donde hay abundancia, a donde no tendrán que llevar nada. Como lo dijo el poeta muy bien: “Nada en mis manos traigo, simplemente a Tu cruz me allego”, Permite que vengan con dulzura, con humildad convencidos y rindan sus vidas. Tú traerás el mejor vestido y un anillo y lo pondrás en sus dedos y los alimentarás con el maná del Cordero sacrificado. Concédelo Señor.
62Hay aquellos que están enfermos y afligidos, están necesitados. Satanás los ha echado en un hoyo, sin duda que hay falta de dinero para operarse. No hay dudas y tal vez muchos de ellos no puedan ser operados, quizás el médico no pueda quitar el problema aún teniendo mucho dinero. Pero Tú eres Dios. Te pido que en esta hora, bajo la unción del Espíritu Santo que está presente ahora, sanes a cada uno de ellos. Que sean sanos de la cabeza a los pies, todo.
63Si no tienen gozo ni salvación, si ya no se gozan; como dijo David en la antigüedad: “Devuélveme el gozo de mi salvación”. Que reciban gozo y felicidad en lugar de su pesar y cansancio. Porque Tú eres Roca en tierra de fatiga, refugio en tiempo de tempestad. Cuando el diablo está disparando todas las enfermedades y misiles hacia ellos, Tú eres un abrigo en tiempo de tempestad. Permite que así sea hoy Dios, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Cuan dulcemente hoy Jesús nos llama A ti te llama y a mí si has pecado perdón El te ofrece perdón para ti y para mí venid..
64Ahora, si desean pasar al altar y arrodillarse, podríamos orar junto con Uds. y ungirlos, todo lo que podamos hacer. Son bienvenidos. Si estáis cansados venid Cuan dulcemente Jesús hoy nos llama Oh pecadores venid.
65¿Le aman? Teddy, ¿podrías darnos una nota? Yo le amo, porque Él a mí me amó. ¿Podrías tocar ese? Vamos a cantarlo para Su gloria antes de cambiar el orden del servicio por un momento. Esto es adoración, el Mensaje ya ha salido y estoy contento de que lo hayan recibido. Ruego que les haya hecho bien porque a mí me hizo bien predicarlo. Pido que la misma inspiración que me fue dada para que les hablara a Uds., con esa misma inspiración con que fue enviado lo reciban. Que el Señor los bendiga en sus corazones. Muy bien. Yo le amo, yo le amo (Cierren sus ojos mientras lo cantamos y levantemos nuestras manos) Porque Él a mí me amó Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
66Inclinemos nuestros rostros ahora, vamos a tararearlo. ¿Le aman? ¿No es El real en sus corazones? ¿No hay algo que es muy real en Él? Yo le amo porque Él me amó a mí, lanzó la línea de vida desde el Calvario y la enganchó a mi corazón. No se olviden que el Hno. Drummond va a predicarnos esta noche que es noche de Santa Cena. Si aman al Señor vengan y tomen la Cena con nosotros. Dios mediante estaré aquí con Uds.. Ese es el yerno del Hno. Tony Zabel, el Hno. Thom de Africa su hijo. Un buen joven, un Cristiano sólido muy bueno, un buen predicador. ... Porque Él a mí me amó Y me compró mi salvación Allá en la cruz.
67Mientras el piano sigue tocando mantengamos nuestros rostros inclinados ahora. Señor Jesús, nos estamos preparando para entrar a otro servicio Señor. Te damos gracias por el Espíritu Santo que ha hablado en nuestros corazones. Estamos contentos Señor que hayas hecho esto por nosotros. Que Tu Palabra no regrese a Ti vacía sino que lleve a cabo aquello para lo cual fue enviada. Que en nuestros corazones permanezca y sepamos que todas las cosas buenas y que perduran vienen de Dios sin dinero y sin precio. ¿Por qué entonces luchamos por cosas que perecerán y las convertimos en un asunto de vida o muerte? Señor, permítenos luchar más por las cosas que no perecen y que no tienen precio, el precio ha sido pagado y hay una bienvenida: “El que quiera, venga”.
68Bendice la parte final de este servicio. Concédelo Señor y sé con nosotros esta noche. Bendice el servicio bautismal y que haya un gran derramamiento. Que estas personas que serán bautizadas en el Nombre de Tu amado Hijo, el Señor Jesús, sean llenas con el Espíritu Santo. Que estos que levantaron sus manos para arrepentirse de sus pecados en esta mañana, puedan ponerse las ropas del bautismo y entrar al bautisterio para probarle al mundo que han sido perdonados de sus pecados y son bautizados para que le sean remitidos del Libro. Concédelo Señor.
69Sé con el Hno. Drummond esta noche cuando nos traiga el Mensaje fresco del Trono y úngelo con el Espíritu Santo. Sé con nosotros mientras tomamos la Santa Cena, que nuestros corazones estén limpios y puros y que no haya engaño en nosotros. Que la Sangre de Jesús nos limpie de todo pecado. Concédelo Señor. Aleja la enfermedad de nuestro medio y danos gozo y paz. Lo pedimos por Jesucristo. Amén Yo le amo, (¿Le aman? Levanten sus manos ahora hacia Él) Yo le amo Porque Él a mí me amó (Dele la mano a alguien que esté cerca) Y me compró mi salvación (Yo soy positivo, yo le amo) Allá en la cruz. (Muy bien dele la mano...) Muy bien. El Hno. Neville con sus palabras o lo que vaya a hacer.*