Photo

~ IMAGINES DE CRISTO ~
1Es muy amable de su parte el decir eso. Estoy tan feliz de estar en la casa del Señor. Hay un solo lugar mejor en donde pudiéramos estar y ese es estar con el Señor, ¿verdad?. Cuando... todas las dificultades, pruebas y problemas de la vida se disiparán en una gran y gloriosa mañana. Ciertamente estamos esperando el momento cuando le veamos a El.
2Alguien me preguntó el otro día, me dijo: "¿Cree usted, hermano Branham, que la Venida del Señor está a la mano?." Yo le respondí: "Ciertamente que lo creo así." Me replicó: "Bueno, he oído eso por bastante tiempo."
3Yo le respondí: "pero un día usted lo oirá por última vez." ¿Ve?. Eso es correcto, pues El llegará un día y cuando sea el momento, yo quiero estar listo. Yo... eso es...
4Estábamos hablando el otro día, frente a algunos hombres de negocios quienes eran abogados y cosas así. Y ellos me preguntaron... Uno de ellos me dijo: "¿Cuál es su principal objetivo en la vida?." Yo le respondí: "ciertamente tengo uno". El me dijo: "¿Cuál es?."
5Yo le respondí: "Salvar almas para Cristo." Eso es lo único que yo...
6Mi más grande y única ambición es ver a Jesucristo glorificado. Yo vivo para eso.
7Y estoy tan feliz de que nuestro testimonio sea que en este año se cumplan treinta y un años en que humildemente le he servido. Si viviera un millón de años y tuviera así tanta vida para vivir, quiero vivir cada minuto para El. Pues yo... Y si supiera que voy a ser rechazado al final de mi vida; ¡aun así es tan grande el privilegio de vivir para El!. ¡ El es tan real y tan bueno!.
8Y jamás he encontrado algo en todo el peregrinar de mi vida, algo que se compare con la comunión que tenemos cuando estamos solos, El y yo. No hay una comunión más dulce. Es más grande que el amor por cualquier cosa; por la esposa, hijos o lo que sea. Es el amor de Cristo. Es tan bueno.
9Ahora, estamos contentos de ver este avivamiento continuando por toda la semana. Y escuchar que el hermano Parnell y otros han estado predicando tan bien desde aquí. Confiamos que durante este avivamiento...
10El avivamiento a veces es malentendido. Algunos piensan que avivamiento es traer nuevos miembros a la iglesia. No. Esos son resultados del avivamiento. Pero el avivamiento es revivir lo que ya está en la iglesia. ¿Ve?. Es traer eso. Ellos...
11En una ocasión estuve parado a la orilla del mar; y me supongo que esto lo he dicho muchas veces. Pero es... sucedió muchos años atrás. Y fue la primera vez que veía el... Bueno, en realidad no era el mar; era el Lago Michigan. Esperanza y yo estuvimos allá para la Conferencia Mundial. Creo que fue cerca de 1922, hermano Egan, (según mi memoria) cuando se llevó a cabo la Conferencia Mundial en Chicago. Fue la primera vez que veía tan grande cantidad de agua. Y me paré allí ese día y vi esas grandes olas. Era... domingo de Pascua y había servicio al amanecer. Y pude ver esas grandes olas moviéndose hacia adentro y para afuera y oh, parecía como que estaban muy felices.
12Y yo pensé: "¿Sabes qué?, no hay más agua en este lago ahora, que cuando está perfectamente quieto. Hay la misma cantidad de agua, ni una gota más." Y yo pensé: " Bueno, pero ¿entonces para qué vienen los vientos y sacuden el lago de esta manera?." Es para sacar toda la basura del lago. ¿Lo ve?. Arroja toda la basura a la orilla. Cuando...
13Y luego pensé: "Es como si el lago tuviera un avivamiento." ¿Ve?, lo sacude, lo empuja, lo tironea por todo alrededor, hasta que todo el desperdicio sale a la orilla. Y esa es exactamente de la manera como es con el avivamiento; es entrarnos en el Espíritu del Señor y regocijarnos y arreglar los errores y tener un caminar más cerca de El, una reconsagración, una dedicación, hasta que todas las cosas y las dudas del mundo son arrojadas hacia la orilla, ¿ve usted?. Entonces será un viaje limpio y libre para el viejo barco de la vida, cuando comience a zurcar las aguas. Oh, usted no tendrá que vigilar demasiado pues todo está fuera del camino. Eso es bueno.
14Bueno, en esta noche no queremos mantenerlos por mucho tiempo; sobre todo hoy siendo lunes por la noche; la primera noche de la semana en nuestro avivamiento. Y estaba tan entusiasmado por anunciar que nuestro avivamiento continúa.
15Tengo muchos amigos. Veo a algunos hermanos aquí y personas que me han contado sueños que han tenido en las últimas semanas. Y el Señor me ha ayudado para tener la interpretación de ellos ahora. No sé quienes están en nuestro medio y cuantas visitas o demás personas, pero el Señor aún entrega la interpretación de sueños. Son exactos y perfectos.
16El es el mismo Dios que estuvo en los días de José, cuando- cuando el rey soñó sueños y él se los interpretó de manera exacta. Y algunos de esos sueños aún perduran hasta hoy. Sus resultados aún continuan. Y Daniel, en los días de Nabucodonosor...
17Y nuestro glorioso, pequeño y humilde pastor dijo, unos momentos atrás. Bueno, él hermano quería que yo atendiera a más personas en esta semana. El me dijo: "Sé que usted está cansado hermano Branham, pero," me dijo, "bueno", me dijo, "estamos esperando y expectantes." Eso es bueno.
18A propósito, tuve que cancelar las reuniones en Sydney, Australia por causa de que no me concedieron la visa en esta ocasión, ¿ve?, para salir de los Estados Unidos esta vez. Y por otras razones, así es que no podré ir por ahora. No sé cuando podré ir, pero será pronto. Y mientras estoy acá, voy a ir a Chicago ahora, a unas reuniones, pues han anunciado que yo estaría allá y yo sin saberlo. Durante la fecha de las reuniones acá, se supone que yo debería estar en las islas Fiji en donde me dijeron que habría mucha gente reunida también, allá en la islas. Pero, como dije, no podré tener esas reuniones por ahora, por causa de la visa. Pero podré ir pronto. Ellos están esperando.
19Entonces, estaré en Chicago. Gene, ¿sabes cuales son los días de las reuniones? , ¿ alguien sabe de los días que anunciaron?. Ni siquiera sé exactamente cuando será. Sólo le dí un vistazo a la revista "El Heraldo de la fe". Creo que es comenzando por el 4 o el 5 del mes o algo así. O es la próxima semana después de está, en diez días más. Y he estado bajo mucha tensión, por lo que deseo sus oraciones.
20Ahora, en esta noche, he escogido para una lectura de las Escrituras; si desean leer conmigo, en San Juan el capítulo 13, sólo una porción. Ustedes que tienen sus Biblias a la mano y que les gusta leer junto a mí, mientras yo leo.
21E inmediatamente después de este servicio, en esta noche, va a haber un ensayo de boda aquí. Así es que, tan pronto como despidamos el culto, me gustaría que nos apresuraramos a salir tan rápido como podamos. Bueno, no apresuradamente, sino sólo tan pronto como podamos, pues ellos quieren ensayar la ceremonia. Habrá una boda aquí mañana por la noche. Dos de nuestros hijos en este Tabernáculo de reunión se darán en matrimonio mañana por la noche, como todos ustedes ya saben. Nuestro amado hermano David Woods está desposando a Marilyn Jefferies mañana por la noche en el tabernáculo, justo antes del culto. Por lo tanto esta boda tiene que ser ensayada. No será una ceremonia muy formal; será una boda semiformal mañana por la noche. Ahora, oremos antes de leer Su Palabra.
22Padre Dios, mientras venimos de la manera más reverente hacia Tu Presencia, llevando delante de nosotros el todo suficiente Nombre de Jesús, estamos seguros de que Tú nos oirás, pues El dijo: "Pedid al Padre cualquier cosa en Mi Nombre y Yo lo concederé." Entonces venimos, como creyentes Cristianos, con confianza al Trono de Gracia, sabiendo esto; que, si nuestro corazón no nos condena, entonces sabemos que nuestra petición a Dios El la ha concedido.
23Y oramos que nuestras vidas sean satisfactorias para Tí, a través de la confesión de nuestros errores y de Su justicia para perdonarnos para que nuestros deseos sean cumplidos en esta noche. Y, Señor, nuestro más grande deseo es ver Tu gran Gracia derramada sobre nosotros y... perdona nuestros pecados y sana las enfermedades en nuestro medio. Y que Tú nos hables por medio de una revelación o profecía o cualquier cosa que Tú desees decir a Tu Iglesia. Que nuestros corazones sean receptáculos para Tu Espíritu. Que estemos tan conectados con la línea principal en esta noche, que el Espíritu Santo pueda hablar a nuestros corazones y tomar gloria de Su Presencia.
24Ahora Señor, oramos por aquellos que están enfermos y necesitados. Antes de venir aquí, el secretario trajo a mi escritorio en estos últimos dos días tan grande lista de nombres de personas por toda la nación, moribundas, sufriendo. Las emergencias escritas en rojo. Y, mientras pongo mi dedo en cada una de ellas, bajando por toda la página, oh Dios, en presencia de esta iglesia, en esta noche, yo ruego Tu gracia y misericordia por cada uno. Tú conoces a cada uno de ellos y lo que necesitan.
25Y no queremos olvidar a aquellos Señor, que están convalecientes en esta noche, que están por allá en los asilos y sanatorios. Oh Señor Dios, muchos de ellos son Tus hijos lavados con Tu Sangre. Oh, cuando envejecemos y nuestros amados nos olvidan, tenemos un consuelo; y es que Dios jamás nos olvida. Todos nuestros hechos están escritos en el Libro de la Vida y están por siempre en Su Presencia. Rogamos por ellos en esta noche Señor.
26Pedimos misericordia por nuestra nación y por aquellos que están pecando y cometiendo mal; por aquellos en los bares y en diferentes estados de pecado en esta noche, pedimos gracia perdonadora, Señor. Oramos que Tú nos sostengas de tal manera Señor, que nuestros corazones sean tan llenos de amor por Tí; sería nuestro más grande deseo servirte y ver a aquellos, salvos también.
27Bendice la lectura de Tu Palabra y todo lo que hacemos. Humildemente inclinamos nuestras cabezas y te agradecemos; pues lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
28Vamos ahora al Libro de San Juan el capítulo 13 y leeremos una porción. Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, Sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, Se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido. Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies? Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.
29Que el Señor añada Sus bendiciones a la lectura de Su Palabra. Deseo tomar como texto en esta noche, sólo por unos momentos el tema de, Imágenes de Cristo. Y deseo usar como tema: "¿Cómo será? o ¿qué se necesita para ser un Cristiano?".
30Ahora, sé que este no es un texto evangelístico, ciertamente que no. Pero aun así, en el fondo lo es; pues la Iglesia no puede progresar hasta que Ella sepa sobre que bases está progresando.
31Y yo creo que antes de que cualquier persona pueda comenzar a avanzar o a tener una fe genuína y confiable, primero deben saber en donde se encuentran parados y cómo mantenerse de pie luego que han tomado la decisión de pararse allí. Creo que eso es esencial pues usted no puede apresuradamente precipitarse a algo, con fe, cuando no sabe hacia lo que está yendo. Usted debe saberlo. Y si nuestra fe está posicionada correctamente, eso le dará a usted una constante satisfacción.
32Es como cuando se habla de una mujer que, cuando está casada, está tan ansiosa de abrazar a su primer bebé que casi no soporta la espera. La expectación es mucha. Pero en el fondo, también hay un temor cuando el bebé no llega pronto, y es que quizás no pueda tenerlo; y ese temor la aleja mucho más de su deseo, siempre es así todo el tiempo.
33Y existe un remedio para eso, ha funcionado en todas las edades. Si esa mujer ve o cree que no será capaz de dar a luz a este bebé, y va y adopta uno, vea cuan rápido ella tendrá uno propio luego de eso. Eso está probado que es correcto, nueve de diez veces, porque esa tensión de duda que le dice: "Quizás nunca podrás tenerlo", esta pequeña satisfacción del niño adoptado es quizás la manera en que Dios la quiere preparar y ponerla en condición. Entonces ella tendrá un bebé propio pues el miedo y el nerviosismo la han dejado.
34Y ocurre de la misma manera con la gente que desea sanidad, si tan sólo ellos pudieran ver una pequeña evidencia visible.
35Como Elías, cuando Giezi le dijo: "Veo una nube como la mano de un hombre".
36Elías dijo: "Oigo el sonido de abundante lluvia". El vio la evidencia.
37Por eso es que muchas veces yo le digo a la gente: "Vamos, comiencen a alabar al Señor". ¿Ve? porque ese es el bebé adoptado; está en su intelecto hasta que llega a su alma el saber que están sanados. Es entonces que la fe toma control.
38Usted debe saber lo que está haciendo. Debe tener confianza en lo que está haciendo.
39Y entonces, tantas veces hemos oído esta expresión: "Oh, ¿qué es un Cristiano?."
40Algunos lo limitan a sólo unirse a una iglesia. Alguien dijo: "Bueno, un Cristiano es un- un miembro de iglesia, alguien que está afiliado con la iglesia." Yo creo que todos los Cristianos debieran hacer eso, pero lo que no creo es que eso en si mismo sea Cristianismo. ¿Ve usted?. Eso es lo que un Cristiano hace después de que ha llegado a ser un Cristiano. Pero no quiere decir que por hacer eso, él es un Cristiano.
41Otro dice: "No. Es ir a la iglesia y hacer una declaración de credos y ser leal a las cosas que la iglesia enseña."
42Y hay otros que dicen que: "Quizás es llevar alguna cosa con ellos. Una pequeña cruz o algo así, pues esa es la señal de ser un Cristiano."
43Bueno, y también hay otros que creen que: "si quizás encienden una vela o hacen cierta clase de penitencia, que eso es Cristianismo. Si ellos solamente son sumergidos en agua o si hacen cierto sacrificio o si le dan cierto bien a la iglesia; o ayudan al prójimo, le compran carbón a la viuda o zapatos al huérfano." Esos son los hechos que un Cristiano debiera hacer; pero eso aun no lo hace a él un Cristiano.
44Y otro dice que: "Si usted lleva consigo una imagen de Cristo en su automovil o en la pared de su casa; esa es la señal de un Cristiano." Bueno, esas cosas están bien, pero yo no creo que llevar una imagen lo haga a usted un Cristiano.
45Yo creo que ser una imagen de Cristo lo hace a usted un Cristiano. No es lo que hacemos por fuera, sino lo que ha sucedido en el interior lo que nos hace lo que somos. Por lo tanto, si El es nuestra imagen y nosotros estamos a Su semejanza y somos miembros de Su Cuerpo, entonces debiéramos ser imagenes como El. Entonces nuestras vidas debieran reflejar la imagen de Cristo; no al unirnos a la iglesia o al llevar un crucifijo o en nuestras emociones, sino que debiera estar en la viva Presencia del Dios viviente que se ha reflejado a través de nuestra vida.
46Expertos me han contado que...antes de que tuvieran la invención del fundidor, para sacar la escoria del oro y el hierro y la pirita. La pirita es tan parecida al oro verdadero que es llamado: "oro de los tontos"; y la manera que tenían para sacar todo eso era sacarlo a golpes con un martillo. Los indios solían hacerlo. Y los antiguos orfebres lo hacían así también, lo golpeaban hasta que toda la escoria salía; Y la única manera que tenían para saber que ya era oro puro, era que el forjador podía ver su reflejo en el oro. El que estaba golpeando, constantemente miraba su trabajo hasta que él casi se podía afeitar mirando su propio reflejo en el oro que estaba golpeando.
47Y cuando el Espíritu Santo de Dios comienza a golpearnos con el martillo del Evangelio, hasta que todas las cosas del mundo han salido y podemos reflejar la imagen del Señor Dios, entonces yo creo que llegamos a ser Cristianos; porque la palabra "Cristiano" significa; "ser como Cristo y reflejarle a El."
48Ahora, eso no significa que tengamos que dejarnos crecer una barba larga como los artistas lo pintan a El. Ni tampoco significa que tengamos que dejarnos crecer el pelo largo como los artistas lo pintan a El, ni usar una túnica como la que El usó, porque vivimos en otro día. No necesariamente tenemos que ser así para reflejar Su imagen física.
49Pero sí debemos, en nuestras almas, reflejar Su Espíritu imagen y Su manera de vida. Yo no creo que ser Cristiano consista en unirse a credos o a iglesias. Yo creo que es un reflejo de Jesucristo en un ser humano pues somos Sus miembros, los miembros de Su Cuerpo y tenemos Su imagen; La Escritura lo dice así.
50Ahora, ¿qué clase de imagen fue El?, El no vino para ser un gran alguien, aunque lo era; pero vino como siervo. El no vino para ser ministrado, sino para ministrar, servir. Nuestro texto en esta noche, refleja lo que El fue. Eso es lo que lo hace a El tan grande, según mi parecer. Siendo el mismo Dios de la eternidad, el mismo Dios que creó los cielos y la tierra, aun así cuando El vino aquí, tomó la posición más baja, el trabajo más deshonroso que alguien pudiera tener; el ser un siervo para lavar los pies.
51Entre todos los trabajos pagados en el antiguo mundo oriental, el siervo para lavar los pies era el hombre peor pagado de todos; pues en aquellos días los animales transitaban por las caminos amplios y por los pequeños callejones. Y por todo el camino, había estiercol por causa de los animales. Y el polvo se levantaba y se pegaba a sus piernas y pies. ¡Era realmente algo asqueroso y hediondo!. Y cuando alguien visitaba a otro, no podía entrar a la casa de esa manera. La persona mal olía por las suciedades del camino y del polvo y olía como un establo de animales.
52Así es que lo primero que hacía; él tenía un pequeño lugarcito, un cuartito de recepción y allí estaba el hombre peor pagado de todo el lugar, tal como un esclavo sentado allí, para lavarle los pies a este invitado que venía llegando y para darle otro par de zapatos para que se los pusiera; unas pantunflas para ponerse. Y luego él era ungido con aceite y entonces podía entrar y ser el huesped de su amigo, pues él se sentiría incómodo al entrar con toda esa suciedad del camino, sudor y todo eso. El siervo para lavar los pies era el peor pagado entre todos los hombres.
53Y el Dios del Cielo, arriba, El mismo... El más grande que jamás ha habido llegó a ser el más bajo que hubo.
54¡Qué diferencia con el así llamado "Cristiano de hoy que refleja algo"!. ¡ Que diferencia!. Oh, el así llamado "Cristiano de hoy", quiere ser servido. Oh, él comienza a pensar que él es algo.
55Que diferencia con El, cuando El le reflejaba a El. El nunca vino a ser ministrado sino que vino a ... El vino a ministrar. "Que el más grande entre vosotros sea el siervo de todos."
56Y hemos visto hoy, que nuestro comportamiento moderno de Cristianismo es: " Yo soy alguien y tú no eres nada." Oh, eso es... es errado. No debería ser de esa manera. Estamos tratando de reflejar Cristianismo de la manera equivocada. Dios no quiere que lo hagamos así. El... Nosotros cantamos el himno; "Ser como Cristo", pero cuando se llega al punto de rebajar nuestro orgullo y humillarnos como El lo hizo, entonces rechazamos hacerlo.
57Al hacerlo así, el hombre ha formado denominaciones que se pueden separar entre sí, "no teniendo el Espíritu", como dice la Escritura. Ellos se separan. "Pertenecemos a tal y tal iglesia. Es una iglesia mucho más grande. Es una iglesia mejor. Nuestra denominación es una denominación más grande." Eso no es actuar como Jesús. Eso no refleja Su amor y Su personalidad.
58El vino a los más bajos; a la prostituta de la calle, al mendigo, al vagabundo y llegó al polvo con ellos. Esa es la vida Cristiana. Esa es la manera en que debe ser, reflejarle a El de esa manera.
59Oh, yo conozco personas que dicen: "esos días ya pasaron." No, no han pasado.
60Si Cristo aún es Cristo, si Su Espíritu aún es el Espíritu Santo que estuvo en El y si está en usted, le hará tomar esa misma posición también.
61Pero hoy, tratamos de pensar que somos diferentes. Cuan lejos está eso de Su oración, cuando El oró que; "en esto sabrán todos los hombres que sois Mis discípulos, cuando os améis los unos a los otros."
62En vez de eso, contendemos el uno con el otro. Nos despreciamos el uno al otro, pues no concordamos en ciertas cosas. Y salimos y nos acusamos el uno al otro, ¿ve? , y con todo reclamamos ser Cristianos. Yo conozco gente que reclama ser llena del Espíritu Santo y es culpable de tales cosas; salir por ahí y decir cosas realmente malas acerca de otros Cristianos, cuando no deberían hacerlo. Ahora, hermano, hermana, cuando tenemos esa clase de espíritu, debiéramos también tener en conciencia de que aún no somos Cristianos. No importa cuanto reclamemos, lo que cuenta es lo que poseemos, ¿ve?. No podemos ser Cristianos sin amar a todas las personas. Podemos tener diferencias con las personas.
63Jesús no vino y dijo: " Bueno, todos ustedes Fariseos, todos ustedes se van a ir al infierno y no hay oportunidad para ustedes por esto, eso y lo otro y porque ustedes son Fariseos." Mas El fue hacia ellos y El les ministró a ellos y les ayudó. El hizo todo lo que pudo para ayudarles.
64Pero hoy, la educación y la membresía eclesiástica y los vínculos del mundo han traído a la iglesia a tal condición hasta el punto que lo intelectual ha tomado el lugar de lo espiritual.
65Usted no puede llegar a Dios sino por el Espíritu. Hay sólo una manera en que un hombre pueda llegar a Dios y es a través del Espíritu Santo. Jesús dijo: "Nadie puede venir a Mí si el Padre no lo trae." Nada puede ser más verdadero que eso, amigo Cristiano.
66Queremos tomar una libreta de apuntes, en esta noche, en nuestro corazón y anotar estas cosas. Pensemos en esto.
67Oh, algunos de nosotros reclamamos tener todo el conocimiento. Tenemos a algunos que dicen: " ¡Espere un minuto!". Ellos aman ser "doctores" y "santos padres" y todo eso. Pero aún conociendo todo aquello, si usted tuviera todo el conocimiento, no le haría ningún bien a menos que usted tuviera un Espíritu de amor en usted. La Biblia dice: "Aunque tuviera todo el conocimiento y no tengo caridad, nada soy."
68Y ¿qué bien le hace a nuestro conocimiento, cuando alguien dice; "yo no iría a un avivamiento como ese, porque ellos no son gente educada. Yo no me asociaría con ellos"?
69No importa si ellos conocen el alfabeto o no; ellos pudieran conocer a Cristo en vez de eso. Ciertamente yo nunca pudiera llegar demasiado bajo. Que Dios siempre mantenga ese Espíritu en mí. No importa cuan bajo sea lo que él otro crea, lo que él no crea, el credo, color o lo que sea, yo quiero extender mi mano y ayudarle. Seguro. Yo quiero ese Espíritu en mí. No pensaré que soy mejor que alguien más; Yo pudiera erguir mi pecho y decir: "Todo el mundo puesto de pie cuando yo entre" o " Yo tengo las campañas más grandes de todos." ¿Quien soy yo despúés de todo, sino el barro que Dios ha moldeado?. Que yo me pueda humillar para que Su Vida pueda ser reflejada. Que todos nosotros Cristianos nos sintamos de esa manera. El conocimiento no nos lleva a ningún sitio.
70Por ejemplo, si tuviéramos una jaula llena de canarios y la jaula fuera del tamaño de este tabernáculo; Y un pequeño canario volara hasta lo más alto de la jaula y dijera: "Caballeros, quiero decirles algo. Sucede que yo soy un poco superior a todos ustedes. Yo soy un canario que conoce todo acerca de los seres humanos. Oh, yo puedo explicar todo. Yo he visto a la dama caminando por toda la casa, he visto a los niños jugar. Yo conozco todo, así es que escúchenme."
71Y justo en el momento en que él está alabando su pequeño cerebro, aparece un hombre que ha estudiado en la Universidad de Princeton con la más estilizada de las gramáticas; y este hombre comienza a entablar una conversación con el pequeño canario, utilizando la dicción más elevada que pudiera encontrar y hablándole a este pequeño canario. Yo me imagino que la pobre avecita daría vueltas su cabeza de lado a lado, escuchando de un lado y de otro pero sin entender nada de lo que la persona está hablando. Aunque el ave le puede oír, aunque le puede ver, pero ¿de que le sirve su pequeño conocimiento?, de nada, pues no sabe de lo que está hablando el hombre. ¿Por qué?, porque tiene un cerebro de canario, no tiene un cerebro humano. El sólo entiende como entienden los canarios.
72Y esa es la manera en que es con los humanos. No me importa cuan intelectual sea usted. [El hermano Branham golpea el púlpito cinco veces-Ed.] Todavía tenemos cerebros de canario pues sólo somos seres humanos. Dios es conocido por el Espíritu y por la revelación, por el Espíritu Santo. Nunca seremos capaces de entenderlo a El a través del intelecto. Usted puede hablar y entrar y tener reuniones intelectuales y psicología, todo lo que quiera, y la gente jamás conocerá a Dios. No pueden.
73Usted puede explicar y decir que la gente que llora y que da vuelta la otra mejilla son gente pasada de moda, pero ese es el hombre que está reflejando a Cristo en su vida. Un hombre que es humilde. Un hombre que caminará con Dios y que actuará como Jesús.
74Pero, ve usted, la pequeña ave no pudo entender, aunque pensaba que podía. Pues ella no es hecha de esa manera. Su intelecto no se compara con el intelecto de un estudiante inteligente.
75Y tampoco nuestro intelecto nunca se comparará con Dios. ¿Cómo pudiera nuestra pequeña e infinita mente compararse con la mente finita; o mejor dicho nuestra mente finita compararse con la mente infinita de Dios?. Esa mente infinita de Dios va mucho más allá de lo que el intelecto humano jamás podría hacer.
76La única manera en que esa avecita podría saber de lo que ese hombre está hablando es rindiéndose y aceptándolo y haciendo todo lo que él crea que el hombre quiera que haga.
77Esa es la única manera en que conocemos a Dios, es siguiendo la guianza del Espíritu Santo. Eso es a la antigua, es el programa de Dios. Siempre ha sido el programa de Dios. "No con espada ni con ejército sino con Mi Espíritu dice el Señor." Allí lo tiene usted.
78Longfellow dijo una vez: "la manera para tener éxito es encontrar una causa digna de la cual muchos han hablado, una causa digna de la cual todos han hablado y luego aferrarse a ella." Seguro. Algo de lo cual la gente ha hablado y que ha sido desechado por la ciencia y, si es digno, entonces aferrarse a ella.
79¿Sabía usted que en 1872 la Asociación Médica de los Estados Unidos rechazó el uso de las tinas de baño?. Ellos declararon que su uso era absolutamente antihigiénico y que de seguro esparciría enfermedades por doquier." Las tinas de baño; finalmente ellos las aceptaron.
80Y este Evangelio enchapado a la antigua del cual estamos hablando, ¡el lavamiento en la Sangre del Cordero!, puede parecer pasado de moda, pero tendrán que venir a El tarde o temprano. Es una causa digna, aférrese a Ella con todo lo que usted tenga. Es un camino por el lavamiento de la Sangre que limpia a un hombre; no salir por allí y beber y fumar y salir de parranda y llamarse a sí mismos "Cristianos" porque pertenecen a una iglesia. Es Ese Espíritu Santo limpio e inadulterado en una vida humana la que refleja a Jesucristo el Hijo de Dios.
81Esa es la razón por la cual la gente rechaza hoy al nuevo Nacimiento. Oh, ellos tienen lo que ellos llaman el nuevo Nacimiento, una manera de saludarse de manos con el pastor, pero eso no es un Nacimiento. La razón por la cual ellos... Ellos no lo aceptan. Por eso es que ellos se unen a iglesias, pues allí pueden venir de una manera intelectual.
82Dios dijo: "A menos que un hombre nazca de nuevo, el tal no puede ni siquiera ver el Reino de Dios." No importa cuan intelectual usted pueda ser, o cuan buen Cristiano usted reclame ser, usted debe nacer de nuevo.
83Usted dice: "Entonces, hermano Branham ¿tengo que ir a alguna pequeña misión por allí?". Eso no significa eso. Significa que usted debe recibir el nuevo Nacimiento. Usted debe nacer de nuevo.
84Esta es una audiencia mixta pero voy a decir algo. ¿ Que es un nacimiento?. Si un nacimiento ocurre en un pajar o si ocurre en el suelo, o en un hospital cuyos cuartos están decorados con seda color de rosa, es una suciedad de cuaquier manera en que usted lo quiera ver. Correcto.
85Y así es con el nuevo Nacimiento. Es un revoltijo de donde usted lo mire; pero produce Vida. Amén. Produce Vida. ¿Qué clase de Vida?, una vida de servicio, para humillarse usted mismo, para negarse a usted mismo. Esa es la clase de Vida. Oh, ellos dicen: "Pero yo los he visto llorar y gemir alrededor del altar y desordenarse." Seguro, ellos han estado naciendo de nuevo. Es un desorden, no me importa donde usted vaya. Usted se puede levantar, su cara llena de lágrimas, sus ojos rojos y sus manos partidas de tanto golpear el altar, pero es un Nacimiento. Le hace algo a usted; lo convierte a usted en un siervo, quita el almidón de usted. Hace una imagen, moldeando nueva Vida, nueva creación. Usted puede quedar todo desordenado cuando se levante, pero usted estará nacido de nuevo. No importa donde usted esté, produce una Vida nueva. Trae una Vida imagen nueva. Lo convierte a usted en un siervo. Usted quiere servir después de eso. Jesús quiere que nos sirvamos el uno al otro, que nos amemos el uno al otro. Y mientras nos servimos el uno al otro, le servimos a El.
86Ahora, recuerde, sólo es la persona que está enferma la que necesita atención, servicio. Sólo el enfermo es el que requiere atención y cuando usted ve a un predicador... y no quiero tan sólo limitarlo a los predicadores, sino a todos los miembros de iglesia que requieren atención y que dicen: " Yo soy alguien," recuerde, esa es una persona espiritualmente enferma. Necesitan atención. Necesitan la atención del Espíritu de Dios que les dé algo que saque ese tipo de actitud fuera de ellos y les sane de sus egoísmos y de sus grandes ideas y de sus: "yo soy grande y tú no eres nada". El Espíritu Santo nos hace a todos iguales.
87¡Demasiada enfermedad espiritual, anemia.! ¿Sabe usted lo que es la anemia?, es alguien que no tiene sangre; caminan de manera rara, siempre están como tambaleando. Y eso ocurre con muchos de nuestros miembros de iglesia hoy, están anémicos, necesitan una transfusión de Sangre del Calvario que les dará Sangre real, rica, para hacerles caminar de la manera de Dios a la antigua y desechada del Espíritu Santo que les dará una razón para vivir; les dará una confianza que les hará caminar a la imagen de su Señor.
88En cuanto a mí, si yo tuviera una elección que hacer; Yo quiero ser como El fue. El vino para ser un pastor, y El fue un Pastor. Un pastor es alguien que va en busca de sus ovejas.
89Hay un cuadro famoso, no creo que esté aquí en el santuario, pero yo lo tengo en mi cuarto y siempre lo miro. No puedo recordar el nombre del artista en este momento. Pero cuando él pierde esa pequeña ovejita negra y deja las noventa y nueve y se va a buscarla, ¿qué está haciendo?. El vaga por el desierto. El es razguñado por las zarzas; él atravieza peligros; busca por toda la noche, hasta que finalmente por allá al final de la cuesta de una colina, colgando de un pequeño arbusto, arriesgando su propia vida, él alcanza y saca al animalito de su condición caída; luego él la trae hacia sí mismo.
90Otro artista pintó un cuadro del pastor trayendo la oveja a casa. Ahora, pareciera ser que lo más fácil es que el pastor coloque su brazo alrededor de la oveja y comience a caminar de vuelta de esta manera. Pero, ¿ve usted como el espíritu tomó el pincel del artista?. El no puso la oveja bajo su brazo. El la puso sobre sus hombros. Ahora quiero que usted vea el cuidado de este pastor.
91Jesús, cuando estaba echando demonios; El dijo que lo hizo con el dedo de Dios. Ahora, si un demonio está molestándolo a usted, lo único que se necesita, de parte de Dios; es algo tan insignificante como que El sólo levanta Su dedo y lo eche fuera. Pero cuando se trata de una oveja volviendo a casa...
92¿Cuál es la parte más fuerte de un hombre?. Sus hombros. ¿Ha notado usted como los hombros son la parte más grande de un hombre?. ¿Dónde puede él llevar la carga más pesada?, en sus hombros. ¿Cuál es la parte más segura para la carga?, cuando está sobre sus hombros.
93Así es que él toma a la oveja, la coloca sobre sus hombros y amorosamente camina de vuelta con ella. Todos los poderes de Dios, arropando a esa pequeña cosa perdida, trayéndola de vuelta. Pero, a un demonio, así de fácil, El lo echa con sólo un movimiento de Su dedo. El es un Pastor.
94Una pastor debe extraviarse para encontrar a la oveja perdida. Y un buen ministro es como un pastor de ovejas. En realidad la palabra "pastor de iglesia" significa "apacentador". Y algunas veces en la iglesia, se levantará una pequeña creencia o una pequeña pandilla; un lado se irá por aquí y el otro lado se irá por acá. Un genuíno y buen pastor se irá con esa pandilla, ¿para qué?, para traerlos de vuelta. Un real y buen pastor, ¿qué hace?, él se extravía por su propia voluntad, ¿para qué?, para traer al perdido. ¿Que está haciendo?, él está reflejando la imagen del buen Pastor, tratando de traer a esa alma de vuelta. Aunque los demás se vayan a cierto lugar, hermano, como pareciendo querer ir a pasarlo de maravilla con el mundo. Ese pastor irá allá mismo para traerlos de vuelta al camino. Ese es un buen pastor. El está reflejando la imagen de Jesús.
95Hermano, sé que eso es llamado herejía, sé que lo llaman fanatismo, pero si tengo que escoger en esta noche, mi elección sería ser como El. Lo quiero más que nada en mi vida; reflejar la imagen del Señor Jesús en mi vida.
96Después de mañana por la noche, después de la boda, voy a ir al desierto. Voy a permanecer allá porque, bien adentro en mi alma, siento que necesito un acercamiento más profundo hacia Dios de lo que ahora estoy. No quiero solamente caminar; yo trato de caminar correctamente delante de El, pero quiero una caminata más cerca de El. Mientras el tabernáculo Branham está teniendo un avivamiento, yo quiero uno para mí. No quiero que ocurra sólo en el edificio, quiero que ocurra en mí. Quiero una caminata más cercana a El. Quiero más del Espíritu Santo en mí, reflejar a Cristo en mí. Quiero ser como El. Yo sé que cada verdadero Cristiano quiere ser como El. Ese es el deseo de mi corazón, ser como Jesús. El...quiero que El sea mi... quiero que El sea el... El es el ejemplo de lo que yo quiero ser.
97Y, mire usted, se necesita el Espíritu Santo para hacer eso. Es lo único que puede hacerlo. Yo no estoy interesado en seminarios y en lo que alguien tiene que decirme. No me interesa besar crucifijos o ponerlos en mi corazón o decir oraciones a los muertos. Yo estoy interesado en una cosa y es, que más del Espíritu Santo tome control de William Branham. Yo no estoy interesado en unirme a una iglesia más grande que a la que yo pertenezco. Yo pertenezco a la genuína Iglesia del Dios viviente, el Primogénito. Yo nací en Ella y quiero más del Espíritu Santo en mi vida, para reflejar a Cristo a quien amo. No me importa a que estado o a que nivel tengo que llegar para conseguirlo. No me importa si tengo que ir allí o allá, ser llamado "fanático, santo rodador" o lo que sea. Yo quiero más de Su Vida siendo reflejada. No estoy interesado en el avión al cual tengo que subir, estoy interesado en el Espíritu Santo para que pueda ser, de una mejor manera, un siervo como El lo fue. El fue el siervo del Señor. No vino a ser servido o a ser ministrado. No vino para ser ministrado sino para ministrar. El tomó el lugar de un siervo.
98Y si el Rey de los Cielos pudo hacer eso y nosotros somos los miembros de Su Cuerpo, seamos todos entonces de la misma manera; no diferentes, sino que humillémonos en Su Presencia, no importa lo que el mundo tenga que decir o la gente intelectual, no piense en eso. Sólo reciba más del Espíritu Santo y sea como Jesús. Humilde, manso, sencillo, tome Su lugar y El tomará el suyo en el Juicio. Inclinemos nuestras cabezas por un momento.
99¿Podría yo ver en esta noche las manos de los miembros de esta iglesia y de otras iglesias?. Cuando digo esta iglesia sólo quiero decir... Hay una sola Iglesia y es la Iglesia del Nacido, la Iglesia del Primogénito, la Iglesia de Jesucristo, que no es nacido de este mundo sino nacido del Espíritu de Dios. ¿ Podría ver manos alzadas que digan: "Dios, hazme como Jesús. Moldéame oh Señor, lávame oh Dios."? Dios bendiga sus corazones. "Lávame y seré más blanco que la nieve."
100Señor, hay cosas y pequeñas curvaturas en mi vida. He estado sentado, escuchando al hermano Parnell y al hermano- hermano Neville y a otros buenos ministros; al hermano Collins y a otros muchos hermanos que han estado predicando. Yo he estado escuchando, pero, Señor, en esta noche he llegado a esta conclusión; ¿qué me están diciendo?, ¿qué están tratando de decirme?. Veo que están tratando de que yo sea como Jesús; y no hay manera en que yo pueda hacerlo. Yo--yo soy un leopardo, tengo manchas y si las lamo, sólo las haré más blancas. Llegan a ser más claras para el mundo. Señor, deja soltarme; no me importa que clase de desorden parezca ser para el mundo, yo quiero nacer de nuevo del Espíritu de Dios y quiero que Tú Señor, me llenes en esta noche con Tú Espíritu Santo. Lávame, santifícame. Toma la Sangre de Jesús y santifícame, límpiame y lléname hasta que me pierda y me encuentre de nuevo Señor, en Tí."
101Oh, Señor, Creador de los cielos y de la tierra quien trajiste a Jesucristo de vuelta de entre los muertos, lo trajiste por el Espíritu vivificador del Dios Eterno, trajiste ese cuerpo en el cual Tú moraste y lo has levantado al Trono del Cielo.
102El vino a lo más vil que había en la tierra; la prostituta. Y llegó a ser el siervo más bajo, fue a la ciudad más baja, trató con la gente más baja, recibió el nombre más bajo y llegó a ser el más pobre entre los pobres; aun en la naturaleza: "Las aves tienen sus nidos y las zorras tienen cuevas, pero el Hijo del hombre no tiene lugar en donde recostar Su cabeza."
103Y aún así, Ese Espíritu vivificador que honró a Ese verdadero siervo que se hizo a sí mismo un siervo para que nosotros pudieramos tener un ejemplo para seguir; Lo levantó de las profundidades del infierno y lo trajo a la tumba y luego lo asentó en los Cielos de los cielos, hasta el punto que fue exaltado tan alto que tuvo que mirar hacia abajo para ver los cielos. Y le dio un Nombre que es sobre todo nombre, en los cielos y en la tierra.
104Señor, que podamos recibir Su Espíritu en esta noche. Que esa sea el hambre de cada corazón aquí. Tú viste todas las manos que se alzaron Señor, no para decir credos ni para unirse a iglesias o--o para argumentar sobre estas o aquellas cosas, sino para humillarnos en nuestros corazones y ser hechos conformes a la imagen de Dios. Que sea hecho así por el Espíritu Santo, Señor. Que el Espíritu Santo de Dios nos moldee, no a través de una concepción intelectual que, "debiéramos ser así y actuar de esta otra manera," pero, ese es el bebé adoptado. Pero, Señor, que de verdad suceda por el Espíritu Santo y un nuevo Nacimiento que nos transforma por la renovación del... de nuestro espíritu para hacernos como El.
105Escucha mi oración Señor, es débil lo sé Señor, es débil. No sólo estoy orando por aquellos que levantaron sus manos sino por mis manos que también se levantaron. Hazme como El, Dios, no importa lo que me tengas que hacer, los aviones que deba tomar, hazme como El. Quiero ser como Jesús en mi corazón. Concédelo Señor, pues lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
106Ser miembro de iglesia está bien. No tengo nada en contra de eso ni de estas otras cosas; pero, hermano, ser un Cristiano significa ser conforme a la imagen de Cristo. Queremos ser imágenes vivientes; no llevar una imagen, sino ser una imagen del Señor Jesús.
107Hay un himno que me gustaría que me ayudaran a cantar ahora. Yo no sé como, no puedo cantarlo, pero estoy seguro de que todos ustedes pueden. Ayúdenme, "Ser como Cristo," ¿ cuantos la saben? [La congregación responde: "Amén."-Ed.] Sé que todos queremos serlo así es que cantémosle a El.
108Estoy conciente de que el gran Espíritu Santo está aquí. No puede esconderse. David dijo: " Si hago mi lecho en el infierno, allí estará El." El estára en todo sitio. Así es que El está aquí en esta noche. El conoce cada movimiento, cada acción, todo lo que hacemos, cada mirada, cada pensamiento El lo conoce todo. ¿Lo creen ustedes?. [La congregación dice : "Amén."-Ed.] Ser como Cristo, ser como Cristo En esta tierra anhelo ser como El En mi jornada de la tierra a la Gloria Yo sólo pido ser como El.
109¿Les gusta eso? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] Escuchen esto ahora. Desde el pesebre de Belén vino un Extranjero, En esta tierra sólo anhelo ser como El En mi jornada de la tierra a la Gloria Yo sólo pido ser como El.
110¿Sabén lo que me viene a la memoria ahora?. Ayer tomé el viejo libro de la iglesia. Hace... No lo había visto. Bueno, francamente es la primera vez que lo veo. Tuve que usarlo cuando fundamos la iglesia. Y allí estaba el nombre del hermano Seward y allí estaba el hermano George DeArk y el hermano Weber, todos aquellos nombres allí. Seguí viendo las pequeñas reuniones de escuela dominical. Vi la ofrenda total del tabernáculo en cinco reuniones; un dólar y sesenta centavos, con cientos de miembros aquí; un dólar y sesenta centavos, ¿ve?. Luego miro el registro de hoy y pienso: "¡Oh, cuantos se han marchado ya!." Vi al hermano Frank Broy allí, mamá. El fue mi suegro. Vi a todos los antiguos, hermana Weber. Todos aquellos antiguos que han subido la escalera y se han ido al gran Segundo Piso. Ellos se han marchado. Recuerdo cuando solíamos juntarnos aquí y pensé: "Señor Dios, nuestra iglesia puede parecer un poquito mejor ahora y estamos preparándonos para construír otra, pero Señor, ¿ Nos amas más ahora de lo que nos amabas entonces?." No, yo no lo creo.
111Cuando nos parábamos a cantar : "Yo sólo anhelo ser como El, en mi jornada." Casi puedo ver al viejo George con su cuello abierto así de esta manera y el sudor corriendo por su cuerpo meciendo su pañuelo entre sus dedos. Puedo ver a aquellos queridos y viejos rostros santos allá, clamando con sus manos en alto.
112Los predicadores que entraban al edificio me decían: "Oye muchacho, ¿ cómo haces para tener a toda esa gente así en un acuerdo?".
113Yo les respondía: "Yo no tengo nada que ver en el asunto. Ellos fueron formados y transformados a la imagen de Dios allí, bajo la banca de aserrín allí abajo en donde encontraron a Cristo en sus corazones".
114Que aroma más dulce y agradable, el de aquellas oraciones que subían constantemente por toda la noche. Algunas veces veníamos e íbamos a las casas de los demás y nos volvíamos a casa al amanecer; habiendo orado toda la noche. Esa sinceridad ya no se encuentra más. Pareciera ser que se ha ido. ¿ Qué sucede?, ¿Qué sucede?. Volvamos al primer amor que tuvimos. Ser como Cristo, ser como Cristo En esta tierra anhelo ser como El En mi jornada de la tierra a la Gloria Yo sólo pido ser como El. ¿De verdad eso es lo que usted pide?. Cantémoslo ahora con sus manos en alto. Ser como Cristo, ser como Cris...
115¡De acuerdo a su imagen! "En esta..." Amaos los unos a los otros. "Ser como..." Somos miembros de Su Cuerpo. Debemos ser como El. En mi jornada de la tierra a la Gloria Yo sólo pido ser como El.
116¿Lo dice de corazón? diga "Amén". [La congregación dice: "Amén".- Ed.]. ¿No es ese un espíritu dulce?. Yo prefiero tener Eso que cualquier otra cosa en el mundo. Usted puede quedarse con todo el resto del mundo, sus elegancias y su intelecto; todos sus doctores, rabíes, obispos, padres santos, pero déjenme a Jesús. Eso es correcto. Déjenme tenerlo a El, a la antigua; sentirlo a El en mi corazón, vigilando mis vidas y viendo que mis deseos son sólo de servirle a El, de manera humilde, mansa y sencilla. Eso es lo que necesitamos amigos. Es una re-... Es a Jesús. El Jesús de la Biblia. No un Jesús del intelecto, sino un Jesús del alma. El está aquí en esta noche.
117¿Cuántos aquí están enfermos y necesitados?. Levante las manos los que necesitan a Cristo. ¿Está usted enfermo y quiere que se ore por usted?. Levante sus manos bien alto para que yo pueda ver quién es usted.
118Ahora, cuántos tienen un deseo en su corazón de orar por alguno que está enfermo?. Déjenme ver sus manos. Muy bien. Bastante pocos. ¿Cuántos creen que Jesús aún es el mismo?.
119No hemos entregado tarjetas de oración. No... no hay tarjetas de oración, ¿verdad?. Creo que no se entregaron.
120¿Cree usted que Jesús nuestro Salvador puede venir en esta noche a nosotros?. ¿Y si hemos cantado y yo he hablado acerca de reflejar Su imagen, que haría El si estuviera parado aquí?. ¿Cree usted que El haría lo mismo que hizo en San Juan 4, cuando El vió a la mujer en el pozo y le habló, conoció lo que estaba en su corazón y se lo dijo a ella?. Y ella conoció que El era el Mesías. ¿Lo cree usted? [La congregación dice "Amén". Ed. ]. Cree usted que Ese mismo Jesús es el Sumo Sacerdote... [Espacio en blanco en la cinta]... mano de Dios. Usted cree a Ese mismo Jesús, en esta noche, que caminó un día...
121Y no había línea de oración, pero una mujercita que tenía flujo de sangre; presionó entre la multitud hasta que tocó su vestidura y regresó y se sentó. Jesús se dió vuelta y dijo: "¿Quién me ha tocado?". ¿Cree usted que ese Jesús es aún el mismo Jesús hoy en día?. ¡Y el deseo en el corazón de ella!. Vea, ella estaba asustada pues se apartó del grupo y se sentó. Ella espero y Jesús dijo: " ¿Quién me ha tocado?".
122Y el Apóstol Pedro le reprendió y le dijo: "¡Señor, cómo dices eso, todos están tocándote!".
123El le respondió: "Sí, pero este fue un toque diferente. Virtud salió de Mí. Lo sentí." Y El miró por todo alrededor de la audiencia hasta que vió a la mujercita y El le dijo que había tenido un flujo de sangre y que su fe la había sanado.
124¿Es Ese Jesús? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] Bien, ¿Podríamos entonces humillarnos en esta noche y llegar a ser transformados a través de la renovación de nuestro espíritu por el Espíritu Santo para que podamos rendir nuestros labios, nuestros ojos y su fe y mi fe para que El venga sobre la audiencia y se mueva en usted y se mueva en mí para cumplir Su Palabra que El es el Sumo Sacerdote de nuestra confesión?. El se sienta a la diestra de Dios para interceder sobre nuestra confesión. El también es un Sumo Sacerdote que puede ser tocado por nuestras debilidades de la misma manera en que lo fue cuando estuvo aquí en la tierra. ¿Lo creen?. ["Amén".] Ese mismo Jesús.
125¿Cuantos aquí tienen una necesidad personal o de alguien más; alguien a quien yo no conozco. Alguien que usted conoce y que yo no sé nada del asunto?. Lo diré de esta manera; Yo no lo conozco a usted ni conozco su petición pero, ¿cree usted que Jesús está aquí para confirmarse a Sí mismo, para hacerse visible a nosotros, para actuar en nosotros de la misma manera en que lo hizo cuando estuvo en Jesucristo. ¿Creen eso?. Levanten sus manos, todos aquellos que saben que yo no les conozco. ¿Ve?, yo no les conozco.
126Bueno, veamos. ¿Dónde nos podemos consagrar por primera vez?. Sean reverentes. Si El hace esto, ¿le creerán ustedes con todo su corazón? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] ¿Lo ve?. Ahora siento que... Yo iba a llamarlos acá arriba para imponer las manos sobre ustedes. No voy a hacerlo. Yo creo que Jesús está aquí.
127No es que debamos llevar una imagen de El sino ser una imagen de El. Ese es el Jesús que queremos, ¿verdad?. ¡Ser una imagen!. Muy bien.
128Ahora Señor Dios, esta es una gran declaración pero eres Tú Señor quien diste la promesa. Ahora nosotros debemos presionar hacia adelante. Algo debe ser hecho ahora, a pesar de que ni siquiera somos una denominación. Sólo somos un pequeño, humilde y pobre grupo esparcido de gente que... aun muchos de nosotros seríamos echados de las grandes e intelectuales iglesias. Si fueramos allá, no podríamos vestirnos como ellos lo hacen y aun más, si nos levantáramos y el Espíritu comenzara a bendecir y dijéramos: "Amén", como la Escritura lo dice, seríamos echados inmediatamente. Y muchos de éstos tampoco serían recibidos por causa de su color; algunos de ellos por su creencia; algunos porque Te aman demasiado y porque tienen el Espíritu; están muertos a las cosas del mundo y han nacido de nuevo. Ellos tienen Vida nueva, una Vida de siervos.
129Mas nos hemos congregado aquí Señor, bajo este pequeño techo que Tú nos has dado y que apreciamos. Ahora Señor, que sea hecho notorio que Tú eres Cristo, el mismo y que Este gran Ser del cual estamos hablando, El está presente ahora para hacerse conocido y para hacer lo mismo que hizo cuando estuvo aquí en la tierra. Concédelo Padre, que ellos puedan ver y creer. Pues lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
130¿Cree usted eso, que lo que usted pide, lo recibirá?. ¿Qué es la fe?, fe es la verdad. Fe es algo de lo cual usted está completamente seguro. Fe no es algo de lo cual usted presume. Fe es lo que usted sabe, ¿ ve?, algo que va directamente hacia su alma.
131Desearía que aquellos que no me conocen y a quienes yo no conozco y que aún tienen una petición, levanten su mano otra vez. Sólo quiero tener una- una idea general, todas las personas aquí que yo no conozco. Muy bien. Están por todos lados. No me gusta hablarle a personas a quienes conozco pues alguien pudiera decir: "él los conoce". Pero hay tal cantidad de manos alzadas de quienes yo no conozco. Ahora, si el Señor Jesús concede esto, ¿creerán el resto de ustedes con todo su corazón y aceptarán su sanidad y lo que sea? [La congregación dice: "Amén."-Ed.]
132Por favor, oremos en nuestros corazones: "Jesús, quita toda la duda." Oh, Jesús no puede dudar. Si somos conforme a Su imagen, entonces creeremos. El le creyó a Dios. El vino a cumplir la voluntad de Dios. A El no le importó lo que el hombre dijera o lo que cualquier otra persona dijera. El vino a cumplir una cosa, ser un siervo para Su Padre. Y Su Padre moró en El. Nosotros venimos para ser el siervo de Dios. El Espíritu Santo mora en nosotros. Queremos servirle a El.
133Voy a concentrarme en una dama, una--una dama de color sentada aquí atrás. Creo que ella levanto sus manos diciendo que yo no la conocía. Siendo que--que... Bueno, hay dos de ellas allá. Muy bien. Ninguna de ustedes dos damas me conoce, ¿o las conozco?. Si es correcto levanten sus manos, si no las conozco. Levanten sus manos. Muy bien, muy bien, somos desconocidos el uno al otro. En las Escrituras se habló de... la razón por la cual las noté es porque... eran damas de color. ¿Ve?.
134Hubo una mujer, en una ocasión, en la Biblia, San Juan capítulo 4. Jesús vino a un pozo y había una mujer Samaritana. Ella era una mujer de una raza diferente, y Jesús habló con ella por unos momentos hasta que conoció cual era su problema. Y cuando El le dijo cual era su problema, ella le dijo: "Señor, me parece que Tú eres un Profeta. Sabemos que cuando el Mesías venga, El nos dirá estas cosas." Pero ellos no entendían quien era El. ¿Por qué?, ella le dijo: "¿Quien eres Tú?". Y Jesús le respondió: "Yo soy, El que habla contigo."
135Ella corrió a la ciudad de donde había venido, diciendo: "Venid y ved a un Hombre que me ha dicho todas las cosas que he hecho, me ha dicho lo que es errado. ¿No es El el Mesías?."
136¿Han leído eso ustedes damas?. Seguro que sí. San Juan el capítulo 4. Bueno, si... Jesús es el mismo ayer, hoy y por siempre; y ustedes están paradas a dieciocho metros, o sentadas mejor dicho. ¿Creen ustedes que Ese mismo Jesús, hablando entre nosotros, puede revelarme lo que ustedes desean desde aquí?. Si les he dicho la verdad, y esta Biblia es la verdad, El puede hacerlo, ¿ verdad?. Si El lo hace, ¿lo creerán?.
137La mujer de la orilla que me está mirando, así de esta manera, ella está sufriendo de problemas a su espalda y desea ser sanada de ello. Eso es correcto. Si lo es, levante su mano la dama de la orilla. Allí lo tiene.
138¿Qué me dice usted dama? ¿cree usted también?. Creo que usted dijo que también era una desconocida para mí, la dama al lado de ella. Usted tiene problemas en su cabeza y también tiene problemas en la piel. Si es correcto levante su mano.
139Ahora, váyanse a casa. Ambas pueden ser sanas. Su fe las ha sanado.
140¿Creen ustedes que Jesús está aquí en esta noche? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] ¿Que me dicen ustedes, el resto del edificio?, en otro sitio, crean.
141Hay una mujer sentada aquí orando. Ella es una guerrera, la conozco, pero no puedo evitar hablarle pues esa Luz está colgando sobre ella. Es la señorita Bruce. Ahora, señorita Bruce, yo no tengo idea de su problema. Usted fue sanada de cancer en una ocasión. Allí mismo en la puerta, la primera vez que la vi parada en esa puerta, el Espíritu Santo me dijo algo que nadie sabe excepto usted y su doctor, ¿es eso correcto?. ¿Cree usted que El puede decirme cual es su problema ahora?. Yo la conozco a usted, pero no sé cual es su problema. No tengo idea, pues usted fue sanada de cancer, pero no puedo evitar que Esa Luz esté sobre usted, ¿ve?, está allí mismo sobre usted.
142Ahora, veo a alguien apareciendo. No es por usted, es por alguien que tiene cancer. Eso es correcto, y ahora veo a una mujer o algo. Ella es una pecadora o algo así, tiene un hábito de beber o algo así. Y usted tiene dos pañuelos para que yo orara por ellos para su liberación. Eso es ASI DICE EL SEÑOR. Eso es correcto. Ahora, sea usted la juez. ¿Es eso correcto?. Si lo es levante su mano.
143Alguien allá atrás que yo no conozco, levante su mano alguien que yo no conozca. Aquí hay... ¿Qué es eso?. Levante sus manos, otra vez, allá en la esquina. Hay cuatro o cinco mujeres sentadas allá. ¿Creen que yo soy Su siervo?. ¿Creen ustedes que lo que ven es operado por el Espíritu de Dios?. ¿ Lo creen?. Si tan sólo pueden creer.
144La mujer sentada, mirándome, con ese sombrerito, de lentes, con aros blancos. Sí. No es por usted misma, es por alguien más y están en una condición seria. Es un derrame interno, están en un hospital. El hospítal es de New Albany. Eso es verdad. ASI DICE EL ESPIRITU SANTO.
145La jovencita, ¿levantó usted su mano?. La dama acá en este otro lado, mirándome desde acá, ¿me cree usted?. Usted tiene un deseo en su corazón. ¿ Cree usted que Dios puede revelármelo?. Muy bien. Usted también está orando por otra persona. Es alguien que tiene cataratas en sus ojos y tienen miedo de que pueda quedar ciega, Eso es correcto. Ahora, si usted puede creer por ella, ella no quedará ciega si usted lo cree.
146La dama allá atrás al final, detrás de la mujer que levantó su mano. Usted tiene problemas de nervios. Eso es correcto. El problema nervioso está en su garganta. Es correcto ¿verdad?. Entonces levante sus manos si es así. Usted dama allá, a usted le hablo. Muy bien.
147¿Quien fue la siguiente dama allá?. ¿Fue usted quien también levantó su mano hermana?. Levante sus manos, la dama anciana... Muy bien. Usted tiene reumatismo y quiere que se ore por usted. Correcto, ¿verdad?. Levante su mano. ¿Cree usted?.
148Alguien- alguien allá atrás en la puerta de la iglesia, crea y tenga fe.
149Veo a una mujer mirándome fíjamente, está mirando entre dos mujeres que están allí. Ella tiene su dedo en su boca; ella está a punto de ser operada, de apendicitis. Es exactamente correcto. Si lo es levante su mano dama, allí lo tiene.
150¿Creen ustedes? [La congregación dice: "Amén".-Ed.] ¿Que es?, es Jesucristo el Hijo de Dios. ¿Creen ustedes con todo su corazón? ["Amén."]. Espere un minuto hermana. Ser como Cristo, ser como Cristo en esta tierra yo anhelo ser como El en mi jornada de la tierra a la Gloria Yo sólo pido ser como El.
151Puede ver usted el estado de muerte de la iglesia de este día. ¿Qué ocurrió en los días del Señor Jesús, cuando eso ocurrió?. Aquella mujer, con tal emoción que soltó el cántaro de agua y corrió a la ciudad diciendo: "¡El Mesías está aquí!." Pero hoy, oh sí, ciertamente usted aún no se ha desordenado lo suficiente en el altar para recibir un nuevo Nacimiento. Hay algo equivocado en algún sitio. Aquello enviaría al Espíritu Santo por todo este lugar y comenzaría un avivamiento, el reflejo de Jesucristo, Su imagen expresada aquí, moviéndose entre el pueblo para hacerlo así. ¿Qué sucede?, falta algo. Necesitamos un avivamiento.
152¿Cuantos más hay enfermos aquí?, levanten sus manos los que están enfermos y necesitados.
153Pongan las manos el uno sobre el otro. Oremos, rápidamente ponga sus manos el uno sobre el otro, esté listo para recibir su sanidad. Si usted cree con todo su corazón usted puede ser sanado ahora mismo.
154Yo estuve sorprendido por... Estuvimos hablando de una mujer, del nacimiento. Aún en toda mi vida no ha habido una mujer que venga a la plataforma deseando un bebé que ella no... ¿Qué sucede?. Si yo la veo a ella y veo que su más grande deseo es esa cosa correcta, yo le digo: "Dama, usted busca tener un bebé." Y ella me responde: "Sí hermano Branham."
155Conocí una mujer cuando ella tenía cuarenta y nueve años y ella tiene un bebé recién nacido ahora. Durante toda su vida ella ha vivido con un varón desde, digamos los dieciseis años. Ella tenía cuarenta y nueve en esa ocasión y él, cincuenta y algo. Tan pronto como fue dicho : "ASI DICE EL SEÑOR, correcto, usted tendrá ese bebe." Ella se fue a casa y compró ropa para el bebé. Tres años más tarde, teniendo ella cincuenta y dos años, dio a luz al bebé que ella anhelaba tener. ¿Por qué?, cuando ella escuchó lo que fue dicho, ella supo que tenía que suceder. ¿Que hizo eso?, la puso a ella en la actitud correcta. Si estas... El Espíritu Santo es tan bueno en venir y hablar estas cosas al pueblo. Si tan sólo... si usted consigue la actitud correcta, la sanidad es un hecho.
156Oh Señor, Tú eres Dios y serás Dios por siempre jamás. Y estamos tan felices de saber que Tú has prometido que tendrás un remanente cuando vengas a la tierra. Sin importar lo que venga o lo que se presente, va a haber gente que estará lista. Sabemos que hay un diezmo que la gente dá a Dios. Y hay un diezmo entre la gente también. Quizás pudiéramos decir, un diez por ciento de toda la cosecha del mundo a través de las edades serán los Elegidos que han sido llamados.
157Oh Padre, oramos, mientras obramos aquí, todos nosotros juntos, buscando por toda la ciudad, tratando de traer a los pecadores, tratando de hacer algo por el Reino de Dios. Vamos a la ciudad y vemos la indiferencia de ellos. La vemos; y como Lot en Sodoma, aflije nuestros corazones a diario, ver a las mujeres fumando cigarrillos y-y reclamando ser Cristianas, y bebiendo y de parranda y vistiendo ropas inmorales. Y-y los hombres codiciando y...oh, ¡ el pecado de Sodoma!. Nuestros corazones se contristan dentro de nosotros, Señor.
158Oh, con razón la fe ha decaído, cuando la gente es de esa manera, sin tener la Sangre de Jesús. Eso santificaría sus almas y las pondría en fuego por Dios, pero aun así no lo recibirán. Y las pequeñas misiones en las esquinas, tocando los panderos y los tambores allá en las esquinas y ellos riéndose de nosotros al traer a los santos del Dios viviente.
159Oh, cómo te agradecemos Padre, por ese avión que nos servirá para predicar el Evangelio y extender las manos hacia el pueblo. Concédelo Señor ahora mientras oramos y sabemos que Tu gran Espíritu Santo y los Angeles están en Sus posiciones aquí en la iglesia. Dios, perdona todo pecado.
160La gente está enferma aquí en esta noche. Hay muchos. Tú te has mostrado que estás aquí Señor, a través de Tus siervos. Muchos de ellos que están afuera llamando y tratando de alcanzar y halar a los demás; y, Señor, Tú sabes que eres el Unico que puede permitir que esto suceda. Tú eres Dios, el único Dios y Tú lo haces pues prometistes que lo harías; y es la última señal a las iglesias como Tú lo dijiste. El tiempo del fin está aquí.
161Tú hiciste esta pregunta: "¿Encontraré fe cuando venga a la tierra?." Tú no preguntaste: "¿Encontraré miembros de iglesia?, ¿encontraré credos?, ¿ encontraré sinceridad?." Tú dijiste: "¿Encontraré fe cuando venga a la tierra?."
162Señor, que la fe de estas personas enfermas pueda ser soltada y que salgan de sus frustraciones, dudas y temores. Que su fe pueda ser soltada ahora mismo, pues si su fe es soltada, la enfermedad tendrá que ser soltada también. El Diablo tendrá que dejar su dominio y ellos serán libres por el Poder del Dios Todopoderoso. Que el Espíritu Santo escudriñe cada corazón, bautice cada alma y sane cada cuerpo que está en la Divina Presencia ahora. Concédelo Señor.
163Pido que el Diablo deje a cada persona a quien esté atormentando aquí en esta noche. En el Nombre de Jesucristo, Satán, sal de esta gente. Como un siervo de Dios yo clamo por ellos, pidiendo misericordia por ellos. Amén.
164¿Cuantos creen con todo su corazón ahora, con todo lo que hay dentro de ustedes, que Jesucristo se está reflejando a Sí mismo en la tierra hoy entre Su pueblo?. ¿Le aman?. [La congregación dice: "Amén."-Ed.]
165Entonces cantemos este viejo himno juntos "Yo le amo, yo le amo porque El a mí me amo." Todos juntos mientras nos paramos ahora. Todos juntos. ¿Cuantos lo conocen?, levanten sus manos. Yo le amo. Adorémosle ahora.
166Todos los enfermos, todos los aflijidos, pónganse de pie ahora y reciban su sanidad. Yo creo con todo mi corazón. ¡Si usted sólo suelta su fe ahora mismo!. El Cristo de Dios quien está presente ahora va a... ¿Qué está haciendo El?. Moldeándonos a Su imagen. ¿Ve?, Su Espíritu aquí reflejandose hacia usted.
167Ahora, ustedes saben que no soy yo. Yo no conozco a estas personas ni sé quienes eran, aquellas que levantaron sus manos. Ellas levantaron sus manos diciendo que no me conocían. Y yo levanté mis manos; no las conocía, pero Dios las conoce. ¿Que es?.
168Es Cristo reflejándose a Sí mismo. Es su fe en creerlo. Es mi fe para ministrarlo pues El me lo confirmó por un Angel cuya foto ustedes pueden ver; ella cuelga en el salón de arte religioso y está por todo el mundo, es mundialmente conocido; el Pilar de Fuego que guió a los hijos de Israel.
169Cuando fue hecho carne y estuvo en una forma llamada el Hijo de Dios. El dijo: " Vengo de Dios y a Dios vuelvo."
170Después de Su muerte, entierro y resurrección, Pablo se encontró con El en el camino a Damasco, en la forma de un Pilar de Fuego, en una Luz que encegueció sus ojos. Pablo dijo: "¿Quien eres Tú Señor?."
171El respondió: "Yo soy Jesús. Dura cosa te es dar coces contra el aguijón."
172Jesús dijo: "Un poquito y el mundo no me verá más", cosmos, el orden mundial, los miembros de iglesia y todo eso, "no me verá más; pero vosotros me veréis pues Yo" , pronombre personal, "Yo, el mismo Jesús, estaré con vosotros y en vosotros hasta el fin del mundo. Y las obras que Yo hago vosotros también las haréis y mayores que estas haréis porque Yo voy al Padre." Amén. ¡Oh, Señor!. Yo le amo, yo le amo porque El a mí me amó y me compró la salvación allá en la cruz.
173Oh, mientras lo cantamos de nuevo, quiero que los Metodistas, los Bautistas y los Pentecostales y los Nazarenos y los Peregrinos de Santidad, Iglesia de Dios y todos, todos ustedes juntos; Quiero que saluden de manos a alguien que esté al frente de ustedes y detrás de ustedes y a su lado mientras lo cantamos de nuevo. Todos juntos ahora. Yo... (Dios le bendiga hermano Pastor.)... le amo porque El a mí me amó y me compró la salvación allá en la cruz.
174Ahora, este es el orden de la resurrección: "Nosotros los que vivimos y que habremos quedado no precederemos a los que durmieron pues la trompeta de Dios sonará y los muertos en Cristo se levantarán primero y nosotros los que estemos vivos y hayamos quedado seremos arrebatados juntamente con ellos, nos encontraremos todos juntos antes de encontrarnos con El y seremos arrebatados con El, con ellos para recibir al Señor en el aire, todos juntos."
175Ahora, nos hemos saludado el uno al otro de manos, ahora saludémosle a El. Yo le amo, yo le amo porque El a mí me amó y me compró la salvación allá en al cruz. (Un poco más lento ahora.)
176Una jovencita ha sentido salir de su lugar y ha venido directamente hacia el altar sollozando y gimiendo. ¿Habrá otros que sientan la misma convicción y les gustaría arrodillarse junto a ella?. Estaríamos felices de que pudieran venir y tomar un lugar aquí. Dios le bendiga hermano. ¿Alguien más vendrá?, que bien. "Yo... moldéame Señor y hazme..." Ir a la casa del Alfarero. ¿ Alguien más vendrá a tomar un lugar?. ... porque El a mí me amó y me compró la salvación allá en la cruz. (Oh, ¿no es El maravilloso?. [La congregación dice : "Amén."- Ed.])
177Bendito Señor, esta jovencita, Tú la conoces, yo no; pero una cosa muy extraña la golpeó hace unos pocos momentos atrás y desde la audiencia vino hacia acá sin ninguna persuasión; Ese fuiste Tú Señor. Ella se ha arrodillado aquí en el altar, mientras sus amados están cerca con sus brazos alrededor de ella, pidiendo misericordia y guianza y fortaleza espiritual para ella. Que sea así Señor. Está escrito, que sea hecho ahora que, "Tú no quitarás el bien de los que andan en integridad; Tus promesas son sí y amén para aquellos que te aman y te siguen."
178Que esta joven sepa esto, definitivamente en esta noche, que no hay nada en los Cielos que haya sido prometido en la Palabra de Dios, que Dios no esté más que gustoso de derramarlo directamente en su corazón ahora mismo. Que haya una gran porción satisfactoria dada a ella mientras está postrada en el altar. Que el Espíritu Santo le dé a ella las cosas que su corazón desea. Concédelo Señor, pues lo pedimos en el Nombre de Jesús. ...porque El a mí me amó y me compró la salvación Allá... [El hermano Branham habla con alguien- Ed.]
179Querido Dios, que el deseo de esta dama le sea concedido; por su familiar amado que ella tanto aprecia. Que el gran Espíritu Santo haga la obra que tan sólo El puede hacer en este momento. Lo encomendamos todo a Tí; oramos que... Tu misericordia es mejor que la vida para mí, dijo David. "Mejor que la vida es tu misericordia, mis labios te alabarán." Dale a ella el deseo de su corazón Señor.
180Mientras esta iglesia y yo, Tu ministro... y los demás ministros que están en el edificio, sinceramente pedimos por la petición de ella, en el Nombre de Jesucristo. Amén. Lo hemos reclamado hermana. Dios le bendiga.
181Ahora, mientras estas personas se están consagrando, consagrándose al Señor; mientras Su Espíritu se mueve en el edificio, me gustaría que nos pudiéramos quedar quietos por un momento. El pastor se está encargando de ellos en el altar. Mantengámonos en oración sólo por un momento ahora. El está pasando por aquí; así es que estemos cantando ahora. El está hablando a cada uno.
182Inclinemos nuestras cabezas para que estemos en actitud de oración. [El hermano Branham comienza a hacer el murmullo de "Yo le amo".-Ed.] Y me compró la salvación allá en la cruz. Yo le amo, yo le amo por que El a mí me amó y me compró la salvación allá en la cruz. Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora; Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora; Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora que Jesús ahora me salva. Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora; Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora; Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora que Jesús ahora me salva. Yo lo tomaré a El en Su Palabra, yo lo tomaré a El en Su Palabra El me trae gratuíta salvación y yo lo tomaré a El en Su Palabra. Puedo, y siempre podré, creer como creo ahora...
183Mire aquí, jovencito. ¿Quiere usted una caminata más cercana con Dios?, ¿cree usted que El puede dársela?. [El hermano dice: "Sí." -Ed.] Si usted lo cree con todo su corazón usted puede tenerlo ¿ve?. [ "Sí señor, lo creo."] ¿Lo acepta? ["Sí señor"] ... creeré que Jesús ahora me salva.
184Todos los que le aman levanten su mano. Diga: "Yo le amo con todo lo que hay dentro de mí." ¿No es El maravilloso?. Mientras inclinamos nuestras cabezas en una oración para cerrar... recuerde el servicio de mañana por la noche. Les voy a pedir...
185Si pudieran ustedes ahora, tan rápido como les sea posible, cada uno de ustedes que levantó su mano por salvación, por una caminata más cerca, crean que la tienen. Si pueden sentirlo así, tome el bebé adoptado ¿ve?. Manténgase diciendo que lo tiene hasta que llegue a ser una realidad.
186Ustedes que aceptaron su sanidad y no sienten ninguna diferencia y dicen: "Mi-mi fe no es suficiente para moverse en este momento hermano Branham."
187Tómelo de la manera del bebé adoptado. Sólo manténgase diciendo: "Señor, yo estoy sano, lo creo así." Llegará a suceder que lo encontrará de buen ánimo en un momento y entonces su fe estará en la posición correcta y sucederá. Sólo créalo con todo su corazón.
188Ahora, mañana por la noche, los servicios comenzarán a las siete y media como siempre, mañana por la noche y cada noche de esta semana. Venga a oir al hermano Neville y a estos otros ministros y todos nosotros juntos los que estamos empeñados en traer un avivamiento. Dios les bendiga. Nosotros no podemos traerlo. Usted tiene que... usted tiene que traerlo hacia nosotros, orando, asistiendo, con su presencia aquí. Dios esté con ustedes.
189Ahora, me gustaría, tan pronto como seamos despedidos, que pudieran salir de edificio tan rápido como les sea posible. Vamos a tener una media hora de ensayo aquí ahora y algunas personas estarán trabajando. Vamos a inclinar nuestras cabezas.
190Y me parece que escuché decir que el hermano Junior Jackson está en la audiencia. Hermano Junior ¿está usted por aquí en esta noche?. El es un hermano de New Albany, de una iglesia Metodista. Muy bien. Hermano Jackson ¿podría usted despedirnos con una oración? [El hermano Jackson comienza a orar. Espacio en blanco en la cinta-Ed.]
191Ustedes estarán mañana en la boda, vengan adelante rápidamente ahora. El Señor les bendiga. Nos veremos mañana por la noche. Hijo de pesares y de dolor; Te dará gozo y te confortará.-