Photo

~ ESCAPATE ALLA, DATE PRISA ~
1Gracias. Inclinemos nuestros rostros mientras hablamos con Aquel a Quien hemos venido adorar.
2Bendito Señor, este es un gran día para nosotros, el Señor lo ha hecho. Alegrémonos. Te damos gracias por Su gracia que ha sido derramada en nuestros corazones por el Espíritu Santo. Y ahora hemos llegado a ser ciudadanos del Reino de Dios. Todavía no se ha manifestado lo que seremos en el fin, pero sabemos que tendremos un cuerpo como Su propio cuerpo glorioso, porque le veremos tal cual como Él es. Permite que eso permanezca en nuestros corazones y mentes en esta tarde mientras meditamos en Tu Palabra. Bendice a cada corazón. Bendice a cada creyente aquí y prepáranos, Señor para Su venida. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden tomar asiento.
3El sol está hermoso afuera, es una lástima que no hayamos tenido esto toda la semana, pero Él sabe qué darnos. Él sabe qué es lo mejor para nosotros. Y eso es lo bueno de nuestro bendito Señor, Él sabe de qué tenemos necesidad aun antes de que se lo pidamos.
4Y así que, esta semana ha tenido un gran significado para mí y una de las cosas que recordaré será la visita del Espíritu Santo la otra noche. Todavía no me repongo de eso. Oh, fue una experiencia muy tremenda, sólo me ha sucedido en otra oportunidad en mi vida.
5El Hermano Wood que está aquí, su hermano y yo estábamos pescando allá en el río. Estoy seguro que muchos de Uds. han escuchado la historia, eso volvió a suceder nuevamente. El día antes…Veo aquí a mi amigo el Sr. Wood que antes era un Testigo de Jehová. A Uds. que son Testigos de Jehová, Dios todavía tiene el Espíritu Santo para Uds.; seguro que sí. Él tenía un hijo enfermo con polio. Y él estaba… Había venido a Texas donde se le tomó la fotografía al Ángel del Señor. Y entonces él… Yo me fui a ultramar. Y él volvió y estaba sentado en un servicio como este, cuando el Espíritu Santo lo llamó y sanó a su hijo. Ahora ni siquiera sabe cuál era la pierna que tenía lisiada. Él está perfectamente bien.
6Y entonces, siendo que el Sr. Wood y toda su familia eran Testigos de Jehová… Su hermano vino. Bueno, casi lo excomulgan de la familia porque había aceptado esta fe. Una vez su hermano vino a visitarlo y sucedió que el Espíritu Santo lo hizo lo reprendió ahí mismo mientras yo estaba cortando la grama. Vino y le reveló y entonces él fue y buscó a su padre.
7Fuimos de pesca y en el camino el Espíritu Santo bajó y le dijo exactamente lo que sucedería en aquel viaje y qué peces atraparíamos, quién lo haría y cómo serían. Sucedió a la perfección. Y fue muy gracioso. Él tiene una voz muy profunda. Y su hijo le preguntó, dijo: “Papá, ¿qué piensas acerca de eso?” Él le dijo: “Bueno, si alguien puede ver un pez antes de pescarlo, supongo que eso está muy bien”.
8Días después de eso, Lyle, su hermano convertido y yo estábamos juntos. Y ellos estaban conversando; nosotros estábamos pescando en el lago Kentucky. Y él dijo: “Lyle, tú sabes que deberíamos ir a hablarle a cierta mujer”, que pertenecía a La Iglesia de Dios, La Iglesia de Dios en Anderson. Creo que se llama la Primera Iglesia de Dios. Ella solía darles mucho cariño a ellos cuando eran unos niñitos Testigos de Jehová, así que ellos dijeron: “Deberíamos ir a decirle que hemos sido salvos”.
9Bueno, mientras él decía eso, el Espíritu Santo bajó, yo me levanté en el bote donde estábamos pescando y les dije: “ASÍ DICE EL SEÑOR, pronto habrá la resurrección de un animalito y Uds. lo verán”. Yo pensé: “¿Un animalito? ¿De dónde vino eso…? ¿Qué sería eso?”
10Al siguiente día estábamos pescando nuevamente y nos fuimos a una ensenada para pescar cierta clase de peces. Lyle, quien es hermano del hermano Wood que está sentado aquí, atrapó uno de esos pececitos, como de este tamaño, creo que Uds. aquí le llaman brema [Pez de agua dulce— Traductor]. Y el pececito se tragó el anzuelo con todo, entonces él lo agarró así y le dio un jalón sacándole el estomago y las agallas junto con el anzuelo, luego lo echó de nuevo al agua y el pececito tembló unas cuantas veces y el hermano hizo una expresión como diciendo: “Disparaste tu último cartucho, pequeñín”. Entonces el pececito permaneció allí sobre el agua y el viento lo llevó a una pequeña ensenada.
11Como media hora después estaba yo pescando y de repente vino un rugido por aquella hondonada, como sucedió aquí la otra noche. El sol estaba brillando tan bonito como lo está ahorita y cuando pegó en el sitio donde yo estaba, me puse de pie y le hablé al pececito. Algo me dijo: “Háblale a ese pez muerto”.
12Entonces dije: “Pececito, Jesucristo te devuelve la vida”. Él saltó de lado, entró al agua y se fue tan rápido como pudo. Así que, vean Uds. la simplicidad de Dios.
13En Marcos 11:24 y 25, hallamos allí que Él usó ese gran poder de Dios en un árbol sólo para mostrarle a los discípulos una lección. Ahora lo usó en un pez.
14Muchos de Uds. han escuchado la historia de la zarigüeya y todas esas cosas. Dios es tan sencillo y trabaja de manera tan sencilla que Uds. lo pasan por alto con una gran y fina doxología en algún lado, y fallan en ver a Dios. Y es porque Uds. no lo buscan en la simplicidad para verlo. Si Uds. tan sólo bajan un poquito y le ponen atención a estas cosas, Dios estará moviéndose allí con Uds.
15Esa fue la primera vez que yo vi eso suceder. Y luego la otra noche, yo oí eso mientras estaba parado aquí en esta plataforma orando.
16Y ahora, tengo un mensaje más para esta noche, antes de irme de la ciudad.
17Y quiero decir esto: Creo que dentro de poco viene el siguiente paso de mi ministerio y estará mucho más allá de esto ahora. ¿Hay alguien aquí que recuerde el comienzo de mi ministerio cuando yo ponía las manos sobre los enfermos? ¿Recuerdan eso? Muy bien. ¿Cuántos recuerdan que el Señor prometió en ese entonces que si era sincero conocería los secretos de sus corazones? ¿Cuántos saben que eso fue dicho allá? ¿Pueden verlo suceder? Ahora viene algo más, muy pronto, será mucho mayor y creo que será lo último. Puede que esto no…Todo eso obra junto de la misma manera.
18Pero ahora, en esta tarde me gustaría llamar su atención a una Escritura para hablar por unos momentos, Dios mediante, sobre un tema que espero el Señor bendiga. Y se encuentra en San Lucas capítulo 17, como Escritura para leer, San Lucas capítulo 17 y el versículo 20. Deseo leer esto para sacar un contexto. Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comí… (Ahora, observen lo que hacían)… comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.
19Ahora, en Génesis, en el libro de Génesis, y en el, creo que es el capítulo 19 y el versículo 22, deseo sacar un texto: Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Ahora, que el Señor añada Sus bendiciones mientras oramos por un momento.
20Señor, ahora está en Tus manos, toma estas Palabras Tuyas y conviértelas en luz para nuestros ojos y nuestros corazones en esta tarde, porque estamos viviendo en un gran día. Y rogamos, Padre, que te manifiestes a nosotros en una manera sumamente sobresaliente. Porque te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
21La Palabra de Dios nunca falla. Ahora, el tema que he escogido para esta tarde es: “Escápate Allá, Date Prisa”.
22Ahora bien, hace unas noches hablaba sobre el Sputnik [Satélite artificial ruso—Traductor.] Y desde que he estado hablando con Uds., hace tres noches, el gobierno americano, o el ejército, les ha lanzado un satélite que le da la vuelta al mundo cada ciento dos minutos, marcando un círculo alrededor de la tierra. Y eso sólo indica que lo que se dijo está muy cerca a la mano.
23Ahora, yo creo que si ha habido un día cuando los hombres y mujeres deberían abrir sus ojos y examinar la Palabra de Dios, es hoy. Este es el día porque quizás no haya un mañana. Y si la iglesia alguna vez se ha ceñido la armadura debería ser hoy. No lo posponga un día más. Si hay algo entre Ud. y Dios que le impida irse en el rapto, será mejor que lo arregle ahora.
24No abandone su asiento. Estamos viviendo a la expectativa de la pronta venida del bendito Señor y estamos esperando esa hora. Jesús mismo dijo: “Cuando viereis acontecer estas cosas, alzad vuestras cabezas porque vuestra redención está cerca”. Señales en los cielos, vistas espantosas, los corazones de los hombres desfalleciendo de temor, el mar rugiendo, maremotos y grandes cosas aconteciendo.
25Y yo sé que alguien podría pensar: “Hermano Branham, ¿por qué Ud. siempre está martillando esas cosas?” Es que eso está en mi corazón y sé que hoy se debe hablar de eso.
26Ahora, estábamos hablando de Babilonia y la escritura en la pared. Y en la condición que estamos hoy, casi podemos sentir los vientos calientes del juicio soplando en nuestro rostro. El mundo ha llegado a su fin y no hay esperanza para el mundo aparte de la venida del Señor Jesús. Esa es la única esperanza. Uds. pueden poner a un Eisenhower en cada condado y los Estados Unidos todavía continuarán nadando en el pecado.
27Yo no estoy esperando que venga un gran avivamiento. La cosa es que el avivamiento ya ha llegado y se ha ido y Uds. no lo supieron. Siempre ha sido así. Busque Ud. algo y satanás le estará diciendo: “Habrá algo mayor aquí, viene algo mayor”, pero ya ha pasado junto a Ud.
28¿No vino Juan el bautista a la tierra y ni siquiera los justos lo reconocieron? ¿No dijeron los discípulos: “cuando vendrá Elías?” Él les dijo: “Ya vino y vosotros no lo supisteis”.
29El avivamiento ya casi ha terminado. No esperen que venga algo mayor. Nosotros ya tenemos lo más grande del cielo: el Espíritu Santo manifestándose a sí mismo en esta generación. Ya no se puede hacer más nada.
30Pero el mundo está sintiendo la llegada de los juicios. Los periódicos... Y yo he oído que en el Pentágono, no lo sé, pero dicen que ellos no saben qué hacer. Bueno, sólo hay un Libro que puede dirigirlo a Ud. en lo que debe hacer y ese es la Biblia de Dios. Esa es la única cosa que puede decirle a Ud. lo que debe hacer y es: Alzad vuestras cabezas. Mirad hacia arriba. No hay vía de escape.
31Ya en las manos del hombre está el poder de destruir al mundo en una hora si así lo desean. ¿Qué podría impedir en esta tarde, que Rusia o alguno de esos líderes se beban una lata demás, de vodka [Bebida alcohólica rusa— Traductor.] y opriman un botón que sacaría al mundo de su órbita? Eso no sería contrario a las Escrituras, en lo más mínimo. Allí lo tienen. ¿Ven?, estamos en el tiempo del fin.
32Y quiero recordarles que todas estas cosas que hemos visto suceder esta semana, cuando hay un servicio en un lugar como este, y la gente está despreocupada, todo eso indica que la cosa está a la mano. Y al ver a un grupito como este que fielmente como Uds. se reúnen día tras día y noche tras noche porque algo los presiona, hay algo en Uds. Los que están llenos del Espíritu, hay algo dentro de Uds. que los está advirtiendo.
33Ahora, un gran teólogo podría venir a la ciudad, que tal vez tenga mucha educación y podría hablar sus palabras muy bien y claro, quizás todas las iglesias de la ciudad cooperarían completamente.
34Y sería como un honor poder ir a escuchar a ese hombre, quien podría ser un orador maravilloso. Pero eso no es lo que la Iglesia está buscando. La Iglesia, el verdadero creyente está buscando la manifestación del Espíritu Santo, algo en su corazón se está moviendo. Los niños no saben qué es, pero Dios me ayude en esta tarde a explicarles lo que esto significa.
35No hace mucho tuve el privilegio de ir a la India, adonde fui guiado por el Señor. Fue algo tremendo que cuando llegué a la India acababa de ocurrir un terremoto. Y tengo un recorte de periódico que se encuentra ahora en la oficina de los Hombres de Negocio de mi buen amigo Tommy Nickels, quien lo va a publicar.
36Fue algo muy extraño lo que sucedió, dos días antes de que ese terremoto sacudiera a esa gran nación (también tenemos eso), todo el ganado y las aves que tenían sus nidos y lugares donde posarse arriba en las chimeneas y en los grandes muros de la India... Ellos no tienen muchas cercas sino grandes muros de piedras, recogen las piedras y construyen los muros. Y los pajaritos que anidaban y tenían sus moradas en esos lugares, se fueron todos para quedarse en el desierto. El ganado que acostumbraba quedarse en los muros durante la tarde para protegerse del sol caliente, se fue y se quedó en medio de los pastizales.
37¿Qué fue eso? Nada material mostraba que venía un terremoto, los científicos no pudieron registrarlo, pero, oh, permítanme decir: “¡Bendito sea Su Nombre!”. El Creador sabía que venía y apartó a Sus criaturas de alrededor de aquellos muros, porque iban a ser aplastados en tierra e iban a morir.
38Y si un pajarito que no tiene alma, puede por instinto... Si un pajarito o una vaca pueden por instinto apartarse de esos muros para no morir, ¿cuánto más debería la iglesia, ante estos juicios que vienen, apartarse de sus lugares favoritos (si tiene que pararse en medio de la persecución) y mirar hacia arriba porque la redención está cerca?
39Así como Dios advirtió a Sus aves, también advierte a Su pueblo. Este es el día cuando mucha gente está saliendo de las grandes catedrales y el Evangelio social para salir y pararse con los hijos de Dios. Aunque sean llamados fanáticos o como quieran, ellos toman su posición porque es el Espíritu Santo advirtiéndoles. Seguro que sí.
40Los juicios que se avecinan... ¡Oh, cómo amo a Dios por hacer esto!
41Dios odia al pecado y el pecado debe ser juzgado. Se ha dicho que si Dios no juzga a los Estados Unidos muy pronto por su pecado, tendrá que resucitar a Sodoma y Gomorra y disculparse con ellos.
42Ciertamente. Y nosotros cosecharemos lo que sembramos y todo el que tenga algo de espiritual se da cuenta que esa es la verdad. Estamos al final del camino. Y el saber que Uds. están seguros en Cristo y la única manera de poder estar allí es porque Dios los eligió para que estuvieran allí. “Ninguno puede venir a Mí si el Padre que me envió no le trajere.” Y todo lo que Dios le da, Él lo resucitará en los días postreros.
43Ahora, Jesús comenzó a hablar y dijo: “Como fue en los días de Noé, así será en la venida del Hijo del hombre”.
44Ahora, fíjense en algunas de las cosas que Él dijo: “En el día de Noé comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento”. ¿Saben Uds. en dónde hay más divorcios en el mundo? En los Estados Unidos de América. Ella tiene el más alto índice de divorcio que hay en cualquier parte del mundo.
45Y fíjense en lo que Él dijo como fue en los días de Lot: “En los días de Lot”, dijo: “ellos comían, se casaban y se daban en casamiento”. Y estaban construyendo y plantando. ¿Alguna vez había visto Ud. un tiempo de tanto progreso y construcción?
46Fíjense en el hombre de hace cien años y es el mismo hombre de hace seis mil años, no progresó mucho hasta hace unos cien años. No ha pasado mucho tiempo desde cuando el único medio de enviar un mensaje era por una carta y un mensajero, pero ahora hay teléfono, telegrama y televisión. Un mensaje puede recorrer la tierra en menos de dos minutos, cuando hace doscientos años tenía que ser llevado por un mensajero.
47Fíjense en la diferencia. Hace trescientos cincuenta años un científico francés dijo que si un hombre alcanzaba la vertiginosa velocidad de cuarenta millas por hora, la gravedad lo sacaría de la tierra. Ahora viajan a mil novecientas millas por hora y continúan aumentando con este satélite que le da la vuelta a la tierra a dieciocho mil millas por hora. Y en menos de un año llevará a un hombre en él. Seguro. El progreso se ha incrementado rápidamente; va a una velocidad muy tremenda. Dios dijo que así sería.
48Ahora, algunas veces nos preguntamos por qué no tenemos todas estas grandes cosas que tienen los demás, o por qué no podemos estar en el avance. Yo no quiero el avance terrenal sino el de Dios.
49Noten. En el principio cuando Caín y Abel vinieron a adorar a Dios, ambos construyeron iglesias y altares, ambos pertenecían a la iglesia, eran respetuosos, tenían la misma idea de que Dios era Dios y en sinceridad se arrodillaron y le adoraron. Uno era tan fundamental como el otro. Si Dios sólo respetara el fundamentalismo tenía que aceptar la ofrenda de Caín como hizo con la de Abel o sería injusto. Fíjense en eso. Algo sucedió con Abel porque él supo qué hacer.
50Observen esos dos árboles creciendo ahora. Ellos llegaron hasta arriba. De Génesis llegaron hasta Éxodo. Allí iba Israel en su camino, (una interdenominación) camino al otro lado hacia la tierra prometida.
51Allá estaba su hermano Moab que tenía un obispo. Ambos eran hermanos y salieron, Moab y Jacob, ambos estaban fundamentalmente correctos. Moab tenía siete altares, siete sacrificios, siete machos cabríos y siete carneros que hablaban de la venida de Cristo.
52Allá en las tiendas de Israel habían siete machos cabríos, siete altares y siete carneros, ambos estaban fundamentalmente correctos, pero Israel tenía la revelación. Porque con Israel…
53Moab simplemente era una iglesia almidonada y muy fundamental, tenía fundamentalismo y también mucha necedad. Pero Balaam falló en ver la señal sobrenatural que estaba entre ellos: la Columna de Fuego. Él falló en ver aquella expiación y pensó que un Dios Santo maldeciría a un pueblo como ese, un desechado. Pero no se trata de sus obras sino de su fe. Y ellos tenían lo sobrenatural.
54Lo mismo sucedió en los días de Jesús con los fariseos, ambos estaban fundamentalmente correctos pero Dios estaba con Cristo y grandes señales y maravillas le seguían.
55Ahora, estas dos ramas que brotaron en Génesis crecieron produciendo semillas y aquí están hoy. Es lo mismo. Ellos dicen: “Nosotros creemos en el nacimiento virginal, creemos en el sacrificio de Cristo y en Su segunda venida”.
56Pero hermano, Dios siempre se vindica a Sí mismo que está en el campamento con señales y maravillas. Dios siempre se da a conocer. Él es sobrenatural y no puede ser nada, u obrar de ninguna manera que no sea sobrenatural. ¿Lo ven Uds.? ¡Oh, cómo me gusta eso!
57Quiero que se fijen en el linaje de Caín. Caín era tan religioso y sincero como Abel, era tan fundamentalista como Abel pero aquí estaba la diferencia: él no tuvo la revelación y así ha sido siempre.
58En San Mateo 16, Jesucristo dijo... (Creo que fue cuando bajó del monte de la transfiguración), y dijo: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?” “Unos dicen que Tú eres profeta y otros dicen que eres fulano de tal”. Él dijo: “Pero, ¿quién decís vosotros que soy yo?” Pedro dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.
59Ahora, la iglesia católica dice que allí mismo Él edificó Su iglesia sobre Pedro. La iglesia protestante dice que Cristo la edificó sobre Sí mismo, pero yo creo que si Ud. escudriña las Escrituras ambos están equivocados. Él no edificó Su Iglesia sobre Sí mismo ni sobre Pedro, fíjense en lo que Él dijo: “Carne ni sangre te lo ha revelado. Tú no lo obtuviste en un seminario (de donde salieron éstos)… Ni carne ni sangre te lo ha revelado sino mi Padre que está en los cielos y sobre esta roca edificaré mi iglesia y las puertas del infierno no la podrán derribar”. Es en la revelación espiritual del Señor Jesucristo.
60Allí lo tienen. Esa siempre ha sido Su Iglesia. Esa fue la que tuvo Abel y tuvieron los apóstoles, esa es la que tiene Ud. Esa es la Iglesia, la revelación espiritual de Dios, de Su Hijo que se le ha revelado a Ud. en el poder y la demostración del Espíritu Santo. “Id por todo el mundo y predicad el evangelio. Estas señales seguirán a los que creen”, una manifestación de la presencia del Señor Jesús resucitado. Y los que tienen representación espiritual la reciben y la creen. Allí lo tienen. “Sobre esta roca edificaré mi iglesia”. Y estamos viviendo en ese día.
61Fíjense en la gente de Caín. La gente de Caín eran los inteligentes y científicos. Eran religiosos, tenían grandes iglesias, eran educados y eruditos. Se dedicaron a trabajar en la ciencia. Sacaron metales. Edificaron casas. Ellos fueron grandes constructores en cosas grandes.
62Fíjense hoy, observen el otro lado, lo religiosos que son. Pero la gente que entró en el arca eran humildes granjeros. Correcto. Los otros tienen concepción intelectual mientras que el lado verdadero de Dios tiene la revelación de Jesucristo, no por la palabra escrita sino por la verdad espiritual revelada. Amén. ¡Oh, bendito sea Su Nombre!
63Dios se revela a un individuo y rápidamente Él llega a ser Deidad dentro de él. Él es un hijo o una hija de Dios. “Háblale a este monte y si no dudares se moverá”. ¿Lo entienden? Este es el día, vienen los juicios y hay que apacentar a Su pueblo en lugares apartados del juicio.
64Ahora, quiero que noten. En todas partes antes de que cayera el juicio siempre ocurrió una señal sobrenatural. Cuando Noé, pasaron por un gran tiempo de espera y entonces apareció un ángel, un profeta: Enoc, y así por el estilo. Sucedieron señales sobrenaturales y luego entraron.
65Quiero que se fijen que la salida de los hijos de Israel fue un tiempo muy largo, cientos de años; no sucedía nada, no habían señales sobrenaturales desde la muerte de José el cual fue un tipo de Cristo, pero justo antes de que cayeran los juicios sobre Egipto, cuando Dios sacó a Su iglesia, hubo un mensaje, apareció un profeta, aparecieron ángeles, ocurrieron señales sobrenaturales y los hijos de Dios fueron llevados a Gosén donde fueron librados de las plagas antes de salir.
66Lo mismo sucedió en la primera venida de Cristo… Antes que viniera la destrucción Él les dijo: “El que esté en la azotea no descienda, y el que esté en el campo no vuelva a buscar sus cosas, sino salga de la ciudad”.
67Allí es donde están esos judíos. Ellos están hoy en Irán y así sucesivamente; se han regresado y están llegando a Jerusalén. No son estos judíos que engañan y roban los que componen los ciento cuarenta y cuatro mil. Sino aquellos verdaderos judíos que escaparon allá en los días cuando Tito rodeó los muros, o sitió a Jerusalén. Vino gran destrucción sobre Jerusalén y los judíos fueron esparcidos, ellos no regresaron hasta no hace mucho para cumplir lo que Dios había dicho que sucedería. Amigos, estamos en el tiempo del fin.
68Noten. Cada vez que vino el mensajero, fue siempre rechazado por la iglesia. Ahora, revise la historia y se dará cuenta de eso. No hubo un momento en que Dios enviara un mensaje en cualquier edad que la iglesia no lo rechazara. Esa es la verdad.
69Fíjense en Martín Lutero, Juan Wesley. ¿Qué de Uds. los hermanos Menonitas?, ¿Uds. los Amish? Cuando sale el mensaje, la iglesia lo rechaza. Ciertamente que sí. Y nosotros seguimos creciendo y ese remanente que está dentro de la semilla se forma de nuevo. ¡Oh, bendito sea Su Nombre! Estamos en el fin. Eso es correcto. El juicio está… Uds. pueden mirar afuera y ver la escritura en la pared.
70Y cada vez que los mensajeros salieron, llevaron un mensaje de amor, gracia y liberación. El mensaje de Dios siempre ha sido un mensaje de liberación antes del juicio. El de Noé fue de liberación, el de Lot fue de liberación y a pesar de que era un mensaje de liberación la gente lo rechazó. Es misericordia y liberación y la gente lo rechaza.
71Quiero que se fijen en los días de Lot. Esa es la razón por la que yo creo que la iglesia se irá antes de que algún misil pegue en la tierra hasta explotarla. Yo no soy un teólogo. No sé leer mucho porque no tengo educación. Pero soy un tipólogo y me di cuenta de cuál era el tipo. Si yo veo cómo es mi sombra, tendré una idea de a qué me pareceré.
72¿Se dieron cuenta que no cayó ni una sola gota de lluvia hasta que Noé entró en el arca? Las nubes estaban allí y los truenos y los relámpagos rugían, pero no cayó lluvia hasta que Noé entró. Y el ángel le dijo a Lot: “No puedo hacer nada hasta que tú escapes”. No podía caer fuego. Ni una gota de ese azufre colgando en los cielos podía caer sobre Sodoma hasta que Lot saliera. Eso es correcto. Jesús dijo: “Como fue en ese entonces, así será en la venida del Hijo del hombre”. Ciertamente.
73Una de estas noches, o mañanas, o en algún momento, la iglesia se irá al hogar, antes que un misil pueda golpear esta tierra en juicio. Antes que vengan los juicios la Iglesia se irá al hogar. Y si los juicios están tan cerca que uno puede verlos y la escritura está en la pared, o en los cielos…Ellos pueden entrar en esos satélites, y dos o tres bombas acabarían con la cosa completa. Y ellos pueden hacerlo hoy si lo desean. Nosotros podemos ver eso.
74¡Cuánto más Jesús podría venir en esta misma hora y llevarse a Su Iglesia! No queda nada sino Su venida… Eso es correcto. Y nosotros estamos como si: “Bueno, eso… Bueno, yo he oído eso antes”. ¿Ven?, es rechazado.
75Ahora, quiero que se fijen en el tiempo de Lot. Dios quemará esta tierra con fuego. ¿Cuántos saben que Él dijo eso? Él lo hará.
76Quiero que se fijen en la naturaleza de aquel ángel antes que la tierra fuera quemada allá en los tiempos de Sodoma y Gomorra. Ahora, fíjense en la moral de Sodoma y Gomorra y compárenla con la de los Estados Unidos. Compárenla y vean: divorcios, educación, inmoralidad. ¿Lo ven?
77Ahora, vean lo que sucedió. Dios tenía un remanente. Ese era Abraham sentado allá. Y fíjense, cuando los ángeles fueron y le dijeron a Lot que saliera de Sodoma, que recogiera todo lo que tenía y los siguiera porque se iba a quemar. Lot salió a las calles y buscó a su familia en medio de la noche, fue a muchos lugares predicando tan duro como podía. Y fíjense en lo que ellos dijeron. La Biblia dice que parecía a sus yernos como que él se burlaba.
78Ahora, fíjense en el día de hoy. ¿Qué dicen ellos del mensaje hoy? “Oh, eso es algo manufacturado. Es una farsa. Uds. están tratando de personificar. Están tratando de ser diferentes de los demás. Es una imitación”. Pero es el Espíritu Santo y Uds. están demasiado ciegos para verlo.
79Ud. dirá: “Hermano Branham, ¿es eso escritural?”. Vayamos un poco más profundo si pueden tolerarlo. Fíjense en el ángel de misericordia que vino a Sodoma antes de que fuera quemada. De la misma manera Él dijo que sucedería hoy.
80El ángel vino a Abraham en la forma de un hombre y Abraham lo reconoció espiritualmente. Él se sentó con su espalda hacia la tienda y Abraham le dio de comer. Y Él dijo: “Abraham, de cierto volveré a ti según el tiempo de la vida”. Abraham tenía cien años y Sara noventa. Ellos habían estado esperando aquella promesa durante años y años.
81Aquellos que están esperando la venida del Señor están vigilando cada movimiento. ¡Bendito sea el Nombre del Señor! Ellos están esperando que algo suceda, así como un pedazo de metal a un imán. Ellos están esperando que eso suceda. Abraham estaba esperando eso, aquella promesa que Dios había hecho.
82El tiempo llegó y apareció un Hombre, no era un hombre sino un Ángel. Ese Ángel no era nada más que el Dios Todopoderoso manifestado en un hombre.
83Ahora, escuchen Uds. que leen la Biblia. Abraham lo llamó “Señor”. Tomen ese nombre “Señor” y vean si era “Elohim”, el Todopoderoso, el Jehová vestido con ropaje humano y sentado con Su espalda hacia la tienda. Le dijo: “De cierto volveré a ti según el tiempo de la vida de Sara”, la cual ya tenía noventa años de edad.
84Y ¿saben Uds. lo que hizo Sara? Dentro de la tienda, el Hombre estaba de espalda y Sara en su corazón, no en voz alta, sino en su corazón, dentro de la tienda, y el Hombre de espalda a ella, Sara se rió en su corazón. Y el Ángel mirando a Abraham, dijo: “¿Por qué se ha reído Sara?”
85¿Qué clase de telepatía mental era esa? ¿No les da vergüenza a Uds.? Ese mismo Ángel de misericordia viene a este edificio todas las noches y realiza las mismas cosas antes de que el fuego y la destrucción quemen esta tierra. “Como fue en los días de Lot, así será en la venida del Hijo del hombre”.
86Era un ángel con un mensaje que podía discernir lo que estaba sucediendo detrás de Él dentro de una tienda. Y Sara salió y trató de negarlo, pero Él le dijo: “Sí te reíste”, estando de espalda y Sara en la tienda, en su corazón.
87¿No pueden ver Uds. la naturaleza de ese Espíritu? Ese mismo Espíritu no era otro sino Jesucristo. Y Él hizo lo mismo cuando estuvo aquí en la tierra en aquel cuerpo en la forma del Señor Jesús. Él hizo las mismas cosas para probar que era Él. Y Él está aquí en esta noche sobre la tierra haciendo las mismas cosas antes que el fuego y la destrucción caigan.
88Y la gente dice: “Pues, Ud. se está mofando. Ud. es anticristo. Ud. está tratando de burlarse. Ud. está tratando de personificar. Ud. quiere ser diferente. Eso es telepatía mental. Es un adivino muy pulido”.
89Y Jesús dijo: “Una palabra en contra de eso y no le será perdonado a un hombre ni en este siglo ni en el venidero”.
90Dios lo hace de todas formas, lo reciba la gente o no, el mensaje tiene que continuar. Ellos nunca lo recibieron en aquel tiempo, tampoco lo recibieron en el tiempo de Noé, no lo recibieron en los días del Señor Jesús y no lo harán hoy tampoco. Eso es correcto. Pero al Padre le agrada dar Sus advertencias antes del juicio.
91¿Qué dirá Sodoma cuando ellos se levanten? Cuando el justo Lot salió por las calles… Uds. dicen: “¿El justo Lot?” La Biblia dice que los pecados de aquellos afligían su alma justa a diario. Seguro que lo era. Los ángeles lo ungieron y lo enviaron con el evangelio.
92¡Oh, hermano, qué día en que estamos viviendo! La Biblia dice en segunda de Timoteo, que: “El Espíritu dice claramente que en los postreros días ellos apostatarán de la fe y serán impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios”.
93La otra noche vine a la iglesia; había demasiada nieve y el clima estaba muy malo para venir aquí, pero al mismo tiempo había un partido de basketball y tuvieron que rechazar a centenares de personas. ¿Qué es eso? Su dios es el basketball. ¿Cuál es su dios entonces? Un balón lleno de aire. Estoy contento de que nuestro Dios es el Señor Jesucristo en la persona de Su resurrección, un Creador viviente y verdadero que hizo los cielos y la tierra.
94Pero ellos quieren ver eso. Esa clase de espíritu que está en ellos los atrae hacia eso. El Espíritu que está en un cristiano lo atrae hacia Cristo. “¿Cómo puede alguno venir a Mí si el Padre no le trajere?”
95¡Oh, sí! Hermano, le digo esto: Apresúrese, escape; no le queda mucho tiempo. Estos grandes muros eclesiásticos van a caer uno de estos días. Será mejor que Ud. corra rápido mientras tenga una oportunidad. Sálgase del mundo. Entre en Cristo. Mientras siente el viento caliente de los juicios por todos lados, ahora girando a mil ochocientas millas por hora, o a dieciocho mil millas alrededor del mundo, y una nación pecaminosa con su mano puesta en un botón que podría volvernos polvo a todos nosotros en cinco minutos...
96No esperen que venga algo grande, un gran avivamiento, esperen la venida del Señor. Estén listos. El diablo solamente está cegando sus ojos a estas cosas.
97Cristo se declaró a Sí mismo a toda nación y en cada generación. Él lo está haciendo hoy. La iglesia nominal está dormida. La iglesia espiritual está despierta. Las vírgenes durmientes se han ido a dormir y pasarán por el período de tribulación. Pero las que tienen aceite en sus lámparas están listas. ¡Bendito sea el nombre del Señor!
98¡Cómo me encanta esa parábola de las vírgenes! Uds. recuerdan esas lámparas de aceite de carbón que solíamos tener. No tuvimos luz eléctrica hasta hace poco. Fíjense, el aceite estaba en el fondo de la lámpara y había una mecha que lo llevaba hacia arriba. Ahora, esa mecha era hecha de un material especial. Y el fuego encendía un extremo de la mecha.
99Y ahora noten, no se podía ponerle un tubo allí para hacerlo subir; no viene a través de cosas hechas por el hombre. Viene únicamente a través de la manera provista por Dios. Y la mecha es la fe. Y la única cosa que puede llevar al Espíritu Santo a producir luz es el Espíritu Santo mismo.
100Cuando Ud. tiene fe, un extremo de la mecha está encendido para la gloria de Dios y el otro está sumergido en el aceite del Espíritu Santo de Dios, tiene que haber luz tan cierto como estoy yo parado en este púlpito. Eso es correcto.
101Pero si Ud. lo que tiene es aceite mezclado con agua, ¿saben lo que hará? Echará chispas. Es lo mismo que sucede con las lámparas de muchos hoy, están echando chispas. Se le ha acumulado mucho carbón encima y deben levantarse y limpiar sus lámparas. Si ha habido un tiempo en que las lámparas deben ser limpiadas es ahora mismo. “Date prisa y escapa porque no puedo hacer nada hasta que tú llegues allá”.
102Ahora, si vemos el juicio de Dios tan cerca, a la mano... Y recuerden, cuando yo me pare delante de Uds. en el tribunal de juicio y Uds. vean que estas cosas que he dicho... Uds. no tienen que esperar hasta entonces. Hora tras hora, noche tras noche, Jesucristo aparece aquí en cada forma como Él lo hizo, fuera de Su cuerpo físico como cuando anduvo aquí en la tierra.
103Él revela los secretos del corazón. La otra noche vino delante de quinientas personas aquí mismo, en la misma forma que lo hizo el día de pentecostés. Cuando salió de los cielos un estruendo y todo el mundo comenzó a mirar, aquí venía como un gran trueno que pegó aquí en la plataforma y pasó por todo el edificio sin estar soplando el viento, pero era un viento recio. ¿Qué hicimos nosotros? En vez de encenderse nuestros corazones y salir por la ciudad, dijimos: “Eso estuvo muy bien, sí, yo no tengo dudas en mi mente al respecto”.
104¡Oh, levántense y arreglen sus lámparas! Uds. tienen demasiado aceite mezclado con su espíritu, o demasiada agua. Eso producirá carbón, sus luces se apagarán y ahumarán el tubo de su lámpara. Uds. no podrán ver el reino de Dios cuando esté a la mano.
105Ya estamos en el fin, levántense, arreglen sus lámparas y marchémonos.
106¿Lo creen Uds.? ¿Lo creen? Recuerden, antes de que este mundo llegue a su gran desastre, que está predicho en las Escrituras que sucederá, Dios en Su misericordia sacará a Su iglesia, porque ella no estará aquí para pasar por un ápice de la tribulación.
107Noten, Noé… Lot salió de algo que lo iba destruir. Noé entró en algo que lo guardó. Recapitulemos: nosotros salimos del mundo con el cual seríamos destruidos y entramos en Cristo, que es lo único que puede guardarnos. Noé entró y Lot salió. Él salió del mundo, salió de Sodoma. Y Noé entró en el arca que flotó por encima de los juicios.
108Y la única cosa, hermano, no ha habido un tiempo en ninguna edad cuando Cristo haya destruido a un gran pueblo, o grandes cosas como esas hasta que primero sacara a Sus elegidos de allí. Porque ¿cómo puede Dios traer juicio sobre una iglesia que Él ya ha declarado perfecta? Nosotros somos el cuerpo de Cristo. Si estamos muertos en Cristo somos contados con la simiente de Abraham y somos herederos según la promesa. ¿Cómo puede Dios juzgarnos cuando ya nos ha juzgado en Cristo?
109Si Ud. está en Cristo, Él dijo: “Estas señales les seguirán. Las obras que yo hago vosotros también las haréis”. Las mismas obras. “Yo soy la vid y vosotros los pámpanos”. El pámpano que permite que algún gusano denominacional le coma la fuente de vida, ese pámpano se secará y será quemado.
110Pero cuando una vid, o un pámpano bueno y saludable se injerta a la vid, producirá la misma vida que está en la vid. Si es un árbol de durazno tiene que producir duraznos. Si es de uva producirá uvas; si es calabaza dará calabazas y si es patilla dará patillas. La vida que está en él prueba lo que es.
111Y Ud. me dice que puede permanecer en una organización hecha por el hombre y llamarse a sí mismo... Permítanme decirles algo, Dios en ningún momento y en ninguna edad aceptó una organización.
112Díganme de un solo lugar en la historia. La iglesia católica es la primera organización que jamás haya existido. Y ¿qué dice Apocalipsis 17:17? Que ella era una prostituta y tenía muchas hijas. Y la iglesia protestante salió de la iglesia católica y se organizó trazando líneas divisorias, diciendo: “Nosotros creemos esto y nada más”. Y no dejaron espacio para que las ovejas pastaran. Yo no tengo nada en contra de su organización, pero Uds. se encierran a Uds. mismos, hombres y mujeres que piensan: “Mi grupo lo sabe todo”. Su grupo no sabe más de lo que Dios le permite saber. Y cuando… Jesús no murió sólo por los metodistas, bautistas o pentecostales, Él murió por el cuerpo completo. Y la visión mundial es que el cuerpo del Señor Jesucristo se prepare para el rapto.
113Es mi oración, mi querido amigo… Jesús mira cada movimiento que Ud. hace; Él conoce cada pequeña acción que Ud. lleva a cabo.
114Hace algún tiempo, la reina, o más bien, el rey Jorge de Inglaterra, antes de morir, fue a Canadá. Y cuando lo hizo, la maestra soltó a los niños para que pudieran ir y les dieron banderitas Británicas para que las ondearan y mostraran que estaban muy contentos de que el rey estuviese allí. Y mientras que todos estaban reunidos en las calles con sus banderitas, pasó el rey con su hermosa reina, la gente lloraba mientras los veía pasar, todo el mundo ondeaba sus banderas y se regocijaban.
115Los niños debían regresar a la escuela después que el rey hubiera pasado. Y todos regresaron menos una niñita. La maestra no podía encontrarla. Ella salió a la calle y empezó a buscarla por todos lados. Y al rato la encontró parada junto a un poste del telégrafo, con su cabecita reclinada contra el poste y llorando a más no poder...
116La maestra le preguntó: “¿Qué te pasa, querida? ¿No le ondeaste tu bandera al rey?” Ella le dijo: “Sí, yo ondeé mi bandera al rey”. Le preguntó: “¿Llegaste cerca de él?” “Sí, yo llegué cerca”. Bueno, le dijo: “¿Viste al rey?” Ella dijo: “Sí, yo vi al rey”. Le dijo: “Entonces, ¿por qué estás llorando?” Ella dijo: “El rey no me vio a mí. Yo soy tan pequeñita que no pudo verme”.
117Pero así no sucede con Jesús. No importa si Ud. tiene educación, o casi no tiene ropas que ponerse, cada movimiento que Ud. hace para Él, Él lo ve y lo conoce. ¿Por qué no permite Ud. hoy que el Espíritu Santo lo acerque más a la cruz? ¿Por qué no se prepara hoy? “Como fue en los días de Noé, así será en la venida del hijo del hombre”. Vemos todas las señales vindicando Su pronta aparición. Inclinemos nuestros rostros por un momento mientras meditamos en eso.
118Me pregunto quiénes dirían en este momento: “Hermano Branham, recuérdeme en oración mientras ora para despedir. Deseo que me recuerde para que me acerque más al Señor. Que en aquel día, en mis pequeñas obras y lo poco que yo puedo hacer por Él, que Él lo vea y me lo cuente por justicia, mientras acepto a Su Hijo Jesús y deseo ser lleno con el Espíritu Santo”.
119¿Quiere Ud. levantar su mano? El Señor le bendiga. Dios le bendiga. Eso es correcto, por todas partes. En el balcón, Dios le bendiga. Y a mi izquierda, sí. Muy bien, Dios les bendiga. Dios les bendiga a Uds. allá arriba en el balcón izquierdo. ¡Qué bueno!
120Muy bien, Él está aquí. Ahora depende de Uds. ¿Qué? Apresúrense. El mensaje siempre ha sido una emergencia. Rápido, apresúrense. ¿Cuál Ángel? El mismo Ángel que Uds. ven aquí.
121Con sus rostros inclinados, ¿cuántos saben que el Espíritu Santo viene aquí todas las noches y hace las mismas cosas que hizo en la tienda de Abraham? Permítanme ver sus manos. Allí lo tienen.
122Entonces, ¿cuál es el mensaje? ¿Cuál fue Su mensaje? Apresúrense y salgan de aquí. Sí, apártense de todos estos muros denominacionales. Aléjense de estos muros de pecado cerca de los cuales han estado parados. De todos esos actos inmorales en la televisión y todas estas cosas en los periódicos y revistas de “Historias Verdaderas”. Apártense de eso. De todos estos escépticos que dicen: “¿Me pregunto si eso no pudiera ser telepatía? ¿Me pregunto si pudiera ser esto?”
123Apresúrense, escapen. Salgan y corran al centro de la misericordia de Jesucristo. Es junto a la cruz donde hay lugar para Ud. en la fuente. Mediten en eso y recíbanlo por fe mientras oramos.
124Padre celestial, Tú eres el Hijo de Dios y estoy contento de saber que en estos últimos días tan perversos en que estamos viviendo, que preceden la venida de nuestro bendito Rey, Tú has enviado un ángel a la tierra para declarar las mismas cosas.
125Si el espíritu del mal estuviera en un hombre lo haría hacer lo malo. Muchos de los ojos de nuestros hermanos han sido cerrados al pensar: “Bueno yo pertenezco a un grupo de gente. Yo pertenezco a una gran iglesia”.
126Y no se dan cuenta que ese mismo espíritu estaba sobre el sumo sacerdote Caifás y sobre todos aquellos hombres educados de los días de nuestro Señor. Él les dijo: “Vosotros de vuestro padre el diablo sois”. Eran hombres santos, rectos, hombres estudiosos de las Escrituras pero fallaron en ver la revelación.
127Eran hombres grandes e inteligentes, pero fallaron en ver la simplicidad y la obra del Espíritu Santo. Dios, permite que los corazones y los ojos de los hombres sean abiertos para que puedan ver la hora en que estamos viviendo. Fue predicho que el mensaje saldría de la manera que ha venido, y permite que hallen misericordia antes que caigan los juicios.
128Concede en esta tarde que todo aquel que levantó sus manos, que el Espíritu Santo entre a sus cuerpos, sus corazones, sus vidas y a lo más profundo de su ser y los regenere, haciéndolos nuevas criaturas en Cristo Jesús. Que sus ojos puedan ser abiertos y digan: “¿Por qué no vi yo eso antes?”. Concédelo, Señor. Y que sean salvos en esta gran hora que está a la mano. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús y te los entregamos a Ti para Tu gloria. Amén.
129¿Le aman Uds.? Dénos la nota de “Yo le amo porque Él a mí me amó”. Levanten sus manos. … le amo, yo le amo Porque Él a mí me amó Y me compró mi salvación Allá en la cruz
130Ahora, mientras cantamos, déle la mano al que esté detrás de Ud., a su lado o frente a Ud., déle la mano a alguien mientras lo hacen. …le amo Porque Él a mí me amó Y me… (Doctor) mi salvación Allá en la cruz
131¿Cuántos sienten que están listos para irse? Oh, ¿no es eso maravilloso? Si la trompeta sonara, ¿cuál sería la diferencia? Dejaríamos caer la cruz y recibiríamos una corona. No podemos fallar. Ya Dios nos ha aceptado y Él envió a Su Espíritu que está aquí con nosotros haciendo y obrando las mismas cosas que Él dijo que sucederían.
132¿No se alegra Ud. de que Dios lo haya llamado? Entonces Ud. puede sentir pena por aquellos, no los condene, sienta pena por aquellos cuyos ojos han sido cerrados y no pueden verlo.
133Ellos no pueden verlo a menos que Dios supiera desde antes de la fundación del mundo que lo verían. “Porque a los que antes conoció, a esos también llamó, y a los que llamó, a esos también justificó, y a los que justificó también glorificó”. Eso está escrito en Sus Libros. Cristo vino a redimir a aquellos a quienes por conocimiento anticipado supo que le recibirían. Amén. Eso es algo maravilloso.
134Y el saber que aquí estamos en esta tarde, en pleno tiempo del fin, con todas estas cosas sucediendo, y aquí estamos seguros en Cristo. Su vida lo prueba. Ahora, si su vida no concuerda con esto, entonces Ud. está engañado. Eso es correcto. Pero si Ud. lo ve y lo entiende, glorifique a Dios por eso. Su vida está llena de la justicia de Dios. No es difícil para Ud. hacer algo que es…
135Ud. no desea hacer algo malo. Allí fue donde las dos grandes escuelas se fueron por los extremos: la doctrina Armeniana. Ud. tiene que hacer esto y aquello. Eso es obras.
136Y el otro lado, los Calvinistas dijeron: “Bendito sea Dios, yo soy salvo y puedo hacer lo que quiera”. ¿Ven? Pero es el centro del camino. Si Ud. le ama a Él no hará nada malo, como con su esposa.
137Mi esposita, yo voy al extranjero muy a menudo. Cuando voy al extranjero, yo no voy y agarro a mi esposa y le digo: “Señora Branham, Ud. no tendrá otro marido mientras yo estoy fuera”.
138Y ella no me agarra a mí por el cuello y me dice: “Joven, ninguna otra mujer”.
139¿No sería ese un hogar? No. Nosotros nos arrodillamos y oramos. Yo le doy un beso de despedida y le digo: “Querida, ora por mí”. Ella me dice: “Estaré orando por ti a cada momento, Billy”.
140Allí estamos. Yo no me preocupo de que ella vaya a tener otro hombre. Yo no… Ella no se preocupa de que yo vaya a tener otra mujer. ¿Por qué? Nosotros nos amamos y mientras permanezcamos así, siempre será de esa manera. Ciertamente.
141Ahora, ¿qué si yo me fuera al extranjero, o algún otro lugar e hiciera algo malo, enamorara a otra mujer? Yo creo que ella me perdonaría por eso. Si yo viniera y se lo confesara, yo creo que ella me perdonaría. Pero la pobrecita de treinta y siete años de edad, con su cabello canoso, que se ha parado entre el público y yo, y se ha puesto así, yo la amo demasiado y aunque ella me perdonaría cualquier cosa, yo no la heriría por nada. Yo la amo. La amo. Y mientras yo la ame así, ella no tiene que preocuparse por nada en el mundo.
142Y mientras Ud. ame al Señor con todo su corazón, Ud. no va a fumar cigarrillos, no va a beber whisky, no hará nada malo porque Ud. ama al Señor. Pero si Ud. deja de fumar, de beber y de hacer cualquier cosa y no lo ama, Ud. todavía está perdido. Eso es correcto. “No es por obras sino por gracia que somos salvos”.
143Ahora, si su vida concuerda con la vida del Señor Jesucristo, así es. Él dijo allí en Su Palabra: “Si dijeres a este monte, quítate y no dudares sino creyeres que será hecho lo que dices, lo que digas será hecho”.
144La única manera en que se pudiera mover ese monte tendría que ser la Deidad hablando. Cuando Ud. es un hijo de Dios, recibe a Dios el cual es Zoe, la misma vida de Dios. Y Ud. llega a ser parte de Dios. Entonces si su objetivo está correcto, y su motivo es correcto...
145[Espacio en blanco en la cinta—ED.]… gloria de Dios, hable y vea lo que sucederá. Tiene que suceder. Pero, ¿cómo puede Ud. creer en algo cuando no hay nada aquí adentro con qué creer? Dios tiene que entrar por medio del Espíritu Santo. Yo sé que han habido muchas cosas falsas. Sé que ha habido mucho fingimiento; ha habido mucho alboroto. En cada reforma ha sido así. Eso es correcto.
146La cuestión no era cómo podía Martín Lutero hablar en contra de la iglesia católica y salirse con la suya. La cosa era: cómo tenía él gracia suficiente para levantarse por encima de todo el fanatismo que le siguió. Así ha sido en todas las reformas.
147Así es hoy. Hay mucho fanatismo en eso de la sanidad divina, señales y maravillas que no son así. Pero, ¿qué representa un dólar falso? Un dólar falso habla de que hay uno verdadero en algún lugar. Porque la Biblia de Dios así lo dice. Estoy contento de que lo hayamos encontrado a Él.
148Dios les bendiga. Dios mediante, esta noche a las siete y media me gustaría hablar sobre el tema: “La Puerta En La Puerta Del Corazón”. Dios les bendiga ahora. Vengan esta noche esperando que Dios salve a los perdidos y sane a los enfermos. Doctor Vayle.