Photo

~ HEBREOS CAPITULO 6 3 ~
504Buenos días, amigos, es un privilegio el estar aquí. Y-y un...Para cumplir esta gran introducción de nuestro pastor ciertamente se necesitaría una verdadera vida, ¿no es así? Así que estamos dando alabanza al Señor por todos Sus grandes poderes de sanidad y Sus misericordias que El nos ha dado a través de los años.
505Ahora, tengo unos pocos anuncios que hacer. Uno es que, el Hermano Wood y el Hermano Roberson, y...Queremos darles las gracias a todos por haber orado por nosotros por un viaje sin contratiempos; tuvimos un tiempo maravilloso; nos fuimos sólo por cuatro días y medio, creo, y regresamos sin contratiempos. El Señor nos bendijo.
506Ahora bien, estamos anunciando que el-el Hermano Graham Snelling, continúa con su avivamiento allá en la..al final de la Avenida Brigham; es aquí en la ciudad. Y el próximo miércoles por la noche...(Quiero salir mañana después de un servicio fúnebre de alguien que anunciaré en unos cuantos momentos). Les avisaremos el miércoles por la noche. Queremos ir todos como una delegación para visitar al Hermano Graham antes que él termine sus servicios allá. Y trataremos de reunir a toda la iglesia si podemos, e ir como una delegación para visitar...estar con el Hermano Graham en uno de sus servicios.
507Y ahora, en esta tarde en-en la funeraria en Charlestown está la-la Señora Colvin, quien una vez venía a la iglesia aquí hace muchos años, a los setenta y cuatro años de edad, dejó esta vida ayer para irse a estar con el Señor Jesús. Y su funeral se predicará el lunes por el Reverendo, el señor McKinny; él solía...antes el pastor de la iglesia Metodista en-en Port Fulton por muchos años, el cual era un amigo personal de ellos. Y lo voy a asistir a él, el lunes, y creo que es a la una y media en la-en la capilla en Charlestown, Indiana. Y todos Uds. amigos de la familia Colvin, ellos apreciarían, yo sé, apreciarían en estos momentos una palabrita de ánimo o una estrechadita de mano. Porque todos sabemos lo que eso es, nosotros quienes hemos pasado por esos...en los valles nosotros mismos, y sabemos lo que significa perder a un amigo. Y así que nosotros...Ella está en la-en la capilla en estos momentos en Charlestown, Indiana. Si Uds. van esta tarde, será apreciado por la familia Colvin, yo estoy seguro. Muchos de su familia vienen aquí al tabernáculo todavía. Yo he casado, enterrado, bautizado, a casi toda su familia. Y así que el señor Grayson, quien era nuestro vecino aquí, es el empresario de la funeraria allá.
508Y así es que entonces, esta noche, si es la voluntad de Dios, en donde terminemos en esta mañana, trataremos de continuar en esta noche en este gran estudio que estamos estudiando ahora. Entonces creo que esos fueron los anuncios hasta donde-donde yo-yo sé. Y este próximo miércoles por la noche, anunciaremos la noche que iremos a estar con nuestro Hermano Graham.
509Y hacemos bienvenidos a todos los visitantes en nuestros medios. Y estamos contentos de tenerlos a Uds. aquí en esta mañana, y pedimos que Dios los bendiga sumamente y abundantemente, hoy en esta reunión.
510El Hermano Cox me acaba de decir que el equipo de sonido no estaba trabajando muy bien. Tal vez es debido al clima, hay mucha humedad en las bocinas. Y no están muy buenas que digamos, así que eso pudiera ser la causa.
511Veo a una hermana que conozco sentada aquí, la Hermana Arganbright, quisiera...Esto no está bien y-y apropiado para preguntar esto, pero ¿ha oído Ud. del Hermano Argangright desde que ha estado allá? Estoy muy interesado de saber de él tan pronto como podamos. El está en Suiza y Alemania, en una reunión allá con el Hermano Tommy Hicks y Paul Cain. Si Ud. llega a oír, Hermana Rut, déjeme saber de inmediato, tan pronto como Ud. pueda.
512Ahora, este pequeño tabernáculo no tiene membresía, pero tenemos compañerismo. No tenemos credo sino a Cristo, ninguna ley, sino amor, ningún libro, sino la Biblia. Ese es el único Libro que conocemos, y la única cosa que sabemos. Mientras tenemos...Mientras la Sangre de Jesucristo nos limpia de todos los pecados, tenemos compañerismo uno con el otro, todos.
513Yo me estaba fijando en esta mañana, que algunos de Uds. pudieron haber oído al hermano orando, que era Católico, o que había sido Católico, y tenemos todo tipo de diferente gente que viene aquí. Tuve el privilegio, hace unos momentos, de estrechar la mano de un hermano Menonita quien está sentado aquí. Y de los Menonitas, de los Metodistas, de los Bautistas, y de los Católicos, o de los que quieran venir, que vengan. Y tenemos compañerismo juntos alrededor de las bendiciones de la Palabra de Dios. Sentados aquí presentes, están Testigos de Jehová y diferentes tipos de gente, tantas diferentes denominaciones.
514A mí me gustaba (bueno, todavía me gusta), el oeste. Me gustan los caballos y el ganado. Yo crecí en un rancho, y me-me gusta. Y solíamos juntar el ganado, y yo iba con ellos, y teníamos una cerca de retención. Yo no sé si Uds. gente del este saben lo que es una cerca de retención. Se usa para poner el ganado en el-el bosque; ellos tienen una cerca para evitar que anden sin rumbo (lo que ellos llaman), para que regresen a los ranchos. Comen el pasto, en donde ellos están cultivando el pasto para el alimento de invierno. Y entonces, arriba en la montaña, ellos también tienen cercas de retención en donde separan tantas hembras y machos y demás, que se llaman cercas de retención. Pero la cerca de retención principal, está en donde el guardabosques se para cuando el ganado va pasando.
515Y bueno, y me senté por muchos días en mi silla, y los miraba a medida que el ganado pasaba. Había diferentes clases de marcas que entraban. Había algunas llamadas el Diamante, y algunas de ellas llamadas la Barra X, y algunas...La nuestra era la Trípode, algo como un emblema de explorador. La siguiente más abajo, era una huella de guajolote en el caballo. Y tenían diferentes clases de marcas para-para conocer su ganado cuando ellos lo sacaban.
516Ahora, el guardabosques no estaba tan interesado en la marca que tenían, pero en lo que el guardabosques estaba interesado en mirar era una etiqueta en su oreja. Todo lo que entraba allí, no importaba qué marca era, tenía que ser ganado Hereford pura sangre. No podía entrar allí a menos que fuera un Hereford; tenía que ser ganado registrado o no podía pasar.
517Yo pienso en ese día cuando el Señor venga, El no va a prestar ninguna atención a la marca que estamos usando, sino que si todos somos Cristianos nacidos otra vez. Correcto. Esa es la manada de Cristo. La prueba de Sangre va a probar; que todos somos Cristianos. Y si vamos a ser de esa manera allá, más nos valdría ser de esa manera aquí. ¿No piensan Uds. así? Así es de esa manera, que apreciamos todo el compañerismo de todas las diferentes iglesias.
518Muy bien, estamos estudiando en este bendito Libro de Hebreos. Un hermano lo ha disfrutado tanto que se ha llevado las cintas y está haciendo un libro de las lecciones de esto.
519Ahora, vamos a entrar muy pronto al capítulo once. Esperamos quedarnos el invierno en eso, en el capítulo once. Nos gustaría regresar por cada uno de estos caracteres, por todo el Libro y unir toda la Escritura. Yo iba a hacerlo...Lo hago en una porción, en algunos de esos...de estos primeros capítulos, para unir todo el Libro. Porque, ¿ven Uds.?, Escritura debe probar Escritura.
520Por lo tanto, si hay alguna contradicción, pensando alguien que las Escrituras se contradicen una con otra, eso es un error. No hay una Escritura que contradiga una Escritura. La-la contradicción está en donde tal vez Ella contradice nuestra manera de mirarla, pero Ella misma no se contradice. Yo he estado en el ministerio, ya llevo veintiséis años ahora, y nunca he encontrado en ninguna ocasión una cosa en la Biblia que contradiga algo de lo que está escrito en la Biblia, y yo-yo sé que no está allí.
521Y hoy, estamos estudiando en uno de los capítulos más benditos de los Hebreos, el capítulo siete. Y si hay alguno que no tiene una Biblia, y le gustaría seguirnos en las lecturas, estaríamos contentos de llevarle a Ud. una Biblia si solamente levanta su mano. Yo les diré a algunos de los ancianos...Alguien venga aquí y coja algunas...Algunos están levantando sus manos allá atrás, y...Gracias, hermano. Y si Ud. quiere una Biblia, solamente levante su mano y ellos se la llevarán a Ud.
522Ahora, la única manera que una iglesia puede ser edificada, la única manera que un hombre puede tener fe, no es por su denominación, no es por su afiliación; sino porque su fe descansa, no sobre la teología de las ideas de un hombre, porque de todas maneras, como lo ponga, son de hombre...Pero la única manera que la fe puede encontrar su lugar solemne de descanso, es sobre la inmovible e incambiable Palabra de Dios. “Fe viene por el oír, oír la Palabra”. Así es como se obtiene. Y-y cuando la fe es oída y aceptada, se establece Eternamente. Nada ya más puede alguna vez moverla, no importa qué venga o vaya. Nada puede cambiar esa fe. Piense en eso. Ud. está anclado, y Ud. ya no cambia por tiempo y Eternidad. Ud. está anclado Eternamente. Porque Dios por un Sacrificio hizo perfectos Eternamente a aquellos que son santificados o llamados.
523Y fe tiene un gran lugar en el Cristiano, en la vida del creyente, que puede pararse a un lado de una tumba lodosa, o sobre un ataúd en donde una preciosa bebé o una amada ha pasado de esta vida a la del más allá, y con una mirada firme de ojo de águila, puede mirar a El quien dijo: “Yo soy la Resurrección y la Vida”. Y ellos olvidan las cosas que están en el pasado; ellos siguen hacia la marca del supremo llamamiento.
524Yo estoy tan contento que Dios ha provisto eso, y lo ha hecho un regalo gratuito para todos. Eso es lo que las iglesias deben de ser. Iglesias, no significan denominaciones u organizaciones; significan grupos de gente, de creyentes quienes se han reunido bajo el compañerismo de la Palabra.
525Y en esta maravillosa enseñanza aquí de San Pablo, en lo ya dicho en los capítulos primeros, él específicamente ha estado lidiando con la suprema Deidad del Señor Jesús y quién era El. Cristo era Dios hecho así, para que el hombre pudiera sentirle a El, y tocarlo a El, y-y tener compañerismo con El. Cristo, el Señor Jesús era el cuerpo en el que Dios habitaba: “Dios se hizo carne y habitó entre nosotros”. Primera de Timoteo 3:16, “Sin contradicción, grande es el misterio de la piedad, Dios fue manifestado en carne”.
526El gran Jehová descendió y se hizo tangible viviendo en el cuerpo de Su propio Hijo, declarando y reconciliando para Sí mismo el mundo. A Dios no le...Cristo no era nada menos que Dios, y-y Dios no era nada menos que Cristo. Los dos juntos formaron la Deidad de Dios corporalmente, hecho un poquito más bajo que los Angeles para que El pudiera sufrir. Los Angeles no podían sufrir. Jesús era el Tabernáculo en el que Dios habitó.
527La Biblia dice en el capítulo siete de los Hechos de los Apóstoles, que tabernáculos y ofrendas...“Sacrificio y ofrendas no quisiste, pero un cuerpo me has preparado. Porque el Altísimo no habita en tabernáculos hechos con manos, sino un cuerpo me has preparado”. Que tabernaculizando o habitando en un compañerismo con los hombres...
528Si Dios permite, tan pronto como terminemos aquí con este capítulo, o terminemos con este Libro, queremos regresar y tomar el Libro de Rut y mostrar allí cómo Dios llegó a ser pariente con nosotros para reconciliar la persona de regreso a El por el compañerismo y llegando a ser uno de nosotros. El Redentor debe de ser pariente. Y de la única manera que Dios podía llegar a ser pariente de nosotros, es llegando a ser uno de nosotros. Así que El no podía llegar a ser un Angel y ser pariente del hombre.
529Ayer por la tarde cuando estaba platicando con el hijo angustiado de la madre que acaba de morir, mi amigo, dijo: “¡Oh, Hermano Bill, yo creo que ella es un Angel en esta noche!”
530Yo dije: “No, Earl, ella nunca será un Angel. Ella es una mujer en esta noche, como Dios la hizo a ella, y siempre será, nunca será un Angel”. Dios hizo Angeles. El nunca hizo al hombre para que llegara a ser Angel; El hizo Angeles e hizo al hombre. Así que el hombre no será un Angel, y los Angeles nunca serán hombres. Dios los hizo diferentes.
531Ahora bien, y en Cristo llegó a ser carne para redimir de ese gran más allá de donde el hombre había caido, y esa inmortalidad, tuvo que descender, por el pecado, Dios descendió y tomó la forma, o la figura de un hombre, y llegó a ser pariente de nosotros para que El pudiera cargar nuestros pecados y nuestra muerte.
532Y en una de las ilustraciones que estábamos dando en las lecciones previas...(Solamente una basecita para que el recién llegado entienda). Dios, en Su camino hacia el Calvario, mientras el aguijón de la muerte estaba sobre El y estaba zumbando alrededor de El, y finalmente lo picó a El hasta que murió...El murió y el sol rehusó brillar. El murió y la luna y las estrellas rehusaron dar su luz.
533El tenía que hacer eso para anclar el aguijón de la muerte. Si El hubiera sido una Persona inmortal, si El hubiera estado en la teofanía, o estado en el Espíritu, la muerte no tiene control de eso. Tenía que llegar a ser carne, para que El pudiera quitar el aguijón de la muerte. Pues cuando una abeja o un insecto que pica, una vez que pica profundo, nunca picará otra vez. El deja su aguijón en la carne. Y por eso es que Cristo...o Dios llegó a ser Cristo, moró en carne, para que El pudiera anclar en Su propia carne el aguijón de la muerte. Y cuando la muerte se apartó de El en la cruz, dejó su aguijón; él no podía picar al creyente ya más. Ella pudiera zumbar; pudiera hacer un zumbido y una amenaza, pero ella no puede picar. No tiene aguijón.
534El gran San Pablo en su marcha de muerte clamó y dijo: “¡Oh, muerte!, ¿en dónde está tu aguijón, y sepulcro, en dónde está tu victoria? Pero damos gracias a Dios quien nos ha dado la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”, porque ambas, muerte y sepultura han perdido su poder.
535Ahora...Entonces, el domingo pasado tomamos, “Dejando los principios de la doctrina de Cristo”, en el capítulo seis leemos esto: “Vamos adelante a la perfección”. Y nos dimos cuenta que la gente hoy en muchas iglesias, al igual que el tabernáculo Branham y otras diferentes, enfatizamos mucho el estudiar acerca de los principios de Cristo; El era el Hijo de Abraham; El era el Hijo de-de éste y éste, y regresando a las genealogías. Pero la Biblia dice: “Echemos a un lado estas cosas y vamos adelante a la perfección”.
536Primero, Ud. tiene que saber la doctrina, y luego Ud. tiene que saber todas estas cosas; y luego pongámoslas a un lado dijo él, como la resurrección de los muertos, la imposición de manos, bautismos, y todos esos artículos muertos de Dios. Aunque ellos-ellos no tienen Vida en ellos...Pero la iglesia hoy día, sólo se va tras esas cosas: “Oh, nosotros creemos en la Deidad de Cristo. Sí, seguro. Nosotros creemos en el bautismo de agua. Sí, seguro. La imposición de manos...
537Pablo dijo: “Todas estas cosas haremos si Dios lo permite. Pero en medio de todo eso, pongámoslas a un lado ahora, y vamos adelante a la perfección”.
538Ahora bien, la Iglesia no puede ser perfeccionada por medio de organización. Se aleja más de Dios todo el tiempo, o nos alejamos más el uno del otro. Ponemos barreras; nos separamos nosotros mismos, aparentemente no teniendo la fe. Pero entonces cuando dejamos esos principios de doctrina, si seguimos adelante a la perfección, entonces esas cositas no llegan a ser muy útiles.
539Entramos en una relación, y nos damos cuenta que de la única manera que podemos ser perfectos, es estar en Cristo. Y nos damos cuenta entonces por las enseñanzas de la Biblia, de cómo entramos en Cristo. No por el bautismo de agua, no por la imposición de manos, no por la enseñanza, pero por un Espíritu somos todos bautizados en un Cuerpo y llegamos a ser perfeccionados por medio de Su sufrimiento. Entonces miramos diferente; pensamos diferente; actuamos diferente; vivimos diferente. No porque es un deber, o porque pertenecemos a la iglesia, sino debido al amor que Dios ha derramado ampliamente en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos hace conciudadanos del Reino de Dios; entonces no hay denominación o barreras en eso. Todos somos un gran Cuerpo.
540Ahora, estamos listos para entrar en la lección de la mañana en unos cuantos momentos. Una cosa más me gustaría decir aquí y es que Pablo está hablando en el Libro siete...o el capítulo seis, nos damos cuenta aquí que somos hechos perfectos en Cristo. Luego en el versículo trece del capítulo seis, solamente una pequeña base... Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, (Dios juró por Sí mismo, porque El no podía jurar por ninguno más grande).
541Ahora, queremos retroceder. Vayamos a Gálatas sólo por unos momentos. Abran en el Libro de Gálatas, y vayan a Gálatas 3:16. Y leeremos aquí sólo por un momento por lo que El juró. Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.
542Ahora bien, si Uds. se fijan, leyendo eso atentamente, ahora mientras leen... ..a Abraham y a su simiente...(singluar)...fueron las promesas...(plural)...hechas. (A Abraham y a su Simiente).
543Ahora, la Simiente de Abraham era Una, la cual era Cristo, en prefigura, Isaac. Pero Abraham tuvo muchos hijos. El tuvo uno antes que él tuviera a Isaac, el cual estaba mostrando la falla de la incredulidad de Sara, quien quiso que Ana trajera el hijo, pensando que ella estaba muy vieja, y que Dios lo pasaría por alto y lo haría de alguna otra manera diferente de la manera que El lo había prometido hacer.
544Pero Dios cumple Su promesa. No importa cuán irrazonable parezca verse, Dios está obligado a Su promesa. Y Sara pensó que tal vez ella pudiera permitir a Ana, o Hagar, quise decir, su criada para que diera a luz al bebé por medio de Abraham, y ella lo tomaría. Y ése llegó a ser Ismael, el cual fue un aguijón en la carne desde entonces hasta ahora; todavía es un aguijón en la carne. Porque de allí provienen los Arabes y ellos siempre han sido de esa manera.
545Ahora bien, cada vez que Ud. no cree la Palabra pura de Dios y adopta alguna otra manera, será un aguijón en su carne de allí en adelante. Ud. tome simplemente lo que Dios dijo. Si El lo dijo, eso es justamente lo que El quiere decir. ¡Oh, bendito sea Su Nombre! Solamente tome Su Palabra.
546No importa que trate de ignorarlo, diciendo: “Bueno, realmente no quiso decir eso”. Quiere decir justamente lo que dice, cuando Dios hace una promesa.
547Ahora, si ponemos mucha atención... ...a Abraham y a su simiente fueron las promesas... Una era la Simiente, singular, y la otra eran promesas. Hay más que una promesa y más que una persona que está incluida en la Simiente de Abraham. ¿Ven?, hay una Simiente pero mucha gente de esta Simiente. ¿Ven?, ellas no eran solamente para Abraham, o solamente para Isaac, sino la...Fueron para toda la Simiente de Abraham. Las promesas fueron hechas a cada simiente individual de esa Simiente. ¿Lo captaron Uds.?
548Por lo tanto, nosotros estando muertos en Cristo (de acuerdo a las Escrituras), participamos de la Simiente de Abraham y somos herederos de acuerdo a la promesa, no por unirnos a la iglesia, o formando artículos muertos, o-o demás. Pero por haber nacido del Espíritu de Cristo, nosotros somos Simiente de Abraham y coherederos con El en el Reino.
549Entonces, vamos a continuar leyendo solamente un poquito más adelante, Dios haciendo un pacto. Ahora, el versículo diecisiete, del capítulo seis... Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente...Queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento;
550¡Oh, descansemos ahora por unos momentos! Queriendo Dios, no que El tenía que hacerlo, pero para hacer esto una cosa segura...
551Ahora, ya nos hemos dado cuenta que Dios llegó a ser carne, habitó entre nosotros, cómo es que El mismo se manifestó al mundo...Cuando encontró a la mujer en adulterio, El dijo: “Yo no-Yo no te condeno, ve y no peques más”. Cuando El encontró al enfermo, El actuó exactamente de la manera que El tendría que actuar, porque El era Dios, y El-El sanó a los enfermos. El resucitó a los muertos. El perdonó los pecados, no importó cuántos y lo qué eran y cuánto habían recaído; El los perdonó de todas maneras, si ellos estaban dispuestos a venir a pedir.
552Ahora, fíjense. Si Dios actuó una vez en una cierta circunstancia, y si esa misma circunstancia se levanta otra vez, El tiene que actuar la segunda vez como El lo hizo la primera vez o El es injusto. ¿Ven? No importa cuán metido está Ud. en pecado, cuán bajo Ud. pueda llegar a ser, El tiene que actuar en Ud. como El lo hizo con esa mujer caída, o El actuó mal en aquel entonces.
553La conducta de Dios es en Su Persona, y lo que El es en Su conducta, declara Su Persona. Y esa es de la manera que Ud. es; en el comportamiento de su vida, dice lo que Ud. es. Como tuvimos y estudiamos, una lección o dos atrás, el pueblo Metodista quiso declarar: “Cuando Ud. gritó, Ud. lo recibió”. Los Pentecostales dicen: “Cuando Ud. habló en lenguas, Ud. lo recibió”. El Temblador dijo: “Cuando Ud. tembló, Ud. lo recibió”, los Tembladores de Pensilvania. Y nos dimos cuenta que todos ellos estaban mal. Su vida lo declara. Su persona declara lo que Ud. es. Un hombre es conocido por sus obras. Y lo que su vida es...
554Ud. ha escuchado el refrán antiguo: “Tu vida habla tan fuerte, que yo no puedo oír tus palabras”. Así que lo que Ud. es, Ud. es. La vida que Ud. vive muestra qué clase de espíritu está en Ud.
555Y entonces Ud. pudiera personificar la cosa errónea, o personificar la cosa correcta, quise decir. Ud. pudiera personificar a un Cristiano, pero con el transcurso del tiempo vendrá una ocasión cuando la presión será puesta, entonces se mostrará lo que Ud. es. En una cadena, lo más fuerte está en su eslabón más débil.
556Cuando Cristo, el Hijo de Dios, fue puesto en prueba, mostró lo que El era. Seguro. Cuando Ud. es puesto en prueba, eso probará lo que Ud. es. Su vida siempre refleja lo que está dentro de Ud. En el transcurso del tiempo...Pero esté Ud. seguro que sus pecados no lo descubran. Y eso es lo que tratamos de decir.
557Jesús dijo en San Juan 5:24: “El que oye (no el que tiembla, no el que habla, no el que...) El que oye Mi Palabra y cree en el que me envió, tiene Vida Eterna, y nunca vendrá a juicio; pero ha pasado de muerte a Vida”.
558Es su fe. Y su fe, confesada por sus labios, se manifiesta a la gente que puede oír, pero su vida está abierta delante de todos. Así que no importa cuánto Ud. trate de actuar esto y hacer esto, nunca obrará; tiene que estar en Ud. Esa es la verdadera substancia de toda la historia; su fe personal en el Cristo resucitado, como su Salvador, que El está a la diestra de Dios actuando en su lugar en esta mañana, mientras Ud. está actuando en Su lugar aquí abajo como un testigo. Un testigo es para actuar en lugar de alguien, pararse por Ud. como un testigo. Y a medida que su vida se refleja aquí, lo que su testimonio es en Cristo, se refleja allá y se refleja aquí. Y El está allá arriba; como lo que El es para Ud., se refleja allá y aquí. Así que Ud. es...Por su fe Ud. es salvo, y eso solamente. Así que sensaciones, emociones, sentimientos, nada de eso tiene cabida en ello, en lo absoluto.
559Ahora bien, yo no...Este...Ahora bien, no piensen mal al pensar que yo no creo en estas emociones. Seguramente. Pero en lo que estamos ahora, es tratando de hacerles ver a esta gente de este día, que no son emociones. El diablo ha tomado estas cosas y se fue desenfrenadamente con el pueblo, dejándolos basar su destinación Eterna sobre una emoción. Gritando, hablando en lenguas, yendo a la iglesia cada domingo, actuando como un Cristiano, eso no tendrá ningún valor en aquel día. “A menos que un hombre sea nacido otra vez...” Y su vida refleja lo que Uds. son en su interior ¿ven?, no son sus emociones.
560Ud. pudiera tener sangre en sus manos; Ud. pudiera hablar en lenguas; Ud. pudiera sanar a los enfermos; Ud. pudiera mover montañas con su fe, y todavía Ud. no es nada 1 de Corintios 13. ¿Ven? Tiene que ser algo que ha sucedido por un nacimiento el cual viene de Dios, y Dios trae el nuevo nacimiento en Ud. y le da parte de El mismo. Entonces esas cosas están ahí. Ud. es una nueva creación. “Yo les doy a ellos Vida Eterna”.
561Repasamos la palabra “eterno”. “Para siempre” es “un espacio de tiempo”. Eternidad es para siempre, para siempre y para siempre, pero solamente hay una Eternidad. Y nos dimos cuenta que Ud. recibe Vida Eterna. Y la palabra en el Griego es “Zoe” lo cual significa “la Vida de Dios”. Y Ud. recibe parte de la Vida de Dios, lo cual lo hace a Ud. un hijo espiritual de Dios, y Ud. es tan Eterno como Dios es Eterno. Ud. no tiene fin, no tiene un lugar para parar, porque Ud. no tuvo un lugar para empezar. Todo lo que tiene un principio tiene un fin, y lo que no tiene un principio, no tiene fin.
562¡Cómo amamos esa Palabra preciosa! Cómo el Cristiano debería estar establecido en la fe que una vez fue dada a los Santos, y no ser llevado de aquí para allá, de lugar a lugar, y uniéndose a diferentes iglesias. Cualquier iglesia a la que Ud. quiera pertenecer, está bien, mientras Ud. sea un Cristiano; pero primero ponga lo primero, lo cual es ese nacimiento que lo hace a Ud. pariente con Dios así como Dios llegó a ser Pariente con Ud.
563El llegó a ser Pariente para que El pudiera resucitarlo. Antes que El pueda resucitarlo, El tiene que darle Vida Eterna. Entonces Dios tuvo que llegar a ser Pariente para tomar la muerte y resucitarlo a Ud. Entonces Ud. tiene que llegar a ser pariente con El para entrar en la resurrección. ¿Ven Uds. lo que es? Es simplemente un intercambio. Dios llegó a ser Ud., para que Ud. pudiera llegar a ser Dios. ¿Ven? Dios llegó a ser parte de Ud. (carne), para que Ud. pudiera, por Su gracia, llegar a ser parte de El, eso es todo, para tener Vida Eterna. Un cuadro hermoso, y ¡oh, lo amamos!
564Ahora bien. ...Dios, queriendo mostrar más abundantemente...(no tenía qué, pero El estaba dispuesto).
565Yo estoy tan contento por eso ¿Uds. no?, que nuestro Dios está dispuesto. Miren, ¿qué si El-qué si El no tuviera paciencia? ¿Cuál es el fruto del Espíritu? Amor, gozo, fe, paz, paciencia. Eso es una parte de Dios que está en Ud. Y puede...Tolerancia, soportando las cargas del uno al otro, perdonándonos el uno al otro, como Dios por causa de Cristo lo perdona a Ud....El Espíritu de Dios en Ud. lo hace de esa manera. Y entonces cuando Dios estaba aquí en la tierra y llegó a ser Ud., llegó a ser pecado, El tomó su pecado, lo llevó por Ud. y pagó su deuda por el...Dios es paciente, soportando nuestras cargas.
566Y entonces, El es un Dios bueno. Si Uds. quieren ciertas cosas a su manera, Uds. saben que Dios es lo suficientemente bueno para hacer eso. A El le-le gusta hacerlos felices. El quiere que...El es Amor, y Su gran amor lo constriñe a El aun bajarse algunas veces para dejarlos obtener las cosas que Uds. quieren.
567Miren a Tomás después de la resurrección. Tomás no creía. ¡Oh, él tiene muchos hijos hoy día! Pero Tomás dijo: “No, no. Yo tengo que tener algo de evidencia. Yo tengo que poner mis manos en Su costado y en Su...mis dedos aquí en Sus manos, antes que yo lo crea. A-a mí no me interesa lo que Uds. digan”. ¿Ven?, él estaba completamente fuera del orden de la Escritura en esos momentos. Ud. debe de creerlo. Así que él dijo: “Yo tengo que tener alguna clase de evidencia para probarlo”.
568Y Jesús apareció; El es bueno: “Ven Tomás, si eso es lo que tú quieres, bueno, aquí está, tú puedes tenerla”.
569Esa es de la manera que somos. Decimos: “Señor, tengo que hablar en lenguas. Yo-yo tengo que gritar. Yo tengo...”
570“¡Ah, hazlo, te lo concederé!” El es bueno.
571Así que él metió sus manos en Su costado, entonces él dijo: “¡Oh, es mi Señor y mi Dios!”
572El dijo: “Muy bien Tomás, tú crees porque lo has visto. Pero cuánto más grande es la recompensa de aquelloss quienes no tienen ninguna evidencia y todavía lo creen”. Allí lo tienen Uds. Allí es a donde debemos de llegar. “Cuánto más grande es la recompensa de aquellos quienes no han visto nada pero todavía lo creen”. Es por un acto de fe que lo aceptamos.
573Ahora bien, yo creo que las señales siguen a los creyentes, pero pongamos las primeras cosas primero. Ud. puede tener las señales sin esto. Pablo dijo que Ud. podía; él dijo: “Aunque hablase en lenguas de hombres y Angeles; yo no soy nada. Aunque moviese montañas por mi fe; yo no soy nada. Yo pudiera entender la Biblia en tal manera que pudiera saber todos los misterios de Dios; yo no soy nada. ¿Ven?, esos son dones del Espíritu Santo sin el Espíritu Santo.
574El Espíritu Santo es Dios, y Dios es Amor, Gozo, Paz, Paciencia, Bondad, Paciencia. Ese es el Espíritu de Dios. Eso es lo que Dios resucita en los postreros días, por medio de ese Espíritu.
575Ahora: ..no queriendo...Queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa... Dios,...Queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos...(¿Quiénes son los herederos? “Nosotros, estando muertos en Cristo participamos de la Simiente de Abraham y somos herederos. ¡Oh!, ¿Penetró eso? ¡Nosotros somos herederos del Reino de Dios por medio de una promesa jurada! Dios no tenía que jurar; Su Palabra es perfecta. Pero El juró también, por Sí mismo, porque no hay otro más grande).
576Mientras seguimos leyendo, sólo por un momento; escuchen: ...la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento...(la inmutabilidad, lo incambiable).
577Dios no puede cambiar, El tiene que permanecer el mismo. Y si Dios sanó a una persona enferma, El nunca puede cambiar Su actitud. Si Dios perdona a un pecador, a una prostituta, El nunca puede cambiar Su actitud. La inmutabilidad, lo incambiable de la Palabra de Dios...Dios dijo en un lugar: “Yo soy el Señor quien sana todas tus enfermedades”. El tiene que quedarse con Ella, porque El es infinito. El sabe el fin desde el principio.
578Ahora bien, yo puedo decir: “Yo haré esto”. Y la Biblia dice que debemos de decir: “Si el Señor lo permite”. Porque yo soy un mortal; yo no sé. Algunas veces yo tengo que retractarme de lo que dije, pero Dios no puede retractarse de lo que dijo; El es Dios.
579Y El solamente pidió una cosa: “Si tú puedes creer...” ¡Oh, hermano! “Si tú puedes creer, todas las cosas son posibles. Si tú puedes creer...” Eso es todo lo que Ud....Si puedes, allí está la pregunta. Pero no que haya pregunta en la Palabra de Dios, pues debido a Su inmutabilidad, El no puede cambiar. ¡Cuán hermoso!
580Ahora, escuchen mientras continuamos leyendo: Por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta,...(imposible, imposibilidad e inmutabilidad es prácticamente la misma palabra; no puede cambiar, no puede moverse. Tiene que permanecer lo mismo por la Eternidad, no puede ser cambiado; la inmutabilidad y la imposibilidad). Y por dos...para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta,...(“¿Tenemos nosotros dos cosas?” Sí. Primero, Su Palabra dijo que El lo haría. La segunda, fue Su pacto jurado sobre ello, que El lo haría).
581¡Oh, hermano! ¿Qué tipo de gente deberíamos de ser? ¿Por qué somos llevados de aquí a allá, tomando las cosas del mundo y actuando lo mismo que este modelo de Cristiandad modernizado de 1957? Nosotros queremos ser el tipo chapeado a la antigua que toma a Dios en Su Palabra, y llama a esas cosas que no son como si fuesen: “Si Dios lo dijo así, queda establecido”.
582Abraham, a quien la promesa fue dada, a él y a su Simiente, él llamó las cosas que no son como si fuesen. Porque era la promesa de Dios, sabiendo que Dios no podía mentir. El le prometió eso a él, y él lo creyó. Y a medida que los años pasaron, y la promesa pareciera alejarse más al ojo natural, llegó a estar más cerca de Abraham.
583En lugar de ser débil y decir: “Bueno, tal vez no hay tal cosa como sanidad Divina. Tal vez yo mal entendí. Tal vez no hay tal cosa. Tal vez yo he estado mal en todas mis concepciones”. Eso entonces muestra una cosa: que Ud. no ha nacido otra vez.
584“Porque es...” La repasamos el domingo pasado, solamente un poquito más atrás en el capítulo: “Porque es imposible que un hombre que una vez que gustó del don celestial, y cosas, y recayó, sea otra vez renovado para arrepentimiento...absolutamente, totalmente, imposible. Porque él que es nacido de Dios, no comete y no puede cometer pecado. Porque la Simiente de Dios permanece en él y él no puede pecar”. La Simiente de Dios es la Palabra de Dios. Fe viene por el oír, el oír la Palabra. El sacrificio fue hecho, todo está terminado”.
585Ahora, si Ud. hace mal, Dios lo hará pagar a Ud. por ello. Pero si Ud. lo hace, Ud....hace mal, Ud. no lo hace voluntariamente: capítulo 10, versículo 47, creo que es: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad...” Pero después que Ud. ha nacido otra vez, Ud. tiene la Verdad, no el conocimiento de Ella; sino que Ud. ha aceptado la Verdad, y ha llegado a ser una realidad, y Ud. es un hijo de Dios por tiempo y Eternidad. ¡Dios juró que El lo haría!
586Jesús dijo: “Aquel que oye Mis Palabras, y cree en el que me envió, tiene Vida Eterna, y Yo lo resucitaré en el postrero día; nunca vendrá a juicio; ha pasado de muerte a Vida”. Ahora, con un juramento como ese, “Dios queriendo que lo recibamos...”
587Ahora, miren lo que él dice aquí, Pablo hablándole a la-la Iglesia. ...es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo,...(No: “Bueno, si los Bautistas no me tratan bien, me iré con los Metodistas”. ¿Ven?”)...tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.
588Muy bien, leamos lo último. La cual tenemos como segura y firme ancla del alma...(la esperanza, el juramento de Dios)...tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,
589Hablemos sólo por un momento del velo. No lo captamos muy bien el domingo pasado por la noche.
590“Dentro del velo...” El velo es la carne. El velo es lo que nos impide ver a Dios cara a cara en esta iglesia. El velo es lo que nos impide ver a los Angeles en sus posiciones en esta mañana, parados a un lado de los asientos. El velo es lo que nos impide verlo a El. Nosotros estamos escondidos detrás del velo, y ese velo es la carne. Nosotros somos hijos e hijas de Dios; estamos en la Presencia de Dios. “Los Angeles de Dios acampan alrededor de los que le temen”. Nosotros estamos en la Presencia de Dios todo el tiempo: “Yo no os dejaré ni os desampararé. Yo estaré con vosotros siempre, aun hasta el fin”. Pero el velo es la carne; eso es lo que nos impide entrar en Su Presencia. Pero a través del alma, el Espíritu, por nuestra fe sabemos que El nos está observando. El está parado a un lado de nosotros. El está aquí ahora.
591Allá en Dotán, una mañana, un profeta anciano estaba cercado por un ejército y el...su siervo fue y le dijo: “¡Oh, padre, todo el país está cercado por los extranjeros!”
592Y Eliseo se levantó y dijo: “¡Ah, hijo, son más los que están con nosotros que los que están con ellos!”
593Bueno, él parpadeó sus ojos y miró alrededor; él no podía ver nada.
594El dijo: “Dios, te pido que le abras sus ojos, quítale el velo”. Y cuando el velo cayó de sus ojos, alrededor de ese profeta anciano había carros de fuego; las montañas estaban en fuego con Angeles y carros. Allí lo tienen Uds.
595Oh, entonces Giezi pudo decir: “Ahora yo-yo entiendo”. ¿Ven?, el velo se le había caído. Allí es en donde está el impedimento.
596Aquí está. Agárrense fuerte; el velo es lo que nos impide vivir de la manera que deberíamos. El velo es lo que nos impide hacer las cosas que realmente queremos hacer. Y Dios llegó a velarse en carne. Y el velo fue partido en dos, y Dios llegó a ser Dios otra vez. Y El levantó el velo en el que El mismo se escondió; esa es la resurrección del Señor Jesús, probándonos a nosotros que en este velo en el que ahora estamos escondidos...Por fe lo creemos y lo aceptamos. Y cuando este velo sea partido en dos, yo entraré en Su Presencia con esta aseguranza, sabiendo que yo lo conozco en el poder de Su resurrección. Y a la venida del Señor Jesús, este velo será levantado otra vez en una manera perfeccionada, así que yo caminaré y hablaré con El como mi Salvador y mi Dios, cuando El tome el trono de David. Y viviremos Eternamente en este velo, después de que haya sido perfeccionado, pero este velo tiene pecado dentro de él. Era...No importa cómo...Nunca piense de ese cuerpo glorificado en esta tierra. Tiene que morir igual que su alma tiene que morir para nacer otra vez. En la perfección...
597No comiendo carne, y haciendo esto, y perfeccionando el cuerpo, Ud. nunca lo logrará. Y Ud. tiene que dejar esto, y hacer esto, y hacer esto, y hacer esto, eso es la ley. Eso es legalismo. Nosotros no creemos en las formas legales de salvación. Creemos que, “por gracia somos salvos”. Y eso no es de Ud.; Ud. no tiene nada que ver con ello; es la elección de Dios que lo hace. “Nadie puede venir a Mí a menos que Mi Padre lo traiga”. Correcto. Y El...Todo lo que Jesús vino a hacer, fue tomar a éstos que el Padre conocía de antemano y los predestinó desde antes de la fundación del mundo para llegar a ser hijos e hijas de Dios. ¡Amén! “No del que corre o del que quiere, mas del que Dios tiene misericordia”. Es Dios el que lo hace. Ud. no puede alardear en lo absoluto. No hay ninguna cosa que Ud. hizo; Dios, por gracia, lo salvó, no Ud., Ud. mismo. Si Ud. lo hace, Ud. tiene algo de que alardear. Pero Ud. no tiene nada de que alardear. Toda alabanza va a El. Es El. Entonces El le ha dado a Ud. esta fortísima esperanza, hizo un juramento, la imposibilidad de que Sus hijos nunca se perderán.
598Ahora bien, ellos reciben azotes por hacer mal; Ud. cosecha lo que siembra; Ud. recibe eso. No piense ahorita que Ud. puede salir afuera y pecar, y no pasarle nada. Si Ud. lo hace y tiene esa actitud, eso muestra que Ud. nunca ha nacido otra vez. ¿Lo captó? Si Ud. todavía tiene el deseo en Ud. de hacer el mal, entonces Ud. todavía está errado. ¿Ve? Porque El ha perfeccionado para siempre a aquellos que...Y esas bestias bajo el Antiguo Testamento, bajo los días de la ley, ofrecidas anualmente, continuamente, nunca podían quitar el pecado. Pero cuando nosotros ponemos nuestras manos sobre Su cabeza y confesamos nuestros pecados y somos nacidos otra vez del Espíritu de Dios, no tenemos más deseo de pecar. El pecado ha pasado de Ud. Eso es por tiempo y Eternidad.
599Ud. hará errores; Ud. se caerá; Ud. hará mal voluntariamente. Ud. saldrá algunas veces y hará cosas; eso no quiere decir que Ud. está perdido; eso quiere decir que Ud. va a recibir corrección.
600Mi hijito, muchas veces...Mis hijos harán cosas, los suyos también, que Ud....ellos saben que es en contra de sus-sus normas. Y ellos saben qué esperar cuando las hacen; ellos van a recibir unos azotes por ello, algunas veces unos muy buenos. Pero todavía es su hijo, seguramente que sí.
601Es imposible que ese hombre se pierda otra vez, una vez que ha nacido de Vida Eterna. Dios no es un dador Indio. “Aquel que oye Mis Palabras, y cree en el que me envió, tiene Vida Eterna, y no vendrá a juicio, pero ha pasado de muerte a Vida. Y Yo lo resucitaré en los postreros días”. Esa es la promesa de Dios.
602Ahora bien, si Ud. continúa y dice: “Oh, bueno, entonces yo puedo hacer...” Yo siempre hago lo que yo quiero hacer. Pero si Ud. es un Cristiano, Ud. no quiere hacer las cosas que son malas, porque la mera Vida en Ud. la mera fundación...Si Ud. quiere hacer el mal, eso muestra que la cosa mala está aquí dentro. ¿Cómo puede agua amarga y dulce salir de la misma fuente?
603Así que Ud. ha estado todo enredado en alguna clase de emoción o alguna otra cosa fabulosa, sensación, olvídela. Vaya de regreso al altar y diga: “Dios, quita mi vida antigua pecaminosa, y ponme en tal condición que todo mi deseo...” El que es nacido de Dios no comete pecado. Correcto. El no tiene deseo de hacerlo.
604Seguramente que el diablo lo atrapará aquí y allá, pero no voluntariamente. La Biblia lo dice así. ¿Ven? El diablo lo atrapará a él de vez en cuando. Seguro que sí. El trató de poner una trampa a nuestro Señor Jesús. El lo hizo con Moisés y lo atrapó. El lo hizo con Pedro y lo atrapó. El lo hizo con muchos, pero...Pedro aún lo negó, pero después él fue y lloró amargamente; había algo dentro de él.
605Cuando se dejó salir a la paloma del arca...El cuervo salió; él graznó alrededor. El estaba dentro del arca, claro, pero cuando él salió, su naturaleza era diferente. El podía comer todos los cadáveres que él quería y estar satisfecho. ¿Por qué? El era un cuervo para empezar; él era uno que se alimentaba de carroña; no tenía nada bueno. El era un hipócrita y se sentaba en la percha con la paloma, tan grande como lo era la paloma. El podía volar a donde quiera que la paloma podía volar. Pero él podía comer comida buena al igual que la paloma comía, y luego él podía comer comida podrida, lo cual la paloma no podía comer. Pues la paloma es una mezcla diferente; ella es de una hechura diferente. Ella es una paloma. Y la paloma no puede digerir comida podrida, porque no tiene hiel.
606Y un hombre que es nacido del Espíritu de Dios llega a ser una paloma de Dios, su naturaleza, sus cambios, su hechura. Sí, señor. Ud. ponga el espíritu de la-de la paloma en el cuervo, y él nunca se sentará en un cadáver. Si él se posara por error, él con toda seguridad se apartará rápidamente; él no pudiera soportarlo. Y un hombre que es nacido del Espíritu de Dios, no lo tolerará. El pudiera entrar en una cantina alguna vez, pero él se saldría de allí rápidamente. Una mujer pudiera encantarlo, hacerlo voltear, pero él voltearía su cabeza otra vez. El se apartaría de allí rápidamente. ¿Por qué? El es una paloma. Correcto. Ud. no lo va a engañar, porque él sabe eso. “Mis ovejas conocen Mi voz, y a un extraño no seguirán”. El es una paloma para empezar. Eso es acerca de lo que yo estoy hablando, la cosa verdadera se ancla allí adentro.
607Fíjense bien ahora, Dios juró. La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro-dentro del velo,
608El velo. Dios descendió velado en carne para hacer, ¿qué? Para mostrarse El mismo. El tenía que esconderse porque no podíamos verlo. Y El se escondió detrás del Velo. Y el Velo ¿era quién? Jesús. “No soy Yo el que hace las obras, sino Mi Padre”, dijo Jesús. “Mi Padre que mora en Mí. Yo obro, y el Padre obra, y Yo obro hasta ahora”. Aquí está El como el Velado, caminando en la carne, Dios Emanuel (Dios con nosotros). Dios estaba en Cristo, reconciliando al mundo para Sí mismo; aquí está El caminando.
609Ahora bien, El descendió e hizo una santificación, o una provisión, o una propiciación, y que por medio de Su muerte ofrecida, pagó el precio del pecado, para que El pudiera regresar y morar en nosotros. Entonces la fe que tenemos es una-es una fe velada o una persona velada; por lo tanto, no miramos a las cosas que vemos en este velo. El velo tiene educación, y hace cosas, y habla cosas. Es una cosa científica. Pero el Espíritu del Dios viviente que mora aquí adentro, llama a esas cosas que no son, como si fuesen, si Dios lo dijo así. Allí está su velo. Nosotros estamos dentro del velo.
610Ahora, algún día El resucitará este velo, no nacido de una mujer por el deseo sexual de un hombre y una mujer; pero por la voluntad de Dios, El hablará y vendrá a suceder. Entonces tendremos un cuerpo como Su propio cuerpo glorioso. Estaremos velados para que podamos hablar uno con el otro, estrechar las manos uno con el otro.
611Ahora bien, cuando nos vamos de aquí, hay un tabernáculo, una teofanía, exactamente igual a la imagen de un hombre, que no come, no bebe, no duerme, está despierta Eternamente. Allí es a donde nosotros vamos. Pero ellos están esperando bajo el altar, clamando: “Señor, ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo?”, para regresar, porque quieren estrechar manos los unos con los otros; ellos quieren sentarse y comer y hablar los unos con los otros. Ellos son humanos. ¡Bendito sea el Nombre del Señor!
612Cuando Dios hizo al hombre a Su propia imagen en el principio, El lo hizo así. El tenía compañerismo uno con el otro porque nos conocemos uno al otro. Nos gustaban las cosas que Dios nos hizo, porque fuimos hechos así. Y en Su gran venida, aquellos quienes estén listos, serán así Eternamente, nos pararemos inmortales a Su semejanza. ¡Oh, bendito sea ese Nombre de Cristo!
613Y ahora, nosotros tenemos las arras de nuestra salvación, al aceptarlo a El como nuestro Salvador personal, como nuestro Sanador. Todas estas otras renumeraciones son los intereses que se pagaron en la póliza de la aseguradora. Amén. Uds. saben lo que es una póliza de una aseguradora. Ud. puede sacar interés sobre ello hasta que el valor real venga. Seguramente que sí, Ud. puede sacar intereses, y estamos sacando intereses ahora. Unicamente, la cosa es que, tan pronto que sacamos intereses, la renumeración sube otra vez.
614Un agente de una aseguradora, en una ocasión, me dijo: “Billy, me gustaría venderte un seguro”. Yo dije: “Ya tengo”. Mi esposa me miró.
615Ahora, nada en contra de las aseguradoras. Pero algunas personas están mal aseguradas. Así que ellos voltearon; él dijo...
616Mi esposa me miró con extrañeza: “¿Tienes seguro?”
617Yo dije: “¡Claro que sí!”. Bueno, ella no sabía nada al respecto.
618El dijo: “Bueno, Billy, ¿qué clase de seguro tienes?”
619Yo dije: ¡Qué aseguranza mío es Jesús!; Y El me ha dado, Su gloria a gozar; Soy heredero, junto con El Lavado en Su Sangre, nacido otra vez.
620Dijo: “Eso está muy bien Billy”, dijo él, “pero eso te meterá aquí en el cementerio”.
621Yo dije: “Pero me sacará; esa es la cosa principal. Yo no estoy preocupado de llegar allí; yo estoy preocupado de cómo salir”.
622Y desde que yo tengo la seguridad, por el juramento del Dios de la Eternidad, de que me levantará otra vez a la semejanza de Su Hijo en el día postrero, yo caminaré confiadamente y tengo una consolación y una ancla en el alma; que mientras yo estoy en este velo, hay Algo invisible que me ancló allá en la Roca de la Eternidad. Cuando las aguas se levanten y golpeen con grande ruido, no importa; muerte, peligros, o nada nos separará del amor de Dios. Mi ancla se sostiene dentro del velo. Que las aguas se levanten; que se estrellen. Que vengan infieles, el creyente nacido otra vez tiene una ancla. Ud. no puede ver a través de este velo todavía. Pero yo sé que mi ancla se sostiene allá en la Roca de la Eternidad, quien juró una promesa que El me levantará en el día postrero.
623Con razón Ud. puede mirar a la muerte en la cara y decir: “¿En dónde está tu aguijón? Sepulcro, ¿en dónde está tu victoria? Pero gracias a Dios quien nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”. Donde el precursor...¡Oh, hermano! Nunca vamos a llegar a la lección. Tuvimos un Precursor para nosotros.
624Un precursor...Se fijaron Uds. alguna vez que en los días del antaño oeste, muchas veces, subiendo y cruzando los sendereos antiguos, un precursor, un explorador...Cuando en el vagón del tren estaban pereciendo por agua, el explorador corría adelante, y él viendo las tribus de Indios; él las pasaba; y él veía en dónde había una fuente de agua. El regresaba rápidamente para decirle al patrón del vagón del tren: “¡Apresuren los caballos; todos cobren buen ánimo, pues pasando la montaña hay una gran fuente de agua!” El es un precursor.
625Y aquí el Precursor...El hombre, una vez fue sujetado a la fuerza por el diablo, bajo fuego consecutivo, pero Alguien tomó el nido de la ametralladora. Ese fue Jesús. El Precursor ha ido delante de nosotros, y Satanás parado allí con una ametralladora nos sujetó a la fuerza, siempre en esclavitud y temerosos de la muerte. El estaba cuidando esa Fuente; seguro, que sí; a El se le dio la comisión porque habíamos pecado y habíamos sido apartados de El. Pero el Precursor, Cristo, entró y tomó el nido.
626¿Han Uds. oído esa antigua alabanza: “Mantén El Fuerte, Porque Yo Vengo”? Mantén el fuerte, nada, ¡tomémoslo! No queremos mantenerlo más tiempo; Cristo tomó el fuerte. ¡Aleluya! La puerta está abierta. Hay una Fuente abierta en la casa de Dios, en la ciudad de David, para la limpieza-la limpieza del impuro. Nuestro Precursor ha entrado por nosotros.
627El Precursor, El nos dice, que hay un lugar más allá, allá, en donde uno nunca se envejece, en donde no habrá arrugas, en donde Ud. no tendrá que usar Max Factor para que Ud. se mire mejor para su esposo. El Precursor ha ido delante. No es un lugar en donde uno se envejece y se cansa y está tembloroso. Es un lugar en donde Ud. nunca se enfermará, en donde el bebé nunca tendrá un cólico, en donde uno nunca perderá un falso...o un diente para ponerse uno falso. ¡Aleluya! ¡Oh, bendito sea Su Nombre! El entró, y lo inmortal se parará a Su semejanza algún día allá, opacando a las estrellas y al sol. Seguramente que sí, el Precursor ha entrado por nosotros. ...donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.
628Este gran Precursor ha ido delante de nosotros, abriendo un camino. El vino de un Espíritu, la gran Fuente del arco iris de Dios, quien no tenía principio o fin. El era el Dios Eterno. Este rayo de luz salió; era un rayo de amor. Ese es el principal, el rojo. El siguiente color que sigue, el cual era azul; azul, la verdad. El siguiente, el que seguía después de ese eran otros colores de los siete colores perfectos, los cuales eran los siete Espíritu de Dios, que salieron de esa gran Fuente y ese gran Diamante del que Jesús habló, ese gran Diamante que fue cortado para reflejar estos colores. Dios se hizo carne y habitó entre nosotros, para que El pudiera reflejar Su bondad y misericordia entre nosotros por medio de dones y señales y maravillas. Todo ese gran arco iris llegó a ser una teofanía de...hecho a la imagen como hombre. El todavía no era un hombre; El no tenía carne todavía; El era una teofanía.
629Moisés dijo: “Me gustaría verte”. Dios lo escondió en la roca.
630Y cuando El pasó, volteó Su espalda; Moisés dijo que se miraba como la espalda de un hombre.
631Entonces, ¿qué aconteció después? Un día, allá cuando Abraham estaba sentado en su tienda...Entraremos en eso en esta noche. Cuando Abraham estaba sentado en su tienda, Dios vino a él en un cuerpo de carne.
632“Bueno”, Ud. dice: “Hermano Branham, él era...” Lo encontraremos aquí encontrándose con Abraham antes de eso, en el orden de Melquisedec; un cuerpo de carne, el cual era Dios. Seguro que era; El era Dios en carne.
633Ud. dice: “Entonces, Hermano Branham, ¿por qué tendría que regresar y nacer?” El no había nacido entonces; El solamente fue creado, un cuerpo en el que El moró.
634Melquisedec era el Rey de Salem, el cual es el Rey de Jerusalén, el cual es el Rey de paz; que no tenía ni padre, ni madre, ni principio de días o fin de vida. Jesús tenía ambos, padre y madre, y un principio de días, y un fin de vida. Pero El fue hecho según el orden de Melquisedec el cual no tenía principio de días, ni fin de vida.
635Melquisedec fue Dios mismo. Melquisedec fue Jehová Dios, el mismo que encontró a Abraham años después en frente de su tienda, tenía Su espalda volteada hacia él; El dijo: “¿Por qué se rió Sara?” Correcto. El era Aquel quien se paró allí, mirando hacia Sodoma. Abraham lo reconoció, porque dentro de su velo estaba una ancla agarrando esa promesa, no porque él tuvo alguna sensación, sino porque Dios le hizo la promesa. Y cuando él entró en contacto con ese gran Imán, él supo que estaba en esa carne.
636Caminó con Abraham, allí, un poquito; El le dijo a Abraham, dijo: “¿Guardaré estas cosas de Abraham, viendo que él es el heredero del mundo? ¡No lo haré! Así que Abraham, te diré lo que voy a hacer (lo tocaremos en esta noche), allá en Sodoma (y lo que ellos...todo lo que El iba a hacer)”. Y tan pronto como El bendijo a Abraham, El regresó al espacio otra vez. Un Hombre que se paró allí y tenía polvo en Sus ropas, un hombre...Y no solamente eso, sino que El comió la carne de un becerro que Abraham mató, y bebió la leche de la vaca, y comió panqueques, pan de maíz, y tenían mantequilla encima de ellos. Eso es exactamente correcto. Y luego regresó a una teofanía otra vez.
637¿Qué era? ¿Por qué El no la tomó entonces? El nunca hubiera nacido como Ud. y yo; pero El tenía que nacer en-en la carne para que El pudiera retener ese aguijón. Ese era un cuerpo creado. [Porción no grabada en la cinta.-Ed.]...Era un cuerpo el cual El solamente cogió el calcio, y potasio de la tierra y dijo, [El Hermano Branham sopla.-Ed.], y entró en él. Eso era la misma cosa que era Melquisedec. El entró en un cuerpo en el que podía caminar delante de él bajo el velo, un velo de Su propia creación; no un velo de la creación de una mujer, a través de la matriz de una mujer, a través de-de una célula, nunca; sino que El creó éste y entró en él y habló en el orden de Melquisedec.
638¿Quién es este Melquisedec? Porque este Melquisedec, rey de Salem,...(la cual es Jerusalén)...sacerdote del Dios Altísimo,...(Seguramente)...que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa Rey de justicia,...(ese gran Amor, ese gran Espíritu en el principio)...Rey de justicia y también Rey de Salem, esto es Rey de paz; sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida,
639¿Quién era? El nunca nació; El nunca morirá. ¿Quién es? Era Dios, seguro que era, en la prefigura del Señor Jesús. Seguramente que era. Pero El tenía que venir a través de una mujer de la manera que Ud. vino a través de una mujer, y El tenía que venir de la manera que Ud. vino para traerlo a Ud. de regreso a El. ¡Aleluya! ¡Sublime gracia!, del Señor, Que a un infeliz salvó, Yo ciego fui, más hoy veo ya, (por Su gracia), Perdido y El me halló.
640Y entiendo lo que El tenía que hacer. Dios llegó a ser yo, para que yo por gracia pudiera llegar a ser El. El tomó mis pecados, para que por medio de Su justicia yo pudiera tener Vida Eterna. Yo mismo no podía escogerme; mi naturaleza era un pecador; yo no tenía nada que ver con eso. Yo nací del mundo, formado en iniquidad, vine al mundo hablando mentiras, ni siquiera una oportunidad en lo absoluto, nada, ni siquiera un deseo.
641Dígale a un cerdo que él está mal comiendo fango, ¿le diría? Vea qué tanto él le escuchará a Ud. Dígale a un cuervo que él está mal comiéndose un cadáver y vea lo que él le dirá a Ud. Si él pudiera hablar diría: “¡No te metas en lo que no te importa!” Seguro.
642¡Oh, pero la gracia de Dios que cambió esta naturaleza, y me dio la oportunidad para desear, y anhelar, y tener sed: “Tu misericordia es mejor que la vida, Oh Dios. Mi corazón anhela por Ti!”
643David dijo: “¡Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por Ti, Oh Dios el alma mía!”
644Dios le dio al hombre esa sed para adorarle a El, para amar, para buscarlo a El. Pero el hombre la pervierte por el llamado del diablo, y él va y codicia mujeres, y placeres, y cosas del mundo, tratando de satisfacer esa creación santa que Dios le puso a él para amarlo a El, él la pone en las cosas del mundo. Pero hermano, una vez que él es cambiado, y esa fuente con gusanos en ella (toda clase de-de problemas en la cisterna), ha sido limpiada y esterilizada, y el agua pura de Dios es vertida allí, el pecado nunca puede tocarla. Amén. ¡Oh cuánto le amo y fiel le adoro El es mi Vida, mi Redentor! El Rey de Gloria vino a salvarme Y a revelarme al Dios de amor. ¡Qué bella historia de Su excelsa Gloria, Bajó el Salvador, Jesús mi Redentor! Nació en pesebre, despreciado y pobre, Varón de lágrimas y de dolor. ¡Oh cuánto le amo y fiel le adoro El es mi vida, mi Redentor! (¡Oh, Dios!)
645¿Cómo podría El hacerlo? El hombre ha tratado de escribirlo. Uno dijo: Si fuera tinta todo el mar, Y todo el cielo un gran papel, Y cada hombre escritor, Y cada hoja un pincel, No bastaría para escribir (cómo ese gran Dios del Cielo llegó a ser carne y llevó mis pecados). No bastaría para escribir El gran amor de Dios Que al hombre ha dado el vivir Con El en los Cielos.
646Y para hacer a los herederos de esta salvación una esperanza segura, El juró por Sí mismo que El nos resucitaría en los días postreros, que nos daría Vida Eterna, “y ningún hombre puede arrebatarlos de Mi mano”. Amén. Oremos:
647¿Es Ud. culpable de despreciar Su amor? ¿Ha Ud. rechazado Su bendito Ser, Este grande quien lo hizo lo que Ud. es? Y ahora aquí están Uds. en esta mañana hasta este momento de su vida, y le está dando a Ud. una oportunidad. ¿Quiere seguir viviendo? Solamente hay una manera para vivir; y esa es creer en el Señor Jesús. Si Ud. cree de corazón que El es el Hijo de Dios, y lo acepta a El como su Salvador, y cree que Dios lo resucitó a El para su justificación, si Ud. quiere aceptarlo en esas bases, es de Ud. ahorita.
648¿Levantaría Ud. su mano? Alguna alma sin arrepentimiento, que quisiera arrepentirse en esta mañana, diga: “Recuérdeme, hermano, predicador, mientras entramos en oración. Yo también he fallado. Yo me he unido a la iglesia, pero yo-yo sé que nunca he tenido eso de lo que Ud. está hablando. Yo nunca he sido nacido de ese Espíritu, Hermano Branham. Yo simplemente-simplemente no lo tengo; eso es todo. Yo quiero que Ud. ore por mí para que Dios me lo dé en esta mañana”. Dios le bendiga, señor. ¿Habrá otro? Diga: “Dios hazme lo que yo...Tú quieras que yo sea. Yo quiero que Tú seas...Yo quiero ser como Tú quieras que yo sea. Yo he despreciado Tu amor”. Dios le bendiga, hijo.
649Solamente por un momento ahora. Si fuera tinta todo el mar, Y todo el cielo un gran papel, Y cada hombre un escritor, Y cada hoja un pincel; No bastaría para escribir El gran amor de Dios; Que al hombre ha dado el vivir Con El en los Cielos. ¡Oh, amor de Dios, brotando está Inmensurable Eternal! Por las edades durará Inagotable raudal.
650Amado Dios, verdaderamente el poeta que escribió esas palabras era como otro de los muchos de Tus creyentes, buscando, tratando de encontrar palabras para expresarlo. Y está escrito en la Biblia: “Porque el predicador era sabio, él buscó y puso en orden muchas palabras”. Oh, cómo nos gustaría tener la lengua y el vocabulario que pudiera explicar a la gente lo que realmente es, pero no sería encontrado en labios mortales. Es dudoso que toda la Eternidad lo revelará, de cómo el Dios del Cielo vino alguna vez a la tierra a salvar a los pobres pecadores, miserables, perdidos.
651Yo te pido, Padre, que a través de estas cuantas palabras bien pronunciadas, o mal pronunciadas, quise decir, en esta mañana, como debería haber dicho, que alguien haya encontrado paz, y una satisfacción, y una fuerte consolación, quien ha huido al refugio. Y haz que sus almas se anclen a esa promesa la cual Dios juró, que los resucitaría en el día postrero. Varias manos fueron levantadas en el edificio, aquí en el tabernáculo. Dios, dales esa esperanza firme, en estos momentos. Que se anclen en la Roca de las edades. No importa cuán mal el mar los mueva y sus pequeñas embarcaciones puedan ser arrojadas, ellos tienen una ancla: La promesa de Dios. Allí ellos permanecen: “Dios lo dijo, El no puede mentir”.
652“Aquel que oye Mis Palabras, las cuales yo he tratado de predicar en esta mañana, y cree en el que me envió, Jehová, tiene Vida Eterna; y no vendrá a juicio, sino que ha pasado de muerte a Vida”.
653Oh Eterno Ser, bendice a esos hoy y permite que cada persona aquí que no está bajo la Sangre, que su alma nunca ha sido convertida, permite que suceda en estos momentos, Señor. Tú obras el misterio; todo es Tuyo, es encomendado a Ti. Yo te pido que Tú se la des a ellos, Vida Eterna. Permite que algún día, en el otro lado de la ribera, mientras uno por uno vayamos caminando por el valle, permite que nos encontremos allá en donde ellos nunca dirán adiós, ya más. Y algún día llegaremos al río Al fin de nuestros días, Y que el mar tempestuoso esté; Me estará esperando mi Cristo allá Y el Jordán solo no cruzaré. Habrá Uno...esperando mi Cristo allá, Y el Jordán solo no cruzaré.
654Todos los que tienen esa esperanza, levanten sus manos ahora mientras levantan sus rostros. Y el Jordán...(Ahora, sólo adórenle a El; el mensaje ha terminado. ¿No están contentos? Dios juró que no...Dios juró que El lo encontraría a Ud. allí). Mi Jesús redimió ya mi ser; Las tinieblas huirán...(¿Qué dice Ud.? El aguijón ha desaparecido)...que combaten mi ser, Y el Jordán solo no cruzaré. ...veces me siento olvidado al...(Sólo adorenle a El ahora). ...amigos que tanto estimé; (¿Alguna vez ha estado Ud. en ese lugar?) Pero hay Uno que siempre... (¿Cuál fue la promesa?)...conmigo está, Y el Jordán solo no cruzaré.
655Bien, hijos de la promesa, sólo adórenle a El por haberlo hecho. Y el Jordán solo no cruzaré, Mi Jesús redimió ya mi ser; (¿Qué sucede ahora?) Las tinieblas huirán, que combaten mi ser, Y el Jordán solo no cruzaré. Cuando esté en las riberas...(Cada uno de Uds. está acercándose. Hay una gran sombra oscura puesta allí delante de Uds. Es una gran puerta. Uds. van a entrar uno de estos días, tal vez antes que el día se termine, tal vez antes que la iglesia se cierre en esta mañana. Uds. van entrando allí. Cada vez que sus corazones laten, Uds. están un paso más cerca). Las tinieblas huirán, que combaten mi ser, (El dijo que lo haría. El juró que lo haría). Y el Jordán solo no cruzaré.
656Oh Señor, bendito, nuestros corazones están rebozando en esta mañana.
657Pensar que cuando el pulso esté cesando, y la enfermera le acomode la almohada en su cabeza, y sus manos Ud. no pueda moverlas ya más, sus manos se tornen frías...Sus hijos, su madre, sus amados estén gritando y llorando. Esa gran puerta se abre allá. El estará esperando.
658David dijo: “Si en el seol hiciere mi estrado, he aquí allí Tú estarás”. Yo no tendré que cruzarlo solo. Cuando el rocío del río empiece a brillar en nuestro rostro, Dios tomará el barco de vida, nos guiará al cruzarlo. El prometió que lo haría. David el profeta dijo: “Aunque ande en el valle de sombra de muerte, yo no temeré mal alguno; porque Tú estarás conmigo, Tu vara y Tu cayado me confortarán”.
659Señor, estamos tan contentos hoy de que fuimos incluidos herederos de la promesa. Hoy tenemos dentro de nosotros, Vida Eterna, porque amamos al Señor Jesús y hemos creído en El, y aceptado Su Palabra y Su enseñanza. Y El nos dio, como un sello de nuestra fe, el Espíritu Santo, el sello del Espíritu Santo; nuestra fe está anclada dentro de nosotros. Y aunque muchas veces estamos caminando a través de sombras densas, muchas veces vamos tropezándonos por todo el camino, pero nuestra ancla todavía permanece firme. Hay algo en ella, muy allá, que parece estar guiando adelante, diciendo: “Sigue adelante. Estamos yendo adelante”.
660Dios, bendícenos. Te necesitamos. Guárdanos siempre fieles y verdaderos hasta el tiempo que vengas por nosotros, y te alabaremos a través de las edades sin fin. Y en ese día cuando nos paremos en la tierra...Sus pies benditos nunca han tocado la tierra todavía. El está parado allí en el aire, y los Santos y redimidos de todas las edades de cada vigilia (primera, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta y séptima), todos parados allí vestidos en Su justicia y lo coronaremos a El, el Rey de reyes y el Señor de señores, y cantaremos esas historias de redención, nuestros pobres corazones temblarán mientras lo miramos a El quien nos amó y se dio El mismo por nosotros. Cuando nadie nos quería y éramos pecadores, Cristo murió para que pudiéramos ser salvos. Te damos gracias por ello, Padre, en el Nombre de Cristo. Amén.
661¿Lo aman Uds.? ¡Oh, cuán real es El! ¿No se sienten como que les gustaría a Uds. de alguna manera poder abrazarlo? ¿No les gustaría a Uds. ir humilladamente hacia El y tocarle Sus pies?
662Sabían Uds. que, habían algunas personas que venían a mis servicios en Phoenix, [Finix.-Traductor] Arizona, y decían: “Me gustaría hablar sobre esto con El. Me gustaría decir: ‘Señor, Tú me amaste cuando mi sendero estaba tan oscuro”’. Me gustaría hablar con El sobre esto, antes que crucemos. Yo-yo quiero verlo. Yo-yo-yo simplemente quiero verlo. El pensar de cómo me sentiría. Mi pobre corazón se estremecerá, cuando yo lo vea a El parado allí.
663Yo con frecuencia me preguntaba: “Yo quisiera haber podido oír esa Voz decir: ‘Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, Yo os haré descansar”’.
664Yo probablemente nunca oiré eso literalmente como El lo habló en aquel entonces, pero yo quiero oírlo decir esto en el último día: “Bien hecho, Mi buen y fiel siervo; entra ahora en el gozo del Señor que ha sido preparado para ti”. 665 “¿Desde cuándo? ¿Desde que Ud. fue salvo?”
666¡No, hermano! “Desde la fundación del mundo, cuando Yo te vi, y te conocí de antemano y te ordené a Vida Eterna”. Desde entonces Uds. fueron bendecidos. “A todos los que El antes conoció, El llamó”. ¿Es correcto eso?” “A todos los que El llamó, El justificó. Aquellos que El justificó, El ya los ha glorificado”. Allí lo tienen Uds. El nos conoció de antemano, nos llamó, nos justificó, y ya estamos glorificados con El al terminar el mundo, yendo hacia nuestra recompensa. ¿No están Uds. felices? Seguro, los haría amarlo a El, cuando Uds. mismos no podían ayudarse, y aquí El viene y hace eso por Uds.
667“Bendita sea la unión”, Hermana Gertie, que enlaza nuestros corazones en amor Cristiano. Mientras tenemos este pequeño compañerismo de adoración aquí, ahora, luego vamos a orar por los enfermos. Dios les bendiga, a Uds. que levantaron sus manos a Cristo en esta mañana; encuentren un lugar para adorar; sírvanle a El.
668Ahora bien, solamente adorémosle ahorita, como una congregación, todos Uds. Metodistas, Iglesia de Dios, Asambleas de Dios, Presbiterianos, Luteranos, Católicos, todos juntos, cantemos ahora. Bendita sea la unión Que enlaza nuestro corazón; En comunión, los unos con otros, Iguala a lo Celestial. Ante el altar del Señor, Rendimos ardiente oración; Nuestras esperanzas, temores, cuidados, Y metas, son uno en amor. Al irnos de ese calor, Se siente profundo el dolor; Pero siempre unidas, están...(¿Cuántos Metodistas, Bautistas, y demás?) Deseando vernos otra vez.
669¿No le hace eso bien? Volteémonos y estrechemos la mano el uno al otro en estos momentos, mientras cantamos otra vez. Ante...(Estreche la mano de alguien detrás de Ud. en frente de Ud., en cualquier lado.)...Señor, Rendimos ardiente oración, Y metas, son uno en amor. Ahora, al irnos de ese calor, (nos amaremos uno al otro). Se siente...(¿Quisieran que el servicio pudiera seguir? ¿Ven?, eso es como pensamos)...dolor, Pero siempre unidas, están nuestras almas, (en Uno). Deseando vernos otra vez. (Si aquí no más, en ese gran día nos encontraremos).
670Ahora, Padre, recibe nuestra adoración en esta mañana. Toma la Palabra y plántala dentro del corazón del creyente. Que ellos no fluctúen, y anden arriba hoy y abajo mañana. Pero permite que estas Palabras encuentren su lugar de descanso en el corazón de cada creyente, al saber esto, que Dios hizo un juramento, y hay dos cosas inmutables de la inmutabilidad de Dios, por las cuales es imposible que El mienta; para que los herederos de esta salvación pudieran tener esta fortísima esperanza, firme y segura, una ancla en el alma, al saber esto, que Dios nos ha prometido por un juramento. Una, que El no puede mentir; la otra, que El hizo un juramento sobre eso, que El nos levantará en el día postrero y nos dará Vida Eterna. Sabiendo que después que hemos sido llamados, que El dijo que El nos conoció antes de la fundación del mundo, y nos predestinó para ser adoptados como hijos por medio de Jesucristo. Y El nos conoció antes; El nos llamó. Y cuando El nos llamó, El nos justificó. Nosotros mismos no podemos justificarnos, así que El nos justificó por la muerte de Su propio Hijo. Aquellos que El justificó, ya los ha glorificado. La Palabra ya se habló, y simplemente vamos en camino, caminando, regocijándonos en nuestro camino a la Gloria.
671Da a la gente fe, y permite que los hábitos malos y cosas que están sobre el pueblo, permite que se los sacudan en esta mañana, con esta Palabra de Dios la cual es una Ancla del alma, firme y segura. Permite que se sacudan de sus hábitos, sus temperamentitos, y las cosas que han estado...Como Pablo dijo, en el próximo mensaje que hablaremos en unos cuantos días: “Echemos a un lado todo peso de pecado que fácilmente nos acedía, para que podamos correr con paciencia la carrera que está puesta delante de nosotros, mirando al Autor y Consumador de nuestra fe, Jesucristo, quien fue tentado en toda forma como nosotros lo somos, pero sin pecado”. El fue permitido ser tentado pero El no prestó atención a la tentación. Y nosotros somos tentados a pecar, pero nunca le prestamos atención; porque la vida que está dentro de nosotros es el ancla de nuestra destinación Eterna, y guardamos eso sagrado en nuestro corazón.
672Ahora bien, hay muchos que Satanás ha afligido con aflicciones. Estamos preparándonos para orar por ellos, Padre. Permite que ellos, mientras pasan bajo la Palabra de Dios hoy, esa Palabra preciosa que ha sido predicada, la Biblia dando testimonio, los Angeles de Dios parados cerca, y el gran Espíritu Santo (sobre todo), está parado aquí para dar testimonio de la Palabra. Ahora, Padre, mientras ellos pasan bajo la Palabra de promesa en esta mañana, permite que ellos salgan de aquí sanos; para que se quiten los soportes de sus piernas, para que dejen las sillas y-y se levanten de las camillas en las que ellos están acostados y que sean sanos. Concédelo, Señor. Que ellos regresen, y al servicio siguiente que ellos puedan venir, o ir a sus propias iglesias, regocijándose, mostrando qué grandes cosas Cristo hizo. Eso ministramos para Tu gloria, en el Nombre de Jesús. Amén.
673Yo quiero disculparme por una promesa que hice, que en esta mañana, entraríamos al capítulo siete, pero no entré a él. Y tenemos que dejar un tiempecito aquí para una...para esa...para la línea de oración. Y ahora, en esta noche, Dios mediante, tomaremos el capítulo siete, y nos daremos cuenta quién era este Melquisedec. ¿Cuántos quisieran saber? Oh, vamos a entrar directamente a El y nos daremos cuenta exactamente quién es El. Y la Escritura dice quién es El. ¿Ven?
674Y Scofield dijo que era un sacerdocio. ¿Cómo pudiera ser un sacerdocio, sin principio o fin? ¿Ven Uds.?, eso no era un sacerdocio. Era un Hombre, Melquisedec (un Nombre), una Persona. Como...
675No faltando al respeto, pero la Ciencia Cristiana dice que el Espíritu Santo es un pensamiento. Y la Biblia dice: “El, el Espíritu Santo”. Y El es un pronombre personal; es una persona, no un pensamiento; es una persona. Absolutamente.
676Y Melquisedec es un Hombre, un Hombre que no tenía principio de días o fin de años. El no tenía padre o madre, o descendencia. Y nos daremos cuenta de quién es El, Dios mediante, en esta noche por la Palabra. ¿Lo aman Uds.? “Oh, lámpara es a mis pies Tú Palabra”. ¡Oh!
677Ahora bien, Ud. dice: “Hermano Branham, yo no lo entiendo todo”. Ni tampoco yo.
678Pero en una ocasión yo estaba predicando allá en Kentucky. Y para algunos de los recién llegados y Católicos, y los demás, quienes tal vez no puedan entender estas cosas tan profundas de la Escritura, yo estaba predicando sobre sanidad Divina. Una jovencita descalza trajo...Ella no tenía más que quince años de edad, tenía un pequeño bebé y tenía “ataques”. Y yo dije: “¿Qué le pasa, hermana, a su bebé?”
679Ella dijo: “Tiene “ataques”. Ella no sabía cómo decir (epilepsia); ella no sabía cómo llamarlo.
680La pobrecita probablemente nunca tuvo un par de zapatos en su vida; la mujercita de un hombre, con su pelo largo, colgándole. Y yo dije: “¿Cree Ud.?”
681Y esos ojitos, grises me miraron, ella dijo: “Sí señor, seguro que creo”.
682Tomé al pequeño bebé. Y mientras yo estaba orando por él, paró de sacudirse. Y se salió-se salió.
683Al día siguiente, yo estaba cazando ardillas, al lado de una montaña. Y escuché a unos hombres sentados allí hablando, la cierra zumbando. Y me acerqué cautelosamente; yo había estado cazando ardillas. Ellos estaban hablando de mí, tenían...sentados allí masticando tabaco, y escupiendo, las hojas volando. Y ellos estaban hablando acerca de la reunión de la noche anterior. Y uno de ellos dijo: “Yo vi a ese bebé; pasé por allí en esta mañana. No estaba sacudiéndose en esta mañana”. ¿Ven? Dijo: “Eso fue real”. Y él estaba escupiendo el...
684Y tenían los rifles recargados contra el árbol, así que yo pensé, más vale que me dé a conocer. Uds. saben, ellos estaban en pleito por las tierras allá también. Así que me acerqué; yo dije: “Buenos días, hermanos”.
685Y ese sujeto corpulento, parecía ser el que estaba hablando, él tenía tabaco masticándolo en su boca, así de esta manera, muy adentro en el lado de esta manera, y un cuello grande y largo. Y él tenía puesto un gran sombrero viejo, cubriéndole su cara. El volteó; me vio, y se quitó el sombrero, se lo quitó rápidamente...[El Hermano Branham lo ilustra.-Ed.], y se tragó ese tabaco que estaba masticando, dijo: “Buenos días, predicador”. ¿Ven? Sí, señor. Respeto. Y eso está bien. Cómo sobrevivió eso, yo no sé. Pero lo hizo.
686Así que la noche siguiente, de regreso, estaba un hombre allí que quería argumentar conmigo un poquito. El iba a un iglesia que no creía en sanidad Divina. Era una iglesia Metodista, White Hill, Kentucky. Así que él-él fue a...Estaba parado afuera. El tenía una linterna en su mano, y dijo: “Yo quiero decir algo, predicador. Yo simplemente no puedo aceptarlo, porque no puedo verlo”.
687Yo dije: “¿No puede verlo?”
688El dijo: “No”. Dijo: “Yo mismo soy un hombre enfermo”, pero dijo, “yo no puedo verlo”. Yo dije: “¿En dónde vive Ud.?” El dijo: “Allá en Big Renox”. Yo dije: “Muy bien, ¿cómo va a llegar a la casa?” El dijo: “Bueno, me voy a ir caminando a la casa”. Yo dije: “¿Puede ver Ud. su casa?” El dijo: “No, señor”. Yo dije: “Está muy oscuro en esta noche; está nublado”. El dijo: “Sí”. Yo dije: “¿Cómo se va a ir a la casa?” El dijo: “Con esta linterna”. Yo dije: “La linterna no aluza todo el camino a la casa”. Yo dije: “¿Cómo se va Ud.?” El dijo: “Caminando con la linterna”.
689Yo dije: “Eso es. Ud. tiene la luz de la linterna ahora, y cada vez que Ud. da un paso de esta manera, la luz le va mostrando lo que está adelante de Ud. Si solamente continúa caminando, la luz continúa yendo con Ud.”
690Y Ud. haga eso en esta mañana. Ud. quiere a Cristo el gran Sumo Sacerdote, el Intercesor por sus enfermedades, o sus males, o su alma. Ud. no pudiera entenderlo; nosotros tampoco. Pero estamos comisionados a caminar en la Luz como El está en la Luz. Ud. da un paso en la Luz. Y cuando Ud. tiene la Luz con Ud., la Luz brillará hacia el día perfecto; alumbrará el sendero adelante de Ud. Y caminaremos este gran, camino antiguo, Diciendo a dondequiera que voy yo; Preferiría ser un Cristiano antiguo, Señor, Que todo lo que yo conozco. (¿Han oído alguna vez esa alabanza antigua?) No hay nada como un Cristiano antiguo, Mostrar amor Cristiano; Estamos caminando en el gran, camino antiguo, Y diciendo a dondequiera que vamos; Preferiría ser un Cristiano antiguo, Señor, Que todo lo que yo conozco. (Simplemente me gusta).
691Muy bien, ahora, vamos a orar por los enfermos. No estamos...No reclamamos que podemos sanar al enfermo. Si lo hiciéramos, estaríamos diciendo algo errado. Toda persona enferma aquí ya está sana; eso es lo que la Escritura dice que: “Por Sus llagas fuimos sanos”. ¿Es correcto eso?
692Cada pecador que está aquí, si fuera el caso que hubiera uno, Ud. ha sido salvo desde que Jesús murió. Pero no vaya a morirse rechazando la oportunidad que fue puesta aquí delante de Ud., e irse así a Su Presencia y luego tratar de aceptarlo. Es para ahorita. Ud. debe aceptarlo ahorita. Si Ud. va más allá de la Sangre, entonces Ud. no es mas que...Ud. ya ha sido juzgado, porque Ud. es juzgado por la manera que Ud. trató el sacrificio del Señor Jesucristo. ¿Ve? Ud.-Ud. mismo se juzga allí.
693“Así que El fue herido por nuestras transgresiones, y por Sus llagas nosotros fuimos sanados”. Así que no hay nada que yo pudiera tener para sanarlo a Ud. No hay nada que la iglesia pudiera tener para sanarlo a Ud. La única cosa por la que podemos orar, es por esto; que su fe no vaya a fallar, que Ud. vendrá al altar en esta mañana a aceptar a Cristo como su Sanador así como Ud. lo hizo Su Salvador. Y sin ninguna...Dios obra milagros; El muestra grandes señales. Ciegos, sordos, mudos, todo ha sido sanado aquí mismo en el tabernáculo. Pero si obra o no, nosotros lo aceptamos de todas maneras. Muchas veces esas cosas son por visiones.
694Cuántos estuvieron aquí hace como tres domingos, o cuatro, cuando el hombre entró aquí, ciego y paralizado, estaba sentado en una silla con su nervio de balance. Y antes que yo saliera de la casa, yo vi en una visión, dijo: “Habrá un hombre allí, de pelo negro, tornándose cano. Su esposa es una mujer atractiva, como de unos sesenta años de edad. Ella vendrá y entrará llorando y me pedirá...Y que regrese y ore por su esposo”. El se sentó allí.
695Y yo vine y les dije a algunos de mis hermanos aquí: “Vigilen esto”.
696Y cuando fuimos al altar, otros habían orado. Cuando yo fui a orar, caminé rápidamente y regresé aquí. Y su esposa se levantó y vino exactamente de la manera que el Señor había dicho que sería, la gente estaba vigilando para ver si sucedería de esa manera. Nunca falló. Y así que, cuando él caminó...
697Me di cuenta, que un hombre, el Dr. Ackerman, allá en Birdseye, Indiana, fue el que lo envió a él aquí, quien es Católico, y su hijo es un sacerdote en el monasterio allá en Saint Meinrad. Y el Dr. Ackerman es un compañero mío, de cacería, y él envió al hombre aquí. Y el Señor me mostró a un hombre de cabello negro que lo enviaría, pero yo no sabía quién era él.
698Y yo dije: “¿Fue el Dr. Ackerman?”
699El dijo: “Sí fue”. ¿Ven? Y entonces el hombre...
700Yo dije: “¡ASI DICE EL SEÑOR!” Me bajé y dije: “Señor, levántese”. Ambas cosas ciego y sin equilibro, y no podía...él...El-el nervio del balance no funcionaba; él no podía levantarse por sí mismo en esa condición ¿ven?, había estado así por años, había estado en la clínica Mayo y por dondequiera. Y sólo oré por él, y se levantó. Y se fue, bajando los...
701Primero dijo él: “No puedo verlo a Ud.” Luego gritó: “¡Sí, sí puedo!” Sus ojos se abrieron y allí...El había sido Ortodoxo, su esposa Presbiteriana.
702Algunas personas pensaron que, “los Presbiterianos no gritaban, ni que los Ortodoxos”. Deberían Uds. de haberlos escuchado. Seguro. Ellos estaban gritando y abrazándose uno al otro. Regresó y cogió su silla de ruedas, y salió caminando, y bajando los escalones como cualquier otro hombre, podía ver y hablar y-y demás.
703Recibí una carta de él, o una llamada, el otro día. Creo que el Hermano Cox fue a verlo, dijo: “Que sus ojos tenían una sensación de ardor”. Seguramente. Es el nervio; los nervios ópticos que están creciendo y volviendo a vida, Uds. saben, y tomando su lugar. La maldición fue quitada.
704Si Ud. permite que la naturaleza tome su curso, si nada impide a la naturaleza, entonces ella-ella tendrá su completo control. Si Ud. se pone una banda alrededor de su brazo, cortando la circulación, su mano finalmente morirá. Ahora, naturalmente estará bien, si Ud. la deja sola. Pero algo está interrumpiendo la naturaleza. Entonces si Ud. no puede verlo, no hay manera que un doctor lo capte...Solamente hay dos cosas por las que él puede funcionar; por lo que él ve y por lo que él puede sentir. Esas son las únicas cosas por las que él funciona; por lo que él ve y por lo que él siente.
705Si él no puede verlo, entonces tiene que ser espiritual. Y solamente hay una cosa que puede...una cosa que podemos hacer: orar; Cristo quita la maldición, hará al diablo que se vaya, y eso empieza hacerse normal, a sanar. Sana, y eso es todo. “En Mi Nombre echarán fuera demonios”. ¿Es correcto eso? Es una promesa para la Iglesia. Es una promesa de poder para que...Es-es Su Presencia con nosotros. Ahora, qué nos impide de ser perfectos en esta mañana, para hacer esas cosas como El las hizo, es porque todavía estamos en el velo. ¿Ven? Pero tenemos un sentir allí que nos dice: “Oh, sí”. ¿Ven?
706Y cuando Ud. acepta su sanidad...No importa lo que el velo diga, es lo que la Palabra dice. ¿Ven?, eso es. Eso es. Y la-la-la Palabra siempre predomina por encima de todo; la Palabra Eterna de Dios.
707Miren a Sara, su vientre muerto, noventa años de edad, vivió con su esposo desde que ella tenía como unos dieciséis o diecisiete años, sin hijos; Abraham, de cien años, y Dios volteó todo y les dio el bebé. ¿Ven?, porque ellos creyeron y llamaron a esas cosas que no eran como que eran. Entren de esa manera en esta mañana, amigos.
708Y en esta noche, esperamos...Si todos Uds. están visitándonos, estamos muy contentos de tenerlos aquí en esta mañana. Y Dios sea con Uds. Y si Uds. están en la ciudad en la tarde, estaremos contentos de tenerlos en esta tarde para el resto de este servicio; en Melquisedec. Y si no están aquí, y tienen una iglesia a donde asisten, vayan a su propia iglesia. Esa-esa es su obligación. Si Uds. pertenecen a una iglesia, vayan allá. Este sólo es un pequeño tabernáculo en donde nos reunimos aquí y tenemos compañerismo uno con el otro. Bien, el Señor los bendiga.
709Y yo...Hermana Gertie nos tocará: “El Gran Médico Está Aquí Ahora”. Y ¿hay alguien que se va a orar por él? Levanten sus manos, aquellos que quieran venir a la línea de oración, para poner su fe en Cristo. Muy bien, si se alinean en este lado de la iglesia, si pueden. Y si doblaran los asientos sólo un poquitito, hermano, si pueden, para que podamos tener un poquito de espacio para poder pasar las personas por allí. Vengan por este lado.
710Y vamos a orar ahora, mientras cantamos. Y les voy a pedir a los ancianos aquí (de cualquier denominación o iglesia, sin importar cuál sea), si Uds. creen en sanidad Divina, ¿se pararían aquí conmigo en esta plataforma para orar por los enfermos? Estaríamos contentos de tenerlos. Cualquier denominación, o no denominación, o lo que Uds. sean, estaríamos contentos de tenerlos. Vendrían en estos momentos para orar; suban y párense conmigo. Hermano Neville, traiga el aceite en estos momentos.