Photo

~ HEBREOS CAPITULO 2 1 ~
1...me gocé que estaba en la clase que disfrutó el...Y ahora, el primer Libro de Hebreos es...Pablo, nos dimos cuenta, o creemos...Los teólogos están confundidos; ellos no saben cómo o quién lo escribió. Pero yo creo que cualquiera con un poquito de discernimiento espiritual verá que fue Pablo. Eses la creencia de la mayoría de los escritores que es Pablo. Y cómo que él...
2En el primer capítulo encontramos que estaba exaltando al Señor Jesús. Oh, cómo él lo expuso para demostrar por la-por la experiencia que él había tenido en su camino a Damasco. Ahora, Pablo era, para empezar, un verdadero teólogo. Pablo fue enseñado bajo Gamaliel, uno de los mejores maestros de ese día. Y él era listo e inteligente, y era un verdadero erudito sagaz de la Biblia.
3Y yo me di cuenta de esto, cuando él iba en camino a Damasco con cartas en su bolsillo para arrestar a todos aquellos que estaban en el camino bendito del Evangelio...Y el hombre era sincero. Pero yo siempre he creído que desde que Pablo vio morir a Esteban, pienso que lo ha de haber impresionado. Cuando él consintió la muerte de Esteban y guardó las ropas de aquellos que lo apedrearon, entonces Pablo fue culpable de la sangre de Esteban. Y él confesó y dijo: A Yo ni siquiera soy digno. dijo: Porque yo derramé de la sangre de Su-de Su-de...del mártir, Esteban. Porque él fue testigo de ello.
4Y si Ud. es testigo de algo, Ud. es tan culpable como si fuera participante de ello. De la misma manera, si nosotros somos testigos y decimos: A Oh, sí, ellos debieron de haber hecho esto, esto y lo otro. Tenga cuidado lo que Ud. dice, porque Ud. es culpable de la manera que su juicio sale. Si Ud. no puede decidir, no diga nada, solamente déjelo por la paz. Entonces cuando Ud. testifica que es un Cristiano, entonces, Ud. es culpable. ¿Ve? Ud. es culpable de ser un Cristiano, y debe Ud. vivir eso. Y cuando Dios hace una-una promesa en la Biblia...(Yo veo a un hombre aquí en una silla de ruedas). Cuando Dios hace una promesa, El es culpable de esa promesa a menos que El la traiga a cumplimiento. Y Dios es culpable cuando El hace una promesa. Y las Escrituras son culpables hasta que Ellas son cumplidas. ¿Ven? Ellas-Ellas están allí como una-como una declaración que Dios ha hecho, y tienen que ser cumplidas o Dios es culpable. ¿Ven?
5Y así que, Pablo siendo un maestro y yendo en su camino a Damasco ese día, como-como cerca de medio día, me supongo, hubo una gran Luz que brilló del cielo, y lo cegó, y él-él cayó a la tierra. Y él dijo que él quería saber quién era. El dijo que una voz habló y dijo: Saulo, Saulo, ¿por qué Me persigues? Creo que es el capítulo octavo de los Hechos. El dijo: ¿Quién es el que yo persigo?
6Y la voz volvió y dijo: YO soy Jesús. (¡Oh!), Yo soy Jesús, y dura cosa te es dar coces contra el aguijón. ¿Y qué era Jesús en ese entonces? Jesús, El era la Luz, solamente una gran Luz brillando intensamente.
7Ahora, para animarnos y tomar una base aquí. ¿Cómo era El una Luz cuando El era hombre? Ahora, ninguno...Había un montón de soldados con Pablo, guardias del templo yendo para arrestarlos. Pablo era el capitán principal. Y ellos iban a arrestar a esta gente por sus campañas y demás, y por su esperanza religiosa que estaba dentro de ellos.
8Pero ahora, aquí estaba Jesús como una gran Luz. Ahora, si Uds. recuerdan, en el principio Jesús era la Luz. Jesús era el Logos que salió de Dios. Y El era el...El era el Angel del pacto que guió a los hijos de Israel a través del desierto. Y El era la Columna de Fuego que ellos miraron. Y El era...Y cuando El estaba aquí en la tierra, El dijo: YO vine de Dios y vuelvo a Dios. Así que si El vino de una Columna de Fuego a vivir dentro de un hombre, entonces, si El regresó a donde El estaba, El regresó a ser una Luz otra vez.
9Y allí estaba El. Cuando Pablo lo vio, El era una Luz. Ahora, todos esos soldados que estaban con Pablo, no vieron la Luz. ¿Entonces es posible que uno pueda verla y los otros no verla? Seguramente. Muy bien, él, Pablo la vio pero el resto de ellos no vieron la Luz.
10Ahora, cuando Pedro estaba en la prisión, nos dimos cuenta que esta Luz entró en la cárcel, abrió las puertas, y él estaba...Esa Luz cegó al resto de los guardias al salirse ellos. Pedro saliendo, y cuando él llegó a la puerta, se abrió ella misma quietamente, y se cerró detrás de él. De la cárcel de adentro él fue a la puerta de afuera...?...se abrió ella misma, y se cerró quietamente. Y luego él se fue por la brecha, salió a la calle de la ciudad. Y él se frotaba sus ojos como si dijere: ¿EStaba yo soñando? El no sabía lo que había sucedido. Pero el Angel del Señor, el mismo Angel que era la Columna de Fuego, que encaminó a Moisés al mar y lo separó (oh), y el Mar Muerto...el Mar Rojo se amuralló a ambos lados, e Israel cruzó.
11Y cuando ellos llegaron al Jordán creciente, El no se hizo visible allí, pero El estaba allí, porque El simplemente lo abrió. Y ellos cruzaron en abril cuando las llanuras estaban todas llenas de agua. Y El detuvo el manantial, y El detuvo la nieve que no se derritiera, porque las murallas no se hicieron más altas y más altas; simplemente se detuvieron. Ese es nuestro Jehová. Ese es nuestro Señor Jesús. Simplemente se detuvieron y ellos cruzaron en tierra seca.
12Ahora, Dios prometió que El cuidaría de nosotros, así que El estaba obligado a Su promesa. Ahora, Pablo, consciente de estas cosas y conociéndolas, él era privilegiado, porque Dios le estaba hablando directamente a Pablo. El no le estaba hablando a los soldados que estaban con él. El solamente le estaba hablando a Pablo.
13Ahora, cuando el-cuando el Angel del Señor descendió en la forma de una Estrella, y los astrónomos, los magos de la India, cuando ellos miraron esa Estrella y la siguieron por cientos de millas; y pasó por encima de cada observatorio, porque ellos guardaban el tiempo por las estrellas. Y ninguno vio esa Estrella sino los magos. ¡Oh, hermano!, ¿no lo emociona eso?
14Entonces Uds. ven, Dios no lidia con organizaciones. El no lidia con grupos de gente. El lidia con individuos. El mismo se revela a individuos. Y ahora-ahora para decir esto, no esto...Dios conoce mi corazón. Y no para decir esto de mí mismo, no como alabanza personal, que nada de esto esté allí. ¿Pero sabían Uds. que ése mismo Dios, ese mismo Jesús está con nosotros en esta mañana? ¿Saben que cada uno de Uds. tiene una pequeña evidencia personal de ello, en estos momentos, que El está aquí? Y es...El ha hecho algo por nosotros en este día que El no hizo en ningún otro día; El permitió que Su fotografía fuera tomada en este día. La tenemos colgada allí mismo ¿ven?, la Columna de Fuego, el mismo Señor Jesús.
15Observe cómo El obra ahora. Si El es el mismo Señor Jesús, El hará las mismas cosas. Pues la Biblia dice que El es el mismo ayer, hoy y por los siglos.
16Ahora, antes que Pablo anunciara algo, si esto era correcto o incorrecto, él primero fue a Egipto y se quedó tres años para darse cuenta si era Escritural o no. ¿Sabían Uds. eso? Después de la conversión de Pablo, él se fue a Egipto por tres años. Allí moró, y allí es en donde él aprendió esta gran sabiduría.
17Ahora, sin ninguna comparación en lo absoluto, yo sólo les estoy dando a Uds. cómo el Espíritu Santo todavía permanece igual. Ahora, mi iglesia aquí, recuerda años atrás, que cuando este Angel aparecía y mostraba cosas; yo era un poquito escéptico al respecto. Todos Uds. saben eso, Uds. ancianos. Si Uds....Si eso es correcto, levanten sus manos. Cuando Uds. lo-lo escucharon...Uds. miran en la iglesia todavía, los ancianos. ¿Ven? Yo era escéptico, porque los predicadores me dijeron que eso era del diablo. Y yo como que lo creí, pero esperé. Yo no decía nada al respecto.
18Pero, ¡oh, bendito sea el Nombre del Señor! Una noche, El descendió, un Angel, y lo reveló en las Escrituras que El era...Y cuando lo vi en las Escrituras, luego hizo explosión por todo el mundo con él, el Mensaje.
19De allí salió Oral Roberts, A.A. Allen, Tommy Osborn y Tommy Hicks y cuántos más. ¿Ven? Es un Mensaje para el pueblo.
20Y Jesús es el mismo ayer, hoy y por los siglos; es Escritural. El es el mismo; El hace lo mismo; El es el mismo; y El obra lo mismo; El mismo se manifiesta de la misma manera. Y El está aquí en esta mañana, el mismo. Ahora, puede que lo veamos, puede que no. Lo que sea, nosotros tenemos un testigo ahora mismo que El está aquí.
21Ahora, nos damos cuenta que Pablo, basado en esta experiencia al escribir estas Epístolas, la mayoría de ellas, desde la cárcel, él había comparado el Antiguo y el Nuevo Testamento. Ahora recuerden, el último escritor de esta Biblia, por inspiración, Dios descendió y le dijo: SI alguno añadiere algo a Ella, o quitare de Ella; la misma parte será quitada de él, del Libro de la Vida. Así que no nos atreveríamos a añadir una cosa a Ella. Oh, debe quedarse como Ella es, no debe añadirse nada a Ella. Y debemos contender por todo lo que está en Ella. Yo no quiero más, y yo no quiero menos. Yo quiero solamente lo que Ella dice.
22Ahora, este Libro de Hebreos, la razón que lo he escogido (un propósito, una cosa), esta carta de: QUerido Hermano Branham, y demás. Y yo-yo...Nosotros queremos quedarnos con la Palabra.
23Ahora, el capítulo primero, era la exaltación de Jesús, así que El es el Principal. Y Pablo nos dio a saber la otra noche, que El estuvo en el gran principio. Y nos dimos cuenta que El no era nada menos que Melquisedec, el Rey de Salem, el Gran...del séptimo capítulo.
24Y ahora, en esta mañana, lo abordamos a El, desde otro-otro punto de vista, del capítulo segundo. Ahora, después de que Pablo nos está dando este gran y maravilloso mensaje de la exaltación de Jesús y aun hizo a los Angeles adorarle a El. Y yo pienso aquí, cómo la tierra está envejecida, y El la enrollará como una vestidura, pero...y Ellos perecerán, pero Tú permaneces.
25Y en el capítulo segundo el segundo versículo, creo que es, El en estos días nos ha hablado por Su Hijo. Y miren, en otros tiempos y de muchas maneras El habló por los profetas. Pasamos por eso y nos dimos cuenta qué eran los profetas, y cómo Dios trajo Su mensaje por los profetas, pero en este último día, El ha hablado a través de Su Hijo Jesús, por el Espíritu Santo. El habló a través de los profetas en aquel entonces. Entonces regresamos y nos dimos cuenta que todos esos profetas tenían el Espíritu de Cristo en ellos.
26Regresamos a José y nos dimos cuenta que él tipificó perfectamente a Cristo. Regresamos a Moisés y encontramos que él tipificó perfecamente a Cristo. Luego llegamos a David también. Y cuando David fue rechazado en Jerusalén, no sabiendo porqué, pero subió el monte y miró hacia atrás en el Monte de los Olivos, y lloró por Jerusalén porque él fue rechazado. Ochocientos años a partir de entonces, el Hijo de David fue rechazado como Rey en Jerusalén, y se sentó en el mismo monte y lloró. ¡Oh, el Espíritu de Cristo, lidiando con individuos!
27Ahora, Pablo empezó a decir: Por lo tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,...
28El segundo capítulo ahora, estamos empezando. Por lo tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.
29¡Oh, qué Dios remache eso en este tabernáculo en esta mañana! Yo le pido al Espíritu Santo que eso penetre muy dentro de sus corazones. Es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído. ¿Qué tipo de gente deberíamos de ser cuando vemos al gran Jehová descender y hacer las cosas que El hace, y verlas que son la Verdad al comparar Escritura tras Escritura? Y a veces nos sentamos sin ninguna expresión, y tan despreocupados. ¡Debemos de estar ocupados cada minuto, tratando de traer gente para Cristo! ¡Debemos de ser piedras vivientes! Nunca deberíamos de ser perezosos como lo somos. Vamos a la iglesia y vemos al Señor Jesús hacer algo, o-o bendecirnos de tal manera, y entonces salimos y decimos: Muy buen servicio.
30Ahora, la predicación de la Palabra, la disfrutamos. Pero eso no es la cosa principal. Eso no es...No deberíamos de adorar al Señor solamente después que terminemos de predicar la Palabra como generalmente lo hacemos; sólo adorarlo a El. Eso es maravilloso. Pero deberíamos adorarlo cada hora de nuestra vida. Cuando estemos en el trabajo deberíamos de adorarlo. Cada vez que la oportunidad se presenta, adoren al Señor, testificando de El. Si Uds. ven...Alguna de Uds. damas ven a una mujer en el error, adoren al Señor acercándose a ella y diciéndole: HErmana, hay una vida mejor que esta.
31Uds. hombres en su trabajo, cuando Uds. oyen a un hombre usando el Nombre del Señor en vano, tomen una oportunidad aparte, y vayan y tómenlo de la mano y díganle: Ud....Hay una vida mejor que esta. Ud. no debería de usar esas palabras. Y díganle a él en una forma mansa y bondadosa. Todas esas cosas son una adoración. Y cuando vemos a alguien enfermo y el doctor dice que no hay nada más que pueda hacerse, nosotros deberíamos de adorar al Señor diciéndole a él que hay un Dios del Cielo que puede contestar la oración.
32Y entonces cuando nosotros vemos esas cosas suceder, que nosotros vemos suceder y hacerse, nunca deberíamos dejar pasar estas cosas. Las dejamos escapar por entre medio de nuestros dedos. Eso es el problema con la gran iglesia Pentecostal hoy. Ellos han dejado que lo más importante se deslice por entre medio de sus dedos, cuando ellos lo tenían en sus manos. Pero miren lo que han hecho. Han hecho como el resto de las iglesias. Han seguido en la...en el camino de Coré y perecieron en el camino de Caín, y perecieron en la contradicción de Coré.
33Ellos se han organizado. En lugar de tener una hermandad en donde todos pudiéramos ser uno, ellos mismos se han organizado. Han hecho pequeñas organizaciones y pequeños Ismos, y brotaron de allí y simplemente rompieron la hermandad. Y si Uds. no vigilan, los Bautistas y los Presbiterianos lo van a recibir, porque Dios puede de estas piedras levantar hijos a Abraham. Y nosotros hemos...lo hemos dejado deslizarse de nuestras manos por estar desunidos.
34¿Cómo perdieron los Indios este país ante el hombre blanco? Es porque ellos estaban desunidos. Si ellos hubieran formado una gran vanguardia, pero estaban peleando uno con el otro. Ellos hubieran conservado sus terrenos si todos se hubieran juntado.
35¿Cómo la vamos a perder nosotros? Porque estamos desunidos. ¿Cómo perdemos nuestra experiencia con Dios? Es porque nos desunimos. Establecemos una y llamamos a ésta la-la Metodista y a ésta la Bautista, y a ésta las Asambleas, y a ésta los Unitarios, y a ésta algo más, y la Iglesia de Dios, y la Nazarena, y los Santos Peregrinos. Desunimos al Cuerpo de Cristo. Nunca deberíamos estar divididos. Pudiéramos ser diferentes en ideas, pero seamos hermanos de corazón. Dios quiere que lo seamos. El murió por toda la Iglesia de Dios. Y nosotros no queremos ser desunidos. Por tanto es necesario que con más diligencia atendamos...no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme,...
36¿Lo escucharon? Si la palabra dicha por medio de los ángeles...Ahora, un ángel es un mensajero. La palabra Ángel, significa Aun mensajero. Y acabamos de repasar en el primer libro aquí: DIos en otros tiempos, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras a los padres por los profetas. Esos eran mensajeros de Dios. Y ellos eran-ellos eran mensajeros de Dios; ellos eran ángeles de Dios. Un mensajero es un ángel, o un ángel es un mensajero, mejor dicho.
37Un mensajero, Ud. es un mensajero en esta mañana. Ud. es-Ud. es un mensajero de las buenas nuevas o un mensajero de las malas nuevas. Oh, ¿no es hermoso saber que nosotros somos los embajadores, que somos ángeles, los mensajeros de la resurrección? ¡Y nosotros somos los mensajeros de Dios para el mundo pecaminoso, de que Cristo vive! El vive en nuestros corazones; El vive en nuestros espíritus. Y El nos trae de la vida baja pervertida de pecado y nos exalta, y nos da un "Aleluya", en nuestra alma, y nos hace criaturas nuevas. Nosotros somos mensajeros, ángeles del pacto. ¡Qué hermoso!
38Y ahora, en el Antiguo Testamento: Si-si las palabras dichas por medio de ángeles fueron firmes...Esa Palabra, tenía que estar correcta. En el Antiguo Testamento antes que una palabra del profeta pudiera ser manifiesta, tenía que ser examinada y probada. Ellos no eran sueltos con ella como nosotros somos hoy.
39Sólo salir y tener cualquier clase de sensación o algo más: !OH, gloria a Dios!, eso es. Uds. están equivocados. La Biblia dice que en los últimos días, el diablo personificaría Cristiandad tan cerca, que engañaría a los escogidos si fuera posible. Correcto.
40Así que debemos de probarlo. ¿Y cómo lo probaron ellos en su día? Por el Urim Tumim, el pectoral de Aarón que tenía esas piedras en él, de carbúnculo, jaspe, diamante, rubí, zafiro. Todas esas piedras que representan el nacimiento de estos doce patriarcas, estaban en el pectoral de Aarón. Y cuando un profeta profetizaba, y esa Luz sagrada destellaba sobre él, Dios decía: "Eso es la verdad.
41Pero...No importaba cuán real parecía, si no destellaba en eso, no era la verdad. Así que ese Urim Tumim era parte de ese sacerdocio. Pero esta Biblia es el Urim Tumim de Dios hoy día. Y cuando un profeta profetiza, debe destellar absolutamente con la Biblia. Entonces Dios dice...Luego El desciende y lo prueba.
42¡Y oh, cómo glorifico a Dios hoy! Yo estoy pensando allá atrás de otro domingo por la mañana igual que éste, cuando me despedía del tabernáculo. Y Uds. hermanos estaban llorando y pidiéndome que no me fuera. Pero cuando prediqué en David y Goliat...¿Y cómo va uno a enfrentarse con ese mundo frío, indiferente que dice: Los días de los milagros han pasado?
43Yo dije: Hay un gran gigante, y mientras más pronto podamos matarlo, el resto de ellos tomarán valor. Y el Señor concedió eso. Y entonces hubo un Oral Roberts, y un Jaggers, y demás, sacaron la espada, ¡y echamos al enemigo fuera de la tierra, cerramos sus bocas! Ellos no pueden decir que los milagros no acontecen, porque ¡aquí están! Seguro, la Palabra de Dios es Eterna. Destelló en el Urim, destelló en la Palabra; ése es Su Urim Tumim. Y cuando destelló sobre eso, era positivo. Y a cualquiera que está necesitado, si Ud. es un pecador, Ud. quiere saber cómo ser salvo, crea en al Señor Jesucristo
44Hoy, tenemos tantas cosas que Ud. tiene que hacer; voltear nuevas páginas; Ud. tiene que hacer esto y hacer eso para salvarse. Yo pienso en el carcelero de Filipos, cuando ese carcelero le preguntó a Pablo: "¿Que debo de hacer para ser salvo? Si hubiera sido Ud. o yo, le hubiéramos dicho las cosas que él no debía de hacer; Ud. debería dejar de beber; Ud. debería dejar de apostar-de apostar; Ud. debería dejar esto; Ud. debería dejar eso. Pablo nunca le dijo eso. El sólo le dijo la cosa que debería de hacer. "¿Cre en el Señor Jesucristo y serás salvo!
45Ahora, "aquel que oye Mis Palabras y cree en el que Me envió, tiene Vida Eterna. Ese es el Urim Tumim destellando, San Juan 5:24. YO soy el Señor que sana todas tus enfermedades. Santiago 5:14: "Llame a los ancianos, ungiéndole con aceite, la oración de fe salvará al enfermo. Es el Urim destellando; eso es la Palabra Eterna de Dios.
46A mí no me interesa cuántos ateos, infieles, agnósticos, escépticos, se levanten, ¡Dios se parará por Su Palabra! El prometió que lo haría.
47Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles...(los profetas)...fue firme...¿Lo fue? Pudiéramos quedarnos una semana en esto.
48¿Fue firme cuando Moisés habló? Seguro que fue. ¿Qué de Elías sentado en la cumbre de la montaña? El Señor le dijo: "Sube allá, Elías. Yo estaré allá contigo; quiero algo de compañerismo. A Dios le gusta tener compañerismo con Su pueblo. Pero nosotros no nos quedamos lo suficientemente quietos para que El tenga compañerismo con nosotros. Estamos tan ocupados brincando de lugar a lugar, y tan..."!Aquietate, Elías! El quería tres años y seis meses de compañerismo. Nosotros casi ni podemos darle tres minutos. Tres años y seis meses de constante compañerismo, ¡oh, me gusta eso! Dijo: "No te preocupes de cocinar, ya tenemos eso arreglado. Los cuervos te van a alimentar, y todo va a estar bien. Yo sólo quiero algo de compañerismo. Este profeta Elías, sentado. "Tú tienes que quedarte en la cumbre de la montaña. Mientras él estaba en compañerismo con Dios, bueno, el capitán dijo: "Creo que voy a subir y tomarlo. Ahora, nunca trate Ud. de romper ese compañerismo.
49Así que el capitán vino con su gran ejército de hombres, de cincuenta. Y él dijo: "Yo-yo-yo vine a llevarte, Elías.
50Y Elías se paró. (¡Cuidado! Aquí está un profeta del Señor). El dijo: "!Si yo soy un siervo del Señor, que descienda fuego del cielo y te consuma! Y el fuego descendió.
51El capitán dijo: Oh, sabes qué,... El rey, quise decir, dijo: Eso fue probablemente un-un rayo, sólo algún relámpago que estaba pasando y cayó sobre ellos. Enviaré a otros cincuenta.
52Elías se levantó. Uno de los ángeles, su palabra fue firme. El tenía que ser una retribución justa por todo lo que se hizo mal. El dijo: ¡Si yo soy un siervo del Señor, que descienda fuego del cielo! Y quemó a los segundos cincuenta. Muy bien...toda retribución... Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución...
53Ahora, aquí está la gran cosa, en el siguiente versículo. ¿Cómo escaparemos,...?
54¿Cómo escaparemos? Si la voz de Elías trajo destrucción porque él era un ángel del Señor, ¿cómo escaparemos cuando la Voz de Cristo está hablando también? O, ¿cómo podemos fallar cuando se ha orado por Ud., si es la Voz de Cristo? Si Cristo ordenó a Su Iglesia que orara por los enfermos, y la Iglesia hace lo que El dice, El...para que ellos lo hagan, ¿entonces cómo puede jamás fallar? ¡No puede! Ud. puede fallar, pero Ella no puede fallar. Y mientras Ud. la guarde, lo llevará hasta el fin.
55Si Ud. falla, Ud. mismo falla; Ud. se aparta de la Palabra. Pero mientras Ud. se quede con la Palabra, Ella no puede fallar. Porque la Palabra de los profetas hizo esto y lo otro, ¿cuánto mucho más será la Palabra de Cristo? ¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?, la cual habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que lo oyeron;
56¡Piénsenlo!; hablado por el Señor. ¿Cuántas veces pudiéramos regresarnos? ¿Pudiéramos detenernos aquí por una hora? Cuando Jesús vino...El es el mismo ayer, hoy y por los siglos.
57Ahora recuerde, ha sido anunciada primeramente por Jesús mismo, y luego fue confirmada por los que lo oyeron. Ahora, escuchen a El.
58Cuando El vino a la tierra, El no reclamó ser un Sanador. El dijo: No soy Yo el que hace las obras, es Mi Padre que mora en Mí. El hace las obras. El Hijo no puede hacer nada por Sí mismo, sino lo que ve al Padre hacer, San Juan 5:19.
59Observen cuando Felipe vino a El. Natanael...Después de la conversión de Felipe, él fue y trajo a Natanael, dijo: Ven y ve a Quién nosotros encontramos, a Jesús de Nazaret, el Hijo de José.
60Y él dijo: ¿Pudiera salir alguna cosa buena de Nazaret?
61Dijo: Ven y ve. Esa es la manera de ser convencido; probarlo. ¡Ven y ve! Oh, eso es lo mejor que he escuchado. ¡Ven y date cuenta por ti mismo! No se pare afuera y critique en la orilla, pero pruebe todas las cosas y retenga de lo que es bueno. ¡Venga y vea!
62Se fueron por el camino hablando. Cuando él se acercó a la Presencia del Señor Jesús, y El dijo: ¡He aquí un Israelita, en quien no hay engaño!
63Eso casi lo despellejó completamente a él. Miró alrededor, y dijo: Pero, Rabí, ¿cuándo me conociste? Tú nunca me viste. ¿Cómo me conoces? Felipe dijo, o...Cuando él te llamó... El dijo:...
64Antes que Felipe te llamara, ayer, cuando tú estabas debajo de la higuera, Yo te vi. ¡Amén!
65El dijo: ¡Tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel!
66Una mujer se acercó a Su Presencia, y El dijo: Ve y trae a tu esposo. Ella dijo: Yo no tengo.
67Dijo: Eso es correcto. Tú tienes cinco y con el que ahora tú estás viviendo no es tu esposo. Dijiste la verdad. ¡Piénsenlo!
68Ella dijo: Señor, paréceme que Tú eres profeta. Que...Nosotros sabemos que cuando el Mesías venga, El nos dirá todas estas cosas.
69El dijo: Yo soy el que habla contigo.
70Y ella corrió y le dijo a los hombres de la ciudad: Venid y ved a un Hombre que me ha dicho todo lo que yo hice. ¿No es éste el Mesías? Eso fue hablado por el Señor.
71¿Qué sucedió? Jesús dijo antes que El se fuera: Las cosas que Yo hago, vosotros también las haréis. ¿Es correcto eso? Las cosas que Yo hago, vosotros también las haréis, y mayores que éstas porque Yo voy al Padre. Oh, puedo verlos a medida que ellos salieron a todas partes (Marcos 16), salieron a todas partes predicando, el Señor obrando con ellos, confirmando la Palabra. Y aquí Pablo diciendo la misma cosa, él dijo que el-el Evangelio empezó a ser predicado por Jesús y fue confirmado a nosotros por aquellos que lo oyeron a El. ¡Y eso es la piedra de fundamento! ¡Oh, bendito sea el Nombre del Señor! ¡Eso es la piedra de fundamento!
72Y pensar que dos mil años han pasado. Ateos se han levantado, e infieles, y escépticos y agnósticos. Pero hoy en día ése mismo Jesús confirma Su Palabra de la misma manera por aquellos que lo oyen a El. A El Oíd, no significa solamente oír un sermón. Eso significa, a El oíd.
73Sí, ¿cómo escaparemos? ¿Dónde está nuestro escape? Oh, Ud. dice: Bendito Dios, yo pertenezco a la iglesia Metodista. Yo soy un Presbiteriano. Yo soy un Pentecostal. ¡Eso no tiene nada que ver con eso! Y Ud. está sin hacer nada y quiere llamarlo espiritualismo, o alguna telepatía mental, o algún diablo, o algo. ¡Qué vergüenza!
74Si cada palabra de los ángeles fue firme,...Jesús dijo: No es...Un poquito y el mundo no Me verá más. Pero vosotros Me veréis porque estaré con vosotros, aun en vosotros hasta el fin del mundo. Y cuando lo vemos a El descendiendo para continuar confirmando Su Palabra, ¿cómo escaparemos si nosotros tratamos de quedar bien con alguna iglesia o alguna organización, o denominación, o alguna pequeña teoría favorita personal? Es mejor que nos soltemos. Porque cada pecado recibió una justa retribución bajo los ángeles, ¡cuánto mucho más cuando el Hijo de Dios está hablando desde los cielos para hacer manifiesta Su Palabra! ¿Cómo escaparemos si descuidamos una salvación tan grande? ¡Oh, hermano! Testificando Dios juntamente...(versículo cuarto)... Testificando Dios juntamente con ellos...
75Observen esto. El Señor testificó. ¡Oh, estoy tan contento por eso! El Señor testificó.
76Miren. Cuando Elías estaba en la montaña, él dijo: Si yo soy un hombre de Dios, que descienda fuego del cielo y te consuma. Dios testificó que él era un hombre de Dios. Dios siempre testifica. Su vida testificará. Yo no sé cuál es su testimonio, pero su vida habla tan alto, que su voz no puede ser oída. Lo que Ud.-Ud. está viviendo, su vida diaria, testificará lo que Ud. es. Dios testifica. Sí, el Espíritu Santo es un Sello, y un sello toma ambos lados del papel. Ellos lo miran a Ud. pararse aquí y miran cuando Ud. se va, no solamente en la iglesia sino diariamente en el trabajo. ¡Ud. está sellado en ambos lados, adentro y afuera! Por el gozo que Ud. tiene y por la vida que Ud. vive, Ud. está sellado adentro y afuera, tanto que Ud. sabe que es salvo, y el mundo sabe que Ud. es salvo por la vida que Ud. vive, porque Dios testifica. ¡Bendito sea Su Nombre santo! ¡Hermano, me siento religioso!
77¡Piénsenlo!, hermanos. ¡Oh, Mis ovejas oyen Mi voz, y a un extraño no lo seguirán! Oh, el hecho de que nuestros nombres están en las palmas de Sus manos que están delante de El día y noche. Su Palabra está siempre delante de El, Su promesa. El no puede olvidarla. Y El lo ama. Ahora, El testificará de lo Suyo. Si Ud. no abre su boca y dice una palabra, el mundo sabrá que algo le ha pasado a Ud.
78Testifica: ...con señales y prodigios, y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.
79Sólo tomemos una Escritura ahora antes de terminar. En el día de Pentecostés, cuando ellos recibieron el Espíritu Santo, como cuatro días después, Pedro pasó por la puerta llamada La Hermosa, él y Juan. Ellos dijeron: Mira a nosotros, a un hombre; y él dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy. En el Nombre de Jesucristo de Nazaret levántate y anda. Y el hombre miró hacia arriba y nunca preguntó nada al respecto. El sólo se paró y se fue caminando. Ellos eran ignorantes y hombres sin letras. Pero la Biblia dice que: Ellos tenían que oírlos, porque sabían que habían estado con Jesús.
80Hermano, cuando el mundo sabe que Ud. ha estado con Jesús, es cuando Ud. puede vivir una vida inadulterada en este mundo presente y en estas oscuridades, tanto que el mundo sabe y puede ver que Ud. ha estado con Jesús. Cuando una prostituta ruda, vulgar de la calle, puede llegar a ser una dama, lavada en la Sangre del Cordero, Dios está testificando que El vive.
81Por ejemplo un borracho, quien sería tan bajo al grado de serle infiel a su esposa, que maltrataría a sus hijos, y quitaría la comida de la mesa para gastarlo en una prostituta. Deje que él se acerque a Jesús una vez. Uds. lo verán regresando como Legión, quien estaba en su mente cabal y vestido para sus bebés, y para su esposa, y para sus amados. ¡Seguramente!
82Hace algún tiempo, como cuarenta años atrás, cuando las religiones del mundo se reunieron y las diferentes personas se pararon y hablaron...Y el Mahometano habló por la religión Mahometana. El Jain habló por los Jains, el Budista por el Buda. Y el doctorcito...Se me olvidó cuál era su apellido, en estos momentos. Sabía su nombre pero se me olvidó. El habló para representar Cristianismo. Y él habló de la historia de la Señora Maccabee de Oklahoma, en América. Ella era tan terca y tan baja, que aun cuando ellos fueron a matarla, ni siquiera pusieron sus manos en ella; era tan vulgar y vil. Ellos la habían arrestado con una acusación de fumar un puro, manejando una diligencia, y romper las-las-las leyes, los récords en Oklahoma, cuando ella pasó por las calles manejando los cuatro caballos. Y ella era tan vil y sucia que la sociedad ni siquiera se acercaba a donde ella estaba, tanto así, que cuando los ejecutores iban a ejecutarla, no la quisieron colgar. Solamente echaron brea y plumas encima de ella para matarla. Y cuando este predicadorcito dio su historia, la dio de tal manera, que tenía a la gente sentada en la orilla de sus asientos escuchando qué era lo que seguía. Y cuando él llegó a esa tan vil, sucia, baja, que aun las leyes ni siquiera querían tener nada que ver con ella, ¡era tan baja!...El mismo diablo en el infierno estaría a punto de rechazar a tal persona, de la manera como él contó la historia. Entonces él dijo: Caballeros de las religiones del mundo: ¿"tiene su religión algo que limpiaría las manos de la Señora Maccabee"?
83Todos se quedaron quietos. Entonces él palmeó sus manos y dio un salto en el aire, y dijo: ¡Gloria sea a Dios! ¡La Sangre de Jesucristo no solamente limpiará sus manos, sino limpiará su corazón y la hace una criatura nueva! Permítame decirle: (Sublime gracia del Señor, Que a un infeliz salvó! Yo ciego fui, mas hoy veo ya, Perdido, y El me halló. Su gracia me enseñó a temer, Mis dudas ahuyentó; ¡Oh, cuán precioso fue a mi ser Cuando El me transformó!
84Seguramente. ¿Cómo escaparemos si descuidamos tal salvación? Ud. descuida comer, Ud. morirá. Ud. descuida el dar vuelta a una esquina, Ud. chocará. Si Ud. descuida ordeñar la vaca, ella se secará. Ud. descuida sus dientes, Ud. tendrá que sacárselos todos. ¡Seguramente! ¡Ud. paga por su descuido!
85¡Oh Tabernáculo Branham y Uds. visitantes, permítanme decirles algo ahorita. Uds. descuidan testificar de la gloria de Dios, Uds. descuidan dar a Dios la alabanza y la gloria, Uds. mismos se harán fríos, formales, y apóstatas uno de estos días! Uds. den alabanza a Dios. ¿Cómo escaparemos si descuidamos una salvación tan grande?
86Se está haciendo tarde; y me acabo de fijar que el Hermano Toms entró allá atrás. Terminaremos y continuaremos esto en esta noche, si es la voluntad del Señor. Oremos por un momento.
87Nuestro Padre Celestial, a Ti sean las bendiciones, y alabanzas, y honra, y gloria, y sabiduría, y fortaleza, y poder por los siglos de los siglos. Oh, a ese Cordero que está sentado en el trono, dominios y reinos y todo se le dio en Su mano. Cuando El se levantó de los muertos para nuestra justificación. El clamó al mundo: Toda potestad Me es dada en los cielos y en la tierra. Por tanto id por todo el mundo y predicad el Evangelio. ¡Eterna Fuente carmesí! ¡Raudal de puro amor! Se lavará por siempre en Ti El pueblo del Señor.
88Ayúdanos como ministros viendo que estamos requiriendo tanto, cómo tenemos que tener una iglesia; tenemos que tener esto; tenemos que tener todo.
89Nuestras mujeres, antes de ir a la iglesia (y todavía dicen que son Cristianas), tienen que tener una cierta clase de vestido, o tienen que estar tan mal vestidas. Y predicadores tienen que tener tanto dinero antes de venir, y todo tiene que ser así y así.
90¡Oh, Cristo!, cuando yo leo allí, cómo ellos anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, viviendo en las cuevas de la tierra y las cavernas, anduvieron de acá para allá bajo una persecución vil, y sin embargo obtuvieron la fe bajo el ministerio de ángeles. ¿Cómo escaparemos, cuando el Señor Jesús nos ha dado hogares bonitos, y automóviles, y ropa, y comida? Y nosotros murmuramos; y nos quedamos sentados; somos flojos. Nunca tratamos de salir y hacer algo al respecto. ¿Cómo escaparemos, Dios?
91¡Oh, yo pido que Tú hagas arder la antigua convicción en cada corazón en esta mañana, Señor, para que la gente pueda estar al pie y activa! Obremos mientras la luz del día está brillando, porque el sol se está ocultando rápidamente. Y la civilización se está yendo, y no habrá más tiempo; se mezclará con la Eternidad.
92¡Oh, Dios!, concede hoy que vayamos con una visión fresca, con sabiduría, con entendimiento para saber cómo acercarnos a pecadores y traerlos a Cristo. Escucha la oración de Tu siervo, Señor.
93Yo pregunto si hay alguno aquí que no conozca a Cristo como su Salvador, ¿levantaría su mano y diría: Recuérdeme, Hermano Branham? ¿Levantaría solamente su mano y diría: Recuérdeme? Yo quiero ser un Cristiano. Yo no quiero descuidarla más tiempo. Dios lo bendiga allá atrás, señor. Alguien más diga: Yo quiero levantar mi mano, Hermano Branham. Y yo quiero aceptar a Cristo como mi Salvador, yo lo he descuidado todo el tiempo. Oh, yo voy a la iglesia, seguro, yo pertenezco a la iglesia...