Photo

~ VIDA ~
1Sólo miren a los pequeñitos. ¡Miren nada más! La cosecha del mañana. Uds. saben, yo pienso que quizás aquí somos el grupo usual del Tabernáculo. Pero si por casualidad estuviera alguien aquí, que sea su primera vez con nosotros, ciertamente queremos hacerlo bienvenido. Y queremos hacer claro cómo nosotros dedicamos los niños al Señor.
2¿Ven Uds.?, tenemos gente hoy, quienes muchas veces sacan conclusiones de la Biblia, de cómo ellos deberían hacer estas cosas. Pero nosotros aquí, sólo procuramos quedarnos exactamente de la manera que la bendita Palabra lo hace. Y entonces, Ella nunca se envejece, siempre es nueva, debido a que Dios hace las cosas de esa manera.
3Ahora, cuando nuestro bendito Salvador estuvo aquí, el Señor Jesús, cuando le trajeron a El a los pequeñitos para que hiciera la obra, o el honor que debería ser dado a los pequeñitos, bueno, El los tomó en Sus brazos y los bendijo. Y El dijo: "Dejad a los niños venir a Mí, porque de los tales es el Reino de los cielos".
4Y le trajeron a los niños, y los dedicó. En otras palabras, ellos solamente se los dieron a El, y El los bendijo. Y ahora, a nosotros se nos deja como Iglesia, continuar la obra que El hizo cuando El estuvo aquí en la tierra. Y eso es lo que procuramos hacer.
5Y de seguro tenemos un grupo de pequeñitos preciosos recostados sobre el pecho de sus padres en esta mañana. Y sólo... El niño del Hermano Junie; y Junie, otro Junie aquí. El niño de Weber. Y-y el niño del Hermano Stricker... Veamos, creo que esta es una niña; niña; y un niño. Dos niñas y un niño. Muy bien. Eso está bien. Y la pequeñita aquí, ¿tienen Uds 2, ¿o ella sólo vino con Uds.? Bueno, eso está bien.
6Bueno, estoy contento y feliz que el Señor ha bendecido sus hogares con estos regalos de estas pequeñas muestras de amor. Uds. saben, cuando se llega a un punto en el que-en el que las mujeres ya no aman a los pequeñitos, ellas ya no son mujeres, en mi opinión. A mí me gustan los pequeñitos, y-y yo... Y hay algo acerca de ellos.
7Mi pequeñito allá atrás, él está... Meda dijo: "Tú tenías mucha edad para tener uno".
8Yo dije: "No, cuando Dios los envía, ellos están al mero tiempo". Correcto. Ellos están exactamente a tiempo. Y así que yo sé lo que significan para el hogar.
9Y muchos jóvenes, ellos dicen: "Bueno, no podemos tener niños. Esperaremos hasta más adelante y demás". Cuando Dios los envíe, recíbanlos, porque ellos son el lazo que ata los corazones y los hogares juntos: los pequeñitos.
10Ahora, vamos a bajarnos con los ancianos aquí, si Uds. desean, para ir allá a donde está ese pequeñito, siendo que él está a nuestra derecha, haciendo...?... [Porción no grabada en la cinta. El Hermano Branham dedica a los niños al Señor-Ed.].
11Mi esposa, allá atrás, y yo, lo buscamos a Ud. en Arizona hace unas cuantas semanas, allá en Parker, por todas partes, tratando de localizarlo, y no pudimos localizarlo. Y ellos me dijeron que Ud. estaba en la reserva, al otro lado del río, así que yo no lo encontré. Y oí que su esposa estaba enferma, y le dije al Hermano Hooper que le dijera a Ud. que la trajera aquí para que pudiéramos orar por ella. Oraremos por los enfermos, sólo... a menos que ella esté mucho muy enferma, y quiera que se ore por ella ahorita.
12Vamos a tener una-una fila en un ratito, tan pronto como hable un poquito. ¿O, tenía pensado que yo hablara, Hermano Neville? [El Hermano Neville dice: "Sí, señor"-Ed.].
13Un anuncio que quiero hacer en esta mañana... Y entonces, no hablaremos mucho, y luego quizás lo terminamos en esta noche. Hay un anuncio que yo quisiera, si alguno vive en el vecindario, que esté seguro de hablarle a los vecinos respecto a esto. Los vecinos aquí me han estado llamando. Especialmente uno, en el vecindario, me llamó anteayer, y era respecto a los muchachos jugando pelota aquí en el lote. Les quebraron una ventana, les arruinaron una puerta de tela metálica, les estropearon el jardín. Dijo que los muchachitos... Todos los vecinos saben que ellos quieren jugar. Seguro. Ellos sólo son niños. Pero ellos batean su pelota al otro lado de la calle y-y estropean sus jardines y cosas. Y yo pienso que hay varios muchachitos aquí en el vecindario que están incluidos en eso.
14Y ellos-ellos han sido muy amables con nosotros. Ellos nunca se han quejado, los vecinos, las noches... Y nosotros por aquí nos ponemos un poquito bulliciosos, Uds. saben, muy entrada la noche, pero nunca hay una queja al respecto. Y Uds. saben cómo ellos pudieran; ellos pudieran molestarnos por ello, si ellos quisieran. Y nosotros creemos en estar en paz con nuestros vecinos, y con... "Vivir en paz con todo hombre, hasta donde sea posible". Y así que, queremos hacer eso.
15Y ahora, si no hubiera otro lugar en la ciudad, o ninguna parte para que los muchachitos jugaran pelota, veríamos si pudiéramos construirnos una cerca grande y alta alrededor, para que así la pelota no se fuera hasta allá y perturbara y molestara a nuestros vecinos. Pero, aquí mismo en Ingramville, allí mismo, tienen un campo de béisbol público para todos los muchachitos, y campos de recreo para que ellos jueguen. Allí pasando la Octava, junto al cementerio, ellos tienen allí los campos de recreo para toda la ciudad, para jugar pelota y todo lo demás que Uds. quieran jugar.
16Yo no hice una decisión. Yo lo presenté a la directiva de la iglesia, esta mañana, y les pregunté qué deberíamos nosotros hacer para que pudiéramos estar en paz con nuestros vecinos, y tener nuestros amigos y todo, y que nuestra gente entendiera. Y ellos han decidido que quizás sería una cosa buena que nosotros ya no dejemos a nuestros muchachos jugar pelota en el terreno. Debido a que sería....
17No que a nosotros nos interese que ellos lo hagan; a la iglesia no le interesa, ¡qué va!, una ventanita, o un farolito de vez en cuando. Pero tenemos que pensar también acerca de nuestros vecinos, Uds. saben. Tenemos que pensar acerca de ellos. Y queremos vivir como caballeros y damas Cristianos. Y nosotros sólo... Ellos van a....
18Yo les dije que de la única manera que ellos lo pudieran hacer, es que pusiéramos un pequeño letrero que los muchachos no jueguen pelota allí. Y ellos... Nosotros....
19Ahora, si alguno de Uds. vecinos están aquí, que sus niños están jugando aquí en el lote, yo estoy seguro que Uds. entienden (¿ven?), que no queremos que nuestros teléfonos y cosas, y la policía aquí, o alguna cosa u otra, respecto a quebrar ventanas, o faroles, y cosas.
20Y Uds. muchachitos... Si sus muchachitos están aquí, y muchachitas, jugando pelota, y ellos ven el letrero allá afuera, no... que no jueguen pelota. Bueno, ahora, no es que queremos ser duros con los niños; pero queremos ser respetuosos con nuestros vecinos. Todos entenderán eso, estoy seguro.
21Y yo no haría esa decisión solo. Yo le pedí a la directiva que viniera esta mañana, y les pregunté a ellos. Y ésa fue también su decisión, pensando que deberíamos vivir en paz con nuestros-nuestros amigos.
22Y miren, ellos tienen un lugar para jugar pelota aquí, como a unas dos cuadras de donde estamos aquí ahorita; ése es un campo de béisbol bien grande, y así que Uds. pueden jugar toda la pelota que Uds. quieran.
23Ahora, la gente yendo y viniendo por allí, eso no quiere decir eso, que ellos no caminen por allí o algo; eso está perfectamente bien.
24Y algún día, yo espero, si el Señor lo permite, y Jesús tarda, hacer un-un estacionamiento oficial allí para la iglesia, si no edificamos una iglesia más grande y pongámosla... Y si algún día el... Bueno, regresamos; así que será grande, tendremos una obra aquí, bueno, el Hermano Neville y yo, ambos podemos participar en ello, y demás. Edificaríamos una... sólo usaríamos ese lote para una iglesia grande, y pondríamos una iglesia bien grande aquí, y arreglarla de esa manera. Así que nosotros-nosotros compramos eso mientras podíamos comprarlo.
25[El Hermano Roy Slaughter le habla al Hermano Branham y ofrece su camión para acarrear piedra-Ed.] . Gracias, Hermano Roy, eso sería muy amable de su parte, si eso... si ellos pueden hacer una decisión de hacerla... si ellos lo hacen un lugar de estacionamiento, eso sería la cosa por hacer. Eso sería muy amable de su parte. [El Hermano Slaughter habla otra vez acerca del lugar de estacionamiento-Ed.]. Sí. Sí. Sí.
26Nos van a poner un alto para no estacionarnos... ya tenemos allí un lado de la calle, así que tendremos-tendremos que hacer algunos-algunos preparativos. Y realmente, este lugar, este lugar de estacionamiento aquí, es del ayuntamiento. Correcto. Nuestro... Nosotros solamente tenemos una pequeña porcioncita de terreno allí, no muy grande, antes de llegar allí a la calle. La calle realmente pasa allí por la casa de Brakeman, y se continúa allí. Eso es una desviación, porque esto era un estanque, hace años, y ellos lo llenaron. Y cuando nuestro terreno fue deslindado, nosotros estamos en el mero lado de la acera, aquí mismo, ¿ven Uds.? Así que, no tenemos un frente. Eso allí ahorita es sólo la cortesía del ayuntamiento. Y así que esto sería lo de nosotros, atrás por este lado.
27Así que, entonces, yo estoy en medio de una cosa y otra, y demás. Y yo, oh, yo sólo soy como un-un-un viento inquieto, como dice el dicho, o algo. Yo-yo no puedo echar raíces por nada. Pero pudiera ser que algún día el Señor pudiera hablarme de que venga aquí y solamente edifique aquí un tabernáculo bien grande, y permita que la gente de diferentes partes entre. Si sería así, vamos a necesitar eso. Así que, Uds. ven, no queremos venderlo o destruirlo. Si lo hacemos, lo llenaremos, y lo nivelaremos, y pondremos la iglesia en alto, y peldaños para llegar a ella, y todo. Y eso solucionará toda la situación, ¿ven Uds.? Y-y yo estoy seguro que el Señor proveerá cada centavo para ello, en el momento que estemos listos para edificarla. Un lugar de como unos ciento cincuenta, o doscientos mil dólares. Y tener aquí mismo nuestros propios cuartos de radiodifusora y todo lo demás, y servicios llevándose acabo todo el tiempo aquí. Así que, no sabemos lo que hará nuestro Señor. Sólo estamos orando sobre estas cosas, y sobre evangelismo y demás.
28Y algunas veces yo le digo al Señor: "Bueno, Tú tienes a Oral Roberts y al Hermano Allen; y Tú tienes a Billy Graham y a todos ellos allá. ¿Qué beneficio yo estoy haciendo de todas maneras?" Pero tan sólo....
29Yo sólo tengo que hacer lo que El me dice que haga, ¿ven Uds.? Así que, como que me estoy quedando quieto en eso. Ahora, todos entenderán eso, estoy seguro. Y el Señor los bendiga.
30Ahora, veamos. Es un poquito tarde, así que, quizás pondremos la escuela dominical y la predicación juntas, ¿Hermano Neville? [El Hermano Neville dice: "Sí"-Ed.].
31Y estamos contentos de oír acerca de su bebé, también, ¿no es verdad? ¡Mire nada más, muy bien! Y dicen que es una profetisa. [El Hermano Neville dice: "Si es que es algo". El Hermano Branham y el Hermano Neville se ríen- Ed.] . Muy bien. Bueno, estamos-estamos contentos por estas pequeñas profetizas ¿ven Uds.'?, y por todo. Le doy gracias al Señor por ellas.
32Uds. saben, las mujeres están en aumento aquí en la nación, Uds. saben. Eso es acerca de lo que estamos pensando, ¿ven Uds.? Hay... creo yo que esque es como tres de cinco. Tres... de cinco niños que nacen, tres de ellos son niñas. Y las mujeres están aumentando, y los hombres están disminuyendo.
33Las mujeres están tomando control. Por supuesto, eso sólo es la tendencia y la profecía del día, que esta nación es una nación de mujer. Será dirigida por una mujer. Y recuerden, trein-... 1933, yo vi eso venir en una visión, una mujer muy poderosa tomará control de toda la nación algún día, eso es exactamente lo correcto, antes del tiempo del fin, antes de la total aniquilación.
34Los automóviles en ese día serán como en forma de un huevo manejando hacia atrás, como en ese modelo allí. Y serán controlados por alguna clase de poder, que ellos ni siquiera tendrán que usar el volante en ocasiones [el Hermano Branham truena sus dedos una vez-Ed.]; sólo programarlo, e irse de esa manera. ¿Ven?, antes de la aniquilación. Ahora, Uds. recuerdan, eso está, ahora, eso está grabado. ¿Ven? Y las mujeres tomarán control. Las mujeres tomarán control.
35Y-y la doctrina de la iglesia Católica, la cual yo siempre he dicho que tomaría control de los Estados Unidos, casi está absolutamente ahí ahora mismo. ¿Ven? La adoración de una mujer, María, la cual es una diosa, y lo cual es contrario a la Biblia. Y la intercesión con los muertos, lo cual es contrario a la Biblia. Y todas estas cosas aquí simplemente están avanzando.
36Y algunas veces yo pienso, al saber estas cosas, que debería tener un lugar en donde yo pudiera echar raíces y empezar a enseñar, Uds. saben, y sólo-sólo mantenerlo así de esa manera. Y ahora, en las iglesias ahora, yo no puedo ir sino por unas cuantas horas y orar por los enfermos, e irme; solamente llegar, y solamente orar por los enfermos. Y hay más en la Biblia aparte de orar por los enfermos, Uds. saben. Sí. Muchas cosas que-que hacer.
37Quiero dar un reporte de la reunión en Canadá, una de las mejores reuniones que hemos tenido en el continente de Norte América. Yo nunca en mi vida (el Sr. Mercier y ellos lo escribirán) he visto suceder algo como lo que sucedió en la reunión de Canadá. Y por supuesto, el pueblo Pentecostal me ha rechazado terminantemente. Todos allí eran Bautistas y Anglicanos, y demás. En todas partes los Pentecostales me han rechazado, porque yo no aceptaré "la evidencia" del Espíritu Santo, como sangre saliéndole de sus manos, y aceite saliéndole de sus manos, y cosas como ésas, y viendo arcos iris, y todas esas cosas. Las sensaciones no pertenecen a la salvación, en lo absoluto. Nosotros venimos solemnemente por fe: creemos en Dios, y-y eso es todo. ¿Ven? Entonces, así que, ellos escribieron cartas de antemano a Canadá, y los Pentecostales simplemente se hicieron a un lado de esa manera, y no cooperaban ni tenían nada que ver con la reunión, porque yo no aceptaría eso. Y así que yo todavía....
38No importa quién lo acepte, o qué se haga, yo me quedo con la Biblia bendita. Amén. Esta es la Palabra de Dios. Y si tenemos que pararnos solos, nos pararemos solos, y edificaremos una iglesia. Correcto.
39Ahora, antes que abordemos Su-Su Palabra, sólo inclinemos nuestros rostros para un momento de oración.
40Padre bendito, estamos verdaderamente agradecidos Contigo por estos momentos de compañerismo al juntarnos alrededor de la Palabra, y por estos Oráculos Santos de Dios. Y permite que mientras participamos de Ellos, al leer y oír, permite que el Espíritu Santo los inspire a nuestros corazones, que cuando nos vayamos hoy, digamos como aquellos de Emaús: "Fue bueno para nosotros estar aquí. Nuestros corazones ardían porque El nos hablaba en el camino". Lo pedirnos en Su Nombre. Amén.
41Ahora, yo he seleccionado hoy, si esa es la voluntad de Dios, mi tema que se encuentra en-en... allí en el Libro de los Salmos, el 63. Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas,
42¡Escuchen al salmista! Para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarán. Así te bendeciré en ¡ni vida; en tu nombre alzaré mis ni anos. Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, y con labios de júbilo te alabará mi boca,
43Ahora, que nuestro Señor añada Sus bendiciones a esta Palabra. Mi tema en esta mañana se encuentra en cuatro letritas: V-i-d-a.
44Y como el salmista está diciendo aquí, David... Dios siempre lidia con el hombre de acuerdo a la manera que su mente comprende. Ahora, Dios lidió con David como en pastos verdes y aguas de reposo, y demás. Y David allá, después de que él vio tanta vida, cómo Dios vivía en el árbol, y cómo El vivía en las flores, y cómo El vivía en el-el oleaje suave del arroyo.
45Si alguno ha caminado a lo largo de un arroyo en donde haya unas pequeñas cascadas de agua, y escucha ese constante oleaje... Oh, yo pudiera acostarme allí, y dormir tan fácilmente. Yo nunca tomé una pastilla para dormir en mi vida. He sido tentado hacerlo en muchas ocasiones, en mis reuniones, cuando he estado todo nervioso, pero Dios me ha ayudado hasta ahorita. Pero, déjenme decirles, yo creo que eso sería mejor que toda pastilla para dormir que ellos pudieran tener en una farmacia. Simplemente acostarse al lado de un arroyito con oleaje suave, y orar un ratito, y: "Ahora me acuesto", y simplemente quedarse allí. Oh, hay algo al respecto que da descanso. ¡Cómo me gusta!
46Y David dice aquí: "Yo... ¡Mi alma tiene sed de Ti!" Sólo escuchen: Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas,
47Luego él continúa diciendo: Porque mejor es tu misericordia que la vida....
48Ahora, aparentemente, no hay nada mejor que la vida. ¿Qué pudiéramos valorar en esta mañana que fuera mejor que la vida'? Pero David dice: "Mejor es Tu misericordia que la vida para mí". Ahora, entonces nos entra curiosidad. La palabra "vida"ha de tener un-un-un significado compuesto, ha de significar más que-que-que una cosa. "Vida", en sí misma, significa: `una existencia'. Así que, entonces, si "mejor es Tu misericordia que la vida", entonces, ¿qué pudiera ser mucho mejor? Porque solo Dios tiene Vida Eterna. Solo Dios tiene Vida Eterna. Si podemos aclarar eso bien ahora, será fácil para nosotros ver el gran cuadro que Dios pone delante de nosotros, cómo es que algún día, todo lo que no es de Dios desaparecerá y perecerá y se irá.
49Ahora, todo lo que tuvo un principio tiene un fin. No hay nada que haya empezado que no tenga un fin. Pero algo que no tuvo principio no tiene fin. Yy solo Dios es el Unico que "nunca tuvo principio". "El no tuvo principio de días, ni fin de años". Y por lo tanto, nosotros tenemos que llegar a ser parte de Dios por nacimiento, para vivir, para tener una existencia Eterna.
50Entonces, el pecado y sufrimiento, y todo, debe llegar a un punto en donde no tiene existencia, porque tuvo un principio. Hubo un tiempo cuando no había enfermedad, ni pecado, ni dolor, ni muerte, y entonces eso vino por la perversión. Así que toda la perversión debe aniquilarse. Y todo lo que era, que tuvo principio, tiene que terminar, para que siempre lo Eterno pueda existir. ¿Ven Uds. lo que quiero decir?
51Esa es la razón que es totalmente imposible que cualquier persona sea salva fuera del nuevo nacimiento. Porque los hombres nacen de nuevo del Espíritu de Dios, y llegan a ser parte de Dios. Su existencia es Eterna como Dios es Eterno. "Ellos nunca pueden perecer", Jesús dijo: "Nadie puede arrebatarlos de Mi mano. Ellos son del Padre Divino". Y no hay nadie que pueda arrebatarlos o separarlos, porque ellos son parte de Dios.
52Ahora, ninguno de nosotros es erudito. Yo-yo soy una persona que recibió muy, muy poca educación. Pero algunas veces, cuando yo encuentro palabras como ésa, yo las investigo para saber, y sólo tomo esa sola palabra. Yo tengo amigos y maestros de la Biblia quienes pueden tomar el griego, o el hebreo [el Hermano Branham truena sus dedos tres veces-Ed.], y simplemente llevarlo por dondequiera en la Escritura. Pero yo tengo que tomarla simplemente palabra por palabra, e investigarla.
53Y yo me doy cuenta, que cuando El dijo: "Yo les doy a ellos Vida Eterna", viene de la palabra, la palabra griega Zoe, Z-o-e. Y "Zoe"es "Dios, la propia Vida de Dios". Y entonces, tan seguro como somos participantes de Zoe, nosotros existimos Eternamente como Dios existe Eternamente. Por lo tanto, al participar de una parte de Dios, llegamos a ser bendecidos y salvos Eternamente, por siempre y por siempre, sin fin, sin principio. Nosotros llegamos a ser parte de Dios. Si Uds. se fijan que este gran principio, Uds. toman....
54Alguien ha hecho la pregunta: "¿Quién es este gran Jehová? ¿En dónde principió El?" El no tuvo principio. El por siempre era Dios. YEl es....
55Ahora, la palabra "por siempre", sólo significa: "un espacio de tiempo". Pero "eternidad"significa: "eternidad". Pero "por siempre", la palabra "por siempre" en el hebreo, significa: "espacio, tiempo señalado", pues está en plural, "por siempre y por siempre". ¿Ven? Eso significa dos "por siempres". ¿Ven?
56Pero la Eternidad es uno, completo. La Eternidad es un-un círculo que no tiene fin. Nunca tuvo un principio y nunca tendrá un fin.
57Y cómo es que en el mundo sabemos que hay un real y verdadero espíritu de amor. Hay un real y verdadero espíritu de lealtad. Hay un real y verdadero espíritu de honestidad. ¿Cuántos saben eso'? Lo sabemos. Lo vemos. Bueno, ése es Dios, la-la Fuente misma.
58Cerremos nuestros ojos, para imaginarnos, por unos cuantos momentos, y regresemos muy allá a la... Antes que hubiera cualquier cosa.
59La gran Fuente de toda Eternidad era ese Espíritu de amor, gozo, ese Espíritu de honestidad, ese Espíritu de fidelidad, en esta perfección. Y entonces, de la existencia del Padre, salió el Logos, quien era el Hijo, quien era la Teofanía, quien era el Cuerpo del gran Jehová Dios; salió en un Cuerpo Celestial. Eso es el Logos. La Palabra habló de esas grandes Fuentes de Vida, y salió, y allí estaba la Teofanía, quien era Dios hecho Palabra.
60Entonces esa Teofanía fue hecha carne, en la Persona de Jesucristo. Y entonces toda la plenitud de la trinidad moró en El, Padre, Hijo, y Espíritu Santo, todo en Eso.
61Y de esa mismísima manera regresamos hasta el principio original de Dios. Allí nosotros nacemos de nuevo, no de carne; nacemos de nuevo, no de sangre; sino que nacemos de nuevo por el Espíritu. Y entonces ese Espíritu Eterno de amor y honestidad, desciende para hacer Su morada en nosotros.
62Y entonces cuando morimos en esta vida, entramos en el Cuerpo, por lo tanto, "si este tabernáculo terrestre se deshiciere, tenemos una teofanía en la cual entrar, un cuerpo Celestial".
63Entonces, a la Venida del Señor Jesús, este cuerpo es levantado de la tierra otra vez, y hecho en un estado glorificado, para vivir en Su Presencia para siempre.
64Entonces, toda la perversión, todas las cosas que estaban en la perversión, todas dejan de existir. La carne va a su castigo. El infierno abre su boca y se traga toda la maldad y la perversión. Y Dios y Su Iglesia amada, Su Novia, toman Su posición por las Eternidades que continúan pasando. Esa es la gran esperanza de la Iglesia Cristiana.
65Y David clamó: "¡Oh, mejor es Tu misericordia que la vida para mí!"
66Ahora, vida, todos quieren pensar de vida. Y vida, la palabra "vida", ha tenido un aspecto pervertido de ella, debido a que aun la vida misma tiene un aspecto pervertido. Y muchas veces, la gente quiere referirse a la vida como el tener un gran momento: bebiendo, encolerizándose, y saliendo. Ellos dicen: "Esto es vida". ¡Cuán equivocados están ellos! Eso es muerte. ¿Ven? No es vida, ¡es muerte!
67Hace unas cuantas semanas allá en un gran hotel famoso en-en Canadá, en donde ellos me hospedaron, subí a mi habitación después de mi servicio. Y allí había jovencitas (tal vez en sus últimos años de adolescencia, dieciocho, diecinueve, quizás hasta los veintitrés, por allí), tres o cuatro de ellas corriendo de un lado al otro del piso, con sólo puesta su ropa interior. Y con botellas en sus manos corriendo de un cuarto al otro, jovencitas de hermoso aspecto.
68Al salirme del elevador, me paré y miré. ¡Oh, había Algo en mí! Yo pensé: "Oh, Dios, ¿llegará mi pequeña Rebeca o Sara a eso?"
69Y yo las miré. Ellas se tambalearon por el piso. Me hice a un lado, y ellas pasaron y siguieron caminando, se fueron por el otro lado, bebiendo. Me detuve por el pasillo, miré otra vez, vi a damitas hermosas quienes probablemente pudieran ser una verdadera esposa para algún hombre. Y yo oí a una de ellas decir: "¡Hurra! ¡Esto es vida!" Yo pensé: "¡Cuán errado es eso! ¡Eso es muerte!"
70Pues, la Biblia dice: "La que se entrega a los placeres, viviendo está muerta". Así que entonces nos damos cuenta que vida, lo que nosotros llamamos vida, es....
71Nosotros vemos carteles hoy, tales como éste: "En donde hay Budweiser [nombre de una cerveza americana-Trad.], hay vida". ¡Cuán pervertido es eso! ¡En donde hay Budweiser, hay muerte!
72Y también vemos carteles como éste: "La vida principia cuando el sol se oculta". No. La muerte principia cuando el sol se oculta. La gente llega a ser rondadora nocturna. Ellos rondan en la noche. Y si Uds. se fijan, ellos toman la naturaleza del maligno. El maligno siempre ronda en la noche.
73Y yo leí un artículo en una revista, en una ocasión cuando iba en un avión. Y era acerca de Hollywood. Y decía: "La vida empieza después de medianoche. Uds. deberían venir a ciertas calles y a ciertas cosas". Y tenía la fotografía de un espectáculo de variedades picarescas y demás que se lleva acabo. Y yo dije: "¡Cuán pervertido es eso!"
74¿Ven Uds.?, si Satanás tiene un reino, él tiene que tener una economía falsa. El tiene que tener algo que les pueda presentar a ellos, para hacerlos pensar que están viviendo. Pero es absolutamente a lo opuesto. Es muerte en la forma de vida. ¿Ven? Es una perversión de la vida verdadera.
75Porque... Establezcamos esto ahora en nuestras mentes, de una vez y para siempre. Hay únicamente una manera de tener Vida. Correcto. "Y conocerlo a El es Vida". Esa es la única manera que nosotros podemos tener Vida, y no hay otra manera, pues Dios únicamente ha prometido Vida a través de Jesucristo. Y el gran Jehová, sin principio o sin fin, sin-sin principio de días o fin de años, nos ha dado Vida a través de Jesucristo, y solo El.
76No sólo para reconocerlo a El como una buena Persona; no sólo para adorarlo a El como si El fuera un-un-un dios, lo cual El sí es el Dios. Pero, la cosa que se debe hacer es conocerlo a El. Eso es. No para adorarlo a El, sino: "Conocerlo a El es Vida". Los diablos lo adoran a El. Seguro que sí. Toda rodilla se doblará a El.
77Pero, "conocerlo a El", en el perdón de sus pecados, y en la renovación de su vida por Su Espíritu, esa gran Fuente de todos los recursos de bondad morando en Uds., Dios haciéndolos producir los frutos de amor, gozo, paz, longanimidad, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, fe, y todos esos grandes atributos los cuales vienen solo de Dios. Esa es la única manera de tener Vida. Así que la palabra vida ha sido mal interpretada a nosotros.
78Ahora, nosotros, lo que nosotros llamamos vida: alguien pudiera comprar un automóvil nuevo, o ellos irían por la carretera e irían zumbando, quizás con tragos en ellos, y abrazando a una muchacha, y un jovencito diría: "¡Esto es vida!" Y la jovencita, con su novio preferido, y ella ha bebido uno o dos tragos, y diría: "¡Esto es vida!"
790 quizás el hombre que siempre ha querido mucho dinero, y de repente él hereda una gran suma de dinero. El construiría una casa grandísima. El compraría el más fino de los automóviles. El clamaría: "¡Esto es vida!"
80La pobre mujercita lavandera con sus bebés. Ella pudiera ganar un viaje a Hollywood, y llegar a ser "reina por un día" en algún programa, o alguna de esas cosas, o ganar alguna porción de propiedades. Eso la estremecería de emoción, al grado que ella diría: "¡Esto es vida!" ¡Pero cuán pervertido es eso! Eso es muerte. Y aquellos que tienen eso, morirán. Y nos fijamos que hoy....
82Ahora, yo pudiera ser un poquito chapado a la antigua en estas cosas, y ser algo franco y dar duro, pero realmente es para... Las intenciones de ello es para mostrar un punto.
83Ahora, muchos hoy, miran programas. Ellos escuchan discos. Entran a restaurantes pequeños, y uno casi no puede comer por los-los discos de gran éxito que están tocando, de este rock-and-roll y-y el boogie-woogie ["buguiugui", pronunciación figurada, música tipo de jazz-Trad.], y todos esos discos bulliciosos, inspirados por el demonio, extravagantes, y hechos por el diablo. ¡Y oh, me pregunto cuál será el resultado final cuando ellos se den cuenta que no están conectados con ese Eterno!
84Yo me imagino que en ese día cuando el sol rehúse brillar, y todo tiempo se detenga y se desvanezca en Eternidad, yo me imagino que Elvis Presley estará estremecido en esa mañana. Seguro que sí. Sí. Su disco será una realidad cuando él escuche el balido de los millones de almas que él envió al infierno. Las treinta piezas de plata de la traición de Judas golpeando en el plato, serán un placer, al lado del momento de juicio de Elvis Presley en esa mañana. Pues Judas lo hizo porque eso era para cumplir una Escritura, y para redimir al hombre. Pero Elvis Presley pervirtió la cosa correcta, siendo que él era un Cristiano, y vendió su primogenitura por un millón de almas en el infierno.
85Yo me imagino que Arthur Godfrey, con todos sus pequeños Godfreys, también estará allí en esa mañana, con sus rubias, castañas, y pelirrojas. Y se necesitará más que un "Ave María", para aun limpiar su alma y su conciencia sucia, en la Presencia de Dios. Cuando él sienta que fueron esos comentarios sucios, y chistes, y las cosas, por los cuales él ha guiado a millones al infierno.
86Y ellos llaman a eso vida. Bueno, es muerte, y no lo saben.
87Ahora, fíjense en esto: esta cosa que Uds. llaman vida, llega a ser tan miserable, al grado que muchas veces la gente se quita su vida. Así que, ésa no pudiera ser la Vida de la cual Dios está hablando, porque Uds. no pueden quitar la Vida de Dios, y ni tampoco Uds. pueden dar la Vida de Dios. Eso está, por la gracia soberana, solo en las manos de Dios. Pero esta cosita mortal y pervertida en la que Uds. viven, llamada vida, Uds. pueden tomar ésa cuando así lo deseen. Pero, para demostrar que ésa no es Vida, ¡cuán miserable llega a ser!
88Esto que nosotros ahora llamamos vida, es solamente una sombra o un negativo. A todos nos gusta regocijarnos, pero podemos conectarnos con la cosa correcta. Eso muestra que estamos conectados con la cosa verdadera, cuando nos regocijamos con la cosa correcta. Pero cuando nos regocijamos con la cosa incorrecta, muestra que estamos conectados con la cosa incorrecta. Así que, nuestra vida puede decir en estos momentos lo que somos, por la dirección en la que van nuestras emociones. ¿Lo ven Uds.? Somos....
89Si nos estamos regocijando con el mundo y las cosas diabólicas, nuestras mentes y nuestras almas están inspiradas por lo de abajo. Boogie-woogie, bailes, problemas, bebiendo, todas estas otras cosas tras las que vamos, son de abajo.
90Pero si nos regocijamos en el Espíritu, porque tenemos Vida Eterna, y elevamos nuestras emociones a Dios y lo alabamos a El, entonces tenemos gozo. Entonces tenemos gozo. Jesús dijo: "Yo... Que vuestro gozo sea cumplido". Pero, no lleno de vida pervertida, sino que lleno de Vida Eterna, de Arriba. Así que Uds. pueden ver, eso depende de lo que Uds. miran.
91Ahora, como por ejemplo, por la parte sicológica de ello, siquiátrica; ahora, fijémonos sólo por un momento en este punto de vista síquico. Aquí está la fotografía de Cristo, y aquí está un abanico eléctrico. Depende a cual de ellos yo miro. ¿ven?, si mis emociones son motivadas en esta dirección o mis emociones son motivadas en esa dirección. Si yo miro a eso, y anhelo eso y deseo eso, mis emociones están puestas hacia el abanico. Pero si yo miro en esta dirección, mis emociones y mis deseos están puestos en esa dirección.
92Esa es la razón que Jesús dijo: "Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón". ¿Ven? Es en donde sus emociones están puestas, en donde sus pensamientos están.
93Y entonces nosotros podemos regocijarnos en que somos los hijos de la promesa, en la gran Iglesia Eterna de Dios, quien tiene la propia promesa de Cristo que no puede fallar. Correcto.
94El mundo piensa que estamos locos. "¡Oh, esta es vida! ¡Hurra!"
95Yo voy a ver en este día a una damita quien fue a ver a un-a un siquiatra. Ella tiene treinta y cinco años de edad; nunca fumó, nunca tomó, en toda su vida. Una muchacha muy fina. Su familia es Cristiana. Su padre es un doctor. Y ella era... le dio su vida a Cristo a temprana edad. ¿Y qué hizo ella? Ella se fue, y finalmente llegó a un lugar, a un colegio en donde ella estaba enseñando. Y un siquiatra allí, se sentó para hablar con ella, y él dijo: "¿Me quieres decir que tú nunca has sido besada por un muchacho?" Ella dijo: "Ni una vez en toda mi vida".
96"¿Me quieres decir que nunca has bebido un pequeño trago ni has estado en una fiesta?" "¡Nunca!" Dijo: "Muchacha, tú no sabes lo que estás perdiendo".
97Ahora, él siendo un siquiatra, él cambió bruscamente la mente de la muchacha, al grado que ella ahora ha llegado a ser tan diabólica y tan mala, que ella ni siquiera quiere oír el Nombre de Jesús nombrado en su-en su presencia. Y aun su padre y su madre ya ni siquiera pueden verla. Y ella ha perdido su mente, y esta próxima semana irá a la institución para dementes para tratamientos de electrochoque. Es porque ella cambió sus pensamientos de Cristo, a lo que ese siquiatra le estaba motivando en su mente.
98Y para eso estamos nosotros aquí en esta mañana, es para motivar su mente y su pensamiento de las cosas del mundo, a las cosas de Dios, las cuales son Eternas. Y para eso es la predicación, es para cambiar el pensamiento al lugar más alto y mejor, en donde Cristo está, hasta que Uds. llegan a ser convertidos. Entonces la mente de Uds. se extiende a esas cosas que son de Arriba.
99Ahora, pero la vida en este otro lugar llega a... La muchacha, ellos están pensando que ella pudiera tomar veneno en cualquier momento. Seguro, la vida llega a ser tan miserable, ese tipo de vida, hasta que ellos mismos se matan, toman veneno y todo. l00 Ahora, pero Dios en Su gran economía para la humanidad, ha hecho al hombre de la manera que El quería que el hombre fuera. Ahora, El hizo al hombre para tener sed.
101¿Se fijaron aquí en David? Dijo: "Mi alma tiene sed de Ti". ¡Oh, me gusta eso! "Como en las tierras secas, en donde no hay agua". Sólo imagínense. Dijo: "¡Mi alma está tan sedienta, oh Dios! Yo estoy sediento de Ti, como si estuviera en una tierra en donde no hubiera agua". El debe encontrar agua o perece. "Mi alma está sedienta de Ti".
102Ahora, Dios hizo al hombre con una sed. Eso es una parte del ser humano, es su sed. Pero Dios hizo la sed en el hombre para que tenga sed de Dios. Y el diablo la ha pervertido, y la hace una sed para su reino, para el mundo. ¿Lo captan? La sed en el hombre es piadosa, pues Dios hizo al hombre para tener sed, tener sed de Dios.
103Y cómo se atreven algunos de Uds., quienes llegaron tan bajo como para clamar... procurar saciar esa cosa bendita de sed, al procurar satisfacer eso por medio de la bebida, y fumando, y televisión, y-y saliendo, y comportándose desordenadamente, y divirtiéndose en fiestas, procurando satisfacer esa cosa piadosa que Dios puso en Uds. para tener sed de El. Uds. están contaminando la fuente que Dios ha puesto en Uds. para recibir Su Espíritu, y están ahogándola con las cosas del mundo. Y ellas no satisfacen. Ellas nunca satisfarán.
104Y esa es la razón que Uds. se ponen una pistola en sus sesos para volárselos, es porque las cosas acontecen de la manera que acontecen. Y el mundo está en una alta escala de suicidio, de perversión y de homosexualismo, y el crimen está en la nación de la manera que está, es porque Uds. están pervirtiendo la mismísima cosa que Dios les dio, y procurando satisfacerla con la maldad del mundo.
105Toman ese Espíritu Santo bendito, la sed que Dios puso en su alma por la cual Uds. clamar, y Uds. lo satisfacen con un centro nocturno en alguna parte; con razón Uds. tienen un dolor de cabeza al día siguiente. Luego, Uds. toman una-una caja de cerveza y se van a su casa, y se sientan y se la beben, procurando satisfacer esa sed piadosa que Dios puso en su alma para tener sed de El. Y toman las aguas sucias del diablo, y procuran satisfacer la-la sed que Dios puso en Uds., para tener sed de El, ¿cómo pueden Uds. recibir algo, sino separación Eterna de la Presencia del Dios Todopoderoso, cuando El los hizo a Uds. para tener sed de El?
106Y David se rindió a sí mismo y dijo: "Mi alma está sedienta como si yo estuviera en una tierra seca en donde no hay agua. ¡Yo tengo sed de Ti, oh Dios!" Ahí lo tienen Uds. David dijo: "Yo te he visto en Tu santuario, y mi alma tiene sed de ese Poder". Ahí lo tienen Uds. Esa es la diferencia. Eso es lo que hace las cosas diferentes, es la sed que Dios les dio, si Uds. la satisfacen con el Agua.
107"Venid a Mí, todos Uds. que tienen sed. Vengan y beban gratuitamente de las fuentes de Vida, sin dinero, sin precio. Hay una Fuente abierta en la Casa de Dios, en la ciudad de David".
108Esa es la Fuente por la cual Uds. están sedientos. Seguro que es. No procuren pervertirla, tratando de decir: "Yo la satisfaré bebiendo. Yo la satisfaré saliendo con esta muchacha. Yo seré infiel a mi esposo. Yo seré infiel a mi esposa". ¡Uds. solamente están acumulando juicio! Ud. dice: "Yo no estoy satisfecho, Hermano Branham". ¡Con razón!
109Es Dios lidiando con Uds. Dios procurando traerlos a Uds. a algo, y Uds. toman la sugerencia del diablo. Uds. se van con ella, y de esa manera viene el pesar; así es como viene la muerte. Y esa vida no es Vida; ¡es muerte! Pues, "la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es Vida Eterna para aquellos que la recibirán". ¡Oh, no sean engañados!
110Entonces, el diablo tiene otra manera. Tenemos sólo un momento más para esto. El diablo tiene otra manera de pervertir, además de decir... Ud. dice: "Bueno, yo no bebo, Hermano Branham, yo no fumo, yo no apuesto, yo no le soy infiel a mi esposo, a mi esposa. Yo-yo haré... Yo vivo una vida buena". Pero el diablo ha pervertido eso. El le permite pensar, para satisfacer su conciencia culpable, que si Ud. va a unirse a una iglesia, Ud. está bien. ¡Eso está errado! ¡Eso es pervertir! Ud. no puede obtener satisfacción por unirse a una iglesia. Sólo llega a ser algo mental en Ud.; es un asunto intelectual.
111Pero Ud. nunca estará satisfecho hasta que Ud. lo conozca a El, en el perdón de sus pecados, cuando la cuestión del pecado está liquidada, y Ud. tiene ese compañerismo hermoso, pacífico, tranquilo. Eterno, para siempre con El. Cuando la paz de Dios, que pasa todo entendimiento, ha santificado su alma y lo ha hecho a Ud. una nueva criatura en Cristo Jesús. Uniéndose a la iglesia no lo logrará. No, señor. Eso es sólo pervertir la causa verdadera. Si el diablo no puede atraparlo en esas cosas, lo llevará a esta otra. Pero no se conforme con nada menos que con una experiencia chapada a la antigua del nuevo nacimiento, de ser nacido de nuevo del Espíritu del Dios Eterno, cuando su alma y Dios se unen, y llegan a ser uno.
112David, también en los Salmos, siendo un-un hombre de los bosques y un cazador.
113En el sur ellos todavía los usan muchas veces: montones de perros salvajes persiguen a los venados. Y en Africa yo lo he visto. Y cuando los venados empiezan a correr, los perros salvajes los muerden. Y tienen dientes delanteros muy filosos. Y ellos son muy sigilosos, como el pecado. Ellos tienden la emboscada para el pequeño ciervo. Se ponen contra el viento para que él no los pueda oler. Y ellos salen de repente, y atacan al animalito, y lo hacen pedazos.
114De esa manera lo hace el pecado. Lo atrapa en el camino errado. Cuando Ud. piensa que: "Bueno, sólo probaré un poquito de esto. Pasaré inadvertido en esto. Yo... Ellos nunca sabrán nada al respecto; esto, eso". No se preocupe, hay un "Ojo que todo lo ve" observándolo a Ud. Y el pecado está a la puerta. Tenga cuidado. Lo alcanzará a Ud.
115Y entonces, algunas veces cuando un pequeño ciervo es mordido, quizás algunas veces ellos lo muerdan en el costado. Quizás no lo agarren lo suficientemente alto para tumbarlo. Lo muerden en el costado y le arrancan todo un pedazo. Y quizás, luego, él lo muerda para romper los tendones en su corvejón, aquí atrás, lo cual lo tumba, y entonces él no puede correr, él se queda indefenso.
116Pero algunas veces lo muerde muy alto, y lo agarra arriba en la cadera, y le arranca todo un pedazo como así, en donde el perro lo alcanza y lo muerde, y le echa todo su peso encima, y le arranca todo un pedazo. Quizás él le falle a la vena yugular en su garganta, y lo agarre del pecho y le arranque todo un pedazo. Y ese pobre animalito, brincando y corriendo tan rápido como puede, y cuando menos piensa, él se ha perdido de los perros y los ha engañado. Los perros corren tras algo más, y él corre. El sabe que no va a ser sino sólo por un ratito hasta que esos perros de caza, tan pronto que maten al otro, estarán tras él. Y él huye tan rápido como puede.
117Ahora, siendo un cazador, yo conozco a los ciervos. Yo conozco el comportamiento de ellos. Y si Uds. se fijan, mientras el ciervo pueda llegar al agua, hermano, él puede revivir en un segundo. Pero si él no puede llegar al agua, él muere. Pero si él puede llegar al agua, uno lo pudiera seguir todo el día, y él sólo continuaría corriendo. El tomaría una corriente de agua, la cruzaría en esta dirección, y se regresaría en esta dirección. El regresaría en esta dirección, se metería en la corriente de agua y caminaría. El está procurando engañar a los perros.
118Ahora, David dijo: "¡Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así dama por Ti, oh Dios, el alma mía!" El está herido. Los perros cazadores del infierno están tras cada uno de Uds. El únicamente quiere apartarlos una sola vez del Pastor. Y ellos los muerden y arrancan un puñado de aquí, y un bocado de acá, para dañarlos a Uds. Y David dijo: "¡Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas!" ¡Oh, él tiene que encontrar las corrientes de las aguas, o perece!
119Dios, ¡que así sea con nuestra alma hoy! Herido: "Si yo no puedo encontrar las corrientes de las aguas, los perros cazadores me agarrarán muy pronto. ¡Pero si tan sólo yo pudiera encontrar Tus corrientes de las aguas, oh Dios!"
120El pequeño ciervo sabe que es muerte, o las corrientes de las aguas. Y David dijo: "Igual como ese ciervo sabe que es muerte, o las corrientes de las aguas, de esa manera mi alma está sedienta de Ti. ¡Yo tengo que encontrarte, o perezco!"
121¡Oh, si tan sólo nosotros pudiéramos llegar a esa clase de Vida! "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados".
122Que esos sean los motivos de esta iglesia en esta mañana. Que sus afectos sean apartados de las cosas del mundo, de los cuidados del mundo. Ya sea la limpieza de su casa, ya sea el desyerbar su granja, o lo que pudiera ser, que sean dirigidos a Dios. "¡Oh Señor, mejor es Tu misericordia que la vida para mí. Mi alma tiene sed de Ti, así como si estuviera en tierra seca. Y así como ciervo brama por las corrientes de las aguas, mi alma debe encontrarte, o perece!"
123Cuando el Tabernáculo Branham llegue a ese lugar, los pequeños "ismos" saldrán por las puertas, las diferencias serán completamente arregladas, y los Cristianos serán Cristianos. Y el... Este será un lugar del cual se hablará alrededor del mundo, cuando cualquier congregación de gente esté sedienta de Dios de esa manera. "¡Mejor es Tu misericordia, oh Dios, que la vida para mí!" Oremos.
124Nuestro Padre y Dios bendito, mientras venimos ahora a Ti a la clausura de este pequeño Mensaje, pedimos que el hambre y la sed estén en esta pequeña iglesia esta mañana, como nunca antes. Que hombres, mujeres, muchachos y muchachas, hoy en la... bajo el techo aquí, y afuera, o en donde ellos puedan estar, que escuchen el Evangelio, y sepan que hay Algo que-que los hace tener sed de algo.
125¡Oh, tal inquietud! Tú dijiste que sería un tiempo como éste: "Inquietud, tiempos de confusión, angustia entre naciones". Oh, si ellos únicamente tomaran ese anhelo de querer más poder, de anhelar más bombas, anhelar esas cosas, y lo convirtieran en un anhelo por la Justicia de Dios, entonces el Sol de Justicia vendría con sanidad en Sus alas.
126Y cuando Israel estuvo de parto, entonces nacieron los hijos. Y pido, Padre, que Tú pongas esa sed en nuestros corazones hoy, que no haya satisfacción en ninguna parte del mundo, sólo a la Voz de Tus cascadas. ¡Oh, Señor, permite que el abismo llame al Abismo! Concédelo, Padre. Lo pedimos en el Nombre de Cristo. Y mientras tenemos nuestros rostros inclinados.
127Me pregunto si alguien esta mañana en la iglesia levantaría su mano y dijera: "Hermano pastor, ore por mí", mientras ahora el Hermano Neville y yo miramos. Dios lo bendiga, hermano. "Yo quiero a Cristo. Yo quiero una sed en mi corazón como ésa. Yo simplemente estoy tan fastidiado y cansado de andar aquí, y a medias de esta manera y de esa manera. Yo realmente quiero tener sed de Dios. Oren por mí, hermano, pastores". ¿Quisieran Uds 2
128Dios la bendiga, hermana. Dios la bendiga, señora. Y Dios lo bendiga, hermano. Alguien más levante su mano, diga: "Ore por mí". Como... Dios la bendiga, hermana. Muy bien. Alguien más ahora, un poco antes de terminar, levante su mano, y diga: "Oren por mí". Dios la bendiga, señora. Seguro que sí. "Yo la quiero también". Dios la bendiga, hermana, allá atrás. Permita.... "A la Voz de Tus cascadas".
129"Oh Dios, hazme-hazme-hazme saber que yo soy una persona frágil, que yo no sé en qué momento estos pequeños hilos frágiles de la vida se van a romper y yo entraré a la Eternidad. Pero permíteme que sea así, oh Dios, que mi alma esté tan sedienta de Ti, que ya no querré beber, ya no querré fumar, ya no querré mentir, ya no querré tener nada que ver con el pecado. Permite que mis afecciones sean fijadas en las cosas de Arriba. Concédemelo a mí, oh Dios, mientras levanto mi mano".
130Dios lo bendiga, y a Ud., y a Ud., y a Ud. Dios lo bendiga. El Padre ve su mano; seguro que sí, el-el Dios omnipresente. Dios lo bendiga. Sólo confiésenlo en estos momentos, mientras Uds. están sentados allí. Sólo confiésenlo, digan: "Señor, pon esa sed en mí".
131Hijos, ¿saben Uds. esto, que Uds. no van a llegar a Dios con algo menos que eso? Es esa-esa sed profunda, ese-ese algo que anhela a Dios.
132Así como el pobre pequeño ciervo, ¿pudieran Uds. imaginárselo? El está herido; él se está muriendo. O son las corrientes de las aguas o la muerte. Y él debe... ¿Pudieran Uds. verlo levantar su cabecita? El está olfateando. El está oliendo el aire. La sangre le está corriendo. El tiene que llegar a esas corrientes de las aguas. El tiene que hacerlo. Cada pequeña cosita, cada pequeña ramita verde, él va yendo hacia ella. El debe tenerla. ¿Están Uds. así de sedientos de Dios?
133David dijo: "De esa manera es mi-mi-mi sed, Dios. Yo tengo que tenerla, o pereceré. Yo quiero Vida. Y Tu- misericordia para mí, cuando Yo siento Tu Presencia, veo que mí vida está concordando con Tu Palabra, es mejor para mí que todo, que todo lo demás, que toda otra clase de vida, y todo. ¡Tu misericordia!" Confiesen sus faltas ahora, mientras oramos.
134Ahora, Señor, Tú vistes las manos. Tú conoces las personas. Y yo pido que Tú perdones todo pecado. Crea en ellos esta gran Sed que viene, que ellos desean. Sus corazones están hambrientos.
135Cada persona en el mundo hoy, yo pienso de este, nuestro país, enloquecido por el placer. ¡Oh Dios! ¡Cinema, televisiones, historias obscenas! Y oyendo que se necesitan tres o cuatro siquiatras para mantener a Elvis Presley en la pantalla, y a Arthur Godfrey, y a muchos de estos otros. Acaba de ser expuesto la semana pasada por ese periodista neoyorquino, quien los visitó y sabe que hay tres o cuatro siquiatras para cada uno, para procurar bajar a este mundo a un lugar de chistes viles, sucios, obscenos, e indiferentes.
136Y-y las mujeres en la calle; cómo los hombres pierden sus mentes, y entran a un lugar que diseñan ropa vulgar para que se las pongan. Y dando cuenta, Señor, de esa pobre señorita allá en la calle, con su cuerpecito bien proporcionado, y con ropa que se mira vulgar. Y ese hombre allá en una cantina, en esta mañana, sabiendo que él está procurando satisfacer la sed que Dios le dio a él para tener sed de El, de Dios, él está procurando satisfacerla con mundanalidad, con cosas mundanas. Pedimos, Dios, que de alguna manera u otra... yo no sé cómo; pero yo pienso que simplemente así tiene que ser en esta hora.
137Pero aquellos quienes has llamado, y han levantado sus manos, dales, Señor, esa cosa que necesitan en su corazón. Esa sed bendita, que sea saciada hoy por la renovación del Espíritu Santo derramándose dentro de sus almas, y dándoles eso que ellos desean. Yo lo pido en el Nombre de Cristo. Amén. Más allá de la ribera, Una tierra nos espera, Y se alcanza solamente por la fe; Uno a uno irán pasando, Los portales de la Gloria, Cuando suenen las campanas, por ti.... Ahora tararéenla muy suavemente. ¿Qué no escuchas el llamado? ¿Y los Angeles cantando? (Eso es cuando todo se funde en uno). ¡Gloria, gloria, aleluya, al Señor! En esa hermosa Tierra, Más allá de la ribera, Cuando suenen las campanas, por ti y por mí.
138¿Cuántos lo aman? Levanten su mano. Den gracias al Señor. Ahora extiendan su mano, y estrechen la mano con alguien a su lado y digan: "Dios lo bendiga". ¿... el llamado? ¿Y los Angeles...? (Seguro, nosotros somos ciudadanos del Reino). ¡Gloria, gloria, aleluya al Señor! En esa hermosa Tierra, Más allá de la ribera, Cuando suenen las campanas, por ti y por mí.
139Ahora, Padre, recibe nuestros espíritus y nuestra adoración, mientras los encomendamos a Ti. Y estamos ya para orar por los hijos enfermos ahora. Pedimos que Tu Espíritu descanse sobre nosotros. Que podamos ser capaces de orar una oración de fe para aquellos que están en necesidad en esta hora. Concédelo, Padre. Porque te lo pedimos en el Nombre de Cristo. Amén.
140Ahora, que los enfermos se reúnan alrededor del altar mientras los ungimos y oramos por ellos. Estaremos contentos de ayudarlos. Estamos despedidos; Uds. pueden quedarse por los siguientes diez, quince minutos.
141Bueno, denos-denos, Hermana Gertie: "Me espera a mí un gran mañana". ... espera a mí un gran mañana, En donde puertas de perla abiertas están, Y cuando deje este velo mortal, Acamparé del lado allá. Un día más allá de lo mortal, Un día, Dios solo sabe cuándo y dónde, Esto mortal pasará a ser inmortalidad (¿qué sucederá entonces?), Y yo iré a morar en el monte de Sion. Un día más allá de... (¡piénsenlo!)... mortal, Un día, Dios solo sabe cuándo y dónde (¿qué sucederá?), Esto mortal pasará a ser inmortalidad, Y yo iré a morar en el monte de Sion. Baja, dulce carroza, Ven y llévame al Hogar, Baja, dulce carroza, Ven y llévame al Hogar. Es el barco antiguo de Sion, Es el barco antiguo de Sion, (¡gloria!) Es el barco antiguo de Sion, Sube a bordo, sube a bordo. Ha desembarcado a mi padre anciano, Ha desembarcado a mi padre anciano, Ha desembarcado a mi padre anciano, Sube a bordo, sube a bordo. Es el barco antiguo de Sion, Es el barco antiguo de Sion, Es el barco antiguo de Sion, Sube a bordo, sube a bordo.
142Hermano Craig, Hermano Junie, vengan Uds. aquí arriba para orar por los enfermos. El resto de Uds., Hermano John, cualquiera de Uds. que quiera venir también, venga adelante. ¡Oh! ¿No será hermoso allá, No tener más que sufrir? Cantando con gozo en el corazón, ¿No será hermoso allá'? ¿No será hermoso (... hermoso allá) No tener más que sufrir'? Cantando con gozo en el corazón, ¿No será hermoso allá? Caminando y hablando con Cristo el Excelso, ¿No será hermoso allá? Caminando y cantando con Cristo el Excelso, ¿No será hermoso allá'? ¿No será hermoso (... hermoso allá) No tener más que sufrir allá? Cantando con gozo en el corazón, ¿No será hermoso allá?
143Cuando pensamos acerca de esas cosas, ¡cuán grande y maravilloso! ¡Oh, El es real para nosotros! ¿No será maravilloso allá? El gran Médico está presente ahora. El quiere sanar a los enfermos y afligidos. El quiere hacer que aquellos que están fatigados sean fuertes. El quiere hacer que aquellos que están afligidos sean sanados.
144Ahora, inclinémonos en Su Presencia ahora mientras estamos ofreciéndole nuestras alabanzas.
145¡Oh, Tú, gran Médico!, mientras nuestros corazones sangran, balamos como Tus ovejas. Y oímos a Tu Espíritu respondiéndonos: "Mis ovejas conocen Mi Voz". Y nos gusta aclamar Tus alabanzas. Nos gusta llorar de gozo en Tu Presencia. Nos gusta expresar nuestros sentimientos a Ti, porque te amamos con todo lo que está en nosotros. Toda nuestra alma, mente, y cuerpo aman al Señor.
146Y oramos, Dios, que Tú nos des Eso, continuamente más profundo y más profundo. Que Eso llegue a ser tan real para nosotros, que el mundo se desvanezca, y toda su necedad. Entonces no habrá ya más pensamientos de ello; se desvanecerá en una Eternidad. Tuvo un principio, ahora que también tenga un fin. Sabemos que lo tendrá.
147Y ahora pedimos, Dios, mientras nosotros, Tus hijos, nos paramos aquí intercediendo los unos por los otros, en el Nombre del Señor Jesús, por las flaquezas que están en nuestro cuerpo causadas por el pecado del pasado, y por la maldad del mundo, y por nuestra carne mortal, tan sujetos en todo al enemigo debido a que todavía es pecado. Y decimos lo que la Biblia claramente nos declara, que "el Espíritu Santo nos ayuda en nuestras flaquezas al interceder".
148Y venimos a Ti, Padre, en esta mañana, humildemente, creyendo que Tú intercederás ahora por nosotros, mientras confesamos nuestro pecado, y nuestras ofensas, y nuestros deseos a Ti. Nuestros corazones están hambrientos de que seamos sanados, para que podamos servir y hacer la obra que Tú quieres que hagamos. Concede, Señor, mientras Tu anciano va primero ungiendo, y yo voy poniendo las manos sobre los enfermos, que el Espíritu venga sanando. Pedimos que esto sea así, por medio de Jesús nuestro Señor. Ahora, anciano, si Ud. pudiera empezar aquí, y continuar así.
149Ahora, cada uno en oración, cantando despacio. La tierna Voz del... Cada uno cantando suavemente.
150[El Hermano Branham deja el púlpito y empieza a orar por los enfermos. Porción no grabada en la cinta-Ed.].
151Si no me equivoco, ésta es la Hermana Craig. [La Hermana Craig dice: "Sí"-Ed.]. Entiendo su condición Hermana Craig, que Ud. se puso tan enferma que Ud. tuvo que salir...?... [Una hermana habla al Hermano Branham.]...?... Ahora, mire. Muy allá en aquellos desiertos, Ud. ha trabajado mucho con su esposo allá, por la causa de Cristo. La mismísima cosa por la cual Ud. se ha parado, Hermana Craig, es la única cosa que puede ayudarla ahora. Y como siervo de Dios, y sabiendo que nosotros la amamos a Ud. y al Hermano Craig, todos nosotros aquí en la iglesia. Y apreciamos su obra en el desierto, entre la gente india, y que Ud. haya venido ahora; este es el hospital, aquí es en donde el Médico se para, ese Poderoso. Y para hacer esa operación, vamos a darle a Ud. una...?... La Palabra de Dios es más cortante que toda espada de dos filos. Pueda que El quiera descender y quitarlo. ¡No tenga ni una sombra de duda, Hermana Craig! Sólo como...?....
152Muy bien, Hermano Neville.
153Amado Padre Celestial, aquí está la esposa de un ministro...?... allá en el desierto caliente con esos indios y con los no convertidos, procurando ganarlos para Ti. Y está parada aquí en este altarcito hoy. ¡Oh Padre misericordioso, mientras nosotros con nuestras manos puestas sobre ella, como una señal, creyendo que la Biblia todavía es la Voluntad infalible de Dios, nosotros ponemos manos sobre ella.... [Porción no grabada en la cinta-Ed.] ¿... todo mal? ¡Sólo de Jesús la Sangre! ¿Y un nuevo corazón? ¡Sólo de Jesús la Sangre! Precioso es el raudal....
154[El Hermano Branham habla con una hermana, mientras la congregación continúa cantando-Ed.]. Dios la bendiga, hermana.
155La esposa del Hermano George Colvin está en el Hospital Norton, en Louisville, para Uds. quienes están yendo a visitarlos. Y-y la Señora Colvin, quien tenía cáncer del estómago, su-su suegra está mejor. Así que, estamos agradecidos por eso.
156Ahora, sólo a Uds. quienes están enfermos, y por quienes se oró, me gustaría decir esto, sólo unas cuantas palabras. Estamos sólo un poco retrasados, pero sólo una cosita.
157Respecto a la sanidad Divina, ¡oh, es un cosa tan maravillosa! Y es tan sencillo abordarla, si uno simplemente toma la actitud correcta hacia ella, ¿ven?
158Ahora, la visión que yo tuve, y que la expliqué aquí en la iglesia, acerca del agua (Uds. recuerdan eso), y la presa estando al lado izquierdo, y el río corriendo atrás en esa dirección, cada porción de ella se cumplió perfectamente allá en Canadá. Y el río Saskatchewan corre hacia el este, en vez de hacia el oeste, y las cataratas están de aquel lado, en vez del otro. Entré, y estaba frío, y el viento estaba soplando, y nevando; salí de regreso, y el sol estaba brillando. Entré allí, encontré el tronco viejo, todo tan perfecto como pudiera estar. Y un cambio en mi ministerio. Exactamente.
159El Señor reveló aquí, hace unas cuantas semanas, qué hacer para el discernimiento, y demás; ha empezado a ser la bendición más grande. Y podemos orar más por la gente.
160Y ahora, en la plataforma, después que las visiones terminaron (expresamos las visiones de la plataforma... primero, para empezar), y luego cuando las personas subieron que eran los primeros... Uds. ahora verán el testimonio.
161Ahora, aquí está la razón, aquí mismo. Si-si no nos hubiéramos criado juntos. ¿Ven?, solamente somos niños aquí, juntos, que nos hemos criado juntos, esa es la razón que Uds. saben... Oh, Uds. saben que a mí me gusta cazar y pescar, y demás, y eso-eso es lo que lo impide ver.
162El Hermano Bill sólo es su hermano ¿ven'?, Uds. me aman y yo los amo a Uds. ¿Ven? Y Uds. vienen aquí, y, bueno, si-si Uds. quisieran que les arreglara sus luces, no les molestara llamarme para ir a hacerlo, a intentarlo. Y si yo no pudiera, yo llamaría al Hermano Rhody. Así que entonces nosotros sólo... o algo, Uds. saben, de esa índole. ¿Ven? Y eso simplemente es común entre Uds. En algún otro lugar parece ser diferente. Cuando nosotros... Bueno, ahora nosotros... [Porción no grabada en la cinta-Ed.]. Esa es una de las características de cómo fuimos hechos, así como los ojos cafés y los ojos azules. ¿Ven?, sólo es-es una de las características. Nosotros no podemos evitar eso.
163En Canadá, cuando yo llegué allá, bueno, por supuesto yo les dije a Uds. lo que había sucedido. Ahora, teníamos varios miles de personas, pero la mayoría de ellas eran Anglicanos y Bautistas, y demás, quienes habían patrocinado mi reunión. La gente Pentecostal me ha rechazado terminantemente. Así que, entonces, pero eso está bien, yo... eso... Yo los amo igual. ¿Ven?
164Pero allí en esa noche, una mujer vino a la plataforma, la primera en la reunión. Y ella había estado ciega, yo no sé por cuánto tiempo, igual que la señora que viene aquí por la cual oramos. Ellos tuvieron que guiarla a la plataforma, ella no podía diferenciar entre la luz del día y la oscuridad. Ella había estado de esa manera por años. Y parado allí, orando por esa mujer, sus ojos se abrieron en la plataforma. Y ella va y toma una máquina de escribir y teclea su propio testimonio para mí.
165El siguiente en pasar fue un niñito que estaba absolutamente... La damita aquí, que hace un rato vino aquí y oramos acerca de un niñito que era mudo. Tuvimos a un niño así allá en la plataforma, yo pienso que era como de, oh, yo diría, ocho o diez años de edad. No podía... No sabía una sola palabra. No podía ni hacer un ruido. No podía oír nada; nunca pudo. Nació de esa manera, absolutamente no oía ni hablaba. Se paró allí y lloró y alabó al Señor, y podía oír todo, y corrió de la plataforma, regocijándose.
166El siguiente que vino fue un niño espástico, como de doce años de edad. Billy les ayudó a dos hombres a subirlo a la plataforma. El estaba en tal condición, sólo así, ¿ven? Me recuerda a Edith Wright. Y ellos llevaron a ese niñito allí. Y mientras yo estaba orando, él dijo: "Bájenme. Jesús me ha sanado". Bueno, ¿qué podíamos hacer, sino bajarlo'? Y cuando él se bajó, caminó por allí, haciendo así [el Hermano Branham palmea sus manos tres veces-Ed.], alabando a Dios y gritando, y así caminando de punta a punta en ese lugar. Y la gente casi desmayándose en la audiencia.
167Luego vino un jorobadito, con una joroba grande en su espalda. Y él era un Católico. Por supuesto, entendemos, que ellos creen en sanidad. Ahora, a Uds. gente Católica, nada en contra de Uds. Eso está bien, ¿ven? Pero ellos creen como en las estatuas, y demás, ¿ven Uds.'? Y-y yo dije: "Ahora mira, hijito: nosotros no creemos en sanidad de esa manera. No creemos en tocar estatuas. Nosotros creemos que somos, por la gracia de Dios, hijos e hijas de Dios, ¿ves?, y el Espíritu de Dios está en nosotros".
168Y yo dije: "Mira, ésta es la manera que nosotros lo creemos. Allí pasa... Jesús pasó un día, y allí estaba una higuera. Y El dijo... El buscó fruto, y no había fruto, y El dijo: 'Ningún hombre coma de ti, de... nunca', y se fue. Y al siguiente día, cuando ellos pasaron por allí, esa higuera se había secado. Pedro dijo... Bueno, Uds. conocen a Pedro-Pedro, cómo era él. El-él dijo: '¡Qué cosa, mira el árbol! Helo ahí'. Y Jesús dijo: "Tened fe en Dios. Porque si tú dijeres a este monte: 'Quítate', y no dudares, sino creyeres que lo que tú dices sucederá, lo que tú dices te será hecho". Yo dije: "¿Entiendes eso?" "Sí".
169"Cuando ores, cree que tú recibirás lo que tú has pedido, y te será hecho".
170Y yo dije: "¿Ves?, nosotros, después de recibir el Espíritu de Dios... Ahora, Dios hizo al mundo de nada. Sólo es Su Palabra. El solamente creó. Su Palabra es creación. Así que, El solamente la habló, y el mundo fue creado, porque Ella era el objetivo en la mente de Dios, en Su corazón. El solamente la habló, y vino a existencia; El era un Creador". Yo dije: "Entonces, si tenemos Zoe, la Vida de Dios en nosotros, llegamos a ser hijos de Dios, y creadores pequeños". Yo dije: "Porque El dijo: `Lo que tú digas, cree que lo que tú digas te será hecho'".
171Y yo me he fijado en eso. Muchas veces, yo decía cosas que yo mismo ni siquiera las podría pensar, pero las decía de todas maneras. Y me daba cuenta que sucedían exactamente de esa manera. Yo dije cosas que ni siquiera quería que sucedieran de esa manera, pero sucedieron de todas maneras, porque yo las había dicho. Y yo pensé: "¡Un momento!"
172Así que yo dije: "¿Ves?, cuando hablamos cualquier cosa, si algo se ancla en nosotros, nunca deberíamos hablarla hasta que la creamos. Entonces cuando la creemos, la hablamos, y esa Palabra creativa sale; es parte de Dios, ¿ves?, y Ella crea".
173Dijo: "Entiendo". Yo lo abracé, oré por él.
174Sabiendo que él era Católico, yo dije: "Mira, tú lo vas a ver. En esta noche, cuando tú vayas a casa, ponte un cordoncito alrededor de ti, así, y amárralo bien, (deja que tu mamá lo haga), y córtalo. Y luego, mañana en la noche, si no se ha encogido tres pulgadas [7.62 cm.-Trad.], entonces yo soy un profeta falso. Tráelo de regreso, trae el mismo cordón; córtalo, y ponlo aquí.
175Después que él se fue, yo pensé: "¿Qué dije? ¿Qué dije? ¿Qué si eso hubiera causado algo de crítica allí?" ¿Ven Uds.? Yo pensé: "Pero si Dios lo dijo, porque yo no sabía que yo lo iba a decir, entonces lo dejaré así". Dejé que él se fuera. A la siguiente noche, estaba como así de largo, ¿ven? en dónde....
176Así que, el siguiente, dos después de él, fue un niñito que pasó, con una jorobita en su espalda que le salía tanto así. Había sido un grupo grande de pequeños Católicos, francocanadienses, que habían venido, y fueron salvos allí y llenos con el Espíritu Santo. ¿Ven? Y este niñito tenía un brazo así hacia abajo, con una jorobita en su espalda. Un niñito pequeño, como así, él pasó. Y yo iba a orar por él. Yo dije: "Hijito, ¿oíste tú lo que yo le dije al otro niñito acerca de su hombrito?" Y entonces, ¿ven?, los jorobaditos no pueden levantar sus brazos así. ¿Ven'? La joroba, algo que está aquí en la espalda.
177El dijo: "Sí, señor". Dijo: "Yo no puedo regresar". Y me di cuenta que él era de una familia verdaderamente pobre, de allá en Colombia Británica. ¿Ven? No tenía nada de dinero para quedarse por más tiempo.
178Yo dije: "Bueno, Dios te sanará, hijito". Yo lo abracé.
179Ahora, yo-yo-yo no quiero decir-decir algo que no esté correcto. Yo-yo quiero decir lo que está correcto, ¿ven Uds.'? Y yo tenía al niñito abrazado, y mi mano sobre esa joroba grande. Y sentí como que esa joroba se movió y que mi mano se bajó.
180Así que, cuando yo terminé de orar, lo miré a él. Sus ojitos brillaban. Yo dije: "¿Sentiste eso?" El dijo: "Sí, señor, lo sentí".
181Y yo lo mire por todos lados, no había ninguna joroba allí. Yo dije: "Levanta tu mano". Y de allí él se fue, perfectamente normal, allí mismo delante de la audiencia.
182Y, oh, eso era sólo... Oh, yo no sé cuántas grandes cosas nuestro Señor hizo cada noche, con los sordos, mudos, y ciegos.
183Y Uds. saben de esa niñita de Alemania de la cual yo les hablé, que tenía esa... Uds. saben como ella subió a la plataforma, que hizo a los comunistas... Los-los desinfló. Esa historia se repitió perfectamente. Subió una niñita, tenía trenzas largas, carita larga, ciega, ellos la guiaron a subir. Y yo dije: "Ella se parece a la niñita alemana", con sus ojitos blancos. Yo dije: "Ella se parece a la niñita alemana que estaba en Alemania". Yo dije: "¿Cuántos aquí alguna vez lo han leído o escuchado en las cintas, y demás?" Y, oh, cientos y cientos de manos. Yo dije: "Se parece exactamente a la niñita alemana". Y yo dije: "¿Es Ud. su padre?" El dijo: "Sí, señor". Yo dije: "¿Cuál es su nacionalidad?"
184Dijo: "Yo soy alemán". Dijo: "Somos-somos alemanes". Ambos. Ambos él y su esposa.
185Bueno, la niñita alemana, exactamente, esas trencitas colgándole en su espalda de esa manera. "Oh", yo pensé: "¡Señor, si Tú sólo lo hicieras otra vez!" ¿Ven? Ahora, ¿qué es? Yo pensé: "Ahora, yo... si tan sólo puedes darme esa fe, para saber que va a ser de esa manera, yo puedo hablarlo, y yo creo que sucederá". Pero, primero, tiene que suceder aquí primero. ¿Ven?
186Así que la obtuve, y con toda la compasión que podía tener por la niñita, yo me la acerqué de esta manera. Y yo le dije: "¿Puedes ver algo?" "No, señor".
187Dijo: "Ella no ha visto". Oh, yo no creo que ella... Quizás ella nunca vio. Yo no sé por cuánto tiempo ella no había visto; quizás nunca vio. Sus ojitos, sólo como bolitas blancas sobre ellos, así.
188Y así que yo agarré a la niñita así, y oré por ella. Y ella estaba sonriéndose cuando yo la solté. Yo dije: "¿Ves, cariño?"
189Dijo: "Sí, señor". Y ella empezó a sonreírse, con lagrimitas corriéndole por sus mejillitas. Sólo una niñita, como así. Yo dije: "¿Verdaderamente ves?" Ella dijo: "Sí, señor".
190Yo dije: "Mira, ven aquí a donde yo estoy, y pon tu dedo en mi nariz". Y ahí vino ella, sonriendo así, y vino y puso su dedo en mi nariz. Yo dije: "¿Cuántos dedos tengo yo levantados?"
191Ella dijo: "Ud. tiene cinco". Y su padre casi se desmayó. Yo dije: "¿Qué dijiste, cariño? ¿Cuántos dedos?"
192Ella dijo: "Ud. ahora solamente tiene uno". Y allí estaba ella, totalmente ciega, y recibió su vista. ¡Oh, El es maravilloso! Es-es casi increíble.
193Pero, amigos, pudiera ser que yo regrese en esta noche. Si no, quizás el próximo domingo. No se olviden de nuestra reunión en Indianapolis, empezando ahora.
194Miren, yo tengo algo que quiero hablarle a la iglesia. Es un mensaje sobre los tiempos. Nosotros estamos en el fin, amigos. Miren. Miren estos ciclones y estos huracanes. Nunca se oía. Miren los terremotos, todo, a cada nación. Y hermano, ellos están hablando acerca de este programa de desarme. Eso es exactamente lo que el diablo quiere. Sólo apilarlas aquí, para que nosotros podamos volar toda la cosa en pedazos. Eso es exactamente lo que él quiere. ¿Ven? Oh, estamos viviendo encima del barril de pólvora, y la mecha está al fin.
195De lo que yo hablé en esta mañana: Vida, ¡oh, busquen Eso Uds. con todo su corazón! Yo no pude....
196Si uno le dice a la gente demasiadas cosas, ella se confunde toda, y luego no sabe lo que uno está diciendo, ¿ven Uds.? Es... Uno no puede hablarle a la gente sino sólo una cosa a la vez; es la mejor manera de hacerlo. Y yo no tengo más que quizás sólo una reunión aquí y allá con Uds., y yo no puedo decirles a Uds. como yo quiero, ¿ven Uds.? Y Uds. se confunden todo cuando yo les empiezo a decir demasiadas cosas.
197Pero recuerden esta sola cosa en esta mañana: busquen Vida. Oh, vayan tras Ella. Estén sedientos de Ella. Sólo traten de alcanzarla. No permitan que nada se les ponga en su camino. ¡Búsquenla! Y hasta que hagamos eso, mientras nos despedimos, ¿qué debemos hacer'? De Jesús el nombre ensalza, Cuyo sin igual poder, Del sepulcro nos levanta, Renovando nuestro ser.
198Muy bien, pónganse de pie. De Jesús el nombre invoca, Búscale con vivo afán; Dulce hará tu amarga copa,.... Los diré lo que hará. Dense la vuelta y estrechen la mano con alguién allí, diciendo: "¿Cómo está Ud., hermano? Estoy muy contento de conocerlo a Ud." Suave Luz, manantial, ... fe y amor; Sumo bien (sumo bien), Celestial, Es Jesús el Salvador....
199Ahora, miren otra vez en esta dirección. Estamos contentos de tener con nosotros en esta mañana al Hermano George Craig de A rizona, uno de nuestros hermanos. Estamos contentos de tener al Hermano Whitney aquí, de San Luis. El estará adonde el Hermano Caubles esta noche, en una enseñanza de profecía, de la gráfica, en la iglesia del Hermano Caubles. Y-y el Hermano Junior Jackson que está allá atrás, y también el Hermano-el Hermano Collins, y el Hermano John O'Bannon, y-y muchos otros ministros aquí. Estamos contentos de verlos aquí ahora. De Jesús el nombre ensalza, Cuyo sin igual poder, Del sepulcro nos levanta, Renovando nuestro ser. Suave Luz, manantial (manantial), De esperanza, fe y amor; Sumo bien (sumo bien), Celestial (Celestial)....