Photo

~ EL LIBRO DEL EXODO 1 ~
1Sólo creed, sólo creed, Todo es posible, sólo creed. Sólo creed, sólo creed, Todo es posible, sólo creed. Mientras permanecemos de pie, ¿podríamos inclinarnos para orar por un momento? Nuestro Padre Celestial, estamos agradecidos de Ti en esta noche cuando podemos venir nuevamente, llamarte Padre y pedirte que si hoy o alguna vez en nuestra vida hemos hecho algo que se levante contra nosotros en la Gloria, que la Sangre de Tu amado Hijo, el Señor Jesús, haga expiación por eso ahora, al confesar nuestras faltas y pedir Su perdón.
2Rogamos que el gran Espíritu Santo venga esta noche, tome el servicio y entre en cada corazón, que se glorifique en el servicio, salve a los perdidos y traiga de vuelta al rebaño las ovejas extraviadas, que sane a los enfermos. Porque lo pedimos en Su Nombre. Amén. Pueden sentarse.
3Buenas noches amigos. Me alegra mucho estar aquí nuevamente para ministrar en el Nombre del Señor Jesús. Cuando llegué hace un momento, me emocioné mucho al darme cuenta que el Hermano Moore había llegado. Me alegra tenerlo aquí. También me enteré que el Hermano Brown y el Hermano Lyle están con él, ellos son unos buenos hombres de allá de Shreveport. Allá en Louisiana hay gente muy buena y yo sé que Uds. siempre serían bienvenidos allá.
4Mientras entraba, otra persona me vio y me tomó una fotografía, me dio la mano y me dijo: "Hermano Branham, lo olvidé, pero hace algunos años mi madre estaba muriéndose de tuberculosis. Dijo: "Ud. oró por ella y desde entonces ha estado bien".
5Me bajaba de un avión y alguien me dijo: "Hola Hermano Branham, hace unos siete u ocho años mi papá tenía cáncer y fue sanado". Y esto, aquello y lo otro, sólo… Me pregunto cómo será cuando todo haya terminado y nos sentemos bajo el árbol siempre verde junto al Trono de Dios, para oír esos testimonios. El canto dice: "Contar la historia de cómo vencimos, en aquel día lo entenderemos mejor…"
6Ahora, quizás esta noche, si el Señor lo permite, les he estado prometiendo una noche donde sólo oraremos por los enfermos. Generalmente nuestras reuniones son por orden Divino, por un don Divino de ciencia o como Uds. quieran llamarlo.
7Y he pensado aquí, que hace unos días el Espíritu Santo me habló mientras estaba orando en el bosque y me dijo: "Tú todavía no has hecho lo que Yo te dije: Ora por los enfermos".
8Así que tal vez esta noche podamos hacerlo. Le dije a mi hijo hoy que no repartiera tarjetas de oración esta noche. Simplemente oraremos por los enfermos de todos modos, si el Señor así lo permite. Nosotros no sabemos lo que Él va a hacer y eso es lo maravilloso, estamos bajo expectativa, no sabemos qué hará Él.
9Y ahora, mañana en la noche, y luego… ¿Se han dado cuenta que la semana ya se está yendo? Fíjense, ya es miércoles en la noche.
10Así que ahora, vamos a leer una pequeña porción de la Palabra de Dios y luego iremos directo a la otra parte menor del servicio, vamos a concentrarnos mayormente en la oración por los enfermos. Así que no los vamos a retener hasta tarde.
11Anoche todos entramos bajo la influencia del Espíritu Santo y creo que estuvimos aquí hasta las diez y cuarto. Es sublime Gracia que la gente haya regresado, especialmente en una noche lluviosa como esta, pero Uds. son muy amorosos y los apreciamos mucho.
12Así que tengan paciencia por un momento, por favor, mientras leemos la Palabra de Dios y hablamos acerca de Jesús por un ratito. Esa es la razón por la que estamos aquí, para exaltarlo a Él. Y ese es nuestro propósito. Uds. lo aman, lo adoran y nos reunimos para adorarlo así.
13Ahora, en el libro de Éxodo, deseo leer una porción de las Escrituras para hablar sobre este libro maravilloso, tal vez durante las siguientes dos noches. Un varón de la familia de Leví, fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. (Exodo 2.1-2) Que el Señor añada Sus bendiciones a la lectura de Su Palabra.
14A mí siempre me gusta leer Su Palabra porque lo que yo digo podría estar errado y fallar, pero si yo leo un versículo de Aquí, sé que la gente no habrá venido en vano, porque ésta es la Palabra de Dios y nunca fallará. Siempre estará correcta. Los tiempos pueden cambiar y la gente puede cambiar, pero la Palabra de Dios nunca cambiará. Es tan incambiable como la eternidad.
15Ahora, este libro de Éxodo es uno de mis favoritos en el Antiguo Testamento. La misma palabra éxodo significa sacado; dicho de otra forma, se refiere a la Iglesia misma: éxodo. Mientras ellos estuvieron en Egipto fueron llamados el pueblo de Dios; pero al ser sacados, entonces fueron la iglesia de Dios, porque iglesia quiere decir: sacada, apartada.
16Así es como uno sabe cuando está en la iglesia verdadera: Cuando ha sido sacado por Dios, apartado de las cosas del mundo y ama al Señor con todo su corazón, su alma y mente, entonces uno sabe que está en la iglesia.
17Ahora, podrían haber diferentes nombres que se le ponen, como Metodista, Bautista, Presbiteriana o Pentecostal, pero esa es sólo la etiqueta. ¿Ven Uds.? Pero después de todo, no quise decirlo de esa manera. No pensé en eso. Me refería a la marca que Uds. llevan, ¿entienden? En otras palabras… Ellos tienen un nombre de: "Ud. pertenece a la iglesia Metodista". Pero realmente existe sólo una iglesia y esa es la iglesia de los que han nacido de nuevo. Y esa es la única iglesia. Ud. no se une a la iglesia de Dios. No hay manera alguna de hacerlo, sino que Ud. nace en la Iglesia de Dios.
18Jesús dijo: "El que no nace de nuevo, no puede entender el reino de los cielos". No hay forma de entenderlo hasta que se nace de nuevo y entonces Dios mismo se le revela a Ud., entonces sabe que ha pasado de muerte a vida; porque ningún hombre puede llamar a Jesús el Cristo sino por el Espíritu Santo. ¿Lo ven?
19La única forma en que Ud. sabrá que Jesús es el Cristo, es cuando el Espíritu Santo personalmente le da testimonio a Ud. que Él es el Señor Jesús resucitado. No importa lo que Él haga, cuáles señales o qué tipo de milagros, Ud. nunca lo sabrá hasta tener una experiencia personal con Dios.
20Ud. dirá: "Yo lo creo porque la Biblia lo dice así". Bueno eso está bien, la Biblia es la Verdad y Ella lo sabe. "Bueno, el predicador dice que es así". Quizás él lo sepa. "Mamá dice que es así". Ella lo sabe, ¿pero qué sabe Ud. al respecto? Ud. nunca lo sabrá hasta que le sea revelado individualmente por el Espíritu Santo. Y entonces, al aceptarlo, Ud. se convierte en una nueva criatura en Cristo Jesús, nace por segunda vez.
21Ahora, Ud. no puede vivir dos veces, tiene que morir una vez para poder nacer de nuevo. Entonces cuando Ud. muere a Ud. mismo y nace nuevamente del Espíritu Santo, ya no razona más la Palabra de Dios. Ud. la acepta por lo que dice y eso lo concluye. Dios lo dijo y eso lo prueba.
22Así que este libro maravilloso se asemeja al día de hoy. Yo creo que la iglesia misma está en un gran éxodo hoy, (¿lo creen Uds.?) Es un gran momento de separación. Dios está llamando a Su pueblo. Él prometió que lo haría en los últimos días. Él separaría y segregaría a Su pueblo.
23No hace mucho estaba hablando en alguna parte sobre lo que dijo aquel profeta: "Habrá Luz en el tiempo de la tarde". No habría un tiempo de luz intermedio. Hay luz en la mañana y en la tarde; y habría un día que no sería ni día ni noche, como oscuro, nublado, algo parecido al de hoy. Y así es como hemos vivido. Si se dan cuenta, geográficamente el sol sale en el Este y se oculta en el Oeste. La civilización comenzó en el Este y avanzó siempre hacia el Oeste. Y ahora, el nacimiento de la iglesia fue en el Oriente, el día de Pentecostés para la gente del Oriente.
24Y ahora, a medida que ha viajado hacia el Oeste a través de todas las naciones, de la manera que ha sido traído el Evangelio, exactamente no ha sido… Nosotros decimos: "Deja brillar la luz". Pero sólo hemos tenido el reflejo de la Luz que se enseñó en los días Bíblicos. Realmente no hemos tenido la Luz como la tuvieron ellos allá, pero Dios prometió que en el tiempo de la tarde habrá luz.
25Hemos tenido suficiente Luz como para saber que Jesús es el Hijo de Dios, hemos tenido suficiente Luz como para saber que deberíamos vivir correctamente; pero la Luz del poder de la resurrección, del Poder del Señor Jesús con Sus señales, maravillas y milagros, como Él siempre lo hizo en cada edad… Cada vez que Dios se manifestó siempre hubo señales y maravillas.
26Entonces la misma Luz que resplandeció sobre la gente del Oriente en el año 33 de la era Cristiana, está resplandeciendo sobre la gente del Occidente en el año 1955 y 56, mostrando al mismo Espíritu Santo, los mismos resultados, el mismo poder y el mismo Jesús, la misma gente, la misma clase de gente que hubo allá. Así que sí hay Luz del tiempo de la tarde.
27El éxodo, Dios sacando a Su pueblo, haciendo diferencias, poniendo una distinción entre Su pueblo…
28Ahora, esta semana queremos hablar mucho sobre la redención y si nuestra sanidad fue incluida en el plan de redención de Dios. Y si podemos probarlo por las Escrituras, eso debería concluirlo.
29Ahora, el libro de Éxodo es un libro completo de redención. Redimido quiere decir: ser restaurado o puesto en su posición correcta. Redimir es tomar algo que se ha salido, que está fuera de su lugar natural o de su posición original; y redimirlo es regresarlo a su posición.
30Los hombres en esta tierra están llamados a ser hijos e hijas de Dios. Y cuando han vagado en el pecado están fuera de su condición natural y el Espíritu Santo por la Sangre de Jesús, los redime a su posición correcta para que sean hijos e hijas de Dios. Amén. [Espacio en blanco en la cinta-Ed.] redención, traídos de vuelta.
31En una ocasión un hombre dijo: "Hermano Branham, el diablo me puso en la casa de empeño, pero el Señor Jesús me redimió". Yo pensé que eso era muy hermoso y acertado también. El diablo lo puso a Ud. en la casa de empeño, pero Jesús vino y lo redimió. Siempre hay que pagar un rescate cuando se redime algo. Y Jesús fue nuestro rescate. Dios lo envió, lo hizo a semejanza de carne pecaminosa. Sin embargo, Él era Emmanuel; la Sangre que estaba en Él había sido creada y Él dio Su Sangre como pago por la redención, para redimirnos, llevándonos a la reconciliación con Dios para que pudiéramos andar con Él como en el principio.
32Cuando el hombre… En el principio cuando él no tenía que valerse por sí mismo, Dios le proveía todo lo que necesitaba. Pero después que perdió el control y la eficiencia, hizo lo malo, el pecado lo apartó de Dios, entonces tuvo que valerse por sí mismo. Pero Jesús vino para redimir a ese hombre, para devolverlo al cuidado de las manos de un Padre amoroso. Redención: traído de vuelta, colocado nuevamente, puesto en posición.
33Qué maravilloso es saber en esta noche que el día en que estamos viviendo, cuando aparentemente el fundamento de todas las cosas naturales está cediendo, nosotros tengamos a la Roca segura de la salvación y hemos sido redimidos por la Sangre preciosa del Señor Jesucristo. Qué gozo le da eso al corazón del hombre que ha sido hecho participante de estas bendiciones eternas, que Dios ha derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo. ¡Qué cuadro! ¡Qué consuelo más amoroso es ese!
34Mis hermanos y hermanas, en esta noche les digo que si yo tuviera el mundo con todo el dinero… A propósito, alguien me envió una carta con un cheque por un millón de dólares, la recibí hoy, un cheque por un millón de dólares en el banco del Cielo. [Espacio en blanco en la cinta-Ed.] Se puede cambiar en todos… [Espacio en blanco en la cinta-Ed.]… muy bien. Si tan sólo tuviera el Nombre de Jesús firmado al pie, seguro que me habría sentido muy bien al respecto.
35Sí, pensar que esa amada persona dijo eso, una carta personal y muy buena… Pero recuerden que yo en realidad he recibido ese cheque y todos aquí también lo han recibido. Yo no tengo temor de cambiar ese cheque. Amén. Porque Cristo lo firmó y sirve para cualquier cosa que necesitemos, en todo nuestra jornada de aquí a la Gloria. Dios nos lo ha dado gratuitamente a todos nosotros y el único requisito es no tener temor de cambiarlo.
36Ahora, en cuanto a la redención, tendremos que aplicar la enfermedad como resultado del pecado. Algunas veces la enfermedad no es su pecado directamente sino indirectamente. Tal vez heredó el pecado de sus padres o sus antepasados. Cada generación se debilita más y se hace más sabia, porque nosotros heredamos las diferencias, las enfermedades y dolencias del cuerpo, mientras van pasando a través de las generaciones.
37En el principio el hombre fue hecho y llegó a vivir casi los mil años, luego fue descendiendo y acortando sus días, siguió acortándolos hasta una edad promedio; pero ahora está alrededor de los cuarenta o cuarenta y cinco años de edad, supongo yo. Fíjense, nosotros seguimos debilitándonos todo el tiempo, pero somos más sabios cada vez, para que se cumpla lo que dice la Palabra de Dios.
38Ahora, mis hermanos que están aquí en esta noche y no predican sanidad Divina como la cura de Dios para la enfermedad, yo me pregunto cómo podrían Uds. aplicar la salvación sin aplicar la sanidad Divina. Recuerden que antes de que hubiera una enfermedad, no teníamos pecado. Pero el pecado vino como resultado, o la enfermedad vino como resultado del pecado. Discúlpenme.
39Ahora, entonces la enfermedad es un atributo del pecado. Eso fue lo que el pecado produjo, fue el atributo. Es como un árbol que da manzanas porque ese es un atributo de ese árbol. Algunos tratan de separar eso, pero todos los atributos del pecado como la tristeza, el cansancio, el mal carácter, la malicia, la envidia y la discordia, no hay que hacer una expiación separada para cada una de esas cosas. Una sola expiación se encargó de todo eso.
40Por ejemplo, como lo he dicho con frecuencia, si aquí en la plataforma hubiera un animal grande como un oso o un león y tuviera sus garras clavadas en mi costado y me lo estuviera desgarrando, yo no necesitaría encontrar un cuchillo que pudiera cortarle la garra, si lograra golpearlo en la cabeza aniquilaría la garra y todo lo demás, mientras yo pueda aniquilar al animal dándole en la cabeza, eso acabaría con todo lo demás.
41Bueno, la cabeza de todos los atributos del pecado es el pecado mismo. Y cuando Jesús vino para lidiar con el pecado en el Calvario, mató al pecado aniquilando así todos los atributos que lo acompañaban. Amén. Y nos redimió completamente llevándonos de vuelta a Dios. Y hoy somos hijos e hijas de Dios, perfectamente redimidos por un Redentor perfecto: El Señor Jesucristo. Amén. Oh, me alegra pensar en eso.
42Ahora, no la tenemos en plenitud, eso es cierto, pero tenemos las arras de nuestra salvación, tenemos las arras. Nosotros no estamos por encima de la tentación ni tampoco por encima del pecado, pero Jesús nos ayuda en toda tentación. Cuando yo hago algo malo estoy presto a arrepentirme y también cualquiera que quiera vivir rectamente con Dios. Ud. no tiene el deseo de hacer lo malo, sino que cuando satanás lo molesta de alguna manera, hay una expiación esperando por mí. Si yo confieso mi falta Dios es justo para perdonarla.
43Es igual cuando uno se enferma. No hay señal de que Ud. sea inmune a la enfermedad, pero todo el tiempo Dios está dispuesto a librarlo de esa enfermedad. ¿Lo ven? Cada vez que Ud. se enferma recurre a Dios y le pide y Él está dispuesto a librarlo, porque hay una expiación. Todo se fundamenta en la fe suya en esa expiación que es su redención. Y si sabemos que el gozo que tenemos es sólo las primicias de lo que viene, ¿cómo será cuando obtengamos el beneficio completo de la póliza? ¿Cómo será?
44Hermanos, mucha gente habla de cómo otros gritan, lloran y se comportan cuando el Espíritu Santo cae sobre ellos. Yo me pregunto cómo será realmente cuando lleguemos a la Gloria. Dicen que cantaron himnos con palmas en sus manos, cantando hosanna, gloria al que se sienta en el trono, hosanna… cantando y ondeando palmas, ese será un momento maravilloso. Si tan sólo algunas cualidades me hacen sentir como me siento a veces, ¿cómo será entonces? Tendré que tener un cuerpo distinto para poder soportar aquello, pero eso es algo seguro. Cuando yo sé que surge una tentación, huyo hacia Él, hacia mi refugio y cuando Dios me liberta de esa tentación y me deja libre, mi corazón se regocija y las campanas de la Gloria resuenan. Entonces yo miro hacia atrás y pienso: "Oh Dios, ¿cómo lo hiciste?"
45¡Qué feliz me siento! Uds. saben, si Uds.… Cuando Uds. son tentados tremendamente por algo, si convierten a Jesús en su Refugio, cierran sus ojos y siguen derecho, esa será la experiencia más dulce que hayan vivido alguna vez.
46En una ocasión cuando un león corrió hacia Sansón para atacarlo, él mató al león; el Espíritu Santo vino sobre él y mató al león como si fuera un cabrito o un animal pequeño. Pero otro día cuando pasaba por donde estaba el cadáver del león, su esqueleto, unas abejas habían hecho un panal en él; él se la comió y dijo que era la miel más dulce que había probado. Lo que una vez lo iba a matar, al pasar por allí y ver los restos, se gozó con la miel que había allí. Así es hoy. Amén.
47Cuando puedo ver aquella antigua vida que una vez amé, pero que ahora está tan muerta como la media noche, les diré que puedo levantar mis manos, alabar al Señor y comer la miel más dulce que haya probado en toda mi vida. "Es un gozo inefable y lleno de gloria".
48Cuando puedo salir por allí y veo a alguien como el joven que vi hace un momento o muchos otros que dicen: "Hermano Branham, mi mamá se estaba muriendo de tuberculosis. Éste estaba en una silla de ruedas, aquel estaba así. Pero Ud. le pidió al Señor Jesús y Él lo sanó". Les digo que eso hace que el corazón de uno se eleve muy alto. Si esas son las primicias, ¿cómo será cuando tengamos la redención completa? ¿No será maravilloso?
49Oh, hermano. ¡Cómo será el gozo en aquel momento! Si me han prometido la resurrección de esta pestilente casa mortal en la que vivo, si me han prometido redención y un cuerpo nuevo que no envejecerá ni se arrugará, debo tener algún tipo de primicia de esa expiación que me compruebe que lo tendré. Cuando Ud. ve a un hombre postrado en cama con un cáncer y nuestros apreciados médicos le han dicho: "Está fuera de nuestro alcance". Pero Ud. se arrodilla y le pide al Señor Jesús conforme a Su Palabra, Su expiación y Su Promesa de hacerlo, luego ve que aquel hombre se levanta en salud, fuerte y con el rostro saludable, les diré que esa es la miel más dulce que hayan probado. Eso es correcto. Ciertamente lo es. Y nosotros estamos seguros de eso porque Dios lo ha dicho. La redención, el Libro de redención, ser redimido…
50Este Libro de Éxodo se basa en tres cosas de las que nos gustaría hablar por un momento. Tal vez una o dos de ellas en esta noche y mañana en la noche la otra. Se basa sobre el poder de satanás, el poder de la fe y el poder de Dios.
51Leímos aquí en el principio, después de terminar Génesis, el hermoso libro de Génesis, entramos en la enseñanza de Éxodo, los sacados fuera, separados. Inmediatamente encontramos a satanás metiéndose con el programa de Dios, vimos el ojo maligno del diablo, la serpiente, que siempre ha tratado de interferir con el programa de Dios antes de que llegara a la tierra. Y la mayoría de las veces él siempre sabe cuando viene.
52Obsérvenlo, tan pronto llegamos al primer capítulo de Éxodo, el libro de redención, hallamos al diablo interrumpiendo el mismo programa de Dios. Primero fue el decreto del Faraón de echar al río a todos los niños varones de los Hebreos que nacieran y ahogarlos.
53Mediten en eso. Es el mismo diablo con ojos de reptil… Fíjense en Abel allá en el principio, tan pronto satanás se dio cuenta que por esa simiente justa, por Abel, vendría el Redentor, inmediatamente se puso a trabajar para destruir la misma herramienta escogida que Dios usaría. Fue inmediatamente a destruirlo.
54Mírenlo en el tiempo de José, cuando Dios estaba manifestando a Jesucristo el Hijo de Dios en José, vean cómo apareció satanás como en el capítulo 27 de Génesis, para destruir a José y lo habría hecho. Fíjense, el mismo instrumento que Dios había de usar…
55Allá en Crónicas, más o menos en el capítulo 22, trató de destruir a la simiente real; y en Mateo capítulo 2 vean la rapidez con la que satanás se puso a trabajar. Cuando supo que ya estaba cerca el tiempo para que naciera el Redentor, se metió en los líderes políticos y emitió un decreto, matando a todos los niños de dos años para abajo, con la finalidad de matar al Señor Jesús.
56En Mateo 27 lo intentó y tuvo éxito, lo consiguió. Pero eso es lo que me gusta: satanás sólo puede… su dominio sólo llega hasta el río y río significa muerte o separación, hasta allí llega el dominio de satanás y allí se detiene, pero allí comienza Dios.
57Qué hermosa esperanza existe esta noche, al saber que toda persona, todo creyente, cuando está junto al sepulcro llorando por sus hijos o sus seres queridos, la fe puede elevarse en medio de aquello y mirar más allá de las sombras, hacia un Dios de resurrección de entre los muertos.
58¡Oh, qué cuadro nos dibuja en parábola este hermoso libro! Cómo Dios, enseñándonos lo que haría por medio de esas cosas allá, confirma cada Palabra en Cristo Jesús nuestro Señor, el Redentor perfecto.
59Ellos iban hasta el río cargando a sus pequeños y los echaban allí. Fíjense que ese es el fin del dominio de satanás, su dominio sólo llega hasta el río y allí se acaba su poder. Satanás tiene el poder de la muerte, pero gracias al Dios Viviente que tiene el poder de la resurrección más allá de las sombras de la muerte. ¡Qué cosa tan maravillosa es esa!
60Quiero que se fijen en esto y lo estudien por un momento. Cada uno de nosotros aquí bajo el dominio de satanás, está en este mundo que es suyo, porque antes de que existiera una criatura en él, ya satanás caminaba sobre las piedras ardientes. Le pertenece y esta noche es su gobernador; él es gobernador de todo gobierno y política, por eso es que tenemos guerras, rumores de guerra y problemas. Pero mediten, algún día glorioso…
61Cuando Satanás llevó a Jesús a la cima del monte, le mostró todos los reinos del mundo, los que existían y los que vendrían, diciéndole: "Todos son míos y hago con ellos lo que quiero; y te los daré si te postras y me adoras". Pero Jesús sabía que Él sería el heredero de esas cosas en el Milenio y le dijo: "Apártate de mí Satanás, escrito está: Al Señor adorarás y a Él sólo servirás".
62Cuando vemos a satanás con toda su corrupción haciendo que las jóvenes, los hombres, ancianos y demás, se emborrachen, maldigan, usen un vocabulario soez y actúen bajo el dominio de satanás… Pero nosotros podemos mirar más allá de eso con los ojos de la fe y percibir un mundo perfecto, con gente perfecta durante el Milenio, donde no habrá maldiciones, mal vocabulario, bebidas, muerte, ni dolor. Todo será limpiado por causa del Redentor.
63Ahora, después del poder de satanás que termina en el río, la fe suya es el siguiente poder. Gracias a Dios por eso. Dios tiene un poder que ningún error de muerte podría tocar jamás, Dios es la resurrección.
64Satanás tiene que acabar en el río y río significa muerte. Aquellos pequeños eran echados al río y eso acababa con todo, morían. Los cocodrilos, caimanes y todo lo demás que vivían allí, los devoraba, el fin de ellos era ser ahogados en el río o devorados por las criaturas del río.
65Ahora, cuando Moisés nació, Moisés era el instrumento de Dios escogido, provisto, preordenado, elegido y predestinado por Dios para ser Su instrumento que obraría en aquella edad; y satanás estaba haciendo todo lo que podía para atraparlo, pero Dios lo engañó.
66¿Por qué? Nos damos cuenta aquí que una hija de Leví, o más bien un hijo de Leví fue y se casó con una hija de Leví. Nació este niño y al nacer ellos se dieron cuenta que aquel era el niño apropiado. Amén. Espero que capten eso.
67Ella miró al niño y algo estaba ocurriendo: supo que se acercaba el momento de ser liberados. En mi opinión, el Espíritu Santo le reveló: "Este es". Por eso no temió a la orden del rey ni a sus amenazas. Allí lo tienen. Cuando la fe se establece, el temor desaparece. La fe tiene grandes músculos y pelos en el pecho; y cuando habla todo lo demás enmudece. El cáncer tiene que callarse y despejar el camino, los tumores, la tuberculosis y todo lo demás se va cuando la fe se levanta y dice: "Siéntense". Eso lo concluye.
68¡Oh, hermano! Haya sido el Rey Faraón o quien haya podido ser, pero cuando aquella ama de casa se levantó y observó al niño, no tuvo temor de lo que había dicho el rey. Ese es el segundo poder del que vamos a hablar. El poder del diablo, cierto, él tiene el poder y el reino de la muerte; pero el segundo poder que fue concedido es la fe y la fe deja a satanás avergonzado. Ciertamente así es.
69Aquella ama de casa sostuvo en sus brazos al niño y no tuvo temor al mandamiento del rey, no le importó lo que el rey había dicho porque sabía que Dios era poderoso y podía cumplir Su Palabra.
70Oh, si en esta noche nosotros pudiéramos tan sólo juntar esa clase de fe y recibirla para que habite en medio nuestro, que se mueva en nuestros seres y en medio de la iglesia, no fe emocional sino una verdadera fe sólida que no acepte un no como respuesta, que sepa que Dios lo dijo y eso lo concluye. Me gusta eso.
71Fíjense en esto ahora, ¿qué hizo ella? Ella no intentó hacer que su hijo escapara de la pena de muerte impuesta a todos los niños sino que por fe construyó una arquilla, la calafateó por dentro y por fuera y le puso brea como expiación, para que transportara al niño por las aguas de la muerte.
72¡Qué hermosa ilustración de Cristo! No rehusó… "No se haga mi voluntad sino la tuya". No rehusó la muerte sino que estuvo dispuesto a aceptarla, para que sirviera como expiación por nosotros y así transportarnos por el río de la muerte y más allá. ¡Qué bella ilustración la que tenemos aquí!
73Observen a la madre entretejiendo aquellos juncos, buscando asfalto para ponerle por dentro, de manera que fuera cómoda y suave, la calafateó por fuera.
74Ahora, si leen allá en Levítico se darán cuenta que la palabra calafatear y brea se traduce también como expiación. Léanlo y fíjense si no es verdad. Es una expiación. En los días de Noé también se le llamó expiación, allá cuando Noé predicó durante ciento veinte años sin que ninguna alma fuera salva, sólo los de su propia casa; pero advertido por Dios sabía que el juicio se acercaba, sabía que no podía escapar de aquello, pero Dios le proveyó una expiación. Eso me gusta. Dios abrirá un camino.
75Dejen que eso penetre muy profundo. No importa cual sea el problema, Dios dará una salida. En la Biblia se le llama Jehová Jireh y Jehová Jireh significa: El Señor proveerá. Amén. Me contenta mucho en esta noche saber que Él todavía es Jehová Jireh. No importa cuáles sean las circunstancias, Dios dará una salida, abrirá una vía de escape.
76Satanás podría acorralarlo a Ud. con un cáncer, pero Dios abrirá una vía de escape. Satanás podría meterlo debajo de un vehículo, pero Dios abrirá una vía de escape. Satanás podría quitarle su familia, pero Dios abrirá una vía de escape. Dios tiene una salida.
77Vamos a observar el arca por un momento y cómo fue hecha. No se podía salir a cortar cualquier tipo de árbol, porque no cualquier tipo de cosas podrá soportar los juicios de Dios. El agua era el juicio Divino que iba a destruir el mundo entero, entonces tenía que ser algo que pudiera hacerle frente al juicio Divino.
78Y amigo mío, yo quiero que Ud. sepa en esta noche que viene un juicio Divino para todo el mundo, recuerde que satanás tiene su dominio ahora y Ud. cree estar disfrutando, pero espere: su dominio terminará muy pronto y entonces el Reino de Dios será establecido y yo quiero estar en ese reino.
79En el día presente nosotros soportamos persecuciones esperando la venida del Gran Rey, en cuyo reino y dominio espero pararme delante de la gente para decir que Él no está muerto como otros dioses, si no que ha resucitado de los muertos y vive por siempre jamás… Fíjense en eso. Oh, me gusta esto. Pensar en eso me hace sentir muy religioso. ¡El meditar en eso!
80Entonces Dios especificó el tipo de madera con el que Noé construiría el arca, se llamaba madera de gofer.
81Un día me puse a investigar y pensé: "Bueno, ¿qué tipo de madera sería esa?" Entonces comencé a indagar en el diccionario para investigar qué significaba madera de gofer y encontré que era una madera muy flexible, muy manejable y suave. Entonces pensé: "Oye, ¿cómo se podría aplicar eso al creyente?" El arca fue construida como tipo de la iglesia, el arca era la iglesia. Entonces dije: "Oh Dios, ya entiendo. Está hecha de creyentes no fríos, indiferentes y endurecidos sino suaves y manejables en las manos de Dios". De eso fue hecha el arca. Dije: "Alabado sea Dios". Eso es bueno.
82Que sean tiernos y estén dispuesto a admitir su error diciendo: "Dios, ten misericordia de mí pecador". Entonces Dios puede tomar algo así, moverlo y ponerlo en el arca.
83Entonces vino satanás y dijo: "Pero, será mejor que leas un poco más y averigües qué es eso". La madera blanda tiene los poros abiertos, es suave y si uno mete la madera de gofer en el agua, al rato estaría empapada y el barco se llenaría de agua. Si Ud. construyera un arca de madera de gofer y la metiera al agua, los poros estarían tan abiertos (eso es lo que hace suave a esa madera) que el agua penetraría en ella y al rato el arca se hundiría.
84Pero me di cuenta que Dios le dijo a Noé que calafateara el arca, que le pusiera brea por dentro y por fuera, en ambos lados. Entonces hallé de dónde provenía la brea. Provenía de un árbol como de pino, un árbol fuerte, una Siempre Verde o un árbol que siempre está vivo. Este árbol era cortado y luego lo golpeaban con una pieza de hierro hasta sacarle la resina. Luego vaciaban la resina en una vasija y la hervían hasta que estuviera bien caliente, entonces esa resina caliente era vaciada sobre la madera de gofer y penetraba en ella. Una vez que la madera era embetunada con la resina, quedaba lista y preparada, quedaba más fuerte que el acero.
85Entonces pensé: "Eso es, Señor. Tú buscas a una buena persona de corazón abierto y derramas allí la resina, que es el Espíritu Santo; derramas en los creyentes el Espíritu Santo y fuego, hasta que estén tan empapados que ya no sean ellos mismos. Entonces pueden enfrentarse a las olas, chocar con los troncos y sacarlos del camino, porque siguen avanzando". ¡Aleluya!
86El único que puede soportar los juicios de hoy, es un Cristiano nacido de nuevo y lleno con el Espíritu Santo. Dios ha calentado el Espíritu de Dios y lo ha derramado en él, empapando todo su ser. Amén. Me gusta eso.
87Entonces él realmente puede entrar en territorio del diablo sin mirar a la derecha ni a la izquierda. Amén. Ese es un creyente, está empapado, tiene un corazón blando y Dios derrama en él el amor Divino, para que pueda soportar los juicios Divinos enviados por Dios. Y ella transportó a Noé.
88Me gusta ver cómo esa madre con el arca toda embetunada por dentro y por fuera, llega al río y no está dispuesta ni preparada para hacer que su hijo… para tenerlo escondido en alguna parte. Pero con los ojos de la fe ha visto lo que Dios va a hacer y lo lleva directo al río en esa barquilla. Sin duda que no podemos pensar que ese fue un acto natural amigos, tuvo que ser un acto sobrenatural.
89Allí estaba ella con lágrimas cristalinas en sus ojos, mientras ponía a su hijo en lo que llamaríamos el ataúd de la muerte y que lo echaría al agua. Desde luego, por fe ella sabía y creía que tras aquellas oscuras nubes había un Dios Viviente que podía llevar al niño a su destino. Ella se había dado cuenta que él era el niño adecuado. Amén.
90Así pienso yo en esta noche de la iglesia que tiene el Espíritu Santo, ella puede ser lanzada de aquí para allá y llamada de todo, pero yo sé que Dios ha derramado la resina en esa iglesia y algún día… yo no sé cómo y no puedo decírselos, pero Dios la llevará a su destino eterno. No sé cómo, pero la veo moviéndose por el Espíritu Santo. Todo eso es sobrenatural para mí y no lo entiendo, pero lo creo, lo acepto y avanzo con ella mientras la marea se mueve.
91Ella calafateó la barquilla y la puso en el río. Recuerden que en ese río había cocodrilos y de todo, pero en el corazón de la madre no había nada de temor porque ella… Cuando puso al niño en el río, caminaba en las mismas huellas de su padre Abraham que muchos años atrás había caminado por la fe y llamado a las cosas que no eran como si fuesen, porque se sostuvo como viendo al invisible.
92Esta noche es igual para cada hombre o mujer que sea hijo de Abraham, por la fe ha salido sin saber, no puede probar por ninguna señal qué es eso, pero lo cree porque Dios lo ha dicho y lo acepta en Su Palabra. Amén. Obsérvenlo ahora mientras avanza.
93¡Vaya! Estas noches no son lo suficientemente largas. Fíjense, cuando uno llega a un punto tiene que detenerse, vamos a avanzar un poco más, vamos a seguir a este niño por unos momentos.
94Ella lo puso en el río creyendo por fe. Uds. saben cómo es algunas veces, cuando hay que derramar amargas lágrimas al sepultar a nuestros seres queridos; en tipo, así estaba ella allá poniéndolo en el mar, o en el Nilo que eran las aguas de la muerte. Sus ojos podían mirar a través de las oscuras nubes que la rodeaban y saber que tras esas nubes estaba el Dios vivo de la resurrección. Ella no podía verlo con sus ojos, pero allí estaba la fe y la acompañaba, ese hombre de músculos fuertes y pelo en el pecho podía ver más allá de las nubes y mirar a Dios detrás de ellas.
95Y esta noche tal vez un cáncer lo ha conquistado a Ud., quizás otra cosa se haya apoderado de Ud., alguna enfermedad, podría ser la enfermedad del pecado o la que sea, puede que todo le parezca oscuro y sombrío ahora, podría parecerle como que nunca se va a recuperar, como que no se repondrá de esa tuberculosis, ese problema de la próstata, los pulmones o lo que sea, ese tumor o ese estado de parálisis. El médico puede decir que ya no hay esperanza, pero parada junto a Ud. en esta noche y lista para tomarla como posesión suya, están los ojos de la fe que ven la victoria por el Señor Jesucristo más allá. ¡Aleluya!
96¡Fuera satanás y su oscuridad, y que viva la fe en el Señor Jesucristo, la fe del Dios Todopoderoso! La fe puede ocupar su lugar santo sobre la Roca de los siglos y penetrar con su ojo de águila toda nube de tormenta, cuando las mismas olas de la muerte y la desilusión traten de socavar su fundamento. Ella puede parase allí y mirar más allá de los cielos y decir: "Dios tiene razón". Puede creer en el consejo del Dios sabio y viviente.
97Lo que hará la fe… La fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven. La fe es un látigo que está junto a Ud. Si tan sólo Ud. permitiera que lo tomara como posesión en esta noche y creyera, si tuviera fe y creyera que la Palabra de Dios es verdad. Si la acepta, la fe obrará milagros para Ud., ¿lo creen? La Palabra de Dios lo ha dicho y esa es la Palabra infalible: "Estas señales seguirán a los que creen, en Mi Nombre echarán fuera demonios o espíritus malignos, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en sus manos, beberán cosas mortíferas y no les hará daño, sobre los enfermos pondrán las manos y sanarán".
98Eso lo dice la Palabra de Dios. Hay algo tratando de obrar en cada corazón individualmente en esta noche, está diciendo: "Esa es la verdad, pero, ¿se refiere a mí?" Sí, se refiere a todo el que quiera venir, se refiere a Ud.
99El Espíritu Santo está aquí para salvar a todo pecador, traer de vuelta a cada descarriado y sanar a toda persona enferma, esos son los beneficios de la muerte de Jesucristo y Él está aquí para darse a conocer. Uds. lo ven noche tras noche y hora tras hora obrando. Y ahora mismo, mientras trato de alejarme de esa unción del bendito Espíritu Santo, que el Ángel de Dios, quien es la persona infalible en medio nuestro esta noche…
100Se me hace difícil porque están apareciendo visiones por todo el auditorio en este momento, estoy tratando de calmarme para poder llamar la línea de oración. Yo no soy un mentiroso ni tampoco un hipócrita, les estoy diciendo la verdad. Cierto. ¿Por qué? Al Espíritu Santo le gusta que Uds. tengan fe y el Espíritu Santo vive de la Palabra, por eso es que se manifiesta así en Uds., a Él le gusta cuando Uds. reciben la Palabra de Dios. Está escrito que no sólo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios y cuando Ud. pone al Espíritu Santo en Ud., va y bebe de la Palabra y comienza a elevarse en la fe. ¡Aleluya!
101Yo sé que Uds. creen que estoy loco, muy bien, me siento mejor loco que de otra manera, entonces me quedo así. Amén. Si se requiere que una persona esté loca para creer la Palabra de Dios, entonces déjenme quedarme como estoy, si se supone que estoy loco al creer esto.
102Yo creo que Jesucristo el Hijo de Dios que se levantó de los muertos está aquí en este auditorio esta noche. Creo que Él es Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente. ¡Aleluya! Tiene toda la sabiduría, llena todo el espacio y es Todopoderoso. Él es el Vivo y Verdadero.
103¿Creen Uds. eso? Así es como se cree y se es salvo. La única forma de ser salvo es creer en esto. Él está aquí. Él es el que observa a Su audiencia.
104¿Cuántos aquí quieren la oración esta noche? Levanten sus manos. Quiero orar por Uds. He intentado durante mucho tiempo hacerles creer esto, he recorrido los Estados Unidos de un lado a otro, con un ministerio que ha sido probado en todos los fuegos que el diablo le ha podido poner y ha salido ciento por ciento fiel, siempre será así porque no soy yo ni esto es mío, es de Él y yo sé que Él puede cuidar de los suyos.
105Moisés, Abraham le creyó a Dios cuando le dijo que tendría un hijo siendo ya de cien años, todavía le creía a Dios porque sabía que era poderoso para cumplir lo que había prometido. En esta noche Dios todavía es así. Cuando Jesucristo dijo: "Las cosas que Yo hago vosotros también las haréis y aun mayores, porque Yo voy al Padre". Él podía hacerlo y no sólo podía sino que lo hizo, lo ha hecho siempre y lo hará, porque es Dios y no puede fallar.
106[Espacio en blanco en la cinta-Ed.]… Es la debilidad de nuestro propio intelecto humano, lo que llamamos fe intelectual… Leemos algo y decimos: "Sí, correcto, yo creo que eso está correcto". Eso es intelectual. Hermano, algo debe suceder aquí abajo para hacerlo creer realmente. Su fe intelectual razonará y dirá: "Veamos, mi caso es tan difícil que no hay necesidad de que lo intente, mi caso es demasiado difícil". Ese es su razonamiento. ¿Qué será tan difícil para Dios?
107Hace mucho tiempo cuando fui salvo, hace unos veintitrés años tomé una decisión parecida: No iba a preocuparme por nada que Dios hubiera dicho, porque Dios es poderoso para guardar Su propia Palabra, y cualquier cosa que… Si algo es demasiado difícil para que Dios lo haga, ¿de qué sirve que yo me preocupe por eso? Amén.
108Si Él es Dios Todopoderoso, puede hacer todas las cosas. Si Él no puede hacer todas las cosas, no es Dios Todopoderoso. Por eso es que yo creo en Él como el Dios Todopoderoso y entrego a Él mi alma, mi cuerpo, mi vida, mi aliento, mi muerte y resurrección. Y algún día glorioso Él vendrá.
109[Espacio en blanco en la cinta-Ed.]… Pero mientras Él viene y Su iglesia está en los preparativos, yo quiero pararme en la brecha con los brazos extendidos y reclamar Su Poder de resurrección, que Él es el mismo de ayer, hoy y por siempre, y Su poder nunca ha cesado y nunca fallará. Él es el mismo todo el tiempo. Amén.
110Yo lo amo a Él y quiero que Ud. lo ame. Yo quiero que Uds. crean en Él. El perfecto amor echa fuera al temor. Si Uds. le aman con la actitud correcta en el corazón, no tendrán ningún temor acerca de que Él puede cumplir Su Palabra o no.
111Noche tras noche mientras he estado parado en la plataforma, delante de miles de personas en todo el mundo, con críticos sentados allí que dicen: "Eso es esto, aquello o lo otro". Brujos que se levantan tratando de echarle a uno un hechizo y lo retan a un duelo y demás; ni una sola vez, lo digo por la Gracia de Dios, el mínimo temor ha llegado a mi corazón. Ni una sola vez. ¿Por qué? Él dijo que cuidaría de mí y yo le creo, esa es la razón. Si me asusto, saldría corriendo.
112Pero les diré que cuando Jesucristo lo unge a uno, no lo hace con un material que sale corriendo. Eso es todo. No es la Roca de Gibraltar sino la Roca de los Siglos… Ud. suba a la Roca de los Siglos que es la Palabra de Dios, tome su posición y párese mientras las puertas del infierno batallan contra Ella, con esta perfecta seguridad: Que Él que lo prometió no falla ni fallará. Amén. Eso es fe, por eso es que no se asusta.
113El diablo no es más que un fanfarrón que resopla, es puro trueno sin relámpagos; pero le diré hermano: el poder relampagueante del Cristo resucitado le pone una certeza allí que sacude el alma de ese profundo sueño de las cosas terrenales y la transporta a un ámbito inmortal, para que crea en Dios, lo acepte en Su Palabra y llame las cosas que no son como si fuesen. Amén.
114Él viene por una iglesia redimida por la Sangre del Cordero, elegida, apartada, comprada, lavada y planchada, sin mancha ni arruga. Que Dios nos ayude a poner nuestra fe en el lugar correcto esta noche y salir al campo de batalla diciendo: "Satanás, tú eres un mentiroso. Jesucristo murió para liberarme y eso es mío, vete de aquí".
115Si Uds. que tienen sus derechos volvieran esta noche a sus casas y allí se encontraran un montón de borrachos zapateando, armando alboroto, fumando, bebiendo, maldiciendo y viviendo inmoralmente, Uds. les dirían: "Salgan de aquí porque esta es mi casa". Si ellos le dijeran: "Nosotros somos seres humanos y esto fue construido para seres humanos, nosotros tenemos derecho de estar aquí". Uds. les dirán: "Esta es mi casa y tengo un título que prueba que es mi propiedad". Si les muestra el documento y no se van, hay una ley aquí que los hará irse.
116Y a ese demonio que se acercó a Ud. esta noche tratando de enviarlo al sepulcro prematuramente o dejarlo paralítico, léale el documento de Dios: "Por Sus llagas nosotros fuimos sanados". Y si no quiere creer que hay un Espíritu Santo aquí, la ley de Dios lo echará de allí, eso se lo probará. Sólo llame a Jesús a la central: J-E-S-Ú-S y vea si algo no va a suceder. Los Ángeles de Dios ocuparán sus posiciones y ese demonio se irá. Ud. puede pararse allí en puntillas y decir: "Sí, señor. Esa es la verdad". Amén.
117No aquí arriba, o aquí abajo, Ud. ha leído su título claramente y sabe de qué se trata. ¡Oh, hermano! Me siento como si pudiera tomar alas y salir volando, ¿verdad? Cuando uno medita en eso. ¡Elévame por encima de las sombras y dame compañerismo Divino! Sí, señor. Párese allí donde todas las cosas son posibles.
118Párese donde se paró Enoc. Hermano, cuando una tarde él dio un pequeño paseo con Dios y siguió caminado hasta llegar al Hogar con Dios y no quiso regresar. ¡Aleluya! No fue una mañana sino una tarde... Amén. El Rapto, la resurrección... Él tuvo testimonio de haber agradado a Dios, porque le creyó. Amén.
119Eso es lo que nosotros necesitamos, eso es lo que queremos y eso es lo que tenemos, pero Uds. tienen miedo de usarlo. Amén.
120Después que este culto haya terminado, si Dios lo permite, tomaremos nuestras vacaciones y nos iremos a las montañas de cacería, ¿de qué serviría darle a un hombre un arma si no la va a usar? La carga y es una buena arma, pero nunca servirá de nada a menos que la use. Así es su fe, es una fe buena, Ud. leyó, creyó y tiene una experiencia con Dios. Ud. cree, sí, pero la fe sin obras es muerta. Póngala a trabajar. No sea perezoso, póngala en movimiento.
121¡Vaya! Veo cosas ocurriendo en la audiencia y estoy tratando de apartarme de eso, para que podamos dar comienzo a la línea de oración, pero no puedo, eso se sigue moviendo en mí. ¡Aleluya!
122No hay necesidad de contristar al Espíritu Santo con esas cosas. Eso es correcto. Vamos a creer. Uds. créanle con todo el corazón, Uds. que están sentados en la audiencia en esta noche, esta es la unción más poderosa desde que llegué aquí esta noche, he tratado de orar por los enfermos sin tarjetas, que pasen y se ore por ellos. Pareciera que Dios ha derramado una doble porción sobre mí y no puedo evitar… no puedo llamar la línea de oración, se está moviendo por todas partes. Le hago un reto a su fe en el Señor Jesús resucitado. Eso es correcto. Uds. sólo crean.
123Señora, Ud. que tiene su mano levantada allí. ¿Cree Ud. de todo corazón? ¿Cree Ud. que yo soy Su siervo? Si Jesucristo me permite saber lo que anda mal con Ud., parada aquí, ¿aceptará Ud. su sanidad? ¿Lo hará? ¿Lo harán los demás? ¿Creen que Él se levantó de los muertos y que yo lo he representado correctamente? ¿Qué es esto? Es fe. ¿Qué fue eso? Él dijo: "Yo estaré con vosotros". Yo le creo. Eso es correcto. Si Ud. lo cree, esa hernia que Ud. tiene en el ombligo será sanada en esta noche. ¿Es eso lo que Ud. tiene, verdad? Si es así, mueva la mano. Muy bien. Créalo y puede recibir lo que pide. ¡Aleluya! Créanle a Dios. Todas las cosas son posibles. Tengan fe en Dios. Oh, ¿no es Él maravilloso? Jesús dijo: "Yo puedo si vosotros creéis". Primero Uds. tienen que creer.
124Ud. señor que está sentado allí al final de la fila, mirando hacia acá con su mano levantada, allí en esa primera fila, mirando hacia acá con problemas de sinusitis. ¿Cree Ud. que Dios le puede sanar? Allí mismo… la persona que está sentada a su lado allí, Ud. cree, ¿verdad? Si cree, levántese señora. Eso es correcto. ¿Cree Ud.? Dios le bendiga y reciba su sanidad. Amén. Eso es. [El Hermano Branham continúa ministrando a la gente de la audiencia por medio del don de discernimiento-Ed.]