Photo

~ PREGUNTAS Y RESPUESTAS 2 ~
1...?...Estoy contento de estar aquí otra vez en esta noche para el servicio de nuestro Señor. Y al verlos a Uds. contentos y cantando esas hermosas alabanzas antiguas, llenos todos Uds. del Espíritu y demás, nos hace sentir muy bien.
2Estamos contentos de poder disponer de unos momentos otra vez en esta noche para contestar una o dos preguntas. Esta mañana les quité mucho de su tiempo, pero espero que Uds. hayan recibido una bendición como yo la recibí solamente hablando de ellas. Es...Ud. sabe, tenemos tanto que hablar sobre ellas, ¿verdad? Y tenemos una Persona de quien hablar, y ese es nuestro Señor Jesús.
3Hermano Teddy, por favor, quédese aquí arriba por un momento. Se me informó que había un pequeñito enfermo en el auditorio.
4Y antes que empiece con esto, les diré que tendremos Comunión, así que no queremos tomar mucho tiempo--y tal vez tengamos un bautismo. Así que quiero orar por los que necesitan oración...?...quiero orar por los enfermos primero, antes que principie con las preguntas.
5...Hermano Teddy, por favor, toque El Gran Médico Ya Está Aquí. Y vamos a llamar a los enfermos y pedir las bendiciones por ellos. ¿Cuántos hay aquí que necesitan que se ore por Uds.? Hay algunos que no oramos por ellos en esta mañana. ¿Pudieran levantar sus manos...?...[Porción sin grabar en la cinta.--Editor]...y escuchar ese testimonio, y glorificar a Dios por todas Sus bondades. Alabado sea Dios de quien fluyen todas las bendiciones. ¿Verdad que sí?
6Vamos a empezar rápidamente con estos testimonios en estos momentos, y vamos a tratar de (perdónenme)--quise decir con estas preguntas. Y confío que Dios verterá Sus bendiciones en esto.
7No dejen que me extienda mucho en ellas. Hermano Cox, quiero pedirle a Ud., y a los diáconos que están sentados en la hilera de enfrente, que me detengan cuando se llegue el tiempo de participar de la Comunión (¿ve?), porque yo me extiendo mucho en ellas. Voy a tratar de irme lo más rápido que pueda. Y si no las termino en este domingo, las terminaré el próximo, así que trataré de terminarlas en esta noche.
8Hay muy buenas preguntas. Déjenme decirles, que si no fuera por el avivamiento y las cosas que estamos haciendo, me gustaría tomar como una semana únicamente en enseñanzas Bíblicas sobre Génesis, Exodo, Apocalipsis, y otras más, y regocijarnos en el Señor. Amo las preguntas profundas de la Biblia y las enseñanzas Bíblicas, siempre y cuando Uds. no se metan en cosas mitológicas. Sino que únicamente se queden en la simple, e inadulterada Palabra de Dios; eso es lo que lo sostendrá hasta el fin. ¿No cree Ud.? Muy bien.
9Esta mañana tenemos algunas de las mejores preguntas, algunas de ellas referentes a los ciento cuarenta y cuatro mil, ¿quiénes eran, y qué porción serían ellos? Y sobre la Novia. Y muchas otras, preguntas muy profundas. Y algunas otras que no alcancé a terminarlas.
10Bien, en esta noche vamos a principiar con esta, y vamos a pedirle al Señor que nos ayude. Nosotros no podemos abrir la Biblia. La podemos abrir físicamente, pero se requiere realmente la mano de Dios para que se nos abra a nosotros. Podemos voltear las páginas. Pero en el Libro de Apocalipsis, cuando Juan miró, y vio a Uno sentado sobre el Trono, el cual tenía un Libro en Su mano. Y no había hombre que fuera digno de tomar el Libro, o de romper los Sellos, o ni aun de mirarlo. Ningún hombre en el Cielo, ningún hombre en la tierra, ni ningún hombre debajo de la tierra, ni en ninguna parte era digno. Y él vio al Cordero, que había sido inmolado desde antes de la fundación del mundo. Y El vino y tomó el Libro de la mano de Aquél y abrió los Sellos; ese fue Jesucristo.
11Yo le estaba platicando a un hombre en esta semana, un hombre de negocios muy prominente en la ciudad, quien me decía del peligro de regresar a Africa y a la India, y me decía: “Acaban de matar a un general Inglés en aquellos lugares”. Y yo le respondí: “¿Y qué tiene que ver eso con mi ida?” “¿Vas a ir allá en donde están asesinando a la gente, en ese movimiento racial, y toda esa cosa?”, me preguntó él. “Seguro, le contesté, porque allí es en donde se me necesita, allí en donde el Señor quiere que vaya”. “¿Qué si te matan?”, me dijo él. “Bueno, le dije, si Dios quiere que me maten, me matarán, y eso es todo”. “Oh, Hermano Branham”, dijo él, “no deberías de pensar eso”. “No me importa si eso sucede, le dije yo. Tú eres religioso, y yo creo que eres un buen hombre”, me dijo él, “pero recuerda que aun mataron a Jesucristo”. “Seguro, le contesté, porque era la voluntad de Dios”. “¿Qué?, me dijo él, ¿la voluntad de Dios?”...Ese hombre había ido a la iglesia (tiene cerca de setenta años de edad) --había ido a la iglesia...Asistía a una iglesia respetable de esta ciudad, desde que estaba en la cuna, y allí creció y nunca supo que había sido la voluntad de Dios que Jesús muriera.
12Yo le dije: “Hermano, El fue inmolado desde antes de la fundación del mundo, desde el principio. El fue inmolado antes que aun viniera a la tierra”. ¿Verdad que sí? Y El es el Cordero de Dios que fue inmolado antes de la fundación del mundo.
13Hablemos con El por unos momentos acerca de estas preguntas. Padre, no somos dignos, somos incapaces, lo sabemos, de abrir el Libro y aun de mirarlo. Pero permite que el Cordero venga en estos momentos en esta noche, el Cordero de Dios que fue inmolado desde antes de la fundación del mundo, y tome las cosas que son de Dios y las presente a esta congregación. Permite que el Espíritu Santo tome estas palabras, y permite que no sean mis palabras o palabras de hombre, sino que haz que sea la Palabra de Dios en cada corazón hambriento. Porque te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Aquí está la primera (no las hemos acomodado o nada, solamente las abordamos de la manera como vienen), parece estar muy interesante. La primera, ¿a cuántos les gustan las preguntas, déjenme ver sus...? Muy bien. Mientras yo sepa que les gustan. 15. ¿El hombre al morir, va al Cielo o va al infierno inmediatamente, o espera hasta el juicio?
14Esta es una pregunta muy buena. Y merece mucha consideración, porque cada hombre está interesado en saber, ¿adónde se va a ir después de que su vida se termina aquí? Todo hombre está interesado en saber esto. Bien, por mi parte, diré que yo no sé la respuesta. Pero la contestaré de acuerdo a la Biblia.
15Una mujer acaba de gastar cincuenta dólares por una llamada telefónica de larga distancia como de treinta y cinco o cuarenta minutos, o tal vez más larga, que me hizo desde Los Angeles, California, tratando que yo le dijera que era legal y correcto para ella dejar a su esposo y casarse con otro hombre. Yo no haría eso. ¡No! Yo le dije: “¡No está correcto!” “Mi esposo es un pecador”, me dijo ella, “y este hombre es un Cristiano”.
16“Eso no tiene nada que ver con esto”, le dije yo. “Ud. será una adúltera si lo hace”. Me dijo ella: “Yo estoy tuberculosa, y no hay ninguna razón de vivir para mí, si yo no me caso con este hombre”.
17“Ud. solamente está encaprichada con ese hombre y no lo ama, eso es todo, Ud. no puede unirse a él, porque tiene su esposo. Ud. ha hecho un voto de vivir con él hasta que la muerte los separe. Cualquier cosa fuera de eso es adulterio”. Pero, ella siguió insistiendo. Y le dije: “Señora, no hay necesidad de...” “Si tan sólo tú me dijeras que está bien”, me dijo ella. “No puedo decirle, le dije yo...” “Es que tenemos tanta confianza en Ud., Hermano Branham”, me dijo ella.
18“Entonces escuche lo que le estoy diciendo a Ud. Le estoy diciendo la Verdad, pues no puedo decir otra cosa que lo que Dios ya dijo”. Dios dijo que es la verdad, así que así es exactamente como es. ¿Ve? “Esa es de la manera que se supone que es, y de la manera que debe de ser”.
19Y en estas preguntas, así es de la manera que queremos que sea. Bien, aquí, en este pequeño grupo de gente en esta noche, probablemente hay diferentes clases de ideas; y creemos que todas son buenas, cada una de ellas lo son. Su idea es buena, y es un...Pero, lo que hacemos, es poner...Al igual como los gansos, los patos, y todo, las abejas--todo tiene un líder. Si la abeja reina muere, Ud. sabe lo que sucede. Si el líder de los patos muere, tienen que coger a otro. Tienen que tener un líder.
20Y el hombre tiene que tener un líder; y el líder es el Espíritu Santo. Y el Espíritu Santo ha puesto en la Iglesia primeramente, apóstoles, y después de eso, profetas, y así lo demás. No hace mucho, alguien me dijo: “Hermano Branham, no necesitamos que nadie nos enseñe. Cuando el Espíritu Santo venga, no necesitaremos a nadie que nos enseñe”. “La Biblia dice que no necesitaremos que se nos enseñe”.
21Entonces le dije yo: “¿Por qué el mismo Espíritu Santo puso en la Iglesia maestros?” ¿Ve?, ¿ve? El puso a la Iglesia en orden. Allí lo tiene Ud. Necesitamos tener maestros. Correcto.
22Pero lo que quiero decir es que Ud. no debe tener a alguien que le enseñe diciéndole: “Tú no cometerás adulterio; no jurarás y tomarás el...” Ud. ya sabe eso. Ud. mismo estando consciente del Espíritu Santo le dice que es incorrecto el hacer eso.
23Pero en cuanto a enseñanza Escritural, se necesita el ungimiento del Espíritu Santo. Correcto. Y Dios ha puesto a la Iglesia en orden por apóstoles y profetas, y dones de sanidad, milagros y demás. El puso a la Iglesia en orden y puso maestros y demás para guiar y dirigir a Su Iglesia. Y en esta mañana, como ya lo hemos dicho, Jesús está en la tierra como Su Cuerpo...Y como Su cuerpo se mueve, él se mueve con El, es como una sombra que se refleja en la tierra.
24Ahora, mucha gente...El pueblo Adventista cree que cuando un hombre muere él se va directamente a la tumba y allí se queda, su alma, su cuerpo, y todo lo demás, hasta la resurrección. Y sus...Ellos le llaman a esto: “el sueño del alma”. Bien, eso está bien. Eso está bien mientras crean en Jesucristo y que son nacidos otra vez, eso no los dañará. Pero de acuerdo a las Escrituras, cuando una persona muere, si ella es Cristiana, si ella ha nacido otra vez y ha sido llena del Espíritu Santo, nunca se levantará en el juicio para morir. ¿Ve? Ella va directamente a la Presencia de Dios. Y nunca tendrá que estar en el juicio, porque El ya lo hizo...¿Ve?
25Yo no tengo que pararme en el juicio por lo que ya hizo Cristo por mí. Ahora, yo era un pecador, pero el juicio de Cristo...Se lo voy a decir todo en pocas palabras, Dios dijo: “El día que tú comas de ese árbol, ese día morirás”. Eso queda establecido.
26Ahora, Dios tiene que guardar Su Palabra. El no puede hacer otra cosa más que guardar Su Palabra, porque El es Dios. El no puede...Ud. estaba separado de Dios. Ud. nació en pecado, y fue concebido en iniquidad, y vino al mundo hablando mentiras. Así que cuando Ud. nace, Ud. es un pecador por naturaleza. Y no hay nada en el mundo que Ud. pueda hacer al respecto. No hay nada que yo pudiera hacer para salvarme yo mismo o Ud. salvarse así mismo. Es lo que Cristo hizo por nosotros en Dios, quiero decir, es lo que Dios hizo por nosotros en Cristo. ¿Ve? No es, porque yo pienso esto o porque yo hago esto, es porque El hizo eso.
27Ahora, nosotros estamos en El. El se paró ante el juicio de Dios; El tomó el juicio para sí. Y El, siendo inocente de pecado, no conociendo pecado, se hizo pecado por nosotros. Así que mientras Ud. esté en Cristo, Ud. está libre de juicio. “Cuando yo vea la Sangre, pasaré de vosotros”. ¿Ve?, ¿ve? Eso es. Es la Sangre, lo que lo hace libre.
28Ahora, el pecador nunca...El pecador tiene que pararse en el día del juicio. Y no habrá otro juicio. La Sangre de Cristo, está como un círculo o como un arco iris alrededor del mundo. Y mientras Ud. esté aquí...Si Dios mirara al mundo en esta noche en otra manera que no fuera a través de la Sangre de Cristo, El lo destruiría en un segundo. El lo haría. Seguramente que sí. Y a esto es a donde están llegando los juicios.
29Así que, mientras que un hombre esté aquí en la tierra, no importa si el hombre es un borracho, o un jugador, o un tremendo incrédulo, las misericordias de Dios todavía sirven como sacrificio para él. Y una mujer, ella pudiera ser, aun si ella fuera una prostituta o lo que fuera, la Sangre de Jesucristo todavía sirve de sacrificio para ella. Pero en el mismo minuto que el alma de ella abandona su cuerpo y se va, ella ha pasado de la misericordia al juicio. Dios ya la juzgó. Eso queda establecido. Ella ya ha sido juzgada. Ella ha sido juzgada.
30Ud. mismo se juzga por la manera que Ud. trata la propiciación que Dios hizo por sus pecados. ¿Ve? Ud. mismo se juzga. Ud. no lo juzga suficiente justo para que le perdone. ¿Ve? Si Ud. piensa que El lo va a perdonar, confiese sus faltas, y El lo perdonará.
31Y luego (fíjese), por un mismo Espíritu todos somos bautizados en un cuerpo. Y así como ese cuerpo fue levantado por Dios, resucitado de entre los muertos, justificado, sentado a Su diestra en poder y majestad en el Cielo, así también aquellos que están muertos en Cristo, están en Cristo, y están libres de juicio, y se levantarán en la resurrección.
32Pero cuando nosotros morimos, cuando morimos, vamos directamente a la Presencia de Dios Todopoderoso en un cuerpo celestial. Si yo encontrara allá al Hermano Neville, si los dos muriéramos hoy, en una hora contando desde este momento lo encontraría allá: “Y lo saludaría”, hablaría con él. No iba a poder saludarlo de manos; porque él iba a estar en un cuerpo celestial. Iba a poder hablar con él; se iba a mirar igual como es. Yo me iba a mirar como soy. Ibamos a poder hablarnos, pero no íbamos a poder tocarnos, porque no íbamos a tener ninguno de nuestros cinco sentidos, la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído. ¿Ve? Pero íbamos a ser inmortales, y nos veríamos uno al otro. Ibamos a vivir en las esferas benditas del altar de Dios. ¿Qué no saben que Juan miró a las almas debajo del altar llorando y clamando: “Cuánto más, Señor, cuánto tiempo más”, para regresar a la tierra y ser sobrevestidos?
33Entonces, cuando Jesús, el cual está en nosotros hoy en la forma del Espíritu Santo, cuando Su cuerpo celestial, el Espíritu Santo, regrese con el cuerpo glorificado, seremos glorificados con El y seremos a Su imagen. ¿Ve lo que quiero decir? Entonces yo lo saludaré de mano y le diré: “¡Hermano Neville!”
34Miren. Jesús les dijo a Sus discípulos, cuando estaban tomando la Cena, El les dijo: “Yo no comeré más del fruto de la viña hasta que lo coma y lo beba con vosotros otra vez en el Reino de mi Padre”. ¿Verdad que sí? ¿Ve? Así es. Así que...Cuando uno muere...Una persona que está justificada, se va a la Presencia de Dios como un ser inmortal y vive en las esferas benditas de paz hasta el día en que regresa.
35Hubo un tiempo en que las personas no regresaban a la Presencia de Dios cuando morían, me refiero a los que eran justificados. Eso fue en el tiempo del Antiguo Testamento. Ellos iban a un lugar llamado Paraíso, y allí era en donde las almas de los justos esperaban. Pero el Paraíso fue un lugar en el que Dios guardó a las almas como en una tierra de sueño, hasta que la Sangre de Jesucristo fue derramada; pues la Sangre de toros y machos cabríos no podían quitar el pecado, únicamente lo cubrían. Pero la Sangre de Jesús quitó el pecado.
36Si Ud. se fija, cuando El murió en el Calvario...en Su resurrección, El trajo consigo de la tumba aquellos santos que habían muerto bajo la ofrenda de la sangre de toros y machos cabríos, y terneras. Y entraron a la ciudad (¡oh!) y les aparecieron a muchos. ¡Qué hermoso cuadro! Oh, si pudiéramos retenerlo sólo un momento. Mire a Jesús cuando El murió.
37Como siempre lo he dicho, yo creo que en estos momentos en esta iglesia, están pasando aquí vidas de seres mortales. Y cada una de ellas está en esta gran conglomeración de culpabilidad, de oscuridad y de sombras. Son seres mortales que viven aquí. Ahora, o están influenciados de esta manera, o lo están de la otra manera. Ud. no puede estar aquí siendo un pecador o santo, sin ser influenciado por el mundo de abajo o por el mundo de arriba. Si Ud. está influenciado aquí por el mundo de arriba, Ud. es de arriba. Su cuerpo celestial está esperándolo allá arriba. Pero si Ud. es pecador, e hipócrita, e indiferente, su cuerpo celestial estará aquí, no importa cuánto piense Ud. que está allá arriba; porque el fruto que Ud. da delante de la gente prueba de donde es Ud. Así es que Ud. es aquí lo que es en alguna otra parte. La vida que Ud. vive aquí está reflejando la herencia que Ud. recibirá cuando Ud. se vaya de aquí. ¿Entiende Ud.?
38Hoy estamos (oh, cuando pienso en eso)--en estos momentos estamos glorificados en la Presencia de Dios, nosotros creyentes nacidos otra vez. “Si este tabernáculo terrestre se deshiciere, tenemos uno esperando en Gloria”, no en alguna otra parte, allá en la gloria esperándonos en estos momentos. Y estos cuerpos terrestres gimen por ser sobrevestidos de esa inmortalidad. ¿Verdad que sí? Enfermedades, achaques, y dolores, decepciones, y sufrimientos, y...¡Oh! Me dará mucho gusto cuando esta casa de pestilencia llegue a su fin, ¿a Ud. no? ¡Sí, señor! Entonces podremos irnos al Hogar. Correcto.
39Nosotros estamos gimiendo por ser sobrevestidos, el Espíritu está gimiendo. Oh, cuando Ud. mira y ve todo el dolor alrededor, toda la conglomeración, peste, y pecado, y vida mundana, y engaño, y todo yo pienso: “Oh, Dios, ¿cuánto más tiempo será?”
40Uno de estos días voy a predicar mi último sermón, voy a dejar mi Biblia así de esta manera, y me voy a ir al Hogar. Oh, qué día va a ser ese. Y cuando este tabernáculo terrestre se termine aquí, no pasará ni un segundo cuando yo ya esté allá; y así Ud. también. ¡Oh, Señor! con razón los de antaño decían: Esta vestidura de carne dejaré y me levantaré, Y echaré mano del premio Eternal; Y gritaré de júbilo mientras atravieso el aire...(Seguro, subiendo más.)
41¿Dónde está esto? ¿Cuándo se nos fue dado esto? ¡Hoy! “Aquellos que El justificó, El también glorificó”. ¿Y se da Ud. cuenta que nuestro cuerpo glorificado, nuestro cuerpo inmortal está esperándonos en la Presencia de Jesucristo en estos momentos, esperando a que nosotros lleguemos?
42¿Sabe Ud. que cuando un niño es engendrado en este mundo, antes que nazca ya tiene vida? Pero no se le ha sido enviada todavía. Y tan pronto como ese niño se aproxima a su nacimiento...Sus pulmones están sin aire, está muerto. Sus músculos se contraen bruscamente y tiemblan. Pero la primera cosa al nacer, es darle una o dos nalgaditas [El Hermano Branham lo ilustra.--Editor], y él [El Hermano Branham respira con dificultad.] cogerá aire. ¿Qué es lo que sucede? Mientras ese cuerpo natural está siendo formado en la madre, hay un cuerpo espiritual esperando para recibirlo tan pronto como ese niño nace.
43Y tan seguro como este cuerpo espiritual nace, también hay un cuerpo natural esperando para recibirlo, y viceversa, así es de la manera que sale de este mundo. ¿Ve? regresa otra vez al Edén (¿ve?), otra vez al Edén.
44Con esto, Dios le saca completamente el aguijón a la muerte. Con razón Pablo podía pararse y decir: “Muerte, ¿dónde está tu aguijón? Sepulcro, ¿dónde está tu victoria?” Y luego dijo: “Gracias le doy a Dios quien nos dio la victoria por nuestro Señor Jesucristo”. ¡Sí, amigos! Si este tabernáculo terrestre se deshiciere, tenemos uno ya esperándonos, así que no se preocupe.
45Pero para Ud., amigo, quien hizo esta pregunta, si Ud. es un pecador Dios tenga misericordia de Ud. ¡Sí, señor! Ud. no solamente está bajo condenación hoy, pero no aquí, ¡aquí, no! Ud. seguirá y prosperará. Y eso es debido a las misericordias de Dios. La razón por la que Ud. prospera y hace lo que hace es debido a las misericordias de Dios. Esto es verdad. Pero uno de estos días, si Ud. es un pecador y llega a morir, su alma se irá al juicio y será condenada. Y luego, será echado, y atormentado hasta el día en que Ud. regrese otra vez a esta tierra. Y Ud. recibirá un cuerpo inmortal, un cuerpo inmortal que no puede morir, y será echado en las tinieblas en donde será el llorar, lamentar, y el crujir de dientes. Ud. será echado al infierno, en donde el gusano nunca muere o el fuego nunca se consume, y Ud. será atormentado por todas las edades por venir. Jesús dijo eso. Esto es un cuadro triste, pero es lo que la Biblia dice.
46Si Dios condenó al pecado y pagó tal precio por él, ¿qué sería si esos espíritus injustos pudieran ser librados? Tuviéramos otra cosa igual como la que tuvimos en los últimos seis mil años. ¿Es verdad esto? Pero nunca más habrá una oportunidad otra vez.
47Ud. pudiera decir: “Bueno, yo creo que cuando uno desciende a la tumba, se va al infierno”. Su cuerpo va al infierno, eso es correcto. Infierno significa “separación”. Muerte significa “separación”. Su cuerpo muere, hay separación. Ud. se va de entre sus amados aquí, pero eso no es de lo que estamos hablando. “Una vez le es asignado morir al hombre, después de eso, el juicio”. ¿Ve?
48Ahora, cuando Ud....si Ud. tiene que pararse ante el juicio de Dios, Ud. va a ser juzgado por un Dios con ira. Y Dios va--Dios ya lo ha anunciado que El lo va a hacer. Así que Ud. sabe cómo va a ser su juicio antes que Ud. aun llegue allí. Así que la cosa por hacer, es ser salvo y tener este cuerpo glorificado...
49Mire. Si yo tengo que--si mi espíritu...Mire, no somos algo muerto; tenemos vida. Si mi--si este escritorio aquí--si esta tabla de arriba tuviera la vida que está en mi dedo, y tuviera una inteligencia para moverlo, se pudiera mover como se mueve mi dedo. Nosotros no estamos hechos de esa clase de material. Estamos hechos de--de--de células, y de vida, de fibras; y hay un espíritu que todo lo controla. Nada más fíjese qué tan rápido tiene que viajar. Tiene que haber una reacción negativa y positiva. Mire aquí, al tocar mi mano esto, tan pronto como mi dedo toca eso, lo siente. Así de rápido viaja hasta mi mente, y mi mente dice: “Está frío”. Y de allí se regresa al dedo. ¿Ve qué tan rápido es? Más rápido que el pensamiento, más rápido que todo, es la acción que allí se lleva a cabo. ¿Qué es? Hay algo vivo allí adentro, y ese nervio obra en la mente. ¿Ve lo que quiero decir? El nervio lo toca, lo siente, y le dice a la mente: “es frío”. La mente dice que es frío, porque el nervio lo sintió. ¡Oh, Señor! Ud. habla de una hechura.
50...Y cuán rápido Dios conoce cada pensamiento que pensamos. Todo lo que hacemos, El lo sabe. Así que cuando el creyente muere, él se va a la Presencia de su Hacedor, su Dios. Y el pecador, cuando muere, se va a su destinación. Entonces al regresar...Yo estoy hablando del Elegido en estos momentos.
51Pero hay algunos que estarán en la segunda resurrección, que tendrán que pararse en el juicio con el pecador, para ser juzgados juntamente con él. Quiero estar seguro de aclarar esto. ¿Ve?
52Ahora, habrá...Lo primero que acontecerá, será la venida de la Novia. Habrá gente en el mundo...Tal vez Ud. no pudiera estar totalmente de acuerdo con esto, pero escuche atentamente. El hecho que Ud. acepte a Cristo como su Salvador personal, eso no quiere decir que Ud. se va a ir en el rapto. Eso es para el Elegido, él es el que se va a ir en el rapto. Aquí en la tierra se quedará un remanente que pasará por la persecución y la gran tribulación. La Iglesia será arrebatada en el rapto.
53Cuántas damas aquí no saben que cuando Uds. van a cortar lo que quieren hacer Uds. extienden sus patrones sobre la tela de esta manera, y cortan la tela de acuerdo al patrón. ¿Verdad que sí? Y el resto de la tela es de la misma clase que la que fue escogida para cortar el patrón. ¿Verdad que sí? Pero esa es la porción que Uds. toman. Uds. pudieran usar el remanente después, pero la porción de la tela de la que Uds. cortaron...
54Ahora, ¿quién pone el patrón? Dios, por elección. ¡Amén! Dios por elección pone el patrón. El dijo: “Yo os he escogido desde antes de la fundación del mundo...Yo puse este...” Jesús les dijo a los discípulos que El estaba con ellos, y que El los había escogido, y los había conocido desde antes que el fundamento del mundo hubiera sido puesto. ¿Es verdad esto? Así que Dios pone el patrón. Ahora, habrá un grupo Elegido que se irá en el rapto. Y habrá otro grupo de gente que es buena, recta, con una vida santa, que Dios las ha salvado del pecado, que no estarán en el rapto; pero que se levantarán en la segunda resurrección,
55Oh, espero que Uds. no se enojen conmigo si les aclaro una cosa aquí. ¿Ve? No lo haga. Tengo que decirlo, porque no me deja estar en paz (¿ve Ud.?) Mire. Fíjese. Lo voy a decir: Hay gente que cree en justificación por fe (¿ve?), y viven una vida buena, limpia, una vida santa; y también creen en santificación.
56Mire a Judas Iscariote. Judas Iscariote estaba justificado cuando creyó en el Señor Jesucristo y lo aceptó a El como su Salvador personal. Judas Iscariote fue santificado en Juan 17:17 y se le fue dado poder en Mateo 10 para ir a echar fuera demonios. Y cuando Judas Iscariote regresó, después que había sanado al enfermo y echado fuera demonios, regresó regocijándose y gritando al igual que cualquier buen aleluya que Ud. haya visto. ¿Es verdad esto? La Biblia lo dice así. Pero cuando él llegó a Pentecostés, mostró su color. Observe este espíritu hoy día.
57Hay gente en el mundo hoy día, buena gente Cristiana que creen en justificación, muchos de ellos, millares, millones creen en justificación. Pero ellos no tienen nada que ver con santificación. Pudiéramos decir que esos son Presbiterianos, Episcopales, y demás. Ellos creen en justificación; la predican. Y eso está bien; están correctos.
58Los Nazarenos, los Santos Peregrinos, los Metodistas Libres se movieron a santificación. Ellos creen en santificación. ¡Eso es correcto! Están bien. Y obtuvieron victoria, y gritaron, y alabaron al Señor. Ellos están correctos; están bien. Pero hábleles a cada uno de ellos del bautismo del Espíritu Santo, y del poder, y de las señales, y maravillas, y van a mostrar sus colores en esos momentos. Van a decir: “Yo no quiero nada de eso. Yo no creo...” Aun la iglesia Nazarena, cree que si un hombre habla en lenguas, es del diablo. Bien, hermano, Ud. hace eso, Ud....
59Ellos quitaron al Dr. Reedhead de la presidencia, de las Misiones del Sudán, porque él habló en lenguas. Y dijeron: “Nosotros no podemos tenerlo aquí”.
60Yo les dije: “Entonces Uds. no pueden predicar como Pablo. Uds. no pueden aceptar el Evangelio de Pablo, porque Pablo dijo: ‘No prohibáis el hablar en lenguas”’. Correcto. Pero ellos dijeron que eso era del diablo. Han visto tanta imitación, y se los han llevado a ellos. ¿Ve? Son una iglesia justificada y santificada; pero niegan que el bautismo del Espíritu Santo es una obra diferente de la de santificación. Pero es una obra diferente. Seguro que es.
61Tres elementos salieron del cuerpo de Cristo. Y esos mismos elementos que salieron de Su Cuerpo, son los que usamos para entrar en Su Cuerpo. Uno fue agua (¿verdad que sí?), Sangre, (¿verdad que sí?), y Espíritu. Y--Jesús--la Escritura dice que: “Son tres los que dan testimonio en el Cielo, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Y estos tres son Uno; son Uno. Pero los tres que dan testimonio en la tierra; no son uno”, dice la Escritura, “pero estos concuerdan en uno: Agua, Sangre, y Espíritu”. ¿Es verdad esto?
62Ahora, Ud. no puede tener al Padre sin tener al Hijo. Ud. no puede tener al Hijo sin tener al Espíritu Santo, pero Ud. puede ser justificado sin ser santificado. Y Ud. puede estar justificado y santificado y todavía no tener el bautismo del Espíritu Santo. ¿Ve? Eso es verdad. Eso es Escritural. “Estos tres”, dijo él: “que dan testimonio en la tierra, Agua, Sangre, y Espíritu; estos concuerdan en uno”. ¿Ve? No son uno, pero concuerdan en uno, porque es el mismo Espíritu en medida. Dios nos da el Espíritu en medida.
63Lutero, bajo justificación, eso fue lo que él predicó. ¿Verdad que sí? Lutero predicó: “El justo vivirá por fe”. El tenía un gran mensaje. Y eso fue una porción del Espíritu Santo. Entonces Lutero, cuando salió el mensaje--Dios iba a levantar a Su Iglesia y a enviarla en forma más tremenda (¡oh, Señor!), y Lutero dijo: “Nosotros creemos que hemos entrado en la Palabra”.
64Pero entonces Wesley dijo: “¡Oh, no!” El y George Whitefield y todos ellos, dijeron: “Nosotros creemos en santificación--esto era la segunda obra definitiva de la gracia”. ¿Verdad? Y entonces ellos predicaron la Sangre. Los Luteranos no quisieron moverse, y Dios se los dio a los Wesleyanos Metodistas. ¿Ve? Y lo tuvieron. Tuvieron un avivamiento que se extendió por todo el mundo.
65Y la Iglesia real...Cuando llega a ese tiempo...Luego viene el Espíritu Santo con evidencias de señales, maravillas, y milagros. Ahora, Wesley no quiere aceptar esto. Si Wesley y Martín Lutero hubieran estado en la tierra en esas épocas, ellos lo hubieran aceptado, pero es que ellos solamente obtuvieron una segunda etapa de las cuatro o cinco etapas por las cuales pasaron los apóstoles y únicamente las cantaron durante su caminata.
66Ahora, los Pentecostales recibieron y creyeron en el hablar en lenguas. Y lo convirtieron en “la evidencia inicial”, y que cada uno tenía que hablar en lenguas. Eso es un error. Y esas eran las características dadas por Dios. Como yo no tengo nada que ver con que mis ojos hayan salido azules,...Dios me los dio. Y eso es el don de El para Su Iglesia. Dios los puso en la Iglesia. “Dios ha puesto en la Iglesia...” ¿Ve?
67Ahora, cuando ellos recibieron eso...ellos tuvieron una gran bendición, fueron más allá de los Luteranos, o de los Metodistas, que cualquiera de ellos. Y hoy los Pentecostales se han organizado de una manera tal, que son peores que los Metodistas y los otros. Y luego, llegaron a un lugar en donde el segundo y el tercer...Han pasado como cuarenta años desde que ellos recibieron el hablar en lenguas. Pero este árbol de Dios tiene nueve diferentes frutos en él. Ahora, Ud. puede tener cualquiera de estos frutos. ¿Ve? Dios los ha enviado, pero todos salen del árbol. Fíjese en justificación.
68Fíjese en este mensaje de esta mañana. Cuando el juicio fue asentado, y los libros fueron abiertos...Jesús vino con miles de millares de santos, y luego el juicio se asentó. Todos ellos están aquí alrededor del Trono Blanco del Juicio (como ya lo vimos en la Escritura), y los libros fueron abiertos; y otro Libro fue abierto el cual era el Libro de la Vida. Y aquellos que habían sido raptados los estaban juzgando a ellos. ¿Verdad? Los raptados habían ido al hogar y habían recibido sus cuerpos glorificados, y habían vivido en el Milenio, y ahora aquí estaban en el Trono Blanco de Juicio, juzgando a los otros. El dijo que separaría a las ovejas de los cabritos. Ahora, Ud. pudiera sorprenderse y preguntarme: “¿Dónde sucede eso Hermano Branham?” En el Trono Blanco de Juicio.
69“¿Y qué sucede en el rapto?” Bien, en el tiempo del rapto...Jesús enseñó eso como una parábola. Y El lo enseñó de muchas maneras diferentes. Por ejemplo ésta fue una. El dijo que eran diez vírgenes que habían salido a recibir al Señor. Todas ellas eran vírgenes, pero unas tenían Aceite en sus lámparas y otras dejaron que su Aceite se saliera. ¿Verdad que sí? Y cuando la Novia...Bien, ¿qué era el Aceite? El Aceite era el Espíritu Santo; la Biblia dice eso. Ahora fíjese. Ellas eran vírgenes. Ahora, ¿qué quiere decir virgen? “Santa, limpia, separada, santificada”. ¿Verdad que sí?
70Si tuviera un vasito aquí les pudiera mostrar lo que...Por ejemplo esta botella que está aquí, si estuviera vacía, y yo la levantara, y me la hubiera encontrado toda sucia...pero yo quisiera usarla. Bien, la primera cosa que quiero hacer es mostrar Justificación. Yo levanté la botella porque quería usarla. Estaba sucia; yo la encontré en el basurero, o donde quiera que haya sido. Ahora, si yo soy la clase de persona, que no me gusta poner algo limpio en algo que voy a tener que usar. Entonces tengo que arreglar primero esa cosa. Ahora, la mejor cosa es estregarlo, limpiarlo, y santificarlo. ¿Verdad que sí? Ahora, ¿qué quiere decir la palabra santificar? “Limpiar y poner aparte para servicio”. Los vasos del templo en el Antiguo Testamento eran limpiados y apartados para ponerlos en servicio.
71Apliquémoslo a la Iglesia: Dios los levantó a través de la edad Luterana, justificación; en la edad de Wesley, El los santificó; y en esta edad El los llenó. ¿Ve? El puso la Vida en ellos. Y cuando esto, Su Vida a través del Espíritu Santo...El Espíritu Santo los levantó; el Espíritu Santo los santificó; el Espíritu Santo los llenó. ¿Ve? Todo es la misma Iglesia. Pero ahora fíjese.
72Yo pienso que Lutero, Wesleyanos, y todos ellos, muchos de ellos se irán en el rapto. Ellos tenían la porción del Espíritu que se les fue predicado; ellos la creyeron.
73...Hay gente hoy día que entraron a esas denominaciones que nunca siguieron adelante. Sólo ha habido una denominación, y esa es la Iglesia de Dios; y Ella ha seguido siempre hacia adelante sin ningún cambio. Pero estas organizaciones han causado estas divisiones. Y mucha gente hoy día mira al bautismo del Espíritu Santo y dice que son tonterías. Pero han sido justificados; y también han sido santificados. Y dicen: “Oh, esa cosa es un desorden”.
74Yo sé que el diablo tiene toda clase de espantapájaros. Pero donde Ud. encuentra las manzanas buenas, es donde tienen puestos los espantapájaros. Correcto. Pero Ud. váyase por detrás de esa cosa, y cómase las manzanas. ¿Ve?
75Entonces decíamos que Dios los llenó con el Espíritu Santo...Y luego El estableció a Su Iglesia para glorificarla. En la segunda venida, la Iglesia, la Novia regresa. Ahora fíjese. Vea si pasan o no pasan por la tribulación. “Esas vírgenes, que El dijo que vinieron y dijeron: ‘Dadnos de vuestro aceite’”. “¡El Esposo viene!” El anuncio salió: “He aquí, el Esposo viene. Salid a recibirle”. Y estas vírgenes, que eran vírgenes, pías, santificadas (piense en esto), pías, gente santificada sin el bautismo del Espíritu Santo, y dijeron: “¡Danos de vuestro Aceite!”
76Y la Iglesia les contestó: “Apenas tenemos suficiente para nosotras mismas. Vayan a orar”. Pero ya era muy tarde. Así que, la iglesia se fue a las Bodas, y estas otras fueron echadas en las tinieblas (¿verdad que sí?), en donde es el llorar y el crujir de dientes; y entraron a la persecución, sufrieron, y murieron.
77Jesús regresó a la tierra. Y el reinado del Milenio se estableció, y reinaron con El por mil años. Y luego viene el justo y el injusto. Y Jesús y Su Novia juzgan a todo hombre. Y los cabritos estarán en un lado y las ovejas en el otro lado. Entonces Dios viene y toma a la Iglesia que está esparcida por toda la tierra para llevársela a la reunión, en donde todos nos reunimos con nuestros amados. ¿Ve? Allí está la diferencia.
78Ahora, estas gentes aquí...Ciertamente que cuando morimos, si estamos en Cristo Jesús, vamos a estar con ese gran Cuerpo en el más allá, Cristo Jesús. Si somos pecadores, nosotros vamos a estar con ese gran cuerpo de incrédulos; y Dios dijo que nuestra porción sería con los hipócritas, y los demás en el infierno. ¡Amén! Tal vez yo no lo haya dicho con toda claridad. Pero, veamos si podemos encontrar...otra pregunta por aquí. 16. Por favor explique el 24--el capítulo 4 verso 25. ¿Qué es lo que esta Escritura significa, Dios quiso matar a Moisés o a su hijo? ¿Y por qué?
79Sabemos en dónde está ese incidente, está en Exodo 4:24. Es una buena pregunta. Vamos a leerla en estos momentos. Exodo 4:24: Y aconteció en el camino, que en una posada le salió al encuentro Jehová, y quiso matarlo. ¿Cuántos recuerdan esta historia? Bien, Dios le había dado a Abraham, muchas generaciones antes que Moisés, la señal de la circuncisión. Y ése fue el pacto que Dios había hecho, de que cada Judío debería ser circuncidado. ¿Verdad que sí? Cada hombre debía de ser...Esa fue una señal.
80Y hoy día ¿estamos nosotros circuncidados? Sí, por el Espíritu Santo, pero no en la carne.
81Bien, Dios había dado este mandamiento de que: “Cada varón debía de ser circuncidado”. Y Dios, cuando llamó a Moisés para que fuera a Egipto a liberar a los hijos de Israel, Moisés no había practicado en su hijo la misma señal de liberación. ¿Ve lo que quiero decir?
82Les gustaría a Uds. oírme decir: “Todos aquí en la iglesia, cada uno de Uds., vengan y bautícense aquí con agua y los vamos a anotar en la membresía de la iglesia. Y todos nos vamos a ir a la gloria”. Hermano, eso ni siquiera es Escritural. A menos que Ud. sea nacido otra vez, y circuncidado por el Espíritu Santo...Ud. tiene que estar circuncidado. A mí no me interesa cuán bueno sea Ud., a qué iglesia pertenece Ud., cuán buenos hayan sido sus padres, excepto que Ud. como individuo haya sido nacido otra vez por el Espíritu Santo, Ud. nunca se irá en el rapto. ¿Ve? Ud. no puede irse. Pues eso es la misma señal de liberación, la circuncisión; y la circuncisión es por el Espíritu Santo.
83El que preguntó hace esta pregunta: “¿Esta Escritura significa que Dios quiso matar a Moisés o a su hijo? ¿Y por qué?” Dios iba tras Moisés. Y Séfora fue la que lo salvó en esos momentos. Pues Séfora cogió una roca con filo, y cortó el prepucio de su pequeñito, y lo tiró a los pies de Moisés y le dijo: “Tú me eres un esposo sangriento”. ¿Verdad que sí?
84Y Dios le hubiera quitado la vida a Moisés, pero tal vez allí estaba un Angel, que le gritó a Séfora: “¡Séfora! ¡Hazlo inmediatamente!” ¿Ve?
85Y Séfora corrió y circuncidó al niño. Y dijo: “Moisés, tú estás tan interesado en tu jornada y en todo lo demás que tu mismo hijo no ha sido circuncidado”. Yo me pregunto muchas veces si...Algunas veces yo he conocido gente que dice: “Oh, gloria a Dios. El Señor quiere que yo haga cierta cosa. El quiere que vaya a Africa, a India”.
86Y yo les digo: “¿Alguna vez le ha preguntado Ud. al lechero si ha sido salvo? ¿Alguna vez le ha preguntado al muchachito que vende periódico si todavía no ha nacido otra vez? ¿Qué de sus vecinos, son salvos?” ¿Ve? Esa es la pregunta. ¿Ve? Si está en su corazón...
87Hace tiempo me tocó conocer a una mujer en Florida. Y esa mujercita, yo no estoy juzgando. Pero con ella estaba un predicador que había predicado aquí en este púlpito. Este fulanito estaba casado en otro país, y tenía tres o cuatro hijos con su esposa. Y la mujer esta era una viuda. Y venían los dos de Texas, en un enorme automóvil Cadillac. Y la mujer entró. Y claro ella tiene el derecho de vestirse como ella quiera, eso no me hizo nada a mí, pero como mujer Cristiana, ella no debería de haber vestido de esa manera. Ella traía (¡Oh, Señor!), traía dos bolas colgadas de las orejas (o como Uds. le llaman a eso), y en su boca traía bastante pintura labial; y se había rasurado sus cejas y se había pintado otras cejas, con un lápiz. Y ella me dijo: “Hermano Branham, el Señor me está llamando a predicar a un país extranjero”. “¿Ah, sí?”, le contesté yo. “¡Sí!”, dijo ella: “Me va a acompañar este hombre”. Y yo le dije: “Bueno, si el Señor la está llamando, está bien”. (Pero por sus frutos...A mí no me pareció como que... ¿Ve?) Y ella me dijo: “¿No crees que el Señor...?”
88“No me pregunte a mí, le dije yo. Si el Señor le dijo a Ud., Ud. haga lo que el Señor le dijo que hiciera. Pero por lo que a mí respecta, yo no creo que fue el Señor. Se lo digo con toda sinceridad”. Y ella dijo: “¿Bueno, por qué crees así?” “La primera cosa, le dije, Ud. como mujer casada andando con este hombre casado, juntos en esta ciudad, no se ve muy bien. Si hay algo que trae reproche, es eso. ¿Ve?” Y dije: “La primera cosa...”
89Me pregunto, ¿qué le pasaría a esa mujer? La misma cosa tendría...Ella se quedó ociosa y actuando de esa manera sin recibir el Espíritu Santo, al igual como aquella mujer que me llamó hoy de larga distancia queriendo dejar a su esposo, para casarse con otro hombre. Tal vez en un tiempo, ella llegó a un lugar en que estaba en contacto con Dios, pero empezó a codiciar las cosas del mundo. Y yo le pregunté: “¿Recibiste el Espíritu Santo?” Y ella me contestó: “Todavía no, pero lo estoy buscando”.
90“Ud. reciba el Espíritu Santo primero, le dije yo, y El le dirá a Ud. con quién se debe quedar”. Correcto. ¿Ve? ...Eso es lo que es. Si Ud. no lo hace, Ud. morirá espiritualmente. Dios está hablando muchas cosas en esta noche. El ha tocado en la puerta de su corazón [El Hermano Branham da golpecitos en el púlpito.--Editor] muchas veces. Y uno de estos días El va a cerrar la puerta, y no habrá misericordia. ¿Ve?
91Bien, seguro que Dios lo iba a matar. El dice que El le salió al encuentro. Escuchen cómo dice la Escritura: Y aconteció en el camino que en una posada le salió al encuentro Jehová, y quiso matarlo. (A Moisés. Ahora, fíjese.) Entonces Séfora cogió un pedernal afilado, y cortó el prepucio de su hijo, y echólo a sus pies y dijo: A la verdad tú me eres un esposo de sangre.
92Correcto. Ahora, Dios no quería matar al hijo. Dios...Ese pobre pequeñito no sabía qué hacer; era inocente. Pero cuál era el problema, era el padre del niño, que lo llevaba rumbo a Egipto para libertar a los hijos de Israel bajo la señal de la circuncisión; y su propio hijo aún no estaba circuncidado. ¿Ve? Y Séfora cortó el prepucio con una piedra afilada, y lo arrojó a sus pies, y le dijo: “A la verdad tú me eres un esposo de sangre”. 17. Por favor explique el significado de la Escritura: en Isaías 4 y 1 y cuándo se cumplirá. Gracias. Muy bien. Vamos a leerla en estos momentos...Uds. que trajeron sus Biblias y desean leerla, veamos que...no tuve oportunidad de buscarla, pero pensé que tal vez pudiéramos encontrar alguna respuesta. Aquí está. Y en...(¡Ah, sí!) Y sucederá...Y echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio.
93Bueno, hermano, así de malo casi está hoy día. ¡Qué apostasía ha acontecido a nuestro país! Permítame decir esto mi querido amigo Cristiano. Permítanme decirles esto, con respeto piadoso a cada uno de Uds.: Si ha habido alguna vez...Y Uds. los que están aquí que han estudiado historia, saben que estamos en el mismo camino de inmoralidad, de retroceso, que toda nación entró a través de las edades.
94Y como dije en esta mañana...Perdónenme por repetirlo. En los países extranjeros en donde yo he ido, los hombres me preguntan: “Hermano Branham, ¿qué clase de mujer tienen Uds. allá? Pues, todas las canciones que Uds. cantan, hablan de la inmoralidad de sus mujeres”. Eso es. Cantan una conglomeración de...
95Bien, ¿saben Uds. lo que es? ¿Quieren que les diga a Uds. en unas cuantas palabras? Les diré exactamente lo que es. El mundo ha entrado en esta condición, porque es un Sodoma y Gomorra moderno. ¡Exactamente! Estando en California compré el periódico. Y ya no recuerdo cuántos miles de homosexuales decía que habían aumentado cada año, y esto estaba comprobado por entrevista personal. Aun el deseo natural entre esposo y esposa, y demás, ya no está más en la gente. Esto es exactamente lo que Dios dijo que sucedería. Y sus propios...
96Ud. hojea algún...Vea lo que se hace popular. Escuche en su radio o televisiones, o lo que Ud. tenga, y averígüelo. Son las peores y más sucias...Hay algunas canciones que hablan de mujeres o algo así, eso es la cosa que alcanza popularidad.
97Y ha llegado a un lugar en donde parece que no nos importan nuestras mujeres--o a nuestras mujeres no les importa. Eso es lo que es. Si una mujer se guardara en la decencia, el hombre se comportaría correctamente. Y esto no es para levantar al hombre, pero sé que es la verdad. ¡Sí, señor! ¿Pero qué es? Es una condición horrible, y estamos viviendo en ella. Y es de acuerdo a las Escrituras. La Biblia dice que sería de esa manera. Así que, ¿cómo podemos tener un avivamiento? ¿Cómo podemos tener un avivamiento?
98Escuchen, amigos Cristianos. En los pocos momentos que restan permítanme preguntarles algo. Nosotros tenemos a Billy Graham. Tenemos a Jack Shuler. Y todas clases de movimientos religiosos que recorren el mundo. Y han estado operando por los últimos seis o siete años por todo Estados Unidos tan duro como pueden, y no ha habido avivamiento. ¿Por qué? Las puertas se están cerrando. Nosotros hemos sacado del lago en la red todo pez, como lo dije en esta mañana. Tal vez uno o dos estén todavía por allí.
99En una ciudad en donde Billy Graham tuvo una campaña, (me parece que fue en la ciudad de Boston o por esos lugares), ellos reclamaron haber tenido veinte mil y algo conversiones en seis semanas. Algunas semanas después, regresaron a ese lugar y no pudieron encontrar ni veinte de los miles. ¡Píenselo! Hermano, está para terminarse. Yo pudiera decir algo aquí. ¿Ve?
100Nosotros estamos viviendo en los días en que lo que Dios habló pudiera cumplirse. Estamos viviendo en los últimos días. Y estamos viviendo en un tiempo cuando el hombre...A pesar de lo que tratamos de pensar al respecto, la Palabra de Dios dice que estamos predestinados. Correcto. Y lo que Dios ha llamado vendrá a Dios; y lo que Dios no ha llamado no vendrá a Dios. Dios llama, y ellos rehusan el llamado; rehusan... Ahora, yo no estoy diciendo que Dios condena a alguien. El no quiere que todos--que nadie perezca, sino que todos vengan a un arrepentimiento. Pero El siendo Dios, El sabía en el principio que no iban a venir. Y aun así, El les dio una oportunidad, pero no van a venir.
101Si El no sabe eso, entonces, ¿cómo sabría El que tendríamos carruajes sin caballos? ¿Cómo sabría El que vendrían tiempos como los que tenemos hoy? ¿Por qué dijo El entonces que habría: “Hombres arrebatados, hinchados, amadores de los deleites”? ¿Por qué todos los profetas predijeron todas estas cosas que han acontecido desde el principio? Dios lo sabía todo. El sabía que así sería. Y allí había hombres por las edades del tiempo que Dios mirando hacia abajo los miró y dijo: “No van a venir”. Y ellos están condenados con esa condenación, porque ellos mismos la eligieron. ¡Amén! Allí lo tiene Ud.
102Y yo creo, mi hermano, mi hermana (digo esto con respeto piadoso y con temor de Dios en mi corazón), ¡creo que América está hundida! Ella está sin moral. Ella ha llegado a lo más bajo. Es un lástima.
103Piense en esto, mientras contesto esta Escritura, que dice que siete mujeres echaron mano de un hombre. En la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial...Tengo un recorte de periódico en mi casa. Uds. lo leyeron. Que dice: “¿Qué ha sucedido con la moral de nuestra mujer Americana? Dos de cada tres soldados fueron divorciados por sus esposas los primeros seis meses de estancia en ultramar”. Dos de cada tres, fueron divorciados. Estas mujeres huyeron de sus hogares. ¿Por qué es esto? Si Uds. lo entendieran, amigos, verían que es el espíritu del tiempo.
104Tenemos que entrar en el espíritu de los últimos días cuando los últimos días están aquí. Si Ud. va a un salón de baile, Ud. tiene que entrar en el espíritu del baile, o no bailarán. Si Ud. va a la iglesia, Ud. tiene que entrar en el Espíritu de adoración antes que Ud. pueda adorar. El mundo tiene que entrar en el espíritu de los últimos días antes que los últimos días puedan venir, y estamos en el espíritu de los últimos días. Y Dios prometió que estas cosas estarían aquí, y eso es lo que tenemos. Estamos en los últimos días. Y los hombres y las mujeres están sentados dormidos y no se dan cuenta.
105Y la moral...Hace tiempo conocí a un jovencito, este último otoño. Veníamos entrando a una ciudad. Y me estaba platicando, él era un jovencito de escuela preparatoria que estaba casado. Y me dijo: “Me casé con esta muchacha, porque ella era una buena muchacha, y tenía que casarme con ella antes que ella terminara la preparatoria”. Y continuó diciéndome: “Hasta donde yo sé, por años no ha salido una muchacha virgen aquí de la escuela preparatoria”. ¿Ve? Está tan inmoral.
106Y allá en California caminé por las calles en lugares en donde la policía le dice a Ud. que no camine por las calles. Hay más peligro para el hombre caminar por las calles que para la mujer. Callejones oscuros. ¡Oh, Dios, ten misericordia! ¿No saben Uds. que la Biblia dice que estas cosas vendrían?
107Y poco antes que el fuego descendiera, El dio la sombra de esto en Sodoma y Gomorra, cuando El fue allá la misma cosa aconteció. Un verdadero poste de señal para enseñar que el mundo cuando llega a ese lugar, ha llegado a su fin, y recibirá la...[Porción no grabada en la cinta.--Editor]
108Estamos en los últimos días. Seguro. Siete mujeres echando mano de un solo hombre diciendo: “Comeremos de nuestro pan y nos vestiremos de nuestras ropas, solamente sea llamado tu nombre sobre nosotras, quita nuestro oprobio”. Hermano, Ud. no tiene que salir de los Estados Unidos. Solamente hay un lugar que yo he visto en mi vida que al verlo pensé que era peor que las calles y cosas que yo he visto aquí en nuestra propia nación. Y no nos estamos mejorando. Constantemente nos estamos poniendo peor y peor todo el tiempo. Y recuerde, yo estoy hablando en el Nombre del Señor. Continuaremos poniéndonos peor. Solamente hay una sola esperanza para todo, y ésa está en Cristo Jesús. No importa lo que Ud. haga.
109Yo he clamado, y he ido por toda la nación. Y Dios aun ha levantado a los muertos. Y hemos ido a ciudades; y gentes que han estado en sillas de ruedas por años, se han levantado y caminado por toda la ciudad detrás de camiones, empujando sus propias camillas y cosas como esas. Y mujeres, a quienes el doctor las ha pronunciado muertas, con sus radiografías y el nombre del doctor escrito en ellas, Dios las ha levantado de los muertos. Y toda la ciudad sentada presenciando esto dice: “Hum, es telepatía; son un montón de aleluyas”. ¡Ud. con eso, no puede esperar otra cosa que condenación! ¡Correcto!
110El juicio está aquí; Ud. lo va a recibir. ¡Hermano, huya de la ira que viene y corra hacia Jesucristo tan pronto como pueda! ¡Sálgase de esas cosas! Sí, es el espíritu de los últimos días. Muchas cosas pudieran decirse. Me voy a apurar. 18. ¿Por favor nos dice cómo nuestro Señor Salvador Jesucristo nos espera que entremos a la casa de nuestro Señor para adorarle?
111Muy bien, esta es una buena pregunta. Es muy esencial para cualquier iglesia. Dios espera que Ud. venga a la iglesia...Ahora, esto es sólo una pregunta, es una pregunta directa. No es Escritural; aunque lo es. Espere, le voy a decir lo que Dios dice. En primer lugar, si Ud. quiere Escritura para esto, El dice que se supone que el pueblo viene a la casa de Dios por un propósito, y ése es el de adorarle, de cantar alabanzas, y de adorar a Dios. Esa es la manera que Dios espera que vengamos. El no espera que vengamos a la casa de Dios a platicar acerca de nuestros--o de alguna otra cosa, o hablar uno del otro, o hablar de lo que vamos hacer la próxima semana; El espera que vengamos a adorarle. Es una casa de adoración. “Y todo deberá de hacerse decentemente y en orden”, así lo dice Pablo en la Biblia. Se supone que todo debe estar bien. Debe de predicarse un mensaje.
112La primera cosa que diré, de acuerdo a las reglas de la Iglesia en el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento quise decir, en primer lugar, el pueblo entraba a la iglesia de Dios en un Espíritu de adoración. Y ellos entraban, y cantaban himnos. Y tal vez el predicador hablaba, pues él era un profeta de la iglesia. (Un profeta del Nuevo Testamento, es un predicador; sabemos que: “El testimonio de Jesucristo es el Espíritu de profecía”, dice así en Apocalipsis.)
113Bien, el predicador principia a predicar. Y mientras él predica, las bendiciones empiezan a caer, tal vez al final de un extenso sermón, y el pueblo empieza a decir: “Amén”, y alaban a Dios. Entonces tan pronto como él termina de predicar, tal vez un mensaje hablado en lenguas desconocidas venga (Primera de Corintios 14:13, 14). Pero si no hay intérprete en la iglesia, esta persona deberá guardar su paz, y no hablar en lenguas, aunque el hablar en lenguas es correcto, pero lo hacen para Dios. ¿Ve? Pero si hablan en lenguas y hay un intérprete, el intérprete dará el mensaje a la iglesia. Todas las iglesias están llegando a eso.
114Charles Fuller, por más que peleó y debatió conmigo acerca de esto cuando yo estuve allá con él, ahora lo está aceptando. Y lo están llevando por todo Long Beach. ¡Sí, señor! Allí mismo en el auditorio, en donde tuvimos las reuniones, viendo las bendiciones de Dios, el hablar en lenguas, la interpretación de lenguas, y orando por los enfermos. Allí mismo él se paró y me dijo en mi cara: “Hermano Branham, yo no creo en esa cosa”. Yo le contesté: “Bien, eso queda de Ud. Esto no es para incrédulos, Hermano Fuller, esto es para los que creen”. Y ahora él está predicando la misma cosa. Viene el tiempo; que habrá una confrontación.
115Sí, si está en orden, si es esto lo que Ud. preguntaba... Mientras el predicador está hablando todo deberá estar en silencio para escuchar al predicador. Porque es la Palabra de Dios lo que se está predicando, si él está predicando bajo la unción. Entonces, todo espíritu de los profetas está sujeto a los profetas. Cuando el pastor llega al púlpito, y abre la Biblia, la iglesia deberá estar en silencio, escuchando mientras él revela la Escritura, escuchando lo que él va a decir. Si él dice algo que le suena bien a Ud., Ud. puede decir: “¡Amén, bendito sea el Señor!” o lo que Ud. quiera decir. Amén quiere decir “así sea”. La Biblia dice que hagamos esto.
116Luego, después que el mensaje se termina...Si el predicador da tiempo para que el pueblo se regocije, el Espíritu se mueve entre el pueblo, y tal vez El envíe un mensaje. Y si El envía un mensaje, vendrá a alguien, y luego vendrá la interpretación la cual no será solamente citando Escritura o haciendo algo. Dios no usa vanas repeticiones. Sino que será un mensaje directo a alguien para que haga cierta cosa o algo que edificará a la Iglesia. Y luego cuando dan esa edificación a la Iglesia,...
117Como por ejemplo algo como esto: Alguien se para y habla en lenguas; y otro interpreta y dice: “ASI DICE EL ESPIRITU SANTO: Que Fulano de Tal vaya y ponga sus manos en esta persona que está sentada aquí, porque ASI DICE EL ESPIRITU SANTO, en esta noche es la noche de su sanidad”. ¿Qué es? Y luego esa persona a quien se le dijo, dice: “Yo estaba sentada aquí; y tenía en mi corazón un gran sentir por ese niño”. Ahora, ellos se levantan en obediencia al Espíritu, quien dice que vayan a poner manos sobre el niño, y el niño sana. Y si no sana, algo está mal. ¿Ve?, ¿ve?, ¿ve? Es un mensaje directo.
118Y entonces el incrédulo que allí esté sentado dirá: “¡Un momento. Dios está con esta gente!” ¿Ve lo que quiero decir?
119Otro ejemplo sería este: “ASI DICE EL ESPIRITU SANTO: Que cada uno de los que viven en la parte sur de la ciudad, la parte sur de la calle Manantial, se salgan de allí en los próximos dos días, porque viene una tormenta que inundará todo ese lado sur de la ciudad”. Entonces, Ud. se dará cuenta, que es una profecía para toda la iglesia.
120Y entonces alguien, con discernimiento espiritual, se levanta y dice: “¿Fue eso del Señor?” Y si tres hombres de buen testimonio, con discernimiento espiritual, cada uno de ellos se levanta y dice: “Eso fue del Señor”, entonces la iglesia lo recibe; y todos los que viven en esa área de la ciudad, se salen de allí en el lapso de tiempo que se dijo. Y si no sucede más les vale que confronten a esa persona. ¿Ve? Porque tienen otro espíritu entre Uds. Pero si sucede, se bendice a Dios y se le da las gracias por permitirles escapar de la ira que venía. ¿Ve? Observe estas cosas. Esto es cuando la Iglesia está en orden.
121Dos o tres mensajes de esta índole, no más de tres, se darán al pueblo al mismo tiempo. Todo lo que no sea así, deberá ponerse en orden.
122Aquí está otra, yo no sé. Tal vez haya sido una mujer que hizo esta pregunta. Yo solamente...Viene a mi mente en estos momentos algo más, vale más que lo diga de una vez. Las mujeres, cuando ellas entraban a la iglesia, de acuerdo al Nuevo Testamento, ellas entraban y se sentaban con un velo en sus rostros y con apariencia triste, y así permanecían todo el servicio. Esto es de acuerdo a la Escritura. Pero pienso que una mujer...Seguro. Ahora, yo no las estoy condenando a Uds. mujeres. ¿Ve?
123Una mujer joven vino a verme. El Hermano Junior estaba conmigo cuando vino esta mujer, la cual tenía algunos problemas. Sus vecinos se reían de ella, porque no se cortaba su pelo. Hasta que lograron que ella se lo cortara, esto fue aquí no hace mucho tiempo. Una mujer que vive para el rumbo del río la confundió toda, y le dijo que le iba a sacar todos los espíritus que tenía, y le amarro sus pies con el cabello, y eso causó que esta mujer entrara en un miedo angustioso. La mujer tenía dos niños, casi perdió la mente. No sabía qué hacer. Esto fue lo que sucedió.
124Un día paró su automóvil en frente de mi casa. Y el Espíritu Santo descendió, y le habló, diciéndole que iba a sanar: “ASI DICE EL ESPIRITU...” Y ella permaneció en esa misma condición por algunos días, y entonces ella...Ayer iba a visitar a esta mujer con el Hermano Junior y el Hermano Funk. Y estaba como a ochocientos metros de su casa, cuando el Espíritu Santo me impidió que fuera a verla. Ella dijo que estaba parada, peinándose su pelo diciendo: “Que se burlen los vecinos y hagan lo que quieran hacer”, yo me voy a dejar crecer mi pelo.
125Entonces, el Espíritu Santo le habló y le dijo que yo estaba cerca de allí y que quería ir. Y anoche en una visión, vi a la mujer que venía, y El le dijo lo que estaba mal en ella; y hace unos momentos ella fue sanada en mi oficina. ¿Ve? ¿Es verdad esto, Hermano Junior? Es verdad. Hace unos momentos. ¿Ve? Dios no me permitió ir allá porque la cosa todavía no estaba lista. ¿Ve? El me hizo dar vueltas hasta llevarme a un lugar y allí mismo lo confirmó, para demostrar que no era un hombre, sino que era Dios. ¿Ve? Ella me dijo: “Hermano Branham, mi esposo quiere que tenga mi pelo largo”.
126“Dios quiere la misma cosa”, le contesté yo. Correcto, pues la mujer debe de tener pelo largo. Esa es su cubierta.
127Yo sé que estas damas de hoy, Uds. damas--quise decir, usan sombreros. Uds. dicen que eso es su cubierta. Eso es incorrecto. La Biblia dice que la cubierta de la mujer es su pelo. Y si ella se corta su pelo, el orar para ella es una deshonra. ¿Verdad que sí? Esto es Escritura. ¿Ve? Así que, las mujeres deben de usar el pelo largo, sin importar lo que Ud. piense acerca de eso; esto es ASI DICE EL SEÑOR. Ud. muéstreme un lugar...
128Ud. dirá: “Mi pelo está largo. ¿Ve?, me llega hasta mis hombros”. Eso es pelo corto. Ud. pudiera decir: “Cristo tenía pelo largo”. No, El nunca tuvo pelo largo. Ellas dicen, Cristo tenía pelo largo, así que se lo miden a la altura de los hombros y allí se lo cortan. Mire la palabra Griega al respecto y Ud. se dará cuenta.
129Pelo femenino...Un hombre no deberá tener su pelo largo porque es femenino, usarlo largo. Pero El Señor se lo cortó a la altura de Sus hombros, en donde ellos se lo cortaban en aquel tiempo, se lo cortaban todo parejo alrededor. Ese era pelo corto.
130Así que, damas con pelo hasta sus hombros, todavía es pelo corto. Ahora, yo no estoy diciendo que eso lo va a llevar al infierno o que lo va a llevar al Cielo. Esto no tiene nada que ver con eso. Pero el orden de la Iglesia es que la mujer debe tener su pelo largo. Esto es correcto; correcto. Y al entrar a la iglesia...Y no tener nada que ver en los asuntos, los asuntos sociales--quise decir los asuntos en la iglesia. Ella tiene que ser obediente y reverente, y todo lo demás, porque ella fue la que trajo la primera caída, la Biblia dice. Eso es correcto; Correcto. Ahora, rápidamente. Espero que no los haya herido. 19. Pregunta: ¿Por qué vi a Dios en visión cuando estaba a punto de tomar la Cena en mi iglesia? Al otro lado del papel está la firma. (Es un nombre de mujer; sí, es un nombre de mujer,)...¿Por qué vi a Dios en visión cuando estaba a punto de tomar la Cena en mi iglesia?
131Bueno, no sabría decirle, hermana, a menos que sea esto: Que al ver Ud. a Jesucristo aparecerle en una visión en su iglesia en el momento que Ud. iba a tomar la Cena, El le estaba enseñando que Ud. lo estaba tomando en un símbolo. La Cena es para representar el cuerpo de Jesucristo; y Ud. estaba tomándolo a El y metiéndolo en su cuerpo como un símbolo. Así que viva limpia, y viva pura.
132Escuchen. Si Ud. toma la Cena (Ud. lo escuchará al leerlo en unos cuantos minutos) siendo indigno, Ud. es culpable de la Sangre y del Cuerpo de Jesucristo. Que el hombre que tome la Cena, viva bien delante de Dios. No la tome indignamente...
133Miren. La Biblia predice que en los últimos días todas las mesas de Dios estarían llenas de vómito. Y que no habría nadie capaz de entender. ¿Es verdad? Hace poco entré a una gran iglesia. No voy a decir el nombre; todos Uds. la conocen bien. ¿Y saben Uds. lo que ellos tenían como cena? Tenían un pedazo de pan, pan liviano, y lo cortaron en rebanadas. Y un montón de diáconos, los cuales el predicador dijo que siete de ellos eran borrachos...Esto es verdad. Y cada uno de ellos, todo el montón...Ud. los podía ver mientras ellos pasaban, iban hablando con la gente. Y al final, cuando la iglesia fue despedida en oración, entre la escuela dominical y el sermón general a la iglesia, casi todos, el pastor y todos salieron afuera a fumarse unos cigarrillos, y después regresaron y tomaron la Cena del Señor. Dios dijo que El los iba a hacer culpables por eso. “Y muchos están enfermos y debilitados entre Uds., y muchos están muertos”. Correcto.
134Isaías dice que: “Todas las mesas de Dios estarían llenas de vómito, y que a quién le iba a enseñar doctrina”. “Pues precepto sobre precepto, línea sobre línea, un poquito aquí y otro poquito allá. Retenga lo que es bueno. Porque en labios tartamudos y en otras lenguas hablaré a este pueblo, y este es el descanso que yo dije que aquí estaría, pero con todo esto ellos menearon sus cabezas y se apartaron, diciendo: ‘No oiremos’”. Miren en dónde estamos viviendo, amigos. ¡Oh, misericordia! ¡Despierten!
135Si, su visión hermana...si Ud. es una mujer buena, limpia, y santa delante de Dios, Ud. cuando estaba parada allí Jesús le estaba enseñando que El estaba dando la Cena, le estaba enseñando que Ud. lo estaba tomando allí como un símbolo; pero si Ud. no es, esto es como una advertencia para Ud. para que se ponga bien con Dios antes de hacerlo otra vez. 20. La siguiente es: Primera de Timoteo, perdón Segunda de Timoteo el capítulo 2 y el verso 16.
136Un momento. Segunda de Timoteo...[Porción no grabada en la cinta.--Editor]...Uds. se junten. Tal vez Ud. no esté de acuerdo con lo que dije. Pero, vaya a su casa y estúdielo muy bien, y eso le ayudará espiritualmente. Muy bien, Segunda de Timoteo 2:16 dice así: Mas evita profanas y vanas parlerías; porque muy adelante irán en la impiedad. ¡Sí! Yo quiero saber lo que significa “profanas parlerías”. “Evita profanas parlerías, porque ellas irán en aumento hasta llegar a más impiedad”.
137Bien, la primera cosa es evitar: “parlerías profanas porque ellas irán en aumento”. Ahora, todo lo que es un--únicamente se sigue repitiendo vanamente. La Biblia dice--Jesús dijo: “Que tu ‘sí’ sea ‘sí’ y tu ‘no’ sea ‘no’, pues todo lo que sale más de esto, es pecado”. Ud. ni siquiera debe de chistear y decirse bromas uno con el otro. Dios lo va a ser responsable por cada palabra vana que Ud. hable. ¿Sabía Ud. eso? La Biblia dice que va a dar cuenta por cada palabra vana. Así que ¿qué clase de gente deberíamos de ser? Gente que es franca, firme, amante, bondadosa, nunca hablando un montón de tonterías, sino siempre caminando adelante...
138Mire. Ud. tome una persona que...Yo lo he notado conmigo mismo y yo siendo por naturaleza, un Irlandés; siempre tengo una gran tendencia de bromear, y chistear. Y de vez en cuando aun mi esposa me dice: “Bill...” “¡Bill...!” “Tienes razón, cariño”. Le contesto yo. Porque a veces les hago una travesura a los niños...Les hago alguna broma o algo, les digo: “Saben qué, tres grandes hombres salieron de Kentucky”. “¿Quiénes fueron?” “Bueno, Abraham Lincoln”. “Sí”. “Daniel Boone”. “Ajá”. “Y el padre de Uds.” Algo así como eso.
139Y ella me dice: “Bill, lo estás haciendo otra vez”. Y yo tengo que encerrarme en algún cuarto de la casa, y decir: “Señor, perdóname, no quise decirlo. Haz algo conmigo; hazme renunciar a eso”. ¿Ve?
140Y cada día yo--si yo hago eso...En esta mañana estábamos hablando de la palabra “resbalar”. Cuando Ud. hace eso, Ud. se está resbalando. ¡Sí, señor! Ud. tiene que arrepentirse. ¿Verdad que sí? Ahora, yo no quiero decir que Ud. se fue al mundo e hizo esto y lo otro, pero Ud. hizo algo. Ud. tiene que arrepentirse y morir diariamente para vivir en Jesucristo. Así que cada día Ud. tiene que morir para vivir en Cristo Jesús.
141Cuando yo veo algo...Muchas veces hago cosas que están mal. Como cuando alguien dice esto o lo otro, y yo digo un chistecito al respecto. No un chiste sucio; yo no creo que los Cristianos dicen chistes sucios. ¡No, señor! ¡No, señor! Eso no es ser Cristianos, la Biblia lo dice. Dice que rehusemos las cosas viejas profanas, y los chistes, y bromas, y cosas como esas. No, los Cristianos no dicen esas cosas; Los Cristianos tienen pensamientos puros.
142Pero si Ud. no vigila, hoy una persona dice un chistecito. Y bien, él piensa que todo está bien, y lo deja ir, y no piensa más en ello. Al día siguiente dice dos chistecitos. ¿Ve? Y cuando Ud. menos lo piensa, Ud. está haciendo algo más. Y cuando menos lo piensa, eso lo guía otra vez a ese sistema antiguo. ¿Verdad que sí? Apártese de esa cosa. ¡Evítela! Evite esa parlería profana.
143Ud. permita que alguien venga...Le voy a dar un pequeño ejemplo. “¿Sabe qué, Sra. Fulana de Tal? Vi a su esposo. Y permítame decirle. Si Ud....” ¿Ve? Ud. diga: “¡No quiero oírlo!” Sálgase. Y no tendrá que hacerlo muchas veces, pues ellos paran de hacerlo. Correcto.
144“¿Sabe qué, hermana? Déjeme decirle qué le pasó al hermano”. Y no solamente las hermanas, sino que también los hermanos. ¿Ve? Y dicen: “Hermano, déjeme decirle qué sucedió. Si tan sólo pudiéramos deshacernos de este predicador, si pudiéramos hacer esto, o deshacernos de este diácono, o hiciéramos esto”. ¡Oh, oh! Evite esa cosa.
145Creo que una cosita buena que deberían de poner en su escritorio, es una cosita que vi en Florida no hace mucho tiempo. Eran tres changuitos; y uno de ellos tenía sus manos sobre sus ojos, y decía: “No veas lo malo”; y el otro tenía sus dedos en sus oídos, y decía: “No oigas lo malo”; y el otro tenía su mano sobre su boca, y decía: “No hables lo malo”. Yo creo que eso es una cosa buena, ¿no creen Uds.? ¡Sí, señor! ¡Oh, mi Señor! Eso es una cosa muy buena.
146Solamente guarde su mente pura y en Cristo. Ud. piensa ahorita...Mire, si Ud. no vigila, Ud. va a llegar a un punto, en que va a pensar que...Vive tan perfectamente que no puede cometer ese error. Ud. nunca piense de esa manera. ¡No, señor! Ud. no es sin pecado, y Ud. se saldrá del camino o de este lado o del otro lado.
147Pero un hombre que lo tumban, si él es un verdadero soldado él se levantará otra vez. “Señor, permíteme levantarme y tratar otra vez”. Pero un cobarde, tan pronto como él ve que comete el primer errorcito, hace lo que dije en esta mañana: el sapo y la araña se regresan otra vez al agua. ¿Ve? No pueden soportarlo.
148Así que rehuse toda esa profana parlería y bromas y habladurías. Parlería significa “confusión”. Y la Biblia dice: “Marca a esos que causan contiendas entre Uds.”
149Si alguien dice: “¡Esto! y lo otro”, Ud. solamente diga, “¿Cómo le ha ido a Ud.? Me da gusto verlo otra vez. Gracias”. Y siga Ud. adelante. Esa es la mejor cosa. No las evite, sino que márquelas. No les preste nada de atención, porque Ud. ve a lo que conduce. 21. ¿En dónde estuvo Jesús desde Su bautismo hasta los tres años de Su ministerio?
150Muy bien. Jesús, cuando fue bautizado, salió de las aguas, y el Espíritu lo guió al desierto por cuarenta días y cuarenta noches para ser tentado por el diablo. Y fue tentado cuarenta días y cuarenta noches. Durante los cuales ayunó. El diablo lo tentó después de terminar Su ayuno. Pero El resistió al diablo por la Palabra de Dios, y entró a Su ministerio, y predicó tres años y medio, de acuerdo a las Escrituras.
151Mire. Allá en el tiempo de Daniel Dios habló y dijo que El predicaría tres años y medio y después sería cortado para sacrificio durante ese tiempo. Exactamente. El estaba ordenado desde antes de la fundación del mundo. Correcto.
152En Mateo el capítulo cuatro, Ud. encontrará esto. Pero si esto no está de acuerdo exactamente a su creencia, está bien. Ahora, esta pregunta, no creo...Veamos que...¡Ah, sí! Predestinado. Ya la contestamos, verdad...?... 22. ¿En un tiempo todos éramos blancos o negros? Y de los dos, ¿sobre quién estaba la maldición?
153Bien, hasta donde nosotros sabemos, yo no pudiera decirle a Ud. si Adán y Eva eran blancos o cafés, o amarillos, o negros. Yo no puedo decirles. Creo que nadie lo sabe sino solamente Dios, El estaba allí. Ahora, todos teníamos un solo lenguaje y éramos un pueblo hasta que se erigió la torre de Babel, una confusión. Y desde allí su lenguaje fue diferente. Y hasta donde nosotros sabemos todos eran un pueblo hasta ese momento. De allí ellos se separaron y se esparcieron por diferentes partes del mundo.
154Y algunos...Ud. tome un animal; tome cualquier vida animal que coma solamente de un cierto terreno, y él tomará ese color. Si aquí hay un cazador, sígame por unos momentos. Vaya a México, y coja un coyote; y coja otro coyote en Arizona; luego vaya al Norte y coja otro coyote, y observe los tres colores. Coja una iguana que viva en Texas, y coja otra que viva en Arizona, y Ud. mirará que hay diferencia en ellas (¿ve?), porque depende del terreno en donde ellas habitan. ¿Ve?
155Ahora, El Siamés, es una persona amarilla, como el Japonés, y otros más. El Etíope es un hombre de piel oscura, como el Negro que hoy tenemos aquí. El se fue a vivir a esos países cálidos, desérticos.
156Y luego el hombre de piel blanca el pueblo Anglosajón los cuales somos nosotros. La gente de aquí, que hoy le llamamos gente blanca, ellos vinieron de Inglaterra la cual antes se llamaba “la tierra de Angeles”. Porque eran blancos, y rubios...Y estaban dispersos en Irlanda, y Noruega, y demás países Nórdicos. Así que toda esta gente blanca de aquí proviene del pueblo Anglosajón.
157Ahora, ¿quién fue primero y quién recibió maldición? Ninguno de ellos. Yo sé a donde quieren llegar Uds. Uds. tratan de llegar a Cam. Sé que quieren llegar al pueblo de Cam.
158Bien, fueron Cam, Sem y Jafet. Ahora Cam, no trató de cubrir la desnudez de su padre, sino que se rió y se burló de él. Y Dios maldijo a Cam por mirar la desnudez de su padre y no tratar de cubrir su vergüenza. Sem y Jafet caminaron hacia él dándole sus espaldas y arrojaron sus mantos sobre su padre cuando él estaba tirado allí desnudo. Y Dios le dijo a Cam, que su generación serviría a la de los otros dos.
159Ahora, si Ud. piensa que la maldición era que fueran negros, entonces, los Judíos están malditos porque son de piel oscura también. Si Ud. piensa que eso sería la...en la gente que nosotros llamamos gente de color o Negros en este país, Ud. debería de ir a la India. Los Indios son más oscuros de la piel que el Negro. Yo he estado en los países de ambos. Tenemos el Etíope de Etiopía, y el Africano, el hombre de color, el Negro que conocemos hoy. Ellos viven allá en sus respectivos países, muchos de ellos todavía viven en condiciones primitivas, viven en tribus. Casi igual que cuando Jesús vino.
160La gente blanca estaba tan primitiva como los nativos de Africa están hoy día, tal vez peor. Recuerde, hace dos mil años, nosotros Anglosajones, vivíamos en tribus, desnudos, con un arco y una flecha y una hacha de piedra que usábamos para cazar (esto es exactamente la verdad). Esto es exactamente la verdad. Así que ¿quién era quién?
161Yo le diré, que hoy día el que rehusa a Jesucristo, ese es el que recibe maldición. Eso es todo. Y aquel que acepta a Jesucristo es el que recibe bendición.
162Ahora, Ud. no puede decir...Voy a ir a las tundras, y pensar que el Esquimal es un hombre blanco. El vive allá pero ese hombre es más oscuro de piel que la gente de color, la gente negra que tenemos aquí. O ir a la India y pensar que los Hindúes; no son hombres de piel oscura, son negros. El Hindú es más negro que...es realmente negro. El es lo que se llama...el es un Hindú. Ahora, en Africa algunos del pueblo Africano...Algunos de ellos son de tez clara; algunos de ellos son casi blancos; y otros de ellos son de diferentes maneras.
163Ud. va con los Judíos; y Ud. puede decir que todos los Judíos son de complexión oscura. El Judío es una persona de tez café (bronceada), pero yo he visto a muchos de ellos con pelo rojizo, ojos azules, y tez blanca. ¿Ve?
164Así que toda la cosa se reduce a esto: todos procedemos de un sólo árbol. Correcto. Y todos recibimos maldición por la caída de Eva. Y todos somos salvos por la resurrección de Jesucristo. Eso es lo que es. Así que no hay maldición. Malditos son aquellos que no creen, pero benditos son aquellos que creen. Así que no es ni uno ni otro, amigos, ni el negro u hombre de color, ni el hombre blanco ni el hombre amarillo. Si el hombre de raza negra hubiera recibido la maldición y ser negro por eso, entonces el hombre de raza amarilla hubiera recibido la mitad de la maldición. Y entonces el hombre de raza amarilla, quiero decir, el hombre de raza café, él hubiera recibido dos tercios de la maldición. ¿Ve?, ¿ve? Y los Africanos como cuatro quintos de la maldición. Y los Hindúes serían los que realmente estarían bajo maldición. ¡Oh, Señor! ¡Cuánta tontería! ¡No! Lo que es, es que son los diferentes climas y medio ambiente en que la gente ha vivido. Su piel se les oscurece...?...
165Mire al Indio Americano. Muchos de esos...El Navajo es un pueblo de raza oscura, más oscura que la gente Etíope que vive en este país, el Navajo lo es. Los Apaches son...son de color cobrizo. Y las diferentes tribus...¿Ve? Así que allí entre los Indios, que viven aquí, Ud. encuentra unos negros, y casi...El Cherokee es casi de complexión tan pálida como nosotros. Y esto es aquí en esta nación, en donde hay diferentes tribus. Así que ¿ve Ud.?, Ud. no puede decir que ellos han recibido la mitad de la maldición o que ellos la han recibido toda. Ellos no son negros porque recibieron la maldición. Ellos no son amarillos ni blancos porque recibieron maldición. La única maldición que yo sé, es no creer en Jesucristo. (Yo sé, Daniel, que es tiempo que termine, pero tengo dos preguntas más.) 23. Muy bien. ¿En qué naciones están esparcidas las diez tribus de Israel (Génesis 49), y la tribu de José? Simeón, y Leví, quienes no tenían su propio hogar, sino que están esparcidos entre las otras diez tribus...¿En dónde están las diez tribus? ¿Podemos localizarlas?
166¡Sí, señor! Pueden ser localizadas. Geográficamente pueden ser localizadas en la Biblia. Y Dios nos dice en dónde estarán en los últimos días y cuál será el fin de ellas. Hace unos momentos, acabo de leer un libro que...?...En dónde estaba Israel. Ellos dijeron que uno había metido sus pies en aceite. Dios los tiene a todo ellos localizados, establecidos en diferentes lugares. Todos los Judíos están regresando a Palestina, en donde Dios prometió que estarían en los últimos días. 24. Una pregunta más: Yo no puedo creer que Dios envía guerras como juicio. Yo no puedo creer que Dios envía guerras como juicio. (Escuchen por un momento.) Yo no creo, como algunos creen, que Dios puso la espada en las manos de esos carniceros desde la antigua Babilonia hasta Hitler, para dar muerte a mujeres inocentes y niños inocentes con los culpables, para cumplir el juicio de Dios. Que Dios--mi Dios de amor no haría--mi Dios de amor (¡perdónenme!)--hace eso. Las guerras son obras de Satanás. Por favor aclare esta confusión.
167Un momento. Yo leí esta pregunta hace un rato, y por eso fue la razón que la puse al último. Bien, quiero que permanezcan quietos por un minuto. Hagamos esto muy bien, porque esta es una gran pregunta. Y debe de abordarse reverentemente. Inmediatamente después de ella terminaremos, si Ud. puede tenernos paciencia un poquito más de tiempo...
168Yo sé que se está haciendo tarde, pero...¿Pero qué importa? Ud. puede ir a bailar toda la noche y no molestarle (¿ve?), estar en las cosas mundanas, pero cuando se trata de la Palabra de Dios que se extiende por veinte minutos, hermano, luego queremos coger un nuevo predicador. ¿Ve? Es una vergüenza. Pablo predicó toda la noche. Yo predicaba hasta las dos y tres de la mañana en este lugar años atrás. Y los hermanos caminaban de un lado a otro en este lugar alabando a Dios a las dos o tres de la mañana. Ud. veía como a una docena recibiendo a la vez el Espíritu Santo a las dos y tres de la mañana. Dios ten misericordia. Yo quisiera poder verlo otra vez. Pero no podemos; esos días se han ido. El día se ha ido ya; está muy avanzado ya. La noche está acercándose y la gente está diciendo: “Bueno, ya no nos importa más, así que...?...prepárese para entrar”. Y así es como está la cosa.
169Esperen, quiero preguntarles algo en estos momentos. Yo no estoy de acuerdo con Ud., hermano o hermana, yo no sé. Esta pregunta estaba aquí en esta mañana. Yo la puse en mi Biblia y la estaba buscando hace un rato. Ahora, de una manera amigable...No quiero que Ud. se enoje conmigo. Quiero que me escuche atentamente.
170Y recuerde, me gustaría estar de acuerdo con Ud. en esto, en su decisión en esto tanto como quise estar con aquella mujer, aquella pobre mujer de la que hablé hace un rato. Ella y su presente esposo, acababan de huirse y se habían casado. Pero ella había hecho un voto antes; y cuando Ud. lo hace; Ud. tiene que quedarse con él. ¿Ve? Esa fue la razón. Y yo tengo que quedarme con la Palabra de Dios.
171Muy bien, la primera cosa, Ud. dice: “Yo no creo que Dios envía guerras como juicio”. Bien, amigo, sólo hay una cosa que está mal con su creencia, y esa es, que no es Escritural. Dios envía guerras como juicio. Correcto. Le voy a dar a Ud. Escrituras al respecto; no solamente voy a leerlas de aquí y luego hablarles.
172Mire cómo dice: “Yo no creo como algunos creen que Dios puso una espada en las manos de esos carniceros desde los tiempos de la antigua Babilonia hasta Hitler, para asesinar mujeres y niños inocentes”. Y si yo le dijera a Ud. en el Nombre de Jesucristo que El lo hizo, y se lo probara por la Biblia, ¿creería Ud. entonces, (¿ve?), que El lo hizo, y que El lo va a volver hacer? Muy bien. Escuche esto.
173Yo no sé. Tal vez pudiera ser un íntimo amigo mío que está sentado aquí, el que preguntó esto; pero Dios sabe que ni siquiera sé de quién es la letra. No pudiera decírselo a Uds. Pero quiero que escuchen esto. Dice así: “Mi Dios es un Dios de amor, mi Dios es amor y no haría esto. Las guerras son de Satanás”. Yo estoy de acuerdo con Ud. de que las guerras son de Satanás. Eso es exactamente la verdad. El es el príncipe de este mundo. Todo reino y toda nación de este mundo pertenece a Satanás. Dios lo dice en Su Palabra. Satanás mismo dijo: “Son míos”. Y Jesús admitió que eran de él. Pero Jesús es el heredero de todos ellos, los va a poseer después de un tiempo. Y entonces no tendremos más guerras. Pero Dios permite que Satanás haga esto para corrección y para juicio.
174Ahora, quisiera preguntarle a Ud. algo antes que principiemos. Quiero que me conteste esto y se de cuenta por Ud. mismo. Si Ud. no cree que Dios es un...(Ud. dijo)...que El no haría estas cosas. Para empezar desde el principio... Bien, denme toda su atención si pueden. Escuchen. ¿Por qué Dios mismo castigó a Su propio Hijo y lo mató en la cruz? Dios mató a Su propio Hijo en la cruz. La Escritura dice: “Esto le agradó a Dios, afligirlo, golpearlo y herirlo”. Dios le hizo esto a Su propio Hijo para salvarme.
175También quiero citar a Saúl, el gran rey de Israel. Cuando Dios le dijo que fuera a conquistar al Rey de Og y que destruyera todo lo que allí hubiera, hombres, mujeres, niños, y todo...aun el ganado, que no dejara nada con vida. Pero Saúl fue y perdonó algo del ganado. Y Dios quitó el Espíritu de él y se separó de él; y llegó a ser enemigo de Dios.
176En una ocasión, un varón de los hijos de los profetas, asistente del profeta Elías, cuando Dios le había entregado a Acab el rey Ben-adad para que lo matase. Y Acab rehusó matarlo. Entonces este varón le dijo a su compañero: “Hiéreme con tu espada”. Ud. lo puede leer en...El era un profeta. Y el otro le respondió: “No lo haré”. Y perdió su vida. Entonces él le dijo a otro: “Hiéreme”. Y este hombre lo golpeó con la espada y le hizo una cortada. Entonces él se disfrazó y se paró allí esperando al rey Acab. Y cuando pasaba Acab en su carruaje. Acab le preguntó: “¿Por qué estás aquí parado?” Y él respondió: “Tu siervo salió de entre la batalla y he aquí apartándose uno, trájome un hombre y me dijo: Guarda a este hombre, y si llegara a faltar, tu vida será por la suya, pero él me golpeó y huyó”. Y el rey le contestó: “Tú vas a tener que pagar con tu propia vida”. Entonces él se quitó el velo de su rostro y dijo: “ASI DICE EL SEÑOR, por cuanto tú no mataste a ese rey, pagarás con tu propia vida”. ¿Verdad que sí? Es exactamente la verdad.
177Permítame leerle a Ud. algo aquí. Qué de Jericó, cuando Dios envió a Josué al otro lado del río Jordán y literalmente destruyó criaturitas, niños, y todo lo demás, y no dejó nada con vida. El destruyó todo. Criaturitas Filisteas, él las destruyó. Dios se lo mandó. Y si él no lo hubiera hecho, él hubiera tenido que pagar con su propia vida.
178Voy a sacarlo de la confusión en unos minutos. Dios es amor, perfecto amor; pero Ud. no sabe lo que es amor. Por eso es que la gente hoy día no sabe lo que es fe. Dios es amor. El tiene que estar en amor; El es soberano en Su Palabra. Y El tiene que guardar Su Palabra. El tiene que amarlo a Ud. Y si El lo ama a Ud., El tiene que protegerlo a Ud.
179Escuche esto. Ud. está hablando de hijos de desobediencia. Espere un momento, permítame mostrarle a Ud. algo aquí en las Escrituras, lo que la Biblia dice acerca de estas cosas. Leamos aquí y escuchemos por un minuto y veamos lo que Dios dice. Voy a leer de Ezequiel el capítulo 9, si Ud. quiere anotarlo. Escuche atentamente: Y...El clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los visitadores de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir. (Ahora, este es Dios hablando.) Y he aquí, que seis varones venían del camino de la puerta de arriba, que está hacia el aquilón, y cada uno traía en su mano su instrumento para destruir. Y entre ellos había un varón vestido de lienzos, el cual traía a su cintura una escribanía de escribano; y entrados, paráronse junto al altar de bronce. Y la gloria del Dios de Israel, se alzó sobre el querubín sobre el cual había estado, al umbral de la casa: y llamó Jehová al varón vestido de lienzos, que tenía a su cintura la escribanía de escribano. Y díjole, el Señor...(S-e-ñ-o-r, está escrito con letras mayúsculas el cual es Dios.)...el Señor le dijo: Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalén, y pon una señal en la frente de los hombres que gimen y...claman por...las abominaciones que se hacen en medio de ella. Y a los otros El dijo...(El Señor.)...El dijo a mis oídos: Pasad por la ciudad en pos de él y herid; no perdone vuestro ojo, ni tenga misericordia. (Fíjese, en el verso seis.) Matad viejos, mozos...vírgenes,...niños pequeños, ...mujeres,...(¡Dios lo dijo. Dios lo dijo!)...mas a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no llegaréis y habréis de comenzar desde mi santuario. Comenzaron pues desde los varones...que estaban delante del templo.
180En otras palabras, Dios le dijo a estas personas: “Esperen; Voy a marcar primeramente al pueblo, aquellos que realmente están consagrados a Dios...” Y El puso una marca sobre ellos. El dijo: “A esos hombres que traían en sus manos instrumentos para destruir, vayan y no perdonen mujeres, niños, ni nada, sino que destruyan todo”.
181En el mundo antidiluviano, cuando millones y millones y billones de gente habitaban la tierra, Dios envió a un predicador santo llamado Noé, y predicó por ciento veinte años, y les dijo que entraran al arca y todo aquel que no entrara al arca, iba a ser destruido...Y Dios Todopoderoso, quien tiene control de los cielos, envió lluvia que mató a millones de ancianos, jóvenes, y criaturas, que estaban temblando y perecieron en el agua.
182Dios Todopoderoso, El es el Dios de amor, esto es correcto. Y es verdad. Tiene que ser. El ama a los suyos. El tiene que ser soberano en Su Palabra. Así que esto no es como una controversia, sino que lo digo porque no estoy de acuerdo con Ud. El Dios de amor de Ud....
183No hace mucho tiempo que estaba platicando...Tal vez haya sido Testigo de Jehová. El me dijo: “Hermano Branham, ¿me quieres decir que tú crees que hay un infierno ardiente?” “No es lo que yo digo, es lo que la Biblia dice”, le contesté yo. Y me decía: “¿Me quieres decir a mí que un amante Padre Celestial quemaría a Sus hijos?” “Tú no quemarías a tus hijos”. “¡No, señor!”, le contesté. “Bueno entonces, si tú como humano tienes tanto amor (¿ve cómo la gente puede torcer toda la cosa?)--si tú como humano tienes tanto amor, ¿tú crees que un amante Padre Celestial destruiría a Sus hijos?”
184“¡Nunca!”, le contesté yo. El no destruye a Sus hijos, ¿pero de quién es hijo Ud.? Dios no destruye a Sus hijos. El está tratando de hacer lo mejor para que ellos entren. Pero es el diablo que se ha soltado quien destruirá a sus propios hijos. Así que Dios solamente permite esto a Satanás.
185Mire. ¿Quién fue quien permitió que lo malo viniese y permitió que Satanás destruyese a Job, el siervo de Dios más perfecto que existió hasta la venida de Jesucristo, y que destruyera a sus hijos y a todo lo que él tenía? Dios envió un espíritu maligno y destruyó todos los hijos de Job y todo, sólo para probar a Su siervo. ¿Verdad que sí? Seguro.
186Oh, yo pudiera quedarme aquí por una hora y mostrarles a Uds., hermano y hermana. Correcto, quienquiera que sea Ud. No mezcle el Espíritu de Dios. Las guerras son los juicios de Dios sobre las naciones. Las destrucciones son enviadas de parte de Dios. La Biblia dice así. Y Dios es un Dios de amor, pero también es un Dios de ira. Y Ud. no va a pararse delante de un Dios amante...Esto ha sido la cosa que ha ofendido a la iglesia de hoy día.
187Ellos dicen: “Un Padre amante, por supuesto que a El no le importará que yo haga esto”. Si Ud. quiere hacerlo, más le vale que vaya y lo haga, porque el amor de Dios no está en Ud. para empezar.
188Nos estamos preparando para participar de la Comunión en un momento, y quiero que esto penetre muy bien. La cosa de esto es, que lo que está en su corazón producirá--hará su vida. La clase de simiente que Ud. ponga en la tierra producirá de su mismo género. ¿Cómo puede Ud. coger una planta de maíz y querer sacar de ella una hierba? Es como si Ud. cogiera un grano de maíz y tratara de hacerlo una cizaña, Ud. no pudiera hacerlo. Ud. no pudiera hacerlo, porque ellos son dos naturalezas diferentes, dos vidas diferentes. Ud. pudiera coger una hierba de aljiz y una semilla de cebolla, y verá que se ven tan perfectamente iguales que el hombre más conocedor no pudiera diferenciarlas. Correcto. La única cosa que Ud. tiene que hacer, es plantarlas. En lo natural ellas se ven iguales, pero plántelas. Ambas producirán; y una será una hierba de aljiz y la otra será una cebolla. Eso es exactamente la verdad.
189Ud. pudiera decir: “¿Qué es lo que hace que esta simiente-- que se ve exactamente igual a la otra--produzca una clase de vida diferente a la otra?” Es esa clase de vida que está en ella.
190Y un hombre o una mujer que profesa ser un Cristiano y no vive esa clase de vida, por la gracia de Dios, es porque es una hierba aljiz. Por sus frutos los conoceréis. Si esa cosa está en su corazón, dará testimonio de lo que Ud. es en alguna otra parte. Si es maligna, dará testimonio que Ud. está aquí abajo. Cuando Ud. muera, Ud. tendrá que ir a donde Ud. ya estaba. Si Ud. es bueno, porque Dios lo hizo bueno, y Ud. es nacido otra vez, Ud. está destinado a seguir de esa manera, porque esa Vida tendrá que dar testimonio de ese lugar. Si da testimonio de aquí, aquí es a donde Ud. se va. Si da testimonio de allá arriba, allá es adonde Ud. se va. ¿Ve?
191Lo que Ud. es...Quédese con esto en su mente. Ya voy a terminar. Pero lo que Ud. es aquí es una señal de lo que Ud. es en alguna otra parte. Uds. Cristianos, siempre quisieron andar en perfección. Hay perfección, pero esta perfección no es de esta vida. Pero cada hombre y mujer que es Cristiano aquí, cada persona que es Cristiana aquí, ya está glorificada en la Presencia de Jesucristo. Y Ud. tiene otro cuerpo. Ud. no lo tendrá algún otro día, Ud. lo tiene en estos momentos. En estos momentos hay otro cuerpo esperando por Ud. si este muriera. Pudiera Ud. pensar en esto. Estudie esto por un minuto.
192¿Sabe Ud. que cada uno de nosotros tal vez estaremos en eternidad antes que el sol salga en la mañana? Ahora, si Ud. no es Cristiano, mi amigo, solamente hay una cosa que queda para Ud. Ud. tiene que caminar de esa manera. Si Ud. está en ese camino, Ud. tiene que ir por ese camino. Si Ud. es un grano de maíz, Ud. producirá maíz. Si Ud. es una cizaña, Ud. produce vida de cizaña. Ahora, si Ud. ha estado o ha pertenecido a una iglesia en alguna parte que no sepa y que no enseñe, y que únicamente le permite venir a la iglesia y ser un miembro de la iglesia...Ud. pudiera decir: “Bueno, Hermano Branham, mi iglesia enseña que debemos aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador personal. Si nosotros creemos en el Señor Jesucristo somos salvos”. Pero si su vida no se compara con eso, Ud. no es salvo todavía.
193¿Sabía Ud. que el diablo cree que Jesucristo es el Hijo de Dios? ¿Sabe Ud. que Jesús públicamente--sabía Ud. que el diablo confesó públicamente que Jesús era el Hijo de Dios? Y él no fue salvo. Y él no podía ser salvo; él es el diablo. Así que solamente confesar que Jesús es el Hijo de Dios...
194Sabía Ud. que todos esos Fariseos y Saduceos, cada uno de ellos era gente pía y religiosa; ellos amaban a Dios con todo su corazón, ellos pensaban; y fallaron de ver a ese inocente, el Hijo de Dios, fallaron en reconocerlo a El como el Hijo de Dios. No obstante, que ellos eran muy religiosos, (¿verdad que sí?), muy píos, muy escolares, que conocían la Biblia aun mejor que cualquiera de nuestros escolares de hoy día. Ellos no tenían nada que hacer sino sentarse allí por todas sus generaciones y servir al Señor.
195Ahora, mire lo que la Escritura dice: “En los últimos días...” Para Uds., mis amigos Cristianos, con amor piadoso, la Biblia dice que: “En los últimos días vendrían hombres burladores, soberbios, vanagloriosos, amadores de placeres más que de Dios”. ¿No es esto la verdad?
196Una persona aquí en esta iglesia fue la otra noche a una fiesta de Año Nuevo de otra iglesia, y en el basamento de la iglesia sirvieron sodas, nieve y allí tuvieron su pasatiempo y alboroto. Las iglesias aun practican bailes. Exactamente lo que Dios les dijo que no hicieran, ellos lo hacen en el Nombre de Cristo. Pero esto es lo que Jesús le dijo a la Iglesia que hiciera, y lo rechazaron. Estas son las últimas palabras de Jesús, Su voluntad y Su testamento para la Iglesia: “Id por todo el mundo; y predicad el Evangelio a toda criatura. Aquel que creyere y fuere bautizado, ese será salvo; mas el que no creyere, será condenado. (Tal vez hasta aquí es hasta donde el pastor lee. Pero voy a leer el resto de ello.) Estas señales seguirán a los que creyeren: En mi Nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; y si cogieren serpientes, o bebieren cosas mortíferas, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”.
197Ahora, eso fue lo que Jesús les dijo que hicieran en Su Nombre. Ellos niegan que eso existe, y van y hacen lo contrario a lo que El les dijo que hicieran, predican que eso ya pasó, que no tiene nada que ver y enseñan teología en lugar de eso. Oh, con razón estamos en la condición que estamos.
198Mire, déjeme decirle, mi hermano. Cuando la Iglesia llegue a un lugar en que--en que cada uno de sus miembros esté tan lleno del Espíritu Santo y poder, que señales les seguirán...
199Estoy pensando en San Pablo cuando estaba en aquella isla, después que el barco naufragó. Dios le había dado a él una visión. Después de catorce días y noches...Todas las esperanzas de que pudieran ser salvos se habían disipado. La pequeña embarcación era movida por las olas de un lado a otro, y todos estaban llorando, eso fue por catorce días y catorce noches. Y Pablo estaba allí con ellos, y tuvo una visión. El se levantó; y les dijo: “Tened ánimo porque el Angel de Dios, de quien yo soy siervo, me ha aparecido y me dijo: ‘No temas, porque tú debes de ser llevado delante de César. Y Dios te ha dado a todos los que navegan contigo’”.
200Cuando el barco naufragó y encalló en las playas de la isla, y estuvieron con los nativos de esa isla, y una vez Pablo estaba recogiendo algunos sarmientos, para ponerlos en el fuego. Y entre ellos estaba una serpiente enorme, y lo mordió en la mano. Ahora, esa serpiente inyectó el suficiente veneno en su mano como para matarlo en un minuto. Los nativos dijeron: “Fíjate en ese hombre caer muerto, porque en un minuto él morirá. El ha perdido la mente por predicar el Evangelio”.
201El pueblo religioso lo puso en cadenas. Lo más fino de las iglesias de aquel día lo habían puesto a él en cadenas. Si no fuera por la Constitución de los Estados Unidos, Ud. vería la misma cosa hoy día. ¡Correcto! Pero espere hasta que sea violada un poco más.
202Una serpiente le mordió la mano. Ahora fíjese. Pablo no temió. “Jesucristo dijo: ‘Si cogieren serpientes, no los dañará’”. Así que él aquí se la sacudió de la mano, y la echó al fuego; y se dio media vuelta y fue a recoger más sarmientos y los puso en el fuego; luego volteó su espalda al fuego para calentársela, y luego se volteó de esta otra manera y se calentó sus manos. Los nativos se preguntaban: “¿Por qué no se muere? ¿Por qué no se muere este hombre? ¿Por qué no cae muerto?” Pero era que Pablo estaba tan lleno del Espíritu Santo (¿ve lo que quiero decir?), tan lleno del Espíritu Santo que el veneno no lo envenenó.
203Oh, hermano, deme una iglesia llena del Espíritu Santo. Y Dios hará en un año lo que todos los teólogos fallaron en hacer en dos mil años. Ud. espere hasta que la unción de la Iglesia llegue a casa y verá. Ellos tienen fe, el pequeño remanente. Después que la puerta de los Gentiles se haya cerrado, oh, entonces Dios ungirá una Iglesia. “El que es sucio, ensúciese más. El que sea justo sea justificado todavía, y el que sea santo sea santificado todavía”. Y Dios ungirá la Iglesia con el Poder de Dios, y cosas acontecerán. No solamente lo hará entonces, sino que El lo está haciendo ahorita.
204Miran las señales y maravillas; y la gente voltea su rostro y dice: “Eso es del diablo”. Oh, es porque no conocen las Escrituras, ni tampoco el poder de Dios. Y esa es la razón por la cual está allí.
205Que el Señor les bendiga. Lo siento haberlos detenido tan tarde. Muy raras veces hago esto, pero es que no me reúno muy seguido con Uds. Tal vez no haya contestado estas preguntas de acuerdo a sus pensamientos y cosas así. En esta mañana contesté dos preguntas. Si no las conteste, Dios le bendiga. Yo no quise molestarlo o algo así. Yo tuve que decir lo que...Ud. me hizo la pregunta. Yo le di la respuesta, lo mejor que yo sabía. Correcto.
206Ahora, tal vez yo no sé mucho acerca de muchas cosas. Yo no sé nada de lo que debería de saber. Pero una cosa si sé, que el Señor Jesucristo nos salva del pecado, nos guarda del pecado, y nos da Su poder y Sus bendiciones.
207Y si Ud. solamente se fija alrededor y observa lo que está sucediendo en la gente que se ha orado por ella...Mire por todas las naciones y mirará las señales y maravillas por dondequiera. Y mire el tiempo aproximándose. Observe a esas dos simientes de las cuales predicamos hace un tiempo aquí, que salieron de Génesis, cómo ellas están dando sus testimonios en dondequiera. Vimos cómo el incrédulo, muy fundamental y dignificado en su religión, teniendo una forma de piedad, pero negando el poder de ella...Pero la Iglesia está en marcha.
208Que el Señor Jesús bendiga a cada uno de Uds. es mi oración. Y que Uds. vivan de tal manera que lleguen a tener una gran carga, Dios la ponga en Uds., una gran carga por las almas perdidas de tal manera que no puedan dormir ni de día ni de noche. Conceda Dios a este Tabernáculo Branham ese privilegio de tener esa gran carga. A mí no me interesa si Ud. nunca grita, o si Ud. nunca hace nada más, pero que Ud. esté tan lleno de esa carga por las almas perdidas que Ud. no pueda ni dormir. Cuando Ud. haga eso, el mundo vendrá aquí para que se ore por él, (¡correcto!), el mundo vendrá para que se ore por él. Ud. será conocido en todas partes. Dios nos da de Su Espíritu, nos hace humildes, nos quebranta, y nos llena con el poder de Dios para sanar al enfermo, para echar fuera demonios, para hacer señales y maravillas. Cuando Ud. ponga sus manos sobre el enfermo pida por la bendición sin ninguna duda en su corazón, Ud. crea que Dios lo va ha hacer. Observe lo que sucede, empezará a ponerse mejor. ¿Por qué? Porque el demonio se ha ido. Es igual como el árbol de higuera al cual Jesús miró, y no tenía fruto en él. Y El le dijo: “Maldito seas”. Veinticuatro horas después pasaron por allí. Y Pedro dijo: “Mira, las hojas están secas”. Algo había acontecido. La Palabra de Dios había hablado.
209Jesús les dijo: “Tened fe en Dios. Porque si decís a esta montaña muévete, y no lo dudas, te será hecho”. Tened fe en Dios. Bien, es hora de participar de la Cena del Señor. Mientras inclinamos nuestros rostros voy a pedirle a El que lo consuele...?...
210Señor, esta es la hora, el tiempo cuando tal vez el hombre y la mujer, Señor, en todo el mundo verá que esa gran hora de juicio se está aproximando cuando Dios juzgará a todas las naciones por lo que ellas se han parado políticamente. Cada quien, en todas partes, en todo lugar, deberá pararse ante los juicios de Dios. Y Padre, estamos tan contentos de saber que hay una ruta de escape para esa gente que desee escapar. Y saber que esa ruta es a través de Jesucristo, quien es el renuevo de David. Y te agradecemos, Padre amado, por haberlo enviado a la tierra, para ser el Medio que pudiéramos usar; y que intercedería por nosotros, y quitaría nuestros pecados, para que pudiéramos escapar de la ira y la condenación de Dios. Sabemos que la ira viene. Como cuando Juan dijo en sus días: “Huid de la ira que viene”.
211Ahora, Señor, oramos mientras participamos de la Comunión (La Cena del Señor) en esta noche, que Tú nos santifiques, Señor, con Tu Sangre limpiadora; haz que cada pecado de esta gente sea remitido. Yo oro humilde y sinceramente, Dios, que no permitas que ninguno de nosotros la tome indignamente. Porque Tú has dicho en Tu Palabra, que si así lo hacemos, somos culpables del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Ahora, Padre, haz estas gentes santas y consagradas, para que la tomemos sin falta.
212Y ahora, Padre, comprendemos que la Comunión (la Cena del Señor) primeramente fue dada allá en Egipto. Y aquellas gentes que tomaron la Cena, el cordero y el pan, al salir en su viaje, peregrinaron por cuarenta años en el desierto; y no hubo ni un solo debilitado entre ellos cuando salieron del desierto. Ellos participaron de la Comunión (la Cena del Señor).
213Dios ten misericordia. Yo oro que todo enfermo sea sano, y que todo perdido sea salvo. Y aquellos que son formales e indiferentes, haz que se muevan cerca de los fuegos de Dios, calienta sus almas. Concédelo, Señor. Perdónanos y ayúdanos. Oramos en el Nombre de Tu Hijo.
214Y mientras mantenemos nuestros rostros inclinados, me pregunto (mientras el hermano nos da una notita en el piano) me pregunto si hay una persona aquí que quisiera levantar su mano por la condición de su alma y decir: “Hermano Bill, sinceramente yo...Yo--yo quiero que me recuerde a mí. Yo--yo quiero recibir el Espíritu Santo”. ¿Quisiera levantar su mano...?...? Dios le bendiga. Dios le bendiga, a Ud., y a Ud., a Ud., y a Ud. Dios le bendiga, y a Ud. Dios le bendiga a Ud., dama, a Ud., y a Ud., y a Ud., hermano. Manos por dondequiera. Dios le bendiga, hermano. Dios le bendiga. Dios le bendiga, hermana. Ud., hermana, estoy viendo su mano. Ud. quiere recibir el Espíritu Santo. Dios le bendiga, hermano.
215No quisiera Ud. caminar un poquito más cerca de El. Recuerden amigos, estamos viviendo cerca de la venida de nuestro Señor. Dios está confirmando Su Palabra, con señales y maravillas por dondequiera.
216Ahora, con toda seguridad que Dios no me dejó salir ni me ungió con el Espíritu Santo para obrar señales y maravillas, y regresar y predicar la Palabra y demás, y bendecirla en dondequiera, y oír estas cosas, a menos que El no me hubiera dado alguna concepción de Su Palabra. El no me hubiera concedido eso. Así que yo sé de lo que estoy hablando.
217Y si Ud. está sin Jesucristo, sin el Espíritu Santo, que Dios no lo deje tener nada de descanso hasta que Ud. reciba el Espíritu Santo. No sea engañado. No haga una de esas confesiones formales sin lágrimas y decir que Ud. tiene el Espíritu Santo. Ud. no recibe el Espíritu Santo cuando Ud. cree. Ud. no cree para recibir el Espíritu Santo. Es un don de Dios. Pablo dijo: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creísteis?” Así que créalo. Y que Dios se lo conceda.
218Ahora, Padre, por aquellos quienes levantaron sus manos, yo te pido que Tú les des la Persona del Espíritu Santo en estos momentos. Haz que venga y entre en lo profundo de estas diez o quince manos que fueron levantadas. Yo oro para que Tú les des a cada uno de ellos el bautismo de Tu Persona. Haz que ellos sean llenos con el Espíritu Santo, para que señales y maravillas se manifiesten en sus vidas, y ellos vean toda clase de señales. Como Jesús dijo: “Estas señales seguirán a los que creen”. Concédelo, Padre. Humildemente te lo pedimos en el Nombre de Tu Hijo, Jesucristo. Amén.