Photo

~ LA DEIDAD DE JESUCRISTO ~
1Gracias, Hermano Graham. Buenos días a todos, y una feliz Navidad para todos Uds. Estamos muy contentos de estar de vuelta nuevamente en esta mañana, aquí en el Tabernáculo, para estar con este amado grupito.
2El Hermano Graham y yo estábamos discutiendo un asunto allí adentro. Él dijo: “Hermano Bill, ¿Tiene Ud. algo en su corazón en esta mañana?” 3 Yo dije: “Sólo a Cristo”. Amén. Eso es todo. Nosotros siempre tenemos eso. Y así que eso es algo en común para nosotros, que lo tenemos a Él.
4Ayer llegué tarde de Dallas, donde tuvimos una de las reuniones más gloriosas. Y la cosa por la que hemos estado orando, ahora está a punto de suceder. Ya está en curso ahora mismo; es decir, un avivamiento nacional. Todos los ministros de ayer, o en los últimos días, hemos tenido ministros o servicios de todo tamaño y calibre. Nos reunimos en Dallas para esta convención. Y habían unos quince o dieciocho ministros allí que tienen un ministerio donde tienen más o menos entre tres y quince mil, tal vez veinte mil personas: Raymond T. Richey , por ejemplo, y Bosworth, y Oral Roberts, y Jackson, y todos esos hombres allí.
5La otra noche el Hermano Jackson, en su reunión tuvo quinientos que recibieron el Espíritu Santo de una vez, así que eso es maravilloso.
6Y todos nosotros nos reunimos ayer, el otro día, en un acuerdo de trabajo para el año, que nosotros creemos que Dios está aquí para hacer una obra, y un despertamiento que nunca antes se ha visto en el mundo. Yo creo, amigos, que estamos entrando en algo maravilloso. Y estos ministros quienes probablemente tendrán cada noche en este próximo verano, si el Señor lo permite, cada noche habrá al menos entre quince o dieciséis, tal vez más que eso, grandes carpas colocadas, que tienen capacidad de ocho a diez mil personas, alrededor de los Estados Unidos al mismo tiempo.
7Oh, nosotros sencillamente tenemos que tener avivamiento ahora. Ya está en curso; cientos y cientos están recibiendo el bautismo del Espíritu Santo, entrando al Reino de Dios ahora. Ni siquiera es algo que esperamos para un poco más adelante, sino que ya está ocurriendo en este momento. Dios lo está haciendo ahora mismo.
8[El Hermano Graham Snelling le pregunta al Hermano Branham acerca del micrófono--Ed.] Sí, señor, yo… Sí, Hermano Graham. Eso es lo que yo siempre… Bien. Uds. saben, el Hermano Graham y yo trabajamos juntos muy bien; él es muy alto, y yo soy muy bajito. Así que yo… [El Hermano Snelling dice: “Él recoge la fruta de abajo y yo toda la fruta de arriba”. El Hermano Branham y la congregación se ríen--Ed.] A veces yo tengo que hacer que él estremezca para que caigan algunas… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] Gracias Hermano Graham. Todavía no he resuelto eso…?... el fuego. Nosotros lo queremos en el altar, ¿no es así? Amén. Oh, supongo…
9La otra noche donde estábamos sentados, miles allí dentro, y todos ellos batiendo las palmas y alabando a Dios, nosotros simplemente tuvimos un tiempo muy glorioso, entonces tuvimos Fuego allí mismo en el altar.
10Y estamos muy felices de anunciar el avivamiento para este verano que viene…
11Ahora, yo estaré con la iglesia aquí, con el Hermano Graham y todos Uds., durante los próximos ocho o diez días, supongo, hasta donde sé, y quiero estar en cada servicio que me sea posible. Luego debo…
12De allí vamos a Houston, Texas, para estar en el coliseo. Conseguimos un edificio grande y bueno allí; tiene capacidad para diecisiete mil personas, y estamos anticipando tener un tiempo grandioso.
13Todos nosotros intentamos tener una línea de oración allí, pero no pudimos hacerlo; un ministro en un lugar, y otro en la línea de oración, pero, ¡hermano!, sencillamente no iba funcionar de esa manera, y sólo el Hermano Jaggers tuvo que seguir adelante.
14Y, oigan, hay otra cosa que quiero anunciar. El Hermano Jaggers se levantó y tomó la defensa así como lo hicimos en Calgary. Él… Los Bautistas Misioneros y los Bautistas Libres, y todos, (Uds. Saben, Texas está lleno de Bautistas.), lo apoyaron a él, pero los Bautistas fundamentalistas se levantaron contra el programa. Y, oh, cómo ellos lo describieron a él en el periódico y todo. Bueno, él, ellos le escribieron haciéndole preguntas bíblicas, por eso él respondió. Y ellos tenían un… Después que ellos no tenían pruebas, entonces un grupo de posición política, pues, ellos no querían colocar eso en el periódico. Así que el Hermano Jaggers, nosotros convocamos una reunión allí, y setenta y cinco ministros cooperadores de la ciudad se juntaron; sacamos una copia fotostática de eso y dijimos: “¿Es esto libertad de expresión? ¿Es esto libertad de prensa?” de esa manera, y lo enviamos. Y el periódico perdió diez mil suscriptores la mañana siguiente.
15Y ellos vinieron, llorando, de rodillas, dijeron: “Lo publicaremos en el periódico, gratis, Uds. no tienen que pagarnos ni un centavo”.
16Oh, hermano, escuchen, Uds. Iglesia. una vez vivíamos allá junto a la vía del ferrocarril; ya no. Ahora vivimos en la Avenida Aleluya. Sí, señor. Llegamos a los millones. Antes éramos, apenas había unos cientos de nosotros, pero ahora entramos en los millones, millones. Y todos unidos, somos la iglesia más poderosa en número que hay en los Estados Unidos; (Eso es correcto), oh, supongo que en el mundo. Solamente el año pasado, tuvimos un millón quinientas mil conversiones. Piensen en eso: un millón quinientas mil conversiones, en la gente del Evangelio completo, es decir, con el orden general del año pasado. Oh, ahora estamos subiendo.
17Y estos periódicos y cosas que ellos dijeron, ellos no hablaban de los Católicos, le tienen miedo a ellos. ¿Ven?, ellos tuvieron miedo de hacerlo. Pero nosotros estamos llegando allí en número ahora. Tenemos derecho. Reclamemos nuestro derecho dado por Dios. Eso es correcto. Así que vamos hacia adelante este año, y con Dios siendo nuestra Ayuda y nuestro Escudo, para intentar lo mejor que podamos para tener un avivamiento. Ahora yo…
18[Alguien le habla al Hermano Branham—Ed.] Oh, ¿aquí arriba? Todos Uds. tendrán que decirme cuándo detenerme. Allá arriba, bien arriba. Muy bien. Puedo salir por aquí y mirar hacia atrás.
19Y es tan bueno, ¿cuántos están alegres por la Navidad? Digan: “Amén”. [La congregación dice: “amén”.--Ed.] ¡Oh, vaya, vaya! Este es un tiempo de regocijo, un tiempo cuando todos nosotros podemos juntarnos y adorar a Cristo.
20Y no tengo un mensaje, nada. Simplemente abrí la Biblia aquí, cuando Ud. estaba hablando allí. Abrí aquí; dije: “¿Dónde está el nacimiento de Cristo?”. Casi todo el mundo está hablando de eso ahora, así que tendré que leer un ratito, y luego encontrar algo, y seguir buscando aquí y allá hasta que el Espíritu de Dios tome algo.
21Ahora, para comenzar, empecemos en Lucas el 1er capítulo de Lucas. Ese es el principio del nacimiento del Cristo. Y leeremos algo aquí, y enseñaremos un poco acerca de la Palabra si podemos. No sabemos lo que el Señor hará por nosotros, pero, solamente confiamos que Él nos dará una gran bendición.
22Oiga, escuché su programa de radio; estuvo muy bueno. Siga adelante, siga adelante, predique la Palabra.
23Estaba diciéndole al Hermano Graham allí adentro: “Si alguna vez hubo un tiempo en que los Cristianos se necesitan el uno al otro, es ahora mismo, ahora mismo”. Sea lo que Ud. haga, ponga todo a un lado; porque yo creo por la Gracia de Dios… Voy hablar un poco sobre eso en unos momentos, de cómo es que nos necesitamos el uno al otro ahora mismo.
24El gran…Yo creo que estamos encarando… ¿Me están escuchando? [La congregación dice: “Amén”—Ed.] Muy bien. Estamos encarando, ahora mismo, mirando el más grande drama, que alguna vez ha sido presentado en toda la historia de la humanidad, desarrollándose aquí ante nosotros. El gran campo del mundo aquí, y un drama que Dios va a representar, ahora mismo; que es sorprendente mirar alrededor por el mundo y ver cómo la cosa está moviéndose al mismo tiempo. ¡Oh!, es que algo está a punto de suceder, amigo. Esto de lo cual hemos hablado y dicho, está aquí ahora mismo. Ya está comenzando a expandirse por todas partes.
25Hay un gran cuadro que quisiera ilustrarles en esta mañana. Veo un cordero pastando afuera en el campo. Este animalito se pone nervioso; está asustado. Miro por encima de los juncos detrás de él, y veo un león acercándose sigilosamente. (¿Ven?), moviendo su cola en el suelo, preparando sus patas para un dar un salto.
26Esa es la iglesia allá afuera en el campo. La oscuridad del comunismo está extendiéndose por todo el mundo, aproximándose como una gran sombra.
27Y esta es la ley del contraste. Dense cuenta cómo es que antes de que amanezca, siempre está más oscuro antes del día, porque el día está rayando, empujando la oscuridad. Es la ley del contraste, ¿Ven Uds.?, que hace que esté más oscuro, antes del amanecer.
28Y nosotros estamos en esa misma situación ahora. La hora de más oscuridad es poco antes del amanecer; las grandes sombras de oscuridad están entrando a la fuerza para dar cumplimiento al hombre de pecado. ¿Se fijaron Uds.? Precisamente durante esta época de Navidad, todos los países comunistas, en vez de enviarse a Cristo en el pesebre, se envían libritos de Stalin, poniendo la foto de Stalin en ellos; un hombre que se opone a todo lo que se llama Dios, y así por el estilo, atrapando una gran parte del mundo en sus garras. Y entonces otra cosa, y todas estas, son para dar cumplimiento a las Escrituras.
29Y luego, por otro lado, quiero que se fijen en otra cosa, con respecto a los cumplimientos. Estas personas quienes son formales en estas iglesias formales, están levantándose en contra del Movimiento. Y la Biblia dice que: “Ellos tendrían apariencia de piedad, pero negarían la eficacia de ella; a estos evita”. Y ellos están fijando su posición.
30El comunismo está fijando su posición.
31¡Alabado sea Dios!, el Espíritu Santo está fijando su posición. Sí. “Cuando el enemigo venga como un río, entonces Yo levantaré bandera contra él”. Eso es correcto. Y la iglesia ha tomado su posición, es decir, la iglesia del Espíritu Santo.
32Ahora, eso es todo en lo que estoy interesado, amigos, cuando estoy aquí. Allá afuera oro por los enfermos. Pero aquí dentro estoy interesado en una cosa, y eso es en la Iglesia de Dios nacida de nuevo. Eso es correcto. En eso es que estoy interesado de todas maneras. No estoy interesado en reglamentos ni diáconos, y así por el estilo, de esa manera, o en órdenes de iglesias. Estoy interesado en el bautismo del Espíritu Santo sobre la iglesia, para este día en que estamos viviendo. Esa es la parte fundamental, y eso es lo que estamos buscando. Sólo una palabra de oración ahora.
33Padre Celestial, desciende en esta mañana en medio nuestro. Concédelo, Señor, y que el Espíritu Santo tome la dirección del servicio. Bendice la obra aquí, Señor. Bendice a nuestro Hermano, el Hermano Graham. Dios, dale palabras de sabiduría esta noche en el programa radial, y que él pueda sacudir al pueblo por medio de la predicación de la Palabra. Concédelo, Señor, y que los pecadores lloren, se arrodillen en sus cuartos y le entreguen sus corazones a Cristo. Si hubiere algunos incrédulos aquí en esta mañana, o algunos que no hayan aceptado a Cristo, que ellos vengan, también.
34Y ahora, Señor, da inicio a un avivamiento en el corazón de la gente en esta mañana. Que este sea un tiempo de renovación, un tiempo cuando el Espíritu Santo sea renovado. Y, Oh, Padre, nosotros lo rogaríamos de esta manera: Ven y tómanos de la mano, a cada uno de nosotros, y acompáñanos por esta senda aquí. Muéstranos este gran cuadro que está colocado en orden aquí, revelando Tus secretos a los corazones de los santos en esta mañana, para que podamos ver lo que está aquí afuera justo delante de nosotros. Y entonces, mientras caminamos, Señor, en la armadura de Dios, que vayamos como soldados valientes para enfrentar al enemigo. Pero, ¿cómo podríamos enfrentarlo a menos que conozcamos sus tácticas? Y ayúdanos en esta mañana a entender, y muéstranos la ubicación de su avanzada allí, de manera que sepamos dónde enfrentarlo. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
35Vamos… El 2do capítulo, leamos esto: Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; Para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba en cinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.
36Ahora, sólo como una base, hasta que lleguemos a la parte de eso que usaré en esta mañana. Todos Uds. sólo manténganse en el Espíritu del Señor.
37Hoy por todo el mundo se está celebrando el nacimiento de Jesús, lo cual ahora es simplemente tradicional. Jesús no nació en ningún cinco de Diciembre o nada como—o el 25 de Diciembre. Sabemos que eso es imposible. Las colinas de Judea estaban llenas de nieve en esa época, así que ¿cómo podría ser así? Jesús comúnmente, por la astrología y demás, y por todos ellos, nació alrededor del primero de Abril, cuando era la época de la primavera. Pero este es un día, lo cual está bien, simplemente dedicado para adorar en conmemoración de Su venida al mundo.
38Uno de los regalos más grandes que Dios alguna vez le ha dado al mundo fue Jesucristo. Nosotros sabemos eso. Y ahora yo deseo hablar, en esta mañana, sobre Su Deidad, Quién es Él. Muchos le tienen a Él como un bebecito acostado allí en una cuna y así por el estilo. Pero eso únicamente fue uno de los cuadros, apenas una de las exposiciones del drama, para traerlo a lo que Él es realmente, Su Deidad.
39Y Él dijo en las Escrituras de Su venida, que se había hablado de Él desde los días de Juan. Incluso allá atrás en Génesis, estaba profetizado que la Simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente, prometiendo a este Hijo, Cristo Jesús. Y Él había sido, por todos los profetas, casi todos los profetas que llegaron a escribir en la Biblia, hablaron de Su primera y segunda venida, cuando Él vendría al mundo.
40Jesús viene tres veces. Él vino la primera vez para redimir a Su Iglesia. Él viene la segunda vez para recibir a Su Iglesia. Él viene la tercera vez con Su Iglesia. Todo en la Biblia corre en series de trinidades, tres, pero todo en el mismo Cristo. Él… Recuerden, la primera vez para redimir a Su Iglesia, la segunda vez para recibir a Su Iglesia, y la tercera vez con Su Iglesia, como Rey y Reina.
41Ahora, hablaremos sólo un poquito sobre Su primera venida, y luego sobre Él estando aquí; y después sobre Su segunda venida; y luego sobre la tercera vez; si el Señor lo permite.
42Ahora, es estos días había una gran persecución contra la iglesia. Augusto César había hecho un gran plan, que él empadronaría a todo el pueblo. Y eso se hizo únicamente con un propósito, para que la gran profecía de Dios fuese cumplida.
43Lo único que Ud. tiene que hacer cuando vea algo en la Biblia, que le parezca un poco místico y un poquito supersticioso, simplemente déle a Dios un poquito de tiempo. Dios no tiene prisa. Nosotros somos los que tenemos prisa. Sólo déle Dios un poquito de tiempo, y Ud. verá las viejas ruedas proféticas, los engranajes, encajar perfectamente en el cuadro. Se desarrollará, así como cuando se revela una fotografía.
44Como alguien que estaba hablando el otro día; él dijo: “Dios, ¿qué era Él?” Cuando Él estaba allá atrás, hace millones y millones de años, cuando Él no era—como este espacio aquí; y entonces Él se concentró dentro del Logos; y luego Él salió del Logos y descendió en Cristo. ¿Ven?, es Dios descendiendo de esta manera a la tierra, y luego regresando de nuevo a Dios. ¿No ven lo que quiero decir? Simplemente girando, descendiendo desde el espacio, desde la eternidad; dando vueltas, descendiendo dentro del Logos, y del Logos entrando en el hombre. Y luego regresando otra vez con un propósito, redimir a ese hombre que había caído.
45Ahora, para eso fue que Él vino, para ser un Redentor. Y antes que Dios pudiera ser un Redentor, Él tenía que ser, de acuerdo a la ley, un Redentor pariente. Él tenía que ser pariente de nosotros.
46Y Dios en el principio hizo Su primer hombre. Él lo hizo de espíritu. Y el espíritu es la parte invisible del hombre que Ud. no ve. Ahora, Dios hizo al hombre a su Propia imagen. ¿Me están escuchando? [La congregación dice: “Amén”.--Ed.] Muy bien. Dios hizo al hombre a Su Propia imagen. “Y Dios es Espíritu”, dice la Biblia. Y el primer hombre que fue hecho tenía el señorío sobre toda la creación, así como el Espíritu Santo tiene el señorío sobre la iglesia hoy. Él guiaba la creación. Él guiaba a los animales.
47Pero no había hombre que labrase la tierra, así que Dios hizo al hombre del polvo de la tierra. Y ese hombre, Él podía haberle dado manos como de mono; Él podía haberle dado pies como de un oso. Lo que sea que Él hizo, Él simplemente lo juntó e hizo un hombre. Pero este hombre, Él puso este espíritu inmortal, que nunca muere dentro de este hombre, y él llegó a ser más que un animal irracional, él llegó a ser un hombre.
48Entonces este hombre aquí, eso es lo que yo pienso que los ateos y algunos de ellos andan discutiendo por ahí. Pero ha llegado la hora cuando Dios ha irradiado Su Luz; esta es una hora en que Dios está haciendo cosas. Eso es correcto. Y por eso es que cuando ellos discuten: “Bueno, sus pies parecen como de oso, y sus manos como de un chimpancé o de un mono, o así por el estilo”, ellos tratan de decir que su origen vino de eso. Eso no tiene nada que ver con el asunto.
49Esto solamente es el cuerpo de carne en que Él está viviendo, como una casa, y va regresar al polvo de la tierra. Pero el espíritu es inmortal; viene de Dios. Eso es la imagen de Dios. Dios es Espíritu.
50Ese hombre perdió su origen en el huerto del Edén. Su relación, comunión con Dios fue cortada allí por causa del pecado y la incredulidad. ¿Incredulidad en qué? En la Palabra de Dios. Una vez le pintaron un cuadro a Eva, y le dijeron cuánto más inteligente sería si tan sólo ella desechara la Palabra de Dios, “Mira, razonemos esto”. Ud. no puede. Dios…
51Hay una diferencia entre el razonamiento y la Palabra de Dios. La Palabra de Dios es verdadera; el razonamiento es falso. Ud. no puede razonar nada. Eso es correcto. Nuestra mente no es (¿Ven?), no es suficientemente buena, o nunca será, para llegar a entender la sabiduría eterna de Dios. Y por lo tanto, Ud. no puede razonarla; Ud. simplemente tiene que creerla.
52Y así que entonces el cuadro fue pintado, allá atrás a través de nuestro primer padre y madre, y ellos cayeron. Y eso rompió la relación con Dios, y fueron echados del huerto del Edén. Desde aquella hora Dios comenzó a gritar de arriba para abajo en el huerto buscando a Su hijo perdido.
53Y entonces la única manera en que Dios pudiera redimirlo, tendría que ser, venir a redimirlo, Él mismo: no en otro, o no enviar a alguien más. Él no podía enviar un Ángel; eso no sería correcto, pero la única manera en que Dios podía redimir al hombre, era descender Él mismo a redimirlo.
54Si alguien pecara aquí, y yo fuera el juez de este grupo de personas, y tuviera la jurisdicción sobre todos Uds., y si yo… Si alguien pecara y yo dijera: “Ahora, Hermano Graham, yo quiero que Ud. pague el precio”. Eso no sería justo. Si le dijera a mi propio hijo que pagara el precio, eso todavía no sería…?... justo. La única manera que yo pudiera ser justo, es que yo mismo tome su lugar. Y ¿qué? Yo fui el que pronunció el juicio, y entonces si yo deseo redimir a ese hombre, yo mismo tengo que tomar su lugar. ¿Todavía me están escuchando? [La congregación dice: “Amén”.--Ed.]
55Ahora, miren, quiero que noten algo. Entonces la única manera en que Dios mismo pudiera alguna vez redimir a este hombre, era descender y tomar su lugar. Y esa era una ley que fue dada por Moisés, de redención, que tenía que ser a través de un redentor pariente; un hombre que primeramente fuese digno, un hombre que valiese el precio, un hombre que pudiese dar un testimonio publico y redimiese el estado perdido de alguien que había caído. Y entonces, Dios era digno. Él descendió hace unos mil novecientos años, en la forma de un Bebé nacido en un pesebre, cubierto por la sombra del Espíritu Santo, no nacido por deseo sexual. Él era Dios, la sangre de Dios estaba en Él.
56El niño siempre es de la sangre de su padre, nunca de su madre, todos sabemos eso. Sin… He enseñado eso antes aquí, en ocasiones. Y Ud. sabe que el niño no tiene ni una partícula de la sangre de su madre en él, ni un poquito. No, nada. Es siempre la sangre del varón.
57Una gallina puede poner un huevo, pero si no es fecundado nunca saldrá del cascarón. No importa cuán bonito sea el huevo, qué bien ella lo caliente, siempre será infértil. Se quedará allí mismo y se pudrirá (eso es correcto), a menos que el ave macho haya estado con la hembra, y el germen de vida viene del macho.
58Por lo tanto, cuando María, no conociendo varón, ella estuvo con el Varón, Dios, el Jehová Todopoderoso, y Él hizo sombra sobre ella, y Dios es el Creador que creó la célula de sangre en el vientre de María, sin conocer varón en lo absoluto. Y eso produjo la mera Sangre creativa de Dios para redimirnos de nuestra vida que entra aquí siendo nacida por medio del deseo sexual.
59Y luego esa Sangre fue sacada de las venas de Emmanuel en la cruz del Calvario, y hoy tiene el mismo poder redentor, salvador, y santo que tenía el día que fue hecha la transfusión en el Calvario. ¿Uds. lo creen? [La congregación dice: “Amén”.--Ed.] Amén. Ahora, eso es correcto. Somos redimidos por la Sangre de Dios. La Biblia dice que fuimos comprados por Sangre, y redimidos por Dios, la Propia Sangre de Dios.
60¿Cómo es que era la Sangre de Dios? Dios no tiene Sangre. ¿Cómo podría ser? Porque era la Sangre creativa de Dios que Él creó para redimirnos, y vino y vivió en el mismo cuerpo que Él creó. Por lo tanto Él no podía… Dios tenía que sufrir tentación. Él no podía sufrir tentación. Él tenía que sufrir tentación sexual. Él tenía que sufrir toda clase de tentación, ser tentado por el diablo, en riquezas, poderes y dominios, y así por el estilo. Él tenía que sufrir todo eso. Para hacerlo, Él no podía ser como Dios en Espíritu; Él tenía que ser Dios en carne.
61Ahora, en esta mañana estoy hablando sobre la Deidad de Cristo, para que Uds. sepan a Quién es que estamos adorando hoy: no a un bebé en un pesebre, ni a San Nicolás; sino que estamos adorando al Dios Todopoderoso, en la Deidad de Su Hijo.
62Y noten entonces, esa Sangre descendió y era… y era Cristo Jesús. Y Dios mismo, vino de Espíritu y entró en Cristo Jesús. Y la Biblia dice que: “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo”. ¿Es correcto eso? Dios mismo, Jehová, vivió en Cristo y fue hecho Pariente de nosotros, por cuanto Él nació en carne humana como nosotros. ¿Es correcto eso? Las células de Sangre fueron desarrolladas por Dios, y las células de carne fueron desarrolladas en el vientre de María, que dio a luz al Hijo. Y Dios descendió y vivió en carne humana, y fue tentado en todos los aspectos así como somos nosotros. ¿Creen Uds. eso? Muy bien.
63Ahora, entonces cuando Él hizo eso, Él dio Su Sangre gratuitamente. Él no tenía que hacerlo. El hizo ese sacrificio. Él pudo haber seguido directo hacia la gloria. Él pudo haber sido transfigurado como lo fue en el Monte de la transfiguración, y seguido para el cielo y nunca haber muerto por nosotros. Pero al estar dispuesto a morir por nosotros, Él dio Su Sangre gratuitamente en el Calvario. Eso es correcto. Y Él escogió… Él fue un Varón de dolores, experimentado en quebrantos, y Él hizo un testimonio público.
64En el Libro de Rut hay un cuadro muy hermoso allí, cómo es que Booz, tipo de Cristo, y cómo es que Rut se fue a un país extraño, como una descarriada, salió de la tierra y trajo de vuelta con ella…quiero decir Noemí, y trajo de vuelta a Rut. Y cuando Rut regresó, ella era de la tierra de Moab. Y cuando ella regresó, era una Moabita; un cuadro perfecto de la Novia Gentil, de la Iglesia.
65Y cuando ella fue a despedirse de Noemí, Noemí le dijo, la besó y le dijo que regresara a su pueblo. Ella dijo: “Iré contigo a tu pueblo, que tu pueblo sea mi pueblo y tu morada sea mi morada; que tu Dios sea mi Dios y sólo la muerte nos separará. Donde tú mueras yo moriré. Donde tú seas sepultada, yo seré sepultada”.
66Ahora, he ahí un cuadro de la Iglesia Gentil entrando en Cristo. Porque una vez nosotros éramos extranjeros alejados de Dios, y sólo los judíos eran los que serían salvos. Pero nosotros, estando muertos en Cristo, somos considerados de la Simiente de Abraham y somos herederos según la promesa, y Cristo obtuvo una Novia Gentil. Eso es exactamente correcto.
67Ahora, para redimir, para Booz redimir la heredad perdida de Noemí; esa era la condición caída de Israel…Entonces Moab tenía que salir, y cuado él lo hizo…Booz, mejor dicho, y cuando él salió, él tenía que quitarse el zapato delante de las puertas, delante de los ancianos para dar un testimonio público que él había redimido a esa mujer perdida y su heredad. Y al hacer eso, entonces él compró de nuevo, también, él obtuvo allí a su novia, la mujer que él estaba buscando. Él primero tenía que redimir a la mujer, a fin de obtener la Novia. ¿No lo ven Uds.?
68Y esa es la misma cosa que hizo Cristo. Él dio un testimonio público a las puertas de Jerusalén, cuando Él fue golpeado, herido, afligido, y fue llevado al Calvario, a la colina del Gólgota, y bañó la colina con Su propia Sangre como un testimonio público que Él había redimido toda la heredad perdida desde allá atrás en el principio, y había redimido a Su pueblo de la maldición del pecado y de las garras del infierno.
69Y sabiendo que ella necesitaría algo más en los últimos días, que lo que ella tiene ahora, Él dijo: “No os dejaré huérfanos. Rogaré al Padre y Él os dará otro consolador, el cual es el Espíritu Santo. Él estará con vosotros para siempre. Un poquito y el mundo no me verá más; pero Yo voy a subir al cielo a arreglar esta cosa, y regresaré y estaré con vosotros, y en vosotros, hasta el final de la edad”. De eso es que estoy hablando. Si Uds. me escuchan digan: “Amén”. [La congregación dice: “Amén”.--Ed.] Eso es correcto. De eso es que estoy hablando ahora. Es Él viniendo nuevamente en Su poder.
70Han transcurrido siglos: “¡Oh! ¿Quién es El?” ¡Oh!, En esta mañana ellos piensan en algún pequeño objeto de adoración, algún pequeño pesebre por allí, algún pequeño… Y yo no estoy pensando en eso.
71Yo estoy pensando en Cristo, la esperanza de gloria, en nuestros corazones en esta mañana por el Espíritu Santo. Eso es correcto.
72¡Oh, condenado por el mundo!… Dios siempre ha venido al mundo; cuando Él vino, el mundo lo odió. “Como fue en los días de Noé, así será en la venida del Hijo de Dios”. Nosotros estamos en ese día, amigos.
73Y ahora, noten: “Un poquito y el mundo no me verá más, mas vosotros me veréis, porque estaré con vosotros, y en vosotros, hasta el fin del mundo”. Eso es correcto. Él está aquí ahora. Y en los días, cómo es que Su gran cuadro siempre se repitió en ciclo e hizo acontecer la misma cosa que nosotros estamos mirando ahora. El gran drama está preparado, y nosotros estamos listos ahora para ver grandes cosas acontecer.
74La iglesia ha sido sacada de la cuna. Eso es correcto. Los pentecostales la mecieron allá hace años, allá atrás mientras la gente le lanzaba piedras, y se burlaban, y se reían, pero ella ha crecido a madurez ahora. Eso es exactamente correcto. La hora está aquí. ¡Aleluya! Eso es correcto. En eso es que estoy interesado, en ver la Iglesia de Dios juntándose ahora. Hemos sido golpeados por aquí y por allá, pero está llegando la hora cuando Dios está lanzando el manto alrededor de todos nosotros para recogernos mientras el enemigo está a la puerta. ¡Aleluya! Sí, señor. Él está parado a favor de Su pueblo. Daniel dijo: “Las grandes cosas de los últimos días, cuando estas cosas acontezcan, vaya, el pueblo hará grandes hazañas, los hombres de fe harán, en aquel día”.
75Y ahora ha llegado la hora, cuando es presentado el gran drama de Dios con respecto a la lluvia tardía. Joel dijo: “Acontecerá en los últimos días, que derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne; y vuestros hijos e hijas profetizarán. Sobre Mis siervos y siervas derramaré de Mi Espíritu. Y daré prodigios arriba en los cielos y abajo en la tierra, y columnas de fuego y vapor de humo. Y acontecerá que antes que venga el día grande y terrible de Jehová, que todo aquel que invocare el Nombre del Señor será salvo”.
76Jesús dijo allí: “Las cosas que Yo hago Uds. también las harán y mayores que estas harán, porque Yo voy a Mi Padre”. ¡Aleluya! ¡Aleluya! Esto es lo que dijo allí en… Y la Palabra allí atrás dice: “Si estuviereis en Mí, y Mi Palabra estuviere en vosotros, pedid lo que quisiereis y os será dado”.
77Hace unos años, la gente de por aquí dijo: “Uds. los de allí de ese Tabernáculo son santos rodadores. Todos Uds. son esto, aquello, y lo otro. ¡Uds. están locos!”.
78Pero, oh, hermano, nos hemos mantenido en esa Roca, la Verdadera, el bautismo del Espíritu Santo, y ahora el poder del Dios Todopoderoso está presente en la iglesia, saliendo. ¡Aleluya!…?... Yo quiero estremecer la cosa entera por todas partes. Hermano, ya está en camino ahora mismo, está aconteciendo. Eso es correcto.
79La Deidad de Él, ¿Quién es Él? Algunos de ellos piensan que Él es un niñito allá atrás. Él es Aquel que se puso de pie en la plataforma invisible, (¡oh, vaya!), extendió Sus manos, y habló y dijo: “Sea la luz”, y fue la luz. Ese era Jesucristo. “Porque en el mundo estaba, y el mundo fue hecho por Él, y el mundo no le reconoció”. Era Él, y Él es la Deidad de Dios. Miren lo que Él hizo allá atrás. Hablar de lo milagroso allá atrás, ¿Hablan Uds. acerca de gritar? Cuando Él hizo las cosas milagrosas, para hacer las cosas que son ahora, de las cosas que no existían, Él habló y así fue.
80Y ese mismo poder, ese mismo Cristo… ¡Aleluya! Deje que los fundamentalistas, deje que la gente que niega el poder de Dios diga que es errado; pero ese mismo poder que habló el mundo a existencia, está en aquellas personas que tienen el Espíritu Santo. Eso es correcto. Hombres y mujeres, es hora de que descubran quienes son Uds. El diablo está tratando de intimidarle al decirle que Ud. es un cobarde. Ud. no es eso. Uds. son hijos e hijas de Dios. Deidad no está en el cielo; está en Ud. ¡Aleluya! Yo sé que Ud. piensa que estoy loco, pero déjeme decirle algo, hermano. Cuando Ud. entienda que el Dios Todopoderoso vive en Ud., todo estará bien. “Mi Vida doy, Zoe”. La vida de Dios está en el ser humano.
81Él estuvo allá atrás; Él es el Creador de todas las cosas. Él creó la vida, ranas, y todos estos patos, gallinas, animales, creó todo. “Y nada fue hecho a menos que fuese hecho por Él”. ¿Quién? ¡Cristo, la Deidad! “Él hizo caer plagas en los días de Egipto”. ¿Quién? ¡Cristo!. “Él tapó la boca de los leones. Él apagó fuegos impetuosos. Ellos escaparon del filo de la espada. Levantaron los muertos de la tumba”. ¿Quién? ¡Cristo! ¡Oh, hermano! ¿Qué sería? ¿Quién fue? ¡Cristo, la Deidad!
82Y, hermano y hermana, esa Deidad está en Ud. “Un poquito y el mundo no me verá, mas vosotros me veréis, por que estaré con vosotros, y en vosotros, hasta el fin del mundo” ¿Cristo en el pesebre? No. ¡Cristo en Ud! ¡Aleluya! No estamos adorando a Cristo en un pesebre, sino a Cristo en Ud., el Espíritu Santo, la esperanza de Vida (¡Aleluya!), el Creador, Dios mismo morando en el ser humano. “Aún no se ha manifestado lo que hemos de ser, pero le veremos tal como Él es” Porque seremos hechos como Él…?... no había lugar para Él.
83La gente de por aquí dice que ellos son de Cristo, que la iglesia donde ellos van es de Cristo, y ¿Qué pasó anoche? Ellos abrieron sus regalos de navidad. Veamos el de Papá; allí debajo del árbol de Navidad de muchos hombres anoche, había una enorme caja de cervezas en alguna parte. No hubo lugar para Jesús; todo para la cerveza. Abrieron el regalo de mamá: un juego de barajas. No hubo lugar para Cristo; las barajas. Eso es correcto. En vez de una pequeña Biblia o algo para los niños, es un librito de G-man [Agente policial de la FBI—Ed.], o alguna cosita como esa. No hay lugar para Jesús. En vez de ir a la iglesia, ellos van a los cines, bailes y demás, y se llaman así mismos Cristianos.
84Hermano, cuando la Deidad de Dios, por el Espíritu Santo, entra al corazón humano, Él hace salir todo lo que Cristo no haya creado. Uds. saben que esa es la Verdad.
85¡Oh, Cristo la esperanza de gloria en Ud.!, no en una cuna, ¡en Ud! Eso fue en un tiempo. Dios estuvo allá atrás en el principio, luego Él vino en Moisés, Él vino en los hijos de Israel, Él vino en la cuna. Pero ahora ellos están adorándole a Él allá en el pasado como algo prehistórico, cuando Cristo está en Ud. Aquí está Él hoy, el Hijo de Dios moviéndose; Su gran iglesia está moviéndose.
86Hoy, la iglesia tiene ventas de comida, cenas de pasteles, para ver quién puede vestirse mejor, entran en la iglesia con pompa, se glorían en quién tiene la mejor iglesia, los mejores asientos, quién puede tocar esto, quién puede hacer aquello, y no hay lugar. Todo el tiempo ellos tienen algo más que hacer aparte de la oración. Ya no pueden orar más. Tienen otra cosa qué hacer; no pueden orar más. Ellos simplemente no pueden amar—servir a Dios como solían hacerlo. “No había lugar para Él en el mesón”. Y este es el tiempo del fin, amigos. “No había lugar para Él en el mesón”. Por supuesto, sé lo que ese mesón significaba, pero estoy refiriéndome a este fin.
87Pero la Biblia dice: “En aquel día cuando florezca el almendro, el deseo del hombre desfallecerá; porque va a su morada eterna, y los endechadores andarán alrededor de las calles; antes que la cadena de plata se quiebre, o el cántaro se quiebre junto a la fuente”. ¡Oh, misericordia, mi amigo!...
88Pero el profeta también dijo: “Habrá Luz en el atardecer”. Eso es correcto. La senda de Gloria Ud. seguramente hallará. Eso es correcto. La hora del atardecer ha llegado. La iglesia que una vez estaba vestida así como aquel pequeño pesebre… que alguna vez ha pasado, ahora ha llegado a un lugar donde la gente está comprendiendo que la Deidad y el poder del Dios Todopoderoso está viviendo en el ser humano.
89Oh, hermano y hermana, permítanme hablarles en el Nombre de Jesús. ¿Todavía me están escuchando? [La congregación dice: “Amén”—Ed.] Oh, hermano, ¡déjenme me decirles algo!
90Está llegando el tiempo cuando los hombres y las mujeres son casi iguales. Se visten tan parecidos que Ud. no puede diferenciar al uno del otro. Eso es correcto. Todas las cosas que la Biblia dijo que acontecerían están aquí. Eso es correcto, amigos. Esa es la Verdad. ¿Es la Verdad? [La congregación dice: “Amen”.--Ed.] ¿Es la verdad? [“Amén”. —Ed.]Y ellos lo saben, es la Verdad. Ellos actúan igual, se parecen, hablan igual, hablan igual. La Biblia dice que sería de esa manera. Él dijo: “En los últimos días, vendrían tiempos peligrosos. Los hombres serían amadores de sí mismos, más que de Dios; implacables, calumniadores”. ¿Está eso aquí? Eso es correcto.
91¡Oh, gloria a Dios! ¡Siento algo moviéndose en mi alma! Oh, cuando yo miro aquí afuera… “Como fue en los días de Noé, así será en la venida del Hijo del Hombre”. Noé tuvo algunos fieles en aquel día. Dios tiene algunos fieles hoy. Está llegando la hora, se está presentando este gran drama.
92Hombres y mujeres, si el Espíritu Santo está morando en Uds., el Cristo que nació hace mil novecientos años llegó a la madurez. Él nunca se quedó en la cuna.
93Y hoy, ese memorial de su nacimiento ¿Qué hacen ellos? Se buscan un árbol, lo cortan, hace un árbol de Navidad, para los niños. Pero ellos piensan… Eso está bien, no me estoy oponiendo a eso. Pero la cosa es, que ellos ponen más énfasis en el árbol de Navidad que en Cristo.
94Kris kringle [San Nicolás--Ed.] está por todo el país. ¿Quién era él? Un alemán, un santo Católico hace muchos años, un anciano que anduvo haciendo el bien. Y hoy casi ha llegado a ser una adoración. Eso es correcto. Está bien decirle a los niños, o lo que Ud. desee hacer, en lo que a mí se refiere. Pero el problema con eso es, que es tan fácil caer en esa rutina del otro lado, y echar afuera a Cristo, los verdaderos principios fundamentales de la Navidad. Y el hombre acepta a Kris Kringle, en vez de la verdadera Navidad; eso es correcto: “No había lugar para Él en el mesón”.
95Todo esto está bien representado, si tuviéramos el tiempo. Sé que se está haciendo tarde, y se está haciendo tarde.
96Pero miren, amigos, la hora ha llegado, y ahora es cuando el gran drama de Dios está preparado aquí delante de nosotros. El Hijo de Dios, que estuvo en una cuna, ahora está en el corazón. Él es la Deidad de Dios. Él es Dios, el Creador. Él dijo que todo…?... “En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por Él, y el mundo no le conoció”.
97Y hoy, eso es lo que sucede con la iglesia. La esperanza de Gloria, el bautismo del Espíritu Santo, ha entrado en los corazones de la gente, y ellos no reconocen lo que es. Ellos piensan que se trata de unirse a alguna iglesia, o algo así.
98Pero es acerca de Dios, el Creador, viviendo en Ud. y dándole a Ud. todo el poder. Y Ud. está en posesión de todo lo que Él tenía. Así que Esto está en Ud. para abstenerse de lo malo, para hacer lo bueno, para evitar lo malo y huir hacia la justicia, para alejarse de la tentación. Toda malicia, odio, contienda, envidia, y así sucesivamente, apártese de eso, porque eso lo sacará a Él de su corazón. Si Ud. lo recibe a Él, abrácelo y ámelo, y manténgalo en su corazón y ámelo. Les digo, la iglesia unida en esa clase de poder, tiene el poder para atar los cielos, sanar a los enfermos, abrir los ojos de los ciegos (Aleluya), los sordos hablan, los mudos hablan, y los sordos oyen, los lisiados caminan, los ciegos ven. ¿Por qué? Porque es reconocer el poder del Dios Todopoderoso dentro de su corazón. Allí está Él, la Deidad.
99¿Le aman a Él? [La congregación dice: “Amén”—Ed.] Con razón dijo el poeta: ¡Sublime gracia, del Señor! ¡Que a un infeliz salvó! Yo ciego fui, mas hoy veo ya, Perdido y Él me halló.
100Querido, hermano, hermana, si Ud. no ha recibido el bautismo del Espíritu Santo, en esta mañana, corra dentro del reino tan pronto como pueda. Es tiempo de sellamiento. El enemigo viene como un río; Él está levantando una bandera contra él. El drama está preparado, la iglesia se va ir a casa tan cierto como cualquier cosa. ¿Ven? Ud. no tiene mucho tiempo para esperar, amigo. Ud. no tiene todo el tiempo para esperar. Es mejor que venga ahora. Es mejor que lo haga hoy (Eso es correcto.), mientras que hoy es hoy. Hágalo ahora.
101Recuerden, amigos, tal vez parezca extraño. El mundo nunca, la religión de Cristo nunca fue popular. Siempre ha sido impopular, los caminos de Dios, porque el diablo es el príncipe de la potestad del aire. Él tiene a todos los gobiernos. Todos los gobiernos son controlados por el diablo, de acuerdo a la Biblia. El diablo dijo que era. Eso es correcto. Él controla todos los gobiernos.
102Y entonces la Biblia dice: “Regocíjense, todos Uds. santos Ángeles y Uds. santos sobre la tierra, porque los reinos de este mundo han llegado a ser los reinos de nuestro Dios, y de Su Cristo, y Él reinará”.
103Satanás llevó a Jesús a la cima del monte, le mostró todos los reinos del mundo y le dijo: “Todos estos son míos, y te los daré a Ti”.
104Y Jesús dijo: “Apártate, satanás”. Eso es correcto. A Él no le importaba…
105Él dijo: “Si Mi Reino fuera de este mundo, yo pudiera llamar muchas legiones de Ángeles; pero mi Reino no es de este mundo, sino que Mi Reino está en el cielo”.
106Y Él dijo: “El Reino de Dios estará entre vosotros”. Así que, por lo tanto, las legiones y los poderes, y el respaldo de los santos Ángeles (¡Aleluya!) está en Uds., en esta mañana, por la Deidad de Cristo, por el bautismo del Espíritu Santo. Sí, señor.
107¿Quiénes son Uds. en esta mañana? ¿Quién es Cristo Jesús? Él está en Ud. tanto como Ud. le permita estar. Él está presionando, tratando de entrar en Ud., mudarse dentro de Ud. hoy. Y Ud. se mantiene a distancia, y se queda pensando, y mira, y contempla, y se detiene por un ratito. No haga eso. Muévase y entre al Reino de Dios. La hora está aquí. ¡Aleluya!
108Oh, cuánto le amo yo a Él. Él viene un día de estos. Yo quiero verle. ¿Uds. no? Yo quiero verle. Yo creo que le veremos. ¿Uds. no? Él está aquí ahora. Su poder se está moviendo.
109¿Qué hace que la gente llore, grite, y se comporte de esa manera? ¿Qué es lo que sucede? Es el Espíritu Santo moviéndose en ellos. Si tan sólo ellos pudieran darse cuenta y lo recibieran, abrazaran al Espíritu Santo, creyendo en Él, abrazarlo en su pecho. Viva correctamente; no haga nada que le estorbe a Él. Diga: “Oh Señor Jesús, yo te quiero. Deseo que te pares a mi lado. Yo me voy a parar a Tu lado, Padre. Y mientras Ud. lo dice, Él simplemente está presionando para entrar en Ud. Él desea entrar allí. Él está tratando de atraerlo a Ud. hacia Él todo el tiempo.
110Ahora, amigos, sé que esto es la verdad. Sé que la gente no se da cuenta quién es Ud. Cada persona aquí puede vivir por encima del pecado, puede vivir sin pecar, vivir en Dios; Ud. cometerá errores, pero la Sangre de Cristo le perdonará. “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. ¿Es correcto eso? Ese mismo poder de Cristo que fue colgado en la cruz del Calvario, el mismo Dios que lo levantó a Él en el día de la resurrección, está en Ud. ahora, Ud. que tiene el Espíritu Santo. ¡Oh! ¿No le aman Uds. a Él? ¡Oh, hermano! Escuchen Su voz llamando hoy.
111Acérquelo a su pecho, y diga, oh, muy cerca de su pecho, y diga: “Ahora, Señor Jesús, he sido un poco diferente, pero ahora en este día de Navidad me doy cuenta de Quién eres Tú. Una vez te adoré como un niñito en un pesebre. Te había visto allá en el pasado como un niño muy pequeñito, hace mil novecientos años, y pensaba: “¡Oh, si yo pudiera haber ido a Jerusalén!”.
112Hoy, ellos están consiguiendo boletos y todo eso para ir hasta la cuna, hasta el lugar donde Él nació, el mismo pesebre. Pero, amigos, no es allá, donde Él nació, es aquí mismo donde Él nació; Dios lo ha traído a Él hasta cada uno de nosotros, y Su Ser viviente está viviendo dentro de nosotros. ¡Oh!, el Creador, Aquello que creó al mundo, y creó los cielos, creó la tierra, creó al hombre, está en cada individuo que tiene el bautismo del Espíritu Santo hoy. Esa es la cosa. Ese es el secreto. Y ver al Espíritu Santo en Ud. Él es la esperanza de gloria.
113Y miren aquí, en el Antiguo Testamento, como me he referido a eso muchas veces, cuando el contrato era hecho, se partía en dos sobre el cuerpo muerto de un animal. Y esos dos contratos al ser juntados, tenían que coincidir el uno con el otro.
114Y hoy Dios ha hecho un contrato, no porque Ud. fuera bueno, no porque Ud. se uniera a la iglesia, no porque Ud. haya tenido una buena posición en la sociedad. Ud. pudiera ser muy bueno; Ud. puede vivir una vida limpia; Ud. puede ir a la iglesia todos los días; Ud. puede sacrificarse todos los días; Ud. puede dar parte de su dinero; Ud puede renunciar a todos los pecados del mundo, y todo lo demás, y vivir tan fiel y verdadero como pueda, y perderse el cielo tan lejos como está el este del occidente. Eso es correcto. No es por bondad que somos salvos, pero es por Su misericordia que somos comprados, que Dios quiso hacer hijos e hijas. Bondad nunca los hace. El Espíritu de Dios los hace. Si no fuera así, Él no tendría que enviar el Espíritu Santo.
115¿Cómo pudiera estar completo el Espíritu Santo a menos que—o cómo pudiera estar completo el contrato? Jesús dijo: “Yo me voy, pero vendré otra vez y estaré con vosotros, y en vosotros. Rogaré al Padre y Él os dará el Espíritu Santo. Él estará con vosotros para siempre”.
116Y la gente pone su nombre en los libros de la iglesia, tratando de abrir una nueva página en el día de Navidad, tratando de ir allá a la iglesia y simplemente pagar unos cuantos tributos al pesebre allá en el pasado. Cuando el Espíritu Santo lo impulsa a Ud. adonde sus vidas son correctas y a la Palabra de Dios. Y ellos tan ciegos caminan por ahí y dicen: “Bueno, eso es un montón de santos rodadores”. Exactamente como lo fue en los días de Noé, así es ahora.
117¡La venida del Hijo de Dios está acercándose! Eso es correcto. Y solamente aquellos que estuvieren cargados por el Espíritu santo, quienes tienen la Vida Inmortal viviendo en ellos, el Espíritu Santo, ese es el tipo que será atraído y sacado de aquí, tan cierto como cualquier cosa.
118Había algo diferente en aquella vieja arca en los días de Noé, que flotó por encima del agua. Era un poder atrayente de lo alto, que estaba justo en la parte superior, que la gloria de Dios brilló desde el cielo…?...
119Y les digo, hoy, amigos, escuchen mis palabras. Hay un poder que atrae, no de la iglesia, no del pastor, pero de la gloria, este bautismo del Espíritu Santo, descendiendo en ese canal de vida para atraer hacia arriba a una iglesia. ¿Qué es? El poder de Dios, el acceso a Su Vida, Zoe.
120“Las cosas que Yo hago, vosotros también las haréis; y mayores que estas haréis”. Él fue perseguido, mofado, escarnecido, y murió, y fue sepultado. Pero Él fue fiel; Él tenía el Espíritu de Dios en Él, y Dios lo resucitó. Si nosotros nos vamos de la misma manera, así saldremos también. ¡Oh, Aleluya! ¡Yo le amo!
121¿Pueden oírme? [La congregación dice: “Amén”.--Ed.] ¿Le aman? ¿Le aman con todo su corazón? ¿No es Él maravilloso? ¡Oh, hermano! El ojo ha visto, el oído ha oído, lo que está registrado en la Palabra de Dios; ¿No es Él maravilloso? ¡Maravilloso!… Inclinemos nuestros rostros.
122Padre Celestial, Oh Jesús, estoy en expectativa de una gran hora. La veo viniendo. Veo que no hay esperanza en ninguna otra parte. Veo que la edad avanza. Veo las grandes luces rojas del comunismo, dominando alrededor de toda la tierra. Veo las iglesias formales declarándose en contra de Tu iglesia, tratando de condenarlos, diciendo: “Sanidad Divina está errada. Eso es un montón de fanatismo”. Un proyecto de ley en nuestra propia Casa Blanca, para cerrarla…
123Oh, pero, Dios, el otro día, sentado allí y mirando aquella gente santa, todos iluminados con el poder de Dios; contemplando sus rostros y viendo la gloria de Dios. Ellos pudieran ser como los jóvenes hebreos en el horno ardiente. “Nosotros nunca nos inclinaremos. No. Nuestro Dios puede librarnos. Tú vendrás rápidamente, Señor Jesús”.
124Y veo que la hora está llegando, cuando Tú dijiste que: “La gente tendría apariencia de piedad, pero negarían la eficacia: a estos, evita”. El Espíritu hablando de los últimos días. Y aquí estamos hoy en ese día.
125Aquí está nuestra pequeña iglesia, Señor, hombres y mujeres que yo creo que Te aman. Y ruego, Dios, que ese Espíritu que ha llenado muchos de sus corazones, en días pasados, entre ahora más profundamente y más. Que ellos dejen a un lado toda malicia, toda contienda, y todo lo que no es semejante a Ti, y se acerquen hoy, no al pesebre, sino al Calvario; no tanto al Calvario, sino a Cristo, la esperanza de gloria, la Deidad de Dios, la magnificencia de Dios, el poder de Dios que ahora está en nuestros corazones, tratando de arrancarnos de las cosas del mundo, para que un día Él pueda llevarnos de esta tierra, a un tierra mejor. Dios, concédelo hoy. Escucha la oración de Tu siervo y háblale al pueblo.
126Y si hubiere algún perdido aquí, alguien sin el Espíritu Santo, que ellos puedan recibir de Ti en esta mañana. Concédelo, amado Dios, porque lo pedimos en el Nombre de Tu querido y amado Hijo, Jesús, quien hace mil novecientos años nació en un pesebre, quien treinta y tres años después sufrió en el Calvario por nuestros pecados, Quien ascendió a las alturas unos días después de eso, cuarenta días después. Él fue recibido arriba en gloria, luego diez días más tarde regresó en el poder del Espíritu Santo, y ahora está viviendo en la iglesia. Y pronto, con ese mismo poder que lo resucitó, el Espíritu Santo en la Iglesia para sacarla. Oh Dios, ven, por favor, y salva a la iglesia. Porque lo pedimos en Su Nombre.
127Mientras tienen sus rostros inclinados, vamos a cantar: “Llamando hoy”. Si hubiere alguien aquí sin Cristo, sin Dios, sin esperanza, ¿Vendrá Ud. ahora? ¡Llamando hoy! ¡Llamando hoy! Jesús está llamando, Él está llamando tiernamente hoy. Jesús está llamando tiernamente hoy, ¡Llamando hoy!
128¿Está Ud. sin Dios, sin esperanza, sin Cristo? ¿Se da cuenta Ud… que no ha tenido una vida llena de Dios? ¿No quisiera Ud. venir? …más lejos? ¡Llama (Él está llamando) hoy! ¡Llamando hoy! Jesús (está llamando tiernamente hoy) Él está llamando tiernamente hoy.
129Escuchen. El Padre está aquí y Él quiere salvarlo, si Ud. no es salvo…?... Pero escuchen, amigos, quiero hacer algo por Uds. en esta mañana, mientras están parados aquí. Quiero que tengan sus ojos cerrados; quiero bajar una cortina aquí y que Uds. miren hacia algún lado. Vamos hacer una pequeña visita en esta mañana…?... fuerte. Voy a bajar la cortina sólo para los que se sientan en este tabernáculo, jóvenes y ancianos, y todos.
130Voy a mirar por encima hacia los portales del infierno por un rato en esta mañana. Ellos saben allá abajo que aquí arriba es tiempo de Navidad. Ellos saben lo que hicieron en el tiempo de Navidad. Algunos de ellos bebieron, algunos de ellos salieron por ahí, algunos fueron a la iglesia, algunos se mofaron, algunos se burlaron. ¿Qué si sus asquerosos y huesudos cuerpos pudieran regresar a la puerta de esta iglesia en esta mañana? Saben, la próxima Navidad Ud. pudiera estar allí. Puede ser que Ud. haya estado allí por un año, en la próxima Navidad. Ahora, recuerde que Ud. está lidiando con almas humanas; Ud. está lidiando con cosas espirituales. Y cada uno de Uds. tendrá que responder en el día del juicio. Yo solamente puedo ser honesto. Sólo puedo decirle que si Ud. no ha recibido a Cristo en esta mañana, Él está parado en la puerta abierta de su corazón…?...
131Y Uds. que han recibido el Espíritu Santo, recuerden, Uds. van a ser juzgados por lo que han hecho con Eso. Ud. pudiera haber recibido a Cristo, por el Espíritu Santo, pero Ud. será condenado; cada hombre es juzgado de acuerdo a las obras hechas en su cuerpo. Después que Ud. recibe el Espíritu Santo, ¿Qué ha hecho Ud. con Eso? ¿Ha hablado Ud. de su vecino? ¿Ha hecho cosas malas? Si es así, recuerde, yo comenzaría la vida de nuevo ahora mismo. Diga: “Señor Jesús, hoy, de ahora en adelante voy a ser lo que Tú quieres que sea. Me doy cuenta que la parte inmortal de Dios (el Espíritu de Dios) vive en mi cuerpo. Y si he estado errado, perdóname ahora. Yo quiero…?... Oh, yo deseo ser mejor”.
132¿Cuántos habrán en esta mañana que están en esa condición y levantarían sus manos mostrando…?... “Hermano Branham, hoy quiero empezar de nuevo”. Yo también tengo las mías levantadas, Uds. saben; yo quiero comenzar de nuevo, quiero hacer más por Él el año que viene. ¿Está Ud. sentado…?...
133Una de las historias más tristes que alguna vez haya escuchado… Una jovencita, una joven muy elegante. Ella vivía en un hogar muy fino, le hablé acerca de Cristo. Su padre dijo: “No voy a quedarme aquí con ella”. Porque ella…?... Ella va encontrarse con esa clase de gente, porque ella es… Ahora, recuerden, mientras,…?... Ud. puede verla con esa cosa llamada…?... Pero ella recibió la mejor educación. Cuando ella estaba lista para abrirse camino en la sociedad e ir con diferentes clases de hombres finos, ella fue golpeada con alguna clase de ataque al corazón, y todo su entrenamiento no sirvió de nada; ella se fue a algún lugar…
134¿En qué dirección va Ud. en esta mañana? ¿Para qué se está entrenando Ud.? A mí no me importa a qué grupo de vida pertenezca. Ud. va a regresar a la eternidad un día de estos. Y sin Cristo, sin el Espíritu Santo su alma está perdida. Recuerde eso.
135Ud. no puede ser salvo, solamente aceptando a Cristo, por el Espíritu Santo. Si Él está en Ud., Él es el poder de Dios. Viva por medio de eso. Él es Dios en Ud. La Biblia dice, y le agradecemos a Dios… está sobre mí, Oh Dios. Y Jesús dijo… Los fariseos le respondieron, dijeron: “Tú te haces a Ti mismo Dios”. Él dijo: “¿No está escrito en vuestra ley que ‘sois dioses’?” Él hizo a Moisés un dios para Faraón una vez.
136Y Él lo hizo a Ud. un dios para la gente. Eso es correcto. Y en esta mañana Uds. son epístolas escritas de Dios. Sus vidas son de Dios y aún llevan ese Espíritu Santo.
137Miren aquí, amigos. No lo dejen pasar. No dejen que esto se les pase, como si fuera algo un poco místico… ¿Harán Uds. eso?
138Padre, venimos en esta mañana, como Tus hijos humildes. Sé que estamos viviendo en la última hora, el tiempo final, algo puede suceder en cualquier momento. Hombres, mujeres, muchachos, o muchachas aquí, están sin Dios. Y Te ruego, Padre, que seas misericordioso. Te ruego que seas misericordioso con aquellos que han recibido, y ahora se dan cuenta que Tú estás cerca en sus corazones. Y comprendiendo que cositas del mundo, a través de los cuidados del…?... Ruego, Dios, que cada uno de ellos en esta mañana, estén realmente consagrados a Ti, para los días venideros, y… ¿Cuánto más vamos a esperar antes de Tu Venida? Creemos que ya está a la mano ahora.
139Y después de un tiempo…?... que son salvos y creen…?... Yo estoy pensando en aquellos jóvenes aquella noche, allí abajo en el altar, tratando de ser salvos pero habían cruzado la línea: no había salvación para ellos; estaban perdidos, no podían ser salvos.
140Padre, yo te pido que los bendigas a cada uno, mientras queda tiempo, Padre, que ellos lo reciban hoy. Porque lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amén.
141Pongámonos de pie. ¿Cuántos le aman con todo su corazón? ¿No desea Ud. acercarse un poco más a Él, amarle un poco más? Cantemos “Yo me rindo a Él”, mientras levantamos nuestras manos a Él, en esta mañana… ¿Lo harán Uds.? Dénos una pequeña introducción, hermana, por favor. Yo me rindo, (Lo rindo todo,) (todos sus hábitos, todas sus maneras)…me rindo, (lo rindo todo,) Todo a Cristo, yo me entrego, Quiero serle fiel. ¿Realmente lo dice en serio? Yo me rindo, (me rindo a Él,) Yo me rindo, (me rindo a Él,) Todo a Cristo, yo me entrego, Quiero serle fiel.
142Oh Padre, ten misericordia. Te amamos tanto, Señor. Algún día de estos la trompeta sonará. Yo talvez esté en algún lugar allá en el campo. Señor, estaré pensando en la iglesia en ese momento. Cuando los vientos comiencen a aullar, y el mundo comience a tambalearse, algunos dirán: “¿Qué sucede?” Los cielos se están poniendo rojos; la hora del juicio está cerca. Yo pensaré: “Oh, ¿Adónde está el Hermano Graham? ¿Adónde están todos los de la casa?”. Pero, Padre, entonces después de un rato mientras escucharemos un sonido como nunca antes, la Trompeta; el Ángel sonará una trompeta. Oh Dios, aquellos que han entrado a la cámara de la muerte, resucitarán. Cómo saldrán los gritos: “¿Qué pasa con el mundo? No podemos quedarnos quietos. Ella [La tierra] se está tambaleando”. Y entonces seremos arrebatados juntamente para recibirle a Él en el aire.
143Oh Padre, si la muerte viniera a nosotros antes de ese momento, es decir, la muerte natural o separación de esta tierra aquí, que podamos entrar en esa cámara con una fe valiente, envolviéndonos en el manto de Cristo, el Espíritu Santo. Algún día tendremos que bajar allí, Padre. Y sé que yo también tengo que caminar por esa fila. Está allí afuera delante de mí en alguna parte, esa hora en que entre a esa cámara de la muerte. Cuando yo escuche la lectura de mi sentencia, no quiero ir como un cobarde. Quiero ir como Tú fuiste, Señor. No tratar de envolverme en el viejo manto, sino en el manto de Cristo, el Espíritu Santo, como hizo Pablo, y decir: “Muerte, ¿dónde está tu aguijón? Sepulcro, ¿Dónde está tu victoria?” Entrar en aquella cámara oscura entre los que están muertos, esperando entonces escuchar Su voz del Arcángel que sonará, y nosotros seremos llamados de entre los muertos, para encontrarnos una vez más con nuestros seres queridos.
144Oh Señor, si nos perdemos eso en la vida, ella habrá sido nada para nosotros; habremos fracasado. Pero si lo encontramos a Él Quien es precioso en nuestro corazón, entonces hemos hallado todo el proposito de Dios.
145Oh, ¡Cuánto le amamos a Él en esta mañana! Que todo Cristiano, en esta mañana, vea rápidamente la visión, Señor. La hora ya se hace tarde, y yo ruego que Tú les permitas ver la visión y echar mano de la Vida hoy, y vivir para siempre, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
146¿Se aman los unos a los otros? [La congregación dice: Amén.--Ed.] Dense la vuelta y salúdense de mano el uno al otro y digan: “Dios le bendiga. Cristo sea con Ud.” En vez de: “Feliz Navidad”, digan: “Cristo sea con Ud.” mientras se dan la vuelta. Ahora, no se vayan todavía, sólo dense la vuelta y digan: “Cristo sea con Ud.” Cristo sea con Ud. “Todo…” Ahora sólo un momento. Todo a Cristo yo me entrego, Quiero serle fiel.
147Bueno, yo pensé que eran más de las doce. Son más de las once. Pensé que eran las doce y veinte. Sólo… [Una hermana dice: “Quedémonos otra hora”.] ¿Cómo? Amén.
148¿Aman todos al Señor? Digan: “¡Alabado sea el Señor!” [La congregación dice: “¡Alabado sea el Señor!”—Ed.] Tengamos ahora mismo como tres o cuatro palabras de testimonio, así como: “Yo amo a Jesús”. No diga más que eso. [Alguien dice: “Yo amo a Jesús”.] Eso es correcto. Alguien más. [Mucha gente dice: “¡Yo amo a Jesús!”] ¡Gloria a Dios! [Mucha gente dice: “¡Yo amo a Jesús!”] Yo le amo. Oh Jesús. Jesús, Salvador, guíame Por el mar tempestuoso de la vida: Olas desconocidas ondean delante de mí, Escondiendo rocas y…?...Mapa y brújula ven…