Photo

~ NO FUI DESOBEDIENTE A LA VISIÓN CELESTIAL ~
1Gracias, hermano…?... Así es cómo yo los amo también a Uds. [¿Cuántos aman al Hermano Branham?, déjenme ver sus manos--Ed.] Oh, muchas gracias, y estoy seguro que esto es algo mutuo entre todos nosotros. Ahora inclinemos nuestros rostros mientras le hablamos a Aquél a Quien todos nosotros amamos: a nuestro Señor Jesús.
2Nuestro Padre Celestial, estamos muy agradecidos contigo en esta noche, por el amor de Tu Hijo Jesús, que ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo. Su Presencia ya se ha encontrado aquí con nosotros y estamos muy felices. Y en esta noche le estamos esperando ansiosos, para que Él nos llene tanto de Su gozo en esta noche, que perdamos de vista todas las cosas que están mal. Concede en esta noche, que si hubiere pecadores en el edificio, que no salgan por el umbral de este edificio, hasta que primeramente hayan entregado a Ti sus corazones para servirte.
3Bendice, Señor, a aquellos quienes están sufriendo en sus cuerpos. Oh Dios, hay muchos aquí en los que nuestros amados médicos de esta tierra se han esforzado tanto, trabajando de día y de noche, para intentar salvar sus vidas, pero parece ser que el enemigo está empeñado en quitárselas. Y ellos están aquí en esta noche, Señor, sabiendo que su último recurso es acudir a Ti. Oh Padre, estoy seguro, con fe Divina, que Tú no defraudarás a ninguno. Rogamos que todos sean sanados en esta noche. Padre, Te ruego, que este sea el comienzo del avivamiento, lo cual el pueblo de aquí, hace muchos días que ha sembrado las semillas.
4Y también ruego, Padre, que haya una gran unión, un avivamiento donde todo Tu pueblo se congregue en lugares celestiales. Y que las cosas que han sido dichas hace años por Tus santos profetas, que eso acontezca aquí. Ruego, Padre, que oigas la voz de Tu siervo. Bendice a todos los que están aquí en esta noche, a todos los Cristianos.
5Y, Padre, Te agradecemos por los diáconos, por los colaboradores, por todos los que se han reunido en esta noche, que al salir digamos: “¿No ardían nuestros corazones dentro de nosotros por causa de la Presencia del Hijo de Dios?”.
6Te agradecemos por Tu gran poder, que acaba de sanar a una muchacha Etíope postrada allí hace unos momentos, sufriendo desmedidamente. Al pasar dijo: “Sólo ponga sus manos aquí, Hermano Branham”. E Inmediatamente, Señor, Tú le sanaste, y ella está regocijándose, una vez sufriendo y ahora está libre. ¡Cuánto Te agradecemos!
7Y ahora, Señor, ruego que esa sea la experiencia de muchos, muchos otros en el edificio en esta noche, porque lo pedimos para la gloria de Dios en el Nombre de Su santo Hijo, Jesús. Amén. [Espacio en blanco en la cinta-- Ed.] …difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó. [Mt. 4:24]
8Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Amén. Ahora, esta segunda estadía aquí en la ciudad de Zion, me ha traído para conocerles más, para pensar más en Uds.; Y aprec… y quiero agradecerles por todo lo que han hecho. Uds. han sido muy amables, prestando su apoyo para los servicios, y les agradezco a todos y cada uno.
9Ahora, mañana por la mañana, si el Señor lo permite, tengo que ir a mi casa y luego comienzo enseguida en Fort Wayne. Después en Jonesboro, Arkansas, luego a Shreveport, Lousiana, después a Dallas, y regresar a través de los mares aquí a Flint, Michigan, y entonces de Flint voy a Tacoma, a Bellingham. Y luego de Bellingham vamos hacia Canadá, por todo Canadá, y de allí para ultramar, a Finlandia y los países Escandinavos.
10Y yo ciertamente digo esto con un corazón sincero: que suplico las oraciones de Uds. aquí. Porque fueron sus oraciones las que me hicieron regresar desde San Louis. Y Dios escucha sus oraciones. Y me pregunto si todos Uds. me prometen que orarán por mí, para que me sostenga y esté en mi mejor forma para el servicio del Señor Jesús. ¿Me lo prometen? [La congregación dice: “Amén”--Ed.] Gracias. Y contaré con eso, y estaré orando por Uds. Y confío que el gran avivamiento por el cual Uds. han estado esperando por mucho tiempo venga pronto a su ciudad.
11Hace poco, (esta tarde), uno de los hermanos que están en la plataforma ahora, me entregó una carta de una dama, una madre piadosa, anciana, estaba parada en el vestíbulo del hotel, y dijo: “Entréguele esto personalmente al Hermano Branham”. Ella era familiar de nuestro renombrado hermano que está durmiendo en esta noche, no, no durmiendo (su cuerpo sí); su alma está con Jesús: El doctor Alexander Dowie. “Y cuarenta años antes… Cuando él murió, él profetizó”, dijo ella.
12Él dijo: “Pasarán cuarenta años después de mi muerte, que esta ciudad seguirá en frialdad, pero después de esos cuarenta años habrá un avivamiento, que será más glorioso de lo que fue al principio”. Y tengo los escritos aquí en parte, de lo que pude leer allí. Está un poco… “El Doctor Dowie profetizó que unos cuarenta años después de su muerte, las iglesias serían restauradas en mayor poder y gloria que lo que eran al principio.”
13Él dijo que: “Por ahora las iglesias y la ciudad estarían en frialdad y las gloriosas verdades serías pisoteadas en el polvo y habló de eso; pero él dijo que después de cuarenta años, vendría un avivamiento que haría que la ciudad fuese más gloriosa que nunca”.
14Ahora, yo creo que el espíritu de avivamiento ya está en la ciudad. Y queridos amigos, estoy dejándolos y no sé cuando pueda regresar. Espero regresar a Uds. algún día. Pero espero escuchar esto: Confío en Dios, que un avivamiento chapado a la antigua haya venido a su ciudad. Está aconteciendo ahora mismo; si Uds. tan sólo lo mantienen en marcha. Es mi oración que sus fundadores aquí y sus pastores estén unánimes y en un mismo parecer, y comience un avivamiento chapado a la antigua aquí, que la gente venga del este y del oeste. Que vengan otra vez a Zion por el glorioso Evangelio de Cristo.
15Creo que estamos viviendo en el último tiempo. Ahora, yo no quiero que ninguno se vaya y diga que el Hermano Branham dijo que Jesús estaría aquí en una cierta cantidad de tiempo. Yo no lo sé, pero hasta donde conozco las Escrituras, creo que algo tiene que acontecer pronto. El mundo está en una condición terrible.
16Hace unos momentos estaba pensando sobre el tema de la ciencia. Y pensaba en cómo es que la ciencia, ellos están tomando al hombre natural y cómo él ha entrado en la investigación desde la caída de lo natural y lo que él ha hecho. Y cuán poco ha progresado el hombre espiritual en el Reino de Dios.
17Y estaba pensando cómo es que el hombre natural se fue allá a lo invisible para su vista, y bajó un átomo del cielo, y dividió ese átomo en dos, lo cual destruye la vida humana. Y si el hombre natural que no sabe nada de Dios y no pude saber nada de Dios a menos que sea convertido, entonces su alma es vivificada con lo sobrenatural… Si él puede hacer eso en el aspecto natural, ¿qué debería estar haciendo el hombre de Dios? ¡Oh, hermano! Amigos, la iglesia está demasiado atrasada.
18Oremos para que mi Dios eleve a Su iglesia a una altura mayor. El hombre natural con el recurso natural está obteniendo mayores resultados que las personas que se llaman a sí mismas Cristianas. Avancemos hacia lo invisible. Las bendiciones son suyas; son para Uds.
19Ahora, en estas reuniones no deseo que ninguno quede mal informado. Yo no trato de tomar el lugar de un médico. Esta no es la “Clínica Mayo”. Esta es la casa de oración. Cuando los médicos, Dios los puso a ellos aquí; están haciendo un buen trabajo. Pero los médicos no reclaman sanarle a Ud., amigo. Ellos reclaman ayudar a la naturaleza con operaciones, cirugías, y con remedios médicos, lo cual es una ayuda a la naturaleza. Pero la naturaleza tiene que encargarse de la sanidad. Y la naturaleza es Dios. Dios es la naturaleza.
20Ahora, por lo tanto, honramos al médico por lo progresista que es, y por la manera como ha irrumpido en esos campos buscando cosas para ayudar a la humanidad.
21Pero ha llegado el tiempo donde aparentemente muchas enfermedades y cosas está acumulándose por todas partes. Y deseo también hacer esta afirmación: que estas cosas que yo digo, como el orar por los enfermos, yo no reclamo hacer ni una sola cosa de mí mismo. No tengo poder dentro de mí mismo para hacer nada; soy sólo un hombre, indocto, sin educación, pero estoy seguro que mi testimonio es correcto. Que verdaderamente un Ser sobrenatural vino a mí e hizo estas declaraciones, y yo no he sido desobediente a la visión celestial.
22Yo les hablo por lo que sé. Y cualquiera debiera saber que soy un hombre que no soy preparado e inculto, no tengo nada que pudiera presentarle al pueblo. No tengo una educación, no soy un predicador. Ni siquiera tengo una personalidad para darle a la gente. Y ver que desde que eso ha sido hablado, ha llegado a toda nación debajo de los cielos. El siete de Mayo serán tres años. Por lo tanto, eso demuestra que hay un poder sobrenatural moviéndose con esas obras. Y cada noche, yo creo que si la gente no fuese crítica, vería que hay algo a parte del esfuerzo humano tomando lugar en la plataforma.
23Y yo le dejo eso enteramente a la audiencia para que juzgue. Ahora, si Ud. no entiende esas cosas yo no lo criticaría. Si Ud. lo criticara…Yo preferiría mantenerme callado. Si yo realmente…?... Si ni siquiera lo creyera, pero al ver algún movimiento sobrenatural, preferiría guardar silencio y mantener mi cuenta clara con el Todopoderoso. ¿No lo haría Ud.? Y…
24Porque, recuerden, si Ud. está aquí de diferentes iglesias, sin duda que así es; algunos de ellas ni siquiera creen en la Presencia Divina…?...nunca será perdonado. Y amigos Cristianos y amigos pecadores también, abogados, doctores, quien quiera que Ud. sea, deseo decir esto también: que ha habido mucha imitación en nombre de Sanidad divina, ha habido mucha imitación en todos los aspectos de la religión, pero hay un verdadero poder del Espíritu Santo que liberta al ser humano de la esclavitud del pecado. Hay un verdadero poder del Espíritu Santo que liberta al que sufre de su sufrimiento. Y yo no veo cómo es que los clérigos pudieran decir y predicar el Evangelio sin incluir la sanidad Divina en la expiación, porque “Él fue herido por nuestras transgresiones; y por Sus llagas fuimos nosotros curados”.
25Si Ud. quita una, es la misma Sangre del mismo Hombre, en el mismo día. ¿Es correcto eso? Es un acto de fe que le sana a Ud. Eso fue lo que Jesucristo, su Maestro, ante quien toda rodilla aquí se doblará algún día y dará cuenta por cada palabra… ¿Es correcto eso? Él… Fue Él Quien hizo aquella declaración, que es: “Si puedes creer…” Es un acto de fe. Un acto de fe en la salvación cambiará a una prostituta, o a un borracho, en una dama o en un caballero. ¿No es correcto eso? Cambiará a una persona comida por el cáncer, cuando un doctor amoroso ha hecho todo lo que ha podido, y ha quemado con radio, radiografía y todo eso; restaurará a esa persona de nuevo a una salud normal.
26Queridos amigos, Dios Quien es mi Juez, delante de Quien estoy parado, sabe que esa es una declaración verdadera y cientos de ellos…?... esa es la verdad. Así que, si Ud. no lo cree, yo no condenaría a nada que tratara de ayudar a la humanidad. ¿Lo haría Ud.? Ahora no, para mí no es cuestión de finanzas, y todos Uds. saben eso. Uds. conocen mi hogar, o Uds. pudieran investigarnos dondequiera que deseen ir; no es…
27Cuando fui ministro, un predicador Bautista en mi iglesia por doce años, yo ni siquiera recibía ni un solo centavo de salario. Nunca traté de tomar sino una sola ofrenda en toda mi vida. Allí fue cuando me levanté contra eso una vez que iba… tenía… Simplemente no me alcanzaba el dinero para mantenernos. Y le dije a mi esposa que iba a pasar el sombrero por la iglesia para recoger una ofrenda. Cuando vi que una pobre mujer como a cuatro o cinco filas de mí, se agachó, agarró una carterita y empezó a contar centavitos y monedas de cinco centavos allí… Dios la bendiga. Ella me daría todo lo que tenía. Le dije a la audiencia que estaba bromeando con ellos; que no era en serio. ¿Ven? Porque yo no podía… Me hubiera sentido culpable al tomar el dinero de esa pobre madre anciana.
28Aquí, por supuesto, hay grandes sumas de dinero que me han ofrendado.
29En California, no hace mucho, algunos de la gente Armenia, quienes habían vendido todas sus fábricas de vino y demás cosas, y me enviaron un cheque que ascendía a más de un millón de dólares. Yo ni siquiera quise poner mis manos en eso. Los envié de regreso. Prefiero ser pobre y vivir en una choza y tener favor con Dios, y sentir la satisfacción que le amo a Él, más que todas las riquezas que el mundo posee.
30Y cuando los ojos bizcos de esos niñitos son enderezados… Y esa pobre y anciana madre paralítica viene para ser sanada, eso para mí significa más que todo el dinero del mundo. Y es sin costo alguno; es completamente gratis. Yo no tengo nada que ver con eso. Sólo estoy tratando de hacer que mi cuerpo sea un instrumento para ayudar a otras personas.
31Quiero… Esa ha sido mi actitud todo el tiempo, y quiero irme de este mundo con esa misma actitud, sabiendo que algún día recibiré mi recompensa, si tan sólo puedo ser fiel hasta aquél momento cuando sean dadas las recompensas. Espero encontrarme con cada uno de Uds. en un mundo mejor, algún día, donde no habrá enfermedades, tristeza, o angustia, ni decepciones. Confío que cuando la gran cena de bodas sea servida en el cielo, confío que cada uno de Uds. aquí en este edificio en esta noche esté presente allí junto con sus hijos. Yo también quiero estar allí; quiero… Sé que tendré a una hijita allí, y una amada esposa que han pasado más allá del velo. Y tengo dos hijos en casa; quiero que ellos también estén allí.
32Anoche…me pregunto cuántos estarán presentes, acerca de la dama sentada aquí sobre… Ella vino a la plataforma; tenía un muchachito que era bizco físicamente. A veces nos preguntamos acerca de formar una línea allí. ¿Recuerdan todos Uds. que en las primeras reuniones no hubo milagros? La mayoría de los que son…
33Ahora, recuerden, yo no digo que soy un obrador de milagros; no, amigos. Esto es simplemente un don para discernir las enfermedades; eso es todo. Es la fe suya lo que obra el milagro. No… ¿Ven? Su fe en lo que yo he dicho, produce el milagro.
34Esta dama trajo a su bebecito, y ella dijo… El pequeñito era bizco, puse mis manos sobre él, y simplemente le pedí a Dios que lo bendijera. Y ella dijo: “Hermano Branham, sólo cargue al bebé por un ratito”. De eso se trata amigos.
35Todas las cosas que son hechas en la línea de milagros, de las que yo sé, yo las preveo antes de que acontezcan. ¿Cuántos de Uds. recuerdan que les he dicho eso? En mi habitación en el hotel, cuando estoy en oración, envío al administrador aquí, sin conocer a nadie: “Ve y encontrarás a una mujer en tal posición; hallarás a un hombre mirando en cierta dirección, y éste bebé estará en una cierta… Pudieran haber una docena de bebés como ése, pero estará vestido de esta manera”. Yo veo eso primero. Me es mostrado primero. Y entonces ellos alinean a esas personas hacia la plataforma, y nunca lo he visto fallar en mi vida. Eso es correcto. Y allí es donde se reparten las tarjetas A y C, y así sucesivamente.
36Ahora, no he… Ahora, para Uds. quienes dicen: “¿Es eso Escritural?”. Muy bien, San Juan el capítulo cinco: Jesús el Hijo de Dios pasó por el estanque de Betesda, donde grandes multitudes de personas yacían afligidos, cojos, paralíticos, ciegos. ¿Recuerdan la historia? Y había un hombre que tenía una enfermedad, no lisiado o ciego. Tenía una enfermedad por treinta y ocho años, y Jesús pasó por allí y sanó a aquel hombre: San Juan 5.
37En el versículo 19 del mismo capítulo, cuando los judíos estaban interrogándole y haciéndole preguntas. Él dijo: “De cierto de cierto os digo, el Hijo del Hombre no puede hacer nada de Sí mismo, si no lo que viere hacer al Padre, esto hace Él igualmente”. ¿Es correcto eso? Siempre es visto anticipadamente. Amigo, esos son dones Divinos, cuando algo es visto anticipadamente. Pueblo, estén en oración
38De todas las reuniones he visto que cometí un solo error, por lo cual estoy apenado. Fue el caso de la dama que estaba sentada en una silla de ruedas aquí la otra noche. Yo estaba completamente seguro. No sé qué pasó con ella. No la he vuelto a ver desde entonces, que esa era su oportunidad. Pero dos mujeres más estaban sentadas junto a ella en silla de ruedas. Si yo hubiera pedido que ésa fuera colocada en la plataforma, eso hubiera mostrado acepción de personas, y yo pensé que la gente…?... Cuando la mujer, era ella a quien Dios le estaba hablando…?... Le prometí al Señor que nunca más haría eso.
39Sin embargo, la damita pasó con el bebé, de la cual seguiré contándoles. Yo dije: “Camine hacia acá y siéntese”. Y entonces, si Ud. cree que eso es la verdad, hermana, con todo su corazón, no lo dude en lo absoluto, sólo crea que las bendiciones de Dios son pronunciadas sobre el bebé, y él sanará. Porque su bebé tiene los ojos bizcos. Quería hacer eso, para que la gente aquí en la audiencia, si Ud. tuviera que pasar a través de la línea, simplemente pasar… Ud. será sanado allí igual que en cualquier parte. Eso es correcto. Si su fe es suficientemente fuerte para colocarlo a Ud. en la visión, puede ser para Ud. Si no, no lo es.
40Y la dama caminó hacia allá y se sentó. Yo estaba muy cansado esa noche, habiendo estado tanto tiempo con Uds. Y después del servicio… Y anoche ella regresó y estaba sentada en la parte de atrás del edificio con el niñito, aun bizco, pero todavía creyendo. Y mientras yo estaba orando aquí en el altar, orando por los enfermos, ella estaba jugando con el bebé y ambos ojos se le normalizaron. Amén. Me pregunto si la dama está en el edificio en esta noche con el niño. [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]
41Nuestras gracias para nuestra hermana… Ahora, ella simplemente tocó lo que le dije que era la verdad. Yo creo esto, amigos. Si Ud. pasa esta noche, si Ud. pasa por la línea, sólo siga adelante y crea. Si Ud. Lo cree, lo único que yo tengo es la Palabra de Dios.
42Y Éste Que me habló, Él dijo: “Si tú (o sea yo) eres sincero y logras que la gente te crea, y eres sincero cuando ores, nada se parará delante de tu oración, ni siquiera el cáncer”. Ahora, amigos, esa es la verdad.
43Y eso… Si los ojos de ese bebecito pudieron enderezarse, sólo pasando y poniendo las manos sobre el niño… La madre lo confirma, Ud. Puede hablar con ella si lo desea; ella lo creyó con todo su corazón. Ella estaba sentada allí esperando. Y si hubiera tardado seis semanas, ella todavía lo hubiese creído. Y los ojos del bebé hubieran estado bien. ¿Cree Uds. eso?
44Algunas veces cuando Dios me muestra que haga algo, puedo hacerlo. Y entonces…en cuanto al diagnóstico, allí es cuando el Ángel de Dios está cerca; eso es positivo todo el tiempo. ¿Ven? Eso es lo fenomenal, tales cosas como milagros. Yo tengo que verlo antes de que acontezca.
45Dios sea con todos Uds. Y espero que algún día nos volvamos a encontrar. Espero que pueda regresar a su ciudad, y tener un gran avivamiento. Y le doy las gracias a todos los ujieres, a los ministros, al periódico, al alcalde de la ciudad.
46Y creo que el alcalde de la ciudad es alguien que quería venir a la plataforma en esta noche para ver diagnosticarse un caso. Bueno, eso ciertamente es su privilegio para eso. Me encantaría hacer eso. [El Hermano Branham tose Ed.] (Perdón.)
47Y ahora, si en algún momento yo pudiera hacerles un favor, todos Uds. tienen mi dirección en cuanto a pedir pañuelos ungidos y demás. ¿La tienen? Si no la tienen, simplemente escriban a: William Branham, Jeffersonville, Indiana, apartado postal 325, o si no la recuerda, sólo escriba a William Branham. Me llegará; estaré encantado de ayudarles en cualquier forma que pueda.
48Así que Dios les bendiga a todos ahora, mientras inclinamos nuestros rostros nuevamente para orar, antes de que empecemos con esta línea aquí.
49¿Me escuchan allá en el sótano? Se me olvidó bajar para hablar con Uds. en esta noche. Dentro de unos momentos tomaré un descansito y bajaré a verlos.
50Nuestro Padre celestial, en esta noche rogamos que este sea un tiempo glorioso. Que Tu Ángel de sanidad, de misericordia, la Presencia del Señor Jesús esté de una manera muy tierna en el edificio. Y que esta noche sea una de las noches más grandiosa de todas, hasta ahora, Señor, aquí en Zion. Que Dios bendiga la tierra misma donde está situada esta ciudad.
51Bendice a todas estas personas queridas, Señor. Nunca antes había visto gente así en ninguna ciudad. De algún modo, Señor, yo creo que la profecía de Tu siervo, el cual hace cuarenta años desde que partió, seguramente se cumplirá; que venga un avivamiento por toda la ciudad entera, Señor, y que recorra a través de la nación y de esta ciudad una vez más. Bendícenos en esta noche ahora, y que Tu siervo sea ungido con Tu Presencia de una manera tal, que todo el que pase por aquí pueda ser sanado. Porque lo pedimos en el Nombre de Tu Hijo Jesucristo. Amén.
52[Espacio en blanco en la cinta--Ed.] Bendición…?... En este momento, de todas maneras ellos querrán que Uds. conozcan a mi administrador Canadiense. Éste es el Reverendo Ern Baxter de Columbia Británica, que estará en las reuniones Canadienses, siendo que debemos ir por todo Canadá y ultramar. Muy bien Hermano Baxter. [El Hermano Baxter habla y dirige “Solo creed”. Ed.]
53Yo iba bajando las escaleras, y un hombre me encontró allí afuera. Él dijo: “Hermano Branham”. Dijo: “Siempre le estaré agradecido. Mi…” Dijo: “Desearía poder estar con ud. todo el tiempo”. No quiero hablar de eso. ¡Oh, eso por poco me mata, el dejar a buenos amigos! Dijo: “Mi hija fue sanada de epilepsia”. Su esposa, olvidé de lo que ella fue sanada. Pero quiero que sea muy diferente. Oh, yo…?... Eso para mí vale más que todo el dinero del mundo: La epilepsia salió de su hija…?... Su hogar es diferente ahora, ¿No es verdad? Cuando Jesús venga… Dios es nuestro gran Sanador; Él es Aquél que hace bien todas las cosas.
54Ahora, si hubiere alguien aquí… Tengo que hacer esta declaración todas las noches, amigos. Si hay alguno aquí que no crea, y está un poco escéptico, sólo recuerden, no soy responsable por lo que le suceda a ese individuo durante las reuniones, porque estas cosas salen de unos a otros.
55Todos…?... que, digo esa declaración: Ud. debería irse y no quedarse en el edificio. Ud. tendrá que permanecer con su rostro inclinado, y no sólo Ud. haga eso, también es con la audiencia. Ahora, si Ud. es Cristiano, estoy seguro que cooperará.
56Ahora, la gente que está en el piso de abajo, fui allí, y casi hay tantos allí como los hay aquí, una audiencia encantadora. Y esas personas allí abajo en ese sótano, escuchando el servicio… Díganme que el amor de Dios no trae a la gente al Señor. ¿Ven? Ellos están sentados allí. Ellos nunca han visto una cosa acontecer. Ellos ni siquiera están en la reunión, pero se mantienen tan quietos…
57…Una plataforma, púlpito, suficiente allá abajo para tener un grupo de oración. Una buena multitud entre la gente. Ellos están sentados allí tan reverentes y amorosos a más no poder. Y me imagino que aun cuando estamos orando, ellos inclinan sus rostros. Ellos sencillamente son ese tipo de gente. 58 Abajo en el sótano, estén en oración también, y préstenme su fuerza, con todos sus corazones ahora mientras oramos. 59 Ahora, ellos van a estar orando, mientras nosotros oramos. Aquí hermana…?... [El Hermano Branham comienza a orar por los enfermos--Ed.]