Photo

~ EXPERIENCIAS 2 ~
1Les diré lo que me fue revelado hoy. Fue acerca de algo que intentó debilitarme. Yo simplemente no podía entender cómo es que me ponía tan débil. Siempre que tenía una reunión... Nunca he querido ser un enfermizo. Todos los que me han escuchado contar la historia de mi vida, saben qué fue lo que originó eso, fue por una fiebre, no el fumar y demás, cuando era apenas un joven. Y nunca deseaba ser un enfermizo...?... [Espacio en blanco en la cinta-- Ed.]
2Y yo me preguntaba por qué era eso. No podía entender; algunas veces estaba tan débil que me desmayaba completamente, Uds. saben. Ellos tenían que sacarme, tal vez pasarían horas antes de que yo pudiera aun volver en sí y saber lo que pasó...?...Pienso... Algo así como... [Espacio en blanco en la cinta- -Ed.]
3Yo era tan sincero en cuanto a eso, que me la pasaba pensando al respecto, mantenía mi mente demasiado en esa cosa. Me decían: “Tú oraste por el bebé de “fulano”; olvídate de eso. Es asunto de Dios sanarlo”. Decían: “Tú sencillamente te preocupas demasiado por eso”: Decían: “Entonces, al hacerlo, eso te va a provocar un colapso mental”.
4Mi enfoque no es... Bueno, yo más o menos continué así, pero yo… Ellos me dijeron que tenía que olvidarme del asunto; yo era demasiado sincero con ellos. Yo no creo que uno pueda ser demasiado sincero en cuanto a la obra de Dios. Eso es correcto. Mientras más sincero sea Ud., mejor podrá Dios guiarle.
5Así que yo… Ellos me dijeron que yo podría tener un colapso mental. Pero yo seguí adelante. Y muchos de Uds. que me conocen, desde la primera vez que estuve aquí, por un tiempo, saben que yo trataba de meterme cosas en la mente...
6[Espacio en blanco en la cinta--Ed.]... predicando sanidad Divina, probablemente antes que yo naciera. Y yo lo vi a la edad de setenta y dos años y sin embargo era más indispensable en ese entonces que en mi primera...?... Ahora, yo lo miré y entonces le escuché decir que él podía tener una reunión durante un año, noche tras noche... [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]
7Yo creo que eso acabaría con mi vida. Bueno, no entendía por qué era eso. Yo sabía que había recibido el Bautismo del Espíritu Santo. Y el hermano Bosworth dijo: “Muchos reciben el bautismo del Espíritu Santo”. Eso nos hizo hermanos Y Dios fue el que nos salvó a ambos. Y entonces me preguntaba por qué él podía resistir y yo no. Y pensé: “Bueno, tal vez es que él tenía más del Espíritu Santo, y más que yo”. Entonces pensé… Bueno, así fue como más o menos me consolé con eso.
8Y pensé: “Bueno, voy a orar hoy. Voy a ir a la reunión, y veré si Dios no me da más del Espíritu Santo entonces, para que yo pueda resistir más”. Así que anoche en los servicios, realmente me sentí igual, aunque milagros fueron hechos.
9Me fui a casa. No le dije nada a mis seres queridos. Pero esta mañana, me levanté temprano. Me fui al desierto, y simplemente tenía que resolver eso. Sencillamente no podía entender. Pero Él entiende. Y Él sabe todo al respecto. Así que mientras estaba allá en el desierto orando, después de un rato, después de orar, nunca me habló con una voz audible como Ud. escucha la mía, como algunas veces Él habla.
10Pero pareció como si Algo descendió y lo dijo. Y aclaró para siempre en mi mente lo que era. Algo dijo: “Esos hombres predican por la Palabra pero éste es un don. Cada persona depende de su propia fe pero esto aquí es por medio del don. Así era Yo, Me debilitaba”.
11Ahora, vean, yo no soy el don. Yo creo que hay dones (eso es cierto.), los hay en este mundo. Pero el don es lo que Dios envía desde el cielo. Y esto entonces es simplemente ocupado por un cuerpo humano, o por cualquier cosa donde Dios desee ponerlo. Un día, fue Su escogencia ponerlo en una serpiente de bronce, sobre un asta… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] [Esta porción de cinta, aquí transcrita, es de un mensaje no identificado, posiblemente de fecha del 3 de diciembre--Ed.]
12Le doy las gracias a todos. Ahora, ya que estamos de pie, permanezcamos de pie sólo por un momento para orar, mientras inclinamos nuestros rostros, por favor.
13Nuestro padre celestial, Te damos gracias en esta noche, porque esta es otra hora que nos ha sido permitida de este lado de la eternidad para reunirnos y adorarte en esta reunión en Phoenix. Y rogamos, Padre, que Tú seas con nosotros en esta noche, y que muchas grandes cosas sean llevadas a cabo para la gloria de Dios. Bendice a cada uno que se encuentra aquí en la Presencia divina ahora. Bendice el servicio, la sanidad, y que el gran Nombre de Jesús crezca, Oh Dios, hasta extenderse, a tal grado que toda la iglesia de Dios redimida sea salva para nunca más pecar. Concédelo, Padre. Bendícenos ahora y la parte siguiente de este servicio, porque lo pedimos en el Nombre de Tu Hijo, Jesucristo. Amén.
14No conozco otro lugar donde prefiero estar de este lado del cielo, que en donde estoy en este momento, parado aquí de nuevo en esta noche. Mañana en la noche se cumplirá un año desde que les conocí a todos Uds. Cuando vine aquí, me preguntaba; me dijeron que vendría a una iglesia Hispana. Y pensé: “Bueno, me imagino que ellos no me van a recibir”. Pero al recibir esa bienvenida tan cordial, siempre había deseado regresar.
15Así que tendremos servicios aquí en las tres próximas noches. Y luego el domingo, estaremos en otra iglesia en Sunny Slope (creo que así se llama). Y luego el lunes, o el once y doce, allá en Tijuana, viejo México.
16Quisiera tener tiempo suficiente para mencionar todos los países en todas partes. Y se suponía que esta era mi vacación ahora. Estuve en Miami la semana pasada. Y tuvieron un servicio tremendo en Miami. Yo estaba muy cansado, especialmente anoche. Varios centenares de personas pasaron por la línea. El Señor nos dio una gran obra en Miami. Esa…
17Y entonces me dijeron que me fuera a casa a descansar, porque esta sería una labor muy intensa. Debo comenzar ahora el veintinueve en Pensacola, y estar allí por cinco noches donde ellos están armando dos carpas del gran circo, porque no hay auditorio donde sentar a la gente. Y luego de allí, tengo cuatro días para ir, creo que como dos mil millas o más hasta Kansas City, en el auditorio municipal de Kansas City. Y luego de allí a Topeka, y regresar a Elgin, Illinois, y luego a Chicago, y después a Washington, y subir hasta Canadá.
18Luego los servicios continuarán hasta noviembre, el cinco de noviembre--de octubre, mejor dicho. Y después de allí, tengo tres semanas de vacaciones. Y luego el próximo lugar para empezar es Sudáfrica. Y de allí tengo que ir a Australia, y a todos los países Europeos el año que viene. Y estoy seguro de que… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]
19A medida que la vida se va gastando, y ha pasado un año más, estoy agradecido por este tiempo extra, de haber visto que muchas cosas se han llevado a cabo para Cristo en este año que pasó. Y mientras lo pienso ahora, que estamos encarando un tiempo tan tremendo como nunca se ha conocido. Las naciones en todas partes están en ruina. Están en una confusión tan horrible. Y ciertamente creo que no tardará mucho hasta que veamos a Quien realmente amamos (a Jesús) viniendo en poder. Y es mi determinación, con Su ayuda, tratar de hacer más en este año de lo que hice el año anterior, por medio de Su gracia.
20Algunos… Después de irnos de aquí, y al final del año que viene, son como treinta y cinco mil casos definitivos de sanidad que fueron hechos en mis servicios por Jesús, sólo el año pasado. Eso no es solamente lo que alguien testificó que han sido sanados. Sino que son declaraciones de los doctores. Y no sé cuántos centenares de cosas diferentes, cánceres, sordos, mudos, ciegos, casi de todo.
21Ahora, en esta noche, nosotros ciertamente tendremos servicios allá a las diez en punto. Mañana en la noche… Recuerden venir a la reunión esta noche. Y mañana en la noche, vamos a continuar rápidamente, también con los mensajes. Cada día es… Todas las mañanas a las diez en punto, el Hermano García…?...aquí para instruir al pueblo Hispano sobre la sanidad. Y acerca de cómo deben Uds. entregarle sus corazones a Cristo…?... para todas las personas que entienden Español, para que asistan a esos servicios. Tal vez yo pueda llegar aquí, para los servicios nocturnos…?...
22En este preciso momento, me gustaría presentarles a un huésped mío. Creo que es una de las más grandes autoridades Bíblicas en cuanto a la sanidad Divina. Ha estado en los Estados Unidos por muchos años. Muchos de Uds. saben, que yo fui criado…?... y eso hace que…?... Y nunca pensé cuando era un muchachito, al leer su libro, que llegaría a conocerlo. Hace años escuché que él se había ido al cielo. Pero el otro día en Miami, conocí a este amado hermano y hermana. Y ellos estaban sentados en la reunión, en los servicios míos. Y entonces al estar con mis otros amigos, o tener la oportunidad para…?...allí. Y él me conoció el domingo pasado.
23Muchos de Uds. lo conocen. Yo quiero que él suba aquí y salude al pueblo. Y estoy seguro de que él no puede decirlo en español, así que él tendrá que decirlo también en inglés. Se trata del Dr. F.F. Bosworth. ¿Cuántos aquí han escuchado alguna vez al Dr. F. F. Bosworth? Muy bien, Hermano Bosworth, venga, señor. [El Hermano Bosworth habla--Ed.]
24Gracias, hermano Bosworth. Me hace sentir muy bien que un hombre de un calibre como ese diga esas palabras, hermano Bosworth. Pienso… Creo que él estaba predicando sanidad Divina antes que yo naciera. Así que esa es una tremenda autoridad, ¿no es así?
25Así que ahora, supongo que hay varios aquí por los cuales orar en esta noche. ¿Cuántos de los que entienden inglés podrían levantar sus manos y decir: “Estoy aquí para que se ore por mí”? Déjeme ver sus manos, los que recibirán la oración. Bueno, hay unos cuantos. Y por supuesto hay algunos aquí que no… que no entienden Inglés.
26Me alegra ver a algunos del Coro nuevamente aquí en esta noche. Y me pregunto si mañana en la noche vengo un poco más temprano, si Uds. me cantarían “Solo creed”. Uds. entienden inglés, ¿no es así? Eso está bien. Eso está bien. Tengo sus fotografías en el – las tengo en mi estudio. Y nunca la miro sin que le pida a Dios que bendiga a la joven. Ella fue muy amable. Y un jovencito que también ha estado allí, él cantó la parte baja, creo que hay algo aquí, yo no sé nada de cantos.
27Así que cada vez que pienso en esa palabra en Español “¡Oh, Sí!”, o algo como… “Hoya, hoya” [El Hermano Branham quiere decir: “Oiga”--Ed.], ¿No era así? Nunca escuché una… Óigame, o algo…?...Todos Uds. se pusieron a reír. Sé que seguramente hice pedazos el idioma.
28Entonces dije que, había una dama que era sorda. Sentí que la vibración se fue de su mano y supe que había sido sanada. Pero no podía hacer que ella entendiera. Ella estaba mirándome y sonriendo. Y yo le seguía diciendo: “¿Puede oírme?, ¿Puede oírme?” Y un hermanito me dijo: “Dígale, Hoya” [Oiga--Ed.] Y dije: “Oh, sí” o algo así. Y la dama o quien fuera, la joven se rió y yo… Bueno, como sea, ella escuchó ¿no es verdad? Eso fue bueno. Eso fue simplemente… Así fue cómo ella fue sanada.
29Y yo iba para México la semana entrante sabiendo sólo dos palabras: “Hoya y Phoenix”. De todas maneras, vamos a visitar al pueblo que conoce a Dios.
30Ahora, sólo por unos momentos para la gente que habla inglés y los alrededores, quiero hablarles tan sólo unos momentos, leyendo apenas un poquito de la Palabra. Pienso que la fe viene por el oír, el oír la Palabra. ¿Es correcto eso? La Palabra es… Si Ud. puede basar su fe sobre una cierta cosa.
31Aquí no hace mucho, estaba enfrentando a un demonio muy terrible que estaba maldiciendo y escupiéndome, tratando de morderme, en una camisa de fuerza. Y cuando fui para enfrentar a ese demonio, yo sabía sola una cosa, que primero, Cristo murió para libertar a ese hombre de aquel demonio. Esa es la Palabra.
32Yo sé que el Ángel del Señor vino a mí esa noche y me habló, diciéndome que nada se pararía delante de la oración si lograba que la gente me creyera, y fuera sincero cuando orare. Por lo tanto, tenía un testimonio doble. Entonces yo podía pedirle a través del Nombre de Jesucristo que saliera de la persona. Y el hombre fue sacado de la camisa de fuerza y se fue a casa normalmente y en su mente cabal.
33¿Por qué? Por causa de la autoridad del Nombre de Jesucristo. ¡Oh, hermano! Todo demonio en el infierno está sujeto a ese Nombre. Eso es correcto. Es el Nombre de todos los nombres: Jesús. No fue dado por labios humanos. El Espíritu Santo, (fue el gran Gabriel) que descendió y le dijo a Maria que le pusiera por nombre Jesús.
34Y la primera vez que ese Nombre fuera pronunciado por labios humanos, que entró en los oídos de un mortal, un bebé muerto dentro de la madre saltó de gozo…?... Juan el Bautista. ¿Es correcto eso? estuvo seis meses sin vida, pero recibió vida. Entonces tan pronto como estas palabras entraron en ella…?... su bebé saltó de gozo. Y si eso hace que una persona muerta salte de gozo, ¿qué haría en uno que ya está vivo? ¿Es correcto eso?
35Ahora, en el Evangelio de San Juan, el capítulo cuarto y comenzando en el verso 46, sólo para explicar algo. Ahora, no deseo que nadie esté apurado. Permanezcan en silencio, calmados, y serenos.
36Ahora, hay muchas cosas que han mejorado con respecto a este don, y he aprendido muchas cosas en este año pasado, que no sabía cuando estuve aquí la otra vez… Y por supuesto, creo que a medida sigamos adelante, esto continuará avanzando más y más. Confío que así sea. Como sea, yo creo que Él lo hará. Y ahora, mientras Ud. se acerca, nunca venga… Nunca venga con prisa… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]
37Si yo volviese, y enviaran un avión para llevarme de ida y vuelta; desde luego yo no podría hacer eso. Entonces el secretario le envió un mensaje. No creo que ellos contesten todas las cartas. Así que el secretario les envió un pañuelo, o por el contrario, un pedacito de tela, debido a que enviamos varios miles de ellos en una semana, y las instrucciones sobre qué hacer con eso.
38Y lo colocaron sobre el bebé. Y aun el doctor del Ejército dijo que nunca volvería a ser normal. En cuatro horas después que el pañuelo fue sujetado sobre el bebé, volvió a ser un niño normal. ¿Ven? ¡Oh, Dios puede hacer todas las cosas!
39Anoche estuve hablando… la noche después de salir del…?... [Espacio en blanco en la cinta Ed.] ¿Cómo se llama? Salió en uno de sus periódicos, decía: “Una que había estado muerta fue levantada mediante la oración”. Y yo le envié un pañuelo o un pedacito de tela, y ella estaba en la fase avanzada de cáncer. Y tres semanas después, su doctor la declaró sana. Ella estaba perfectamente bien. Y le fue dicho todo respecto a esto otro. Eso corrió por todos lados. Y literalmente cientos y cientos de cartas de todo el país llegan pidiendo estos pañuelos.
40Ahora, para principio del próximo noviembre [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] mediante [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] en las misiones extranjeras, desde el continente Norteamericano hasta Sudáfrica, desde Australia, y atravesando por allí. Uds. estarán orando por mí, ¿verdad? Ahora, lo haré. Y si alguna vez hay algo que pueda hacer por Uds.…
41Ahora, al escribirme cartas (cartas personales) Uds. entienden el por qué no puedo responderlas personalmente. Ellas llegan. Hay cientos y cientos que llegan en un día. Así que no podría responderlas personalmente. Pero serán atendidas.
42Y ahora, recuerden, estos pañuelos, Uds. se han preguntado acerca de ellos. “Ahora, Hermano Branham, ¿Qué de ellos?” Su carta podría ser una copia. La respuesta a su carta pudiera ser una--del secretario, pero su tela ha sido orada personalmente por mí. Ahora, si Ud. se fija, mucha gente unge pañuelos. Pero si Ud. examina la Biblia, ellos no eran ungidos, ellos tomaban del cuerpo de Pablo (¿Es correcto eso?) pañuelos o delantales.
43Ahora, eso en sí, lo que es, es una bendición. Así como Elías. Él tomó su báculo y le dijo a Giezi: “Ve y colócalo sobre el niño”. Porque él sabía que lo que tocara era bendito.
44Ud. dice: “Bueno, Hermano Branham, ¿Cómo llega Ud. a hacer eso?” 45 Bueno, cuando estoy en las reuniones, voy y ellos me envían cientos de yardas de cinta blanca de media pulgada. Y yo las tomo y voy para estar a solas durante el día, tomo cada una de ellas en mis manos y oro para que Dios sane a la persona. Y entonces las envían de regreso al secretario y a las diferentes oficinas, y ellos las envían rápidamente al enfermo.
46La carta es una copia, pero la tela ha sido orada individualmente, orando con toda la sinceridad que sé orar. Porque pienso: “¿Qué si mi bebé estuviera enfermo y yo mandara a buscar a alguien para que orase por él?, yo esperaría que él lo hiciera”. ¿No lo haría Ud.? Y yo trato…?... mientras puedo… Y de igual manera, con sus oraciones esta noche.
47Ahora, esta afirmación…Ahora, hasta ahora que yo sepa, sólo he sabido de una persona que pasó por este pulpito y dijo… Yo no pude saber que fue perfectamente libertado de lo que sea que haya tenido. Y fue un joven con epilepsia. Él pasó por el pulpito y el espíritu le dejó, regresó. Lo dejó de nuevo; regresó. Bueno, yo incluso lo intenté una tercera vez. El joven cobraba ánimo. Sonreía. Miraba hacia los lados. En unos pocos momentos, lo vi sobre él. Para que Uds. sepan, amigos. Ahora, escuchen atentamente. Voy a llegar directo al punto clave…
48[Espacio en blanco en la cinta--Ed.]…?... casa es dada para la gloria de Dios. Ahora, como he dicho, siendo que tal vez esta sea nuestra última noche juntos, por algún tiempo, Uds. me han escuchado hacer esta declaración, que de cualquier cosa… No veo que quede nada que yo no haya hecho mientras Él permaneció allí, a menos que yo supiera que esa persona iba morir, yo revelaba eso. Pero ¿saben Uds. que uno puede meterse en problemas con eso? ¿Saben que Moisés lo hizo? Moisés tenía poder para herir la roca, incluso la segunda vez, lo cual estuvo claramente en contra de la voluntad de Dios. Y él incluso rompió todo el programa de Dios. ¿Es correcto eso?
49Pero él tenía poder delante de Dios para hacerlo. Él hirió la roca primero, y el agua no salió, y él la golpeó de nuevo y pidió por agua. Y nunca pensé que él…?...no… Muchos de nosotros sabemos que esa no era la Voluntad de Dios. Pero el profeta tenía poder para hacerlo. Pero eso le impidió entrar a la tierra prometida con los hijos de Israel. ¿Ven?
50Ahora, muchas veces cuando estas cosas son echadas fuera y las veo regresar, yo simplemente las dejo así, porque temo. Vi en… en una de las reuniones allá, creo que fue en Vancouver, recientemente, una mujer ciega, una mujer alemana, ciega por años. Tan pronto como el espíritu de ceguedad fue echado fuera de ella, empezó a hablar en alemán, mostrándole a su hija que estaba parada allí. Todos estaban gritando y llorando. Ella se volteó para irse; eso volvió de nuevo a ella. Ella regresó y fue echado fuera otra vez. Y eso se fue… Y pudo ver de nuevo. Estaba muy contenta. Cuando se fue, eso le regresó otra vez. [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]
51Cuando esas personas llegan con diferentes doctrinas, no la misma [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]… pero unánimes y de un mismo corazón. Permita que cada uno le salude. Siempre que Ud. esté…?... por un Espíritu y miembro del Cuerpo.
52Ahora, mi cuerpo no podría funcionar en esta noche teniendo un enorme cáncer o con una grande llaga. O si yo tuviera algo malo en alguna parte, todo mi cuerpo estaría hecho pedazos. Así es como…?... por todos lados.
53Ahora, viene una confederación de iglesias. Ya es nacional. Uds. saben, Uds.…?... Y Uds. se están confederando. Y hay dos grandes poderes moviéndose en el mundo. Uds. saben lo que ellos son sin decirlo. Hay una combinación de poder, y el otro es el catolicismo y el comunismo uniéndose. Uno en contra de Cristo, el otro, la iglesia católica. Esos dos poderes están uniéndose. Está… Cada persona en el mundo estará bajo la obligación de tomar partido con el uno o con el otro.
54Allí será cuando la pequeña Iglesia del Espíritu Santo se unirá. Será cuando… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]… el salón de los críticos por mucho tiempo. Y yo creo que Dios va colocarla en el salón de la fama uno de estos días. Persecuciones…
55Ahora, esto está preparando el terreno. [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] Hablando con un hombre aquí. Hablé con él esta mañana, un ministro, pertenece a otra organización de iglesias. Él vino aquí y se paró en la plataforma. Uds. saben cómo el Espíritu Santo cayó anoche en nuestra reunión. Él estaba sentado aquí, pertenece a ot… Él dijo:” Hermano si…“ Él dijo: “Yo me regocijé con todos ellos”. Ahora, esa es la manera de hacerlo. Se logró algo más; luego le fue dicho. En pocos momentos, es que había sido algo doloroso por cuanto él era un ministro. Él formaba parte del cuerpo. ¿Ven? Él había sido como un dolor en ese cuerpo. Pero en lugar de eso, él rindió su espíritu a Esto.
56Ahora, si eso funciona en un pequeño grupo de gente como este, ¿Cómo funcionaría en la Iglesia de Dios? ¿Ven Uds.? Bueno, si todos ellos se juntan, es difícil decirles lo que sucedería. ¿Es correcto eso? Todos unánimes en un sólo lugar, y comenzó en el cielo como un viento recio, y llenó toda la casa donde ellos estaban sentados.
57Hermana García, ahora Ud. tiene su… ¿Todos listos? Yo sé que todos Uds. querrán… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] Sentado del otro lado de la colina. Yo estaré por allí sentado debajo de un arbusto escuchándolos a Uds. Así que quiero que… Así que búsquenme cuando Uds. lleguen allá.
58Eso está muy bien. ¿Cuánto le gustaría a Ud.? Bien. ¡Oh, hermano! Tenemos una grabación de eso ahora, y estamos... El hermano va a traerla. [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] [Esta porción de cinta, aquí transcrita, es de un mensaje no identificado--Ed.]
59¿Cuántos creen que Esta es la Palabra de Dios? Todos nosotros lo creemos, ¿no es verdad? Muy bien. Los que la tienen ahora, busquen conmigo en San Lucas el capítulo cinco. Deseamos leer aquí una escritura un poquito familiar y hablar sobre ella sólo por unos momentos antes de entrar a la línea de oración. Ahora, escuchen con atención mientras leemos la Palabra. Y aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que le apartase de tierra un poco; y sentándose enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu Palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían Inclinemos nuestros rostros por un momento para orar. 60 Nuestro Padre celestial, te agradecemos en esta noche por esta, otra oportunidad que se nos ha permitido de estar aquí en la casa que por Tu Nombre es llamada la Casa de Dios. Nos damos cuenta que esta es una casa de corrección, un santuario, un lugar donde somos acusados y nuestras acusaciones son defendidas. Ahora, rogamos, Padre, que Tú nos perdones por todo pecado y todo delito que hayamos cometido…